P. 1
Sobre la Distribución del Ingreso y la Riqueza en Chile (II)

Sobre la Distribución del Ingreso y la Riqueza en Chile (II)

5.0

|Views: 1,558|Likes:
Published by Seke
Lo que falta para rectificar realmente la mala distribución del ingreso en Chile es un Pacto Social que permita materializar las medidas necesarias para lograrlo.
Lo que falta para rectificar realmente la mala distribución del ingreso en Chile es un Pacto Social que permita materializar las medidas necesarias para lograrlo.

More info:

Published by: Seke on Sep 07, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/10/2012

pdf

text

original

públicos

Informes Relacionados
13/08/2007 Economía

asuntos

org

Informe N° 624
Economía
17/08/2007

Sobre la Distribución del Ingreso y la Riqueza en Chile (II)
Andrés Palma

Sobre la Distribución del Ingreso y la Riqueza en Chile (I)
Novedades
06/08/2007 Economía

3°.- Cómo se Puede Corregir la Distribución del Ingreso

Codelco: la Verdad Sobre su Gestión, Costos y Rentabilidad
31/07/2007 Política Nacional

Lo primero que se debe señalar en relación con el "cómo se puede corregir" es que, tal como se demostró anteriormente, la distribución del ingreso no es estable y se puede modificar en dos momentos. El primer momento es cuando se modifica la distribución de activos, y, consecuentemente, la generación de ingresos. El segundo momento es cuando ya generados los ingresos, éstos se redist ribuyen. Las políticas sociales pueden estar orientadas a redistribuir ingresos o a distribuirlos de una manera diferente mediante la transferencia de activos. Pero esto no es sólo algo que realicen las políticas sociales. También lo materializan las políticas económicas, tanto las macro como las micro. 3.1 Políticas Sociales El impacto de las políticas sociales en la estructura de la distribución del ingreso es notable. Está claro que son políticas fuertemente redistributivas. Lo muestra el hecho que, para la Casen 2006, la razón entre los quintiles (20/20) disminuye de 13,1 a 7,1. Este cambio sería aun mayor si en las políticas sociales se considerara la política de vivienda, que no está incluida en el estudio (aunque la Casen tiene la información necesaria). Como efecto de las políticas sociales, el 20% más pobre aumenta su participación en el ingreso de 4,2% a 7,3%, en tanto que el 20% de mayores in gresos la di smin uye de 54 ,6% a 50 ,1%. Por su parte, Ffrench-Davis, al estudiar la serie de gastos sociales y de otros indicadores sociales entre 1970 y 2006, concluye en la importancia de las políticas sociales y su impacto en la distribución del ingreso. Una comparación de la evolución de estos indicadores con los cambios en la distribución del ingreso en el mismo período nos revela la exacta correlación. Podemos afirmar que las políticas sociales introducen un grado de equidad muy importante en la distribución del ingreso del país. Este

Concertación: Tres Fuentes de Potencial "Crisis Catastrófica"
26/07/2007 Economía

Efectos Redistributivos del Gasto Social
24/07/2007 Política Nacional

La Modernización de la Política (II)
19/07/2007 Política Nacional

La Modernización de la Política (I)
12/07/2007 Política Nacional

La Arrogancia de Ciertos Economistas
El listado sólo muestra los 6 últimos informes publicados. Para obtener información anterior visite nuestro , sitio web www.asuntospublicos.org

Acerca de
Este informe ha sido preparado por el Consejo Editorial de asuntospublicos.org. ©2000 asuntospublicos.org. T odos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este informe con sólo indicar la fuente.

