PAN, TRABAJO, TECHO Y DIGNIDAD

DOCUMENTO REIVINDICATIVO
ELECCIONES AUTONÓMICAS EXTREMADURA 2015

CAMPAMENTOS
EXTREMADURA

DIGNIDAD

1

DE

DOCUMENTO
REIVINDICATIVO
EXTREMADURA 2015

ELECCIONES

AUTONÓMICAS

0. El sentido del documento
Los Campamentos Dignidad de Extremadura nacimos el 20 de febrero de
2013 ante las oficinas de empleo del SEXPE al calor de tres demandas: la
renta básica, un plan de 25.000 empleos y la exigencia del fin de todos los
desahucios. Inicialmente los campamentos alzaron sus tiendas de lucha en
Mérida, Plasencia, Almendralejo y Badajoz, pero al día de hoy se ha
extendido a otras muchas poblaciones de Extremadura, constituyendo uno
de los movimientos sociales más activos en la región. Al tiempo, han
contribuido a poner en pie otras plataformas de movilización a nivel estatal
tales como la ILP por la Renta Básica o las Marchas de la Dignidad. Y, de ese
modo, las reivindicaciones iniciales han ido adquiriendo más matices, más
precisión y también más complejidad.
Somos un movimiento de empoderamiento popular que han puesto en pie
personas y colectivos silenciados, a los que se les niega habitualmente el
pan y la palabra, la satisfacción de las necesidades materiales y la
participación real. Personas paradas o pobres, gentes de los barrios más
machacados, jóvenes sin futuro, familias desahuciadas de sus viviendas,
hombres y mujeres de la clase obrera, del precariado, del pueblo trabajador
constituyen el punto de partida de este movimiento social. Aspiramos a unir
a la mayoría de nuestro pueblo en torno a demandas sencillas y claras:
trabajo digno, renta básica, vivienda, educación, sanidad y servicios
públicos para todas las personas, fin a la corrupción y a la represión, no al
pago de la deuda ilegítima y odiosa.
Somos un movimiento independiente de partidos y sindicatos, plural, de
orientación fuertemente crítica con el sistema económico y político, que
aspira a integrar la mejor tradición del movimiento obrero con las nuevas
reivindicaciones y sensibilidades de los movimientos sociales. En nuestros
escasos dos años de existencia hemos sido capaces de federar demandas
populares, articulando luchas diversas relacionadas con el paro, la
precariedad o la exclusión social. Y son justamente esas propuestas por las
que venimos luchando las que trasladamos a este documento, sin ánimo de
exhaustividad.
Presentamos este Documento Reivindicativo esperando que los partidos que
concurren a las elecciones hagan suyas las propuestas. Pero no lo hacemos
como un acto de delegación de voluntad. Para nosotros la democracia es
participación directa y cotidiana, no sólo representación. La democracia es
mucho más que depositar el voto en una urna cada cuatro años. Los
movimientos sociales son democracia viva y sin ella no podrán abrirse
2

camino los cambios que la región y el país necesitan. Sin pueblo organizado,
sin movilización social, sin “la democracia plebeya”, sin la democracia de
las mareas, de las plataformas ciudadanas, de las corralas, de los
campamentos, no habrá cambio social y político. Y el cambio es urgente:
una minoría privilegiada se ha situado por encima de la ley y arrastra a la
pobreza y a la miseria a una parte sustancial del pueblo.
Los gobiernos del PP en Extremadura y España han constituido un desastre
para los derechos sociales y políticos de la inmensa mayoría de la sociedad.
El gobierno de Rajoy, servil a las políticas de la Troika y a los intereses de
una trama oligárquica, ha acometido un sistemático desmantelamiento del
modesto estado social acompañado de políticas crecientemente represivas.
Casi 6 millones de parados, medio millón de desahucios, 400.000 jóvenes
españoles que han emigrado al extranjero, un tercio del país en riesgo de
exclusión social, son algunos datos que nos hablan de esa “revolución
pasiva”,
silenciosa pero tenaz, que ha cambiado la faz del país,
instituyendo un nuevo “marco de incertidumbre permanente” para los
trabajadores y las clases populares.
En Extremadura, el gobierno del PP ha actuado en coherencia con esa
política. Las fabulaciones que presentaban a Monago como “un verso suelto,
un barón rojo dentro del PP” no han sido más que campañas de autopropaganda, sin sostén alguno en la política real. Sin pretenderlo, los
Campamentos Dignidad hemos constituido uno de los sensores de
verificación más veraces respecto del sesgo anti-social de las políticas del
gobierno regional. La renta básica de inserción y los desahucios de vivienda
social han representado, seguramente, las manifestaciones más palmarias
de esta política de auténtica inquina contra los parados y la clase obrera de
Extremadura. El gobierno regional ha estado regateando durante dos años
el cumplimiento de la Ley de Renta Básica de Inserción, aprobada el 9 de
mayo de 2013. Basta con recordar que, pese a la propaganda machacona, a
estas alturas, de las 35.000 personas solicitantes, poco más de 4.000
personas han cobrado algún mes esa prestación. Que a otros 4 o 5 mil van a
pagarle en las mismísimas puertas de las elecciones. Y que, además, esos
dineros, presupuestados y no gastados desde el 2012, ha habido que
arrancárselos literalmente a través de constantes encierros, marchas y
manifestaciones de todo tipo.
El desahucio en estos cuatro años de más de 200 familias de viviendas
sociales–según los datos de la propia Junta-, en su gran mayoría con
menores a cargo, desahucios de los que además el Consejero de Vivienda,
Víctor Gerardo Núñez del Moral, ha presumido públicamente, es otra
demostración de la brutalidad y de la orientación anti-social de este
gobierno. Para más inri, estos desahucios se han producido contraviniendo
lo acordado por el Parlamento de Extremadura, en tres ocasiones distintas,
extremo que habla también del papel funesto y completamente vano jugado
por la Asamblea de Extremadura, incapaz de controlar a un gobierno sin
mayoría absoluta.
3

