You are on page 1of 12
MUSEO ARQUEOLOXICO PROVINCIAL BOLETIN AVRIENSE Direetor Honorario: don Jesis Ferro Couselo Director: don Francisco L, Faria Busto “GRUPO MARCELO MACIAS” Director: don Francisco L. Fariia Busto, Director do Museo Don Joaquin Lorenzo Ferniindez Dofia Olga Gallego Dominguez Don Julio Francisco Ogando Vézquez "Francisco Conde-Valvis Fernandez "Juan Carlos Rivas Fernindez ” Manuel de Dios Martine "Antonio Rodriguez Colmencre "Manuel Taboada Cid Santiago Seara Morales " Vieonte Rodriguez Gracia ” Xosé Carlos Sierra Rodriguez BOLETIN AVRIENSE NOTA Solicitase intercambio con rovistas de semellante tematica. Nos seguintes volumes a publicar, faranse tomos separa dos de acordo coa especialidade: Arqueoloxia, Etnogratia ¢ Historia, 0 que permite o intereambio en cada unha das di- tas especialidades de xelto Independente. Ano IX ‘Ourense, 1979 Tomo IX Diroccién General del Patrimonio Artistico, ‘Archivos y Museos Museo Arqueologico Provincial de Orense BOLETIN AVRIENSE Se publica merced a la generosa ayuda, con- cedida por la Fundacién “Pedro Barrié de Ja Maza, Conde de Fenosa”, al Grupo “Mar- celo Macias”. a fin de proseguir Ia labor det “Boletin de la Comision de Monumentos His- {6rico Artisticos” (1898-1960), y la del "Bo- lotin del Museo Arqueolégice Provineial de Orense” (1943-1953), Direceién y Administracion: ‘Museo Arqueolégico Provincial de Orense /. Obispo Carrascosa, 1 ‘Apartado de Correos," 145, {INDICE XERAL S. Atvaravo Bianco, A Pontériga, Sobre los restos de un antiguo Puente romano cerca de Sobradelo de Valdeorras J. M. Canmato Gesto, Aportaciones al estudio de las mone: “castra” Coruna) 3 de Ia Las monedas de la Coleceién “Blanco Cicerén” (La J. Detaapo Gémez, La paloma en Ja iconografia paleocristiana y su ‘aparicién en el monumento de Santa Maria de Temes « F. Fantiia Busto, As fibulas de “longo travessio sem espira” nos castros do NW. peninsular .. cena ‘MA T. Fenno Detcapo, Noticia documental de médicos orensanos er- ‘re los siglos XVI y XVII J. F, Ocanpo Vzquez, Supersticiones mindonienses en las Sinodales del Obispo Fr. Antonio de Guevara S, Penzina, El monasterio de Santa Maria de Xunquelra de Espa Redo y'su coleccién diplomatic: J.C. Rivas FERNANDEZ, Un nuevo testimonio epigratico de los Quar- ‘querni y otras cuestiones en torno a la civitas de este pueblo IN, Santos Yanouas, Las eohortes de Asturos y Galaicos on el ejér- cto Imperial romano wswecsessseveneener en J. M. Vizquez Vana, EI horizonte de Rechaba: Una nueva fase de Ia cultura megalitiea del noroeste peninsular VARIA ¥, Ants et alii Unha ara ags Laves Viaes no conxunto arqueolixico de Temes (Carballedo, Lugo) F. Fania Busto, A inscripeién romana de Barxés 'M, Menon Cuaris, Otra ara al dios Tutela ..... B. Pinsz Oureinifo, Ara procedente de San Mamede de Urtés (Allariz) Pars, 1" er 129 aH 231 205 151 51 us an 301 305, 299 X. Ropricver Gonzitez, Duas novas aras romanas na provinela de ‘Ourense ‘V. Rounicusz Gracia, Sobre fésilos de Ins playas de Barbsira, Raion (Pontevedra) RECENSIONS BIBLIOGRAFICAS Ouiverna Jonce, Susana ¢ Vitor, Megalitismo. (X.C.SR) .. Varios, O Neolitico e o Calcolitico em Portugal. (K.CSR.) .. RIALLAIN, Josette. Contribution 6 Vétude du Bronze Fincl en Armo- tique. Elaboration d'une méthodologie appliquée auz depdts de Haches & Douilles Armoricaines. (XCS.R) 334 ARTIGOS ‘Puente romana que esiudiamos 16—EI “Puente Nuevo", de Sobradelo de Valdeorras, con su reconsirido arco cen tral. A unos 2 kms, aguae artiba de esta, gran obfa, se encveniran los restos de plas del Baur, 1X (1979) 13128 LAS COHORTES DE ASTURES ¥ GALAICOS EN FI. EJERCITO IMPERIAL ROMANO * ‘El estudio individuatizado de cada una de las unidades militares (alas y cohortes) de origen hispano, que constitufan las tropas auxi- ares del efército romano, se ha ido abriendo camino a Jo largo de jos titimos afios, aclarando algunos de los puntos ain sin resolver acerca del papel desempefiado por dichas tropas en el marco del ejército romano de época imperial’, En este mismo sentido hemos de destacar los estudios sobre cuerpos de tropas auxiliares de origen hnispano, asentadas en territorio romano fuera de la Peninsula Tbé- riea®, La correspondencia que existe entre el origen de los soldados y el nombre de las unidades militares resulta més complicada en el caso de la provincia Tarraconense que en el de cualquiera otra de las provincias hispanas a causa de la enorme complejidad que pre- sentan las organizaciones indigenas de cardcter étnico que se hallan englobadas en dicha provincia’, En este caso hemos de considerar Tas abreviaturas emplendas son las siguientes: AAntHung: Acta Antiqua Act~ demine Sclentiarum Hungariene; AArehifung: Acta Archaeologica Academiae, Scien Glarum Hungarieae, A. E: Année Epigraphiqie; ABA: Archivo Espafiol de, Arqueo- "ABri: Arehacologia! Ertesith; ANRW: Aufstieg und Nledergang des rémischen Wels BCMOy: Holetin de la Comisién Provinelal de Momumentas de Oviedo; BEDEA: Boletin del institute de Estudios Asturlanos; CTL: Corpus Inécrptionum Latinarurn; CRAI: Comptes rendas de TAcadémie des inscriptions et BellesLettres; TLS: Dessau, fierpllones Latins Selecteer JS! Jourumh of oman Studs, y EP: Listy Ple- logic Ct, como elempio, M, Viarl, “Ala IT Flavia hispanorum ¢lvium Remanorum”, AEA, SGOKTV, 1901, pp. 104-313, Geo W. Daves, “The Ale I Asturum in Roman Britain”, Chiron, VI, 1916, pp. 351-380 TMC Rowis, Hispania y ot eféretio romano, Contribucién a ta historia sociat de 1a Espana ontigue, Selamanee, 1974, pp. 209-270. 