Mitologia los Primeros Dioses

En un principio al pastor Hesíodo se le aparecen las nueve musas [Calíope (la elocuencia), Clío (la historia), Erato (la poesía amorosa), Euterpe (la música), Melpómene (la tragedia), Polimnia (la poesía lírica), Talía (la comedia), Terpsícore (la danza) y Urania (la astronomía)] mientras apacentaba sus ovejas. Ante esta aparición Hesíodo recibió un mensaje el cual no era un secreto sino lo debía dar a conocer el cual era: “¡Pastores del campo, triste oprobio, vientres tan sólo! Sabemos decir muchas mentiras con apariencia de verdades y sabemos, cuando queremos, proclamar la verdad”. Eso fue lo que le dijeron, esto a Hesíodo le cambio la vida. Hesíodo invoca a las musas para que le cuenten la historia de los orígenes… Primero existió el Caos, después Gea (la tierra) y Eros (el mas hermoso). Del Caos nacieron Erebo (el infierno) y la negra noche, de la relación entre La Noche y Erebo nacieron Éter y el Día. Gea, partió un ser igual que ella y salio Urano (el cielo estrellado), también puso en el mundo a las Altas Montañas y el Ponto. Luego Gea se une con su hijo Urano y tienen a los cinco Titanes: Océano, Ceo. Crío, Hiperión y Japeto. Y las seis Titánides: Tea, Rea, Temis, Mnemosine, Febe y Tetis. Después tuvieron a un titán mas el cual era Crono. Gea también tubo a los cíclopes: Brontes, Astéropes y Arges. De Urano y Gea nacieron tres hijos mas los cuales no debían ser nombrados: Cotto, Briareo y Gías, cada uno tenia cien brazos y cincuenta cabezas. Los hijos de Urano y Gea estaban enojados con su padre ya que cada vez que un nuevo hijo estaba a punto de nacer Urano los retenía ocultos en el seno de Gea, sin dejarlos salir. Luego Gea fabrico una hoz y les explico un plan a sus hijos para terminar con la maldad de Urano pero ninguno quería realizar tan monstruoso plan, solamente Crono fue el que acepto realizar el trabajo. Gea

escondió a Crono en una emboscada y cuando Urano se recostó en el suelo Crono sale de su escondite y con la hoz le corto los genitales a su padre y los tiro al océano, la sangre que derramo Urano la recibió Gea y a cabo de un año Gea dio a luz a las Erinias y a las Melias (Ninfas). Los genitales de Urano estuvieron en el océano largo tiempo, alrededor salía una espuma blanca de la cual nació Afrodita (Venus para los romanos). La Noche tuvo a la Suerte y a Tánato (el espíritu de la muerte). También tuvo a Hipnos, a Momo (el sarcasmo) y a las Hespérides las cuales cuidan las manzanas de oro. Engendro a las Moiras y a las Ceres, persiguen a los culpables y les imponen una pena cruel a los que cometieron faltas graves. La Noche también tuvo a Némesis, al Engaño, la Ternura, la Vejez y a Eris (la discordia). Eris tuvo a la Fatiga, al Olvido, el Hambre, los Dolores, las Peleas, los Combates, los Asesinatos, las Matanzas, las Discusiones, las Palabras Falaces, al Desorden y la Destrucción, y a Horco (el juramento). La Titánide Rea hija de Gea y Urano, fue sometida por su hermano Crono al yugo amoroso del cual nacieron los dioses más famosos: Hestia, Démeter, Hera, Hades, Poseidón y a Zeus, pero Crono se los devoraba a todos ni bien nacían ya que el no quería que ninguno de sus hijos lo reemplazara. Llegaba el día en el que Rea esperaba para tener a Zeus, entonces como ella no quería que Crono lo devorara le suplico a sus padres Gea y Urano que la aconsejaran para que de a luz a escondidas, ya que Rea quería castigar a Crono. Urano y Gea complacieron a su hija y la enviaron a Lictos, un pueblo de Creta, para que diera a luz a Zeus el último de sus hijos. Rea luego de tener a Zeus, a la noche lo escondió en las entrañas de la Tierra, en el fondo de una gruta del monte Egeo. De este modo Gea recibió a Zeus y lo alimento y lo crió en Creta. Después del nacimiento Rea envolvió en unos pañales una piedra la cual de la entrego a Crono la cual se la trago. Zeus creció rápidamente y luego de un año Crono vomitó todo lo que había comido y fue vencido por Zeus quien fijo la roca que había vomitado Crono en la divina Pito, abajo de los valles del Parnaso, con el fin de que fuera un monumento.

