VIERNES DE DOLORES

Virgen de la Caridad, Patrona de Cartagena
(España). Celebra su fiesta el Viernes de Dolores.
El Viernes de Dolores o Viernes de Pasión, es el
viernes anterior al Domingo de Ramos,
comprendido dentro de la última semana de
la Cuaresma,
conocida
por
la
Iglesia
como Semana de Pasión. En algunas regiones es
considerado como el inicio de la Semana Santa o
Semana Mayor, al iniciarse en éste las
procesiones.
Los católicos manifiestan su fervor religioso en la
celebración de los Dolores de Nuestra Señora,
incluyendo por ejemplo en la liturgia de la Misa la
secuencia del Stabat Mater.
En algunos lugares se le denomina Viernes de
Concilio, el cual es tomado como día de ayuno y
abstinencia, quedando proscrito el consumo de
carnes.

HISTORIA DE UNA FESTIVIDAD
Esta antigua celebración mariana tuvo mucho arraigo en toda Europa y América, y aún hoy
muchas de las devociones de la Santísima Virgen del tiempo de Semana Santa, tienen su día
festivo o principal durante el Viernes de Dolores, que conmemora los sufrimientos de la
Madre de Cristo durante la Semana Santa.
El Concilio Vaticano II consideró, dentro de las diversas modificaciones al calendario
litúrgico, suprimir las fiestas consideradas "duplicadas", esto es, que se celebren dos veces
en un mismo año; por ello la fiesta primigenia de los Dolores de Nuestra Señora el viernes
antes del Domingo de Ramos fue suprimida, siendo reemplazada por la moderna fiesta de
Nuestra Señora de los Dolores el 15 de septiembre. Aún así, en la tercera edición del Misal
Romano (2000), hay un recuerdo especial a los Dolores de la Santísima Virgen en la
celebración ferial de ese día, introducida por San Juan Pablo II.
La Santa Sede y las normas del Calendario Litúrgico contemplan que, en los lugares donde
se halle fervorosamente fecunda la devoción a los Dolores de María y en sus calendarios
propios sea tenida como fiesta o solemnidad, este día puede celebrarse sin ningún
inconveniente con todas las prerrogativas que le son propias. (Cf. Tabla de los días
Litúrgicos, Misal Romano)

María recibe a Jesús bajado de la Cruz (Mc. María encuentra a Jesús. Madre mía perdón. Rezar Avemaría y Gloria. quiero acompañarte en las fatigas. misericordia. solo. trabajos y sobresaltos que sufriste al huir a Egipto en compañía de San José para poner a salvo la vida del Niño Dios. la profecía del anciano Simeón te sumergió en profundo dolor al oírle decir: “Este Niño está puesto para ruina y resurrección de muchos de Israel.ª estación) Verdaderamente. También es conocida como Virgen de la Amargura. las guarde en mi corazón y me sirva de holocausto y agradecimiento para contigo. cargado con la cruz que se hizo responsable de todos los pecados de los hombres. 22-35) ¡Dulce Madre mía! Al presentar a Jesús en el templo. cargado con la Cruz (Vía Crucis. 41-50) ¡Virgen Inmaculada! ¿Quién podrá pasar y calcular el tormento que ocasionó la pérdida de Jesús y las lágrimas derramadas en aquellos tres largos días? Déjame. La sepultura de Jesús (Jn. Jesús perdido en el Templo. Rezar Avemaría y Gloria. 4. Siete dolores de María 1º. Gracias. 5º. Ahora tu dolor aumenta. tienes que volver entre los hombres.NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES La Virgen de los Dolores es una advocación de la Virgen María. 42-46) Jesús muerto en brazos de María. Virgen de la Caridad. Virgen de la Soledad oLa Dolorosa. 2º. 19. Rezar Avemaría y Gloria. Virgen de la Piedad. La profecía de Simeón (Lc. Rezar Avemaría y Gloria. 7º. calle de la amargura fue aquella en que encontraste a Jesús tan sucio. 38-42) Acompañas a tu Hijo al sepulcro y debes dejarlo allí. gracias. 6º. . ¿Qué sentías Madre? ¿Recordabas cuando Él era pequeño y lo acurrucabas en tus brazos?. los que te hemos matado al Hijo. Su fiesta es el Viernes de Dolores o el 15 de septiembre. su vestidura por lo normal es negra o morada. y una espada traspasará tu alma”. Por este dolor te pido. Rezar Avemaría y Gloria. 2. 2. De este modo quiso el Señor mezclar tu gozo con tan triste recuerdo. que yo las recoja. Reina de los mártires. La persecución de Herodes y la huida a Egipto (Mt. afeado y desgarrado. Virgen de las Angustias. 15. 2. Madre mía. Rezar Avemaría y Gloria. morir entre tus brazos. ¡qué horrible tormento al contemplar la crueldad de aquellos esbirros del infierno traspasando con duros clavos los pies y manos del salvador! Todo lo sufriste por mi amor. 3º. porque Él murió por todos nuestros pecados. el dolor y el amor son la fuerza que los lleva tras Jesús. 13-15) ¡Oh Virgen querida!. Rezar Avemaría y Gloria. Madre mía. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor (Jn. 17-30) María. ¡Pobre Madre! Quiero consolarte enjugando tus lágrimas con mi amor. Virgen mía. 4º. Y Tú nos perdonas y nos amas. cometidos y por cometer. por tres días (Lc. 19.