14 [NARCISO SANTOS YANGUAS previamente las particularidades que presenta el desarrollo de la his- torla en alcna region durante 10s primeros anos del Imperio para poder comprender mejor el mecanismo de la leva y el reclutamiento sealizado a lo largo de dicha époea. Hispania formaba parte, de acuer- do con la politica de Augusto, tendente a formar un Imperio homo- géneo, protegido por medio de fronteras fijas y continuas, y que al mismo tiempo coincide con Ja formactén paraléla de un ejército per- manente de proteccién:de dichas fronteras, de uno de los frentes més antiguos de dicho proyecto*, E] gran niimero de lineas o limites fronterizos, asi como ta falta de tropas auxiliares en los primeros momentos, llevé a Augusto a una busqueda rapida de dichas unidades militares en los lugares de vanguardia. De esta forma, el mecanismo parece haber seguido el siguiente camino: 1. Conquista, 2. leva de tropas y 3, traslado al frente que presentaba mayores necesidades mili- teres, Asi, pues, al mismo tiempo que se fueron extendiendo dichas con- quistas, se ampliaron enormemente las fuentes de reclutamiento. En ‘una primera époce Augusto disponia de contingentes militares tra- ‘elos y galos, como sucedié en tiempos de las guerras cantabro-astu- es ', asi como las tropas presentadas por las regiones hispanas ya Incorporadas desde hacia tiempo al Imperio y entre las que se en- ontraban celtiberos, lusitanos y diversos componentes de las tribus ibéricas. A todos estos contingentes hay que afiadir los compuestos eon elementos de las tribus del Norte peninsular ibérico con poste- sioridad @ su sometimiento al poder romano, que tiene lugar en torno al afio 19 ane, En el transcurso de los afios sigulentes se produce la apertura y dormacién del extenso limes fronterizo del Rhin, Pannonia y Dalma- of, pp. 1438 pp. 320-343, s°Ct, A. Brancast, Augusto ¢ to guerra di Spagxe, Urbino, 1988; P. Deco Saxtes, “Die Taiegration Nord-Und Nordvesapantens ‘ls romische Proving in der Rechispo. Mk des Augustus", AWAW, 113 1975, pp. 823-571; G. Fonsi, “Lioccupacione mlitare Yomana della Spagna nor-occidentale’ Anlogle e parallel” Legio Vit Gmina, Leon, 1010, pp, 205-225, A, Sve, “The Conquest of NorthWest Spein", Lego il Cet ‘ning, Le6n, 1970, pp. 84-107, LEK! R, Sve, “Some Notes on the Leplons under Augustus", JRS, XXII, 1993, y K. Const, *Zur Beurtetlung der Politic des Augustus", GWU, XIX, 1968, LAS COHORTES DE ASTURES ¥ CALAICOS... us cla, por lo que resulta natural que el propio Augusto se sirviera, en numerosas ocasiones, de los nuevos pueblos ineorporados al Imperio, ‘utilizéndolos como tropas auxiliares; entre dichos elementos sobre- salen precisamente los astures, galaicos y céntabros, cue seguirén contribuyendo con nuevas unidades militares durante el perfodo de dominio de las dinastias julio-claudia y flavia, segtin 20demos de- ducir con facilidad de los nombres de Jas unidades militares de 1a €poca, asi como del momento de su formacién y de los lugares en Jos que estuvieron asentados sus destacamentos®. En este sentido contamos, en primer término, con las cohortes Asturum et Callaecorum, de las que conocemos tres, qu pueden re- ducirse a la época julio-claudia: una de ellas aparece en Germania ‘como primer punto de destino conocido, mientras que las otras dos se nos ofrecen por primera vez en Pannonia, aunque posterlormente son destacadas a otras provincias imperiales. Esta situacién debe corresponderse con 1a primera etapa de or- ganizacién del nuevo territorio hispano conquistado’, 1o que conoce- mos a través de Estrabén, atin cuando una parte de Ia historiografia contemporénea haya llegado a pensar que el gedgrafo griego describe dicha organizacién de acuerdo con una division en diécesis, para 10 que no existe ninguna base, Resulta mucho més sugestivo y atra- yente pensar en una simple divisién estratégica, segin la cual a ‘ada cuerpo de tropes le fue encomendada una zona de vigilancia, ‘en la que se realizaba, al mismo tiempo, el reclutamiento correspon- diente®, Junto a estas unidades militares compuestas por elementos étni- 0s de dos pueblos distintos contamos también con alas y cohortes constituidas tnfeamente con elementos astures y que deberian co- rresponderse con otras paralelas de galaicos, de las que no poseemos en In actualidad ningtin ejemplo. Frente a ello, sin embargo, con- tamos con una extensa serie de tropas, cuyas denominaciones pare- cen derivadas claramente del conventus al que pertenecian? y que pueden explicarse igualmente a causa de la necesidad ée unir varias < Of A. Baum, “Alne y cohortes astures one] eldreito romano”, Libro Romenaje al conde de ta Vega del Sella, Oviedo, 1956, pp. 209-313, y P. Dirco Sawr0s, “Alas ¥ cohortes de los astures", BCMOn, 1, 1087, pp. 91-112. CI, J. J. Vax Nostnawo, ~The’ Reorganlzation of Spain by Augustus", Univer- sity of California. Publications in Mistory, TV2 1016, pp. 83-134 " “Ci. G, Auréuoy, Fast Hispantonses, Wiesbaden, 160, * Cf, por olemplo, J. ewes, “Brecares (Bracati) im rémischen Heer an dor uunteren ‘Donau", LF, C0, 1910, pp. 280-305, 16 [NARCISO SANTOS YANGUAS tribus distintas debido a la gran abundancia y diversidad de grupos tribales existentes en el N.O. peninsular. ‘Solamente en una ocasidn tenemos noticias de una unidad militar formada por elementos homogéneos galaicos, Ia cohors Lemavorum; de su existencia