You are on page 1of 244

Pequeños Paquetes

(Small Packages)
Shaken Serie 03
KG MacGregor
Traducción Libre by EL TEAM

A las familias de Lesbianas quienes dan la bienvenida a los niños en sus hogares.

Capítulo 1
Lily se deslizó a través del agua cálida y burbujeante, ubicándose sobre el regazo de Anna.
Esta era su manera favorita de empezar el fin de semana, un viernes por la noche en el
jacuzzi, especialmente en las noches frías de otoño.
Esta noche era una ocasión especial, era el segundo aniversario de su sobriedad. Habían
celebrado anteriormente con una cena en el Empyre con la hermana de Anna, Kim, su
marido Hal y su hijo de 2 años, Jonah.
"Tu sobrino estuvo comiquísimo esta noche"

Anna se rió "Lo sé. No podía creerlo cuando le dijo al camarero que el pipí de su papá era
más grande que el suyo"
"Como el de un gigante" agregó Lily.
"¿Y viste a Kim? Se encogió de hombros y dijo: Bueno, lo es"
"Eso es mucho más de lo que quería saber sobre Hal"
"No te imaginas las cosas que Kim solía contarme sobre su vida sexual. Pasó cerca de un
año, cuando no podía ni siquiera hacer contacto visual con él"
La timidez de Anna, sobre los asuntos sexuales cuando se conocieron, era una de las cosas
que Lily había encontrado adorable.
"Es gracioso pensar que solías ser tan tímida acerca de esas cosas"
"Todavía lo soy, pero no contigo"
"Eso es algo bueno" pasó sus manos por el cabello de Anna, recién cortado hasta la parte
superior de los hombros "Esto es tan condenadamente sexy"
"Me preocupaba que no te gustara"
"Me encanta. Se siente más grueso" lo acomodó alrededor de los hombros de Anna, a sólo
unos centímetros por encima de la línea de agua "No podía imaginar qué tipo de sorpresa
traerías a casa"
"Ya sabes lo impulsiva que soy"
Lily se rió y negó con la cabeza "Eres muchas cosas, Anna Kaklis, pero impulsiva no es
una de ellas ¿Cuántas veces Jonathan te ha cortado el cabello de la misma manera?"
Anna se echó hacia atrás y extendió sus brazos a lo largo del borde del jacuzzi "Dios mío
¿qué edad tengo? ¿Treinta y cinco?"
"En unas cuantas semanas más"

"Y he mantenido mi cabello largo desde que volví de la universidad. Así que eso significa
que Jonathan lo ha retocado al menos cincuenta veces"
"Apuesto que enloqueció cuando le dijiste que te lo cortara"
"Fue su idea. Había otra señora en el salón, que llevaba el suyo de este largo. Le dije que
me gustaba y dijo que el mío luciría grandioso de esa manera"
"Estaba en lo correcto" en cuanto a Lily, Anna podía afeitarse la cabeza y aun así seguiría
siendo hermosa, pero este corte, apenas lo suficientemente largo como para atarlo en una
cola, le daba una cualidad que Lily amaba secretamente. Le hacía parecer mayor, como una
elegante mujer en sus treinta y tantos años en lugar de una ingenua "Creo que es magnífico"
"Creo que tú eres magnífica"
"Apuesto a que le dices eso a todas las mujeres que se sientan desnudas en tu regazo"
"Realmente sólo a las pequeñas"
Lily se aprovechó de la posición de Anna para ahuecar sus pechos "Cuidado con las bromas
de pequeños. Tengo rehenes"
"Con calma, bebe" Anna cerró sus ojos, una clara señal que se estaba concentrado en la
sensación. Se había quejado anteriormente del síndrome premenstrual, lo que significaba
que sus pezones estaban hipersensibles, casi hasta el punto de dolor.
En sus tres años como amantes, Lily había dominado el arte de la caricia suave, el único
contacto directo que Anna podía soportar durante los días que precedían a su período.
"Tenemos que recortar esa bugambilia (enredaderas de porte arbustivo que miden de 1
hasta 12 m de altura y que crecen en cualquier terreno)" dijo Anna.
Lily resistió la tentación de retorcer los pezones de Anna "Disculpa ¿acabas de responder a
mi amorosa caricia en tus senos con una observación sobre jardinería?"
Anna parpadeó y ladeó la cabeza "Lo siento. Acabo de abrir mis ojos y fue lo primero que
vi"

"Se supone que debes tener un poco más de control sobre lo que sale de tu boca" fingiendo
un puchero, se deslizó hacia atrás alejándose del regazo de Anna.
"No te vayas. Me gustaba lo que estabas haciendo"
"Es una lástima. Mi humor amoroso se hizo añicos ¿Quién sabe si regresará nuevamente?"
colocó dramáticamente el dorso de la mano sobre su frente mientras subía por las escaleras
del jacuzzi "Además, estoy empapada"
Chester, su Basset Hound, levantó la vista de la tumbona y agitó su cola mientras Anna se
extendía a través de la cubierta para bajar las palancas que apagaban los chorros y el
calentador.
Temblando por el frío, Lily envolvió una toalla alrededor de su torso y la aseguró en el
frente. Luego en un impulso travieso agarró la toalla de Anna y corrió hacia la casa "Creo
que deberías quedarte aquí con tus bugambilias"
"¡Oh, no, no!"
Ella chilló de risa cuando escuchó los pies húmedos de Anna golpeando contra el piso de
hormigón de la piscina.
"¡No corras!" gritó sin mirar sobre su hombro por temor a perder un paso. En el momento
en que llegó a las puertas francesas de la cocina, casi podía escuchar a Anna respirando en
su cuello, pero se escabulló adentro y giró el cerrojo justo a tiempo.
Chester corrió a la cocina a través de su puerta para perros y empezó a ladrar.
"Vas a lamentarlo" dijo Anna amenazadoramente.
Lily se volteó y se apoyó sobre la puerta. Apenas podía contener su risa mientras imaginaba
a Anna de pie al otro lado de la puerta, desnuda y chorreando agua, con los brazos
cruzados, indignada. Pero cuando se volteó para burlarse de ella nuevamente, Anna se
había ido.

Lily ahuecó las manos alrededor de sus ojos y miró a través del vidrio. Anna debió haber
ido nuevamente a la seguridad de la piscina para esperar hasta que ella saliera, sabiendo que
finalmente cedería y le llevaría la toalla.
"La próxima vez, deberías comprobar la cerradura de la puerta de entrada al salón familiar"
"¡AACK!" gritó Lily al escuchar la voz de Anna detrás de ella. Corrió hacia el comedor
oscuro, pero no lo suficientemente rápida como para evitar que Anna le arrancara la toalla
en su huida. Ahora estaba desnuda y de pie en una habitación con una enorme ventana que
daba hacia la calle.
Se enfrentaron en lados opuestos de la mesa del comedor, lanzándose primero hacia un lado
y luego hacia el otro para mantener una máxima separación. Anna había cortado
nuevamente su ruta de escape hacia la cocina.
Chester corría de la una hacia la otra, ladrando frenéticamente.
"Puedo ver tus pequeños pechos rebotando" dijo Lily.
"No deberías hablar. Los vecinos están a punto de obtener una buena mirada de tu pequeño
culo" sus dedos se cernían sobre el interruptor de la luz.
"No te atreverías"
Tan pronto como las palabras salieron de sus labios, Anna se envolvió en la toalla e hizo
clic en el interruptor que iluminó toda la habitación, dejando a Lily al descubierto de
cualquier persona que se encontrara en la calle.
Lily gritó nuevamente y corrió por el vestíbulo iluminado hacia la sala oscura, donde se
agachó detrás del sofá y atrajo a Chester para mantenerlo tranquilo. Esta habitación también
tenía una ventana grande, pero no había luz en el techo. Se sintió aliviada al ver que la calle
estaba desierta frente a su casa, por lo que nadie había captado el espectáculo.
Anna entró en la habitación desde la puerta de enfrente, la que estaba cerca de la cocina
"¿Por qué huyes de mí? Sólo quiero besarte y decirte cuánto te amo"
"Mentira ¿Quieres hacerme cosquillas?"

"¿Por qué haría algo tan malvado? ¿Solo porque me dejaste desnuda allá afuera?" su voz
estaba cada vez más cerca.
Lily estaba acorralada. Su única esperanza era saltar de repente y bordear la mesa de café
en una línea recta hacia la puerta. Pero al instante que se levantó, una mano fuerte le agarró
la muñeca y tiró de ella hacia el sofá. Anna se retorció debajo de ella buscando sus
costillas.
Lily se tensó en anticipación ante el frenesí del cosquilleo y cubrió con sus labios el pezón
más cercano con la esperanza de forzar a un punto muerto.
"Oh" dijo Anna, casi gimiendo.
"¿Oh?"
Las manos de Anna dejaron sus costillas y comenzaron a acariciar su cabello "Oh" dijo otra
vez mientras su cuerpo se quedaba inmóvil. Lily sintió el cambio de lo juguetón a lo serio y
respondió del mismo modo, lamiendo suavemente su pecho mientras sus manos
comenzaban a vagar por la suave piel de Anna, que aún estaba húmeda por su baño en la
tina caliente.
Estaban a salvo de ojos curiosos por el respaldo del sofá, pero Lily estaba tan concentrada
en su deseo que no le hubiese importado si hubiesen estado en el jardín delantero. Su boca
se hundió más abajo a través del abdomen de Anna, pero un apretón en su hombro le
impidió ir más bajo.
"Quédate aquí conmigo. Necesito abrazarte"
El corazón de Lily latía con pasión cada vez que Anna utilizaba la palabra "necesito" Ella
se acurrucó más cerca reanudando sus besos en los tiernos pechos de Anna y deslizó sus
dedos por los suaves rizos entre sus muslos.
Anna separó sus piernas y gimió su aprobación cuando Lily encontró su centro. Sus dedos
comenzaron a acariciar los hombros de Lily en un ritmo que hacía juego con el jugueteo y
los roces lentos entre sus piernas.

Esta era una rara pero familiar danza, una que Lily había visto sólo un puñado de ocasiones.
Casi siempre surgía en esta etapa en el ciclo de Anna y por lo general al final de una
semana de trabajo exigente. El sello característico era un intenso deseo físico, al menos en
apariencia. Lily estaba dispuesta a apostar que una liberación emocional acompañaría el
clímax de Anna y cuando ocurría, la conexión entre ellas aumentaría más que nunca.
Como si fuese una señal, Anna comenzó a gemir y a enterrar sus dedos en la espalda de
Lily.
Lily aceleró sus embestidas y dejó el pecho de Anna para delinearlo incluso con su rostro
"Eso es, bebe. Déjalo ir" susurró ella. Anna se estremeció con fuerza y soltó un sollozo
antes de enterrar su rostro en el cuello de Lily. Entonces su cuerpo quedó inerte.
Los siguientes minutos pasaron en silencio mientras Lily esperaba una señal de que la onda
emocional de Anna había pasado. Sabía por experiencia que las lágrimas no tenían ningún
significado, no era más que una liberación de sus emociones contenidas.
"No tengo ni idea de dónde viene eso" dijo Anna finalmente.
"Pero todo está bien ¿verdad?"
"Es maravilloso" apretó su abrazo y suspiró "Me encanta mi vida contigo"
Esas eran las palabras favoritas de Lily "¿No cambiarías nada?"
"Ni una sola cosa"
Desde su boda en la playa dieciocho meses antes, ambas habían trabajado duro para
engranar sus vidas como pareja. Anna renunció a sus largas horas en el concesionario y
Lily recortó su carga de trabajo, liberándolas para disfrutar la mayor parte de sus fines de
semanas. Ya sea en excursiones al desierto o a la costa de California, con amigos o
familiares, o incluso simplemente para relajarse en su confortable casa, pasaban el tiempo
juntas. Si esto no era una vida perfecta, Lily no podía imaginar que sería.
"¿Sabes qué es lo que más me gusta?"

Lily quería decir el sexo, pero no quería romper el hechizo, no quería romper este estado de
ánimo reflexivo que impulsaba a Anna a hablar desde su corazón "Dime"
"Me gusta la manera en que el resto del mundo desaparece, cómo si sólo fuésemos tú y yo.
No dejamos que otras cosas se hagan cargo y se interpongan entre nosotras. Y sé que
siempre estarás aquí"
"Lo estaré" era cierto. Desde el momento en que dijeron sus votos, sabía que Anna sería la
única constante en su vida, el ancla que necesitaba. Lo que le había emocionado aún más,
era el reconocimiento de que Anna le necesitaba de igual manera.
"No quiero que esto cambie nunca. Sé que se supone que nos volveremos mayores y que
empezaremos a criar gatos..."
Lily rió entre dientes, sin importarle en absoluto que Anna hubiese cambiado las cosas a un
nivel más juguetón, especialmente hacia el contexto de envejecer juntas "Sólo una
verdadera lesbiana diría algo como eso"
"¿De verdad crees que soy lesbiana?" esa era una broma continua de Anna.
"¿Cómo le llamarías a una mujer con una mujer?"
"Buen punto"
Lily liberó sus extremidades y se empujó hasta sentarse "Iré por nuestras toallas y voy a
cerrar. Solo permanece aquí acostada luciendo hermosa"
"Haré mi mejor esfuerzo"
Regresó minutos más tarde para descubrir que Anna ya se había ido "¿Acabas de correr
escaleras arriba desnuda?"
Anna gritó desde arriba "He robado tu toalla ¿recuerdas?"
Lily subió las escaleras y entró en el dormitorio principal, donde Anna estaba sentada en su
cama junto a un pequeño paquete envuelto que parecía un CD "¿Qué es eso?"

"Algo para ti, creo"
"No tenías que hacerme un regalo"
"Lo sé, pero estoy muy orgullosa de ti" le tendió el paquete "Te voy a ahorrar la molestia.
Es una colección de canciones de amor de Broadway. Me recordó nuestro viaje a Nueva
York el año pasado"
Lily se inclinó para darle un beso "Tu hermana tiene razón con respecto a ti. Te has
convertido en una bola de masa romántica"

"¿Kim?" gritó Anna mientras abría la puerta trasera de la casa de su hermana.
"Entra, estoy aquí en la habitación de Jonah"
Anna siguió la voz por el pasillo "¿Dónde está mi pequeño…?" se detuvo cuando vio a su
hermana muy embarazada en cuclillas recogiendo con torpeza los juguetes de Jonah "Deja
que te ayude"
Rápidamente reunió los bloques de colores brillantes y de diferentes formas, con aire
ausente mientras rodaba un coche de plástico sobre la alfombra haciéndolo girar.
"Mi héroe" dijo Kim graciosamente "Hal llevó a Jonah con mamá ¿Si me siento en el sofá,
me ayudarás a levantarme, así no quedaré atrapada allí?"
Anna rió y la guió hacia la sala de estar "Claro, te ayudaré a levantarte ¿Puedo ofrecerte
algo?"
"¿Has traído un arma de fuego?"
"No armas"

"Entonces sofócame o algo por el estilo" Kim se dejó caer en el sofá como si fuese un
bulto.
"Ya veo. Así que Hal y Jonah se fueron para darte un descanso ¿o los echaste con tu estado
de ánimo irritable?"
"Ellos corrieron por sus vidas, Sra Rayo de sol. Apuesto que no durarás más de quince
minutos"
"Eso es todo lo que tengo de todos modos. Lily fue a una reunión especial de AA para
mujeres. Tienen un orador invitado o algo así"
"Hal y yo apreciamos que nos hayan invitado anoche. Dos años sin beber es
importantísimo"
Anna amaba a su familia por la manera en que ellos habían apoyado a Lily cuando cayó en
el alcoholismo. No sólo le habían ofrecido comprensión y apoyo, también se habían
abstenido de beber en su presencia, aunque Lily insistiera en que todo estaba bien. Kim,
por estar embarazada, tenía una excusa sencilla, pero también se quejaba de que incluso
olerlo en el aliento de Hal le hacía querer vomitar "Nos alegramos de tenerles allí. Además,
cenar con Jonah fue muy entretenido"
"¿Puedes decirme de dónde sacó ese niño esa racha de hablador? Él le dice todo a todo el
mundo"
Anna sabía de dónde lo había sacado…de su madre "No tengo la menor idea" respondió
ella poniendo los ojos en blanco ante la ironía de su hermana.
"Mira mis tobillos. Son como calabazas"
Anna colocó los pies de Kim en su regazo y le quitó sus zapatillas de felpa "No te atrevas a
decirle a nadie que hice esto" comenzó a amasar los pies hinchados de su hermana.
"Oh, Dios mío ¿Me creerías si te dijera que se siente mejor que el sexo?"
"Ni en un millón de años"

Kim se echó a reír "Sí, fue una especie de locura decir eso. Pero te convierte en una de mis
personas favoritas en el universo"
"Este ha sido más difícil que Jonah ¿no es así?"
"Jonah fue una brisa. Sólo gané veintidós libras y si no hubiese sido por eso y por el hecho
de que Hal me trataba como si estuviese hecha de cristal, tal vez nunca habría sabido que
estaba embarazada" movió los dedos de sus pies "Esta vez luzco como un Volkswagen
Beetle"
"Al menos no te ves como un Dodge" Anna pensaba que su hermana estaba más hermosa
que nunca, pero Kim había amenazado con herir a la siguiente persona que se atreviera a
comentar sobre su "brillo"
"¿Te imaginas la cantidad de peso que hubiese ganado si no hubiese vomitado durante tres
semanas seguidas?"
"Olvidarás todo esto unos diez días después que nazca tu bebé"
"Esperemos que ella duerma mejor que Jonah"
"Tal vez esa sea la disyuntiva. Un embarazo difícil significa un bebé tranquilo"
"¿Cuándo van a experimentar Lily y tú esta dicha por ustedes mismas?"
"Sabes, es gracioso. Siempre pensé que querría hijos, pero ya no estoy tan segura"
"¿Porque me quejo mucho? ¿Sabes lo princesa que soy?"
"No, lo creas o no, tomo algunas de mis decisiones totalmente independiente de ti" sonrió y
profundizó aún más sus pulgares en los arcos de Kim "Tú y Hal tuvieron once años para
prepararse para Jonah. Lily y yo todavía estamos en nuestra luna de miel"
"¿Y en once años tendrán cuánto? ¿Cincuenta? Y luego tendrán setenta y cinco cuando sus
hijos estén en secundaria”
"¿Dónde aprendiste matemáticas?"

"Además, Hal y yo lo intentamos durante cuatro años antes que Jonah llegara. Si esperas
demasiado tiempo, Lily va a comprar pañales para las dos"
"Muy gracioso"
"En serio, Anna. Siempre has querido hijos. Recuerdo que solíamos hablar de nuestros
hijos jugando juntos"
Anna se encogió de hombros "Y solía pensar que crecería y me casaría con un hombre. Eso
no sucedió tampoco" aunque técnicamente, sí.
"¿Es por eso que no quieres hijos? Porque ambas sabemos que no necesitas hacer lo
repugnante para hacer bebés. He escuchado lo del truco de la jeringa para el pavo.
Simplemente te pones de cabeza y haces que Lily la exprima"
Ella suspiró y sacudió la cabeza. Cuando se trataba de sexo, no había nada fuera de límites
para Kim "Eres la persona más cruda que conozco. Ellos están haciendo algunas cosas
interesantes con los tratamientos de fertilidad en estos días"
"Si alguien sabe sobre tratamientos de fertilidad, esa soy yo. Tengo suerte de no tener
cuatrillizos"
"Correcto" Kim y Hal habían luchado para concebir a sus dos hijos "En fin ¿Recuerdas a mi
amiga de Seattle?"
"¿Carolyn?"
"Sí, ella y su pareja tuvieron un bebé juntas. Vicki se embarazó, pero fue de un óvulo de
Carolyn"
"Eso es perfecto. Podrías lograr que Lily tenga tus bebés"
"Excepto que Lily está aún menos interesada que yo en tener hijos" pensó en su jugueteo
por la casa la noche anterior "Además, estamos contentas como están las cosas ¿Por qué
tener nuestros propios hijos cuando podemos alquilar los tuyos?"

