You are on page 1of 151

Noviembre de 2015 

Comentarios resueltos del 
ejercicio práctico para las 
oposiciones de enseñanza 
secundaria de lengua 
castellana y literatura 

Textos de examen 

Javier Hernández Gil
COORDINADOR 

| Comentarios resueltos  Página | 4  .

Comentarios resueltos del  ejercicio práctico para las  oposiciones de enseñanza  secundaria de lengua  castellana y literatura  Textos de examen  .

  .L  Depósito Legal: MU 1323‐2015  Queda  rigurosamente  prohibida.  sin  la  autorización  escrita  del  titular  del  copyright. la reproducción total o parcial  de esta obra por cualquier medio o procedimiento. bajo las sanciones establecidas por las leyes. Luis Alfonso  © Javier Hernández Gil  ©  Comentarios  resueltos  del  ejercicio  práctico  para  las  oposiciones  de  enseñanza secundaria de lengua castellana y literatura  ISBN digital: 978‐84‐686‐7843‐6  Impreso en España  Editado por Bubok Publishing S. comprendidos la reprografía y el  tratamiento informático. Julio Domingo  © Raquel Cuesta González  ©Miguel Ángel Fernández Serrano  © Mónica Ferrándiz Trujillo  ©Cristina García Martínez  © Noemí López Alcón  © Verónica Pérez Parra  © Gloria Cristina Sánchez Jerez  © Vidal Piqueras.© Álvarez Garrido.

Lengua castellana y literatura |  Página | 7  .

| Comentarios resueltos  Página | 8  .

......................................... 123  Mónica Ferrándiz Trujillo ... 31  Noemí López Alcón ....... 91  Comentario 10...................... Murcia 2006 ................................................ 91  Gloria Cristina Sánchez Jerez ................................................................................................................................................................................................................................. Aragón 2014 ................. 103  Miguel Ángel Fernández Serrano .................................................................................................................. Murcia 2015 ................................................... Andalucía 2014 .............................................................. 129  Texto para práctica ........... 85  Comentario 9.............. Murcia 2006 .............. Madrid 2006 ... 67  Miguel Ángel Fernández Serrano .......................................................................................................................................................... 17  Julio Domingo Álvarez Garrido ... 117  Comentario 12.......................................................................................................... Madrid 2014 ...................................................................................... 139  Raquel Cuesta González ......................................................................................................... 103  Comentario 11............................... 51  Comentario 6......................... 51  Luis Alfonso Vidal Piqueras .............................. 129  Verónica Pérez Parra ............ 117  Mónica Ferrándiz Trujillo ................................................................. 67  Comentario 7....... 77  Cristina García Martínez . Castilla‐León 2006 . Andalucía 2014 ............................ 77  Comentario 8.......... 13  Comentario 1... 139  Página | 9  ............................................. Murcia 2006 .......................... Andalucía 1998 .............................................................................................................................................................Lengua castellana y literatura |  Índice  Introducción ..................................................... 23  Comentario 3............ Comunidad Valenciana 2015 ......................... 17  Comentario 2........ 123  Comentario 13................................................................................................................................................................................................................................................................................. 23  Gloria Cristina Sánchez Jerez ... 85  Verónica Pérez Parra ................................................................................. Cantabria 2012 .............. 39  Julio Domingo Álvarez Garrido ..................................... 39  Comentario 5................................ 31  Comentario 4........................................................................................

.............| Comentarios resueltos  Bibliografía recomendada ....................................................................................... 147  Índice de autores ............................................... 149  Página | 10  .........................

Lengua castellana y literatura |  Página | 11  .

| Comentarios resueltos  Página | 12  .

 pero todos son reales. en lo esencial.  vamos  a  encontrar  el  mismo  comentario  realizado  de  dos  modos  y  estilos  diferentes. a la hora de encarar la resolución de un comentario  concreto.  Además.  E  incluso. podrás comprobar.  Esperamos  que  sirva  de  ejemplo  y  referencia.  Como en la obra anterior a esta que aquí te presentamos. Para eso creemos que hay suficiente material en  el mercado y que no nos importa recomendar. Y la dificultad en su realización  viene.  no  intentes  realizarlos sin antes haber leído el anterior libro.  los  más  recientes  primero.  Aunque. se pueden comprobar las coincidencias. es decir. Bubok. porque en este la dificultad es máxima  para el tiempo otorgado. Es necesario abordar el comentario con un  sólido dominio de la lengua y de las técnicas para resolver de un modo personal.  realmente. desde el 2006 al 2015. como ya dijimos a nuestro  parecer.Lengua castellana y literatura |  Introducción  Este  libro  es  continuación  de  otro 1  que  inició  la  idea  de  reflejar.  por  el  conflicto  que  supone  la  profundidad  requerida  en  la  respuesta y la limitación de tiempo impuesta.   Los comentarios van ordenados por comunidad autónoma y. en  concreto. el  año  de  convocatoria. cómo no hay respuestas únicas. el error de estos manuales se encuentra en los ejercicios resueltos que llevan:  1  Varios  autores  (2014):  Ejercicio  práctico  para  las  oposiciones  de  enseñanza  secundaria  de  lengua castellana y literatura. dentro de esta.  es  decir.  todos los textos han salido en convocatorias de oposiciones.  algunos  de  ellos  han  sido  resueltos  por  opositores  que  se  presentaron y obtuvieron la máxima nota o una nota excelente. Madrid.  Un  consejo  más. Todos han sido realizados  con  los  condicionantes  de  tiempo  y  material  idénticos  a  la  situación  verdadera  de  examen. Pero. Es la prueba  evidente que no hay soluciones únicas. sino comentarios bien planteados y resueltos  con mucha consistencia y demostrando profundo conocimiento de la materia y de la  técnica.  Incluso. ISBN digital: 978‐84‐686‐5059‐3  Página | 13  . Son menos ejercicios.  en  sentido  descendente. lo que hace que resulte muy complejo si  no estás verdaderamente bien preparado y entrenado.  especialmente. este libro no incluye  la parte teórica de todo comentario.  cómo se resuelve un comentario en el ejercicio práctico de las oposiciones a secundaria  por la especialidad de lengua castellana y literatura. el  entramado comunicativo que el autor ha construido.  El éxito obtenido con el anterior libro nos ha animado a perseverar en la tarea  y traer aquí los comentarios de los ejercicios resueltos que han salido en las últimas  convocatorias de oposiciones realizadas en las distintas comunidades autónomas.

 consulta este libro  en su totalidad porque no te vas a arrepentir. Están realizados con gran profundidad y  ajustados al tiempo disponible en las convocatorias en las que se utilizó como ejercicio  real.  Por consiguiente. te recomendamos que si necesitas apoyo teórico acude a los  libros relacionados en la bibliografía.| Comentarios resueltos  son  muy  profundos  y  exhaustivos  para  el  tiempo  del  que  dispone  el  opositor  en  la  realización de la prueba.  Página | 14  .   Para los ejemplos prácticos resueltos de exámenes reales.

Lengua castellana y literatura |          Página | 15     .

| Comentarios resueltos      Página | 16    .

 me pregunto.  Los  candidatos  a  inmigrantes  subsaharianos  desfilan  ante  mis  ojos  revestidos  de  una  agreste belleza moral. Ahora la vejez me lo impide y contemplo lo  que  discurre  en  la  pantalla  con  un  amargo  reproche  al  mundo  y  a  mí  mismo. cuán higiénico!) de Ceuta y Melilla ignoran las leyes inicuas  que  rigen  el  mundo. el pan y la libertad. Cuatro textos a elegir dos. en mi desaliento. Chechenia o Argelia.  Texto extraído de http://politica. La  naturaleza tiene horror al vacío y el trabajo que rehúsan los ciudadanos de Schengen  será ocupado por quienes arriesgan su vida para subsistir y ayudar a sus familias.  […]  La  indignación  me  sobrecoge:  es  la  de  la  impotencia  ante  estas  imágenes  reiteradas que abruman la conciencia de un ciudadano recluido entre papeles y libros. La próspera economía sumergida vive de esa vulnerabilidad.elpais.  Hace  20  o  30  años  podía  acudir  a  testimoniar  de  los  dramas  que  me  acuciaban  en  Sarajevo. Andalucía 2014  Julio Domingo Álvarez Garrido    TEXTO 12    Las  víctimas  del  bochornoso  espectáculo  que  contemplamos  a  diario  en  el  perímetro aislante (¡oh.  […]  Han  atravesado  miles  de  kilómetros  a  través  del  desierto. recurro como en otros momentos de mi  vida a las palabras de Antonin Artaud: “Lo más urgente no me parece tanto defender  una cultura cuya existencia no ha salvado nunca al hombre de su aspiración a una vida                                                          2  Texto real salido en las Oposiciones en Andalucía 2014. Al  acecho del gran salto en los bosques vecinos de la verja o aupados en ella encarnan el  derecho elemental a la vida.  Agrupados  a  las  puertas  del  soñado  El  Dorado  europeo  aguardan  la  ocasión  favorable para trepar por las alambradas sin otra arma que su tenaz instinto de vida. Y una vez más. soportado el rigor y las trampas del clima en una huida  adelante  de  meses  o  años  en  busca  de  un  refugio  para  afrontar  al  fin  el  último  obstáculo: una doble verja de seis metros de altura con alambres de espino y cuchillas  “no agresivas sino disuasorias” en palabras de nuestro ministro del Interior. por nacer donde  ha nacido? Los que trabajan clandestinamente en España lo hacen en condiciones de  precariedad porque hay empresas que se valen de su desamparo para enriquecerse al  margen de la legalidad.  ¿Qué puede a escritura frente al hambre? Los rostros de los subsaharianos (hay  también en los promiscuos centros de acogida mujeres con niños) me interpelan con  fuerza muda.com/politica/2014/05/02/actualidad/1399048326_216643.  sufrido el abuso de las mafias.html      Página | 17     . Palestina. Cada texto  lleva una sola cuestión.Lengua castellana y literatura |    Comentario 1. ¿Puede una persona ser ilegal.

  el  aspecto  más  remarcable  es  el  ritmo. aparte de evitar la monotonía. se observa que el  registro empleado es el del español normativo culto.    1.  ya  sean  extranjeros  ‐Sarajevo.  En  este  caso.| Comentarios resueltos  mejor y del apremio del hambre.  Fundamentalmente. Dicha valoración se mantiene  en  las  líneas  14  y  21  con  sendas  interrogaciones  retóricas.    Una vez definido el tipo de texto. la abundancia de topónimos. en donde se trata el asunto de la inmigración. Comenzando por el nivel fonológico.  donde  aparece  un  inciso  que  amplía  y  matiza subjetivamente lo dicho. Comentario de los distintos planos (fonológico.  dentro  del  grupo  nominal. de los que arriesgan todo por cambiar su suerte.    Pasando  al  nivel  morfológico. En conjunto.  Siguiendo  a  Adam.  la  entonación  es  enunciativa. tratando de llamar la atención del lector.  y la falta de humanidad de los países europeos se convierten en los aspectos que el  autor aborda en este texto. etc. papeles. La colocación  de una verja con alambres de espino y cuchillas se convierte en el acontecimiento de  actualidad  de  este  artículo  periodístico  que  se  encuadra  en  los  géneros  de  opinión.  las  secuencias  textuales  que  arman  este  escrito  son  de  índole  expositiva  y  argumentativa. hecho que se deja notar en la  inclusión de sustantivos tanto comunes ‐verja. se orientan a ofrecer cuál es la actitud del  autor. su compromiso ante el asunto expuesto. que se vería acompañada por secuencias expositivas como la identificada  entre las líneas 15 y 20.  Un  último  giro  en  la  entonación  se  aprecia  en  las  líneas  21  y  22.  Palestina. como corresponde a un escrito  publicado en un medio impreso.  Nada más comenzar. todas estas pinceladas  entonativas. sintáctico y léxico‐ semántico) en relación con el carácter de texto periodístico de opinión. como extraer de la llamada cultura unas ideas cuya  fuerza sea idéntica a la del hambre”. De este modo.  lo  que  es  pertinente  en  la  búsqueda  de  la  imparcialidad  inherente  al  periodismo. es necesario adentrarse en el análisis de los  diferentes planos lingüísticos. ya sean  nacionales  ‐Melilla  y  Ceuta‐.    La defensa de los indefensos.  se  localizan  líneas  con  reveladores  cambios  entonativos. vulnerabilidad.    De  todos  modos. se cumple con la función apelativa del  lenguaje.  el  uso  de  los  sustantivos demuestra la mezcla de realidad y opinión. Además.  será  necesario  señalar  el  tipo  de  entonación.  No  obstante.  la  argumentación  sería  la  secuencia  prototípica. inmigrantes‐ como abstractos:  leyes.  Chechenia‐  Página | 18    .  Para  ello. aparece un caso de exclamación en las líneas 1 y 2 que consigue  adherir al artículo un componente valorativo del autor. morfológico. indignación.

 será capitalizado por los tiempos  verbales. Con ello.  pues  aparecen  ejemplos  de  pretérito  perfecto  compuesto  ‐han  atravesado‐ y pretérito imperfecto ‐acuciaban‐.    Por  último. y.  como postpuesta ‐“leyes inicuas”.    En  relación  a  los  adjetivos.  Así.    Dichos  tiempos  se  articulan  en  torno  a  tres  tipos  de  personas:  primera  del  singular para manifestar la presencia del enunciador.  lo  más  recalcable  de  la  sintaxis  es  que  en  esta  se  sigue  la  estructuración señalada por Martinet de núcleo más expansiones.  por  formar  parte  de  los  géneros  periodísticos incluye tiempos que tienen que ver con la actualidad. tal y como se ve en la línea 20 ‐“el derecho elemental a  la vida. aguardan…‐. Se ha encontrado también una subordinada final ‐“para  subsistir…”‐ en la línea 19. localizado en el primero verbo del texto con un claro  propósito:  involucrar  al  destinatario  en  la  lectura  del  artículo  y  en  las  ideas  que  se  propugnan. “imágenes reiteradas”‐. pregunto. queda  patente la presencia del enunciador y se ancla el centro deíctico del discurso. los denominados  por  Weinrich  tiempos  del  mundo  comentado.  “tenaz  instinto”.  sino también al sintagmático.  aparte  de  encontrar  gentilicios  como  europeo  y  subsahariano.    En el ámbito sintáctico se presenta una amplia variedad de estructuras. Así. La abundancia de esta clase  gramatical se evidencia también en sustantivos que aparecen doblemente adjetivados  ‐“agreste belleza moral”‐ y en adjetivos de discurso ‐“trampas del clima” o “condiciones  de precariedad”. “un  Página | 19     .    De  todos  modos.  El comentario del grupo verbal. se erige en el predominante.  que  se  muestra  con  valor actual ‐contemplamos.  Si  se  atiene  al  tipo  de  texto.  hay  que  señalar  una  muestra de lo que Bally llamaba transposición funcional en “los más urgente”. En la línea 4. La coordinación no solo se circunscribe al nivel oracional. Pero  no  es  el  único. tercera del plural. hay que citar la primera persona del plural. ya que se  trata de un plural de inclusión.  en  el  grupo  nominal  debe  reseñarse  la  reiterada  inclusión  del  pronombre me a lo largo del artículo.  estos  destacan  por  plasmar  la  posición  que  defiende  el  autor. “amargo reproche”‐ para remarcar la subjetividad y valoración del escrito. en referencia  a los inmigrantes. se  aprecian  subordinadas  adjetivas  en  la  línea  9  ‐“que  me  acuciaba”‐  y  coordinadas  copulativas en las líneas 3 y 5. por último.Lengua castellana y literatura |    otorgan  realismo  a  lo  que  relata  el  articulista. por su parte. Es el caso de las líneas 9 o 24.  el  presente.  Por  otra  parte. el pan y la libertad”‐.  Los  encontramos  tanto  en  posición  antepuesta  ‐“bochornoso  espectáculo”.  el  escrito.

  agreste  o  la  alusión  al  pensador Antonin Arnaud ejemplifican esto.  la  previa  identificación  de  la  tipología  textual  ha  servido  para  proceder  a  un  somero  repaso  de  los  distintos  niveles  lingüísticos.  A  estas  isotopías  se  les  puede  incorporar  isotopías de segundo nivel como la que desarrolla la idea de pobreza en los significados  contenidos en precariedad. en la que hay una aposición de “último obstáculo” que se extiende por dos  líneas. El léxico  se reviste de un vocabulario accesible a todo el público. en mafias. eso sí. La primera se manifiesta en  los significados que encierran sufrir. herida o tenaz. no ofrecen un proceso lógico de gran complejidad. soportar.    Este dominio de los procedimientos semánticos arriba recogidos no cierra este  plano. Esto se amolda al  principio  periodístico  de  la claridad.  donde  se  advierte  un  largo  complemento de régimen. esto no es óbice  para  evidenciar  la  presencia  de  un  autor  culto:  testimoniar.  por  la  sencillez  de  las  construcciones.  Lo  mismo  ocurre  entre  las  líneas  23  y  26.  A  su  vez.    En  conclusión. sirviendo al propósito de su autor de denunciar una situación de injusticia  social  y  sumar  al  lector  a  sus  tesis.  ilegal  o  clandestinamente.  pues  un  texto  de  difícil  comprensión  puede  ser  abandonado por el lector. vocablo que se toma en su concepción de limpieza  para  adquirir  matices  irónicos  llenos  de  crítica.| Comentarios resueltos  refugio” es un núcleo expandido por una subordinada sustantiva de complemento del  nombre. puesto que el texto organiza su contenido semántico a través de lo que Greimas  llamó  cadenas  isotópicas. aislante  da pie a continuación a higiénico. hambre o pan.    La elaboración semántica responde a variados aspectos.    El análisis de los planos lingüísticos se cierra con el léxico‐semántico.    Página | 20    .  subsaharianos. En la línea 1.  en  suma. Se  recurre  también  a  la  metonimia en “rostros de los subsaharianos” que interpelan y pantalla en referencia a  la televisión.    La  arquitectura  sintáctica  se  define.  Las  isotopías  que  aseguran  la  coherencia  interna  se  emparentan con las ideas de supervivencia e inmigración.  A  través  de  los  mismos se ha podido comprobar que el texto se ajusta a los cánones exigidos en el  periodismo. la segunda. aunque.  La  línea  22  incorpora  la  metáfora  “fuerza  muda”  con  un  palpable  valor  de energía  contenida.  dejan  patente  el  carácter  culto  del  articulista y dominio en el empleo del lenguaje.

Lengua castellana y literatura |        Página | 21     .

| Comentarios resueltos        Página | 22    .

 las manos.. Ana.. todo lo suyo.  su  humilde  esposa. le había deshonrado.. una cosa repugnante de puro ridícula. Su mujer. un objeto digno  de risa. él atado por los pies con un trapo ignominioso. él era como un eunuco enamorado.  ante  todas  las  ternuras  de  su  alma..  como  una  cabra. La idea vulgar. tan miserable. Madrid: clásicos Castalia.  su legítima mujer. a viento. miles de pueblos.. una fidelidad de un amor sobrehumano.  que  no  veían  el  absurdo porque no les dolía a ellos. y sobre todo cruel. ante él sobre todo. falsa y grosera de  comparar al clérigo con el eunuco se le fue metiendo también por el cerebro con la  humedad del cristal helado.. nada del otro. Andalucía 20143  Gloria Cristina Sánchez Jerez    Texto 34     El  Magistral  estaba  pensando  que  el  cristal  helado  que  oprimía  su  frente  parecía un cuchillo que le iba cercenando los sesos.  sobre sus brazos.. «Sí.  le  había  engañado. y él. un mundo de plomo..  ante  su  voluntad  de  hierro.. necio.. morderse la lengua.. ante ellos dos. nada del infame.      1.  de  patearle. que era su mujer. a  un elegante de similor.  Veinte  siglos  de  religión. de ahogarle entre sus brazos.  ludibrio  de  hombre disfrazado de anafrodita. le engañaba como a un marido idiota.  millones  de  espíritus  ciegos. Leopoldo (1981).  carnal y grosero. que le había consagrado  el alma. eran sus grilletes..   Página | 23     .  su  esposa.. él tenía que callar.  ¿Quién  le  tenía  sujeto?  El  mundo  entero. ¡Le dejaba para entregarse a un miserable lechuguino. que tenía sed de  sangre. ansias de apretar el cuello al infame.. a un fatuo. millones de piedras de catedrales y cruces y  conventos...  su  mujer. Análisis sintáctico de la parte destacada en negrita y comentar las estructuras  sintácticas más destacadas que se han utilizado en la elaboración del texto.  docenas de concilios. del cobarde que le escupía en la  cara  porque  él  tenía  las  manos  atadas.  de  reducirle  a  cachos. Cuatro textos a elegir dos.  que él era en el mundo lo único digno de lástima.  misérrimo  cura.  él.  ante  su  amor... toda la civilización.  su  hermana  del  alma. no ante Dios.  a  polvo. no ante los hombres. el  alma. a un hombre de yeso...                                                            3  Texto real salido en las Oposiciones en Andalucía 2014.  de  pisarle. a una estatua hueca!. yacían sobre él. como otra mujer cualquiera.  la  Regenta. y pensaba además que su madre  al meterle por la cabeza una sotana le había hecho tan desgraciado.  como  un  rocín  libre  en  los  prados. sobre sus piernas.  perezosos. Cientos de papas. la Regenta.. que llamaban grandeza.  seguro  de  vencerle. cruel. toda la historia..Lengua castellana y literatura |    Comentario 2. La Regenta. virtud a lo  que era suplicio injusto. como un presidiario. abnegación. bárbaro. Cada texto  lleva una sola cuestión  4 Alas “Clarín”. seguro de  poder  hacerlo.

 La P1 o proposición principal presenta  el  núcleo  verbal  “se  fue  metiendo”  y  la  P2  es  una  subordinada  sustantiva  de  Complemento  del  Nombre.  Cabe  además  la  posibilidad  de  entender  el  sintagma  “meterse  en  la  cabeza”  como  una  locución  verbal.  siendo  indispensable  para  su  conjugación.  La  segunda  coordinada  copulativa  es  también  una  oración  compuesta  por  subordinación que consta de tres proposiciones.  nos  encontramos  con  un  fragmento  formado  por  dos  oraciones.    Si nos centramos en las particularidades del fragmento destacado que debemos  analizar.  “meterse”.  una  subordinada  adjetiva  especificativa  con  núcleo  verbal  “iba cercenando”. que acompaña en este caso  a  un  verbo  pronominal. la proposición 2 actúa  como  proposición  principal  de  la  P3.  en  cuyo  caso  seguiría  siendo  una  locución  pronominal  de  sentido  equivalente al aportado por verbos como “obsesionarse”.  el  resultado  sería el siguiente:    Página | 24    .  introducida  por  el  pronombre  relativo  “que”  con  función  de  sintagma nominal sujeto y cuyo antecedente es el sustantivo “cristal”. A su vez. introducida por los nexos  discontinuos “tan” y “que”. es preciso destacar la presencia del pronombre se.| Comentarios resueltos  Centrándonos  en  la  parte  destacada  del  texto.  la  P3  es  una  subordinada  adverbial impropia consecutiva cuyo núcleo verbal es “era”. La P1 o proposición principal tiene el núcleo verbal “estaba  pensando”.    La  segunda  proposición  del  fragmento  es  una  oración  compuesta  por  subordinación formada por dos proposiciones.  con  núcleo  verbal  “comparar” e introducida por la preposición “de”.  La  primera  es  una  oración  compuesta  por  coordinación copulativa con nexo “y” que consta de dos proposiciones.    La primera coordinada es una oración compuesta por subordinación y formada  por cuatro proposiciones. la P2 es una subordinada adverbial impropia modal con  núcleo  “meter”  e  introducida  por  la  contracción  “al”.  una  subordinada  adjetiva  especificativa  con  núcleo  “oprimía”. La proposición principal o P1 presenta  el núcleo verbal “había hecho”.  concretamente  del  nombre  “idea”.  introducida  por el pronombre relativo “que” con función de sujeto y con el antecedente “cuchillo”.    En  el  caso  de  que  realizáramos  el  tradicional  análisis  sintáctico.  la  P2  es  una  proposición  subordinada  sustantiva  con  función  de  Complemento Directo cuyo núcleo verbal es “parecía”.     La  P2  actúa  del  mismo  modo  como  proposición  principal  de  la  P4.

Lengua castellana y literatura |                El cual quedaría dispuesto esquemáticamente del siguiente modo:    Página | 25     .

 aquella destacada y  ya  analizada  previamente. y  Página | 26    . y reproducir el caótico  y atropellado devenir mental de Fermín. en la primera parte del texto.| Comentarios resueltos      Procediendo ya a comentar la sintaxis del fragmento completo. debemos partir  de la distinción de dos planos o partes en el texto.  Así. pese a estar ambos dominados por  un estilo sintáctico complejo e igualmente elaborado propio de la lengua literaria y que  denota  el  registro  culto  del  narrador. por subordinación.  la  primera  es  una  oración  coordinada formada por dos proposiciones compuestas.  encontramos  una  tajante  diferencia  entre  el  estilo  sintáctico  del  fragmento  ya  analizado y aquel que comienza con la apertura de comillas: el primero es el propio de  la voz narradora tradicional —el narrador omnisciente en tercera persona que plantea  la narración a través del estilo indirecto refiriendo los pensamientos del Magistral sin  que aparezca la voz del personaje—. Destacan en esta segunda  sección del fragmento las repeticiones de sintagmas iguales o similares con la misma  función sintáctica yuxtapuestos entre sí por medio de comas y de asíndeton. la segunda parte del texto acoge un discurso en  estilo directo libre que reproduce el pensamiento del Magistral dejando el narrador  entrever en su narración enunciados propios del personaje.    Como ya hemos apuntado.  encontramos  dos  oraciones. y con el  fin de crear una estructura rítmica y paralelística por repetición. a su vez.  en  este  caso  Leopoldo  Alas  “Clarín”.

 pero.  a  viento  (…)»  (líneas  9‐11). no  ante  los  hombres. de pisarle.  la  complejidad  sintáctica  es  mayor  pues  encontramos  varias  subordinadas:  una  subordinada  adjetiva  explicativa. el resto de oraciones que conforma el fragmento  se caracteriza por ser largo y acoger estructuras de mayor complejidad. dos subordinadas sustantivas de Complemento  del nombre “ansias” y cuatro subordinadas sustantivas de Complemento del  adjetivo  “seguro”.  una  subordinada sustantiva de CD. no solo ya por  la yuxtaposición de sintagmas que se repiten. debemos destacar la complejidad del texto que nos  ocupa.  Además..    Como decíamos. dos de  ellos  en  un  sintagma  adverbial  quedando  los  cuatro  restantes  dentro  de  un  sintagma  preposicional. la complejidad de este fragmento es mayor si cabe.  Domina. concretamente tres. a grandes rasgos.  ante  ellos  dos. el estilo sintáctico que mantiene el autor es  el propio de un registro literario y culto. su hermana  del  alma.  se  da  la  yuxtaposición  de  tres  sintagmas  preposicionales de complemento de régimen.    En definitiva. donde además se configuran diferentes voces  y estilos narrativos.  su  mujer. podemos hablar de  una  oración  simple  inicial  que  presenta  la  particularidad  de  encadenar  una  serie de  sintagmas nominales con función de atributo. la Regenta.  su  esposa. por otro lado. que tenía sed de sangre. no ante Dios..  por  tanto.)»  (líneas  6‐8).  En  esta  extensa  oración  de  nuevo  podemos  apreciar  la  presencia  de  comas  y  de  repeticiones. ansias de apretar el cuello al infame. por un lado. de  patearle. ante todas las ternuras de su alma.  en  este  caso. la voz del narrador omnisciente.  podemos hablar de claridad expresiva. nos encontramos con oraciones extensas pero  cuya lectura no plantea ningún problema.  ante  su  voluntad de hierro. dominado este por largas secuencias de oraciones subordinadas donde apenas  se dan los casos de coordinación. Sin embargo.  su  humilde  esposa  (. Destacamos ejemplos como los siguientes:  ‐   «Su mujer.  ante  su  amor. encontrando así seis complementos circunstanciales de modo.  pero. Ya en la segunda parte. la Regenta. la  Página | 27     .  En  este  ejemplo  podemos  encontrar  la  repetición  de  la  preposición  “ante”  y  de  “no  ante”.  a  polvo.  Lo  mismo  sucede  con  los  sintagmas  nominales  de  aposición. y.  la  complejidad sintáctica. seguro de vencerle. y en ocasiones  encontramos  sintagmas  yuxtapuestos  que  acogen  al  mismo  tiempo  oraciones  subordinadas:     ‐ ‐ «Y él. de ahogarle  entre sus brazos. sino por la presencia de proposiciones  subordinadas.  de  reducirle  a  cachos. Como podemos concluir. encontramos cuatro aposiciones introducidas por el determinante  posesivo “su”. su legítima mujer. y en el que solo podemos localizar el caso de una  oración simple. que era su mujer. pese a que no podemos localizar ninguna oración simple. seguro de poder hacerlo. yuxtapuestos entre  sí por medio de comas.Lengua castellana y literatura |    la  segunda  oración  está  compuesta  por  subordinación.  ante  él  sobre  todo.

| Comentarios resueltos  voz de un narrador que acoge pensamientos de sus personajes —del Magistral en este  caso—  por  medio  del  estilo  directo  libre. un estilo complejo pero claro en la primera sección del  texto.        Página | 28    .  se  ponen  en  marcha  una  serie  de  estrategias discursivas dirigidas a caracterizar al texto y las voces que en él se acogen. y un estilo mucho más desconcertante en la  segunda parte. ejecutado con la finalidad de enmarcar los pensamientos e ideas de un  personaje sumido en la confusión y cuyo desconcierto se transmite al lector por medio  de la yuxtaposición. los cuales contribuyen de igual modo  a construir una estructura rítmica muy cuidada. la destinada a la voz omnisciente.  dominando en consecuencia.  Así. la repetición y el asíndeton.

Lengua castellana y literatura |          Página | 29     .

| Comentarios resueltos            Página | 30    .

 con trozos de manta  que  utilizó  en  su  día  el  ejército  de  ocupación. Barcelona: Seix Barral. de ya vieja y expoliada basura ciudadana. con alguna que otra teja  dispareja.  Página | 31     . Comentario lingüístico del siguiente texto. Luis (1999). Andalucía 19985  Noemí López Alcón    FASE OPOSICIÓN: EJERCICIO PRÁCTICO   LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA    2. con onduladas uralitas recortadas irregularmente. Amador se había alzado ‐como muchos siglos antes Moisés sobre  un monte más alto‐ y señalaba con ademán solemne y con el estallido de la sonrisa de  sus  belfos  gloriosos  el  vallizuelo  escondido  entre  dos  montañas  altivas.Lengua castellana y literatura |    Comentario 3.  Martín‐Santos.                                                                5  Ejercicio 2 del examen de Andalucía de 1999.  con  ciertas  piedras  graníticas  redondeadas  en  refuerzo  de  cimientos  que  un  glaciar  cuaternario  aportó  a  las  morrenas gastadas de la estepa.  con  fragmentos  de  la  barrera  de  una  plaza  de  toros  pintados  todavía de color de herrumbre o sangre. con piel humana y con sudor y lágrimas humanas congeladas. Tiempo de silencio. con cabeceras de cama estilo imperio de las que se han desprendido ya en  el  Rastro  los  latones. los soberbios alcázares de  la miseria. la otra (de la que la  busca de los indígenas colindantes había extraído toda sustancia aprovechable valiosa  o nutritiva) en la que florecían.    ¡Allí  estaban  las  chabolas!  Sobre  un  pequeño  montículo  en  que  concluía  la  carretera derruida.  con  redondeles  de  mimbre  que  antes  fueron  sombreros. con adobes en que la frágil paja hace al barro lo  que las barras de hierro al cemento hidráulico. con ladrillos de “gafa” uno a uno robados en la obra y  traídos en el bolsillo de la gabardina. con latas amarillas escritas en negro del queso  de la ayuda americana.  con  láminas  metálicas  provenientes  de  envases  de  petróleo  o  de  alquitrán. con palos torcidos llegados de bosques muy lejanos.  una  de  escombrera y cascote. con trozos redondeados de vasijas rotas  en  litúrgicas  tabernas  arruinadas. La primera parte era un comentario filológico. La limitada llanura aparecía completamente ocupada por aquellas oníricas  construcciones confeccionadas con maderas de embalaje de naranjas y latas de leche  condensada. pegados los unos a los otros.

     Su división en tres partes bien diferenciadas se ve sustentada por el qué y el  cómo se narra. desde Sobre un pequeño montículo […] (L.  y.  además. la segunda.  por  las  connotaciones con dicho término.  Aunque  en  este  caso  identificamos al autor. la primera parte abarcaría la breve exclamación inicial. 8) hasta el final. 1). el lenguaje.  la  última  integraría  desde  La  limitada  llanura […] (L. mensaje y contexto.  para  un  receptor/lector  ideal. bien en la descripción de las chabolas (parte 3). pues se presenta la figura de un narrador omnisciente en tercera  persona  que.  rodeado  de  escombros. Miserables.| Comentarios resueltos  Por la expresión de este fragmento. bien en el  personaje  de  Amador  y  lo  que  contempla  (parte  2). 1) hasta […]  alcázares  de  la  miseria  (L. que escribe. que se hace corresponder con el autor  real. y porque entendemos que existe un contexto mucho más amplio en el que  adquiere  una  coherencia  plena. un espacio que alcanza absoluto protagonismo en la narración.  divisa  las  chabolas  que  se  encuentran  en  un  valle  emprobrecido. La división se ve justificada en los pasajes descriptivos  centrados.  canal. ¡Allí estaban  las chabolas! (L. es esencial.  La  descripción.  nos encontramos ante un texto de carácter literario que responde a las características  del género narrativo.    Este  fragmento  es  una  pincelada  de  una  novela  experimental  mucho  más  extensa.  como  es  Tiempo  de  silencio. que no tiene voz propia en el  texto.  de  Luis  Martín  Santos.    El esquema comunicacional que se desprende del texto.    Página | 32    .  compuesto  por  los  elementos  emisor. Amador se convierte así en un  personaje que cobra vida a través del narrador. y el código. sobre  todo  porque  su  final  se  puede  ver  amplificado  sin  que  ello  altere  el  resto  de  la  narración. lo que lleva a plantear una estructura bastante rigurosa que no deja  nada al azar. es fácil suponer que el texto no implica un relato cerrado. siguiendo el modelo  planteado  por  Jackobson.  ambos  introducidos  por  esa  exclamación  que  anticipa  el  objeto  de  la  descripción  –las  chabolas–  y. que sometemos aquí a análisis lingüístico.  8). que se dirige también a un lector ideal. Una carencia esta que les  obliga a vivir en zonas inhóspitas y descuidadas. también introduce el tema central del fragmento: la  miseria y la falta de recursos económicos de la población. ya que permite que el relato avance a partir de la  presentación del único de sus personajes: Amador.  que  va  más  allá  de  una  mera  descripción  de  las  chabolas y de la subida de Amador a un montículo para contemplar el paisaje. El canal sería el libro. Este. Así.  receptor. como ya  señalaba  en  sus  estudios  Umberto  Eco.  finalmente.  El  único  enunciador (locutor) del relato en este caso coincide con el narrador omnisciente en  tercera persona.  código. estaría formado por un autor real.  emplea  la  técnica  descriptiva  propia  de  dicho  género. por tanto. en retrospectiva.

  teja  dispareja  (L.  vasijas  rotas  en  litúrgicas  tabernas  arruinadas.    Respecto  a  los  elementos  suprasegmentales. incluso se  genera una leve rima interna en los periodos oracionales que se van yuxtaponiendo.Lengua castellana y literatura |    Asimismo.    En lo que respecta al primer nivel de estudio. combinado con la vibrante  múltiple  /r/  tiene  una  gran  importancia  en  el  texto. 1‐2).  es  esa  exclamación  inicial. poco a poco rebajado ante el panorama descrito después por  Página | 33     . mimbre que antes fueron sombreros (L. fática.  y  teniendo  en  cuenta  las  funciones  del  lenguaje  destacadas  por  Bühler  (la  expresiva  y  la  conativa).  de  la  conativa  (los  efectos  que  lo  narrado  y  su  expresión  provocan en el receptor) y de la estética (la forma global que adquiere el mensaje a  través de su lenguaje). láminas metálicas provenientes de  envases (L.  11).  que  más  tarde  Jackobson  redefinió  y  amplió  con  otras funciones (referencial. Aunque más relevantes  resultan  las  aliteraciones  de  vibrante  múltiple  en  glaciar  cuaternario  aportó  a  las  morrenas (L.  ya  que  produce  imágenes  evocadoras a través de las expresiones que apuntan al tema central: la miseria que  impera dentro y fuera de las chabolas. sobre todo en la parte en que se describen las chabolas. y sin perder de vista ninguno de los aspectos señalados hasta el  momento. en utilizó en su  día el ejército de ocupación (L.  frágil  paja  (L.  la  que  marca  un  tono  ascendente al principio.  morfosintáctico y léxico‐semántico. el fonemático. Sin  embargo. se observa en el  texto  un  código  lingüístico  escrito  en  español  actual. hace al barro lo  que  las  barras  al  hierro  (L.  acento  y  entonación. de la expresiva  (la  actitud  del  narrador). 14). poética y metalingüística). 18).  16). Son los casos de montículo en que concluía la  carretera derruida (L.  9).  como en tejas disparejas y onduladas uralitas recortadas. Al igual que sucede con los sonidos fricativos g/j: embalaje de  naranjas  (L. 17‐18).  Asimismo.  es  llamativa  la  presencia de sonido nasal: ademán solemne (L.  que  no  se  ve  sometido  a  influencias o variantes dialectales.  con  redondeles (L.  la  única  en  el  texto.  16).  lo  más  llamativo es la cercanía de palabras agudas y esdrújulas – por ejemplo. se comprueba en este  fragmento la importancia de la función referencial (qué se comunica). 12‐13)–. 5). 10). que implica una notable variación rítmica. analizaremos cada uno de los planos correspondientes al nivel fonemático. entre otros ejemplos. 3).    Todas  estas  aliteraciones  y  combinaciones  contribuyen  a  dar  expresividad  y  sonoridad al texto. o de escombrera y cascote (L. onduladas uralitas recortadas irregularmente (L.    A continuación.    Es destacable también que el fonema oclusivo /k/. 11).