Zeus liberó enseguida a sus tíos paternos los Cíclopes, los cuales Crono había atado con unas cadenas, y ellos agradecidos por la liberación le otorgaron el trueno, el ardiente rayo y el relámpago, con las cuales manda Zeus sobre mortales e inmortales.

El Nacimiento de Pandora
Del matrimonio de Gea y Urano nació el Titán Japeto, quién tubo a Prometeo, el primo de Zeus. Prometeo siguiendo las órdenes de los dioses modelo a los hombres con arcilla. En un principio vivían todos bien hasta que decidieron separar los lotes, Zeus representaba a los dioses y Prometeo a los hombres, Prometeo quiso engañar a Zeus para favorecer a los hombres, pero cuando se dio cuenta del engaño, les saco el fuego. A cabo de un tiempo Prometeo vio sufrir a los hombres entonces él desobedeció las ordenes de Zeus, subió hasta el Olimpo y le robó el fuego y se lo llevó, pero Zeus vio el resplandor desde lejos, entonces no decidió sacarles el fuego nuevamente sino que les preparó un nuevo castigo, entonces Zeus decidió crear a la mujer para castigo de los hombres. En venganza por el robo, Zeus le dijo a su hijo Hefesto (dios del fuego) que mezclara tierra con agua, le infundiera voz y vida humana, y crear una encantadora doncella. Después Zeus la llevó ante Atenea y le pidió a la diosa que le enseñara a tejer, luego Atenea la adornó con un vestido blanco, Afrodita la llenó de gracia y sensualidad. Después Zeus la llevo ante el mensajero Hermes y le pidió que le diera mente cínica y un carácter caprichoso, y Zeus mismo puso en el corazón de aquella mujer la curiosidad, cada dios le dio un don entonces la llamaron Pandora ya que los dioses le habían dado un regalo, no buenos sino malos para la perdición del hombre. Hermes, luego la llevo hasta Epimeteo, el hermano de Prometeo. Prometeo se distinguía por su astucia e inteligencia peor Epimeteo era todo lo contrario, y aunque su hermano le había advertido de no aceptar nada proveniente de los dioses no se pudo contener al hermoso regalo. Prometeo que cuidaba de los hombres guardo en una jarra todos los males que habían en el mundo para el bien de los hombres con una enorme tapa, y la escondió en la casa de Epimeteo y le dijo

que por nada del mundo debía abrirla ni el ni nadie más. Durante mucho tiempo la jarra estuvo cerrada, hasta el día en el cual Epimeteo se caso con Pandora y le dijo: -Pandora, ahora eres tu la que gobierna mi casa, y puedes ocuparte de todo lo que en ella encuentres, salvo de esa jarra que me dio mi hermano, me pidió que jamás la abriera-Cuéntame que hay entro- dijo Pandora quien tenia curiosidad impuesta por Zeus. -Ni yo se que hay- dijo Epimeteo. Pandora no le creyó entonces ni bien su esposo se fue ella fue y abrió la jarra esperando encontrar joyas o un valioso secreto, al instante que la abrió salieron todos los males que estaban adentro, entonces ella la cerro y se dice que adentro solo quedo la esperanza, y no se sabe si es un mal más o es el único bien que les queda a los mortales. Luego de esto Zeus mando a su hijo Hefesto escoltado por Bías (la violencia), y Cratos (el poder) para que encadenaran a Prometeo con indestructibles cadenas, lo ataron a una piedra, en las montañas del Cáucaso. Zeus envió a un águila que cada día se comía el hígado de Prometeo y por la noche le hígado se regeneraba para que para el día siguiente el águila lo devorara nuevamente. Este castigo sufrió prometeo mucho tiempo hasta que Heracles (Hércules) hijo de Zeus y de madre mortal lo liberara de las cadenas y matara al águila.

