You are on page 1of 2

Relato Erótico

Autor: Erick
Te encuentras completamente desnuda, yo me acerco, llegando por detrás, tomando con
mis manos tu cintura juntando mi cuerpo desnudo y caluroso al tuyo. En ese mismo
instante, comienzo a besar tu cuello y espalda. Te gusta.
Es momento de recostarte en la cama, ahora que lo has hecho quedamos de frente,
continuo besando tu cuello. Tu cuerpo se estremece cuando comienzo a bajar mis labios
hasta tus pechos para morder suavemente tus pezones primero el izquierdo y después el
derecho, tu respiración comienza aumentar.
Es hora de seguir el recorrido y continuo bajando, tu cuerpo se arquea cuando mi boca
lame las curvas de tu vientre. Continúo bajando, una vez que he terminado de rodear tu
ombligo con mi lengua, mi siguiente objetivo, tu sexo.
Tu sexo se torna caliente, y yo comienzo a acercar mi boca hacia tus labios vaginales, tu
clítoris comienza a despertar, con mi lengua rodeó tus labios, sin tocar tu clítoris, mientras
con mis manos acarició tus piernas que ahora comienzan a temblar.
Empiezo a introducir poco a poco mi lengua dentro de ti, tú empiezas a jadear. Te excita.
Es momento de comenzar a estimular tu clítoris, que ya se encuentra erecto, con mis labios
lo muerdo muy ligeramente y mi lengua comienza a rodearlo, tu respiración está a mil por
hora, puedo escuchar cada inhalación y exhalación que realizas de manera agitada.
Ahora mis manos se acercan a tu sexo que ya comienza a humedecerse, mis dedos se
preparan para entrar en tu interior, los lamo un poco e inmediatamente introduzco un dedo,
un gemido sale de ti, comienzo a mover mi dedo por dentro suavemente tocando cada
pared de tu interior y al mismo tiempo lo saco y meto, estas exaltada. Excitada.
Ahora introduzco dos dedos realizando los mismos movimientos mientras mi lengua
continua estimulando tu clítoris, puedo sentir tu humedad, tu lubricación, estás lista para
ser penetrada.
Tu clítoris totalmente erecto, tu vagina ya lubricada. Y mi pene se encuentra duro, listo para
entrar en tu cuerpo.
De nuevo comienzo a besar tu cuerpo pero ahora subo un poco más aprisa, primero beso tu
vientre, tus pechos, y tu cuello, al mismo tiempo muevo mi cuerpo para que mi pene roce
con tus piernas y sientas lo erecto, caliente y duro que esta.
Mientras beso tu cuello mis manos van abriendo lentamente tus piernas, estoy ansioso por
penetrarte, hundirme en ti. Acercó mi pene a tu sexo, lo tomó con mi mano, y comienzo a
deslizar su cabeza alrededor de tus labios y clítoris. Insinuando que estoy a punto de entrar
en ti.
Decidido a hacerlo, tomo mi tieso pene y poco a poco, muy lento, comienzo a hundirme en
ti, tu encantada de recibirlo comienzas a arquear tu cuerpo y empujas para que mi pene
entre aún más, tu rostro está rojo, tu respiración alterada, tu sexo caliente. Me excita.
Mientras mi pene se encuentra dentro de ti, me muevo en círculos para palpar con todo tu
interior, tu lubricación está al 100, estas muy mojada, chorreas. De placer.
Mis penetraciones cada vez son más intensas y van aumentando de velocidad, te gusta, tus
piernas se abren cada vez más para seguir recibiéndome.
Comienzo a hacerlo más duro, la cama se mueve demasiado, los cuerpos se mueven tanto
que el sudor comienza a brotar, mis penetraciones son muy bruscas, te duele, pero estas
disfrutando tanto cada penetración, que el placer inhibe el dolor….

FIN .

Related Interests