You are on page 1of 3

Rejuvenecimiento Facial

Servicio Cirugía Plástica. Hospital Nuestra Señora del Rosario
Jefe de Servicio: Dr. Antonio de la Fuente
Dr. Israel Iglesias
Dr. Ignacio Capdevila
Fecha: 08/04/2016

El concepto de rejuvenecimiento facial se basa en
aportar frescura y restar años a un rostro que ha
sufrido el paso del tiempo y, por consiguiente, la
pérdida de la juventud que lo caracterizaba.

esqueleto poco desarrollado o definido ocasionan
un mayor descolgamiento debido a la falta de
soporte esquelético conjuntamente con una piel más
receptiva al descolgamiento.

En primer lugar para entender bien las posibles
actuaciones y tratamientos relacionados con el
envejecimiento facial conviene hacer una breve
explicación sobre los cambios estructurales que se
producen en la mayoría de las situaciones clínicas,
durante el proceso natural del envejecimiento facial,
y que motivan dichos tratamientos.

Por lo que se refiere a la pérdida de volumen facial,
hoy día lo consideramos como un factor sumamente
importante a la hora de planificar una intervención
de rejuvenecimiento, ya que habitualmente sobre
todo en personas delgadas y como consecuencia de
las modificaciones en los tejidos, con la edad se pierde
masa ósea fundamentalmente a nivel de pómulos y
barbilla y lo que es aún más significativo se produce
asimismo una atrofia de la grasa de la cara situada
en diferentes compartimentos dando un aspecto
más envejecido y menos saludable a la cara. Hoy
día damos gran importancia a estas modificaciones
volumétricas a la hora de establecer un diagnóstico
individualizado y un correcto tratamiento integral
en los pacientes que consultan, para conseguir un
resultado más natural.

Envejecimiento facial ¿En qué consiste? ¿Cuáles
son los factores que facilitan este proceso?
Al margen de la flaccidez de todos conocida y
que produce ese descolgamiento de los tejidos,
fundamentalmente a nivel de la cola de la ceja, óvalo
facial y cuello, hay otros rasgos de igual importancia
a tener en cuenta, si queremos hacer un tratamiento
integral y de resultados naturales, como son la
pérdida de volumen tanto a nivel de esqueleto
como de la grasa y los cambios estructurales que
se producen a nivel de la piel como la pérdida de
tersura, elasticidad e hidratación fundamentalmente.
Comenzando por el descolgamiento, éste tiene como
causa fundamental la acción de la gravedad y la
pérdida de elasticidad de la piel como consecuencia
de la edad. Las circunstancias genéticas juegan
un papel importante en cuanto a la evolución
de la flaccidez por cuanto una piel elástica y un
buen esqueleto que defina bien los rasgos faciales
como son fundamentalmente la estructura de los
pómulos, del ángulo de la mandíbula y mentón
contribuyen decisivamente a mantener los tejidos en
su posición a modo de andamiaje y por tanto a que
las manifestaciones clínicas de flaccidez sean menos
acusadas. Por el contrario una piel inelástica o un

Hay otros condicionantes a tener en cuenta
además de la edad y los factores genéticos, de gran
importancia en las causas del envejecimiento facial,
como son los ambientales, fundamentalmente la
exposición inadecuada al sol, aire libre, etc, por
cuanto va produciendo uno daños acumulativos e
irreversibles en los tejidos y que conocemos como
fotoenvejecimiento o daño solar, que producen
cambios definitivos en la estructura de la piel
tales como deshidratación con pérdida de tersura,
severa disminución de la elasticidad motivada
por la degeneración de las fibras elásticas que dan
estructura y soporte a la piel, además de la aparición
de arrugas definitivas que comienzan a manifestarse
fundamentalmente en las zonas más móviles y de
piel más fina como labio superior, párpados, cuello
y escote pero que se amplían en casos más marcados
a toda la cara.

¿Cuál es nuestra filosofía de trabajo y cómo
abordamos cada uno de los factores que
contribuyen al envejecimiento facial?

o el tratamiento de los lóbulos de oreja, el labio caído
por la edad, o la punta nasal, etc.

Por lo que respecta a la flaccidez el tratamiento de
elección es el LIFTING y su finalidad es la reposición
de los tejidos en su correcta posición (Figura 1),
lo que implica de forma natural, adecuada y sin
indebidas tensiones que produzcan resultados
indeseados tanto a nivel de cicatrices como de
aspecto. Durante mucho tiempo, el lifting se basaba
en dar tensión a la piel produciendo resultados
pobres ya que ocasionaba un aspecto antinatural, de
“túnel de viento”.

Figura 2. Incisiones, extensión de disección en Lifting
frontal endoscópico y vectores de tracción utilizados para
rejuvenecer la frente y zona periorbitaria.

Figura 1. Incisiones de preferencia en Lifting facial y
cervical, y vectores de tracción de planos profundos.

