You are on page 1of 180

Curso de actualización en el

tratamiento de la anorexia y la
bulimia

Acto de inauguración del curso. De izquierda a derecha: Prof. Santiago Grisolía, Secretario de la FVEA; Ilmo. Sr. D. Alfonso
Bataller, Subsecretario de Sanidad y D. Silvino Navarro, Patrono y Tesorero de la FVEA.

Terapia motivacional en el tratamiento de pacientes con un TCA
DR. D. LUIS BEATO FERNÁNDEZ
Psiquiatra. Jefe Sección Psiquiatría Infanto-Juvenil y de los TCA
Hospital General de Ciudad Real

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Trastornos de conducta alimentaria: trabajo con familias DRA. DÑA. UTCA Hospital Universitario La Fé de Valencia . GLORIA CAVA LÁZARO Psicóloga Adjunta.

sin embargo. Luego analizaré en dicho marco teórico un caso de familia afectada por un trastorno de conducta alimentaria. para ejemplificar esta idea. Pienso. Hay terapeutas que parten de la hipótesis de que las causas del trastorno radican en el propio individuo y. de las llamadas “terapias sistémicas”. en el sistema familiar. por el contrario. Según estos terapeutas. considero que hay que hacer uso de cuantas herramientas compatibles estén a nuestro alcance y hayan demostrado su eficacia. para tratar de ayudarle. pero cuya eficacia tal vez ha sido escasa. los trastornos de conducta alimentaria son muy adecuados. aplicando terapias individuales. muy en particular. abocando a menudo a callejones sin salida acerca de cuál es la teoría correcta de la terapia. la solución del problema no se encontrará. Su problemática es enorme. el terapeuta. 1. Sólo la ética debería fijar límites a nuestra acción. 2. como meros instrumentos recambiables. por el contrario. . Se trata de aquellos terapeutas que consideran que el trastorno se origina y mantiene en interacciones viciadas entre el paciente y algunos de los elementos que forman parte de dicho sistema. desde la cual suelen excluirse como válidas las posiciones de las demás. Al actuar así. pues en el mundo de la psicoterapia lo que domina es la adscripción a una escuela determinada. desde un punto de vista psicoterapéutico. Presupuestos teóricos Unas palabras introductorias Permítanme que inicie la exposición con una declaración rotunda y no exenta de riesgo. pues. Finalmente extraeré de todo ello algunas conclusiones para la práctica clínica. más que adherirse a una forma particular de terapia con exclusión de las demás. Creo que. 3. defienden la necesidad de aplicarles terapias de tipo individual. Ensayaría. que hay que indagar en los sistemas de los que forma parte el individuo y. con frecuencia. en consecuencia. por eso mismo. Se han producido así. por eso mismo. Hay terapeutas que suponen. sino terapias que incidan sobre las interacciones sistémicas disfuncionales. Se trata. que. el terapeuta no manejaría sus hipótesis como si fuesen las únicas y verdaderas. Primero haré un sumario del marco teórico en el que se desarrolla habitualmente mi trabajo terapéutico con familias de pacientes de trastornos de conducta alimentaria. debates teóricos cuya complejidad no niego. convendría que estuviera abierto a emplear las estrategias y los medios compatibles más eficaces para lograr el cambio. cuantas hipótesis considerase pertinentes. hay que ser posibilista y oportunista: el paciente manda y. Lo dice Bill O’Hanlon con gran claridad: muchas teorías diferentes y muchas técnicas y enfoques distintos parecen producir cambios y resultados positivos.Voy a estructurar esta conferencia del modo que sigue: 1. vinieran de dónde vinieran. quizá.

