You are on page 1of 21

Año II Diciembre del 2009

Quinta edición - Especial de poesía
Cinosargo
Contacto: carrollera@gmail.com
Web: www.cinosargo.cl.kz
Milvia Alata tejedo y Daniel Rojas Pachas © 2010. Todos los derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción, total o parcial de este documento, por cualquier medio,
sin el previo y expreso consentimiento por escrito del autor.

Editorial Cinosargo by Milvia Alata y Daniel Rojas Pachas
Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.0 Chile
POETAS PRESENTES EN ESTA EDICIÓN

Gabriel Moyano Cárdenas (((Arica-Chile)))
Ashle Ozuljevic (((Serena-Chile)))
Alonso Valencia (((Serena-Chile)))
Marcos Riesco (((Chile)))
Ignacio Uranga (((Argentina)))
Cristóbal Valenzuela (((Santiago-Chile)))
Jósé Garés Crespo (((España)))
Poemas de Gabriel Moyano Cárdenas

CUANTITADIVA

cinco pensamientos suyos más cinco abstracciones suyas

como resultado de diez noches seguidas sin pensar en mí

su ojo derecho y su ojo izquierdo

más unidos que nunca y mucho más interconectados que antes

cada día requisando cosas que no me pertenecen

cada mañana intentando identificar objetos que no poseo

cada comienzo de mañana intentando identificar objetos que no poseo

cada tarde requisando cosas que no me pertenecen

cada comienzo de noche apropiándose de cosas

que le pertenecen a otros y que no forman parte de la vida de algunos
siete sueños suyos más siete recuerdos de sí misma

como catorce elementos de su futuro

o catorce formas de pertenecerle su pasado

diez noches seguidas sin pensar en mí

once noches seguidas sin pensar en mí

once noches continuadas sin pensar en una parte de mí

doce noches continuas sin pensar en una parte de mi ser

trece noches seguidas sin pensar en mí

trece comienzos de noche sin pensar en una parte de mí

catorce finales de noche sin pensar en una parte de mi ser

dos noches seguidas sin pensar en mí

tres comienzos de noche sin pensar en el mañana

la forma principal de su no verme

y la manera esencial de su no recordarme

como dos aspectos imprescindibles de su ahora inmediato
y como una dimensión intacta de mi aquí adyacente

cuatro veces bastante cerca de mí

y cuatro veces demasiado alejada de mi no verla

como nueve ocasiones propicias para la noche inesperada

menos un conjunto de deseos innecesariamente cobijados

un encontrarse conmigo más un encontrarme con ella

como resultado de dos encontrarnos con nosotros mismos

un encontrarme con ella y un encontrarse conmigo

como dos encuentros directamente desconectados

su encontrarse conmigo

conformado por mi encontrarme con ella

y por su reencontrarse consigo misma

cuatro sueños irrealizables de su vida

y cuatro deseos disidentes de la mía
como ocho quimeras inaccesibles de la Vida

un porcentaje estimable de sus palabras no dichas

apenas tres ideas secundarias y seis ideas centrales

como resultado de nueve noches seguidas sin pensar en mí

Gabriel Moyano Cárdenas “Almahoda” 2009

Nació en Arica en 1968, Profesor de Historia y Geografía y poeta, su propuesta es una “marginalidad socializante” ha sido publicado en la
antología Heptadárica y en Revista Cinosargo.
Poemas de Ashle Ozuljevic

Ojos de foto

Hoy, que ando con ojos de cámara fotográfica
veo fotos por todos lados,
instantáneas de este Coquimbo caluroso
que cuando ando con ojos de lápiz y papel
me revela cuentos y relatos que desconozco
que se idean a sí mismos en esa hoja en blanco que es mi
vista entonces
y que, torpe, olvido tras no plasmarlas
pues mis ojos se han vuelto ahora
ojos de mamá superhéroe
de cansada estudiante
de floja santiaguina, abrumada por este sol del norte.
Receta para enamorarte [dijo la Patúa]
Una conversa mediando el té chino
un poeta pasado a cochayuyo y zapatos huachos
pedir de tus puchos
acompañarte a oler viejecillos escrivanos
aplausos en medio de la naftalina
una leche tibia y galletas para tu hijo
que el perrito inventado
que el arroz lavado que no ha sido
que esto
y que lo otro
que te puteen
que te puteen
que te putee
y que después me niegue

Hoy estuve a punto morir aplastada por las patas de un caballo

Pero alcancé a correr la cabeza
y comerme el chocolate

Eso no más quería decir

Ashle Ozuljevic Subaique (1986), nacida y crecida en Santiago. Licenciada en Lengua y Literatura hispánica por la Universidad de Chile el 2008, y
actual postulante a Magíster en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de La Serena, ciudad que actualmente ronda. Ganadora de concursos
literarios en categoría “Cuentos”. Sueña con ser Doctora en Helados artesanales del mundo.
Poemas de Alonso Valencia

