You are on page 1of 142

DOCUMENTO Nº I DE LA FRACCIÓN

CUESTIONES POLÍTICAS
FUNDAMENTALES
Acerca del Movadef y 20 años de lucha política

YERBA SILVESTRE/ EDICIONES
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

© Documento publicado por

Ediciones Yerba Silvestre,

sección adjunta a la Fracción

Proletaria en forja. Es un material

para difusión masiva.

2
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

¡Proletarios de todos los países, uníos!

CUESTIONES POLÍTICAS
FUNDAMENTALES
Acerca del Movadef y 20 años de lucha política.

TEXTOS GUÍA

«Quien tome partido por el pueblo revolucionario, es
un revolucionario. Quien tome partido por el
imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático, es
un contrarrevolucionario. Quien se coloque al lado del
pueblo revolucionario sólo de palabra, pero no en los
hechos, es un revolucionario de palabra. Quien se coloque
al lado del pueblo revolucionario tanto en los hechos
como de palabra, es un revolucionario en su más pleno
sentido».

Mao Tse-tung (MTT). Discurso de clausura en la II Sesión del
Primer Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política
del Pueblo Chino (23 de junio de 1950).

«Sueñan quienes creen que se puede alcanzar las
libertades sin ligarse a la lucha popular. Debe bregarse
porque las masas luchen por la libertad de sus hijos» [no es
textual]

AGR. Puntos de vista (más o menos del 2004)
3
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

« ¿Quiénes son nuestros enemigos y quiénes nuestros
amigos? Esta es una cuestión de importancia primordial
para la revolución. Todas las anteriores luchas
revolucionarias de China sólo obtuvieron magros
resultados, esencialmente porque los revolucionarios
no supieron unirse con los verdaderos amigos para
atacar a los verdaderos enemigos. Un partido
revolucionario es el guía de las masas, y cuando las
descamina, ninguna revolución puede triunfar. A fin de
conquistar con seguridad la victoria en la revolución y no
descaminar a las masas, tenemos que cuidar de unirnos con
nuestros verdaderos amigos para atacar a nuestros
verdaderos enemigos. Y para distinguir a los amigos
verdaderos de los verdaderos enemigos, tenemos que
hacer un análisis general del status económico de las
clases de la sociedad china y de sus respectivas
actitudes hacia la revolución».

MTT. Análisis de las clases de la sociedad china (marzo de
1926) Obras Escogidas t I.

«La política y la táctica son la vida del Partido; los
camaradas dirigentes a todos los niveles deben prestar
plena atención a ellas y de ninguna manera mostrarse
negligentes a este respecto».

MTT. Circular sobre la situación. (20 de marzo de 1948), Obras
Escogidas. Tomo IV.

«La política es el punto de partida de todas las acciones
prácticas de un partido revolucionario, y se manifiesta
en el proceso y el resultado final de sus acciones. Toda
4
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

acción de un partido revolucionario es la aplicación de su
política. Si no aplica una política correcta, aplica una
errónea; si no aplica determinada política de modo
consciente, la aplica a ciegas. Lo que llamamos experiencia
es el proceso y el resultado final de la aplicación de una
política. Sólo a través de la práctica del pueblo, es decir,
por la experiencia, se puede verificar si una política es
correcta o errónea y determinar hasta qué grado lo es.
Pero la práctica de los hombres, especialmente la práctica
de un partido revolucionario y de las masas
revolucionarias, está necesariamente ligada con una u otra
política. Por tanto, antes de emprender cualquier acción,
debemos explicar a los militantes del Partido y a las masas
la política que hemos formulado a la luz de las
circunstancias dadas. De otro modo, los militantes del
Partido y las masas se apartarán de la dirección de nuestra
política, actuarán a ciegas y aplicarán una política
errónea».

MTT. Sobre la política concerniente a la industria y el comercio
(27 de febrero de 1948), Obras Escogidas, t. IV.

«Una fracción es una organización en el seno del partido,
que está unida no por el lugar de trabajo, por la
lengua o por cualquier otra condición objetiva, sino por un
sistema de concepciones comunes sobre los problemas
que se le plantean al partido»

Lenin. A propósito de una nueva fracción de conciliadores, los
virtuosos. Social Demócrata nº 24, 18 [31] Octubre de
1911, Obras Completas, Tomo 17, Ediciones de Moscú.

5
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

«Toda fracción está convencida de que su plataforma y su
política son las mejores para acabar con todas las
fracciones, pues nadie considera la existencia de éstas
como un ideal. La diferencia es sólo que las fracciones
que tienen una plataforma clara, consecuente,
coherente, defienden abiertamente su plataforma,
mientras que las fracciones sin principios se esconden tras
proclamas gratuitas de virtud y de no-fraccionalismo»

Lenin. El problema de las fracciones en la 2ª Internacional,
en Bilan nº 24, 1935.

[Todas las negritas de las citas, son nuestras]

6
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

PRÓLOGO

Fracción Proletaria en forja

Lima, 26 de diciembre del 2015.

I

1. Dos años después de que elaborásemos este trabajo para el
tratamiento interno de la Fracción1 y para la cohesión de las
fuerzas que se reagrupan en torno a ella, muchas cosas han
acontecido y varios temas ―en aquel momento aún
controversiales―, han madurado y se han confirmado. El
primer y principal asunto consistió, por un lado, en nuestra
mayor toma de conciencia acerca del «pensamiento Gonzalo».
Y, por contraparte, nuestra más honda comprensión de la
trascendencia de nuestro fundador José Carlos Mariátegui
(JCM) y de su pensamiento, el pensamiento de Mariátegui.

En setiembre del 2013 todavía ubicábamos a Abimael Guzmán
Reinoso (AGR) a continuación de Mariátegui ―pensamiento de
Mariátegui/pensamiento Gonzalo2―. Pero dos años más de
reflexión nos han llevado a concluir que son dos vertientes

1
La primera versión de este documento es de setiembre del 2013: pero no fue
publicado. Ver su Introducción en la Pág. 49 de esta edición.[Nota del 2015].
2
A inicios del 2012 redescubrimos el acuerdo de 1967 donde el Partido asumía el
pensamiento de Mariátegui (Bandera Roja N° 30, 1967).Volviendo a este acuerdo
―en tanto que el «pensamiento Gonzalo» había entrado en evaluación―,
decidimos poner esa especificación: pensamiento de Mariátegui/pensamiento
Gonzalo.
7
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

distintas y divergentes en la historia del pensamiento marxista
peruano. Que AGR empezó su descalabro justamente desde el
momento en que se apartó de Mariátegui, fundador del
Partido3;y que su «retomar» y continuar por su «luminoso
sendero» no fue sino una maniobra para colgarse del inmenso
prestigio del Amauta. Que, vistos los hechos históricos, la
versión de Mariátegui que nos ofreció AGR terminó siendo una
variante de su abandono y negación, inaugurada por el
renegado Eudocio Ravines4.

Esta mayor toma de consciencia se sustenta en el estudio de
dos períodos5. El primero abarca el período de la guerra
(1980-1992), y sus antecedentes que van desde los años 50,
años en que se formó AGR, hasta 1979 cuando proclama el
Inicio de la Lucha Armada. El otro período de nuestro estudio
abarca 1993-2013 y el más reciente año 2014.

Desde ahí hemos ido comprendiendo que el fracaso de la
Lucha Armada (1980-1992) se debió a una línea oportunista
de «izquierda» encabezada por Abimael Guzmán y Elena
Yparraguirre (EYR): una línea ultraizquierdista que reptó al
margen y en contra de la línea revolucionaria acordada ―que
tomaría el nombre de Guzmán, pero sustancialmente
elaborada también por Norah―; y que a su vez profundizó las
desviaciones, corregibles, que aquella línea revolucionaria ya
contenía desde el inicio de la Lucha Armada. El fracaso

3
El apartamiento de AGR del pensamiento de Mariátegui está tratado en el
documento Guía ideológica de la fracción (GIF), que está en su fase de consultas.
4
El papel de Ravines y su acción de desmariateguizar el Partido está expuesto sobre
todo en el documento Reconstruir el Partido Comunista del Perú (REC).
5
Ese estudio se inició a principios del 2012. Respecto al período de la guerra, sus
avances están resumidos en un trabajo denominado Marco para el balance de la
guerra popular (2014), que será incluido en Guía ideológica de la fracción. Es el
tercer documento de la trilogía que incluye a Cuestiones políticas fundamentales y
Reconstruir el Partido Comunista del Perú [Nota del 2015].
8
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

cosechado en la guerra fue entonces resultado directo del
«pensamiento Gonzalo».

La Lucha Política de dos décadas (1993-2013), por su parte,
fracasó a causa es una línea oportunista de derecha. Ésta línea,
formalmente correcta como solución a un virtual escenario
post guerra, no obstante, había sido diseñada sobre la base de
mentiras: a) contra lo que se nos dijo, la guerra popular no se
enrumbaba a la conquista del Poder cuando aconteció la
detención de la Dirección Central, b) contra lo que se nos
informó, la Lucha Armada no tuvo simples errores, excesos y
limitaciones, sino que ocasionó multitud de crímenes de
guerra horrendos, que han sido utilizados para
estigmatizarnos como «terroristas», c) Guzmán e
Yparraguirre, en verdad, no habían sido entregados por
Feliciano como nos dijeron―al oponerse supuestamente a su
traslado al campo― sino que ellos se habían entregado al
enemigo y habían entregado a la Dirección Central, luego de
haber llevado las cosas a un callejón sin salida, d) no era cierto
que Guzmán e Yparraguirre habían decidido el término de la
guerra luego de largos meses de reflexión propia en cautiverio,
como nos mintieron, sino que muy pronto fueron abordados
por el gobierno para que concluyan la guerra; y ellos, con toda
facilidad y naturalidad, estuvieron dispuestos a cesarla en las
peores condiciones, e) en verdad no existió una Ronda de
Conversaciones, cuento que nos contaron, sino un hablar hasta
por los codos y concesiones turbias y nefastas a cambio de
gollerías, f) no fue cierto que el opositor principal al Acuerdo
de Paz fuera el proseguir la guerra, al cual nos llamaron a
arrasar y demoler, sino el propio gobierno que nunca propició
ni convergió para tal Acuerdo y que usó a la camarilla para
sus propósitos, etc.

Estas y otras fueron las bases fallidas de una línea que,
formalmente correcta en cuanto a la necesidad del término de
9
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

la guerra, omitía y ocultaba cuestiones claves que socavarían
su implementación y que acompañaron tanto la Lucha por un
Acuerdo de Paz como la Solución política a los problemas
derivados de la guerra. ¿En qué queda y para qué sirve
entonces el cerro de documentos que Guzmán elaboró y
difundió desde su «aislamiento absoluto», pretendiendo que
con ellos y la práctica que los acompañó el ‘pensamiento
Gonzalo’ había dado un salto a «arma ideológica estratégica,
específica y principal»; o, en otras palabras, se había colocado
por lo menos en pie de igualdad con los clásicos del
marxismo? En su materia sustancial, en lo particular que ha
determinado de manera decisiva su enfoque y abordaje de lo
general―la revolución en el mundo―, son errados y fallidos y
han devenido hojarasca marchita que el viento arrastra. El
fracaso del Movadef, hacia el 2013, no fue sino consecuencia
del carácter errado de esta línea «pensamiento Gonzalo»; esto
es, de un rumbo de capitulación, amoldamiento y servicio al
sistema que, no obstante, era presentada como una línea
revolucionaria en aras de las decisivas jornadas por venir.

De manera que en ambos descalabros, el de la Guerra Popular
y el de la Lucha Política, los responsables y principales
protagonistas han sido los mismos: Abimael Guzmán y Elena
Yparraguirre. En este último, actuando desde prisión: desde el
llevado, traído y falso «aislamiento absoluto». Estos son dos
importantes aportes nuestros a la verdad histórica en la actual
lucha de fracciones. El Partido Comunista del Perú en
reconstrucción ―por lo menos una de sus fracciones ha
emprendido esta tarea―, no podía guiarse, estando ya tan
claras las cosas, por un pensamiento, «el pensamiento
Gonzalo», cuya característica más notoria ha sido haber
abortado dos procesos a partir de las líneas contrarias que ha
engendrado.

10
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

2. Haber dejado de lado al Amauta, fundador del Partido del
proletariado peruano, y haber abandonado el pensamiento de
Mariátegui, cobra un relieve y notoriedad inusitados en este
debate. Empezando por reconocer que nosotros tomamos
consciencia, de una manera muy tardía por cierto, de que
Mariátegui había terminado siendo abandonado. Aquel
abandono habría sido suficiente para que AGR y su
«pensamiento Gonzalo», fuesen puestos en cuestión y
sometidos al fuego de la crítica marxista, si los mecanismos de
debate en el Partido hubiesen estado activados; y si hubiese
existido, conforme al carácter de un partido marxista, un
tratamiento franco de las intenciones y los propósitos a este
respecto. Ese abandono se clarificó para muchos de nosotros,
recién, hacia el 2010 por hechos públicamente conocidos6.

A partir de ahí fuimos aquilatando que no sólo habían echado
por la borda al Mariátegui en tesis fundamentales, lo cual tuvo
una incidencia directa en el desenlace de la Lucha Armada7.
Sino que habían venido desplazando su figura histórica de un
modo soterrado y a la vez sistemático. Más aún, hemos
comprendido que un pensamiento como el del Amauta fue
siempre un dique contra la infiltración burguesa en el
movimiento revolucionario. Lo fue también, en última
instancia, contra las posiciones de Abimael Guzmán, del
mismo modo que lo había sido contra Eudocio Ravines. Esto

6
Está en torno a la «Marcha con banderas rojas» del Movadef en la Universidad
Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), en junio del 2010. Había sido ventilado,
hasta cierto punto, por la revista Viejo Topo. Ver su compendio En defensa de
Mariátegui y Norah (2015), articulo «Para no olvidarlo:¡Están levantando a
Mariátegui!», pág. 22-26.
7
Un tema clave es, sin duda, el de la caracterización de la sociedad peruana hacia
1980. AGR invocó a Mariátegui para, en esencia, tergiversarlo e impostar
dogmáticamente a Mao. De ello emergió un diagnóstico profundamente errado de
las condiciones sociales, políticas y económicas del Perú, base de la desviación que
ya contenía la línea política en el Inicio de la Lucha Armada.
11
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

explica que, al igual que su antecesor, AGR y EYR procedieran
a desmariateguizar el Partido. Sólo despojando a la vanguardia
y su militancia de su pensamiento fundador, de su
pensamiento proletario, Guzmán pudo dar rienda suelta a su
desenfreno ególatra y a sus aspiraciones desorbitadas.

Desde el 2010, como se ha hecho público por los escritores de
Viejo Topo, AGR y EYR sostienen abiertamente que
«Mariátegui ya está superado». Que hablar hoy de él es
«contraponerlo con el pensamiento Gonzalo». Y que dejó de
ser vigente en tanto «sólo era marxista-leninista» 8 . Es
necesario aclarar que en nuestro emplazamiento a la camarilla
y sus secuaces a que definieran qué guió la acción que
enviaron a realizar en la UNMSM―evento donde sus
posiciones salieron a flote―, estos defeccionaron del debate.
Refutados una y otra vez sobre el fondo antimarxista de
aquello de «están levantando a Mariátegui», sólo guardaban
silencio y repetían como letanía: «Hay que sacar lección, hay
que sacar lección», capitulando a una discusión de principios.
Sin embargo, no cejarían de difundir sus erradas posición es
utilizando los canales partidarios y aprovechando su
condición de jerarcas. En documentos internos de inicios de
los años 80―que hemos podido conocer en tiempo reciente―,
ya se fraguaba tal abandono, al afirmarse que el pensamiento
de Mariátegui estaba subsumido en el «pensamiento Gonzalo»
puesto que éste lo había sistematizado.

Como se recuerda, la filiación marxista-leninista de
Mariátegui, que él mismo reafirmó 9 y que marxistas

9
En su libro Defensa del marxismo (1988), Mariátegui reafirma esta filiación: «Y
Lenin aparece, incontestablemente, en nuestra época, como el restaurador más
enérgico y fecundo del pensamiento marxista (…) La revolución rusa constituye,
acéptenlo o no los reformistas, el acontecimiento dominante del socialismo
12
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

consecuentes siempre le reconocieron, fue remarcada y
reivindicada posteriormente por la fracción maoísta desde los
60.No bastaría que se estableciera que el maoísmo era una
nueva etapa para que a partir de ello ya el pensamiento de
Mariátegui careciera de vigencia. Si el desarrollo anula lo
anterior hasta decretarlo inservible ―posición encubierta del
«pensamiento Gonzalo»― entonces quien evalúa desde ese
despropósito desnuda su esencia antimarxista, antidialéctica.
También el leninismo―ni qué decir del marxismo―, entonces,
habría sido ya superado. Enarbolarlo sería contraponerlo con el
maoísmo. Análogamente, aun cuando el llamado «pensamiento
Gonzalo» hubiese desarrollado el pensamiento de Mariátegui,
no se justificaba ni su omisión ni su abandono.

La afirmación de que el pensamiento de Mariátegui estaría
subsumido, esto es que ya está inmerso en el supuesto
desarrollo― peor aún, que debido a ello carecería de validez y
vigencia―, se manifiesta pues claramente extraña al
marxismo. Pero, además, por reconocimiento del propio AGR,
el Amauta tiene tesis similares a las del presidente Mao.
¿Cómo abandonar a quien por sus propios medios llegó a
conclusiones similares y desde nuestra propia realidad?
Mucho menos asidero tiene esta otra salida justificatoria que
ensayan algunos de sus noveles seguidores a falta de ideas de
sus jerarcas: «Mariátegui era válido sólo para la sociedad
semifeudal y para la revolución democrática; para sociedad
capitalista y revolución socialista ya no es válido». Como es
sabido, el Amauta fijó una estrategia y una táctica para la
revolución socialista. Y la concebía como un proceso en el que,

contemporáneo. Es en este acontecimiento, cuyo alcance histórico no se puede aún
medir, donde hay que ir a buscar la nueva etapa marxista» Págs.21-22.
13
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

en una primera etapa, tenía que cumplir tareas teóricamente
capitalistas10.

El desbarre tiene, entonces, un origen más pedestre. Si desde
los años 60 Mariátegui fue reivindicado por AGR, fue sobre
todo debido a que esas décadas el Amauta volvía a ser el foco
del debate en la revolución peruana. Guzmán, por
consiguiente, buscó mimetizarse en esa renovada
reivindicación que hacían los marxistas peruanos; pero, en su
caso, con el propósito de usarlo como plataforma de
lanzamiento. Está pendiente analizar qué tipo de «desarrollo»
perpetró AGR respecto al pensamiento de Mariátegui. Sin
embargo usar a las masas, a los combatientes de la
guerra―vivos o muertos―, se ha revelado como parte
constitutiva del llamado «pensamiento Gonzalo». Es un usar
todo y a todos, no en el sentido táctico leninista y para
movilizar a todas las fuerzas, sino para manipularlas con
propósitos individuales y de camarilla.

A contracorriente de la labor de sus jerarcas, no obstante, en el
Partido Comunista reconstituido sobre la nota dominante del
maoísmo y en la guerra popular, hubo siempre consecuentes
mariateguianos. No se contraponían ni contraponen
Mariátegui con Mao. Nosotros mismos somos una prueba
testimonial de ello. Quien los ha contrapuesto ha sido el
«presidente Gonzalo» a fin hacerse un lugar exclusivo y
preparar el terreno para sus propósitos11.

10
Cfr. Ideología y Política: «Ya he dicho en otra parte que es muy posible que el
destino del socialismo en el Perú sea en parte el de realizar, según el ritmo histórico
a que se acompase, ciertas tareas teóricamente capitalistas» (pág. 273).Y en el
mismo texto, pág. 163: « 8°― Cumplida su etapa democrático-burguesa, la
revolución deviene en sus objetivos y en su doctrina revolución proletaria»
(Principios programáticos del Partido Socialista).
11
Diversos intelectuales marxistas han llegado a esta misma conclusión de que se
usó al Amauta. Eduardo Ibarra, por ejemplo.
14
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

II

1. La controversia que acabamos de resumir en algunos de sus
puntos centrales, entonces, no puede pasar como una más
entre los marxistas peruanos. Y cabe detallarlo y
puntualizarlo. Primero: estamos definiendo posición sobre
cuestiones ideológicas de fondo y sobre cuestiones políticas
fundamentales. La polarización que se aprecia no es una
estéril confrontación de pareceres. Por nuestra parte, está
realizada como Mariátegui quería: con el declarado propósito
de reagrupar. En nuestro caso, de reagruparlas fuerzas que
han quedado desperdigadas a causa de la escisión y
destrucción del Partido. Se trata, en todo caso, del proceso
natural de ajuste de cuentas con una vieja dirección,
responsable de tal escisión y destrucción―inseparables de los
grandes reveses cosechados―, cuya línea política de
capitulación y traición debe ser denunciada. Pero a su vez y
desde su lado afirmativo, que es lo más importante, una línea
política más acorde a nuestros principios y a las necesidades
de las masas se viene elaborando y, sin duda, ha de imponerse.
Con esta nueva Línea Política, fruto de un debate cada vez más
amplio y al calor de las masas, las fuerzas reagrupadas
podrían, con todo derecho, reivindicar a futuro el glorioso
nombre del Partido Comunista del Perú, que Mariátegui fundó
y que Norah, desde la izquierda comunista, reconstituyó y
luego forjó en la guerra popular12.

12
Aquí salta un problema nuevo: si la cima de usurpación del Partido en la Lucha
Armada es el I Congreso 1988-1989, ¿cuál será en lo sucesivo el carácter de la
guerra con una línea ideológica y política contraria ya impuesta? ¿Fue guerra
popular hasta 1992 o sólo hasta 1989 y, a partir de ahí fue una guerra militarista
burguesa? Al principio, la dificultad estaba en fijar posición sobre hasta cuando fue
guerra popular: ¿hasta 1992 con la detención o hasta más o menos 1995? Las cosas,
pues, se han complejizado pero les daremos solución. En este documento la
cuestión queda solamente planteada. [Nota del 2016]
15
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

En segundo lugar, provenimos de una organización que
protagonizó una guerra revolucionaria. Por ende, de una
organización que ocupó un lugar central en el movimiento
popular peruano. Ocupó ese lugar porque supo llevar a la
práctica aquello que casi todos proclamaron: levantarse
armadamente para derrumbar este sistema de explotación y
opresión. No es gratuito el indisimulado respeto de gruesos
sectores de la izquierda peruana a quienes participamos en la
Lucha Armada. Y a la vez―paradójicamente―, su rechazo a lo
realizado y cosechado. Justamente, porque no se elaboró una
posición que esclareciera oficialmente y con objetividad el
valor del proceso y que responda de sus graves pasivos.

Tercero. En estos tiempos signados por los balances, que una
porción cada vez más creciente de quienes participamos en la
Lucha Armada reflexione sobre el proceso vivido y por el
destino de la organización a la cual servimos, tiene
importancia. Por más que hoy predomine la satanización
impulsada por los vencedores. Y por más que la acción de los
jerarcas Abimael Guzmán y Elena Yparraguirre haya
alimentado una negación total del proceso como «terrorismo».
Los que fuimos gente muy joven en la Lucha Armada estamos
hoy en plena madurez y actuando en distintos niveles de la
sociedad. Somos pues una fuerza que no puede omitirse,
aunque ella necesita reagruparse y cohesionarse.

Lo que venimos realizando es el testimonio, además y en
cuarto lugar, de que muchísimos ―para nosotros, la inmensa
mayoría―, nos levantamos en armas en aras deservir al pueblo
y no para alimentar los apetitos bastardos ni la gloria de
ningún individuo. Que, precisamente, si hemos vuelto la
mirada hacia todo lo hecho, la razón de fondo está en que no
hemos renunciado a ese ideal. Que seguimos estando
dispuestos a los mayores esfuerzos y sacrificios por la
emancipación de los oprimidos. Y por eso mismo, nos
16
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

sentimos en el deber de darle cuenta al pueblo peruano y a las
fuerzas de vanguardia. Y eso, en modo alguno, significa un dar
cuenta culposo (lo que algunos quisieran para seguir
lapidándonos). Como si nuestra revolución fue de por sí un
hecho nefasto y no un proceso con luces y sombras. Con
sucesos gloriosos y heroicos principalmente porque fue parte
del camino de emancipación de nuestro pueblo. Y, en segundo
término, con tantísimas acciones repudiables y horrendas,
guiadas por una línea oportunista de izquierda cuyas cabezas
fueron los jerarcas aludidos.

Por donde se le mire, esto que nos ocupa, no es pues una
discusión más ni la muestra de una mayor atomización en las
fuerzas de vanguardia; sino la expresión de un complejo, difícil
pero franco proceso de reagrupación de quienes participamos
en la Lucha Armada y en 20 años de Lucha Política. Esa
reagrupación arranca a partir de fundamentales cuestiones de
ideología y política y, como se verá, se sustenta en el actual
momento de la lucha popular.

2. Mas, lo que aquí va cobrando forma política definida y se
abre camino, no es novísimo ni reciente. Las cosas se nos han
ido decantado en un proceso de más de una década. La
Fracción Proletaria en forja, sin embargo, rompió lanzas
contra la línea de Guzmán e Yparraguirre y su «pensamiento
Gonzalo» hacia el 2011-2012 desde que se hizo claro que
Guzmán y consorte habían decidido jubilarse de la revolución.
Cuando por sus hechos, puestos a cubierta por un doble
discurso, proclamaban que la revolución era algo demasiado
lejano y difuso. Teníamos, por tanto, que resignarnos al avance
incontenible del capitalismo en el Perú. «El capitalismo
avanzará, se impondrá… sólo cabe manejar…», por ejemplo13.
13
Posición de EYR sobre la lucha del mercado popular La Parada, en Lima, destruido
y arrasado entre el 2013 y el 2014. La posición oficial que retransmitieron fue:
«Lima necesita un mercado moderno, no la suciedad, la delincuencia, el caos
17
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Es decir, la lucha de desencadenó desde que se hizo patente
que los preparativos para los combates futuros, en su sentido
leninista, proclamados por AGR y EYR eran una completa
farsa14.

Sin embargo, los problemas del debate partidario no eran solo
esos. Los relativos al balance de la guerra popular y la
necesidad de la autocrítica, cruciales asuntos de fondo, venían
de más lejos. Habían sido puestos sobre la mesa por los
componentes germinales de la fracción entre el 2003-
2005.Socapados por la «Dirección Delegada»15, Guzmán e
Yparraguirre nunca quisieron entrar al debate a ese respecto.
Por un lado AGR asumió la actitud de victimizarse y torcer el
carácter de las exigencias de autocrítica que ya se le
planteaban. Por otro, guardar silencio, buscar ganar tiempo y
preparar terreno para eludir su responsabilidad―cosa en la
que se salió con la suya―. Y no sólo eso sino que, como el

vehicular» (también citado por Viejo Topo). Años antes había salido la posición
oficial a través de los abogados Alfredo Crespo y Manuel Fajardo, respecto a la
lucha del pueblo de Ancón contra el puerto del grupo Romero: «Ellos harán su
puerto… ya nosotros, cuando triunfe la revolución tomaremos ello». Estos y un
sinnúmero de puntos de vista, difundidos de manera dosificada, iban imponiendo
una forma de ver el capitalismo. No era sino preparar otros pasos cuya esencia es la
defensa del sistema. Su correlato político: que el Movadef sea aceptado en el
sistema de partidos; y, la cuestión de fondo de todas sus políticas: la obtención de
sus libertades.
14
«Prepararse para futuras las jornadas por venir», como slogan específico, viene
casi desde mediados del 2000. El propio Movadef fue fundado bajo esa premisa por
el 2009. Pero desde el 2010, las cosas fueron decantándose. Un hito, como se verá,
es el I Congreso del Movadef de ese año. Luego viene el debate que sacudió aquella
organización sobre la expansión de la gran minería a sangre y fuego y contra el
campesinado andino. Es decir, desde fines del 2011 e inicios del 2012.
15
«Dirección Delegada» eso fue una instancia que AGR y EYR crearon para encargar
la dirección partidaria, en la medida que su situación en la Base Naval del Callao,
según se entendía, limitaba su accionar. En los hechos, sin embargo, siempre han
dirigido ellos. Pero quien ha respondido de todo ha sido esa instancia formal. Los
jerarcas quedaron así a cubierta.
18
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

tiempo lo ha mostrado, coludido con EYR puso en marcha una
conspiración contra quienes habíamos señalado,
expresamente, que debía autocriticarse partidariamente por
sus errores.

Así, aunque ya había problemas de fondo que la camarilla
eludió tratar desde hace más de una década, la controversia se
desató entre el 2011-2012 en torno a la lucha de las masas
contra el capitalismo. En especial, respecto a la lucha
campesina contra la expansión de la gran minería. Clave fue la
lucha del pueblo de Cajamarca. La posición oficial del PCP-SL y
del Movadef16respecto a aquella lucha fue el ya conocido
«Conga va». O sea, pasaron a colocarse como furgones de cola
de Ollanta Humala, por el cual habían llamado a votar en las
elecciones del 2011. Decían: «El pueblo de Cajamarca está
equivocado en oponerse a la minería». Y que incluso estando
en el poder «habríamos hecho lo mismo (que el gobierno)».
Que estaban en contra del «Conga no va» porque era una
posición «antiminera» y porque detrás de ella estaba Patria
Roja. Y que, a diferencia de aquellos «antimineros», ellos no
estaban por «volar el marco democrático». Para dar mayor
asidero a sus posiciones afirmaban: «somos un país minero».
Su propuesta era «subvencionar a los campesinos17». Es decir,
contra la opinión general del pueblo, proponían que las masas
dejen sus tierras en manos de las empresas mineras y estas les
16
Siglas del Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales.
17
Esta posición fue publicada en un volante del Movadef, a fines del 2012. Pero
desde mitad de ese mismo año ya habían expuesto, internamente, su análisis del
problema en el que sostienen: «NUESTRA OPINIÓN. Nuestra posición es que el
Estado subvencione a los campesinos que van a ser afectados, y a los empresarios
extranjeros que les imponga impuestos» (el material no tiene título, pero empieza
con: PROCESO DE LA LUCHA, página 10). Es revelador que en tal Informe se haya
borrado u omitido la página 11. Ello habría despejado mejor las cosas, dejado
registrado su «Conga va»―que ahora, según algunas versiones, pretenden negar―
y habría llevado a que un sector de la militancia abra los ojos y los combata. [Nota
del 2015]
19
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

lancen algunas migajas. Esto es, que la cruenta represión,
desalojo y despojo implementados por el gobierno, debían
quedar coronados con la claudicación del campesinado. La
izquierda radical ya había devenido no sólo pro Ollanta
Humala, sino pro imperialistas y pro capitalistas sin rubor.

Pero si esto era así respecto a la candente lucha campesina, su
posición de claudicación, teñía todo su enfoque de la lucha
popular: Su actitud frente a la lucha magisterial, la lucha del
pueblo de Ancón y el conflicto del mercado La Parada; así
como frente al movimiento de vanguardia en la Universidad de
San Marcos y frente al propio proyecto Conga, son los más
conocidos. Esto está desarrollado con precisión en la crítica
realizada por la revista Viejo Topo 18 . Se trataba, por
consiguiente, de una defensa del capitalismo bajo un
sinnúmero de sofismas y subterfugios. A saber, que mientras
ellos no dirigieran estas luchas en tanto que como dirigentes
insustituibles estaban en prisión, aquellas no tenían ni sentido
ni perspectiva y estaban condenadas al fracaso. Y si no tenían
perspectiva en tanto que carecían de dirección proletaria―o
sea, la de ellos―eran luchas erradas, inconducentes. Entonces
no sólo había que darles la espalda (eso sí, había que
proclamar un falso apoyo e incluso asistir a algunas de sus
marchas), sino que había que apoyar y respaldar al sistema
enarbolando por ejemplo el ¡Conga va! Y sobre todo, había que
sabotearlas y escindirlas. La argucia de fondo era que, en ese
marco, todo estaba justificado en aras de la libertad de aquella
insustituible dirección proletaria, incluso venderse al
capitalismo. En la guerra popular aprendimos, justamente, que
quienes se quiebran, capitulan y traicionan, son aquellos que,

18
Cf. En defensa de Mariátegui y Norah. ¿Por qué fracaso Movadef?, II. (Págs. 40-
44). En esas pocas páginas se condensa el papel de la camarilla Guzmán-
Yparraguirre respecto al capitalismo en el Perú.
20
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

bajo diversas coartadas, centran en preservar sus individuos.
Aquí lo corroboramos fehacientemente.

La lucha se agudizó por el 2013 en la medida que el
desenmascaramiento que realizábamos calaba, por su
contundencia, en todas las fuerzas partidarias.
Desenmascarada más y más su línea política claudicante y los
reveses prácticos a ella ligada, se vieron obligados a un nuevo
viraje oportunista: A hablar de supuestos caminos
insurreccionales a la vuelta de la esquina. La cosa empeoró
para ellos porque entre las grietas de su discurso demagógico
volvieron, aún con más ímpetu, a subirse al carro del indulto a
Fujimori, esperando a cambio, de la manera más deshonrosa,
un beneficio similar19. La lucha entonces se profundizó y
quedó aún más al desnudo la esencia capituladora de la
camarilla. Como corolario y prisioneros de sus propias
trampas ―como aquella de que habían entrado a Preparativos
de Insurrección― recibieron por respuesta la Operación Perseo
a inicios del 2014.Desde ese mismo momento las proclamas
insurreccionales devinieron ardientes llamados a la concordia
y a la «reconciliación nacional», base actual de su prédica
electorera. Desde ahí ya no se trataba de denunciar a esta
república burguesa, como hasta hacía poco anunciaban, sino
de celebrar por todo lo alto el Bicentenario, reconciliados.
Claro, ya no a través del Movadef ―proyecto que se ha
hundido― sino a través del antifaz del Fudepp20.

