You are on page 1of 14

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC”

Manuel Jiménez, el alcalde
republicano de Barajas
12 de Febrero de 1931 – 28 de Marzo de 1939

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 2
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

MANUEL JIMÉNEZ,
EL ALCALDE REPUBLICANO DE
BARAJAS
Por David Carrascosa
El presente artículo se ha desarrollado a partir de la lectura de los libros de actas
del Ayuntamiento de la Villa de Barajas, documentos de la Agrupación Socialista
de Barajas que obran en el archivo histórico de la Fundación Pablo Iglesias y el
testimonio de la familia Jiménez

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 3
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

Índice de ilustraciones
Retrato de Manuel Jiménez, alcalde de Barajas – 5
Niños de la Escuela Nacional de Barajas en 1934 – 7
Documento Agrupación Socialista de Barajas Junio de 1936 – 9
Acta de la Sesión Plenaria de 15 de Febrero de 1939 – 12
Carta de Don Felipe, párroco de la Villa de Barajas – 14

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 4
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

MANUEL JIMÉNEZ,
EL ALCALDE REPUBLICANO DE BARAJAS

El municipio de Barajas no presenta cambios significativos
hasta después de la Guerra Civil, cuando ya se hace notorio el
auge de la aviación. Hasta entonces, la estructura social y la de
los medios de producción se mantienen casi estancadas desde
el siglo XVIII: una sociedad agraria con claros anclajes en la
época medieval, fundamentalmente centrada en el cultivo del
cereal, en la que las grandes fincas, pertenecientes a un 6% de
la población, ocupaban más del 50% del territorio mientras
que las más pequeñas, correspondientes al 80%, ocupaban un
escaso 20% del espacio. En el primer tercio del siglo XX,
mientras la periferia de Madrid se transformaba por causa de
la inmigración poblacional hacia las ciudades, Barajas apenas
experimenta crecimiento demográfico significativo; durante la

década de 1930, la población oscilaría sobre los 2000
habitantes.
El 12 de abril de 1931, y como correlato de lo que sucediera en
la vecina urbe de Madrid, Barajas conoció también el triunfo
electoral de las fuerzas políticas de izquierda, las cuales tenían
su arraigo en los sindicatos de trabajadores del campo
implantados en el municipio desde los primeros años de la
centuria. Manuel Jiménez Vara, nacido en la calle de las
Palomas (actual Aries) el 15 de Junio de 1887, jardinero de
profesión y afiliado al Partido Socialista, se convertiría en
Alcalde de la localidad, sucediendo en el cargo a Andrés
Llorente Sevillano, miembro de una de las familias más
influyentes política y económicamente en Barajas. Aquella

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 5
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

corporación surgida de las urnas la completaban Jacinto de la
Vega de la Cruz, Teodoro Sevillano de la Paz, Ramón Gallego
Peña, Ceferino Sánchez Palero, Felipe Peral Llorente,
Venancio Nájera Julián y Juan Miguel Garrido Durán.

La modernización de la Villa de Barajas
La primera etapa del mandato de Manuel Jiménez al frente del
consistorio Barajas supone un intento de modernización de un
municipio de marcado carácter rural acuciado por la escasez
económica y por los inexistentes servicios sociales para sus
habitantes. Tal etapa se puede encuadrar entre Abril de 1931,
con la toma de posesión de la nueva corporación, y Octubre
de 1934, con la suspensión de la misma por el Gobierno Civil
tras la Huelga General. Destacan, entre otros proyectos de
menor importancia, la creación de las Escuelas Nacionales y la
construcción de Cementerio Municipal.
La Instrucción Pública
La instrucción pública, uno de los grandes proyectos
republicanos para el Estado, tiene amplia resonancia en la
villa de Barajas. La mayor parte de los esfuerzos de la primera
etapa de Manuel Jiménez frente al consistorio están
vinculados a la completa escolarización de toda la población
infantil del municipio y a la alfabetización de la adulta.