El Diluvio
Tiempo después los hombres que había creado Prometeo se olvidaron de los dioses, ya no hacían sacrificios en nombre de ellos ni respetaban sus templos, los hombres se traicionaban entre ellos. La tierra se fue llenando de maldad, por esta razón Zeus reunió a todos los dioses y les contó que los hombres no debían seguir viviendo entonces decidió acabar con ellos enviando sus tempestades, y dijo: -Que comience el diluvio que yo lo guiaré con mi rayoPrimero se formo una tormenta donde todo se oscureció, se detuvieron los vientos y comenzó a llover, lo que hizo que los ríos desbordaran y todo se inundara, Poseidón, cumpliendo las ordenes de su hermano azotó la tierra con inmensas olas del mar

dirigidas con su tridente. Los hombres aterrorizados querían buscar lugares altos para poder sobrevivir pero todo quedó tapado por el agua. Cuando terminó de llover, toda la humanidad había desaparecido, en realidad casi toda… Sobre el agua flotaba una pequeña embarcación en la cual se encontraban Deucalión, hijo de Prometeo y Pirra hija de Pandora. Deucalión antes del diluvio había ido a visitar a su padre en el cual había adivinado las intenciones de Zeus y le dijo que debía armar una embarcación con maderas fuertes que sería semejante a una caja peor muy estable, le dijo que no preguntara nada y que hiciera caso, entonces Deucalión la armo, gracias a la cual él y Pirra se salvaron. Ellos habían pasado su vida honrando a los dioses, y al ver que pasaban los días y las aguas no bajaban, imploraron a Zeus que tenga piedad de ellos ya que nunca lo habían deshonrado. Zeus escucho esto y se dijo asimismo: -Sin duda estas dos personas son las únicas que no merecen morir-, y llamo a Hermes el mensajero para que dirigiera la barca hasta la cima del monte Parnaso, donde los ancianos se bajaron y encontraron las ruinas de un antiguo templo de la diosa Temis, y aunque estaban agradecidos porque Zeus los había salvado, pero también estaban tristes ya que ellos eran muy viejos para tener hijos, entonces entraron al templo de la diosa y ofrecieron un sacrificio, en donde ambos dijeron: -Diosa, venimos a consultarte, estamos solos en el mundo y nadie nos protegerá en nuestra vejez y no tenemos hijos, no queremos que la humanidad termine, ¿Qué podemos hacer para tener descendencia?Desde las ruinas salio una voz que dijo: -Deucalión y Pirra su ruejo fue escuchado. Lo que deseen se cumplirá. Cúbranse la cabeza y tiren hacia atrás los huesos de su madre-. Ellos dijeron que eso no lo podían hacer porque los llenaba de espanto, ya que hacer eso se lo consideraba un acto impío, y se marcharon. Durante el camino de regreso a su casa no hablaron, peor cuando llegaron Deucalión tuvo una idea, en la cual decía que quizás la diosa no se refería a los huesos de nuestra madre de sangre sino de Gea la tierra, la madre de todo lo existente. Ambos pensaron cuales podían ser los huesos de la tierra y se les ocurrió agarrar las piedras, y las comenzaron a tirar por detrás de sus hombros, y ocurrió lo que esperaban, de las piedras que tiraba Pirra nacían mujeres y de las de Deucalión hombres. Estos hombres y mujeres

formaron una nueva humanidad la cual se reconcilió con los dioses a quienes favorecieron y respetaron.

Fuente: Libro Mitos Clasificados II