You are on page 1of 1

-14

-

País

sábado 26 de marzo del 2016

Una larga historia criminal

¿Cómo buscar a ‘José’ y ‘Raúl’?
Escurridizos ● Se ofrece S/2 millones por información que permita la captura de los hermanos Jorge y Víctor Quispe
Palomino, cabecillas de Sendero Luminoso en el Vraem ● Su búsqueda actual es más de tipo estratégico que militar.
ricardo león
jleon@comercio.com.pe

Víctor y Jorge Quispe Palomino,
conocidos como ‘José’ y ‘Raúl’,
cabecillas terroristas del valle
de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), integran la lista
de los criminales más buscados
presentada esta semana por el
Ministerio del Interior. No solo
son aquellos por quienes se ofrece la mayor recompensa (S/2
millones), sino los que más tiempo llevan evadiendo a sus captores. Atraparlos equivaldría a reducir casi al mínimo la presencia
de Sendero Luminoso.
Varias fuentes consultadas
(militares, policiales, políticas y
civiles) coinciden en que, si bien
las columnas senderistas son
aún una presencia preocupante
en la zona, su actividad militar
sí se ha reducido y ahora actúan
guiados más por el sentido de la
oportunidad que por una estrategia predefinida.
“Ellos han resultado ser más
hábiles que Abimael Guzmán:
además de saber combatir, son
más tácticos, más inteligentes”,
dice un militar que ha participado en varias operaciones contra
el terrorismo en el Vraem.
La caída de los Quispe Palomino será cuestión de tiempo si
se mantiene la situación actual,
en la que la inteligencia táctica
se ha impuesto al poder bélico.
–Excelencia fallida–
Ya se intentó ir directamente
a los bastiones terroristas del
Vraem para cazar, en su propio
terreno, a los Quispe Palomino. Ocurrió en los meses finales
del 2008, cuando se desplegó la
operación Excelencia 777, en
la que fuerzas combinadas del
Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional incursionaron en Vizcatán, Bidón y
otros reductos terroristas. Lo lograron, de hecho, e incluso ins-

talaron bases temporales, pero
los policías y militares quedaron
expuestos –la geografía es traicionera, y cualquier cerro boscoso ofrece una buena posición de
tiro– a los hostigamientos diarios, permanentes, cotidianos.
No solo hubo importantes bajas,
sino que poco tiempo después el
control territorial volvió a ser de
las columnas senderistas. Ningún alto mando terrorista pudo
ser capturado en esta etapa.
Había entonces que replantear la situación y probar con el
plan B: la inteligencia.

“Es muy probable
que podamos
desarticular
esta banda”, dijo
Ollanta Humala
en agosto del
2013.

“Si atacas al
narcotráfico,
le quitas piso a
Sendero”, dice un
policía antidrogas
destacado en el
Vraem.

–La maña y la fuerza–
Cada vez que Sendero Luminoso ha sufrido alguna captura o
la muerte de un alto mando ha
respondido con balas: hostigamientos, emboscadas. Pero
cuando la presión militar y policial se centra en sus puntos de
apoyo, no sabe reaccionar.
“Siatacasalnarcotráfico,lequitas piso a Sendero”, explica un policía antidrogas destacado actualmente en el Vraem. La ecuación
es simple: al haberse inhabilitado
pistas clandestinas para narcoavionetas y al realizarse operaciones de interdicción de laboratoriosdedrogas,elcobrodecuposal
narcotráfico (fuente principal de
financiamiento de los terroristas
enestazona)seentorpece.
También se ataca la economía terrorista a través de la incautación de sus bienes. En mayo del 2013, la policía y el Ministerio Público incautaron unas
500 propiedades (desde hoteles
y casas hasta embarcaciones y
autos) que estaban a nombre de
allegados a los Quispe Palomino. El lavado de activos les había
funcionado por mucho tiempo
en Ucayali, Ayacucho y Junín.
En julio del 2015, el rescate
de medio centenar de niños, jóvenes y mujeres de un campamento senderista, significó otro
duro golpe para la estructura social que habían forjado los Quispe Palomino.
La construcción de una carretera que une Huamanga con el
Vraemyqueyaestácasiconcluida
significarálamayorpérdidaterritorialparalaparejadehermanos.
El contexto actual se resume
en una paradoja: Mao, uno de los
referentes ideológicos de Sendero Luminoso, escribió que “cuando el enemigo avanza, retrocedemos;cuandoelenemigoacampa,
lo hostigamos; cuando no quiere
pelear, lo atacamos y, cuando huye,loperseguimos”.Esomismose
intenta aplicar contra los Quispe
Palomino ahora en el Vraem.

Cronología

Poco a poco, los hermanos
Quispe Palomino se asentaron
en la selva del Vraem.
usi

toma de mando
Tras la captura de ‘Feliciano’,
los Quispe Palomino toman el
control de Sendero Luminoso
en el Vraem. Se calcula que en
este momento tienen unos 70
combatientes activos.
ensayo y error
La operación Excelencia 777
intentó entrar a Vizcatán y Bidón y desalojar a los terroristas. No se logró el objetivo y
hubo numerosas bajas en las
fuerzas del orden.
confesión de parte
En una entrevista con el periodista Fernando Lucena, ‘Raúl’
confirmó que él y su hermano
participaron de la masacre de
Lucanamarca (1983), donde
asesinaron a 69 campesinos
(niños incluidos).

Una familia que creció
al ritmo sangriento de
Sendero Luminoso
La biografía de los Quispe
Palomino está hecha a base de
trazos sueltos, pero se sabe que
nacieron en Chuschi, el mismo
distrito de la provincia ayacuchana de Cangallo donde, el 17
de mayo de 1980, Sendero inició su sangriento recorrido. Su
padre, Martín Quispe, integró
también las filas de Sendero y
murió en un enfrentamiento.
Cuando Abimael Guzmán
fue capturado, el mando senderista se dividió en dos frentes:
el Alto Huallaga fue asignado a
‘Artemio’ y el territorio que hoy
corresponde al Vraem quedó al
mando de ‘Feliciano’.
En 1999 esta historia dio un
giro cuyos efectos se sienten hasta hoy. Ese año, en junio, ‘Raúl’
fue capturado en Huancayo. Poco después aceptó convertirse
en colaborador del Servicio de
Inteligencia Nacional (SIN) a
cambio de beneficios legales,
y ayudó a capturar a ‘Feliciano’

en julio de ese año. Había sido
una jugada maestra: los Quispe Palomino se oponían radicalmente a la línea “acuerdista”
de Abimael Guzmán, a la que sí
se habían plegado ‘Feliciano’ y
‘Artemio’, de quienes hasta hoy
se refieren como “traidores”. Al
ayudar a capturar a ‘Feliciano’
les quedaba el camino libre para
dominar el Vraem.
Los Quispe Palomino eran
en realidad tres; el menor de
ellos, ‘Gabriel’ (su nombre real
era Marco Antonio), también
tuvo una presencia importante en la zona selvática de Cusco. El 11 de agosto del 2013,
se dirigió al caserío de Pampas
(Ayacucho) junto a otro conocido terrorista, Alejandro Borda
‘Alipio’; ambos descansaban y
veían televisión en una rústica
vivienda cuando una explosión
los mató de inmediato: las Fuerzas Armadas ya sabían que iban
a estar ahí.
sebastián castañeda / archivo

los más buscados
En junio del 2015, el gobierno
de EE.UU. incluyó a ‘Raúl’ y ‘José’ en la llamada Kingpin Act,
la lista de los narcotraficantes
más buscados del mundo.
¿sabotaje?
En marzo de este año, volantes
mecanografiados repartidos
en el Vraem, supuestamente
escritos por los Quispe Palomino, critican a todos los candidatos presidenciales y llaman
a la población a no votar el 10
de abril. No se ha comprobado
su autenticidad.

‘Gabriel’ fue entrevistado en abril del 2012, días después de un atentado contra un helicóptero policial en la selva de Cusco.