You are on page 1of 2

Vendajes para tratar la fascitis plantar

La fascitis plantar es una afección en la banda tenar que une el talón con los dedos de

los pies, y es una banda ancha en la
zona de la planta del pie, la cual sufre edema cuando se lesiona, aunque las lesiones no
son productos de un solo traumatismo, sino que generalmente son producto de pequeños
traumatismos repetidos sobre la inserción de la banda tendinosa en el hueso del talón,
aunque pueden presentarse lesiones en cualquier zona de ésta, pero la mayor frecuencia
de dolor se presenta en la región del talón.

Vendajes para tratar la fascitis plantar
Como toda lesión o enfermedad, la fascitis plantar también puede evitarse, básicamente
con el uso del calzado correcto, o de plantillas dentro de los calzados, se elimina una
probabilidad alta de sufrir fascitis, sin embargo, a veces hay personas que gustan de
realizar actividades extremas como el montañismo, o senderismo, y aunque cuenten con
calzados especializados para tal actividad, pueden prevenir la aparición de estas lesiones
con la aplicación de los llamados vendajes para tratar la fascitis plantar

Los vendajes para tratar la fascitis plantar
funcionales son realizados con vendas rígidas y adhesivas que limitan los movimientos,
pero no tanto como para evitar el movimiento, es decir que permiten la realización de
actividades con el vendaje para tratar la fascitis plantar puesto. Las vendas utilizadas
para estos vendajes funcionales, son llamadas “tape” y su utilización permite realizar
actividades físicas al tiempo que se protegen los tejidos lesionados, o prevenir lesiones
en tejidos sensibles.
Técnicas para aplicar el vendaje para tratar la fascitis plantar sobre lesiones de fascitis
plantar
Investigadores de enfermería, kinesiología y fisioterapia en España, recomiendan tres
técnicas para prevenir la fascitis plantar al momento de realización de actividades
como montañismo o carreras de tipo maratón entre otras actividades deportivas.
La primera técnica es el llamado vendaje para el arco longitudinal, y consiste en aplicar
tiras de tape de unos 2,5 centímetros de anchura aproximadamente en forma de ocho en
el arco longitudinal de la planta del pie, comenzando con tiras en los metatarsianos
como anclajes, cuidando de no inmovilizar los dedos, luego se colocan tiras desde los
metatarsianos longitudinalmente en forma de ocho hacia el talón el cual es rodeado para
regresar de nuevo a los metatarsianos.

Haz Clic Aquí para Ver El Informe Completo