ni por una concepción metodológica rígida de la psicología. Obviamente. “hereje” es quien tiene la capacidad de elegir y el enfoque terapéutico que intento defender aquí hace uso pleno de esa capacidad. a saber: . Por “causalidad circular” se entiende lo contrario de linealidad. a su vez. un sistema que. Permítanme detenerme ahora. Unas y otras tienen su campo de acción. la conducta del sistema familiar no es sólo la suma de las conductas de sus miembros. en particular. sin negar la importancia de aproximarse a los trastornos de conducta alimentaria desde una perspectiva individual. en aquellos aspectos de la terapia sistémica en general que creo que están influyendo sobre mi trabajo terapéutico con las familias. y eligiendo en cada caso la que estimo más conveniente de entre un amplio número de terapias. la partida de éstos del hogar y la muerte de algún miembro. Entre las principales figuran las de totalidad. Por consiguiente. en la búsqueda de la eficacia. Lo admito. la opinión más extendida hoy en día es la de que los trastornos de conducta alimentaria son desórdenes multifactoriales. en el análisis de algunos de los conceptos aludidos y. Por ejemplo. convendría acercarse al paciente con mentalidad abierta y no renunciar a la aplicación de terapias individuales en nombre de terapias sistémicas. sobre A. La familia misma es. Los sistemas familiares tienen diversas propiedades. de los cuales la familia es el principal. se denomina “terapia familiar sistémica” la terapia desarrollada bajo los supuestos de que ni las personas ni sus problemas existen en el vacío. A puede influir sobre B y B. Algunos se hallan en el propio individuo y otros en el entorno con el que se relaciona. Para el pensamiento lineal. Personalmente. psicológicos y sociales.Sin embargo. aunque sea brevemente. como dicen Nardone y Watzlawick (1991). Es eso más el conjunto de relaciones que existe entre ellos. sí un factor mantenedor de dichos desórdenes. sino que están ligados a sistemas más amplios. En ese sentido. tratando de adaptar la terapia al paciente y no al revés. la respuesta de un miembro A del sistema a la conducta de otro miembro B es un estímulo para que. por tanto. A es la causa de B. Por tal se entiende la secuencia de etapas a través de las cuales la familia evoluciona. Para el pensamiento circular sistémico. Es por eso mismo por lo que. Esta última propiedad enlaza directamente con un concepto fundamental de la terapia familiar sistémica. lo que acabo de decir constituye una gran herejía desde el punto de vista teórico. La palabra “hereje” tiene ciertamente algunas connotaciones negativas. causalidad circular y teleología. Tras ellos hay factores biológicos. No debería ser así. si no el origen. Por “totalidad” se entiende la propiedad de un sistema consistente en el hecho de que el todo es más que las partes. convendría no perder de vista que el individuo forma parte de un sistema y que quizá alguna de las interacciones propias del mismo es. a su vez. Terapia familiar sistémica En este sentido. B dé una respuesta que puede servir de estímulo a A. intento actuar así en la UTCA del Hospital Universitario La Fe en Valencia. . a su vez. Se trata de fases bastante universales. porque. al no dejarse encorsetar ni por un modelo inflexible de la naturaleza humana. a fin de asegurar la continuidad y el crecimiento psicosocial de sus miembros. Finalmente la propiedad de “teleología” de un sistema familiar consiste en su capacidad de 3s diferentes exigencias que van planteando los diversos estadios de desarrollo por los que aquél atraviesa. forma parte de sistemas cada vez más amplios. en las que destacan algunos hechos nodales como el nacimiento y crianza de los hijos. o al revés.