Informe N 624
°

Economía

públicos

asuntos

org

Sobre la Distribución del Ingreso y la Riqueza en Chile (II)
cambio no es menor si se considera comparativamente: es decir, si consideramos la distribución del ingreso "después" de la redistribución que realizan las políticas sociales, entonces ella ya no estaría entre las peores del continente o, al menos, debiéramos decir que no es tan mala. Sin embargo, conviene detenerse en el hecho de que la distribución de los ingresos "autónomos", o antes de las políticas sociales, es la resultante de la distribución de los activos existentes en la sociedad y, por lo tanto, es el mejor reflejo de la distribución de la riqueza. Por ello, si queremos evaluar el bienestar de la población, debiéramos considerar datos más cercanos a la distribución del ingreso que resulta luego de las políticas sociales; en tanto si queremos evaluar la distribución de la riqueza , o de los activos con los que se generan los ingresos, entonces debiéramos tomar como referencia la distribución del ingreso que se genera a partir de información previa a la redistribución que realizan las políticas sociales, o la distribución de los ingresos autónomos. Como la diferencia es de magnitud, se puede concluir la importancia para la sociedad de las políticas públicas que redistribuyen ingresos y redistribuyen activos. 3.2 Correcciones en el Mercado para que se Torne más Equitativo Sin embargo, las políticas públicas no sólo inciden en la distribución del ingreso por efecto de las políticas sociales redistributivas. Hay otros espacios de políticas públicas que tienen gran impacto en la distribución del ingreso. Todas las políticas que generan cambios en la estructura de la economía o en los procesos de acumulación de activos tienen impacto en la distribución del ingreso que resultará de esa acumulación, desacumulación o diferencial de acumulación causada por la política pública. La más evidente de estas políticas es la macroeconómica. Si la economía crece o decrece es diferente para efectos de la distribución de ingresos resultante; la magnitud de las variaciones también tendrá impacto, y por último, también será diferente según la opción de crecimient o que se escoja. Sergio Molina, en la presentación ya aludida, hace referencia a las políticas macro; a las que dicen relación con la informalidad y las pequeñas unidades productivas; a las políticas de empleo y a las que inciden en la participación laboral de la mujer como aspectos de principal relevancia en la generación de la distribución del ingreso. Respecto de la política macro, señala: "En Chile existe una amplia coincidencia en que el crecimiento es una condición necesaria para lograr un mayor bienestar de la población; así también, en que los equilibrios macroeconómicos son un requisito para lograr ese crecimiento. Las diferencias surgidas en la apreciación que se tiene sobre los equilibrios macroeconómicos se refieren al concepto de sostenible y equidad en el crecimiento económico. Esta preocupación se basa en la evidencia empírica que surge de los efectos negativos que han tenido los períodos recesivos sobre el empleo, la informalidad y las remuneraciones del trabajo asalariado, aun en condiciones de una economía macroequilibrada. Por lo tanto, el objetivo de las políticas debería comprender también la reducción de los efectos que se producen debido al shock externo en el caso de la capacidad productiva, en la inversión y la productividad. Las políticas privilegiadas para lograr esos propósitos están vinculadas con el flujo de capitales de corto plazo, el tipo de cambio y las medidas fiscales". 17/08/2007 ©2003 asuntospublicos.org