Y junto a estos dos sonados atropellos, otras muchas medidas han
constatado la coherencia neoliberal del gobierno regional del PP. El cierre de
21 Puntos de Atención Continuada, el recorte en más de 700 trabajadores
de la plantilla del Servicio Extremeño de Salud, el impago de la ley de
dependencia, la supresión del transporte escolar a los alumnos de FP y
bachillerato, la planificación de la privatización de los nuevos hospitales de
Don Benito y Cáceres, el incremento de los conciertos con la educación
privada, son sólo algunos botones de muestra. Y junto a los recortes
sociales, la falta de austeridad de los políticos y la egolatría. Para las
políticas sociales no había dinero pero sí para el Consejo Consultivo, para los
Premios Ceres, para traer a Woody Allen o para hacerse la foto con Pablo
Alborán u otros músicos.
Por todo lo expuesto consideramos que urge un profundo CAMBIO SOCIAL Y
POLÍTICO. En nuestra opinión, algunas de las propuestas más urgentes son
las siguientes:
1. Propuestas-reivindicaciones de los Campamentos Dignidad
de Extremadura de cara a las próximas elecciones
autonómicas y municipales de 2015
1.1

Renta básica ya: Tenemos derecho a vivir dignamente

Los Campamentos Dignidad hemos contribuido a popularizar y poner en el
orden del día la urgencia y posibilidad de la renta básica no sólo en
Extremadura, sino también en España. Consideramos que la renta básica es
una medida indispensable para garantizar una vida digna a todas las
personas, para liberar de la coacción de la miseria a millones de personas y
para abrir la puerta a un modelo de sociedad solidario, austero, ecológico y
feminista.
La renta básica es algo muy distinto a las rentas mínimas de inserción,
convertidas en instrumento de control y clientelismo de pobres. La renta
básica se define por tres características: universal, individual e
incondicional. La Plataforma Extremeña por la Renta Básica y los
Campamentos Dignidad presentamos 48.000 firmas a favor de esa
propuesta, que sigue siendo uno de nuestros objetivos estratégicos
fundamentales. No basta con adecentar la renta básica de inserción
existente ni con que ésta se abone a la gran mayoría de los solicitantes,
hace falta introducir la lógica del derecho de ciudadanía frente a la lógica
del subsidio de pobreza. Proponemos por tanto dos fases en nuestra
reivindicación de renta básica:
1.1. 1 Renta básica de inserción: exigimos que antes de terminar
septiembre de 2015 se haya abonado la renta básica de
inserción a, al menos, 25.000 personas, o lo que es lo mismo, al
70% de los solicitantes. Hay que poner fin al “manoseo de pobres”, a
la burla burocrática. No se puede consentir que, en la práctica, se
4

imponga la lógica de que un pobre es culpable o sospechoso de fraude
mientras se demuestre lo contrario.
1.1.2 En este sentido y de modo inmediato, se deben adoptar las
siguientes medidas:
- Convocatoria permanente hasta tanto se deroga el sistema de
convocatorias y se establece como derecho ciudadano.
- La tramitación de la renta básica de inserción dependerá del SEXPE,
eximiendo a los servicios sociales de base de esta carga adicional de
trabajo.
- Eliminar la gestión privada de la Renta Básica. La gestión será
íntegramente pública.
- Se fijará una fecha límite de cobro, haciéndola coincidir con el cobro de los
subsidios de desempleo (día 10 del mes). En la resolución se fijará la fecha
de cobro de la primera percepción.
- Se impedirá la paralización de las percepciones y, caso de no hacerlo, la
Administración asumirá la correspondiente responsabilidad patrimonial.
- Se suprimirán los descuentos del 10% en la segunda renovación y
siguientes de Renta Básica de Inserción de la Ley de 20013 y la retención
que pudiera tener en IRPF.
- Se suprimirá la exigencia de Informe Social y Proyecto Individualizado de
Inserción.
- Creación de la Comisión de Seguimiento de la Renta Básica. En la misma
se garantizará la participación del movimiento social por la renta básica.
Poner fin a la exclusión del Campamento Dignidad. Además se adoptarán
medidas adicionales que refuercen la gestión transparente de la renta
básica tales como la publicación de los datos a través de la web de
transparencia: número de solicitantes acumulados y por fechas,
resoluciones
favorables,
importes,
motivo
de
las
resoluciones
desestimatorias, recursos presentados, resultados de los mismos, plazos,
etc.
- No se podrá incompatibilizar la renta básica de inserción con salarios
inferiores a la misma. No puede ser que un trabajo de 6 horas a la semana
durante 4 meses sea incompatible con la Renta Básica de Inserción.
- Extender la renta básica a los trabajadores agrarios por cuenta ajena
(PER), suprimiendo el requisito de las peonadas. Ampliar también a las
personas beneficiarias de pensiones no contributivas entre los posibles
solicitantes de Renta Básica de Inserción.
1.1.3 Nueva Ley de Renta Básica. Antes del primer trimestre de
2016 se procederá a la implantación de una auténtica renta básica. En esa
5

nueva regulación, se cubrirá al menos la 1ª fase de la ILP extremeña
por la Renta Básica que acoge a todas las personas en paro sin cobertura
o personas sin ingresos.

