You are on page 1of 1

TENGO SED

Texto: Juan 19:28
Introd.: Cuando Cristo murió en la cruz del calvario, nos dice la Escritura que
pronunció las palabras “tengo sed”. Vamos a ver que existen dos tipos de sed:
I.- LA SED FÍSICA
El Señor estaba como hombre, y sintió gran sed, porque había perdido gran cantidad
de sangre, mientras había sido azotado y los clavos habían traspasado sus manos y
sus pies. Los estudiosos dicen que la sed es común en aquellos que mueren de esta
forma. Cristo perdió gran cantidad de líquido en su cuerpo.
Tal como fue profetizado, cuando Cristo exclamó que sentía sed nos dice la escritura
que cerca del lugar había una vasija con vinagre o “vino agrio”, este vinagre era
utilizado para hacer morir más rápido a los que eran crucificados, a la vez que le
mitigaban los dolores de la crucifixión.
La primera vez que le dieron, mezclaron vinagre con hiel, pero Él no lo tomó Mateo
27: 34.
La segunda vez, cuando le dieron a beber vinagre al Señor lo hicieron como una burla.
Era cerca del mediodía, el sol estaba candente, cuando Cristo exclamó “Tengo sed”.:
La sed física es inaguantable. Se puede soportar el hambre, pero no la sed.
El Salmista en el Salmo 42:1 Cuando este animal tiene sed es una desesperación
fuera de límites, ellos braman, sienten una sed exagerada, porque ellos comen
víboras venenosas que les provocan fiebres altas.
II.- LA SED ESPIRITUAL

A.- Es cuando te sientes insatisfecho con tu vida, buscas fiestas, cirugías plásticas,
droga, borracheras, etc. Vemos en Mateo 11:25
B.-la samaritana le dio agua del pozo, Jesús le ofrece el agua de vida para saciar su
sed espiritual, la hizo ver su condición pecadora Juan 4:7-24.`
III.- TRES BENDICIONES DIOS NOS DA PARA SATISFACER EL ALMA.
C.- Cuando aceptamos a Cristo, viene a morar en nosotros el Espíritu Santo, y él nos
satisface de tal manera que no necesitamos de las alagarrobas de este mundo.
D.- La Palabra nos satisface Día en día Mateo 4:4 “El respondió y dijo: Escrito está:
No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
E.- La oración nos ayuda a sentirnos satisfechos y en paz Filipenses 4:6-7.
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en
toda oración y ruego, con acción de gracias.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y
vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
F.- El profeta Amós nos dice que en los últimos días AMÓS 8:11.”He aquí vienen días,
dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni
sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová.
CONCLUSION: Dios usa su Espíritu Santo, su Santa Palabra, y la Oración para llenar
el vacío de nuestras almas.
APLICACIÓN: Sí debemos mantener la sed, la necesidad de buscar a Dios como dijo
el salmista en el Salmo 63: 1 “Dios, Dios mío eres tú
De madrugada te buscaré
Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela”.

AVIVAMIENTO