Página 2 de 4

Informe N 624
°

Economía

públicos

asuntos

org

Sobre la Distribución del Ingreso y la Riqueza en Chile (II)
Claramente una política macroeconómica tendrá diferentes efectos distributivos si ella es pro ciclo, anti ciclo o neutral respecto del ciclo económico. Ello se puede apreciar en el análisis detenido de la evolución de la distribución del ingreso en el Gran Santiago de acuerdo al ya citado estudio de Ffrench-Davis. Los efectos de las recesiones habidas a mediados de la década de 1970, a comienzos de la década de 1980 y a fines de la década de 1990 son evidentes. Pero también son relevantes otras políticas. Ya se citó el estudio de Uthoff respecto del impacto en la superación de la pobreza que tuvo en Chile el incremento de los empleos. La creación de empleos estables es una política que tiene efectos distributivos de gran importancia. Valga considerar que el desempleo está fuertemente correlacionado con las estructuras de ingreso. La serie de Encuestas Casen muestran la diferencial de desocupación en función de los niveles de ingreso, apreciando que ésta es más de 15 veces superior entre los más pobres que entre los más ricos. Tal como se citaba a Molina, hoy no cabe duda que la incorporación de la mujer al trabajo es una fuente de construcción de equidad por la sola razón de que en la mayor parte de los hogares ello constituye una segunda fuente de ingresos. Los datos de la Casen también permiten demostrar que hay una fuerte correlación entre la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo y los niveles de ingreso del grupo familiar. El tema también tiene que ver, como se señalaba, con estructuras de mercados y opciones de incentivos, desde las políticas públicas. Los niveles de mayor desigualdad en la distribución del ingreso se alcanzaron en un período de recuperación económica que coincidió simultáneamente con políticas de reducción de impuestos, de privatizaciones de activos productivos del Estado, y de implementación de políticas de subsidio productivo con recursos públicos a sectores específicos (banca y forestal). La globalización ha traído mayores niveles de concentración de ingresos en todos los países, debido a las libertades de los flujos de capitales para aprovechar ganancias de corto plazo. Los sectores productores de bienes y servicios no financieros no tienen la movilidad del capital para aprovechar esta posibilidad. Entre 1990 y 2004 el PIB creció en un 135% aproximadamente, los salarios reales en cerca de un 80%, y la remuneración total del trabajo en 125% aproximadamente. Los ingresos del gobierno han crecido en una proporción similar al PIB en ese período, y, por lo tanto, los ingresos del capital han crecido en una proporción claramente superior. Sin embargo, ello no debió ser así en todos y cada uno de los subperíodos, ya que las políticas fueron diferentes, y ello se reflejó en la distribución familiar resultante. Lo relevante de destacar es que, efectivamente, la distribución del ingreso se afecta por las políticas públicas en el corto y en el largo plazo; y que las políticas redistributivas de ingresos son importantes, que las políticas distributivas también lo son; y que el impacto de las políticas macro es también muy relevante.

17/08/2007 ©2003 asuntospublicos.org

Página 3 de 4

Informe N 624
°

Economía

públicos

asuntos

org

Sobre la Distribución del Ingreso y la Riqueza en Chile (II)
A Manera de Conclusión

La distribución del ingreso en Chile es mala. Si nos comparamos con los países a los que aspiramos a acercarnos en desarrollo económico y social, el resultado de la comparación es muy malo; si nos comparamos con América Latina, siendo malo, no lo es tanto. Pero, luego de grandes retrocesos durante los años de la dictadura, hemos reestablecido una senda de mejoras paulatinas en la equidad. Este camino no ha sido continuo, ha habido avances y retrocesos, y hoy estamos mejor que en los años ochenta y que a fines de los noventa, pero las malas políticas macroeconómicas y las políticas de distribución de activos públicos tuvieron un impacto regresivo que no hemos podido superar del todo. Esto es válido también para lo que hicimos en macroeconomía con motivo de la crisis asiática. Las políticas sociales corrigen enormemente la mala distribución del ingreso, y también son un estímulo al crecimiento más eficaz en la reducción de la pobreza. La situación del país cambia cuando se consideran las políticas sociales, y entonces los indicadores de la distribución del ingreso mejoran notablemente. Pero debiéramos prestar atención al impacto distributivo y social de otras políticas públicas, que no evaluamos desde esta dimensión. Esto es necesario para que el conjunto de lo que hacemos contribuya a generar cohesión social. Como lo muestran los estudios sobre Chile y otros países, y las experiencias comparadas, es posible mejorar la distribución del ingreso en el corto plazo, pero esto no es tarea sólo de las políticas sociales. Lo que está pendiente es la voluntad política para hacerlo: el Pacto Social que lleve al país a un nuevo estadio de desarrollo en una generación.

Andrés Palma: Director del Programa de Gerencia Social y Políticas Públicas de FLACSO-Chile y ex ministro de Mideplan

17/08/2007 ©2003 asuntospublicos.org

Página 4 de 4

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->