You are on page 1of 2

Sismo

Un sismo es un temblor o una sacudida de la tierra por causas internas. El
término es sinónimo de terremoto o seísmo, aunque en algunas regiones
geográficas los conceptos de sismo o seísmo se utilizan para hacer referencia a
temblores de menor intensidad que un terremoto.
Estos movimientos se producen por el choque de las placas tectónicas. La
colisión libera energía mientras los materiales de la corteza terrestre se
reorganizan para volver a alcanzar el equilibrio mecánico.
Terremoto
Un terremoto es el movimiento brusco de la Tierra (con mayúsculas, ya que nos
referimos al planeta), causado por la brusca liberación de energía acumulada
durante un largo tiempo. La corteza de la Tierra está conformada por una docena
de placas de aproximadamente 70 km de grosor, cada una con diferentes
características físicas y químicas. Estas placas ("tectónicas") se están
acomodando en un proceso que lleva millones de años y han ido dando la forma
que hoy conocemos a la superficie de nuestro planeta, originando los continentes
y los relieves geográficos en un proceso que está lejos de completarse.
Las zonas en que las placas ejercen esta fuerza entre ellas se denominan fallas y
son, desde luego,los puntos en que con más probabilidad se originen fenómenos
sísmicos. Sólo el 10% de los terremotos ocurren alejados de los límites de estas
placas.
La actividad subterránea originada por un volcán en proceso de erupción puede
originar un fenómeno similar.
Hundimiento
es un movimiento de la superficie terrestre en el que predomina el sentido vertical
descendente y que tiene lugar en áreas de distintas características y pendientes.
Se diferencia del término subsidencia por sus escalas temporal y espacial mucho
más reducidas. Este movimiento puede ser inducido por distintas causas y se
puede desarrollar con velocidades muy rápidas o muy lentas según sea el
mecanismo que da lugar a tal inestabilidad.
Causas Las causas principales de los hundimientos de tierras es la disolución de
la piedra caliza, que es el carbonato de calcio, por la acción del agua subterránea.
Aunque el CaCO3 tiene una constante del producto de solubilidad relativamente
pequeña, es muy soluble en presencia de un ácido. Este problema ha causado
muchos problemas en muchos lugares y países como en Praga, México, Florida,
Venezuela, España, entre otros.

El agua de lluvia es ácida por naturaleza con un intervalo de pH de 5 a 6 y
se puede volver más ácida en contacto con materia vegetal en
descomposición.