"Hablando de eso ¿tú y Lily todavía van a cuidar al niño?"
"Estamos muy entusiasmadas con eso" ellas habían ofrecido atender a Jonah durante un par
de días, después del nacimiento de su hermana, así él no sentiría celos del nuevo bebé
"Vamos a mimarlo y luego regresarlo"
"No pueden ser peor que tu padre. Jonah llega a casa prácticamente rebotando en las
paredes. A veces pienso que George le da café"
Anna dio a los pies de Kim un último apretón y se levantó "¿Quieres que te ayude a
levantarte del sofá?"
"No, quiero que mi marido me encuentre aquí y piense que he estado atrapada durante toda
la tarde. Entonces se sentirá culpable y conseguiré que me afeite las piernas"

"...valor para cambiar aquello que puedo y la sabiduría para reconocer la diferencia" Lily
apretó las manos que estaba sosteniendo y se unió al grupo en su ritual de cierre de sesión
"¡Manténganse firmes!"
Mientras salía de la reunión con su patrocinadora, Virginia, aceptó las felicitaciones por sus
dos años de sobriedad de varias mujeres "Me gustan estas reuniones de sólo mujeres"
"A mí también" dijo Virginia "Es mucho más fácil identificarnos con nuestras historias"
"No me importa tanto las diferentes historias. Sólo aprecio la posibilidad de asistir a una
reunión sin preocuparme a que quieran ligar conmigo"
Virginia asintió "Correcto...a eso le llaman el Paso 13 ¿Tuviste el mismo problema con el
grupo de gays y lesbianas?"
"En cierto modo, fue peor. La gente luce tan desesperada por conectar"

"Ellos quieren una pareja que pueda evitarles beber"
"Nadie puede hacer eso"
"No, pero tienes suerte de tener a Anna"
"Lo sé" Lily odiaba pensar lo difícil que podría haber sido permanecer sobria de no haber
tenido el apoyo en casa en cada paso del camino. Anna simplemente había borrado el
alcohol de la vida de ambas.
"¿Has decidido algo acerca de tu oferta de trabajo?"
Lily sonrió ante la mención de la única cosa que había tratado de sacar de su cabeza este fin
de semana, su reunión con Wes McLean, el pronto jubilado director ejecutivo del programa
de tutores ad litem (persona designada por un juez en una causa para ayudar al litigante) del
Condado de Los Ángeles "No fue exactamente una oferta. Sólo me pidió que pensara en
ello y eso es lo que estoy haciendo"
"¿Qué dijo Anna?"
"Ella siente lo mismo que yo, que es la oportunidad de toda una vida" el director ejecutivo
del programa del condado, coordinaba la red de abogados voluntarios para defender a los
niños, particularmente los que requerían tutela del estado o los que estaban involucrados
en disputas de custodia, con el fin de asegurar su colocación idónea. Era el tipo de trabajo
que se convertía en una carrera y que pagaba casi el doble de lo que hacía en el consultorio
de asistencia Legal Braxton Street "Pero también es un gran compromiso"
"¿Desde cuándo tienes miedo al compromiso?"
Lily rió entre dientes. Además de ser su patrocinadora, Virginia se había convertido en una
amiga de confianza, con quien Lily podía hablar de las inseguridades que le habían llevado
a beber demasiado "Muy graciosa. Es sólo que finalmente Anna y yo hemos puesto las
cosas exactamente donde las queremos. Ella contrató a un par de gerentes y recortó
nuevamente su tiempo en el concesionario. No me parece justo cambiar todo y tomar un
trabajo que podría poner a sonar mi teléfono a cualquier hora de la noche"

"Pero acabas de decir que Anna piensa que es una gran oportunidad"
"Ella no se interpondrá en mi camino si es lo que quiero, pero eso no significa que ella
quiera que lo haga. Además, no puedo dejar a Tony varado después de la manera que me
aceptó cuando regresé de rehabilitación"
"Sé que le debes mucho a Tony, pero has estado fuera de rehabilitación desde hace casi dos
años. Además, él no va a culparte si abandonas el barco por una oferta como esa"
"No es una oferta" reiteró ella "Acabamos de hablar"
Virginia le miró con recelo "Vendrá después, Lily, es obvio que te quieren ¿Y por qué no lo
harían? ¿Entiendes perfectamente lo que los niños necesitan del sistema?"
"Estoy segura que podría hacer el trabajo" con los ojos vendados.
"¿Cuál es la verdadera razón por la que estás arrastrando los pies?"
Lily casi se echó a reír. Sin importa cuánto escondiera, Virginia solía leerla como si fuese
un libro abierto "Eres casi tan buena como Anna"
"Por lo general sé cuando estás preocupada acerca de caer ¿Por qué este trabajo te asusta
tanto?" llegaron al coche de Lily, donde Virginia se apoyó contra la puerta del conductor,
claramente decidida a terminar la conversación.
"Debido a que se trata de cotorreos entre abogados y jueces para conseguir que ofrezcan
voluntariamente su tiempo y eso significa cócteles y almuerzos con tres martinis. Wes
McLean bebe dos bourbon dobles en medio del día y regresa a su trabajo"
"Tal vez puedas cambiar la manera en que se hace"
"¿Y si no puedo?"
"No importa, Lily. No bebes. Eso es todo lo que tienes que decir"

Virginia tenía razón, pero eso no lo hacía menos frustrante para Lily "No es tan fácil y lo
sabes. La mayoría de las personas lo acepta muy bien, pero siempre hay un imbécil que
dice: sólo un poco no hará daño. No creo que pueda hacerle frente todos los días"
"Puedo ver cómo eso podría ser molesto, como tener a alguien soplándote humo en el
rostro. Pero ¿realmente crees que serías tentada por eso?"
Lily suspiró. Tenía suerte de no luchar contra la tentación de la manera en que otros lo
hacían "No lo sé. Nunca he tenido que lidiar con eso. No hacemos ese asunto social en el
consultorio jurídico"
"Estabas emocionada la semana pasada cuando me hablaste de eso ¿Qué ha cambiado?"
"Nada. He estado pensando en ello"
"Lily, no estoy preocupada por cómo manejarás a alguien que te presione a beber. Eres
mucho más fuerte de lo que probablemente crees" Virginia cruzó sus brazos y le miró con
seriedad. Esa no era en absoluto la respuesta que Lily estaba esperando.
"Si estoy aquí diciéndote que me preocupa la tentación ¿no deberías aconsejarme que la
evitara?"
"No, porque tu caída no es la tentación. Es la decepción. Lo que me preocupa es que
siempre mires hacia atrás y pienses en esta oportunidad y lo que podría haber sido. Y ahí
es cuando comenzarás a luchar"
Lily se dejó caer contra el coche a su lado, de repente preocupada por los cambios que ese
movimiento causaría.
"¿De verdad crees que debería aceptarlo?"
"Eso depende totalmente de ti, pero creo que deberías considerar seriamente si es un trabajo
que te va a gustar. No dejes que tus miedos decidan. Como he dicho, eres mucho más fuerte
de lo que crees"

Era un trabajo de ensueño, si alguna vez existiera tal cosa. Desde que podía recordar, había
querido una carrera en la que podría ayudar a los niños de la misma manera que había sido
ayudada por su madre adoptiva y su amiga la abogada Katharine Fortier. Esta era la
oportunidad de hacer eso. Como Virginia había dicho, todo lo que tenía que hacer era
avanzar más allá de sus miedos.

Capítulo 2
Anna se retorció en su silla hacia atrás y hacia adelante, excitada al ver la nota del
coordinador de relaciones comunitarias de los Dodgers de Los Ángeles. Era la cita perfecta
de un viernes en la noche. Sin siquiera mirar, presionó la marcación rápida en su teléfono.
"Lilian Kaklis"
Sin importar cuántas veces Lily contestara su teléfono de esa manera, nunca dejaba de
provocar una sonrisa en el rostro de Anna. La decisión de Lily de cambiar su nombre
después de la boda le sorprendió y honró a la vez "¿De qué color sangras?"
"¡Dodger azul!"
"Esperaba que dijeras eso ¿Te animas para un partido esta noche?"
"¿En el palco?"
"Mejor. En primera fila detrás de la caseta del equipo"
"¿Has estado repartiendo favores sexuales otra vez?"
"Más bien firmando cheques. Me golpearon en la reunión de la Cámara el mes pasado por
una donación a sus organizaciones benéficas para jóvenes y ahora el tipo de relaciones
públicas está ofreciendo dos entradas"
"Tendré que revisar mi calendario social. Soy muy popular, ya sabes"
"Para alguien de tu belleza y estima, no me sorprende en absoluto"
"Resulta que estoy libre"
"¿Cómo puedo ser tan afortunada? ¿Puedes estar lista a las seis y media?"
"Claro ¿Has oído algo de Kim?"

Hoy era la cita de su hermana con el médico "Ni una palabra. Hal nos está volviendo locos
a todos. Ha estado caminando por todo el lote comprobando su señal de teléfono celular
para asegurarse que está funcionando"
"Deberías enviar al pobre hombre a casa"
"No puedo. Kim me hizo prometer que lo mantendría ocupado todo el día. Supongo que
también le estaba volviendo loca"
Fue interrumpida por un llamado a la puerta de Holly, su gerente de ventas "Anna, los
chicos están aquí con la nueva televisión"
"Grandioso. Pídeles que lo lleven a la sala de prensa. Estaré allí en un minuto" metió la
mano en el último cajón de su escritorio y sacó los dos DVDs que había ordenado desde
Alemania. Uno de ellos era un viaje escénico a través de Baviera, destacando lugares de
interés desde el interior de varios modelos de BMW. La cinematografía de la película era
tal, que casi daba la sensación de conducir el coche en la autopista, mostrando hasta las
características del tablero de instrumentos. El segundo DVD mostraba las especificaciones
detalladas del motor, características de seguridad, paquetes de opciones y el rendimiento de
cada modelo de la línea de América del Norte de la BMW. El último era guiado por menú y
podría ser utilizado como una herramienta de ventas para informar a un comprador
potencial sobre un modelo específico "Mi nuevo juguete está aquí" dijo a Lily.
"Me gustan los juguetes ¿Vas a traerlo a casa para compartir?"
Anna sintió que se sonrojaba ante la insinuación, aunque estaba segura que Holly no había
escuchado el comentario de Lily a través del teléfono "Lo dudo. Es la televisión de plasma"
"¿El que ni siquiera cabe en nuestra casa?"
"Ese mismo. Tiene más de un metro y medio de ancho. Estoy haciendo que lo monten en el
salón de clientes. Lo estamos convirtiendo en una sala de prensa"
"Ahora todo lo que necesitas es uno de esos anticuados carritos de palomitas de maíz"

"¡Qué gran idea! Eres brillante"
"Y tú eres parcial o la más coqueta del mundo. O las dos cosas. Tengo que volver al trabajo
¿Terminaste de molestarme?"
"Sí. Voy a jugar con mi juguete. Pero debes estar lista a las seis y media" rió para sus
adentros, porque ambas sabían que Lily siempre era la que esperaba.
Con el DVD en la mano, Anna rápidamente bajó las escaleras hasta la sala de exposición,
donde el equipo de entrega ya estaba ocupado con la instalación. Ella supervisó la
colocación de la pantalla de alta definición y estudió el manual del operador mientras ellos
terminaban. La habitación grande estaba ocupada por varios sofás de cuero negro y sillones
solitarios, con mesas cromadas de cristal a los laterales que contenían los últimos números
de Car & Driver, la semana de motor y por supuesto, folletos sobre los diferentes modelos
de BMW. Un purificador de aire ayudaba a preservar el rico aroma del cuero, una idea de
Anna para imitar el olor a coche nuevo. Había diseñado esta habitación en Premier BMW
para dar la bienvenida a los nuevos clientes sobre el placer de manejar, sobre todo el placer
de conducir un BMW de rendimiento. No veía el momento de darle la demostración a su
personal de ventas en su reunión de la mañana del viernes.

El ladrido emocionado de Chester anunció la llegada del coche de Anna a la entrada para
vehículos. De manera predecible, irrumpió por la puerta lateral y se dirigió a través de la
sala familiar hacia el pasillo "Lo sé, lo sé. Llego tarde"
Lily rió desde la puerta de la cocina "Ya preparé tus vaqueros"
Anna se dio la vuelta y le dio un rápido beso "¿Qué haría yo sin ti?"
"Probablemente usarías tu traje de negocios en el estadio. Lo lograremos si te das prisa"

"Podemos cantar el himno nacional en el coche" respondió ella subiendo rápidamente por
las escaleras.
Lily llenó el depósito de agua de Chester y esperó junto a la puerta con sus chaquetas en la
mano. Incluso después de un día caluroso como hoy, el estadio de béisbol estaría frío una
vez que el sol se pusiera.
Anna apareció, ya luciendo una sudadera de los Dodgers junto con sus vaqueros y
zapatillas de deporte. Se detuvo en el espejo del pequeño cuarto de baño y colocó su
cabello detrás de las orejas antes de ponerse su gorra de los Dodgers.
"Es extraño ya no poder tirar de mi cabello a través de la parte posterior de la gorra"
"Es normal, aunque...pierdes el cabello a medida que envejeces"
"Muy graciosa" Anna despeinó el cabello de Lily mientras corrían hacia al coche "¿Le has
contado a Tony acerca de tu oferta de trabajo?"
"No. Decidí no decir nada a menos que resuelva que realmente es lo quiero"
Anna negó con la cabeza mientras retrocedía por el camino "Hay días en que no te entiendo
en absoluto. Pensé que habías dicho que ese trabajo era perfecto para ti"
En realidad, había sido Anna la que había dicho eso, pero Lily había estado de acuerdo en
ese momento "Es un trabajo perfecto, pero esa no es la parte de mi vida que necesito para
que sea perfecto"
"¿Qué significa eso?"
"He estado pensando acerca de la otra noche cuando me aterrorizaste en el comedor"
"¿Quieres decir la noche que me dejaste encerrada afuera y desnuda?"
"No te dejé afuera encerrada. La puerta se atascó y estaba tratando de averiguar cómo te
pasaba tu bata a través del ojo de la cerradura"
Anna soltó un bufido y aceleró entrando en la muy transitada 405 "¿Y qué ocurrió?"

"Sólo algo que dices mucho...que amas nuestra vida. También amo nuestra vida ¿Por qué
arriesgarme a cambiarla?"
"Algunos cambios son buenos, Lily. Las dos pasamos mucho de nuestro tiempo en el
trabajo para no disfrutar lo que hacemos. Tengo suerte porque tengo el trabajo perfecto.
Pero tú no. Odias cuando Tony te entrega un caso criminal y así ha sido con la mitad de tus
casos en estos días. Sé tan pronto como llegas a casa cuando estás trabajando en uno. Luces
agotada y tu voz disminuye"
Lily no podía negar la evaluación de Anna. Una subvención de la comunidad de la oficina
del defensor público había doblado su carga de casos penales en el consultorio, inundándola
con juicios que se comían su semana de trabajo.
Derecho familiar…casos de divorcio, custodia de menores y adopción…era la especialidad
de Lily, así que era algo natural liderar el programa de la corte en defensa de los niños y eso
sería sacarla de la rutina del día a día de la sala del tribunal. Después de su conversación
con Virginia, confiaba que podía manejar las presiones sociales del trabajo, pero no se
atrevía a decir que sí por el momento "Creo que estoy preocupada por hacer un cambio tan
grande. Se supone que debo comer con dos de los miembros de la junta el lunes. Si les
gusto, veremos a dónde va"
"¿Si les gustas? Apuesto a que es más si ellos te gustan a ti"
Probablemente eso era cierto, se dio cuenta. Cuando el director ejecutivo saliente le había
contactado, tuvo la clara impresión de que ella estaba en el tope de su lista "No tomarán
una decisión final hasta el primero de noviembre. Eso me da seis semanas enteras para
obsesionarme con eso"
"Apoyaré cualquier cosa que quieras hacer. Espero que sepas eso"
Lily se acercó a la consola y tomó la mano de Anna "Lo sé y te lo agradezco"
Viajaron en un cómodo silencio hasta el estadio, donde Anna entregó el pase al
estacionamiento VIP que había recibido con el paquete, junto con las entradas. La segunda
entrada ya estaba en marcha cuando llegaron a sus asientos.

"Prométeme que no te acostaste con alguien para conseguir estos asientos" dijo Lily, lo
suficientemente bajo como para que nadie más pudiese escuchar. Sus asientos estaban en la
primera fila, justo detrás del bateador en-cubierta.
Anna agarró el menú colocado en la bolsa frente a ella e hizo señas con la mano a uno de
los camareros que atendían en los palcos Premium "¿Te sientes decadente?"
"Mucho" su boca se hizo agua por la anticipación cuando Anna ordenó perritos calientes y
patatas fritas "¿Te das cuenta que estamos sentadas lo suficientemente cerca como para que
el árbitro nos pueda escuchar?"
"Solo trata que no te arresten" Anna se puso su chaqueta "Cada vez que venimos aquí
pienso en nuestro primer partido"
"Sí, aquel en el que la gente de publicidad te estaba ligando"
"¿Estabas celosa incluso en aquel entonces?"
"Claro que sí. Te quería toda para mí"
"Ni siquiera lo noté. Estaba demasiado ocupada tratando de impresionarte"
"No lo estabas"
"Lo estaba. En serio" pagó al camarero y ambas se concentraron en sus raciones de patatas
fritas "No me di cuenta del por qué en ese momento, pero recuerdo claramente sintiéndome
muy orgullosa de mí misma por haber conseguido esas entradas"
Lily sonrió "Yo recuerdo claramente haberme probado unos treinta trajes diferentes, para
que pudieses pensar que era linda"
"Y ahora cuatro años después, también escoges mi ropa" terminó su perro caliente y
comenzó a lamer sus dedos.
"Difícilmente puedo confiar en ti misma para que te vistas. Ni siquiera tuviste un par de
vaqueros hasta…"

"Espera un momento. Mi cadera está vibrando"
"¿Discúlpame?"
Anna sacó su celular del bolsillo y miró la pantalla. Su rostro se iluminó al instante "Es
Hal"
Lily comenzó a recoger automáticamente su chaqueta y la basura.
"¿Cuánto tiempo?" agarró la muñeca de Lily mientras se levantaba "Dile que tiene que
esperar. Estamos en el estadio. Al menos son cuarenta y cinco minutos...los Dodgers dos a
cero en la parte alta de la tercera"
Hal probablemente había ganado un tortazo por preguntar el marcador, pensó Lily mientras
seguía a Anna por las escaleras a través del vestíbulo "Vamos a ser tías nuevamente ¿Estás
lista?"

Anna caminó por el pasillo lo que pareció la trigésima vez. Kim y Hal estaban en la sala de
partos con la Dra. Beth Ostrov, la especialista en fertilidad que había ayudado a concebir
primero a Jonah y ahora a su hija. Jonah estaba subiendo de silla en silla en la sala de
espera bajo la atenta mirada de los padres de Anna. Lily había ido a casa para intercambiar
el Z8 de Anna de dos puestos, por su SUV X3 para poder llevar a Jonah a casa con ellas por
el fin de semana.
El médico salió y se encontró con su mirada "Usted es Anna ¿verdad?"
Ella asintió con la cabeza.
"Kim pidió que usted entrara, probablemente falte una hora o dos"
Anna entró y encontró a Kim y a Hal ejecutando los ejercicios de relajación. La habitación
estaba decorada en un estilo hogareño, con una alfombra trenzada ovalada, cuadros en las

paredes y cómodas sillas que rodeaban la cama de hospital. Era fácil ver el atractivo de
tener poca tecnología y poca intervención en la experiencia del parto.
El equipo estaba fácilmente disponible para cualquier tipo de respuesta de emergencia, pero
Kim estaba sana y su embarazo se consideraba de bajo riesgo.
"¿Has venido a verme sufrir?" Kim le saludó con una sonrisa, la primera que Anna había
visto en un mes.
"¿Por qué sonríes? ¿Ya has recibido drogas?"
"No, sólo estábamos hablando de nombres de bebés"
"¿Han decidido cuál será?"
"Tenemos que mirarla y asegurarnos que encaja ¿Dónde está Lily?"
"Fue a casa para cambiar los coches así podremos llevarnos a Jonah esta noche"
"¿Están seguras que quieren hacer eso?" preguntó Hal "En estos momentos está allá afuera
escalando en el techo"
"Vamos a estar bien. Además, probablemente estará dormido antes de que salgamos de
aquí" Kim y Hal intercambiaron miradas burlonas, pero Anna confiaba que ella y Lily
podría manejar las cosas.
Hal se puso de pie y se desperezó "Voy a salir y ver cómo esta. No dejes que tenga ningún
bebé hasta que yo vuelva"
Anna rió entre dientes "Créeme, si ella comienza a dar a luz, correré a través de esa puerta
como un M5"
Hal había trabajado en el concesionario el tiempo suficiente para reconocer su referencia al
coche más potente de BMW.
Caminó alrededor y se sentó en la cama de Kim "¿Te sientes bien?"

El rostro de Kim decayó al instante "¡Dios, recuérdame nunca tener sexo otra vez!"
"Es la primera vez ¿Es tan malo?"
"¿Recuerdas cómo Hal hiperventiló cuando nació Jonah? Él no puede soportar si sabe que
estoy en dolor y en este momento siento como que estoy a punto de dar a luz a un sofá"
Anna tomó su mano y la acarició con ternura "Creo que te casaste con el mejor hombre en
el mundo entero"
"Debí haberme casado con Lily. Ella no me habría hecho esto"
"Vas a tener la hija más hermosa"
Kim hizo una mueca y tomó varias respiraciones rápidas entre los dientes "Bet dice que
probablemente no llegará hasta la medianoche, pero tengo la sensación de que esta niña
estará aquí a las diez y media"
El reloj detrás de la cama marcaba después de las diez "Ojalá espere a Lily"
"Espero que Lily conduzca como un murciélago salido del infierno" agarró la mano de
Anna cuando una contracción le atravesó.
"Te amo, hermana"
Los ojos de Anna se empañaron "Yo también te amo"
Hal regresó en silencio y tomó su lugar al otro lado de la cama "¿Quieres algo?"
Kim le agarró nuevamente, esta vez la contracción era más fuerte que la anterior "Tal vez
un cronómetro"
"¿Hablas en serio?"
Ella asintió vigorosamente y Hal apretó el botón de llamada.
Momentos más tarde, el médico entró "¿Ella está perdiendo la paciencia?" mientras ella
ayudaba a Kim con los estribos, Anna se dirigió hacia la puerta.

