You are on page 1of 6

A Jose Antonio Labordeta le encanta que sus alumnos y alumnas trabajen

en parejas, ¡es mucho más divertido y se aprende más!. Durante los 4 días
que tiene clase con Dani, Carmen, Manu, Isa, Miguelito, Ana, Luisa y
Gonzalo los ha emparejado para trabajar sin que ninguna pareja haya
repetido ningún día y siempre chica-chico (así charlan menos y trabajan
más).

Así el 2º día Dani trabajó con Isa y Gonzalo con Luisa.

El 3er día Manu estuvo con Ana y Miguelito con Isa.

Ana trabajó con Dani y Carmen con Miguelito el 4º día.
¿Sabrías decir qué parejas trabajaron juntas el primer día?

A Jose Antonio Labordeta le encantan las plantas. En el patio de
su casa de Zaragoza hay 49 árboles tal y como se ve en el
dibujo. Jose Antonio quiere algo de espacio para sembrar
macetas de flores y plantas aromáticas así que le pidió a su
amigo Joaquín Carbonell que dejara nada más que 5 filas de 4
árboles cada una.
Cuando Joaquín terminó ¡el patio estaba casi arrasado!. En vez
de 20 árboles, sólo había dejado 10 y había cortado 39.
 “¡Pero si he hecho lo que tú me has dicho!” protestó Joaquín

¿Sabrías decir cómo consiguió Joaquín dejar 10 árboles con 5 filas de 4 árboles cada una?

Con su mochila a la espalda, Jose Antonio Labordeta descubría los
molinos gigantes de la Mancha, aquellos que Don Quijote confundió
con gigantes una vez...:
“Son curiosos esos molinos, todos son diferentes y se pueden
distinguir por los colores que tienen los tres cuadrados que forman
sus aspas. Los molineros sólo han usado tres colores (azul, rojo y
verde) para pintarlos y hay tantos molinos como posibilidades para
decorar las aspas”.

¿Cuántos molinos puede ver Jose Antonio?

Estaba Jose Antonio sentado en el parque, intentando escribir uno de sus bellos poemas.
De pronto vio salir a un niño corriendo a toda velocidad con una bolsa de canicas (aunque
se le iban cayendo algunas en su huída). Inspirado por tal acontecimiento escribió:

“Un chaval, una bolsa de canicas a otro niño quitó
y entre los árboles escapó.
Al saltar un banco, la mitad más media perdió.
Perseguido por un perro, la mitad menos media abandonó.
Tropezó en una cuerda y la mitad más media desparramó.
En su bolsillo finalmente, dos docenas guardó.
Vosotros, los que buscáis sabiduría, decidnos,
¿cuántas canicas este niño robó?”
Jose Antonio ya sabe la respuesta...¿la sabrás averiguar tú?

Preparando Labordeta uno de tantos conciertos, no termina de decidirse por el orden de
las canciones. Duda entre empezar con su conocido “Canto a la libertad” o con “Banderas
rotas”.
Para decidirse va a sortearlo tirando un dardo en un dibujo que su hija Paula ha traído del
colegio. Si da en la zona blanca, cantará primero el “Canto a la Libertad” y si da en la zona
sombreada, cantará primero “Banderas rotas”.

¿Sabrías decir qué canción es más probable que abra el concierto?

A Jose Antonio le ha llegado un aviso de correos para
recoger un paquete. Aprovechando que su hija Ángela
trabaja allí, la llama para preguntarle las dimensiones y así
saber si puede ir en bici a recogerlo. En seguida se
arrepentió, porque Ángela, que es una “pirada” de las
Matemáticas, le dio la siguiente respuesta: Papá, sólo te diré
que tiene la misma forma que una caja de zapatos y que la
superficie de sus caras es 120 cm2, 80 cm2 y 96 cm2
respectivamente.
¿Cuáles son las dimensiones del paquete?

Revisando Jose Antonio sus últimos cuatro libros publicados, observó que todos tenían
diferente número de páginas. Averigua las páginas de cada uno de ellos con las pistas que
Labordeta nos dá:

Todos los libros tienen un número de páginas entre 153 y
169.

Su libro “Regular, gracias a Dios” tiene 12 páginas menos
que el de “En el remolino”

El libro “Dulce sabor de días agrestes” tiene 4 páginas más
que el de “Con la mochila a cuestas” y 3 menos que el de
“En el remolino”.

El libro de “Con la mochila a cuestas” tiene un número de
páginas cuya cifra de las unidades es 0.

De visita a la Diputación de Zaragoza (bellísimo convento de San
Francisco), Jose Antonio se fija en las cuatro banderas que presiden su
fachada. Ordenadas de izquierda a derecha: bandera de Zaragoza
(roja), bandera de España (ya sabéis como es...), bandera de Aragón (de
rayas rojas y amarillas) y bandera europea (esa es azul, aunque ya lo
sabías ¿no?).
Sin entender muy bien el por qué de ese orden, nuestro querido Jose
Antonio se pregunta de cuántas maneras distintas podrían colocarse
esas cuatro banderas. ¿Podrías ayudarlo?

En Octubre de 2012, la Asociación Filatélica de Zaragoza presentó dos sellos con la figura
de Jose Antonio.
Como todos los sellos, tiene 26 muescas en su lado más largo y 18
en su lado más corto.
Vamos a colocar un pequeño círculo en cada muesca del sello.
Empezando por la esquina inferior derecha vamos a ir tachando
círculos en el sentido contrario de las agujas del reloj de la
siguiente forma:
 En la primera vuelta cuento dos círculos y tacho el
siguiente, vuelvo a contar 2 y tacho el siguiente. Y así
hasta dar la vuelta completo al sello.
 Cuando he terminado de dar la vuelta, vuelvo a
comenzar en el punto “A” pero esta vez cuento tres círculos (que estén en blanco)
y tacho el siguiente y así hasta completar la segunda vuelta al sello de Labordeta.
 Lo has adivinado...ahora cuento 4 y tacho el siguiente...
 Y luego 5...
 Y así sucesivamente.

A
La pregunta es: ¿Cuántos círculos habrá después de 5 vueltas?
Y si seguimos así, ¿quedará algún círculo sin tachar al final?

En uno de tantos viajes, visitaba Jose Antonio la bella ciudad de Córdoba. Entrando en la
Iglesia de San Lorenzo, estaba el artesano restaurando un bonito rosetón que hay en su
fachada principal.

El artesano estaba concentradísimo pensando un diseño original para la vidriera: quería
colorear cada trozo sin que dos trozos que se toquen por cualquier lado fueran del mismo
color.
 “¿De cuántos colores dispone Vd.?” preguntó Labordeta al artesano.
 “Sólo tenemos 4”.
 “¡Pues ya sé cómo hacerlo!” exclamó nuestro amigo entusiasmado.
¿Sabrías dar un posible diseño de la vidriera?

Nota: algunos de estos problemas son originales y otros son versiones de problemas
clásicos y de algunos de la olimpiada matemática Thales. Es posible que algunas imágenes
estén sometidas a copyright pero la intención de esta colección de problemas no es
lucrativa sino que simplemente trata de homenajear a Jose Antonio Labordeta.