Entre los participantes estaban Gregory Bateson. en definitiva. en las que un grupo selecto de científicos provenientes de las más diversas disciplinas (antropología. A lo largo de esa década tuvieron lugar en Nueva York una serie de conferencias auspiciadas por la Fundación Macy. Como dice Ochoa de Alda (1995). los datos plasmados gráficamente permiten generar hipótesis sobre la relación del síntoma con el contexto familiar. directiva e indirecta. la denominada “Terapia Breve”. considerando quiénes están más implicados en el problema. entre otros. Todo ello permite. pero tenía poca pericia o poco interés en entender sus psicopatologías. aplicar la hipnosis a la psicoterapia y. al menos. Consideraba a Freud un genio por desvelar las complejidades de la mente humana y la psicopatología. De hecho. prever la solución del problema y de su contexto. entonces. Para comprender bien lo que significa la Terapia Breve. Por su influencia sobre el desarrollo posterior de la psicoterapia me detendré unos instantes en la figura de Erickson Milton Erickson Erickson fue un psiquiatra (también se había licenciado en psicología) que desarrolló muchos métodos innovadores para tratar la resistencia a la terapia.) analizaron la posibilidad de alcanzar una ciencia del control. ejercieron una gran influencia sobre el desarrollo de muchas disciplinas científicas. tres generaciones. conviene retrotraerse hasta los años 40 del pasado siglo. matemática. Milton H. Heinz von Foerster. especialmente la psicoterapia. neurología. evaluando la presión que las familias de origen o las instituciones ejercen sobre La familia nuclear. Era un genio ayudando a las personas a cambiar. Naturalista. Estas conferencias fueron algo así como el caldo de cultivo de nuevas ideas que. Erickson. Terapia breve Ciertamente. las cosas que otros terapeutas consideraban “psicopatologías”. ocupa un lugar de importancia en la aproximación posibilista a los trastornos de conducta alimentaria que estoy defendiendo en esta conferencia. La obra de Erickson ha sido caracterizada (por él mismo) como naturalista. No tenía ninguna teoría psicopatológica. Margared Mead. La tarea del terapeuta. En él se suelen contemplar. emplear las aptitudes y las capacidades que las personas ya poseen para lograr resultados terapéuticos. filosofía.ΠGenogramas La estructura de una familia. Él era todo lo contrario. etc. Especulaba muy poco sobre el origen de los problemas. porque Erickson consideraba que las personas tienen una capacidad natural para mantenerse sanas. psiquiatría. el ciclo vital ha sido el hilo conductor de la orientación familiar sistémica que ha dejado su huella en uno u otro momento del desarrollo de cada enfoque de esta terapia. definiendo el estado de los límites intra y extra familiares y observando el grado de adaptación a la etapa del ciclo vital que le corresponde atravesar al grupo familiar. consiste en conseguir que las personas empleen . Erickson las consideraba habilidades. Norbert Wiener. mecanismos mentales que podrían usarse tanto para curar como para producir problemas. la información más importante sobre ella y sus relaciones en el transcurso del tiempo puede ser representadas adecuadamente mediante un genograma. pero inútil a la hora de ayudar a las personas a cambiar. quizá lo más importante. Kurt Lewin. con el correr de los años. Uno esos enfoques. fisiología.

sus propias capacidades para realizar los cambios precisos en el presente. Se trata, pues, de una
terapia directiva, en la que el terapeuta no tiene que determinar cómo el cliente ha de vivir su vida,
pero tampoco ha de mostrar ningún reparo en dirigir la conducta del cliente a fin de ayudarle a
superar los dilemas a que se enfrenta. Para lograr este objetivo (que el cliente cambie), Erickson
hacía uso de múltiples métodos indirectos para sugerir o insinuar algo en lugar de pedirlo o afirmarlo
directamente. Así por ejemplo, empleaba a menudo el método de metáforas (en particular, el de
relatos), la hipnosis y el método de utilización. Este último método consiste en utilizar todo lo que
el cliente traiga consigo a la terapia. Al igual que para un jardinero ecológico todo sirve como abono
orgánico para cultivar las plantas y poder recoger el fruto de la propia labor, Erickson aceptaba,
reflejaba (con su conducta, con sus palabras o con las dos) y compartía lo que otros consideraban
resistencia o falta de cooperación. Non interpretaba la resistencia: la fomentaba y luego hacía que
la persona encauzara su expresión en direcciones útiles. En definitiva, Erickson aceptaba, compartía
y alteraba la realidad y la conducta de sus clientes, y a veces era capaz incluso de lograrlo en un
período muy breve.
Terapia Breve
En convergencia con estas ideas de Milton Erickson, el Mental Research Institute de Palo Alto,
fundado por Don Jackson en 1959, ha desarrollado la denominada “Terapia Breve”.
Esta terapia es un modelo de tratamiento que me resulta especialmente atractivo. Se trata, como
ustedes saben, de una terapia que busca solucionar “Aquí y Ahora” el problema que el paciente
determina como el causante de su conflicto, define bien los objetivos e intenta alcanzarlos a través
de un reducido número de sesiones, lo que choca frontalmente con muchas de las formas de la
terapia tradicional y, en particular, con el psicoanálisis. O’Hanlon (2001) refleja bien este choque
recordando la película Annie Hall de Woody Allen. En este film, poco después de conocerse, Alby le
cuenta a Annie que ha estado en psicoanálisis durante 13 años. Ante la sorpresa de ella, él replica
rápidamente que piensa dedicarle 20 años e ir a Lourdes si para entonces no ha mejorado.
Aplicar formas de terapia breve, por lo demás, parece casi necesario cuando se trabaja en el sector
público, cuyos recursos son siempre muy limitados en relación al amplio número de pacientes que
deben ser atendidos. Y lo bien cierto es que algunas formas de terapia breve han resultado ser
enormemente eficaces en el tratamiento de los trastornos de conducta alimentaria. Me refiero, en
particular, a las denominadas “terapia estratégica” y “terapia centrada en soluciones”.
Terapia estratégica
La terapia estatégica, como ustedes saben, es obra principal de Paul Watzlawick y Giorgio Nardone.
Watzlawick ha sido investigador asociado del MRI de Palo Alto, y ha estado adscrito al departamento
de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta del Centro Médico de la Universidad de Stanford. Nardone,
uno de los exponentes asimismo más destacados de la llamada “Escuela de Palo Alto”, es profesor de
Técnica de Psicoterapia Breve en la Universidad de Siena y director del Centro de Terapia Estratégica
de Arezzo.
De la terapia estratégica me resulta especialmente atractivo el hecho de que es, ante todo, un
arte de resolver problemas complicados mediante soluciones sencillas y que no pretende recurrir a
conocimientos definitivos respecto de la realidad que nos rodea y de la relación que tenemos con
ella.

Los terapeutas estratégicos consideran que tales problemas, más que reales, son el producto de la
perspectiva desde la que el individuo en cuestión construye la realidad. Esa construcción le lleva a
ensayar soluciones que son, precisamente ellas, las que mantienen operantes o vivos los problemas.
El problema, en definitiva, no está tanto en la realidad, cuanto en la solución ensayada o intentada.
Para resolver el problema, entonces, hay que ayudar al paciente mediante estrategias focales para
que pueda romper el sistema circular de retroacciones que lo mantienen operante. Se trata de
estrategias que centran su atención en aspectos parciales del problema que trata de resolverse.
Esos aspectos tienen que ver con las relaciones que el sujeto en cuestión tiene con los demás y
consigo mismo. Las estrategias focales tratan de hacer que el sujeto cambie. Y el cometido del
terapeuta consiste, entonces, en identificar qué hay que cambiar y en contribuir a que se cambie.
Creo que el ejemplo siguiente, muy conocido, permite clarificar bien cómo se abandonan soluciones
intentadas disfuncionales mediante la aplicación de estrategias focales.
Problema: Unir los puntos del dibujo siguiente sin levantar el lápiz del papel
Se tiene la tendencia a unir estos puntos del modo que sigue:

Esa tendencia nace del hecho de que quienes intentan resolver el problema construyen una
realidad (la de un cuadrado) a partir de lo que realmente existe (nueve puntos). Que está ante un
cuadrado y no ante nueve puntos aislados es algo que el individuo se autoimpone. Es lo que los
terapeutas estratégicos denominan una “condición autoimpuesta”. Sin embargo, sólo cuando esta
condición desaparece, sólo cuando el individuo o la familia en cuestión se salen del cuadrado que
ellos mismos construyen, es posible encontrar la solución, como muestra el dibujo siguiente:

Para resolver el problema ha sido necesario romper con el sistema de retroacciones que lo mantenían
operante: ha sido preciso abandonar la condición autoimpuesta que determinaba rígidamente la
perspectiva desde la cual se observaban los nueve puntos como si fuesen un cuadrado. Desde esa
perspectiva el sujeto había construido la realidad: no percibía nueve puntos, sino un cuadrado. Y
es ante esa realidad ante la que él reaccionaba disfuncionalmente de un modo rígido tratando de
unir los puntos del cuadrado mediante una línea. En términos generales podríamos decir, entonces,
que la perspectiva (el punto de observación) desde la cual el sujeto estaba construyendo la realidad
era la causa de que no pudiera solucionar el problema. Generalizando, sólo si se adoptan otras
perspectivas el sujeto podrá construir otras realidades y hallar, en consecuencia, soluciones.
Llevando lo dicho al terreno de la terapia, el terapeuta es quien, precisamente, debe ayudar a
que el sujeto abandone la perspectiva que mantiene el problema y cambie su respuesta rígida y
disfuncional por un amplio abanico de estrategias resolutivas. Por ejemplo, lo común es que los
padres de una paciente de trastornos de conducta alimentaria, como una anorexia nerviosa, se
sientan muy preocupados por el problema de su hija e intenten metódica y sistemáticamente que
coma. Hacer que los padres abandonen su cuadrado puede consistir, aquí, en que los padres adopten
una perspectiva diferente ante el problema de su hija, aplicando estrategias como, por ejemplo, no
ponerle el plato en la mesa, ya que se supone que no va a comer.
Para conseguir que se cambie la perspectiva desde la cual la persona está construyendo su
realidad, el terapeuta estratégico aplica la estrategia que le parece más idónea y la cambia por otra,
si no funciona, hasta llegar a la solución. Actúa de acuerdo con un principio básico de este tipo de
terapia, a saber: nunca hay una sola estrategia adecuada para resolver un problema, porque nunca
hay una sola teoría, verdadera y por tanto irrefutable, que suministre la explicación del problema.
Las teorías científicas sólo son hipótesis para relacionarse con el mundo que han de corregirse frente
a los fracasos. La tarea del terapeuta no debe centrarse, entonces, en el análisis de lo ‘profundo’
y la búsqueda de causas del problema desde una teoría considerada como la verdadera, sino en
cómo funciona y cómo se puede cambiar la situación de malestar del sujeto, de una pareja o de una
familia. Lo primero es imposible desde un punto de vista metodológico, pues las teorías no pasan de
ser meras hipótesis contrastables para las que la verdad es un límite inalcanzable. En consecuencia,
dedicarnos a discutir sobre qué teoría es la verdadera no sólo es un disparate metodológico, sino
que margina al paciente y la solución de su problema. La pregunta fundamental que, sin embargo,
un terapeuta debería tratar de responder es la de cómo puede ayudar a que el paciente resuelva
su problema y adquiera por medio de esta experiencia la capacidad de hacer frente de un modo
adecuado a nuevos problemas que puedan salirle al paso más tarde.
Terapia centrada en soluciones
Finalmente, hay una idea de la llamada “terapia centrada en soluciones” que me parece un
complemento idóneo de los métodos de la terapia estratégica. Ya saben ustedes que la terapia
centrada en soluciones es obra principal de Bill O’Hanlon. Y lo que me parece más atractivo de
esta terapia y que trato de aplicar es que, frente a la terapia tradicional, se centra en los recursos
de las personas más que en sus deficiencias, en sus puntos fuertes más que en sus puntos flacos,
y en sus posibilidades más que en sus limitaciones. Es una forma más humana y menos dolorosa
de ayudar a la gente que el antiguo hincapié en sus deficiencias, como subrayó en su día Erickson,

