La brevedad de la palabra en 15 escritores tapatíos

Los escritores Cástulo Aceves, Edna Montes y Manuel Fons abrirán el ciclo de
minificciones que comienza este miércoles 2 de septiembre en el Ex Convento del
Carmen
Las minificciones son textos literarios que tienen pocas líneas, no más allá de 2
páginas y exige del escritor concisión y una minuciosa selección de palabras,
conocer muy bien el idioma y saber, aunque sea intuitivamente, la capacidad de
evocación que esas palabra tiene en el lector.
Este género literario será el protagonista de los miércoles literarios del mes de
septiembre en la sala Higinio Ruvalcaba del ex Convento del Carmen. El ciclo
iniciará con 6 cuentistas que leerán al público creaciones inéditas y otras
existentes en sus obras ya publicadas. Cada uno tendrá intervenciones de 5
minutos y expondrá entre tres y cuatro narraciones en cada sesión.
La actividad la iniciará este 2 de septiembre con el escritor e investigador Juan
Carlos Gallegos quien a manera de introducción hablará sobre lo que es la
minificción. Gallegos quien realizó una tesis sobre este tema, además compartirá
varios de sus textos de creación. La velada continuará con Manuel Fons y Cástulo
Aceves, ambos escritores publicado por editorial Paraíso Perdido en su colección
“Instantánea”, serie de breves publicaciones de narrativa que, busca ofrecer una
imagen del momento que está viviendo la narrativa en Guadalajara.
Las sesiones del 9 y 23 de setiembre contarán con la participación de los
escritores publicados por el taller “Al gravitar rotando”, especializado en literatura
breve. Así como los alumnos del taller de microficción que dirige el escritor
Godofredo Olivares.

Finalmente el ciclo concluirá el 30 de septiembre con la participación de Javier
Perucho quien ofrecerá la charla “Dinosaurios de papel, el cuento brevísimo en
México”. Perucho es ensayista y maestro en Literatura Mexicana por la UNAM.
Tiene publicados Los hijos del desastre (2000) e Hijos de la patria perdida (2001)
(Premio Nacional de Ensayo Literario José Revueltas 2000). Ha sido becario del
FONCA en dos ocasiones, ambas en el área de Estudios Culturales, y se
desempeñó como secretario de redacción en el mensual de libros Hoja por
Hoja. Ha colaborado en los suplementos La Jornada Semanal y Laberinto, en las
revistas Milenio Semanal, Tema y Variaciones de Literatura entre otras.