Manuel Jiménez, alcalde de la Villa de Barajas desde el 12 de
Abril de 1931 hasta el 28 de Marzo de 1939.

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 6
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

Barajas, por ser una zona rural, presentaba grandes
deficiencias en este terreno.
La creación de las Escuelas Nacionales sería uno de los
grandes proyectos generados por el consistorio barajeño. La
propuesta para la construcción de éstas partiría del Consejo
Local de 1ª Enseñanza solicitando «de este Ayuntamiento la
creación de dos escuelas unitarias más, una para niños y otra
para niñas, por ser insuficientes las existentes en las que se
hace imposible dar cabida a todos los niños comprendidos en
edad escolar». El proceso se abrió a la participación
ciudadana, como se hace constar en la convocatoria de «una
reunión con los vecinos con el fin de darles cuenta de los
trámites y gestiones llevadas a cabo por este Ayuntamiento
para conseguir la construcción de dos Escuelas», según se
acuerda en el Pleno de 29 de Septiembre de 1932.
Una comisión municipal se reuniría a principios de 1933 con el
Inspector Jefe de la Provincia y con el Diputado en Cortes por
la misma, Sr. Rojo, para «la pronta construcción de las dos
Escuelas que tiene solicitadas este Ayuntamiento« (Acta de 29
de Diciembre de 1932). De tales contactos surgiría el proyecto
de construcción de las mismas, según se hace constar el 6 de
Julio de 1933: «Que se proceda a tirar los tabiques de la casavivienda del sr. Maestro y los de la secretaría del

Ayuntamiento haciendo uno por el medio del local con el fin
de que queden dos locales para crear otras dos escuelas
imprescindibles en esta localidad dado el número de niños
que existe». Las obras acabarían en Septiembre del mismo
año, momento en el que se acuerda la adquisición del
mobiliario que acabaría gestionando el propio alcalde en
Noviembre. Por último, en Abril de 1934, y a petición de los
padres de familia del municipio, se insta al Ministerio de
Instrucción Pública nombra titular de la plaza de Maestro para
la Escuela Nacional de niños a D. Lorenzo Nava Martín. La
titular del puesto de la de niñas sería Dª Rosa Chamorro
González.
En consonancia con el proyecto estatal republicano de
alfabetización de personas mayores, los esfuerzos educativos
del consistorio también tuvieron reflejo en el proyecto de crear
clases para adultos. El 27 de Noviembre de 1932 se dirigía
«oficio al Sr. Presidente del Consejo Local de 1ª Enseñanza
interesándole el pronto funcionamiento de las clases de
adultos». Este asunto, junto con la construcción de las
Escuelas, se trataría por la Comisión creada para los asuntos
de educación con el Inspector Jefe Provincial.
El concepto de educación se ampliaba, asimismo, a las
actividades complementarias de los alumnos. Así, en Pleno de

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 7
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

21 de Julio de 1932 se acordaba «por unanimidad que el
Ayuntamiento contribuya con la cantidad de cincuenta
pesetas para los viajes culturales que se están realizando
actualmente por los niños de la Escuela Nacional».

Niños de la Escuela Nacional de la Villa de Barajas con su maestro, Don Lorenzo
Nava. Fotografía realizada en 1934.

El Cementerio Municipal
Enmarcada en el proyecto laicista del Estado, la Ley de
Secularización de Cementerios de 30 de Enero de 1932
obligaba a las localidades que, por alguna razón, carecieran de
cementerio municipal, a la construcción de uno en su término.
De esta forma, en la sesión plenaria de 18 de Febrero de 1933
celebrada en Barajas, teniendo en cuenta la falta de
condiciones higiénicas del cementerio parroquial así como de
su escasa de capacidad, se acuerda la creación de uno de
carácter municipal; se conviene, asimismo, que la Comisión de
Fomento del consistorio «se ocupe en primer término del
lugar de su emplazamiento que, a juzgar por las condiciones
requeridas, deberá radicar probablemente en los terrenos
propiedad de este Ayuntamiento denominados “Las Eras
Chicas”».
En Pleno de 9 de Marzo de 1933, una vez aprobado el
emplazamiento del nuevo cementerio, se insta al médico y al
farmacéutico de la localidad, D. Ricardo Chamorro Tello y D.
Anastasio Amador García, para que «emitan el informe que la
ciencia les aconseje respecto a sus condiciones higiénicas en
relación con los vientos reinantes y las corrientes hidrográficas
de esta localidad y cuanto crean conveniente para apreciar las

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 8
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

buenas o malas condiciones
propuesto».

del sitio de emplazamiento

El proyecto, una vez emitidos los dictámenes, quedaría
aprobado en Pleno de 4 de Mayo de 1933, remitiéndolo a la
Inspección de Sanidad para solicitar su «superior
autorización». En tal proyecto, y debido a la carencia de
medios económicos de Ayuntamiento, se hace constar que
«dado censo vecindario de esta población y sus pocos
recursos, ha limitado las dependencias anexas a dicha
Necrópolis a un modesto depósito de cadáveres y sala de
autopsias». El Ayuntamiento destinaría la cantidad de 15.000
pesetas para la construcción del cementerio de las que se
invertirían finalmente en su construcción 14.700, según consta
en el acta relativa al Pleno del siguiente 28 de Julio, sesión en
la que quedaría aprobado definitivamente el proyecto. La
adjudicación en subasta pública se sustanciaría el 23 de
Noviembre y la necrópolis entraría oficialmente en
funcionamiento el día 3 de Mayo de 1934.

La Comisión Gestora
La Huelga General de Octubre de 1934, posteriormente
conocida como Revolución Obrera de ese mismo año, se
desarrolló en Madrid desde el día 5, jornada de su

convocatoria, hasta el día 12. El Gobierno de la República,
habiendo controlado la situación con relativa facilidad,
procedía a la detención de los cabecillas del movimiento y a la
suspensión del Ayuntamiento de Madrid por Decreto de 7 de
Octubre.
La detención del Alcalde de Barajas
El municipio de Barajas no fue ajeno a las consecuencias
derivadas de la Huelga General. Según se da cuenta en un
documento emitido por la Agrupación Socialista de Barajas
meses después con el fin de dar constancia de los
acontecimientos, el día 12 de Octubre de 1934 la Guardia Civil
procedió a la detención de Manuel Jiménez, el Alcalde, tres
Concejales de la corporación municipal y los directivos de la
Agrupación «dando un trato salvaje e inhumano no sólo a
nuestros camaradas, sino a sus mujeres e hijos, a los que
amenazaron de muerte». Al día siguiente, 13 de Octubre, se
celebra sesión plenaria en Barajas «en virtud de orden recibida
con esta fecha del Exmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia
de la que se dio lectura así como del oficio de igual fecha
acompañando a la misma declarando suspendido el
Ayuntamiento que hasta hoy venía ejerciendo funciones». En
el mismo Pleno se designó como nuevo Alcalde a Ángel
Llorente Sevillano, quien presidiría la Comisión Gestora.

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 9
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

Documento emitido por la Agrupación Socialista de Barajas en Junio de 1936 en el que se da cuenta de los hechos acaecidos durante la Huelga General de 1934.