1.2

Trabajo digno

“¿Qué empleo tenemos? ¿Qué más queda por perder? ¿Cuál será el trabajo
de nuestras hijas e hijos? Cuando todo nos lo están quitando, cuando poco
ya nos queda, poco o casi nada tenemos que perder. Asumir el miedo es
comenzar un proceso psicológico y social para transformarlo en rabia,
unirse y luchar sin miedo” (Joan Benach)

Desde su nacimiento, los Campamentos Dignidad ligaron la exigencia de la
renta básica a la puesta en marcha de un ambicioso Plan de Empleo Público.
Ni una medida ni la otra juntas y mucho menos por separado dan solución
global y definitivo a los problemas del conjunto de la población en un
sistema económico que convierte el trabajo en mercancía, en capital
variable.
Las soluciones al paro forzoso masivo y a la precariedad laboral
generalizada no son “técnicas” o de mera gestión, sino políticas. Y asumir
esto, significa entender que no nos regalarán tener un empleo justo o un
6

trabajo digno, habrá que luchar por ello. Apuntamos algunas propuestas que
pueden ser útiles en la generación de esa nueva situación, siendo
conscientes de que estas medidas han de articularse con otras de más
calado en el ámbito estatal. Sin ir más lejos, la más urgente de las
propuestas nos parece hoy la derogación de la reforma laboral de 2012 que
ha supuesto un auténtico golpe de estado contra las clases trabajadoras en
España. Esta normativa no sólo ha supuesto un asalto a los salarios, o más
facilidades y abaratamiento del despido; sobre todo, está permitiendo a los
empresarios desguazar todo el tejido de convenios colectivos, o lo que es lo
mismo, un reforzamiento tremendo del poder patronal en la relación laboral.
A. Plan de empleo público: garantía de, al menos, 25.000
contratos anuales a través de los ayuntamientos extremeños,
cofinanciados por la Junta de Extremadura
Afirmábamos cuando hicimos por primera vez la propuesta
(septiembre de 2013): “El gobierno del Partido Popular ha puesto en
marcha una serie de planes dirigidos fundamentalmente al estímulo
del empleo en las empresas privadas a través del denominado
autoempleo, las ayudas a la contratación o la privatización de ciertos
sectores públicos. Pero estas medidas, repetidas bajo diferentes
formas y nombres en los últimos cuatro años, lejos de conseguir el
objetivo de la creación de empleo, han resultado un rotundo fracaso
una y otra vez teniendo como consecuencia justo el efecto contrario:
el aumento del número de desempleados. El pequeño empresario o el
parado con la idea de poner un pequeño negocio no se atreven a
poner en marcha esos proyectos y crear nuevos puestos de trabajo ya
que saben que su éxito depende de la capacidad de consumo de una
población exhausta económicamente hablando y eso conlleva una
gran probabilidad de fracasar.
Queremos reivindicar una nueva propuesta, que aunque para muchos
es una vieja conocida, sin embargo todavía no se ha puesto en
práctica durante este periodo de crisis que estamos viviendo. Se trata
de la creación y puesta en marcha de un Plan de Empleo público que
abarque al menos la creación de 25.000 puestos de trabajo. Esto
permitiría, además del alivio para esa miles de familias que lo están
pasando mal en Extremadura, la creación de un clima de optimismo
que reactivaría el consumo en el pequeño negocio –que representa la
aplastante mayoría de la actividad económica en nuestra comunidady por tanto la creación de empleo también por parte de las
empresas”.
Los 25.000 contratos anuales se distribuirían entre los ayuntamientos
atendiendo a su población y porcentajes de paro. Para determinar los
sectores productivos o el tipo de empleos que se crearían y los
criterios de selección se constituirían:

7

B. Comisiones de empleo en todas las localidades. Participar en la
elaboración de planes de empleo locales y establecer los criterios de
contratación. Hay que combatir el enchufismo y el clientelismo.
C. Planes de empleo público o social a nivel regional. Además de
la iniciativa local, se promoverán planes a nivel regional en sectores
estratégicos susceptibles de generar un nivel alto de empleo tales
como planes de reforestación, aplicación de la ley de
dependencia o la extensión de la red de guarderías.
D. Cambio del modelo productivo. Nueva orientación de la
agricultura, basada en el apoyo a jornaleros, pequeños agricultores y
cooperativas. Potenciar la industria de transformación agraria.
Potenciar la producción agraria local, por ejemplo primando las
compras y suministros por parte de las administraciones.
E. Restitución inmediata de las plantillas
educación, sanidad y servicios sociales.

recortadas

de

F. Medidas de reparto del empleo.
-

Prohibición de horas extraordinarias en la administración, en
las empresas públicas y en los pliegos de condiciones de
adjudicación de obras y servicios públicos.

-

Reducción de la jornada laboral y traducción en creación de
puestos de trabajo.

G. Políticas contra la precarización del trabajo:
-

Abogar por la derogación de la Reforma Laboral, supresión ETTs.

-

Establecer cláusulas sociales en las adjudicaciones o concursos
con empresas.

-

Garantía de derechos sociales para sectores precarizados como los
becarios de investigación.

-

Controlar y reducir al mínimo las cadenas de subcontratación.

-

Acabar con el encadenamiento fraudulento de contratos.

-

Reforzar la inspección de trabajo para eliminar los abusos
patronales.

-

Penalizar el despido improcedente con costes disuasorios y
reconocer al trabajador el derecho a la readmisión.

-

Reforzamiento y democratización de la negociación colectiva.