en grandes cambios aunque los problemas sean grandes. de dejar a un lado condiciones autoimpuestas. Los puntos de vista inútiles son aquellos que. Haley (1973). El enfoque terapéutico resultante Sea como fuere. sabiendo que iniciar cambios positivos y ayudar a la persona a conseguir pequeños objetivos puede tener efectos inesperados y más amplios en otras áreas. las mantienen bloquedas. suele emplear la metáfora de un agujero en el dique de una presa: no hace falta un agujero muy grande para terminar produciendo un cambio en la estructura de todo el dique.una figura pionera tanto de la terapia centrada en soluciones como de su prima hermana.  . En definitiva. creo que esto es otra forma de referirse a la necesidad. en aquellas características del cliente o de su situación que no sean susceptibles de cambio. al centrarse en los recursos y en las posibilidades de las personas. Personalmente. por lo demás. Los puntos de vista útiles ofrecen una salida a las redes psicológicas que dichas personas han tejido. Pues bien. mecanismos mentales que podrían usarse tanto para curar como para producir problemas. creo que de la confluencia de estos enfoques terapéuticos surge una terapia con algunas características singulares. más en sus posibilidades que en sus limitaciones. o las consecuencias de distintas situaciones difíciles o de desgaste. el terapeuta orientado a soluciones centra su atención en los aspectos cambiantes y mudables de la experiencia del cliente. asumiendo puntos de construcción de la realidad alternativos de aquel que ha imposibilitado solucionar el problema en cuestión (salirse. En este sentido. pero inútil a la hora de ayudar a las personas a cambiar. No hay que pensar. En ese sentido. en primer lugar. en definitiva. simplemente. Especulaba muy poco sobre el origen de los problemas. Erickson las consideraba habilidades. No se fija. es una terapia que pone el énfasis en los aspectos positivos. identificar y ampliar el cambio a partir de los recursos y posibilidades del cliente. entonces. las cosas que otros terapeutas consideraban “psicopatologías”. A este respecto me resulta muy práctica la idea del Erickson no tenía ninguna teoría psicopatológica. si creemos que existe un problema profundo subyacente que hay que clarificar mediante una teoría verdadera. por otra parte). la terapia estratégica. más en sus fortalezas que en sus debilidades. sí se acepta en cambio que los clientes pueden tener puntos de vista más o menos útiles acerca de su problema. 2. Es. que me es especialmente atractiva y que intento aplicar en mis tratamientos de pacientes de TCA. por su parte. Si el cambio se da en un área crucial lo que parece pequeño puede cambiar todo el sistema. la terapia centrada en soluciones contribuye a crear profecías autocumplidoras positivas frente a aquellas otras negativas promovidas por la terapia tradicional. Al actuar así. De hecho. Era un genio ayudando a las personas a cambiar. planteada por la terapia estratégica. aunque en la terapia centrada en soluciones al igual que en la estratégica no se asume la necesidad de basarse en una explicación verdadera para resolver un problema de fondo (cosa imposible. el objetivo de mi trabajo terapéutico es conseguir que las personas que acuden a terapia sientan que son competentes para resolver los problemas que tienen. pero tenía poca pericia o poco interés en entender sus psicopatologías. puede que estemos fomentando la aparición de dicho problema en el transcurso de la terapia. Él era todo lo contrario. una terapia familiar sistémica que hace uso de genogramas y que se centra más en los recursos de las personas que en sus carencias. del cuadrado para resolver el problema de los nueve puntos). Erickson empleó la metáfora de una bola de nieve rodando montaña abajo para describir la importancia de los cambios pequeños. Consideraba a Freud un genio por desvelar las complejidades de la mente humana y la psicopatología. pues. En este último sentido. La tarea del terapeuta centrado en soluciones es.