"Voy a esperar por este milagro en la otra habitación"
"Gallina" dijo Kim a través de sus dientes apretados.
"En una palabra, sí" cerró la puerta y se volteó para encontrar a Lily que venía por el pasillo
"Lo lograste. Vamos a tener al bebé en este momento"
"¿Está todo bien?"
"Bien" dirigió a Lily hacia la sala de espera y le actualizó con todo. Su padre estaba
desplomado en una silla, claramente agotado de perseguir a Jonah, que estaba sentado en el
suelo con una gran variedad de libros. El padre de Hal, Harold, charlaba con Martine.
Harold se divorció de la madre de Hal, que vivía en la Florida. Hal no era particularmente
cercano con ninguno de sus padres, pero su padre se había acercado un par de veces desde
que había nacido Jonah.
Anna estaba en la puerta, con un ojo en la puerta de la habitación de Kim. Diez minutos
pasaron antes de que dos enfermeras entraran "Algo está sucediendo" anunció ella "Las
enfermeras acaban de entrar"
Uno por uno, el clan Kaklis se reunió detrás de ella para ver hacia la puerta, excepto
George, quien se había quedado para mantener a Jonah ocupado. A las diez y media, una de
las enfermeras salió, quitándose los guantes de goma y tirándolos en un recipiente cercano.
No miró hacia ellos, así que no traía noticias.
"Eso tiene que significar algo" susurró Lily.
La siguiente persona en salir fue la Dra. Ostrov. La sonrisa en su rostro los elevó en un
frenesí "Ella es hermosa. Siete libras, nueve onzas"
"¿Y Kim?" Anna preguntó con ansiedad.
"Lo está haciendo genial. Incluso Hal lo hizo esta vez" dijo ella "La enfermera de OB
(Obstetricia) todavía está limpiando un poco, pero cuando ella salga, podrán entrar. Sólo
traten de no apresurarse hacia la puerta"

"Gracias, Dra. Ostrov. Apreciamos todo lo que hizo" dijo Martine.
"Me encanta mi trabajo" con su sonrisa todavía en su lugar, se dio la vuelta y desapareció
por el pasillo.
Después de unos eternos ocho o nueve minutos, la enfermera de OB apareció y señaló con
la mano para que todos entraran en la habitación "Lo están haciendo muy bien, pero no los
abrumen ¿de acuerdo?"
Entraron de puntillas en la habitación y encontraron a Kim sentada en la cama, con el
cabello castaño rojizo recién peinado. En sus brazos yacía un encanto de ojos oscuros, con
el rostro rojo con una mata de cabello negro azabache parecido al de su padre "Que todo el
mundo conozca a la hermana pequeña de Jonah, Alice Martine Phillips"
Martine estaba visiblemente emocionada por el honor de que le hubiesen puesto su nombre
y extendió la mano para acariciar la cabeza del bebé.
Lily empezó a tomar fotos con su cámara digital "Esta será una grandiosa foto de todos.
Ponte ahí George y trata de no asustar a la pequeña" toda la familia posó en todas las
combinaciones imaginables, con Harold y Lily intercambiándose para salir en las fotos.
Anna se sintió aliviada cuando su predicción anterior se había hecho realidad y Jonah había
sucumbido por su ajetreado día, quedándose dormido en el hombro de Hal.
Hal les acompañó hasta el estacionamiento para entregarles el asiento de coche y las cosas
de Jonah para el fin de semana "Última oportunidad, Anna. Podría despertarse en la
mañana y ser una pistola"
"Nos encargaremos de él, Hal. Incluso si no tienes fe en mí, Lily sabe todo acerca de niños.
Esa es su especialidad en el trabajo" le lanzó un guiño a Lily.
"Eso es correcto. Si nos da algún problema, sé cómo darlo en adopción"

"Él me odia" dijo Anna, la angustia reflejada en su rostro mientras se volteaba para retirarse
del camino de entrada de su hermana.
"No, no te odia" respondió Lily "Probablemente sólo está molesto por no ser parte de la
acción. George dijo que también lloró la noche que se quedó allí"
Jonah había estado molesto durante todo el día, obviamente angustiado por haber sido
separado de su madre y su padre. Ninguna de las actividades que normalmente
disfrutaba…un chapuzón en la piscina, un helado, los juguetes y los juegos…le apartaban
del llanto por más de unos pocos minutos. Después de dos horas seguidas, cerca de la
histeria, Anna finalmente cedió y decidió llevarlo a casa.
"Nunca ha estado así anteriormente. Ni siquiera quería que lo cargara"
Lily sintió pena por Anna. Era raro verla lidiar con la pérdida de confianza por algo, pero
claramente se sentía impotente sobre la angustia de Jonah "Ponte en sus zapatos. Hubo un
montón de emoción anoche, así que hoy estaba decepcionado. Y con toda la conversación
sobre el nuevo bebé que venía, probablemente se estaba sintiendo inseguro de que su mamá
y su papá estuviesen con ella dejándolo fuera"
Anna suspiró "Espero que no aprende a asociarnos con sentirse de esa manera"
"No lo hará. Él te ama" Lily sólo podía imaginar lo decepcionada que estaba Anna de tener
que tirar la toalla, pero tomando en cuenta el evidente sufrimiento de Jonah, probablemente
era lo mejor. Y a pesar de sus palabras para tranquilizar a Anna, también estaba preocupada
por cómo él se sentiría la próxima vez que estuviesen juntos "Al menos Kim y Hal lograron
un poco de descanso"
"Hubiese deseado que fuese más"
Cuando Anna tenía la intención de castigarse a sí misma, no había mucho que Lily pudiese
hacer al respecto. Su único consuelo verdadero vendría cuando las cosas entre ella y Jonah

estuviesen bien "Míralo de esta manera. Se nos dio una excusa para ver a Alice
nuevamente"
Anna dejó escapar una sonrisa tímida, pero Lily se dio cuenta que todavía estaba molesta.
"Regresaremos en un par de días. Te apuesto lo que quieras a que Jonah vuelve a ser el
mismo" se inclinó sobre la consola para acariciar el muslo de Anna "Además, hay un
aspecto positivo en todo esto. Te tengo para mí solita el resto del fin de semana"
"Hmm... acostarnos en el sofá para ver la televisión tiene un cierto atractivo"
"Eso no era exactamente lo que tenía en mente, pero es un comienzo" de hecho, relajarse
juntas en el salón familiar era uno de sus pasatiempos favoritos del fin de semana. A
menudo, sus tardes en el sofá terminaban con ellas haciendo el amor, pero no siempre. A
veces bastaba con estar cerca sin las preocupaciones del día.
Estaban casi finalizando su segunda película cuando Lily sintió que Anna se había relajado
completamente. La señal fue un suave beso en la parte superior de su cabeza mientras
yacían entrelazadas en el salón familiar que estaba a oscuras. Entonces Anna se retorció en
busca del control remoto.
"¿Quieres ver otra película?" preguntó Lily.
"Tengo una idea mejor. Prepara un sándwich de mantequilla de maní y jalea y yo saco a
este perro perezoso a dar un paseo. Luego me reuniré contigo arriba y podremos ver algo de
la cama"
"Suena como un plan"
Lily hizo el sándwich y lo cortó por la mitad. Luego sirvió un vaso de leche y llevó la
merienda arriba. Mientras se cambiaba poniéndose una camisa de dormir escuchó que Anna
regresaba con Chester.
"Pon las noticias locales y ve si los Dodgers ganaron"
Lily hizo clic a través de los canales mientras Anna se cambiaba para ir a la cama.

"Te he guardado un poco de leche"
Anna subió a la cama y miró el camisón de Lily, que lucía una mancha de mermelada de
fresa encima de su pecho "¿Me guardaste esto también?" unió sus labios a la mancha.
"Sigue así y voy a untar mi cuerpo con la mitad de tu emparedado"
"Mantequilla de maní como afrodisiaco...suena como una gran idea"
"Sólo funcionaría con alguien como tú" Lily buscó a tientas el control remoto y subió el
volumen "La noticia está encendida"
"...dieron dos jonrones en la parte baja de la segunda ¿Fue suficiente para vencer a los
Cachorros?"
Anna gimió "Odio las noticias de televisión ¿Por qué no pueden simplemente decir quién
ganó?"
"No le llaman televisión comercial por nada"
La siguiente noticia mostraba imágenes de lo que evidentemente era una protesta, seguida
de una ficha policial de una mujer joven "...en protesta por lo que algunos llamaron
acciones crueles de la policía de San Francisco"
"Wow, por un segundo pensé que eras tú" dijo Anna.
Lily se quedó mirando la foto en pantalla antes que se desvaneciera por un comercial.
Aunque estaba más delgada y más joven por lo menos diez años, la mujer en la foto tenía
los rasgos faciales casi idénticos a los de ella "Lucía así cuando estaba más joven y tenía el
cabello largo"
"Eso parecía una ficha policial. Las personas en LA que vean eso esta noche, pensarán que
eras tú" Anna le dio un codazo en broma "Me pregunto cuántas llamadas vamos a recibir"
"No puedo esperar a ver lo que hice"
El programa de noticias regresó y se dirigió directamente a la historia de San Francisco.

"La policía de San Francisco está a la defensiva esta noche tras la búsqueda del asesino de
una mujer sin hogar que fue tomada como rehén después de un intento de robo en un banco
el viernes por la tarde. La joven de veintidós años fue identificada como Kristy Parker,
quien según testigos que le conocían, había vivido en las calles de la ciudad durante varios
años. El ladrón, de cuarenta años de edad..."
Lily se enderezó bruscamente "Oh, Dios mío"
"¿Qué ocurre?"
"¿No has escuchado? Dijeron que su nombre era Kristy Parker" por la mirada confusa de
Anna, estaba claro que no había hecho la conexión "Anna, mi nombre era Parker. Me
pregunto si...no importa, es ridículo"
"¿Crees que podrían estar relacionadas?"
"No" sacudió su cabeza, negándose a dar crédito a tal coincidencia "Realmente es difícil
saber cómo lucen las personas sólo por su ficha policial. Además, apuesto a que hay miles
de Parker en el área de la bahía"

Capítulo 3
Lily no podía deshacerse de su nerviosismo acerca del almuerzo con los dos directores del
programa de tutor ad litem, pese a las garantías de Anna de que eran ellos…y no Lily…los
que trataban de impresionarla. Pensó en Virginia cuando ordenó agua con gas y se
sorprendió gratamente cuando los directores hicieron lo mismo "¿Le importaría si hago una
pregunta?"
"No, en absoluto" dijo Kenneth Thompson. Era el socio principal en una de las firmas más
grandes de Los Ángeles "Por eso estamos aquí, para asegurarnos de que tenga toda la
información que necesite para que tome la decisión que sea adecuada para usted"
Apreciaba que él genuinamente quisiera que ella sopesara su oferta cuidadosamente "No
puedo evitar preguntarme por qué la junta está interesada en alguien que sólo tenía siete
años de experiencia. Debe haber cientos de abogados que sean más adecuados para este
trabajo"
Esther Cohen asintió "Los hay, pero francamente, no queremos a alguien que esté quemado
o que necesite un cambio de escenario. La gente como ésa tiende a desplazarse a través de
los puestos de trabajo y terminamos buscando un nuevo candidato tres o cuatro años
después" si alguien sabía de desgaste profesional era Cohen, quien había dirigido los
servicios para niños y familias del condado.
Thompson se movió en su asiento y se acercó más "Lily, voy a ser honesto con usted.
Nuestra principal prioridad es encontrar a alguien que vea esto como un desafío y una
oportunidad para hacer una diferencia real en las vidas de los niños. Preguntamos por allí y
Rusty Evans nos dijo que deberíamos hablar con usted y no hay nadie cuya recomendación
tengamos en mayor consideración"
Rusty Evans era el juez preferido de Lily en la corte de familia y se sintió profundamente
honrada al escuchar tales elogios viniendo de él.
Cohen saltó con lo del doble equipo "También hablamos con el decano de la Facultad de
Derecho de la UCLA y ella dijo que usted había sido requerida por un buen número de

empresas. El hecho de que haya elegido el consultorio de Asistencia Legal Braxton nos
dice mucho acerca de su carácter"
Lily sintió que se sonrojaba ante los cumplidos. Se preguntaba si sabían acerca de su DUI
(manejo bajo los efectos del alcohol) "¿Están considerando a alguien más?"
"Estamos pensando en un par de candidatos, pero como he dicho, usted fue muy
recomendada y eso significa mucho para nosotros"
"¿Haría...haría alguna diferencia si supieran que me arrestaron hace un par de años por
conducir borracha?"
"¿Y que ha completado un programa de rehabilitación?" añadió Cohen, sus cejas se
arquearon.
Lily sonrió "Ustedes son muy buenos"
Thompson le devolvió la sonrisa "Eso surgió en nuestra revisión de antecedentes, así que
seguimos investigando. Hablamos con Richard Anston y él nos aseguró que usted fue un
caso exitoso ¿Está en lo cierto?"
El juez Anston fue quien negó su solicitud de privilegios para conducir para que pudiera
asistir a un programa de tratamiento por día. Quién le había forzado a asistir al tratamiento
residencial en Redwood Hills "Lo está, pero quería asegurarme que sabían al respecto. Eso
siempre será parte de mi expediente"
"La gente comete errores, Lily. Lo que más importa es como lo manejan"
Lily liberó un suspiro de alivio, reconociendo para ella sí misma que estaba interesada en el
puesto "Así que si les dijera que deseo ser considerada ¿cuál sería el siguiente paso?"
Ambos directores sonrieron "Tendríamos que hablar con el resto de nuestro consejo para
pedirles que armen un paquete financiero. Usted lo revisa para ver si se ajusta a sus
necesidades. Luego cuadramos una nueva reunión y seguimos a partir de allí"

Ella pensó en su conversación anterior con Wes McLean "Wes dijo que probablemente no
tomarían una decisión hasta noviembre"
"Es en ese momento cuando tendremos nuestra próxima reunión oficial con el consejo. No
podemos hacer nada formalmente hasta entonces, pero nos gustaría ir con una fuerte
recomendación"
"Entonces creo que esperaré hasta que escuche de ustedes"
Mientras regresaba a su coche comprobó sus llamadas perdidas. Una era de su amiga,
Sandy Henke, quien trabajaba en servicios sociales y tenía acceso a la base de datos a nivel
estatal. Lily le había llamado el día anterior con la remota posibilidad de que pudiese
averiguar algo sobre la misteriosa Kristy Parker en San Francisco. Pulsó el botón para
devolver la llamada.
"Hey, Lil. Voy de camino a hacer una visita a uno de los hogares, pero quería darte una
actualización de esa mujer"
"¿Encontraste algo?"
"Sí y no. Ella está en el archivo, pero por la edad quedó fuera de los hogares de crianza
cuatro años atrás, así que tuve que hacer una solicitud especial para entrar en el archivo"
"Correcto, ellos dijeron que tenía veintidós años"
"También está en un estatus especial debido a las circunstancias. Ellos hacen eso para evitar
que la prensa entre en la base de datos y saque cosas que se supone debe ser confidencial"
"No tendrás problemas por esto ¿verdad?"
"No, seguí los canales regulares...para variar"
Lily rió entre dientes. Sandy había trabajado para servicios sociales por más de quince años
y conocía todos los atajos.

"Realmente no esperaba que encontraras algo. Simplemente me pareció extraño porque ella
se parecía tanto a mí y tenía el mismo apellido"
"Sí, vi la foto. En fin, me acaban de llamar para decirme que puede pasar un día o dos antes
que consigan algo"
"No es la gran cosa" en el corto trayecto de regreso a su oficina, preparó su discurso a
Tony, recordándose que la nueva posición le daría un mayor impacto en las vidas de los
niños en situación de riesgo. Si alguna vez necesitaba reafirmar que este trabajo merecía la
pena, sólo tenía que pensar en su propio inicio precario y el de tantas mujeres como Kristy
Parker, cuyas luchas en la infancia le habían llevado a una vida en las calles y a una muerte
que había llegado demasiado pronto.

Anna vació la bolsa de plástico de su contenido, un cartón de arroz al vapor y otro de
camarones y verduras. Cocinar no era su fuerte, pero se clasificaba a sí misma entre las
mejores cuando se trataba de escoger la comida para llevar, escogía un par de noches a la
semana para darle a Lily un descanso en la cocina.
Chester se movió pesadamente hacia el salón familiar, su ladrido bajo anunciaba la llegada
de Lily. Unos momentos más tarde, Lily apareció por la puerta de la cocina con una sonrisa
traviesa "Vamos bésame, Amazona. Tengo noticias"
La cena fue olvidada cuando Anna tomó a Lily entre sus brazos y le dio un beso apasionado
"Supongo que la reunión ha ido bien"
"Voy a hacerlo, Anna. He decidido aceptar el trabajo si me hacen una oferta oficial"
"¡Esa es mi chica!" Anna sonrió mostrando su aprobación "He estado esperando que digas
que sí ¿Qué fue lo que te impulsó?"

Sacó los platos y los palillos mientras Lily le contaba los detalles. No se sorprendió al
escuchar el apoyo que el par de jueces le habían dado a Lily para que diera el salto "Uno de
estos días, vas a darte cuenta de lo que te he estado diciendo desde el primer día que nos
conocimos. Puedes hacer cualquier cosa que te propongas. Nunca he conocido a nadie tan
capaz en mi vida...salvo cuando se trata de alcanzar cosas en el estante superior. No eres
muy buena en eso"
"Sigue así y voy a empezar a morder tus tobillos"
"¿Es ese tu teléfono celular?"
Lily siguió el timbre hacia el salón familiar. Momentos después regresó, su rostro casi
blanco y su voz temblorosa "Era Sandy. Dijo que la mujer que murió en San
Francisco...Kristy Parker. Era mi hermana"

Lily se alegró de que Anna estuviese conduciendo. Su rabia hirviente hacia Karen
Parker…la mujer que le había abusado y descuidado…burbujeaba en ráfagas que hacía que
clavara sus uñas en las palmas de sus manos.
"¿Sabes lo que me mata, Anna? En algunos estados ni siquiera permiten que los gays y las
lesbianas adopten, pero gente como Karen Parker pueden tener todos los hijos que quieran"
"No existe razón alguna"
"Servicios sociales debió haberle quitado a Kristy al instante que nació" golpeó su muslo
con el puño.
"¿Cuánto tiempo después que te fuiste nació ella?"

"Ella tenía veintidós años. Así que yo tenía once años de edad y ya vivía con mamá cuando
ella nació" resopló ella "Apuesto a que si mamá hubiese sabido, habría tratado de obtener
su custodia"
Anna le palmeó el antebrazo "Sé que tu cabeza está llena con los y sí, pero probablemente
no había nada que tú o Eleanor pudiesen haber hecho"
"Lo sé. Eso es lo más frustrante de esto"
Llegaron a casa de Sandy y Suzanne en Sherman Oaks y Lily saltó, casi sin esperar a que
Anna estacionara el coche. Subió los escalones de la entrada hacia la casa estilo ranchero y
tocó el timbre. Anna le alcanzó justo al momento en que Suzanne estaba abriendo la puerta.
"Sandy está en el comedor"
Lily pasó con rapidez delante de ella para encontrarse con Sandy quien organizaba las
carpetas en la mesa del comedor "Dios mío, mira todo esto"
"Dieciocho informes en total, pero la mayoría de ellos son de los padres adoptivos. El
primer contacto de Kristy con servicios sociales ocurrió cuando tenía cinco años" Sandy
señaló el primer archivo "Un trabajador del hospital, dijo que Karen le había llevado con un
hombro dislocado. Kristy estaba sucia y desnutrida. La metieron en un hogar de acogida,
pero regresó con su madre después de cuatro meses" el segundo archivo era el más grueso
"Este es el más grande. Cuando tenía ocho años, su maestra informó que estaba teniendo
conductas sexuales en la escuela, lo que…como sabes…es una indicación bastante segura
de abuso sexual. Investigaron al novio de Karen, pero nunca presentaron cargos. Servicios
sociales argumentó que Kristy estaría mejor en un hogar de crianza y ya que Karen nunca
se presentó en la corte, el juez estuvo de acuerdo"
"¿Qué pasa con todas estas otras personas?"
"Al parecer, Kristy era difícil. Robaba cosas y mentía...se metía en peleas con los otros
niños en el hogar. Fue trasladada quince veces en seis años"

Lily revisó los informes, uno por uno, lo que confirmaba el resumen de Sandy. Anna agarró
uno y lo leyó en silencio "No sé cómo ustedes hacen lo que hacen"
Sandy suspiró "Algunos días me pregunto eso yo misma"
"Lo hago porque es la única manera de salvar a las Kristy Parker del mundo" respondió
Lily rotundamente "¿Esto es todo?"
"Creo que sí. Mi supervisora…Donna ¿te acuerdas de ella?... capaz de conseguir la fecha
de nacimiento en el informe de la policía y trabajó a partir de ahí. Nada surgió hasta
después de la una, así que no creo que encontremos algo más"
"Agradezco que hayan hecho esto. Sé que no se supone que debas revisar los registros sin
una buena razón"
"Le dije a Donna por qué querías saber y no lo dudó. Sabe que eres uno de los buenos"
Lily hojeó los informes nuevamente, tomando en cuenta las observaciones de los diversos
trabajadores sociales la maternidad de Karen…o la falta de ella…nunca terminaba en
cargos criminales. Si hubiesen acusado a Karen de abuso por el tirón del brazo de Kristy
que lo había dislocado, podrían haber solicitado en ese mismo momento la patria potestad.
Eso habría hecho a Kristy elegible para adopción a los cinco años de edad. Podría haber
sido removida de su casa de manera permanente y le hubiese librado de una crianza atroz
que probablemente incluía abuso sexual "Este último informe es de cuando Kristy tenía
catorce años ¿No debería haber más? Seguramente no regresó con Karen"
"Si te fijas en el último párrafo, dice que huyó de su hogar adoptivo. Servicios sociales
nunca la encontró después de eso"
De camino a casa, Lily acunó la pila de informes, el único vínculo tangible con una
hermana que nunca supo tenía.
"Ni siquiera puedo imaginar lo que estás sintiendo en este momento" dijo Anna.
"¿Qué piensas de todo esto?"

