P. 1
crónica Ambalema...

crónica Ambalema...

|Views: 27|Likes:
Published by Nana Vargas

More info:

Published by: Nana Vargas on Apr 17, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/17/2010

pdf

text

original

Don Jorge y su ³Gran Festival de la Mojarra´ en el Hostal Santa Fe.

Son las cinco de la mañana 13 de diciembre de 2002, la noche aún no despierta para los amigos de Ambalema, pero ya es tarde para Jorge Enrique Escobar Owen, un hombre de mirada oculta, de palabras sabias, cartagenero y de cuerpo erguido que se prepara para el mejor día de su vida. Un largo y enérgico día lo espera en su pequeño hostal ubicado en la zona centro del municipio de Ambalema. Mientras Jorge se alista, su esposa, Noemí de la Pava de Escobar, una paisa delicada y bondadosa que ya está engalanada y dispuesta a colaborar con los quehaceres del lugar y atender los clientes que asistirían al gran evento, el magnífico evento, el más grande de los festivales que ningún otro ambalemuno hubiera podido pensar, el ³Gran festival de la Mojarra´. Faltaba media hora para abrir las puertas y el reloj parecía no avanzar. Marcaba las 7:30, luego las 7:31 y don Jorge decide dar un paseo por el restaurante del hostal para dar el último repaso a lo que sería su mejor día« Pasan unos minutos y deciden abrir las puertas al efusivo sol que sería su primer cliente en la mañana. Sentado en una de las mesas de la entrada ve los primeros pasos de una familia que ingresa a tomar puesto en su restaurante, dos hombres, una mujer y una niña, proclamando una grande y

11 Abril, 2010>> Ambalema, Tolima>> Jorge E. Escobar O. en su Hostal Santa fé , zona centro de Ambalema.

jugosa mojarra en sus platos e inmediatamente, la señora Noemí, corre a cocinar cuatro de sus mejores mojarras al mejor estilo de los grandes restaurantes de Holy Wood. En 15 minuticos la comida está lista y al dar la vuelta se da cuenta que tiene más pedidos por atender, pero contando con la ayuda de don Jorge y otras dos muchachas morenitas y delicadas logran atender como es debido a sus más preciados clientes. ¡Hey, don Jorge deme una mojarra!... ¡A mí, véndame una mojarra que parezcan dos!... y así su amigos y vecinos gritaban hambrientos y ansiosos por probar ese manjar. Ya son las 10 de la mañana y la gente tiene que hacer fila para esperar que una mesa se desocupe. Mientras tanto, Don Jorge hace una

pequeña charla con ellos para no dejarlos ir, les habla de las bondades del pueblo y les enseña sus colecciones de cuadros y textos que narran la pequeña y agradable historia de Ambalema. En la cocina un reloj de Coca Cola señala ser las 11 de la mañana, una de las muchachas lava trastos y la otra echa la mojarra a fritar, la doña sirve a los clientes y don Jorge, con una sonrisa que no se la quita nadie, se pasea por las mesas ofreciendo sus servicios de hospedaje y orientándolos hacia los mejores sitios del pueblo: Gramalotal, El rio Magdalena, el ferry Omaira, el museo, entre otros lugares coloniales del lugar.

Pasaba el tiempo y ya el cansancio aflora en los ojos de la señora Noemí, cada vez sus pasos son más lentos porque su cuerpo ya no da abasto para tanto, entonces las otras muchachas salieron también a atender a la clientela corriendo con tan buena suerte que sus buenas propinas se llevaban de cada mesa o de cada solterón que no le quitaban el ojo de encima. Don Jorge se postra frente a la puerta, mira su reloj que marca las dos de la tarde, al darse vuelta se ve a su esposa arrodillada ante la Virgen del Carmen, se acercó y escuchó silenciosamente que decía : - ¡ay virgencita del Carmen, ya no mande más gente!-. Sorprendido decidió traer una hoja y escribir en ella ³Ya no hay más mojarra´, la puso sobre una de las puertas y le dijo: -No se preocupe, ya casi acaba este día-. y continuaron su ritmo con los pocos clientes que quedaban. En el Pequeño Hostal Santa Fe, ya se ve el extenuante día que despide el más grato de los sueños que don Jorge halla podido cumplir. La tarde culmina y su último cliente se despide, la señora Noemí se desparrama en su silla, las muchachas recogen los platos y don Jorge, mira hacia afuera como si hiciera un recuento de aquel fructuoso evento, en espera del año siguiente para empezar de nuevo el mejor día de su vida.

JOHANNA ANDREA VARGAS GALINDO. 051200272008. COMUNICACIÓN SOCIAL-PERIODISMO.
11 Abril, 2010>> A) Esquina del Hostal Santa Fe con su estilo colonial. B) Jorge E. Escobar O. dentro del Hostal. C) Restaurante del Hostal. D) Un cómodo lugar para quedarse un buen día en Ambalema.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->