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 10
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

La reposición del Ayuntamiento
Poco más de un año después, la victoria electoral del Frente
Popular en las elecciones de 12 de Febrero de 1936 propició
que los ayuntamientos suspendidos de sus funciones en
Octubre del 34 fueran repuestos. Así acontecía en Barajas ocho
días después, cuando se hace constar por «el Alcalde de
elección popular, D. Manuel Jiménez Vara, que visto el triunfo
obtenido por el Frente Popular en las pasadas elecciones y las
instrucciones transmitidas por el actual Presidente del Consejo
de Ministros, el Exmo. Sr. Manuel Azaña, procedía en acto
que el Ayuntamiento de elección popular fuera repuesto en el
cargo».
La corporación repuesta tendría como principal ocupación la
revisión de las decisiones tomadas por el consistorio de Ángel
Llorente. En Pleno de 4 de Marzo de 1936 de acuerda «que a
medida que se vayan conociendo órdenes superiores se dejen
en lo posible sin efecto las de la extinguida Comisión
Gestora». Tal revisión se tomaría mayormente a raíz de la
modificación, por acuerdo plenario de 26 de Marzo de 1936,
de varias de las partidas del presupuesto aprobado por la
Comisión a finales del año anterior.
Significativa fue la revocación del proyecto de construcción de
la Casa Cuartel de la Guardia Civil que pretendía llevar

adelante la Comisión Gestora. En el Pleno de 4 de Marzo del
36 se acuerda «que se prescinda de la creación del Puesto de la
Guardia Civil por no existir créditos presupuestarios al efecto
ni permitirlo la situación económica del Ayuntamiento». El
anterior alcalde, con el fin de reforzar en Barajas las decisiones
de control social emanadas del Gobierno Civil, había hecho
verdadero hincapié en reforzar la seguridad, llegando a crear
incluso una plaza de sereno municipal, de la que también se
prescindió.
De la modificación presupuestaria se retomarían algunos
proyectos de carácter social como lo fue el de construcción de
un lavadero en el barrio de Alameda de Osuna «de
imprescindible necesidad»; tal proyecto, que había sido
paralizado por el Ayuntamiento de Ángel Llorente, había
nacido de una solicitud de los vecinos de la zona y de la que
se había dado cuenta en el Pleno de 5 de Abril de 1934. Otros
proyectos que se pusieron en marcha con el repuesto
Ayuntamiento fueron la ampliación de las Escuelas
Nacionales y la reforma de matadero municipal; estas últimas
obras, conducentes a reforzar las condiciones de salubridad e
higiene del mismo, fueron comenzadas en Agosto de 1936, ya
iniciada la Guerra Civil.

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 11
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

La Guerra Civil
La lejanía de Barajas del frente oeste, desde el que los
sublevados asediaban principalmente Madrid, hizo del
municipio un lugar en el que no se registrara actividad bélica.
Sin embargo, a la precariedad económica se unían ahora las
acuciantes necesidades de la población durante el asedio de la
capital, lo que mediatizaría en alto grado la actividad
municipal.
En lo personal, la Guerra Civil trajo a Manuel Jiménez la
amarga noticia de la muerte de su hijo Marcial, acontecida ésta
en Pozuelo de Alarcón el día 3 de Diciembre de 1936, a la edad
de 21 años.
La dimisión del Ayuntamiento
El 19 de Junio de 1937, Manuel Jiménez, como Alcalde de
Barajas, firmaba una orden de detención contra Felipe García,
afiliado de la CNT, y José Llorente Sevillano, hermano del que
había sido alcalde hasta Febrero del 36, y «representante de la
derecha local», según se hace constar en documento emitido
por la Agrupación Socialista del municipio cuatro días más
tarde. Ambos, que habían vulnerado la normativa vigente
para el sacrificio de ganado para consumo humano en tiempos
de racionamiento obligado por la contienda civil, son

detenidos e internados en las dependencias municipales hasta
que agentes de la Dirección General de Seguridad se hacen
cargo de su custodia. Sin embargo, no habiendo pasado 48
horas de la detención, son liberados por esta institución lo que
provoca la contundente respuesta del alcalde y de los
miembros de su corporación, quienes amenazan con la
dimisión en pleno de la Corporación Municipal de Barajas si
el Gobernador Civil, a quien se dirige tal respuesta, no
restituye la situación.
La amenaza dejaría de serlo para convertirse en realidad en el
Pleno de 22 de Julio de 1937. En dicha sesión se produciría la
dimisión en pleno de la Corporación. Sería elegido Alcalde
Presidente de la misma Ramón Gallego Piña. Manuel Jiménez,
como miembro de más edad de la Corporación Municipal, no
se desentendería del todo de su responsabilidad institucional
y continuaría como concejal adscrito a la Comisión de
Gobernación.
Hasta el final de la Guerra
A la escasez de recursos económicos que acució al
Ayuntamiento de Barajas desde siempre se unió la situación
general de asedio que vivió Madrid hasta el final de la Guerra
Civil, por lo que no se acometieron proyectos de inversión.
Aún así, el presupuesto de la corporación se vio incrementado

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 12
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

Acta de la última Sesión Plenaria de la corporación electa del Ayuntamiento de Barajas celebrada el 15 de Febrero de 1939.

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 13
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

durante ese periodo desde las 56.347 pesetas aprobadas en
diciembre del 36 para el año siguiente hasta las 63.981 pesetas
presupuestadas para el ejercicio de 1939, denotando una
inusitada solidez institucional en tan adversa situación.
Ramón Gallego Piña, junto con otros dos Concejales,
dimitieron de sus cargos por su respectivo «ingreso en el
Ejército de la República» en la sesión plenaria de 17 de Mayo
de 1938. Cogería el testigo de la Alcaldía Marcos de la Vega de
la Cruz quien lo ostentaría hasta que, por idénticos motivos,
tuviera que presentar su propia dimisión el 15 de Febrero de
1939. Fue en este Pleno cuando Manuel Jiménez Vara, todavía
concejal de la corporación, asume la alcaldía tras votación
efectuada durante la sesión. En aquélla «se acordó que las
sesiones ordinarias se celebraran los días quince y treinta de
cada mes a las dieciocho horas dado el escaso fluido que
tenemos». La descomposición de las instituciones
republicanas, sin embargo, era ya un hecho, por lo que este
acuerdo no pasó del papel. La siguiente sesión no se celebraría
hasta las 19 horas del día 28 de Marzo de 1939, el mismo día
en que las tropas sublevadas contra la República entraban en
Madrid sin encontrar resistencia. En aquel Pleno se procede a
la constitución del nuevo Ayuntamiento «según órdenes
emanadas de la superioridad dadas al Delegado del Gobierno
Nacional Sindicalista», quedando cesada automáticamente la

corporación anterior. Sería nombrado Alcalde-Presidente
Ángel Llorente Sevillano, quien ya ostentara el cargo en la
Comisión Gestora impuesta en Octubre del 34.
Según testimonio familiar, Manuel Jiménez, aun habiendo
protegido durante la Guerra de las detenciones ilegales y
procesos sumarios a los terratenientes de Barajas, fue recluido
en prisión por presiones de éstos durante dos años tras la
misma. Don Felipe Juana, párroco de la Villa de Barajas
durante el periodo de la República y la Guerra Civil, dirigía
una misiva al Gobierno Civil el día 8 de Julio de 1939 en la que
hacía constar, como ánimo de descargo frente a las
acusaciones contra Manuel Jiménez, que tanto a él como a otro
párroco residente en Madrid, Don Juan Ibáñez, les dio
protección frente a las denominadas “checas”, que
desarrollaron su actividad en los primeros meses de la
contienda. Una vez en libertad, retomaría su profesión de
jardinero para desarrollarla, entre otros lugares, en la antigua
Embajada sita en Alameda de Osuna. El 15 de Febrero de
1971, a la edad de 84 años, fallecía en Madrid quien fuera el
último alcalde elegido democráticamente en Barajas.

Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC” 14
Manuel Jiménez, el alcalde republicano de Barajas

Carta de Don Felipe Juana, párroco de la Villa de Barajas, dirigida a las
autoridades intercediendo por Manuel Jiménez tras la Guerra Civil.