Un compilador es un programa informático que traduce un programa escrito en un lenguaje de programación a otro lenguaje de programación, generando un programa equivalente

que la máquina será capaz de interpretar. Usualmente el segundo lenguaje es lenguaje de máquina, pero también puede ser simplemente texto. Este proceso de traducción se conoce como compilación.[1] Un compilador es un programa que permite traducir el código fuente de un programa en lenguaje de alto nivel, a otro lenguaje de nivel inferior (típicamente lenguaje de máquina). De esta manera un programador puede diseñar un programa en un lenguaje mucho más cercano a como piensa un ser humano, para luego compilarlo a un programa más manejable por una computadora. Esta taxonomía de los tipos de compiladores no es excluyente, por lo que puede haber compiladores que se adscriban a varias categorías:
y y y y y

Compiladores cruzados: generan código para un sistema distinto del que están funcionando. Compiladores optimizadores: realizan cambios en el código para mejorar su eficiencia, pero manteniendo la funcionalidad del programa original. Compiladores de una sola pasada: generan el código máquina a partir de una única lectura del código fuente. Compiladores de varias pasadas: necesitan leer el código fuente varias veces antes de poder producir el código máquina. Compiladores JIT (Just In Time): forman parte de un intérprete y compilan partes del código según se necesitan.

Pauta de creación de un compilador: En las primeras épocas de la informática, el software de los compiladores era considerado como uno de los más complejos existentes. Los primeros compiladores se realizaron programándolos directamente en lenguaje máquina o en ensamblador. Una vez que se dispone de un compilador, se pueden escribir nuevas versiones del compilador (u otros compiladores distintos) en el lenguaje que compila ese compilador. Actualmente existen herramientas que facilitan la tarea de escribir compiladores ó intérpretes informáticos. Estas herramientas permiten generar el esqueleto del analizador sintáctico a partir de una definición formal del lenguaje de partida, especificada normalmente mediante una gramática formal y barata, dejando únicamente al programador del compilador la tarea de programar las acciones semánticas asociadas. Definición de Compilador (compiler). Los compiladores son programas o herramientas encargadas de compilar. Un compilador toma un texto (código fuente) escrito en un lenguaje de alto nivel y lo traduce a un lenguaje comprensible por las computadoras (código objeto). Básicamente, existen dos grandes formas de ejecutar programas: programas compilados (previamente pasados por un compilador) y programas interpretados (necesitan pasar por un intérprete para ejecutarse en tiempo real).

Características de un compilador Generalmente un compilador se divide en dos partes: * Front End: parte que analiza el código fuente, comprueba su validez, genera el árbol de derivación y rellena los valores de la tabla de símbolos. Parte que suele ser independiente de la plataforma o sistema operativo para el que funcionará. * Back End: parte en donde se genera el código máquina exclusivo para una plataforma a partir de lo analizado en el front end. Por lo general el resultado del back end no puede ser ejecutado directamente, se necesita pasar por un proceso de enlazado (linker). Existen varios tipos de compiladores: Compiladores cruzados, Compiladores optimizadores, Compiladores de una sola pasada, Compiladores de varias pasadas, Compiladores JIT (Just In 246.
El uso de la informática como herramienta de ayuda a la medicina es una realidad en auge. Desde tiempos antiguos muchas de las actividades humanas se han basado en la repetición, a veces muy gravosa, de actos o cálculos y del mismo modo que se inventaron operaciones matemáticas básicas para simplificarlas, surgió la necesidad de mejorar las limitadas prestaciones que ofrece la mente del hombre para calcular, a 244 - 246 medida que las diversas ciencias se hicieron más complejas . El manejo de la información es algo integrado en la practica clínica. Médicos y pacientes interactúan en una compleja matriz de información. E l médico es un "manipulador" de la información en el sentido de que la adquiere, la procesa, almacena, revisa y la aplica en relación a la historia y evolución del paciente, a la realización de protocolos diagnósticos y terapéuticos, al establecimiento de patrones poblacionales de enfermedad, al funcionamiento del sistema sanitario y al amplio almacén de literatura médica publicada. Pocas cosas en la relación médico paciente y en el trabajo sanitario en general, no están relacionadas de alguna forma con la obtención, el procesamiento y la aplicación de la información, junto a tareas de comunicación ±ej. obtención y registro de la información procedente del paciente, de su historia, de la consulta con otros especialistas, de la literatura médica, la selección de los procedimientos diagnósticos o terapéuticos, la interpretación de los datos de laboratorio, o la recolección de datos con fines de investigación- que en no pocas ocasiones desemboca en una "crisis de ansiedad" secundaria a este océano de información en el que a veces nos encontramos incapaces de encontrar la necesaria para la situación particular de nuestro paciente. La selección adecuada de los conocimientos científicos, su interpretación y su aplicación a la toma de decisiones en medicina, es un complejo proceso relacionado con el manejo de la información y con las tareas de comunicación 245. Por estas características de la medicina, se van utilizando de forma cada vez más profusa, las ventajas de la informática en un entorno caracterizado por el au mento del número y la complejidad de las especialidades médicas, mayor disponibilidad y prestaciones de los ordenadores, precios más asequibles, mayor familiaridad médico máquina, necesidad de guardar y transmitir gran cantidad de información y la presió n 247 - 249 socioeconómica que demanda una mayor eficacia en la gestión de los recursos ,a pesar de las reticencias iniciales basadas en la rigidez de los lenguajes de 250 programación, interfaces poco amigables , la propia inercia o la malentendida 251 contraposición informática ± humanismo, entre otras razones . La tecnología de la información actúa sobre la forma en la que los datos del paciente son recogidos y