Anecdotario amoroso

yo no quería hablar de amor
pero ya nadie quiere dormir sin ti

Nuestra vida poética
Cada vez que me invitas a tomar un cafecito
a tomarme un tesito
me imagino que soy él y tú ella
de los formales y el frío

Puta la Wea
Yo no quiero fantasmas
supermercados televisión
ni sopas
no quiero reescribir mal de amor
pero aquí me tienes
Judas
Será justo que respondas que me quieres en poemas?
cuando ambos sabemos que esa wea es
mentira

Acto de Fe
ya oh
si te creo cuando me dices
te quiero

Alonso Valencia: Nacido y vivido en La Serena desde 1986 hasta 2009, profesor de Castellano y Filosofía por la Universidad de La Serena y
actualmente soy candidato a Magíster de Estudios Latinoamericanos por la misma Universidad. El año 2007 desempeñé el cargo de director de
la Revista Humus nº 10.
Poemas de Marcos Riesco: Libro del Loco

Estrella de mar
La forma invisible que en el cielo
deja la gaviota y el pelícano
la forma que el cochayuyo escribe
en el agua salada la forma de mi concha
la espiral de cada concha
concholepas
racional misterio de las formas
en la superficie del océano
no es de plata el camino de la luna
solamente un reflejo un haz de luz en perspectiva
y un recuerdo de Chile es una concha de loco decorada
mirame a los ojos caminamos por el borde de la playa
los erizos son estrellas de mar cerradas
los erizos son estrellas invertidas
hay mas granos de arena en la playa que estrellas en el
universo?
o viceversa
Mensaje
Aquí estamos hablando en nombre de todos los locos
vecinos habitantes de la intermareal y hasta 40 metros de
fondo
que es lo que dicen los científicos
estos poemas son un mensaje un saludo para los hombres del
litoral
que nos sacan de aquí (en la lógica de una cadena alimentaria)
para vendernos y ganarse plata p'a parar la olla
Aquí estamos hablando en nombre de todos los locos
vecinos habitantes de la intermareal y hasta 12 metros de fondo
que es lo que dicen los pescadores
mensaje.

Marcos Riesco: Los poemas del libro del loco de Marcos Riesco, fueron publicados por mago editores en el libro Bordecerro, una antologia de los
poemas ganadores del concurso de poesia 2007.
Poemas de Ignacio Uranga

El ella real

Decididamente sintomáticas y divididas mi mente y psique
por el límite producto de la involuntaria violencia
ordenadora que estructura y jerarquiza sin tenerme en
cuenta, y sin piedad ensueña y golpea, golpea y ensueña
al punto tal de dolorosamente situarme a luz plena subalterno
indefenso frente al ella real y la pre-mujer, temporalmente frágiles
ambas; desesperadamente amando no la totalidad sino mínimas partes:
me refiero claro a ésta que no es no es: y no es: que canta no cantando
cuando extiende y no extiende sus manos que no son manos y
las abre cerrándolas para despedirse sin irse ni haber llegado
para luego finalmente lejana hacer las típicas señales del adiós
hasta que yo mucho más allá de lo inevitablemente preciso
incierto como la letra, como lo oscuro a los ojos, vuelvo arrodillado
a la construcción escritural, a dar sentido a esta vida, fundando un
territorio en el que comprensión y pregunta se desleen: como aquélla
que ni canta ni extiende ni cierra ni abre porque no hay ni canto ni
llegada ni manos para las típicas señales del que puede partir:
han fundado una y otra dialógicamente dis-cordia en mi pobre corazón
Mnémica emotivo-involuntaria o del azul imposible

Tus ojos
tus ojos, la puta, tus ojos

Sýmbolon

El último invierno, agosto, miércoles, 11 pm
ella partió, dejó, la ciudad, un pacto, el am-
or, roto en el café de las siete: un sím-
bolo de la antigua Grecia: la hospi-
talidad de sus ojos: la mitad de mi tristeza

Los poemas pertenecen a El ella real, editado en Hemisferio Derecho Ediciones, Bahía Blanca, 2009. Ignacio Uranga (Bahía Blanca,
1982), El ella real, Hemisferio Derecho Ediciones, Bahía Blanca, 2009
Poemas de Cristóbal Valenzuela B - CERRO

Ducha.

tras la separación mi madre se duchaba por horas,
en las noches, el baño no tenía ventanas, sólo
una rendija algo ineficiente en el techo, es por
eso que hoy, en esta casa, me ducho con la
ventana cerrada, necesito respirar el vapor, si no
está, me falta algo, una parte de mi infancia
que no quiero perder.

Vallas.

en séptimo básico me quebré la cadera saltando vallas,
en el colegio, un hueso se salió de su lugar por algunos varios
centímetros, la radiografía era bastante dramática, la recuerdo,
todo por no haber alongado, el doctor de donde me llevaron sugirió
una operación urgente, mi abuelo recomendó reposo, 4 meses en cama,
según él, mi cuerpo reubicaría por sí mismo al hueso en su lugar,
seguimos la opinión de mi abuelo, periodo que calzó con los últimos
meses del embarazo de mi hermana, ahí fue cuando nos unimos yo y ella,
ahí fue, pasando todas esas semanas juntos, tirados en la cama de mi
madre,
viendo televisión.
Herencia.

mi padre me heredó un terror al vacío,
al vacío humano y al abandono humano.

el cerro me dejó cierto amor
por los paisajes desolados.

suena algo contradictorio, sí.
pero qué puta quieren que le haga.

Mecedora.

cuando supe que mi hermana estaba embarazada, lloré,
yo tenía 12, ella 16, no sé por qué lloré, puede que por
una sensación de absoluta falta de control sobre las cosas
que nos pasaban en ese entonces, lloré sentado en la mecedora
de la tatarabuela, en la pieza de mi madre, frente a mi madre
y a mi hermana que me miraban sentadas en la cama, la puerta
estaba con pestillo, todavía no le contaban nada a los más chicos.

también lloré la primera vez que mi papá se afeitó la barba,
fue en la misma pieza, pero mucho antes del embarazo
de mi hermana, y muchos años antes del divorcio.

nunca más ha vuelto a afeitarse.

Cristobal Valenzuela B - Santiago -Chile. Autor de colecciones de poesía, Poemas en miniatura, Cerros y Ciertas Botellas
Poemas de Jósé Garés Crespo

POR QUÉ PLATÓN EXPULSÓ A LOS POETAS DE LA REPÚBLICA

Deja de perseguir el lugar
donde aún florece la rosa tardía»
Q. Horacio Flaco

Con el otoño llega el tiempo
de ordenar los vacíos y la palabra.
Si al menos, al final de la aventura,
volvieran, fugaces si quieres,
la sonrisa y el asombro,
tal vez, entonces, tuviéramos un respiro
en esta larga caminata, hoy sin norte,
siempre de vuelta, sombra de la luz.
Deberíamos, un día de estos,
hablar del obligado exilio,
de la nostalgia y las mareas,
antes de zarpar hacia el desarraigo

THE HOUSE OF THE RISING SUN

«El llanto de los funerales se mezcla con el llanto del recién nacido».
Tito Lucrecio Caro
Roto el pacto del Sinaí, perdidas
las noches de Rokha (¿dónde estabas, Neruda?),
cómo encontrar la frontera entre sus muros
y nuestras manos, si Caravaggio miraba
y Pink Floyd dormía el caligrama de los sueños.
Muchos años caminando y, aún hoy,
nos perdemos en su bosque
y nos quedamos absortos en sus ventanas,
nos ciegan sus excesos,
sus miles de espejos sucios
Tan humanos fuimos.
Con sus destellos, cuántos mundos huían
de los que fuimos puertas.
Y ahora, no sabemos qué posada,
qué descanso ofrecían,
en qué estancia pudimos ser huéspedes.
Aún así, después de tantas lunas,
qué extraño, saber de la soledad
que compartimos tantos,
para llegar a la meta sin atender al camino,
tratando de subvertir el presente
y acomodarlo al sendero que nos llevó
de ser héroes a terminar como víctimas.
Hay días que nacemos únicos,
tan solos que nos asustan
los largos descubiertos que adornan
nuestra corta historia y nos aventamos,
solemnes, como la mies en la era,
desenfadados, como un obradoiro desierto,
como la corteza de la miel del clan.
Cuando la luz se apague y la ciudad caiga,
volverán áureas bandas
y los vientos del sur nos llevarán
a los tres caminos con una sola puerta.
Lujuria mágica del otoño que mengua.

Jósé Garés Crespo. Alzira, Valencia: Ha publicado "De mi amor y mis circunstancias", Editorial Arrecife (Cadiz), "Falç sense má",
Ediciones Tres i Cuatre (Valencia), adémás de estudis sobre literatura y temas sociales en prensa y revistas especializadas. Fundó la
revista de poesía GRAMA, en la que colaboraron poetas como Vicente Aleixandre y Jorge Guillén.

Related Interests