You are on page 1of 57

CONCURSO LITERARIO

:

CARTAS DE
AMOR
Dentro del Plan de Trabajo de la Biblioteca del
IES Sancti Petri de 2015/16 se convoca el II
Concurso literario de textos de amor:

BASES:
-Dirigido a los alumnos, familiares y
trabajadores del IES Sancti Petri.
-Los textos se presentarán a ordenador usando la
fuente ARIAL 12.
-El tema será el amor.
-Se presentarán en forma de carta, podrá usarse el
verso o la prosa.
-Extensión: Los textos no tendrán un mínimo, el
máximo deberá ser una carilla de un formato
A4.
-Se entregarán a las profesoras de Lengua del
centro, en el caso de los alumnos y familiares. Estos
últimos tendrán que incluir su nombre y el del
alumno, además de la relación de parentesco que
tienen. Los trabajadores deberán presentarlo en
un sobre con seudónimo y dentro otro sobre
pequeño donde digan su nombre real. Luego deben
introducirlo en el buzón que instalaremos en la
Biblioteca.
-El plazo de entrega será hasta el 19 de febrero,
inclusive.

-Se establecerá un premio para cada nivel: 1º
ESO. 2º ESO, 3º ESO, 4º ESO, 1º BACH, 2º BACH, FP,
familiares y trabajadores.
-Los ganadores obtendrán un diploma y, en el
caso de los alumnos, una invitación para dos
personas en una pizzería. (Dos pizzas y dos
bebidas).
-El nombre de los ganadores se dirá el 16 de marzo
en el Recital de canciones de amor.
-Los textos ganadores se publicarán en la web de
la Biblioteca y en las redes sociales de la
Biblioteca.

II RECITAL DE
POEMAS DE AMOR
(CANCIONES)

Titanic

GUARDIANES DEL AMOR

Cada noche sueño, contigo.
Sé que aún existes, Amor.
Siempre en la distancia, podremos amarnos.
Sigues en mis sueños, Amor.
Tú, yo. Eterna Pasión...
Siempre habrá, la esperanza, Amor.
Sigue en donde tú estés,
yo te llevo en el alma, mi alma, te seguirá.
El amor nos llega y nunca nos deja,
sigue siendo dulce mi ser..
no podré olvidarte, dejar de amarte,
siempre te extrañaré.
Tú, yo. Eterna pasión,
siempre habrá la esperanza, Amor..
Sigue en donde tú estés, yo te llevo en el alma
mi alma, te seguirá..
Amor, no siento temor,
yo sé bien que en mi alma estás.

A la primera persona
ALEJANDRO SANZ
A la primera persona que me ayude a comprender
pienso entregarle mi tiempo, pienso entregarle mi fe,
yo no pido que las cosas me salgan siempre bien,
pero es que ya estoy harto de perderte sin querer.
A la primera persona que me ayude a salir
de este infierno en el que yo mismo decidí vivir
le regalo cualquier tarde pa' los dos,
lo que digo es que ahora mismo ya no tengo ni siquiera dónde estar.
El oro pa' quien lo quiera pero si hablamos de ayer:
es tanto lo que he bebido y sigo teniendo sed,
al menos tú lo sabías, al menos no te decía
que las cosas no eran como parecían.
Pero es que a la primera persona que me ayude a sentir otra vez
pienso entregarle mi vida, pienso entregarle mi fe,
aunque si no eres la persona que soñaba para qué
(¿qué voy a hacer? nada).
¿Qué voy a hacer de los sueños?
¿Qué voy a hacer con aquellos besos?
¿Qué puedo hacer con todo aquello que soñamos?
dime dónde lo metemos.
¿Dónde
¿Dónde
¿Dónde
¿Dónde

guardo la mirada que me diste alguna vez?
guardo las promesas, dónde guardo el ayer?
guardo, niña, tu manera de tocarme?
guardo mi fe?

Yo te puedo contar cómo es una llama por dentro,
yo puedo decirte cuánto es que pesa su fuego,
y es que amar en soledad es como un pozo sin fondo
donde no existe ni Dios, donde no existen verdades.
A la primera persona que no me quiera juzgar
pienso entregarle caricias que yo tenía guardá,
yo no pido que las cosas me salgan siempre bien
pero es que ya estoy harto de perderte.

No me importa nada
GLORIA VARONA
Tú juegas a quererme,
yo juego a que te creas que te quiero.
Buscando una coartada,
me das una pasión que yo no espero
y no me importa nada.
Tú juegas a engañarme,
yo juego a que te creas que te creo,
escucho tus bobadas
acerca del amor y del deseo.
Y no me importa nada,
que rías o sueñes
que digas o que hagas
y no me importa nada
por mucho que me empeñe
estoy jugando y no me importa nada.
Tú juegas a tenerme,
yo juego a que te creas que me tienes
serena y confiada
invento las palabras que te hieren,
y no me importa nada.
Tú juegas a olvidarme
yo juego a que te creas que me importa,
conozco la jugada
sé manejarme en las distancias cortas
y no me importa nada.