parece desprenderse que corresponderia a una se- gunda fase en la leva de tropas hispanas en el N.O., deblendo de ser, por tanto, posterior necesariamente a la divisién conventual rea- lizada en tiempos del emperador Claudio eQué finalidad tenian y qué objetivos cumplian estas unidades de tropas auxiliares? La mayor parte de dichos cuerpos militares eran destacados a los limites fronterizos de Germania, Pannonia y Dalmacia, es decir, a los tres frentes mas antiguos del Imperio. Las excepeiones a esta norma general es posible explicarlas a causa de In escasen de nuestros conocimientos que tinicamente nos permiten seguir una parte de la historia de dichas unidades auxiliares " Parece igualmente caracteristico de ellas lo elevado de su nume- raclén de orden, coincidiendo en este aspecto plenamente con las cohortes Lusitanorum, Sin embargo, hemos de tener en cuenta que Jos ntimeros de orden més elevado estan atestiguados en la época mas temprana, en tiempos de Augusto o de Tiberlo, es decir, en los momentos en que dichas unidades auxiliares se encontraban o bien en periodo de formacién o bien en etapa de estabilizacién, como po- demos observar a lo largo de la historia militar de las distintas pro- vineigs imperiales. En el caso de unidades de infanteria 1a mezcla de dos elemantns étnicos en su formacién tinicamente tiene lugar cuando dichos ele- ‘mentos son veeinos, como sucede con las distintas cohortes Asturum et Callaecorum, que analizaremos a continuacién, LA COHORS I ASTURUM ET CALLAECORUM El cuerpo de tropas constituide por la eohorte I de los astures y galaicos presenta un conjunto de problemas relacionados con los otros dos cuerpos de tropa homénimos, de cuye presencia poseemos testimonios en Tliria y Africa. Ante dicha situacion se han pro- som CEB, Asserts, Les divisons adminisratives de YEspapne romaine, Pars * ot, J, M, Rouoix, Op. cit. . 96, mapa 8, sobre Ie dnbucion de Jas tropes suntars de nombre etlce hispena atante ia"éyoen clade “iBobre Ia uturlece de laa cohories ©. Ly stn, The Ausitia of the Roman Imperial Army, Oxford, 1968, 28 9 5,9 8 Barros, “Le cohors T Asturum allan’ en eh eféretto Smperla! romino™, BIDEA ten pret) Lng CoHOREES OF ASTURES Y GALAICOS... ut puesto, por parte de la historiografia contempordnea, dos soluciones diferentes: 1. © bien se identifican Jas tres unidades militares, no consti- tuyendo més que un solo cuerpo de tropas ®. 2. © wnicamente se consideran como tales las de Germania y Africa, rechazandose 1a existencia como unidad independiente de 1a cohors Asturum et Callaecorum del Iifrico, al estar apoyada exclu- sivamente en el diploma militar hallado en Vindobona, fechado el dia 2 de junio del afio 60 d.n.e,"*: Nero Claudius divi Claudi j(ilius), Germanici Caesaris n(epos), Ti(berii) Caesaris Aug(usti) pron(epos), divi Augusti abn(epos), Caes(ar) Aug(ustus) German(icus) pont(ifez) maximus), trib(unicia) pot(estate) VII, imp(erator) VI, co(n)s(u!) TIM, peaiticus) et equitid(us) qui militant) tm coh(ortibus) VIT quae appellantur I Astur(um) et Callaecor(um) et I Hispan(orum) et T “Alpinor(um) et I Lusitanor(um) et It Alpinor(um) et II Hisp(anorum) et V Luciens(is) et Callaecor(um), et sunt in Ilyrico sub L{ucio) Salvidieno Saviano Rujo, qui quina et vicena stipend(ia) aut plura meruer(unt), quor(um) nomin(a) subscript(a) sunt: ipsis iberis pos- terisq(ue) eorum civitatem dedit et conubium cum uzoritus), quas tune habuissent, cum est civitas iis data, aut si qui caelib(es) essent, cum iis quas postea duzissent dumtaz(at) singuli singulas, A(nte) d(iem) VI non(as) Iul(ias), Cn(eo) Pedanio Salinatore, L(ucio) Velleio Paterculo co(n)s(ulibus). ‘Tomando como base este testimonio se ha legado a pensar que probablemente se trataria de un error la aparicién de la cohors T ‘Asturum e! Callaecorum en el mismo en lugar de la cohors II Astu- rum et Callaecorum, unidad militar cuya presencia se halla bien do- ‘cumentada en dicha provineia ®. Segiin esto, no se deberia identifi- tar la cohorte de los astures y galaicos, que aparece sin numeracién y cuya presencia esta atestiguada en Germania Superior y Maure- tania Tingitana, con la cohors I Asturum et Caliaecorum citada en dicho diploma militar de Tliria; es mAs, resulta posible, incluso, que serene. Beamten una. Truvpendiryer te remichon ews Shard Siac erteinct Vent ile mie; Wr Waowkn, Diy Diatation euecland emt termatern den Provinces Naicum Pawo, Boeten Fe earn re aliens, Bes, 18h, p. 90,9 R- Coon, Lrmee O- See ee eon mite Ge Faitens sou Us emperurs Pat 18% rm 3 SESE nou, Op. tt, p94 y os sobre Ie cokors IT Asturim et Calae- cori, ua NARCISO SANTOS YANGUAS Ia existencia de esta ultima no sea debida més que a un error del copista ®, Ninguna de ambas soluciones parece ser satisfactoria, puesto que 1 error en el diploma militar del Iifico seria posible en une. de sus dos caras a causa de un descuido, pero no en ambas; ademas de presentar la otra cara la misma numeracién para la cohors Asturum et Callaecorum, hemos de afiadir en este caso que contamos con numerosos ejemplos de Ia existencia de varias unidades de tropas auxillares del ejército imperial romano con el mismo niimero y ori- gen étnico. De esta forma, nos parece mucho mas légica 1a hipdtesis de que existieran dos cuerpos diferentes, unc de ellos mencionado en el di- ‘ploma militar de Tiria a que hemos aludido y otro, que, tras pasar luna estancia de pocos afios en Germania, seria trasladado a Africa