You are on page 1of 1

A "la vieja" le dejaste la casa llena

con tus pinturas,


los nudillos
y un pelo bravo de bigote
que se encarama a su almohadn.
Mejor no lo hubieras echo,
ella ahora siempre se martiriza
por las noches. Y t vas, se nota
porque tu aliento empaa los relojes.
S que ayer estabas en otro lecho
junto a mi nico hermano griego,
te vi un gitano espiritista
estirndole de la barba. Pero,
[T]rae tu rodillo con su rigor
dime: yo, qu soy?
y vistame a mi ahora,
que ya no tengo miedo de Jodorowski.
Trae tu brocha y no olvides
alguna mancilla de muro triste,
ese es el maldito espacio en blanco.
Trae toda tu pintura negra,
vamos a matar al mercader:
as nuevas letras, as nuevas gentes. Pero,
[V]istame a mi ahora,
que yo ya no le temo al croma.
Y Jodorowski, que se joda.