Tu sonrisa
JAVIER RUIBAL
No es la flor de tu sonrisa
lo que prefiero,
sino tu boca segura
que habla sin miedo.
Y vale más un solo beso
que mil palabras:
también tus labios me besan
si tú me hablas.
Hablar como besar,
junta tu boca contra la mía;
pero si has de callar,
con tu sonrisa me bastaría.
Apura que nos saluda la luna
y quiero que se quede entre tu pelo.
Acude si te llamo de una nube,
que haremos el amor a ras del cielo.
Ya me ves,
así perdido paso las horas:
siento que nada es lo mismo
si tú me ignoras.
Y no hay canción
que no me alivie de alguna duda;
no podré encontrar la tuya
si no me ayudas.

Tentación
G. RUIZ/ C. SANDOVAL
Al dolerme tu ausencia
por tu imagen suspiro
y en mis sueños te miro
como frágil visión.
Cuando beso otras bocas
yo pronuncio tu nombre,
y en silencio maldigo
esta cruel tentación.
Yo no tengo la culpa
de llevarte tan dentro,
de que mi pensamiento
no se aparte de ti.
Y por eso te pido
con el alma rendida,
que me sueltes la mano
o me digas que sí.

Decir adiós
CECILIA
Decir adiós es romper
Con parte de tu vida
Es perder las viejas alegrías
Es guardar en un rincón
Las memorias de una historia de amor

Decir adiós es mirar atrás
Volver la vista y ver que tú no estás

Decir adiós es quemar esas cartas viejas
Es andar sin rumbo por las calles y
Es hablar con las paredes y con el aire
Porque sin ti no tengo a nadie

Decir adiós es mirar atrás
Volver la vista y ver que tú no estás

Decir adiós es tener vivencias y amarguras
Es llorar en un rincón a oscuras
Es perder esas pequeñas manías
De nuestras noches y días

Decir adiós es mirar atrás
Volver la vista y ver que tú no estás

Eres para mí
EL TREN DE LOS SUEÑOS
Mientras que me queden estrellas
que alumbren tu vida y la mía
mientras que no me falten las fuerzas
pa sentirte cerca cada día
mientras cuando te mire y me mires
y tal vez si puedes me sonrías
cuando despierte temprano contigo
a la claridad de la luz del día.
Porque sin ti mi vida me va fatal.
Porque yo sin ti no puedo respirar.
Porque yo sin ti me ahogo y sin saber.
Porque la verdad no sé qué hacer si te vas.
Porque eres para mí
la luz que a mí me guía y en mi caminar
la bendita locura de mi despertar
agüita clara que me gusta mi beber
te juro por mi vida que eres para mí
la luz que a mí me guía
y eres para mí
el sol del mediodía
tú eres para mí
mi fuerza, mi vida, mi sueño y mis ganas
mis ganas de vivir
mis ganitas de vivir.
Cada segundo que en mi vida
necesito mas de tu besos
de tu caricias que ata mis manos a la bonita forma de tu cuerpo
porque sin ti mi vida me va fatal
porque yo sin ti no puedo respirar
porque yo sin ti me ahogo y sin saber
porque y la verdad no sé que hacer si te vas.

Tenemos la mala costumbre
PASTORA SÓLER

Tenemos la mala costumbre de querer a medias,
de no mostrar lo que sentimos a los que están cerca,
tenemos la mala costumbre de echar en falta lo que amamos,
sólo cuando lo perdemos es cuando añoramos.
Tenemos la mala costumbre de perder el tiempo,
buscando tantas metas falsas tantos falsos sueños,
tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que en verdad importa,
y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran.
Hoy te daría los besos que yo por rutina a veces no te di,
hoy te daría palabras de amor y las caricias que perdí,
cuánto sentimos cuanto no decimos y a golpes pides salir,
escúchame antes que sea tarde antes que el tiempo me aparte de ti.
Hoy te daría los besos que yo por rutina a veces no te di,
hoy te daría palabras de amor y las caricias que perdí,
cuánto sentimos cuanto no decimos y a golpes pides salir,
escúchame antes que sea tarde antes que el tiempo me aparte de ti.
Tenemos la mala costumbre de buscar excusas,
para no desnudar el alma y no asumir culpas
tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que en verdad importa,
y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran.
Hoy te daría los besos que yo por rutina a veces no te di,
hoy te daría palabras de amor y las caricias que perdí,
cuánto sentimos cuanto no decimos y a golpes pides salir,
escúchame antes que sea tarde antes que el tiempo me aparte de ti.
Hoy te daría los besos que yo por rutina a veces no te di,
hoy te daría palabras de amor y las caricias que perdí,
cuánto sentimos cuanto no decimos y a golpes pides salir,
escúchame antes que sea tarde antes que el tiempo me aparte de ti.
Tenéis la mala costumbre.

Me muero por conocerte
ÁLEX UBAGO
Me muero por suplicarte que no te vayas, mi vida.
Me muero por escucharte decir las cosas que nunca digas,
mas me callo y te marchas,
mantengo la esperanza de ser capaz algún día
de no esconder las heridas que me duelen al pensar,
que te voy queriendo cada día un poco más,
¿cuánto tiempo vamos a esperar?
Me muero por abrazarte,
y que me abraces tan fuerte,
me muero por divertirte y que me beses cuando despierte,
acomodado en tu pecho, hasta que el sol aparezca,
me voy perdiendo en tu aroma,
me voy perdiendo en tus labios que se acercan susurrando,
palabras que llegan a este pobre corazón,
voy sintiendo el fuego en mi interior.
Me muero por conocerte, saber qué es lo que piensas,
abrir todas tus puertas,
y vencer esas tormentas que nos quieran abatir,
centrar en tus ojos mi mirada, cantar contigo al alba,
besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
y ver en tu rostro cada día crecer esa semilla,
crear, soñar, dejar todo surgir, aparcando el miedo a sufrir.

Jueves
XAVIER SAN MARTÍN (LA OREJA DE VAN GOGH)

Si fuera más guapa y un poco más lista,
si fuera especial, si fuera de revista,
tendría el valor de cruzar el vagón
y preguntarte quién eres.
Te sientas enfrente y ni te imaginas
que llevo por ti mi falda más bonita,
y al verte lanzar un bostezo al cristal
se inundan mis pupilas.
De pronto me miras, te miro y suspiras,
yo cierro los ojos tú apartas la vista,
apenas respiro me hago pequeñita
y me pongo a temblar.
Y así pasan los días de lunes a viernes,
como las golondrinas del poema de Bécquer,
de estación a estación,
de frente tú y yo, va y viene el silencio.
Y entonces ocurre, despiertan mis labios,
pronuncian tu nombre tartamudeando,
supongo que piensas qué chica más tonta,
y me quiero morir.
Pero el tiempo se para,
te acercas diciendo,
yo aún no te conozco y ya te echaba de menos,
cada mañana rechazo el directo y elijo este tren.
Y ya estamos llegando, mi vida ha cambiado,
un día especial este 11 de marzo,
me tomas la mano, llegamos a un túnel
que apaga la luz.
Te encuentro la cara gracias a mis manos,
me vuelvo valiente y te beso en los labios,
dices que me quieres y yo te regalo
el último soplo de mi corazón.

No hago otra cosa que pensar en ti
JOAN MANUEL SERRAT

No hago otra cosa que pensar en ti...
Por halagarte y para que se sepa,
tomé papel y lápiz, y esparcí
las prendas de tu amor sobre la mesa.
Buscaba una canción y me perdí
en un montón de palabras gastadas.
No hago otra cosa que pensar en ti
y no se me ocurre nada.
Busqué, mirando al cielo, inspiración
y me quedé "colgao" en las alturas.
Por cierto, al techo no le iría nada mal
una mano de pintura.
Miré por la ventana y me fugué
con una niña que iba en bicicleta.
Me distrajo un vecino que también
no hacía más que rascarse la cabeza.
No hago otra cosa que pensar en ti...
Nada me gusta más que hacer canciones,
pero hoy las musas han "pasao" de mí.
Andarán de vacaciones…

Sin tu latido
LUIS EDUARDO AUTE

Hay algunos que dicen
que todos los caminos conducen a Roma
y es verdad porque el mío
me lleva cada noche al hueco que te nombra
y le hablo y le suelto
una sonrisa, una blasfemia y dos derrotas;
luego apago tus ojos
y duermo con tu nombre besando mi boca.
Ay, amor mío,
qué terriblemente absurdo
es estar vivo
sin el alma de tu cuerpo,
sin tu latido.
Que el final de esta historia,
enésima autobiografía de un fracaso,
no te sirva de ejemplo,
hay quien afirma que el amor es un milagro
que no hay mal que no cure
pero tampoco bien que le dure cien años;
eso casi lo salva,
lo malo son las noches que mojan mi mano.
Aunque todo ya es nada,
no sé por qué te escondes y huyes de mi encuentro.
Por saber de tu vida
no creo que vulnere ningún mandamiento;
tan terrible es el odio
que ni te atreves a mostrarme tu desprecio,
pero no me hagas caso,
lo que me pasa es que este mundo no lo entiendo.

Es por ti
CÓMPLICES
Es por ti que veo ríos
donde sólo hay asfalto
Es por ti que hay océanos
donde sólo había charcos.
Es por ti que soy un duende
cómplice del viento
que se escapa de madrugada
para colarse por tu ventana.
Es por ti que no hay cadenas
si sigo el ritmo de tus caderas.
Es por ti que rozo la locura
cuando navego por tu cintura.
Es por ti que soy un duende
cómplice del viento
que se escapa de madrugada
para colarse por tu ventana.
Y decirte...
Tus labios son de seda,
tus dientes del color de la luna llena,
tu risa la sangre que corre por mis venas,
tus besos la tinta de mis versos,
que siempre te cuentan.
Es por ti que veo ríos
donde sólo hay asfalto.

Quien quiera que seas
JORGE DRÉXLER
No hay nada tuyo que no quiera ver yo.
No tengo tan claro
que te conozca.
Intuyo, apenas, algo acerca de ti
y todo lo demás
está en la sombra
Te miro y pienso,
te miro y me digo:
“quien quiera que seas,
¿de dónde has salido?”
Lo quiero todo, y tengo muy claro que no
te voy a entender
más que en parte.
Me importa mucho más
verte vibrar, así,
que descifrarte
Te veo y quiero
que tú me veas
quien quiera que seas
quien quiera que seas.
Tan poco tuyo que ahora soy yo
y nunca fui
tan de nadie...

Cuidaré
SERGIO DALMA
Caminaré despacio por las aceras,
y la cuidad entera cruzaré por ti.
Me quedaré dormido frente a la hoguera,
que enciendes con tus besos sólo para mí.
Y prometo ser tu amante fiel.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a dormir en tus ojos con la condición,
de que me quieras luego.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a vivir en tu vida enredado en tu amor,
nadando en tus dedos.
Me subiré a tus hombros como escalador,
y borraré las nubes de este cielo de cartón.
Me quedaré dormido sobre tu pecho,
y tu latido dulce será mi reloj.
Y prometo ser tu amante fiel.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a dormir en tus ojos con la condición,
de que me quieras luego.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a vivir en tu vida enredado en tu amor,
nadando en tus dedos.
Cuidaré nuestro amor,
cuidaré la pasión,
cuidaré todo lo que intentemos los dos,
todo lo que soñemos.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a dormir en tus ojos con la condición,
de que me quieras luego.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a vivir en tu vida enredado en tu amor,
nadando en tus dedos.

La playa
LA OREJA DE VAN GOGH
No sé si aún me recuerdas,
nos conocimos al tiempo
tú, el mar y el cielo
y quien me trajo a ti.
Abrazaste mis abrazos
vigilando aquel momento,
aunque fuera el primero,
lo guardara para mí.
Si pudiera volver a nacer
te vería cada día amanecer
sonriendo como cada vez,
como aquella vez.
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo,
voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo.
y un día verás que este loco de poco se olvida,
por mucho que pasen los años de largo en su vida.

20 de enero
LA OREJA DE VAN GOGH
Pensé que era un buen momento,
por fin se hacía realidad,
tanto oír hablar de tu silencio,
dicen que te arrastra como el mar.
Llené de libros mi maleta,
también de fotos tuyas de antes,
dibujé tu sonrisa junto a la mía,
me dormí con tu abrigo en el sofá.
Quiero estar a tu lado,
quiero mirarte y sentir,
quiero perderme esperando,
quiero quererte o morir...
Y en el momento en que vi
tu mirada buscando mi cara,
la madrugada del 20 de enero
saliendo del tren,
me pregunté qué sería sin ti
el resto de mi vida,
y desde entonces te quiero,
te adoro y te vuelvo a querer.

Rosas
LA OREJA DE VEN GOGH
En un día de estos en que suelo pensar:
“hoy va a ser el día menos pensado”,
nos hemos cruzado, has decidido mirar,
a los ojitos azules que ahora van a tu lado.
Desde el momento en el que te conocí,
resumiendo con prisas Tiempo de silencio,
te juro que a nadie le he vuelto a decir
que tenemos el récord del mundo en querernos.
Pasaron seis meses y me dijiste adiós,
un placer coincidir en esta vida.
Allí me quedé, en una mano el corazón,
y en la otra excusas que ni tú entendías.
Y es que empiezo a pensar
que el amor verdadero es tan sólo el primero.
y es que empiezo a sospechar
que los demás son sólo para olvidar...
Por eso esperaba con la carita empapada
a que llegaras con rosas, con mil rosas para mí,
porque ya sabes que me encantan esas cosas
que no importa si es muy tonto, soy así.
y aún me parece mentira que se escape mi vida
imaginando que vuelves a pasarte por aquí,
donde los viernes cada tarde, como siempre,
la esperanza dice "quieta, hoy quizás sí..."

Qué seas feliz
CONSUELO VELÁZQUEZ

Que seas feliz, feliz, feliz
es todo lo que pido
en nuestra despedida.
No pudo ser, después
de haberte amado tanto,
por todas esas cosas
tan absurdas de la vida.
Siempre podrás contar conmigo;
no importa dónde esté,
al fin, ¡que ya lo ves!,
quedamos como amigos.
En vez de despedirnos
con reproches y con llantos,
yo, que te quise tanto,
pido que seas feliz, feliz, feliz…

Contigo aprendí
ARMANDO MANZANERO
Contigo aprendí
que existen nuevas
y mejores emociones.
Contigo aprendí
a conocer un mundo
nuevo de ilusiones.
Aprendí
que la semana tiene
más de siete días;
a hacer mayores
mis mejores alegrías,
a ser dichoso
yo contigo lo aprendí.
Contigo aprendí
a ver la luz
del otro lado de la luna.
Contigo aprendí
que tu presencia
no la cambio por ninguna.
Aprendí
que puede un beso
ser más dulce y más profundo,
que puedo irme
mañana mismo de este mundo;
las cosas bellas
ya contigo las viví.
Y contigo aprendí
que yo nací
el día que te conocí.

Un día
PANCHO VARONA
Yo sabré tu nombre un día,
y así atravieso el desierto,
y así atravieso la vida,
soñándote y me despierto
a otra jornada vacía
que no me importa, pues siento
que sabré tu nombre un día.
Llegará tu nombre un día
y yo llegaré a mi puerto,
y yo llegaré a la esquina
donde se cruzan los vientos
donde se acaban las vías,
donde seguiré diciendo:
llegará tu nombre un día.
Gritaré tu nombre un día
cuando llegue nuestro encuentro,
cuando llegue la alegría
de decirte desde dentro
lo que de siempre sabía:
que en algún punto del tiempo
llegará tu nombre un día.
Espero tu nombre un día,
sin prisa, sin desaliento,
sin descanso y sin caída,
lo recuerdo o lo presiento
sin dejar que eso me impida
vivir momento a momento.
Espero tu nombre un día.

Tus gestos
PRESUNTOS IMPLICADOS
Sé que el tiempo ha pasado,
que ya nada es igual
que los días se escapan
y no vuelven más.
Sé que nada es perpetuo
y que todo se va,
que en tu rostro
los años he visto pasar.
Pero son tus gestos
lo que he aprendido a amar,
todo lo que me dicen,
lo que yo puedo mirar.
Como cuando escondes tu pecho
con la palma de las manos
o acaricias mis cabellos,
me desarmas, me haces decir que...
Tú aún sigues aquí. ¡Ay!
Tú aún estás aquí.
Tantas veces te fuiste
y te vi regresar,
fue como una marea
que viene y que va.
Y aunque nada es eterno
algo aquí quedará,
qué tendrán mi sonrisa
y tu forma de mirar.
Pero son tus gestos
lo que he aprendido a amar,
todo lo que me dicen
lo que puedo yo mirar.
Como cuando te abrazas fuerte,
me confortas me proteges,
tu sonrisa al despertarte,
me desatas, me haces sentir que...
Tú aún sigues aquí. ¡Ay!
Tú aún estás aquí.
Tú aún sigues aquí.

Me cuesta tanto olvidarte
MECANO
Entre el cielo y el suelo hay algo
con tendencia a quedarse calvo
de tanto recordar.
y ese algo que soy yo mismo
es un cuadro de bifrontismo
que solo da una faz.
La vara vista es un anuncio de signal,
la cara oculta es la resulta
de mi idea genial de echarte.
Me cuesta tanto olvidarte,
me cuesta tanto.
Olvidar quince mil encantos es
mucha sensatez.
Y no sé si seré sensato
lo que sé es que me cuesta un rato
hacer las cosas sin querer.
Y aunque fui yo quien decidió
que ya no más
y no me canse de jurarte
que no habrá segunda parte,
me cuesta tanto olvidarte
me cuesta tanto olvidarte
me cuesta tanto...

Sabor a mí
ÁLVARO CARRILLO
Tanto tiempo disfrutamos de este amor,
nuestras almas se acercaron tanto así
que yo guardo tu sabor,
pero tú llevas también
sabor a mí.
Si negaras mi presencia en tu vivir
bastaría con abrazarte y conversar
tanta vida yo te di
que por fuerza tienes ya
sabor a mí.
No pretendo ser tu dueño
no soy nada yo no tengo vanidad,
de mi vida doy lo bueno,
soy tan pobre, qué otra cosa puedo dar.
Pasarán más de mil años, muchos más
yo no sé si tenga amor la eternidad,
pero allá, tal como aquí,
en la boca llevarás
sabor a mí.

Te vuelvo a recordar
ALEJANDRO SANZ
Te vuelvo a recordar
en cada nota de esta canción
que un día te escribí ,
pensando en olvidarte.
Ya no sé, qué hacer para borrarte
de mi imaginación.
Me puede más tu amor
que el daño que contigo sufrí.
De nada me sirvió,
perderme en otros labios.
Cuánto más evito tu recuerdo,
más cerca estas de mí.
Cuando pienso en ti,
mi pobre corazón
vuelve a latir con la emoción
de un nuevo amor.
De repente olvido mi dolor
y otra vez te siento.
Te contaré cuánto te quiero.
Si hay un culpable voy a ser yo
Dirás que no podemos volver
y aun así la cantaré por ti.
Parece que el amor
se quiere convertir en canción,
para volver a unir
a nuestros corazones.
No rechaces tantas ocasiones
apuesta por vivir.

Tu recuerdo

RICKY MARTIN

Tu recuerdo sigue aquí
como un aguacero.
Rompe fuerte sobre mí,
pero a fuego lento.
Quema y moja por igual.
Y ya no sé lo que pensar
si tu recuerdo me hace bien o me hace mal.
Un beso gris, un beso blanco,
todo depende del lugar.
Que yo me fui, eso esta claro,
pero tu recuerdo no se va.
Siento tus labios en las noches de verano.
Ahí están, cuidándome en mi soledad,
pero a veces me quieren matar.
A veces gris, a veces blanco,
todo depende del lugar.
Que tú te fuiste, eso es pasado.
Sé que te tengo que olvidar.
Pero yo le puse una velita a todos mis santos.
Ahí está, pa' que pienses mucho en mí.
No dejes de pensar en mí.

Todo por ti

EVA DE GOÑI

Me enamoró la inocencia
de sus ojos de princesa,
las caricias escondidas
y los besos en espera.

Aún no sabía su nombre,
pero ya lo imaginaba
cálida como la noche
en que pudiera abrazarla.

Puse luz a las tinieblas,
color a la oscuridad,
pinté risa en la tristeza
y escondí la soledad.

Todo por ti,
hasta lo más imposible
lo conseguí.
Todo por ti,
planté un rosal sin espinas
en mi jardín.

Atravesé las murallas

temiendo que su belleza
pudiera cegar mis ojos
y jamás volviera a verla.

Me vestí con los suspiros
de mi inmenso amor por ella,
fue mi reto hacer milagros
para al fin poder tenerla.

Todo por ti,
hasta lo más imposible
lo conseguí.
Y así espero
dibujando tu sonrisa
a ras del cielo.

Esperaré

PRESUNTOS IMPLICADOS Y ARMANDO MANZANERO

Esperaré a que sientas lo mismo que yo,
A que la luna mires del mismo color.
Esperaré a que adivines mis versos de amor,
a que en mis brazos encuentres calor.
Esperaré a que vayas por donde yo voy,
a que tu alma me la des como yo te la doy.
Esperaré a que aprendas de noche a soñar,
A que de pronto me quieras besar.
Esperaré que las manos me quieras tomar,
que en tu recuerdo me quieras por siempre llevar,
que mi presencia sea el mundo que quieras sentir,
que un día no puedas sin mi amor vivir.
Esperaré a que sientas nostalgia por mí,
a que me pidas que no me separe de ti.
Tal vez jamás seas tú de mí,
mas yo, mi amor, esperaré.

Si tú no estás

ROSANA

No quiero estar sin ti:
Si tú no estás aquí me sobra el aire.
No quiero estar así:
Si tú no estás la gente se hace nadie
Si tú no estás aquí
no sé qué diablos hago amándote;
Si tú no estás aquí sabrás
que Dios no va a entender por qué te vas
No quiero estar sin ti:
si tú no estás aquí me falta el sueño.
No quiero andar así:
latiendo un corazón de amor sin dueño.
Derramaré mis sueños
por si algún día no te tengo;
lo más grande se hará lo más pequeño.
Pasearé en un cielo sin estrellas
esta vez
tratando de entender
quién hizo un infierno del paraíso.
No te vayas nunca
porque no puedo estar sin ti.
Si tú no estás aquí
me quema el aire.
Si tú no estás aquí no sé...

Vuélvete la luna

SHAILA DÚRCAL

Aunque estas lágrimas
me digan lo contrario
y los días llenos de silencios no se van,
aunque cada tarde trae sujetas tus palabras
y este viento fuerte grita que no estás...
A pesar de todo lo que estoy pasando a diario
y a pesar de lo que nunca te pude decir,
yo te doy las gracias por todo lo que vivimos
este amor tan grande se quedó conmigo...
Préstame tus fuerzas, dame tu ternura
déjame decirte que la vida es dura.
Quiero que tú sepas que aquí estás conmigo
aunque el cruel destino haya pagado mal..
Háblame en silencio,
quítame estas dudas,
acaricia mi alma,
vuélvete la luna,
para contemplarte y decirte te extraño
para dedicarte todo lo que soy
porque son tus ojos con los que veo...
Y si las distancias
con los sueños se hacen cortas
por estar contigo no quisiera despertar
y hoy quiero decirte que olvidarte es imposible
este amor tan grande vive aquí conmigo...

Te amaré

MIGUEL BOSÉ

Con la paz de las montañas te amaré,
con locura y equilibrio te amaré,
con la rabia de mis años,
como me enseñaste a hacer,
con un grito en carne viva te amaré.
En secreto y en silencio te amaré,
arriesgando en lo prohibido te amaré,
en lo falso y en lo cierto,
con el corazón abierto,
por ser algo no perfecto te amaré,
Te amaré, te amaré
como no está permitido.
Te amaré, te amaré
como nunca se ha sabido,
porque así lo he decidido,
te amaré.
Por ponerte algún ejemplo te diré
que aunque tengas manos frías te amaré.
Con tu mala ortografía
y tu no saber perder,
con defectos y manías, te amaré.
Te amaré, te amaré
porque fuiste algo importante.
Te amaré, te amaré
cuando ya no estés presente,
seguirás siendo costumbre y te amaré.
Al caer de cada noche esperaré
a que seas luna llena y te amaré
y, aunque queden pocos restos
en señal de lo que fue,
seguirás cerca y muy dentro, te amaré.

Corazón partío

ALEJANDRO SANZ

Ya lo sé, que corazón que no ve
es corazón que no siente,
o corazón que te miente, amor,
pero, sabes que en lo mas profundo de mi alma
sigue aquel dolor por creer en ti.
¿Qué fue de la ilusión y de lo bello que es vivir?
¿Para qué me curaste cuando estaba herío,
si hoy me dejas de nuevo el corazón partío?
¿Quién me va a entregar sus emociones?
¿Quién me va a pedir que nunca la abandone?
¿Quién me tapará esta noche si hace frío?
¿Quién me va curar el corazón partío?
¿Quién llenará de primaveras este enero,
y bajará la luna para que juguemos?
Dime, si tú te vas, dime, cariño mío,
¿quién me va a curar el corazón partío?