3. Nuestra perspectiva obedece, entonces, a la de
consecuentes revolucionarios marxistas que fueron tomando
consciencia de esta vulgar comedia bufa y decidieron, una vez

19
Es ampliamente conocida la posición oficial difundida a través del vocero Alfredo
Crespo, de que apoyaban tal indulto porque no eran inhumanos, y porque la
libertad otorgada a Fujimori crearía en el imaginario colectivo la noción de que la
otra parte―la subversión―también tendría que salir.
20
Siglas del Frente por la Unidad y Defensa de los Derechos del Pueblo Peruano.
21
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

que las cosas se decantaron, deshacer el tinglado. Nos
rebelamos porque están mintiendo sobre todo a nuevas
generaciones y están engañando a las masas. Y es que nuestras
preocupaciones no podían acabar ni empezar por la situación
del Partido Comunista del Perú. El punto de partida fue y tenía
que ser qué necesitan las clases del pueblo, y qué camino
habían tomado quienes pretendían estar hablando a nombre
de él como su vanguardia. Con más razón si se vivían y viven
momentos en que las luchas a nivel mundial se incrementan a
raíz de la crisis del sistema capitalista y sus consecuencias, y
cuando sectores avanzados reclaman dirección revolucionaria
y pugnan por reconstruirla. Con sus propias características,
ese mismo clima se vive en nuestra patria.

Mas nuestras preocupaciones e interrogantes sobre la lucha
de las masas no eran tampoco de hoy. Desde mucho antes,
desde inicios del nuevo siglo, las preguntas de muchos de
nosotros fueron:¿Cómo contribuir a que el pueblo peruano
salga de la situación en que se encuentra? ¿Cómo era posible
que existiendo una rica experiencia revolucionaria los
derechos de las masas continuaran siendo violentados de
manera tan impune? ¿No significó la guerra popular una
elevación de la consciencia política del pueblo peruano?
¿Cómo cambiar la opinión pública, que ha sido puesta en
contra de la guerra popular, a la que se estigmatiza como
«terrorismo»?

Hoy esa misma situación e interrogantes siguen en pie. Por un
lado están las masas, defendiéndose de la sistemática agresión
del capitalismo, entregando sus propias vidas. Por otro lado
los revolucionarios que, salvo acciones restringidas, limitadas
e iniciativas encomiables, vivimos atenazados por un cúmulo
de pasivos y de acciones desastrosas que uno y otro proceso
vienen dejando. Es decir, ya no sólo por la Lucha Armada
(1980-1992)sino también por la Lucha Política (1993-
22
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

2013).Esto es, sin poder dar nuestra contribución, o mejor, sin
estar a tono con los pasos que el pueblo sigue dando
heroicamente. Primero, en defenderse y resistir; pero también
en avanzar en aras de un mañana mejor.

Las otras preguntas que casi todos nos hacemos son estas:
¿Cómo está la organización de las masas en más de dos
décadas de neoliberalismo? ¿Qué relación guarda ese estado
de cosas con la ofensiva mundial de los opresores y con los
problemas propios e internos que nos aquejan? ¿Qué tiene que
ver todo ello con el apoliticismo sembrado por los seudo
partidos para arrastrar a las masas al clientelismo? ¿Cómo
está la izquierda peruana? ¿Por qué sigue siendo una
herramienta al servicio de cualquier sujeto que proclame
banderas populares?

¿Qué doctrinas, teorías o cosmovisiones, deben guiar o guían
la lucha popular y las diversas escuelas de las izquierdas, que
pugnan por representar el actual movimiento de masas? ¿Qué
fuerza directriz o fuerzas directrices deberían animarla e
impulsarla? No desde fuera, por supuesto, sino desde el núcleo
donde se originan y procesan sus decisiones. Esto es, a partir
de sus debates en las redes, calles, comunidades, sindicatos,
universidades y plazas. Debates que vayan a sus organismos
políticos y los nutran; y que de ahí retornen como ideas más
elaboradas para ser ventiladas en el debate. Sólo en ese
fundirse con el movimiento de masas; y, en mérito a su labor
perseverante y abnegada, es esperable que las masas les
otorguen a aquellas organizaciones un lugar para servir a la
dirección del movimiento.

En suma la pregunta de fondo es: ¿Qué trabas impiden el
avance al interior del pueblo, cómo barrerlas y qué camino
seguir?

23
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

No hablamos pues de determinar la única escuela ni la única
organización posible ni el único pensamiento. Sino de la
necesidad que cada fuerza dilucide qué banderas enarbola y
de ese modo el debate y el diálogo en el seno del pueblo se
eleven a un nivel doctrinario. Que en él compitan y puedan
entenderse en las tareas concretas, cien escuelas de
pensamiento, en aras de contribuir a dar una certera dirección
y de servir a un mayor avance y organización del movimiento
popular peruano. Y, en última instancia, para que el pueblo
peruano tome su destino en sus propias manos.

III

1.La Fracción Proletaria en forja del Partido Comunista del
Perú, leal a sus propósitos y enmarcada dentro de todas esas
fuerzas, no escapa pues a la necesidad de cumplir estas tareas:
la de abordar estas y otras preguntas, de definirse frente a
ellas y proponer soluciones. Tanto más si los tiempos, los
nuevos problemas y necesidades surgidas y las masas lo
reclaman.

Todo lo dicho hasta aquí explica por qué el Partido Comunista
del Perú, fuerza de vanguardia del proletariado y el pueblo
peruano fundado por Mariátegui, que protagonizó una guerra
revolucionaria, vive una lucha fraccional. Las necesidades del
movimiento popular ―en tanto no se puede separar las
directrices políticas de una organización de vanguardia, de las
masas que afirma representar―son las que acicatean, motivan
y alientan. Son esas exigencias las que reclaman ajustar
cuentas, barrer trabas y definir.

En este punto medular y decisivo, el de la relación entre la
vanguardia y las masas, empezó pues hace mucho tiempo el
deslinde con los niveles dirigentes del otrora PCP. Empezó
desde fines del siglo pasado y lo emprendimos muchos

24
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

militantes y cuadros del Partido. Se trataba de una creciente
mirada crítica acerca de la relación entre el centralismo que
concentra miles de voluntades y la democracia, que reivindica
el papel creador de las masas. En una primera instancia
atribuíamos las falencias de autoritarismo, subjetivismo y
burocratismo ―tres males relacionados entre sí, y que
distancian al Partido, del pueblo―a determinados dirigentes
centrales «encargados» de la dirección partidaria. AGR y EYR
en aquellas circunstancias, como ya señalamos, estaban
puestos a cubierta por aquellos, en la medida en que se
encontraban aislados de manera «absoluta». No es que
aquellos otros dirigentes no cometieran errores graves, pero
como se irá comprendiendo esa no era la madre del cordero.
En la enseñanza de Mao, una tendencia oculta a la otra. Los
problemas de los dirigentes intermedios ponían a cubierta la
línea contraria que se desenvolvía y reptaba elaborada desde
su fuente de origen: el cuartel general de la Base Naval del
Callao21.

En el desarrollo de la ya prolongada lucha, que se iría
enfocando progresivamente en la camarilla de AGR y EYR,
fuimos analizando el contenido de esta tesis medular,
frecuentemente recurrida por el «presidente Gonzalo»: «El
Partido es lo principal, masas siempre habrá». La que venía
unida a otras de similar estirpe: «Es el partido el que establece
la ley, no las masas». Estas y otras posiciones habían ido
convirtiendo al Partido en un ente que se colocaba por encima
de las masas al considerarse depositario de la verdad. En la
entidad que se arroga preconizar el más burdo autoritarismo,
la mayor indolencia burocrática y, por contraparte, reclamar la
más cerril obediencia ciega.

21
Como se recuerda, en represalia, EYR fue trasladada al penal de Chorrillos en el
2006 desde que en el Megaproceso los dirigentes del PCP-SL habían agitado
consignas en la Sala Penal.
25
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

En la guerra popular, las contradicciones a este respecto
existían, pero aún no eran tan claras o no las sabíamos
percibir. La raíz popular de la militancia y combatientes
imprimía, a pesar de todo y a contracorriente de dirigentes
burocráticos y verticales ―los del ala derecha y sus
acuchillamientos ideológicos―, un cariz democrático en la vida
revolucionaria y la vida militar. De todos modos, el
acatamiento y la sujeción incondicional fue sobre todo lo que
más se remachaba y valoraba como honrosa expresión de la
izquierda. Las observaciones o críticas eran rápidamente
sofocadas como repudiables expresiones de la derecha. Se
aprecia que fue un proceso22. En esas condiciones no fuimos
capaces de avizorar que con aquellos conceptos respecto a la
preeminencia casi absoluta del Partido ―y su sujeción a él a
través del sometimiento incondicional hacia un individuo que
reclamaba ser el Partido―, a la larga, habría de quedar
trastocado el principio marxista de que las masas son las
creadoras de la historia.

No fuimos capaces, por otra parte, de atender las críticas
hechas desde otras vertientes a ese respecto. Habría sido estar
repicando a la reacción, al revisionismo, etc. Carecíamos de la
experiencia política necesaria ―en buena cuenta por nuestra
juventud―para discernir sobre las cuestiones del conjunto de
la guerra. Había una línea única, un único canal, el partido se
construye de arriba a abajo, había que escuchar (solo) qué dice
el Partido, etc. Las recientes denuncias acerca del Sodalicio23,
orden religiosa al interior de la Iglesia Católica, ilustran sobre
los mecanismos de dominio y sometimiento en una

23
El libro del periodista Pedro Salinas. Mitad monjes, mitad soldados (2015) y la
variedad de ángulos interpretativos que ha originado, señalan esta pista para una
comprensión del proceso del PCP, de sus dirigentes y sus métodos de dirección
respecto a su militancia y su base social. Un ejemplo es el artículo del psicoanalista
Jorge Bruce: «Las cadenas de Eros» (La República, 26 de octubre del 2015).
26
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

organización que devino cerrada y vertical24. No es casual la
similitud que ha sido remarcada de aquella organización con
el hoy PCP-SL, en tanto que también en ésta y sobremanera
quedó trasplantada parte de la experiencia de dominación de
una de las más viejas instituciones de Occidente. De otro lado,
es evidencia en uno y otro caso la mentalidad torcida de sus
mentores para conducir, a quienes le siguen o siguieron de
buena fe, hacia determinados propósitos. Queda claro que,
para ello, necesitan presentarse investidos de una aureola de
santidad, pureza y prestigio. Y, para mantenerse a cubierta por
largo tiempo, tienen que haber institucionalizado
determinados mecanismos que los mantengan lejos de toda
sospecha25. Sin embargo, en esa misma experiencia está, por
contraparte, inscrita también la acción de ruptura y de
denuncia. Es decir, la posibilidad de una larga y compleja toma
de consciencia por parte de quienes se entregaron a una causa
altruista. Y, como consecuencia de ello, el atreverse a romper
lanzas contra los impostores que los indujeron, muchas veces,
a actos impensables.

Hay, desde otra perspectiva, una interpretación política
plausible sobre la naturaleza del error en que incurrimos y
respecto al medular asunto de la relación Partido/masas. Poco
después de su detención en setiembre de 1992, AGR y EYR

24
Ramírez Durand en El megajuicio a Sendero, lo atribuye a la política de la
militarización del Partido: «Los problemas van a aparecer después. Resulta que los
dirigentes pasaron a concentrar un poder muy grande y lo que es peor, el llamado
centralismo democrático que antes regia en parte en Sendero, con la militarización
va a convertirse en un simple centralismo. Guzmán pasó a convertirse
prácticamente en un mariscal y se tornó incuestionable». (pág. 41). Nuestro
conocimiento de este libro, data del 2014, cuando ya habíamos llegado casi a las
mismas conclusiones, por nosotros mismos. [Nota del 2018].
25
En esa faceta de la militarización, tan fundamental para la vida del Partido, Norah
habría sido la principal opositora a los planes de Guzmán e Yparraguirre. Feliciano lo
sugiere en el libro citado, pero evita esclarecerlo a cabalidad. [Nota del 2016]
27
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

habían buscado explicar el fracaso cosechado como producto
del « insuficiente desarrollo de las fuerzas nuevas».

Con los datos que teníamos acerca del conjunto de la
guerra―la que nos proveía la organización a través de
informes oficiales―, en principio, nos pareció una explicación
y definición coherente. Había que buscar la raíz del fracaso en
el hecho de que una fuerza nueva intentó asaltar los cielos y
simplemente no lo consiguió. Era impensable, en esos
momentos, que pudiera tener otra interpretación. Que se
debiera a incompetencia de mandos26, por ejemplo. Pero en la
medida que hacia el 2006 AGR y EYR mostraron la dirección
de sus propósitos―cosa que recién pudimos conocer y
discernir en el 2012―, no hubo más remedio que salir al frente
y desvelar el fondo oculto de tal definición: «insuficiente
desarrollo de las fuerzas nuevas».27De a pocos se hacía claro
26
Mao Tse-tung, sostiene que el fracaso de una guerra puede deberse o al
insuficiente desarrollo de las fuerzas nuevas o a la incompetencia de mandos.
Nosotros hemos asociado la incompetencia de mandos a la línea política
elaborada; y sobre todo ‘especificada’ y torcida por sus dirigentes, AGR y EYR, con lo
que justamente se despeñó la guerra popular.
27
En el documento En el 35 aniversario de la Guerra Popular en el Perú (mayo
2015), el PCP-SL de la camarilla Guzmán-Yparraguirre se ratifica en aquella posición
oficial, emanada de las reuniones en la Base Naval, por 1993. Esto es, que el fracaso
se debió al «insuficiente desarrollo de las fuerzas nuevas» (Pág. 3). Sin embargo,
queda pendiente analizar esta nueva manera de rehuir la autocrítica: «A causa del
insuficiente desarrollo de las fuerzas nuevas, el PCP vivió un giro estratégico en su
proceso: un problema de dirección política de la guerra con la detención de la
Jefatura y sus principales dirigentes». Por cierto, callan frente al
desenmascaramiento hecho a las posiciones de EYR difundidas en Caretas, en el
2007. Ya había sido puesto al descubierto la esencia y propósito oculto de la
posición de «fuerzas nuevas» de la camarilla: Que los apagones, acciones de terror,
aniquilamientos, fue por quienes no estaban forjados en la línea e ideología y que
escapaban a sus posibilidades de control. Esto es, echarle el bulto al contingente de
la guerra. Hoy buscan escapatoria con una nueva afirmación distractiva, sin ajustar
cuentas con sus reales intenciones. Vinculan el fracaso a la detención pero omiten
esta vez referirse al que fuera cc. Feliciano que, supuestamente, entregó a la
dirección. Ahora resulta que la detención fue producto del «insuficiente desarrollo
28
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

que apuntaban a echar el bulto del fracaso cosechado al
contingente de la guerra28.

Mas aquella definición contenía algo de verdad en un sentido
distinto al propuesto por quienes la formularon. «Fuerzas
nuevas» fuimos los miles de hijos del pueblo que con nuestros
peros y todavías, como decía César Vallejo, renunciamos a todo
y decidimos acatar incondicionalmente la voz del Partido y de
sus dirigentes. Una guerra revolucionaria, en la que miles de
los mejores hijos del pueblo daban su vida, exigía esos grados
de renunciamiento.

No supimos darnos cuenta que aquella dirección―esto es su
ala derecha aunque investida como jefatura insustituible―traía
en su bagaje político ideas muy viejas, y antiquísimos métodos
para mandar y dominar. Que se habían encaramado en la
revolución ―usando a la izquierda partidaria y luego
sacándola del camino y suprimiéndola sistemáticamente―,
trayendo consigo parte esencial del arsenal ideológico y
político delas clases explotadoras. Esto es, dándose maña para
emboscar bajo la gran bandera del marxismo, aquellos
mecanismos manipulatorios con que los explotadores,

de las fuerzas nuevas». Como probaremos aquí, su detención ocurrió porque se
entregaron al enemigo. Su entrega misma fue una capitulación y, por tanto, punto
de partida de la línea revisionista que se estructuraría. No hubo ahí un problema de
lo nuevo, sino de lo viejo. ¿Cuál? Que los farsantes que se encaraman en la
revolución son endebles e inconsecuentes con su prédica ‘radical’ y terminan
abrazados con el enemigo para urdir juntos contra el pueblo. [Nota del 2015]
28
Ya por el 2008 EYR empezó a dejar sembradas sus posiciones de este modo: «Les
enseñaron a manejar las armas pero no la ideología; ellos estaban en el Partido,
pero el Partido no estaba en ellos». (Testimonio de jóvenes que visitaron el penal
de Chorrillos). En su libro El Megajuicio a Sendero (2006), Feliciano detecta también
esa intencionalidad clara de Guzmán e Yparraguirre de echarle el bulto a las masas.
Afirma: « (…) Guzman declaró…que en Lucanamarca hubo un exceso militarista de
las bases. Allí está otra vez, echándole la culpa a otros, cuando en realidad es que el
militarista es él, porque fue él quien mando a realizar esta acción. (Pág. 37)
29
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

centenariamente, habían llevado al pueblo detrás de sus
oscuros propósitos bajo la promesa de progreso o de
transformación social y revolución29.

El centralismo democrático fue, por tanto, un enunciado para
convocar el concurso de las masas y para que estas estuvieran
dispuestas a los mayores sacrificios. Pero ante el fracaso
cosechado, se convirtió en el recurso para culparlas, señalarlas
y delatarlas. El «Partido», y sobre todo sus jerarcas, debían
salir impolutos, limpios de polvo y paja; las masas profundas y
sus hijos tenían que cargar con todo.

2. La «Lucha por un Acuerdo de Paz» (1993-2001) y su fracaso
ya habían estimulado nuestra reflexión sobre un cúmulo de
problemas que habían quedado en el camino desde los
tiempos de guerra. Y fue también la ocasión para evaluar, de
una manera más concreta, el ejercicio de esta proclamada
democracia centralizada. Bajo el planteamiento de que «el
centralismo es lo principal» nos empezábamos a dar cuenta de
que el centralismo fue quedando instalado como lo único que
contaba. Esto es, que sólo tiene razón de ser lo que las
instancias superiores decían y decidían. Porque en último
caso, lo principal es sinónimo de único. Los hechos prácticos
reiterados señalaban que ambos conceptos estaban
impregnados en la mentalidad del contingente como lugares
comunes, así no estuviesen suscritos. Desplegar propuestas,
iniciativas, sugerencias y críticas, se había convertido en un
atentado contra la autoridad del Partido. Se nos revelaba, no
sin dificultades, que el autoritarismo y la rajatabla se habían

29
Hemos comprendido que uno de los precedentes de la camarilla Guzmán-
Yparraguirre en la política peruana es justamente el Apra. También Haya de la Torre
fungió de marxista un tiempo, hasta que Mariátegui y el cubano Mella lo
desenmascararon. Ravines quien ejecutará el desmariateguizar el Partido,
coincidentemente, había fundado el Apra con Haya de la Torre. El Apra es
raigalmente anti Mariátegui.
30
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

impuesto como lo natural y obvio. El tiempo nos fue llevando a
concluir que no eran sino parte de una versión contraria a los
fundamentos del marxismo. Esta teoría revolucionaria asume
que las masas son creadoras de la historia. En última instancia,
una revolución no hace sino servir a que las masas
desplieguen toda su capacidad creadora. El Partido no es sino
un instrumento, jamás un fin en sí mismo.

Así fuimos comprendiendo que a contracorriente del
enunciado formal del centralismo democrático―se entendía:
una democracia centralizada― en los hechos el Partido
quedaba en un lugar supremo e incuestionable y por encima
de las masas. Las masas, entonces, sólo tenían que obedecer lo
que la vanguardia traía. Y, justamente, la médula de la «Lucha
por un Acuerdo de Paz» había sido la libertad del contingente
de la guerra y sobre todo su dirección. Esto tenía una clara
relación con el hecho de que la detención de la jefatura había
hecho inviable proseguir la guerra30. En esas circunstancias

30
Fue claramente explicado que la detención, sobre todo de AGR, fue lo que generó
un giro estratégico para determinar concluir la guerra. Una de sus formulaciones
fue esta: « La detención del presidente Gonzalo y la dirección central, el golpe más
duro dado al Partido y la guerra popular implicó un giro de repercusión
estratégica» (las negritas son nuestras. En: Que la mitad que sostiene el cielo sea
ejemplo una vez más (1993), versión de Canto Grande). Pero, en realidad, AGR
asumía que tal giro ocurrió, sobre todo, debido a su detención. Esto ha sido
corroborado por la propia CVR que le pregunto si, en caso de que los otros
dirigentes hubiesen permanecido fuera, cambiaba la cosa. Su respuesta fue que no.
Por otro lado, hubo versiones internas de dirigentes centrales de que la propia EYR
asumió que, aún con su presencia fuera, la guerra no habría podido proseguir, dado
que AGR es «insustituible». De modo que, han revisado de manera sustancial una
cuestión clave, más o menos desde el 2013. Hoy la detención de AGR y la Dirección
Central, sólo redondeó el giro estratégico que se operaba en la realidad de la lucha
de clases. «DETENCIÓN DE LA JEFATURA Y OTROS MIEMBROS DE DIRECCIÓN EN UN
MOMENTO EN QUE NUEVOS, COMPLEJOS Y MUY SERIOS PROBLEMAS ENFRENTABA
LA REVOLUCIÓN PERUANA Y MUNDIAL. REDONDEÓ LO QUE DESDE FINES DE LOS
80s SE CONFIGURABA EN LA PROPIA REALIDAD DE LA LUCHA DE CLASES: UN GIRO
ESTRATÉGICO» (1992 Giro…Esquema de exposición, pág. 1). Es decir, lo que fue
31
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

aún no habíamos sabido calar la entraña de aquel
planteamiento. Pues, la cúspide del sistema de dirección,
aparecía todavía plenamente justificado en tanto que
concentraba las voluntades de las masas populares. Eso iría
cayendo poco a poco a medida que la verdad sobre la guerra y
sobre la detención de AGR y EYR se abrirá paso.

De manera que a lo largo de dos décadas ―considerar que la
lucha por la Solución Política, formulada desde el 2001,
mantiene esa misma cuestión de fondo―se fue haciendo
consciencia que la organización se había ido deslizando hacia
una pendiente en cuyo centro estaba el abandono de la lucha
del pueblo para centrar en la situación de sus dirigentes en
prisión. Y, cada vez con más claridad, que antes que el pueblo y
sus demandas, e incluso antes que las masas afectadas por la
guerra, en primer lugar y por encima de la invocación farisaica
de las masas y sus luchas, estaba la libertad de AGR y EYR.

Habíamos convivido, por consiguiente y por largos años,
entremezclados con proclamas enardecidas sobre las masas y
su papel creador, con una posición central en donde una
camarilla, y sobre todo un individuo, se asumía iluminado por
el marxismo. Alguien que se había atribuido la autoridad para
pontificar y decidir por sí y ante sí. Que se había otorgado el
poder de cerrar el debate, tapar la boca a los demás y poner al
Partido en función de sus intereses. Que a punta de incienso y
humo al marxismo, introducía e imponía sus baratijas
burguesas. Interrogarle y pedirle autocrítica era atacarle,
negarle y buscar la escisión. Y es justamente esta misma

afirmado como causa, ahora no fue sino derivación. El desenfreno ególatra de AGR,
esto es, la proclamación de la preeminencia absoluta de su individuo, le llevaron
una vez más a posiciones y políticas cuyas consecuencias desastrosas ya se vivieron.
El «pensamiento Gonzalo» fue, pues, una vez más desmentido; no basta cambiar o
revisar lo dicho para «regresar triunfales a la corte».

32
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

camarilla que AGR encabeza, la que ha embutido el cliché que
reclama voz en cuello por la ¡democratización de la sociedad
peruana!

3. Si bien esta imagen más objetiva de nuestros problemas se
configuraba de a pocos, sin que hasta ahí AGR y EYR fueran
frontalmente combatidos, entre los años 2011-2012, en medio
de la lucha social, los caminos pasaron a hacerse
inocultablemente divergentes. Habían empezado a caer
aquellas vendas en los ojos por las que toda huella de
derechismo, autoritarismo y poder personal, eran atribuidos a
dirigentes que habían cumplido el papel de «Dirección
Delegada». El prestigio de AGR y EYR y, en buena cuenta, la
duda acerca de quienes fraguaban los despropósitos en cuanto
a la aplicación de las políticas en marcha, habían llevado hasta
entonces a que actuáramos con prudencia. A dejarles a estos
altos dirigentes, más aun en desventajosa situación de prisión,
un margen para que aclaren las cosas y, en su debido
tiempo―que nunca llegó―, asuman sus responsabilidades y se
corrijan.

En esos años claves ―2011/2012―, sin embargo, quedó claro
que eran ellos, no sus mascarones de proa, quienes hacían y
deshacían y eran la fuente directa de los mayores desbarres
políticos de derecha. En efecto, a mediados del 2012, cuando la
lucha empezaba a clarificarse en ese sentido AGR y EYR, desde
su «aislamiento absoluto», determinaron concluir el debate
partidario con un golpe de mano31 y amenaza. Ahí se nos

31
Se implementa un golpe de mano cuando deciden, arbitrariamente y por el peso
de su jerarquía en la organización, decidir sobre una controversia que no les ha
dado la razón. Esta imposición caprichosa de sus pareceres, conduce de manera
automática a medidas orgánicas ―aislamiento, separación o similares―, de modo
que el oponente no tenga cómo defenderse o lo tenga que hacer en las peores
condiciones. Como complemento de tal golpe de mano, se implementa una
conspiración para ocultar al conjunto del Partido el origen de lo ocurrido. Se pasa a
33
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

revelaron claramente como derecha. Y no fue un hecho
aislado. Sobre todo en la última década, se habían ido
desencadenando sucesivos golpes de mano a diversos
cuadros, dirigentes e incluso organismos partidarios. La
«Dirección Delegada», pese a los pedidos de la militancia y
cuadros, nunca quiso informar cuáles eran las divergencias
que habían ocasionado tales medidas (expulsiones,
separaciones, suspensiones, marginaciones, etc.). Pero lo que
nos aconteció a nosotros nos permitió conocer directamente
quiénes tomaban las medidas punitivas. Las cosas, entonces,
se aclararon de golpe. De modo que AGR y EYR, que imputan
«escisión» a todo aquel que ose discrepar y deslindar con
ellos, tienen como característica esencial el perder la cabeza,
por derechismo, por revisionismo; lo que les lleva a la lógica
fraccional. Lenin enseñaba que ese perder la cabeza y esa
lógica fraccional conduce al Partido a perder a sus mejores
cuadros.

Detectada pues y señalada por nuestra parte la fuente del
error y el contenido de derecha que enarbolaba la camarilla en
el vital asunto de la expansión minera y la lucha del
campesinado, vino su respuesta bajo la forma de golpe de
mano, medidas orgánicas, amenazas e imputaciones de
escisión. Ejecutada la amenaza y la expulsión de facto de
algunos de nosotros, la camarilla negó en todos los idiomas tal
expulsión y amenaza. Y esto porque muchos camaradas les
demandaban que se aclarara lo ocurrido. Sólo decían: «Han
levantado la mano», «han escindido». Fueron incapaces de
revelar el fondo de las divergencias, porque entonces la

retransmitir más bien una versión tergiversada que desprestigie y satanice ante la
militancia a quien o quienes los han desenmascarado. Se les imputa lo que no son, y
se les achaca de voluntad de escisión, entre otras mentiras. Junto a ello, se usurpa
el organismo donde este militante, cuadro o dirigente tuvo alguna responsabilidad
de dirección.
34
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

militancia habría entendido que nosotros estábamos en el
camino correcto y los jerarcas en el charco del oportunismo.

En tales condiciones, y sólo a partir de ellas, la lucha debía
buscar nuevas formas para desarrollarse. Y ello demandaba un
análisis y debate colectivos. La necesidad de desarrollar la
lucha ideológica requería además darle una base orgánica
partidaria, de modo que no fueran gritos aislados ni pareceres
individuales. Entonces se inició nuestra reagrupación y la
fracción, bajo la inspiración de conceptos leninistas, empezó a
forjarse. Lenin enseñó que hay que buscar el origen último de
las divergencias cuando en el día a día ya no es posible
entenderse. Más aún, considerando que ahí donde debían
procesarse y resolverse las discrepancias, no era ni es posible.

4. De modo que a mediados del 2012 ―con la experiencia
acumulada por cada uno de los componentes―ya teníamos,
como fracción que empezaba su andadura, el entendimiento
de que enfrentábamos a un grupo hegemónico de derecha. Y
desde el 2014 concluimos, viendo el proceso y la naturaleza de
los problemas, que se trata de una camarilla revisionista. Este
es más o menos el origen, desenvolvimiento y desarrollo de la
actual lucha contra el revisionismo.

Nunca hubo debate alguno sobre «campesinismo» ni sobre
«electorerismo32» con ninguno de los componentes de la
fracción. Ha sido la camarilla la que desde la aparición del

32
En RESOLUCIÓN ESPECIAL. 70 Aniversario de cc. Norah (Agosto 2015), AGR y EYR
inventaron una coartada acerca del origen de la controversia con Viejo Topo. Aparte
de que es un fariseo escrito biliar que sataniza y amenaza a los escritores de esa
revista―que los han desenmascarado―, oculta la esencia de la cuestión. Diríamos,
más bien, que trafican con Norah para su propósito central de aislar y golpear a
Viejo Topo, en tanto ven en la existencia de aquella publicación, un grave peligro.
Mas, como enseñara Mao, sin razones convincentes ni hechos que los sustenten,
quienes proceden así, inexorablemente, se hunden en el descrédito.[Nota del
2015]
35
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Movadef fue señalada por otras vertientes como electorera.
Sobre todo por Sol Rojo, organización vinculada al proseguir la
guerra; aunque en el extremo de su ceguera, ésta se niegue a
aceptar que Movadef no es sino hechura de AGR y su
«pensamiento Gonzalo». Y, por otra parte, estuvo la crítica de
electorerismo por sectores que, aun cuando asumían las
posiciones de Abimael Guzmán del término de la guerra y
solución política, consideraban oportunismo electorero en sí
misma la participación electoral.

Nosotros, que conocemos de primera mano el debate interno
en niveles dirigentes, dejamos constancia de que tampoco el
debate con los componentes de Viejo Topo ha tenido que ver
con «campesinismo» ni «electorerismo» (a menos que se
refieran al electorerismo del Movadef que Viejo Topo ha
denunciado). En el compendio, En Defensa de Mariátegui y
Norah (2015), está claro dónde se originó la polémica con
aquella revista. Los jerarcas Guzmán e Yparraguirre han sido
desenmascarados a fondo por aquellos intelectuales. Se
cumple este dicho: derrotados en la polémica, sólo les queda la
calumnia. Y claro, a cada paso, acomodan y remiendan sus
posiciones refutadas. ¿Qué actitud va a tomar la militancia que
fue cohesionada por la camarilla, desde fines del 2011, en una
versión de la controversia con Viejo Topo; y que ahora, se verá
obligada a cambiar su versión de los hechos porque los
jerarcas no pueden sostener sus posiciones en la medida en
que han sido derrotadas?

Los ejes del debate de las diversas posiciones y fracciones
―emplazando a la camarilla a través de sus secuaces, los
cuales se ponían de cobertura cómplice―a lo largo de casi 15
años han sido más bien: 1] Balance de la guerra y autocrítica
de los dirigentes (y el debate sobre el término de la guerra). 2]
Necesidad de que el Partido se vincule a la lucha popular y se
creen nuevas organizaciones acordes al momento político (el
36
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Movadef, creación muy posterior a esta exigencia, e
irónicamente, saltó del más torpe enrojecimiento a «el
movimiento lo es todo»). 3] la necesidad de que el Partido se
construya realizando una verdadera construcción ideológica y
política marxista, y se barra con el empirismo o hechismo, la
acción por acción (que vimos, venía desde la guerra. Sin
embargo, como prueba de que los problemas no se han
superado, se pasó de centrar en acciones militares a centrar en
conseguir firmas). 4] La relación entre centralismo y
democracia en el Partido, porque se negaba la democracia
política (venía desde la «militarización del partido» durante la
guerra, y continúa hoy, como ya hemos señalado)5] La
necesidad de llevar adelante el frente político Movadef,
evitando el enrojecimiento que se le venía imprimiendo. Y,
luego, la crítica al electorerismo que se empezaba a delinear,
inspirado por la camarilla; electorerismo que finalmente se
impuso. 6] La lucha contra el oportunismo de derecha de la
línea de AGR y EYR o sea la línea «pensamiento Gonzalo» que
terminó imponiéndose en el Movadef y que ha sido causa de
su descalabro 7] El debate sobre el pensamiento de
Mariátegui.

Antes de que nos conformáramos como fracción y ya
conformada, sus componentes hemos participado en todos
esos debates. El blanco de la crítica, hasta cierto momento, fue
la «Dirección Delegada» u otros dirigentes de nivel intermedio
(pero ya la camarilla había sido instada a la autocrítica).
Luego, cuando se hizo claro el problema, el blanco han sido
AGR y EYR. Ha sido un proceso de años.

IV

1. Esta controversia al interior de los comunistas peruanos,
del partido del proletariado peruano, como se ve, no es algo
nuevo ni artificioso ni forzado. Más aún, éste fluyó hacia las
37
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

masas desde su lógica interna. No se trata ni de un fácil tomar
distancia ni de una simple disidencia. No es un
comportamiento reactivo, de ocasión, frente al trato injusto.
Sino un radical cuestionamiento y desenmascaramiento de
una camarilla de social traficantes que pretende atribuirse
aquello que ha traicionado y profanado: el nombre del Partido
Comunista del Perú y la causa de la revolución. Pero la fuente
inspiradora y animante de este desafío contra aquella
autoridad consagrada e intocable, ha sido la lucha popular y
nuestro renovado compromiso por la revolución.

Nuestra misma reafirmación en el pensamiento de
Mariátegui―y nuestra reafirmación en la tradición marxista
internacional―, alcanzada en medio de esta aguda polémica,
refleja y se enmarca en la necesidad que brota del pueblo
peruano. Pues se trata de determinar cuáles son sus figuras
históricas y los símbolos a enarbolar. De cuál es el mensaje, el
ejemplo y la ruta a seguir. Somos parte de las vastas legiones
que en nuestro país se afirman en José Carlos Mariátegui y lo
sitúan con justicia en el centro del movimiento popular
peruano. Es quien nos une y unirá a todos aquellos que
estamos por servir al pueblo.

Que Abimael Guzmán y Elena Yparraguirre, el PCP-SL y el
Movadef, hayan tirado por la borda al Amauta es algo muy
malo, pero a su vez comprensible. Esta sola afirmación de
Mariátegui los dejaría al desnudo:
«Soy revolucionario. Pero creo que entre los hombres de
pensamiento neto y posición definida es fácil entenderse y
apreciarse, aun combatiéndose. Con el sector político que no me
entenderé nunca es el otro: el del reformismo mediocre, el del
socialismo domesticado, el de la democracia farisea».

¿Quién de los luchadores de las últimas y grandes jornadas
como ante la Ley «Pulpín», la «Repartija», el «Aumentazo»,
38
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

etc., llamarían a defender sin cortapisas la «estabilidad
democrática» de esta democracia farisea como lo han hecho
AGR y EYR a través de sus secuaces y con el permiso de sus
celadores? ¿Quiénes de las decenas de miles movilizados
contra la brutal expansión de la gran minería, se
descalificarían a sí mismo con el epíteto de «antimineros»
como lo han hecho AGR y EYR y su «pensamiento Gonzalo» en
la controversia acerca del proyecto Conga?

2. Así, la Fracción Proletaria en forja, fracción del Partido
Comunista del Perú en reconstrucción, proclama ante la
militancia, cuadros y dirigentes de la izquierda partidaria, y
ante el proletariado y pueblo peruano sus fines y propósitos. Y
asume como un deber irrenunciable esclarecer y dejar al
desnudo al llamado «pensamiento Gonzalo». Posición que
magnificada con oscuros propósitos se ha constituido en la
coartada para urdir, maquinar, escindir y destruir al interior
del pueblo peruano. No hemos perdido de vista cuál es el
blanco principal en la lucha de clases: el puñado de bandidos
capitalistas que en el Perú nos oprimen y saquean, sirvientes
de la globalización imperialista encabezada por EE.UU. Pero se
trata de denunciar y desenmascarar también a aquellos que
les secundan y respaldan, enarbolando radicales banderas
revolucionarias.

Más allá de su estilo ortodoxamente marxista ―que era
indispensable para poner las cosas en su sitio― este
documento está hecho en última instancia para aquella
juventud que ha librado los combates de estos años y vienen
fijando nuevos hitos en la historia de la lucha del pueblo
peruano. Queremos contribuir a esclarecer cuáles son las
trabas que impiden un mayor avance al movimiento popular
peruano, qué riesgos acechan y cómo avanzar. De modo que
siendo tarea de todos, estamos cumpliendo aquí la parte que
nos compete.
39
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

En setiembre del 2013, cuando dimos su forma original al
informe, a pesar de que llevábamos apenas un año de trabajo,
ambas conclusiones ya iban aflorando: línea oportunista de
«izquierda» que llevó al fracaso y posterior derrota de la
guerra, y línea revisionista, causante del fracaso de la lucha
política. Pero vimos necesario profundizar en la investigación
hasta que las piezas fundamentales encajaran con la mayor
justeza. Respecto a 20 años de lucha política, a pesar de los
indicios y pistas cada vez más firmes, optamos en esos
momentos por no definir aún de manera categórica la cuestión
de línea contraria. Y, por eso mismo, como ya se dijo,
seguíamos conservando la especificación: pensamiento de
Mariátegui/pensamiento Gonzalo33.

De hecho, el viraje oportunista de AGR y EYR al
«izquierdismo» a través del llamado a «Preparar la
Insurrección34», desde fines del 2013, pretendía mover el

34
Esta orientación oportunista de «izquierda» ha sido cotejada con diversas
fuentes. Por un lado, están los testimonios de varios jóvenes que interrogaban a ex
combatientes de la guerra, sobre « ¿cómo sería la insurrección?» (Porque
justamente les habían bajado, por los canales oficiales, que la organización se
abocaría a prepararla. Que «desde ahora vamos a centrar en preparar la
insurrección»). Tal orientación fue difundida luego del anuncio de desistimiento. Un
poco antes, cuando el fracaso de la inscripción del Movadef se anunciaba,
retransmitieron la posición de que nunca el Partido se había propuesto participar en
la lid electoral (para tapar el fracaso que estaban cosechando). Que todo había sido
hecho con el propósito de «Definir». Esta nomenclatura se refería a que habían
definido que «El partido estaba ya reconstituido».(El partido ya reconstituido
posibilitó, claro está, el inicio de la lucha armada el 80). Ello mereció diversas
críticas y observaciones de antiguos militantes. Entonces, retrocedieron frente a
esas críticas; pero sacaron a luz la nueva orientación oportunista: Que pasaban a
Preparar la Insurrección. Esto ha sido corroborado además por información de
reuniones internas, esto es orgánicas, donde les bajaron lo mismo. Y se convirtió en
un hecho público, cuando el periodista Augusto Álvarez Ródrich, acosaba a Alfredo
Crespo ―que acababa de salir en libertad―diciéndole que, entonces, se
comprometían que ya no estaban por la insurrección. Es evidente que con la
Operación Perseo, la reacción peruana tuvo en sus manos información que sólo
40
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

escenario para confundirlo todo y fugar del
desenmascaramiento que se les venía. Lanzar en ese momento
una calificación tan delicada habría significado, por otra parte,
que el planteamiento sobre línea oportunista de derecha,
cayera en un terreno poco propicio. Por eso fue necesario
esperar. Hoy las cosas se han clarificado y no admiten dudas.

3. Lo que se encontrará en Cuestiones Políticas Fundamentales
no es sino la exposición del proceso de una línea revisionista o
línea oportunista de derecha. Quienes elaborábamos este
material, no éramos del todo conscientes y no terminábamos
de aquilatarlo en aquel momento. ¿Qué significa tal línea? Un
determinado rumbo contrario al pueblo y a la revolución
―pero invocando la revolución, demagógicamente― a través
de la súplica de libertades bajo la forma de una amnistía. ¿A
cambio de qué? A cambio de servir y alistarse en el
sostenimiento de este sistema de opresión, contribuyendo a
escindir y desmontar las luchas del pueblo, bajo la coartada
―según el momento y conveniencia― de la «reconciliación
nacional».

Hemos mantenido en buena cuenta el texto y las referencias al
llamado «pensamiento Gonzalo», porque reflejaban el estado
de nuestros puntos de vista. Ahí donde es necesario, se ponen
notas aclaratorias a pie de página. No es por tanto, por donde

confirmaba lo que era un secreto a voces (o sea su oportunismo de «izquierda»; su
amenaza demagógica de «incendiar la pradera»). Considerar, además, que el
Movadef está infiltrado. Esto es sabido. Algunos de sus obsecuentes defensores,
sostienen ―por orientación de los jerarcas― que la reacción «no encontró nada»,
a ese respecto. Claro, la reacción peruana sabe muy bien que no ha sido sino una
pataleta para que les posibiliten retornar al redil de la democracia burguesa. Una
pataleta que, usando a otros, desencadena determinadas consecuencias. Una vez
más el Estado y sus aparatos de inteligencia los dejó actuar para, luego, golpear y
tener una fotografía actualizada de quiénes lo integran. Ya lo hemos señalado: La
camarilla tiene el hábito de entregar religiosamente y por remesas, la lista de
quienes les siguen.
41
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

se le mire, un drástico abandono de puntos de vista, ni un
«reniego del marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento
Gonzalo». Eso gritan Guzmán e Yparraguirre, a través de
cuanto organismo fantasmal han creado. Que venimos
contribuyendo a pulverizar el llamado «pensamiento
Gonzalo», es cierto. Pero dejar enterrado en la arena a un
engendro revisionista no es, ni por asomo, algo que se parezca
al reniego; sino a un ajuste de cuentas y liquidación teórica y
política por parte de consecuentes marxista-leninista-
maoístas, pensamiento de Mariátegui.

En este trabajo―consultado a muchos compañeros a lo largo
de dos años―, encontrará el proceso de la Lucha política desde
1993 hasta el descalabro del Movadef en el 2013: capítulos I-
IV. Se explican algunos puntos clave para entender qué fue
este movimiento y qué tienen que ver en él AGR y EYR
(vinculación que, por lo demás, ha quedado en evidencia por
su propia acción y su confianza en la reacción peruana). Queda
probado en el capítulo V que ellos mismos terminaron por
traicionar la línea política que habían diseñado para tiempos
de guerra sin armas y que nos habían llamado a asumir desde
aquel «aislamiento absoluto». De ese análisis y crítica,
pergeñamos un esbozo provisional de Línea Política: está en
los capítulos VI-VIII. Luego, en el 2014,aquella Línea Política
alcanzó una forma más definida y es la que nos guía.35. Al final
del documento, capítulo X, están las conclusiones. Son nueve
puntos que constituyeron el detonante para que
dimensionáramos la gravedad de las cosas y nos decidiéramos
a dar el paso siguiente: fundamentar o sistematizar que nos
enfrentábamos a una línea y a una camarilla revisionista36.

35
Es un opúsculo que titulamos: Por la Línea Política General de la revolución
socialista. Derrotar al revisionismo capitulador y escisionista. [2014]
36
La tarea de sistematización fue cumplida al año siguiente en el documento arriba
aludido. [Nota del 2016]
42
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Se ha prestado especial atención―para nuestro propósito de
definir la naturaleza del problema―a lo ocurrido previo,
durante y poco después de la detención de setiembre de 1992.
Está en el capítulo I y es una cuestión decisiva. La abundancia
de información existente, que hemos ido acumulando a lo
largo de dos años, ha permitido desarrollar el punto con
amplitud y suficiente profundidad. Que haya todavía
compañeros que sigan diciendo que quien decidió sobre la
«Lucha por un acuerdo de paz», y luego sobre Movadef, no es
AGR, ya no es un problema, es un absurdo. Contra toda esta
maciza realidad que a la larga nos ha mostrado la defección de
la camarilla Guzmán-Yparraguirre, en tales compañeros hay
una idea de fondo: « ¡Jamás el presidente Gonzalo podría
traicionarnos!» Bueno pues, ya traicionó y capituló. En unas
cincuenta páginas nos hemos dado a la tarea de demostrarlo.
Contra el temor de aquellos, debido a que desmontábamos de
su caballo de palo a un farsante, la revolución peruana no ha
terminado. Ella ha entrado a nuevos capítulos.

V

1. Es oportuno que la Fracción Proletaria en forja reafirme su
clara posición de que la guerra popular 1980-1992 fue un gran
movimiento revolucionario que remeció los cimientos de la
sociedad peruana y que obtuvo logros innegables para el
camino del pueblo. Está pendiente su balance para asimilar
esos aspectos afirmativos, que son muchos y configuran su
aspecto principal. Pero también para precisar y
desprendernos de los graves errores que la llevaron a su
fracaso y derrota, y remontar los retrocesos que ello
desencadenó en el movimiento popular y la revolución
peruana.

No es necesario, ciertamente, que todo ese proceso se cumpla
para empezar a autocriticarnos. Está claro que fracasamos
43
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

como proyecto revolucionario. Y fracasamos en primer lugar
por nuestros errores. No pudimos cumplirle a las masas la
promesa de transformar este país tan injusto. Y ello pese a que
decenas de miles regaron su preciosa sangre, entregaron a la
causa a sus mejores hijos y nos dieron un techo, un mendrugo
de pan. Nos lo dieron todo, quienes fallamos fuimos nosotros.

Nos autocriticamos porque no supimos de detectar a tiempo y
sobre todo revertir el rumbo que la revolución tomaba. Bajo la
idea de un respeto a la autoridad revolucionaria a la que se
presentaba como justa, correcta, sabia y magistral, fuimos
incapaces de ver por nuestros propios medios ―exigencia
marxista que dejamos de lado― lo que realmente acontecía a
la guerra popular. Caímos, por tanto, en la obediencia ciega
aceptando o dejándonos imponer la sujeción absoluta, cabal e
incondicional a la jefatura. Esto es, el acatamiento a un sujeto
que mientras más chachareaba sobre la conquista del Poder,
más hundía la guerra. A un jerarca que ha desertado
cobardemente de autocriticarse de sus errores y de responder
ante las masas. 37

Nos autocriticamos porque nuestra resuelta posición por una
guerra justa para destruir este orden de explotación, no supo
distinguir y marcar tajante distancia de las altas cotas de
violencia extrema que se fueron implementando en nuestro
proceso, hasta convertirlo en un proceso militarista que
incubaba su propio fracaso. Mariátegui nos enseñó,
efectivamente, que si la revolución exige violencia, autoridad y
disciplina, hay que asumirlas en bloque sin reservas cobardes.
Sin embargo y a la luz de los hechos, llegamos a creer y aceptar
que incluso determinadas y masivas acciones dictaminadas

37
Un curtido dirigente popular, sorprendido de que AGR, no asuma ninguna
responsabilidad de sus errores, afirmaba: «Entonces, nunca fue». Esto es, nunca
fue un verdadero revolucionario.
44
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

por el Partido―poner cargas de dinamita en lugares públicos,
por ejemplo, en proporciones cada vez más devastadoras―,
eran acciones contundentes que golpeaban al enemigo de
clase. Muy tardío ha sido nuestro entendimiento de que
simplemente se trataban de acciones de terror, que se
confundían con las acciones guerrilleras 38 . Esta ceguera
duraría aproximadamente hasta lo de Tarata, donde la
magnitud del daño causado y sus repercusiones fueron
abriéndonos los ojos. En el balance inmediato de tal acción,
incluso en la llamada «Ronda de Conversaciones», el jerarca
Abimael Guzmán sólo atinó a decir que se equivocaron de
lugar («No era ahí»).Para final y recientemente limpiarse
afirmando a través de su abogado―y vocero― que quien la
había decidido ante sí y para sí fue «un comité zonal39».

Asumimos responsabilidad porque dejamos de lado o dejamos
arrebatarnos, en medio de la vorágine de la guerra, el sentido
crítico y la amplitud para apreciar el panorama de la lucha de
clases. Todo lo veíamos a través del lente del Partido y
cerrábamos los ojos y los oídos a otras fuentes. Mientras los
medios de comunicación hablaban de ataques a comunidades
campesinas, nosotros cerrábamos los ojos a esa realidad y
dábamos completo crédito a las versiones oficiales de la
organización de que sólo eran «mesnadas» (fuerzas
complementarias de las FFAA). Mientras los medios de

38
En la guerra se aplican también acciones de terror contra el enemigo. Pero las
nuestras desbordaron, justamente porque una línea oportunista de «izquierda» se
estructuró e impuso. Estas masivas acciones de terror, a pesar de las resistencias y
críticas de combatientes y militantes de base, muchas veces no distinguieron
blancos militares de masas civiles.
39
Esto, como fuera previsto, está teniendo una grave repercusión en el contingente
de la guerra. Pues no hace sino dejar al desnudo a AGR y EYR en su descargar
responsabilidades en quienes acataron sus decisiones. Otros, más bien, se
reafirman en su ceguera, pese a esta utilización maligna que la camarilla hace de los
mandos, combatientes y organismos que actuaron en la lucha armada.[Nota del
2015]
45
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

comunicación y políticos de otras tiendas denunciaban el
asesinato de la dirigente popular María Elena Moyano,
nosotros aceptábamos como cierta la versión oficial del
Partido de que era una «agente del imperialismo y soplona» y
que por eso había recibido una justa sanción. Es decir,
habíamos dejado que una camarilla perversa, la de Abimael
Guzmán Reinoso y Elena Yparraguirre, construyera un cerco
espiritual para que no pudiéramos ver más que dentro de los
estrechos linderos que nos impusieron.

Ofrecemos nuestras profundas disculpas a nuestro heroico
pueblo por el fracaso y derrota cosechados. Y expresamos
nuestras sentidas condolencias a quienes, siendo personas
inermes, fueron golpeadas brutalmente por la guerrilla.
Asumimos el compromiso por la verdad histórica, y porque
inseparable de ella se diluciden las causas de aquellas muertes
y desapariciones, y se repare a las masas afectadas. Sin duda,
son el Estado Peruano y sus aparatos represivos quienes
cargan con el mayor número de víctimas del conflicto interno.
Pero el PCP tiene el deber de asumir su propia
responsabilidad. En ella el reconocimiento y autocrítica, sobre
todo de su dirección, por crímenes de guerra no puede ya ser
omitida.

La Fracción Proletaria en forja del PCP, fracción que lucha por
su reconstrucción, asume el compromiso de cumplir la tarea
del Balance y la Autocrítica sirviendo así a la Verdad Histórica
y a que se implementen las Reparaciones a las masas afectadas
por ambas partes del conflicto. Las Amnistías, también
necesarias pero complejas de alcanzar ahora, no podrían
implementarse sin los pasos anteriores: Verdad Histórica y
Reparaciones. Y, por supuesto, sin las autocríticas de los
dirigentes de ambos bandos. Nos oponemos a cualquier
amnistía fruto de componendas e intercambio de
impunidades.
46
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

2. Va nuestro reconocimiento y agradecimiento infinitos a las
masas, combatientes, cuadros y dirigentes partidarios, sobre
todo de la izquierda, que ofrendaron su vida y sus energías
para impulsar y desarrollarla guerra popular, a cuya cabeza
estuvo la gran camarada Norah. Todos ellos combatieron con
la plena convicción y sentimiento de servir al pueblo. ¡Honor y
gloria a los miles de héroes del pueblo! y el compromiso de
rendirles justo y permanente homenaje. De la valoración de
este contingente de la guerra se desprende nuestra política de
reagrupación de las fuerzas partidarias. Ella apunta a unir a
ese contingente que la camarilla revisionista de Gonzalo y
Miriam han dejado fuera a través de múltiples escisiones,
expulsiones, sanciones y abandonos, con oscuros y nefastos
objetivos. Es cierto que hoy reculan para frenar el proceso de
reagrupación que llevamos adelante40.Pero ya es muy tarde y
es otro gesto lastrado por el cinismo y la mentira.

En la Reconstrucción partidaria, que ya está en marcha, Norah,
dirigente principal de la izquierda partidaria en la guerra, es
pues el otro símbolo político a destacar. Estará a continuación
de José Carlos Mariátegui, figura central del movimiento
comunista peruano41.Poco a poco, a medida que las cosas se
despejen, que el pueblo peruano recupere la memoria plena
acerca de lo que fue la Lucha Armada (1980-1992) y de que

40
A quienes fueron expulsados de la peor manera por la camarilla les dicen ahora: «
¡jamás los expulsamos!», que todo fue un malentendido.
41
Ver que nuestra posición tiene repercusión. Por un lado, la camarilla se ha visto
obligada a publicar NORAH PRESENTE. 70° Aniversario. 1945-2015 (2015)
pretendiendo así seguir manteniéndose a cubierta y no responder sobre su muerte.
Por otro lado, desde quienes fueran componentes del MIR, ubican a Luis de la
Puente Uceda como verdadero continuador de Mariátegui, según afirman, porque
asumió el «ni calco ni copia». Lo ha afirmado Ricardo Gadea, en la presentación del
libro: El MIR histórico. Luis de la Puente y Guillermo Lobatón (2015). De hecho,
ambos jefes guerrilleros que cayeron en combate, son figuras revolucionarias que
debemos reconocer y destacar.
47
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

las nuevas generaciones conozcan de ella de manera cabal, se
entenderá los alcances de esta reivindicación.

AGR y EYR, sin duda, tuvieron un papel destacado y decisivo
en la dirección de la guerra popular. Sin embargo, como lo
confirman los hechos históricos, son los responsables
principales de haber ido implementando y; finalmente, de
haber impuesto una línea oportunista de «izquierda» que
desencadenó ese fracaso (la derrota se cosechó en la llamada
«ronda de conversaciones»). Pero no sólo no quieren dar
cuenta de ello ante el Partido y las masas populares; sino que
han pasado a montar la patraña más inaudita para culpar del
fracaso a quienes no hicieron sino acatar incondicionalmente
sus políticas, planes e incluso directivas. Esta tergiversación y
revisión de los hechos históricos, implementada desde el
2006, luego del «Megaproceso»―usando al contingente de la
guerra como chivos expiatorios―, es parte de la línea
revisionista que hemos sistematizado y que venimos
derrotando.

3. Finalmente: este trabajo tiene el pequeño mérito de su
audacia. En el 2013 se atrevió a identificar el inicio de esta
línea revisionista―la que desencadenó el fracaso del
Movadef―en las circunstancias cercanas a la detención de
1992. Cuando AGR y EYR, desde una posición de jerarcas
incuestionables, crearon la imagen falsa de una guerra que
«marchaba incontenible a la conquista del Poder total» (han
ido acomodando las cosas: ahora dicen que se enrumbaban
triunfalmente sólo a la «construcción de la conquista del
poder»). Nuestra investigación ha confirmado lo que hace dos
años, aunque con muchos indicios a mano, era aún una
hipótesis

Su capitulación ―su vender la revolución― se inició
principalmente porque no querían asumir responsabilidad por
48
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

los graves errores y problemas que afrontaba la guerra (los
cuales ponían a cubierta con un inexistente «Equilibrio
Estratégico»). Desde ahí ingresan a una situación de parálisis
frente a los golpes de la inteligencia enemiga (llegaron a tener
pleno conocimiento de que estaban cercados). Ante este
callejón sin salida, lo único que se les ocurrió fue buscar de qué
manera preservar sus individuos. Por eso evitan un probable
enfrentamiento militar al disponer que no haya fuerzas de
seguridad que protejan las reuniones de dirección. De ese
modo decidieron entregarse a la reacción peruana ―y
entregar a la Dirección Central en pleno―a fin de cuidar sus
«limpias vidas» y su obra «victoriosa». Con ello pasarán a
montar una de las más grandes operaciones de capitulación y
traición que se recuerde en el movimiento comunista peruano.
De ella es parte el Movadef y para eso usan hoy al Fudepp.
Hemos tenido a bien contribuir, en esta lucha de fracciones, a
exponerlo a la luz del día.

Hoy, cuando celebramos el 122° Aniversario del nacimiento de
la tercera cumbre del marxismo, el presidente Mao, hemos
decidido exponérselo a muchos. A los camaradas que desde
otras posiciones pugnan por el rumbo correcto y buscan
tender puentes para un debate y diálogo entre comunistas. A
los que individual y concienzudamente se interrogan sobre la
situación del Partido. A las diversas expresiones de las
izquierdas en el Perú, que no han renunciado a la lucha por un
Perú nuevo dentro de un mundo nuevo. A la intelectualidad
democrática que está atenta a esta trascendente lucha. A los
camaradas de otras latitudes que a lo largo de los años han
buscado obtener una versión fidedigna de lo acontecido al
Partido Comunista del Perú, sobre todo luego de la detención
de AGR y la Dirección Central.

Sin embargo, en última instancia, este trabajo está hecho para
las amplias masas y sobre todo sus nuevas generaciones.
49
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Como enseñara el Gran Timonel, «El pueblo, y sólo el pueblo,
es la fuerza motriz que hace la historia mundial»

INTRODUCCIÓN

Fracción Proletaria en forja.

Perú, setiembre 2013

¿Cuál es el resultado de una cadena de acciones que como
producto de la aplicación de una política por varios años, llevó
a lo que Movadef es hoy? Dado que quienes debieran no
quisieron realizar un balance serio del proceso de la lucha
política y del Movimiento, realizamos un seguimiento de su
proceso para aclararnos algunas cuestiones políticas
fundamentales y encontrar el origen de su debacle. Y sobre
todo aportar soluciones en aras del camino del pueblo.

50
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

De este análisis que algunos ccs., emprendimos desde
mediados del 2012 ―muy especialmente desde ese análisis,
aunque no exclusivamente de él―, provino la necesidad de
pasar a concretar la Fracción Proletaria, hoy en forja. Y ha sido
así por el riesgo en que el accionar de la derecha ―hoy
gestando su línea oportunista de derecha o línea revisionista―
ponía a la vanguardia y a la continuación de la revolución.

Se ha cosechado un nuevo fracaso y colocado las cosas ―en un
sentido― en una situación difícil y riesgosa. Pero en otro
sentido, pone a ojos vista los resultados de una manera de
aplicar las políticas acordadas, un tipo de orientación, acción y
métodos de trabajo político. O, en otras palabras, genera la
consciencia de que hay una base de error que necesita ser
desentrañada y superada. Es por tanto, el momento de poner
las cosas sobre la mesa. No hagamos caso a las frases
implorantes de la derecha, ni a su otra forma de plantear esa
misma fuga cobarde del debate: la amenaza.

Viendo en perspectiva histórica, el primer fracaso fue el de la
guerra popular que duró 12 años y tuvo más de una década de
preparación. El segundo, es el del Movadef, a tres años de su
fundación y casi 20 años después de la entrada a tiempos de
lucha política.

La investigación realizada y aquí resumida―sin que hayamos
entrado aún de lleno a cuestiones de balance de la guerra
popular―, muestra que hay un fondo común en cuestiones
ideológicas y políticas como base del error en ambas fases
del proceso. Y no han sido superados, porque no hay
autocrítica del proceso de la guerra y, por tanto, esos mismos
errores brotan en la guerra de clases sin armas.

Se arguye, con las consabidas frases, propias de los ayer
dirigentes y hoy jerarcas reblandecidos ―reacios a la

51
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

autocrítica― que el Movimiento logró repercusión,
posicionamiento y otros elementos, en tanto en todo rige la
contradicción. Y se podrá decir, casi celebrando su estrellarse
contra el muro: «Si nos atacan, es señal de que avanzamos». O
como ha dicho AGR para consuelo: «Somos el peligro principal
en perspectiva».

Pero como fuerza política que actúa bajo determinados
principios y programa en la lid electoral, en esta democracia
burguesa y en la búsqueda de un caudal electoral y respaldo
de masas acorde a sus aspiraciones, ha cosechado un serio
revés político y, se ha puesto a un tris de la ilegalización. No
puede, pues, cacarear éxito. ¡Es un fracaso, necios!

Del cómo y el por qué ocurrió este resultado ―en tanto
resultado de una orientación política, un método y un plan―,
hemos intentado dilucidarlo analizando 20 años de lucha
política, y relacionándolo al proceso donde se gestó la decisión
de pasar de tiempos de guerra a tiempos de paz: la detención
de la Dirección Central del PCP y la denominada Ronda de
Conversaciones, así como los momentos previos a esa
detención de setiembre de 1992.

Han pasado 20 años, es decir ya hablamos de tiempos
históricos. Y lo que se tiene es que no sólo no se ha resuelto el
principal problema de dirección42, sino que han actuado
sistemáticamente en contra de su solución. Problema crucial
que desnuda la entraña burguesa de quienes mandan, los
mismos que contradiciéndose a cada paso, han entrado a
enarbolar posiciones ajenas a los principios fundadores, a los
principios marxistas, y a distanciarse de las masas.

42
La solución al llevado y traído «problema de dirección», entonces, no era que se
forjara una nueva dirección en lucha de clases ―sin que esto mellara sino que se
entroncara a la lucha por las libertades―: resulta que tal solución era que AGR (y
EYR) saliera en libertad porque es «insustituible». [Nota 2014].
52
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

El Movimiento, al que muchos concurrimos a formar y a dar
vida política, hoy es blanco de ataque por errores cuya
responsabilidad directa recae en el grupo hegemónico de
derecha que encabezan AGR y EYR43. Y, peor aún, ha sido
convertido en un pretexto para atacar a las masas. ¿Con qué
objetivo del enemigo de clase? Con el sueño de prevenir y
evitar lo que pudiera emerger de aquel bullente movimiento
popular que reclama dirección. Y que por supuesto, Movadef y
quienes lo inspiraron, y al mismo tiempo llevaron a su debacle,
hoy no representan.

I. DE«PROBLEMA DE DIRECCIÓN» DE 1992 A
INGRESO A LUCHA POLÍTICA EN 1993

1. Discurso de setiembre y aceptar (o pedir)
conversaciones ¿Conversar qué?

Repasando el sentido original del Discurso de setiembre de
1992, en efecto, era un llamado a proseguir la aplicación del III
Pleno44, los planes, las acciones. Y claro, por eso mismo un
mensaje para levantar la moral, como hace un mando cuando
cae, debido a que «sólo es un recodo en el camino»45.

43
Concordante con la definición de línea revisionista, hoy ya no sólo es un grupo
hegemónico de derecha, sino una camarilla revisionista en tanto que hace y
deshace y no rinde cuentas a la organización. [Nota 2014].
44
El III Pleno del Comité Central, fue considerado por AGR como un evento
«Histórico y trascendental» porque, supuestamente, daría solución a los problemas
que afrontaba la guerra en aras desarrollarla al más alto nivel y en pro de la
Conquista del poder. Cuando AGR, EYR y casi toda la Dirección Central del PCP fue
detenida tal evento aún se desenvolvía.
45
Véase la versión del Discurso, aunque ya casi no existe en la red. La última
celebración del 2012, por parte de una facción del proseguir la guerra, es
simplemente un comentario más y no la celebración del «histórico Discurso» que
53
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

No decía que era un cambio en la dirección del movimiento, en
el curso del río, una regresión profunda, como sostendría
después AGR en la denominada Ronda de Conversaciones; sino
«sólo» un recodo, «nada más». Quizá AGR repara en el
problema después. Eso está por verse.

Tampoco se aprecia en el Discurso que ya se decía entre líneas
que había necesidad de tratativas con el gobierno. La posición
de que ella y AGR habían visto la necesidad de tratativas y que
eso está implícito en el Discurso de setiembre se lo dijo EYR a
Gonzalo Portocarrero y está registrado en su libro, Profetas del
odio 46 (2012).¿Acaso AGR y EYR se han dado cuenta del

solían hacer cada año con bombos y platillos. Aún dos años atrás, una Resolución de
maoístas en el exterior, fechada 21 de octubre del 2010, en Alemania, señalaba: «
Las organizaciones participantes en esta conferencia internacional, celebratoria del
magistral Discurso del Presidente Gonzalo…». Y precisaba en uno de sus
compromisos: « 3. Desmentir públicamente y por todos los medios la propaganda
del régimen fascista, genocida y vendepatria de Fujimori, el imperialismo,
principalmente yanqui, y las ratas miserables de la línea oportunista de derecha
revisionista y capitulacionista, que tratan de hacer creer que el Presidente Gonzalo
ha tenido o tiene comunicación con otras personas además de sus carceleros».
Creemos que el pronunciarse ―con fundamentos― acerca de si AGR es o no
directo responsable de las posiciones y la ejecutoria de ‘Acuerdo de Paz’, ‘Solución
Política’, Movadef, Fudepp, etc., es fundamental para despejar el debate,
diferenciarse y combatir al revisionismo en serio. Feliciano, que por mucho tiempo
sostuvo la posición de «patraña» ―es decir, no era AGR sino un impostor al que
presentaban, etc.―, y sobre todo muchos otros que no han renunciado a la
revolución, ya salieron de ese error. [Nota del 2015]
46
Cfr. Entrevista de GP a EYR en el penal de Chorrillos el 2011 y resumida en el libro
citado, página 176: «Apenas cayeron tuvieron temor de ser ejecutados
extrajudicialmente. Pero el miedo pasó, pues se dieron cuenta de que el Perú no
podía darse ese lujo ya que el gobierno de Fujimori ya configuraba como el cuarto
país del mundo en términos de mayor incidencia de violación de los derechos
humanos. En todo caso, en esos momentos maduró la decisión de abandonar la
lucha armada [la negrita es nuestra]. Se les impuso la necesidad de abrir una
negociación. Pero, claro, la inquietud era qué podían ofrecer ella y Abimael que
fuera atractivo para el gobierno. Y, por cierto, la respuesta era la paz. No obstante,
para que este ofrecimiento fuera tomado en cuenta, era necesario hacer visible que
Sendero Luminoso mantenía su potencia de fuego pese a que su dirección estuviera
54
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

contrasentido en que han incurrido y se han dedicado a
acomodar las cosas?

El contrasentido flagrante es que, si partidariamente AGR
sostuvo que sólo luego de un año de reflexión casi
exclusivamente en el problema de dirección47, concluyó —luego
de un año— que no era posible desarrollar la guerra ¿para qué
y de qué conversaron antes con la otra colina? En efecto,
apenas 21 días después de su detención AGR y EYR se
reunieron con Vladimiro Montesinos48.

EYR, buscando arreglar ese contra sentido, introduce lo que
nunca antes ni ella, ni AGR habían dicho al Partido: que ya en el
Discurso está implícito que iban a conversar. Como acabamos
de citar, según le dice a Portocarrero, fue porque con AGR se
dieron cuenta de que no serían asesinados 49 .En efecto,
después de la detención se habló por buen tiempo de esa

presa. Por tanto, cuando fue presentado a la prensa, en el discurso de la jaula,
Abimael ya estaba muy poseído de lo que iba a decir [Se refiere a que ya había
madurado la idea de terminar la guerra y que esto estaba, por tanto, implícito en el
Discurso. Comentario nuestro]. Habló entonces de que su detención no significaba
sino un «recodo» en el camino y de que la lucha proseguiría hasta la victoria».
47
Retransmisión de 1993 de Asumir y Combatir por la nueva decisión y definición.
Ahí remarcaron que habían llegado a ello luego de un año de reflexión casi
exclusivamente sobre el problema de dirección. También lo señalan en la primera
Carta a Fujimori. [Nota del 2014].
48
Hemos exhumado un material de la revista Caretas y encontrado una
interpretación que coincide en lo fundamental con la nuestra: «Se creía que
Abimael Guzmán había pasado un año en solitario antes de ser entrevistado por
primera vez por Vladimiro Montesinos para así «quebrarlo». En realidad el primer
encuentro fue a las tres semanas después de ser capturado y resultó cordial.». El
artículo periodístico está firmado por Pablo O’ Brian: «Video secreto. Abimael se
rindió sonriendo y Vladimiro se comió el Jamón». Caretas 9 de mayo, 2012. (Las
negritas son nuestras). [Nota del 2014].
49
Sin duda, se trata de una extraña y muy oportuna «aclaración». Para ORD, AGR
simplemente «se quebró como un cristal» cuando amenazaron fusilarlo. Nosotros
tuvimos conocimiento del libro, El megajuicio de Sendero (2006), luego de haber
concluido este documento a fines del 2013. [Nota 2014].
55
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

posibilidad. El riesgo existió sin duda, aunque podría haber
sido, más bien, una manera de condicionar a los detenidos.
¿Llegaron a la certeza de que no serían asesinados como dice
EYR? ¿Oes que más bien dieron los pasos necesarios para que
la amenaza ―real o ficticia― no prosperara?

¿No están tratando de ocultar, también, que se precipitaron a
buscar (o aceptar) conversaciones a poco de llamar a los
combatientes a seguir ofrendando su sangre? O incluso, ¿no
están dejando en evidencia, con esos forzados acomodos, que
no soportaron la dureza del encierro y se precipitaron a
buscar conversar a fin de obtener algunas condiciones
favorables?

En nuestro seguimiento de tan importante asunto, las cosas se
van esclareciendo, por más que AGR y EYR a cada paso
intenten borrar las huellas de su accionar. El testimonio ante
la CVR es más que expresivo:
«EI: En la isla, (…) en una ocasión (…), quiero saber si está vivo,
mi preocupación era saber si estaba vivo, y me dijo que
estaba vivo, su esposo estaba vivo (…). ‘¿Me podría usted sacar
(…) si quiero caminar?’ ‘Sí, vamos a tratar’. Me sacaron tres días
antes de venir acá, para caminar ahí en el (…), arriba, en un
batallón (…).Y luego me han traído acá. La celda acá era mucho
más chiquitita, pero tenía un (…), y había foco, pobrísimo, pero
era foco de noche, y había un escritorio (…).

Bueno, ya después vienen acá las personas que habría (…). Vi que
metieron a (…). Yo había creado una contraseña con Vargas
entonces comencé a silbar, y me respondió, ya estaba (…). A
partir de esa fecha ya había papel higiénico, todas las
necesidades, jabón, ropa, entonces ya es otra cosa. ‘¿Dónde
estoy?’ ‘No te puedo decir’ (…), no sabíamos que estábamos acá
(…). No nos hemos visto durante nueve meses, desde la
detención, recién nos hemos encontrado acá en junio,
mediados más o menos.
56
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

AG: Mediados de junio.

EI: Ahí nos hemos visto. Entonces toda (…), entonces ahí es que
hemos asumido terminar e ir a Congreso. Terminar es lo
negativo, y lo positivo (…) luchar por un acuerdo de paz y sentar
las bases para un segundo congreso que defina nuevas normas
para ello50»

Nótese el carácter de estas calculadas respuestas. Aparte de
que ahí EYR ‘denuncia’ las condiciones en que por largos
meses estuvo detenida y asume una actitud victimizante ante
la CVR va deslizando una serie de ideas. Por ejemplo: 1) Que
cuando llegó Zenón Vargas, recién ahí tuvieron facilidades y
artículos de higiene (¿?) Y la mentira central: 2) Que sólo se
vio con AGR ―su esposo―, luego de nueve meses de
aislamiento absoluto, que de ello brotó la idea del Acuerdo de
Paz. Y que, ahí nomás, vino la reunión con los dirigentes en
prisión. Esto, como ya se vio, colisiona con sus charlas con
Montesinos por parte de ambos, 21 días después de haber sido
detenidos y que se prolongarían por todo un año. En cambio,
coincide con la versión que en el 93 retransmitieron al Partido
―o, mejor, con la que engañaron al Partido―: Que luego de su
aislamiento absoluto y a lo largo de un año de sesuda reflexión
decidieron pedir conversar con el gobierno para proponerle
terminar la guerra. Esta entrevista con la CVR es clave y
contradice lo dicho a Portocarrero. ¿Cuál era la verdad? ¿La
que dijeron a la CVR y que habían retransmitido al Partido, o la
que dijeron al intelectual de la izquierda burguesa? La que
dijeron al Partido y la CVR ya cayó. Entonces se abren nuevas
interrogantes y convierten a la trama de la detención y las
charlas que le siguieron en un asunto cada vez más turbio,
conforme más nos adentramos a él.

50
Entrevista con Sofía Macher. 06/011/2002. Estaba presente AGR.

57
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Como se irá viendo, AGR y EYR no eran lo que proyectaban
hacia afuera. Entre la entrega absoluta y desinteresada a la
causa, el heroísmo, la formación en la vida dura y el reto en la
muerte, instalada en los combatientes de la guerra; entre todo
eso y sus dirigentes, hubo siempre un abismo51.

2. «Diálogo académico» y mejora de condiciones de
prisión.

Va quedando claro que fue Vladimiro Montesinos quien,
personalmente, propuso a Guzmán e Yparraguirre, dialogar.
AGR y EYR insisten en que fueron ellos los que lo solicitaron y
hasta hace poco así lo registrábamos. Se aferran a esa versión
con uñas y dientes porque de lo contrario su tinglado de
mentiras de derrumba con mayor rapidez y facilidad. Los
documentos audiovisuales señalan que fueron VMT y Rafael
Merino Barnet los que iniciaron las cosas52.

Asimismo, ha quedado desvirtuado que AGR y EYR tuvieran en
todo momento la iniciativa en las tratativas sobre el término
de la guerra en pro de un Acuerdo de Paz, impresión que
buscaron dejar patente a través de los documentos que
hicieron llegar al Partido a través de un conjunto de delegados.
Los hechos señalan que, más bien, fue Vladimiro Montesinos
Torres, asesor presidencial, quien llevó la voz cantante, hizo lo

51
Esta conclusión es casi unánime en diversos estudiosos del conflicto interno: Julio
Roldán, Rodrigo Montoya, Nelson Manrique, Dante Castro, etc. Y, obviamente, en
quienes combaten a AGR por su defección, como Eduardo Ibarra; o quienes le
conocían muy bien a propósito de viejas controversias, como Carlos Iván Degregori,
etc.
52
Un nuevo y detenido análisis de los vídeos sobre el primer encuentro entre AGR
y VMT señala, sin duda, que AGR se siente sorprendido de la visita de VMT. En
modo alguno se aprecia la actitud de quien está recibiendo la respuesta a una
solicitud de conversaciones. Es más, se le nota tenso y asustado. [Nota del 2014].
58
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

que quiso en la llamada «Ronda de Conversaciones» y obtuvo
lo que se propuso a favor de su camino.Los vídeos, prueba
documental maciza, lo muestran con claridad. Esas charlas,
donde VMT es dueño de la conversación y donde los demás
aparecen como simples monigotes, constituyen la «Histórica
Ronda de Conversaciones por un Acuerdo de Paz». Compárese
esto con lo realizado por las FARC en la Habana. Es decir, con
la forma en que realizó tratativas políticas el revisionismo
armado y «pregón de la capitulación».

Desde nuestra indagación y cotejo de fuentes ha quedado
claro, hasta hoy, que para el Estado Peruano cabía acercarse a
los líderes adoptando la táctica de aliviarles en algo las
condiciones de prisión. VMT dice en su libro, SIN Sendero,
alerta temprana (2009)53 que aplicó un Operativo Especial de
Inteligencia, cuyo objetivo era lograr la capitulación del PCP-
SL y que se dividieran. Para ello, primero, hubo de hacer un
acercamiento con el señuelo de un «Diálogo Académico». Tal
diálogo giraba en torno a la historia del conflicto interno. Sin
duda aparece como la cobertura para dar ciertas facilidades a
los líderes que, según su versión, se les notaba golpeados
moralmente. Lo dicho por VMT en aquel libro, aparte de que
no ha sido desmentido por ninguna carta de protesta ni
rectificatoria, coincide con los hechos. No olvidemos que EYR
reconocerá en un poema, que estaba abatida hasta el polvo54.
AGR dirá en un escrito titulado Sobre el hombre, los derechos y
el aislamiento (1993), que la relación conyugal es primordial
entre todas las otras relaciones sociales. Y que si al hombre se
le quitan ésta, y por supuesto otras, deviene «muerto en vida».
Aquello de mejoras en las condiciones de prisión ha sido

53
El libro está fechado noviembre 2009, el mismo mes y año que AGR y EYR
publicaron De puño y letra. ¿Cuál de las dos partes lo hizo para eclipsar lo que
habría de decir el otro? [Nota 2014].
54
Está en un poema de EYR que fue difundido en manuscrito por 1994.
59
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

reconocido y escrito por el propio AGR en diversos
documentos55Y muy bien sabemos que sí existió tal «Diálogo
Académico», cuyo «interlocutor válido» fue VMT ayudado por
Merino Barnet.56

En esas tratativas, turbias desde un principio, empezó el «te
doy para que me des». AGR y EYR se pusieron a hablar de todo,
y en efecto se les alivió su situación de encierro. Sin embargo,
ellos siguieron denominando a su situación carcelaria de
«aislamiento absoluto» para presentar ante las bases del
Partido una situación más grave de lo que en realidad era.
Victimizarse se ha mostrado, a la larga, como uso frecuente de
ambos y parte esencial de su accionar político. Para seguir
manteniendo las facilidades que les habían otorgado—entre
ellas desenvolver su vida marital—, siguieron hablando día
tras día y a lo largo de casi un año de todo el proceso seguido
por la guerra. E incluso de la conformación de los aparatos
centrales y hasta de las cojeras espirituales de dirigentes como
el entonces cc. Feliciano. El quiebre es obvio.

Formado en capitalizar pruebas documentales para el
chantaje, VMT lo grabó todo. De ahí que esté saliendo parte de

55
Véase el documento Marco para análisis del trabajo (1994), al preguntarse: «
¿Qué hemos logrado?», a propósito de críticas internas donde algunos afirmaban
«no hemos logrado nada», AGR sostenía: «Hemos logrado algunas condiciones
mínimas para el trabajo». Las condiciones en las prisiones habían cambiado, sin
duda, pero entonces nadie sabía cuáles eran las «condiciones» de AGR en la Base
Naval. Él hablaba de «aislamiento absoluto» y la izquierda burguesa hablaba de
«gollerías». La denuncia de Feliciano de que AGR y EYR tenían beneficios y
facilidades que ningún prisionero tuvo, hizo reflexionar a muchos. Aún por 1995,
según testimonio de un dirigente que fue llevado a la Base Naval, AGR podía
comunicarse por teléfono con el Sr. Carlos La Torre, exiliado en Suecia. ¿A cambio
de qué? [Nota del 2015]

60
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

esas «tratativas», que por supuesto los aludidos prefieren
ignorar y no dar cara. Ante VMT, AGR y EYR asumen que se
equivocaron en varias cosas, contrariamente a lo que ante el
Partido, la clase y el pueblo no quieren reconocer, debido a que
«El Partido nunca se equivoca», y que «hablar de errores del
presidente Gonzalo es antagónico». La reverencia ante quien
tiene el poder y su desprecio hacia las masas, salta a la vista.

Dos posiciones y dos planes parecían ahí enfrentarse. Para
AGR—en su versión trucada—, el asunto era obtener un
Acuerdo de Paz que, por buen tiempo lo sostuvo57,el Estado
57
En 1992 Giro estratégico. Luchar por un Acuerdo de Paz y Solución Política a los
problemas derivados de la guerra, ponen énfasis en que ellos preconizaron Acuerdo
de Paz y el Estado Peruano la Pacificación. Ahí todavía sostenían que el «El gobierno
dio así pasos en pro del Acuerdo pero cabe decir que en su interior había posiciones
contrarias como las de las Fuerzas Armadas, el Ejército en especial, según se nos
dijo». Pero en su documento de los 35 años de ILA 80… afirman en cambio: «(…) el
P. Gonzalo desde su prisión tomó la iniciativa política de pedir conversaciones para
lograr un Acuerdo de Paz que pusiera término a la guerra librada entre el 17 de
mayo de 1980 y setiembre 1992, lamentablemente su petición no prosperó por
oposición del gobierno de turno y por la nueva línea oportunista de derecha que
usurpó la dirección del Partido aduciendo que tomarían el Poder» (Pág. 3).[Las
negritas son nuestras]. Nótese esta cadena de incongruencias: el gobierno nos dijo
que las FFAA se oponían→el gobierno fue el que se opuso. Con este cambio de
postura han concluido de modo acomodaticio que el Partido estuvo por Acuerdo de
Paz y el Estado Peruano por Pacificación. En conclusión: Han revisado posiciones, en
tanto ha quedado probado―nosotros lo hemos probado―, que el gobierno nunca
quiso Acuerdo de Paz. Lo que no suscribirán es esta contundente realidad histórica:
Que el gobierno los usó bajo el señuelo de Acuerdo y libertades, y que la camarilla
se dejó usar para obtener sus gollerías y recuperar su control sobre la organización.
Por otra parte: ¿Cómo pueden poner como corolario de sus vaivenes revisionistas el
peor de los absurdos: que tanto el gobierno como el Partido en funciones ―los que
dirigían el Partido en guerra― se opusieron a su iniciativa? ¿De qué base objetiva
para tal acuerdo entonces hablaban? Su idea de Acuerdo, acaba de volar por los
aires desde su propia boca. O, ¿pretenden que tal Acuerdo, en todo caso era
posible porque EE.UU impulsaba una tendencia por la paz en el mundo? ¿O aquella
otra base objetiva donde un sector del pueblo llegó a hartarse de la guerra y
reclamaba que alguien la terminara (obviamente con el aplastamiento de la
guerrilla)? ¿Y no es precisamente, en este último caso, la base social que ostenta el
61
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Peruano o en todo caso una parte de él estaba interesado y dio
pasos en esa dirección58. Recordar que en algún momento
Guzmán dijo, a propósito del supuesto endurecimiento de la
otra parte « ¿No se quiere Acuerdo?» Tal pretensión de
Acuerdo incluyó un reconocimiento muy subido de tono a
VMT, por su aporte a la consecución de tan histórica necesidad
del Acuerdo de Paz. AGR nos había vendido la idea que aquella
conclusión—se suponía obtenida un año después de sesuda
reflexión—de que no había condiciones para continuar la
guerra, influyó en que la otra colina, por lo menos a una parte
de ella, entendiera que era mejor que se terminara por
Acuerdo59. Seguir con la acción militar implicaba para el
Estado Peruano más muertes, más enfrentamiento social y
mayores gastos militares.

Pero ocurre que VMT afirma, con elementos probatorios, que
ya ejecutaba desde que se reunieron en octubre de 1992 un
Operativo Especial de Inteligencia o como se llame.
Tratándose de un militar de formación, con criterios de planes
y estrategias, y como cuadro de inteligencia, es factible que

fujimorismo; esto es, los que le celebran que haya acabado con el terrorismo? Así,
ha quedado desarticulada la maniobra de Guzmán e Yparraguirre, para escapar de
nuestra crítica y de la verdad histórica que los ha desmentido.[Nota del 2016].
58
El soporte, aparentemente real, de que el Estado Peruano había dado pasos hacia
un Acuerdo de Paz era presentado de este modo: En 1º lugar, se estaba
desarrollando una Ronda de Conversaciones. En 2º, por las facilidades que les
habían dado para movilizarse a través de las prisiones. En el caso de Yanamayo,
donde retransmitió la fundamentación original Osmán Morote Barrionuevo (OMB),
eso fue planteado de manera clara. En los documentos originales, desde Asumir y
Combatir por una nueva gran decisión y definición, hasta el original Luchar por un
Acuerdo de Paz, estuvo explícito que el gobierno había dado pasos en función de
ello. Estos documentos originales, retransmitidos en manuscrito, podrían haber
sido revisados y adulterados progresivamente o mejor, vienen siendo revisados y
adulterados, tal como lo estamos detectando.
59
Referencias de OMB en la retransmisión de Asumir y combatir…, en 1993, señalan
incluso que AGR dio una Conferencia ante altos mandos de las FFAA donde les
expuso por qué un AP servía, también, a su camino.
62
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

ocurriera así. Pero además esos eran y son los usos de la
inteligencia del Estado Peruano, y se sistematizaron en medio
del conflicto interno 60 . Entonces ¿Quién convenció a
quién?¿No es para nada creíble lo que dice VMT en su libro
citado? ¿Tiene tan fértil imaginación para inventar 500
páginas de información densa y testimonial, justamente y
sobre todo acerca de quienes les conviene negarle toda
autenticidad? Lo único que le ha quedado decir a los aludidos
respecto al libro es: « ¡Quieren destruirnos!61». O sea, debate
cerrado.

60
En el libro Feliciano, captura de un senderista rojo (2002), del general Eduardo
Fournier, se aprecia esa misma metodología para el tratamiento de dirigentes
capturados. En los libros de Benedicto Jiménez ―La captura del «presidente
Gonzalo» (2012), por ejemplo―, también se aprecian esos métodos de abordaje
empezando por «ganarse la confianza» del detenido y dando ciertas facilidades.
61
Véase el comentario de AGR en: Campaña contra el Partido y el marxismo-
leninismo-maoísmo (Abril, 2010). Por otra parte, cabe mencionar a Rafael Merino
Barnet, en el artículo ya citado del 9 de mayo del 2002 en Caretas, a propósito del
cual AGR y EYR se dedicaron a responder en «aclaraciones necesarias» acerca de
que entre las facilidades estuviesen algunos «viajes por el mar». Lo más sustantivo
de la entrevista a Merino Barnet, nos parece esto:
«―Por lo que se ve en video, Abimael desde un comienzo no puso mayor
resistencia.
―Ahora pienso que él estaba más ansioso que nosotros por firmar el Acuerdo de
Paz. Si las conversaciones se alargaron fue porque quería mejoras carcelarias.
Apenas las alcanzó, estampó su firma. Era, es un hombre sumamente débil (…)
― ¿Qué condiciones especiales le dieron?
―Varias, muchas. Le permitieron llamar a sus suegros, pasear en una embarcación,
reunirse con Elena Iparraguirre una vez a la semana, recibir libros y publicaciones,
etc.»
Merino Barnet insiste en «Acuerdo de Paz», que desde luego no existió ni se firmó.
Pero lo de condiciones carcelarias ha sido también corroborada por Óscar Ramírez
Durand en respuesta de Caretas, publicado el 10 de abril del 2003:
«― ¿El trato es el mismo dentro de la Base Naval para todos los condenados
senderistas?
―No. Guzmán y su pareja siempre tuvieron privilegios, desde su «arreglo» con
Montesinos en el '93». De hecho según denuncias de los escritores revolucionarios
63
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

El gobierno celebró que AGR aceptara—efectivamente luego
de un año y con VMT mostrándole el panorama de la guerra y
de los avances del gobierno en sus planes y en la lucha
contrasubversiva—que no tenían condiciones para seguir en la
lucha armada.62El gobierno lo celebró en tanto que era un
objetivo perseguido. Este también es un hecho histórico
plenamente verificable. Y, el gobierno, lo buscó desde un
principio. Así, la reacción peruana no perseguía ningún
Acuerdo de Paz, sólo le siguieron la corriente a AGR. O sea, se
lo guaripampearon, utilizando su debilidad y
reblandecimiento. Pero con el propósito de conseguir su
propio objetivo de que se acepte que no era factible continuar
la guerra63. Y el objetivo fue declarado cumplido cuando AGR y
EYR aceptan escribirlas Cartas a Fujimori de 1993 en las que
solicitan celebrar conversaciones. El asunto de fondo de
aquellas cartas, es que la guerra no puede seguir por problemas
de dirección. Al reconocer ese grado de debilidad del
movimiento en armas, es decir, de una carencia decisiva e
insuperable en el mediano o largo plazo ¿Qué podía negociar
con el enemigo?

Para el Estado Peruano y para los términos de la diplomacia
de guerra fue, en efecto, una capitulación. Aceptar que ya no se

de Viejo Topo, AGR y EYR aún ahora, tienen determinadas prerrogativas, y en modo
alguno el llevado y traído: «aislamiento absoluto».
62
Ojo aquí. En este seguimiento de tantos contrasentidos, marchas y
contramarchas, se abre la posibilidad de que a eso hubiera llegado esta camarilla,
antes de su detención. Pero entonces habían venido mintiendo al Partido; y desde
antes habrían montado una conspiración para entregar la guerra.[Nota del 2016]
63
Es casi unánime, por parte de estudiosos, historiadores y analistas que el
gobierno utilizó y manipuló a AGR. Que le vendieron el cuento de Acuerdo de Paz
―o éstos se engañaron a sí mismos con esa ilusión―, para usarlos en pro de sus
fines. Nelson Manrique, Jorge Lora Cam, Rodrigo Montoya, Dante Castro, Isaac
Bigio, etc. Todos ellos intelectuales prestigiosos, y a los que no puede calificárseles
de furiosamente anti PCP-SL.
64
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

podía seguir y solicitar, en los términos más concesivos64, la
celebración de conversaciones para un acuerdo de paz lo
confirmaba. De ahí que Fujimori saliera en la ONU a lanzarlo
internacionalmente como un gran logro; a la vez que
rechazaba públicamente todo trato político con el terrorismo,
o sea toda tratativa para un Acuerdo de Paz. AGR minimizó en
aquel entonces este tajante rechazo. Hasta el 2001, o incluso
después de ello, siguió hablando de la posibilidad de obtener
un «Acuerdo de Paz» o de una forma de tal «Acuerdo». Es
obvio que tal objetivo era posible alcanzar en la medida que
las dos partes ―el Estado y la guerrilla― aceptaran llevarlo
adelante (aunque las tratativas estuvieran, ante la opinión
pública, teñidas de cierta indefinición por lo complejo de su
naturaleza). Hoy se ha hecho claro que los resultados de la
Lucha por un Acuerdo de Paz, han sido un completo fracaso
porque ésta estuvo fundada en la mentira.

¿Qué les impidió ver a AGR y EYR que jugaban, sobre todo,
dentro del plan del enemigo? Su habitual ceguera: confundir
sus deseos con la realidad. Su soberbia ególatra; y sus afanes
de preservación personal, que emboscaron tras la pretendida
gran preocupación por el Partido, la guerra y las masas.

64
AGR se ha defendido respecto a los elogios que hizo al gobierno de Fujimori —
«proceso económico y llevado adelante el reajuste del Estado; y en lo que a
nosotros más directamente se refiere, ha desenvuelto una estrategia sistemática
coherente y desarrollada en diversos planos, en especial en el campo de la
inteligencia, alcanzando reales éxitos, principalmente con la captura de cuadros y
dirigentes entre ellos a nosotros los firmantes, en setiembre último, lo que
evidentemente constituye el más importante éxito del Estado Peruano en estos
trece años de guerra. De esta manera se viabiliza favorablemente el camino que
Usted propende y lidera»— Dice que no era sino reconocimiento de méritos de
aquel gobierno que los había detenido. AGR suele envolver, casi siempre, un
contenido detrás de otro. Aquí lo que prima es la exhortación desde una posición
desventajosa, reconociéndole méritos al gobierno para que se acepten las
tratativas. Actitud impensable en su usual soberbia ególatra que confundió a casi
todos. Saltó de una posición a otra.
65
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Tuvieron 12 años de guerra para demostrar que les importaba
sobremanera el destino del movimiento donde las masas
ofrendaron su sangre. Y tuvieron 20 años más para asumir su
deber ante esas mismas masas y el Partido, y por lo menos
aclararles lo ocurrido. Y no lo quieren hacer.

3. La denominada «Ronda de Conversaciones» para
un Acuerdo de Paz. Golpe de Estado y
Constitución del 93.

Así, no hubo Ronda de Conversaciones. Esta es una importante
conclusión a que ha llegado la Fracción Proletaria en forja. En
una RC se establecen parámetros previos obligatorios para
ambas partes, empezando por la voluntad común de que
conversaban en pro de tal Acuerdo. Esos pasos previos y
preparatorios para la realización de las tratativas y como
parte de ellas, se firman por ambas partes para darles carácter
vinculante. Ello permitirá encaminarlas y proseguirlas. Esto no
existió más que en la imaginación de Abimael Guzmán
Reinoso.

En el citado documento, 1992 Giro estratégico. Luchar por un
Acuerdo de Paz y Solución política a los problemas derivados de
la guerra 65 se afirma esto: «Se realizó la Ronda de
Conversaciones producto de la cual surgieron las dos Cartas a
Fujimori en las que pedimos conversaciones». Es decir, se
realizó una «Ronda de Conversaciones», para pedir ronda de
conversaciones: total absurdo. En un pasaje del documento
ensayan un ardid de baja ley: que de Ronda de Conversaciones

65
Debe llamar la atención que1992 Giro… más o menos del 2013, esté firmado por
AGR y EYR. No lo firma el Comité Central del PCP-SL. ¿Por qué? ¿Acaso el
documento sobre los 35 años de ILA 80 ya convalida la revisión de posiciones?

66
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

iban a pasar a Conversaciones. Lo que tendrían que aclarar es
qué trataron en esa llamada y previa «Ronda de
Conversaciones», que no fue otra cosa que el «Diálogo
Académico». Salta nítido que ahí llegaron a lo siguiente: que en
las cartas a publicar debían admitir que ya no podían seguir
adelante con la guerra, esto es, declarar por escrito el objetivo
perseguido por el gobierno.66

El gobierno, luego de la captura de la dirección del PCP,
apuntaba a ganar el decisivo Referéndum, en tanto que se
trataba de aprobar la Constitución que regiría por décadas el
destino de nuestro país (Es posible que el plan estuviese
previamente concebido). Lo que VMT buscaba obtener de AGR
y EYR estaba también en función de ese objetivo. Además, y de
eso se habla poco, VMT, aparte de ser ex oficial de artillería,
era agente de la CIA67. La operación a que sirvieron AGR y EYR,
por tanto, bien pudo estar encubiertamente al servicio de
EE.UU. y sus planes en Latinoamérica. En la llamada RC existió,
a no dudarlo, injerencia de EE.UU.68 Valdría la pena volver a
analizar aquello de que en el mundo había una tendencia a la
solución de conflictos por vía diplomática y tratos políticos.
Porque de alguna manera era lanzarle flores a EE.UU (Como lo

66
Debido a este nuevo material se agregó este párrafo [Nota 2014]
67
Una investigación de Ángel Páez, actualiza y esclarece el espionaje de VMT para
EE.UU. Lo ubica desde 1973 y contra el gobierno de Juan Velasco Alvarado. Puesto
al descubierto en aquel entonces por el mayor EP José Fernández Salvatecci,
Montesinos fue protegido por el Gral. EP Edgardo Mercado Jarrín, bajo cuyo
mando trabajaba, evitando que el escándalo perjudicara al alto general. Así VMT se
libró de ser expulsado como traidor. Caretas retomó el tema por 1983, cuando el
Ejército, recién, decidió abrirle juicio que duró hasta el 85. El Expediente es elNº
424-834. La investigación dePáez, con fotografías de los originales, aún se puede
hallar en el blog Páez investiga (http://paezinvestiga.blogspot.com/2009/12/el-
secreto-mejor-guardado-de-montesinos.html)
68
Siempre se mencionó pero poco se aclaró de un agente norteamericano que
hacía de enlace entre VMT y la Embajada de EE.UU. La propia CVR oculta esta
cuestión clave.
67
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

haría en las cartas al gobierno). Las agresiones guerreristas
comandadas por la superpotencia hegemónica siguieron y
siguen.69

AGR y EYR, por otro lado, se encargaron de dejar sembrado
que Lineamientos de bases para un Acuerdo de Paz (1993), era
parte de la supuesta «Ronda de Conversaciones». Esto es, que
era uno de los frutos palpables en las tratativas con el
gobierno y una prueba de que la iniciativa la tuvieron ellos.
Hoy ha sido aclarado por ellos mismos en el citado documento
del 2013 que se trata simplemente de un texto de una de las
partes, sin debate ni acuerdo alguno. En Lineamientos ya figura
explícitamente lo de la amnistía general y; a su vez, es la
prueba de que el centro de tal «Ronda de Conversaciones», fue
la obtención de libertades70. Para mayor abundancia, cabe

69
Esta afirmación tan clara sobre tendencia a soluciones políticas, luego fue rehecha
de cualquier manera y hasta contradicha. El documento Marco para análisisdel
trabajo, por ejemplo, ya se pone el parche. Sin embargo, fue aquella apreciación
sobre el panorama internacional una de las bases para afirmar que un Acuerdo de
Paz era factible con el Estado Peruano. La camarilla ha vuelto a reeditar este tipo de
optimismos oportunistas que embellecen el sistema. Veamos: 1) «La crisis
económica mundial terminó pero sus secuelas aún las vive el pueblo…», difundida
a través de un boletín universitario (octubre del 2014). 2) Luego, buscando
acomodar su desbarre: «La crisis económica mundial (…) que hoy empieza a
retroceder y entrar a una lenta y agónica recuperación» (Volante de un conocido
gremio universitario en enero del 2015). 3) « (…) en el mundo se vive las
repercusiones y secuelas de la crisis (…) crisis y secuelas, que al igual que ayer….»
(O sea, a regañadientes tienen que agregar o les han hecho agregar que la crisis no
ha terminado; pero en realidad para ellos, ya la crisis mundial terminó). Se liga a
esto:« (…) en nuestro país terminó el proceso económico neoliberal que se
impuso desde la década del 90 del siglo pasado» (Estas dos últimas afirmaciones
están en el Programa del Fudepp publicado en Vórtice, marzo-junio del 2015, pág.
4). De manera que, mejores embellecedores del sistema no hay. [Nota del 2015]
70
Lineamientos de bases…Es un documento y una prueba en la que hoy queda claro
que la llamada «Ronda de Conversaciones» naufraga en la intención de una de las
partes (la ‘firmó’ sólo la camarilla); pero a su vez queda radiografiada cómo AGR y
EYR conciben la situación del país y del pueblo postguerra. Sólo el 10°, de un total
de 11 puntos, habla de derechos fundamentales de la persona y económico
68
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

recordar que llegó a hablarse de la salida por partes de todos
los prisioneros y mediante cronograma. VMT, como se ve, hizo
creer todo esto a AGR y EYR. O en todo caso, estos dirigentes,
interesadamente, se la creyeron para venderle esta política al
Partido, manipularlo y seguir mandando sobre él. Ha sido,
pues, un dominó de mentiras que se cae en cadena.

VMT trató a AGR y EYR como gente que aún tiene algo que dar,
aprovechando su objetiva situación de desventaja, de
debilidad; y, a todas luces, su estado de ánimo quebrantado. La
posterior concentración de dirigentes, traídos de diversas
prisiones, y la autoridad de AGR y EYR entre aquellos,
permitió al enemigo conocer a profundidad jerarquías,
métodos de trabajo, contingente de militancia —a la que
estaba en prisión la desvelaron casi por completo—, y tener la
posibilidad de saber cómo estaban las cosas fuera para
golpear. Y lo lograron.

Así, entre las consecuencias más graves de buscar poner fin a
la guerra a cualquier costo y a favor de sus intereses de grupo
y camarilla, está que AGR y EYR jugaran a favor del régimen
y la legitimación del golpe de Estado. Y el que sirvieran
conscientemente a que ganara el Referéndum, que lo hizo
por muy poco, para aprobar la Constitución de
199371.Esto último, incluso, está suscrito en documentos
internos: nosotros ganamos algo, y a ellos les sirve para su
Referéndum; es como se dice: te doy para que me des72. Con esta
Constitución, la reacción peruana despojó a la clase obrera y el

sociales, y Plan Especial de Desarrollo. De ello no volvieron a hablar más. Es decir,
una vez más, las masas al último. «El partido es lo principal, masas siempre
habrá».[Nota del 2014]
71
Fernando Olivera, ha vuelto a reafirmar su postura de que hubo fraude en tal
Referendum.
72
Es lo que retransmitieron partidariamente y quedó en documentos oficiales
manuscritos. No es textual, pero ya hallaremos la fuente exacta.[Nota del 2015]
69
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

pueblo de derechos fundamentales y económico-sociales,
sobre todo laborales, y se acentuó el dominio extranjero. Con
ella, dominadores externos e internos coaligados saquean
impunemente nuestras riquezas naturales y se han adueñado
de una manera aún más abierta de nuestro país. A partir de ahí
vienen perpetrando una gigantesca destrucción ecológica,
desaparición de lagunas y bosques, contaminación de tierras y
ríos, que nos afecta a todos en tanto que nuestra alimentación
se basa en buena cuenta en la agricultura, sobre todo andina y
selvática. Más aún, en aras del progreso, despojan y expulsan
de sus territorios a pueblos enteros. Nuestro mar, otra de las
fuentes de nuestra alimentación, ha quedado repartido entre
un puñado de empresas que lo expolian y depredan. Esta
sistemática práctica depredadora ha desaparecido decenas de
valiosas especies marinas. Y esto, debido a que se trata de
convertir fabulosas cantidades de pescado, extraídas
brutalmente a través de la pesca de arrastre, sobre todo en
harina de pescado para la exportación. Para acumular a como
dé lugar sus cuotas y aún rebasarlas no dudan en burlar la ley
y las normas. Pescan incluso en épocas en que el cardumen
aún no ha alcanzado su madurez. Toda esta agudización de la
expoliación y destrucción de nuestros recursos se la debemos
a la Constitución vendepatria de 1993, a cuyo servicio se puso
la camarilla traidora y capituladora de Abimael Guzmán y
Elena Yparraguirre73.

De manera que, luego de recibir las prebendas personales
señaladas, prosiguió el «te doy para que me des» oportunista.
AGR y EYR empezaron sin escrúpulos a vender ya no solo al
Partido, sino a vender al pueblo bajo la coartada de que «El
73
Luego, en documentos posteriores, la camarilla ha buscado limpiar este baldón.
Por ejemplo en Desenmascarar la llamada ‘Declaración del C.C’ (5 de noviembre del
1993) AGR «emplaza» al Partido en funciones y dirigiendo la guerra, por qué no
aplicó boicot al Referéndum: « se habla de “carácter crucial” y “consabido fraude”
del referéndum, pero no se llama al boicot»[Nota del 2015]
70
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Partido es lo principal, masas siempre habrá». Queda probado
que entre sus grandes servicios prestados está el que
apoyaran la aprobación de la actual Constitución de Fujimori,
a cambio de sus libertades. Pero posteriormente tuvieron y
tienen el cuajo de llamar a luchar por esos derechos
fundamentales que ayer vendieron; y proclamar la necesidad
de una Nueva Constitución, cuando la actual fue aprobadacon
su concurso cómplice y traicionero.

El PCP y el «revisionismo armado». En ese proceso que
buscaba poner término a la guerra en las peores condiciones
para la revolución, quedó, además, puesto de relieve el
pragmatismo acomodaticio, el oportunismo de ambos
dirigentes. No hacía mucho habían demonizado al interior del
Partido los tratos de paz de la guerrilla del M-19 con el
gobierno colombiano. Pero cuando le tocó a la organización
entrar en dificultades, entonces lo que era «traición», «pregón
de la capitulación» e «hincar rodillas», devino como por arte
de magia, trato proletario sólo por el hecho de que era el PCP
con AGR y EYR a la cabeza y no los revisionistas los que lo
realizaban.

En medio de ese ambiente creado en la organización, donde
había calado una contracampaña anti acuerdos de paz que
ellos mismos habían impulsado, AGR y EYR lanzaron la
posición pro Acuerdo. Lo hicieron sin medir o mejor sin
importarles que habían formado al contingente por largos
años en una posición contraria. Recuérdese la insistente
lectura de la Crítica a la novela A la orilla del agua74, porque
promueve la amnistía. Esta era concebida, en general, como
inseparable del alistamiento en las filas del enemigo para
combatir la revolución. Todo eso y otros problemas

74
Es un texto de la revolución China, comentado por Mao Tse-tung.
71
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

ideológicos alimentaron el rechazo casi unánime que tuvieron
al principio las Cartas del 9375.

Pero la Historia nos ha dejado una ironía: la guerrilla M-19 no
sólo logró un acuerdo de paz, amnistía y participación política
―aunque con un alto costo en vidas de su militancia y
dirigentes―, sino que contribuyó decisivamente a que se
estableciera una Constitución más favorable al pueblo
colombiano: la de 1990.Las necesidades del pueblo
colombiano fueron consideradas por quien impulsó tal
acuerdo desde inicios de los 80,Jaime Bateman, como lo más
importante de las tratativas, no las libertades de sus dirigentes
en prisión; e incluso puso en segundo lugar su propia
participación política.

Hoy las FARC están en conversaciones con el gobierno
colombiano y pusieron como condición primera, una reforma
agraria. O, en todo caso, una nueva institucionalidad que
posibilite el acceso a la tierra para las masas campesinas más
pobres. Ya habían obtenido acuerdos mínimos en las
conversaciones en La Habana del 2012-2013. Pero la violación
por parte del gobierno colombiano de los avances suscritos,
había llevado a la guerrilla, a suspender las tratativas. Luego
se han reanudado aprobando un punto que permitirá a la
guerrilla participar en la vida política colombiana76. ¿Qué
lograron hasta hoy AGR y EYR?: ¿Acuerdo de Paz? ¿Amnistía?
¿Participación política? ¿Nueva Constitución? Para el

75
El otro fue que el gobierno lo presentó como «capitulación de la cúpula».
76
Las últimas informaciones hablan ya de que el Acuerdo de Paz del Estado
colombiano con las FARC se podría materializar en breve. [Nota de octubre del
2015]. El Acuerdo de Paz, fue firmado, finalmente, en agosto del 2016 y está a la
espera de un Plebiscito que lo confirme. Es una nueva lucha, sin duda. Pero ha sido,
hasta hoy, una resonante victoria política de las FARC. También celebra el gobierno
colombiano con Manual Santos. [Nota del 2016].
72
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

ponderado analista internacional Isaac Bigio, en un artículo de
inicios del 2013 en la revista Hildebrandt en sus trece:

«El senderismo ha quedado derrotado en las armas y en las
urnas. Es el descalabro absoluto77.»

4. Regresando al tema de la caída de setiembre
1992.

Pero esta hipótesis ―y a estas alturas ya no sólo
hipótesis―asentada en hechos macizos, acerca del
reblandecimiento oportunista ante las duras condiciones del
encierro—dureza propia de una guerra—, nos ha llevado a un
detenido análisis de las circunstancias que rodearon la caída
del 12 de setiembre de 1992, pues los problemas ideológicos
no nacen de la noche a la mañana.

Y en efecto, AGR y EYR, no vivieron la crudeza de la guerra.
Dirigieron burocráticamente siempre desde cómodas
mansiones limeñas y con un cierto estilo de vida. Los hábitos
cotidianos, repetidos por tantos años en esas frías pero muy
cómodas habitaciones, tienen que haber influido cuando
pasaron a un aislamiento absoluto en los inicios de su
detención.

Este problema expone a la luz, además, que existía el error de
ubicación de dirección, pues el centro de la guerra estaba en el
campo78. AGR desacató acuerdos respecto al traslado, durante

77
Isaac Bigio. «A 33 años del comienzo de la pesadilla». Hildebrandt en sus trece,
17-23 de mayo del 2013.
78
Eso es lo que AGR y EYR decían hasta el momento de su detención en setiembre
de 1992: «el centro de la guerra está en el campo», «el campo es principal, la
ciudad es complemento necesario». Hacia los años 90 decía que para que se
realizara la insurrección en ciudades, primero había que estabilizar el nuevo poder
73
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

¡12 años! Pero tuvo el cinismo de exigir que Óscar Ramírez
Durand (ORD) buscara un lugar donde ir a protegerse cuando
los hechos se precipitaban79. Claro que esto último aparece
más bien como la usual forma de ocultar su responsabilidad y
descargársela a otro. El poder de AGR era omnímodo y
hubiese bastado que lo dispusiese para que se ejecutara su
traslado.

El problema empeora porque AGR construye, después de su
detención, una inexistente línea burguesa en ciernes atribuible
a ORD, opuesta al traslado y, en consecuencia, causante de su
captura, buscando así dar una explicación al desastre vivido.
Con ello, invirtiendo responsabilidades, urdió la campaña para
enfrentar a la militancia contra ORD y aislarlo. Sentenciarán
que Feliciano lo «había entregado», que había hecho una
«ofrenda siniestra». Todo ello era mentira. Y en todo caso, tal
línea contraria no estuvo instalada sino en la cabeza de AGR,
pues los hechos prueban que fue opuesto a desplazarse al teatro
principal de la lucha armada.

en el campo, y que eso implicaba Bases de Apoyo más desarrolladas, etc. Que sólo
se estaban realizando preparativos de insurrección. Criticaban a Luis Arce Borja que
en El Diariose dijera que ya la insurrección estaba cerca. Luego, han empezado un
sistemático cambio de posición, una revisión de posiciones por lo bajo. Empezaron
por esto «Ayacucho fue la cuna, es en la ciudad donde la guerra se va a desarrollar»
(ante la CVR 2002-2003). En Memorias desde Némesis (2013) reivindican al
dirigente comunista albanés Enver Hoxa. ¿Por qué reivindican a quien ayer habían
satanizado de haber traicionado a Mao? Cabe considerar que, justamente, en el
balance del Plan de Inicio de la Lucha Armada, hubo crítica de algún dirigente del
Comité Central de que se aplicó un «Plan hoxista», en el cual las acciones se habrían
centrado en ciudad. AGR respondió condenando esta afirmación, diciendo que se
basaban en la prensa y la repicaban; que, por el contrario, la guerra tenía al campo
como su centro, etc. ¿Cómo es hoy y a dónde apuntan con su reivindicación de
Hoxa?
79
EYR le dijo a la CVR: ¡Medio año le dimos la tarea del traslado!, claro, para lavarse
las manos.
74
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

En una Conferencia de 1983, AGR se compromete a
trasladarse pero dice que lo hará con medios propios. Luego
de que pareciera haber insistencia al respecto―cosa que el
documento omite―, responde:
«En cuanto al trajinado problema del desplazamiento, nadie me
va a presionar.»80

¿Por qué no se dispensó ahí diciendo, recetas en mano81, que
tenía una enfermedad que le impedía ir a zonas de altura,
porque ello le causaría la muerte? ¿Por qué en documentos
posteriores a su captura, sostuvo que la preparación de la
insurrección en las ciudades demandaba, como condición, que
la guerra se desarrollara más en el campo ―y que las bases de
apoyo estuviesen más desenvueltas―, y que por esa razón y
para ese objetivo la dirección debía desplazarse hacia él?
¿Recién entonces debía trasladarse?

Cabe registrar la versión de Feliciano, en careo público con cc.
Luis (Pedro Quinteros Ayllón), donde se refiere al llevado y
traído traslado o desplazamiento de Abimael Guzmán:
«(…) si digo que Guzmán metafóricamente hace la guerra por
nintendo es porque es un cobarde como usted, que nunca quiso ir
al campo, acuérdese de la V Conferencia del PCP antiguo, de los
años 70, acuérdese de la lucha que hicieron con Patria (Roja),
contra Saturnino Paredes, el traslado de la dirección al campo; y
después, cuando estuvo en Sendero (Guzmán) se olvidó, porque
nos tonteó, porque nos dijo vayan ustedes avanzando, creen
condiciones en el campo y yo después me traslado. Hemos

80
Documento oficial de la II Sesión Plenaria del Comité Central Ampliado de enero
de 1983, pág. 22. Título: ¡Conquistar Bases![Nota del 2015].
81
AGR se había preparado para todo. Cuando se desplaza a Lima, antes del ILA 80,
había conseguido certificados de salud donde aparecía como una persona a la cual
la altura le afectaba mortalmente. Por eso preguntamos, ¿por qué no sacó ahí sus
certificados de salud? Podríamos lanzar esta hipótesis: estaba Norah.
75
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

esperado durante 12 años para que se traslade al campo, y
cuando adquirió poder ya no quiso trasladarse82»

AGR sostendrá, cuando ya es detenido y durante la «RC», que
él tenía que desplazarse, pero Feliciano se opuso para
preservar su feudo del «Regional Principal», entonces,
Feliciano lo entregó. No puede haber ya quien crea eso. A lo
que se suma la denuncia de Feliciano, corroborada por los
hechos, que AGR pretendía que toda la Dirección Central se
concentre en las ciudades ―A estas alturas esto ya suena
demasiado extraño, muy extraño―,lo que ya venía ocurriendo
por supuesto a espaldas del Partido. Así, las versiones que
AGR echa a rodar son múltiples y contrapuestas. ¿Cómo evita
que la militancia lo detecte y desentrañe? Los mecanismos con
que el «presidente Gonzalo» a través de su «pensamiento
Gonzalo» embrutece a sus seguidores para seguir mandando
sobre ellos con semejantes absurdos, merecerá un estudio
específico. Y no sólo político sino psicológico.

Se dilucida así otro problema en AGR: su constante
manipulación de los hechos. El forzar la realidad para que
calce con sus fines. Y la consiguiente búsqueda de chivos
expiatorios para mantenerse a cubierta de sus errores. Como
Jruschov. El problema parece haber existido en todo su
derrotero, pero se fue agravando. No aceptaba críticas, debido
a que, según su justificación, «a mí nadie me impuso nunca una
idea». Instaló en los niveles dirigentes el ardid revisionista de
que nadie podía discutir a su altura. ¿Puede llamarse de
izquierda un dirigente que piensa y actúa con semejantes
deformaciones burguesas83?

82
Acta de la Sala Penal del 6 de diciembre del 2005, página 28.
83
En el debate que intelectuales del pueblo libran en la revista popular Viejo Topo,
se deja al desnudo la magnitud de las fallas ideológicas de AGR y su «pensamiento
Gonzalo», en tanto que aquel magnificaba de un modo tremebundo su papel en la
76
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Debemos tener en cuenta que la gran mayoría de los
dirigentes que acompañaron a AGR eran muy jóvenes, pues,
desde la Reconstitución y antes de ILA 80,AGR se fue
desembarazando de una generación experimentada que le
planteaba debate y que le conocía muy bien en sus usos.

Feliciano, Margie Clavo Peralta y María Pantoja Sánchez,
tenían 26 años en 1979 cuando se aprueba el inicio de la lucha
armada. Elvia Zanabria, 27 años. Hugo Juárez Cruzatt, el
menor de los dirigentes centrales, tenía 24 años en 1979. Sólo
Augusta la Torre Carrasco, Elena Yparraguirre, Osmán Morote
Barrionuevo y Laura Zambrano pasaban los treinta años. Pero,
en último caso, todos tienen al frente a un dirigente como AGR
que en 1979 tiene 45 años, que ha estado en China, trae el
prestigio de una revolución triunfante, y ha sumado el
prestigio de colocarse como el continuador y desarrollador de
JCM. Además de su esmerado esfuerzo por dejar patente que
posee cualidades políticas e intelectuales muy superiores.

« ¡Qué podíamos discutirle al Dr.!», sostienen aún algunos de
los que fueran bisoños dirigentes en aquel entonces. Son,
justamente, los que defienden a capa y espada que criticar a
AGR es «antagónico», «porque el pensamiento Gonzalo no
contiene errores». Posiciones antimarxistas sembradas por el
líder infalible y que sus obsecuentes secuaces repiten.

Nos interesa aclarar lo ocurrido en la detención de
setiembre de 1992.

revolución mundial. Hablaba de que con el ILA 80 se entró a la Ofensiva Estratégica
de la Revolución Mundial, cuando esta había sufrido la pérdida de su mayor
dirigente, el presidente Mao, y luego la prisión del grupo de Shangai, encabezado
por la cc. Chiang Ching. Es decir, cuando la el proletariado chino había perdido el
poder, y en la década de los 50 lo había perdido el proletariado soviético.
77
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

A pesar de que en junio 1990 habían caído todo el aparato de
propaganda y el archivo central ubicado en una casa del
exclusivo Monterrico84AGR siguió en el inmueble donde, al
parecer habitaba desde 1988, o antes, junto con EYR. Ubicada
en Buenavista, en San Borja ― ¡Ojo!, en la misma Villa Militar
del Ejército85―, estaba apenas a cinco minutos en auto86 de la
casa que había sido intervenida el 1 de junio de 1990. Es decir,
AGR decidió una vez más no moverse a pesar de los golpes y
los riesgos. En esas circunstancias es que define que ya se
alcanzó el «Equilibrio Estratégico».

A la luz de nuevos datos, la información acerca de Luis Arana
Franco como componente logístico ―el dinero para la
Dirección Central a través de la Academia César Vallejo― la
obtuvieron de dicha caída de documentos de junio de 199087.
O sea, más de dos años antes de la captura.

84
1° de junio de 1990, «Operación Isa». Es el primer operativo de envergadura del
GEIN. Intervienen una treintena de viviendas, entre ellas una residencia en la Calle
Dos Nº 459, en la urbanización Mariscal Castilla, en Monterrico. Ahí se habría
realizado el «I Congreso». Según Benedicto Jiménez, sin que ellos lo supieran, AGR
vivía en Buenavista. Sólo iba al local de Monterrico para determinadas reuniones; la
cercanía le favorecía para sus desplazamientos; y luego de que cae el local de
Monterrico, AGR no cambia de lugar, se mantuvo en Buenavista.
85
Este es un tema hasta hoy poco analizado. Y cuando uno se detiene en él, se
desdibuja cada vez más el concepto de que fue una idea brillante o genial, como
afirma de manera sobreactuada y sin convicción Benedicto Jiménez (incluso, parece
ironizar). En esos mismos entornos, por filtraciones que no pueden evitar, se
reúnen bajo diversas formas, aparatos de inteligencia y otros, para montar sus
operaciones encubiertas. [Nota del 2016]
87
La caída del 4 de junio de 1990, la de Monterrico, dio pie al descubrimiento de la
existencia de los aparatos centrales de apoyo y de sus responsables. Entre ellos
ubican al «camarada Abel», Luis Arana Franco (Pág. 76-77 de La captura del
Presidente Gonzalo (2012)). Dice demás Jiménez (Págs. 126-127) que sabían de
Arana desde la Operación ISA realizada el 1 de junio del mismo año, o sea apenas
unos días antes; pero cuya información básica tenían desde 5 años atrás, que
Jiménez afirma decidió guardar. Tal operación ISA empieza a organizarse en enero
78
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

«En la lista también estaba el Camarada ‘Abel’, sujeto que
conocíamos y ya teníamos su nombre verdadero (Luis Alberto
Arana Franco). Su casa había estado en vigilancia desde el inicio
de la Operación ISA.

La aparición del Camarada ‘Abel’ en la lista, confirmó nuestras
sospechas que era un importante dirigente senderista.

Los agentes lo llamaban ‘Sotil? Por su gran parecido con un
famoso futbolista peruano y que era el hombre orquesta o el que
‘pasaba la pelota’ (se encargaba de la parte logística debido a su
cargo que tenía como Tesorero de la Academia César Vallejo).

Después de la caída de la casa de Monterrico, como era de
esperarse, ‘Abel’ se cambió de casa y los sabuesos del GEIN lo
siguieron hasta ubicar el nuevo apartamento y lo dejaron para
que vuelva a sentirse confiado o tenga la seguridad de que no
tiene ‘cola’ (seguimiento)» (Págs. 77-78).

de 1990 y les llevaría a un aparato el GAP (Grupo de Apoyo Partidario), el cual a su
vez los conduce a Monterrico. Y en Monterrico obtienen la lista completa de los
aparatos centrales de apoyo a la dirección del PCP. [Nota del 2015]
79
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

--------«DESPLAZAMIENTO» Y SUCESOS

80
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

1. San Borja Norte. Calle Buenavista 265, a pocas cuadras del cuartel General
del Ejército o «Pentagonito»(más o menos 1987 a diciembre de 1990). I
Congreso (en Monterrico) y muerte de Norah.

2. Miraflores. Av. General Silva 451. Del 1° de enero de 1991-abril de 1992. El
14 de enero: Paro Armado. El 15 de enero: asesinato de María Elena
Moyano en el distrito de Villa El Salvador.

3. Surquillo. Calle 2. De abril a Setiembre de 1992 En julio atentado en la
calle Tarata, cerca del Óvalo de Miraflores.

81
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

También ahí Benedicto Jiménez dice que decidió guardar esos
datos. Y en su versión, que terminó siendo la versión oficial,
Arana, que había podido reunirse con AGR más de una vez,
habría dado la pista para su detención, recién semanas antes
de la captura, en setiembre de 1992. Todo eso es muy extraño.

El nuevo gobierno, a través de VMT sin duda tuvo
conocimiento de la magnitud de lo conseguido en esa
intervención de junio de 1990 y del papel de Arana Franco en
la logística de la dirección del PCP (lo entendía también el
GEIN). Esto queda patente en conversación de VMT con el
periodista Patricio Ricketts, en 1999. VMT sostiene que a Ketín
Vidal se le había destinado a la Dincote para que ejecutara un
penal sin arquero, en tanto que tenían a Arana88.Como ya
vimos, de Arana sabían desde mediados de 1990.Vidal asume
el cargo de director de la Dincote tras la salida de Héctor John
Caro 89 en 1991. Osea, tenían que haber sabido de los
antecedentes y avances de la inteligencia respecto al objetivo
de capturar a la dirección de la subversión. Es más según BJ,
aún antes de asumir su cargo, Vidal visitaba las oficinas del

88
Textualmente: «él es un futbolista que se le pone a patear un penal sin arquero».
Está en un vídeo en la red. Pero también en una transcripción oficial del Congreso,
N° 1312: «Reunión Doctor-Patricio Ricketts», página 25,del 12/01/1998. La versión
oficial, la de Benedicto Jiménez, sostiene que Arana Franco fue detenido el 20 de
junio de 1992. O sea, unos dos años después de que se supiera de su existencia y
de su papel en la organización subversiva. En su libro, Inicio, desarrollo y ocaso del
terrorismo en el Perú, Tomo II (1999), Jiménez Baca sostiene que liberada la esposa
de Franco a cambio de dar información: «Sotil» (Arana) aceptó y en señal de
agradecimiento empezó a confirmar datos que nosotros ya conocíamos. En una de
las tantas entrevistas hizo una revelación que nos dejó electrizados: comentó que
Guzmán estaba en Lima, pues le había visto en una reunión secreta a la que había
ido llevado por “Arturo”, el 4 de abril de 1992». ¿No está sobreactuando Benedicto
Jiménez? Es evidente que en diciembre de 1990 él sabía que AGR estaba o podía
estar en la casa de Buenavista y decidió que la intervención no se realizara.
89
John Caro, a su vez, había sustituido al General Oblitas, quien ―por investigación
del periodista GG― se había insubordinado a las órdenes del más alto nivel que le
conminaban a abortar el operativo de diciembre de 1990.
82
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

GEIN para enterarse de las últimas e informar a Vladimiro
Montesinos90. Caro, antecesor de Ketín Vidal, hará por su parte
esta revelación importante en setiembre del 2014:
«Nosotros hicimos que oficiales consiguieran un trabajo de
recogedores de basura en San Borja, se ganaron la confianza de
algunas personas e investigaron y así se llegó en el 91 a la casa de
Buenavista, a tres cuadras del Pentagonito, ahí se vio a Abimael
Guzmán91».

Por lo menos está confirmando lo que ya en diciembre de
1990 se sabía, y que Benedicto Jiménez buscó disimular con
aquello de que se quedó «electrizado» cuando Arana le dijo
¡que Abimael estaba en Lima! Sólo que John Caro le está
aumentando un año para evitar quedar involucrado en la
operación que abortó la captura, justamente reemplazando al
general Oblitas ese mismo año 1990.

De todos modos, ¿Qué papel tuvo ahí la información
proporcionada por Arana? ¿Desde cuándo cumplió un papel?
¿Desde que lo detuvieron en junio de 1992, según la versión
oficial, o antes, en la medida que los servicios de inteligencia
ya sabían de él?

Así, todo indica que el GEIN tenía información antes que Arana
les confirmara los datos, pero también la tenía el gobierno. Y,
más aún, se observa que se trataron de canales paralelos: el de
Ketín Vidal y el de Benedicto Jiménez. Gustavo Gorriti ha
señalado que Benedicto Jiménez habría tenido determinados
vínculos con Vladimiro Montesinos. El hecho de que Ketín
Vidal se atribuyese el éxito de la captura no habla, para nada,
de divergencias con la política antisubversiva del gobierno.

90
Benedicto Jiménez, op.cit. págs. 92-93, Capítulo 8, Los Cazafantasmas. [Nota del
2015]
91
Entrevista en radio Exitosa, 12 de setiembre del 2014 [Nota del 2015]
83
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Esto ha sido una creación de gente como Carlos Tapia. Sino
una acción en la que quiso capitalizar como propio ese logro.
Ante las represalias que se le venían porque habían actuado
sin avisar e incluso habían difundido la captura motu proprio,
Ketín creó la imagen de que el oficial Marco Miyashiro había
filtrado las imágenes del día 12 de setiembre. De ese modo,
Vidal retomó su vieja amistad y alianza con VMT. Ahí está un
vídeo de 1999, donde charlan en la salita del SIN92. Según
testimonios posteriores, la captura se vio acelerada por los
propios agentes, que tomaron la decisión de permanecer en
sus puestos de vigilancia pese a la orden en contrario de
Jiménez ―otra vez Jiménez: una cosa sumamente extraña― y,
por otra parte, que al capturar a un miembro de la subversión,
precipitaron las cosas al punto de que Benedicto Jiménez ya
no pudo dar marcha atrás93.

¿Qué dicen todos estos datos? Señalan que a pesar de que
muchas cosas se aclararon, sigue habiendo gato encerrado
respecto a la captura de AGR y la Dirección Central.

92
Aún se puede encontrar en la red: https://www.youtube.com/watch?v=ZeD4-
2BWmUU. Fue el 25 de diciembre de 1999.
93
Ver Caretas, «El vigía terco», Américo Zambrano. 6 de setiembre del 2012. Págs.
10-17. Este texto resume la cuestión: «Lo siguieron y descubrieron que se trataba
de Zenón Vargas, “Zorro”, el coordinador de Sendero Luminoso. Jiménez ordenó
vigilarlo, pero el teniente Gil, temiendo que éste se escape para siempre, convenció
a Bonilla para echarle el guante. Lo detuvieron cerca al paradero de la av. México
en la Vía Expresa ante el estupor de los “marcadores” del GEIN que seguían al
“Zorro”. Era la mañana del 12 de septiembre de 1992. Cuando Jiménez llamó por
radio a Gil y le preguntó: “¿dónde está el ‘Zorro’, hijo?”, Gil le contestó, suelto de
huesos: “Detenido, en el sótano de la ‘Fortaleza’ (la Dincote) “.Jiménez montó en
cólera. La inesperada detención del “Zorro” ponía en riesgo la vigilancia encubierta
en el Castillo. Intervenir la academia de baile no estaba en los planes de Jiménez,
pero ahora no había otra alternativa. El operativo se debía ejecutar esa misma
noche». BJ, en su libro del 2012 busca negar su decisión de abandono de ‘El
Castillo’, pero los testimonios de los agentes están ahí. [Nota del 2015]

84
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

En el análisis de ese período crucial de dos años, años de
caídas de aparatos centrales cercanos a la Dirección, caída de
documentos confidenciales y detalladas relaciones de aparatos
completos a nivel nacional, se ve que AGR alcanza la cima de
su inoperancia e incapacidad para dirigir cuando se
desencadenan estos acontecimientos. Él se ha esmerado en
decir, contra todo atisbo de crítica y prevenciones acerca de
los riesgos, que la perspectiva es brillante. Que a pesar de todo
sabe navegar en aguas turbulentas. Pero lo real es que se ha
enredado en la complejidad de la guerra y la ha llevado a una
grave situación. Elude tratar a fondo los golpes de la
inteligencia enemiga contra el Partido, porque sabe que ahí
está su propia responsabilidad.

Tal conclusión se obtiene del análisis de las caídas, y su
relación con los Plenos I, II y III posteriores al «I
Congreso» 94 .Esos eventos se realizaron en esas críticas
circunstancias, y en casas que estaban sometidas a turnos de
vigilancia del GEIN. Lejos de explicar a la organización los
graves peligros que acechan, AGR seguirá afirmando que se
adentran a la inevitable conquista del poder total, porque
«estamos condenados a triunfar, es una hermosa condena»,
etc., etc. 95 Y que había llegado el momento de iniciar
«preparativos de insurrección». Ese mismo movimiento
fantástico de la cabeza (Mofadec) lo acaba de reeditar hace
muy poco, luego del descalabro del Movadef ante el JNE96.

94
Este punto está detallado por Benedicto Jiménez en el libro citado, precisamente
porque desde mediados de 1990 tenían la información sobre la marcha de todos los
aparatos centrales y las principales casas donde se reunía la dirección del Partido.
Aunque Jiménez, como lo remarcamos, pretende que no sabían lo que tenían entre
manos.[Nota del 2015]
95
Feliciano sostiene en El Megajuicio de Sendero, que teniendo la otra colina toda
la información del Partido, la guerra entraba a su derrota.
96
Se refiere a la decisión de «desistimiento», con lo cual definieron que no
insistirían en reclamar su inscripción como fuerza electoral. Luego de ese fracaso
85
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

En el Informe Construir la Conquista del Poder con el
que concluye el II Pleno en marzo de 1991—que define el
nuevo plan del mismo nombre—AGR remarca que ya se
alcanzó el Equilibrio Estratégico 97 y frente a las débiles
objeciones98 lo impone como algo incuestionable. Desde ahí, a
todas luces, se justificarán nuevas exigencias en el accionar
armado para remecer más el país.

Pero, justamente tres meses antes ―en diciembre de 199099―
habían hecho caer el núcleo del archivo partidario de la
calle Buenavista. Esta caída de información confidencial, era
de naturaleza aún más interna y decisiva. De esta última casa
se desplazaron sólo un día antes del operativo que pudo
haberlos capturado pero para irse a un distrito cercano,

cosechado, tanto para aplacar a la militancia y echar humo ante el
desenmascaramiento que se les venía; así como para realizar una pataleta, de
modo que el Estado Peruano les admita en el redil electoral, pasaron a una nueva
patraña: ¡Iniciar preparativos de Insurrección! [Nota del 2013]
97
Para ORD esto no era sino un «tocata y fuga». O sea un proclamar con estridencia
el avance de la lucha armada para escapar y guarecerse. En el documento Luchar
por un Acuerdo de Paz (1994), AGR empieza a revisar sus posiciones: ya no habla de
que la guerra «se enrumbaba a la conquista del poder total», no; ahí ya dice que «la
guerra se enrumbaba [solamente] a la construcción de la conquista del poder».
98
AGR sostendrá en los documentos de la «Ronda de Conversaciones», en defensa
de su «Equilibrio Estratégico»: «Ya diremos quiénes guardaron silencio cuando
planteamos que habíamos alcanzado el Equilibrio Estratégico». Según nuestras
fuentes, ahora andan diciendo que se planteó lo de Equilibrio Estratégico, «sólo con
fines propagandísticos». Asunto resuelto. Similar a la posición de que la sociedad
peruana en 1980 estaba conformada por el «70% de campesinos». Como los
hechos los han desvirtuado están empezando a decir: «Solo lo habíamos dicho con
fines propagandísticos». Carecen hasta de imaginación para arreglar sus
desmadres. Cf. Artículo de César Lévano republicado en el diario La primera
(20/04/2014), acerca de la posición de Mariátegui sobre el carácter de la sociedad
peruana hacia 1929. Ahí, en un aparte, está la referencia acerca de «fines
propagandísticos» obtenida, según afirma, de fuentes confiables. [Nota del 2016]

86
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Surquillo. De esa caída de diciembre aparecen los vídeos de la
danza, Zorba el griego. Para los efectivos de Inteligencia, si
bien ya desde mediados de 1990 estaban tras los pasos de la
Dirección del PCP―caída del archivo de Monterrico―, con esta
información obtenida en diciembre del mismo año, están
convencidos de que están cerca, que casi los tienen. O tal vez,
mucho más que eso.