con anterioridad al afio 57, momente en el que se fecha el primer testimonio de su presencia en Mauritania a través de una inscrip- cién monumental de Volubilis": Nerone Claudio Caesare Aug(usto) Germ(anico), pontiifice) maz(imo), trib(unicia) pot(estate) ITT, Im- pleratore) HIT, co(n)s(ule) Il, / desig(xato) 111... coh(ortis) Asturum et Cal / laecorum cui prae(est)... / ...et porticu(m)... ‘Al mismo tiempo la existencia de este epigrafe imposibilita 1a tesis de identificacion de la cohorte de Germania-Africa con la de Tiiria, ya que si en el afio 57 se hallaba en Mauretania Tingitana parece improbable su aparicién solamente 3 afios después en Dal- macia. Por lo que respecta al origen del reclutamiento de dicho cuerpo de tropas arrance, al parecer, de le época julio-claudia, pudiendo haber sido formado inmediatamente después de la conquista de la zona por parte de Augusto y con vistas a su integracién en el ejér- cito romano que estaba asentado en la linea fronteriza de Germania. La pertenencia de esta cohorte a las unidades auxiliares del ejéreito romano en Germania nos viene probada por una inscripctén fune- raria hallada en Mogontiacum (Maguncia, Mainz), en Germania Su- perior, que, a causa de sus rasgos arealcos (falta de numeracién en Ia unidad y forma en que dicha cohorte es mencionada), se fecha en una época muy temprana del siglo I": Ogrigenus / Pintil() Gh. Ya Dem Wen y 8 3. om Tats, “a Cohors Asturum et Calae ct In cohors Y"Asturum et Callaecorum, Hom jex-Cumont, Brusca, 106, cts 'Hoamages Bide uot, Brule 10, ee Suara, isrinons ltines dt Marae, a Suma, Pars, 142, nm, 5. ng eottontes DE ASTURES Y GALAICOS... no jlitius), / ex cohorte / Aestureru(m) / et Callaee / oru(m), an(no- rum) } XIX, stip(endiorum) / 1X, heres / p(osuit). ‘Resulta facil pensar que el soldado muerto en los alrededores de ‘Maguncia fuera atin de origen hispano, componente del conjunto de ja tropa reclutada en un primer momento en él territorio que dio nombre a esta unidad militar; en esta direecién nos autoriza a pen- sar igualmente el nombre del padre, Pintil(us?), asi como una ins- cripetén funeraria descubierta en Bonna, Germania Inferior, en la que aparece un astur transmontano, signifer de 1a cohorte V de los astures, cuya morfologia nominal es similar”: Pintaius Peditici / Hilius) Astur Trans / montanus castello / Intercatia, signifer / c(0)- ho(rtis) V Asturum, / anno(rum) XXX, stip(endiorum) VII. H(eres) sz Hestamento) f(aciendum) c(uravit) *. Segin lo que hemos expuesto hasta ahora, el hecho de que iden- tifiquemos a la cohorte de los astures y gelaicos de Germania con a cohors Asturum et Callaecorum o con la cohors I Asturum et Ca- Haecorum africana en vez de pensar en la existencia de dos unidades istintas con el mismo nombre, como hemos hecho en él caso de 1a ‘del Tiitico, proviene de que, si exceptuamos esta inseripelén de época temprana imperial, dicha cohorte no aparece menclonada nunca mas de ruevo entre las tropas auxiliares de Germania Superior, por lo que parece probable que sufriera un trasiado™. “al exponer Ia historia de la cohors Asturum et Collaecorum sin numeracién asentada en Germania hemos aludido a la unidad mi- jitar constituida por la cohors I Asturum et Callaecorum y a los pro- plemas que plantea su identificactén con ella 0 con la homénima ‘conocida en Africa a partir del afio 57, Van der Weerd y de Laet* whan tratado de demostrar, mediante razones convincentes, 1a impo- sibitidad de una identificacién entre la cohorte de Pannoria (irl) y la atestiguada en Africa, Por otro Indo, ya aludimos igualmente con anterioridad al hecho de que resulta menos evidente la posibilidad de que la tropa men- ciorada en el diploma militar CIL XIV,¢ ILS 1.987 Weve una nume- racion equivocada, en lugar de cohors If Asturum et Callaecorum, que resulta bien conocida en esta misma provinela. = ert xen, 8008 — Ths 2500. 2 Gf Pio TE 6, 22, quien alude @ una ives dlstinta de Ia Pinta vaccen en terrtorlo de los Cailaict Lucenses, CE, J.-M Ronin, Op. city p. 68 y K. Krars, Zur Rekrutierung éer Alen und Kohorten ‘an helm und Dona, Berna, 1961, p. 168. Op. ett, p. BMT Y Ss. 120 NARCISO SANTOS YANGUAS. Del mismo modo no podemos aceptar tampoco Ia hipétesis for- mulada por H. Nesselhauf® en el sentido de una supuesta identifi- cacién con la cohors I Asturum del diploma del Norico del afio 108 d.ne.*, puesto que se trata de un cuerpo totalmente individuali- zado®, No nos queda, pues, otro remedio que reconocer nuestra ig- norancla y suponer su desaparicién en campafias militares descono- cidas hasta la actualidad o su traslado a un punto que, hasta el ‘momento, no ha aportado testimonios de ella, o bien su integracién en otro cuerpo de tropas auxillares al haber sido diezmados sus com- ponentes en alguna accién bélics. En cuanto a la presencia de la cohors I Asturum et Callaecorum en Africa, se trata del cuerpo auxiliar de denominacién hispana que nos resulta mejor conocido de Mauretania Tingitana, a pesar de que no deja de presentar ciertos problemas, a los que ya hemos hecho referencia con anterioridad. El principal de ellos lo constituye, sin duda, el de sus posibles relaciones, al menos de nombre, con las co- hortes homénimas de las provincias de Germania e Iiiria, lo que ha dado lugar a diferentes teorias sobre el problema. En este aspecto nos parece lo més légico pensar que hay que identificar dicha unidad militar con la que aparece en la inscripelén de