 No hay pronombres personales y ningún adjetivo. a excepción de humana (L.  la  frase  inicial  es  la  más  breve de todo el fragmento. ya sea especificativo  o explicativo.    Entre la primera y la segunda parte va a darse también un contraste. 21). señalaba…) que aceleran la narración.  que  dan  un  tono  más  poético  y  literario  al  texto.  Relevante  a  la  vez  es  la  presencia  de  determinantes  al  inicio  del  fragmento.    Importante en este nivel es el adverbio inicial allí (elemento catafórico) que. ya que predomina la esencia  del sustantivo.  incluso  trimenbres  (vieja  y  expoliada  basura  ciudadana). mientras que en la segunda el tiempo  parece detenerse cuando se describen las chabolas mediante largas enumeraciones. como miseria (L.    En  relación  al  sintagma  verbal. Interesantes también los sustantivos con valor  antitético. como Amador y Moisés (L. aunque en la tercera  parte hay más variedad. marca tanto una deixis espacial catafórica como la posterior  deixis temporal (época de posguerra) en la última parte. la alusión a Moisés (como se verá en los otros planos) exalta aún  más esa elevada entonación que.  nos  aproxima  a  una  realidad  desoladora.    Esencial en este plano son las preposiciones. No obstante. algo que no se da tanto a partir de la línea 8. 2) o litúrgicas tabernas. 19). lo que contrasta con los extensos periodos oracionales  que encontramos más adelante. más que aproximarnos a un lugar idílico (al paraíso  bíblico).  latas  amarillas…). son los verbos estáticos los que marcan el  ritmo de la narración. frente a escasos  verbos como  señalar o alzar. que aportan dinamismo. se observa la predominancia de sustantivos  concretos que aportan realismo a la narración.| Comentarios resueltos  el narrador. No hay perífrasis verbales y. producto de la narración en tercera persona.  junto al verbo señalaba. que crean constantes paralelismos  y  sintagmas  preposicionales  complejos  introducidos  por  con  (asíndeton).     En referencia al sintagma nominal. ya que  nos  sitúa  en  el  Madrid  de  la  posguerra  (en  el  Rastro  los  latones).  predominan  los  verbos  en  imperfecto  y  pluscuamperfecto.  que  incide  Página | 34    .  dando  lugar  a  estructuras  bimembres. un significado distinto. Importante es también Rastro (L. se repite.  montañas  altivas. 8). abundantes en el texto (carretera derruida.  Generalmente  los  sustantivos van completados con adjetivos. con los que se produce  el contraste entre lo que es y debería ser. también son llamativos  algunos abstractos. De hecho. sobre  todo con la adjetivación acumulativa. pues se busca siempre. pues la  narración parece dinámica al principio con verbos de movimiento y en pasado (había  alzado.  Además.

 distribución y disyunción.  que. 1). un equilibrio respecto al contenido del fragmento.  que  contagian al receptor el sufrimiento humano a través del símbolo creado por esa piel  humana y sudor y lágrimas humanas congeladas (L.  Esto  implica. Predominan las oraciones yuxtapuestas. que parece simple al principio.  barras  de  hierro. sobre todo a partir de la línea 7. deriva hacia oraciones acumulativas  que se hacen más complejas al final.  dándose  así  hipérbatos  y  un  caos  sintagmático  y  sintáctico  que  refleja. Humana es el único adjetivo  que se repite. lo observado desde  fuera por el narrador. a  la vez que un desequilibrio en cuanto al vocabulario escogido. ya que persiste no solo en el desgaste de las chabolas.  palos  torcidos. preciso y culto.  sudor  y  lágrimas  humanas  reflejan  el  esfuerzo  de  muchos  por  sobrevivir al dolor de la miseria. unida a la progresión léxica cadente de las chabolas (L.  una  sintaxis  elaborada  y  compleja  que  demuestra  que  estamos  ante  un  narrador  culto. dentro del caos visible.  cemento  hidráulico…. adobes. como señala Greimas.  junto a la historia narrada y el tiempo y el espacio en el que se sitúa (las chabolas del  suburbio madrileño) entendemos que son fundamentales dentro de  la corriente del  denominado realismo social. lo que los habitantes de las chabolas  viven dentro y fuera de ellas. Desde este punto de  vista podemos observar un campo semántico relacionado con la construcción: láminas  metálicas.  morrenas  gastadas. 21‐22). 9).    Lexicalmente. construcciones (L. este fragmento ofrece novedosas fórmulas narrativas que. Allí (L. onduladas uralitas recortadas.  Además.  más  humano  (plano  interior). finalmente. dan coherencia al fragmento. en las  que se combinan coordinación. creándose así un predicado  verbal  múltiple.  8)  ante  sus  ojos.  relacionado  con  la  miseria  observada:  maderas  de  embalaje  de  naranjas  y  latas  de  leche  condensada.  vasijas  rotas. después alcázares (L.  litúrgicas  tabernas  arruinadas. el desastre contemplado por Amador.  la  adjetivación  culta  y  antepuesta  presenta.  teja  dispareja.    La sintaxis. 22).Lengua castellana y literatura |    con  ritmo  cadente  en  la  realidad  descrita.  algo  que  también  desvela  el  léxico  empleado.    De la misma manera. sobre un pequeño montículo y señalaba con  ademán  solemne.  color  de  herrumbre…. sino también en  la  degradación  a  la  que  se  ve  sometido  el  ser  humano  por  sus  semejantes  en  un  contexto  dado. podemos diferenciar dos planos: el exterior.  por  tanto. ladrillos de gafa. piedras graníticas.  verbo  y  predicado). 7)  y.  frágil  paja  (oxímoron). la introducción de amplios periodos  oracionales  de  gran  complicación  sintáctica. nada  Página | 35     .  Un  ritmo  que  se  precipita  al  final  con  el  polisíndeton con piel humana y con sudor y lágrimas humanas congeladas (L.  Piel.  dan  cuentas  de  una  realidad  ajena  al  protagonista. y el interior –el ¡Allí…! –.  se  altera  el  orden  lógico  de  los  elementos  oracionales  (sujeto.  y  otro. 1). El uso del hipérbaton.  en  la  que  nos  introduce  conforme  La  limitada  llanura  aparecía  (aparece)  (L.  El  sustantivo abstracto miseria va trazando una isotopía semántica.

 un estilo  original.| Comentarios resueltos  ambiguo ni caótico. en definitiva.        Página | 36    . muy cuidado y artificioso. Un desajuste que al mismo tiempo crea.

Lengua castellana y literatura |            Página | 37     .

| Comentarios resueltos      Página | 38    .

‐  el  procedimiento  se  dirija  contra  un  español.  2104. Qué diferencia entre “no lo hice como me  dijiste” y “no lo hice.Lengua castellana y literatura |    Comentario 4.  que  también  se  les  pueda  detener  si  ya  han  consumado  el  delito. la coma.  Por  tanto. La coma es un guardia de tráfico que envía los  significados por una calle o por otra.  o. como parece haber sucedido con la nueva  ley orgánica del Poder Judicial a cuenta de una coma.  atendiendo  al  restrictivo  espíritu  de  toda  la  ley. deficiente sintaxis.  Texto  extraído  de  http://elpais. y la lectura contraria señala  que tal requisito se refiere únicamente a los que estén en preparación. NO LITERARIO6    Los  textos  legales  y  las  sentencias  nos  obsequian  a  menudo  con  frases  farragosas.com/elpais/2014/05/21/opinion/1400670142_481131.‐  cuando  se  trate  de  la  realización de actos de ejecución de uno de estos delitos o de constitución de un grupo  u organización criminal con miras a su comisión en territorio español”.  2. Y eso deriva a veces en que digan lo  contrario de lo que pretendían sus autores.  la  expresión  “con  miras  a  su  comisión en territorio español” debe afectar tanto a los actos ya cometidos como a los  que  estén  en  preparación. destinada a acabar con el poder universal de los  jueces españoles.  Pero  tres  magistrados  apoyaron  la  segunda  interpretación  (es  decir.  basados en esa ausencia de comas en el punto 2.org/files/Primera%20Prueba_Parte%20A_Lengua%20Castellana%20y%20Liter atura.  veamos  unos  ejemplos similares a la estructura del texto legal:                                                          6  Oposiciones  en  Aragón. señala que éstos serán competentes en el tráfico de drogas “siempre  que:  1.  Ay.  fuera  donde  fuese). mala puntuación. como me dijiste”. no a los que se  hayan cometido.  La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional resolvió la ambigüedad señalando  que. Qué grande es la coma.pdf   Página | 39     . Aragón 2014  Julio Domingo Álvarez Garrido    TEXTO 2.  El artículo 24 de esa nueva ley.  Para  analizar  con  más  sencillez  este  problema  ortográfico.  quedarían  en  libertad  los  supuestos  narcotraficantes detenidos en aguas internacionales tras haber cometido el delito en  otro país.html    Examen  completo:  http://www.educaragon.  Una  primera  interpretación  de  tan  farragoso  texto  haría  que  sólo  se  persiguiesen esos delitos si tienen algo que ver con España.

‐ “Entraré en tu casa con tu llave.  y  entenderíamos (gracias a la coma) que la pistola y la palanca sirven alternativamente  para destrozar la cerradura. pues se entendería que nuestros jueces son competentes sobre los  delitos cometidos con vistas a cometerse.  En  la  segunda  frase  no  vemos  cambio  de  significado  respecto  del  ejemplo  anterior. que se pueden perseguir  delitos cometidos fuera de España por ciudadanos no españoles.  En el tercer caso.  Y en efecto. según la gramática. luego sería innecesaria la coma.  3.  Casi lo mismo sucede en la polémica judicial.  la  correcta  interpretación  gramatical  del  texto  salió  derrotada  y  13  presuntos narcotraficantes quedaron libres. porque la coma da a lo que va tras  ella un valor incidental que abarca las dos cláusulas anteriores (la llave y la palanca). y la palanca se  usará como alternativa para forzar la puerta. Esa idéntica ausencia de comas  llevó a los tres discrepantes a entender. Fue la lucha entre el espíritu de la ley y el  espíritu de la coma.  para  forzar  la  puerta”.‐ “Entraré en tu casa con tu llave o con una palanca. la llave servirá para entrar sin violencia.  Ahí  sí  coincidirían  el  sentido  y  la  gramática.  ¿qué  sentido  tendría  forzar  una  puerta  con  una  llave  que  la  abre  sin  forzarla?  Cuestión distinta sería la frase “entraré en tu casa con una pistola o con una  palanca.  Sin  embargo.| Comentarios resueltos  1.  y  con  la  palanca y la pistola). o con una palanca para forzar la puerta”.‐ “Entraré en tu casa con tu llave o con una palanca para forzar la puerta”. para forzar la puerta”.        Página | 40    .  La  mayoría  de  la  Sala  desoyó  los  argumentos  lingüísticos  de  los  tres  jueces  discrepantes. Pero entonces también llegaríamos a un sinsentido (como en el  caso de la llave). ese signo sí altera el mensaje: ahí son la llave y  la palanca los objetos destinados a forzar la puerta.  En el primer ejemplo.  2. si el legislador deseaba que todo el punto 2 incluyera sólo delitos  referidos a España podía haber colocado la coma delante de “con miras a” y abarcar  así  las  dos  cláusulas  precedentes  (como  sucedía  con  la  llave  y  la  palanca. sin embargo.

 así como los que forman parte del modo subjuntivo: presente ‐se trate.    Dicho esto.  2. se emplea el presente con valor gnómico.  Por su parte. representarán  afirmaciones del autor sobre hechos que han ocurrido ciertamente. a establecer su  tipología. tal y como se observa en los verbos  obsequia o es. retrotrae el texto  al pasado. El imperfecto alude en pretendían a un hecho pasado no concluido aún. Más concretamente.  Analice  los  recursos  lingüísticos  utilizados  para  asegurar  la  progresión  temática y la conexión lógica del texto. se apoya  en tiempos como el futuro con valor de probabilidad ‐servirán‐.    La manifestación de circunstancias hipotéticas. sin embargo.  3.  En  este  sentido.    El estudio de la temporalidad en el texto obliga.Lengua castellana y literatura |    OPCIÓN A)    1. el imperfecto simple.  Comente la  temporalidad  en  el texto analizando  los mecanismos  lingüísticos  usados para tal efecto. elemento  clave  para  situar  el  marco  temporal. el condicional ‐haría. ese signo sí altera el mensaje: ahí sin la llave  y la palanca objetos destinados a forzar la puerta. antes de nada. reflejado en hice.    El primer recurso al que hay que acudir es el de los tiempos verbales.  Comente  la  temporalidad  en  el  texto  analizando  los  mecanismos  lingüísticos usados para tal efecto.  quedarían‐.   Página | 41     . que  se corresponde con las situaciones comentadas por el autor respecto al mal uso de la  coma. Así. dentro de lo que podría denominarse el ámbito de la realidad. modelo textual  que sintetiza exposición y argumentación. Comente sintácticamente el siguiente fragmento del texto:  “En el tercer caso. resolvió o fue. poniendo de manifiesto que lo narrado está finalizado.  Es  indudable  que  este  escrito  se  inserta  en  el  terreno  de  los  géneros  periodísticos. se trata de un artículo de opinión. mientras que otros  sirven para abrir las puertas del nebuloso espectro de la posibilidad. que se evidencian en los puntos  que desarrolla la ley y a las distintas interpretaciones que se le puede otorgar.”    1. porque la coma da a lo que va tras  ella un valor incidental que abarca las dos cláusulas anteriores (la llave y la palanca.  pueda‐ y pretérito imperfecto ‐fuera‐.  el  artículo  ofrece  una  amplia  variedad de tiempos que se ajustan al propósito del acto elocutivo.

 el escritor expone y argumenta. ya en tercer lugar. obliga al emisor  a trazar una planificación que facilite la comprensión del escrito por parte del receptor.  se  advierten  otros  recursos  como  el  adverbio  deíctico  ya. cómo se organiza la macroestructura textual en palabras de  Van Dijk. y en el plano de la coherencia pragmática. se ofrece un  tema‐tópico identificado con la opinión del autor: la importancia de atender a las reglas  gramaticales correctamente en los textos jurídicos con el fin de evitar equívocos. forman parte de lo real o lo hipotético. como acto comunicativo intencional.  Al  respecto.  vinculada  con  la  gramática.  Para  ello.     Por  consiguiente.  la  cuestión  que  hay  que  plantearse  es  si  este  artículo  periodístico es coherente.  con  el  que  se  ancla  en  el  momento  presente  el  acto  de  la  enunciación.  fundamentalmente  de  dos  grandes  isotopías:  una. esto  es.  Principalmente  en  el  caso  del  primero.  que  recae  en  el  autor.  que en  su  función  de  ordenadores  discursivos  vienen a representar una temporalidad textual. se avanza semánticamente a través de las denominadas por Greimas cadenas  isotópicas. que se suceden de manera lógica. el desarrollo de las ideas.    2.    En resumen. evidencia  la  presencia  de  un  escrito  coherente.  independiente  de  su  situación  en  el  pasado. Todo este juego permite al destinatario  identificar  qué  situaciones.  y  centrándonos  en  la  coherencia  interna. dos enunciadores en la  terminología  de  la  lingüística  de  la  enunciación  de  Benveniste:  el  enunciador  del  discurso.  otra. En el caso que aquí ocupa. los mecanismos lingüísticos utilizados para marcar la temporalidad  en el artículo sirven para evidenciar la existencia de dos voces. porque.  y  el  anunciador  citado  directamente. presenta una tesis y una serie de datos que avalan su posición. el receptor  active  en  su  mente  el  marco  correspondiente  a  sus  conocimientos  acerca  de  los  asuntos abordados en el artículo.  expresiones temporales ‐a menudo‐ y marcadores que se muestran en una sucesión  correlativa  ‐primer.  la  temporalidad  se  encamina a ubicar la posición del articulista.  que  se  corresponde  con  la  ley.    Página | 42    .| Comentarios resueltos    Al  margen  del  tiempo  verbal.  relacionada  con  el  mundo  de  las  leyes. desde la óptica de la coherencia global. Analice los recursos lingüísticos utilizados para asegurar la progresión temática  y la conexión    La construcción del texto.  es  condición  sine  qua  non  cumplir  con  los  índices  textuales  básicos:  coherencia y cohesión.  Este  desarrollo  semántico  propicia que.  segunda  y  tercer. En primer lugar. En  segundo lugar.  presente  o  futuro.

  el  desarrollo  lógico  de  las  ideas  ofrecidas  conlleva  que  la  estructura  informativa  del  texto  avance  a  través  de  la  progresión temática. en suma. Uno de los más evidentes es el empleo  de  conectores  textuales.Lengua castellana y literatura |    Como  ya  se  ha  mencionado  anteriormente. sin embargo‐ y temporal ‐primer.  que. se han encontrado muestras de hiponimia e hiperonima.  contraargumentativo ‐pero. jueces. se aprecia que. actos y  delitos o interpretación y lectura. la anáfora y catáfora refuerzan la cohesión textual. el sistema deíctico consolida la cohesión a  través de determinantes como los demostrativos‐esa.  En  consecuencia. entre otros muchos. también se encuentran casos de sinonimia entre jueces y magistrados. estos‐ o posesivos ‐tu. ley.  Gracias  a  la  cohesión  y  los  mecanismos  que  la  integran. se evidencia que este artículo es coherente. donde  los hipónimos artículo.  en  el  caso  de  la  anáfora. La catáfora se inserta en el momento en  que  el  articulista  adelanta  distintos  ejemplos  de  uso  de  la  coma  en  función  de  su  colocación en la oración. segundo. los procedimientos de repetición léxica se convierten en una constante. De  esta forma. el escrito amplía su estructura informativa a partir de una  progresión lineal hasta la línea 19. del tema y rema.  se  hace  patente  la  conexión  lógica  de  las  ideas. Además. palanca.    En último lugar. Los  vocablos coma.  según  Casado  Velarde. sus‐. Más muestras de  este  mecanismo  de  cohesión  las  encontramos. se  combinan  distintas  maneras  de  hacer  avanzar  la  información  por  las  líneas. al desempeñar la  función  de  presentador  e  identificador  textual  respectivamente. en un mismo texto. ley orgánica se corresponde con el hiperónimo textos legales.  expresan  un  valor  aditivo  ‐y‐.  En  el  artículo se localizan diversos procedimientos.  en  los  pronombres relativos como el de la línea 30. evidencia un  Página | 43     .  poseen  carácter  catafórico en los primeros y anafórico en el caso de los segundos. y con el propósito de no caer en una repetición que implique pobreza  léxica. Aparte  de esto. Todo esto. La configuración inicial muestra una progresión  sustentada  en  la  estructura  de  un  tema  derivado  constituido  por  la  idea  de  ininteligibilidad  de  los  textos  legales. según las necesidades del emisor.  del  cual  nacen  dos  remas  que  se  erigirán  más  adelante en temas: la nueva ley y la utilización de la coma. tercer‐. Para Weinrich. que hacen alusión a la coma en el  escrito.  Sin embargo.  de  la  microestructura  para  Van  Dijk. se extienden por las líneas. Ejemplos de  las mismas se observan en los artículos  una y la. y  Sala de lo Penal se incluye en Audiencia Nacional.    Por otra parte.    Desde este instante.    La manifestación superficial de la coherencia en el texto se lleva a cabo a través  de  la  cohesión. los artículos indeterminados y determinados. La explicación de distintos usos de la coma en una  misma oración deja patente la aplicación de una progresión por tema constante.

 siendo su núcleo “forzar” y “la  puerta” un SN/CD./C.  En  el  interior  de  esta  función  se  localiza  P2.  Página | 44    .  que  es  una  proposición  subordinada  sustantiva de complemento del adjetivo “destinados”. porque la coma da a lo que va tras ella  un valor incidental que abarca las dos cláusulas anteriores (la llave y la palanca).Prep.  Analice  los  mecanismos  lingüísticos  para  expresar  la  objetividad  o  subjetividad en el texto y la intencionalidad del autor. “En  el tercer caso” ejerce de conector supraoracional.  En  esta  proposición.     P3 es una proposición subordinada causal compuesta por el SN/Sujeto “la coma”  y un SV/Predicado formado por el núcleo “da”. no desempeña función sintáctica.”    En  el  siguiente  grupo  oracional  se  advierte  una  oración  compuesta  por  yuxtaposición  con  valor  explicativo. al ser un conector textual. puesto que enlaza textualmente con  los  dos  párrafos  anteriores. en donde su núcleo lo ejerce “va”.  el cual viene complementado por el S. P5 es una  proposición subordinada adjetiva especificativa que tiene como antecedente “un valor  incidental”  y  su  núcleo  lo  compone  “abarca”.    OPCIÓN B)    1. del cual dependen P4 y P5. interpretable para el lector. “Ahí”  actúa como S. siendo “(la llave y la palanca)”  un SN/Aposición especificativa. Comente sintácticamente el siguiente fragmento del texto:  “En el tercer caso. En el SV/Predicado. Comente la función estilística de los grupos nominales que aparecen en el  texto. sin embargo.  2.  “las  cláusulas  anteriores (la llave y la palanca)” constituyen un SN/CD. P4 es una  proposición subordinada adjetiva sustantivada de CI.  La  primera  yuxtapuesta  es  una  oración  simple  formada por el SN/Sujeto “ese signo” y un SV/Predicado cuyo núcleo es “altera”. En la proposición principal ‐P1‐. Adv. ese signo sí altera el mensaje: ahí son la llave y  la palanca objetos destinados a forzar la puerta. Por su parte.    3. Rég. la función de SN/Sujeto recae en  “la llave y la palanca”.    La segunda oración yuxtapuesta está compuesta por subordinación mediante  cinco proposiciones. “tras ella”. el verbo copulativo “son” es el núcleo.| Comentarios resueltos  abundante  uso  de  herramientas  lingüísticas  que  cohesionan  el  artículo  y  lo  hacen  coherente./CCL y “los objetos destinados a forzar la puerta” es un SN/Atributo.  mientras  que  “sí”  es  un  modificador  oracional  y  “sin  embargo”.

 magistrados o palanca.    El  carácter  expositivo‐argumentativo  del  texto. hecho que denota  la impronta subjetiva que el autor pretende conferir. Aunque muchos de ellos se ubican en posición postpuesta. libertad. se pueden  mencionar sintaxis.  la  expresión  “con  miras a su comisión en territorio español” debe afectar tanto a los actos ya cometidos  como a los que estén en preparación.  “Sala  de  lo  Penal”  o  “los  argumentos  lingüísticos  de  los  tres  jueces”.  Sala  de  lo  Penal  y  Audiencia  Nacional. Entre los abstractos. otros  se ajustan al propósito de evidenciar la existencia de un plano de las ideas en el texto  y en el tema del mismo que repercute en el mundo más palpable.  “deficiente  sintaxis”.    Respecto a los adjetivos.  así  como  el  topónimo  España.  provoca  la  inclusión  de  abundantes  elementos  nominales. significados. A partir de la  clasificación de Navas Ruiz. Comente sintácticamente el siguiente fragmento del texto:  “La  Sala  de  lo  Penal  de  la  Audiencia  Nacional  resolvió  la  ambigüedad  señalando  que. drogas. preparación.  se  pueden  citar  como  ejemplo  textos. gramática  o espíritu. el autor ha recurrido a adjetivos relacionales que implican  valoración o analogía.    Página | 45     . diferencia. Comente la función estilística de los grupos nominales que aparecen en el texto.Lengua castellana y literatura |    3. aguas.  “mala  puntuación”  o  “restrictivo  espíritu”. de forma que contribuyen a reflejar la subjetividad. tal y como se  aprecia en “problema ortográfico”.  también  destaca  la  aparición  de  nombres  propios  que  aluden  a  instituciones  judiciales  como  Poder  Judicial.  por  otro  lado. Gracias a ello. pues está defendiendo una tesis  determinada. Pero el uso  de los adjetivos no se agota ahí.  jueves. puerta.  conlleva que se utilicen sustantivos tanto concretos como abstractos. actos. Buena muestra de ello  se  localiza  en  “nueva  ley”. destacan los antepuestos.”    1.  más específicamente el empleo de la coma y sus consecuencias en los textos legales. también son variados en este texto. ya que se advierten bastantes adjetivos del discurso:  “Guardia  de  tráfico”.  tal  y  como  corresponde  a  los  textos  periodísticos. Esto confiere variedad y riqueza al texto. ley.    Dentro  de  los  concretos. se recalca el punto de vista personal del autor.  sentencias.  La  mezcla de temas relacionados con el ámbito legal y el correcto uso de la gramática.  el  uso  de  la  sustantivación  ‐tipo  de  transposición  funcional  según  Bally‐  en  lo  Penal  y  los  discrepantes gracias al papel de transpositor que desempeñan lo y los. Mientras que unos sirven para referir aspectos de la realidad cotidiana.  atendiendo  al  restrictivo  espíritu  de  toda  la  ley.  Es  llamativo.    Al  margen  de  esto.

 en primer lugar.  para  posteriormente  recurrir  al  determinado  la. este‐. se aprecia posesivos ‐sus.| Comentarios resueltos  Respecto a los determinantes. estén o apoyaron‐.     En definitiva. funciones que se suelen identificar en textos pertenecientes  a los géneros periodísticos. bien sean en plural ‐obsequian.  como corresponde a su función de identificador textual.  sirven  para  asegurar  la  cohesión  del  texto  conforme  este  va  avanzando.  bien sea en singular ‐haría.    La narración de unos acontecimientos en el terreno de lo periodístico obliga a  seguir un lenguaje sustancialmente neutral. debe resaltarse cómo el autor  juega con la doble función de presentador e identificador que desarrollan los artículos.  lo  cual  se  ajusta  a  la  estructura  defendida  por  Martinet  de  núcleo  más  expansiones. trece‐.    2. pues  está  presentando  este  elemento. resolvió.    Los  géneros  periodísticos  de  opinión  permiten  que  en  un  mismo  escrito  objetividad  y  subjetividad  vaya  de  la  mano.  Por  lo  tanto.     En  segundo  lugar. Dichos tiempos verbales se corresponden con los  que Weinrich denominó del mundo narrado y del mundo comentado.  en  su  papel  de  deícticos. segunda. particularmente en los de opinión. los grupos nominales de este texto se amoldan al propósito del  autor  de  mostrar  unos  acontecimientos  y  valorarlos. demostrativos ‐esos.  Un  repaso  por  el  texto  arroja  muestras  evidentes  de  estos  verbos.  tercer‐ y numerales ‐tres.  Esto  conduce  a  la  identificación de un variado elenco de estos elementos. indefinidos ‐otro‐.  En este caso. señala o se dirija‐.  se  van  a  analizar  primeramente los mecanismos que denotan objetividad para luego pasar a valorar la  subjetividad. hay que subrayar la aparición de extensos grupos nominales en el  texto.    Finalmente. se advierte la inclusión de tiempos verbales pertenecientes al modo indicativo en  tercera  persona.  Ejemplos  de  estos  grupos  nominales  se  tienen  en  las  líneas  8  ‐“la  realización  de  los  actos…”‐. Dentro de los elementos tendentes a tal  fin.  44  ‐“los  argumentos  lingüísticos  de  los  tres  jueces  discrepantes”‐ o 45 ‐“la correcta interpretación…”‐.  se persiguieron.  los  determinantes. ordinales ‐primero. Así. Analice los mecanismos lingüísticos para expresar la objetividad o subjetividad  en el texto y la intencionalidad del autor. la primera alusión a la coma viene dada por el indeterminado una.  de  manera  que  sustantivos  y  adjetivos constituyen las unidades esenciales para cumplir con las funciones referencial  y expresiva del lenguaje.  nuestros‐.  Página | 46    .

 es decir.Lengua castellana y literatura |      Otro recurso que marca una impronta imparcial se localiza en el análisis de los  enunciados según la actitud del hablante. los verbos.  los  actos  locutivos  se  acompañan  de  actos  ilocutivos que buscan una respuesta en el destinatario. según la modalidad. el modificador oracional sí en las líneas 29 y  34.     La  inclusión  de  oraciones  exclamativas  como  “qué  grande  es  la  coma”  o  la  interrogación retórica de la línea 31 se erigen en recursos distribuidos por el texto para  dar a conocer la postura subjetiva del autor.  con  el  que  el  escritor  pretende  reafirmar  su  posición.    En cuanto a los mecanismos de expresión de la subjetividad. a un enunciador citado directamente en el  texto. o la interjección ay. En la  línea 10 se aprecia una muestra de esto.  de posibilidad.  dentro  de  los  llamados  actos  del  habla  de  Austin.    A pesar de que por su extensión los elementos objetivos sean más numerosos.  son los que expresan subjetividad los más significativos para el propósito del texto.    Esta primera persona se plasma de diferentes modos: a través del pronombre  nos. recurre a una segunda voz. La  intención comunicativa es manifiesta: que el lector se adhiera a la tesis de cómo un  buen uso de la gramática. hacia la coma. Veamos. Se trata del plural de inclusión. A esto hay que agregar frases como el  inciso de la línea 24 ‐ “gracias a la coma”‐. Este último verbo. se busca el asentimiento del receptor. el determinante nuestros y.    Además. vemos y llegaríamos  sirven de ejemplo. de modo que la objetividad es manifiesta.  muy  característico  en  los  artículos  periodísticos  por  atraer  a  los  lectores  hacia  la  opinión del articulista. ha de ser tenido en cuenta para  evitar  situaciones  injustas  como  las  descritas.  donde atribuye a la coma el papel de un guardia de tráfico.  Es  por  ello  por  lo  que. valor con el que también se emplean los tiempos futuros de la línea 25:  servirá y usará. de la coma en este caso.    Página | 47     . cariñoso. el primero que ha  de destacarse es el uso de la primera persona del plural. sobre todo.  la  metáfora  de  la  línea  5. sirve para reflejar  la subjetividad del autor al recurrir a un tiempo que expresa un valor de probabilidad. Las oraciones  enunciativas jalonan todas las líneas. que  destila un evidente componente emocional. sin hacerse ninguna reinterpretación. cuando habla del artículo 24 de la nueva ley señalando lo que desarrolla dicho  artículo literalmente. al estar en condicional simple.

| Comentarios resueltos 
3. Comente sintácticamente el siguiente fragmento del texto: 
“La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional resolvió la ambigüedad señalando 
que,  atendiendo  al  restrictivo  espíritu  de  toda  la  ley,  la  expresión  “con  miras  a  su 
comisión en territorio español” debe afectar tanto a los actos ya cometidos como a los 
que estén en preparación”. 
 
El  periodo  oracional  está  formado  por  una  oración  compuesta  por 
subordinación. En la P1, o proposición principal, “La Sala de lo Penal de la Audiencia 
Nacional” ejerce la función de SN/Sujeto y el resto pertenece al SV/Predicado. El núcleo 
de la proposición principal recae en el verbo “resolvió”, y que viene complementado 
por el SN/CD “la ambigüedad”. Dependiendo del núcleo de la proposición principal, se 
localizan dos proposiciones subordinadas: P2 y P3.  
 
P2  es  una  proposición  subordinada  de  gerundio  con  significación  condicional 
cuyo núcleo es “atendiendo”. “Al restrictivo espíritu de toda ley” es un S. Prep./C. Rég.  
 
P3 es también una proposición subordinada de gerundio de modo formada por 
el núcleo “señalando”, y que a su vez incluye una proposición subordinada sustantiva 
de  CD  ‐P4‐.  Dentro  de  esta  subordinada,  “la  expresión  “con  miras  a  su  comisión  en 
territorio español” ejerce de SN/Sujeto. En el SV/Predicado, la perífrasis de obligación 
“debe afectar” conforma el núcleo, que va acompañado por dos S.Prep./CI ‐“a los actos 
ya cometidos” y “a los que estén en preparación”‐ que se unen a través de los nexos 
coordinantes distributivos “tanto” y “como”. La Nueva gramática de la lengua española 
considera  este  tipo  de  coordinación  como  disyuntiva  de  carácter  correlativo.  Como 
puede observarse, el segundo CI constituye una nueva proposición ‐P5‐, concretamente 
una  proposición  subordinada  adjetiva  sustantivada,  y  que  viene  determinada  por  el 
SN/Sujeto “lo que” y un SV/Predicado a partir del núcleo “estén” y el S. Prep./Atributo 
“en preparación”. 
 
 
 
 

 

Página | 48 
 

Lengua castellana y literatura | 

 
 
 

 

Página | 49  
 

| Comentarios resueltos 
 

 

Página | 50 
 

  ante  quienes  seducidos  por  tal  hermosura  maléfica allá se detienen a contemplarla.  8  Cernuda. idea única entre la masa  mental  de  su  aburrimiento. Cantabria 20127  Luis Alfonso Vidal Piqueras    Pantera8    Su  esbelta  negrura  aterciopelada. a los que asoma a veces el afán de rasgar y de triturar. su potencia destructora se refugia más allá de la apariencia. Analizar los alófonos de vislumbran.  su  mirada  queda  indiferente  ante  la  exterior  fantasmagoría  ofensiva. La fuerza material se sutiliza ahí en gracia  dominadora.   3.‐  Transcribir  fonéticamente  las  tres  líneas  primeras  del  tercer  párrafo.     1. Luis (1987): La realidad y el deseo.  marcadas en itálica. ordenando cada músculo exacta y aladamente.  y  la  voluntad  construye. inmediata aunque inaccesible a  la  zarpa. valoradas cada una en 2’5 puntos.  Página | 51     .‐ Situar el texto en el marco literario según su significado.5 puntos. según la pauta matemática y  musical que informa sus movimientos.   4.  y esa apariencia que sus ojos no ven.  va  y  viene  monótonamente  tras  de  los  hierros. vasta y tenebrosa lo mismo que el todo de donde algún  cataclismo la precipitó sobre la tierra.  mejor  y  más  enteramente.  el  pensamiento  animal  la  destruye  ahora  sin  sangre. ni basalto ni granito podrían figurarla.                                                            7  Texto  real  salido  en  las  Oposiciones  de  Cantabria  en  el  año  2012.‐ Analizar los recursos literarios del campo semántico.  Un  texto  con  cuatro  cuestiones.  un  equilibrio  corporal  perfecto. atenta entonces a otra realidad que los  sentidos  no  vislumbran.  2.  ¿Qué  poeta  o  qué  demonio  odió  tanto  y  tan  bien  la  vulgaridad humana circundante?   Y cuando aquel relámpago se apaga. o no quieren ver. y sí sólo un pedazo de noche.  que  semeja  no  tener  otro  peso  sino  el  suficiente  para  oponerse  al  aire  con  resistencia  autónoma. Aérea  y ligera lo mismo que la noche. Madrid: Castalia.Lengua castellana y literatura |    Comentario 5.  como  en  el  bailarín. Aherrojada así.  Cada pregunta: 2. esa negrura está iluminada por la luz glauca de  los ojos.‐  Analizar  y  comentar  sintácticamente  desde  “Su  esbelta  negrura…  hasta  …contemplarla”.   No.

 la simbología de la pantera permite al poeta tender un puente entre el  temperamento  salvaje  del  animal  enjaulado  y  la  represión  del  espíritu  del  yo  lírico. tal y como analizaremos  en adelante. Partiendo de la  segunda vía de estudio.  y  que  le  permite  trascender  su  propia  textualidad para vincularse muy estrechamente a la contingencia de un virtual lector  actual. En él.  alejado  de  los  excesos  barroquizantes  iniciales  y  que  sabe  conjugar  en  equilibrio la herencia del surrealismo francés con el aire de confidencia de la tradición  hispánica tamizado a partir de Gustavo Adolfo Bécquer. Y es que.    Por tanto. como sucede con el autor de las  Rimas.  al  examinar  la  obra  de  Luis  Cernuda.  surge  en  «Pantera»  aquel  principio  de  pretensión  de  universalidad  que  convierte  un  buen  texto  en  un  texto  clásico. No obstante.  y que queda perfectamente ejemplificado en la contraposición que da título a su obra  magna: Realidad vs. por otra  parte. la lineal y que se circunscribe al acto mismo del  descodificar el mensaje poético en términos de ostensión e inferencia.  alcanzará  hasta  los  postulados  de  la  deconstrucción  derrideana—. Este poema en prosa pone  en  funcionamiento  uno  de  los  más  potentes  artefactos  expresivos  que  la  lírica  castellana  heredó  del  surrealismo. en el año 1949— como libro‐marco que  mayoritariamente recoge en su seno las obsesiones y recuerdos de la etapa Sevillana  del  poeta.  aquella que requiere de un proceso de interpretación que vaya más allá del contenido  denotativo para adentrarse en el centro mismo de la ficción poética y (re)elaborar los  contenidos  simbólicos  a  la  luz  de  su  aparición  en  otros  momentos  de  la  tradición  literaria.  no es extraño encontrar en la producción de los autores del grupo poético del  27 aquella melancolía subyacente al yo que se autorrepresenta. cuando su estilo ha alcanzado ya un tono comunicativo plenamente  maduro. y a pesar de que a menudo la crítica sitúe Ocnos —en  cuya segunda edición se publica «Pantera».| Comentarios resueltos  1.  subjetivado  hasta  tal  punto de que llega a desautomatizar el elemento cotidiano. «Pantera» se erige  como  una  poetización  del  recuerdo  autobiográfico  del  poeta.  Si  seguimos  la  primera  hipótesis  de  análisis. ya desde una primera aproximación al texto se nos abre la posibilidad  de una doble lectura.  que  no  es  otro  que  la  suspensión  de  la  categorización binaria en la que se sustenta el pensamiento humano —y que. una sucesión de momentos vividos acompañados de una intensa reflexión  sobre los mismos. Deseo.  trasunto del yo biográfico del propio poeta. Situar el texto en el marco literario según su significado    Con  «Pantera»  accedemos  al  universo  lírico  de  Luis  Cernuda  por  la  vía  del  poema en prosa.  explotado  hasta llegar a sus últimas consecuencias por Cernuda a lo largo de toda su producción. coincidente con la exégesis de Octavio Paz.  el  texto  de  Cernuda  estaría  constituido por lo que Adam denomina como secuencia prototípicamente descriptiva:  el texto no deja de ser una pintura morosa de una pantera enjaulada. De otra parte. De una parte.  califica  su  lírica  en  términos  de  biografía  espiritual. Precisamente Octavio  Paz.  Página | 52    .

 a los ojos de la pantera  asoma a veces el afán de rasgar y triturar.  La  comparación  animal‐poeta. ante quienes la  observan.    En este entorno. cómico y feo. en «El Albatros». vemos cómo.  y  que  Cernuda  conocía. la voz del yo‐lírico plantea una escena marinera  en la que los tripulantes capturan estas aves y las depositan en cubierta. reflejo de la situación social en la que se halla  sumida en la modernidad la figura del poeta.  dos  extremos:  un  actor  y  un  público. la pantera se transporta  en  su  pensamiento  hacia  un  espacio‐otro  —ya  no  inmanente  sino  plenamente  trascendente.  presente.  Hasta  aquí  nada  distinto  a  una  atracción  propia  del  espectáculo  circense  donde  se  enfrentan.     Con el segundo párrafo. a la altura del año 1857. para divertirse  al  contemplar  cómo  lo  que  sobrevolando  el  cielo  era  un  ser  majestuoso  ahora  se  convierte. más serena —«cuando aquel relámpago se apaga»—. Como  el poeta en la edad contemporánea. Cano como tema en la poesía de Cernuda—. en un animal torpe y flojo.  una  lectura  abierta  de  «Pantera»  supone  la  contemplación  de  un  cierto  dualismo  ontológico.  pasado  y  futuro  al  tiempo—  desde  el  que  destruir  Página | 53     .  obtenemos una secuencia sencilla: la pantera deambula. en algunos poemas de Las flores  del mal.  Dos  mundos. solo que. la pantera.  Podemos  advertir  que. conecta con el imaginario represivo que  rescató Charles Baudelaire. se torna en el texto de Ocnos apenas en una insinuación simbólica pero  que  gira  en  torno  a  unos  mismos  principios  continuamente  enfrentados:  prisión  y  poesía —estudiados por J.  tal  y  como  se  plantea  en  algunos  pasajes  de  la  filosofía  de  Platón. se hace necesaria la mención de la  herencia del Romanticismo alemán sobre todo en lo que tiene de componente idealista  de  filiación  platoniana.  dos  universos  de  conocimiento  paralelos  que  Cernuda  logra  conectar  partiendo  del  elemento  medial  que  es  la  pantera.  además  de  por  sus  lecturas  de  los  clásicos castellanos —y muy particularmente del petrarquismo de Garcilaso— por su  intrincada  relación  con  el  romanticismo  inglés  tras  sus  estancias  en  Gran  Bretaña. Comenzaremos por esclarecer el significado del poema aislando su contenido. al albatros de Baudelaire «sus alas de gigante le  impiden  marchar». en su jaula. en clave distinta.  si  bien  explícita  en  este  texto  del  autor francés. Por ejemplo. abstrayendo de la descripción de la escena el suceso fabulado.    Por  último. y  para ello aprovecharemos la propia estructura del texto en tres párrafos:    En el primero.  Veamos  cómo. L.Lengua castellana y literatura |    El animal enjaulado.  pero  Cernuda  pronto va más allá. fruto del tedio.  limitados su odio y afán destructor por la frontera física que suponen los barrotes de  hierro.  de  nuevo. un odio hacia la vulgaridad humana tanto o  más poderoso que el de un poeta o un demonio.  en  el  tercer  párrafo  se  nos  muestra  cómo  en  cierto  momento. al situarse en su mismo nivel.

    Como se viene desarrollando.  El  deseo. de tal modo que lo  imaginario  —que  podemos  traducir  como  deseo  («afán  de  rasgar  y  triturar»)—  se  configura en el poema como un espacio de plenitud en el que la pantera no es ya solo  la  pantera. a ese lado de la imagen descrita  por Cernuda.     Página | 54    .| Comentarios resueltos  simbólicamente.  fusionado  con  el  pensamiento  imaginario. por tanto. se logra una universalización referencial al equiparar la pantera con las figuras  del poeta y el demonio.  permite  a  la  pantera  cruzar  el  límite.  que se contrapone a un espacio de refugio que se abre «más allá de la apariencia».  se convierte.  mediante  la  interrogación  retórica  ubicada  al  final  del  segundo  párrafo. sin sangre. existe a lo largo de la composición de Cernuda — característica extensible al acto mismo del escribir poesía— toda una poética expresiva  en torno a la cual se sustenta lo que se puede denominar como una ‘patente voluntad  de ser en el presente’.  situarse  al  otro  lado  sublimando el odio mediante el entendimiento. Lo  interior. En este doble sentido. Juntas.  aunque  paradójicamente  no  sea  real  —en  tanto  aquello  que  podemos  captar  a  través  de  los  sentidos:  factual—. hábilmente Cernuda nos propone un juego  de desplazamientos donde la distancia. en su relación con  el  lugar  común  del  odio  a  la  humanidad. desde un enfoque  pragmático. El mundo posible que piensa la pantera  alberga  la  posibilidad  de  la  destrucción  desde  el  pensamiento. la ‘realidad’ queda marcada por su inconsistencia. de una perspectiva potencialmente revitalizada como acto comunicativo  nunca clausurado. se revela ahora como una esencia que trasciende a la mera  existencia. como marca privativa en el entorno espacial. y que a continuación  abordaremos desde un enfoque pragmático.    Partiendo  de  este  núcleo  argumental. en un componente semántico que pone en funcionamiento la  tensión casi actancial entre el ser y el poder ser.  logran  ese  desplazamiento  hacia  la  universalización al que aludíamos al comienzo del comentario.  la  frontera.  marcando  así  un  doble  componente  de  distancia: dentro‐ fuera y real‐irreal.  conjugando  en  un  mismo  espacio  el  instinto  animal  y  la  virtud  humana. con el fin de dotarlos. Además. Esto es así en tanto en cuanto la voz articulada por el sujeto  poético  expande  los  márgenes  del  tiempo  y  del  espacio  con  respecto  a  su  posición  inicial  de  origo  diegético  —salvando  las  distancias  convencionales  con  respecto  al  género narrativo.  por  ello  la  referencia  a  la  destrucción ‘mejor y más entera’. aun cuando sea en modo indirecto.  poéticamente  si  se  quiere  («sin  sangre»)  la  apariencia  que  es  ese  público  al  que  nos  referíamos.  y  retomando  la  idea  del  dualismo  ontológico de Platón.  y  al  que  en  el  propio  texto  se  hace  alusión  como  «exterior  fantasmagoría». frente a lo exterior.  Esto  es. de un lado de la escena queda lo vulgar vinculado a lo humano. aunque perfectamente justificada por la dualidad estilística propia  del estatuto genérico del poema en prosa—.

  así. el significado del poema  que nos ocupa viene condicionado porque.  en  eterno  equilibrio  entre  la  razón  y  la                                                          9  Se hace referencia al título Poesía española.  concuerda  en  buena  medida  con  una  de  las  líneas  representativas  que  configuran el árbol genealógico de la poética del Cernuda maduro.Lengua castellana y literatura |    En otras palabras.  estos.  así  como  de  una  temporalidad  de  presente  expresada mediante diversas formas verbales. Verlaine.  en  el  acto  de  la  recepción. al  leer  pasajes  como  «cuando  aquel  relámpago  se  apaga». Valéry.  Luis  Cernuda  no  es  ajeno  a  la  problemática  de  la  experiencia  poética  como  trasunto  de  la  pretensión  de  universalidad  en  la  expresión  del  ‘ser  en  el  tiempo’.  al  aislar  al  sustantivo  de  la  factualidad que los circunda en el instante preciso de la enunciación.  de  la  hermeneusis interpretativa. la recepción siempre personal de Bécquer— y que se manifiesta  ya plenamente en la visión de Shelley. se  lanza  al  lector  un  desafío  interpretante  que  vincula  con  el  espectro  de  su  propia  existencia  la  problemática  inicial.  temporal.  alcanza  su  punto  de  máxima tensión en el aquí y el ahora del receptor. desde la propia matriz composicional. a  nivel del significante. de 1932. lo proyectan hacia  el  futuro  ya  no  solo  como  prueba  verbal  de  la  esencia  pasada. asimismo. De este modo. tales como allá y ahí . el receptor de «Pantera». tanto en su vertiente semántica cuanto en la  pragmática. como presencia operante y actual.     No en vano. si nos remontamos al fragmento que Antonio Machado envió en  1932 a Gerardo Diego para la confección de la Antología9. sino un relámpago que está siendo.  de  tipo  espacial. Por todo ello. el poeta pretende que el discurso de su intimidad traspase la  frontera  del  presente  de  la  escritura  para  erigirse.  la  angustia  universal  del  poeta  frente  a  un  entorno  adverso  y  coercitivo.  y  buena  prueba  de  ello  es  la  inclusión  de  demostrativos  como  esa  y  aquel. Mallarmé o Hölderling — que acoge. como un yo‐siendo o.    Esta pretensión de universalidad. como memoria de ello. como coordenadas cronotópicas que  actualizan. Hacemos referencia  a aquella veta simbolista de los Baudelaire.  está  construyendo  una  experiencia literaria en virtud de la cual aquel relámpago no es ya ‘un relámpago que  fue’.  de  la  cual  participaba  el  yo  lírico.  que  rescatan  la  referencia  de  su  enclave  ficcional  para  ejecutarla  en  un  entorno que el lector puede calificar como experiencia de sí mismo. tesis a favor de la que él mismo argumenta en su Juan  de Mairena—: «La poesía moderna […] viene siendo hasta nuestros días la historia del  gran  problema  que  al  poeta  plantean  estos  dos  imperativos  en  cierto  modo  contradictorios:  esencialidad  y  temporalidad». Antología 1915‐1931.  sino  además  como  existencia. de la figura del poeta  como  entidad  que  sobrepasa  lo  sensible. en su Defensa de la poesía. Para lograr este efecto estético hace empleo.  cuanto menos. observamos cómo el autor  de las Soledades expone las líneas fundamentales de una poesía como palabra esencial  en el tiempo —por otra parte. de las denominadas proformas deícticas.  o  ahora. como dato con valor presencial.  Página | 55     .

 a caballo. en  última  instancia.  Suerte  de  Jano  Bifronte  capaz  situarse  en  una  brecha  temporal  que  trascienda la agonía de lo inmediato.  entre  lo  inmanente  y  lo  trascendente. resuelven la angustia de su existencia en la habilitación  de paraísos artificiales donde habitar. se enriquece con  el descubrimiento de Wordsworth.  al  analizar  en  El  alma  romántica  y  el  sueño  la  poesía  actual  de  vanguardia. dejando por tanto esta tarea en manos del lector.    Junto con el resto de elementos que venimos desarrollando. la denominada Generación del 27 a partir  del artículo de 1948 de Dámaso Alonso «Una generación poética.  pues  a  pesar  de  que  no  faltaron  representantes de los diversos géneros literarios. No obstante.| Comentarios resueltos  imaginación.  que  este  poema  no  presenta  un  ars  poetica—.  sintetizando  en  el  extrañamiento de la belleza de su creación la verdad del universo. Cernuda toma un elemento de la realidad más  convencional para elaborar sobre él una descripción morosa de lo bello como cualidad  que  es  inherente  a  lo  destructor.  además. inspirados en la  estética del Sturm und Drang. Coleridge o Browning —decisivo en el desarrollo  del monólogo dramático. el marco literario  en que debemos situar el poema está íntimamente relacionado con la propia historia  de la literatura española.  llega  a  la  conclusión  de  que  su  germen  está  en  el  Romanticismo. 1920‐1936» es.  el  entendimiento  del  poeta‐hierofante  alberga  la  posibilidad  de  des‐velar  —en  tanto  mostrar  lo  que  permanecía  oculto—  lo  sagrado  en  el  presente. Es un hecho que Cernuda. Marcada por los actos de homenaje en el tercer centenario  de la muerte de Luis de Góngora en 1927. como apunta José García López en su  Historia de la literatura española. y a la luz de  los  postulados  posteriores  que  Robert  Langbaum  desarrolla  en  La  poesía  de  la  experiencia a propósito del monólogo dramático. esto es.  para  este  autor  del  Romanticismo  inglés.     Precisamente  Albert  Béguin. Cernuda da un paso más en «Pantera» —dando por supuesto.  Si  en  «Correspondencias»  sintetiza  las  bases  de  la  poética  simbolista.    Jorge Guillén es quizá quien mejor sintetiza los rasgos comunes de la lírica de la  Generación como un corpus de textos que se desarrolla en eterno equilibrio entre lo  intelectual  y  lo  sentimental. cimiento esencial de su poética—.  Página | 56    .  elidiendo  por  completo  la  ‘traducción'.  El  adjetivo  empleado  por  Dámaso  es  ciertamente  certero. el proceso de conexión del elemento simbólico con la semántica  extensional. si los autores que.  Charles  Baudelaire  parece  recoger  este  testigo  y  explorarlo  en  clave  distinta.  situando  al  poeta  como mediador entre la vasta red símbolos que la naturaleza ofrece y los significados  velados que transportan.  Avanzando  en  el  tiempo  con  respecto  a  Shelley. «sólo los poetas consiguen formar un núcleo amplio  y de valor decisivo». tras su paso por Inglaterra.  el  elemento  de  referencia  más  cercano  a  este  poema. como la pantera de  Cernuda. como la pantera que se nos presenta. «mejor y más enteramente».  entre  una  concepción  romántica  y  clásica  de  la  poesía.

  entre  un  público  minoritario  en  las  páginas  de  mayor hermetismo y la inmensa mayoría.    2.  Y  qué  mejor  ejemplo  que  «Pantera».  repleto de prejuicios.  Si  bien  es  cierto  que  puede  interpretarse  como  encerrada. y después de retomar  desde 1927 hasta el final de la Guerra Civil la tradición culta.  en  definitiva. «derivando hacia  una lírica donde el mero escarceo estético de otros tiempos ha sido sustituido por la  expresión de una íntima congoja. el análisis que José García López realiza de la  última de las tres épocas por las que atravesó la Generación y en la cual se incardina  esta producción. poeta y demonio  en una misma esencia.  que  nos  transporta  directamente  a  la  voz  herrumbre:  óxido  del  hierro.  creemos  que  el  matiz  que  aporta  el  óxido  como  elemento de desgaste conviene más si cabe a la implementación del significado del  poema: tanto la pantera como el poeta ven con frustración cómo su alma ‘se oxida’ en  el  reducto  que  para  ellos  ha  construido  la  sociedad. eternizados.  la estilización poética de la realidad queda apoyada en un discurso tan culto —como el  nivel sintagmático demuestra y que analizaremos con más detenimiento a propósito  de la cuestión relativa al análisis sintáctico— como evocador.  creemos  necesario  relacionar  la  producción  con  una  tradición  que  en  buena  medida  va  a  condicionar  su  recepción.  el  examen de las fuentes e influencias ha cobrado si cabe más relevancia desde mediados  del siglo pasado. Para dar cuenta de este desplazamiento  simbólico. de imposiciones sociales.  aherrojada.  Así. en síntesis. entre lo culto y lo popular.  Luis  Cernuda  crea  un  neologismo.  Página | 57     .    Es totalmente certero. donde el uso libre del  elemento  metafórico  es  una  constante. sino que lo suplanta por completo al manifestarse como sí  misma y. como esa otredad. Como podemos ver reflejado en «Pantera».  pretexto  objetual  donde  poesía y poeta —que es el poeta y todo poeta — se funden. en una huida hacia la sensibilidad del mundo interior. entre lo  universal  y  lo  español. simbólicamente. en la que los motivos personales se funden con otros  de  índole  universal».  Desde  un  enfoque  comparatista.Lengua castellana y literatura |    entre la pureza estética y la autenticidad humana. abandonado a pesar de sus nobles atributos. sometiéndola en muchos  casos a un proceso de re‐estilización y enriqueciéndola en la década de 1930 con el  superrealismo y sus contenidos dramáticos.  la  pantera  no  es  ya  un  término  de  comparación con el poeta. en la imagen  del animal enjaulado. la mayor parte de estos poetas —Cernuda  incluido— acusa las consecuencias de los recientes acontecimientos. vestigio de un recuerdo de Cernuda explotado en su eternidad. Analizar los recursos literarios del campo semántico    Antes de profundizar en el análisis de las diversas estrategias literarias que el  texto  de  Luis  Cernuda  pone  en  funcionamiento  para  configurar  el  alcance  de  su  significado. del que únicamente se puede escapar  refugiándose en uno mismo.  Un  espacio  físico  restringido. Tras un primer periodo de obsesión ultraísta. y es precisamente una de las vías de estudio que más convienen a  este poema para abordar su componente semántico.

 la otredad—.  al  amparo  de  una  lectura  transtextual  como  la  propugnada  por  Gérard  Genette. permite a Cernuda autointerpretarse  desde  la  perspectiva  que  ofrece  el  camino  hollado  por  una  voz  ya  consagrada. y  que tan solo se amplía al final de la composición por la mención a la sangre (que es  color pero también dolor).  en  consecuencia.  implementando. podemos caracterizar lo bello en el texto en un triple  orden:    Página | 58    . al leer «Pantera» de  Cernuda activamos aquello que Umberto Eco denominó como frame. así como el asomo en este último de un ‘gran deseo’ que sugiere la  presencia de algo más elevado que lo terreno y material. un conjunto de  informaciones sancionadas por la tradición —literaria en este caso— que guían al lector  a la hora de la interpretación del hecho literario. A partir de la descripción de  estos  mismos  elementos  como  sustrato.    La  belleza  aparece  en  la  composición  representada  por  toda  una  serie  de  palabras  connotadas  tanto  por  semas  positivos  como. y que no hacen  sino  poner  de  manifiesto  aquella  «ansiedad  de  la  influencia»  que  Harold  Bloom  describió como leitmotiv de la creación lírica. Para ello el núcleo semántico se fiburca  a partir de los conceptos de belleza —del animal— y agresividad —frente a lo exterior:  el público.  podríamos  considerar  el  título  de  ambos  poemas  como  sendos  hiperónimos  que  aparecen  desarrollados  a  lo  largo  de  todo  el  texto.  Rilke  —aun  sin  poder  probar  que  el  autor  fuera  consciente  de  esta  relación—. modelando su lectura.  Cernuda  edifica  una  reflexión  sobre  el  aislamiento  del  poeta  que  alcanza  al  concepto  mismo  de  poesía. de este modo. Así.  incidiendo  en  el  retrato de las cualidades de la pantera hasta generar una suerte de retrato total que  sobrepasa  los  límites  de  las  tradicionales  prosopopeyas  o  etopeyas  al  incardinar  elementos  de  una  en  la  otra  y  dando  lugar.| Comentarios resueltos  Así.  al  extrañamiento  (Shklovski) característico de la función estética.  Concretamente.  hacemos referencia al poema «Der Panther».     Esta red de informaciones a la que se alude en el párrafo anterior tiene que ver  con la relación que se establece en el texto de Rilke entre el motivo de la prisión y el  animal (pantera). en verso.  como  ambos  dedican  la  composición  a  la  descripción  del  animal  desde  un  tono  reflexivo.  Ambos  sitúan  en  el  título  un  mismo  elemento.  Este  apoyo en  la  imitación.  este  caminar por la misma vía a partir de la influencia. En otros términos. publicado en 1903 en sus Neue  Gedichte. el alcance de su reflexión al hacerla anidar en la red de  significaciones previa de su ‘virtual hipotexto’.  observamos  cómo  Cernuda  suma  su  voz  a  la  de  Rainer  M. desdoblados en diversas voces y expresiones que inciden en  estos mismos significados y que van tejiendo todo el entramado léxico del poema a  partir de sendos campos semánticos.  En  cierto  modo.  paradójicamente.  por  otros  negativos que marcan un principio de cercanía entre lo hermoso y lo maléfico. Todos  ellos se mueven en una escala bicromática que contempla la dualidad negro/blanco.

 Incluso se puede crear una representación del mismo concepto de  oscuridad  a  partir  de  diversos  elementos  que  van  incidiendo  en  él:  noche. de ahí «ojos.  a  partir  de  una  vía  de  escape  que  es  ajena  al  análisis  de  la  semántica de la referencia que situaría como vado de incoherencia los propios barrotes  de hierro. incluso su propia constitución la sitúa al margen  de la descripción en el tercer párrafo. como un espectador más que en un momento  determinado trasciende lo contingible para actuar como árbitro en «otra realidad que  los  sentidos  no  vislumbran».  nos  presenta  un  animal que puede salvar la distancia entre él y su público.    Mediante  la  imbricación  de  los  diversos  pares  de  relaciones.  - Asimismo. a los que  asoma a veces el afán de rasgar y de triturar». se deriva del campo semántico de lo bello una tercera línea léxica  que caracteriza al animal mediante una serie de rasgos que ponen en evidencia  la  idea  de  ingravidez.  la  pantera  parece definirse en un  plano ascensional.  Igualmente. «potencia destructora».  lo  luminoso  aparece  ejemplificado  fundamentalmente  a  través  de  la  mirada  de  la  pantera.Lengua castellana y literatura |    - A  partir  de  la  contraposición  entre  luz  y  oscuridad:  «negrura  aterciopelada». un espacio de entrada a la intimidad.  «no  tener  otro  peso  sino  el  suficiente  para  oponerse  al  aire  con  resistencia  autónoma». y la presencia de  las matemáticas y la música. «aérea y ligera».  donde  los  hierros  no  Página | 59     .  Los  ojos  del  animal  marcan.  «más  allá  de  la  apariencia». vertical. Símbolo del alma del poeta.  A  partir  de  esta  selección  léxica.  Cernuda  logra  crear  una  ruptura  coherente  en  términos  semánticos  con  respecto  al  tiempo  y  al  espacio  que  vehiculan  la  escena.  «la  fuerza  material  se  sutiliza  ahí  en  gracia  dominadora». «cuando aquel relámpago  se  apaga»  (donde  el  relámpago  actúa  como  sustituto  por  metonimia  de  lo  luminoso). y que culmina  en la interrogación retórica con la simbiosis de ambas nociones al comparar al  animal con las figuras del poeta y del demonio: «¿Qué poeta o qué demonio  odió tanto y tan bien la vulgaridad humana circundante?».  - Desde  la  cercanía  entre  belleza  y  maldad:  «hermosura  maléfica». entre el aquí y el ahí.  basalto. ponen en funcionamiento el concepto de armonía  clásico que viene a ‘rescatar’ a la pantera de su ubicación meramente terrenal.  tenebrosa. que pelea a cada instante  contra la fuerza horizontal propia del devenir de la prosa.  granito.  además  del  elemento  contrastivo  entre  la  oscuridad  del  pelaje  y  el  verde claro del iris. y así lo demuestran  los  significados  de  algunas  de  las  construcciones  que  la  califican:  «esbelta  negrura». «afán de rasgar y triturar».  «vasta  y  tenebrosa».  negrura  (y  que  funcionan  además  como  couplings  morfosintácticos  que  aparecen  en  distintos  puntos  del  texto  para  generar  ritmo  interno). entre  lo  interior  y  lo  exterior.  Más  cercana  a  lo  etéreo  que  a  lo  material. Incluso la referencia al bailarín como símil del  equilibrio corporal que ordena cada músculo «aladamente».  «negrura […] iluminada por la luz glauca de los ojos».

 pero gracias a una prolífica y exuberante adjetivación.  se  logra  concentrar  el  referente  en  torno  a  un  número  muy  limitado  de  elementos. se  profundiza en cada uno de estos elementos hasta generar en torno a ellos una vasta  red  de  relaciones  la  cual. Nos referimos  a expresiones del tipo «su esbelta negrura aterciopelada».  postergado  a  ser  una  sombra  de  sí  mismo. El resultado es un universo reducido. luz y oscuridad (poesía y prisión) —e. que sustituyen en el texto a la pantera y. con marcada connotación negativa. erigida en torno a un continuo contraste entre lo negro y  lo blanco.    Como  hemos  aclarado.  no  hace  sino  manifestar  el  alcance  de  la  intensionalización de la extensión referencial propia del hecho literario como producto  de un sistema de modelización secundario —haciendo uso de la terminología de Yuri  Lotman—. denso. ya que el significado que cada voz activa ha de ser evaluado por el lector oración  a  oración. «esa  negrura» o «la zarpa».  la  entonación  enunciativa.  al  optar  el  autor  por  situar  como  título  el  mismo  el  objeto  de  su  reflexión. donde el adjetivo vulgar se sustantiva.  automáticamente  lo  convierte  en  un  hiperónimo  que  va  glosando en el texto a través de múltiples construcciones metonímicas.  El  primero  aparece  estilísticamente  representado  por  la  presencia  de  discurso  acotado  por  comas.  el  público. que toma su verdad  de su propia lógica interna.  por  otra  parte. «hermosura maléfica». indirectamente.  Por  su  parte. Este es un factor de coherencia fundamental en el poema que nos  ocupa.  el  ritmo  del  texto  fluctúa  entre  el  tempo  lento  y  la  entonación  enunciativa. incluyen en  su  seno  todo  el  significado  acumulativo  que  esta  haya  ido  logrando  a  través  de  las  diversas referencias. en un intento de topicalización  para enfatizar esa misma negatividad de lo humano como espectador pasivo. belleza y destrucción—  como una suerte de tensión inagotable en cuyo vértice mismo sitúa Cernuda la figura  de  la  pantera.  palabra  a  palabra.  calificado  en  cierto  momento  como  «exterior  fantasmagoría ofensiva». por tanto. Por  lo  tanto.  en  íntima  relación  con  diversos  complementos  que  distienden  los  periodos  oracionales  a  través  de  una  ilación  preferentemente asindética que proyecta la sensación de recursividad y acumulación  de  rasgos  en  la  descripción  de  la  pantera. evocador.  del  animal  enjaulado  y  que  podemos  interpretar  como  trasunto  del  poeta  contemporáneo. semánticamente. El propio referente del texto no aparece mencionado más que en el título  —la  pantera—.  Por  supuesto  sucede  lo  mismo  con  el  factor  de  enfrentamiento. o «vulgaridad humana  circundante».  Página | 60    .| Comentarios resueltos  producen ya ningún efecto pues la «fuerza material» aparece trastocada en «gracia  dominadora» a partir del pensamiento.    En  otro  orden  de  cosas.  reservándose  los  tres  párrafos  posteriores  para  elaborar  una  descripción de la misma y sugerir un principio de semejanza entre esta y el poeta.  enfrentado  al  espectador impasible.    Otro de los recursos que Cernuda explota en el poema es el impacto estético de  la brevedad.

 y proyectándola hacia el tercer párrafo.    En  ambas  encontramos.  Levin)  en  los  diversos  niveles  del  análisis  gramatical:  fonético‐fonológicas. con repeticiones  de rasgos distintivos de oclusión en los fonemas [k] (velar oclusiva sorda) y [p] (bilabial  oclusiva sorda). donde se resolverá el afán de  destrucción  a  partir  de  la  exposición  de  ese  otro  universo  de  posibilidad  que  es  el  pensamiento.  en  el  nivel  morfosintáctico  encontramos  varias  fórmulas  de  construcción paralela. sintetizando la tensión producto de la frustración del  animal‐poeta.  Aquí.  al  carecer  de  la  fragmentación  cadencial que imponen el verso y la rima tradicional. el ritmo aparece manifestado de  la mano de diversas repeticiones o paralelismos (del concepto de coupling de Samuel  R.  En  este  sentido. entre las que destacan las de adjetivo + sustantivo + adjetivo:  «esbelta  negrura  aterciopelada».  Vasta y tenebrosa lo mismo que el todo.  de  izquierda  a  derecha.  el  primer  elemento  de  la  comparación a través de dos adjetivos en grado positivo coordinados copulativamente  entre  sí  mediante  la  conjunción  y.Lengua castellana y literatura |    propia de la función referencial que tanto conviene al texto descriptivo —como hemos  expuesto  ya. Como se puede observar.  verbo  +  adverbio  o  construcción  adverbial  +  adverbio  o  construcción  adverbial: «odió tanto y tan bien». Pero sin  duda la más relevante se produce como término en una comparación o símil entre el  color de la pantera y la oscuridad de la noche: «aérea y ligera lo mismo que la noche.  como  en  «pauta  matemática y musical».  el  segundo  elemento  de  la  comparación con un artículo determinante y un sustantivo / adjetivo sustantivado. se trata de pequeñas bimembraciones que dividen la descripción en  Página | 61     .  bien  sea  con  dos  adjetivos. bien con dos complementos del nombre «afán de rasgar y de  triturar».  vasta y tenebrosa lo mismo que el todo». ambas  como  complementación  del  término  pantera  representado  por  anáfora  en  la  voz  figurarla: «no.  «exterior  fantasmagoría  ofensiva».  la  idéntica  estructura  artículo  determinante  +  adjetivo  en  grado  positivo  +  conjunción  comparativa.  -   Aérea y ligera lo mismo que la noche. «destruye […] mejor y más enteramente».  morfológicas  y  léxico  semánticas.     No  podemos. es posible aislar  dos construcciones que mantienen una estrecha semejanza en su articulación. fracturada hacia el final del segundo párrafo con la interrogación retórica que  actúa a modo de variador tonal.  además  de  las  que  se  han  ido  mencionando.  por  último. En  cualquier caso.  sustantivos  doblemente  complementados. que pretenden simular el estruendo de la tormenta—.  pasar  por  alto  la  presencia  evocadora  de  ciertas  aliteraciones y rimas internas —«cuando aquel relámpago se apaga». si basalto ni granito podrían figurarla».  secuencia  de  discurso  dominante—  se  abre  paso  a  lo  largo  de  todo  el  poema. que no vienen  sino  a  subrayar  el  carácter  estético  del  texto  y  que  son  propias  del  hacer  tanto  del  poema  en  prosa  como  de  la  prosa  poética.

  Podemos  asimismo  comentar  la  variación  en  el  rasgo  vibración  del  fonema  [r]. así como.    A partir de aquí.  que  introduce  el  rasgo  distintivo  de  sonoridad  con  respecto  al  fonema  [s]. Para ello. marcadas  en itálica.  en  este  caso  [l]:  alveolar  lateral  sonoro. Analizar los alófonos de vislumbran    El fragmento que se propone para transcribir fonéticamente es el siguiente:  Y cuando aquel relámpago se apaga. generan una cadencia interna  de elementos rimados que otorgan al conjunto una extraordinaria unidad en términos  de cohesión. su potencia destructora se refugia más allá de la apariencia.  se  trata  de  la  realización  sonora  del  fonema  alveolar  fricativo  sordo  [s]. La elección  por parte del autor del texto de una construcción subordinante denota una cuidada  elaboración.  como  podemos  observar  tras  realizar la trascripción fonética: [bizlúmbɾan///]. complementarios y que crean un entorno lírico  rico en matices. atenta entonces a otra realidad que los  sentidos  no  vislumbran. se ha seguido el Alfabeto Fonético Internacional —AFI o IPA  (por sus siglas en inglés)— a partir de una virtual pronunciación estándar del español.  realizado como alveolar vibrante simple [ɾ] al encontrarse en un entorno caracterizado  por la presencia de la bilabial oclusiva sonora [b].  su  mirada  queda  indiferente  ante  la  exterior  fantasmagoría  ofensiva. pero.  que contempla en su seno a la gran mayoría de las variantes diatópicas del mismo:    Para  el  caso  concreto  de  la  voz  vislumbran. marcada por un registro culto propio de la lengua literaria. la transcripción fonética que se propone es la que se ofrece a  continuación. en esta aparecen realizados de modo  ordinario  todos  los  fonemas  a  excepción  del  alófono  [z]. Aherrojada así.| Comentarios resueltos  elementos paralelos.  Analizar  y  comentar  sintácticamente  desde  «Su  esbelta  negrura»  hasta  «contemplarla»    Si nos detenemos en la construcción sintáctica de la oración resaltada podemos  advertir la complejidad en la disposición del eje sintagmático de la misma. como es el caso  Página | 62    . Transcribir fonéticamente las tres líneas primeras del tercer párrafo. al tiempo.  pertinente  en  posición  seguida  de  sonido  consonántico  sonoro.  Por  lo  tanto. en el último ejemplo señalado.    4.     3.

    Así las cosas.  la  de  complemento  circunstancial  de  lugar.Lengua castellana y literatura |    de este fragmento de Luis Cernuda.  La  P2. una subordinada sustantiva de atributo con un núcleo  en infinitivo: «tener».  marcando  así  el  carácter circunstancial.  a  su  vez.  «ante». lejos de  apostar por la estructura de artículo + pronombre relativo.  contiene  una  subordinada sustantiva con función de atributo.  cuyo  antecedente  es  «negrura».  enriqueciéndolos  con  distintas  relaciones  de  hipotaxis  cuya  finalidad principal es la adjetivación de los elementos nucleares. en una oración de poco más de tres líneas podemos encontrar seis  proposiciones.  actúa  como  proposición principal de la P3. concretamente locativo. También debemos destacar el hecho de que  la  proposición  principal  no  cuente  con  uno. principal de  una  tercera  subordinada  adverbial  impropia  final. esta última. Luis Cernuda ha dado inicio a este poema en  prosa con un periodo oracional complejo.  Si  atendemos al sujeto sintáctico de la oración.  Página | 63     .  pues  el  autor  plantea  una  subordinada  adjetiva  sustantivada  con  una  función  poco  frecuente. la P3 funciona como proposición principal de                                                          10  En adelante: P (1. De igual manera.  dejando  de  lado  las  habituales  funciones  sintácticas  propias  del  nombre.  La  P2  es  una  subordinada  adjetiva  explicativa  con  núcleo  «semeja».  «va»  y  «viene».     No  menos  problemática  es  la  construcción  sintáctica  final:  «ante  quienes  seducidos por tal hermosura maléfica allá se detienen a contemplarla» (líneas 2‐4). proposición.  a  su  vez. Es interesante  atender  a  esta  última  proposición. la oración se abre con una  preposición.    Adentrándonos  un  poco  más  en  los  aspectos  mecánicos  de  la  construcción  sintáctica.  sino  con  dos  núcleos  verbales  y  que  aparezcan estos coordinados copulativamente por la conjunción «y». donde la desautomatización original del lenguaje  poético resuelve la lógica gramatical académica por la vía de una sintaxis que dilata los  periodos  oracionales. compuesto por subordinación y formado por  seis  proposiciones.2.  aunque  cabe  también  la  interpretación  de  que  esta  subordinada  sea  una  construcción  sustantiva  de  complemento del adjetivo ‘suficiente’—. que  acoge además una subordinada sustantiva de complemento de régimen.  La  proposición  principal  o  proposición 10  1  presenta  dos  núcleos  verbales.  lo  cual  pone  de  manifiesto  esta  complejidad  de  la  que  hablamos. llama la atención el hecho de que este  abarque  por  sí  solo  casi  dos  líneas  y  acoja  en  su  estructura  tres  proposiciones  subordinadas  —una  subordinada  adjetiva  explicativa  que. n).3.  No  sigue esta proposición la habitual estructura de este tipo de construcciones y.  seguida  del  pronombre  relativo  «quienes».  los  cuales  están  coordinados  entre  sí  copulativamente.  mediante  el  nexo  «y». de esta secuencia sintáctica. como venimos anunciando.  y  aparece  en  el  texto  introducida  por  el  pronombre  relativo  «que»  con  función  de  sujeto.

     Por su parte.  cuyo  núcleo  está  constituido por «contemplar» y que aparece introducida por la preposición «a». en cada una de las proposiciones aludidas. introducida por la preposición «para».  se  hace  necesario un análisis más pormenorizado que tenga en cuenta las diferentes funciones  que desempeñan.  si  aplicamos  al  fragmento  seleccionado  un  análisis  en  el  que  identifiquemos estos aspectos. la P5 es una proposición subordinada adjetiva sustantivada con  función de complemento circunstancial de lugar. los distintos sintagmas o  grupos.  siendo  esta  última  una  subordinada  adverbial  impropia  final  con  núcleo  «oponerse». En última  instancia.  Por  tanto.  indispensable  para  organizar  la  secuenciación  lógico‐argumental  que  subyace  al  discurso.  una  subordinada  sustantiva  de  complemento  de  régimen  verbal. obtenemos un resultado como el que a continuación se  presenta:     Página | 64    .  pudiendo ser toda la proposición sustituida por la construcción ante ellos. en ella. «quienes» realiza la función de sujeto.  la  propia  P5  se  convierte  en  una  proposición  principal  para  la  P6.    Además  de  este  esbozo  de  la  macroestructura  sintáctica. con núcleo verbal «se detienen» e  introducida por la preposición «ante».| Comentarios resueltos  la  P4.

 la elaboración de un esquema de nexos y núcleos verbales  complementa  el  análisis  al  plasmar  cómo  se  articulan  las  acciones  más  allá  de  la  apariencia del significante o microestructura frástica:            Página | 65     . el sentido semántico del verbo  variaría.  mientras  que. llegados a este punto. así como los argumentos que dichas voces requieren: en este caso. En ambos casos nos  encontramos  dos  pronombres  que  forman  parte  del  verbo  pronominal.    En última instancia.  si  el  pronombre  estuviera  ausente. si se diera el caso de que no apareciese.  requerirían un complemento directo. precisan  un  sintagma  preposicional.  tanto  en  oponerse como en detenerse. el pronombre es indispensable para su conjugación y. es interesante comentar.Lengua castellana y literatura |    Asimismo. la aparición de se en  la articulación de las formas verbales «oponerse» y «se detienen». en  consecuencia.

| Comentarios resueltos      Página | 66    .

  toda brillos. Castilla‐León 2006  Miguel Ángel Fernández Serrano      Himno a la juventud 11    Heu! quantum per se candida forma valet!  Propercio. 30    A qué vienes ahora.                                                          11  Gil de Biedma. Las personas del verbo. Barcelona: Seix Barral.   juventud.  hacia la orilla avanzas  con sonrosados pechos diminutos.  tú vienes para hurgarnos las imaginaciones. sensación pura  y ondulaciones de animal latente. 29.Lengua castellana y literatura |    Comentario 6.  Página | 67     .  encanto descarado de la vida?  ¿Qué te trae a la playa?  Estábamos tranquilos los mayores  y tú vienes a herirnos.    De las ondas surgida.  y con la insinuación  (tan propiamente tuya)  del vientre dando paso al nacimiento  de los muslos: belleza delicada. II. Jaime (1982.  con nalgas maliciosas lo mismo que sonrisas. fulgor. reviviendo  los más temibles sueños imposibles.  oh diosa esbelta de tobillos gruesos.

  oh bella indiferente.  deslumbrada de sol y sonriendo.    Aunque de pronto frunzas  la frente que atormenta un pensamiento  conmovedor y obtuso..  sobre la arena blanda.  el sueño de otra vida. más intensa y más libre.  aún trémula de gotas.  por la playa camines como si no supieses  que te siguen los hombres y los perros. en quien coinciden  la directa belleza de la starlet  y la graciosa timidez del príncipe.    Página | 68    .    Nos anuncias el reino de la vida.  los tronos.    Y te vemos llegar: figuración  de un fabuloso espacio ribereño  con toros. entre la mar y el cielo. las abominaciones.  donde posar la frente derramando lágrimas.  y volviendo hacia el mar tu rostro donde brilla  entre mojadas mechas rubias  la expresión melancólica de Antínoos.  los dioses y los ángeles  y los arcángeles. caracolas y delfines.  sin deseo enconado como un remordimiento  ─ sin deseo de  . sofis cada  bestezuela infantil..| Comentarios resueltos  precisa e indecisa.

 El poema se cierra con una reflexión sobre el poder omnímodo  de la belleza juvenil (que te siguen los hombres y los perros / los dioses y los ángeles /  y los arcángeles. Comentario literario.  Tiempo de realización efectivo: dos horas. en España.  Página | 69     . obra de  teatro de Jacinto Grau. con Laurence Olivier y Marilyn Monroe  (la directa belleza de la starlet / y la graciosa timidez del príncipe). todo el texto tiene un sentido metafórico. en un eco  manriqueño.  desde  las  coordenadas estéticas del clasicismo grecolatino: la cita de Propercio... a la vejez del yo poemático. que parafrasea la cita de  Propercio  con  la  que  se  abre  el  texto  (cuya  traducción  aproximada  podría  ser  ¡Ay. esto es.  sobre  todo). Esa llegada se caracteriza metafóricamente  como el nacimiento de Venus en la segunda y la tercera estrofa. obviamente.    La  valoración  apreciativa  de  la  belleza  juvenil  se  hace. respectivamente.  y  lo  relaciona con la película El príncipe y la corista. la referencia al  nacimiento  de  Venus  y  al  mito  de  Pigmalión  y  el  Antínoos  (el  efebo  favorito  del  emperador Adriano) del verso 40 sitúan el texto en la semiosfera lotmaniana del código  cultural grecolatino. El señor de Pigmalión. 43‐46).  presente  en.  Muy posiblemente.  la  obra  teatral  homónima  de  George  Bernard Shaw. Análisis sintáctico de la última estrofa. con una de  las realizaciones artísticas del mito de Pigmalión (el escultor griego enamorado de una  de  sus  estatuas).  por  tanto.  aunque. del verso 24) y los  perros  del  verso  43.    1.  Se  inscriben  también  en  este  marco  semiótico  cultural  las  referencias a Zeus y Arión (los toros y delfines. común a Jaime Gil de Biedma y al resto de los integrantes de la  llamada  generación  del  medio  siglo  (Claudio  Rodríguez. esto es.  por  ejemplo.    La primera estrofa muestra la llegada del joven a la playa. Comentario literario    Se trata de un poema de Jaime Gil de Biedma que desarrolla un elogio de la  juventud en tanto que fuerza motora que viene a turbar la tranquilidad de la vejez. lo que confiere al poema una lograda estructura  circular. vv.  José  Ángel  Valente  y  Ángel  González. la película My Fair Lady y.  2.Lengua castellana y literatura |    Cuestiones:  1. el poema surja de la contemplación de un joven en una playa real..  que  pueden  remitir  tanto  a  Ulises  y  su  perro  (el  único  que  lo  reconoció cuando llegó transfigurado a Ítaca) como al cínico Diógenes (en el sentido  etimológico de cínico como perro). las abominaciones.  cuánto vale por sí misma la belleza!). La cuarta estrofa se  detiene  en  el  efecto  de  la  llegada  del  amor  por  un  joven  en  el  yo  poemático. / los tronos.

  vienes  (1).  se  aprecia  que  la  juventud  aparece  preferentemente  caracterizada desde el punto de vista de la plenitud física.  que  se  construye  a  partir  de  la  conjunción  de  varias isotopías discursivas.  la  senectud  posee  los  rasgos  de  lo  estático  y  la  fabulación  imaginativa (sueños.  anuncias  (28).  volviendo (38).).  avanzas  (12).    La oposición entre juventud y vejez se articula en torno al contraste entre lo  físico y lo espiritual. etc. etc. 7. de tal forma que:    Juventud (físico)  Vejez (espiritual)  juventud (2)  los mayores (5)  reviviendo (6)  sueños imposibles (7)  imaginaciones (8)  ondulaciones de animal latente (11)  sonrosados pechos diminutos (13)  nalgas maliciosas (14)  diosa esbelta (15)  donde  posar  la  frente  derramando  lágrimas  (21)  vientre (18)  muslos (19)  sonriendo (27)  bestezuela infantil (32)  directa belleza de la starlet (33)  mojadas mechas rubias (39)  el sueño de otra vida (29)  como un remordimiento (30)  graciosa timidez del príncipe (34)  la frente que atormenta un pensamiento  (36)      De  este  modo.  Página | 70    . en el sentido definido por Greimas. imaginaciones. camines (42).| Comentarios resueltos    Estos  dos  sentidos  (la  vejez  de  Ulises  y  el  cinismo)  encuentran  eco  en  la  configuración  semántica  del  poema.    Por  su  parte. 8.  hurgarnos  (8). característica que se ve reforzada por  verbos como estábamos (5).  surgida  (9).  frunzas  (35). Los verbos asociados a la  juventud  también  poseen  ese  componente  dinámico  y  de  acción:  herirnos  (6). posar (21) y vemos (22).

    b) la rima. en rigor. por ejemplo. se muestra en las modalidades  enunciativas utilizadas en el poema: enunciados exclamativos (la cita de Propercio o la  interjección oh en los vocativos de los versos 15 y 41). Aunque no hay un esquema regular (el verso libre es característico  del texto). 41). sí es posible apreciar rimas internas (encanto y descarado en el v.  Página | 71     .  que  adquiere  presencia poética por medio de las formas verbales de segunda persona (vienes. 20 y 28.  5.  2.Lengua castellana y literatura |      Esta tensión entre juventud y vejez encuentra también expresión en la situación  comunicativa en la que se basa el texto. por  ejemplo).  2. i‐a en los vv. sobre todo. e‐o en los vv. 42). enunciados interrogativos (en  los versos 1 a 3 y el verso 4). ti. 35. en los  versos 1. 17. 31) y las formas de vocativo (juventud.  endecasílabos  y  alejandrinos  con  algunos  versos  sueltos  de  variada  medida  (por  ejemplo. tuya. todo el poema adquiere la  forma de un diálogo entre el yo poemático (subsumido en el nosotros de la vejez. el 40 (12‐1=11) o el 44 (8‐1=7). 15. el poema no deja  de ser un texto monológico tal y como defiende Martínez Bonati que son los textos  poéticos) confiere al texto un tempo que se ve reforzado por diversos procedimientos  rítmicos. temibles  e imposibles en el 7. frunzas. por ejemplo) y diversas asonancias a lo largo del poema (o‐e en  los versos 5 y 8.. además de en las formas de primera persona. versos esdrújulos como  el 34 (12‐1=11).  a  diversos  procedimientos de compensación silábica para mantener la preponderancia de esos  metros: versos agudos como el 16 (6+1=7) o el 22 (10+1=11). los pronombres de  segunda persona (te. 25. 28. la expresiva. tú. 14.  22. y enunciados parentéticos que focalizan el enunciador en  las partes del poema en las que domina la función referencial (así. en el  verso 17 o en el largo enunciado incidental que abarca los versos 31 a 34). 4 y 22.  nos. 6 y 8.  El  poema  es  una  combinación  de  versos  heptasílabos.    Este esquema pretendidamente dialogado (aunque. como  evidencian  las  formas  de  primera  persona  del  plural  repartidas  a  lo  largo  del  texto:  estábamos.    En el esquema general de las funciones del lenguaje sistematizadas por Bühler  y Jakobson dominan.  45  y  46). Esta  última.  31‐32.  oh  bella indiferente. por tanto. que el verso 33 sea  endecasílabo. la función conativa y.  oh  diosa  esbelta  de  tobillos  gruesos. 27. destacan:    a)  el  metro. 18. Entre ellos. anuncias.  15.  vemos. mediante sinalefa. 3..  28)  y  el  tú  de  la  juventud. 23.  6. 6 y 8. 12.  los  vv. avanzas.. camines. 30. Resulta llamativa la adición de un sonido  vocálico e a la s líquida de starlet para lograr.  El  autor  recurre.  sofisticada  bestezuela  infantil. En este sentido.  39.  herirnos.  por  otra  parte.

  como  la  belleza  a  la  que  se  refiere  Propercio. 31‐32. 22‐23. abandona el terreno del desencanto (la vuelta a una Ítaca  imposible que su coetáneo Ángel González expresó en Ilusos los Ulises) para rendirse  al  poder  transfigurador  de  una  juventud  que. de raíz helénica.    2. Análisis sintáctico de la última estrofa    S. que reflejan en  la versificación el gusto por la libertad de su autor.O.| Comentarios resueltos    c) otros procedimientos. concesiva a la estrofa anterior      Página | 72    . 18‐19. como el braquistiquio de juventud en el verso 2. o el mito  de Sísifo) que.  adverbial  /  NP  CCT  O1 coordinada copulativa  Proposición subordinada adverbial concesiva a la estrofa anterior    la  frente  que atormenta      nx /  NP  CD      SV/PV  det  núcleo  Prop Sub ADJ especificativa / CN de  frente  SN/CD de frunzas  O1 coordinada copulativa  Prop. 32‐33.: Tú    Aunque  Nx  con  la  estrofa  anterior  de pronto  frunzas  Loc. o los  encabalgamientos en los vv. Gil de Biedma traza una visión cínica del efecto de la llegada del  amor  joven  en  medio  de  la  decrepitud  de  la  vejez  (tema  presente  en  otras  composiciones suyas como Nunca volverá a ser joven) que puede relacionarse con una  visión recurrente de la vida (el eterno retorno nietzscheano. no obstante.    En conclusión. Adv. tiene valor en sí misma y consigue regenerar al yo poemático. 35‐36 y 36‐37. Sub.

Lengua castellana y literatura |      un  pensamiento  conmovedor  y  obtuso  nx núc      núc  det  núcleo  SADJ compuesto / CN  SN / SUJ de atormenta  Prop Sub ADJ especificativa / CN de frente  SN/CD de frunzas  O1 coordinada copulativa  Prop. Sub. concesiva a la estrofa anterior      donde  brilla  entre  mojadas mechas  rubias mod  núc  mod            transp NP  SPrep / CCL  nx/CCL  (antec.:  rostro)  SN  SV / PV  Prop sub de relativo especificativa / CN de rostro  SN / CD de volviendo  Prop sub adv modal de gerundio / CC de camines  O2 coordinada copulativa  Prop. Sub. concesiva a la estrofa anterior    Página | 73     . Sub. concesiva a la estrofa anterior      y  volviendo  hacia  el  mar det  núc  tu  rostro            NP    Prop sub adv modal de gerundio / CC de camines  NX  O2 coordinada copulativa  transp SN  SPrep /CCL      det  núc SN / CD  Prop. Adv. Adv. Adv.

 Sub. concesiva a la estrofa anterior    Página | 74    NP  . Sub.  SPrep / CN  SN / SUJ de brilla  Prop sub de relativo especificativa / CN de rostro  SN / CD de volviendo  Prop sub adv modal de gerundio / CC de camines  O2 coordinada copulativa  Prop. Sub. Adv. concesiva a la estrofa anterior      oh. Adv.O.)  Prop Sub Sust / CD de supieses  Prop Sub Adv modal / CCM de camines  SV / PV  O2 coordinada copulativa  Prop.              det    núc        det    núc              SN    nx    SN      SN /CD    NP    SN 1 compuesto por coord. vocativo    por  la  playa  camines como   SPrep / CCL  NP  si  no  nexo  supieses  M. Adv.  bella  indiferente. concesiva a la estrofa anterior      que    te    siguen    los    hombres   y    los    perros.  Prop Sub Adv modal / CCM de camines SV / PV  O2 coordinada copulativa  Prop.| Comentarios resueltos  la  expresión  det  melancólica núc  de mod  Antínoos. copulativa  nx    SV / PV    SN / SUJ de siguen (formado por 4 SN yuxt.

Lengua castellana y literatura | 

 
 
los    dioses    y 

  los    ángeles   y 

  los    arcángeles, 

det    núc 

   

  det    núc 

   

  det    núc 

SN 

  nx 

  SN 

  nx 

  SN 

SN 2 compuesto por coordinación copulativa 
SN / SUJ de siguen (formado por 4 SN yuxt.) 
Prop Sub Sust / CD de supieses 
Prop Sub Adv modal / CCM de camines 
SV / PV 
O2 coordinada copulativa 
Prop. Sub. Adv. concesiva a la estrofa anterior 
 
 
los 

  tronos, 

  las 

  abominaciones.

det 

  núc 

  det 

  núc 

SN 3 simple 

  SN 4 simple 

SN / SUJ de siguen (formado por 4 SN yuxt.) 
Prop Sub Sust / CD de supieses 
Prop Sub Adv modal / CCM de camines 
SV / PV 
O2 coordinada copulativa 
Prop. Sub. Adv. concesiva a la estrofa anterior 
 
 
 
 
 

 

Página | 75  
 

| Comentarios resueltos 
 
 

 

Página | 76 
 

Lengua castellana y literatura | 

 

Comentario 7. Comunidad Valenciana 201512 
Cristina García Martínez 
 
Comentario lingüístico del siguiente texto:13 
El verbo “descartar” amplió hace ya siglos su presencia original en las mesas de 
naipes  para  significar  también,  por  vía  metafórica,  “excluir”  o  “rechazar”  (nos 
deshacemos de una carta, la rechazamos). Y con esa acepción ha logrado un gran éxito 
en los titulares de prensa de nuestros días. 
Ahora bien, el verbo “descartar” viene usándose más en el lenguaje periodístico 
con una negación: “no se descarta”. Y por ese lado se informa de muy poco, a diferencia 
de lo que ocurriría con “se descarta”, pues en este caso ya se dice con seguridad que, 
al menos, algo no va a ocurrir o no ha sucedido. 
¿Descarta usted, que lee estas líneas, cambiarse enseguida de casa? Usted se 
encuentra bien en ella, se ha acomodado al barrio, a las habitaciones, a los muebles…, 
y  desea  seguir  donde  está.  Pero,  ¿lo  descarta  o  no?  Por  supuesto,  no  descartará 
cambiarse de casa si de repente puede comprar otra mejor, o si por el contrario se 
reducen sus ingresos y debe buscar una más barata, o si empiezan a producirse averías 
en el suministro de agua y no se ducha cuando le viene en gana… ¡Cómo va a descartar 
cambiarse de casa! Eso no lo descartará nadie en términos generales, aunque viva tan 
a gusto en la suya. 
Por  tanto,  el  verbo  “descartar”,  si  se  usa  acompañado  de  un  adverbio  de 
negación, anda entre el ni fu ni fa, el ni chicha ni limoná y el ni oxte ni moxte. O sea, 
que decir que no se descarta algo equivale a no decir apenas nada, porque pocas cosas 
son las que podemos descartar, del mismo modo que nunca debemos decir de esta 
agua no beberé (y no porque esté mal dicho “de esta agua”, que está bien dicho, sino 
porque no conviene hacer negaciones categóricas de las que quizá nos arrepintamos). 
Sin embargo, políticos y periodistas elevan a rango de noticia muchos “no se 
descarta que”, “no descarto que”, “no descartó que”, pese a tratarse de una locución 
vacía... y a veces marrullera. 
Por supuesto, el valor que le da el periodista se basa en una interpretación de 
lo dicho. Pero aceptar eso implica acoger con júbilo que las palabras signifiquen algo 
distinto de lo que significan. Es el caso de aquella broma según la cual un diplomático 
que responde “sí” quiere decir en realidad “quizá”; y cuando contesta “quizá”, quiere 
decir “no”; y si responde “no”, entonces no es un diplomático. 
                                                       
12
 Texto  real  salido  en  las  Oposiciones  en  la  Comunidad  Valenciana  en  2015.  Dos  textos: 
comentario  lingüístico  de  un  texto  contemporáneo,  y  comentario  filológico  y  literario  de  un  texto 
literario desde la Edad media hasta el s. XVIII. 
13
 Texto extraído de http://elpais.com/elpais/2015/06/03/opinion/1433330961_640468.html  

Página | 77  
 

| Comentarios resueltos  Los periodistas aceptamos sin problema la misma trampa: cuando un político  responde que él no descarta tal cosa. él siempre podrá alegar que en realidad lo que  dijo es que no lo descartaba. nos induce a interpretar que en realidad tal cosa  se hará.    Comentario filológico y literario    La ynmensa turbaçión   d'este rreyno castellano   faze pesada mi mano   y torpe mi descriçión   que las oras y candelas  que se gastauan leyendo   agora gasto poniendo  rrondas escuchas y velas   el tiempo bien despendido   en las liberales artes   en cauas y baluartes   es agora conuertido  por tanto si fallesçiere   la muy gentil eloquençia   culpareys la diferençia   del tiempo que lo rrequiere   del qual un poco furtando   avnque no syn grande afan   a vos señor de Almaçan   pregunto mal consonando   qual vos es menos molesta   vuestra secreta prision   o la vulgar detençion   que vos es por el rey puesta   maguer son en calidad   algunt tanto discordantes   anbas a dos son priuantes   de la franca libertaad   lo qual visto cuydarle   a mi paresçer grosero   en el solo carçelero   consistir la mejoria      ffin  Respondedme todavia   generoso cauallero   que vos faga plazentero   la dardana policia  Página | 78    . Y si luego tal cosa no se hace.

 si el análisis  del consonantismo ofrece mayores resultados.  Como  se  puede  observar en el texto. por la observación del uso de f inicial y h o la  ausencia de esta.  el  nivel  fonético‐fonológico.  furtando y  faga  en  lugar  de  hace.     Comenzaremos  por  el  plano  fonético‐fonológico. Veamos.  el  morfosintáctico  y  el  léxico‐ semántico. poniendo de ponendum. el tema tratado –a saber. el vocalismo es relativamente estable: las diez vocales latinas han  pasado  a  las  cinco  españolas. inestabilidad que será resuelta a lo largo  del siglo XVI. las tareas que ahora se nos imponen es la de especificar si el texto  propuesto pertenece. Además.  culpareys  o  syn.  es  decir. que toma su forma actual (mismo) en  dicho siglo. como ocurre en la palabra mesmo. La f inicial latina comenzó a ser sustituida por la h a finales del siglo  XV. en efecto. Por lo tanto.  Desde  un  punto  de  vista  filológico  debemos  diferenciar  el  vocalismo  del  consonantismo. ambos usos no serían regulados hasta 1815. el abandono del cultivo de las letras a favor del  ejercicio bélico llevado a cabo por los reyes castellanos‐ se convirtió a finales del siglo  XV en un tema de amplio debate entre los intelectuales de la época.    Comenzaremos.     Por tanto. en cuanto a las grafías.  y  el  de  u  en  lugar  de  v. Se suele tomar el año 1501 con la publicación de la Celestina como fecha de inicio  de una nueva tendencia por la que se sustituye la mayoría de las f iniciales por la actual  h. Tanto el tipo de estrofa como el verso octosílabo  son los elegidos para componer gran parte de la poesía cancioneril de los siglos XV y  XVI. pues.     No obstante. debemos apuntar el uso de y en lugar de  la  actual  i    en  ynmensa. por lo que no nos  ayuda a demostrar que la fecha postulada es la correcta.  reyno. vuestra  de vostram y puesta de posta.  que  comentaremos a propósito del análisis de las bilabiales. debemos situar el texto en el último tercio del siglo XV  Página | 79     . se percibe cierta inestabilidad o vacilación en las vocales átonas  en la palabra descriçión en lugar de discreción.  En  el  texto  se  encuentran  palabras  como  faze. a los siglos especulados y ajustar la datación a través  de  un  análisis  no  solo  filológico  sino  también  literario  de  cada  uno  de  los  planos  lingüísticos.Lengua castellana y literatura |    Comentario filológico del texto Alicante 2015  Nos encontramos ante un poema compuesto por nueve redondillas octosílabas  de rima consonante abrazada (abba). en primer lugar.     Sin embargo. Además.  hurtando y haga.  y  la  ě  tónica  y  la  ŏ  tónica  han  diptongado  en  ie  y  ue  respectivamente en las palabras tiempo de tempum.

 Observamos el uso de la bilabial  oclusiva  sonora.  dado  su  contexto fonético (esta se encuentra entre vocales) las dos deberían “fricativarse”. el uso de la bilabial fricativa sonora. i. las dentales africadas sorda /ŝ/ (con grafías ç y c + e.     Por otra parte. por lo tanto. también hallamos la ausencia de h en la palabra oras. kj. No  obstante.  Ambas  contienen  en  su  origen  la  bilabial  oclusiva  sonora  y.  b. destaca la palabra grosero del grossus  latino. no ha sucedido así y el hecho de hallar una u en cauallero y una b en libertad  muestra cierta confusión en el uso de las grafías. g). Las dos provienen de una tj intervocálica (turbatio y politia) y lejos de dar el  Página | 80    . con resultado sibilante sordo. v.  No  obstante. por lo que se  percibe la confusión producida que llevará al ensordecimiento de todas las sibilantes. vuestra.     Tampoco  el  análisis  de  las  dentales  africadas  lo  hace. Esta confusión comenzó a finales del  siglo XV.  y su representación gráfica en u.  En  el  español  medieval  se  distinguían tres grupos: apicoalveolares fricativa sorda /s/ (con grafías s‐. todavía.  nos  ocuparemos  de  las  sibilantes.  palabras  como  descriçion. ambas con una yod primera (tj) tras  consonante y.  dos  palabras  llaman  nuestra atención con respecto a la confusión en este grupo: son las palabras turbaçión  y policía y. ‐ss‐ y ‐s) y  sonora /z/ (con la grafía –s‐). Es esta última palabra la que nos  da la clave de datación: la palabra cauallero proviene de caballus al igual que libertad.  lo cual nos mantiene en la misma franja de datación.  por  una  parte. vulgar. el estudio de las prepalatales fricativas sí aporta información  acerca de la fecha no de composición sino de copia del texto propuesto: encontramos. lo cual no  nos ayuda a mantener o refutar nuestro postulado.  pues  no  hallamos  ejemplos de la sorda y. i) y  sonora  /ẑ/  (con  la  grafía  z).     Por  último.  gastauan.  estas  últimas provenientes de eloquentia y diferentia. priuantes  y cauallero. cauas. vos.  eloquençia  y  diferencia. Sin embargo. por lo que mantenemos la fecha de composición en el último tercio del siglo. no podemos compararlos con las sonoras de gentil  y mejoría. tenemos faze de facere (con una yod primera.  Esta confusión en el primer grupo comenzó a darse a lo largo del siglo XIV. en palabras como velas.  libertad  y  anbas  (esta  última  con  el  mantenimiento de la n en lugar de la actual m). Así las cosas.  de  libertatem. atenderemos a las bilabiales. en consecuencia.     En cuanto al primer grupo de sibilantes.  fallesçiere.| Comentarios resueltos  (a partir de 1475).      En segundo lugar. intervocálica y  con  el  consecuente  resultado  sibilante  sonoro).  en  palabras  como  liberales.  y  las  prepalatales  fricativas  sorda  /š/  (con  la  grafía  x)  y  sonora /ž/ (con grafías j. conuertido. en la que la grafía sonora no se corresponde con el origen sordo.

 consistir).  y. 24 y 35. y el uso  de  formas  no  personales:  gerundios  (leyendo.  por  un  lado. por otro. destacan.  al  nivel  morfosintáctico. y participios de presente (discordantes y privantes).  ahora. los versales oracionales suaves como los de los versos 2‐3. en las  obras  del  Marqués  de  Santillana).  sobresalen. el contraste entre el pasado (pretérito imperfecto) y  el  presente  en  verbos  como  se  gastauan  y  gasto  para  contraponer  una  situación  pretérita con una presente. 12‐13. 15‐16.  infinitivos (cuydarle. el uso de la voz pasiva con valor resultativo pero no a través  del  actual  estar  sino  del  verbo  ser.  el  uso  del  verso  octosílabo y la rima consonante. el encabalgamiento se refuerza por la rima. 9‐10.  Dado  que  postulamos  que  el  texto  pertenece  a  finales  del  siglo  XV  y  principios  del  XVI.(es  conuertido.  es  de  esperar  que. En estos últimos. por lo que.  es  molesta  y  es  impuesta).     Por lo que respecta a la vertiente literaria del plano fonético‐fonológico.  los  encabalgamientos versales sirremáticos suaves como los de los versos 1‐2.  furtando. la utilización del futuro de indicativo (culpareys) junto al futuro de subjuntivo  (fallesçiere) para abarcar el tercer plano temporal (la posterioridad predictiva). cabe  destacar. de esta manera.  rasgo  medieval. El  primero fue sustituido por el segundo a finales del siglo XV principios del XVI por lo que  no nos debe desviar de nuestra datación ya que las sustituciones. se logra una mayor cohesión no solo  fonética sino también semántica capaz de obviar la palabra ffin que los separa.  Aparte  de  esto.  Tampoco  nos  sorprende la contracción de d’este ni el uso abusivo del relativo qual (todavía con la  grafía q en lugar de c.   Página | 81     . 20‐21 y  32‐33. no encontremos ninguna anarquía en la flexión nominal ni restos de  casos  latinos  más  allá  de  los  pronombres  (vos)  y  determinantes  (mi). lo único notable en este plano desde un punto de vista histórico es  el servirse del pronombre vos átono en lugar del actual os en los versos 21.  poniendo. así como los cambios  lingüísticos.     Por lo tanto. tan castellanos y alejados de la corriente italianista  que ya a finales del XV se empezaba a notar en la poesía castellana (por ejemplo.     Pasemos. no suceden bruscamente sino de modo paulatino. pues mejoría rima  consonantemente con todavía y.     Por lo que respecta al sintagma verbal.  consonando). según el análisis del plano fonético‐fonológico  podemos concluir en que la fecha de composición del texto se sitúa en el último tercio  del siglo XV y la de copia del poema que se nos ofrece es de la primera mitad del XVI. en primer lugar y atendiendo  exclusivamente al núcleo verbal. reguladas en 1815).  como  hemos  dicho  en  la  introducción  al  comentario. que  matizan tanto el modo en el que se realiza la acción como la duración y la reiteración  de esta.  dentro  del  sintagma nominal.Lengua castellana y literatura |    resultado sonoro se escriben con las grafías sordas (ç y c). Esta confusión se dio en la  primera mitad del siglo XVI.

   Página | 82    .     En tercer lugar. en primer  lugar.      Llegamos.  aunque  baña.  cuál  es  el  verdadero  problema que el poeta desea debatir: el mal uso del tiempo.  en  otras  dos  redondillas.  el  rechazo  de  la  abulia  de  los  reyes  castellanos (recuérdese que a finales del siglo XV la nobleza se reveló contra la realeza  por la ineptitud de esta última). las anáforas de los versos 5 y 6. pues  en ese siglo ya sonaba demasiado arcaica. antes dedicado al cultivo  de las artes y ahora al de la guerra.  la  interrogación  directa  sin  los  dos  puntos  introductorios  (qual  vos  es  menos  molesta)  y  finalmente  el  imperativo  (respondedme).  De la misma manera actúan los participios de presente y los gerundios. que alcanzará el final del poema. de  ahí su aparición en el poema.  el  hipérbaton.  Lo  hallamos  en  la  tercera. además de solicitarse la  opinión del señor.  el señor de Almaçan.  En  el  poema  se  observan  diferentes partes bien delimitadas: las dos primeras redondillas están marcadas por la  presencia del poeta a través de elementos lingüísticos referidos a la primera persona  (mi mano y gasto). Le sigue a esta exposición la apelación al receptor.     Por último.     A  continuación.  al  plano  léxico‐semántico.  la  quinta  y  la  octava  redondilla  principalmente. sino también el ritmo lírico. En ella. la figura retórica más relevante  de la composición. En esta primera parte se introduce el tema que mueve al escritor a  componer  este  poema  y  es. sobresale el número de oraciones de relativo especificativas  introducidas por que o qual (versos 6. cabe destacar. cabe destacar el uso de la conjunción concesiva maguer.  finalmente.| Comentarios resueltos    En segundo lugar.     Ya en la vertiente literaria del plano morfosintáctico.  precisamente. En segundo lugar. 16.  se  expone. 10 y 11 y 16 y 17. 17 y 24). el uso de la  voz pasiva y sus correspondientes participios de pasado al final de la oración produce  una cadencia y una musicalidad que no sólo facilita la rima. todo el texto. Es.  Por  último. Estas apelaciones eran obligadas en el género medieval del debate. de las que se sirve el poeta para  acotar la extensión del referente al que determinan. siempre a final  de  verso. sin duda alguna. el poeta da su paresçer grosero y es que tanto el cultivo de las artes  como el de la guerra ambas a dos son priuantes de la franca libertad. llama la atención el uso de la apelación a través de diferentes  medios:  la  invocación  (a  vos  señor  de  Almaçan).  dada  la  sintaxis  latinizante  prehumanística  propia del siglo XV. de la que  Corominas afirma que debió de ser muy frecuente en los siglos anteriores al XVII.

 etc. puesto que corresponde a la oposición que la nobleza ejerció  contra la realeza castellana en la segunda mitad del siglo XV. agora gasto. especialmente.     En  conclusión. que no son otras que. cauas y baluartes. es decir. y metáforas como la del tiempo es un bien preciado que  se consume (las oras se gastauan. el tiempo bien despendido.  considerando  todos  los  datos  aportados  a  través  del  análisis  filológico de las vocales. las bilabiales y las sibilantes. en  concreto el susodicho enfrentamiento entre ambas clases sociales. escuchas y velas. el deseo de dedicarse a las artes y.  por una parte. por otra. y el literario. y la  referida a la secreta presión y la detençion impuesta por el rey. dada la elevada posición  de la primera y la pérdida de poder de la segunda. el enfrentamiento reflejado en el poema  está lejos de ser ficticio.  encontramos  metonimias  como  el  rreyno  castellano por sus habitantes y rrondas.     Como hemos afirmado anteriormente. personificaciones la ynmensa turbación faze pesada mi  mano y la gentil eloquencia. la obligación de batallar.  los objetos por las acciones.Lengua castellana y literatura |    Desde  un  punto  de  vista  literario.              Página | 83     . nos hallamos ante  una  obra  compuesta  en  el  último  tercio  del  siglo  XV  copiada  a  principios  del  XVI  y  probablemente recogida en un cancionero como el Cancionero General de Valencia de  1501 o incluso alguno posterior.).

| Comentarios resueltos      Página | 84    .

  está  en  contra  de  la  convocatoria  de  un  referéndum  para  decidir  tal  cuestión. en su calidad de poder constituyente. pues.  Y  me  dice  que  son  razones  puramente  democráticas las que le llevan a pensar así. dedicado precisamente a regular la Corona [. Madrid 2014  Verónica Pérez Parra  Cuestiones texto 3:  1.  pues  el  rey  de  turno  no  es  elegido  en  cada  caso  por  el  pueblo. y en ella se incluyó un precepto. en democracia. esto  es. Analice sintácticamente los segmentos destacados en negrita y  subrayados:  SEGMENTO  1:  Me  cuenta  un  viejo  amigo  republicano  que  con  esto  de  la  abdicación del Rey le está costando dios y ayuda explicar a sus amigos por qué está  en contra de la convocatoria de un referéndum para decidir tal cuestión.  3.3. por qué él.]  La legitimidad de origen que le es consustancial al principio democrático. que literalmente dispone: "La forma política del Estado español es la Monarquía  parlamentaria‛. Proponga una aplicación didáctica para el presente texto.. la cuestión quedó ya resuelta  en 1978. la mayoría recogidas en el  Título II. Analice la polifonía enunciativa del texto propuesto. Y en esas andamos. el artículo  1.  Texto 3  Me cuenta un viejo amigo republicano que con esto de la abdicación del Rey le  está costando dios y ayuda explicar a sus amigos.Lengua castellana y literatura |    Comentario 8. también republicanos. el propio  pueblo.  difícilmente  se  puede  predicar  de  la  Monarquía. pero mi amigo sostiene que a él no le  convence.  Esto  de  la  legitimidad  democrática  tiene  mucha  importancia.  el  hecho  mismo  de  que  los  representantes  públicos  sean  elegidos  por  los  representados  (el  pueblo  en  su  faceta  de  cuerpo  electoral).  2.. un día. cuando se aprobó la Constitución. Hay quienes con buenos argumentos han dicho ya que la misma lo puede ser  de origen (los gobernados eligen a sus gobernantes) o de ejercicio (el gobernante no  elegido lo hace tan bien que por eso mismo se legitima ante los gobernados). ya que solo eso se corresponde con la idea de  Página | 85     . pero  mi amigo sostiene que a él eso no le convence. la auténtica  legitimidad lo es siempre de origen.  según  mi  amigo. decidió.  aun estando a favor de que un día el actual "Reino de España‛ pase a denominarse  oficialmente  "República  de  España‛. además de otras muchas disposiciones. sino que accede al trono siguiendo las reglas sucesorias que.  SEGMENTO  2:  Hay  quienes  con  buenos  argumentos  han  dicho  ya  que  la  misma lo puede ser de origen o de ejercicio. Según él.

    El  texto  objeto  de  comentario  puede  ser  catalogado  dentro  de  la  tipología  textual.  que  nos  ofrece  una  visión  personal  y  crítica  sobre  un  asunto.  menos  aún. “mi” ( línea 15).  el  que  dispone  que  "las  decisiones  políticas  de  especial  trascendencia  podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos‛ (artículo 92.    Si realizamos la clasificación en función de su temática.    Página | 86    .1  CE).  concretamente  de  un  artículo  de  opinión.  desde  un  punto  de  vista  discursivo. pues estos  textos se centran más en los comentarios del emisor que en la información que está  transmitiendo.  en  su  opinión. Un tanto perplejo.  se  reproduce  una  supuesta  conversación  entre  dos  individuos  con  motivo  de  la  abdicación  del  Rey  y  del  consiguiente debate sobre la conveniencia o no de un referéndum.  porque  encontramos  diversas partes expositivas.  eso  no  es  posible  y.  deseable. en primer lugar. Destaca.  estudiaremos sus características lingüísticas en función de su pertenencia a una u otra  tipología textual..  el  texto  no  sería  puramente  argumentativo.]  Claro.  lógicamente. tradicionalmente aceptada. podemos señalar que  se  trata  de un  texto  periodístico. no podría hacer con quien no ha sido elegido y sus sucesores.  cosa  esta  que. pues está construido sobre  diversos  juicios  y  tesis  defendidas  por  parte  del  autor. etc.]      1. “yo” (línea 23 ). le replico yo. en las  que hace un repaso sobre cuestiones de carácter  político..  pues  se  dedica a juzgar y valorar unos hechos.  Pero  mi  amigo  me  dice  que. atendiendo al análisis de la polifonía enunciativa.  Concretamente. tras el acontecimiento de la abdicación del Rey.    Realizaremos  el  comentario  del  texto  propuesto. sin perjuicio de que confiera su  ejercicio  temporalmente  a  unos  o  a  otros  representantes. así.    Si  bien. Por ello. Para ello.. se observa el uso de determinantes y pronombres que marcan  la subjetividad: “me” (línea 1).  en  concreto. le pido que se explique [. Analice la polifonía enunciativa del texto propuesto. De ahí  que sea republicano [. como argumentativo. “su” (línea 26).| Comentarios resueltos  que el pueblo es el titular de todo el poder público..  que  se  haga  efectivo  un  precepto  de  la  Constitución. pero precisamente eso es lo que quieren quienes piden  ahora  un  referéndum. la subjetividad del autor.

 la otra.  Así.     Hay un predominio de oraciones subordinadas propias de los textos de carácter  argumentativo. Polifonía enunciativa.  principio democrático. Ducrot. para Ducrot.    Bajtin  planteó  la  necesidad  de  tener  en  cuenta  la  intersubjetividad  como  componente esencial de la lengua y considerar a los protagonistas del hecho discursivo:  autor.    Siguiendo a Ducrot. hablante. propondrá una concepción  polifónica de la enunciación y señala que el “decir” es una polifonía en la que hay una  presentación de diferentes voces. Tanto locutor como enunciador son. “yo”. una que se muestra contraria  a  la  convocatoria  de  la  consulta  popular. cuerpo electoral”.    Para descubrir el complejo entramado utilizado por el autor en la construcción  del  texto  es  necesario  recurrir  al  análisis  de  la  pluralidad  de  voces  presentes  en  el  discurso. de diferentes puntos de vista. a favor del referéndum que apoya consultas populares  para hechos de gran trascendencia.    De la mano de Ducrot llegaría la revisión de la configuración de la pluralidad de  voces. donde el periodo oracional es extenso. seres del  discurso. lector.  Estado  español. “me”. Erving Goffman.  pues  esta  queda  sobrentendida  en  la  Constitución de 1978 y.  podemos  distinguir  un  discurso  reproducido  en  la  línea  1.  donde  descubrimos  al  locutor.  referéndum. y receptor como ejes del intercambio comunicativo. En primer lugar.  el  locutor. Ducrot habla de tres entidades  polifónicas vinculadas con el sujeto hablante: el sujeto empírico. en su obra El decir y lo dicho. y cuya pluralidad no  puede ser reducida a la unicidad del sujeto hablante. etc. que estaría designado con  las marcas de primera persona “mi”. que vendría a ser el  productor  del  enunciado. que serían los  distintos puntos de vista.Lengua castellana y literatura |    El autor emplea un léxico connotativo y plagado de tecnicismos relacionados  con  el  tema  tratado  como  se  observa  en:  “abdicación. etc. de tal  Página | 87     . y los enunciadores.    En el texto se plantean dos posturas enfrentadas.  o  ser  del  discurso  al  que  se  atribuye  la  responsabilidad del enunciado y de la enunciación de este. este texto plantea una gran riqueza de perspectivas o voces  narrativas. El término de polifonía enunciativa surgió a partir de las investigaciones de  base lingüística que desarrolló Bajtin en el marco de la teoría literaria y que fue tratado  en la década de los setenta por autores como: Benveniste. gracias a las marcas de primera persona: “Me cuenta un viejo amigo”. nos encontramos con el locutor encargado de transmitir  sus  propias  palabras  como  se  observa  mediante  el  uso  de  los  pronombres.

 es decir. etc”. La introducción de este nuevo juicio. “Según él” (línea 5). sus amigos  republicanos  y  el  locutor  del  texto  que  se  muestra  fiel  a  la  legítima  consulta  del  referéndum.  gracias  al  uso  de  los  deícticos. no solo tenemos su visión de las cosas.    Por todo ello. se convertirá en locutor  de diversos enunciadores.  La voz de este enunciador se deja sentir a lo  largo de todo el texto: “Y me dice” (línea 4). Como hemos señalado.    El  segundo  enunciador  sería  la  voz  polifónica  de  “los  amigos  del  personaje  republicano”. “pero mi amigo” (línea 18).  Así  se  observa  en:  “me  cuenta. sino que recurre a emitir  la voz de otras personas en estilo indirecto: “Y me dice” (línea 4).    El primer enunciador que encontramos es “su amigo republicano” (línea 1). la visión del republicano contrario a la consulta. tres puntos de vista o visiones. se reproducen  entrecomillados dos fragmentos literales de la Constitución. sobre una misma  cuestión. en cuanto al asunto que se trata. le replico. podemos establecer un triple  punto de vista. Encontramos. Cabe suponer que este locutor coincide o puede coincidir  con el autor del texto. “según mi amigo” (línea  15).    Por último. que pese a ser también republicanos discrepan con este en la consulta  del referéndum. por un lado.    No obstante. debemos señalar como elemento esencial. según él (línea 5). Estos argumentos le sirven  para apoyar sus palabras.  el  mecanismo  de  la  intertextualidad.  pero realmente no podemos saber su postura. es el locutor el encargado  de  referirlas  adaptándolas.  En  este  caso.  para mostrar otras perspectivas sobre la tesis que defiende. “pero mi amigo me dice que. el autor puede identificarse con la voz del locutor.  se  reproducen las palabras de otras personas en estilo indirecto.    Página | 88    .    Si bien. han dicho. por ello.  como  hemos  observado. sirve al locutor para reforzar su  propio punto de vista en detrimento del expuesto por el primer enunciador.  sino  los  planteamientos de otro. sobre el asunto en cuestión.  que  consiste  en  la  reproducción  de  un  texto  dentro  de  otro. en su opinión” (línea 26). Por tanto. dentro del análisis de la  polifonía  enunciativa. que  se muestra en contra del referéndum.| Comentarios resueltos  forma  que  lo  que  nos  va  a  contar  no  son  sus  propios  pensamientos. nos encontramos dos textos en estilo directo.

Lengua castellana y literatura | 

 
Estas  referencias  intertextuales  le  sirven  al  locutor  para  reforzar  sus 
argumentos y defender así su tesis. Cada personaje se servirá de una cita literal de la 
Constitución para defender su ideología. El republicano cita un fragmento en el que se 
afirma  que  la  forma  política  del  Estado  español  es  la  Monarquía,  mientras  que  el 
defensor del referéndum hace lo mismo con el que alude a que las decisiones políticas 
de especial trascendencia pueden ser sometidas a referéndum consultivo de todos los 
ciudadanos.  
 
El  texto,  por  tanto,  nos  confirma  una  abundante  riqueza  polifónica.  Es  un 
conjunto de voces y de diversas perspectivas las que confluyen en el discurso, aunque, 
sin duda, se deja oír con fuerza la propia voz del locutor, que se sirve de las distintas 
voces para argumentar su tesis: la idea de que una consulta popular es legítima dentro 
de la propia Constitución. 
 

 
 

 

Página | 89  
 

| Comentarios resueltos 
 

 

Página | 90 
 

Lengua castellana y literatura | 

 

Comentario 9. Madrid 200614 
Gloria Cristina Sánchez Jerez 
 
TEXTO II 15 
 
Desde  el  suelo  veía  la  otra  orilla,  los  páramos  del  fondo  y  los  barrancos 
ennegrecidos, donde la sombra crecía y avanzaba invadiendo las tierras, ascendiendo 
las lomas, matorral a matorral, hasta adensarme por completo; parda, esquiva y felina 
oscuridad, que las sumía en acecho de alimañas. Se recelaba un sigilo de zarpas, de 
garras y de dientes escondidos, una noche olfativa, voraz y sanguinaria, sobre el pavor 
de  indefensos  encames  maternales;  campo  negro,  donde  el  ojo  de  cíclope  del  tren 
brillaba como el ojo de una fiera.  
–Bueno, cuéntame algo.  
Aún  había  muchos  grupos  de  gente  en  la  arboleda;  se  oía  en  lo  oscuro  la 
musiquilla  de  una  armónica.  Era  una  marcha  lo  que  estaba  tocando,  una  marcha 
alemana, de cuando los nazis.  
–Anda, cuéntame algo. Tito.  
–Que te cuente, ¿el qué?  
–Hombre, algo, lo que se te ocurra, mentiras, da igual. Algo que sea interesante.  
 
–¿Interesante? Yo no sé contar nada, qué ocurrencia. ¿De qué tipo? ¿Qué es lo 
interesante para ti, vamos a ver?  
–Tipo aventuras, por ejemplo, tipo amor.  
–¡Huy, amor! –sonreía, sacudiendo los dedos–, ¡No has dicho nada! ¿Y de qué 
amor? Hay muchos amores distintos.  
–De los que tú quieras. Con que sea emocionante.  
–Pero si no sé relatar cosas románticas, mujer, ¿de dónde quieres que lo saque? 
Eso, mira, te compras una novela.  
–¡Bueno!  Hasta  aquí  estoy  ya  de  novelas,  hijo  mío.  Ya  está  bien  de  novelas, 
¡bastantes  me  tengo  leídas!  Además  es  (sic)  ahora,  ¿qué  tiene  que  ver?,  que  me 
contaras tú algún suceso llamativo, aquí, en este rato.  

                                                       
14
 Texto real salido en las oposiciones de Madrid, 2006. Tres textos con cuestiones sobre los 
mismos. Resolvemos el segundo de ellos. 
15
 Sánchez Ferlosio, Rafael (1971): El Jarama, Barcelona: Destino.  
 

Página | 91  
 

  y  se  extiende  desde  la  línea  1  hasta  la  7. vaya chiste!   –Por  hacerte  hablar.    El texto narra la conversación que mantienen dos jóvenes en un entorno natural  y apacible. tras negarse Tito a inventar historias por considerar  que no sabe hacerlo. miró al suelo.  le  parece  que  todas  las  novelas  son  iguales y no entiende dónde está la dificultad de contar una historia. no tienen casi más variación.‐ Resumen del contenido y estructura de cada uno de los textos. en la que Lucita le pide a Tito que le cuente una historia. la 34. y  una segunda parte en la que Lucita.  A  la  muchacha.  ¿qué  más  da?. Lucita quiere que su acompañante le relate historias para entretenerse. y otras sale Ella de morena y Él de rubio.  semántico. hacia el bulto  de Lucita. apenas le entreveía lo blanco de los hombros. a lo que Tito no sabe qué  responder  porque  considera  que  eso  es  tarea  de  novelistas. ¿ahora voy a tener más fantasía que los que las redactan? ¡Entonces  no estaba yo despachando en un comercio. y le  propone que le cuente algún relato de aventuras o de amor.     1.    2. tumbada a su izquierda. la primera consta de la descripción inicial del  espacio  de  la  narración.    En cuanto a la estructura del mismo.  Podemos distinguir dos grandes partes.  Pues  todas  traen  lo  mismo. podemos establecer el siguiente esquema:  1º Parte: descripción del espacio (líneas 1‐7). que parte de la línea 21 hasta la  34. y en ella encontramos dos subgrupos: una primera parte que ocupa  desde la línea 8 hasta la 20. sobre  la lana negra del bañador.  2º Parte: diálogo (líneas 8‐34).    Página | 92    . ¿Qué  me vas a pedir?. Petición de una historia para matar el tiempo (líneas 8‐20). expone su visión de las novelas.  no  cuentes  nada.  la  segunda  parte  consta de un extenso diálogo con la excepción de unas breves líneas que describen la  situación de los dos personajes. tampoco se estrujan los sesos.‐ Comentario y análisis de carácter general de cada uno de los textos haciendo  referencia a  los  diferentes  niveles  del  texto (pragmático.   –¿Y quieres que yo sepa contarte lo que no viene en las novelas? –le dijo–.1. y los brazos unidos por detrás de la nuca. unas veces te la ponen a Ella rubia  y a Él moreno.  que  únicamente  buscaba  hablar  por  matar  el  tedio. con la espalda contra el tronco.2. morfosintáctico  o  fonológico) en función de su relevancia para el significado general del mismo.| Comentarios resueltos  Tito estaba sentado. Esta segunda sección se extiende desde la línea 8 hasta  la línea final.    2. si vas a ver. Acerca de las novelas (líneas 21‐34).    2.

  Prueba  de  ello  son  los  abundantes  sintagmas nominales adjetivados y los verbos en aspecto imperfectivo que impregnan  el comienzo del texto. los textos literarios  narrativos hacen uso de las descripciones con el fin de enmarcar la trama.  Nos  encontramos  frente  a  un  texto  literario  de  carácter  narrativo  donde  podemos  identificar  una  estructura  cuyas  partes  se  corresponden  en  gran  medida  con  las  propias  del  relato. Bonati  o Pozuelo Yvancos y diferenciar. Lo mismo sucede  con el género dialogístico. autor real y narrador y.  En consecuencia.  Para  el  desarrollo  de  esta  cuestión es interesante acudir a la distinción realizada por autores como Booth. no nos detendremos en profundizar las distintas partes de que  consta  el  texto  por  haber  resuelto  esta  cuestión  anteriormente. de gran importancia en este fragmento. lo cual es.  el  uso  del  diálogo  dota  al  texto  de  gran  dinamismo  y  riqueza  expresiva pues.  procederemos  a  identificar  el  tema  del  mismo.  es  decir. el desenlace no aparece  debido a que nos encontramos frente a un fragmento literario extraído de una obra de  mayor envergadura y extensión. muy frecuente en la narración.  desde  una  perspectiva  pragmática  y  partiendo  del  contexto  literario  que  acoge  este  texto  y  que  sienta  las  bases  de  un  pacto  literario  que  todo  lector  ha  de  seguir.  Debemos  hablar  además del carácter descriptivo del texto.     Como veremos más adelante. Como podemos apreciar. una joven busca matar el tedio pidiéndole a su acompañante  que le cuente una historia. bajo el marco  de un entorno natural. como desarrollaremos  más adelante es de gran interés— o caracterizar a unos personajes.  contamos  con  una  introducción en la que se nos describe el espacio narrativo y con un nudo que consta  del diálogo entre los dos jóvenes.    En cuanto al género textual o forma elocutiva predominante. por otro.  procederemos  al  estudio  del  mismo  en  tanto  acto  comunicativo.    Ya  identificado  el  género  textual  del  fragmento  a  analizar. debemos hablar. con mucha frecuencia. es preciso insistir en que. por un lado. recrear un  ambiente determinado —en este caso un paraje natural que.  en  primer  lugar. se da una  situación de gran viveza y cotidianidad que caracteriza dos planos y estilos totalmente  distintos: el del narrador y el de sus personajes. prácticamente la  totalidad del texto se configura como una conversación entre dos jóvenes.  que  podemos  enunciar  como  “conversación  juvenil  acerca de la novela y las historias”. lector y  narratario. una vez que nos adentremos en un análisis por  niveles  lingüísticos.  de  la  narración.     No obstante. frente al carácter literario y cuidado de las descripciones. y en los que nos detendremos en otro punto de este comentario. pues no podemos obviar el hecho de que  este  fragmento  se  abre  con  una  descripción  del  espacio  narrativo  en  el  que  se  desarrolla  la  acción  y  cuya  finalidad  es  la  de  representar  verbalmente  el  entorno  natural  en  el  que  se  encuentran  Lucita  y  Tito.Lengua castellana y literatura |    Para  dar  inicio  al  comentario  del  texto  que  nos  ocupa.   Página | 93     . Encontramos así un texto en el que.  como la descripción.

 sobre todo en el caso de  la descripción con la que se inicia el texto. concretamente narrativo.  Si  intentamos  encauzar  la  cuestión  desde una perspectiva interna o inmanente al texto. Tito” (en la línea  12). Por lo que  respecta a la función conativa o apelativa.  así lo dejan ver ejemplos como el que sigue: “Anda. cuidadas y marcadas literariamente por medio de  la adjetivación cuidada —cuestión que desarrollaremos en su debido momento— y. pues el autor nos ofrece una descripción del entorno en  el que se encuentran los protagonistas del fragmento.  se  está  dando  la  función  referencial o representativa. de  garras y de dientes escondidos.  por lo que no podemos obviar la presencia inherente de una función poética o estética  en tanto que el lenguaje llama la atención sobre sí mismo y sobre la construcción del  mensaje al estar plagado de adjetivos y recursos estilísticos. podemos destacar el siguiente ejemplo: “Se recelaba un sigilo de zarpas.  sobre todo en el caso de la primera.| Comentarios resueltos    De este modo.  tenemos  por  un  lado  unas  descripciones. En el caso de la primera. sobre el pavor  de  indefensos  encames  maternales”  (líneas  4‐6). debemos señalar una correspondencia total entre fonemas  y grafías. lo cual nos lleva a deducir que nos encontramos frente a un texto que se sirve  del  español  actual. que se concreta en cada acto de lectura y que  acepta  tal  lectura  como  verdadera  respetando  las  particulares  condiciones  de  Enunciación‐Recepción  que  se  dan  en  la  misma. desde una perspectiva externa nos encontramos con un autor  que elabora toda una estrategia discursiva en el relato literario y un lector. por ser gran parte del texto un diálogo entre dos jóvenes.  Al  tiempo  que  encontramos  una  descripción  con  tintes  poéticos  marcada  estéticamente.    Por lo que respecta al estudio de las funciones del lenguaje que se dan en el  texto. Siguiendo con la revisión de las  funciones del lenguaje.  por  otro  lado. es  importante la presencia de las funciones expresiva y apelativa.    Ya en el nivel fónico.  Finalmente.  contamos  con  la  reproducción  de  una  conversación  cotidiana  donde  destaca la coloquialidad y el tono jovial y despreocupado de dos jóvenes. encontramos que no se dan ni un  autor  implícito  o  narratario  ni  un  lector  implícito  —terminología  que  podemos  encontrar  en  autores  como  Darío  Villanueva—.  debemos  hacer  referencia  al  estilo  desarrollado  por  el  autor  del  texto.  quien  opta  por  configurar  dos  planos  estilísticamente  diferenciados  u  opuestos.  el  texto  literario  no  parece  estar  dirigido  o  narrado  por  ningún  personaje. amor! (…) ¡No has dicho nada!” (en las líneas 18 y 19). esta también está muy presente en el texto. voraz y sanguinaria.  Partiendo  de  una  división  entre  la  parte  del  texto  descriptiva  y  aquella dialogada por contar con una mayor claridad expositiva. cuéntame algo. debemos señalar que  Página | 94    . Bühler y la posterior ampliación de  Román Jakobson.  esta se da cuando los personajes realizan exclamaciones o lanzan deseos como es el  caso de Lupita: “Ya está bien de novelas. seguiremos la clasificación establecida por K. modelo o  ideal —según sigamos a Iser o Eco—. Nos encontramos con un texto literario. ¡bastantes me tengo leídas!” (en las líneas 23  y 24) o en “¡Huy.     Así. una noche olfativa.

 oscuridad.  en  estas  predominan  los  nombres —confiriéndole al texto un carácter impresionista y estático— por encima de  los verbos. a saber. la entonación está estrechamente vinculada a las  funciones  del  lenguaje  y. por  otro.  páramos. estos son menos numerosos.  en  este  caso. También debemos hacer  hincapié en el hecho de que la mayor parte de los nombres abstractos localizados se  encuentre en el plano descriptivo.  cuya  inflexión es ascendente.  y también los adjetivos —estos podemos vislumbrarlos sobre todo en la  primera descripción.    Para la valoración del nivel morfológico del texto seguiremos la división de la  que ya hemos hablado. se da  una entonación imperativa.  recelaba. Podemos encontrar interrogaciones.  se  dan  en  gran  medida  formas  verbales  en  pretérito  imperfecto  de  indicativo. noche o pavor. Como decimos.    En  cuanto  a  los  verbos.      Relacionando esto con las funciones del lenguaje.  lomas. y se alejan de los recursos estéticos y literarios. El ritmo plantea más variaciones que en el caso  anterior y se dan inflexiones y cambios de tono.Lengua castellana y literatura |    en  esta  primera  sección  encontramos  la  predominación  de  un  registro  culto  cuya  entonación es mucho más uniforme y continuada. crecía. estaba. por un lado. Lejos quedan las descripciones  de la naturaleza bucólica y tranquila del texto que nos ocupa.  Así. los personajes evocan  nombres comunes y cotidianos.  brillaba.      Son numerosos los nombres comunes. peticiones y vocativos y. pero sí muy  significativos. sobre todo los relativos a la naturaleza:  orilla. En el caso de los nombres abstractos. predomina una entonación  enunciativa.  debemos  hablar  de  frase  interrogativa. en el fragmento dialógico.  pues  le  confieren  al  fragmento  el  registro  literario  y  estético  del  que  hablábamos  y  dotan  a  la  descripción  de  un  aire  de  oscuridad  y  animalización  que  convierte el espacio en un ambiente ferino y del que conviene guardarse. y. se da un predominio de lo  afectivo y expresivo. la frase expresiva y exclamativa. en consecuencia. pues este un texto principalmente dialogístico donde prima la conversación  por encima de la acción narrativa o descriptiva. avanzaba. más solemne si cabe. y el dialógico. Por lo que respecta al diálogo que se establece entre Lucita y Tito. entreveía… Merece especial atención el verbo veía.  tronco  o  tierra. en el texto encontramos dos —Lucita y Tito— y  por  medio  de  ellos  conocemos  a  los  personajes  que  ocupan  la  mayor  parte  del  fragmento.  Página | 95     .  si  nos  centramos  en  las  descripciones  del  texto.  como  veremos  más  adelante.  son  algunos  de  los  que  podemos  citar. este es  mucho más variado —por ser también más extenso— y se da un registro coloquial y  familiar con una entonación expresiva. muy significativos y  relacionados  semánticamente.  interjecciones. donde el autor nos dibuja el entorno natural que acoge la acción  narrativa—. el plano descriptivo. finalmente.  tiempo  descriptivo  por  excelencia:  sumía.  veía. esta última caracterizada por  una inflexión descendente —como sucede con la enunciativa—. Podemos  destacar los nombres abstractos sigilo.  en  tanto  crean  o  contribuyen a crear una atmósfera opresiva o peligrosa. Por lo  que respecta a los nombres propios.  barrancos.

  es  preciso  referirnos  al  llamativo uso de los pronombres Él y Ella.  los  cuales  se  emplean  para  describir  las  novelas  y  las  historias.  este  narrador  en  tercera  persona  se  configura como un observador pues.  hasta  adensarme  por  completo. tras describirnos el espacio que acoge la acción  para que los vislumbremos en la misma medida en que él mismo lo hace.  Frente a la gran cantidad de tiempos imperfectos que se dan en el texto. destaca un  único verbo en pretérito perfecto simple.  destacan  los  nombres  concretos  sobre  los  abstractos. principalmente en aquellas secuencias  donde cada uno habla y opina acerca de la literatura.  siendo  algunos  ejemplos  de  estos  últimos  los  términos  amor.  Encontramos  un  ritmo  narrativo  mucho  más  ágil  y  también vertiginoso.     En consecuencia. que hace el autor del texto.  ascendiendo  las  lomas.     Finalmente. que las sumía en acecho de alimañas” (líneas 1‐4).  aventura  o  mentiras.  frente  a  las  narraciones  y  descripciones  de  que  hablábamos  con  anterioridad.| Comentarios resueltos  que  es  el  primer  verbo  que  podemos  leer. con una estructura menos uniforme. nos deja a los  personajes hablando por sí mismo y manteniendo un diálogo en el que él no interviene.  matorral  a  matorral.  encontramos  también  el  uso  del  modo  imperativo. frente al registro planteado en las descripciones del que se  desprendía un matiz intelectual. tiempo de la narración: miró.  hay  un  mayor  equilibrio  entre  la  presencia  de  verbos  y  de  nombres.  íntimamente  relacionado con la función apelativa a la que ya hemos aludido en alguna ocasión.     Página | 96    .  parda. nos encontramos frente a una conversación donde se suceden  las  preguntas  y  las  respuestas. En el caso de los sintagmas  nominales. entre los que destacan los presentes de indicativo. concretamente de las novelas. el modo por excelencia  de la realidad donde coinciden acción descrita y momento de la enunciación. La práctica ausencia de adjetivos de nuevo refuerza  esta  llaneza  expresiva  de  la  que  hablamos. marcándolos por  medio  de  un  uso  innecesario  de  mayúsculas  con  el  que  parece  querer  marcar  a  los  habituales protagonistas de las novelas e historias de amor.  desde  una  perspectiva  sintáctica. Tenemos oraciones largas  y  formadas  por  proposiciones  subordinadas  en  ocasiones  coordinadas  entre  sí  copulativamente:  “Desde  el  suelo  veía  la  otra  orilla.  esquiva y felina oscuridad.  Finalmente.  donde  la  sombra  crecía  y  avanzaba  invadiendo  las  tierras.    Los  sintagmas  verbales  se  caracterizan  ahora  por  la  variedad  de  los  tiempos  empleados.    Dentro del fragmento dialogado son distintas las estructuras morfológicas que  podemos  analizar. También  podemos localizar tiempos en modo subjuntivo.  propia  de  registros  coloquiales  como  el  empleado  en  el  diálogo  entre  Lucita  y  Tito.  los  páramos  del  fondo  y  los  barrancos  ennegrecidos.  Tampoco  son  numerosos  los  adjetivos.  predominan  estructuras  complejas propias del registro culto y de la lengua literaria. podemos plantear que el diálogo se plantea de la forma más  realista y cotidiana posible. no en vano.  Finalmente.  Así.

 ennegrecidos. esquiva.  amorosos  y  románticos o de aventuras.     En consecuencia. pues el paraje natural en que se encuentran los  personajes  se  configura  como  un  espacio  de  especial  importancia.  a  través  de  la  conversación  mantenida por ambos y los términos que en ella se emplean.  así.  noche  olfativa. No se dan  períodos  oracionales  tan  largos  como  el  que  mostrábamos  antes.  Si  comenzamos repasando las descripciones del texto.  redactan.  sigilo  de  zarpas. campo negro. parda. Así.  aventuras.  Ella y Él. las novelas constan únicamente de fantasías  parecidas  y  donde  los  temas  tratados  deben  ser.  fantasía. tierras. indefensos.  Destacan voces como: sombra.  cosas  románticas.  mentiras.     Sobre todo. ojo de una fiera… En este último grupo  léxico  es  donde  el  autor  pone  en  marcha  un  estilo  literario  y  más  cuidado  estéticamente. en la que se combina el uso de oraciones simples con otras más largas pero  caracterizadas todas por su sencillez y por la fácil lectura que presentan. pavor.  garras  y  dientes  escondidos. felina. campo. concretamente a la novela o al arte de contar.Lengua castellana y literatura |    También  en  este  fragmento  dialogado  encontramos  una  mayor  variedad  sintáctica.  novela.  estas  no  constan  de  más  de  tres  proposiciones: “¿Y quieres que yo sepa contarte lo que no viene en las novelas?” (Línea  29).  cuando  aparecen  oraciones  compuestas  por  subordinación. páramos.  barrancos. Así.  por  contraposición  al  desarrollado  en  la  parte  dialogada  del  texto. El  primero es el campo de la naturaleza.     A este campo se le suma otro que acoge aquellos términos con el que el autor  marca al espacio natural y que resultan peculiares porque le confieren a la descripción  un tono animalizado y negativo. vamos a destacar dos grandes grupos léxicos en función del  tema tratado por los jóvenes y el registro empleado por los mismos. lomas. enfocando el hecho literario desde una perspectiva de  mero entretenimiento.  donde se plasma una conversación cotidiana que rebosa realismo.  el  narrador  únicamente  interviene  para  describirlo  de  una  manera  que.  la  disposición  del  nivel  léxico‐semántico  responde  también  a  la  presencia  de  un  plano  descriptivo‐narrativo  y  otro  de  carácter  dialogado. cualquiera. Tenemos así un  grupo léxico dedicado a la literatura.  como  comentaremos  a  continuación.    Por  último. desarrollados principalmente en el primer párrafo (líneas 1‐7). localizamos términos como orilla. que parece alertarnos sobre la peligrosidad del mismo. encames.  preferiblemente.  voraz  y  sanguinaria. podemos adivinar que su  actitud frente a una novela o historia es banal y superficial.  leídas.  suceso  llamativo.  amor. nos llama la atención. La curiosidad de establecer este grupo léxico es adivinar la consideración que  nuestros  personajes  tienen  del  hecho  literario. acecho  de  alimañas. oscuridad.  interesante. y  en función de los términos que acoja podremos descubrir la concepción que acerca de  la  misma  tienen  Lucita  y  Tito:  cuéntame. y no en el párrafo inicial—. incluso Tito —aunque este le concede más valor y  Página | 97     . arboleda o tronco —este último término  presente en la línea 26.  emocionante. podemos distinguir dos grandes  campos semánticos. en el caso de Lucita.