H. Eliminar los salarios de pobreza. Si la dotación presupuestaria es
para 1 trabajador a jornada completa durante 1 año, impedir que se
8

conviertan de modo sistemático en 4 puestos de trabajo a media
jornada durante 6 meses en la administración. Con el sistema actual
de subsidios por contratos a tiempo parcial se produce un perjuicio
enorme a los trabajadores.
I. Establecer mecanismos que faciliten que las personas desempleadas
a las que les falte poco para poder percibir el subsidio de desempleo
o la pensión puedan ser contratadas preferentemente.
J. Eliminar las políticas de culpabilización de los parados por
parte del SEXPE. No al maquillaje estadístico de los datos de paro: por
ejemplo, en lo relativo a los participantes en los cursos de formación.
Cuando un parado está haciendo un curso de formación, sigue
estando parado y además no debe perder ni antigüedad ni
prestaciones.
K. Facilitar que los fondos destinados a los planes de empleo se puedan
utilizar para crear empleo estable y aprovechar el suelo industrial que
se ha ido creando a lo largo de los últimos años.
L. Dar valor al trabajo de cuidados de las personas, realizado
fundamentalmente por las mujeres en las redes familiares,
reconociéndolo
como
imprescindible
para
la
sociedad
e
interdependiente con el trabajo asalariado. Es necesario aumentar los
servicios públicos en este ámbito y repartir equitativamente los
trabajos entre hombres y mujeres.
M. Promover la economía social y dotarla de apoyo (legal, social y
presupuestario) para convertirse en una alternativa al actual empleo
precario.
N. Mejorar el nivel educativo y de las calificaciones laborales.

1.3 La vivienda es un derecho, ni un desahucio más en
Extremadura
Conseguir el derecho a la vivienda para toda la ciudadanía, sin que se
expulse a nadie y se eviten bolsas de marginación, implica una profunda
transformación del marco jurídico y político. Estas son algunas de las
propuestas que consideramos más urgentes:
A. Viviendas Sociales: retirada inmediata de los más de 1.300
expedientes de desahucio abiertos por la Junta de Extremadura
B. Prohibición de desahucios en la vivienda habitual, ya sean
públicos o privados. Regulación del alquiler social, no pudiendo
cobrarse a los inquilinos de estas viviendas más de una tercera parte
de sus ingresos
9

En cualquier caso, las Administraciones garantizarán que ninguna
persona se queda en la calle, habilitando la alternativa habitacional.
C. Creación de un parque de vivienda público de alquiler social. Todo el
parque de viviendas propiedad del SAREB ha de ponerse a
disposición del alquiler social. Reclamamos solución para la Corrala
Solidaridad de Almendralejo.
D. La Junta de Extremadura arbitrará medidas para que los bloques o
urbanizaciones abandonadas o inacabadas, como el de la
Urbanización Los Álamos en Mérida, pasen a manos de la
administración. Se contemplará la posibilidad de terminación y
rehabilitación por parte de los adjudicatarios, descontándose los
jornales de los alquileres o precio que se estipule.
E. Viviendas vacías. Según los datos oficiales del INE (2013) en
Extremadura hay 118.197 viviendas secundarias (18’2% del total) y
105.173 viviendas vacías (el 16’2% del total). Badajoz es la provincia
número 11 en el porcentaje de viviendas vacías. Es preciso adoptar
medidas para incentivar que las viviendas vacías tengan un uso social
o se pongan el alquiler. Para empezar, imponer una tasa a las
viviendas desocupadas en manos de las entidades financieras.
F. La moratoria de alquileres sociales (o minoración del 100%)
debe prorrogarse. Debe evitarse los efectos negativos que están
teniendo sobre muchas familias al no poder hacer frente a los
compromisos de pago de varias mensualidades atrasadas; de ese
modo, la moratoria se convierte en una trampa y la familia termina
ante el Organismo Autónomo de Recaudación. Como criterio
general se establecerá el pago de una mensualidad atrasada
por mes.
G. Garantizar a las personas afectadas justicia gratuita desde la
Junta de Extremadura. Garantizar el asesoramiento y la defensa
jurídica tanto para la defensa de la propia vivienda como para hacer
frente a su pérdida y recuperación, facilitando de forma real y
efectiva servicios de mediación ante la agresión hipotecaria y la
emergencia habitacional.
H. Máxima transparencia. La Consecución urgente de datos sobre
ejecuciones hipotecarias y desahucios. Registro de demandas de
viviendas; la revisión de los censos; Registro de viviendas regionales,
municipales y su situación; Registro de viviendas vacías en manos de
la banca, inmobiliarias, fondos buitres, etc.
I. Retirada de fondos y cancelación de las cuentas en aquellas
entidades financieras que practiquen desahucios.
J. Se constituirá una Oficina de intermediación por cada capital de
provincia, en virtud de los principios de cooperación y coordinación,
10

por convenio entre el Gobierno de Extremadura, las Diputaciones
Provinciales de Cáceres y de Badajoz, los Ayuntamientos de las
ciudades de Cáceres y de Badajoz y los Colegios de Abogados de
Cáceres y de Badajoz.