ZabIbach, cereana a ‘Mogontiacum, asi como asegurar su trasiado desde Germania Su- perior a Mauretania Tingitana durante 1a época de Claudio, en co- nexién, sin duda, con la necesidad de tropas en la nueva provincia”, EI primer documento de la presencia en Mauritania de la cohors I Asturum et Callaecorum procede de Volubilis y corresponde al comienzo del relnado de Nerén, concretamente al afio 57. Dicha ins- cripeién se refiere a una construccién realizada por la tropa, pro bablemente un forum y un portico. Esta misma unided militar erige ‘un praetorium en la fortaleza de Ain Schkor durante el siglo 1. Por lo que respecta a los diplomas militares, aparece por primera vez en el correspondiente al afio 109 d.n.e,®. Durante el periodo de tiempo que transcurre entre los afios 57 y 109 no estamos autoriza- 2 cm xv, p. 179, & GL XVT, 82 3 GSE Bavaw, “Liamblente militare nella provincia det Norlea", Athenaeum, 2ORKIV. 1056, pp. 5-00. Scan x1, 1.037. srgGt B Pane, The Anntraton of Musas", Hatori 2, 1, pas s0t-t . Cuareuans, Inserintions tatines du Maroc, Paris, 1942, mim. $8. > KE 1908 nim 605 — 1LS 0175 = CI Vit, 21.30 — L. Cuare.imn, nim. 43. ct ea he Aa of saurlanie Tings, Lafomas, X30, 87, pot LAS COHORTES DE ASTURES Y GALATCOS.. am dos, por lo tanto, a pensar en un trasiado de este cuerpo de tropes desde el Hirico (Dalmaeia) donde, en un diploma militar del afio 60, nombrada una cohorte homénima. Por otra parte, la ausencia de dicha tropa en el diploma militar correspondiente al afio 88 no resulta en modo alguno extrafia, dado que, segtin sabemos, no se nombran en 10s diplomas todas Tas uni- Gades militares pertenecientes a la provincia, sino tnicamente aqué- fas en las que, en cse momento, tenia lugar un jicenciamlento de sus soldados ®. ‘A 10 largo del siglo II Ia cohors J Asturum et Callaecorum es men- cionada con bastante frecuencia, tanto en los diplomas militares como en una serie de inscripciones; asi, en una de estas ultima’ pademos leer: (Ge)nio loc(®) / ...(F)Kavius) Neon praeffectus) / ¢o- hlortis) I Astur(um) et Call(aecorum) / (p)raetorium per m(a) / mus comm(entariensis) has... / ..10 composuit et fecit (se trata de la construccién de un praetorium por parte de la tropa bajo el mando del prefecto Flavius Neon). ‘ste documento epigrifico nos proporciona un importante dato, relativo a su acuartelamiento en Ain Schkor, en las proximidades de Volubilis, estando probablemente dependiendo del ala IIT Asturum. ‘Por medio de otra inscripcion, ésta de cardcter funerario, proce- dente igualmente de Volubilis, en Mauritania ®: Aemitiae / Diecim!) jiltae) Seztinae, / Viennensi, bis flaminicae, / ordo Volubilitanorum / ‘ob eximiam eius probitatem et ma / riti sui Nammi Materni prac flecti) cohor(tis) / Astur(um) et Callaecor(um) merita locum / s¢- pulehri inpensam funeris / statuam decrevit. Nammius / Maternus Contentus honore / impens(am remisit, sua pecunia pos)uit, cono- cemos a otro prefecto de dicha unidad militar, Nammio Materno, cuya madre era originaria de Vienna, actual Vienne, en Galla Nar~ bonense, que llegé a desempefiar el cargo de flaminica en la ciudad africana. ‘Otra inscripeién de Volubilis, cuyo texto es el siguiente: Fru- gifero / deo sancto / C(aius) Tulius Longinus / praef(ectus) coh(ortis) ‘st(urum) et / Call(aecorum) pro salute / et bona valetud() / ne recuperata, v(otum) s(olvit) Kibens) mierito), nos da noticias sobre ® GH XVI, 188. Gf J, ME ROLDAN, Op. elt, pp. 124-126. ™ GX VIN, 21820 ~ ILS 9115. AB 116, num. ot AB 1055, nim, 208, 12 [NARCISO SANTOS. YANGUAS otro prefecto de este cuerpo de tropas compuesto por astures y ga- ‘aicos en su origen, aunque en este caso no aparezca la numeracién ide la misma: el prefecto Cayo Julio Longino hace una dedicacién al ‘dios Frugifero, cuyo culto se hallaba extendido enormenente en esos ‘momentos (mediados del siglo 11) en Africa. ‘Por su parte una inscripeién funerarla de Thamusida, también en la provincia de Mauretania Tingitana” nos menciona a un sol- dado de 1a cohors Asturum et Callaecorum, a la que no asigna ni- mero: M(arco) Sentio / Vieto(ri)... coh(ortis) / Asturu(m et Callae- corum, domo) / Favent(ia, annorum...) / stip(endiorum) XVI. hic) a(étus) (est) / Latirius. Este epigrafe, descubierto en las proximidades de 1a costa, en el curso del Sbou, no sabemos en qué circunstancias Ilegé hasta dicho lugar, muy posiblemente formando parte de un destacamento mili- tar; igualmente podemos pensar en un estacionamiento previo de dicha cohorte en el limite occidental de la provincia. Ademés, el sol- dado es de otigen hispano, concretamente de la :olonia Iulia Faven- tia Augusta Pia Barcinonensis, actual Barcelona, aunque su datacién ‘no resulte fécil. ‘También era hispano el prefecto que aparece en una inscripcién honorifica de Tarraco, cuya fechacién corresponde a la época de Trajano 0 los primeros afios de Adriano™: P(rovincia) H(ispania) ctiterior) / Lucio) Domitio / M(arci) f(tlioy Serg(ia tribu) / Dento- niano / iudic(i) decuriarum) V, equo / publico per Traian(um), / Hovir(o) munic(ipii) Consaburon(is), / flamin(#) perpet(uo), tribun(o) milit(um) / cohort(is) Astur(um) Callaeciae / et Mauretan(iae) Tin- git(anae), / flam(int) plrovinciae) H(ispaniae) ctiterioris) ». Esta lépida presenta numerosos problemas: el personaje a quien va dedicada es el flamen y Ivir de Consabura, actual Consuegra, Lucio Domicio Dentoniano de tiempos det emperador Trajano. En especial resulta extrafio, sobre todo, lo que constituye, ademas, el tinieo ejemplo en ILS, el empleo de dec(uriarum) V en lugar de la expresién normal V dec(uriarum). Por otro lado, la tribu a la que pertenecia, Sergia, no es la misma que la del municipio, Qurina, segin nos asegura Plinio®, Ademés, >A, B 104, nom. 45. ® Gin tr, zit = TEs 6926, * Ef GAuroiwe, Die romisohe Insehriften von Tarraco, Berlin, 1975, nim, 711, y Flamines Provinciee Hispantae Clterioris, Madrid, 1973, nim. 2. oN. HE 35. Cf. J. W. Runreseutx, Toperium rortanumt tributtm descriptum, \Vindebona, 189%, p. 193 LAS COHORTES DE ASTURES Y GALATCOS. 138 Ja designacién equo publico per Traian(um) resulta ser igualmente tun caso tinico, puesto que lo normal es la expresién a Traiano. ‘Sin embargo, atin resulta més rara 1a formulacién mediante la cual el personaje de la inscripcién es sefialado como tribun(o) mi- lit(um) cohor(tis) Astur(um) Callaeciae et Mauretan(tae) Tingit(a- nae), Al hacer el comentario de esta inscripcién Hibner se admira de esta designacién, que es posible comprender perfectamente como ‘una corrupelén de cohors Asturum et Callaec(orum) in Mauretania) Tingit(cna) * Tguelmente resulta muy extrafia 1a designacién del mando mill- tar como tribunus militum, que unicamente aparece en las cohortes miltiariae * 0 en las cohortes formadas en su origen con ciudadanos romenos. ‘A pesar de todas estas anomalias, inconvententes y problemas, no es posible considerar dicha inseripelon como falsa, atin cuando so- Iamente nos es conocido su texto a través de Antonius Augustinus, erudito del siglo XVI. Podemos afirmar, més bien, segin aparece también en la transmisién del nombre de dicha unidad militar (Hllibner propone Ia lectura COHOR. I en lugar de COHORT) que se trata de una transcripeién corrupta. En cuanto al problema planteado por el calificativo de tribunus militum seria posible explicarlo mediante el ascenso personal de este personaje, concedido directamente por el emperador y de lo que te- hemos un ejemplo mas en CIL VI, 759, donde aparece un tal Marco Cecilio Donatiano, militans tribunus in praefecto dono principis *. Ta existencia de Lucio Domiclo Dentoniano como tribunus mititum ide la cohorte significaria que este cuerpo de tropas habia adquirido ya entonces el status militar. Esto puede ser atestiguado por el hecho Ge que la siguiente cohorte registrada en Ain Schkor, posiblemente fen tiempos de Severo Alejandro, es 1a IV milliaria Tungrorum *, aun- que esta cohorte estaba representada solamente por una veritlatio, cuando aparecié por primera vez en la lista del ejército de Tingi- tana’, En el caso de que la cohors I Asturum et Callaecorum Megara TG, Aursuny, Die romisehen Insohriften von Tarraco, p. 14, Ye reconsiruye como cohortth) Asturtim) ef Callggctorum) (et) Mauretontiae) Tingitianae) eee eoDrauuy, “alse and Cohortes Milliarine”, Corolla memoriae E. Swobeda dedicata, Gras, 1966, pp. 84-67 (Ses Rion Dommarwoxi, Die Randordnung des romischen Heres, 2, durchge- ‘sche Auflage Zinflhrung und ‘Nechivage von B. Dossox, Colonia-Gres, 1987, p. 190 “AUB, 1966, nim. 608 © GL EVE, 1 124 [NARCISO SANTOS YANGUAS rectamente o Ain Schkor, puda haber sido trasladada a Thamu- ‘da, donde se encuentran registrados algunos astures. Sin embargo, fl cambio no se halla reflejado en el orden de Ins cohortes de los diplomas militares, El campamento de Ain Schkor debié ser cons- truido por esta unided hacia mediados de! siglo I d.n.e., y ocupado por ella hasta finale: del If, momento en el que posiblemente haya ‘que contar ya con la presencia de la cohors IV miltiaria Tungrorum. Contamos igualmente con un conjunto de inscripeiones bilingties (en latin y griego), procedentes de Bfeso y dedicadas a le diosa Diana, fechadas todas ellas en 10s afios 103 y 104 y en las que el dedicante de las mismas es el antiguo prefecto de la cohors I Asturum et Ca- Maecorum, Caius) Vibius Salutaris °. ‘Veamos tinicamerte un ejemplo de estas inscripciones *: (Dianae Ephesiae et gerusiae Ephesiorum Caius V)ibius O(aii) j{ilius) Vot(ur- nia tribu) Salutaris promagtister) portuum / provinc(iae) Siciliae item promag(ister) frumenti mancipalis, praefec(tus) / cohor(tis) ‘Asturum et Callaecorum, trib(unus) miltitum) leg(ionis) XXII Pri- ‘migeniae pliae) flidelis), subpro / curator provine(iae) Mauretania Tingitanae item provinctiae) Belgicae / Dianam argenteam item imagines argenteas duas unam urbis Ro / manae et aliam gerusiae sua pecunia fecit; ita ut omni ecclesia su(p)ra / bases ponerentur; ob quarum dedicationem in sortitionem gerusiae consecravit sestertia decem septem milia nummum (sigue el mismo texto en griego). ‘Tres diplomas militares, de los cuales uno de ellos fue descublerto en Volubilis * y los dos restantes en Banasa® sefisian la desmovili- zacién, entre el 10 de diciembre del afio 121 y el 9 de diciembre del 122 (diploma de Volubilis) y el 18 de noviembre del 122 (diploma de Banasa) por deseo del procurador de Ja provincia de Mauretania ‘Tingitana, Cecilio Redito, de numerosos cuerpos de tropas auxiliares que habian sido evados como refuerzos, Los efectivos de la Tingi- tana habian sido reducidos a 6 alas y 9 cohortes, es decir, alrededor de 3.000 hombres pera la caballeria y cerca de 6,000 para la infan- * om Mt, 14395, 4405, 5 = TES T9Ma; 14395, 6 = TS 710K; 14105, 7 = TLS 710i; 14105, 8) 14.195, 9 — 18 71, prosopograpiia imperil Romani, V, 871. © Ci it, 14105, 4— TES 7100, & Towaream 9 R. Tuouvesor, “Dipléme militate trouvé A Volubilis (Maroc), rat, i942, pp. 141-145, 8. B. 1012-1063, mim. 83, y B. Neswevuaur, “Zur Mite Genie Ger Proving Mautetania Tingitana”, Bpigraphiea, X11, 1950, pp. ‘SPR Tuouvenor, “Un dipiéme mulltaire trouve & Banta c@Miaroo)”, CRAT. 1934 yp. 12519, A. B 1004, nom, 98, y "Autre diplome militaire trouvé & Bandsa ¢hfarac)”, Bea ieee pp. inicits, AB, 1042-1049, mim. sn realidad so trata de un mismo Gipore (ef. W. Naseer, On, eft, 7. 20, AS COHORTES DE ASTURES Y GALAICOS... 138 teria. Las alae eran las siguientes: la Augusta Gemeltiana, la I Ga- Horum Tauriana, la TIt Asturum pia fidelis civtum Romanorum, ta 1 Hamiorum Saggitariorum y ta If Syrorum civium Romanorum. Por ‘su parte, entre las cohortes estaban: la V Datmatarum, la WI Ga- Horum civium Romanorum equitata, 1a 1 Hispana civium Romano- ‘rum, la II Hispanorum civium Romanorum, la I Asturum et Callae~ corum, la It Asturum civium Romanorum, la I Lemavorum civium Romanorum, 1a I Ituraeorum civtum Romanorum y la cohors Syro- rum Sagittariorum @°!, Muchas de estas cohortes eran mixtas y comprendian soldadas de caballeria, como Ia IT Hispanorum civium Romanorum, la IIIT Gallorum civium Romanorum y la cohors Syro~ rum Sagittariorum, 1o que constitufa una medida necesaria contra jos jinetes moros, extraordinariamente habituados a la guerrilla. ‘Ala cohors I Asturum et Callaecorum, a pesar de estar documen- tada su presencia en la provinela de Mauretania Tingitana desde el aio 87 d.n.e. como minimo, tnicamente se le afiade con toda cer~ teza el apelativo civium Romanorum en el afio 186/157*, Por su parte, a la cohors IIIT Asturum civium Romanorum se le asigna en fl mismo diploma el titulo de pia fidelis, quizis debido a que ambas concesiones fueron hechas como consecuencla del valor demostrado en la revuelta que comenz6 hacia el afio 145%. Por lo que se refiere a los cargos militares, asi como a los com- ponentes de la cohors 1 Asturum et Callaecorum, tanto de Tria como Ge Germania-Africa, los hemos ido viendo al estudiar las fases de ‘asentamiento de estos cuerpos de tropas en las regiones antedichas. Unieamente vamos a destacar las alusiones a los prefectos de dicha uunidad militar: C(aius) Vibius C(ati) f\ilius) Vol(urnia tribu) Salu- taris; Lucius) Domitius M(arci) flitius) Serg(ia tribu) Dentonia- ‘nus, de tempus de Trajano; (P)iavius) Neon, igualmente del si glo If, y Nammius Maternus”, posiblemente de época de Adriano. Contamos, ademés, con referencias a otro prefecto de dicha co- ‘horte, cuyo nombre no se nos ha conservado claramente*, GEM, Ractor, Rome et les Berbéres, Bruselas, 1970, p. 185, iL VE, 182 © GE Nessrunavr, “Zur Mulbirgeschichte..", p. 34 ¥ ss SCHL TM, 6085, yA. E. 1889, mim, 64 ® Cit H,43 % Gli Vint, 21820 = A. H. 1860, nm, 605, A, B. 1916, nim, 9. © Cin Vi, 2954, Cf, A, Ba, ‘ame y eohortes..", OP. oft B, 910. 128 INAREISO SANTOS YANGUAS La COHORS Af ASTURUM ET CALLAECORUM EQUITATA No nos es posible fechar con precision la época de formacion de cate cuerpo de tropas, aunque es indudable que su reclutamiento tuvo lugar en la época julfo-claudia y muy posiblemente en tiempos de Augusto, algunos afios después que la cohors I Asturum eb Ca- Haecorum. El caracter de equitata de dicho cuerpo de tropas se de- ‘duce del diploma militar fechado en el afio 145%, por el que cono- comos a un ...entis ilius) Tustus, eg(wes), cludadano romano. La existencia de esta unidad de tropas auxiliares nos resulta bien ‘conocida a través de los diplomas militares, a pesar de que no po- seemos, sin embargo, ningiin documento epigrafico que se refiera a alguno de los soldados que la integraban®. ‘Tomando como base los diplomas militares tenemos conocimiento de que toda 1a historia de su existencia tuvo lugar en Pannonia. En este sentido la primera mencién de la misma en dicha provincia corresponde al 13 de junio del afio 804, Posteriormente contamos con otro diploma del 5 de septiembre del afio 85, en el que la co- hhorte aparece igualmente en dicha provincia ®. La cohors I Asturum et Callaecorum se hallaba, pues, en la pro- vineia de Pannonia durante la época de los emperadores Flavios, continuando atin en dicha regién en tiempos de Trajano, segun se desprende facilmente del diploma militar del 2 de julio del afio 110°. Esta cohorte, compuesta por astures y galalcos, permaneclé en el ejéreito de Pannonla Inferior con posterioridad a la division de 1a provincia romana de Pannonia, hecho que tuvo lugar en el afio 106 y que se produjo inmediatamente después de Ja finalizacién de la guerra décica, Desde este afio hasta Je fecha de 139/145 no disponemos de nin- gin testimonio acerca de su existencia, aunque no podemos pensar por ello que no permaneciera en dicha provincia, y menos ain si tenemos en cuenta que las tropas estacionadas en Pannonia Inferior * mb xv, oh. © Gh J ME Rowwin, Op. cit, p 4. © Chi vr, 26 © CHL XVE, 3, Grn HVE 364, Cf, J, Seuacvs, “Roman Garrisons stationed at the Northern ‘Pannonian-Qued Prontier-Sectors of the Empire", Adrehifung, TE, 1952, pp, 169-220 wreGf, Rerxensino, "Die legatt pro prustore von Pannonia Inferior set Trajan", ‘Abrt, SLL 1021, pp. 281-201, y R. Stare “Governors of Pannonia. Inferior”, Historia, a1, i085, pp. 342-201. LAS COHORTES DE ASTURES ¥ GALAICOS... wr apenas sufrieron modificaciones y cambios de lugar a Jo largo de su historia, Todo un conjunto de diplomas en los que aparece nombrada esta ‘cohorte nos testimonian su