You are on page 1of 2

SIGNOS QUE TE PERMITEN SABER QUE ESTÁS CASADO CON

EL ENEMIGO

Estar enamorado es el estado más hermoso que un ser humano puede
experimentar. Pero cuando por algún motivo la unión de dos personas
fracasa, la situación puede volverse tan tortuosa como mortal.
¿Cómo saber si puedes dormir tranquilo? Algunas pautas para comprobar si
estás o no casado con el enemigo.
Quiere dominar tu vida: Por lo general esto se detecta desde el inicio de
la relación. La persona es tan absorbente que se limita a organizar planes
con su pareja y pretende que ésta haga lo mismo. Si el deseo del otro es ver
a familiares o amigos, busca aislarlo a través de comentarios como “los
prefieres a ellos antes que a mí” o “no entiendo por qué te juntas con esa
clase de personas”.
Tiene celos recurrentes: Esta señal también aparece durante los primeros
meses de la relación. Si bien muchas parejas desarrollan en alguna ocasión
esta respuesta emocional, el problema es cuando se vuelve recurrente y
obsesiva. Esto se puede detectar cuando la persona pretende el aislamiento
social de su pareja, interroga a terceros acerca de su comportamiento,
revisa su celular o su mail, y la acusa de infidelidad ante la mínima
sospecha.
Impide tu autonomía económica: Es un arma muy poderosa para
mantener a la otra persona bajo control. Usualmente comienza a
manifestarse con valores anticuados hacia las mujeres, como por ejemplo
no dejarlas trabajar. Una vez que tienen el control, amenazan con no darle
dinero, quitándole la disponibilidad de elección.
Se enoja fácilmente: Las personas violentas suelen enfadarse con
frecuencia y tomar cualquier hecho como un ataque personal. Además,
tienen poco sentido del humor y nunca se ríen de sus defectos o
limitaciones.
Pueden exteriorizar su enfado golpeando puertas, rompiendo objetos o
propinando amenazas. La víctima tiende retrotraerse por miedo a que el
otro interprete que sus actos son agresivos, volviéndose una persona cada
vez más insegura y dependiente.

. los medicamentos y el alcohol: Aunque no es una condición excluyente.Abusan de las drogas. sí se ha comprobado que en algunos casos estos excesos se relacionan con el crimen pasional. Lo que sucede es que estas sustancias pueden potenciar el enojo o impedir el control sobre uno mismo.