 rasgos que  son  los  que  hemos  desarrollado  a  lo  largo  del  comentario  llegando  a  enfrentar  la  descripción del narrador con el diálogo que llevaban a cabo los personajes.     Esto nos lleva a clasificar la obra que nos ocupa como perteneciente a la novela  social de posguerra. Son muchas las interjecciones. podemos proceder someramente a la enmarcación del mismo  en un movimiento literario concreto.  algo.  vocativos  y  expresiones  cotidianas  que  podemos  encontrar  en  el  diálogo  y  es  interesante hacer un recuento de las mismas: «Anda. vamos a ver?»  (línea  15). Todo  esto transcurre en un entorno natural. (…) Hombre. El  primero es la presencia de un narrador ausente u observador que se limita a intervenir  para situar ambientalmente la narración. en la narración contamos con un narrador que  opta por no involucrarse en la trama relatada para limitarse a marcar espacialmente la  acción. Tito.  aunque  sí  con  una  intencionada  voluntad  de  estilo  con  la  que  le  atribuye  al  Página | 98    . ajenos a un mal que parece cernirse ellos al tiempo que  el sol se está poniendo sobre los barrancos que los rodean.    En el texto asistimos a la conversación de una joven que. aburrida. cuéntame algo.  Finalmente.  la narración se desarrolla íntegramente de manera dialógica: son Tito y Lucita los que  hablan  y  los  que  nos  desvelan  su  manera  de  proceder  o  pensar. lo que se te ocurra» (líneas 12‐14).     Encaminándonos hacia una conclusión y ya revisado el texto en sus aspectos  lingüísticos generales.  anotábamos  algunos  de  los  rasgos  literarios  que  podíamos hallar en el fragmento. corriente literaria caracterizada por los enfoques cinematográficos  y por la especial atención que se le concede al diálogo entre los personajes. hemos podido evidenciar dos importantes aspectos. en una arboleda lugar de reunión habitual para  mucha más gente. Clasificando  el  texto  en  un  movimiento  concreto  podemos  comprender  el  contraste  establecido  entre la descripción ferina del entorno y la despreocupación juvenil de los personajes  que tratan de matar el tiempo.‐ Valoración crítica del texto.    Ya  en  la  cuestión  anterior.  «¡Huy.  amor!  (…)  ¡No  has  dicho  nada!»  (línea  17).  podría  escribir  o  narrar  una  novela.    3. apelaciones. trata que el  muchacho que la acompaña le cuente historias con las que poder pasar el tiempo. Esto nos lleva al segundo aspecto a tener en cuenta. pero sin juzgar o intervenir de forma directa  en el desarrollo de sus personajes.  son  ellos  los  protagonistas  y  es  el  lector  quien  debe  realizar  un  juicio  de  los  mismos  porque  el  narrador no va a llevarlo a cabo.  también  podemos  establecer  un  núcleo  semántico  relativo  a  la  coloquialidad en el habla de los personajes. Durante el recorrido que hemos llevado a cabo a  través del análisis por niveles. «¿Qué es lo interesante para ti.  «¡Con  que  sea  emocionante!» (Línea 19).| Comentarios resueltos  no  considera  que  pueda  relatar  una  historia—. Así.

 atendiendo a la manera en que el diálogo de los personajes  ocupa una posición central en el relato quedando el narrador en una postura marginal  de observador atento y objetivista. pese a no ser quizá un  gran lector. tampoco se estrujan los  sesos.  Trabajando  él  en  un  comercio.  si  no  como  un  personaje  más. encuadramos el texto en el  movimiento de novela social de los años 50.  se  considera  demasiado ignorante para llevar a cabo el oficio de novelista. sí les atribuye cierta solemnidad o importancia. De  este modo los personajes de Lucita y Tito parecen estar sumidos en una conversación  banal. para Lucita. pese a plantear una  consideración muy superficial. y a la acción misma. la  jornada  juvenil  parece transcurrir  inalterable  entre  conversaciones  vacías  ignorando  aquello que se avecina y que no afectará a la naturaleza que los rodea. entre otros. que parece cernirse sobre ellos y que lector sí puede apreciar. ajenos a la sensación de acecho y a la presión del entorno.  es  interesante  atender  a  la  concepción  que  los  personajes  tienen  de  la  literatura.  De  la  lectura  del  diálogo  vacío  entre  los  jóvenes trasciende el aburrimiento y la apatía que los invade. esta difiere según cada personaje. unas veces te la ponen a Ella rubia y a Él moreno.    En  lo  referente  al  contenido  de  la  conversación. bajo el título de una obra y de un autor  concretos:  hablamos  de  El  Jarama. No obstante.    De  manera  paralela  al  desarrollo  de  la  conversación  entre  los  personajes  de  Lucita y Tito. y otras sale Ella de morena y  Él  de  rubio. El novelista muestra así la fugacidad de la vida y su inconsistencia misma.  para  Tito  las  novelas  merecen  mayor  estima. que  se muestra más tajante. contraste este  que  cobrará  su  punto  álgido  en  el  desenlace  de  la  narración  cuando  la  tragedia  se  suceda.  Por  su  parte.Lengua castellana y literatura |    entorno más importancia de la que podríamos adivinar en una lectura superficial. de ahí que se niegue  a  inventar  una  historia  para  su  amiga. obra que marca una revolución literaria en los años  50 y que supuso la consagración de su autor.  son todas iguales: «Pues todas traen lo mismo.  pensamiento  similar  al  que  podemos encontrar actualmente en muchos jóvenes.     En consecuencia. si vas a ver.  las  concibe  como  una  tarea  complicada  de  llevar  a  cabo. y su despreocupación  contrasta con el sigilo con el que caracteriza el autor al espacio natural. las novelas.  no  tienen  casi  más  variación»  (líneas  32‐34). cuya temática debe ser de aventuras o amorosa.  de  importantísima  trayectoria  literaria  equiparable  a  la  de  autores  como  Luis  Martín‐ Santos o Juan Benet.  sí  como  un  motivo  de  vital  importancia  en  la  trama. nos percatamos de que el tedio y el hastío de los jóvenes que han acudido  al  río  buscando  diversión  se  configuran. Así.    Página | 99     . para lo cual se requiere a un novelista profesional y experto.  del  novelista  Rafael  Sánchez  Ferlosio. inalterable pero amenazante. una presión social si  cabe. pues al final del  día el Jarama seguirá siendo el mismo río.

 Así las cosas.      Página | 100    .| Comentarios resueltos  Finalmente. podemos advertir la presencia del medio  y  su  inminente  golpe  a  los  personajes. en concreto.  podemos  percatarnos  de  cómo  el  narrador  introduce sutilmente un tono sombrío que anticipa la llegada de un suceso trágico que  acabará alterando el transcurso de la acción y romperá con ese hastío del que parecen  quejarse los personajes.  al Realismo social. de cara a la conclusión de este breve comentario.  y  de  obligada  referencia cuando nos referimos a la novela de posguerra de los años 50 y. en el que se reproducen fielmente el vocabulario y el registro de un grupo  social concreto haciéndose de este modo eco de un hablar general mucho más amplio. nos ocupa un fragmento literario perteneciente  a  una  obra  cuya  importancia  en  nuestra  literatura  es  incontestable. debemos incidir  en la importancia del diálogo en la novela de Sánchez Ferlosio y en su influencia en la  corriente  literaria  del  momento.  Al  tiempo  que  se  retratan  eficazmente  el  tono  y  el  contenido  de  una  conversación  cotidiana de carácter popular con gran sencillez expresiva y sin contaminar el texto con  tintes subjetivos o impresiones del narrador.  Nos  encontramos  frente  a  un  diálogo  muy  bien  trabajado.

Lengua castellana y literatura |          Página | 101     .

| Comentarios resueltos      Página | 102    .

 y también escarba la tierra para buscar piedras llenas de unos demonches de  garabatos que dicen escribieron los moros. Tal para cual. Bien dicen que al bueno Dios le  da larga vida. D.  dejaron  a  un  lado  las  casuchas  de  Villahorrenda. Cayetano?  ‐Siempre metidillo en la faena de sus libros.  el  caballero.  adelantando  algunos  pasos  su  caballería‐.Lengua castellana y literatura |    Comentario 10.  ‐Eso es. Sr. la equivocación. que ha venido para casarse con ella. Si las bendiciones que le echan  en la tierra fueran plumas.  empezada  la  caminata.. si es verdad.  ‐¿Y el Sr. Poco va de Pedro a Pedro. José. ¿Y la señorita Rosarito que estaba ayer disponiendo el cuarto en que Vd.  ‐¿Y mi prima la señorita Rosario?  ‐¡Bien haya quien a los suyos parece! ‐dijo el aldeano‐.. Tiene una biblioteca más grande que la  catedral.  ‐Licurgo.. Bien decía yo que era usted un sabio legislador de la antigüedad. si Dios quiere. Ejercicio práctico completo. Murcia 201516  Miguel Ángel Fernández Serrano  A) ENUNCIADO DE LA PRUEBA  1. la señora no necesitaría más alas para subir al cielo. ¿cómo está mi señora  tía?  ‐Siempre  tan  guapa  ‐repuso  el  labriego..  ‐¿En cuánto tiempo llegaremos a Orbajosa?  ‐A las nueve. Licurgo. Así viviera mil años ese ángel del Señor.. Sr. Análisis lingüístico y discursivo del siguiente texto (3 puntos):  Cuando..  Parece que no pasan años por la señora doña Perfecta. para servir a Vd. Pero vamos al caso. Solón. y  la niña no tiene tampoco por qué quejarse. sino que es el vivo retrato de su madre? Buena prenda se lleva Vd. caballero  D. Poco contenta se va a poner la señora cuando vea a su  sobrino.  Página | 103     .  Perdone Vd. habló de este modo:  ‐Dígame Vd.. ¿Qué he de decirle de doña  Rosarito. que era joven y de muy buen ver.. como dicen. ha                                                          16  Oposiciones Lengua Castellana y Literatura Murcia 2015. Dígame Vd..

 icónicos y  pragmáticos). no es  prudente hacer proyectos. pensando en  cómo será este Sr.  Pero la cara no engaña.  ‐Como mi tía y mi prima no me conocen todavía ‐dijo sonriendo el caballero‐. Comentario del siguiente texto publicitario (elementos lingüísticos. Ya llegó el tiempo de que callen cartas y hablen barbas. don José. la madre y la hija están que no viven. Doña Perfecta).    2.| Comentarios resueltos  de vivir. la madre y la hija están que no viven. don José    3.? Como no le han visto nunca. (Reproducido a color) (1’5 puntos):        Página | 104    .. ¡Qué alhaja se lleva Vd. Análisis sintáctico del siguiente texto (1’5 puntos):  Como no le han visto nunca...  La prima verá al primo y todo será fiesta y gloria. Amanecerá Dios y medraremos. pensando  en cómo será este Sr.! ¡Y qué buen mozo ella!   (El texto se cerraba con notas a pie de página sobre algunos de los refranes e  indicación de autor y título de la obra: Benito Pérez Galdós. como  dijo el otro.  ‐Verdad es.. por eso se dijo que uno piensa el bayo y otro el que lo ensilla ‐repuso el  labriego‐.

 Barcelona.   Página | 105     . ladra en la lejanía  el perro de un pastor. andar sin rumbo  en la luz vespertina  a través de las hazas o por el monte bajo. ISBN 84‐7223‐790‐7).  y dejarme habitar por las imágenes  de la niñez remota. pero el aire insinúa  una tibieza amiga en la que todo canta.  soñar que no han pasado en un soplo los años.  ***Entre las ramas de un jilguero.  andando por los campos aquellos de mi infancia  en esta tarde de la primavera.    Estar allí de nuevo.  Estar allí de nuevo. una bandada  de súbitas perdices alza el vuelo a mi paso. Tusquets. y el oro joven  del sol de marzo exaltará la gracia  de los almendros florecidos.  después de tantos años de ausencia. Ed. Aún  hace un poco de frío.Lengua castellana y literatura |    4.                                                          17  Sanchez Rosillo. Comentario literario del siguiente texto (4 puntos):    VOLVER17    Cómo me gustaría estar ahora  lejos de la ciudad. Eloy (2002): La vida.  y que es verdad la vida.    (Poema extraído del libro de la editorial “Tusquets”.  Ya estarán verdeando  las tierras de labor.

  Por ello.    En conclusión.  ‐ Se aseguró a los candidatos que la comisión evaluadora tendría en cuenta la  incidencia al corregir las pruebas. el texto definitivo de la pregunta 4 fue el siguiente:  VOLVER    Página | 106    . debía leerse así:    15 ‐ Entre las ramas de un enebro dice  16 ‐ su canción un jilguero.  procedimiento  para  recabar  la  atención  de  alguno  de  los  miembros  del  tribunal. El fragmento en cuestión.  se  informó  a  los  candidatos  de  que  se  había  detectado  un  error  de  transcripción  en  el  texto  de  la  pregunta 4 (comentario literario) a partir del verso 15. el tribunal indicó que.  ‐ Aquellos opositores que ya hubieran contestado a esa pregunta (por haberse  permitido en la mayoría de los tribunales responder a las distintas partes de la prueba  en el orden que los candidatos considerasen más oportuno) podrían añadir. las enmiendas que estimaran necesarias. hasta un total de tres horas y  media.  se  proporcionaron  las  siguientes  indicaciones  para  el  desarrollo de la prueba:  ‐ El tiempo para su realización quedó establecido en tres horas.| Comentarios resueltos      B) INDICACIONES DEL TRIBUNAL    Además  de  algunas  consideraciones  de  orden  práctico  (formato  de  las  enmiendas  y  tachaduras.  etc.  ‐  Aproximadamente  a  la  mitad  del  desarrollo  de  la  prueba.  ‐  Aunque  la  hoja  con  los  textos  y  enunciados  era  una  fotocopia  a  color.). al final del  cuadernillo.  la  esquina superior derecha del texto publicitario presentaba una legibilidad defectuosa. una bandada    Las  instrucciones  adicionales  que  esta  situación  hizo  necesarias  fueron  las  siguientes:  ‐ El tiempo de realización de la prueba se amplió. en esa parte de la imagen solo se  leía “ONCE”. a todos los efectos.  elementos  permitidos  y  prohibidos  en  la  mesa  durante  la  realización  del  ejercicio. ladra en la lejanía  17 ‐ el perro de un pastor. una  vez corregido.

 mis respuestas al ejercicio.  Ya estarán verdeando  las tierras de labor.  Entre las ramas de un enebro dice  su canción un jilguero. Ello ha sido posible gracias a  la  diligencia  y  eficacia  mostradas  por  el  Servicio  de  Provisión  de  Efectivos  de  la  Consejería  de  Educación.  obviamente. pero el aire insinúa  una tibieza amiga en la que todo canta.  transcribo  íntegramente  (excepto. andar sin rumbo  en la luz vespertina  a través de las hazas o por el monte bajo.  Estar allí de nuevo.  soñar que no han pasado en un soplo los años.    Estar allí de nuevo.  que  atendió  muy  Página | 107     .  pero  sí  con  los  posibles  errores)  y  en  el  mismo  orden  en  que  fueron  redactadas durante la prueba. ladra en la lejanía  el perro de un pastor. y el oro joven  del sol de marzo exaltará la gracia  de los almendros florecidos.Lengua castellana y literatura |    Cómo me gustaría estar ahora  lejos de la ciudad.  andando por los campos aquellos de mi infancia  en esta tarde de la primavera.  sin  las  tachaduras. Aún  hace un poco de frío.    C) RESPUESTAS    A  continuación.  y dejarme habitar por las imágenes  de la niñez remota.  después de tantos años de ausencia.  en  especial  por  Doña  Carmen  Caracena. una bandada  de súbitas perdices alza el vuelo a mi paso.  y que es verdad la vida.

                          Nx    M.    Página | 108    . Sust. / Atrib.    NP    CCT  P2 – Proposición subordinada adverbial causal      la    madre    y    la    hija    están    que    no    viven.O.    Pregunta 2. Análisis sintáctico.    SN/CD  (leísmo)    han visto    nunca. don José. orac.: la madre y la hija    Como    no    le  Nx    Modif. Sub.  Det    NÚC  SN comp / SUJ (*)    PN  P1 principal    (*) la madre y la hija: sujeto formado por coordinación copulativa de dos sintagmas  nominales.| Comentarios resueltos  amablemente  mi  solicitud  de  obtener  una  fotocopia  de  mi  examen  para  poder  ofrecerlo aquí fielmente.    S. Sust.    NP    SN / SUJ  NP    P5 – Prop. / CRégimen  P4 – Proposición subordinada adverbial de gerundio temporal / modal    Se  trata  de  una  oración  compuesta  por  subordinación  compuesta  por  cinco  proposiciones (u oraciones incrustadas en la terminología de Porto Dapena). Sub.    NP    Nx    Det   NÚC    NP    P3 – Prop.      E    Atrib.        pensando    en    cómo    será    este Sr.O.

 19).    Pregunta 4.  el  poema  está  formado  por  22  versos  de  medida variada: endecasílabos (1. Para mantener la regularidad métrica. lo que establece una relación antitética entre el ahora del verso 1 y  su infancia.  la  resta  de  una  sílaba  métrica en el verso 19 por terminar en esdrújula o la división de los versos alejandrinos  en dos hemistiquios heptasílabos que.  con núcleo verbal pensando. introducida por el nexo que y con núcleo verbal viven. heptasílabos (2. el verso 21. para autores  Página | 109     . introducida por el nexo como y con  núcleo verbal han visto. 9. obligan  a desechar la sinalefa entre pasado y en y a utilizar la compensación silábica (6+1=7)  en el segundo hemistiquio. se trata de un  soliloquio imaginario del protagonista poemático consigo mismo.    En cuanto a la situación comunicativa que reproduce el texto. (están) pensando en cómo será este Sr.Lengua castellana y literatura |    La P1 o principal es la madre y la hija están que no viven. 8. 11. don  José.    Se  trata  de  un  texto  poético  que  desarrolla  una  reflexión  sobre  el  paso  inexorable del tiempo a través del concurso de los tópicos literarios del locus amoenus  y el homo viator. Su núcleo verbal es será. 6. 20.  Una  opción  de  análisis  alternativa  sería  considerar  una  relación  de  yuxtaposición entre están que no viven. pero este análisis no daría cuenta del matiz adverbial de la P4.  La P3 (que no viven) es una proposición subordinada sustantiva con función de  atributo de la P1. el  autor recurre a diversos procedimientos de compensación silábica: la adición de una  sílaba  métrica  en  el  verso  2  por  terminar  en  palabra  aguda. 12. que se ve reforzada por la oposición entre la ciudad del verso 2 y los campos  del verso 3. en el caso de. 7. 16. 17 y 21).    El  protagonista  poemático  se  imagina  paseando  por  los  campos  en  los  que  discurrió su niñez. 10.  La P4 es una subordinada adverbial de gerundio con matiz temporal o modal. lo que. 14. 18.  22) y alejandrinos (3. 13.  La P5 es una subordinada sustantiva con función de complemento de régimen  (Lázaro Carreter) o suplemento (Alarcos) de la P4. 5. 4. a su vez. Comentario de texto literario.    Desde  un  punto  de  vista  métrico. Destaca el caso de leísmo (le por lo) en función de CD. que configuran el marco espacial en el que transcurre la rememoración. una oración compuesta por subordinación  sustantiva.  La P2 es una subordinada adverbial causal. Es. por ejemplo.

 verdeando (5.  contribuyen  a  que  el  mensaje  poético llame la atención sobre sí mismo. 19.| Comentarios resueltos  como Martínez Bonati. abajo/paso en los  vv.  aire  (9). vespertina/lejanía en los vv.. cabe señalar  algún caso de personificación (el oro joven / de sol de marzo exaltará la gracia.).    Se refieren a la Naturaleza términos como campos (3). 16 y 17 o la repetición anafórica  de estar allí de nuevo en los vv.  Este  marco. una de las notas dominantes de la configuración  semántica del texto: el color (verdeando en el v. 6.  el  efecto  rítmico  conseguido  mediante la recurrencia métrica (a pesar de que no se trate de un poema estrófico).  que  se  ve  potenciado  esporádicamente  por  algunas  rimas  asonantes  dispersas  (infancia/gracia en los vv. 3 y 7.    Entre  los  procedimientos  utilizados  para  conferir  al  texto  el  carácter  de  desautomatización del lenguaje preconizado por las poéticas formales (el concepto de  extrañamiento de autores del formalismo ruso como Sklovski o Tomachevski. la antítesis  ciudad/campos en los vv. 1. o. oro en el v. 5.  monte  bajo  (14).  a  su  vez.  ramas  y  jilguero  (15). formada por la reiteración (el eje de  de la recurrencia del que hablaba Jakobson) de subordinadas sustantivas de infinitivo  (estar en los vv. quizá un  eco  de  la  verdura  de  las  eras  manriqueña). florecidos en el 8. la temperatura (frío en el v. por ejemplo). 11 y 18. constituye una de las características definitorias del lenguaje  poético.  que  posee  algunos  rasgos  del  locus  amoenus. andar en el v. 13/15.    Algunas  de  las  figuras  retóricas  que. 2 y 3 o entre frío y tibieza en los vv. Por último.  15) contribuyen a caracterizar el marco natural evocado por el protagonista poemático.  destaca.  tierras  de  labor  (6). los hipérbatos en  los vv.  se  ve. 14 y 17. vv. vv.  modificado por gracia de la conjunción de la isotopía discursiva (en el sentido definido  por  Greimas)  de  la  Naturaleza  con  la  generada  por  la  recurrencia  de  términos  referentes  al  paso  del  tiempo.  en  primer  lugar. el encabalgamiento entre los vv. precisamente. 5‐6 y 15‐16. luz  en el 12. sobre el modo en que se construye (la función  poética del lenguaje sistematizada por Bühler y Jakobson) son.  la  caracterización  verbal  opaca  del  lenguaje  literario  defendida  por  Todorov). soñar en el v. 9 y tibieza en el 10) o el sonido (ladra en el v. 11 y 18.  21) que funcionan como sujeto del me gustaría del verso 1.  no  obstante. 12. 9‐1) y una imagen de carácter sinestésico en el  verso 11 (tibieza amiga en la que todo canta). 7‐8  y el aire insinúa / una tibieza amiga. en la  nouvelle  critique  francesa. dejarme habitar en el v. por ejemplo.  Estas  dos  isotopías  (la  Naturaleza  y  el  Tiempo)  determinan el sentido de todo el texto.  perro  y  pastor  (16)  y  la  bandada  de  súbitas  Página | 110    . Destaca también especialmente la construcción  paralelística que articula buena parte del poema..  hazas  (14). 9 y 10.    Lo sensorial es.

  inicio) frente a la tarde (vejez. en su  camino hacia el pueblo al que el primero de ellos se dirige para casarse con su prima.  mediante la reiteración anafórica. como el murciano Eloy Sánchez  Rosillo. D.  Todos  estos  términos  configuran  un  marco  natural  cuya  contemplación se realiza desde la nostalgia que provoca el rememorar la niñez desde  la senectud. por último. almendros florecidos (8) (que simbolizan.  Si  a  ello  sumamos  el  espíritu  horaciano  de  la  composición. pero  también de una serie de  autores que iniciaron su quehacer poético en los ’80.  de  tanta  rentabilidad poética a lo largo de la historia literaria). El tipo de versificación empleado permite ubicar el  texto decididamente en el s. Comentario lingüístico‐discursivo. la poetización de la  niñez y lo nuevo). expresada en  términos como el ahora del verso 1 (que es. la configuración dialogada del texto permite distinguir tres locutores distintos.    El texto reproduce el diálogo entre dos personajes.  infancia  (3). el deseo del poeta de revivir la infancia. de nuevo (11 y 18) (que expresa.  la vida (22).  los  años  (21)  (que  aparecen  personificados  como  ente  autónomo que desoye los deseos del hombre e impone su imperio con la violencia –  en un soplo – de los sucesivos cumpleaños) y. oro joven (6) (metáfora por la luz del sol de  primavera). 5 a 10 en el  hic et nunc del protagonista poemático).    En  definitiva. niñez remota (20) (que expresa el desencanto  por  la  lejanía  de  la  infancia).  luz  vespertina  (13)  (el  símbolo  del  atardecer.Lengua castellana y literatura |    perdices  de  los  vv. que establecen entre sí una relación antitética: la primavera (infancia. fin). ya (5) (que ancla la evocación de los vv.  16‐17.  tarde  y  primavera (4). que cierra el  texto como objeto que es de esta reflexión elegíaca sobre el devenir del tiempo. de volver a  ella.  su  autor  debe  pertenecer sin duda a la segunda mitad del siglo XX. XX. años de ausencia (12) (que desplazan el marco temporal del poema  al  hoy  en  el  que  se  emite). como señala el título del poema).    (Ver nota al final del comentario a propósito de la errata del texto). un endecasílabo enfático que  acentúa  el  sentido  de  desengaño  evocador  de  todo  el  poema). José y D. Solón.  se  trata  de  una  manifestación  poética  de  carácter  reflexivo  y  nostálgico que parte de diversos tópicos literarios como el homo viator (la vida como  transcurso a lo largo de un camino) o el ubi sunt (el desengaño por la desaparición de  las cosas de antaño) para ofrecer una visión nostálgica y un poco desesperanzada sobre  el paraíso perdido de la infancia. El paso del tiempo configura la segunda isotopía discursiva. una vez más.  Página | 111     . La rememoración de las experiencias es característica  de  la generación  poética  de los 50  o  del  medio  siglo.    En  consonancia  con  el  concepto  de  polifonía  textual  elaborado  por  Bajtin  y  Ducrot. por cierto.    Pregunta 1.

 refrán). línea 32. refrán). refrán). El peso de la conversación  recae casi por completo en el labriego don Solón Licurgo.. p.  lexía  con  un  grado  de  lexicalización  próximo  al  de  refranes como la cara es el espejo del alma).  que  coincide  con  el  autor  real. en las líneas 13. lexía compleja).  Así. lexía compleja según Poitier). en la línea 9 especifica bien dicen antes de reproducir el refrán que  viene a continuación.  aparecen  en  forma  de  discurso  directo  libre.  y  especifique  que  se  trata  de  discurso repetido (la principal característica de las paremias) en bastantes ocasiones. y repuso el labriego. precisan las locuciones de los personajes (repuso  el labriego. refrán).| Comentarios resueltos    El  primero  de  ellos.  además  de  mediante  el  discurso  directo  con  verba  dicendi. dijo el aldeano. lexía compleja).  ‐  la  cara  no  engaña  (33. Las intervenciones de don José son breves.  ‐ fiesta y gloria (28. ej.  ‐ Amanecerá Dios y medraremos (28‐29. Algo parecido expresa el como dijo el otro (que es otra paremia)  que apostilla el refrán que acaba de pronunciar en la línea 28. o el se dijo que introduce  Página | 112    .  ‐ callen cartas y hablen barbas (líneas 26‐27.  es  el  responsable  de  la  enunciación de las dos primeras líneas del texto y de los enunciados incidentales que.  ‐ si Dios quiere (línea 23.    El segundo locutor es el caballero don José.    Los  diálogos  de  los  personajes.  sin  el  concurso  de  esos  verbos. línea  14. dijo sonriendo el caballero. y se limitan casi siempre a formular  una serie de preguntas (así.  ‐ Poco va de Pedro a Pedro (17. 18 y 22).   ‐ Bien haya quien a los suyos parece (línea 14.  ‐ el vivo retrato (15.  se  inhiba  como  emisor/autor. línea 29. refrán). adelantando algunos pasos su caballería. refrán). que salpica constantemente  sus intervenciones con refranes y otras paremias:    ‐ al bueno Dios le da larga vida (líneas 9‐10. en su papel de locutor del  discurso  paremiológico.    Resulta muy llamativo el hecho de que don Solón. líneas 8‐9.  ‐ ángel del Señor (línea 10. por ejemplo. lexía compleja). y el tercer locutor es el labriego don  Solón.  ‐ uno piensa el bayo y otro el que lo ensilla (32.  por medio de diversos verba dicendi.

 lo  que constituye un eco del juego metaficcional que. Cervantes introduce mediante el supuesto hallazgo de los cartapacios en  arábigo compuestos por Cide Hamete Benengeli).  el  hecho  de  que  los  dos  personajes  sean  un  caballero (como se especifica en las líneas 2 y 16) y un labriego (calificado así en las  líneas 8 y 32) que dialogan durante un viaje y el empleo intensivo de refranes y frases  hechas  permiten  situar  el  texto  dentro  de  la  semiosfera  cultural  (Lotman)  del  quijotismo.    El  carácter  polifónico  del  texto. por otra parte. una vez más. don Solón. o el concepto de coupling de Levin) a lo largo de todo  el texto: la idea de /bondad. cuando se refiere (como dicen) al pueblo  como emisor de un sentir general que da por hecha la boda entre don José y su prima.    Por  otra  parte. se enfrenta a garabatos que dicen escribieron los moros. y el A las nueve. en la línea 16.    Por último. si Dios quiere de la línea 23. De este modo. expresada desde un punto de vista relacionado  Página | 113     . se caracteriza como  mero transmisor de un discurso repetido de origen y autoría populares.  favorecer la sincronía entre el tiempo de la narración y el tiempo en el que se inscribe  el destinatario del texto. un efecto  sobre  el  ritmo  del  relato.  Esta indefinición temporal favorece. por otra parte. pues la duración de la lectura y de lo representado tienden a  igualarse. como él. en el capítulo 7 de la primera parte  del Quijote. Las marcas temporales de la acción narrativa son pocas: la construcción de  participio concertado con la que se abre el texto (Cuando.    El carácter eminentemente dialógico del texto tiene.  según  Genette.  don  Solón  también  cede  su  papel  de  locutor  en  otras  dos  ocasiones. en la línea 5.  Galdós  transmuta  a  don  Quijote  y  Sancho  en  don  José  y  don  Solón.Lengua castellana y literatura |    el refrán de la línea 31. pues equipara  burlescamente a Solón‐Sancho con Licurgo.    No es don José. para referirse. en la línea 21 (que dicen escribieron los moros). como locutor. El tiempo de la acción tiene un fin  previsto (las nueve). Tiene una biblioteca más grande que la catedral) como al propio  Cervantes (pues. línea  1). La primera de ellas. a un emisor no identificado. hace a don José decir  que don Solón Licurgo le recuerda a un sabio legislador de la antigüedad. pero el lector desconoce por completo cuándo se inicia la acción. El don Cayetano  al que se hace referencia en las líneas 18 a 21 remite tanto a don Quijote (metidillo en  la faena de sus libros. por medio  de la impersonalidad semántica.  La segunda. empezada la caminata.  Este  tipo  de  escenas  tienen  como  efecto. calidad/. el único referente quijotesco.  e  introduce cierto distanciamiento irónico cuando. la sincronía entre lectura y relato. destaca la presencia de una recurrencia semántica que configura  una isotopía discursiva (Greimas.

  destaca  el  uso  de  la  función  conativa  del  lenguaje.  pero  no  solo  lingüísticamente. sino también de un modo tipográfico. buena prenda.     Para ello..  11‐12. alhaja.  catedral.| Comentarios resueltos  con  la  religión  (ángel  del  Señor. y se  estructura en torno a dos polos.  el  elemento  tematizado  en  el  texto  es  la  ilusión.  alas  para  subir  al  cielo.  10. gloria.  Este  posesivo  focaliza  temáticamente  al  destinatario  del  mensaje  publicitario. por ej.    La función conativa aparece también en el otro enunciado lingüístico del texto  (Que la ilusión continúe). y buen mozo en las líneas 32‐33.  y  aparece  contrapuesto  al  nosotros  (nos)  constituido por los beneficiarios de la labor social de la ONCE.  el otro elemento lingüístico del texto es ONCE. de manera indirecta. Dios. 20.    Pregunta 3.     Página | 114    . 27. 23. guapa. además  de pretender. 8. si Dios quiere. que utiliza una forma verbal del subjuntivo para construir un  enunciado imperativo / desiderativo cuyo núcleo temático (el tópico en la terminología  de.    Así  pues. pues su tamaño de fuente es  sensiblemente  mayor  que  el  del  resto  de  las  palabras  de  los  enunciados  en  los  que  aparece. 5. 27) o con la posesión de determinadas  prendas o virtudes (de muy buen ver.  se  busca  destacar  la  labor  social  y  de  interés  general  que  realiza  esta  institución. siglas de la Organización Nacional de  Ciegos Españoles. que los consumidores sigan comprando cupones  de  la  ONCE. Análisis del lenguaje publicitario    Se trata de un texto publicitario con cierto matiz propagandístico pues.    Desde  el  punto  de  vista  meramente  lingüístico. sabio.  32. Salvador Gutiérrez Ordóñez) vuelve a ser la ilusión. confluyen en el texto procedimientos de distinto orden.  10.  bendiciones.    Junto a estos dos mensajes (Tu ilusión nos permite ver y Que la ilusión continúe).  que  aparece  expresada  por  medio  del  posesivo  de  segunda  persona  tu  en  Tu  ilusión  nos  permite  ver.    El elemento dominante en el texto. es de carácter icónico. no obstante. 2. 15.

 y permiten que resalte mucho más el rojo del lazo que se convierte en la  palabra ver. El color rojo  transmite calidez. una bandada    modifica algunos puntos de mi comentario:  ‐ en primer lugar.  representado  tal  regalo  aquí  mediante  el  perro  lazarillo  que. un regalo para las personas  ciegas. energía y amor. 14 (7+7 con cesura) y 11. sea:  15 – Entre las ramas de un enebro dice  16 – su canción un jilguero. y  apunta decididamente a los sentimientos del receptor del mensaje publicitario (incluso  podría decirse que la v de ver semeja un corazón). de un uso  legítimo  de  los  sentimientos  de  alegría  y  solidaridad  para  fomentar  la  venta  de  un  producto.    Página | 115     .  ilusión.  Los  colores de su ropa no son casuales: combinan a la perfección con el pelaje del perro y  con su arnés.    Nota sobre el error de transcripción del texto de la pregunta 4.  ‐ el enebro del verso 15 se incluye en la isotopía discursiva de la Naturaleza a la  que hago referencia en mi comentario. a partir del verso 15. el texto pasa a tener 23 versos. no los 22 que he señalado.    La  mujer  que  aparece  en  la  imagen  tiene  también  carácter  icónico.Lengua castellana y literatura |    El  primero  de  ellos  es  la  disposición  tipográfica  e  icónica  de  un  elemento  lingüístico. El ver de Tu ilusión nos permite ver aparece modificado tipográficamente. a la vez.  a  pesar  de  las  circunstancias. Se trata.  y  su  pose  desenvuelta  y  su  sonrisa  franca  evidencian  que  si  hay  algo  que  tiene  es.  ‐ la medida de los versos modificados es: 11.  mira  directamente  a  cámara. ladra en la lejanía  17 – el perro de un pastor. en definitiva. un sentimiento festivo y de felicidad.    Es esta palabra el verdadero centro al que conducen todos los elementos del  anuncio. por lo que el  mensaje metafórico implícito es que comprar el cupón de la ONCE es un regalo para  nuestra ilusión (la ilusión de resultar agraciados) y.  mira  directamente a los ojos del destinatario del mensaje.  además.  Como  el  perro.  de tal modo que continúa el lazo rojo de regalo que envuelve al perro guía. Se basa en un mecanismo metafórico (los ciegos ven gracias a los perros).    El hecho de que el texto.

| Comentarios resueltos      Página | 116    .

