“EN TU PARTIDA”

En tu partida, me dejaste el corazón roto de dolor
y una larga sombra que ya no me deja ver el sol.
Amarga y larga noche, en la que te fuiste sin decir adiós,
ni de tus labios brotaban ya palabras de amor.
Tu cara blanca y fría, era el reflejo de la despedida
inevitable de este mundo.
Un nudo en la garganta, me dejó sin respiración
al llorarte en tu partida.
Fría y negra noche, en la que la muerte te alcanzó
y de mi lado te arrebató.
Lloré lágrimas vivas ante ti, ya inerte y el corazón
se me encogió.
Triste y amarga despedida de la alegría más grande
que tenía en este mundo, lo más valioso, lo más puro
como es el de el amor de una buena madre.
En tu partida…
Ana María Serrano Piedra
(Pintora y Poetisa)