You are on page 1of 7

* CUENTO DE MOTRICIDAD

PLANIFICACIÓN SOBRE EL CUENTO
PERÍODO DE LA JORNADA DIARIA:
ACTIVIDADES COLECTIVAS.
OBJETIVO:
Adquirir conciencia de su cuerpo utilizándolo como forma de expresión y
comunicación.
AREA DE APRENDIZAJE:
Comunicación y representación.
COMPONENTE:
Expresión Corporal
ESTRATEGIAS / RECURSOS
+Elaborar un cuento donde los niños y niñas vayan participando de acuerdo a las
acciones corporales (desplazamientos )que se relaten en el mismo.
+Construir màscaras de figuras de animales (gato, pato, oveja, sapo), sombreros con
cartulina doble fax, foami, otros.
+Reunir a los niños y niñas en una ronda mediante la canción "Con todos mis
amigos".
+ Pedir a los niños y niñas que imiten la forma de desplazarse de algunos animales.
+Entregar a los niños y niñas las màscaras realizadas.
+Relatar el cuento:" Los animales del campo" donde los niños y niñas tendràn la
oportunidad de imitar los movimientos corporales (desplazamiento) de algunos
animales y sus sonidos onomatopéyicos.
+Invitar a bailar la "conga-animalía", donde los niños y niñas bailarán adoptando la
forma corporal de los animales mencionados en el relato.
+Entregar un detalle a los pequeños.
APRENDIZAJE A SER ALCANZADO:
Que el niño y la niña:
+Empleen gestos para representar corporalmente los animales nombrados en el
cuento.

CUENTO

"Los animales del Campo "
Había una vez en un lugar que se llama Uracoa, en la orilla del rió,

Pataleando en el agua gritaba asustado: _ ¡auxilio. unos de los gatitos quiso comérsela. Bee. para ayudar a la pata. me ahogo. saltó para atraparla y cayó dentro del rio. En eso los otros animales que estaban cerca escucharon y salieron corriendo hacia la orilla del rio. patos. Un sapo que se encontraba cerca de la orilla del rio saltando entró al agua ¡croac. de repente apareció una mariposa revoloteando.cerca de ésta se encontraba una casa donde habitaban muchos animales (gatos. y ya este había tragado mucha agua. me ahogo! ¡Ayúdenme! Una patita que se bañaba en ese momento lo escuchó y salió gritando: _! Ya voy! ¡Cúa.. Cúa! _ ¡Ya voy! ¡Cúa. ovejas) que compartían momentos de alegrías. croac! . ¡salvamos al gatito! Una culebra que merodeaba muy cerca del lugar. croac!. corría y saltaba diciendo: _! Bee.. La pata y el sapo halándolo por sus paticas delanteras lograron sacarlo del rió. auxilio. sin percatarse que estaba muy cerca de la orilla del rio. El gallo angustiado corría de un lado a otro y decía: _ ¡ayúdenlo. Más atrás venia la ovejita moviendo su cola. llevándose un gran susto. Un buen día todos los animales se encontraban compartiendo en el patio de la casa. ayúdenlo! _ ¡Quiquiriquí. quiquiriquí!. salió arrastrándose . Cúa! aleteando rápidamente se acerco para ayudarlo. salió dando salto detrás de ella. ¡croac. gallos. Al verlo afuera todos gritaban de alegría: _ ¡Salvamos al gatito!. Bee! salvemos al gatito que se ahoga.

Henry se sentó en el primer pupitre del salón. Eso no está bien y no lo voy a permitir en mi salón". Decidió no hacer caso a las burlas y continuó mirando las láminas de animales que mostraba Mily. Comenzaremos con el asno. "Niños. como le recomendó su mamá. "Hoy vamos a estudiar algunos animales. niños"... Era su segundo día de clases en el "Jardín Arco Iris". "No deben burlarse de los demás. "Fue Quique". Todos los animales se reunieron e hicieron una gran fiesta para celebrar que el gato estaba con vida. pero algunas risitas se oyeron todavía en varias partes. "El orejón". salida de la parte de atrás del salón. fuerte. del lado de la ventana. Al voltear no vio quién se la había lanzado y nuevamente algunos se reían de él. de largas orejas y. aunque sabía bien quién lo había dicho. "Buenos días niños" dijo alegremente la profesora Mily. un cuento sobre bullying Este cuento fomenta la autoestima y la tolerancia. dijo Mily con voz enérgica y poniendo cara de enojo. Un rato después una pelota de papel golpeó la cabeza de Henry. Escrito por Álvaro Jurado Nieto. Dirigido a los niños que sufren bullying.rápidamente asustada con tanta algarabía. dijo una niña señalando a su lado a un pequeñín pecoso de 5 años. Colombia. Todos guardaron silencio." "Como Henry " la interrumpió una voz. FIN . Estaba muy triste pero no . "¿Quién dijo eso?" preguntó la profesora.. Muchos niños comenzaron a reír ruidosamente y miraban a Henry. ese animal tan útil a la humanidad..

Al día siguiente. Los profesores que venían corriendo al sentir los ruidos. se dijo. En el recreo Henry abrió su lonchera y comenzó a comerse el delicioso bocadillo de guayaba con yogur que su mamá le había metido. Otros niños a su alrededor lo miraron y tocando sus propias orejas. Henry se acercó y vió a varios niños encerrados sin poder salir. Los niños que se habían burlado de él por sus orejas. A través de los vidrios se veían los rostros de los pequeños llorando. Henry sin dudarlo un segundo. estaban apenados. "Como su abuelo Manuel" le había oído decir a su papá una vez. pero no entendió a que se refería. Henry contó todo lo sucedido a su familia. Dos niños que estaban cerca le gritaron: "orejón. Dentro algo se estaba quemando y las llamas crecían rápidamente. Henry quedó como un héroe. agarró la escoba que la trababa y la haló con fuerza. Habían entendido que los defectos físicos eran sólo aparentes. De pronto se escucharon gritos desde el salón de música. gritando y muy asustados. del cual salía mucho humo. Henry entendió por primera vez.lloró. "Ahora sí lo sé". dejó su lunchera y corrió hacia la puerta del salón. por lo que todos estaban orgullosos de él. el invisible (un cuento sobre la timidez) . pues algún niño travieso había colocado un palo de escoba en los cerrojos. oye orejón. que de verdad había nacido con sus orejas un poco mas grandes que las de los demás. Los profesores estaban reunidos en la parte de atrás del colegio y no se habían dado cuenta del peligro y ninguno de los niños se atrevía a hacer nada. Tobías. lo abrazaron y elogiaron su valor. Los niños salieron de prisa y todos se pusieron a salvo. sonreían y murmuraban. En casa. y a pesar del humo y del calor que salía de ella. pero en cambio el valor de Henry al salvar a sus compañeros era más valioso y digno de admirar. no comas tanto que va a salirte cola como un asno" y echaron a reír. ningún niño se burló de Henry.

¿Y si se hacía encima? ¡Horror! ¡Los grandes iban a tener un motivo más para reírse de él! ¡Y qué motivo! El primer día de clases no fue problema. en los recreos. Este cuento trata sobre Tobías. pero sus pies no se movían. su mamá ya no estaba para acompañarlo. dispuestos a reírse de él ante la menor provocación. todo ese gigantesco patio. Ella lo iba a tocar con su varita mágica para volverlo invisible durante todo el recorrido hasta llegar al aula. seguimos siéndolo de adultos) sabemos que la timidez no se supera así nomás. Y este año comenzaba el colegio. Significaba que iba a tener que aprender muchas cosas nuevas. El hada insistió. todo. y luego lo iba a volver visible otra vez para que pudiera asistir normalmente a las clases. Hace falta una ayudita o un empujoncito para lograrlo. Pero al segundo día. lleno de chicos y chicas todos más grandes que Tobías. Así de fácil. Hasta que ocurrió algo increíble: de la nada. Significaba que las maestras ya no lo iban a tratar como a un nene chiquito. Tobías no le creyó. Su mamá estuvo a su lado casi todo el tiempo hasta el momento de entrar en el aula. lo iba a acompañar durante la mitad del trayecto (pues ella podía verlo igual) y le iba a mostrar que . Debía emprender esa caminata. se mantuvo cerquita de esa aula que le servía de refugio. diciéndole que estaba dispuesta a demostrárselo: después de tocarlo con su varita y volverlo invisible. Los pies parecían no querer obedecerlo.Quienes hemos sido tímidos de niños (y en mayor o menor medida. Tobías había terminado el jardín de infantes. Recomendado para leerlo a niñas y niños de 6 años en adelante. pero no zonzo. Que juntara valor y lo cruzara. todos mirándolo pasar. De sólo pensarlo le daban unas terribles ganas de hacer pis. Eso significaba muchas cosas. Todo. apareció un hada y le dijo que no tuviera miedo de cruzar el patio. Estaba él solo. Y además (lo más importante de todo) significaba que para llegar hasta su aula iba a tener que cruzar todo el patio. un niño tímido que con una ayuda inesperada pudo dejar atrás a su miedo por relacionarse y dejarse ver. y después. Sería tímido. frente a ese temible patio y a todos esos grandes esperando a que pasara caminando para ridiculizarlo de alguna manera.