El lifting deberá ser más o menos amplio en función
de cada situación particular y asimismo abarcará las
zonas que sean necesarias. No en todos los casos que
los pacientes deseen efectuar un lifting limitado a una
determinada zona o un determinado tipo de lifting,
como sólo cuello o endoscópico, etc, es factible, ya
que a veces no es el tratamiento indicado para ese
paciente. El lifting en su versión completa incluirá el
tratamiento de la frente para la elevación de las cejas
caídas (Figura 2), que dan un aspecto de tristeza,
así como de la cara y cuello para la corrección del
óvalo facial y de la flaccidez del cuello, al margen de
otros procedimientos complementarios que puedan
requerirse como bandas musculares en cuello que
producen en algunos casos esas “cuerdas inestéticas”

En cuanto a los datos técnicos la Cirugía dura de
3 a 5 horas aproximadamente, en función de las
“zonas” faciales que debamos intervenir. Como
nuestra filosofía es siempre proporcionar la máxima
seguridad a nuestros pacientes, es recomendable y
así lo hacemos, el permanecer en el hospital la noche
postoperatoria, ya que de esta manera minimizamos
riesgos innecesarios. La primera semana pueden
aparecer áreas de equimosis (“morados o cardenales”)
que irán desapareciendo paulatinamente; si bien,
puede empezar a aplicarse maquillaje a partir de la
primera semana. Luego, hacia los 10 ó 15 días el
paciente puede realizar una vida normal de cara al
público.
En cuanto a la reposición de volúmenes está fuera
de duda que en los últimos años la grasa autóloga
es la mejor opción para el relleno de determinadas
zonas que han perdido su volumen como son
principalmente los pómulos, mentón, ángulo de la
mandíbula y contorno de la órbita.
Existe un cierto temor por parte de muchos
pacientes de que el relleno les pueda cambiar la cara
motivado por esos resultados artificiales, y de los que
continuamente advertimos, que se producen como
consecuencia del empleo de materiales de relleno

Hospital Nuestra Señora del Rosario

C/Príncipe de Vergara, 53. 28006 Madrid, España.
www.hospitalrosario.com

con productos no autorizados como silicona líquida,
ciertos polímeros, etc. que provocan una reacción
inflamatoria crónica con la correspondiente fibrosis
y deformidad de las zonas tratadas o más amplia
aún, por extenderse y migrar por acción de la
gravedad hacia zonas más declives. Esto nada tiene
que ver con los resultados conseguidos con un
material autólogo como es la grasa en las debidas
proporciones, que se comporta completamente
natural ya que es un tejido vivo y con las mismas
características de la grasa de esas zonas. De hecho,
para algunos pacientes delgados o con signos sólo
incipientes de flaccidez puede ser en ocasiones el
único tratamiento necesario o el tratamiento de
elección. El hecho de existir una cierta reabsorción
en los primeros meses de la grasa que se coloca no
es un problema importante por cuanto en esas zonas
suele prender suficiente para conseguir el resultado
deseado o bien puede reponerse parcialmente si se
desea transcurrido un cierto tiempo ya que se trata
de un procedimiento relativamente menor. Conviene
precisar que una vez prendida la grasa se mantendrá
indefinidamente como un tejido vivo que es.

de los ojos e incluso mejillas en casos más
acentuados. Estas arrugas a diferencia de las más
dinámicas como las “patas de gallo” o periorbitarias,
o entrecejo o frente que responden bien a
tratamientos como la toxina botulínica requieren
el empleo de PROCEDIMIENTOS ABRASIVOS
(“RESURFACING”),
siendo
de
elección
actualmente para nosotros el empleo de LÁSERES
FRACCIONADOS (Figura 5), por su menor tiempo
de recuperación, o PEELING QUÍMICOS más o
menos suaves en función de la situación a tratar. El
objetivo es producir una exfoliación de la piel con
la finalidad de que la nueva piel una vez regenerada
tenga un aspecto más joven con mayor uniformidad
en cuanto a coloración y arrugas menos pronunciadas,
ya que la desaparición total de las mismas es a veces
prácticamente imposible incluso con el empleo de
procedimientos más agresivos.
En relación a estos procedimientos suelen realizarse
de manera ambulatoria y como signo más visible del
tratamiento encontramos enrojecimiento local que
cede en unos días.

En relación a los datos técnicos la grasa es extraída
de zonas donantes a distancia, frecuentemente
abdomen,caderas, cara interna de muslos o
rodillas, donde generalmente suele acumularse.
Posteriormente la procesamos y la reinyectamos
purificada en las zonas a tratar.
Se trata de un procedimiento rápido, que suele
acompañar como procedimiento complementario
a la Cirugía de Rejuvenecimiento (Lifting) o bien
tratarse de un tratamiento por sí solo que se realiza
con anestesia local y sedación, con una duración
aproximada de ½ ó 1 hora. La inflamación de
las zonas intervenidas suele durar una semana
aproximadamente pero a partir del día posterior
a la intervención el paciente realiza una vida
prácticamente normal.
Por último el tratamiento de la piel en aquellos
casos de fotoenvejecimiento o daño solar tendrá
como finalidad mejorar fundamentalmente las
manchas en cara y las arrugas que se producen
fundamentalmente en el labio superior, contorno

Hospital Nuestra Señora del Rosario

Figura 5. Aplicación de láser de CO2 fraccionado.
Como vemos, el envejecimiento facial es un proceso
que abarca diferentes áreas y es determinado por
diferentes factores que se deben abordar con múltiples
técnicas, siendo de gran importancia efectuar un
cuidadoso y acertado diagnóstico preoperatorio de
forma individualizada. De esta manera, podremos
llegar a resultados naturales y duraderos, gracias al
grado de refinamiento actual, proporcionando un
alto índice de satisfacción para los pacientes.

C/Príncipe de Vergara, 53. 28006 Madrid, España.
www.hospitalrosario.com