Es decir, mientras los sabuesos del GEIN los tiene casi en sus
manos, AGR y EYR no sólo no se desplazan―se entiende a un
lugar seguro―, sino que es en esas circunstancias donde
insisten que se ha alcanzado el Equilibrio Estratégico, y donde
llaman a remecer más el país. Recién ahí aparentan abordar los
graves problemas que por largos años no habían querido
reconocer. Esta dinámica persiste en los dirigentes del PCP-SL:
ciegos a los cambios, sordos a las prevenciones, obcecados
ante las críticas; las cuales responden forzando la realidad,
fugando hacia el futuro y adoptando medidas orgánicas y
sanciones punitivas para acallarlas. Y luego del porrazo y
cuando ya es tarde, ¡recién!, descubren los problemas, sin
asumir el error, porque «el Partido nunca se equivoca»; y sin
admitir que hubo quienes tuvieron la «osadía atrevida» de
señalarlos.

Desde 1991 recién «analizan»―o fingen hacerlo―cómo va en
concreto la política de frente único. Ya se había vertebrado un
frente en contra, que venía esbozándose desde 1988. Recién
ahí dejan aparentemente de lado su usual control estadístico
de acciones militares con el cual buscan demostrar que la
guerra apunta a la conquista del Poder. Mientras que, en medio
de su inoperancia, la construcción y la política de frente único,
en tanto no eran lo principal, estaban en una situación
rezagada y desastrosa. Recién ahí recapacitan en alguna
medida sobre viejos problemas que nunca quisieron escuchar
cuando arreciaban las críticas. Por ejemplo lo del campesinado
87
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

y las mesnadas; es decir, cuando la reacción ya estaba a punto
de capturarlos.

Y recién en el III Pleno, es decir en el evento de 1992 que se
realizaba cuando los capturan, AGR habla de las formas
militares más altas. De que se debe formar ejército regular, de
que hay que formar Ejército Popular de Liberación porque
EEUU va a intervenir 100 , que no cabe realizar golpes
indiscriminados a las mesnadas, del problema de restringir los
aniquilamientos selectivos, de «ajustarse más a Ginebra».
¿Cuándo lo habían hecho antes? En el I Congreso AGR se
burlaba de Ginebra. Claro, luego de su detención, para
justificar su «nueva estrategia política»―que engendrará una
nueva derrota―, dirá que debido a su detención, esos graves
problemas no podían ser resueltos sino por él. Que lo único que
cabía es que lo saquen (los saquen) de prisión. Es trágico el
destino de nuestra gesta. La camarilla de AGR y EYR, la misma
que despeñó y hundió la guerra popular, se proclamó también
su salvadora.

Pero retomemos. Cabe pensar, entonces, que dentro de estas
circunstancias donde, a todas luces se ve que se ha llevado al
conjunto de la guerra a una situación crítica—para Oscar
Ramírez Durand, a un callejón sin salida—, es cuando se oye en
todo su esplendor el Canto del Cisne. En esos dos años
decisivos y sobre todo en el último, el 92, se multiplicarán las
acciones militares. Muchas de ellas descabelladas como la de
Tarata. Sobre ella, AGR dirá primero que el lugar «no era ese».
¿Cuál era? Luego, que «fue un «error». Y concluirá,
limpiándose en el contingente ―hace muy poco―, que eso «lo

100
Es importante volver a analizar la idea sostenida por AGR, incluso en los
documentos posteriores a 1992, que la idea era «inducir» el ingreso de EE.UU. No le
habíamos prestado la atención que se merece. [Nota del 2015]
88
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

decidió y realizó un Comité Zonal», que la DC no supo de esa
acción101.

Guzmán e Yparraguirre quizá estaban buscando dejar patente
que la guerra había llegado «a su más alto nivel». Era el mérito
que podían reclamar ante lo que se venía. O, una manera de
disimular la magnitud de los golpes recibidos en las caídas de
aparatos completos. O, en todo caso, y es la interpretación más
audaz ya lanzada por alguna fracción: para dejar sentado,
antes de entregarse, que el adversario tenía mucho que
negociar pues se trataba de una guerra con capacidad de
golpear. En el entorno del Partido y sus aparatos, sin duda,
AGR y EYR estaban buscando dejar la nítida impresión de que
todo marchaba bien, porque lo militar marchaba bien, y que la
Conquista del Poder estaba cerca.

No tiene ningún sentido afirmar ahora que hacia 1992 la
guerrilla estaba «ganando la guerra»; que EE.UU estaba a
punto de intervenir, cuando ahora está claro que el propio
gobierno la dejó actuar a sus anchas y EEUU a través de VMT
lo sabía. Se ha derrumbado el último vestigio de estas
elucubraciones a partir de las cuales AGR y EYR han jugado a
mariscales victoriosos de una guerra donde el único problema
fue supuestamente que Feliciano los entregó.

AGR y EYR ―expertos en preservar sus individuos― sabían,
más bien, que se cerraban las salidas y que podían caer en
cualquier momento. El asunto se ha aclarado plenamente a
inicios del 2014. Salió en La Primera—hoy diario UNO— el 5 y
6 de enero, 2014: «Historia de una traición I-II: Abimael
Guzmán pudo caer dos años antes». En la nota se describe que

101
AGR utilizó, una vez más, al abogado Alfredo Crespo, para difundir esta posición.
«Mi patrocinado dice...». Fue en el juicio sobre Tarata, a inicios del 2014. De ese
modo, también, la duda una vez más queda instalada. Hay ccs. que dicen. ¿No ven?
Es Alfredo Crespo el que está diciéndolo, no el «presidente Gonzalo».
89
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

agentes del GEIN testificaron en una ceremonia en el Congreso
de la República, que la captura de AGR se suspendió por una
orden del más alto nivel. Precisamente en diciembre de 1990,
cuando recién se había instalado el nuevo gobierno de
Fujimori y ya se barajaba el plan golpista.

Coincide plenamente con lo que arriba veníamos describiendo.
Con el testimonio de ORD, y con las apreciaciones de Carlos
Tapia, que ha venido siguiendo el tema. Y coincide con el
silencio de Benedicto Jiménez en su libro referido102 donde
confunde fechas adrede y omite cosas obvias. Por ejemplo, BJ
no es convincente en precisar cómo es que se les «escapó»
AGR en diciembre de 1990, y sólo señala que alguien alertó a
AGR para que fugara. En los testimonios del 2014 citados por
La Primera, se aprecia que en setiembre de 1990el GEIN tenía
la convicción de que en la Calle Buenavista 265 estaba AGR
por las pruebas recogidas en los desperdicios: subrayas
manuscritas de puño de AGR y medicina para la psoriasis. Así,
está claro que la dirección del PCP fue usada y manipulada
incluso durante el imaginario «Equilibrio Estratégico» que
proclamó haber alcanzado ese año 1990.

Ha sido corroborado que a fines de diciembre a AGR y EYR les
pasan un papel bajo la puerta para que fuguen de aquella
casa103. De eso fue testigo ORD y lo señala en El megajuicio de

102
Benedicto Jiménez Baca, La captura del «presidente Gonzalo».
103
La propia EYR se lo ha confirmado a Gustavo Gorriti. Éste lo señala en la serie de
artículos respecto al tema Buenavista, en el 2008.Es evidente que en diciembre de
1990 BJB sabía que AGR estaba o podía estar en la casa de Buenavista y decidió
que la intervención no se realizara. Lo escrito por el periodista de investigación es
macizo. En el libro La captura del «presidente Gonzalo» (2012), libro para maquillar
lo que Gorriti le había desnudado, Jiménez ensaya otras salidas. Por ejemplo,
desliza que quien alertó a la dirección subversiva fue un «infiltrado en la DINCOTE»
(Pág. 176). Respecto a la orden de abortar el operativo, que Gorriti ha
documentado con testimonios sobre la cadena de mandos y que vino de las más
altas instancias del gobierno, Jiménez responde: «Después de esta intervención, se
90
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Sendero (2006). Que un dirigente revolucionario y el comando
de la guerra escaparan de las garras enemigas no podía menos
que regocijarnos. Pero de lo que se trata aquí es por qué lo
dejaron escapar. Ocurre algo similar en las condiciones de
prisión. Satisface que un prisionero obtenga la libertad y
abandone aquellas sórdidas mazmorras. Pero llama a la mayor
preocupación y a redoblar la vigilancia cuando lo dejan ir sin
más.

En nuestra investigación del año 2014 encontramos un
reportaje televisivo del 2010 y, finalmente, a la fuente original
de esta investigación. No era otra que la del periodista Gustavo
Gorriti. En el 2008 Gorriti, ya había hecho esos
descubrimientos, los había publicado en Caretas y había
sostenido una polémica con Benedicto Jiménez. No obstante, la
prensa no siguió tocando el tema ni profundizó en estas
revelaciones. Ellas cambiaban drásticamente la imagen de la
captura de AGR, el mayor hito de la lucha contrasubversiva.
Senderólogos como Carlos Tapia siguieron abordando el
asunto, casi como si se tratara de una indagación suya. Los
acontecimientos no han hecho sino confirmar la investigación
de Gorriti104. Se ha confirmado, de manera clara, que la
detención de AGR y la Dirección Central del PCP fue «abortada»
o pospuesta, para poder montar el golpe del 5 de abril de 1992.

tejieron una serie de conjeturas, por lo demás antojadizas…». «En síntesis, los
Generales que dirigían la DINCOTE no intervenían en las decisiones tácticas que
tomaba el Jefe del GEIN. La razón es sencilla: no querían fracasar; sólo se subían al
coche, si la operación era exitosa» (Pág. 169)
104
Como referencia muy precisa leer «Rashomon en el GEIN» y este párrafo: «La
historia es compleja, sin embargo, y hay en ella claroscuros que deben ser descritos
y sombras que deben también ser aclaradas. Por lo pronto, Jiménez niega que se
haya estado a punto de capturar a Abimael Guzmán en diciembre de 1990 y que
esa operación fuera impedida por el gobierno de Fujimori a través de la
defenestración sumaria del general PNP-PT Oblitas». Caretas, Edición N 2013, 31 de
enero 2008.
91
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Ante la eventualidad tan clara de la detención sólo cabían dos
posibilidades a la dirección del PCP. La primera, salir de
inmediato fuera de la capital para seguir combatiendo y
reorganizar todo—cosa que no hicieron—;y la segunda,
ponerse a pensar en qué condiciones se daría tal detención y
como buscar preservar sus valiosos individuos. Es decir,
entregarse.

Decidieron hacer esto último, por más que luego se excusen
con nuevos y torpes acomodos. ¿De qué otra manera se
entiende que no hubiera ninguna defensa ni plan militar105
para evacuar y garantizar la retirada de la Dirección?¿En que
quedó la tesis de la militarización del Partido, gran aporte del
«pensamiento Gonzalo» a la revolución mundial?¿Es que
siempre estuvieron así, sin un aparato de seguridad que los
protegiera 106 ? EYR, muy a su estilo, ha deslizado esta
afirmación: «por experiencia internacional, en las casas donde
viven los dirigentes no debe haber armas». Esa posición
encubre que prefirieron evitar cualquier riesgo de enfrentarse
armadamente. En la guerra popular, por testimonios de
cuadros partidarios, las reuniones de los organismos
dirigentes eran realizadas con aparatos de vigilancia, armados,
bajo plan de evacuación ante la eventualidad de que se
presentaran problemas. ¿Y la Dirección Central?

105
¿No reivindican AGR y EYR a más no poder la tesis de la Militarización del
Partido? ¿No regía para ellos, entonces? «En el lugar donde viven los dirigentes
nunca debe haber armas, dice [EYR] con mucho énfasis», página 176. A partir de
aquí, el autor llega a conclusiones nada favorable a la camarilla. Ver Profetas del
odio…. pág. 176-179.
106
La respuesta de AGR acerca de por qué cayó sin resguardo, es que no le alcanzó
el tiempo para hacer una «llamada telefónica». En El megajuicio de Sendero, ORD
concluye que AGR les había mentido cuando él le preguntó si había armas para
organizar la defensa y la retirada, debido que les habían deslizado una nota bajo la
puerta, lo cual probaba que la reacción peruana los tenía ubicados.
92
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Desde ahí empieza la claudicación que hemos venido
rastreando. AGR y EYR estuvieron desde siempre, y con más
énfasis antes de su caída, dispuestos a entregarse sin disparar
un solo tiro. Y no hemos sido los únicos ni los primeros que
hemos concluido así. En El pez fuera del agua (2009)107, el
intelectual marxista, Eduardo Ibarra, plantea esto de la
claudicación en la caída, bajo conceptos razonables de lucha
revolucionaria. Con más razón, salta a la vista, si se evalúa
desde la experiencia militar de la guerra popular. Su carácter
de camarilla de derecha vestida de izquierda, aquí se desnuda
por completo. Pero si hasta ahí Guzmán e Yparraguirre
perpetraron un crimen contra la revolución al entregarse, es
más grave aún porque decidieron entregarse con la Dirección
Central en pleno. Esto es, decidieron evitar, a toda costa, que
dirigentes forjados en la guerra y con un nivel de autoridad
reconocida, pudieran proseguirla108. ¿Qué nombre tiene este
agravante?

Fieles a la posición de que primero se debe escuchar al
Partido, no hemos hecho sino esperar una explicación
convincente sobre el fracaso, que nunca llegó. Y, los últimos
años, nos dedicamos a analizar el porqué de un silencio de dos
décadas, que se convirtió en una mudez absoluta en el

107
Eduardo Ibarra fue miembro del Partido antes de iniciarse la Lucha Armada. La
discrepancia central con AGR, según sostiene, estuvo en la cuestión de Mariátegui.
Para Ibarra, AGR abandona a Mariátegui y esa es la razón de su debacle. Concibe la
caída de AGR como una claudicación «sin disparar un tiro». Nosotros,
independientemente, pero conociendo su posición sobre la caída, terminamos por
llegar a lo mismo.
108
Un material difundido en internet: «Gonzalo y su recodo» (2011), que recoge las
posiciones de proseguir la guerra, del VRAEM, va aún más allá. Dice que AGR
negoció su entrega con el gobierno de Fujimori. Por esa razón, sostienen, no hubo
tal detención ni asalto de la casa de Los Sauces en Surquillo. Sino una entrega
concertada. Merece analizar, pero en las imágenes parece apreciarse que irrumpen
en la casa y sorprenden a dirigentes como Laura Zambrano y María Pantoja.
93
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

«Megaproceso», y una revisión inaudita e inaceptable de los
sucesos históricos, poco después.

Lo que sigue es historia conocida. Aparentemente, se
aseguraron de que no serían asesinados durante la detención.
Se cercioraron de que quien los detuvo era la Dincote, y se
tranquilizaron109. Y en la primera ocasión que se les presentó,
pasaron a negociar condiciones110. Ahí entra a tallar VMT.

AGR sabía cómo había dejado la guerra, y quizá desde ahí cree
o sueña que puede negociar un Acuerdo de Paz que, como
sabemos, a la otra colina no le interesaba. Recién aquí cobra
mejor sentido que insistan que, en la Dircote, ellos ya tenían la
idea de tratativas (pero a espaldas del Partido, no sabemos
hasta qué nivel) 111 . Detenido el líder y sus cercanos
colaboradores, lo único que quedaba según AGR era negociar,
centrando por supuesto en su propia libertad en la medida
que es «insustituible» 112 . Esa orientación, la forma y
109
Se ha reparado, como un ángulo nuevo de observación, que AGR no se mueve
de su sillón al ser detenido. Las camaradas mujeres tienen que protegerlo a él, no
es él quien debe adoptar la iniciativa de proteger al contingente de dirección. Por
otra parte, se aprecia que está preocupado de que lo asesinen, y remarca que «las
ideas quedarán». O sea, parece que nunca estuvo preparado para ser costo. Aquello
de llevar la vida en la punta de los dedos, era para otros, no para él.
110
Desde este seguimiento, queda abierta la posibilidad de que AGR y EYR hubieran
estado negociando con el Estado Peruano, antes de su caída. Por ahora, no
desarrollaremos esta conjetura. [Nota del 2016].
111
En el documento 1992, Giro estratégico… AGR y EYR ―acomodando mejor las
cosas dichas a Gonzalo Portocarrero―ahora sostienen que en la Dincote, durante
su detención, ya habían tratado con los dirigentes centrales para asumir una
tratativa política. Es la primera vez que se afirma esto pues nunca lo dijeron. ¿Qué
opinan aquellos dirigentes centrales? ¿Han decidido prestarse a esta nueva
coartada? ¿Dónde queda entonces, una vez más, aquello de que luego de una
sesuda reflexión de un año, casi exclusivamente en el problema de dirección, brotó
la idea de solución política?
112
Se pretende que, al decir «el presidente Gonzalo se queda como garantía» en la
falsa «ronda de conversaciones», era suficiente para emboscar que lo más
importante para ellos, es su propia libertad.
94
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

condiciones en que negoció, condujeron al desastre más
completo: la derrota de la guerra y la escisión y destrucción
del Partido.

De manera que no hubo Acuerdo 1] porque el gobierno no
quería Acuerdo. Que el gobierno o una parte de él buscaban
Acuerdo de Paz, había sido una nueva invención alucinatoria
de AGR y EYR. Y no hubo acuerdo1132] por el papel de la
oposición ―configurada por diversas fuerzas―que por un lado
tenía cuentas pendientes con el PCP-SL 114 y estaba
confrontada con el régimen desde el golpe del 5 de abril de
1992. Y, en última instancia, 3] porque el Proseguirla guerra
decidió oponerse. En ese orden de cosas115. La principal causa
de que no hubiera tal Acuerdo es que al gobierno no le
interesaba, y la dirección del PCP no tenía desde prisión
capacidad de decidir.

Acerca de ORD y su rechazo a una salida política, asumida
desde su propia e independiente comprensión. No sólo era
pedirle demasiado —AGR no había preconizado la formación

113
En el 2013 estaba claro que esta mentira había caído, que la habíamos
derribado. Es muy probable que la camarilla, conocedora de este documento, en
aquel entonces en su fase de consultas, pasara a cambiar la versión que los
colocaba en la picota. Por eso desde ahora remarcan que lo de Acuerdo de Paz fue
posición del partido mientras que Pacificación fue posición de la otra colina. ¿Cuál
era entonces el campo de convergencia? ¿Y cómo queda aquello de que el
proseguir la guerra fuera el principal responsable de que no hubiera Acuerdo, en
virtud de lo cual se determinó librar una lucha antagónica para arrasar y
demoler?[Nota del 2015].
114
AGR y EYR creen que después de haber mandado a aniquilar a militantes,
dirigentes y autoridades de la izquierda, éstos deben felicitarlos; sólo porque hoy
proclama «no al odio y encono».
115
Ese orden de responsabilidades lo han replanteado y revisado, sin autocrítica,
AGR y EYR, en el documento citado: 1992, Giro estratégico…Y luego, lo han
convalidado en el documento del 35 Aniversario: Ahí ya no es la línea del proseguir
el «principal opositor a un Acuerdo de Paz», sino el gobierno. A continuación ponen
al proseguir. [Nota del 2015].
95
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

de personas de ese tipo—, sino que se estaba cosechando lo
sembrado respecto a la campaña anti Acuerdos de Paz; y de
que éstos acuerdos sólo tenían razón de ser, en cuanto
suscribieran sobre el papel lo que se obtuviera en el campo de
batalla, esto es la victoria completa de la guerra popular y la
capitulación del enemigo.

Agreguemos lo siguiente: ¿Cómo el gobierno podía aceptar un
Acuerdo, obviamente favorable a la subversión, si AGR y EYR
se habían dedicado a explicarle a VMT que los de afuera no
ataban ni desataban? Y, más bien, con esta valiosa
confirmación ¿cómo no habría de buscar la otra colina hacer
esta victoria, aún más completa, y buscar indagar la situación
de los de afuera, a través del señuelo del «Acuerdo de Paz» que
AGR y EYR creyeron por completo o fingieron creer?

Así fracasó la política del Acuerdo de Paz. AGR y EYR salieron
a disimularlo luego, por el 2001, diciendo que el gobierno
«manipuló» el Acuerdo de Paz. Pero dicen que lo manipula a
posteriori116, no desde su origen; para ocultar que cayeron en
el juego del enemigo desde el principio. La política Luchar por
un Acuerdo de Paz, tampoco culminó con un asumir
responsabilidad sobre su fracaso por parte de quienes la
diseñaron y encabezaron, no. Culminó con una frase lacónica:
«ya ha cumplido». O sea, borrón y cuenta nueva.

Luego de este fracaso —producto, una vez más de la ceguera
política de sus jerarcas— ha seguido la política de Amnistía
General como centro de la lucha política. Otra vez, la cuestión
de las libertades. Si bien es una necesidad, hay una opinión
pública en contra, justamente por los errores que condujeron
a la guerra a la debacle. Y por los lastres acumulados respecto
a cómo se puso en marcha la política de tal ‘Acuerdo de Paz’,
116
O sea, Fujimori recién lo manipula, sostienen (o sostenían hasta hace poco),
cuando lee la carta en la ONU.
96
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

los entretelones de la detención, los tratos con Montesinos, y
todo lo que ha seguido a lo largo de 20 años. AGR y EYR en su
habitual ceguera, no quieren ver el socavamiento que su
propio accionar han provocado a las políticas de post guerra.

« ¡Ya saldrán…!».Pero la cosa no queda ahí. AGR y EYR, desde
su detención y en la llamada «Ronda de Conversaciones»,
pronto se dan cuenta que de todos modos tendrían que dar
explicaciones y autocriticarse ante el Partido por el fracaso
cosechado. Entonces se adelantan definiendo los logrosde la
guerra y poniendo el parche: «Ya saldrán a levantar los
supuestos errores del presidente Gonzalo», y definen—en los
niveles de dirección— que plantear que hubo errores es
antagónico, porque «el pensamiento Gonzalo no contiene
errores».

No lo dicen de ese modo tan explícito ante las bases pues,en
tanto camarilla oportunista, se mueve a la resultante y guarda
silencio. Ni una sola palabra sobre su responsabilidad de
dirigentes en el fracaso. Como ya se vio, hablaban en general
de «insuficiente desarrollo de las fuerzas nuevas», sin precisar
—hasta hace poco—a qué se referían.

Achacarán a los de la línea de Proseguir, luego de que éstos
calificaran a las cartas como«patraña»:1) de su
responsabilidad en la detención, y 2) luego, los culparán de la
derrota de la guerra, porque supuestamente fueron los
principales opositores al Acuerdo de Paz 117 . Estas dos
afirmaciones, que por décadas habían sido impuestas como
verdades incontrovertibles, acabamos de deshacerlas.

De manera que AGR había creado, perversa y falsamente, la
imagen de que fue ORD quien lo entregó, con lo cual lo
convirtió en blanco de la lucha. Lo hizo desde que se
117
Eso, como ya se señaló lo han variado, lo han revisado a hurtadillas.
97
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

difundiera la posición de que lo de las cartas eran una
«Patraña del SIN». Luego, cuando los del Proseguir la guerra se
mantuvieron en esta posición, devinieron «Bloque
Escisionista», principal opositor a que se concretara un
Acuerdo de Paz. Por tanto, debía ser «arrasado y demolido» y
sus dirigentes desconocidos como tales. Ahí empezó a
concretarse la escisión del Partido Comunista del Perú y la
destrucción que vivimos hoy. ¿Quiénes responden entonces de
aquella escisión y de la derrota de la guerra? ¿Quiénes son los
escisionistas?

A través de esos mecanismos manipulatorios, basados en la
mentira, se creó en la organización un enemigo público tanto
para poner a cubierta los errores de los jerarcas, como para
inyectar dinamismo a la acción política. Esto es, concentrando
todo el odio de clase hacia aquello que se propone como
obstáculo a destruir. Desde ahí todos tendrán su mente
ocupada. En ese escenario, de ningún modo será pertinente
formular preguntas u observaciones, porque sería estar
repercutiendo al oponente. Tienen, sobre todo, un fantasma a
perseguir, hacia el cual orientar sus energías espirituales,
mientras que los problemas verdaderos siguen vivos y las
cosas se agravan. No es nuevo este estilo perverso de debate o
mejor de intimidación. Es el mismo que hemos visto en la
reciente lucha política. Los resultados finales de este juego
irresponsable e infantil, ya los conocemos: el estrellarse contra
el muro, el fracaso y la derrota.

Hoy la derecha―revisionismo, es su caracterización más
correcta ahora― con AGR y EYR a la cabeza, maniobra sobre
un terreno aparentemente favorable a sus intenciones: la
incorporación de una generación de jóvenes. Similar había
pasado por el año 1979. Ello permite contarles a los nuevos
otra historia: que los problemas que condujeron al fracaso de
la guerra los cometieron otros, no ellos. Que los asesinatos de
98
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

autoridades, acciones de terror, apagones118 y cosas por el
estilo, los cometieron gente no formada en la línea ideológica y
política, problemas, por tanto, que escapaban a sus decisiones.
¡De esta catadura son quienes dirigieron la guerra popular!

Y, respecto a la «lucha por un Acuerdo de Paz», en la medida
que se han derrumbado sus posiciones, ahora resulta que el
principal opositor a tal Acuerdo ya no fue el Proseguir la
guerra sino el gobierno. Si fue el gobierno ¿Por qué
escindieron el Partido, culpando al Proseguir de ser el
principal opositor a tal Acuerdo de Paz? El pez ha muerto por
su propia boca. Una vez más están buscando sorprender a las
jóvenes generaciones acerca de esta clave cuestión diciendo,
recién ahora, que el gobierno no quiso Acuerdo sino solo
Pacificación.. Recordemos las salutaciones hechas a VM que,
como parte del gobierno, era reconocido como impulsor de tal
Acuerdo. El asesor del gobierno y agente de la CIA, sin
embargo, detallaría con pelos y señales en su libro SIN
Sendero(2009), que él realizó un Operativo Especial de
Inteligencia para inducir a los dirigentes a aceptar el fin de la
guerra. O sea, para que capitulen119.

118
Material vuelto a hacer público y analizado en la revista Viejo Topo, donde EYR
declara a Caretas en este sentido (se hace pública entre fines del 2006 e inicios del
2007, a través de la agencia EFE y revista Caretas, respectivamente). Un descargar
responsabilidades en otros, sobre aquello que AGR y EYR mandaron a ejecutar.
119
Carlos Tapia, en el diario UNO del 26 de enero del 2015 en: «Las cartas
senderistas» reproduce una, del 3 de noviembre de 1993 que está dedicada a
reconocer los altos méritos de VMT. Es más que revelador y echa por los suelos la
revisión de posiciones del 2013 acerca del Acuerdo de Paz. Véase: «El presidente
Gonzalo como jefatura, la camarada Miriam como dirigente, ambos integrantes de
la Dirección Central del Partido Comunista del Perú, y los siguientes firmantes como
militantes le decimos que garantizamos que el Partido siempre habrá de tener
presente el papel fundamental que usted ha cumplido y continúa desempañando
en la histórica como compleja y difícil brega por la obtención de un Acuerdo de
Paz y su cabal y completa aplicación en beneficio del pueblo, la nación y la
sociedad peruana» [Nota de febrero del 2016. La negrita es nuestra]
99
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Creemos que ahora han dado otros pasos, más graves aún
dentro de su accionar derechista, ya devenido accionar
claudicante desde su detención. Es el actuar más abiertamente
contra el movimiento popular, ayudando a desmontar sus
luchas a fin de dar señales claras de que no están por «afectar
la estabilidad democrática120», emboscándose una vez más en
que a ellos les toca cumplir un gran papel en la revolución
mundial. De ese modo y en último caso—se deduce—, lo
ocurrido en el Perú los años 80-92, ya pasó. Aunque lo utilizan
para promoverse y traficar con la sangre de las masas y de los
héroes. Y lo que ocurre con la luchas de las masas, es que «son
luchas infructuosas121».Es decir, un desenlace revolucionario
está demasiado lejano y el capitalismo avanzará y se
impondrá122.Desde los años 60se han sentido y se sienten
hechos para cosas mayores, pese a que están como están. De
ahí que ahora engatusen a sus seguidores con la afirmación de
que «los pueblos del mundo exigen la libertad del Presidente

120
Esta insistente posición está implícita y explícitamente planteada: a través de
cartas públicas desde Chorrillos: no pretenden «ningún acto que desestabilice el
sistema democrático» (Carta de deslinde con la poetisa Rocío Silva Santisteban del
12 de enero 2012). Está sostenida por dirigentes de máximo nivel del Movadef,
cuando se desarrollaba la lucha campesina contra la expansión minera. Una de ellas
en la formación de la base de tal movimiento, en San Juan de Lurigancho, bajo esta
forma: «deslindamos con esas luchas, “antimineras” nosotros estamos por
ensanchar el marco democrático, no por volarlo». Concordante con esta posición
está su correlato: «el capitalismo avanzará, se impondrá…» de la propia EYR, y
repetida por sus secuaces, al pretender demostrar, sin conseguirlo, que plantear
Conga no va, es erróneo.
121
Cfr. Parte final del documento Base que guía la Nueva Línea Política General, al
evaluar la situación internacional. Es un documento del 2011. Aunque, poniendo
luego el parche de rigor.
122
La lucha librada les ha llevado a recular y sumergir sus posiciones. No faltan ya
los volantes y documentos donde de manera sobreactuada, llaman a combatir, con
todos los signos de admiración, al capitalismo y al imperialismo. Claro, han sido
desnudados como procapitalistas y proimperialistas. Además de ir a hacer bulto en
cuanta marcha ocurra en la capital, para vender que siguen siendo clasistas y
combativos. [Nota del 2015].
100
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Gonzalo123». Esto es, el justificar buscar salir a como dé lugar,
incluso negociando el no involucrarse en la lucha de masas, y
peor aun sirviendo a desmontarla. Desenmascarados ante las
masas, ahora se han dedicado a maquillar ese proceder.

Algunos observadores desapasionados han captado que no le
queda nada que negociar al PCP-SL. A lo más, acoplarse del
indulto a Fujimori, y desde ahí pretender lograr algún
beneficio. O sea, la abyección completa. Estos son los asuntos
de fondo, y ya les hemos tomado la medida:Están transitando
su camino al lodazal del revisionismo.

5. La escisión del PCP. Proseguir y terminar.

Pero VMT no sólo lograría que AGR reconozca —a cambio de
ciertas condiciones para sí y para la organización que maneja
como su propiedad y feudo— que no había condiciones para
seguir en la guerra. Capitularen los términos de VMT y el
Estado Peruano. Logra además que se agudice el
enfrentamiento interno hasta llegar a ruptura orgánica.

ORD, era el tercero de la jerarquía del PCP en el momento de la
detención de setiembre de 1992. Camarada Nancy Margie
Clavo Peralta124, camarada Nancy era la quinta. Y Pedro
Quinteros Ayllón, camarada Luis, era un dirigente importante.

123
Cfr. Una de las ediciones del periódico Amnistía, de mediados del 2011. Y
también lo tratado en evento internacional del 2013 realizado en Lima. Es expresivo
que el ponente argentino les recriminara: «cómo es que pretenden las libertades y
las amnistías si no movilizan a las masas». Pero sobre todo, la prueba de que el
tema de «Defensa internacional de los DDFF de los pueblos del mundo» fue un
ardid, está en que la primera tarea del evento fue ir a visitar a AGR. Así: la lucha por
los DDFF de los pueblos del mundo, se condensa en el «presidente Gonzalo».[Nota
del 2014]
124
Falleció de cáncer terminal en el 2014. [Nota del 2016]
101
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

AGR omite informar esto en los documentos de la llamada
«Ronda de Conversaciones». No eran, por tanto, como
suponíamos unos miembros más del Comité Central (CC). Por
consiguiente les correspondía asumir la dirección de la guerra.
Pero como la caída es de casi toda la Dirección Central, o mejor
dicho AGR y EYR se entregaron y entregaron casi a la totalidad
de la DC―¿Lo había calculado así al entregarse?―, entonces
hay argumentos para que AGR pueda intervenir y tomar
decisiones.

Así, una dualidad de a quién le corresponde continuar al frente
de la organización se establece en los hechos. Y AGR, como
siempre, juega a que su gran autoridad está siendo
cuestionada. Formado en la ejecución de planes militares y en
el eficaz cumplimiento de las directrices de AGR y EYR,se
evidencia que ORD no está capacitado para conducir la
organización, y AGR lo sabe. Nadie, después de AGR está
capacitado para esa tarea. Se ha esmerado que sea él y nadie
más la única garantía de triunfo. Después de él, el diluvio. Y
más aún AGR le había dicho antes a ORD: «Ni muerto te
permitiré que tú dirijas el Partido», dentro de viejas disputas,
como muchas otras nunca resueltas. Entonces la lucha se
desencadena. Eso no niega que ORD fuese el más fiel ejecutor
de las directivas y políticas de AGR, en tanto que éste
amamantaba a un militarista que le servía para sus fines.
Había pues colusión y pugna. Aunque, para ser justos,
Feliciano tuvo el coraje de acatar el acuerdo de ir a
reorganizar el Comité de Ayacucho, a pesar de que este era un
campo minado, y de que él era un mando discapacitado.

La línea de Proseguir denunció constantemente que los del
Acuerdo de paz, cayeron en delación. Y, en efecto, hay cosas
que van saliendo a luz. Es evidente que AGR y EYR se ponen al
frente de un comportamiento lenguaraz, y dan el mal ejemplo

102
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

a otros. Ahí está el caso de JOC125—aparentemente quien dio la
pista para la detención de ORD126— y recientemente lo
ocurrido con Florencio Flores Hala, camarada Artemio, que se
habría inculpado para preservar su individuo. Y luego,
procediendo dentro de los cánones establecidos por AGR y
EYR para guarecerse políticamente: «Yo no sabía nada de los
aniquilamientos en el Huallaga».

La Lucha Armada no tenía perspectiva de desarrollarse
ante un golpe tan grave como el de setiembre de 1992, que
corona un conjunto de caídas, y que deja patente que el
Partido vive un problema de dirección. Pero al analizar hoy el
proceso—en particular al estudiarlo durante estos últimos
años 2012-2014 —, creemos que el problema de dirección
lo tenía el Partido aún con AGR afuera. Los desaciertos y la
ceguera sobre el curso real de las cosas, y la incapacidad para
corregir oportunamente los problemas de fondo, lo prueban.
El problema de dirección lo encarnaba el mismo AGR, en tanto
mando incompetente. Pero entonces ¿Cómo avanzó la guerra?
Avanzó porque en principio, las masas habían entendido el
papel de la violencia revolucionaria, debido a que fue
sembrado por décadas. Fue sembrado por las revoluciones
triunfantes: Rusia y China, por las luchas de Vietnam, la propia
Cuba, la guerrilla de los años 60 del MIR (Movimiento de
Izquierda Revolucionaria), por el PCP sobre todo desde 1979,

125
Se trata de Jorge Olivares del Carpio, quien fuera dirigente del «proseguir la
guerra» y que salió a autocriticarse con la cc. Nancy (Margie Clavo Peralta,
recientemente fallecida), a la cual AGR llamaba la «Araña negra» (luego de ser
detenida y cuando ya asumía la posición de Guzmán, éste morigera sus adjetivos y
sostiene que él le decía «Araña que teje»). En el texto de VMT, SIN Sendero…; se
realizan gravísimos señalamientos. Algunos ccs., conocedores de estos hechos, han
dado credibilidad a lo que VMT describe en su libro a este respecto. [Nota, 2015].
126
En el libro de Eduardo Fournier, Feliciano. Captura de un senderista Rojo (2002),
éste afirma que fue una arrepentida, «Paloma», y sobre todo «Alcides» (el segundo
de Feliciano, y uno de los hermanos Quispe Palomino) quienes permitieron ubicarlo
y capturarlo. [Nota, 2015].
103
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

y otros. Siglos de opresión y explotación alimentaban la
necesidad de rebelarse. AGR tuvo el mérito de interpretares a
necesidad y el momento, yendo contra la corriente. Aunque
luego comprenderíamos que en ello emboscaba sus propios y
bastardos afanes de gloria personal. Eran tiempos de
revolución, pese a los reveses cosechados en Rusia y China; y,
en el Perú, la sed de transformación estaba asentada en las
masas. Existía una enorme combatividad y explosividad
popular, consciencia política desarrollada y una crisis
económica que se preveía, con acierto, habría de agravarse en
el horizonte, etc.127. Pero además el PCP contaba con varios
dirigentes de calidad, cuya limitación más notoria, en general,
fue la de no ofrecer batalla a AGR. La mayoría le tenía un
temor cerval, una reverencia paralizante, porque éste los
aplastaba en las controversias, y con los métodos que ya
vamos conociendo y vienen siendo dados a conocer. Más aún,
se trataba en su mayoría de dirigentes que AGR había formado
desde muy jóvenes. Pero, sobre todos ellos, descollaba una
dirigente de la calidad de Norah, cuyo prestigio en el Partido

127
Vale la pena analizar el comentario de Rolando Breña (Programa tv por internet,
2012), de que la posición de Norah —«mujer de armas tomar»—, habría sido
decisiva para iniciar la Lucha Armada. Esto se liga al hecho de que AGR arguye que,
desde el punto de vista interno del Partido, era perentorio iniciar porque de otro
modo «El Partido se rompería». Una vez más, es posible detectar que la posición de
Norah era firme. También se puede ver en otros momentos, antes de ILA por
ejemplo, donde AGR a golpe de pecho dice que hay que abandonar las frías
habitaciones. ¿A tenor de qué crítica asume tal voluntad de cambiar de actitud? Y,
preguntamos ¿cuál fue la crítica de Norah respecto a la ubicación de dirección
desde el inicio y a lo largo de la guerra? En la cinta Tempestad en los Andes
(estrenada en julio 2014, en el Festival de Cine de Lima), se aprecia el testimonio de
uno de los hermanos de Norah: «Ella quería que la guerra se desarrolle en el
campo, AGR y EYR en las ciudades» y «Ella tenía un poder muy grande sobre AGR».
Y deja entrever que eso no le convenía a EYR. Finalmente: en La generación del 50,
el novelista Miguel Gutiérrez cuenta la anécdota en la que se sincera ante AGR
diciéndole que, tratándose de un doctor, no lo podía imaginar atravesando los
andes en una guerrilla. Esta primera parte de la confesión, resultó certera: AGR
nunca salió de sus cómodas habitaciones y de sus hábitos cotidianos de «doctor».
104
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

se equiparaba al de AGR128. Guzmán no fue nunca ni un gran
organizador ni un cuadro militar destacado. Norah, en cambio,
encabezó las primeras acciones guerrilleras, y fue en tanto
dirigente central, la que ayudó a sembrar la raigambre de
masas que caracterizó la lucha. Fue su nervió tenaz y
sacrificado, y el contacto vivo de la dirección del Partido con la
guerra que dirigía. Fue Norah, no sólo la que impulsó la
incorporación de la mujer, sino que ella misma expresa ese
salto ideológico y político, y fue la que finalmente le salió al
frente a AGR, bajo cuyo influjo se había formado. Pero a fines
de 1988 —durante la realización del I Congreso— muere
Norah, en circunstancias que AGR y EYR se han encargado de
sumir en la oscuridad. Su desaparición se da en circunstancias,
de aguda lucha interna, aunque velada en las actas oficiales.
Lucha ligada al curso que debía tomar la guerra, sobre todo en
torno problema de los golpes a las masas campesinas, a las
que AGR llamaba y sigue llamando en su cerrado dogmatismo,
mesnadas. Eso comprometía gravemente la política de
Desarrollar Bases de Apoyo, que la izquierda partidaria
pugnaba por cumplir. Las bases de apoyo, eran consideradas
la médula misma de la guerra popular. Norah discrepa con
AGR en momentos clave129 donde se va a aprobar un nuevo

128
En un evento del CC de 1983 ya hay dirigentes que proclaman que Norah es la
que «mejor encarna y aplica la línea del Partido». AGR se disgusta y se siente
cuestionado. Es posible ver que desde aquellos años la propaganda del PCP-SL
tiende a poner como única figura a AGR. Para dirigentes que han participado en
eventos de esos años, Norah «tenía mucho mejores condiciones de dirección que
AGR». Que es con EYR «cuando empieza el endiosamiento de AGR» No es raro,
porque si bien se atribuye a Norah afirmar «ni un solo paso sin la dirección personal
del presidente Gonzalo», en ello está su disciplinado acatamiento de jerarquías
partidarias, porque la guía el desinterés absoluto. Lo de EYR en cambio es
totalmente distinto: AGR «está predestinado» a un nuevo desarrollo del marxismo.
AGR es «divino».
129
Los análisis de Viejo Topocomo comprobamos, no estaban en el aire, los hechos
les van dando la razón. El que AGR bebiera en demasía en las exequias le hizo soltar
algunas verdades que ya no pueden borrarse: «Fue capaz de autoaniquilarse, antes
105
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

plan militar, en la Tercera Sesión del I Congreso a fines de
1988. Pero ya desde los años 85, e incluso antes, se enfrenta a
AGR en el asunto de la militarización del Partido, en tanto que
devino un mecanismo para que AGR torne su voz infalible y
todos se sometan a ella como se somete un cuartel militar a su
general. EYR, la amante dúplice130aprovecha esta aguda lucha
para hacerse un lugar en la vida de AGR131. Y, para asumir un
papel clave en las decisiones partidarias, coludiéndose con
AGR y amamantándole hasta hoy. Así, ambos hundieron la
guerra (1980-1992), y ambos han hundido la lucha política
(1993-2013). Ya tienen doble cuenta pendiente de lo cual
responder.

que escindir el Partido». ¿Qué había en la lucha interna, en el Comité Permanente,
para que AGR considerara que Norah encarnaba el riesgo de escisión? Luego de que
se hicieran públicos estos datos, para algunos ccs., exponer así el cadáver de Norah,
delante de los otros dirigentes, era también una forma de amenazarlos de qué cosa
podría ocurrirles. Es importante ver que en torno a la cinta Tempestad en los Andes,
se conoce que la madre de Norah, siempre ha querido saber qué pasó con su hija, y
AGR nunca ha querido responder (esto por cierto tiene complejidades: la camarilla
se ha dado maña para usarla). Distinta posición fue la de don Carlos La Torre, quien
avalaba a ojos cerrados a AGR. El testimonio de Josefin, sobrina de Norah, señala
que la verdad sobre la heroína se abre paso.[Nota del 2015]
131
Según testimonio de un cuadro dirigente, en un evento partidario, Norah
emplazó a EYR por su proceder ―involucrarse en la vida de AGR, cuando eran
casados― gritándole « ¡Prostituta, eres una prostituta!». De modo que no quepan
dudas sobre la afirmación de amante dúplice sostenida también por Viejo Topo.
Esta relación paralela no está al margen de la correlación política que AGR y EYR
formaron para imponer al Partido sus posiciones de derecha. Su mismo choque con
la Séptima Advertencia maoísta, era derecha, era burguesía.
106
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

II. LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LA VIDA
DEL PARTIDO

Al delegarse responsabilidades de conducción partidaria,
queda patente que AGR no ha promovido la formación de
dirigentes con capacidad de orientarse, sino de aquellos que
dogmáticamente elevan entre el incienso y el humo «ni un solo
paso sin su dirección personal» y frenan las críticas con el
sambenito: «están cuestionando al pensamiento Gonzalo», para
escamotear su orfandad de ideas, de iniciativa, su actitud
estrecha y timorata. Muy representativo es que se
mantuvieran por más de 5 años (1995-2000) repitiendo y
haciendo repetir ¡Luchar por un acuerdo de paz!, cuando la
guerra «hace tiempo, ha terminado» (AGR, 2001).

Y en esa medida, su labor de dirección se convirtió una
administración burocrática del contingente, sin estudiar ni
analizar las circunstancias reales de la marcha de la política y
de la cambiante lucha de clases. A más de estos asuntos
constantes:1) Separarse de las masas 2) Soslayar el estudio
permanente de las fuentes marxistas, y 3) Su incapacidad para
organizar formas nuevas que ayuden a cambiar la opinión
pública. Su centro será la acción burocrática legal. Ahí
germinará, ligado a problemas anteriores, un apoltronamiento
burgués, base de un estado de ánimo y de una tendencia que
va a cuajar en grupo, y posteriormente contribuirá a dar la
base para que prospere y mande el grupo hegemónico de
derecha de AGR y EYR132.

El dogmatismo y parálisis lleva a graves escisiones porque no
toleran las iniciativas a las que califican o descalifican de
132
Así interpretábamos el proceso seguido por la camarilla. Nuestra comprensión,
como se verá, se ha enriquecido. Sin duda, esos hechos de apoltronamiento fueron
expresión de una línea contraria actuando. [Nota del 2015]
107
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

grupos y los lanzan a apartarse. Así, cuatro cosas deja esta
lucha por la vida del Partido: 1) Problemas de derecha no
resueltos sobre todo en dirigentes, y el consabido «Se tratará
luego». 2) La base idealista de, entre otras: «la guerra terminó
desde que el presidente Gonzalo dijo que terminó». 3) El
contubernio de que la defensa de la vida del Partido la hizo
sobre todo la Dirección Delegada para obtener, en
reciprocidad, que quienes tenían que asumir del fracaso y
derrota de la guerra —AGR y EYR—, no respondieran. La cosa
fue un «trueque» oportunista (Te doy y me concedes). 4) La
acción de los gérmenes de la Fracción Proletaria, que ya se
forjaba bajo los principios de ir contra la corriente y atreverse
a pensar, decir y actuar, en el candente asunto del término de
la guerra. Esta parte germinal de la fracción, había planteado
que la guerra había terminado, y promovió un movimiento al
interior del partido, bregando por vincular la lucha por la
libertad con la lucha popular a través de nuevas formas de
lucha y de organización. La derecha hizo todo lo posible por
destruirlas. Desde otro ángulo, los componentes germinales de
la fracción también desvelaron, combatieron y derrotaron una
desviación de derecha instalada en la dirección de la trinchera
de CG133.

133
Con el tiempo se sabría que las orientaciones para lanzar a apartarse y de
hostigar y buscar sancionar a quienes serían a la postre miembros de la fracción,
vinieron no sólo de la DD sino de AGR y EYR. Fue similar a las maniobras para atacar
y desprestigiar a la jurista MF. El tiempo ha señalado que los escisionistas son AGR y
EYR. Del mismo modo que ha ido quedando claro que la desviación de derecha en
CG ―que ccs., de la germinal fracción combatieron ahí entre 1995-2000― no fue
sino expresión de una línea contraria que actuaba desde los más altos niveles de
dirección. De ahí que nunca quisieran tratar los problemas para resolverlos. La
consigna, como lo fue a lo largo de la guerra, ha sido: «No tocar, se tratará luego.»
El debate habría llevado a detectar de dónde provenía el error.
108
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

III. SOLUCIÓN POLÍTICA A LOS PROBLEMAS
DERIVADOS DE LA GUERRA

ALGUNOS PUNTOS DEL PROCESO SEGUIDO.

1. Pérdida de vínculo con AGR (1995 al 2000). Prueba la
incapacidad de los dirigentes encargados de plasmar la
política establecida como expresión de los problemas
ideológicos en general. «Decir que ya no corresponde la lucha
por un acuerdo de paz, que la guerra ha terminado, es tirarse
contra el pensamiento Gonzalo», «Luchar por la libertad es
capitulación».

2. Determinación del término de la guerra sin autocrítica
de la DD ni de la DC, (2000-2001). Se retoma vínculo el 2000
por lucha de prisioneros y se establece la nueva política:
Solución política a los problemas derivados de la guerra (son
cinco puntos y ese es el principal y el que guía). Pero en
adelante se iniciará la negación de la misma al reducir la lucha
por la solución política casi exclusivamente al cierre del Penal
Militar de la Base Naval. La solución política se queda en
consigna y se tiende a enrojecer los organismos. Quedan en el
camino escisiones y lanzar a apartarse.

3. «Terminó nuestro papel de dirección partidaria»
(2002)134Posición que transmitieron AGR y EYR por el 2002 y
sobre la cual una parte de los gérmenes de la FP en forja,
sostuvo que más allá de si asumían cargos orgánicos, la
134
El texto original del 2002 aproximadamente, que hacía alusión a que las
condiciones de aislamiento creaban problemas para ver la lucha de clases, y que
eso no los eximía de plantear puntos de vista, fue cambiado en De puño y letra
(2009), dice: «Terminó papel de dirección partidaria pero se mantiene indeclinable
en sus convicciones ideológicas, con derecho de opinar como comunista, marxista-
leninista-maoísta hasta el fin.» Pág. 365.
109
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

jefatura no era un cargo orgánico sino una autoridad
reconocida. Que, al mismo tiempo, significaba asumir con
objetividad que las condiciones de aislamiento creaban serias
dificultades para dirigir. Que era correcto que opinaran y
emitieran puntos de vista. Sin embargo, en los hechos, se fue
clarificando que eso fue sólo una frase para seguir mandando
en condiciones en que ellos ya no responderían de sus
desaciertos, ni por supuesto responderían sobre el Balance de
la guerra. Fue una maniobra encubierta muy bien urdida.

Esta posición del 2002 ha creado una confusión enorme hasta
hoy, porque, a la larga, ha significado que, a pesar de que AGR
y EYR, siguen haciendo y deshaciendo en el PCP-SL, quienes
tienen que asumir por los desbarres antimarxistas son la
«Dirección Delegada», que a estas alturas no sabemos en qué
está. Aún ahora, absolutamente fuera de la realidad, hay
quienes siguen aceptando esta falsedad: que los culpables de
todos los desastres habidos y por haber son dirigentes
intermedios porque «el presidente Gonzalo hace tiempo ya no
dirige». Es decir, consciente o inconscientemente, se coluden
con la posición de utilizar «chivos expiatorios» para guarecer
los errores de AGR y EYR. Nos recuerda lo hecho por la línea
de «proseguir». Para ellos, pese a la contundencia de los
hechos, AGR no tenía nada que ver con lo del Acuerdo de Paz;
los que habían creado esa «patraña» eran Morote, Pantoja y
Cox, entre otros. Un sector del proseguir, sigue con esa versión
absurda.

4. Verdad Histórica, otra vez sin autocrítica de la DC
(2002-2003).Informe Final de la CVR (2003), sin respuesta ni
refutación hasta hoy. Enmudecimiento total. AGR y EYR han
declarado en extenso ante la CVR, pero no lo hacen conocer al
Partido.

110
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

5. La lucha legal y el Movimiento de Control Constitucional
y el caso del 92 (2003-2004).Una escisión promovida por la
derecha, a propósito de la jurista MF, porque ella cumplía un
papel destacado respecto al caso del genocidio de Canto
Grande, de mayo de 1992.Buscaron derribarla y
desprestigiarla ¿Sólo porque les hacía sombra? Otra escisión
que se inicia, promovida por la derecha, es respecto al Sutep,
en complicidad con Patria Roja. Ambos escindieron este
sindicato. El grupo hegemónico tampoco quiere asumir esa
responsabilidad. Culpa a otros pese a que existen pruebas
documentales de su labor escisionista.

En el 2003 una parte de los gérmenes de la Fracción Proletaria
planteó públicamente que era necesaria la autocrítica de
ambas partes del conflicto interno. AGR responde
internamente, convocando el espíritu de cuerpo y
victimizándose: « ¿Así demuestra su cariño y adhesión a la
Jefatura?». De ese modo cerró el debate.

6. Megaproceso y «Actuar conforme artículo 35º de la
Constitución»(2004-2006). Lucha por la plasmación de tal
orientación respecto a la participación política. Ya existían
divergencias y no se informan al Partido, hasta hoy. En el 2013
se redescubrirá la posición de EYR, de que las «acciones
terroristas, aniquilamientos, sabotajes», lo hicieron otros y que
ellos no sabían nada. Entonces se puede concluir que el
silencio en el Megaproceso (2006-2007) —y la negativa a la
autocrítica— tenía por objetivo soltar luego aquella patraña,
aquella mentira inaceptable.

7. Publicación del libro, De puño y letra y declaración
pública de que ya está en marcha el Movimiento (2009-
2010).Tampoco se aprovecha circunstancia para asumir
autocrítica e impulsar un gran debate sobre la guerra. El
Movimiento nace entre frentismos y contiendas. Aparece la
111
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

oposición burguesa en dos variantes: la que no quiere lucha
política porque es cretinismo, pero también esta otra más
peligrosa: Movimiento para insertarse en el sistema. Ésta
última se ha impuesto. Nunca quisieron fundamentar cómo
concebían la amnistía general. Todo quedó en esquemas
abstractos e ideas generales, para poder llevar las cosas por
donde quisieran y en función de sus objetivos de grupo de
derecha.

8. Sin inscripción y con Juste. Votar por Humala en 2da
vuelta, (2011-2012).Se agudiza lucha al interior del
Movimiento. Crítica de frentismo electorero. Se clarifica que,
en efecto, tienen expectativas en Humala y respaldan sus
posiciones como aquella del Conga va.

9. Negativa del JNE a la inscripción, desistimiento y
persecución (2012 hasta hoy).La acción en el extranjero.
Argentina y Lynch. Otro revés grave. Detenciones. Blanco y
pretexto. Descalabro político desastroso. Creen que la solución
es victimizarse. Luego de desviar el contingente con
«investigación» y de fugas hacia el futuro, hoy buscan centrar,
otra vez, en el legalismo135.

EL PAPEL DE LA GERMINAL FPEN FORJA EN PRO DEL
MOVIMIENTO Y EL COMBATE A LA DERECHA

La germinal FP en forja ha tenido iniciativa en la lucha por la
conformación del movimiento, su construcción y desarrollo y
por su defensa de los zarpazos de la reacción, y el combate
contra la derecha en sus diversas variantes.
135
En abril de 2014 se publica en Internet, Memorias desde Némesis de autoría de
AGR y EYR, con 526 páginas dedicadas a enaltecer su «consecuente militancia»
previa al inicio de la lucha armada. Obvian expresamente abordar el candente
periodo 80-92 y su autocritica.

112
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Exigió la formación de un movimiento político acatando el
llamado de AGR en el 2004. Y deslindó con la posición:
«Ollanta es de izquierda» y exigió se informe sobre la alianza
con un tal Bloque Perú. Nunca quisieron aclarar. Exigió tratar
el asunto del magisterio, porque lo habían dividido. Y planteó
que era necesaria la autocrítica ante el pueblo, sobre la guerra
y encabezar un gran debate reivindicando que se trató de una
guerra popular.

Previno la catástrofe a que entraba el Movimiento, a fines del
2011. Pero la derecha arrogante, ciega y torpe, hundió el
proceso. Y más aún la derecha, se dedicó a boicotear toda
iniciativa en pro del Movimiento, desvelando que es un grupo
hegemónico que aplica una política de próximos y queridos,
coludido con otros grupos. Casos: Independencia, UNMSM y
Ancón.

Ha sido clave el debate en estos puntos: 1) Filiación ideológica
del movimiento. No convenía poner como centro del
Movimiento a la figura del AGR. En todo caso, podía ponerse
explícitamente pensamiento Gonzalo, pero antes asumir
autocrítica por errores, excesos y limitaciones. O, en su
defecto, no era indispensable poner explícitamente
pensamiento Gonzalo, pero sí reafirmarse y guiarse por él al
interior de la organización. 2) Vínculos con las amplias masas,
exigencia de largos años. El debate clave sobre la lucha
cajamarquina, la lucha sobre Ancón y La Parada, en el cual
quedó claroel oportunismo de derecha que desenmascaramos.
3) Medios de comunicación propios, grises. La FP en forja
propuso, plasmó y enfrentó el boicot. 4) La lucha por la
construcción del movimiento desde sus bases ideológicas y
políticas y vínculos con las masas; en combate contra el
hechismo estrecho que pregonaba, por ejemplo: regalar
galletas para conseguir firmas como lo principal y: «La
construcción la haremos luego de conseguir las firmas». Es
113
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

evidente que el empleo de galletas y otros productos fue
apoyado por un sector de compañeros, pero sin que en ellos se
contrapusiese con la movilización política136.

136
Muy recientemente: cuando jóvenes luchadores sociales les emplazan a
miembros del Movadef―que asisten a algunos eventos bajo cobertura de otros
membretes―«¿por qué mientras masas mineras se movilizan a la capital en
marcha de sacrificio Uds., solo se dedican a recoger firmas?», estos responden:
«Ah, eso corresponde pronunciarse a las instituciones» [Nota del 2015]
114
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

IV.TRES AÑOS Y DOS CONGRESOS:
MOVADEF HA DEVENIDO BLANCO Y
PRETEXTO. PERSECUCIÓN Y DESTRUCCIÓN

1. Proceso de tres años. Dos congresos. Afloran con claridad
los métodos de dirección que recortan iniciativa a las masas. Y
la deformación burguesa de inventar blancos de la lucha para
escabullir responsabilidades. En I Congreso, Vórtice. En el II
Congreso, pretendieron poner a Viejo Topo de blanco, y no les
dieron pábulo. Y, una nota, permanentemente denunciada: se
trata de ir a repetir a los eventos lo que dicen AGR y EYR. O
sea, «Me reafirmo».

2. Campaña de un año por Amnistía (2011-2012). Fracasó
tal campaña, y era lo que tenía que verse en el II Congreso
¿Qué hicieron? Pretendieron desviar el problema con la
revista Viejo Topo, atacando también su lenguaje gris. Pero
luego de un tiempo, abofeteados por la realidad, viraron.
Pasaron a decir que ahora sí van a hacer medios de lenguaje
gris y organizaciones grises. Otra vez, sin autocrítica. Para,
finalmente, dedicarse a llenar el tiempo de los activistas en
una «investigación», acerca de la opinión de las masas sobre la
amnistía, a fin de que se olviden de pedir explicaciones del
fracaso de tal política y del plan del año 2011-2012.

3. El problema de las masas y la lucha popular. Punto clave
y definición de posiciones. Rehúyen ver su responsabilidad y
su abandono, respecto a compaginarse con el nuevo momento
de esa lucha popular y de que no es posible libertades sin esa
ligazón con las masas. Ambas cuestiones fueron planteadas
por AGR. Ahora entendemos que eran un simple saludo a la
bandera, para guarecerse.

115
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

4. Cambio de blanco ¿El problema de fondo es que no se
quiera el pensamiento Gonzalo? Otra vez llevando las cosas
por otro lado, escamoteando los problemas reales porque los
comprometen y hundiendo el proceso, sin importarles que esa
tozudez y ceguera, lleven a fracaso y derrota. Similar a la
guerra. Desde otras fuerzas —Norte— les salen al frente en el
II Congreso. La posición más sensata y que no pudo
imponerse, fue que no era necesario que el Movadef planteara
abiertamente su filiación «pensamiento Gonzalo», que ello
bien podía ser asumido internamente. AGR y EYR vieron en
ello un peligro para sus propósitos e impusieron aquello que, a
la postre, los aisló y condujo al fracaso: «El Movadef se guía
por el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo».

5. Fines del 2011 e inicios del 2012, cobra fuerza frente en
contra, similar al que provocó fracaso y derrota de la
guerra. Tampoco lo quieren ver, pese a las prevenciones, y
celebran con el más exultante y ridículo entusiasmo: « ¡Nos
atacan, señal de que avanzamos!»

En conclusión: a 20 años de la detención de la Dirección
Central, el Movimiento —creado sobre todo para sacar a
los dirigentes de prisión— ha vivido un fracaso y se ha
convertido en blanco de ataque y sobre todo pretexto
para persecución contra el pueblo. Hoy ha desaparecido del
mapa y desde las diversas fracciones se pide cuentas y
autocrítica acerca de la guerra y de la lucha política y
responden: «Son renegados», «infiltrados», «soplones»,
«escisionistas», «tienen un plan anticomunista», «quieren
destruirnos», etc.

116
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

V.LA LÍNEA IDEOLÓGICA Y POLÍTICA
ACORDADA ES CUESTIONADA Y NEGADA
POR LA DERECHA

La línea ideológica y política acordada es cuestionada y negada
por el oportunismo de derecha en el grado de línea de derecha
en ciernes 137 . De ahí el nuevo fracaso. Luchar por su
consecuente aplicación y por especificarla.

1. En cuanto a Nueva Gran Estrategia y salida del repliegue.
Se planteó que mediaría por lo menos dos décadas. Ya estamos
en la tercera década. Y los dirigentes centrales, impedidos de
salir en libertad por sus propios errores ―los de la guerra y los
de la lucha política― cambian lo acordado, buscando
acomodar la realidad de la lucha de clases en el país y en
el mundo, supeditándolo a la necesidad de sus libertades.

Pese a la mayor crisis del sistema capitalista y de
encontrarnos dentro de una nueva ola revolucionaria
desenvolviéndose: 1) No hacen nada por aportar a salir del
rezago en defensa y aplicación del marxismo ¿Es que lo
consideran obsoleto y en crisis? ¿No es lo decisivo? ¿O es que
tienen que salir primero ellos para que tal defensa exista? 2)
Hablan y reiteran que no hay Partidos Comunistas. ¿Cómo se
van a formar si hay una notoria ausencia de debate teórico
para señalar camino, y los que lo realizan no son
necesariamente los maoístas138? ¡No basta decir, poner el m-l-
137
Nótese que se define: línea oportunista de derecha en ciernes. Acerca del
llevado y traído: solución al problema de dirección, en la Introducción del 2015, se
analiza este tópico. [Nota del 2015]
138
Acerca de problema de dirección, definieron entre gallos y medianoche, que «ya
tienen dirección a…». Pero ese no es un proceso correcto. Se ha catapultado a
117
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

m al mando! ¿O es que también primero deben salir ellos para
que recién la formación de estos partidos se impulse? No
tienen ni la menor idea del momento histórico o están
revisando planteamientos marxistas, salvo repetir y registrar
que la crisis durará por lo menos una década139.

Y respecto a la situación de la sociedad peruana, hablan de que
«El capitalismo se impondrá de todas maneras, de todos modos
avanzará, por tanto hay que manejar, ver qué se puede
obtener», es decir, comparten el mismo optimismo de las
clases explotadoras, y de que «las luchas explosivas apuntan a
volar el marco democrático, cuando nosotros estamos por
ensancharlo», y que estas luchas son «infructuosas»140.

algunos burócratas y puestistas que no han aprendido a pensar por sí mismos.
Además de que no tienen capacidad de decidir nada. El problema de una nueva
dirección, por tanto, no ha sido resuelto. Y en cuanto a la defensa de la concepción
a nivel internacional: como siempre haciendo aspaviento. ¿Y, qué pueden hacer
salvo repetir de paporreta lo que han aprendido sin profundizar en un balance?
¿Qué victoria teórica pueden mostrar si el maoísmo, lo más que pudieran esgrimir,
es justamente lo que más pisotean y violentan?
139
Últimamente los revisionistas AGR y EYR celebran, exultantemente, como si se
tratara de la llegada del Año Nuevo: « ¡La crisis mundial ya terminó!». Por lo visto
tienen discrepancias o no logran cohesionarse en esa posición, si se atiende a los
volantes de distintos organismos que proponen un marco del panorama mundial
con matices divergentes. [Nota del 2014].
140
En el Balance del movimiento, por el mes de setiembre 2012 concluyen que van
a investigar sobre la situación de las masas porque «no conocen bien». Pero no
responden en qué quedó el Plan de un año por la amnistía y su fracaso. Una vez
puesta en marcha tal investigación a fines del 2012, medio año después, a inicios
del 2013 concluyen que ya culminaron la Reconstitución. ¡Al margen de la lucha de
las masas! Y peor aún en contra de esa lucha. Y, sostienen además, que ya se
depuraron y que el objetivo principal no ha sido la participación política, sino
precisamente que esa lucha se zanjara (supuestamente contra la ‘derecha’): «la
Definición». Eso le hacen consentir a los jóvenes. Y le hacen aceptar, a una
izquierda débil, que si bien muchos se han marchado―o los han lanzado fuera― y
hasta reconocen que el Partido está en peores condiciones, afirman que esa
cuestión orgánica de montar los aparatos «la resolverán luego». Pero que la
Reconstitución ya está culminada. Claro, han dado dos o tres volteretas al respecto,
118
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Actuaron sistemáticamente en contra de la forja de una
nueva dirección en lucha de clases y lucha interna, a lo
largo de por lo menos los últimos 12 años. Lo que desvela que
lo que realmente consideraban era que la solución al llevado y
traído problema de dirección no era que se formen nuevos sino
que «Salgan los dirigentes» de prisión ―que era algo que todos
deseábamos y que luchamos años por lograrlo―, pero nunca
fue acuerdo que todo se supedite y condicione a ello.

Ocultaron sus reales intenciones a la organización. Los
dirigentes tienen que lograr que el Partido asuma
conscientemente la política y la haga suya, es más, tienen que
consultársela. Ahí está la prueba que conspiran contra la
organización y que para ellos, la situación es «imponerle» lo
que ellos suponen correcto, porque siempre tendrán la razón y
son infalibles; la organización sólo tiene que someterse a sus
órdenes. Una vez más contra el marxismo, contra el principio
de que las masas hacen la historia, y el Partido las dirige. Y
contra el sentido profundo del centralismo democrático. Lo
principal, la dirección ―tal como conciben lo principal―, no
puede ser sinónimo de lo «único».

2. Sobre política general: desarrollar el Partido en medio de
la lucha por los DDFF. Quedó en palabras. ¿Qué derechos
fundamentales si centraron en lucha legal, en legalismo, en
frentismo electorero? Pero, dicen que ya culminó la
reconstitución 141 . Han cuestionado y negado la política
general.

para llegar a lo mismo. Se trata, a todas luces, de una reconstitución falsa, espuria.
Luego aparecen otros a decir, «No, la dirección dice que no ha dicho…». Es de
nunca acabar. [Nota del 2015].
141
Y lo que agrava el problema, fue que tal «Definición» los llevó a variar de política
y a sostener y difundir que ya habían empezado a «Preparar la insurrección». En
abril del 2014, les vino el porrazo inmediato. Aparte de que les servía para fugar del
desenmascaramiento, fue un exponer irresponsablemente todo el trabajo para que
119
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

3.Sobre NLPG. En síntesis, no están por combatir al
capitalismo en aras de la revolución socialista y preparándola,
sino que «Hay que manejar, se impondrá de todas maneras»,
«Es infructuoso luchar». «Ver si podemos lograr algo», Conga
va, Kañaris va, Puno va, Espinar va, Ancón va, porque «La gran
minería―la gran burguesía y el imperialismo―sabe cómo
resolver los problemas ambientales, han avanzado», y que las
luchas son «antimineras».

O sea, son pregones de la capitulación general y la traición
bomberil de la lucha popular. Aquí se delineó con toda
claridad el oportunismo de derecha ―centrado en la necesidad
de libertad del grupo dirigente que ya cumplió su papel y que
encima ha involucionado y degenerado―, porque se niega la
necesidad del combate al capitalismo para preparar las
jornadas por venir.

4. Política fundamental: Solución política, amnistía general y
reconciliación nacional.

Se ha centrado en la amnistía general. La amnistía es una
necesidad, pero hasta hoy no da resultado. Es que no se
observa la lucha de clases real, la evolución de las ideas, de la
cultura contemporáneas. Por ejemplo: los planteamientos
sobre Memoria Histórica ―para nosotros Verdad Histórica―;
la correlación de fuerzas en el país, la cual no se la liga a la
necesaria autocrítica. Se aplica la viveza criolla. Nunca oyeron
las prevenciones y críticas. Pero la lucha de clases es terca.
Tuvo que salir Salomón Lerner Githis a decir esto: «Ellos
tienen que pedirle perdón a la sociedad por los crímenes de
lesa humanidad y si quieren reivindicarse con la sociedad

sea golpeado, para que les acepten en el «marco democrático», porque «quien no
llora no mama». Una vez más, oportunismo de «izquierda». O sea, más exposición
de las masas como «carne de cañón». [Nota del 2014].
120
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

peruana, hay que darles esa posibilidad»142. Ahí recién dieron
su brazo a torcer. Los hemos desenmascarado ante las masas.

Pero ahora cuestionan hasta la amnistía y pregonan —
aunque sea alguito— el indulto, empezando por pedirlo para
Fujimori porque ello «abre las puertas de la reconciliación
nacional, y la consciencia en el imaginario colectivo de que la
otra parte también debe salir». Buscan maquillar el fracaso
de esta política hasta hoy. Y, encima, caen en el despropósito
de ir a darle su apoyo a Susana Villarán, cuando había
desatado una agresión criminal contra el mercado popular La
Parada con cuatro trabajadores muertos. Y todo, porque están
por un «clima de reconciliación» y por la «estabilidad
democrática».

Así, entienden la reconciliación en el sentido oportunista de la
«estabilidad democrática» y de la «paz social», que garantice la
brutal nueva acumulación originaria de capital. Debido a esa
debilidad a que se ha llegado, a ese espíritu sometido,
desvergonzado y reblandecido, el Movimiento es un ente
manipulable. Se le infla y se le eleva como un gran peligro,
magnificándolo, con el propósito de usarlo para perseguir y
ahogar las luchas del pueblo.

Toda esta violación de las políticas acordadas, la confianza en
el régimen de Humala—cuando se acordó que nada podemos
esperar de él, que sólo la lucha de la clase y el pueblo
cuentan—, toda su confianza en la legalidad burguesa y la
desconfianza en el Partido —propuestas, críticas,
prevenciones— y las masas, al separarse liquidadoramente de
ellas. Todo ello ha provocado el descalabro de hoy, y el riesgo
de la proscripción. Por eso, la derecha al saberse sin salida y
de que tarde o temprano deberá asumir responsabilidad ante

142
Véase los diarios y noticias de los medios: 06/11/2012
121
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

la clase y el pueblo, y ante el Partido, ha decidido cambiarse de
nombre. Es similar a lo que hacen las empresas burguesas
cuando tienen que engañar a las masas trabajadoras y dejarlas
en el desamparo: cambian el nombre de la marca. Eso mismo
viene haciendo la derecha al plantear que se llamarán PC-
Sendero Luminoso. Pero tarde o temprano la izquierda
aherrojada, que ha rechazado tal maniobra, sabrá orientarse y
pedirle cuentas.

Todo ello justifica ampliamente que los dirigentes y
cuadros, los que realmente mantenemos en alto las banderas
de la revolución, tomemos las cosas en nuestras propias
manos y nos organicemos en fracción, la Fracción Proletaria
en forja, para que cumpla la tarea pendiente: ¡Reconstruir el
Partido Comunista del Perú!

122
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

VI. ¡ATREVERSE A PENSAR! ¡ATREVERSE A
DECIR! ¡ATREVERSE A ACTUAR!

1. NGEP. Reafirmarnos en ella y especificarla143.
El PCP como eje y gozne. Grandes balances. Nueva ola
revolucionaria se desenvuelve pero necesita que se forje y
desarrolle su dirección proletaria144. Gran campaña Marx 200
años145sirve a que se asuma el marxismo, el marxismo-
leninismo-maoísmo, y contribuir a reconstruir y forjar
partidos. Reasumir nuestra visión y nuestro papel en Nuestra
América. Actuar en el concierto de América Latina fue una
orientación estratégica del Amauta Mariátegui, la estamos
reasumiendo.

2. Nueva Línea Política General.
Reafirmarnos en la NLPG. Carácter de la sociedad, camino,
forma de lucha, contradicciones, etc146., porque su negación
es cada vez más abierta por la derecha. Se han opuesto a
aplicar, entre otras cosas, la contradicción principal:
pueblo<>capitalismo, no definen posición por el aspecto de la
contradicción que corresponde: pueblo; más bien lo hacen por
el capitalismo. Es decir, en contra de desenvolver la etapa
socialista de la revolución, en combate contra el capitalismo.
Que producto del desenmascaramiento aparecieran y

143
La línea ideológica y política decisiva fue precisada aún más en el opúsculo Por la
Línea Política General de la revolución socialista. Derrotar al revisionismo,
capitulador y escisionista.[Nota del 2014]
144
Destacar aquí el papel de los maoístas consecuentes, sobre todo en el Asia.
[Nota del 2014]
145
Nótese que esta iniciativa empieza a calar en diversas fuerzas de vanguardia en
el Perú, que se aprestan a esa celebración.[Nota del 2016]
146
Hemos omitido la referencia a etapa socialista, luego de haber consultado a la
fuente mariateguiana que, desde el inicio la concibió asi: revolución socialista.
123
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

aparezcan en cuanto movilización ocurra, para aparentar y
fingir salir de facto de su línea contraria, no ha sido sino
maquillar el problema ideológico y político. Por otra parte,
significó saltar otra vez al izquierdismo a través del fantasioso
«Preparar la insurrección». Eso los llevó al porrazo inmediato
de la Operación Perseo.147

3. Política General. Especificación.
Reconstruir el Partido en medio de la lucha del pueblo
contra el capitalismo y por la revolución socialista.

—Contenido: formar organismos —las tres varitas mágicas—
y preparar nuevos dirigentes, cuadros, militantes,
combatientes y masas en medio de las luchas concretas del
pueblo peruano.

-Tarea y objetivo inmediato.

(…)

4. Política fundamental
Solución política, amnistía general y reconciliación
nacional

Amnistía:

Reafirmarse en la amnistía general con una especificación: la
autocrítica sobre todo de las dos partes protagonistas de
la guerra y en particular de sus dirigentes políticos148.
Combatir la posición pro indulto.

147
Esta última frase se ha agregado en el 2015.
148
Esta posición se confirma por lo sostenido por un militar de alto nivel que busca
impulsar una lista de firmantes, de adhesiones a la amnistía general, pero con un
124
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

EN SÍNTESIS:

La revolución socialista en el Perú, necesita de estas políticas y
sobre todo de su consecuente aplicación. Carácter de la
sociedad, contradicciones fundamentales, camino y formas de
lucha. Por ello, debemos precisar acerca de las condiciones
para avanzar y lograr nuestros objetivos y nuestras metas:

1. La línea ideológica y política correcta es lo decisivo.
Ideología, Línea y Programa de la RS.

—Nueva Constitución, considerando el período. Perspectiva y
Constitución Socialista.

2. Tres instrumentos de la revolución. (…).Centralización
estratégica y descentralización táctica. La dirección de la
revolución debe seguir marchando cualesquiera sean las
condiciones. Independencia, autodecisión y
autosostenimiento.

3. Base de masas. Participación y apoyo de las clases y
sectores del pueblo. No todo se reduce a Frente Popular, es la
forma orgánica en el frente, pero no lo único ni el
condicionante: «Si no estás en el Frente, estás con la
contrarrevolución». Especificar formas diversas y alternas.
Convergencias en lucha de clases con otras organizaciones del
pueblo, pero el Partido debe llegar a constituirse mediante
ardua brega en centro de dirección reconocido.

4. Opinión pública nacional. Luchar por variarla. Autocrítica
y reivindicación de la guerra y sus aspectos positivos. Política

«Tenor autocrítico», o sea «Asumiendo autocrítica como FFAA», y principales
responsables de pérdidas humanas en la guerra. Esto desmiente categóricamente al
oportunismo de derecha que sostiene, para mantenerse a cubierta, que no cabe
hoy autocrítica porque eso es querer destruirnos, que no es el momento. ¿No los
abofetean estos militares de la OC? [Nota del 2014]
125
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

de frente único, medios de comunicación propios y aportar a
la gran campaña por los 200 años de Marx.

5. Opinión Pública Internacional. Trabajarla. Es importante
la gran campaña internacional arriba indicada. Asimismo en el
2017 se cumplen los 150 años de la publicación de El Capital,
obra teórica cumbre del pensamiento marxista, y los 100 años
de la Gran Revolución de Octubre.

VII.ACERCA DEL PERÍODO
5 años aproximadamente (…)

126
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

VIII.SITUACIÓN DE LA VANGUARDIA Y
TAREAS URGENTES

Debido a que el grupo hegemónico se ha dado maña para
imponer —entre próximos y queridos y la izquierda
oprimida— su reconstitución espuria de abandono y traición
en aras de sus intereses personales y de grupo —libertades a
todo costo, incluso «pasar por el fango149»— y de que aquella
reconstitución ha sido dada por culminada; debido a todo ello
se hace necesario especificar una Política General y políticas
específicas acordes a la realidad de las masas y a la necesidad
de la vanguardia, hoy en Reconstrucción.

Ya lo venimos cumpliendo. Y ha entrado a intensificarse la
lucha contra el oportunismo de derecha en el grado de línea de
derecha u oportunista en formación—ya desenmascarada—,
en concordancia con el emplazamiento para que se cumpla
con el Balance de la Guerra y la autocrítica de los dirigentes. La
clase y el pueblo tienen que sacar lección de dos fracasos:
guerra popular (1980-1992) y lucha política (1993-2013).
Ambos por responsabilidad del hoy grupo hegemónico
encabezado por AGR y EYR.

1. Sobre el Programa de Revolución Socialista
(…150)

149
Está inscrito en el compendio ya citado, 1992 Giro estratégico…. De hecho, era
sabido que estábamos dispuestos a pasar por las horcas caudinas, pero en modo
alguno tenía que significar enfangarse en el revisionismo y la capitulación.
150
Tarea pendiente de realizar. Demanda investigación social, política, cultural y
económica que ya venimos realizando.
127
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

2. Sobre la táctica.

La política y la táctica son la vida del Partido. Bregar por unir
sobre todo al proletariado y al campesinado, y a la pequeña
burguesía, bajo dirección y hegemonía del proletariado.
Bregar por unir al sector más golpeado de la burguesía
nacional, tanto por la nueva acumulación capitalista151cuanto
por la globalización imperialista. Apoyar todo lo que sirva al
pueblo y combatir todo lo que se le oponga o perjudique.

IX. POLÍTICAS ESPECÍFICAS Y CONSIGNAS
(…)

151
Era errado poner acumulación originaria. Se ha corregido.
128
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

X. CUESTIONES POLÍTICAS
FUNDAMENTALES
Acerca del Movadef y 20 años de lucha política.

Conclusiones:

1.20 años de lucha política y bajo los mismos dirigentes que
condujeron a la debacle a la guerra popular, han arrojado
magros resultados. Se ha cosechado un nuevo fracaso y
derrota porque existen fallas de origen, fallas ideológicas y
políticas de derecha en los dirigentes principales. Desde
prisión o fuera de ella; en guerra o en tiempos de paz, lo que
existe es el problema de dirección por incompetencia de
mandos. La dirección encabezada por AGR y EYR nos ha dado
dos fracasos y derrotas, y no tienen derecho a pretender que
todo se supedite a sus libertades. Primero deben
autocriticarse.

Es marxismo dar cuenta al Partido, la clase y al pueblo por los
fracasos y derrotas cosechados; y es revisionismo, ocultárselos
y mentirles. Más aún, si bien luchamos por la libertad del
contingente de la guerra, no se trata de libertad por libertad.
¿Qué interés especial tendría para la revolución que se la
promueva como lo central y decisivo, si sobre todo desde los
dirigentes centrales se pretende salir arrastrándose y
respaldándose en organismos a los que han venido
adiestrando como leales sostenedores del viejo orden?

2.El tipo de tratativas que tuvieron y a todas luces aún tienen
AGR y EYR con la otra colina, desde 1992, significó jugar
dentro de sus planes y parámetros a fin de obtener
algunas ventajas muy relativas y mendrugos. Y, buscando
sus libertades como cuestión de fondo, porque tozudamente

129
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

pretenden hacernos creer que sin ellos no hay revolución. Más
aún, empaquetan sus intereses personales y de grupo
hegemónico dentro dela necesidad de «la sociedad peruana en
su conjunto» y «el Partido» e incluso «la revolución mundial».
Estos parámetros y concesiones —y estas justificaciones—
signaron la entrada a los tiempos de paz y de lucha política
desde 1993 y ha marcado hasta hoy la dinámica del trabajo
político.

Así, el Movimiento surgió y se desenvolvió, hasta donde pudo,
al amparo y bajo los límites que se había autoimpuesto AGR y
EYR, pretendiendo también que de ese modo la organización
sería favorecida y no sería golpeada ¡Necia confianza en la
reacción y desconfianza en las masas! Estos parámetros han
subsistido hasta hoy de manera encubierta o solapada, pero
tuvieron uno de sus resultados primigenios más nefastos con
la grave acción colaboracionista de AGR y EYR, a favor de la
Constitución de 1993, que arrebató derechos a la clase
obrera y al pueblo. Esta es otra prueba irrefutable que desde
ahí ya montaban acciones antipueblo a cambio de sus
libertades. Eso explica que desde hace dos décadas
restringieran el trabajo político casi exclusivamente a la
actuación burocrática dentro de los límites de la legalidad
burguesa. Por ello se espantaron ante el vínculo que estableció
la izquierda partidaria, en sus variadas formas, con la lucha
popular. Y por eso la derecha encabezada por AGR y EYR se
esmeró por años en sabotear y hundir ese trabajo realizado en
aras de las jornadas futuras. A todas luces eso no estaba y no
está en el libreto implícita o explícitamente acordado con el
enemigo de clase.

Así, si el principal logro fue considerado el difundir una
política de largo alcance, el problema es a dónde nos está
llevando su aplicación y cuáles son los hechos que respaldan
su éxito y perspectiva, si el problema de toda política, como
130
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

enseña el P. Mao, será siempre que las masas la asuman. Y
justamente lo que se ha conseguido como aplicación de una
política de derecha, emboscada en planteamientos políticos y
consignas generales y demagógicas, ha sido separarse y
aislarse de las masas para terminar cosechando, otra vez,
fracaso y derrota152. Hoy, como ocurre con el balance de la
guerra, tampoco quieren asumir esta responsabilidad, porque
desenmascara su revisión del principio marxista de que las
masas son las hacedoras de la historia y que no debemos
confiar sino en ellas y en el Partido.

3. Debido a este marco restrictivo en el cual opera la
dirección del PCP-SL153, ha sido captado por la izquierda
partidaria y por la fracción en forja; y también como sociedad,
como país, y como pueblo, que lo que persigue el Movadef es
sobre todo la libertad de AGR y EYR, y más aún a todo costo. Lo
cual colisiona con los estándares de una organización política
en general, y de izquierdas en particular, que debe abordar el
conjunto de los problemas nacionales. Esto está íntimamente
ligado al hecho de que quien se mueve tras bastidores es un
grupo hegemónico154 que se ha apropiado del Partido y de los
logros de la guerra popular; que trafica con ellos y que agita
entre líneas y como pueril sonaja: Nadie nos ha derrotado,
somos insustituibles, sin nosotros no hay nada ni vale nada,
porque es infructuoso, los pueblos del mundo nos reclaman para
hacer los grandes balances.

152
En más de dos décadas de la «difusión de la Nueva Gran Estrategia», es palpable
el fracaso del que fuera considerado su mayor logro. Basta ir a las marchas donde
las masas combaten masivamente, para ver a la misma y penosa veintena de gatos,
agitando las mismas consignas que encubren la traición de sus jerarcas: ¡Abajo las
transnacionales!, por ejemplo. [Nota 2015].
153
Denominación que han adoptado AGR y EYR desde el 2013, aproximadamente.
154
Como reiteramos, hoy corresponde hablar de una camarilla revisionista, ya no
de un simple grupo hegemónico que contiende con otros grupos. Es una camarilla
que domina y manda y no responde sino ante sí misma. [Nota del 2015]
131
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Es decir, repercutiendo a aquella burocracia reaccionaria
que desenmascaró Marx, deifican su papel y lo envuelven en
un manto de misterio, a la vez que se mueven en el más chato
hechismo y la más cínica manipulación política. Esto es,
buscando llevar con artimañas a todas las fuerzas reagrupadas
tras sus libertades, cuando ante la opinión pública —que había
que cambiar—están gravemente desprestigiados. La amnistía
general es una necesidad de la sociedad peruana y del pueblo
y debemos persistir en ella, pero debemos estar claros que en
ella emboscan sus intereses de grupo AGR y EYR. De ahí que
apoyen el indulto a Fujimori, para tener ellos la
posibilidad de reclamarlo para sí. De ese modo ha quedado
claro que no creen en la amnistía general, que es otro ardid
que usan a su antojo155.Quien está convencido de la amnistía
lucha por ella, no la sabotea. La amnistía, como lo hemos
probado, avanzará con la autocrítica de las partes
contendientes y dilucidando la verdad histórica, y de
ningún modo facilitándole la libertad a Fujimori y al grupo
Colina. Esta inaudita posición—encubierta tras que «no somos
inhumanos»— ha sido repudiada por las masas profundas,
democráticas y progresistas. La derecha, una vez más, no
distingue al enemigo de quiénes son los aliados que podrían
sumarse a la causa, porque se desliza y hunde cada vez más en
el oportunismo de derecha y en el revisionismo. Es necesario
destacar y denunciar por qué durante tantos años no hubo una

155
El Movadef ha cosechado repudio irremediablemente en las masas. « ¡Hasta
dónde han llegado!», afirmaban transeúntes en quioscos y mercados de provincia
ante el nuevo anuncio –en junio 2013-, previo al fallo de Humala sobre el Indulto a
Fujimori. Esto es, el apoyo público de Movadef al Indulto a Fujimori, o de que «no
nos oponemos», porque «no somos inhumanos». Justamente, el Indulto no
procedía ni legalmente ni humanitariamente, porque no cumplía con los requisitos.
Tras eso están sus propias expectativas, para pedir luego por salud o por edad,
también su indulto. Y, tras eso, un contubernio con el fujimorismo, o sea con la
extrema derecha. O un favor gratuito justamente a aquellos que más atacan. Es la
abyección, la bajeza y la deshonra más completa.
132
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

clara fundamentación de la amnistía general. Es que los
jerarcas intocables querían tener las manos libres para hacer y
deshacer a su gusto y medida.

4.Al mover todas las fuerzas casi exclusivamente para esta
acción política legal —y no es desde ahora, sino desde hace
casi dos décadas, aunque agudizada desde la existencia del
Movimiento—, estaban también apuntando, encubiertamente,
a imponer el hecho consumado de un renovado peso político
en la vanguardia, a fin de eludir la necesaria autocrítica que
debían hacer, que ayude a explicar al Partido y al pueblo lo
ocurrido en 80-92. La derecha no sólo ha maniobrado con
métodos antiproletarios sino que ha utilizado para ese
oscuro objetivo a las jóvenes generaciones.

Pero se ha estrellado en su pretensión por sus malas artes. ¡No
pueden pretender que les acompañemos en sus
lamentaciones! La organización está en una grave situación de
desprestigio luego de la derrota, a lo que se suma la debacle en
la lucha política. La ceguera de los dirigentes y su doblez e
indiferencia ante el curso de la lucha de clases de las masas y
su perspectiva ha quedado una vez más, probada. Hoy existe
una opinión pública que incluso dificulta participar siquiera
dentro de la legalidad, debido a que no hay un ápice de asumir
responsabilidad sobre los graves errores cometidos. Más aún
AGR y EYR dicen que no fueron ellos, que fueron otros que
actuaron por su cuenta y riesgo. Pero ya los desenmascaramos
ante las masas.

5. La invocación de los Derechos Fundamentales no tuvo
como correlato sino el apartamiento de la lucha popular—y de
la preparación de las jornadas por venir— y el contubernio de
hecho con el gobierno de Ollanta Humala, y aún antes que él.
Esto es, contra acuerdos expresos de que «el pueblo nada
puede esperar del gobierno», y contra la NLPG, que plantea la
133
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

contradicción principal pueblo/capitalismo; pues, lejos de
tomar posición por el pueblo, apoyan las medidas y planes del
capitalismo: «El capitalismo se va a imponer, va a avanzar»,
«Conga va». Renunciando en los hechos a la lucha contra ese
capitalismo, lo cual prepare los futuros combates decisivos.
Según enseña Mao Tse-tung, no puede ser verdadero
revolucionario quien sólo de palabra está al lado del
pueblo y en los hechos traiciona sus luchas.

Así, a la luz del marxismo ¿Qué etiqueta merecerían aquellos
que salieron a tildarnos de «contrarrevolucionarios», por el
hecho de emplazarlos a que se autocritiquen y respondan? Lo
diremos en su momento. Pero están en contra de desarrollar el
Partido en medio de la lucha por los derechos fundamentales;
y en contra la amnistía general, que sirva a una futura
reconciliación nacional, al promover el indulto que no es sino
la componenda y el intercambio de impunidades. Más aún,
todos sus desbarres oportunistas implican estar en contra del
propio carácter del Movimiento, cuya lucha por la amnistía
debía ser inseparable de la lucha por los derechos
fundamentales.

Esta derecha, este revisionismo en ciernes, además, ha servido
en bandeja al enemigo. Porque ha expuesto y develado parte
fundamental del sacrificado trabajo de masas que la
izquierda partidaria avanzó en vertebrar por años ante la
capitulación de los dirigentes, centrados en sus libertades. Y lo
han expuesto casi en su totalidad para que sea más fácilmente
golpeable por la otra colina. Porque son opuestos a su
desarrollo y a que se ligue al pujante movimiento popular. De
ahí que descalifiquen sus luchas acusándolas de pretender
«volar el marco democrático», y que ellos sí están por la
«estabilidad democrática». Ha quedado claro, entonces, que
están dispuestos a seguir en su necia labor de bomberos de la
lucha popular. Pero aun así proclaman haber «reconstituido el
134
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Partido», ¡Al margen de las masas! Lo que han hecho es
liquidar y destruir Partido, crimen del cual deben responder.
Hoy cabe evaluar el estado de sus posiciones, luego de
concluida su reconstitución espuria y de que hemos
avanzado en dilucidar el derrotero de sus acciones y cúmulo
de posiciones oportunistas de derecha.

6. Con la estridente invocación del pensamiento Gonzalo—
después de tanto cacareo bullicioso ahora dicen que solo
toman «una parte»—, han reeditado los viejos usos de la
derecha para descalificar a quien les combate. Es decir, el
sambenito de: «¡Están cuestionando al pensamiento Gonzalo!»,
para así ocultar la esencia de la cuestión: sus errores en la
conducción política del Movimiento. Pensamiento que, cual
crucifijo exorcizante, elevan entre el incienso y el humo, a fin
de pasar sus baratijas oportunistas. A saber: desligarse de la
lucha de masas, deshacerse de medios de comunicación
propios y no asumir autocrítica, a más del abandono del
principio de construcción. Y peor aún, sosteniendo la
peregrina posición que criticarles sus graves errores es ahora
«renegar de la ideología del proletariado», negando que la
ideología universal del proletariado es el marxismo, el
marxismo-leninismo-maoísmo, develando que están en contra
de servir a ponerla al mando, y de que la invocan con el simple
propósito de catapultar sus posiciones y afanes, para luego
echar al traste la ideología universal—y ya lo vienen
haciendo—, del mismo modo que ayer lo hicieron con el
pensamiento de Mariátegui.

7. La derecha, el revisionismo en ciernes, desenvuelve una
perversa manipulación de la lucha interna y hace uso del
Partido como su propiedad y su feudo. De ahí proviene esa
degeneración política y descomposición en las ideas que brota
a cada paso, contradiciéndose, reculando, acomodando,
maquillando y revisando lo dicho, sin el menor rubor, porque
135
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

no se sienten que deben dar cuenta sino ante sí mismos. En
ese desprecio ante la clase y el pueblo se esconde la entraña
burguesa de un grupo que se siente por encima y con el
derecho de acallar o lanzar a apartarse a toda voz discrepante.

La derecha, la burguesía en las filas del proletariado, ha
usurpado al Partido y lo viene despeñando y cambiándole
de color. Y hoy, ante el avance de la lucha y su
desenmascaramiento ante las masas, no sólo han optado por
el silencio, luego de haberse desbordado en la diatriba, el
insulto y la amenaza, sino que han decidido cambiarse de
nombre y adoptar el de PC- SL, porque de este modo ―como
cuando se cambia de marca con fines encubiertos, dentro de
las relaciones burguesas y capitalistas―, cree que no les
alcanzará el emplazamiento para que rindan cuentas; en tanto
que con la denominación de PCP que se habían atribuido por
décadas, tenían el deber de responder ante la clase y el pueblo.
Pero tarde o temprano, la izquierda aherrojada, que ha
captado el sentido de la maniobra y la ha repudiado, sabrá
darse cuenta de hacia dónde los viene conduciendo este grupo
hegemónico de derecha.

8. Ha quedado probado que el Movadef ha fracasado por los
errores de quienes establecen sus orientaciones y medidas
prácticas, esto es, por problemas en la aplicación de todas las
políticas acordadas y por aplicar en los hechos una política de
derecha, una política oportunista, una política de traición
al camino del pueblo. Aquí se aprecia con toda claridad el
gran giro hacia la derecha de AGR y EYR, que luego de ser
durante buena parte de su vida comunistas consecuentes,
aunque marcados por deformaciones de dogmatismo infantil
―que no supieron corregir marxistamente―, ahora son unos
mansos corderos que aceptan pragmática y oportunistamente
cualquier cosa que les pongan al frente, fingiendo ahora ser

136
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

tan amplios y democráticos, hasta la desaparición de la
identidad proletaria.

En esa involución que se profundiza, y que se traduce a cada
paso en contradecirse hasta el absurdo―en colisionar con la
realidad―, se opera el tránsito del drama trágico a la comedia,
y se avizora el final de una forma que ya cumplió su papel
histórico y hoy declina. Su expresión política es el proceso de
un Movimiento que, luego de nacer en el terreno de las
concesiones y conscientes parámetros―le hacían llegara AGR
hasta los balances del Movimiento por Mesa de Partes del
INPE―, no ha podido evitar ser el blanco de campañas
satanizadoras y de persecución. Es decir, no han podido
impedir ser atacados por un enemigo resquebrajado y
enfrentado, por más que hayan casi rogado que ahora sí se van
a «autocriticar» y «portarse bien». Más aún, ahora son un
simple pretexto para golpear a la lucha popular.

La derecha está otra vez en un callejón sin salida; aunque su
soberbia burguesa, sus amenazas y sus más gruesos epítetos,
esos sí están intactos para lanzarlos, sobre todo contra la
izquierda partidaria que los viene dejando al desnudo. Así, su
debacle teórica y política está desplegándose a los ojos de
todos y lo único que va quedando en pie es su obcecación y su
ceguera. Pero esta derecha, que a duras penas responde y con
insultos el implacable desenmascaramiento que venimos
realizando, no podrá eludir responder ante la clase y el pueblo,
porque la lucha de dos líneas está en las masas y más pronto
que tarde ellas se orientarán y darán su veredicto.

9. A partir de estas Cuestiones Políticas Fundamentales,
analizadas a la luz del marxismo, del marxismo-leninismo-
maoísmo nuestra ideología universal, del pensamiento de
Mariátegui, y confrontándolas con el pensamiento Gonzalo—
cuyas posiciones fundamentales y aprobadas la derecha niega
137
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

a cada paso—, hemos concluido que se hace necesario
formar Fracción y pasar a reconstruir el Partido, porque
el Partido ha sido destruido, ha sido liquidado por la
derecha. Y, si es así, se trataría de una línea de derecha, una
línea oportunista, una línea revisionista156 que hay que pasar a
sistematizar en todos los planos, desenmascarar y derrotar,
sirviendo a educar al pueblo, ayudándole a despejar su camino y
su marcha.

En alarde del más perverso cinismo esta derecha —que luego
del insulto ha pasado de inmediato a fugarse e hibernar—, nos
acusa de un imaginario plan de destrucción y de que actuamos
dentro de un «plan contrarrevolucionario y anticomunista».
Les respondemos: ¡Hace tiempo escindieron el Partido
(empezó con su fantasioso ‘Acuerdo de Paz’ que dividió al
Partido, cuestión que ya dejamos al desnudo) y siguen
haciéndolo! Y, la reconstitución espuria que han zanjado no ha
hecho sino olear y sacramentar su acción destructora de lo
que quedaba de él. ¡Respondan de ese crimen contra la clase y
el pueblo! El debate librado y 20 años de lucha política han
aleccionado a la izquierda revolucionaria y proletaria en que
la revolución debe continuar así sea pasando por encima del
antiguo grupo dirigente que despeñó el proceso en dos
ocasiones, que se estancó e involucionó. Nos ha enseñado que
no es posible la reconstrucción partidaria si no se
desenmascara ante las masas las posiciones bomberiles de ese
oportunismo de derecha, arrojando al traste las reverencias
consagradas a un supuesto ser predestinado e infalible al que
no cabe criticar porque es ¡osadía atrevida!, y porque criticarlo
es renegar del marxismo y pasarse a la reacción.

156
Nótese que ahí ya se avanza en caracterizar como línea revisionista, pero en
condicional. Y traza la tarea de sistematizar y desenmascarar. [Nota del 2014]
138
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

La Fracción Proletaria en forja no hace caso a aquellas
emanaciones fantásticas ―de idealismo filosófico― acerca de
una figura que, como todo dirigente insuficientemente
afincado en la dialéctica marxista, ha errado, se ha apartado
de ésta y lo ha hecho gravemente. Tampoco hace caso a los
gemidos implorantes de esta derecha ya desenmascarada, ni a
sus insultos. La derecha, el revisionismo en ciernes en
constante fuga hacia el absurdo, tiembla, porque ha entendido
bien que todo tiene un límite y que su tiempo se ha terminado.

¡Gloria al marxismo!157

¡Gloria al marxismo-leninismo-maoísmo!

¡Viva el 122° Aniversario del Nacimiento del Presidente Mao!158

¡Viva el pensamiento de Mariátegui!159

¡Reconstruir el Partido Comunista del Perú!

¡Viva la Fracción Proletaria en forja!

¡Vivan las luchas del pueblo peruano!

157
Es posición de la fracción precisar que somos, sobre todo y ante todo,
marxistas.
158
Consigna agregada por la fecha de esta edición [Nota de diciembre 2015]
159
Aquí ya se varía la caracterización «pensamiento de Mariátegui/pensamiento
Gonzalo» que figuraba en el documento original. Creemos que ya es oportuno. La
formulación completa de la ideología que guía la fracción es: marxismo; marxismo-
leninismo-maoísmo, pensamiento de Mariátegui. [Nota de agosto 2014]
139
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Fracción Proletaria en forja

del Partido Comunista del Perú

Lima, setiembre del 2013

140
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

ÍNDICE
TEXTOS GUÍA 3
PRÓLOGO 7
INTRODUCCIÓN 50
I. DE PROBLEMA DE DIRECCIÓN DE 1992 A INGRESO...
1. Discurso de setiembre y pedir(o aceptar) 53
2. «Diálogo académico» y mejora… 57
3. La denominada «Ronda de Conversaciones»…. 65
4. Regresando al tema de la caída de setiembre 72
5. La escisión del PCP. Proseguir y terminar. 100
II. LA LUCHA POR LA DEFENSA…106
III. SOLUCIÓN POLÍTICA A LOS PROBLEMAS
DERIVADOS…
―ALGUNOS PUNTOS DEL PROCESO 108
―EL PAPEL DE LA FP EN PRO 111
IV. TRES AÑOS Y DOS CONGRESOS: 114
V. LA LÍNEA IDEOLÓGICA Y POLÍTICA 116
VI. ¡ATREVERSE A PENSAR! … 122
VII. ACERCA DEL PERÍODO 125
VIII. CUESTIONES URGENTES 126
IX. POLÍTICAS ESPECÍFICAS Y CONSIGNAS 127
X. CUESTIONES POLÍTICAS FUNDAMENTALES
Acerca del Movadef y 20 años de lucha política.
CONCLUSIONES: 128
ÍNDICE 140

141
Cuestiones políticas fundamentales Fracción del PCP

Esta edición artesanal de Cuestiones
Políticas fundamentales. Acerca del
Movadef y 20 años de lucha política,
originalmente se publicó en
diciembre del 2015. En febrero del
2016 y en setiembre del 2016 se
reimprimió con algunas precisiones y
mejorando el equilibrio en su
tipografía. Con vistas a la campaña de
rectificación y a su difusión
internacional, hemos hecho
precisiones puntuales en febrero del
2018.

142