You are on page 1of 5

FINADOS

El Día de Muertos es considerado la tradición más representativa de la cultura
mexicana. La celebración se lleva a cabo en dos días: el 1 de noviembre es
dedicado al alma de los niños y el 2 de noviembre a la de los adultos.
El origen del Día de Muertos tiene antecedentes relacionados con el mestizaje.
Comprende rasgos culturales indígenas y españoles que al mezclarse dieron lugar
a todos los ritos y ceremonias que se realizan alrededor de la festividad.
En la mayoría de los hogares mexicanos la tradición perdura y se colocan
ofrendas con elementos muy particulares. A continuación te mostramos cinco de
los principales aspectos de esta festividad.
• Ofrendas como bienvenida
La creencia popular es que las almas de los seres queridos que se nos fueron
regresan de ultratumba durante el Día de Muertos. Por tal motivo, se les recibe
con una ofrenda donde se coloca su comida y bebida favorita, fruta, calaveritas de
dulce y, si fuese el caso, juguetes para los niños. No faltan las fotografías de los
difuntos y las coloridas flores de cempasúchil.

Iluminando el camino de regreso a casa

Una parte importante de ésta tradición implica visitar los cementerios. Ya sea
durante el día o la noche, las familias acuden y colocan velas sobre las tumbas
como una forma de iluminar el camino de las almas en su regreso a casa. Muchos
pernoctan en los panteones que abren las 24 horas durante esas fechas. Otros
más contratan grupos musicales que interpretan las canciones preferidas de los
difuntos al pie de su sepulcro.

El pan de muerto que se comen los vivos

Algo infaltable en cada cena y ofrenda es el delicioso pan de muerto. Los hay de
diferentes estilos y formas. El más popular es redondo, cubierto de azúcar blanca
o roja, con tiras que simulan huesitos. También están aquellos con formas de
esqueletos o animales. Los ingredientes pueden varían dependiendo de la región,
como es el caso de los panes cubiertos con ajonjolí, típicos de Xochimilco.

vas a recordar su ejemplo. porque en las casa abundaban. El incienso: Cumple con la función de llevar el olor de la comida que se coloca el altar hasta nuestros familiares ya fallecidos. el vaso con agua cumple la función de digestivo para las ánimas y para que “embuchen” después de comer. es como una invitación a bajar al mundo de los vivos para que prueben la comida que hicimos en su honor. las flores no tenían que comprarlas. se pone una mesa aparte y se les coloca comida. La gente pone lo que tiene en su casa. la gente coloca las que tiene en casa”. no aparte”. Para los difuntos olvidados o que no tienen quien les rece. con sus flores y sin fotografías. ¿le das su comida así nomás en la mesa? Recordemos que es una comida especial para nuestros difuntos. “Para el altar de niños. se pone. Recuerda que “antes. En los pueblos se acostumbra a poner imágenes de santos. si estamos acostumbrados. “El significado es la luz… las personas que ya descansaron están con Dios y si están con él. Usar la imagen del familiar significa que estás recordando a esa persona y vas a rezar por él. la cruz de Cristo es el elemento que representa a todos los que practican esa religión. el 31 de octubre se acostumbra a poner una mesa con su mantel limpio. se usan de colores. Las flores: Este elemento puede variar y su uso no es tan riguroso. Si son niños. mientras que para los adultos debe ser de color blanco. La vela litúrgicamente es considerada como figura de Cristo. es que fueron buenas. nosotros los vivos tenemos la obligación de rezar por ellos y recordarlos este día. “Este altar es para los difuntos que se mueren en algún accidente como terremotos o huracanes. El vaso: Más que un elemento simbólico.LO QUE DEBE DE LLEVAR UN ALTAR La cruz: Por tratarse de una celebración católica. alumbran con su ejemplo en vida. si son adultos. . es la mesa donde ellos comerán y debe tener lo mejor“. que no tienen quien les rece. Su significado es puramente ornamental. También se pone una jícara extra en la misma mesa para el niño que nadie se acuerda de él. El mantel: Por último. No es ponerlo aparte sino junto al mismo altar”. se usa negro o blanco. que para los niños puede ser uno de colores. La fotografía. La fotografía: Este es otro elemento que no es obligatorio. “Cuando tú invitas a alguien a comer a tu casa. está el mantel. así que en este aspecto no tiene que ser tan riguroso su uso. Las velas: La vela es muy importante. la Virgen o la Cruz y luego se colocan todas la viandas para los niños difuntos. Como la vela. la luz del mundo”. entonces.