Anna apenas había dicho una palabra mientras Sandy les guiaba a través de los informes.
"Todo es bastante increíble. Es increíble para mí como parecías saber quién era ella, pero
tengo que admitir que tuve la misma sensación la primera noche que la vimos en las
noticias"
"Es realmente irónico. Después de todos estos años, me entero que tengo una hermana. Y
ahora está muerta. Desearía que yo..."
"¿Desearías que?"
"Desearía haber tenido la oportunidad de conocerla. Tal vez si hubiésemos podido
relacionarnos, aunque fuese en los últimos años, podría haberle ayudado"
"¿Qué habrías hecho?"
"No lo sé. Pero si ella hubiese tenido un lugar a donde ir..."
"Sabes, puede que ella no haya querido eso. Algunas personas sin hogar prefieren vivir en
las calles"
"Karen Parker es responsable de esto, el Estado pudo haber hecho algo. Si hubiesen sacado
a Kristy de esa casa cuando era pequeña, podría haber tenido una oportunidad con otra
familia" Lily suspiró con exasperación "Cuando mi madre murió, sentí como si hubiese
perdido la única familia que había tenido. Ahora es como…"
"Eso no es cierto, Lily" Anna se acercó y agarró su mano "Yo soy tu familia y mi familia
también es tu familia. No sólo eso, crecimos por uno la otra noche"
"Lo sé. Tienes razón. Pero va a ser difícil no pensar como hubiese sido tener una hermana
pequeña"

"Salgamos y comamos algo" Anna estaba muerta después de varios días de idas y venidas
entre los dos concesionarios de Los Ángeles. Si pudiese aguantar un día más hasta el
viernes, podría relajarse. Cuando vió que Lily ya se derrumbaba en el sofá, no se atrevió a
preguntar qué habría para cenar.
"Estoy demasiado cansada para levantarme. Además, Sandy viene alrededor de las ocho"
"¿Para qué?"
"No lo sé. Dejó un mensaje en el trabajo que quería pasar por aquí. El cuadragésimo
cumpleaños de Suzanne es el mes que viene, tal vez quiere hablar de una fiesta sorpresa o
algo así"
"¿Sopa?"
"Y un sándwich de queso a la plancha, por favor"
Anna se rió por su destino. Lily había ordenado la única cosa que dominaba en la cocina.
Se cambió por pantalones cortos y una camiseta y alimentó a Chester antes de preparar su
cena sencilla.
"Es muy útil tenerte alrededor" dijo Lily mientras terminaba su sándwich "Sólo por eso,
podrás tener el control remoto"
Anna sintonizó rápidamente el juego de los Dodgers "Si ganamos dos de los tres siguientes,
obtendremos el comodín en los playoffs"
Lily estiró su cuello para mirar por la ventana hacia el sonido del coche que se estacionaba
en el camino de entrada "Allí está Sandy"
A Anna le encantaba que sus amigos o familiares vinieran...excepto cuando ella y Lily se
perseguían la una a la otra a través de la casa, desnudas. Abrió la puerta lateral y saludó a
Sandy, notó la carpeta manila que aferraba con fuerza.
Sandy no perdió tiempo yendo directo al punto de su visita "Lily ¿recuerdas el otro día
cuando te dije cómo habíamos encontrado las respuestas sobre Kristy Parker?"

Lily asintió, su rostro era una máscara de confusión.
"Dejé de revisar la fila después del último reporte, pero la fila continuaba. Nuestro técnico
imprimió para mí tres informes más esta tarde" abrió nerviosamente la carpeta y sacó los
papeles "Resulta que Kristy Parker tuvo un niño y actualmente él está en algún lugar del
sistema de los hogares de crianza, en San Francisco"
La boca de Lily empezó a moverse, pero no surgió ningún sonido.
Anna tomó la carpeta y se sentó en el sofá junto a Lily "¿Qué sabes de él?"
"Justo lo que hay allí. Su nombre es Andrés y cumplió cuatro años hace 2 meses. El primer
informe dice que tomaron la custodia cuando tenía un año ya que Kristy terminó en el
hospital por una sobredosis. Pero le fue devuelto cinco meses después y se quedó con ella
un año más o menos. La segunda vez fue después que lo encontraron solo en un parque"
"¿Le quitaron sus derechos paternales?" dijo Lily, rompiendo su silencio.
"¿Qué diferencia hay si Kristy está muerta?" preguntó Anna.
"Si se cortan los derechos, ya podría estar en adopción"
"Eso sería bueno ¿no? Quiero decir, si tiene una nueva familia..." se tragó el resto de ese
pensamiento que parecía ser una buena idea, dada la mirada de incredulidad en el rostro de
Lily. Era obvio que tenía algo más en mente, algo que envió el estómago de Anna a una
bomba de inmersión.
Sandy se acercó y continuó a través del archivo hasta el final "Nunca cortaron los derechos.
Parece que lo dejaron abierto para que ella pudiese recuperarlo si encontraba trabajo y un
lugar para vivir"
Lily se volteó hacia Sandy "¿Dónde está viviendo?"
"No estoy segura. Diría que está en un hogar de acogida, probablemente todavía en San
Francisco, pero los lugares específicos se codifican de manera que la información esté
segura"

"¿Podemos encontrarlo?" miró con incertidumbre a Anna "¿Sólo para ver si está bien?"
"Tal vez, pero tendrás que ponerte en contacto con la oficina de allá. Su trabajador social es
un tipo de nombre John Moss. Su número está ahí" hizo un gesto hacia la nota sujeta en la
parte superior de la carpeta "Lo saqué el directorio estatal. Puedes llamarlo mañana. Sin
embargo él no podrá decirte nada. De hecho, se metería en problemas si lo hiciera"
Lily asintió distraídamente, mirando el informe "Tengo que intentarlo. Es lo menos que
puedo hacer"
Las ruedas giraron en la cabeza de Anna para encontrar las palabras adecuadas, algo para
apoyarla, pero sin comprometerse. Entendía la preocupación de Lily, pero no podía evitar
sentirse perturbada por las consecuencias "Sí, llámalo y averigua que sabe. Tal vez al niño
le esté yendo bien"
Suspirando pesadamente, Lily se dejó caer en el sofá nuevamente, apretando la carpeta
contra su pecho "Andrés. Andrés Parker. Mi sobrino"
Cuando Sandy se fue, Anna se sentó en silencio mientras Lily aprendía de memoria la
escasa información en el informe.
Por último dijo "Apuesto a que no dormirás ni un poco esta noche"
"¿Qué piensas de todo esto?"
"Creo que es bastante increíble. Puedo entender por qué quieres saber todo acerca de este
niño"
"Tengo que encontrarlo, Anna" dijo Lily enfáticamente.
"Lo sé…"
"¿Pero qué?"
"No he dicho nada" respondió Anna a la defensiva.
"No tienes que hacerlo. Puedo escucharlo en tu voz. No quieres que siga con esto"

"Nunca dije eso. Dije que deberías hablar con el trabajador social y averiguar cómo está"
"¿Y entonces qué?"
Anna se mostró sorprendida por la rudeza en la voz de Lily. De alguna manera esto se había
convertido en un enfrentamiento "No puedo responder a eso" se levantó del sofá y comenzó
a pasearse "Sé por dónde vienes…"
"No puedes saber por dónde vengo. Has tenido la oportunidad de conocer a tu familia y ser
parte de sus vidas. Yo no"
"Pero de eso se trata, Lily. Kim y yo no compartimos ni una sola gota de sangre. Somos
hermanas porque compartimos nuestras vidas. No compartiste nada con Kristy Parker
excepto por esa excusa miserable llamada madre"
"Lo que significa que compartimos una infancia, aunque no haya sido al mismo tiempo. No
puedes decir lo mismo de Kim"
Anna dejó escapar un suspiro exasperado "Esto no es una competencia. Kim es mi hermana
y si dices que sientes de la misma manera por Kristy Parker, acepto eso. Pero este asunto de
la búsqueda de ese niño...sólo se siente como si estuvieses abriendo una gran lata de
gusanos"
"Anna, tengo que hacerlo. No sé de qué otra manera explicarlo"
"No tienes que explicarlo" realmente ella entendía los sentimientos de Lily mucho mejor
que los

suyos

propios "Pero tengo que decir que la idea de hacer esto me asusta

terriblemente"
Lily cerró la carpeta y juntó sus manos en la parte superior "Anna, prometo que no voy a
precipitar las cosas a menos que las dos estemos en la misma página ¿de acuerdo? Sólo
tengo que ver a este niño y asegurarme que está bien"
"¿Y si no lo está?"

"Entonces hare lo que pueda para asegurarme que termine en el lugar correcto. Él necesita a
alguien a su lado, al igual que yo cuando era pequeña. Si puedo conseguirle la ayuda que
necesita, hay una buena posibilidad de que le vaya bien"
Anna dejó escapar un suspiro de alivio "Entonces creo que estamos en la misma página"

Capítulo 4
"Le agradezco su ayuda, oficiales" dijo Anna mientras se dirigía a los dos policías
uniformados que regresaban a su coche patrulla "Si hay algo que pueda hacer por uds,
háganmelo saber"
Presionó dos dedos en su frente para disminuir el dolor de cabeza. Lo último que ahora
necesitaba era una migraña, pero las luces giratorias que había visto al momento de llegar al
trabajo le advirtió que una ya estaba en camino, la necesitara o no.
Los vándalos habían hecho una visita al lote de BMW durante la noche, dejando sesenta y
dos neumáticos espichados, uno por cada auto en el lote de enfrente. Cada coche
ligeramente inclinado, aunque la dirección variaba dependiendo del neumático que se había
pinchado.
Su seguro cubriría los daños y ya un equipo estaba trabajando duro para cambiar los
neumáticos perforados. Las cámaras de vigilancia habían capturado todo el episodio y uno
de los adolescentes era bien conocido por los oficiales en este vecindario. Era sólo cuestión
de tiempo antes que la policía aprehendiera al chico y a su pandilla, pero Ana sabía por el
trabajo de Lily con las familias con problemas que por lo general tomaba más que un
arresto o un castigo, la transformación de estos niños.
Sólo esperaba que no se convirtiera en un hábito pagar sus frustraciones con Premier
Motors.
"Anna Kaklis, tiene una llamada en la línea dos. Anna Kaklis en la dos" ladró el altavoz.
Mientras entraba por la puerta de cristal hacia la sala de exposición, un agudo dolor
atravesó su frente. Cuando Holly o Brad llegaran al lote les entregaría este lío y volvería a
casa para dormir. Si esperaba demasiado tiempo, no sería capaz de conducir por sí misma.
"Anna Kaklis ¿Puedo ayudarle?"
"Hola, cariño" Anna se dejó caer en la silla de la oficina y cerró los ojos "Estoy ponchada.
Sandy tenía razón acerca de que el trabajador social no me diría nada"

"¿Ni siquiera acerca de cómo está?"
"Nada. Dijo que no podía dar ese tipo de información"
"Bueno, al menos lo intentaste, cariño. Sabías que era una posibilidad muy remota" Anna
sostuvo el teléfono en silencio durante diez segundos "Lily ¿sigues ahí?"
"Sí...Hice una cita para ver a John Moss en persona el lunes por la mañana"
Anna sintió una oleada de pánico al imaginar a Lily yendo a San Francisco y regresando
con un niño pequeño. Respiró profundamente y se tranquilizó a sí misma recordando que
Lily había prometido no adoptar ninguna medida por su cuenta.
"¿Escuchaste lo que dije?"
"Por supuesto" no pudo evitar su tono agitado mientras el dolor de cabeza se hacía más
pronunciado a cada segundo.
"Por favor no te molestes conmigo, Anna. No sabía qué otra cosa hacer"
Anna suspiró mientras frotaba el talón de su mano contra su frente con el fin de calmar el
dolor "Lily, no estoy molesta. Bueno, en realidad lo estoy, pero no contigo ¿Sabes lo
molesto puede ser un pinchazo?"
"¿Se te pinchó un neumático?"
"Sesenta y dos. Un par de niños entraron al lote anoche y pincharon los neumáticos de cada
automóvil. Y si eso no fuese suficiente, estoy teniendo una migraña"
"Anna, debes ir a casa y acostarte en la cama"
"Eso es lo que planeo hacer ¿Podemos hablar de esto más tarde?"
A los dos minutos de colgar el teléfono, Anna estaba en el baño de mujeres vomitando. Esa
era una señal segura de que su dolor de cabeza empeoraba y tan pronto como llegó Hal al
concesionario, le comisionó llevarla a casa.

Con cuidado para no mover la cama, Lily se sentó en el borde y suavemente colocó la bolsa
de hielo en la frente de Anna.
"¿Se siente bien?"
Anna gruñó.
En los cuatro años que ella y Anna se habían conocido, había sido testigo de una media
docena de este tipo de dolores de cabeza, pero estaba claro que era uno de los peores ya que
había durado dos días completos "¿Deberías tomar un poco más de medicina?"
"¿Qué hora es?"
Lily se inclinó hacia un lado para ver el reloj de la mesilla de noche "Casi las nueve"
"Supongo" Anna cambió la bolsa de hielo hacia el otro lado "Sólo el analgésico, no el que
tiene cafeína. Necesito dormir esto"
Ayudó a Anna para que se sentara el tiempo suficiente para tomar la píldora y luego le echó
hacia atrás sobre la almohada "Voy a dormir nuevamente en la habitación de invitados esta
noche, así no te molesto"
"Mmm... es probable que sea lo mejor"
Eso resultó ser una buena decisión, ya que Lily dio vueltas toda la noche. Su cabeza estaba
llena de pensamientos de lo que podría descubrir a hablar el lunes con el trabajador social
en San Francisco.
Se sorprendió la mañana siguiente, cuando Anna apareció en la cocina "Apuesto a que te
estás muriendo de hambre ¿Qué puedo prepararte?"
"Sólo un poco de pan tostado...tal vez té caliente"
Lily se levantó de un salto para prepararlo mientras Anna se deslizaba en el banco detrás de
la pequeña mesa en su rincón de desayuno.

"¿Cómo está tu dolor de cabeza?"
"Creo que lo peor ha pasado, pero probablemente vuelva a la cama. Lamento ser tan mala
compañía" Anna tomó un sorbo de té "Sé que quieres hablar sobre el hijo de tu hermana,
pero no creo que pueda en estos momentos"
"Está bien" Lily se sentó frente a ella con una taza de café "Supongo que en realidad no hay
mucho de qué hablar en este momento de todos modos. Sólo tengo que ir a ver las cosas
primero" lo que quería de Anna era una muestra de apoyo para que ella pudiese hacer lo
que fuese necesario por el niño, incluso si eso significaba traerlo a Los Ángeles durante
unas semanas mientras lograba conseguirle la mejor ubicación permanente. No había
manera de saber con certeza acerca de Andrés, pero los niños que habían sido abandonados
a temprana edad tenían la tendencia de tener una serie de problemas, tanto físicos como de
comportamiento. Lily sospechaba que sería difícil encontrar un hogar adecuado, pero ella
sabía cómo lograrlo para él. Esperaba que Anna estuviese de acuerdo en que lo más
importante era el bienestar del niño y no si eran o no ligeramente incomodadas por algunas
semanas.
Anna le dio una débil sonrisa "Sé que te preocupa. No lo hagas. Estaba un poco asustada la
otra noche, pero sé qué haremos lo correcto"
Eso era justo lo que Lily necesitaba escuchar y sintió una oleada de alivio "Te amo, cariño.
Quiero que te sientas mejor"
"Yo también"
"Estaba pensando en sacar a Chester a una larga caminata ¿Te parece bien o prefieres que
me quede en casa en caso que necesites algo?"
"Puedes irte" Anna le dio un beso en la parte superior de su cabeza mientras caminaba
hacia la puerta "Voy a tomar otra píldora y dormir como un tronco"

Lily apretó su cinturón de seguridad mientras el avión se ladeaba a la derecha sobre el
océano en su camino a San Francisco. El vuelo tomaría sólo una hora, pero los minutos se
enlentecían a medida que su entusiasmo crecía.
Andrés Parker. El trabajador social le había llamado Andy. Al igual que Lily y su hermana,
llevaba sólo el nombre de su madre, aunque su nombre de pila sugería herencia latina.
Según Moss, su padre había sido asesinado en un tiroteo relacionado con pandillas y el
único pariente conocido era Karen Parker Haney. Moss había cubierto lo que consideraba
información específica, pero le dio a entender que la había excluido como tutora para Andy.
Lily se estremeció al pensar que incluso hubiese sido considerada como tal. Él estaría mejor
sin hogar a los cuatro años de edad.
Alisó las arrugas de su vestido color verde oliva, uno de los atuendos conservadores que
solía guardar para comparecencias ante el tribunal. Tenía que darle una buena impresión a
John Moss con el fin de ganar influencia para ser la mejor colocación para el cuidado del
niño.
Aparte del nombre y la fecha de nacimiento, Lily no sabía casi nada sobre Andy Parker.
¿Era saludable? ¿Era feliz? ¿Tenía alguna necesidad especial? ¿Qué aspecto tenía? El
archivo que Sandy había recabado mostraba que sólo en el último año había estado bajo el
cuidado de cuatro casas de crianza diferentes. De su experiencia con el sistema de cuidado
en casas de crianza, eso era una bandera roja, por lo general eso señalizaba que un niño
tenía dificultades para adaptarse a su entorno o que era un niño con necesidades
inmanejables. Tomando en cuenta su vida con su madre, no sería una sorpresa. La pregunta
más importante para Lily era lo que haría si lo encontraba. Si su cuidado era insuficiente,
¿cómo podría ayudarlo? Si había asuntos legales involucrados, sin duda podría asesorar y
ayudar, pero lo cierto era que como su tía, carecía de capacidad. No podía involucrarse a sí
misma en el proceso para la toma de decisiones en la vida del niño a menos que asumiera el
papel de tutora. Si finalmente decidía hacer eso, primero tendría que pasar el examen con
Moss.

"¿Te sientes mejor?" preguntó Hal desde la puerta de la oficina de Anna.
"Sobreviví" respondió ella "Aprecio el aventón a casa el otro día"
"No hay problema. Kim estaba preocupada por ti, pero no quería llamar en caso de que
estuvieses durmiendo"
Cuando él salió, cerró la puerta de su oficina y se sentó detrás de su escritorio desordenado.
Entonces hizo una llamada a su hermana "Necesito un consejo ¿Tienes un minuto?"
"Más vale que sea bueno. Solo me dan unos tres minutos de tiempo con los adultos todos
los días"
Anna le relató la noticia sobre el sobrino de Lily y su viaje a San Francisco para
encontrarse con el trabajador social.
"Eso es increíble. Lily debe estar encantada"
"Ella está muy emocionada"
"No es de extrañar. Eso es enorme ¿Cómo es que no estás saltando de arriba a abajo?"
Por la reacción eufórica de su hermana, Anna tuvo una sensación de hundimiento en su
intestino ya que su búsqueda de apoyo no sería satisfecha "Porque ella no tiene idea en lo
que se está metiendo. Ese chico podría tener todo tipo de problemas. Su madre estaba
metida en drogas y ha sido rebotado de un lugar a otro"
Kim no respondió, lo que causó aún más pánico en Anna.
"¿Y si regresa a casa y dice que quiere que ese chico venga a vivir con nosotras?"
"Ese chico tiene un nombre" dijo Kim bruscamente.
"Andy ¿Y si ella quiere que Andy venga a vivir con nosotras?" estaba molesta de
escucharse a sí misma al borde de la histeria.

"Tienes que calmarte. Sabes que Lily no lo traería a casa a menos que tu estuvieses de
acuerdo"
"Lo sé" también sabía que se estaba adelantando "Lo que me preocupa es lo que va a
suceder si ella quiere traerlo a casa y yo no ¿Cómo le digo que no sin sonar como una perra
sin corazón?"
"Oh, no te va a gustar esto"
Anna tenía la misma sensación.
"Creo que necesitas tratar de ver esto a través de los ojos de Lily. Ella perdió a su madre y
luego de la nada, pierde una hermana que nunca supo que tenía. Trata de imaginar lo
importante que Andy tiene que ser para ella"
"Así que en otras palabras..." quería que Kim lo deletreara.
"No se te ocurra decirle que no"
Anna añadió la culpa a la gama de emociones que estaba experimentando. No se sorprendía
por las amonestaciones de su hermana y de mala gana admitió para sí misma que la
perspectiva de Lily era más importante que la suya propia.
Sin embargo, eso no sofocaba su angustia, ni su esperanza de que Lily encontrara al
chico…Andy...ya ubicado en una buena casa con un futuro brillante.

Lily balanceó con nerviosismo su pierna cruzada en la zona de recepción de la ocupada
oficina del gobierno, creciendo su ansiedad de que esto pudiese llegar a ser un viaje
perdido. John Moss ya tenía cuarenta y cinco minutos tarde para su cita, al parecer, fue
llamado esta mañana por la policía para que asistiera a un disturbio doméstico que
involucraba niños. Entendía ese tipo de emergencias…como abogada que trabaja con

familias desfavorecidas, había sido llamada un montón de veces…pero esperaba que Moss
pudiese resolver el asunto rápidamente y así tener tiempo para reunirse con ella hoy.
Por todas partes que veía alrededor de la oficina la gente estaba en el teléfono o
desplazándose a través de la información en sus monitores de escritorio. Aproximadamente
la mitad de las mesas estaban vacías, sus propietarios probablemente en el campo
comprobando la situación de sus cargos. La sala de espera estaba llena.
Una mujer de mediana edad se acercó al otro lado del largo mostrador "¿Hay una Lilian
Kaklis aquí?"
"Sí, aquí mismo" corrió hacia el mostrador con su bolso y carpetas.
"Tengo un mensaje para usted de John Moss. Va a estar ocupado durante una hora o dos. Él
se disculpa, pero está tratando con una situación de emergencia desde esta mañana"
"Está bien. Entiendo" aunque era frustrante esperar, al menos estaba segura que él
recordaba su cita. Tal vez incluso podría sentirse un poco culpable por haberle hecho
esperar durante tanto tiempo y sería más cooperativo sobre la divulgación de información
sobre Andy.
Cuando regresó nuevamente a la sala de espera, encontró que la silla había sido tomada.
Con una hora para matar y ningún sitio donde sentarse…salió en busca de una tienda de
café. Usando su teléfono celular, le dejó un mensaje a Moss diciéndole que regresaría a las
11:30. A medida que avanzaba en la cola para pedir su café, su teléfono sonó, el
identificador de llamadas registraba un número local desconocido.
"Sra. Kaklis, soy John Moss. Lamento hacerla esperar. Acabo de recibir su mensaje"
Esperaba que él no estuviese llamando para cancelar "Entiendo cómo son las emergencias.
Sólo espero que usted tenga tiempo para verme"
"Por supuesto. He estado atrapado aquí esperando por un policía para que firme un
formulario de autorización, lo que acaba de hacer, así que ya me voy de la escena ¿Por qué

no nos encontramos en la planta baja en veinte minutos? Tomamos un café y hablamos de
Andy Parker"
"Eso sería genial, Sr. Moss"
"Llámeme John. El sr. Moss era mi padre"
"John. Soy Lily, estaré justo al frente del edificio"
Fiel a su palabra, veinte minutos más tarde, un hombre delgado, de unos cuarenta años
dobló la esquina y se dirigió hacia donde Lily había estado paseando nerviosamente. Sólo
unos pocos centímetros más alto que ella, estaba vestido con pantalones color caqui y una
chaqueta deportiva, su corbata a rayas le colgaba del cuello de su camisa vaquera.
"¿Lily Kaklis?"
"Esa soy yo" respondió ella con una sonrisa fija en su lugar mientras le tendía la mano. No
podía decir por qué, pero le gustó inmediatamente.
"John Moss. Encantado de conocerla y lamento mucho haberle hecho esperar"
"Entiendo. Me pasa en mi trabajo todo el tiempo"
"¿Qué tipo de trabajo hace?" hizo un gesto con la mano en dirección a la cafetería donde
ella acababa de estar.
"Soy abogado, abogado de servicios a la familia en un consultorio de ayuda legal en los
Ángeles. Trabajo mucho en conjunto con servicios sociales para lograr que los niños sean
ubicados correctamente" quería que este hombre supiera que ella conocía a su personal y
también que era su compañera.
Él se detuvo bruscamente en la acera "No quiero sonar grosero pero ¿le importaría
mostrarme alguna identificación?"
Lily abrió su cartera y sacó su licencia de conducir "¿Quiere ver mis credenciales del
estado?"

Moss inspeccionó la licencia de conducir y se la devolvió "Eso no será necesario, pero
gracias por la oferta. La investigué por google el viernes después que me llamó"
"Así que ya sabía qué tipo de trabajo hacía" no se molestó exactamente por la pretensión,
pero eso agudizó su conciencia de que se trataba de un asunto serio.
Él metió las manos en sus bolsillos y la miró tímidamente "En realidad sabía qué tipo de
trabajo hacía Lilian Kaklis. Sólo necesitaba asegurarme que era usted antes de empezar a
hablar de Andy. Estoy seguro que es consciente de todas las restricciones de privacidad
relacionadas con los niños en custodia del estado"
"Sí, pero cubrimos eso por teléfono la semana pasada, así que espero que ya hayamos
superado todo eso. Debe tener una buena razón para pedirme que nos encontráramos aquí"
Él comenzó a caminar hacia la cafetería "Estaba intrigado..."
"¿Intrigado?"
"Siendo sincero, no le creí cuando me llamó el viernes. Pensé que podría haber sido otro
reportero. Un tipo llamó la semana pasada tratando de encontrar a Andy para poder hacer
una historia sobre él como sobreviviente, mostrando a todos cómo a causa de las acciones
de la policía, algunos niños pobres terminaban siendo huérfanos"
"¿Pensó que era una periodista?"
"Sí, pero cuando la encontré en la barra de google, hice algunas averiguaciones de su
nombre de soltera y encontré sus expedientes de adopción. Nunca fueron sellados, ya sabes,
así que conectarla con Karen Parker Haney fue bastante fácil. Sus pruebas documentales
van mucho más allá de nosotros"
Lily frunció el ceño ante la mención de su madre biológica "Así que ahora que está
convencido de que estoy relacionada con Andy ¿va a contarme sobre él?"
"Estoy satisfecho con el hecho de que usted es pariente de él, pero quiero saber más antes
de darle cualquier tipo de información confidencial"

"¿Cómo qué?" Lily se dio cuenta que su corazón empezaba a acelerarse mientras se
acercaba a la búsqueda de algo.
"Mayormente, quiero saber qué es esto para usted" cada uno pidió café, pagando por
separado y subieron las escalera de caracol hacia el vestíbulo, donde se sentaron en una
pequeña mesa con vista hacia la entrada.
Ella jugueteó con su vaso de papel mientras escogía sus palabras "También he vivido en
casas de acogida. Si hay algo que quiero, es la paz mental de que él está bien, que está en
un buen hogar donde está siendo atendido"
"¿Y si no lo está?"
El estómago de Lily se sacudió "¿Hay algo malo con él?"
"No he dicho eso. Sólo quiero saber lo que piensa hacer si descubre que...digamos que las
cosas no son tan buenas para él como deberían ser o incluso como podrían ser ¿Qué va a
hacer?"
"Yo...creo que podría..." tartamudeó de repente sintiéndose como un perro que había
perseguido un coche y lo había cogido "Supongo que me gustaría tratar de hacer todo lo
posible para que estuviese mejor. Quizás pedir una nueva ubicación o algunos servicios
adicionales. Dependería de las circunstancias"
"¿Y lo pediría como la tía de Andy? ¿O como abogado? ¿O como tutor…crítico del
sistema?"
"No sé exactamente lo que haría. Pero no soy un crítico del sistema más de lo que usted es.
De hecho, también soy parte de él. Quiero lo mejor para todos estos niños"
"Déjeme llegar al punto álgido, Lily. Si descubre que la situación de Andy es escasa
¿estaría dispuesta a llevárselo a su casa como su tía?"
Ella suspiró profundamente, remontándose su frustración "¿Podría solo decirme como le
está yendo?"

"Puedo…" respondió con calma "…pero quiero saber lo que significa para usted.
Evidentemente se preocupa por Andy o no estaría aquí. También me preocupo por él y
quiero lo mejor para él"
Lily sintió que su rostro se ponía rojo por el suave reproche. John Moss tenía todos los
rasgos de un trabajador social de primer orden. Si no era capaz de ver por sí misma cómo le
estaba yendo a Andy, estaría al menos aliviada al saber que el chico tenía este tipo de
defensor.
"¿Está usted interesada en la custodia?"
"No, es sólo que..." ¿No qué? ¿No era algo que pudiese pedirle a Anna?
"Eso es muy malo. Me gustaría mucho ubicar a Andy con un familiar que le pueda dar un
poco de estabilidad, su abuela…su madre biológica ha pedido su custodia"
Lily se sorprendió al oír eso "¿Karen Parker? ¡Tiene que estar bromeando!" su mente
regresó a la camarera que había visto en Oakland el año pasado, apenas del tipo maternal
"¿Por qué querría a Andy?"
"No puedo decirlo con certeza, pero recibimos una petición de adopción de James
Lafollette. Él es uno de esos abogados litigantes. Supongo que él se acercó a ella para
presentar una demanda por homicidio culposo contra el departamento de policía. Siendo la
tutora legal de Andy le ayudaría mucho con el caso porque le daría estatus legal"
Esa posibilidad se ajustaba perfectamente con su visión de Karen Parker "Realmente no va
a ubicarlo con ella ¿verdad?"
Él se encogió de hombros "No, si puedo evitarlo. Como le dije por teléfono, revisé su
situación desde atrás cuando Andy llegó por primera vez con nosotros y tomamos la
decisión de que él estaría mejor bajo el cuidado de una casa de crianza regular. Pero en ese
momento ella no estaba pidiendo la custodia"
"¿No puede hacerlo elegible para una adopción privada? Seguramente, tiene suficientes
municiones contra Karen Parker para no ubicarlo en su casa"

"Eso fue lo que argumenté con él, pero ya sabe cómo son los jueces sobre el deseo de
ubicar a los niños con sus familiares"
"John, toda su vida se arruinaría. Karen Parker no es familia de nadie. Ya tuvo dos hijas a
las que no cuidó" Lily estaba tan enojada que estaba a punto de llorar.
"Es por eso que me gustaría otra opción" Moss usaba su cara de póquer, pero tenía que
saber que estaba empujando todos sus botones "¿Qué clase de vida quiere para Andy?"
"Sólo quiero que él se salve de todo esto. Quiero que tenga una infancia feliz y que sea
amado. Quiero que él tenga la oportunidad de hacer algo de sí mismo" parpadeó para
contener las lágrimas al pensar en cómo Eleanor Stewart le había rescatado de lo que habría
sido una vida de desesperación. Los dos se sentaron en silencio, bebiendo su café durante
varios minutos. Finalmente, John habló "Mi coche está en el garaje a la vuelta de la esquina
¿Qué le parece si damos un pequeño paseo hacia las afueras de Candlestick Park?"
Lily se puso de pie inmediatamente y echó la taza vacía en una papelera cercana "Gracias"

El almuerzo era el conocido pollo comunitario, empeorado por la salsa de fruta fría y
pegajosa en la parte superior. Los ocho comensales en la mesa de Anna prácticamente
estaban peleando por la canasta de pan, renunciando a la entrada a la mezcla de verduras
demasiado cocidas. Al menos la ensalada era comestible y ahora ella estaba esperando con
interés el mousse de chocolate.
Este era el almuerzo anual de los Premios para los emprendedores de la Cámara de
Comercio de Los Ángeles. Como una de las ganadoras del año pasado por su arrebatadora
adquisición de tres nuevos concesionarios, Anna estaba sentada cerca de la mesa del orador
con varios de los que movían los hilos y que habían dejado huella en la comunidad
empresarial de Los Ángeles. El tema de conversación en la mesa de Anna era la promoción
del alcalde por una rebaja de impuestos para la pequeña empresa. A Anna le favorecía eso,

al igual que a otros, pero algunas de las empresas más exitosas sentían que estaban
subsidiando a su competencia.
A Anna le parecía que la membresía de la Cámara se había dividió en dos facciones, una
que se centraba exclusivamente en las necesidades de la comunidad empresarial y otra que
defendía la mejora de la calidad de vida en toda la provincia a través de cosas como la
tutoría, programas para la juventud y las franquicias comunitarias. Ella era parte del último
grupo, sobre todo porque a través de Lily, había conseguido una visión más cercana sobre
las luchas de los que estaban en el extremo inferior del espectro económico. Mejorar sus
vidas tendría un impacto positivo en todo el mundo.
Un golpeteo en su hombro le alejó de la diatriba anti- ciudad en el salón.
"Dave, hola ¿Cómo estás?" Dave Cahill era dueño de una cadena de franquicias de
artículos de oficina en todo el sur de California. Era vicepresidente de la Cámara y podría
ascender al cargo más alto después de las próximas elecciones que serían en dos meses. Al
igual que Anna, Dave y sus empresas eran defensores ardientes de varios proyectos que
beneficiaban a los niños, ya sea en las escuelas o en los barrios.
"Lamento interrumpir, pero me preguntaba si te importaría unirte a nosotros en una breve
reunión después del almuerzo. Te prometo que no será mucho tiempo"
"Por supuesto" asintió con la cabeza. Si Dave estaba detrás de algo, lo más probable era que
ella también lo estaría.
"Grandioso. Nos encontraremos en el salón Palm por el pasillo. Ah y Geri acaba de pedir
una bandeja de sándwich" agregó con un guiño hacia su almuerzo sin terminar.
"Entonces, definitivamente voy a estar allí"
Anna entró en el salón después de la comida para encontrarse con un pequeño grupo de
miembros de la élite de la Cámara, entre ellos varios ex funcionarios. Anna los conocía a
todos por haber servido como tesorera de la organización hace un par de años.
"Anna, gracias por estar con nosotros" dijo Dave ansiosamente.

Al ver las sonrisas a su llegada en toda la habitación, se dio cuenta con temor que esta
reunión se trataba de ella "Hola a todos" miró a su alrededor con nerviosismo "¿Qué es
esto?"
"Se trata de tu campaña a la vicepresidencia. Todos en el salón queremos que la inicies y
haremos nuestra parte para ayudarte a ser elegida"
Anna había trabajado como un perro la última vez que había servido a la Cámara. Sin
embargo, sabía por los otros que habían ocupado varios puestos que sólo el cargo de
presidente era más exigente que el de tesorero, por lo que la vicepresidencia no sería una
gran carga.
"¿Por qué yo, Dave?" había un montón de miembros en la Cámara con más experiencia en
el negocio que ella y Anna estaba casi segura que no tendría mucho apoyo de la vieja
guardia.
"Porque eres el tipo de líder que necesitamos, alguien que ha demostrado que sabe cómo
operar un negocio importante y hacerlo crecer"
Geri Morgan habló "Alguien que puede ser un buen modelo a seguir para otras mujeres y
jóvenes en la comunidad empresarial"
Dave se inclinó y añadió "Y alguien que se preocupa por toda la comunidad, no sólo por
sus propios intereses comerciales. Espero poder empezar a rodar la pelota en algunos
nuevos proyectos durante mi mandato y me gustaría ver a alguien que me respalde para
mantenerlas en funcionamiento"
Anna se tambaleó por sus elogios "Bueno, yo..."
"Sólo di la palabra mágica y nos preocuparemos del resto"
Anna aspiró una bocanada de aire. Era un compromiso de dos años y el estatuto
mencionaba que el vice presidente tenía que suceder automáticamente al presidente. Si Lily
tomaba el trabajo como directora ejecutiva del programa para tutores ad litem, ambas
estarían nuevamente inundadas, pero al menos tendría una plataforma para abogar por

mejores prácticas empresariales y una mayor participación de la comunidad "Está bien. Lo
haré" la sala estalló en aplausos y todo el mundo se apresuró a ofrecer su agradecimiento y
felicitaciones.

Lily se retorció en anticipación cuando Moss hizo girar su Honda Civic hacia el sur por la
101 hacia el famoso estadio en Candlestick Point.
"¿Qué tipo de trabajo hace su esposo?" preguntó Moss.
Lily rió por su suposición "Ella vende coches"
Momentáneamente perplejo, Moss se recuperó muy bien cuando comprendió "¿Y ustedes
tienen hijos?"
"No, pero tenemos un Basset Hound y mi esposa y yo parecemos tomar turnos para actuar
como niñas de vez en cuando"
"Sé lo que quiere decir. Mi esposa dice que también hago eso"
"¿Tiene usted hijos?" realmente le gustaba este hombre y se alegraba que las ruedas del
destino hubiesen hecho aterrizar el caso de Andy en su escritorio.
"Dos niños, de doce y nueve. Le digo, a veces después de un día muy duro, tengo que ir
directamente a sus habitaciones cuando llego a casa para decirles lo mucho que les amo"
Estuvo tentada a decirle que estaba siendo entrevistada para convertirse en la directora del
programa de tutores ad litem, pero decidió guardarlo para aumentar su influencia más tarde
"Créanme, lo entiendo. Vemos algunas cosas horribles en esta línea de trabajo. Aun así, me
gusta saber que estoy haciendo algo al respecto"
"Yo también. Llegamos"

Moss se estacionó y guió a Lily para que subiera por los escalones hasta el porche de una
casa angosta de tres pisos. El garaje ocupaba la planta baja, por lo que la puerta principal
entraba en el segundo piso.
Los estaban esperando ya que él había llamado por el camino "Me alegra verte nuevamente,
John. Vamos, entra"
"Hola, Mary Beth. Perdón por el corto plazo"
"No es problema. Acabamos de almorzar"
Moss y Lily entraron en la pequeña sala de estar, donde él hizo las presentaciones "Lily,
ella es Mary Beth Shull. Ella y su marido han sido padres de acogida que trabajan con
nosotros desde hace unos ocho años"
"Hola, señora Shull. Soy Lily Kaklis" se presentó afanosa, casi incapaz de apartar la mirada
de los tres niños acurrucados alrededor de la TV. Si uno de ellos era Andy, era
terriblemente grande para tener cuatro años.
"Llámeme Mary Beth. Incluso los chicos lo hacen"
Por la abundancia de su cabello gris, Lily supuso que Mary Beth estaría en sus mediados
cincuenta. Dudaba seriamente que alguno de los niños en la sala le perteneciera a ella y a su
marido. De hecho, además de la presencia de los niños viendo la televisión, no había mucha
evidencia de que los niños viviesen aquí en absoluto. No había juguetes, juegos o libros de
ningún tipo en la habitación. Las cosas estaban limpias y ordenadas, dando la impresión de
que Mary Beth dirigía con rigidez el barco.
"Es un placer conocerla ¡Gracias por dejarnos venir!"
"Está bien. Le dije a Andy que alguien vendría a verle y rápidamente subió al dormitorio
sin terminar su almuerzo. Él es muy tímido"
"¿Podemos ir hasta allí?" Lily se dio cuenta que estaba temblando.

"Por aquí" siguió de cerca a Mary Beth y Moss les siguió el ritmo. Derecho en la parte
superior de las escaleras había un pequeño cuarto de baño, el inodoro con la tapa levantada
indicaba que su último visitante había sido uno de los muchachos. A la izquierda había una
puerta cerrada, probablemente la habitación de los Shulls. La habitación de la derecha
estaba abierta, con dos juegos de literas visibles desde la puerta. Al parecer, cuatro de los
chicos compartían esta pequeña habitación.
"¿Andy?" le llamó la madre sustituta.
Lily entró en la habitación detrás de ella, deslizando inmediatamente sus ojos hacia un
movimiento en la esquina detrás del alto tocador. Un niño pequeño estaba agachado, sus
ojos verdes muy abiertos mientras los veía entrar en la habitación. Incluso en su posición
agachada, Lily pudo ver que era bastante pequeño para su edad, probablemente pesaba
menos de treinta libras. Su tez era ligeramente más oscura que la de ella y su cabello rizado
era marrón, pruebas de su herencia latina.
"Andy ¿recuerdas a John?"
Si lo recordaba, no lo demostró.
"Hola, Andy ¿Cómo estás, amigo?" Moss sonrió dándole un saludo amistoso al niño "He
traído a alguien para verte hoy. Ella es Lily ¿Puedes decirle hola?"
Lily se puso en cuclillas lentamente con cuidado para no arrinconar al niño en la esquina.
En ese momento se dio cuenta que sus manos aferraban fuertemente un pequeño coche de
juguete "Hola, Andy ¿Qué es eso con lo que estás jugando?"
Él no contestó, pero humildemente le tendió el juguete para su inspección, como si temiera
que ella se lo arrebatara. Iba vestido con pantalones de gimnasia cortos de gran tamaño
color rojo, que muy probablemente habían pertenecido a los niños que se habían quedado
con los Shulls durante los últimos ocho años y una camiseta azul desteñida con un coche de
carreras en la parte frontal.
"Ese es un buen coche ¿Es divertido jugar con él?"

Andy asintió y tiró de él hacia atrás.
"Le gusta mucho jugar con los coches" Mary Beth le interrumpió "Tenemos alrededor de
cinco o seis de esos pequeños coches aquí y él los mantiene escondidos debajo de la cama
para que los otros chicos no los consigan" se acercó a la litera de abajo a la izquierda para
recuperar sus pertenencias.
Andy le siguió con la mirada, aparentemente ansioso por su lugar secreto.
"A una de mis amigas también le gustan los coches Andy" dijo Lily.
"Se comporta bien, no da muchos problemas" prosiguió ella "Él no habla demasiado y
juega mucho consigo mismo. Pero es muy exigente y no se lava solo muy bien"
Lily había aprendido algunas de esas mismas cosas sobre sí misma por los papeles de
adopción que su madre había guardado.
"¿Cómo ha estado su asma?" preguntó Moss.
"¿Él tiene asma?" Lily se quedó momentáneamente sorprendida por ese pedazo de
información. Ella todavía tenía algunos problemas con esa condición y conociendo su
carácter hereditario, se preguntaba si Kristy también había sufrido de eso.
"De lo que sé por su expediente, parece empeorar en el verano. Tuve que moverlo hasta el
sofá la otra noche porque su tos mantenía despiertos a los otros chicos"
La imagen del pequeño solo, en la noche, en la planta baja casi rompió el corazón de Lily.
Sabía que el medicamento más efectivo para un ataque de asma podría ser una espada de
doble filo en las noches. Por lo general, detenía la tos pero estimulaba los sentidos, por lo
que era difícil conciliar el sueño.
"Mary Beth ¿por qué no vamos a la planta baja un rato y dejamos que Lily comparta con
Andy?"

A solas con el niño tímido, Lily ajustó su vestido y se sentó con las piernas cruzadas en el
suelo. Sus grandes ojos nunca le abandonaron cuando ella se estiró arrastrando los otros
coches hacia el espacio entre ellos.
"¿Cuál de estos es tu favorito, Andy?"
Sin decir una palabra, él se arrastró lentamente hacia donde ella estaba sentada y señaló un
pequeño convertible.
"¿Este?"
Él asintió con la cabeza, todavía sin hacer ruido.
"También me gusta ese ¿Puedo ver el que tienes en la mano?"
Obviamente reacio, Andy le entregó el pequeño Pontiac negro de la serie Trans Am con
llamas pintadas en el capó. Estaba acostumbrada a hablar con niños ansiosos y conocía
algunos trucos para establecer un sentido de confianza "Este también está muy bien" dijo
ella devolviéndoselo rápidamente.
Él lo apretó contra su pecho.
"¿Así que cuál es tu cama?"
Él se acercó a la litera de abajo "Esta"
"Parece un lugar divertido para dormir, como tener tu propia habitación"
"Puedo subirme por aquí" dijo él agarrando la escalera que conducía a la litera superior. En
un instante comenzó a demostrárselo.
Lily se levantó desde su posición sentada, preparándose para atraparlo "Wow, eres un buen
escalador, Andy"
Finalmente había roto el hielo y Andy pasó la siguiente media hora mostrándole cómo
podía cruzar los ojos, equilibrarse brevemente en un pie y casi tocar la litera de arriba
cuando torpemente saltó desde el piso. A continuación, le mostró su otro par de zapatos y

las cinco camisetas y dos pares de pantalones cortos que guardaba en el último cajón del
tocador.
El tiempo voló mientras él le entretenía en la habitación de arriba llena de gente. Estaba
encantada de que él se hubiese abierto y estaba emocionada al verlo tan extrovertido. Fue
sorprendente ver su transformación repentina cuando John y Mary Beth aparecieron
nuevamente por la puerta.
"Nos estábamos divirtiendo mucho" dijo ella aun sonriéndole a Andy, que se había retirado
para sentarse en su cama contra la pared.
"Hemos estado escuchando toda esa diversión" dijo Mary Beth en un tono que parecía una
amonestación. Obviamente, habían escuchado los saltos abajo "No has estado subiendo en
la escalera ¿verdad, Andy?"
Él miró hacia abajo, sin responder.
"Uh, eso fue mi culpa. Le pregunté si podía y él me lo demostró. Lo siento, no sabía que no
tenía que hacer eso" no quería que Andy fuese castigado, sobre todo porque él sólo estaba
luciéndose con ella.
"Andy sabe que no está permitido hacer eso ¿no es así, Andy?"
Él asintió con solemnidad.
Afortunadamente, esa reprimenda sería su único castigo y Lily le lanzó un guiño rápido y
una sonrisa para disminuir la reprimenda.
"Tengo que regresar a mi oficina, Lily ¿Lista para irte?"
Lily no estaba del todo lista para irse. Había disfrutado cada momento de su tiempo con
Andy y se encontró extrañamente conmovida por la conexión que sentía con él. Ella pasó
por debajo de la litera de arriba para decir adiós "Me tengo que ir, Andy ¿Crees que podrías
darme un abrazo para llevármelo conmigo?"

"Oh, a él no le gusta mucho el contacto físico. Probablemente por ser abusado cuando
estaba con su madre"
Lily se estremeció ante la mención de un posible abuso, pero era aún más molesto que la
madre sustituta hubiese dicho algo tan insensible frente a Andy. Sus instintos protectores
estuvieron en alerta máxima. Ella trató de convencerlo una vez más "¿Estaría bien si te doy
un abrazo?"
Lentamente él se arrastró hasta el borde de la cama, elevándose sobre sus rodillas para
envolver sus pequeños brazos alrededor de su cuello. Los ojos de Lily se llenaron de
lágrimas rápidamente ante el gesto tierno y lo abrazó con fuerza contra su pecho.
"Tal vez vuelva a visitarte algún día ¿Te gustaría eso?"
Andy asintió y Lily se puso de pie lentamente. Volvió a mirar por última vez sus brillantes
ojos verdes…ojos como los suyos…susurrando una despedida y comenzó a bajar las
escaleras.
John estuvo en silencio en el coche mientras se alejaban, probablemente consciente que ella
estaba luchando por recuperar la compostura. Finalmente, rompió el silencio "Entonces,
¿está satisfecha?"
"¿Satisfecha con qué?"
"Satisfecha de que está bien. Es lo que vino a ver ¿no es así?"
"Parece que está relativamente saludable, excepto por el asma que ella mencionó"
"Su último chequeo fue bastante bueno. Y los Shulls cuidan muy bien de los niños que se
alojan allí"
"Pero él no parece ser particularmente feliz. Supongo que eso no es tan inusual en los niños
que están en hogares de crianza ¿verdad?"
"Sí, podría irle un poco mejor si hubiesen menos niños allí. Los Shulls sólo están
certificados para dos niños, pero han tenido cuatro a la vez la mayor parte del año pasado"

"Y los otros chicos son mucho mayores. Siempre te preocupa que los más pequeños no
sean intimidados o que imiten los malos comportamientos de los mayores ¿No hay otro
lugar donde pueda ir?"
"Sabes cómo es eso. Simplemente no tenemos suficientes camas para los niños que la
necesitan. A pesar de todo, los Shulls están haciendo un buen trabajo"
"Ella parece bastante agradable, pero tienes que admitir que es un poco severa. Hay cuatro
niños en la casa y los únicos juguetes que tienen son los pequeños coches que estaban
escondidos debajo de la cama. Y Andy actuó como si le tuviese miedo cuando ella dijo eso
de subirse por la escalera"
"Lily, entiendo lo que está diciendo, créame. Nuestra casa parece tener una caja de juguetes
en cada habitación. Pero muchos de estos niños entran en acogida familiar sin ningún
sentido de orden o regla. No es tan malo que aprendan algunos límites"
"Pero siguen siendo niños, John. Y no me gustó la manera como habló de Andy siendo
abusado estando él allí sentado en la sala"
Él se encogió de hombros sin comprometerse.
Aquí, al sur de San Francisco, estaban a sólo unos minutos del aeropuerto "¿Sería un
problema si me deja en SFO?"
"No hay problema" él cruzó por el tráfico para llegar al carril de giro hacia la autopista
"¿Va a regresar?"
"No puedo decir nada con seguridad, pero espero que sí" necesitaba explicarle todo esto a
Anna, hacerle comprender su sentido de responsabilidad "¿Puedo pedirle un gran favor
personal? ¿Podría solo informarme cómo le va a él?"
Moss nunca quitó los ojos de la carretera "Lo haré si usted hace algo por mí"
"¿Qué cosa?"
"¿Regresará a casa y pensará en llevarlo con usted?"

El estómago de Lily revoloteó ante la sugerencia. Cuando sintió los brazos de Andy
alrededor de su cuello, había estado a punto de levantarlo y llevárselo a casa en ese
momento "Esa no es una decisión que puedo tomar por mí misma. Tengo que hablar con
Anna al respecto. Es sólo que no creo que este sea un buen momento para nosotras" la
excusa sonaba débil, pero Anna tenía derecho a sus dudas. Además, Andy no era cualquier
niño. Era un niño que había sido abusado y descuidado y probablemente tendría un montón
de dificultades emocionales que superar.
"Pero es un buen momento para Andy. Le está yendo bien, pero creo que él tendría éxito si
consiguiera la atención adecuada, especialmente si fuese niño único en el hogar" John
dirigió el pequeño coche hacia el carril de salida "¿Cuál es su línea aérea?"
"United" respondió ella, recogiendo sus carpetas del piso del vehículo y enganchando su
bolso sobre su hombro. Ya tenía una tarjeta de embarque y podría ir directamente a la
puerta. Con suerte, podría salir en un vuelo más temprano que su salida de las cinco de la
tarde.
John maniobró frente de la sección de United Airlines y se detuvo "¿Qué le parece un hogar
temporal?"
Tal vez podría convencer a Anna de traerlo sólo por un tiempo, especialmente si eso
mejoraba sus posibilidades de ser colocado de forma permanente en una casa adecuada
"¿Podríamos hacerlo sin que Karen Parker lo averigüe? No quiero ningún contacto con ella
y no quiero que ella sepa donde vivo"
"Probablemente lo averigüe eventualmente. Su abogado estará justo encima de él"
"No quiero a esa mujer en mi vida, John" la perspectiva de Karen descubriendo sobre su
trabajo era repugnante. Lily subió a la acera, pero esperó para cerrar la puerta "Lo siento.
Sin embargo, le ayudaré a encontrar lo mejor para Andy, pero esto no es algo que pueda
hacer en este momento. Realmente aprecio todo lo que hizo hoy"
"Por favor, piense en ello Lily" le suplicó sin tratar de ocultar su decepción.

Ella suspiró profundamente y apartó la mirada, sabiendo que a pesar de sus palabras que
decían lo contrario, eso sería en lo único que pensaría.

Capítulo 5
Anna se alegró de ver el X3 plateado en el garaje cuando llegó a casa, por la rapidez en que
había regresado de San Francisco, supuso que Lily estaría decepcionada. No pudo haber
tenido el tiempo suficiente para ver a Andrés.
"¿Lily?" Anna entró en el salón familiar, deteniéndose brevemente para acariciar a Chester,
quien le recibió fielmente en la puerta.
"Estoy aquí"
Siguió hacia la cocina, donde Lily estaba cubriendo un pan con mantequilla dividido en dos
con ajo.
Algo olía delicioso "Hola, cariño ¿Cuándo regresaste?"
"Hace un par de horas" Lily ladeó la cabeza, permitiendo que Anna besara su cuello desde
atrás "Tomé un vuelo más temprano ¿Cómo sigue tu dolor de cabeza?"
"Ha quedado atrás, gracias a Dios" la mesa estaba puesta y la ensalada estaba preparada.
Cuando Lily abrió el horno para introducir el pan, Anna visualizó un plato de lasaña
"¿Trabajaste como una esclava?"
"Nah, lo recogí en Whole Paycheck"
Anna rió por el apodo que Lily le había puesto al supermercado Premium "Háblame de tu
día"
Cuando Lily se volteó, era obvio que había estado llorando.
"Cariño ¿qué pasa?"
"Lo vi" dijo ella, su barbilla temblorosa.
"¿Y?"
"Se robó mi corazón, Anna"

"Eso es muy malo, porque tu corazón me pertenece a mí. Él va a tener que regresármelo"
dijo ella tratando de sonar juguetona, aunque su estómago estaba haciendo volteretas.
Mientras esperaban que la cena se calentara, Lily describió la casa de los Shulls llena de
gente. Tomando los cubiertos de Anna, hizo un modelo de la pequeña habitación,
mostrando donde estaban las literas y donde lo había encontrado escondido.
"¿Cómo luce?"
El rostro de Lily adquirió una expresión soñadora "Es hermoso. Es pequeño para su
edad…Mary Beth dice que es muy quisquilloso…y tiene el cabello rizado color castaño
claro, ojos verdes y grandes como los míos"
"¿Como los tuyos?" Anna era fanática de los ojos de Lily.
"Y es muy tímido, pero finalmente se abrió y comenzó a jugar conmigo. Es muy dulce. Ah
¿y adivina con lo que más le gusta jugar? Te va a encantar esto"
"No tengo ni idea"
"Carros. Ama esos pequeños coches Matchbox. Tiene un puñado de ellos que esconde
debajo de la cama para que los otros chicos no puedan conseguirlos" Lily pasó a hablar de
los trucos que Andy había hecho y cómo se lució con ella hasta que los otros adultos
regresaron "Es adorable. Y cuando tuve que irme, me dio un gran abrazo"
Cruzó sus manos sobre el corazón, como si estuviese reviviendo el momento.
"Estoy muy contenta que hayas ido, mi amor. Parece que le está yendo bien ¿Es ésa la
impresión que tienes?"
"Sí, supongo. Sólo desearía..." Lily dejó el tenedor y suspiró "Desearía que fuese...no sé,
más feliz. El sistema de hogares de acogida puede ser cruel algunas veces"
"¿Qué quieres decir?"

"Es simplemente la naturaleza de la bestia. Trasladan tanto a estos niños que en realidad
desalientan a los padres adoptivos para que traten de conectar con ellos, ya que eso puede
causar problemas con la separación de algunos de ellos cuando tienen que irse"
"Supongo que eso tiene sentido"
"Sí, así que Andy tiene un lugar seguro donde quedarse y una cama y tiene sus comidas y
un baño. Pero no logra reír o jugar mucho y no creo que tenga ningún afecto en absoluto.
Creo que pude haber sido la primera persona en abrazarlo, no sé en cuánto tiempo"
"Eso es muy malo" Anna sabía por su experiencia en las excursiones en Kidz Kamp de lo
mucho que algunos de los niños ansiaban atención de los adultos "¿Cuánto tiempo crees
que él estará allí?"
"Es difícil de decir. John quiere encontrarle un hogar permanente"
"¿Te refieres a hacer que lo adopten?"
Lily asintió "Pero no vas a creer esto. Dijo que Karen Parker pidió su custodia"
"Tienes que estar bromeando"
"Mis palabras exactamente" pasó a explicarle la teoría de Moss sobre una demanda por
homicidio culposo.
"Seguramente no lo van a poner allí. Esa mujer ya ha demostrado que no puede hacerse
cargo de ningún niño"
"Eso fue lo que le dije, pero sé cómo funciona el sistema judicial. Ellos siempre se inclinan
en ubicar a los niños con un familiar cuando es posible. John me pidió que pensara en
tenerlo con nosotras por el momento"
Inexplicablemente, Anna eligió ese momento para dejar caer el tenedor permitiendo que
resonara sobre el piso de baldosas.

Se miraron la una a la otra en un incómodo silencio antes de que Lily finalmente hablara
"No te preocupes, Amazona. Le dije que no iba a suceder" se levantó para servir la cena
"Háblame de tu día"
Anna se sintió oficialmente como una mierda, pero no lo suficiente como para ceder.

"...y mantendré mi teléfono celular conmigo, Lily. Llámame cada vez que necesites hablar"
"Gracias, Virginia" Lily cerró su teléfono y lo puso sobre la mesa junto a la piscina. En los
dos años desde que había dejado de beber, hoy había sido la primera vez que había sentido
la necesidad de ponerse en contacto con su patrocinadora por ayuda. No era como si se
sintiera tentada a beber. Sin embargo, se encontró a sí misma luchando contra los mismos
sentimientos de pérdida e impotencia que había experimentado después de la muerte de su
madre.
Chester ladró anunciando el coche de Anna en el camino de entrada y momentos después
ella entró por la puerta trasera "Hola, bebe"
"¿Me hablas a mí o a él?" preguntó Lily.
"Sólo tengo un bebé. El otro es un perro cazador inútil"
Lily le quitó su maletín y su bolso y los puso junto a la puerta de la cocina "Tengo que
hablar contigo acerca de algo importante"
Anna la siguió hasta la mesa junto a la piscina, pero no se sentó "Suena serio"
"Recibí una llamada esta tarde de John Moss desde San Francisco" era la primera vez que
había mencionado algo relacionado con Andy desde su charla tres noches atrás, aunque el
niño rara vez se había alejado de sus pensamientos.
"¿El trabajador social?"

Lily asintió "Se están preparando para trasladar a Andy nuevamente. Los otros tres chicos
en la casa irán a la escuela durante el día y la madre sustituta decidió que quería un poco de
tiempo para sí misma"
"¿Dónde va a ir?"
"John dice que está preocupado porque el tribunal podría seguir adelante y otorgarle la
custodia a Karen Parker, porque ella es la única que está preguntando por él" Lily podía
sentir las lágrimas inundando sus ojos "No puedo dejar que eso suceda, Anna"
"¿Puedes luchar contra ella? Podrías ofrecerte como su tutor ad litem y argumentar a favor
de algo mejor. Haces eso todo el tiempo con los niños de aquí”
Lily apartó las lágrimas de sus mejillas. Seguramente Anna entendería que ser defensora de
Andy no sería suficiente "Tengo miedo de arriesgarme con algo así. Cualquier cosa podría
pasar. Él es un niño tan dulce y Karen Parker podría convertirlo en...en un niño de la calle
igual que su madre. No tendrá una oportunidad con ella"
Anna se acercó para consolarla, tirando de ella en un abrazo. Pasaron varios segundos antes
de hablar.
"No dejaremos que algo malo le suceda, cariño"
"Se merece una buena casa" dijo ella esnifando "Cualquiera que lo viera se enamoraría de
él"
"Tal vez podamos hacer lo que dijiste, traerlo aquí por un tiempo ¿Nos permitirían hacer
eso?"
Lily escuchó el temor en la voz de Anna, pero no le importaba. No le importaba cuan
limitada era la oferta, se apoderaría de ella. Lo único que ahora le importaba era mantener a
Andy fuera de las garras de Karen Parker "Eso es lo que John quiere, Anna. Es por eso que
me llamó, así él tendrá otra opción"

"Entonces averigüemos cómo podemos hacer eso" siempre como una mujer de negocios,
Anna inmediatamente se metió en su papel de gerente "¿Cómo vamos a cuidar de él si las
dos estamos trabajamos? ¿Qué vas a hacer con él durante el día?"
"Puedo tomar un tiempo de vacaciones...tal vez inscribirlo en un programa preescolar parte
del día. Sería bueno para él estar con otros niños" se le ocurrió que ella sonaba como un
niño que hacía promesas para cuidar de un cachorro.
"¿Y entonces qué? ¿Tratarás de encontrarle una familia o algo así?"
"Lo haré" dijo ella haciéndole ver que estaba de acuerdo con los límites. Anna no estaba
diciendo un sí para siempre, pero su voluntad de hacer esto era por lo menos un atisbo de
esperanza.

