You are on page 1of 4

Clase 7 – Sacramentos en general – 8 Ago 2014

Teología sacramental en San Agustín
(continuación)
Nota: El texto a continuación es parte de la síntesis del pensamiento de san Agustín sobre la teología sacramental, y fue
elaborado a partir de los apuntes del curso “Teologia Liturgico-Sacramentaria” dictado durante el año académico 20042005, por el Prof. Dr. Enrico Mazza, en el Pontificio Istituto Liturgico del Ateneo Sant’Anselmo, en Roma, Italia.

Agustín sostiene con claridad que en las acciones litúrgicas está la presencia de los eventos
salvíficos, en cuanto eventos acaecidos en la historia. Por otra parte, junto a este evidente realismo
sacramental encontramos que las explicaciones agustinianas de los ritos y de los sacramentos de la
Iglesia están siempre ligadas al simbolismo ritual, o sea, a los gestos y elementos materiales que son
constitutivos de las celebraciones. Por tanto, se constata que, en Agustín, están presentes ambos
datos: el realismo y el simbolismo. No se oponen uno al otro, sino que son las dos caras del mismo
método hermenéutico: la tipología, que Agustín aplica tanto a la interpretación de la Escritura como
a la interpretación de los ritos en la liturgia. El uso de la tipología le consciente ser
contemporáneamente “simbolista” y “realista”. De hecho, en el sistema tipológico, aquel dato que
llamamos símbolo es lo que permite al rito litúrgico ser participación real de la salvación ocurrida
en la historia.
El uso del sistema tipológico supone que se asuma una ontología ligada al platonismo, hecho que
por lo general se descuida o no es tenido en cuenta al tratar la doctrina sacramentaria en Agustín, y
que, como lógica consecuencia implica un cambio radical de impostación en el tratamiento del
tema. Pero entonces, es necesario preguntarse si Agustín fue tributario del platonismo. Endre von
Ivánka1 responde afirmativamente y saca a la luz cuidadosamente la relación que hay entre Agustín
y el platonismo. Él dice que Agustín se empeñó en debatir con el platonismo pagano originario y
que, sólo después, lentamente, cristianiza los temas platónicos. E. von Ivánka nota, ante todo, que el
platonismo de Agustín es diverso del de todos los otros Padres de la Iglesia; luego, muestra que la fe
como capacidad de conocimiento, viene tratada en términos platónicos. De hecho, en la cuestión del
conocimiento místico, Agustín parece más cercano a Platón que otros platónicos cristianos.
Teniendo esto como premisa, tratemos de ver como considera Agustín la liturgia y los sacramentos.
En Agustín se presentan muchos grados distintos de real participación en el estado último de la
unión con Dios. Un buen ejemplo de esta idea agustiniana es la concepción de la Palabra de Dios
como acceso al Reino: “Yo soy el alimento de los fuertes; cree y me habrás comido; tu no me
asimilarás a ti… eres tú que te asimilarás a mi” (Confesiones VII,10). En este texto clásico
podemos ver como Agustín se sirve del concepto de participación. Se trata de un concepto
típicamente platónico, pero la manera de usarlo es propia de Agustín. Esta es una de las principales
diferencias2 entre el platonismo de Agustín y el pensamiento originario de Platón.
La idea base de Agustín sobre el organismo sacramental está ligada, como en otros Padre tributarios
de una ontología de marca platónica, a los conceptos de imagen, semejanza, imitación, etc. Este es
un texto significativo: “De hecho, si los sacramentos no tuviesen alguna semejanza con las cosas
de las que son sacramentos, no serían en modo alguno sacramentos” (carta 98,9).
Aquí se trata de ver si el término semejanza designa sólo una apariencia exterior o es un término
técnico del vocabulario sacramental, capaz de designar el nivel ontológico del ente. Basta tener en
cuenta el ejemplo que acabamos de citar (carta 98,9), para ver la importancia del tema y para aferrar
los términos exactos del problema: De hecho, de este texto se podría fácilmente concluir que el pan
1

E. IVANKA VON, Plato christianus. La réception critique du platonisme chez les Pères de l’Église,
París 1990.
2
Es a la luz de esta doctrina de la participación que deben ser leídos, por ejemplo, estos textos
en los que Agustín se empeña en dar una interpretación “no cafarnaita” de la Eucaristía. Para
ello recurre a categorías de tipo platónico: comiendo la hostia no se alcanza físicamente al
Cristo que está localizado en el cielo. En la comunión eucarística la manducación debe ser
espiritual (Sermón 131,1; De doctrina christiana III,16).