analizados, sobre la comunicación con otros colegas o especialistas y sobre la literatura 252 biomédica a la que se accede y en la que se basa nuestra toma de decisión clínica . Las actividades en las cuales el ordenador puede colaborar con el personal sanitario, son muchas y podrían agruparse en tareas técnicas, de formación 253, administrativas y de gestión. Su uso en la mayoría de instrumental médico moderno facilita el análisis de datos, ondas, imágenes etc. permite utilizar de forma sencilla y eficiente técnicas complejas, como son la monitorización, análisis electrocardiográfico, TAC, resonancia magnética... Ampliamente se han utilizado en admisión, administración, bibliotecas, acceso a literatura médica, estadística e investigación, contabilidad y facturación, y en 254, 255 servicios de farmacia y laboratorio , en menos casos se ha utilizado en medicina 256, 257 258 - 267 general , medicina crítica y con menor éxito se ha dirigido a la ayuda en la decisión médica, permaneciendo como proyectos o curiosidades el uso de programas 245, 268 - 271 dirigidos a la misma , a pesar de demostrar muchos de ellos, que se mejora la calidad del cuidado al enfermo, el control del mismo, se facilita la investigación, el 272 - 276 análisis de datos, la administración y el control de gastos . La informática médica se va convirtiendo cada vez más en una nueva disciplina que pretende relacionar el contenido de la medicina con el de la tecnología informática, en un campo interdisciplinario para cuyo desarrollo se requiere un conocimiento básico de la ciencia médica, estadística, epidemiología, ciencias de la decisión, econom ía de la salud, ética médica y conocimientos de informática, que en el futuro producirá un cambio lento pero progresivo en la naturaleza de la actividad médica, por lo que es preciso el adoptar estrategias administrativas y académicas que de una forma ordenada y progresiva promueva la integración de las tecnologías de la información dentro de la practica médica 245. Las primeras aplicaciones desarrolladas fueron dirigidas a resolver tareas (taskoriented) centradas en ciertos servicios o departamentos, siendo sus típicos usuarios secretarias o técnicos empleados para la introducción de datos, usándose sobre todo con fines administrativos, análisis financieros, manejo de bases de datos, sistemas de información de laboratorios o servicios de radiología. Estas aplicaciones han tenido un gran impacto desde el punto de vista administrativo o de organización, pero no están dirigidos a las tareas propiamente médicas, aunque han contribuido a reducir el tiempo dedicado a acceder a este tipo de datos. Posteriormente el mayor beneficio para la actividad propiamente médica ha sido la posibilidad de acceder a la bibliografía médica de una forma rápida mediante la aparición de las bases de datos bibliográficas inicialmente en cederrón y actualmente a través de INTERNET y en los últimos años, se intenta realizar aplicaciones informáticas que vayan dirigidas a resolver problemas (problem-based), más cercanas a la práctica médica, pero que encuentran problemas basados fundamentalmente en la ausencia de comprensión de cual es el proceso que seguimos los médicos para tomar una decisión y en la forma de representar el 268 conocimiento y el proceso de razonamiento dentro del ordenador . En los últimos años van añadiéndose nuevas aplicaciones informáticas a la medicina, como son las publicaciones electrónicas biomédicas, la telemedicina, impulsada por el auge de INTERNET y su World Wide Web y los registros informáticos de la historia 277 clínica . Estos últimos fomentados sobre todo en sistemas privados por el pago por servicio, que obliga a un gran detalle de las actuaciones médicas para identificar el coste ± beneficio, precisando crear registros informáticos de alta calidad. La telemedicina es quizá, la que más ventajas aporta y con la que se puede obtener reducción de costes, al poder establecer comunicación con lugares lejanos del mundo, gracias a INTERNET y a los satélites de comunicación, evitando desplazamientos innecesarios y comunicaciones rápidas entre médicos, otros miembros del sistema sanitario e incluso los propios 255 pacientes . La informática ha introducido una nueva dimensión en el pensamiento humano, haciendo reales los sueños de hace unos pocos años. No obstante, las aplicaciones informáticas para el manejo clínico del paciente siguen estando en el campo de los

proyectos, con honrosas excepciones, existiendo pocos sistemas que sean operativos de una forma generalizada. Los avances en esta tecnología y en el desarrollo de redes de información van a permitir una reducción de costes y un aumento en la calidad del cuidado de nuestros pacientes. El cambio en la enseñanza de las ciencias médicas permitirá entender al ordenador como una importante herramienta de trabajo, que además permitirá cambiar la actual forma memorística e intuitiva de la actuación médica a una forma basada en una estructura con una mayor base de conocimientos, un proceso analítico de los mismos y una mayor eficacia en la toma de decisiones 245. El médico no solo no quedará relegado por el ordenador sino que liberado de sus tareas más repetitivas y tediosas, pasará a ser el eje sobre el que se apoye todo el soporte informático, al actuar como selector y controlador de los datos de entrada, creador de los protocolos y algoritmos que éste seguirá, interpretando, además, sus resultados y por lo tanto siendo el máximo responsable del sistema

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful