REPRESENTACIÓN TEMÁTICA: CLASIFICACIÓN Integrantes: Reyna Lizet Ramírez Montes Elizabeth Ramírez Rubio Claudia Pola Solórzano Alejandro

Arnulfo Ruiz León Carlos Antonio Pacheco Gómez La clasificación es algo del quehacer humano que a grandes rasgos se puede entender como el acto de ordenar en grupos las cosas que nos rodean, de acuerdo con su semejanza, incluyendo nuestras percepciones, pensamientos y conocimiento, los que nos ayuda tener un sentido y hacer la vida más sencilla. Es así, que por ejemplo en nuestros hogares, se le da un orden a los objetos agrupándolos de acuerdo a la función con que fueron creados, con el propósito de localizarlos de una manera fácil y obtener un mejor provecho de su uso. Vemos así que en una recámara, será de gran utilidad el que la ropa, los artículos de cuidado personal y demás pertenencias, se encuentren reunidas en los lugares que se les han asignado. Por su parte, también vemos que los diversos conocimientos que ha generado el hombre a lo largo de la historia y que han sido registrados en formas tales como libros, publicaciones periódicas, registros sonoros y otros requieren ser clasificados para obtener mejor provecho de ellos. Clasificar es una acción que se encuentra presente en muchas actividades de la vida diaria; como parte de la formación y crecimiento, los seres humanos aprendemos a clasificar los objetos que nos rodean. Tan remotos son los orígenes de la práctica de clasificar, que Pitágoras enunció el ciclo de la vida en categorías. En términos generales, clasificar significa “ordenar o disponer por clases” (RAE). Los orígenes de los sistemas de clasificación, se remontan a la teoría de categorías de Aristóteles, quien afirmaba que los objetos se categorizan de acuerdo a sus similitudes. Esta teoría clásica, organizaba las categorías jerárquicamente (de lo general a lo particular) y se basaba en los descriptores del mundo físico. En el ámbito de clasificación documental, el proceso en esencia es el mismo, aunque vale la pena remarcar que la clasificación documental, conlleva un proceso intelectual a través del cual se conoce, para luego identificar descriptores. Vale la pena mencionar que la tarea de clasificación documental es más que asignar una ubicación a un recurso; se trata de conocer al recurso para poder organizarlo de manera lógica, coherente y eficaz, para su posterior identificación en estantería (impresos) y consulta directa del usuario. Las corrientes de clasificación documental, están cimentadas en la teoría clásica de Aristóteles, misma que ha sido cuestionada desde la segunda mitad siglo XX, dando paso con ello a la evolución de tipos de clasificación para satisfacer mejor las necesidades de clasificación de unidades de información. Generalmente los sistemas de clasificación presentan una estructura con los siguientes elementos: Esquemas. Son parte esencial de todo sistema, en los que se presentan a detalle las categorías del universo del conocimiento. Dependiendo qué tanto se caracterice el sistema por ser enumerativo, será el nivel de detalle y extensión de sus esquemas. Notación. Consiste en un una serie de “números, letras y/o otros símbolos usados para representar las divisiones principales y subordinadas de un esquema de clasificación”