Puede ser también cochinita. y en el almuerzo se ponen dulces de todos los colores para recibir a los niños. verduras u otro platillo que no contenga mucho condimento. Se ponen las velas blancas o negras. ya que estamos en un tiempo en que todo se va combinando y la gente lo está aceptando. Lo importante es que se coloque esencialmente lo que los familiares sabían que le gustaba a su difunto”. se reparte todo y ahora se prepara el xek para poner en el altar. Es válido poner este pan. “En Huhí se acostumbra a servir panes con forma de muñequitos. “no era costumbre. o el tradicional pib o mucbilpollo. el pan de muerto también se pone en los altares. ese mismo día se le hace su cena y se le preparan platillos como los chanchamitos. el chocolate y panes grandes de mantequilla. que es el día de los niños. respetando el gusto del difunto. se acostumbra que en el desayuno se sirvan panes grandes. “Algunas familias de los pueblos preparan el k´aj. El 31. pero ahora está llegando a nuestra tierra. eso ponían para el desayuno. . el atole nuevo o el chocolate. En el desayuno se ponen las jícaras de chocolate o atole y se reza el rosario. Cabe recalcar que en todas las celebraciones. el tobijoloch. Terminado el rezo del desayuno. como puchero. pues se pone lo esencial. Con respecto al pan de muerto. pondremos las cosas que más apreciaban en vida”.Por último. de hecho. El 1 de noviembre. como el relleno negro o el escabeche. ya que se supone que son niños y no pueden comer platillos muy condimentados. Esto va de acuerdo con la economía (de la familia). LA COMIDA La comida es uno de los elementos principales del altar. hojaldras o elote”. Al mediodía se pone la comida. que es el maíz quemado que se muele para hacer atole. respetando el guiso que los difuntos solían disfrutar cuando estaban vivos. toda la comida que se sirve debe ser suave. también su cerveza. fecha en la que se recuerda a “Todos los santos”. en la ofrenda se pueden colocar otros detalles que cumplan con los gustos de los fallecidos: “Si se trata de un altar para niños. al terminar el rezo. Durante las celebraciones se acostumbra a preparar las tres comidas del día. pero con los gustos del difunto. En la cena se le pone sus tamalitos u otra cosa que la familia hace”. vamos a poner sus juguetes preferidos y para los adultos. Se coloca la comida con caldo. se reparte la comida a los comensales. si es que le gustaba. tamales. en los pueblos. De igual forma. si no tiene mucho dinero. batido.

adornado con formas de huesos en alusión a la cruz. y aún entre algunas familias urbanas. El agua tiene gran importancia ya que. de extracción mestiza o indígena. pulque o mezcal. Agua. de color morado y blanco. El pan es una representación de la eucaristía. Comida. el 31 de octubre se elabora la ofrenda dedicada a los niños o “angelitos”. Se le adorna con limonarias y flor de cempasúchil. por su aroma. pues este color simboliza la pureza de estos inocentes difuntos. con adornos de colores. sirve de guía a los espíritus en este mundo. Todos estos elementos se consideran como una luz que guía en este mundo. y fue agregado por los evangelizadores españoles. Los cirios pueden ser colocados según los puntos cardinales. Arco. Puede ser en forma de muertito d e Pátzcuaro o de domo redondo. Velas. En el altar de los “angelitos” la comida no debe condimentarse con chile. respectivamente. por tradición. un vaso de agua sirve para que el espíritu mitigue su sed después del viaje desde el mundo de los muertos. . El copal es un elemento prehispánico que limpia y purifica las energías de un lugar y las de quien lo utiliza. Es imprescindible que las flores y los candelabros sean blancos. El arco se coloca en la cúspide del altar y simboliza la entrada al mundo de los muertos. ya que significan duelo y pureza. Sus ánimas llegan el día primero de noviembre para nutrirse de la esencia y el olor de los alimentos que sus padres les prepararon. entre otros significados. Calaveras. porque les haría daño. veladoras y cirios.Copal e incienso. se les considera una alusión a la muerte y recuerdan que esta siempre se encuentra presente. una toalla y un espejo para el aseo de los muertos Flores. espolvoreado con azúcar y hecho con anís. El alimento tradicional o el que era del agrado de los fallecidos se pone para que el alma visitada lo disfrute. Pan. el incienso santifica el ambiente. Las ofrendas de los muertos chiquitos En la mayoría de los hogares campesinos. Son. Las calaveras son distribuidas en todo el altar y pueden ser de azúcar. También se puede colocar junto a ella un jabón. refleja la pureza del alma. La flor de cempasúchil es la flor que. Son el ornato usual en los altares y en el sepulcro. Bebidas alcohólicas. y las veladoras se extienden a modo de sendero para llegar al altar. el cielo continuo de la regeneración de la vida y de las siembras. barro o yeso. además. Son bebidas del gusto del difunto denominados “trago” Generalmente son “caballitos” de tequila.

huele. Ninguno es grande. pues se entiende como una manifestación y una explicación del mundo. ni pueden ponerse objetos que pertenezcan a los altares de los adultos. La muerte. pasta elaborada con azúcar. No es un ser ajeno. así cuando lleguen las ánimas de los difuntos “chiquitos” podrán jugar tal como lo hacían en vida. canastitas con flores. Para el mexicano no radica esta visión en el desprecio sino en su valoración. en este sentido. como un proceso infinito que nos hace comprender que los que hoy estamos ofreciendo seremos mañana invitados a la fiesta. con este material se fabrican figuras de animalitos. De ser así. por el contrario. percibe. los altares se adornan con juguetitos de barro pintado con colores alegres. ánimas y ataúdes. Actualmente. . es concebida como una nueva etapa: el muerto viene. no nos toma por sorpresa. la muerte hecha objeto. escucha. al igual que las tortillas. sino una presencia viva. la fruta y el dulce de calabaza. camina y observa el altar. prueba. los niñitos se enojarían. festividad que se ha visto retratada en diferentes expresiones culturales. heredadas y evocadas inconscientemente. Todos los altares cuentan con panes en miniatura. no se enuncia como una ausencia ni como una falta. pues es sabido que a los niños les gusta mucho. Es característico que todos los elementos que conforman el altar de los “angelitos” estén elaborados a una escala reducida. las que abarcan todas las manifestaciones: desde el arte prehispánico hasta el popular de nuestros días. La metáfora de la vida misma se cuenta en un altar. zapatos. y se entiende a la muerte como un renacer constante. En otros lugares. El altar de muertos como enunciado La cultura mexicana tiene su más colorida representación en la celebración de Día de Muertos. la muerte representada. se pondrían tristes y no comerían lo ofrecido.A los niños muertos se les ponen dulces de alfeñique.

Related Interests