Es ésta una idea que me gusta. mayor es la probabilidad que tiene de ser verdadera. se trata de una terapia que cae bajo un supuesto básico. ni en la filosofía de la ciencia) piensa que la finalidad de la ciencia es obtener hipótesis irrefutables. se trata de una terapia que. . recuérdese cómo Erickson decía que los pacientes tienen en sí los recursos necesarios para realizar los cambios que se precisa hacer. Los puntos de vista útiles le ofrecen al sujeto una salida a su problema. me parecen muy convincentes la terapia estratégica y la terapia centrada en soluciones cuando sustentan que no hay que esperar a disponer de hipótesis verdaderas para aplicar técnicas. Se trata de estrategias. mayor es la probabilidad que tiene de ser refutada. se centra más en la solución de los problemas que en la búsqueda de una hipótesis verdadera que guíe la aplicación de las técnicas pertinentes. tomando como referencia hipótesis que. Las hipótesis deben considerarse. Quien habla de hipótesis. Intento plantear. Lo habitual en la ciencia es que se apliquen las técnicas incluso con gran éxito. Pero la ciencia. llegan a ser falsadas. son hipótesis que informen. la terapia como un camino a recorrer en el que yo. En la ciencia. Dicho de modo más rotundo. Conforme menos información proporciona una hipótesis. suelen venir de la mano de estrategias focales. soy el guía. a través de la terapia. que centran su atención en aspectos parciales del problema que trata de resolverse. por su parte. las hipótesis verdaderas suelen consistir en vaciedades y. A este respecto. en identificar qué hay que cambiar y en contribuir a que se cambie. como meros instrumentos recambiables. en consonancia con lo dicho. El cometido del terapeuta consiste. puede hablar en el mismo sentido de modos de ver o de puntos de vista. pues así es como tienden a actuar de forma normal. Esos aspectos tienen que ver con las relaciones que el sujeto en cuestión tiene con los demás y consigo mismo. La verdad y el contenido informativo están en relación inversa. Esas estrategias tratan de hacer que el sujeto cambie. si algo busca. a saber: no es cierto que los problemas complejos requieran soluciones asimismo complejas. En tercer lugar. con el tiempo. En segundo lugar. las soluciones de problemas. lo que ha de desarrollar es un sentido de autoeficacia. deberíamos hablar de puntos de vista más o menos útiles. simplemente. en lugar de puntos de vista correctos o incorrectos. reemplazando culpa por responsabibilidad. lo mantienen bloqueado. entonces. en cambio. pues. Hoy prácticamente nadie (ni en la ciencia. entonces. pero. aseveraba que a la gente hay que tratarla siempre como si fuera normal. Puntos de vista diferentes pueden ser igualmente válidos y ajustarse igual de bien a los hechos (Efecto Rashomon). Por eso mismo. como terapeuta. Conforme más informa una hipótesis. Y Haley. No hay. Como establece la terapia estratégica. no importa tanto la verdad como la información. el trabajo lo realiza el sujeto en cuestión: él es la que anda el camino que la llevará a una situación mejor. Por consiguiente. una única forma correcta de ver los casos. es decir absolutamente verdaderas. en definitiva. con los debidos reparos.modelo fásico de que la familia. los inútiles. las hipótesis científicas son enunciados altamente informativos. por grande que sea su complejidad. como hemos visto. pues.