1.4 Otras medidas urgentes contra el paro, la pobreza y la exclusión
social:

A. No a la pobreza energética: Ley de Mínimos Vitales de Agua,
Luz y Gas
Resulta especialmente alarmante el crecimiento de la pobreza
energética entendida como la dificultad para hacer frente a las
facturas de suministros básicos de electricidad, gas y agua. Los
precios de acceso a estos suministros se han vuelto inasequibles para
la población. Desde el 2008, la luz ha subido un 60% y el agua un
66%. El crecimiento de esta situación de emergencia social y la
escasez de las ayudas que reciben las personas afectadas contrastan
con los ingentes beneficios obtenidos por las entidades financieras y
empresas de suministros: durante los tres primeros trimestres de
2013, el oligopolio eléctrico que opera en el estado español (Endesa,
Gas Natural-Fenosa, Iberdrola, EON España y EDP) obtuvo 7.638 M€
de beneficio, el doble que las empresas europeas del mismo sector.
Solamente Endesa, declaro 1.879 M€ de beneficio el año 2013
11

Se calcula que más de 90.000 personas en Extremadura no tienen
dinero para mantener la vivienda a una temperatura adecuada. A la
vez para otros 222.000 extremeños el gasto en energía es excesivo y
les arrebata más del 10% de sus ingresos mensuales. En total la
pobreza energética acosa a 331.000 extremeños, casi uno de cada
tres. Por otra parte, se calcula que de las 7.200 muertes al año en
España por pobreza energética en invierno, 200 serían en
Extremadura.
Por todo ello consideramos imprescindible:
1. Una ley de Mínimos Vitales. Las administraciones públicas
deberán garantizar el derecho al acceso a suministros básicos de
agua, luz y gas de las personas en situación de vulnerabilidad
mientras dure esta situación y como mínimo durante 3 años.
2. La Junta de Extremadura establecerá una partida económica para
garantizar los mínimos vitales de agua y luz a la ciudadanía, a
través de los ayuntamientos.
3. La regulación en todos los municipios de una tarifa social de agua
para las personas con ingresos inferiores al umbral de pobreza
(645 euros).
4. En el caso del agua, los ayuntamientos garantizarán el suministro
de unas cantidades mínimas entre 60 y 100 litros de agua por
persona y día.
5. En los fondos de la Comunidad Autónoma habrá una dotación
presupuestaria con los que se garantizará que a ninguna familia se
le corte la luz y se le permita unos consumos mínimos de luz, de
aproximadamente unos 150 KWH mes por unidad de consumo,
como el mínimo vital de energía.
6. Las administraciones públicas garantizarán los mínimos vitales de
agua y a las familias cuyos ingresos no superen el umbral de la
pobreza.
B. Bancos de alimentos y fondos del FEGA. Mientras persiste la
situación de emergencia social es preciso que aumente
ostensiblemente la cantidad y variedad de los alimentos que se
proporcionan desde el Ministerio de Agricultura y Alimentación. Se
debe crear un mecanismo de coordinación asociativo-institucional, en
el que participen las organizaciones de distribución, las entidades de
reparto y las Administraciones. Frente al modelo caritativo abogamos
por una gestión con criterios de solidaridad. Nos oponemos
frontalmente a la criminalización y estigmatización de la pobreza:
reclamamos la retirada del decreto del 6 de marzo de 2015 (“el censo
de pobres”) que establece como preceptivo el informe de los servicios
sociales para acceder al reparto de alimentos.
12

C. Comedores escolares: El número de alumnos con plaza de comedor
escolar ronda los 10.000 alumnos y está descendiendo
paulatinamente. Apenas el 10% de los alumnos de los niveles de
Infantil y Primaria pueden acceder a una plaza de comedor escolar.
Esos datos contrastan con la extensión que la red de comedores
escolares tiene en otras comunidades autónomas (Canarias: 28% del
alumnado; Andalucía: 40% del alumnado).
Por otra parte, los comedores escolares también están perdiendo
alumnos a consecuencia del paro. Muchas familias no pueden hacer
frente al coste del comedor que ronda un gasto medio de 80 euros al
mes y están prescindiendo de este servicio.
Desde los Campamentos Dignidad planteamos la adopción urgente de
tres medidas:
1.
Garantizar la apertura durante el verano de un número mínimo
de colegios con servicio de comedor escolar por cada localidad, así
como en los demás períodos vacacionales.
2.
Para el curso 2015-2016: Garantía de tres comidas (almuerzo,
desayuno y merienda). Reforzar la alimentación infantil en los
colegios públicos de educación infantil y primaria que dispongan de
servicio de comedor escolar.
3.
Objetivo para los tres próximos años: incrementar el número de
plazas en comedores escolares hasta llegar, al menos, al 25% de los
alumnos de Infantil y Primaria. Eso supondría abarcar como mínimo a
25.000 niños y niñas de Extremadura.
Para conseguir este objetivo hay que modificar los baremos de acceso
a la gratuidad del servicio de comedor escolar. Por otro lado, en las
actuales circunstancias sociales, hay que reducir drásticamente los
precios públicos a abonar por las familias.
D. Garantizar la gratuidad de libros de texto y material escolar
En Extremadura, de los 147.816 alumnos y alumnas que componen la
Educación Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria (es decir, sin
contar los más de 36.000 de Bachillerato y FP), sólo están becados
71.673. Y las becas de ayuda-medias por libros de texto son ya
irrisorias: de los 119 euros de media por alumno/a en el 2009 se ha
pasado a 36 euros en el último curso. En años anteriores esta
evidente descompensación entre el coste de los libros y la cuantía de
las becas se solventaba en gran medida con los bancos de libros que
han ido creándose en los centros escolares, medida imposible de
adoptar en este curso por tratarse de libros nuevos. A este
despropósito tan bien organizado hay que añadir el agravante de que
las familias de los alumnos becados han de adelantar ese dinero que
la Junta les devuelve en la primavera.
13

Exigimos a la Junta de Extremadura el cumplimiento escrupuloso del
mandato constitucional, garantizando la gratuidad de la enseñanza
básica. Asimismo exigimos el fin de la política de despilfarro (621.000
euros destinados a los Premios Ceres, 1.200.000 euros al Consejo
Consultivo, por poner dos ejemplos) y el destino de esas cantidades a
atender las necesidades educativas y sociales.
E. La Justicia gratuita es un derecho
La Justicia es cada vez más injusta. Crecen las desigualdades y la
Justicia Gratuita no tiene financiación suficiente. La propia Defensora
del Pueblo ha denunciado que existen retrasos en los pagos a los
abogados de oficio y un deterioro evidente en el servicio público de
Justicia Gratuita. Exigimos la mejora en la gestión y la financiación, la
Justicia gratuita es un servicio público que debe estar bien dotado y
pagarse a tiempo.
F. Freno a la privatización de los registros civiles. El gobierno
pretende privatizar este servicio público esencial en favor de un
colectivo privilegiado convirtiéndolo en un negocio.
G. Respetar la institución del rebusco jornalero y poner fin a la
persecución de la Junta de Extremadura

1.5 La tierra de Extremadura al servicio del pueblo extremeño
En una situación como la presente, urge volver a poner en el centro del
debate social la cuestión de la tierra. El modelo agrario dominante en
Europa es despilfarrador de energía, fuente de daños ambientales y facilita
una mayor concentración de la propiedad de la tierra, del agua y de las
semillas en manos de terratenientes y multinacionales. Tal y como
denuncian nuestros compañeros del Sindicato Andaluz de Trabajadores
(SAT), “la entrada masiva de capital especulativo en el mundo de la
Alimentación ha provocado la conversión de una necesidad humana como
es alimentarse, en un negocio con el que especular”.
Es precisa otra orientación radicalmente nueva que ponga la SOBERANÍA
ALIMENTARIA en el eje. La soberanía alimentaria supone que sean los
campesinos y los pueblos quienes decidan y dirijan su propio modelo
agrícola. Soberanía alimentaria en Europa tiene que significar declararla
libre de transgénicos. Soberanía alimentaria debe significar también que
tierra, agua y semillas han de ser bienes inespeculables y que se debe
combatir el latifundio poniendo límites a cualquier posesión o uso que no
sea la que directamente se puede explotar desde la familia o la cooperativa,
que pondrán los recursos naturales al servicio de la sociedad.
Necesitamos empezar a abrir esa otra perspectiva, que se enfrente a la
aberración que supone alejar en lugar de acercar los alimentos entre la
14

producción y el consumo. O al sinsentido que representa desnaturalizar
cada vez más lo que consumimos. Algunas de las propuestas que
realizamos para iniciar ese camino:
A. Creación de bancos de tierra y huertos sociales en todas las
localidades vinculados a la creación de economatos sociales y
populares que garanticen la soberanía y suficiencia alimentaria de la
población. En los bancos de tierra municipales se primará la
producción de cultivos sociales, generadores de mano de obra.
B. Fomentar y facilitar las empresas familiares y el cooperativismo
social.
C. Modulación de las ayudas comunitarias y cambio del destino
de las subvenciones a los grandes propietarios de la tierra en
Extremadura. La cantidad anual que llega de la PAC para la
agricultura extremeña ha oscilado entre los años 2011 a 2014 entre
los 520 y los 540 millones de euros. Según datos oficiales, alrededor
del 90% de las ayudas de la PAC se reparten entre personas que no
viven del campo y 37 beneficiarios cobran más de 300.000 euros. El
latifundismo no hace más que crecer. Urge que estas cantidades
millonarias se reparten de otro modo, por ejemplo, potenciando el
cooperativismo de los pequeños campesinos y jornaleros.
D. Apuesta por la agricultura ecológica. Prohibición de los cultivos
transgénicos

15

1.6 Ni exilio ni precariedad: futuro digno para la juventud de
Extremadura
El paro juvenil en Extremadura ronda la escandalosa cifra del 60%. Más de
10.000 jóvenes extremeños se han ido de Extremadura desde que comenzó
la crisis. Los jóvenes trabajadores de Extremadura reciben los sueldos más
bajos de España y tan solo el 19 por ciento de los menores de 30 años en
Extremadura reside en una vivienda independiente al hogar de origen, un
4,93% menos que un año atrás. Cualquiera de estos datos nos habla de la
grave situación que atraviesa la juventud extremeña, atenazada por el paro
y la precariedad.
Hacen falta medidas alternativas. Pero estas no pueden ser los trabajos de
500 euros, o la guerra generacional. Acceso al trabajo digno, a la posibilidad
de constituir cooperativas, a la renta básica, a las bolsas de alquiler, a la
vivienda, a la formación y a la educación superior. Harán falta medidas
específicas, pero sobre todo conseguir que se hagan efectivas las
conquistas sociales que a lo largo de estas páginas se han ido desgranando
pues uno de los componentes sustanciales lo constituye la juventud precaria
de Extremadura.

1.7 Defensa de la educación pública: ni recortes ni privatización
A. La escuela pública es el máximo garante del derecho a la educación.
Sin embargo, la política de los gobiernos estatal y autonómico ha buscado el
deterioro progresivo de la educación pública. En solo 3 años el sistema
educativo extremeño tiene hasta 2.000 profesores. A ello hay que añadir la
reducción de becas (la asignación ha menguado entre un 20 y 25 por ciento)
o los destinados a libros de texto. Otro de los aspectos en los que se ha
vivido un claro retroceso ha sido en el transporte escolar con 7.000 alumnos
de Bachillerato y FP de zonas rurales costeándose este servicio desde hace
tres años.
B. No a la educación clasista:
- Retirada del 3+2 que, en Extremadura, puede encarecer el coste de los
estudios universitarios hasta un 70%. Hay que revertir la política actual en
cuanto a cuantía y requisitos en el acceso de becas así como las matrículas.
- Es preciso revertir la tendencia al incremento de los conciertos educativos
con la privada
- Derogación de la LOMCE .
C. Dignificación de la formación profesional y de la formación ocupacional.
D. La Universidad no es una extensión del Mercado. Necesitamos una
universidad al servicio de la sociedad que sirva para construir ciencia,
conocimiento, cultura, sabiduría, espíritu crítico, ciudadanía.
16

E. La educación debe ser laica, fundada en valores democráticos, en la
coeducación y la igualdad de género.
F. Transporte público gratuito para el alumnado de FP y Bachillerato

1.8 Por un Sanidad Pública, Integral, Universal, Equitativa y
Solidaria
“La salud es un asunto social, económico y político, y es sobre todo, un
derecho humano fundamental. La desigualdad, la pobreza, la explotación y
la injusticia están en la raíz de la mala salud de los pobres y de los
marginados. La salud para todos significa que deben desafiar los interese
de los poderosos y hacer frente a la globalización” Congreso Mundial de
Salud 2000.

