You are on page 1of 3

INTRODUCCION

Los valores sociales y morales son aquellos que orientan nuestra conducta, en
base a ello decidimos cómo actuar ante las diferentes situaciones que nos plantea
la vida. Se relacionan principalmente con los efectos que tiene lo que hacemos en
las otras personas y en la sociedad.
Los valores representan las convicciones básicas de un modo específico de
conducta o estado final de existencia, es personal o socialmente preferible a un
modo de conducta o estado final de existencia opuesto Rockeanch (1973). De
modo, que el valor contiene un elemento de juicio que transmiten las ideas de un
individuo como lo que es correcto, bueno o deseable, por ello tienen tantos
atributos de contenido como de intensidad (Robbins, 1999); la intensidad denota
su importancia e influencia en las actitudes y comportamiento humano, sea
individual o socialmente.
Los valores son producto de los cambios y transformaciones que han ido
produciendo a lo largo de la historia. Surgen con un especial significado y cambian
o desaparecen en las distintas épocas. Por ejemplo, la virtud y la felicidad son
valores; pero no podríamos enseñar a las personas del mundo actual a ser
virtuosas según la concepción que tuvieron los griegos de la antigüedad.
Y es que el ser humano ha reconocido desde la antigüedad la existencia de
valores en el terreno de la ética o del comportamiento social. Así los sofistas
(Protágoras, Gorgias, Hipias), promotores de un relativismo ético basado en las
creencias subjetivas del hombre, hicieron bueno lo que éste creía bueno,
admitiendo distinto valor de aquellas creencias que, por sus consecuencias,
resultaban más útiles para la vida ciudadana, y orientando sus enseñanzas a
saber descubrirlas.
¿Qué se entiende por valor?
Desde un punto de vista socio-educativo, los valores son considerados referentes,
pautas o abstracciones que orientan el comportamiento humano hacia la
transformación social y la realización personal. Son guías que dan determinada
orientación a la conducta y a la vida de cada individuo y de cada grupo social.

CONCLUSION Los valores son construidos por cada uno de los individuos y en ese proceso de adquisición son varios los factores que influyen desde la familia. El ser humano no solamente actúa por razonamiento. Los valores reflejan el curso de la vida. Los valores establecen un modelo de conducta aceptable en una sociedad y para garantizar que este modelo sea observado por los miembros de esa sociedad se emiten las normas que regulan la actuación del individuo dentro de la sociedad. etc. De modo que estamos constantemente evaluados y evaluamos por la racionalidad de sí. los amigos. y de los otros de modo que podemos darnos cuenta que hay valores preferenciales y valores universales. es decir: Hay valores de nuestra sociedad que dan importancia a la recompensa monetaria y otros que dan importancia a la categoría o al servicio social. Puesto que hacemos nuestro ciertos valores y otros no. en el trabajo. Los valores cambian con las necesidades y experiencias de las personas. . Gracias a ello captamos que hay cosas importantes a las cuales no debemos renunciar y cosas poco importantes de las que podemos prescindir. la escuela. también influyen las emociones y los sentimientos.