1

entendida en el sentido agustiniano de participación de la realidad salvífica. VILLETTE.hecho simbólico . 26.43). En cambio. ut aliquid etiam significare intellegatur. etc. asegura la salvación. Fe y misterio son dos realidades sistemáticamente correlativas. además de figura. para Agustín. L. Foi et sacrement. nosotros lo somos en su pasión cumplida” (Confesiones. 6. Esta afirmación es fundamental en Agustín y es su aporte original en este tema. Hay textos. Concluyendo. C. y no pocos frecuentes. similitud. Es Él el anuncio de los sacramentos antiguos que “en los signos son diversos. Vol..20. misterio de salvación (Cfr. op.Clase 7 – Sacramentos en general – 8 Ago 2014 eucarístico puede ser llamado cuerpo de Cristo en el mismo sentido en que el Domingo puede ser llamado día del Señor. Lo mismo se debe decir respecto a la relación que hay entre el evento de salvación y el rito sacramental que a él se refiere: son idénticos entre ellos. que son entendidos según el triple sentido de rito . cred.. 260). Por una parte él constata la identidad sustancial.. aun siendo diferentes7. acción conmemorativa – elemento significante – realidad significada. imagen. Agustín habla muchísimo del misterio de Cristo. y su renovación total en el pasaje del AT al NT: “Ellos fueron salvados por la fe en la pasión futura. 7 “Sacramentum est autem in aliqua celebratione. misterio designa el evento de salvación al cual se accede por la fe. es más. aunque sean diferentes. p. Couturier realizó una encuesta estadística sobre la palabra sacramentum en Agustín y concluyó que en las dos terceras partes de las veces designa un uso ritual3. entonces como ahora. ¿Se trata de una contradicción? No hay contradicción a condición de colocar estos datos 3 Cfr. de la fe solicitada para la salvación. porque el lazo de dependencia es siempre el mismo: no es otro que la fe en Jesucristo. 256. C. Cristo es desde los orígenes el único mediador de la salvación: por tanto. se refieren a un único objeto: la persona de Jesucristo. Sacramentum et Mysterium dans l’oeuvre de S. Paris 1959. 4 2 . es la doctrina platónica de la participación lo que está atrás de los vocablos agustinianos sobre la sacramentalidad. toma nota de la multiplicidad de ritos sacramentales. … en la cosa significada son iguales” (Tratados al evangelio de San Juan. o divinorum sacramentorum libri6: todo lo que entra en el ámbito de la Escritura pertenece al área de la sacramentalidad. es la fe misma en Él que. Paris 1963. 10. idéntico en todas las épocas. según vimos en la clase anterior del 18 de julio pasado. todos los sacramentos tienen en común el hecho de que. De hecho. el concepto de participación puede dar razón de estos datos a causa del alcance ontológico y de la gradualidad con la que viene siendo connotado. para Agustín las diversas etapas de la historia de la salvación son idénticas entre ellas. Villette. en los que el dato ritual es llamado misterio y el dato histórico de la salvación es llamado sacramento. 35. rito celebrado – signo significante – misterio expresado. a través de todos los tiempos. quod sancte accipiendum est”. tienen particular valor los términos mysterium y sacramentum. I. entre ellos. I: Du Nouveau Testament à Saint Augustin. este es el misterio fundamental: aquí. como la fe. 5 A pesar de la multiplicidad evidente durante el curso de las edades. Este significado es.12). cum rei gestae commemoratio ita fit.2). L. Efectivamente. “Hay sacramento en una celebración cuando la conmemoración de lo acaecido se hace de modo que se sobreentienda al mismo tiempo que hay un oculto significado y que ese significado debe recibirse santamente” (Carta 55. En esta perspectiva podemos entender cómo la misma Sagrada Escritura puede ser llamada mysteriorum scriptura. muy a menudo abraza en una única perspectiva el devenir histórico de estas dos realidades: fe y sacramentos4. Augustin. 6 Cont Jud. veterotestamentarios y neotestamentarios5. Veamos en qué modo.evento salvífico. Problemas de este género son frecuentes en Agustín y no pueden ser resueltos recurriendo simplemente a las categorías del simbolismo y del realismo. y que responden a la triple tríada de equivalencias ya conocida por nosotros: Rito – Símbolo – Misterio. Cit. De util. incluso al interno de la misma época. pero esto no ocasiona problema si recurrimos al modo en que hoy se entienden estos términos. COUTURIER. Por otra parte.. Con el “significado” de los sacramentos se quiere designar el lazo de dependencia que ata el símbolo sacramental a la res que él expresa.