Tobías le hizo caso. . el niño comenzó a caminar temeroso por el patio. Tobías volvió a encontrarse con el hada. luego de que su mamá lo despidiera con un beso. dijo un "hola" que apenas se escuchó y saludó un poquito con la mano. "Decile hola". "No te asustes. cada vez el hada lo acompañaba menos. la ayuda de ese ser mágico sirvió para que Tobías venciera a la timidez que le impedía dejarse ver y hacerse de muchos amigos. Cada vez había más chicos que podían verlo. al encontrarse en la punta del patio. solito y orgulloso. listo para inicial el recorrido. Y Tobías siguió caminando. Desde ese mágico día. hasta que estuvo seguro de que nadie lo miraba. y pudo cruzar. aceptó Tobías. le preguntó al hada después de que lo volvió visible. Después siguió caminando rápido hasta terminar de cruzar el patio y e ir derechito al baño. Así lo fueron haciendo todos los días. Tobías no necesitó más de la ayuda de su hada. baldosa tras baldosa. o si se lo decía nomás para darle valor. el hada le dijo: "¿viste que no pasó nada? Ya puedo hacerte visible". "Tus amigos pueden verte". así podría pasar antes de entrar a clases para hacer todo el pis que se le fue juntando durante la larga caminata por el patio. cuando iba por la mitad del patio. Quién sabe si realmente el hada lo volvía invisible.nadie lo miraría. Al día siguiente. Entonces el hada lo dejó que siguiera solo. Pero de cualquier forma. Al llegar. no pasa nada". por que tengo muchos amigos". "¿Por qué ese chico pudo verme?". sólo que esta vez lo acompañó un poquito menos. "Por que es tu amigo". Entonces la otra mitad del recorrido hasta llegar al aula la haría caminando solo. mirando para un lado y para el otro. simplemente por que nadie podría verlo. comprobando que nadie lo veía pasar. respondió el hada. Y así lo hicieron. en una ocasión. Tobías le dijo al hada: "dejá. Lo tocó nuevamente con la varita y le dijo "hasta mañana". de esos que sólo dan los chicos grandes. Y así fue. "Está bien". y no le importaba. escuchó que le decía la voz del hada. incluso hubo alguno que le extendió la mano para darle un saludo de puño. y cada vez Tobías recorría el patio con más confianza. ¿Tenía amigos que no conocía? ¡Eso sí que era nuevo para él! Los días siguientes aparecieron más saludos. disfrutando de su invisibilidad. No me importa que todos me vean cruzando por el patio. esta vez no me hagas invisible. Tobías no salía de su asombro. se llevó una flor de sorpresa: uno de los chicos grandes lo saludó. al ladito de su aula. por que significaba que tenía cada vez más amigos. Hasta que. ese patio que ya no parecía tan grande ni tan amenazante. Un día. "¿Qué pasó?". Después de recibir el toque mágico de la varita. Por suerte el baño estaba ahí nomás. y repitieron el ritual.