presencia en Pannonia Inferior durante los afios siguientes: el de los afios 139/145 con el texto muy frag- mentado y cuya lectura ha tenido que ser suplida; los dal afio 148°; los del 27 de diciembre del afio 151/160, y, finalmente, como ultima fecha de 14 que tenemos conocimiento en la actualidad, el fechado 1 dia 5 de mayo del afio 167". De entre todas ellos aman 1a aten- cién en especial los diplomas del afio 148 por el hecho de que no aparece nombrada Ja cohors II Asturum et Callaecorum sino la co- hors II Nerviorum et Callaecorum, lo que ha sido interpretado desde un primer momento como un simple error”, Por su parte el diploma correspondiente al afio 148 t-ace mencién, del tinico soldado cuyo nombre conocemos y que formé parte de la unidad: ...entis filiua) Iutus, cuya denominacién de origo, ex castris, lo califica como hijo de soldado”. Al mismo tiempo sparece nom- brado junto a él el prefecto de la cohorte: ...8 Granianus, originario de Faventia, ‘Ademés de los datos aportados por los diplomas militares pode- mos sacar algunas otras conclusiones de la historia de Ia cohorte IX de los astures y galaicos en Pannonia Inferior a través de las noti- ins de Ins tégulas que les pertenecieron ¥, procedentes de Batina, Rittium y Brigetio, respectivamente, lo que sirve para indicarnos la estancia de dicha unidad militar en los Iugares que se mencionan, atin cuando fuese de manera transitoria, En cuanto al lugar de acuartelamiento de la cohors I Asturum et Callaecorum, no poseemos noticias fidedignas sobre el mismo; si tomamos la tesis de A. Radnoti” en el sentido de que, desde la época SEE A, Riwort y L. Bankoezt, “The Distribution of Troops tx. Pannonia Info sor during the 2nd. Century A. D.", AArckHung, 1, 991, pp. 191-225, vo aL VE, CHE XVE, 79 y 100. & cm xvr, zy 03. GI XVE, 123, Cl. J. Fira, “Die 24utrdiplome aus Pannonia Inferior In der 2 ible dee IL, Janrhunderts", AdncHung, Vit, 1998, pp. 13-141 Cl XVI, 119 ¥ 160, Ci. J. Csn.oe'y A AurOior, Budopesi trténete, I, p. 112, y &, Baath, Op. cit, p. 211. *: "Cr B. Vermacnore, “Die rechtige Stellung der canabae legionls und dle Her- rmuntesgabe eastris", Chiron, 1, 171, pp. 299-318, "CHL TH, 10614 y Sunacey, Tse. fey. 1am. XXV, nims, 90, 2 y 53, © “gu Disiokation der Ausitiertruppen’ in den Dofwuprovingen", Limes-Studien, ‘asilea, 1080, pp. 1181. 138 \NARCISO SANTOS YANGUAS del emperador Antonina Pio, las unidades militares de cada provin- ‘ela, que apareeen mencionadas en los diversos diplomas, no estan ‘ordenadas de acuerdo con la numeracién que tenian habitualmente, ‘sino con su situscién de asentamfento a lo largo de ia linea fronte- riza, tendriamos que asignar a esta cohorte el campamento de Lugio, actual Dunaszekesd. Esta hipétesis, sin embargo, no tiene resultado fen nuestro caso, ya que dicho lugar se hallaba ocupado por la co- hors VII Breucorum, segin atestiguan las numerosas tégulas a ella pertenecientes. ‘No obstante, algunas caracteristicas propias del lugar, como su importancia estratégica, as{ como la existencia de campamentos do- ‘bles en otras regiones similares del Imperio, convierten en aceptable la hipétesis de un asentamiento comin de ambas cohortes. Es posi- ble igualmente que, en una época anterior, segin notifica una té- gula de Bantina”, hublese estado acampada en este lugar, mas al Gur, donde seria sustituida con posterioridad por la cohors IT Au- gusta Thracum. Por lo que respecta a los oficiales de este cuerpo de tropas sola- mente conocemes al prefecto del mismo, ...s Granianus, natural de Faventia, es decir, de 1a colonia Iutia Faventia Augusta Pia Barci- nonensis (actual Barcelona) y, por Jo tanto, de origen hispano. NARCISO SANTOS YANGUAS dda Universidade de Ov "CH H 10874, Baur, 1X (1979) 129-149 LA PALOMA EN LA ICONOGRAFIA PALKOCRISTIANA Y SU APARICION EN EL MONUMENTO DE SANTA MARIA DE TEMES ‘Los primeros cristianos, bien en la clandestinidad cuando las per- secuciones arteciaban, bien al margen de la ley en los largos perio- ‘dos de tolerancia, ponian en préctica lo que podriamas Hamar ta “quinta esencia” del cristianismo, recién salido, como agua pura y cristalina, de su fuente Cristo. ‘Asi, cuando estos cristianos, hacia finales del siglo I, comenza- son a set una sociedad algo orgenizada, comenzaron también a po- seer unos lugares para el culto y a crear unos medios propios para ‘a expresién de aquella fe. ‘Aparecen entonees las primeras formulas litirgicas. Piénsese, por sjemplo, en la Didajé o en la “Traditio Apostolica” de San Hipélito, que vienen a ser los primeros rituales y sacramentarios conocidos de la comunidad cristiana. A la par, también surgen las primeras manifestaciones artisticas con el fin de decorar aquellos lugares, si- gulendo exactamente la costumbre romana. En esta primera etapa de clandestinidad, 10s eristianas no crean ninguna tematica nueva, ni para decorar los ambientes religiosos de sus “‘domus ecclesiae” (0 primeras salas de culto en las casas par- ticulares), ni para los ambientes sepulcrales, lugares no menos im- portantes para ellos. El arte tradicional romano, tanto escultural como pictérico 0 mu- sivo, les ofrecia una amplia temética que ellos inmediatamente en- noblecen con un riquisimo simbolismo en el que estaba contenida esa “quinta esencia” del Cristianismo, No es ahora el momento de enumerar toda esa tematica, por ser muy variada, Pero me permito, al menos, recordar que las mismas escenas del Buen Pastor (ya sea