    Sobre mi frente Apolo hizo brillar su escudo   y de Belerofonte logré seguir la huella.  atendiendo  a  los  niveles  fonológico.    ¡Yo soy el caballero de la humana energía. con la aurora por guía. dije: "La vida es pura y bella". y yo estaba desnudo.  se  inserta  en  la  corriente  del  Modernismo.    domador del corcel de cascos de diamante.  siendo  el  autor  Página | 117     .  Pegaso  Cuando iba yo a montar ese caballo rudo  y tembloroso.   voy en un gran volar.  Explique  las  características que en dicho texto sugieren su pertenencia a un periodo  literario y a la trayectoria de su autor.  morfosintáctico  y  léxico‐semántico.   adelante en el vasto azur. Murcia 2006  Mónica Ferrándiz Trujillo    PRIMERA PRUEBA.   yo soy el que presenta su cabeza triunfante   coronada con el laurel del Rey del día. fuerte.  perteneciente  a  la  obra  Cantos  de  vida  y  esperanza  de  Rubén  Darío  (1905).   El cielo estaba azul.Lengua castellana y literatura |    Comentario 11. he subido donde Pegaso pudo. SEGUNDA PARTE   PRUEBA PRÁCTICA (Según Anexo 5 a)   ESPECIALIDAD: LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA  (Base 8 de la Orden de 12 de Abril de 2006.   Toda cima es ilustre si Pegaso la sella.   entre sus cejas vivas vi brillar una estrella. BORM del 19)   EJERCICIO  N°  1:  Realice  el  comentario  lingüístico  y  literario  del  texto  propuesto.   y yo. siempre adelante!      El  poema  “Pegaso”.

 símbolos y elementos mitológicos  que son tan propios del autor y del movimiento al que se adscribe.     Más adelante.    Así.  puesto  que  posee  todo  lo  necesario  para  crear  arte  “el  cielo  estaba  azul”  (v. probablemente una  alusión  al  “Carpe  Diem”. quizás uno de los poetas que  más influencia ha ejercido sobre la poesía del siglo XX en la literatura hispana. 8).    El tema del poema.    Rubén Darío rescata la figura mitológica de Pegaso para describirse a sí mismo  como domador del arte. fuerte. emplea ese “yo” poético para expresar  una actitud ante la vida y comunicar de manera íntima y personal sus pensamientos y  su mundo interior a través de una serie de imágenes.  dos  cuartetos y dos tercetos. ya en el segundo cuarteto. preparado para recibir inspiración. he  subido donde Pegaso pudo” (v. da el paso y se convierte en artista  como tal. es el vitalismo con que el “yo” poético asume el  papel de representante del Modernismo. siguiendo el esquema: ABBA BAAB CDC DCD. al igual que hizo Belerofonte al poder  domar a Pegaso. convirtiéndose en el Pegaso de tiempo.  capaz  de  hacer  cosas  extraordinarias  (una  visión  que  parece  heredada  del  Romanticismo). aludiendo de nuevo a un personaje de la mitología griega “Belerofonte” (v. una conciencia de ser diferentes a los demás hombres. por tanto.  pero  en  el  mismo  verso  un  sentimiento vitalista lo anima a continuar “la vida es pura y bella”.  toda  la  composición  gira  en  torno  a  una  misma  cuestión:  Rubén  Darío  como  “cabeza  triunfante” (v.    Se  trata  de  un  poema  escrito  en  verso  formado  por  cuatro  estrofas.| Comentarios resueltos  considerado máximo representante de dicha corriente y. 10) del movimiento modernista.  4)  y  en  el  mismo  verso  el  poeta  “estaba desnudo”. el texto pertenece al género lírico.    Por  otro  lado.  Página | 118    .  en  lo  que  respecta  a  la  estructura  interna  del  poema.  6) para explicar que ha logrado dar ese paso. ya que él mismo proclama: “yo. fundiéndose con él. Los versos empleados por el autor son alejandrinos y su rima  es consonante.  2)  ante  la  figura  de  Pegaso.  debe  aprovechar  el  momento.    Al inicio del poema el autor parece mostrarse temeroso al describirse a sí mismo  como  “tembloroso”  (v.

  el  uso  de  sinalefas  en  el  poema  aporta  una  gran  musicalidad  al  conjunto.  Rubén  Darío  se  proclama  domador  de  Pegaso. 7).  ya  en  el  segundo  terceto.Lengua castellana y literatura |    Luego.  como  ocurre  en  el  caso  de  la  primera  oración  que  abre  la  composición.    En  cuanto  al  nivel  morfosintáctico. No obstante. donde  existe una evidente semejanza fonética entre los sonidos “vi. Quizás el poeta desea recrear la imagen del “yo” poético volando con Pegaso. 3). al tratarse de una subordinada temporal.    Por otra parte. Más adelante  hallamos otra aliteración con el mismo sonido: “Toda cima es ilustre si Pegaso la sella”  (v.  el  autor se muestra a sí mismo como “cabeza triunfante” (v.    Asimismo.    En cuanto al nivel fonológico. otra aliteración que  aporta gran musicalidad y movimiento a la composición es la que encontramos en el  primer verso del segundo terceto: “domador del corcel de cascos de diamante”. 10). Además. como  por ejemplo el que hallamos en el segundo verso “dije: La vida es pura […]”. 3). ha logrado pues convertirse en una especie de profeta del arte. al igual que la figura de  Apolo.    También hallamos una paranomasia en el tercer verso: “vivas vi brillar”.  hallamos  en  los  versos  nueve  y  diez  una  anáfora con la repetición de “yo soy”. vi. Además. bri”. Asimismo.  en  el  primer  terceto  el  autor  se  compara  con  el  “Rey  del  día”  (v. en un estado artístico de líder y con miras de ir siempre progresando en su  labor como máximo exponente de la corriente modernista. donde  hay una combinación de oclusivas sordas y sonoras.  Así. hallamos en varios versos una aliteración en la  que se repite el sonido “s”: “entre sus cejas vi brillar una estrella” (v.  un  recurso  frecuente  en  el  Modernismo  puesto  que  la  extensión  de  dicho  verso  permitía aportar a las composiciones una gran musicalidad. en  ocasiones interrumpida con el empleo de hemistiquios en ese primer cuarteto.  Esto  aporta  al  poema  un  gran  movimiento  que  se  ve  Página | 119     . cabría destacar el uso predominante de oraciones subordinadas  en  los  dos  cuartetos.  considerado  un  símbolo  de  inspiración  artística  según  la  mitología  y  una  de  las  divinidades  principales  de  la  mitología  greco‐romana. 2) o “una estrella” (v. Algunos ejemplos son los que se hallan en el primer cuarteto: “cuando iba”  (v.  11)  haciendo  alusión  a  Apolo. representante  de todos artistas de su tiempo. dicha musicalidad se ve. el autor hace uso del verso alejandrino. en el último verso enuncia la continuación  de su viaje. 1). mientras que en los tercetos  abunda  la  yuxtaposición. “vida es” (v.    Por  último.  domándolo y convirtiéndose así en una figura poderosa.

  “triunfante”  (v.  sino  a  través  de  pronombres. 3 y 5). 7). 5) y “he subido donde Pegaso pudo” (v. que el poema  gira en torno a un retrato del propio autor. siempre adelante!” para reforzar la imagen que el propio autor tiene de sí mismo  como líder del grupo y la necesidad de continuar en su labor para servir como guía a  todos los demás artistas. “bella” (v.  6).  Por  último.    También hallamos una hipérbole “sobre mi frente Apolo hizo brillar su escudo”  (v.  9).  2). “ilustre” (v. 9) o “cabeza” (v.  son  de  destacar  en  este  nivel  los  campos  semánticos  que  conforman la composición. “cima” (v.  “caballero”  (v.  14). lo que no es común: “yo soy” (v. “aurora” (v.  otro  campo  semántico  que  destaca  en  la  composición  es  el  de  la  luz  que  se  corresponde  con  la  inspiración: “brillar” (v. 5).  11).  Además.  “domador”  (v. “cejas” (v. Es por ello que hay en el texto  una  combinación  de  sustantivos  concretos  y  abstractos. 9 y 10).     Página | 120    . incluyendo el pronombre. en primer lugar. 10). el uso de la primera  persona.  a  pesar  del  contenido  del  texto. No obstante. 8).    En cuanto al nivel semántico.  7)  “fuerte”  (v.  otro  campo  semántico es el de la belleza: “pura”. Así. “estrella (v. encontramos uno en el verso nueve: “energía”. 2).  11).  va  metaforizando uno a uno los elementos del plano real. Por otro lado.| Comentarios resueltos  reforzado.  “Belerofonte”  (v. La razón por la que Rubén  Darío  emplea  más  sustantivos  concretos  es  que  está  realizando  una  comparación  y  precisa de la realidad concreta para poder realizarla.  “adelante”  (v.  como  es  el  caso  de  “dije”  (v.  en  lo  que  se  refiere  al  plano  morfosintáctico.  a  través  de  la  imagen  continuada  de  Pegaso. 3). 1). cabría destacar.  Algunos  ejemplos  de  sustantivos concretos son: “caballo” (v. 7).  5). “frente” (v. 3).  aunque  con  un  evidente  predominio  de  los  concretos. Por un lado.    ¡Por  último.     Por  otra  parte. describiéndose a sí mismo como guía del  Modernismo y de sus capacidades casi divinas para poder avanzar en su labor. aunque los sustantivos abstractos  son escasos. además con el uso de la primera persona. está puesta al servicio de la exclamación producida  por el yo poético sobre todo a partir del segundo cuarteto por sentir el poeta el triunfo  logrado.  12).  “caballero” (v.  10). Dicha primera persona no sólo es  expresada  a  través  de  los  verbos.  “coronada”  (v. tenemos el campo semántico del triunfo con  voces  como  “cima”  (v. el poema al completo se erige como  una  alegoría  en  tanto  que. es de  destacar  el  campo  semántico  que  se  corresponde  con  la  mitología:  “Apolo”  (v.  7).  es  de  destacar  la  epanadiplosis que se encuentra en el último verso del poema “adelante en el vasto  azur.  8). Por otro lado.  “Rey  del  día”  (v. 13).  “Pegaso”  (v.

Lengua castellana y literatura | 

 
Además, encontramos el símbolo del color “azul” consolidado en Rubén Darío 
como el color del arte. 
 
Como  hemos  señalado  anteriormente,  el  poema  pertenece  a  un  autor 
considerado  máximo  exponente  del  Modernismo  hispano,  por  tanto,  en  el  poema 
hallamos  claros  indicios  de  esta  corriente.  En  primer  lugar,  la  alusión  a  la  figura 
mitológica  de  Pegaso,  de  Belerofonte,  de  Apolo…  un  recurso  muy  extendido  en  los 
autores modernistas como medio de evasión temporal de la realidad con la que no se 
hallan  en  conflicto.  Además  de  ello,  la  alusión  al  “diamante”  (v.  12)  es  también  un 
elemento frecuente en este movimiento, y, en general, a las piedras preciosas, por ser 
capaces  de  evocar  imágenes,  un  recurso  muy  utilizado  por  los  modernistas. 
Recordemos en este sentido que se trata del arte de los sentidos por antonomasia. 
 
Por  el  mismo  motivo  se  alude  al  color  azul,  símbolo  del  arte  y  del  ensueño. 
Recordemos que la obra de Rubén Darío que ha sido considerada por la crítica como 
precursora del movimiento se titula Azul (1888). 
 
La obra Cantos de Vida y esperanza en la que se inserta el poema data de 1905, 
por tanto estamos en la fase final del Modernismo, que algunos críticos e historiadores 
han  denominado  postmodernismo,  donde  existe  un  mayor  intimismo  y,  es 
precisamente  en  esta  obra  donde  el  propio  Rubén  Darío  de  proclama  iniciador  del 
movimiento modernista hispanoamericano, aunque cabe señalar que fue considerado 
también  máximo  representante  del  movimiento  en  España,  debido, 
fundamentalmente  a  su  acercamiento  a  la  estética  española  (más  simbolista  que 
parnasianista)  en  una  segunda  etapa  del  Modernismo  hispanoamericano  (etapa 
correspondiente al año de publicación de Cantos de Vida y esperanza y que comenzó 
hacia el año 1896). 
 
 
 

 

Página | 121  
 

| Comentarios resueltos 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Página | 122 
 

Lengua castellana y literatura | 

 

Comentario 12. Murcia 2006 
Mónica Ferrándiz Trujillo 
 
EJERCICIO  Nº  2.‐  Desarrolle  un  análisis  desde  el  punto  de  vista  textual,  discursivo  y 
pragmático del siguiente texto: 
"La idea esencial... la formuló ya el filólogo alemán von der Gabelentz de este 
modo  "La  lengua  no  sirve  solamente  al  hombre  para  expresar  alguna  cosa,  sino 
también para expresarse a sí mismo". 
No habrá ser humano completo, es decir, que se conozca y se dé a conocer, y 
sin  un  grado  avanzado  de  posesión  de  su  lengua.  Porque  el  individuo  se  posee  a  sí 
mismo, se conoce, expresando lo que lleva dentro, y esa expresión sólo se cumple por 
medio del lenguaje. Ya Lazarus y Stheinthal, filósofos germanos, vieron que el espíritu 
es  lenguaje  y  se  hace  por  el  lenguaje.  Hablar  es  comprender  y  comprenderse,  es 
construirse  a  sí  mismo  y  construir  el  mundo.  A  medida  que  se  desenvuelve  este 
razonamiento y se advierte esa fuerza extraordinaria del lenguaje en modelar nuestra 
misma persona, en formarnos, se aprecia la enorme responsabilidad de una sociedad 
humana que deja al individuo en estado de incultura lingüística. En realidad, el hombre 
que no conoce su lengua vive pobremente, vive a medias, aún menos. ¿No nos causa 
pena, a veces, oír hablar a alguien que pugna, en vano, por dar con las palabras, que al 
querer explicarse, es decir, expresarse, vivirse, ante nosotros, avanza a trompicones, 
dándose golpazos, de impropiedad en impropiedad, y sólo entrega al final una deforme 
semejanza de lo que hubiese querido decimos? Esa persona sufre como de una rebaja 
de su dignidad humana. No nos hiere su deficiencia por vanas razones de bien hablar, 
por ausencia de formas bellas, por torpeza técnica, no. Nos duele mucho más adentro, 
nos duele en lo humano; porque ese hombre denota con sus tanteos, sus empujones a 
ciegas  por  las  nieblas  de  su  oscura  conciencia  de  la  lengua,  que  no  llega  a  ser 
completamente,  que  no  sabremos  nosotros  encontrarlo.  Hay  muchos,  muchísimos 
inválidos  del  habla,  hay  muchos  cojos,  mancos,  tullidos  de  la  expresión.  Una  de  las 
mayores  penas  que  conozco  es  la  de  encontrarme  con  un  mozo  joven,  fuerte,  ágil, 
curtido  de  los  ejercicios  gimnásticos,  dueño  de  su  cuerpo,  pero  que  cuando  llega  al 
instante  de  contar  algo,  de  explicar  algo,  se  transforma  de  pronto  en  un  baldado 
espiritual,  incapaz  casi  de  moverse  entre  sus  pensamientos;  ser  precisamente 
contrario, en el ejercicio de las potencias de su alma, a lo que es en uso de las fuerzas 
de su cuerpo. Podrán salirme al camino los defensores de lo inefable, con su cuento de 
que lo más hermoso del alma se expresa sin palabras. No lo sé. Me aconsejo a mí mismo 
una cierta precaución ante eso de los inefables. Puede existir lo más hermoso de un 
alma, sin palabras, acaso. Pero no llegará a tomar forma humana completa, es decir 
convivida, consentida, comprendida por los demás." 
 

Página | 123  
 

  en  tanto  que  sin  dicha  capacidad  el  ser  humano  “vive  a  medias” (l.  “dignidad”  (l.| Comentarios resueltos  El texto es humanístico.  por  tanto. es “incapaz de moverse en sus propios pensamientos”  (l.31). 13).  Además  de  ello  se  trata  de  un  texto  expositivo  argumentativo.27). ya que utiliza abundantes sustantivos abstractos para  explicar el  lenguaje como  esencia del  ser  humano:  “lenguaje” (l. por lo tanto. 11‐12).  el  autor  expone  de  nuevo  un  argumento  personal:  “responsabilidad de una sociedad humana” (l. aunque con el fin de  no  caer  en  el  exceso  hace  uso  de  algunas  voces  coloquiales. Además. a través del joven deportista que es capaz de conocer  su cuerpo y. al mundo que le rodea.30).  “espíritu” (l.  como  es  el  caso  de  “trompicones” (l.    Ya  en  el  cuerpo  de  la  argumentación  tenemos  un  argumento  personal  y  un  argumento de autoridad. Además. paradójicamente.    En cuanto a la estructura. elemento estudiado por el lingüista Van Dijk.  se  convierte  en  herramienta  sociabilizadora. el texto  posee  una  disposición  tan  cuidada  como  su  estilo.18). Con dicha cita. 7). explicando que éste  sólo está completo en tanto que sabe emplear la única herramienta que le permitirá  no sólo conocer aquello que está a su alrededor sino al él mismo.  7).16) o en la misma línea “golpazos”.  el  autor  nos  presenta su tesis y lo hace empleando una cita del filólogo alemán Von der Gabelentz.  por tanto.  hallamos  un  contraargumento  de  posibles  “defensores de lo inefable” (l.  etc.    Por otra parte. debido a no saber expresarse. el autor utiliza un registro idiomático culto. es responsabilidad  del  colectivo  social  educar  a  los  individuos  para  lograr  un  desarrollo  óptimo  de  su  capacidad  de  expresión. el autor expone su idea sobre el lenguaje y se apoya en  ese  argumento  de  autoridad  para  así  reforzar  su  tesis:  con  el  lenguaje  el  hombre  expresa  su  espíritu  y  su  idea  del  mundo  y. de aquellos que opinan que lo mejor de uno mismo  Página | 124    . en  definitiva.  puesto  que  el  autor  brinda  su  opinión  personal  acerca  de  la  importancia del uso adecuado de la lengua para el ser humano. el autor expone datos de su propia experiencia como medio  para apoyar de nuevo su tesis.    Más  adelante.  en  la  línea  29.  En  primer  lugar. el joven se halla despojado de su esencia humana:  poder dialogar con otros seres humanos para conocer a los demás. el estilo es muy cuidado  y con una gran elaboración estética. en las líneas dos y tres ya tenemos planteada la idea esencial del texto: “la  lengua no sólo sirve para expresar cosas sino para expresarse a sí mismo”. a sí mismo y. citando a los filósofos germanos Lazarus y Stheinthal en la  línea séptima. que hace que el discurso sea rico y sugerente.    Más  adelante.  “alma”  (l.

  que  la  coherencia y la cohesión del texto se basan en la existencia de redundancia.  pero  a  la  vez  estrechamente relacionados dado el contenido: el lenguaje y el ser humano. por ejemplo). después de la contraargumentación.  “palabras” (l. 7. “expresarse” (l. 12. En el  primero  de  ellos. las últimas líneas sirven. Dichas voces se  corresponden  a  su  vez  con  dos  campos  semánticos  diferentes. las ideas se hallan en una estructura argumentativa y. 8. 22). Por tanto. 5. 26). “explicar” (l. sin  dicha  comprensión  mutua. hay en el texto una serie  Página | 125     .    Se trata de un texto coherente y cohesionado. hallamos a lo largo del mismo  una serie de voces que se repiten y que aportan coherencia al mismo. “hablar” (l.  para reforzar su tesis: a través de una buena expresión. Algunas  de las voces que giran en torno al lenguaje y que podemos observar cómo se repiten  de igual forma o con algún equivalente son las siguientes: “lengua” (l. 4). “expresión” (l.  el  autor  expone  su  opinión  apoyándose  en  un  argumento  de  autoridad (el filólogo alemán) y. El primero de ellos es el uso del presente histórico a lo que se suma un escaso  empleo  de  conectores. 15). Por tanto. Se trata de un mismo  haz  de  categorías  justificativas  de  una  organización  paradigmática. 13. “humana”  (l. estudiadas por Greimas y por Rastier. el autor vuelve  a exponer su opinión: aquello que  se exprese sin palabras sobre uno  mismo. “persona” (l. expone una experiencia personal negativa para reforzar su  opinión  y  una  contraargumentación  para  acabar  desmontándola  y  otorgarle  mayor  fuerza a su tesis. 20). 32).  El  tercer  recurso  que  permite  coherencia  y  cohesión son las isotopías. destacan tres elementos que aportan gran cohesión al conjunto  textual. puesto que las diferentes voces discursivas que el autor utiliza para  crear argumentos que refuercen su opinión hacen que el texto posea una naturaleza  dialógica  que  le  aporta  gran  cohesión. “expresa” (l. 12.  el  lenguaje  pierde  su  principal  valor  de  instrumento  sociabilizador. Asimismo. algunas de las voces que hacen referencia al ser humano y que  están íntimamente relacionadas con las anteriores son: “ser humano” (l. “explicarse” (l. 10). “contar” (l. 6).Lengua castellana y literatura |    puede expresarse sin la necesidad de las palabras.  es  decir.     Además de ello. 19). 3. 17). al  carecer el texto de una conclusión.    Por otra parte. 2). 26). nunca  podrá ser plenamente humano en tanto que no será comprendido por los demás y. el ser humano puede alcanzar  un alto grado de conocimiento del mundo. puesto que el texto es  una defensa de la lengua como esencia del ser humano. en el segundo párrafo se desarrolla su tesis.  El  segundo  elemento  es  la  polifonía textual. 18. reforzada  sucesivamente por argumentos personales y de autoridad (es el caso de los filósofos  germanos. 8. “lenguaje”  (l.  “expresar” (l. dividido en dos párrafos. “hombre” (l. 30). pero más adelante. 14. 15). 30). 2. Por tanto.  sobre  todo  hasta  la  línea  trece. podríamos afirmar que se trata de un fragmento  perteneciente a una unidad textual superior. reiteración  o repetición de elementos similares o compatibles.

 Así. avanza a trompicones. la polifonía textual.  vivirse. pero a la  vez expone su propia opinión.    Por tanto.    Otro recurso que sirve al autor para reforzar su opinión y persuadir al lector es  la  objetividad.  Encontramos  en  este  sentido. las distintas  voces  que  se  insertan  en  el  discurso  a  través  de  los  argumentos  de  autoridad  ya  señalados dan cuenta de diferentes puntos de vista.  teniendo la sociedad una responsabilidad por desarrollar dicha capacidad para que el  ser humano pueda estar completo. como  en los siguientes casos: “conozco” (l.  Estos  procedimientos  cuya  función  principal es lograr objetividad tienen la función de hacer creer al receptor que el emisor  actúa  como  mero  portador  de  información  y  que  su  papel  es  exclusivamente  el  de  informador neutro a través de una función esencialmente representativa de la lengua  (aunque  cabría  hablar  también  de  la  función  metalingüística  del  lenguaje  debido  al  carácter del contenido textual).    En lo que respecta al nivel pragmático. El autor se refiere. oír hablar a alguien que pugna en vano por  dar  con  las  palabras.  Además  de  ello.7).| Comentarios resueltos  de  isotopías  semánticas  para  referirse  al  lenguaje  como  una  capacidad  humana.  “formamos”  (l. 10). 24). 11) o “hermoso” (l. La  gran  fuerza  ilocutiva  (acto  de  habla  estudiado  por  Austin  y  Searle)  que  reside  en  la  cuestión  no  sólo  se  hace  evidente  por  su  extensión  sino  por  la  contundencia  en  las  Página | 126    .  15).  15).  vivirse”  (l. intentando crear una reacción en el lector. hay en el texto una intención de persuadir al lector de una tesis a  través del reforzamiento de la misma con ayuda de una serie de argumentos y juicios  de valor.  que  al  querer  explicarse. como se ha podido observar en el análisis estructural.11). de impropiedad en impropiedad.  hay  en  el  texto  una  serie  de  adjetivos  que  poseen una clara carga de subjetividad. o al menos  una reflexión. En primer lugar. como en el caso de las voces “extraordinaria”  (l. Pero esta pluralidad no podría ser  reducida únicamente al sujeto hablante puesto que no le aportaría a su tesis la misma  credibilidad.  “no lo sé” (l.  vive”  (l. se advierte…” (l. y  sólo entrega al final una deforme semejanza de lo que hubiese querido decirnos?”. 10)  o  “expresarse  […]  explicarse. de forma objetiva a la realidad.  un  predominio  del  indicativo:  “vieron”  (l.13).  ante  nosotros. una lectura más a fondo nos muestra una  serie de marcas de subjetividad.  etc.  concepto estudiado por Bajtín y desarrollado más tarde por Ducrot. como el uso de la primera persona del singular. distintas perspectivas utilizadas  para demostrar lo acertado de la opinión del autor. dándose golpazos.  Pero  además  del  indicativo el autor hace uso de la impersonalidad: “se desenvuelve.  “avanza”  (l. aparentemente. “enorme” (l. se da a lo largo de  todo el texto. 31). han de señalarse los diferentes recursos  que el autor pone al servicio del apoyo a su tesis. 30) o en la misma línea “me  aconsejo  a  mí  mismo”.  “conoce. No obstante.  es  decir.  expresarse. sobre todo con la extensa cuestión que plantea desde la línea trece a la  diecisiete: “¿No nos causa pena a veces.

 Con ello el autor persigue crear o intervenir en la concepción que un lector  medio posee sobre el lenguaje como parte esencial de todo ser humano. llama  la atención del lector. parece  usar  la  cuestión  planteada  como  un  nuevo  argumento  que  apoya  su  tesis  sobre  la  importancia de la correcta expresión.  Además. 18‐20). discursivo y pragmático. además emplea  el uso de la primera persona del plural para incluirse a él mismo y al receptor: “No nos  hiere […] Nos duele […]” (l. 17‐22).    Como se ha podido observar.  ya  sea  desde  la  propia  experiencia  o  con  palabras  de  filólogos  y  filósofos. convencido el autor de que el lector conocerá algún caso semejante. como mínimo.  pero  no  excesivo  y  con  un  léxico  cargado  de  subjetividad y expresividad y el uso de una pregunta retórica que.            Página | 127     . Todo ello a  través  de  un  registro  idiomático  culto. En dicha afirmación. Es por ello que el autor hace una afirmación tras  dicha cuestión: “Esa persona sufre […]” (l. se trata de un texto coherente y cohesionado  que se inserta en una unidad textual mayor y que nos ofrece la opinión de su autor  desde  las  primeras  líneas  y  va  argumentando  dicha  opinión  a  lo  largo  de  todo  el  conjunto  textual. la voz enunciadora invita al receptor a la reflexión. a lo largo del estudio del texto desde un punto de  vista textual.Lengua castellana y literatura |    palabras del autor. A través de ella.

| Comentarios resueltos        Página | 128    .

 voy  en un gran volar. yo  soy  el  que  presenta  su  cabeza  triunfante  coronada con el laurel del Rey del día.  atendiendo  a  los  niveles  fonológico.    domador del corcel de cascos de diamante.  y yo. Murcia 2006  Verónica Pérez Parra    PRIMERA PRUEBA. fuerte. he subido donde Pegaso pudo. con la aurora por guía.   El cielo estaba azul.  Explique  las  características que en dicho texto sugieren su pertenencia a un periodo  literario y a la trayectoria de su autor.  adelante en el vasto azur. y yo estaba desnudo. BORM del 19)   EJERCICIO  N°  1:  Realice  el  comentario  lingüístico  y  literario  del  texto  propuesto.  Toda cima es ilustre si Pegaso la sella.  morfosintáctico  y  léxico‐semántico.    ¡Yo soy el caballero de la humana energía. siempre adelante!  Página | 129     .  Pegaso  Cuando iba yo a montar ese caballo rudo  y tembloroso. SEGUNDA PARTE   PRUEBA PRÁCTICA (Según Anexo 5 a)   ESPECIALIDAD: LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA  (Base 8 de la Orden de 12 de Abril de 2006.    Sobre mi frente Apolo hizo brillar su escudo   y de Belerofonte logré seguir la huella.Lengua castellana y literatura |    Comentario 13. dije: "La vida es pura y bella".  entre sus cejas vivas vi brillar una estrella.

  donde  encontramos  los  tercetos  encadenados.  asimismo.  en  ese  deseo  del  poeta  de  experimentar  nuevas  formas. el caballo blanco alado que según la Mitología Griega es símbolo del  progreso.| Comentarios resueltos  Realizaremos  el  comentario  lingüístico  y  literario  del  poema  Pegaso.  iremos  puntualizando  sobre  aquellas  características  que  pongan  de  manifiesto  su  pertenencia a un periodo literario y a la trayectoria literaria del autor.  Lo  que  más  le  gustaba  a  Pegaso  era  Página | 130    .    Este texto fue compuesto por Rubén Darío perteneciente a su obra Cantos de  vida y esperanza. que supone la culminación de la poesía de Rubén Darío y la plenitud  poética  del  Modernismo.      Este poema se encuadra perfectamente dentro del Modernismo. pues presenta  una temática de referencia mitológica y del que se pueden hacer varias lecturas.  este  poema  presenta  una  innovación  métrica.  morfosintáctico  y  léxico‐semántico. Estas  referencias  mitológicas  aparecen  ya  desde  el  propio  título  donde  se  hace  alusión  al  mito de Pegaso.  Una  de  las  características  más  singulares  de  la  poesía  modernista es la gran amplitud temática y será nuestro autor quien más contribuirá a  ella.  una  de  las  principales  aportaciones  del  Modernismo  la  encontramos  en  la  renovación llevada a cabo en los sonetos.  pues  los  endecasílabos  son  sustituidos por alejandrinos.    La poesía modernista se caracteriza entre otros aspectos por la presencia de  elementos  mitológicos  clásicos. En el  tiempo se retrocede al pasado.  frente  al  soneto  clásico  petrarquista. en escenarios lejanos o inventados. que gusta del uso del verso  largo.  atendiendo  a  los  niveles  fonológico.  El  esquema  de  la  rima  quedaría  estructurado del siguiente modo:  ABBA ABBA CDC DCD    Si  bien.  cuya  estructura  es  una  composición  de  catorce  versos  endecasílabos  agrupados  en  dos  cuartetos  y  dos  tercetos.  Los  autores  modernistas  recurren  en  su  temática  al  escapismo. y en muchas ocasiones se recurre al mundo sensual de  la mitología clásica.  Por  tanto. rechazan la mediocridad evadiéndose en el tiempo y en el espacio.  junto  con  el  gigante  Crisaor.  nuevos  caminos  de  expresión  literaria. Se percibe un descontento con la realidad que se le ofrece al poeta  y este se refugia en otra.    El  poema  que  analizamos  es  un  soneto. nacido de la sangre que brotó de la herida mortal en el cuello que Perseo  infligió  a  Medusa.  cuya  rima  es  clásica  y  petrarquista. rasgo propio del Modernismo.  donde  no  hay  un  sometimiento  a  los  cánones  establecidos. creada por él a su gusto.

    Si  bien.     En  el  primer  cuarteto  se  nos  muestra  al  protagonista  poemático  a  punto  de  montar a Pegaso. Apolo encuentra al artista y lo dota de gracias. es guía del nuevo  movimiento. En este sentido. La temática del poema gira en torno a la  inspiración poética que solo toca a unos privilegiados. que ha logrado salir triunfante. siguiendo  así los pasos de Belerofonte. y “el cielo está  azul” (verso 4).    La segunda parte que comprende los dos tercetos presenta los resultados de la  empresa acometida por el protagonista. Él se encuentra desnudo. ante el poeta. en Corinto. sensible a la inspiración. el protagonista poemático logra con su fortaleza domar al corcel.  recibe  la  ayuda  de  los  dioses. “La vida es pura y bella” (verso 2). El poeta se muestra fuerte  y es capaz de conquistar las mismas cimas que el bello corcel alado. A pesar de las dificultades que  encuentra. Ahora  el artista se ha convertido en el ser capaz de domar a Pegaso. llegar hasta donde otros hombres son incapaces de llegar. domar a Pegaso. pues Pegaso se muestra “rudo y tembloroso” (verso 1).Lengua castellana y literatura |    vagar por la Tierra en estado salvaje y es así como lo encontró el héroe Belerofonte  cuando bebía despreocupado en la fuente de Pirene. y que se convierte en un ser que logra  trascender.  Página | 131     .  ante  esa  dificultad. la belleza. nos muestra ese deseo de  montar  a  Pegaso  y  lo  difícil  que  le  resulta. El soneto presenta a un personaje que trata  de  montar  al  bello  corcel  y. Se muestra  como un verdadero héroe capaz de haber sometido al corcel alado y llegar a los lugares  que Pegaso alcanzó.  La  primera parte comprende los dos cuartetos.    En una primera lectura podemos resaltar que la temática del poema es el deseo  del “yo poemático” de montar a Pegaso.    El  texto  podría  estructurarse  en  dos  partes  claramente  diferenciadas. y de convertirse en un ser profético. el poeta será el gran domador del arte.  Si  bien.     En el segundo cuarteto. el que  logra grandes hazañas.  se  va  a  detener  en  la  breve  descripción  de  la  escena  y  de  la  situación  en  la  que  se  encuentra. capaces de emprender la gran  tarea de la creación poética. como domar a Pegaso.  En  el  segundo  cuarteto. que ya logró tan magna hazaña.  Finalmente sale triunfador y consigue llevar a cabo sus deseos. El poeta es el encargado de la creación. En el primero. ahora  puede simular una de las principales proezas de Belerofonte.  tras  esta  primera  lectura  se  puede  realizar  una  segunda  lectura  que  revela el verdadero significado del mismo. Todo lo necesario  para crear arte está ahí.