Índice. Con el propósito de ofrecer diversos puntos de accedo y referencias al clasificador, un índice en todo sistema de clasificación se encarga de enlistar alfabéticamente los términos que han sido incluidos en los esquemas junto con su notación correspondiente. Existen tres tipos de clasificación: 1) Clasificación enumerativa: Es una clasificación exhaustiva 2) Clasificación jerárquica: Basada en la teoría clásica. 3) Clasificación facetada: Como resultado de los cuestionamientos a la teoría clásica, S.R. Ranganathan propone la clasificación colonada o facetada. Dentro de la clasificación, algunos sistemas son más enumerativos que otros. Cuando se designa el tema principal y subtemas del mismo, estamos jerarquizando información y asignando numeraciones temáticas a cada documento. De hecho, podemos entender como clasificación enumerativa a: aquella que asigna numeraciones temáticas a paquetes de información. Se puede decir que todos los Sistemas de Clasificación (en sus esquemas) tienen elementos enumerativos y jerárquicos, pero incluso entre ellos mismos, algunos son más enumerativos que otros: por ejemplo la Clasificación de la Biblioteca del Congreso (LC) es más enumerativa que la Clasificación Decimal Dewey. Un ejemplo de una clasificación enumerativa en LC sería: Título del libro: Environmental Biotechnology. Principles and Applications Clasificación LC: TD192.5 Clase T Subclase TD TD172-193.5 TD192.5 *Tecnología* *Tecnología Medioambiental. Ingeniería Sanitaria* *Contaminación ambiental* *Tratamiento biológico. Bioremediación* Trabajos generales Como se puede observar, la clasificación tiene una base alfabética para las clases y las subclases, y un desarrollo esencialmente numérico para las subdivisiones. Se puede visualizar la Clasificación Decimal Dewey, que también es enumerativa dentro de la siguiente página: http://deweybrowser.oclc.org/ddcbrowser2/, la cual es una herramienta que posee “tag clouds” (nube de etiquetas) y se manejan como una representación visual donde el tamaño de la fuente es mayor para las palabras que aparecen con frecuencia en determinado documento. La característica principal es que nos permite buscar registros de Worldcat clasificados en Dewey, pero incorporando aspectos visuales y navegaciones que también le permiten al usuario ciertas opciones adicionales como el ordenar resultados, limitar resultados por idioma, delimitar sus formatos, entre otras opciones, aunque lo importante es que puede conocer el amplio mundo de la Clasificación Decimal Dewey dentro de una página web y por consiguiente, ubicar su documento final. La clasificación jerárquica es la que se basa en el principio por el cual se formalizan y se establecen relaciones entre dos o más términos siguiendo un orden que va de lo general a lo particular, o del todo a las partes, de modo que los elementos inferiores menos inclusivos- están subordinados a los más inclusivos. El lugar que un término tiene en una jerarquía se señala comúnmente en los sistemas de clasificación con una sangría, cuya profundidad determina el grado de especificación del término. La jerarquía es el soporte tradicional de las clasificaciones y taxonomías científicas.

Un ejemplo claro es el DDC que comienza con sus 10 principales clases, (que son materias en general); los cuales son divididos cada uno de éstos en 10 divisiones (temas relacionados con la materia principal); estos a su vez e desglosan en 10 secciones (subtemas); los que a su vez se dividen en 10 sub secciones (que pueden ser subtemas secundarios); y así hasta un potencial infinito. Taylor afirma que “Todos los esquemas tienen elementos que son enumerativos, pero algunos mucho más que otros. El LCC es mucho más enumerativo que el DDC.” La clasificación decimal es, por definición, fuertemente jerárquica y los sistemas más utilizados son la Clasificación Decimal Dewey y la Clasificación Decimal Universal. A manera de ejemplo: si tengo un libro Derecho constitucional y Administrativo, primero tengo se verifica que: 1er sumario o clase principal: 300 ciencias sociales 2º sumario o división: 340 Derecho 3er sumario o sección: 342 Derecho Constitucional y Administrativo Y así hasta especificar el tema, según se desee. La clasificación facetada es definida como la asignación de términos pertenecientes a una cierta clase para un campo específico, pero que no son subcampos en si m ismos. El término de faceta es utilizado por primera vez por Ranganathan con la clasificación colonada, la cual consiste en listas de conceptos individuales que hacen uso de reglas para su combinación. Este tipo de clasificación maneja cinco categorías que forman el PMEST. (Personalidad como la principal, Materia, Energía, Space (espacio), Tiempo). Este tipo de clasificación es aplicada por lo general para recursos electrónicos, para constituir con homogeneidad, pues permite organizar y conjuntar objetos, así también describe sus propiedades mediante categorías. A las facetas, se les describe como contenedores mutuamente excluyentes de categorías. Esto quiere decir, que una misma categoría no puede pertenecer a dos facetas diferentes, porque entonces este tipo de clasificación perdería su función de caracterizar el objeto desde diversos puntos de vista. (Evita ser repetitivo). Una característica fundamental de ésta clasificación consiste en la facilidad de introducir nuevos conceptos en áreas determinadas sin que éstos afecten a los ya existentes. (A diferencia del jerárquico, que es muy difícil la inclusión de otros términos por sus niveles y divisiones). Este tipo de fundamentación teórica es usado actualmente en el Sistema de Clasificación Decimal Universal (CDU). Conclusiones El tipo de sistema de clasificación y que tan enumerativo sea, dependerá de las necesidades de información de los usuarios, teniendo siempre presente un grado máximo de relevancia, pertinencia y precisión en las búsquedas. Los sistemas de clasificación actuales poseen características de más de uno de los tres tipos que se identificaron con el propósito de poseer bases teóricas y al mismo tiempo ser simples, abiertos a posibles cambios y poder ser utilizados en materias simples o especializadas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful