You are on page 1of 1

Los sulfatos inorgánicos

Los sulfatos inorgánicos son las sales del ácido sulfúrico. En la naturaleza se encuentran en
forma de yeso, o aljez, (sulfato de calcio dihidratado CaSO4 · 2 H2O), baritina (sulfato de bario)
o sulfato de sodio (Na2SO4). Por oxidación se forma de los sulfuros de muchos elementos
cuando estos entren en contacto con el oxígeno del aire...
Síntesis
La mayor parte de los sulfatos se genera a partir de una base y del ácido sulfúrico o por
reacción del ácido sulfúrico con el metal esto puede generar trasplantes en el átomo de
oxígeno.
Aplicaciones
Las aplicaciones de los sulfatos suelen variar enormemente según el metal al que están unidos.
Así el sulfato sódico, por ejemplo, se utiliza en la fabricación del vidrio, como aditivo en los
detergentes, etc.; el sulfato de cobre se aprovecha en la fabricación de la viscosa según un
determinado proceso.
Yeso y barita se utilizan en la construcción y como aditivos en la fabricación de papel y
cartulina. El sulfato de bario también se utiliza en medicina para realizar radiografías de
contraste.

Los sulfatos son parte esencial de unas sales dobles como los alumbres de fórmula general
AB(SO4)2 · 12 H2O, siendo A y B cationes con carga +1 y +3 respectivamente. La más conocida
es la alumbre de sodio formada con sodio y aluminio.

Analítica
Los sulfatos solubles precipitan en presencia de cloruro de bario incluso de solución ácida en
forma de sulfato de bario (BaSO4) como sólido blanco. Si al mismo tiempo hay permanganato
presente este puede ser incluido en el precipitado dándole un color ligeramente rosáceo.

Con sodio metálico es reducido al sulfuro (Cuidado: reacción muy violenta) y puede ser
determinado como tal.
Sulfatos orgánicos
Los sulfatos orgánicos son ésteres del ácido sulfúrico con la fórmula genérica R–O–SO2–O–R'.
Se pueden formar directamente del alcohol correspondiente y del ácido sulfúrico o del trióxido
de azufre o a partir del alcohol y el cloruro de sulfurilo (Cl2SO2) en presencia de una base.
Se trata de sustancias probablemente cancerígenas.
El sulfato orgánico más conocido es el sulfato de dimetilo (CH3)2SO4 que se utiliza en algunas
reacciones de metilación.