Se me olvidó otra vez

JOSÉ ALFREDO JIMÉNEZ

Probablemente ya
de mí te has olvidado
y, sin embargo, yo
te seguiré esperando.
No me he querido ir
para ver si algún día
que tú quieras volver
me encuentres todavía.
Por eso aún estoy
en el lugar de siempre,
en la misma ciudad
y con la misma gente.
Para que tú al volver,
no encuentres nada extraño
y sea como ayer
y nunca más dejarnos.
Probablemente estoy
pidiendo demasiado
se me olvidaba que
ya habíamos terminado,
que nunca volverás,
que nunca me quisiste.
Se me olvidó otra vez
que sólo yo te quise.

Un ramito de violetas

CECILIA

Era feliz en su matrimonio,
pero su marido era el mismo demonio.
Tenía el hombre un poco de mal genio.
Ella se quejaba de que nunca fue tierno,
pero hace ya más de tres años
recibe cartas de un extraño,
cartas llenas de poesías
que le han devuelto la alegría.

¿Quién te escribía a ti versos?
Dime, niña, quién era.
¿Quién te mandaba flores en primavera?
Y en cada 9 de noviembre,
como siempre, sin tarjetas,
te mandaba un ramito de violetas.
Y cada tarde al volver su esposo,
cansado del trabajo va y la mira de reojo.
No dice nada porque él lo sabe todo.
Ella es así, feliz de cualquier modo.
Porque él es quien le escribe versos.
Él es su amante, su amor secreto.
Ella, que no sabe nada,
mira a su marido y luego se calla.

Yo te voy a amar

NSYNC

Cuando sientas tristeza
que no puedas calmar.
Cuando haya un vacío
que no puedas llenar,
te abrazaré,
te haré olvidar
lo que te hizo sufrir.
No vas a caer
mientras que estés junto a mí
Si siente un frío tu corazón,
seré tu abrigo, tu ilusión.
Hasta ya no respirar
yo te voy a amar.
Yo siempre te he amado,
mi amor.
Yo estaré por siempre a tu lado.
Nunca me alejaré.
Prometo mi amor.
Te juro ante Dios
nunca te voy a faltar,
tu corazón no volverá a llorar
yo te voy a amar
yo te voy a amar...

Cartas amarillas

NINO BRAVO

Soñé que volvía a amanecer,
soñé con otoños ya lejanos.
Mi luz se ha apagado,
mi noche ha llegado,
busqué tu mirada y no la hallé.
La lluvia ha dejado de caer,
sentado en la playa del olvido
formé con la arena
tu imagen serena,
tu pelo con algas dibujé.
Y busqué entre tus cartas amarillas
mil te quiero, mil caricias
y una flor que entre dos hojas
se durmió.
Y mis brazos vacíos se cerraban
aferrándose a la nada,
intentando detener mi juventud.
Al fin hoy he vuelto a la verdad,
mis manos vacías te han buscado,
la hiedra ha crecido,
el sol se ha dormido,
te llamo y no escuchas ya mi voz.
Y busqué entre tus cartas amarillas
mil te quiero, mil caricias
y una flor que entre dos hojas
se durmió.

Angustia

ORLANDO BRITO

Angustia
de no tenerte a ti;
tormento
de no tener tu amor.
Angustia
de no besarte más:
nostalgia
de no escuchar tu voz.

Nunca podré olvidar
nuestras noches junto al mar.
Contigo se fue toda ilusión;
la angustia
llenó mi corazón.

Angustia
de no tenerte a ti.

Cuánto daría

NATALIA Y MACA

Aún tengo el recuerdo de aquellos momentos.
aún siento en mis labios el sabor de tus besos.
aún tengo el dibujo tatuado en mi alma
y en la silueta de tu cuerpo.
Aún duermo de noche tapada en mi cama
con fotos antiguas, regalos y cartas.
Aún sigo soñando que tarde o temprano
Vendrás, mi amor, de vuelta a casa.
¡Cuántas veces! No sabes cuántas veces
te pienso al día y por volver a sentirte mío
no sabes tú cuánto daría.
Cuánto daría por tener tu boca cerca de la mía,
por tocar tu cielo de noche y de día
y escuchar tu voz, cuánto daría.
Cuánto daría por sentir tu cuerpo dentro de mi cuerpo,
por ser la dueña de tus pensamientos,
olvida tu tiempo, cuánto daría.

Cuando me enamoro

ENRIQUE IGLESIAS Y JUAN LUIS GUERRA

Si pudiera bajarte una estrella del cielo,
lo haría sin pensarlo dos veces
porque te quiero
y hasta un lucero.
Y si tuviera el naufragio de un sentimiento
sería un velero en la isla
de tus deseos.
Pero por dentro entiende que no puedo
y a veces me pierdo...
Cuando me enamoro a veces desespero,
cuando me enamoro,
cuando menos me lo espero, me enamoro
se detiene el tiempo, me viene el alma
al cuerpo, sonrío, cuando me enamoro.

Se me olvidó que te olvidé

LOLITA DE LA COLINA

Se me olvido que te olvidé.
Se me olvidó que te dejé
lejos, muy lejos de mi vida.
Se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás
Y me volvió a sangrar la herida.
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te lloré
entre las sombras escondido.
Y la verdad no sé por qué
se me olvidó que te olvidé
a mí que nada se me olvida.

Así estoy yo sin ti

JOAQUÍN SABINA

Extraño como un pato en el Manzanares,
torpe como un suicida sin vocación,
absurdo como un belga por soleares,
vacío como una isla sin Robinson,
oscuro como un túnel sin tren expreso,
negro como los ángeles de Machín,
febril como la carta de amor de un preso...
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Perdido como un quinto en día de permiso,
como un santo sin paraíso,
como el ojo del maniquí,
huraño como un dandy con lamparones,
como un barco sin polizones...,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Vencido como un viejo que pierde al tute,
lascivo como el beso del coronel,
furtivo como el Lute cuando era el Lute,
inquieto como un párroco en un burdel,
errante como un taxi por el desierto,
quemado como el cielo de Chernovil,
solo como un poeta en el aeropuerto...
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Inútil como un sello por triplicado,
como el semen de los ahorcados,
como el libro del porvenir,
violento como un niño sin cumpleaños,
como el perfume del desengaño...,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Amargo como el vino del exiliado,

como el domingo del jubilado,
como una boda por lo civil,
macabro como el vientre de los misiles,
como un pájaro en un desfile...,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Te quiero

NINO BRAVO

De por qué te estoy queriendo
no me pidas la razón,
pues yo mismo no me entiendo
con mi propio corazón.
Al llegar la madrugada
mi canción desesperada
te dará la explicación.
Te quiero, vida mía,
te quiero, noche y día.
No he querido nunca así.
Te quiero con ternura,
con miedo, con locura,
sólo vivo para ti.
Yo te seré siempre fiel
pues para mí quiero en flor
ese clavel de tu piel y de tu amor.
Mi voz igual que un niño
te pide con cariño
ven a mí y abrázame,
porque te quiero,
te quiero, te quiero,
te quiero, te quiero, te quiero
y hasta el fin
te querré.

Cuando estoy contigo
ARMANDO MANZANERO

Cuando estoy contigo
no sé qué es más bello
si el color del cielo
o el de tu cabello.
No sé de tristezas
todo es alegría,
sólo sé que eres
tú la vida mía.
Cuando estoy contigo,
no sé si en la brisa,
hay mejor sonido
que en tu alegre risa.
Si pones tus manos
cerca de las mías,
dudo de que existan
madrugadas frías.
Cuando estoy contigo
no existen fracasos,
todo cuanto quiero
lo encuentro en tus brazos.
Cuando estoy contigo
me lleno de orgullo,
quisiera que grites
que soy todo tuyo.
Cuándo estoy contigo,
no sé qué es más tierna:
tu figura frágil
o una ave que inverna.
Cuando estoy contigo
yo cambio la gloria,
por la dicha enorme
de estar en tu historia.

Te quiero a ti

RAY GIRADO

No me importa saber
que no he sido el primero
que tus labios beso
y te dijo te quiero,

No me importa saber
que han habido ya otros
que pidieron tu amor
y lo tuvieron todo

Te quiero a ti
tan sólo a ti
y al sabor de tus besos
estés cerca o lejos.
No me importa saber
qué dirán de nosotros
si queremos vivir
nuestro amor como locos.
No me importa saber
que hay escrito en tu vida
de quién fuiste mujer
si hoy ya sé que eres mía.

Tu mirada en mí

HA-ASH

Frente a ti es fácil ser sincera.
Quiera o no lo quiera,
no tengo otra manera...
Hasta ahora hemos sido amigos,
y eso me bastaba
yo no buscaba más...
Dime qué hiciste
dime qué cambió dentro de mí,
para cruzar la línea entre tú y yo
lo que me convenció.
Eres tú el silencio que me hizo hablar,
la voz que en mí dormía,
la fe que me abrigaba en tu mirar...
Eres tú quien alimento mi libertad
amarte y no necesitar de nada
tan sólo tu mirar en mí.
Y llegaste y conocí un nuevo día
encontraste a mi vida
mi cómplice te hacías...

Restos de abril
CAMILA

Llévate los restos de abril
Llévate los besos que jamás te di
los segundos de mi reloj
y este corazón roto en dos.
Llévate tu piel y el dolor.
Llévate tu nombre lejos de mi voz.
Déjame el silencio que aquí
cada historia me habla de ti.
Llévate mis sueños
y el universo que se vuelve tan pequeño.
No tengo a dónde ir.
Me desbarata
tu amor fugaz que a veces hiere,
a veces mata.
Llévate el sur y el sol
que estoy desorientado
que vivo congelado
Llévate esta absurda verdad
dime dónde guardo tanta soledad,
llévate contigo tu voz
y jamás me digas ADIOS
Llévate mis sueños
y el universo que se vuelve tan pequeño
no tengo a donde ir.
Me desbarata
tu amor fugaz que a veces hiere,
a veces mata.
Llévate el sur y el sol
que estoy desorientado,
que vivo congelado
si no estás a mi lado, amor.
Llévate mis sueños
y el universo que se vuelve tan pequeño,
no tengo a donde ir.
Me desbarata

tu amor fugaz que a veces hiere,
a veces mata.
Llévate el sur y el sol
que estoy desorientado
que vivo congelado
si no estás a mi lado, amor...