You are on page 1of 2

Diferencia entre diabetes tipo 1 y tipo 2

La diabetes mellitus tipo 1 aparece cuando el propio organismo destruye las
células beta del páncreas, las que producen la insulina. Este tipo de diabetes
suele darse en personas jóvenes. El tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1
consiste en la inyección varias veces al día de la cantidad de insulina adecuada
a cada situación.
La diabetes mellitus tipo 2, propia de sujetos mayores de 40 años, inicialmente
el páncreas sí produce insulina, pero el problema es que esta insulina no
funciona bien porque hay problemas en el lugar de acción de esta hormona (las
células del músculo o del hígado por ejemplo). Estos problemas suelen deberse
a la presencia de obesidad, entre otros, de manera que una dieta adecuada y
la práctica de ejercicio, para controlar el peso son el tratamiento inicial. Si a
pesar de ello, el problema no se resuelve, se pueden utilizar diferentes
fármacos orales. Cuando la evolución de la diabetes es larga, el páncreas se
agota y fabrica cada vez menos insulina, con lo que en algunos casos, el
tratamiento con insulina también es necesario en la diabetes tipo 2.

Relación entre diabetes tipo2 y la obesidad
La Diabetes tipo 2 está muy ligada al sobrepeso y la obesidad. Así como a otros
padecimientos como hipertensión, enfermedades cardiovasculares y colesterol
elevado.
Todo lo que comes se convierte en energía para el cuerpo, cuando ingerimos
alimentos como carbohidratos o azúcares simples pasan directamente al
torrente sanguíneo aumentando la concentración de glucosa en sangre, para
bajar esos niveles, el páncreas comienza a secretar una hormona llamada
insulina, la cual es necesaria para que las células puedan aprovechar la
glucosa.
El abuso de alimentos ricos en azúcares trae como consecuencia que el
páncreas se agote y produzca menos insulina, lo cual significa que las célula
son podrán obtener la glucosa, aunado a ello, éstas últimas comienzan a
experimentar un fenómeno llamado resistencia a la insulina, el cual provoca
que la glucosa, aunque haya insulina, no pueda introducirse a la célula.
Esto provoca que:




El cuerpo no trabaje adecuadamente porque no recibe energía.
Nos sintamos cansados.
Hay una menor producción de insulina debido a que el páncreas está
agotado.
Suben los niveles de glucosa en sangre.
Se desarrolla Diabetes.