 La labor de los poetas modernistas alcanza a  todos los aspectos de la creación poética: al verso y a la estrofa.  de  tipo  consonante. basada  en la forma en la que el contenido del mensaje queda expresado. Se trata de una poesía donde los rasgos acústicos se ponen de  relieve.  sino  que  llega  a  establecerla en el verso dos y tres veces (ejemplo: verso 8).| Comentarios resueltos    Siguiendo la tradicional clasificación de las funciones del lenguaje según Roman  Jakobson. El ritmo también se va marcando en el interior de los versos así se observa  “cejas vivas” (verso 3) y entre los versos once y doce:  coronada con el laurel del rey del día.  a  menudo.  Pero  Rubén  Darío  no  se  ciñe  a  esta  rigidez  clásica  y.    La  poesía  de  Rubén  Darío  se  caracteriza  por  una  indagación  constante  en  la  musicalidad poética. También debemos resaltar que los versos son de ritmo  yámbico.  Página | 132    .  pues  prima  la  emoción  del  emisor  sobre los demás elementos de la comunicación. como una de sus características esenciales.  Los  versos  largos  también  dotarán  al  texto  de  mucha  sonoridad. Serán muchos los  recursos  literarios  empleados  por  el  autor  en  la  construcción  del  texto. efecto perseguido por la poesía modernista. bella/estrella. recogida en Ensayo de Lingüística.  como  analizaremos a continuación.  junto a la función expresiva. Esa musicalidad se observa en la  rima.  para  expresar  sus  hondas  sensaciones. la libertad en el uso de los metros  estróficos.  constituido  por  dos  hemistiquios  heptasílabos.  la  rima  es  muy  escogida.  por  ejemplo:  rudo/desnudo.  son  rasgos  muy  significativos  el  uso  de  la  exclamación. Significa una renovación de  la técnica con el empleo de nuevos ritmos. al igual que en el ritmo versal. El “yo” lírico emplea el lenguaje como  desahogo  afectivo.  no  sólo  desplaza  la  cesura  de  su  lugar. podemos señalar la función expresiva o  emotiva  como  la  predominante  en  este  poema.    Como  se  percibe  en  estos  ejemplos.    El alejandrino en su forma normal es un verso compuesto de catorce sílabas.  Siguiendo  a  Pozuelo  Yvancos  podemos  descubrir  “coupling”  en  la  rima.  Así.  elemento  fónico  que  marca  un  cambio  de  entonación para expresar total subjetividad y por supuesto. a los temas y a las  series rítmicas. el empleo reiterado del  pronombre “yo” como eje central de la emisión de las palabras en este texto. también predomina la función poética o estética.  domador del corcel de cascos de diamante.    En  cuanto  al  nivel  fónico  debemos  resaltar  que  el  Modernismo  va  a  traer  consigo. Si bien.

 caballo. he subido donde Pegaso pudo”    Esta pausa breve se realiza con la intención.  figura  retórica  que  consiste en una exclamación en la que el hablante reflexiona o comenta lo que acaba  de  exponer  y  con  la  que  cierra  la  composición  de  manera  enfática. hay algo  importante  y  donde  es  necesario  detenerse. de resaltar un  elemento del texto. estaba” en la primera estrofa.  diferente  del  contexto  anterior  y  representado  por  medio  de  un  epifonema. será el “yo”. 4. con una marcada  pausa versal. En este sentido.     También se produce la aliteración de líquidas y vibrantes.Lengua castellana y literatura |      El poema combina magistralmente los versos esticomíticos.  Este  tipo  de  encabalgamiento produce un leve descenso del tono.  en un gran volar.  en  muchísimos  casos. con la aurora por guía.    También resulta muy significativo el braquistiquio del verso 8:   “y yo. por parte del poeta. como  vemos por ejemplo en el verso 1:  Cuando iba yo a montar ese caballo rudo  y tembloroso. fuerte. 8) con los versos encabalgados.  adelante en el vasto azur. 3. una gran contribución a marcar el ritmo del poema lo  aportan las  numerosas  aliteraciones. (versos 2. brillar.  observamos  la  repetición  del  sonido  bilabial  oclusivo  sonoro: “iba.  Así. siempre adelante. Al  poeta le interesa poner de relieve su total subjetividad. 7.  debido a la brevedad del grupo fónico.  ya  que  encontramos.    En relación con el último núcleo del soneto.    Asimismo.  un  número  variable  de  versos  que  son  un  colofón  del  poema. elemento clave de la composición. por ejemplo. 6. Fundamentalmente  puede observarse en el último tercero:  domador del corcel de cascos de diamante. dije: “La vida es pura y bella”    Se  trata  de  un  encabalgamiento  versal  sirremático  suave. tembloroso.  con  una  gran  intensidad lírica:    Página | 133     . al pasar de uno al otro verso. formado por los tercetos. bella.

  solo  aparecen  tres  sustantivos  propios:  Pegaso.  yo soy el que presenta su cabeza triunfante  coronada en el laurel de Rey del día.  por ejemplo: vida. yo fuerte.  Belerofonte  y  Apolo. Predominan los sustantivos concretos (caballo. con la aurora por guía. cejas. generalmente se expresa un hecho o una  aseveración. rasgo  que  incide  en  ese  ritmo  interno  que  marca  la  composición.  que  refuerzan  el  carácter  realista  del  texto  y  son  fuertemente evocadores. etc…  Página | 134    .   El predominio del sintagma nominal sobre el verbal le conferirá al texto una calidad  impresionista y una perspectiva estática.     Abundan  los  sustantivos  comunes. como hemos visto.| Comentarios resueltos  ¡Yo soy el caballero de la humana energía.    Asimismo. que se caracterizan por una inflexión descendente o tonema de cadencia. frente. así encontramos.  como puede observarse en el verso 4:   “El cielo estaba azul y yo estaba desnudo”.  También se observa en los versos nueve y diez:  Yo soy el caballero de la humana energía. he subido donde Pegaso  pudo”. en: “y. entre otros casos.  pero  el  descenso es mucho más pronunciado.  Aparece  hasta  en  cinco  ocasiones.  domador del corcel de cascos de diamante  voy en un gran volar.  yo soy el que presenta su cabeza triunfante    Muy llamativa es la repetición anafórica de la conjunción copulativa “y”. en los tercetos. Se observa.    En el nivel morfosintáctico hay un predominio del sustantivo frente al verbo. se observa. dentro de las figuras de repetición.  caballero…) que son los que le confieren sensación de realismo. en el caso de las enunciativas.  adelante en el vasto azur. el valor  de los sustantivos abstractos le presta al texto un matiz intelectual. el paralelismo estructural es un  recurso que sirve para marcar el ritmo del poema y que se da bastante en este texto.  el  ritmo  del  poema  combina  frases  enunciativas  con  frases  exclamativas. energía.  Por ejemplo.  En  las  exclamativas  también  se  produce  una  inflexión  descendente. No obstante. siempre adelante!    Por  tanto.

 Como se observa.  y aporta plasticidad al poema. “Toda cima  es ilustre si Pegaso la sella” (verso 7).  “cabeza  triunfante” (verso 10).    La forma verbal que abre el poema es una perífrasis verbal aspectual ingresiva.  y  algunas  de  estas  construcciones  son  paralelísticas  así  en  los  versos  uno  y  dos  aparecen los siguientes sintagmas: caballo rudo y tembloroso / la vida es pura y bella. y en este caso indica acción inminente.  y en los versos once y doce: “laurel del Rey del día /corcel de casos de diamante”. Pues el “yo poemático” está a  punto de domar a Pegaso. sintagma preposicional): “caballo  rudo  y  tembloroso”  (verso  1).Lengua castellana y literatura |      Dentro del análisis del sustantivo.  “caballero  de  la  humana  energía”  (verso  9).  mediante los complementos del nombre (adyacente. se produce una gran modificación nominal. que indica esa variedad de colorido.  resulta  llamativa  la  presencia reiterada del pronombre personal de primera persona “yo”. elegante y rico.  pura. así se repite el verbo “soy” en los versos nueve y  diez. El uso de esa adjetivación abundante y variada denota un  estilo culto.    En  cuanto  al  sintagma  verbal. La presencia de estos adjetivos hace que se remanse el  ritmo.  mientras  que  la  segunda  parte  viene  marcada  por  el  estatismo en los verbos de estado. “El cielo estaba azul y yo estaba desnudo”.     Como  se  observa. “Yo soy el que presenta su cabeza triunfante” (verso 10). Por lo tanto. cabe destacar la abundante construcción de frases atributivas: “La  vida es pura y bella” (verso 2).    Con  respecto  al  valor  del  pronombre  en  este  poema.  he  subido…). la primera parte muestra más dinamismo que la segunda.  El  pronombre  es  una  categoría  gramatical  con  función  deíctica.  es  notoria  la  abundancia  de  adjetivos  (rudo.  Las perífrasis verbales aspectuales marcan el estado de un proceso con respecto a la  acción verbal. bella…) característica de un estilo sensóreo.    Asimismo.  en  la  primera  parte  se  utilizan  verbos  de  movimiento  (iba. rasgo sobre el  que incidiremos a continuación. siendo más pausado. “Yo soy el caballero de la humana energía” (verso  9).  En  este  sentido. Estas le confieren al texto  un carácter abstracto donde la acción no progresa. siempre adelante”  Página | 135     .  tembloroso. el sustantivo aparece fuertemente adjetivado.    En el último verso se observa una epanadoplosis:  “adelante en el vasto azur.

 podemos trazar dos  isotopías:     Campo de la mitología: Pegaso.  sensoriales. podemos observar como el poema se inicia con una  subordinación temporal “Cuando…”.  día.    En el nivel léxico semántico debemos resaltar.    Siguiendo a Greimas en el concepto de isotopía discursiva.  Rasgo  esencial  del  modernismo. Destaca la renovación del  lenguaje con vocabulario de los campos semánticos del color. mediante un “verbo dicendi”  de las palabras del yo poemático.  aurora.    Página | 136    . Apolo. no podemos olvidar el uso del hipérbaton.    En relación a la sintaxis. Se cierra por tanto el  poema de una manera magistral. mientras que en los tercetos abunda la yuxtaposición.  Así en el verbo tres  aparece la metáfora: “entre sus cejas vivas vi brillar una estrella”.  El  poema  consigue la belleza y la pureza a través del color. Belerofonte.| Comentarios resueltos    Esta encierra el valor de la vida y el de la creación poética. todas las imágenes son metaforizadas. que el poema  es una alegoría preciosista. de nuevo reincidiendo en una estructura muy rítmica.  En  los  cuartetos  hay  un  predominio  de  estructuras  coordinadas.  el  pronombre  reafirma  esa  función  expresiva  de  la  que  hablábamos  al  comienzo.  que  aparece  hasta  en  cinco  ocasiones. se destaca el uso reiterativo del pronombre personal  de  primera  persona  “yo”.  propios  del  Modernismo. “Sobre mi frente Apolo hizo brillar su estrella”. resulta  también  muy  llamativa  la  metáfora:  “Yo  soy  el  que  presenta  su  cabeza  triunfante/  coronada con el laurel del rey del día. Junto a esta. Propio del Modernismo  es el predominio de los valores sensoriales.  Aporta  los  elementos  coloristas.  Campo  de  lo  brillante:  estrella.    Asimismo. en primer lugar. resalta la introducción en estilo directo.  brillar.    Dentro del análisis estructural. donde la presencia del “yo” marca la posición del poeta en el mundo. y que es consustancial al género lírico.  cielo. En  este  caso. muy  llamativo en los versos 5‐6. pues se abre el inicio de la historia y de la “breve  acción”  presente  en  el  poema. / domador del corcel de cascos de diamante”. Eje esencial sobre  el que se construye la alegoría sobre la creación y la inspiración.    Dentro de este apartado.

    Además. se consolida y logra mayor difusión con la obra de Rubén Darío.  entendida  esta  en  un  claro  deseo  de  comunicación  con  el  lector. se afianza.  se  caracteriza  por  su  plasticidad.  Dichos  valores  quedan  plasmados en casi todas sus producciones y sobre todo. se inscribieron dentro de las universales por su calidad artística. entre ellos destaca el uso de la sinestesia. va a recurrir a sinónimos (corcel. plagado de recursos expresivos. cabeza. con la aurora por guía”.      Página | 137     .  el  gusto  por  las  correspondencias  sinestésicas. corcel. marcado por la búsqueda  de  la  musicalidad. podemos concluir resaltando que el autor se  sirve de un léxico culto. en “Pegaso”. desde  luego. que muestran el alto grado de  elaboración de esta composición. Los recursos literarios embellecen la composición y  ponen de manifiesto la pertinencia de esta composición al Modernismo. que comprende distintos términos  como: caballo. que le aporta ese toque de exotismo. o caballo). para evitar la repetición léxica  y embellecer la composición.  movimiento  literario  en  el  que  se  insertaría  este  poema.    En definitiva.  en  esa  búsqueda  de  la  belleza. como hemos tenido ocasión  de estudiar. cejas. el movimiento modernista.Lengua castellana y literatura |    El gran hiperónimo del texto sería Pegaso.  Esto queda justificado en la estética propia del movimiento.  la  perfección  y  la  armonía.  el  Modernismo.      El Modernismo marcó la eclosión de las letras hispanoamericanas que. El autor. En esta composición  se recurre al léxico propio de la mitológica.    Junto a los recursos retóricos ya comentados.  al  que  se  acerca  el  poeta  mediante  diversos  recursos  literarios.    En relación al léxico del poema. la constante renovación del lenguaje poético. el culto a la belleza sensorial.    También destaca la personificación de la aurora en el verso trece: “en un gran  volar. aunque repite la palabra Pegaso en dos  ocasiones.  las  evocaciones  mitológicas. en el que se inserta el texto objeto de  comentario. podemos destacar otros como la hipérbole del verso  cinco: “Sobre mi frente Apolo hizo brillar su escudo”. pues el léxico  se ve enriquecido mediante el uso de cultismos y voces exóticas. que eleva el lenguaje a un nivel  que dista del lenguaje coloquial.

| Comentarios resueltos      Página | 138    .

  Galdós  para  quien  lo  disfrute.  en  el  que  se  van  ligando  fichas  sin  más.  Me  temo  que  sigo  pensando que hay poco en la tradición novelística de nuestro país.Lengua castellana y literatura |    Texto para práctica  Raquel Cuesta González    18 A la novela y a la prosa española en general las han lastrado y limitado dos  tentaciones opuestas que a veces convergen produciendo monstruos. ilustraciones más o menos fieles de nuestro  carácter o nuestras costumbres o nuestras miserias políticas o nuestra historia.  La segunda tentación es la que llamo «literatura de dominó». los jugadores suelen dar violentos golpes sobre la mesa. buscando el adorno y el chisporroteo  verbal y como diciendo tras cada  punto: «Ahí queda eso». Por un lado. si se prefiere. a quien hoy mismo se intenta convertir en una gran figura. lo  que llamo «literatura de desplante»: ha habido y hay demasiados autores que escriben  como si cada frase fuera un desplante torero.  el  refitolero  escritor  César González‐Ruano. así. redactado con el ademán chulesco y solemne de quien en su casino  de pueblo estrella un seis doble contra el mármol. pues existe una excelente línea de prosa narrativa que  sin  embargo  nuestros  canonizadores  ‐los  críticos  y  los  profesores‐  desprecian  y  consideran  literatura  episódica  o  marginal.  decorativa  y  bastante  vacua. pero después de eso. o bien esperando que el  lector exclame «¡Ele»!. Pasiones pasadas. de nuevo el gesto de «Ahí queda  eso». Es éste un juego  de  poco  mérito  y  no  mucha  habilidad. una prosa ornamental. Madrid: Alfaguara. me pregunto.  ¿quién lee hoy al extraordinario Bernal Díaz del Castillo o a Alvar Núñez Cabeza de Vaca  o  la  Jornada  de  Omagua?  ¿Quién  la  Vida  de  Alonso  de  Contreras  o  la  de  Duque  de  Estrada  o  la  de  Torres  Villarroel?  Todos  estos  autores  escribieron  obras  maestras                                                          18  Marías.   El 'Quijote' es sin duda la novela que funda su género.  Y  en  cambio.  Los  estudiantes  apenas  la  conocen  y  su  vigencia  no  se  cuida  como  se  debiera.  no  oiríamos  hablar  de  otra  cosa.  relatos de obviedades y de lo consabido. como si cada vez  que ponen ficha hubieran hecho algo importante. ¿Y  eso qué es?. Javier (1999).  A  veces  pienso  que  si  Francia  o  Inglaterra  contaran en sus letras con el equivalente de algunos de nuestros cronistas de Indias o  nuestros  escritores  autobiográficos. Todo  ello.  en  medio  de  un  artículo. Pero además parece  que hay menos de lo que hay.  suelta  de  pronto. Abunda. y  mientras en Europa y América florecían sus seguidores. u «¡Olé!». en España apenas hay nada en  los  siglos  XVIII  y  XIX:  La  Regenta.  Sin  embargo.  gratuitas  y  no  dicen  nada.   Página | 139     . En la novela española hay un exceso de realismo y costumbrismo ramplones. no obstante. con  un  estilo  desaliñado  puesto  al  servicio  de  empresas  extraliterarias  algo  aldeanas.  con  imágenes  que  se  suponen  «bonitas»  y  que  casi  siempre  son  cargantes.  «Guitarra  de  luna  muerta  en  la  soledad  redonda».

     Página | 140    . Valoración crítica del texto. profesor de instituto.  cuerpo argumentativo y conclusión. A los chicos se les da el Quijote y se aburren.  a  Galdós  no  lo  aguantan.  [Resultaría  extravagante  irse  hasta  el  siglo  XVI  para  dar  con  un  buen  cebo. Analice sintácticamente el fragmento acotado. Analice la polifonía enunciativa en el texto.    Respuestas    1. un Kipling. Descubra  la  organización  textual:  marcas  semánticas  y  sintácticas  de  progresión  informativa.  Se trata de un texto expositivo‐ argumentativo que podría pertenecer al género  periodístico.| Comentarios resueltos  narrativas.  nuestro  mundo  universitario y los responsables de la educación las dejan de lado.  4.    La coherencia global del texto viene determinada por el tema.  5.     El  texto  se  divide  en  tres  partes  que  coinciden  con  los  elementos  básicos  estructurales de los que según Ducrot debe constar todo texto argumentativo: Tesis. Es una lástima y un obstáculo más a la hora de invitar a los jóvenes a la lectura.  concretamente  estaríamos  frente  un  artículo  de  opinión  en  el  que  la  intencionalidad del autor es la crítica.  pero  al  no  ser  novelas  sino  crónicas  y  memorias.    Contaba Landero.]     Cuestiones (Elija cuatro de las seis planteadas)   1. un Salgari ni un Poe. Caracterice el texto desde el punto de vista lingüístico.  con  mucha  forma  y  escaso  contenido  o  interés.  6.  un  Stevenson.  un  Verne. es a lo que Van  Dijk se refiere como macroestructura: una crítica de la prosa y de la novela española  que  según  el  autor  son  poco  estimulantes.  pero  yo  aseguro a cualquier adolescente que si lee los Naufragios de Alvar Núñez Cabeza de  Vaca se divertirá tanto (o casi) como con Los tres mosqueteros.  quizás  sólo  alguna  novela  descuidada  pero  divertida  de  Baroja.  3.  2. Qué estrategias didácticas utilizaría para explicar la estructura de la palabra a partir  del texto. lo difícil que le resulta encontrar en  nuestra  literatura  textos  para  iniciar  a  los  chicos:  no  hay  un  Dumas.‐  Organización  textual:  marcas  semánticas  y  sintácticas  de  progresión  informativa.

     La  parte  segunda  (líneas  10‐  17)  introducida  por  el  marcador:  “La  segunda  tentación”  valiéndose  de  un  mecanismo  de  foricidad. En esta parte la crítica es  subjetiva.  nos  descubre  una  estructura  deductiva.  En  esta  parte  el  autor  basa  su  crítica  en  argumentos de hechos. el autor presenta una teoría que denomina “literatura de desplante”. Esta segunda parte a  su  vez  encierra  una  serie  de  subpartes.  un  punto  y  aparte  (L.Lengua castellana y literatura |    Tesis (líneas 1‐ 2): La tesis planteada al principio. la segunda (tentación) y un  punto  y  aparte  dividen  el  cuerpo  argumentativo  en  una  estructura  tripartita  que  contribuye a la progresión temática del discurso y a reforzar la intencionalidad crítica  del autor de la siguiente manera:     (Líneas 2‐ 30).  El  paralelismo  sintáctico:  (Línea  2)  “Por  un  lado  lo  que  yo  llamo  […]  La  segunda  tentación es la que llamo” (línea 10). De la tesis al cuerpo argumentativo la progresión informativa se  realiza  a  través  del  conector  “por  un  lado”.  que  nos  indica  que  el  autor  empieza  a  darnos sus razones para defender la tesis que acaba que proponer. Expone el primer  aspecto que según él contribuye a limitar la prosa española.  anunciada  en  la  primera línea del texto: “[…] limitado por dos tentaciones opuestas”.  Hasta  ahora  la  crítica  se  centraba  en  lo  Página | 141     . La crítica.     La tercera parte del cuerpo argumentativo. del lenguaje. (líneas 18‐ 30) cambia de enfoque  de lo subjetivo a lo aparentemente objetivo. pero lo más interesante de este cambio de enfoque es que el  autor  introduce  una  perspectiva  positiva. contribuye a la cohesión textual y a la progresión  informativa. acto de  habla ilocutivo según Austin. la prosa española ha estado  lastrada  a  lo  largo  de  los  años  por  dos  cuestiones. “todo ello. Esta  primera  parte  es  opinión  personal  en  la  que  predomina  la  función  expresiva.     Otros conectores similares que contribuirán al desarrollo de la argumentación  son:  “Sin  embargo”  (línea  11)  conector  adversativo  que  ayuda  a  desarrollar  la  línea  argumentativa.  la  catáfora. en esta parte sigue siendo subjetiva y se asienta sobre lo  que Kovaci denominó modalidad epistémica subjetiva.  introducidas  por  tres  marcadores  que  contribuyen a su vez a la cohesión textual: Por un lado. En este caso la cohesión la marca un signo  de  puntuación. no obstante” (línea 16) para recapitular lo dicho hasta aquí.18).  según  Jakobson.    Cuerpo argumentativo (líneas 3‐ 30): donde se plantea el desarrollo de esas dos  cuestiones y se exponen los argumentos que defienden su visión.

 En el texto  aparecen varios que contribuyen a la creación de la intencionalidad crítica o acto de  habla ilocutivo de Austin.  son  hipónimos  bajo  los  cuales  hallamos  todas esas asociaciones semánticas.     Campo  semántico  literario:  novela. Estos campos  asociativos serían:     El  de  lo  negativo:  lastrado.  chisporroteo  verbal.     Conclusión (líneas 31‐ 37). relatos de obviedades… Este  campo asociativo es el que predomina en las dos primeras partes del  cuerpo argumentativo. no dicen nada.  obras  literarias. ramplones.    El objetivo crítico se articula gracias a otros dos campos semánticos. La Regenta.  limitado. Verne…Todo lo que  tiene que ver con la literatura.   Una serie de campos semánticos otorgan coherencia local al texto.  prosa.  obras  maestras. no mucha habilidad.  exceso de realismo.  monstruos.   El  de  lo  positivo:  florecían.  cargante. poco mérito. instituto). o quizás  sea más adecuado hablar de isotopías discursivas siguiendo a Greimás.  estilos. que existe. El Quijote.  autores.  literatura. según  él.    Es evidente que la superestructura del texto. en términos de Van Dijk. la opinión del profesor Landero y llega a la conclusión  de que debido a esta falta de literatura espontánea nos resulta muy difícil enganchar a  los jóvenes a las lecturas de los clásicos.  Costumbrismo. A su vez estos aparecen sostenidos por mecanismos de  coherencia local en los que también debemos detenernos.  escritores. consta  de tres partes delimitadas por su distribución en párrafos. Esta tercera parte del texto es introducida a través  de un argumento de autoridad. narrativa. estudiantes. refitolero. desaliñado.| Comentarios resueltos  deficiente de la literatura y en esta parte se centra en una literatura excelente.  divertirá…Es  el  campo  semántico  que  abunda  en  la  tercera parte del cuerpo argumentativo. El tema (macroestructura) y  la estructura (superestructura) del texto son mecanismos generales de coherencia y  cohesión global del discurso. como gran hiperónimo. el de la educación (profesores.  excelente  línea  de  prosa. mundo  universitario. que junto a los anteriores delimita la conclusión o el tema al  Página | 142    . tendrá cabida en este campo:  géneros. Dumas.  extraordinario.  Realismo.     Aparece un cuarto campo. relatos. aunque no se le esté dando ninguna importancia.

 Polifonía enunciativa  A pesar del carácter argumentativo. los marcadores o conectores y la deixis  endofórica. Cuanto más  objetivo  parezca  un  texto  argumentativo  más  fuerza  tendrá  su  argumentación. Abunda el pronombre relativo  que. Estas instancias se articulan en el presente texto de la siguiente manera:  desconocemos  el  autor  del  texto  (sujeto  empírico)  pero  teniendo  en  cuenta  que  se  trata de un texto argumentativo podemos afirmar que autor y locutor coinciden.     Página | 143     . Este  locutor es un narrador heterodiegético. en términos de Genette.  Sin  embargo.  a quien. que se limita a exponer unos hechos argumentados desde la impersonalidad  de la tercera persona con una clara intencionalidad: la de parecer objetivo. Una de las formas de conseguirlo es utilizando un recurso muy  característico  del  género  narrativo:  la  polifonía  enunciativa.    El  texto  presenta  diferentes  voces  narrativas  lo  que  contribuye  a  destacarlo  entre  los  géneros  periodísticos gracias al aumento de la expresividad que esta polifonía confiere. con una focalización  externa. Otros  marcadores  deícticos  aparecen  en  el  texto  contribuyendo  a  evitar  la  repetición  y  proporcionando un ritmo y tono ágil al texto de por sí un tanto arduo en su lectura: Así. la son algunos ejemplos. lo. en todo texto polifónico aparecen tres tipos  de  voces:  la  del  autor  o  sujeto  empírico. esa catáfora de la primera línea que nos anuncia la explicación de las dos  razones según las cuales la literatura española no es tan brillante como parece.  parece decirlo todo con una autoridad y seguridad abrumadoras. esta misma estructura se repite  en la línea 10 “…es la que llamo…”. sirve como marcador catafórico y contribuye igualmente a la progresión textual.Lengua castellana y literatura |    que desea llegar el autor: la dificultad de enganchar en la lectura de novelas clásicas de  literatura española a los jóvenes.  la  del  locutor  o  narrador  y  la  de  los  enunciadores. quien.  siendo además el presente el tiempo de las verdades universales y contribuye a dotar  al  texto  de  cierto  halo  de  autoridad. este.     En  relación  con  la  cohesión  textual  algunas  de  las  marcas  sintácticas  de  progresión informativa han sido ya comentadas.  que se dejará ver en varias ocasiones pasando a ser una voz en primera persona que  aporta su opinión personal: línea 2 “lo que yo llamo…”. el autor del texto ha querido dotarlo de una  expresividad intensa.     Siguiendo la taxonomía de Ducrot. eso.    2.     El predominio del tiempo presente es otro mecanismo sintáctico de progresión. esta focalización externa da paso a la interna y al tono subjetivo del locutor.  Resulta  muy  difícil  llevar  la  contraria  al  autor.

     Otras voces se escuchan contribuyendo a crear riqueza expresiva (muy acorde  con el tema tratado: la calidad de la literatura.  aparece en el primer párrafo para dar pasa a un nuevo enunciador. aunque en esta ocasión se vale del estilo indirecto  reforzando de ese modo la línea discursiva argumentativa a modo de argumento de  autoridad. a González Ruano.  Junto al locutor e introducidos a través de una fórmula tradicional del estilo directo:  verbo dicendi + dos puntos + comillas + cita literal.    En la línea 5 oímos al supuesto lector de ese autor. enunciador sería la  voz de un supuesto autor de novelas.    Termina  esta  voz  del  locutor  con  el  énfasis  del  pronombre  apareciendo  de  nuevo en la línea 35 “…pero yo aseguro…”. aparecen varios enunciadores en  términos de Ducrot:   Línea 4: “y como diciendo tras cada punto: “Ahí queda eso”. mal podría convencernos un texto de su  argumentación sobre lo que es buena o mala literatura si su discurso es deficiente). me pregunto”. la del profesor Landero. línea 7.     Página | 144    .| Comentarios resueltos  Muy  interesante  la  fórmula  que  utiliza  en  la  línea  9  a  modo  de  monólogo  interior: “¿Y eso qué es?.     La polifonía dota al texto de una gran expresividad permitiendo dejar entrever  el pensamiento subjetivo de un autor‐ locutor apoyándose en una función expresiva  del lenguaje que pretende hacer reflexionar a los lectores. existe un cambio constante de perspectiva consiguiendo de esta  manera separar la parte objetiva de la subjetiva de su opinión personal: (Línea 20) “Me  temo…” (Línea 24) “A veces pienso…”. cerrando el discurso con una afirmación tan  categórica como subjetiva. a través del estilo directo.    La voz en primera persona del locutor va apareciendo y desapareciendo a lo  largo de todo el texto. el lector exclama: “Ele […]”     Otro  de  los  mecanismos  de  la  polifonía:  la  intertextualidad  o  cita  concreta. El autor‐ locutor  cita textualmente. una  voz citada. En la línea 31 un nuevo enunciador. Esta focalización interna indirecta nos sugiere  una especie de monólogo interior o una reflexión en voz alta del autor que contribuye  a suavizar su punto de vista.

     La segunda oración coordinada:   Yo aseguro a cualquier adolescente que si lee Los naufragios de Alvar Núñez  Cabeza  de  Vaca  se  divertirá  tanto  (o  casi)  como  con  los  tres  mosqueteros. Esta proposición a su vez encierra una  proposición subordinada adverbial final: Para dar con un buen cebo. es una proposición con el verbo elidido: tanto (o casi) como si lee con los  tres mosqueteros.     El autor del texto se muestra contrariado con la situación literaria novelística  española. que tiene como sujeto una proposición subordinada de infinitivo: irse  hasta el siglo XVI para dar con un buen cebo.    6.  cuyo  nexo  es  “si”:  si  lee  Los  naufragios  de  Alvar  Núñez Cabeza de Vaca. introducida por  el nexo “que”: que si lee Los naufragios de Alvar Núñez Cabeza de Vaca se divertirá  tanto (o casi) como con los tres mosqueteros. Valoración crítica    La literatura española carece de una tradición novelística en la línea de Dumas. recurre siempre al mismo  Página | 145     . Análisis sintáctico    Se trata de dos oraciones coordinadas adversativas por medio del nexo “pero”. aunque aparezca ornamentada.  tanto  (o  casi)  como  con  los  tres  mosqueteros. Nuestra literatura es  demasiado rotunda y en ocasiones vacía. Según su punto de vista. de la que depende  una proposición subordinada con función de CD.Lengua castellana y literatura |    4. o sea una tradición aventurera y desenfadada. complemento directo. que a su vez encierra una proposición  subordinada  adverbial  condicional. la novela española adolece de creerse buena cuando  en realidad simplemente está cargada de ornamentos vacíos.  Verne o Salgari. Este vacío  literario  aventurero  provoca  que  resulte  complicado  enganchar  en  la  literatura  española clásica a los alumnos jóvenes.    La primera oración coordinada:   Resultaría extravagante irse hasta el siglo XVI para dar con un buen cebo.  es  una  oración compuesta por varias proposiciones:   La proposición principal: Yo aseguro a cualquier adolescente. formada por una proposición principal: Resultaría  extravagante. En este caso se trataría de una proposición subordinada adverbial  comparativa dependiente de la principal: Se divertirá. es  una oración compleja o compuesta.  También  podemos  considerar  que.

  muchas  obras  de  la  literatura  quedarán  relegadas  al  puro  olvido. Que un joven se enganche a la lectura con La isla del tesoro nos parece  insuficiente. Dudo que esa persona haya leído a Azorín o a  Galdós. como si estuviera perdiendo el tiempo.     Hace poco leí Sinuhé el Egipcio por recomendación de una persona que durante  su juventud quedó tan impactado con su lectura que más de treinta años después la  siga recordando como una gran novela. Es cierto que mientras este canon  esté en manos de mentes “eruditas” para las que una buena obra literaria es aquella  inaccesible. en fin. es. no los recuerda.     Coincido con el autor en que. como en el  cine.    El  tema  del  canon  literario  y  por  qué  unas  obras  se  consideran  mejores  que  otras siempre será un tema de largas disertaciones. Critica el autor la labor de aquellos encargados del canon literario  que obvian una. magnífica prosa narrativa apenas conocida en favor de los  clásicos aburridos de siempre como Galdós o La Regenta.  Afirma. en la literatura española en general. al menos no con el buen sabor de boca y con el  argumento tan íntegro en su memoria de los libros de Verne que sí leyó.| Comentarios resueltos  tema. a veces damos por negativo o insuficiente lo que es divertido y ameno. El autor piensa que gran parte  del  problema  de  desafección  a  la  lectura  de  los  clásicos  españoles  por  parte  de  los  jóvenes.  En  la  mayor parte de las ocasiones la tendencia es la de considerar la literatura entretenida  como menor. ese afán por la  lectura aumentaría. si los ha leído.  está  íntimamente  relacionado  con  esta  falta  de  tradición  novelística  semejante a Los tres mosqueteros o La vuelta al mundo en 80 días o La isla del tesoro. aburrida. Parece  que cuanto menos entendamos un libro o más aburrida resulte su lectura su calidad  aumente. a su juicio.  que  si  nos  atreviésemos  a  incluir  entre  nuestras  novelas  obras  que  ahora  consideramos menores frente a los escritores canonizados de siempre. no ha sabido evolucionar desde El Quijote y tiene una falta  de atractivo general.           Página | 146    .

  Urrutia  Cárdenas.C  y  otros  (1987).  Girón Alconchel.  sociolingüístico  y  crítico.  F.  Madrid:  Arco‐libros. El comentario filológico de textos.  Nuevas  técnicas  de  análisis  de  textos.  Comentario  filológico‐lingüístico  de  textos castellanos.  Comentario  filológico.  Varela  Jacome.  J.  El  análisis  textual.  Díaz  Borque.  H.  Fuentes  Rodríguez.  (1997).  Madrid:  Ed.  J.  El  comentario  lingüístico‐textual.  (1996). Madrid: Arco‐ libros.  Comentario  lingüístico  de  textos  literarios  contemporáneos.          Página | 147     .  M.  (1998).  B.  Comentario  de  textos  literarios.  Playor.  Díaz  del  Pozo.  Echenique  Elizondo.  Barcelona:  Paidós. Playor.T.  y  otros  (1995).  El  comentario  de  textos  literarios. M.  Comentario  lingüístico  de  textos.  lingüístico.M.  (1998).Lengua castellana y literatura |    Bibliografía recomendada              Ariza Viguera.  Onieva  Morales.  Madrid: Bruño.  M.  C.  y  otros  (1980). José Luis (1993). PPU. Universidad de Deusto. (1998).  literario.  Bello  Vázquez. Introducción a la explicación lingüística de  textos.L.  Salamanca:  Ediciones Colegio de España. Madrid: Edinumen.  y  otros  (1997). Madrid: Ed.  Barcelona.

| Comentarios resueltos            Página | 148    .

.............................................................................. 77  Verónica Pérez Parra ................. 103  Mónica Ferrándiz Trujillo ............................................................................................................................ 31  Julio Domingo Álvarez Garrido .................... 67  Cristina García Martínez .................................Lengua castellana y literatura |  Índice de autores  Julio Domingo Álvarez Garrido .......................................................................................... 129  Raquel Cuesta González ..................................................................................................................................................... 91  Miguel Ángel Fernández Serrano ........................... 17  Gloria Cristina Sánchez Jerez ................................................................................ 85  Gloria Cristina Sánchez Jerez ................... 139  Página | 149  ............... 117  Mónica Ferrándiz Trujillo ................................................................................................................................. 23  Noemí López Alcón ..................................................................... 51  Miguel Ángel Fernández Serrano ....................................... 39  Luis Alfonso Vidal Piqueras ................... 123  Verónica Pérez Parra .................................................................................................