En la actual legislatura política Extremadura se ha puesto a la cabeza del
Estado en recortes del presupuesto sanitario con un 22% en cuatro años.
Estos recortes se han producido en los tres niveles asistenciales: Personal,
Material e Infraestructuras.
Los datos son esclarecedores y demoledores: Desde el 2011 los gastos
en personal sanitario del SES se han reducido un 14,3% lo que
supone entre 700 y 1000 trabajadores menos contratados. Es el
resultado de una política de crisis que castiga la sanidad pública para
intentar cumplir unos objetivos de déficit totalmente irreales e impuestos
desde fuera, tanto desde Madrid como desde Bruselas.
Las cifras no mienten: el gasto sanitario presupuestado en Extremadura en
el año 2009 era de 1717 millones de euros. El del año 2014 solo 1324, es
decir ¡¡casi 400 millones menos!!

17

En ese mismo año 2014 el personal aprobado y presupuestado era de
15771 trabajadores y los sanitarios verdaderamente en activo son 15095,
por lo que hay 600 menos de los que constan en el presupuesto
produciéndose en consecuencia un fraude y una falta atencional que se
refleja tanto en la Atención Primaria como en la Hospitalaria.
¿Cómo se implementan estas políticas tan antisociales? Pues con una
reducción en la Oferta de Empleo Público sanitario draconiana y demencial
y una tasa de reposición del 10% que es absolutamente insuficiente para
reponer bajas en la plantilla.
¿Cuáles son las consecuencias de dichas políticas llevadas a efecto por
Monago y su consejero?
1)
Listas de espera disparatadas que pueden llegar de media hasta
los 300 días en algunas especialidades.
2)
Colapso de las Urgencias. No es infrecuente leer en los periódicos
el añadido de 30 camas en los pasillos del Hospital Regional Infanta Cristina
por saturación.
3)
Cierre de las Urgencias de 21 puntos rurales, en una población
como la nuestra, la extremeña muy envejecida y dependiente, lo que es un
auténtico crimen.
4)
No detección desde el Primer Nivel de enfermedades infectocontagiosas y otras con un diagnóstico y tratamiento precoz podrían
resolverse fácilmente.
5)
En resumen, un deterioro general de la cantidad y calidad asistencial
por el abandono de políticas de Prevención y Promoción de la Salud,
excluyendo a una parte importante de la población residente.
Y las cosas pueden empeorar. La Junta quiere aprobar cuanto antes su Plan
de Reordenación de los Recursos Humanos del SES a lo cual debemos
oponernos con toda nuestra fuerza, todas las fuerzas políticas y sociales de
Extremadura y que se parece mucho a lo están intentando en Madrid. Nos
centraremos en tres puntos:
1)
Consolida el recorte en las condiciones laborales de los trabajadores
del SES.
2)

Abre la puerta a la privatización de algunos servicios.

3)

Carece de un plan de igualdad, premiando la discriminación.

Y no podíamos dejar de referirnos a su gran proyecto de privatización de la
gestión de los dos nuevos Hospitales Públicos de futura construcción, el de
Cáceres y el de Don Benito-Villanueva, propósito al que nos enfrentaremos
con todos nuestros medios.
18

Esta política del gobierno regional está en clara sintonía con la orientación
del gobierno de Madrid. La exclusión sanitaria de una parte de la
población es el mejor exponente de esta estrategia desmanteladora y
privatizadora. La reforma ha cambiado radicalmente la cobertura sanitaria
de la población, excluyendo de facto a más de 800.000 personas en España
según datos del propio gobierno, y modificando el acceso a los servicios
sanitarios a parte de la sociedad (como las personas mayores de 26 años
que no hubiesen trabajado, o parados que hayan agotado las prestaciones y
residan fuera del país por más de 90 días al año o inmigrantes sin permiso
de residencia). Urge acabar con esta agresión a los derechos humanos.
Desde los Campamentos Dignidad consideramos que ha de hacerse una
política que revierta este proceso de degradación de la sanidad pública.
Además de las propuestas mencionadas cabe añadir otras como:

1.9

-

Eliminación del copago sanitario y reversión de los procesos
de privatización.

-

Derogación del RD 16/2012 aprobado por el PP y que excluye de
la atención sanitaria integral a parte de la población.

-

Defensa de una gestión pública de la sanidad.

-

Establecer un sistema de incompatibilidades real, que impida
que quien trabaje en la sanidad pública tenga intereses económicos
profesionales en la privada.

-

Cambio de modelo en gestión sanitaria de modo que se posibilite la
participación y la toma de decisiones de trabajadores y usuarios.

-

Creación de una industria farmaceútica pública y la prohibición
de la publicidad de medicamentos en los medios de comunicación.