lo que se entiende. hermanos míos. Esto dicho brevemente. A estas cosas. Hablando a los neófitos. el Apóstol: ‘Nosotros somos muchos. si quieres entender el cuerpo de Cristo. 3 . posee fruto espiritual. Veamos un par de textos de Agustín donde se observa esto. explícanoslo para que lo entendamos». Para él. lo que quizá sea suficiente a la fe. para explicarles la Eucaristía: “Lo que estáis viendo sobre el altar de Dios. es la sangre de Cristo. Dice. e igualmente la liturgia de la Iglesia. las llamamos sacramentos. Si lo habéis recibido dignamente. en la celebración litúrgica no podemos distinguir entre realismo y simbolismo. mientras conservan su diferencia específica. o lo que él contiene. dado que estas dos realidades son dos diversos niveles de participación del cuerpo de Cristo. en el cuadro de la doctrina de la participación usada por Agustín.están unidas y se identifican entre ellas.9 LXX). Por tanto. 10 El rito. una verdadera catequesis mistagógica. fue perseguido por los judíos. Efectivamente. la participación. A lo que sois respondéis con el amén. Lo que se ve tiene forma corporal. Agustín usa la misma categoría de cuerpo de Cristo para tratar el pan eucarístico y la Iglesia reunida en la celebración. Lo que veis es un pan y un cáliz. 9 Definición de sacramento que se ha hecho clásica. Un buen ejemplo para ilustrar esta afirmación lo encontramos en los Sermones 227 y 272. es el cuerpo de Cristo. porque una cosa es la que se ve y otra la que se entiende9. 8 Se refiere a la noche de la Vigilia pascual. puede surgir en la mente de cualquiera el siguiente pensamiento: «Sabemos de dónde tomó carne nuestro Señor Jesucristo: de la Virgen María. (Sermón 227. llevándose allí su cuerpo. vosotros sois eso mismo que habéis recibido. Pero. tomó el pecho. que derramó para la remisión de nuestros pecados.17)”. muerto en el madero y bajado del madero. capaz de garantizar la identidad en la diferencia. éstas –ontológicamente. el rito reenvía al evento no por una semejanza exterior 10. fue alimentado.27). escucha al Apóstol que dice a los fieles: Vosotros sois el cuerpo de Cristo y sus miembros (1 Cor 12. sino por su estructura ontológica11. ni el gran misterio que encierra. no comprenderéis (Is 7. Sólo que en Agustín tiene una amplitud mayor de la que ordinariamente se le da. vuestros ojos así os lo indican. entre el 405 y el 411. Mas según vuestra fe. En consecuencia. en que los nuevos bautizados habían participado por primera vez en la Eucaristía. puesto que. Siendo pequeño. para él. los “sacramentos” no pueden reducirse a los siete de la teología posterior. reenvía al evento del que es sacramento y del cual recibe toda su consistencia. Ahora podéis decirme: «Nos mandas que lo creamos. creció. Sé miembro del cuerpo de Cristo para que sea auténtico el Amén”. pero un solo pan. pero la fe exige ser documentada. lo que contiene el cáliz. puesto que el rito participa ontológicamente del evento. Por tanto. pero aún no habéis escuchado qué es. y ese rito lo hace idéntico al evento (sin duplicarlo). puramente simbólica. que sólo se les explicaba el domingo. un solo cuerpo’ (1 Cor 10. si vosotros sois el cuerpo y los miembros de Cristo. pongamos atención. resucitó al tercer día y cuando quiso subió al cielo. en efecto. sobre la mesa del Señor está el misterio que sois vosotros mismos y recibís el misterio que sois. Este cáliz. y allí está sentado ahora a la derecha del Padre. lo visteis también la pasada noche 8. Se trata del Sermón 272. 11 La identidad en la diferencia es un hecho explicable sólo con las categorías platónicas de Agustín. En otros términos. santificado por la palabra de Dios. que necesita ser instruida.Clase 7 – Sacramentos en general – 8 Ago 2014 en el cuadro de una ontología tributaria del platonismo: o sea. qué significa. y respondes: «Amén». posterior al año 412). Y aún: “Este pan que vosotros veis sobre el altar. de allí ha de venir a juzgar a vivos y a muertos. mejor. y vuestra respuesta es vuestra rúbrica. toda la Escritura está llena de esos sacramentos o misterios. fue sepultado. el pan es el cuerpo de Cristo y el cáliz la sangre de Cristo. santificado por la palabra de Dios. Dice. En efecto. pronunciado a los neófitos en el Día de Pascua. predicado en Hipona a los neófitos el día de Pascua. con todo lo en él contenido. Por medio de estas cosas quiso el Señor dejarnos su cuerpo y sangre. en efecto el profeta: Si no creéis. colgado en un madero. ¿Cómo este pan es su cuerpo y cómo este cáliz. las dos realidades no son dos modos del cuerpo de Cristo: son un solo y único cuerpo. En consecuencia. Se te dice: «El cuerpo de Cristo». es su sangre?». es la llave para comprender el pensamiento agustiniano sobre los ritos litúrgicos. llegó a la edad madura.

no será comprendida la ontología que subyace al pensamiento de Agustín. sino de aquel conocimiento que es dado por la fe. no obstante. para Agustín. será interpretado de modo prevalentemente simbólico. a veces fisicista. del hecho sacramental. el conocimiento comporta siempre un acto de voluntad. dado que. acompañada por una lectura fuertemente realista. sucederá que. su naturaleza. ya en el Alto Medioevo.Clase 7 – Sacramentos en general – 8 Ago 2014 De todo esto se desprende que. al rito litúrgico le será dada una interpretación prevalentemente moral. sino también porque ejercita un enorme influjo sobre los siglos posteriores. lo que se entiende. o sea. Esta bipolaridad entra en la definición misma de sacramento y vale para el organismo entero de la liturgia: “A estas cosas. El acto de voluntad es uno de los elementos constitutivos del conocimiento místico. no debe ser aplicado a la fe como puro y simple conocimiento. que no debe ser entendido en sentido puramente cognitivo. no sólo por la objetiva importancia de su doctrina. Lo que se ve tiene forma corporal. posee fruto espiritual”. por otro lado. El acceso y la participación al rito se representan por el término comprender. Es decir. La naturaleza del rito litúrgico es objeto no de experiencia sensible. mientras que. las llamamos sacramentos. porque una cosa es la que se ve y otra la que se entiende. Lamentablemente. El pensamiento de Agustín es una piedra miliar. que es la vía de la salvación. 4 . existen muchos grados distintos en la real participación al estado último de la unión con Dios. Con estos términos se designa el doble nivel de la realidad: lo que cae bajo el dominio de los sentidos y lo que efectivamente esa es. se realiza el misterio. sobrevivirá su vocabulario sacramental que. la correcta manera de participar en la liturgia está en pasar del rito al evento. en el desarrollo de la doctrina de la ritualidad de los sacramentos. un hito importantísimo. hermanos míos. en el pensamiento agustiniano. compleja y de múltiples facetas? Por un lado. por participación. ¿Qué es lo que sobrevivirá de esta concepción agustiniana rica. Estos datos son aplicables a los ritos litúrgicos: de donde se sigue que las celebraciones litúrgicas van consideradas como uno de estos diferentes niveles en los que. En ésta.