Martínez Roa. Paul (1992): El arte del cambio. Valencia. Herder. Paidós. comunicación. Paul (1995): El sinsentido del sentido o el sentido del sinsentido. Trastornos fóbicos y obsesivos.Hale. Madrid. Barcelona. Nardone. Valencia. Herder. Annette (2002): Trabajo con la pareja. Valencia. Barcelona. Bill (2001): Desarrollar posibilidades. Hudson y Winer-Davis. Barcelona. Charles (1983): Técnicas de terapia familiar. Giorgio (2004): El arte de la estratagema. Madeleine (2006): El arte de la terapia estratégica. Rita (2003): Modelos de familia. H. Paul (1999): Terapia breve: filosofía y arte. material mimeografiado del Seminario 17 de Formación Básica en Terapia Familiar Fásica. Watzlawick. Barcelona. Karl (1974): Conocimiento objetivo. material mimeografiado del Seminario 15 de Formación Básica en Terapia Familiar Fásica. Kreuz. Kreuz. Nardone. Barcelona. Bilbao. Desclée de Brouwer. Kreuz. material mimeografiado del Seminario 14 de Formación Básica en Terapia Familiar Fásica. Emanuela y Rocchi. O’Hanlon. Haley. Edward (1996): Mejora de la autoestima: técnicas para niños y adolescentes. material mimeografiado de Seminario de Formación Avanzada en Terapia Familiar Fásica. Watzlawick. RBA libros. Ochoa de Alda. Watzlawick. O’Hanlon. Nardone. Barcelona: Herder. Barcelona. Liberman. Paidós. Giorgio (2002): Psicosoluciones. Salvador y Fishman. Herder. Barcelona. Barcelona: Herder. Nardone. Barcelona. Barcelona. Paul (1995): Cambio: formación y solución de los problemas humanos. Giorgio y Watzlawick. Alessandro (2006): El diálogo estratégico. Mc. Popper. Carole (2006): Trabajo con familias. Giorgio. Watzlawick. Giorgio y Salvini. Giannotti. Alice. desinformación. Herder. Barcelona. Herder. Paul (2003): ¿Es real la realidad? Confusión. Herder. Barcelona. Herder. Valencia. Susan y Craighead. Un nuevo enfoque de psicoterapia. Barcelona. Inmaculada (1995): Enfoques en terapia familiar sistémica. Pope. Nardone. . Navarro Góngora. Annette (2004): Trabajo con la pareja: intimidad sexual II. RBA Integral. Barcelona. Paidós. Tecnos. (1990): En busca de soluciones. Minuchin.. Técnicas de internalizaciónn y dramatización. Annette (2003): Trabajo con la pareja.Bibliografía Gammer. Robert y otros (1987): Manual de terapia de pareja. Jay y Richeport-Haley. Barcelona. Paul (2000): El arte de amargarse la vida. Barcelona. M. Nardone. José (1992): Técnicas y programas en terapia familiar. Piados Terapia Familiar. Giorgio y Watzlawick. Paidós.

MARISA SERRANO RAYA Psiquiatra.Abordaje ambulatorio en el tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria DRA. Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria Hospital Universitario La Fé de Valencia . DÑA.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tratamiento en Hospital de Día de los TCA DRA. GEMMA PIERA MARTÍNEZ Unidad de los Trastornos de la Conducta Alimentaria Hospital Universitario La Fé de Valencia . DÑA.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Participantes en el curso .

Coordinadora de la Unidad de Hospitalización de Trastornos de Alimentación. DÑA. Sección de Psiquiatría y Psicología Infantil y Juvenil Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid .Trastornos de Alimentación pre-puberales: diagnóstico y orientación terapéutica DRA. MONTSERRAT GRAELL BERNA Psiquiatra Infanto-Juvenil.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Mª TERESA LARTIGAU FÁBREGAS Psiquiatra.Repercusiones orgánicas de los trastornos de la conducta alimentaria DRA. Especialista en Psiquiatría Legal Valencia . DÑA.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tratamiento farmacológico en los TCA DÑA. MARINA DÍAZ MARSÁ Madrid .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Codirector del curso. Luis M. . Federico Pallardó Calatayud. Rojo Moreno. Prof.Acto de clausura. De izquierda a derecha: Prof. Santiago Grisolía y Prof. Director del curso.