Cumplimiento de la Ley de Dependencia

Desde el desmantelamiento del Plan Concilia patrocinado por la Junta de
Extremadura en el año 2011-12 que era gestionado por la Cruz Roja y que
llegó a tener mas de 1000 cuidadores (auxiliares de ayuda a domicilio), que
incluía familiares de los dependientes, la situación de éstos en la región no
ha hecho sino empeorar.
En esta legislatura las inversiones en dependencia caen un 85% y las
transferencias de la Administración a Ayuntamientos para conciertos de
plazas de auxiliares de ayuda a domicilio, caen también un 23%.
Por otra parte los dependientes extremeños son los que más
esperan, 300 dias en lista de espera, en la actualidad 3122. Y lo más
bochornoso, otros 2000 o quedan fuera del sistema o han fallecido. Las
19

cotizaciones de 3800 cuidadores han desaparecido, muchos de ellos
familiares de enfermos y en un 90% mujeres.
Con el cambio en la baremación de dependientes el porcentaje de personas
con derecho bajó en 15 puntos en los tres últimos años y como
consecuencia de ello más de 14000 han sido excluidos de las
prestaciones por dependencia.
Solo citaremos algunas de las barbaridades cometidas en esta legislatura
por Rajoy y aquí Monago contra los dependientes según datos de la
Coordinadora de Plataformas en defensa de la Ley de Dependencia (COESLAPAD):
1)
Descenso de dependientes con derecho, legislatura actual: 170000.
Grandes dependientes sin ayuda: 10000.
2)
Dependientes con derecho reconocido que no han recibido nada:
147173
3)
Más de 100000 dependientes han fallecido en todo el Estado
esperando a ser atendidos.
4)
En la Legislatura Rajoy-Monago 51312 familias se les ha hurtado la
prestación.
5)
Revisiones de oficio para rebajar el grado de dependencia y dejarlos
sin prestación: grandes dependientes, han descendido en 82146 y
moderados menos, 25334. El resultado es que han aumentado los
dependientes medios o los sin grado que no tiene derecho a ninguna
prestación.
Consecuencias directas de estas insolidarias políticas: En esta legislatura
hay un 112% que han quedado fuera de cualquier derecho a prestación o
servicio, 831250 frente a 784048 que si lo perciben.
En Extremadura y en todo el Estado hay una imparable tendencia a
la privatización de la Ayuda a Domicilio y de la Teleasistencia,
fomentada desde arriba, poniendo en peligro de exclusión a la parte más
vulnerable de nuestra población, los ancianos y los niños.
Desde los Campamentos Dignidad pedimos un desarrollo completo y
total de la Ley de Dependencia como objetivo primero e
irrenunciable, aumentando las partidas presupuestarias, incluyendo
prestaciones, auxiliares de ayuda a domicilio y cuidadores, dotando
a los Ayuntamientos de la capacidad de gestionar dichas ayudas a la
dependencia, sin excluir un plan regional urgente para las familias más
desfavorecidas y en riesgo de exclusión total o las ya excluidas que en
Extremadura son por desgracia el 10% de la población.

20

1.10 No a la corrupción ni a la represión. Democracia y Dignidad
Estamos en un momento de emergencia social. Es urgente un cambio
radical de rumbo. Para empezar, es necesario deshacerse del dogal de la
Deuda Pública. En Extremadura durante 2014 ya ascendió a 4.108 millones
de euros, 462 millones más que en 2013. Sin romper el yugo de la deuda,
los pueblos del Sur de Europa, sencillamente no tienen salida. Como
afirmaba recientemente la presidenta del Parlamento de Grecia, Zoé
Konstantopoulou, “la deuda pública es utilizada como un instrumento de
chantaje y de dominación, como medio de sumisión, bajo unas
condiciones que no tienen nada que ver con uno de los objetivos de los
estatutos europeos: el de garantizar la prosperidad de los pueblos y de las
sociedades”.
Frente al austericidio habrá que alzar la austeridad y la dignidad de los
pueblos. Austeridad no tiene por qué ser sinónimo de recortes o de
planificación de la miseria. Austeridad puede ser auto-contención, reducción
del gasto de superfluo, sobriedad frente al despilfarro y los abusos de los
bárcenas, urdangarines, ratos y compañía.
En Extremadura hacen falta más congresos y menos Palacios de Congresos.
Más teatro de base y menos Premios Ceres de relumbrón. Más participación
ciudadana voluntaria y menos Consejo Consultivo-cementerio de elefantes
de la política. Más sensibilidad social y menos gobernantes abonados al
auto-bombo, buscadores de fotos con Pablo Alborán o Woody Allen.
Y hace falta más democracia de verdad. Acabar en Extremadura con la larga
sombra del caciquismo y de su retoño, el clientelismo. Que el Consejero de
Fomento de turno no pueda colocar a discreción a los de su pueblo en la
empresa pública, que el Presidente de la Asamblea sienta vergüenza si
enchufa a su primo de conductor, que los altos funcionarios de la Junta no
puedan saltarse las leyes de incompatibilidades con subterfugios que les
habiliten para dar cursos en las empresas beneficiarias de un proceso de
privatización guiado por ellos mismos.
21

Que la democracia sea, de verdad, todos los días, la decisión y el poder del
pueblo. Que no hagan falta cinco veces el número de firmas que en
cualquier comunidad autónoma para
avalar una Iniciativa Legislativa
Popular, que los gobernantes no puedan inflar a multas “administrativas” a
los movimientos sociales críticos, que acceder al uso de los locales públicos
no dependa del grado de sumisión al poder.
Como hasta ahora, los hombres y mujeres de los Campamentos Dignidad de
Extremadura seguirán aportando su esfuerzo desinteresado a ese afán de
justicia y democracia. ¡Pan, trabajo, techo y Dignidad!

Mérida, 20 de abril de 2015

22