P. 1
Isaac Schifter. Lacienciadelcaos

Isaac Schifter. Lacienciadelcaos

5.0

|Views: 1,328|Likes:
Published by nungru

More info:

Published by: nungru on Feb 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/19/2013

pdf

text

original

En la Universidad de Chicago, que ha sido sede de los estudios recientes en
turbulencias; también se ha trabajado usando como modelo el agua.
¡Cuántas veces la hemos calentado sin percatarnos de la gran complejidad
de los movimientos que se generan! Consideramos interesante transcribir la
descripción de los autores que realizaron un experimento en un recipiente
de unos veinte centímetros de alto, el cual calentaban por abajo y enfriaban
por arriba, tal como lo hacía Bénard. Nos dicen los científicos que el agua
gira en sentido inverso a las manecillas de un reloj y que en ciertas regiones
del recipiente el líquido se acelera antes de subir rápidamente como un
chorro, el cual atraviesa la parte superior y desciende también en forma de
chorro hacia el fondo; esto parecería una gran célula de Bénard.
Paralelamente, cerca del fondo del recipiente se observan regiones de capas
límite en donde el líquido está relativamente en calma, ¡pero con una
temperatura mayor que el resto!, y a la mínima perturbación emergen las
plumas térmicas de estas regiones. Todo este concierto de formas y
movimientos, paradoja de la turbulencia, parece llevarse a cabo en zonas
independientes. Sigue en pie la pregunta que surge de la turbulencia: ¿cuál
es el mecanismo por el cual se origina? La respuesta no es aún contundente
y posiblemente pasará mucho tiempo antes de obtenerla; lo que sí podemos
decir es que estudios detallados de estos experimentos comprueban que se
genera un mecanismo muy semejante al que hemos visto anteriormente
con la ecuación logística. La explicación más avanzada hasta la fecha fue
dada en 1978 por D. Ruelle y F. Takens en Francia, y es de gran
importancia ya que echa por tierra el mecanismo del investigador ruso, Lev
Landau que había prevalecido por muchos años. Tal y como vimos en la
ecuación caótica, después de una etapa determinista aparecen bifurcaciones
en los valores y la ecuación empieza a oscilar.

De acuerdo con Landau, para que ocurra la turbulencia es necesario que
suceda un número muy elevado de bifurcaciones para llegar a ese estado;
Ruelle y colaboradores han demostrado que sólo unas cuantas oscilaciones
son necesarias para entrar en caos. Más aún, en Italia, V. Fraceschini,
mediante un sistema de cinco ecuaciones diferenciales acopladas, adaptó en
su computadora las ecuaciones que rigen el movimiento del fluido y
encontró que aparecían los atractores de bifurcación periódica conforme los
elementos que gobiernan el movimiento se acercaban a los valores que
irrumpen en el régimen turbulento. Los cálculos de su simulación indicaron
que los números descubiertos por Feigenbaum se comprobaban

perfectamente. Por primera vez un modelo matemático de la turbulencia
física revelaba una parte de su compleja estructura.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->