You are on page 1of 1
LOS PRIMEROS MOVIMIENTOS EMANCIPADORES La idea de la emancipacién de Espafta sélo parecié tomar cuerpo cuando alll se produjo la crisis de 1808. Conocidas en América las noticias sobre la ocupa- cin de la metrépoli por Napolesn, sobre el levantamiento del pueblo espafol frente a la invasién y sobre la formacién de Juntas que preservaran el poder del rey cautivo, los criollos empezaron a discutir el problema de la representacién de los virreinatos y de su relacién con Espafia. La monarquia era pensada atin ‘como una unidad entre la Peninsula y los terrtorios americanos. ‘Algunos sostenian que las provincias o reinos americanos tenian el mismo derecho que los peninsulares para formar Juntas que reasumieran el poder delegado al rey si este no podia gobernar. Asi, en 1808, en Caracas, capital ims movies onipadres de la Capitania General de Venezuela, hubo un intento de establecer una [Gage Taememmen] temnancar Junta gubernativa. ite En el Rio de la Plata, en enero de 1809, Martin de Alzaga, un rico comer- | Besos Ares — ciante espafiol y alcalde del primer voto del cabildo, encabezé una conspi-- Ae? raci6n para expulsar a Santiago de Liniers de su cargo. Con la proclama de “Mueran los franceses", Alzaga proponia la formacidn de una Junta que reem- plazara a aquel virrey de origen francés. Pero las milicias urbanas —en parti- cular, los patricios y los arribefios— se presentaron en la Plaza de la Victoria para defender a Liniers. El cabecilla espaftol y sus aliados fueron deportados. Liniers continué siendo virrey, con cl aval de los milicianos hasta que, en febrero de 1809, la Junta Central designé a Baltasar Hidalgo de Cisneros en su reemplazo, que asumié en agosto de ese aio. LOS ESTALLIDOS REVOLUCIONARIOS DE 1810 A fines de 1809, los franceses entraron en Andalucia, y la Junta Central se traslad6 de Sevilla a Cadiz. Finalmente, el 29 de enero de 1810, los miembros de la Junta, desprestigiados, dieron el poder a un Consejo de Regencia, residente en Cadiz. En América, la disolucién del gobierno considerado legitimo gene- 6 reacciones diversas. En algunas ciudades, se sostenia que si el rey estaba preso, el pueblo debia reasumir su soberania. Las ciudades de Caracas (en abril); Buenos Aires (en mayo); Bogota (en julio) y Santiago de Chile y Quito (en septiembre) replicaron los principios y el modelo de las juntas formadas en la metrépoli en nom- bre de Fernando VIL En el Virreinato del Perti, en México y en Montevideo, la tendencia que predomin6 fue el reconocimiento del Consejo de Regencia. EI Alto Perd en la lucha por Ia Independencia Enel Ato Peni también se produjeron ‘experienciasjntstas, que no prosperaron, En mayo de 1809, se establecié una Junta en la ciudad de Chuqusace, como resuitado de Lun conflict de inereses erie funciona. En uli, un movimiento similar se prodtjo en La Paz. En ambos casos intencién final era independizarse del poder del Vireinato del Rio de la Pata y gra el autogobiero. Cisneros, yen su cargo de virey, envi tropes _que se sumaron als que envaba Abascal, virrey de Per. Aunque se lgré sofocar ambos ‘movimientos en pocos meses, l idea dey «emancipacién estaba instaado, 71