"Eso es muy bueno, Lily" dijo John por teléfono "Cualquier cosa que podamos hacer para
retrasar la petición de Karen Parker por su custodia va a darnos algo de tiempo"
"Quiero hacer algo más que eso. Quiero eliminar esa posibilidad de una vez por todas" Lily
pateó la puerta de su oficina cerrándola. No quería que Tony supiera de esto hasta que ella
estuviese dispuesta a pedir tiempo libre "¿Cuál es nuestro primer paso?"
"Empezaré los trámites para que certifiques como la madre adoptiva. Necesito contactar
con un trabajador social en Los Ángeles que pueda manejar los preliminares. Van a tener
que hacer una visita domiciliaria y entrevistas con todos los adultos de la casa. Conozco a
alguien en esa área. Puedo pedirle que te llame la próxima semana para una cita"
"¿Sería correcto utilizar a alguien que conozco? Tengo un montón de amigos en servicios
sociales para niños"
"Está bien por mí, siempre y cuando sea alguien capacitado para manejar la situación"

Lily le dio el nombre y número de Sandy Henke, asegurándole que aunque eran amigas, se
podía confiar en Sandy para hacer un trabajo profesional "Ella es de primera. No me
importaría ponerlos a los dos en la misma liga"
"Si ella es tu amiga, me lo tomaré como un cumplido. Déjame ver que dice esto..." se quedó
en silencio por un momento "…bueno, voy a tener que verificar los antecedentes de las dos
y hay que tomar las huellas digitales. Es sólo rutina"
Se aclaró la garganta con nerviosismo "Vas a descubrir que tuve un DUI hace un par de
años"
"Ya veo" por su voz, no estaba contento en absoluto "¿Eso es un problema?"
"No, sólo fue algo de una sola vez. Te lo juro. Perdí a mi madre…mi mamá adoptiva…y no
me ocupé muy bien de mí misma. Pero ingresé a un programa y ahora estoy sobria, dos
años. Ya no es parte de mí"
"Está bien, agradezco el aviso. No creo que vaya a ser un problema" se escuchaba el
movimiento de papeles al fondo "¿Puedes enviarme por fax una copia de tu acta de
nacimiento? Probablemente tendré que demostrar que eres la tía de Andy. Y hay una buena
probabilidad de que tengas que regresar aquí para comparecer ante el tribunal"
"¿Para qué?" los hogares de acogida generalmente no requerían una comparecencia ante el
tribunal.
"Debido a que el abogado de Karen Parker probablemente luchará ante este movimiento"
Lo último que quería era hacer frente a Karen Parker en la corte. Había maneras de
evadirlo, cosas que ella hacía por sus clientes para evitar ese tipo de enfrentamientos "Si
puedo, me gustaría presentar una moción por separado y testificar en cámaras"
"Está bien, si llegamos a eso, veremos lo qué podemos hacer. Tendré que hablar con
nuestro abogado"

"Lo hago todo el tiempo, John. Sólo tenemos que presentar una petición que separe nuestra
acción de la de ella. En otras palabras, no estamos luchando contra ella para obtener la
custodia. Estamos luchando a favor de la nuestra y el juez decidirá. No podemos perder"
"Lo que sea, pero todavía tengo que discutirlo con nuestro abogado"
Revisó su lista "Voy a enviarte mi certificado de nacimiento esta tarde y le diré a mi amiga
que espere tu llamada ¿Hay algo más que necesites?"
"Realmente no puedo hacer nada más en este sentido hasta que consiga los papeles. Voy a
tratar de enviarle hoy este paquete a tu amiga, pero probablemente será mañana. Ella lo
recibirá antes del lunes o el martes. Cuando lo complete todo y lo envíe de regreso, voy a
meterme de lleno en eso"
Lily podía sentir como crecía la emoción "¿Hay alguna manera de que puedas enviar el
paquete durante la noche? Podríamos encargarnos de todo el fin de semana y regresártelo
nuevamente el martes"
"Claro, voy a intentarlo ¿Por qué no te lo envío a tu casa?"
"Perfecto"
"Gracias, Lily. Me encanta ver lo ansiosa que estás por hacer esto. Tengo que admitir que
tenía mis dudas cuando te fuiste de aquí el otro día"
"Yo también, pero hablé con Anna. Las dos queremos ayudar"
"Tengo la sensación que esto va a ser muy bueno para Andy"
Lily rió nerviosamente. Sería muy bueno para Andy. La gran pregunta era cómo iba a ser
para Anna.

Anna se puso de pie en el descanso que separaba su oficina de la de sus dos
vicepresidentes, sonriendo mientras era testigo del caos que se desarrollaba en la oficina de
Hal.
"¡Bueno, no es esto una sorpresa!" él levantó la vista de su escritorio mientras Kim
empujaba el cochecito a través de la puerta de la oficina. Jonah le seguía de cerca, echando
a correr cuando vio a su papá "¡Hola, grandote!" Hal cargó al niño cuando rodeó su
escritorio. Luego besó a su esposa y acarició a su hija de tres semanas de edad.
"Hola, guapo"
La frente de Hal se frunció inmediatamente "¿Así que has venido a comer conmigo?
¿Cómo subiste el cochecito por las escaleras?"
"Brad y Danny lo llevaron" respondió Anna, moviendo de un lado al otro una bolsa grande
de papel blanco antes de dejarla caer sobre el escritorio.
"Roast beef de trigo para ti, queso a la plancha para Jo-Jo con papas fritas y galletas"
"¿Es que alguien me va a decir lo que está pasando?"
"Tengo que tener una charla con mi hermana. Tendrás la oportunidad de cuidar a los niños,
papá-o" Kim le dio un rápido beso en la mejilla y puso el bolso de Alice sobre su escritorio.
Luego siguió a Anna hacia la oficina de la esquina y cerró la puerta.
"Te traje atún" dijo Anna mientras su hermana se dejaba caer en el asiento de cuero.
"¡Atún! ¿De qué se trata todo esto?"
Anna extendió su almuerzo en la mesa de café "Lily está haciendo arreglos para traer a su
sobrino para que se quede con nosotras por un tiempo"
La expresión de Kim pasó de la confusión a la emoción ampliando sus ojos "Anna, eso es
fabuloso. Estoy tan orgullosa de ti"

"No lo estés. Es sólo temporal, hasta que Lily pueda encontrarle un hogar permanente"
negó con la cabeza "No puedo creer que esté haciendo esto, Kim. Él tiene apenas cuatro
años"
"Tampoco puedo creer que lo estés haciendo. Pero suena como una gran noticia"
"¿Qué quiere decir con una gran noticia? ¿El hecho que voy a tener un ataque al corazón es
una gran noticia para ti?"
"Anna, vamos. Parece que Andy realmente necesita un buen hogar. Tú y Lily se lo pueden
dar"
"Es sólo por un tiempo"
"¿Y si te gusta?" ella sonrió "Eres genial con Jonah. Apuesto a que lo disfrutarás más de lo
que piensas"
El desastre de la última visita de Jonah todavía estaba fresca en la mente de Anna, a pesar
de que él parecía haberlo olvidado, mostrando nada más que su entusiasmo habitual por
volver a verla "Lily y yo coincidimos en que Andy tiene que ser adoptado por una familia"
"¿No son ustedes una familia? ¿No fue por eso que se casaron en la playa de Malibu?"
"¿Sabes lo que quiero decir?"
"No, no lo sé" Kim se echó hacia atrás y cruzó sus brazos dándole una mirada desafiante
"¿Estás absolutamente segura que Lily quiere que este niño sea adoptado?"
"Ella va a hacer el trabajo por sí misma"
"Pero ¿estás segura que es lo que realmente quiere?"
Anna debió haber sabido que su hermana no se pondría de su lado. Al contrario, Kim
parecía estar disfrutando de su miseria "Lo único que sé con certeza es que Lily no quiere
que este niño…Andy…termine viviendo con su abuela" le explicó la posibilidad de que
Karen Parker…la mujer que había descuidado a Lily y a su hermana cuando eran

niñas…estaba tratando de adoptar a Andy con el fin de demandar a la policía por homicidio
culposo.
"Estoy segura que el hecho de que ella lo quiera aquí en Los Ángeles tiene mucho que ver
con no querer que él termine allí. Pero te estás engañando a ti misma si piensas que ella está
ansiosa por encontrarle un hogar diferente. Él es su familia"
Anna dobló el papel alrededor de su sándwich, su apetito había desaparecido "No creo
poder hacerlo, Kim. No soy buena con eso"
"No es gran cosa, bebé grande. Sólo tienes que seguirlos unas veinte horas al día para que
no se lastimen, les enseñas a tener conciencia y esperas que no hablen de los momentos
privados en familia en frente de otras personas"
Anna recordó la declaración de Jonah sobre el pipí de su papá. Al menos no tenía uno de
qué hablar.

Sandy adjuntó el formulario en su portapapeles e hizo clic en el lápiz mecánico "Sólo tengo
que ir por la casa y comprobar estas cosas"
"Guía el camino" dijo Lily claramente emocionada de tener el proceso en curso.
"No puedo creer que ustedes realmente vayan a hacer esto"
Anna se mordió la lengua antes de contestar que ella tampoco.
Lily puso su brazo alrededor de la cintura de Anna "Tengo que admitir que estuve un poco
sorprendida cuando Anna estuvo de acuerdo. Pero las dos sentimos que era lo correcto"
Anna descubrió que estaba asintiendo mecánicamente.

"Todo esto es bastante sencillo" Sandy echó un vistazo a las cosas en la cocina, mirando
más de cerca la despensa "Es posible que deseen mover sus productos de limpieza a un
estante más alto. Por cierto, me gustó John Moss. Parece que sabe lo que está haciendo"
"Él es un buen tipo" respondió Lily.
Caminaron por el comedor y Sandy se detuvo para mirar alrededor "Me preguntó si tu casa
era lo suficientemente grande para un niño y le dije que toda mi casa se ajustaba a la
habitación del comedor. Dijo que no había tenido esa impresión, que todo lo que le dijiste
sobre Anna era que vendía coches. Ojalá hubiese podido ver la expresión de su rostro
cuando le dije que vendía coches en las cuatro concesionarias que poseía en Beverly Hills y
Palm Springs"
"¿Tuvo algún problema con eso?" preguntó Lily.
Anna se detuvo en seco cuando empezaron a subir las escaleras "¿Por qué tendría un
problema con eso?"
Lily se volteó en los escalones para explicarle "Por lo general, tratan de colocar a los niños
en lugares que se ajusten a lo que están acostumbrados para que así no tengan problemas de
adaptación cuando regresan a casa"
"Le dije que ustedes tenían los pies sobre la tierra" dijo Sandy. En la parte superior de la
escalera, se volteó hacia los tres pequeños dormitorios frente a la suite principal "¿Qué
habitación tienen en mente?"
Con todos los ojos en ella, Anna se dio cuenta que le estaban otorgando la decisión. Señaló
la que estaba en la esquina más alejada de su dormitorio "¿Ésa?"
"¿No es ésta?" Lily hizo un gesto hacia la que estaba directamente enfrente de la habitación
de ellas.
"Tiene una puerta que da a la terraza" dijo Anna "No pensé que sería una buena idea para
un niño tan pequeño. Eso deja las otros dos y la que está en la esquina tiene más ventanas"

Sandy se dirigió hacia la habitación de la esquina "Eso es usar la cabeza, Anna. Esta
habitación no está tan lejos. Tendrán su privacidad y aun así serán capaces de saber si
necesita algo"
Hasta ese momento, Anna no había comprendido las implicaciones de tener un hijo en su
hogar. Una cosa era no ser capaz de correr desnuda por la casa y otra muy distinta era
perder toda su libertad y espontaneidad. No más lo de permanecer acostada en la cama una
mañana del domingo o hacer el amor en el sofá de la sala de estar. Su único consuelo era
que el arreglo era temporal.
Sandy miró a su alrededor y tomó algunas notas "Regresemos a la cocina y revisemos esta
lista"
Ellas le siguieron obedientemente y se sentaron en la mesa del desayuno que estaba en el
rincón.
"Recomiendo un par de cambios en el dormitorio, pero no tienen que hacerlo. Un niño tan
pequeño como Andy estaría más cómodo con muebles más pequeños. Piensen en poner esa
cama doble en el almacén por ahora y tal vez consigan una gemela"
Lily agitó la mano con ligereza "Esa es sólo la vieja cama de mi apartamento. Early Attic
(un tipo de cama matrimonial). En lo que a mí respecta, podemos darla a un refugio para
mujeres"
"Está bien, terminamos con la casa. Ahora el gran problema"
"La piscina" dijo Lily.
"Cierto. Casi nunca ubico a niños tan jóvenes en una casa con piscina. Tienen que
asegurarla"
"¿Y si ponemos cerraduras en la parte superior de todas las puertas?"
"Eso debería funcionar" Sandy miró a su alrededor y se rió entre dientes "Esperemos que
no trate de arrastrarse a través de la puerta de Chester"

Anna abrió la boca para responder y sintió una patada bajo la mesa "Ow"
Lily la ignoró "Traeremos a alguien en el mañana y montaremos las cerraduras. Y saldré
para encontrar una cama" se volteó hacia Anna "Debo comprarle algo de ropa y tal vez un
par de juguetes. Él no tiene mucho"
Sandy cerró la carpeta "Probablemente deberías esperar hasta que John tenga la
oportunidad de revisar esto. Estoy bastante segura que van a pasar, pero no siempre se
puede decir con seguridad. A veces tenemos todas estas cosas juntas y van a algún juez
excéntrico para ser aprobadas. Cualquier cosa puede pasar"
"No voy a aceptar un no por respuesta. Karen Parker no va a poner sus manos sobre Andy"
"Eso me recuerda ¿Todavía tienes ese informe de servicios infantiles cuando te alejaron de
ella? No estaría de más poner un ejemplar allí"
Cuando Lily entró en su oficina, Sandy bajó la voz "¿Estás bien con todo esto, Anna?"
"Sé que es importante para Lily"
"Eso no fue lo que pregunté. Si esto va a causar un problema, es necesario que me lo digas
ahora"
Ella negó con la cabeza. Aunque no podía fingir entusiasmo, no sabotearía lo que Lily
quería.
"Trabajaremos en ello. Estoy un poco nerviosa por esto"
"Cuando hablé con John, el otro día, le dije que todo esto era nuevo para las dos. Le hice
prometer que si hacemos esto y no funciona, tenía que darse prisa y encontrar una mejor
ubicación. Estuvo de acuerdo en hacer eso"
Sintió alivio y culpa de que Sandy hubiese negociado una red de seguridad "Gracias"

"Pero entre tú y yo" apretó la mano de Anna "Creo que esto va a ser lo mejor que le haya
pasado a Andy Parker y no me sorprendería en absoluto si resulta ser lo mejor que alguna
vez les haya pasado a ti y a Lily"
Lily volvió con los papeles, ahorrándole a Anna el tener que responder. Mientras más
visualizaba a un niño pequeño en medio de su vida diaria, menos compartía el optimismo
de Sandy.

Lily escribió sus notas finales sobre Andrea King, que había completado la clase de
paternidad por orden judicial, lo que le permitía recuperar la custodia de su hijo de dos años
de edad. Era un regreso tenue, uno que los trabajadores sociales vigilaban agresivamente,
pero al menos Andrea había sido motivada para practicar un buen cuidado. Estos eran los
casos exitosos que hacían que el trabajo de Lily en el consultorio de Asistencia Legal
Braxton valiera la pena.
No tanto con el archivo en su escritorio, otro caso de los muchos que llegaban a la oficina
del defensor público.
Tameka Johnson, que había sido arrestada un mes atrás por traer un arma a la escuela,
estaba de regreso en la cárcel por una violación de libertad condicional después de haber
sido atrapada con sus amigos por robar una tienda. Como si el robo no hubiese sido
suficiente, la policía encontró un cuchillo y dos cigarrillos de marihuana.
Lily se detuvo junto al escritorio de la recepcionista al salir "Paulina ¿podrías llamar a
Azalie Johnson y pedirle que se reúna conmigo en la cárcel? Su número está en el
expediente de Tameka. Voy a hablar con las dos y ver si hay alguna razón por la que
Tameka no deba ir a la correccional juvenil esta vez" estaba cansada de darle su palabra al
juez de que sus defendidos se quedarían fuera de problemas, para que estos socavaran sus
promesas, volviendo a las mismas pandillas y a los mismos comportamientos que habían
hecho que los detuvieran en primer lugar.

Entrar en la cárcel con Azalie Johnson había sido un calvario de una hora de estar de pie en
una fila donde te revisaban no solo una vez, sino tres veces antes que finalmente fuesen
llevadas a una pequeña sala lúgubre de conferencias. Lily se mordió la lengua mientras
Azalie veía a su hija reducirse a lágrimas de vergüenza.
"Muy bien, ahora que Tameka entiende que fue algo estúpido lo que hizo ayer, hablemos
acerca de dónde vamos a partir de aquí ¿Qué esperas que suceda ahora, Tameka?"
Tameka se encogió de hombros.
"¡Responde a la mujer!" dijo bruscamente su madre.
"No quiero quedarme en la cárcel"
"El problema…" dijo Lily seriamente "…es que ya estabas en libertad condicional, por lo
que el juez no va a darte más libertad condicional. Le has demostrado que no eres
confiable"
Tameka esnifó ruidosamente e hizo sobresalir su labio inferior.
"Y ahora también tendrás que responder a la posesión de armas. No estoy segura que haya
alguna manera de mantenerte fuera de la cárcel esta vez. Tenemos que averiguar que va a
motivarte para mantenerte fuera de problemas ¿Tienes alguna idea?"
"Podría quedarme en casa y no hacer cosas con mis amigos"
"Tameka, quedarte en casa no va a ayudarte a salir de esto. Los chicos que van a alguna
parte ya están enfocados ya sea en los libros para poder ir a la universidad o trabajando. Tú
no eres una niña. Tienes que comenzar a tomar alguna responsabilidad"
"Así es" Azalie se hizo eco.
Lily respetaba a Azalie por mantener un trabajo a tiempo completo como planificadora de
citas para una empresa de fontanería con el fin de mantener a su familia, pero era obvio
para cualquiera que Tameka necesitaba más supervisión "Creo que hay una posibilidad de
permanecer fuera de la cárcel esta vez. Tienes que declararte culpable y decirles a todos lo

mucho que lo sientes. Luego pedirle al juez que te deje hacer servicio comunitario después
de la escuela y los sábados" Lily ya estaba pensando en las cuerdas que podría tirar para
incluir a la chica en un programa cerca de su casa.
"Van a hacer que limpie los baños en el parque" se lamentó ella.
"Lo hice cuando estaba en la secundaria y era buena en eso. El año siguiente me dejaron
trabajar con el equipo de las instalaciones y un año después fui a la universidad" puso su
bolígrafo abajo y cruzó sus brazos "Tú decides, Tameka ¿Quieres hacer algo por ti misma,
o quieres entrar y salir de la cárcel toda tu vida?"
Ella comenzó a llorar nuevamente "Quiero hacer algo con mi vida"
"Bien. Puedes comenzar haciendo amigos con el tipo de gente que deseas ser, no con los
que hacen que te arresten. Y cuando no estés ahí afuera trabajando, necesitas estar en casa
comiendo libros para que puedas obtener calificaciones altas. La próxima vez que te pillen
con drogas o armas de algún tipo, no habrá nada ni nadie que pueda lograr mantenerte fuera
de la cárcel"
Cuando Tameka regresó a su celda, Lily explicó a Azalie lo qué iba a hacer para arreglar un
horario de servicio comunitario, siempre y cuando el juez lo aprobara. Con suerte, tendrían
a su hija fuera de la cárcel a las 5 en punto.
En su camino de regreso a la oficina, a regañadientes admitió que su trabajo en
criminalística tenía sus recompensas para las familias que luchaban y que ella trataba de
ayudar, especialmente cuando tenía la oportunidad de regresar a un joven delincuente al
camino correcto. Era más difícil y por lo general más frustrante que los casos de custodia,
pero el objetivo final era el mismo…dar a los chicos la mejor oportunidad de tener éxito.
Cuando se trataba de hacer lo que era mejor para los niños, Andy nunca estaba lejos de sus
pensamientos. Capturarlo a los cuatro años de edad mejoraba sus probabilidades de
permanecer alejado de la clase de problemas de los que Tameka parecía no poder escapar,
por no hablar de la suerte de sus padres que habían muerto demasiado jóvenes. No era del
todo irónico que Lily se encontrara en una posición donde podría ayudarlo. Sus propias

experiencias le habían mostrado la importancia de tomar decisiones sabias cuando el futuro
del niño estaba en juego. Andy necesitaba una familia amorosa y un fuerte modelo a seguir
para superar su pasado.

Anna puso el último de los platos en el lavavajillas y se limpió las manos con una toalla
"¿Tony se sorprendió cuando le pediste tiempo libre?"
"No estoy segura si sorprendido es la palabra que usaría. Usaría más pánico, pero le sugerí
que tal vez quisiera seguir adelante y contratara a alguien a tiempo completo en lugar de
sólo utilizar un contratista independiente para encargarse del desbordamiento. Estamos más
ocupados cada día"
"¿Pero no le hablaste de tu otra oferta?"
"Todavía no. Tal vez si ahora trae a bordo a alguien más, no me extrañará tanto el próximo
noviembre"
Anna notó que Lily parecía estar inclinándose hacia tomar el trabajo de directora y eso
significaba que ella esperaba que Andy fuese ubicado en un lugar permanentemente en las
próximas seis semanas. Se había convencido que podría sobrevivir cualquier cosa en un
corto plazo "En cierto modo pensé que hoy escucharíamos del trabajador social"
Lily se encogió de hombros "La audiencia fue esta tarde. A veces el juez simplemente toma
todo bajo consideración y se va a casa a cenar"
Un golpe en la puerta lateral hizo que Chester ladrara.
Anna se apresuró a través del salón familiar "Olvidé decirte que Holly iba a venir" abrió la
puerta a su amiga y compañera de trabajo.

