You are on page 1of 1

escribió un tratado sobre la

virginidad donde defiende que
la razón del divorcio es el
adulterio.
La mujer es considerada como
un miembro del cuerpo del
esposo, por lo que el marido
no puede casarse de nuevo.

Basilio de Ancyra
Autores del oriente romano
en el siglo IV

fue el mejor orador de la
antigüedad de oriente.
Homilía 19 sobre la I Carta a
los Corintios: el adulterio lleva
consigo la ruptura del
matrimonio.
señala las causas de la
separación matrimonial. Es un
testimonio en favor del
divorcio y de las segundas
nupcias.

Juan Crisóstomo (344/ 354-407)

Comentario a I Co 7

Génesis 1,27

“El Ambrosiasta”

Es importante por tratarse del
mejor canonista de la
cristiandad occidental.
De fide et operibus (413)
considera falta menor al
segundo matrimonio de un
hombre que ha sorprendido a
su esposa en adulterio.

La legislación
matrimonial en el
AT

Legislación civil sobre el
divorcio en el siglo IV

Génesis 2,24

"... que por esto dejará el
hombre a su padre y a su
madre y se unirá con su mujer
y serán una sola carne..."

Deuteronomio 24, 1-4

Escritores occidentales
del siglo IV

se menciona la posibilidad de
conceder el divorcio cuando se
detecta una tara.

La ley judía no admitía el divorcio por
iniciativa de la mujer
admite el matrimonio después
de la muerte de uno de los
cónyuges.

Agustín de Hipona.
MUJERES: no repudien a sus
esposos por cualquier motivo:
bebedor, jugador o mujeriego

Hermas
Constantino
(Codex
Theodosianus)
legisla que:

HOMBRE: sólo puede repudiar
a su mujer por adulterio y
envenenamiento.
Se ha señalado su carácter
marcadamente misógino, pues
condena todo segundo
matrimonio de la esposa,
después de la separación,
incluso en el provocado por el
adulterio del esposo.

La situación del hombre y la
mujer son iguales ante el
adulterio, el divorcio y la
prohibición de matrimonio
posterior.
en su Apología segunda

La Iglesia
antigua ante
el divorcio

Escritores del
siglo II

Justino

alaba a una esposa que se
divorció de su esposo (porque
lleva una vida disoluta)
rechaza la posibilidad de un
nuevo matrimonio, si ya
estuvo casada antes.

Elvira (pricipio s. IV)
Atenágoras (177)

Al contrario al de Elvira legisla
sobre el varón.
Aconseja a la esposa de
maridos adúlteros que en la
medida de lo posible no se
casen nuevamente, pero no lo
prohíbe.
Se celebró entre los años 314 y
325. Prohíbe al laico de esposa
adúltera entrar en el
ministerio, y si lo comete
después de haber entrado
debe repudiarla.

Concilios del siglo IV
Arlés (314)

Teófilo, Taciano y
Tertuliano

prohíbe el matrimonio después
del divorcio del varón que
repudia a su esposa.
los tres primeros escritores
cristianos que admiten el
matrimonio después del
divorcio.

no autoriza las segundas
nupcias al esposo que repudia
a la esposa adúltera.
Clemente
Escritores de Alejandría

Cree como Tertuliano que la
infidelidad rompe el pacto
matrimonial
Permite el matrimonio del
varón que ha repudiado a su
esposa a causa del adulterio.
no prohíbe explícitamente el
matrimonio después del
divorcio.

Orígenes

Lactancio
Escritores africanos

Tertuliano

No condena el matrimonio
después de la viudedad.
Admite: La separación sólo por
la fornicación.

Neocesarea

En sus "Instituciones Divinas"
(6, 23) según algunos,

se deduce que no habría
impedimento para un segundo
matrimonio.

"...Dios creó al hombre a su
imagen, varón y mujer..."

Prohíbe: que se vuelvan a
casar tanto el hombre como la
mujer