Lily tiró de Chester nuevamente para que no le saltara. Dado que Holly era su niñera
habitual, él siempre le saludaba con entusiasmo.
"Hola. No te habíamos visto en mucho tiempo"
"Ha venido a llevarse a Chester a casa con ella durante unos días"
"¿Oh, sí? Parece que a él le gusta esa idea" lo dejó ir y fue directo hacia Holly por
atención.
"¿Te contó Anna que trajimos un cachorro Labrador de la perrera? Nos está volviendo
locas, así que pensamos que si pedimos prestado a Chester por una semana o algo así, él
podría calmarse un poco. Si funciona, es probable que regresemos a la perrera y también
escojamos un perro más viejo"
"¿Sólo el perro? ¿No quieren a Anna también?"
Anna rió y buscó la correa, preguntándose divertida lo que Lily pensaría si se quedaba con
Holly y Jai durante seis semanas, mientras Andy estuviese allí "Sólo asegúrate que el
proceso de aprendizaje sólo se vaya de un lado, Holly. No tendremos ningún beneficio si un
Basset actúa como un Labrador. Si lo arruinas, te quedas con él"
Chester corrió felizmente por la puerta hacia el convertible que esperaba.
"Ese perro no tiene nada de lealtad" dijo Lily. Sonó el teléfono y se excusó.
Anna acompañó a Holly hacia su coche "Ya has escuchado a Lily. Es mejor que Tú y Jai no
estropeen a este perro. Él ya está lo suficientemente estropeado"
"Y tú fuiste quien lo hizo de esa manera" dijo Holly sonriendo mientras retrocedía por el
camino de entrada.
Lily estaba esperando en la puerta, su rostro era una máscara de alegría vertiginosa "Era
John Moss. Se reunirá con nosotras en la casa de acogida el domingo"

Capítulo 6
La interestatal 5 era un tramo desolado de la carretera, sobre todo al final de Grapevine
donde caía en la 101. Anna había manejado esta ruta con Lily para visitar a su madre en
San José y generalmente parecía un viaje mucho más largo. Hoy era como si hubiesen
llegado en poco tiempo.
"Vaya, este es un largo viaje ¿no es así?" preguntó Lily quien se extendió a través de la
consola del X3 para poner la mano en el regazo de Anna "Parece que hoy se ha hecho
eterno"
Anna casi resopló ante la yuxtaposición de sus pensamientos. Lily obviamente estaba
ansiosa por llegar, mientras que ella estaba llena de pavor. En su viaje de regreso, tendrían
a un pequeño niño en el asiento trasero, quien vendría a vivir con ellas y cambiaría sus
vidas. Le había parecido una buena idea en ese momento. Ahora, no estaba tan segura. ¿Y
si no eran capaces de controlar su comportamiento o satisfacer sus necesidades? Anna
había sido testigo de una serie de problemas de comportamiento de los niños en Kidz
Kamp. Lily le había explicado que la mayoría de esos niños tenían modelos pobres en sus
casas y que estar con otros niños en cuidado de crianza a menudo sacaba lo peor, incluso en
los mejores niños ¿Y si a él no le gustaba ella? ¿Y si lloraba durante horas como lo había
hecho Jonah?
"Le dije a John que le llamaría cuando llegáramos a San José" Lily marcó el número
mientras Anna avanzaba por la ciudad en su camino a San Francisco "Hola, John. Es Lily.
Supongo que estaremos allí en unos cuarenta y cinco minutos ¿Todavía quieres que
vayamos directamente a la casa?"
Cuarenta y cinco minutos...los últimos minutos de libertad.
"Recuerdo cómo llegar allí...sí, escogí un par de cosas para él ayer"
Eso era un eufemismo. Moss había llamado el viernes para darles la talla de Andy y eso
llevó a Lily a un frenesí de compras con Martine. Las dos tuvieron un día de campo con la
compra de ropa, lo suficiente como para vestirlo con algo diferente cada día durante un

mes. Lily estuvo muy orgullosa por las pantuflas que parecían autos de carrera, hasta
destellaban luces a cada paso. Luego vinieron los juguetes. Se volvieron locas con los
coches, compraron una docena de coches Matchbox, un camión de basura de plástico y un
largo camión de bomberos rojo con escaleras móviles y mangueras. Para darle servicio a
esos vehículos compraron una gasolinera y un garaje, también contenía diez metros de
segmentos de plástico para que Andy pudiese hacer carreteras e intersecciones.
Por sugerencia de Martine, Lily también llevó tres barcos de juguete "…juguetes para la
bañera" le había dicho. Para colmo, le compró un osito de peluche vestido con una camiseta
de los Dodgers.
"Sólo tienes que seguir las indicaciones hacia Candlestick Park...o como se llame este año"
parecía que los patrocinadores corporativos cambiaban el nombre a su antojo "Sólo tienes
que ir hacia Candlestick Point. Eso nunca cambia"
Bajo la dirección de Lily, Anna siguió hacia la calle que corría a lo largo de la Bahía de San
Francisco y se detuvo en un estacionamiento detrás de un Honda Civic.
"Ese es el coche de John" Lily desabrochó el cinturón de seguridad y abrió la puerta "¿Estás
lista para esto?"
"Tan lista como puedo estarlo"
Lily agarró su mano y la besó "Te amo. Espero que sepas lo mucho que significa para mí
que estés dispuesta a hacer esto"
A pesar de su inquietud, Anna no pudo evitar sonreír. Ver a Lily tan feliz era su propia
recompensa "¿Qué estamos esperando?"
Cruzaron la calle y subieron los escalones de la entrada donde una mujer robusta, de
cabello gris se reunió con ellas en la puerta "Bienvenida nuevamente"
"Gracias. Ella es mi amiga, Anna Kaklis. Anna, ella es Mary Beth Shull, madre sustituta de
Andy"

¿Amiga? Anna no podía recordar la última vez que había sido presentada por Lily como
una amiga "Encantada de conocerla. Vine para ayudar a Lily con el manejo"
Lily le lanzó una mirada tímida "Y él es John Moss"
Desde la puerta de la cocina, un hombre delgado con vaqueros y una sudadera dio dos
grandes pasos a través de la sala de estar, tendiéndole la mano a Anna.
"Hola, John. He estado ansiosa por conocerte. Lily y yo realmente apreciamos tu duro
trabajo" los ojos de Anna recorrieron la habitación, donde tres jóvenes estaban sentados en
silencio delante de la TV. Ninguno de ellos coincidía con la descripción que Lily le había
hecho de Andy.
"Para mí es un placer. También he estado ansioso por conocerte ¿Les gustaría ir arriba y
conocer a Andy o quieren que lo traiga aquí abajo?"
Antes de que pudieran contestar, Mary Beth le entregó a Anna una bolsa de papel de
supermercado, doblada por la mitad "Aquí están sus cosas. John dijo que le habían
conseguido algo de ropa, así que no tendré que preocuparme por enviarles las otras cosas.
Voy a conservarlas en caso de que traigan a otro que no tenga nada"
Lily interceptó la bolsa y la abrió "¿Esta aquí su camiseta favorita? ¿La azul con el coche
de carreras?"
"No, la tiré en mi pila de trapos. Se ha deteriorado y tiene un agujero a un lado.
Prácticamente tuve que ocultarla para que no se la pusiera todos los días"
"¿Le importaría si la tomamos? No me importa si está sucia. Sólo quiero que tenga algo con
lo que se sienta cómodo"
La Sra. Shull se alejó para recuperar la camiseta sucia. Moss había empezado a subir las
escaleras.
"Lamento lo del asunto de la amiga" susurró Lily "No quiero que esta mujer se entrometa
en nuestras cosas"

"Está bien"
"¿Quieres venir para ver a Andy o esperas aquí?"
Anna miró a su alrededor con inquietud "No me dejes sola"
Lily rió entre dientes "Cálmate. Pronto estaremos fuera de aquí y de regreso a la carretera"
agarró el codo de Anna y la condujo al piso de arriba hacia un pequeño dormitorio.
Desde la puerta, Anna pudo ver dos pequeños pies balanceándose en el borde de la litera de
abajo. Mientras seguía a los otros dentro del cuarto, Andy entró a plena vista. Era tan
hermoso como Lily había dicho y en su mano estaba un pequeño convertible Matchbox.
Por sus ojos enrojecidos, supuso que había estado llorando.
"Hola, Andy" dijo Lily "¿Te acuerdas de mí?"
Anna miró como su rostro se iluminaba, así como el de Lily. Era obvio que tenían una
conexión especial.
"Sorprendido de verme ¿huh?"
Él asintió con la cabeza, sin apartar los ojos de su rostro sonriente. Iba vestido con
pantalones cortos de gimnasia color azul oscuro, con una camiseta blanca y zapatillas de
tenis. Un pequeño rasguño en su rodilla ya había formado costra.
"Así que supongo que John no te contó la gran noticia. Voy a llevarte hoy a casa conmigo
¿Te gustaría eso?"
Los ojos de Andy se lanzaron hacia John.
"Así es, amigo. Vas a dar un largo paseo en un coche bonito ¿No será divertido?"
Anna contuvo la respiración esperando que el niño hablara, pero la única señal que
mostraba que entendía lo que estaba sucediendo era la mirada de preocupación en su rostro.
Lily le había dicho que podría estar ansioso y que no era inusual que los niños tuviesen

miedo cuando las cosas a las que estaban acostumbrados cambiaran de repente, aun cuando
sus circunstancias actuales dejaran mucho que desear.
Lily se puso en cuclillas a la altura de sus ojos "Andy ¿recuerdas cuando te dije que una
amiga mía le gustaban los coches? Bueno, aquí está mi amiga. Ella es Anna y sabe todo
sobre los coches ¿Qué te parece?"
Andy movió sus ojos hacia Anna por primera vez, luego los regresó hacia Lily.
"Hola, Andy" Anna se puso en cuclillas a su lado, tocando suavemente el hombro del niño
para decir hola. No estaba segura de quién de los dos estaba más aprensivo.
"¿Estás listo para irte? Tengo la ropa lista abajo, incluyendo tu camiseta azul con el coche
de carreras" ella se levantó y le tendió la mano.
"Tengo algunos papeles para que firmes" dijo Moss "Y Mary Beth ha escrito un par de
cosas acerca de este joven aquí que puede ayudarles a llegar a conocerse entre sí en los
próximos días"
Cuando llegaron al pie de la escalera, la peor pesadilla de Anna se hizo realidad. Lily, John
y Mary Beth desaparecieron hacia la cocina y ella se quedó sola en la puerta principal con
Andy. Miró hacia abajo encontrándolo de pie a pocos centímetros de distancia, con la
cabeza inclinada hacia arriba mirando su rostro.
Su mente buscó la manera de ponerle fin a su silencio incómodo "Andy ¿te gustan los
perros?"
Él negó con la cabeza rápidamente, sus grandes ojos fueron una clara señal de que estaba
asustado por la perspectiva.
Estaba empezando a preguntarse si alguna vez hablaría. Lily no había dicho nada en
absoluto acerca de que tuviese algún problema de lenguaje "Los perros grandes dan miedo
¿no?"
Andy asintió con ella.

Se arrodilló junto a él "Especialmente los perros que son así de grande" levantó su mano
hasta el pecho del niño.
Una vez más él asintió.
"Pero los perros que llegan hasta aquí no dan miedo ¿verdad?" esta vez llevó su mano justo
por debajo de su cintura y negó con la cabeza.
Obviamente en conflicto, Andy no respondió.
"Tenemos un perro llamado Chester y le gusta jugar con todos ¿Sabes lo que hace? Te lame
justo en el rostro" Anna rápidamente deslizó dos dedos por la mejilla del niño, lo que causó
que riera y se tapara el rostro con las manos. Casi se derritió al ver su primera sonrisa.
"¿Qué está pasando aquí?" Lily entró, sonriendo ampliamente.
"Nada. Estábamos hablando acerca de los perros...que lamen el cuello" esta vez hizo
cosquillas en el cuello de Andy y él se disolvió en risitas, extendiendo su mano para hacerle
cosquillas a ella también.
"Andy, sabes que esta no es una sala de juegos" dijo la señora Shull severamente.
Sorprendida por la dura reprimenda, Anna se levantó bruscamente y le tendió la mano al
niño "Andy ¿por qué no le dices adiós a la señora Shull y nos vamos hasta el coche?" Anna
necesitaba alejarse de esta mujer antes de que le dijera algo grosero.
"Adiós" respondió él…su primera palabra…ni siquiera volteó para mirar a su madre
sustituta.
"Gracias, Mary Beth" dijo Moss mientras él y Lily les seguían afuera. Cuando llegaron al
coche, él sacó un frasco de pastillas del bolsillo de su camisa "Aquí está su medicamento
para el asma. Sabes cómo hacer la solicitud para rellenar esto ¿no es así?"
Él le había explicado a Lily que todos sus servicios médicos serían pagados por el estado
"Sabes que no será un problema para nosotras, John"

"De acuerdo" se metió las manos en los bolsillos y se balanceó sobre los talones "Voy a
estar en contacto con Sandy, al menos una vez a la semana. Si me necesitas para algo,
tienes mi número"
"Creo que vamos a estar bien" dijo Lily desordenando el cabello de Andy.
Anna abrió la puerta trasera de la camioneta e hizo un gesto hacia el asiento trasero
"¿Quieres un poco de ayuda o puedes subir allí por ti mismo?"
Andy parecía ansioso por demostrar sus habilidades para escalar. Agarró el marco del
coche con una mano y la puerta con la otra, tirando de él hacia el estribo. A partir de ahí
brincó fácilmente sobre el piso, luego colocó la rodilla por primera vez en el asiento, donde
se volteó para mirar al frente.
"Buen trabajo" Anna palmeó el asiento que elevaba a su ocupante que Lily había comprado
ayer "Siéntate aquí, así podrás ver por las ventanas" él obedeció y ella aseguró el cinturón
de seguridad a través de su pequeño cuerpo e hizo clic en su lugar, comprobando la doble
seguridad con un solo jalón. Su promesa de que él sería capaz de ver fue socavada por su
tamaño…prácticamente desapareció de la vista cuando ella cerró la puerta.
Lily la detuvo cuando alcanzó la puerta del conductor "Oh no, no lo harás. Has conducido
todo el camino hasta aquí"
Anna siguió hacia su lugar detrás del volante, colocando su propio cinturón de seguridad en
su lugar "¿Sabes lo que dicen sobre poseer las nueve-décimas partes de la ley?"
Lily puso los ojos, agradeció a Moss por última vez y se dirigió hacia el otro lado.
Anna miró a Andy por el espejo retrovisor. Él se retorció mientras hundía sus hombros en
el cuero del asiento. Se alejó de la acera y ejecutó una vuelta en U cerrada.
"Andy, este coche es un BMW ¿Puedes decir eso?"
Por la expresión de su rostro, él estaba genuinamente interesado en este pedazo de
información y Lily le ayudó a repetir el nombre.

"Y ahora esto…los BMW son los mejores coches en la carretera"
Lily sonrió y lo repitió ella misma con animación, luego ayudó a Andy con la frase. Su
educación formal sobre coches oficialmente había comenzado.
Treinta minutos fuera de San Francisco, Andy apenas había dicho una palabra. Desde su
punto de vista Lily podía ver el miedo y la duda en su rostro "¿Hay algún problema,
Andy?"
Inmediatamente las lágrimas brotaron de sus ojos, pero aun así, no habló.
"¿Tienes miedo, cariño?" se extendió entre los asientos y le acarició la pierna "Todo está
bien, cariño. Vamos a nuestra casa, pero tenemos que conducir un largo camino"
Anna dijo "¿Dónde está el distribuidor de BMW en San José?"
"¿Algo malo con el coche?"
"No, pero tengo una idea"
"¿Qué?"
"Es una sorpresa"
"¿Has oído eso, Andy? Anna tiene una sorpresa para nosotros. Me pregunto de qué se trata"
le dió instrucciones hacia la concesionaria y pronto estaban estacionando en un espacio
estrecho entre el coche de un cliente y un nuevo 335i con su capucha.
"No tardaré más de un minuto si quieren esperar en el coche" Anna salió y desapareció en
la ocupada sala de exposición.
Lily observó cómo Andy estiraba el cuello para ver todos los coches en el lote "¿Alguna
vez habías visto tantos coches bonitos?"
Se tomó un momento para leer detenidamente las notas escritas a mano de Mary Beth sobre
Andy mientras se encontraba bajo su cuidado. Su último examen físico había sido en enero,
pero lo había llevado al médico tres veces durante su relativamente corta estancia en su

casa. Una de las visitas estaba relacionada con el asma y Mary Beth había concluido que la
tos persistente había sido…al menos parcialmente…una manera de llamar la atención.
¡Qué montón de mierda! Lily se enfureció al pensar nuevamente en Andy siendo exiliado
en el sofá en la noche a causa de su dificultad para respirar. Pasó las páginas rápidamente
para averiguar cuáles habían sido las otras dos visitas. La palabra médica resaltó en la
página…enuresis. Mojar la cama. No era una gran sorpresa, pensó ella. Sólo tenía cuatro
años y tomando en cuenta lo mucho que había sido trasladado, era un milagro que incluso
estuviese entrenado. Mary Beth estaba convencida que mojar la cama era la respuesta
pasivo-agresiva de Andy ante sus demandas de disciplina.
Anna salió de la sala de exposición con una bolsa de plástico blanca y un vendedor que
llevaba una caja grande. Abrió la puerta de Andy y desabrochó el cinturón de seguridad
"¿Por qué no te pasas al otro lado por un minuto, Andy?"
El vendedor retiró la pieza voluminosa de la caja, quitando la envoltura de plástico para
revelar un asiento de seguridad. Él demostró cómo se colocaba en el asiento y lo fijó con el
cinturón de seguridad. Anna ajustó las correas de los hombros para un niño mayor y las
sostuvo mientras Andy se arrastraba en el asiento.
"Parece que ajusta perfectamente" dijo el vendedor "Cuando dijo que ya tenía cuatro años,
pensé que podría ser demasiado pequeño"
"El otro era demasiado bajo. No podía ver nada hacia afuera" le dio las gracias y volvió a
subir en el asiento del conductor "Andy ¿recuerdas cuáles son los mejores coches?"
Lily le ayudó susurrando.
"BMW" respondió él.
"Eso es correcto. Este es un X3 ¿Puedes decir eso?"
"X3" dijo con toda claridad.
"Bien. Este es el coche de Lily. Mi coche es diferente. Mi coche se llama Z8. Dilo"

"Z8" repitió claramente.
"Buen chico" metió la mano en la bolsa que había traído de la sala de exposición y sacó una
pequeña caja.
"Así es mi coche" era un modelo Z8, igual que el convertible importado que estaba
estacionado en su garaje.
Lily abrió la caja y le pasó el coche. Su deleite era obvio mientras estudiaba el juguete
cuidadosamente.
"¿Recuerdas lo que Anna dijo que era?”
"Z8"
"¿Y los mejores coches en la carretera?"
"BMW"

Anna entró en el camino de entrada y pulsó el botón para abrir la puerta del garaje. Estaba
exhausta, pero no más que Lily y sobre todo Andy, que se había quedado dormido en su
asiento de seguridad poco después que se habían detenido a cenar cerca de Bakersfield.
"Voy a rodear el coche para cargarlo" dijo Lily manteniendo su voz baja para no
despertarlo.
El día había resultado mucho mejor de lo que había imaginado. Cuando Andy comenzó a
llorar en el coche, había temido otro episodio como el de Jonah. Pero a diferencia de su
sobrino, que había estado inconsolable, Andy había respondido inmediatamente al asiento
del coche y el juguete. Poco después, fue capaz de distraerlo con un juego de nombrar los
colores de cada coche que les pasaba a un lado por la autopista, aunque solamente conocía
el rojo, el azul, el blanco y el negro.

Lily desabrochó los arneses de hombro y suavemente lo levantó sacándolo de la camioneta,
donde cayó sin fuerzas contra su pecho. Con un brazo firmemente escondido debajo de sus
nalgas, usó su otra mano para guiar la cabeza hacia su hombro y él regresó rápidamente a la
tierra de los sueños.
Anna abrió la puerta lateral y avanzó para encender las luces. Cuando llegaron a la
habitación recién amueblada, Lily se arrodilló para sentarlo en el borde de la cama.
"¿Andy? Necesito que despiertes por un rato para que puedas cambiarte a tu pijama y vayas
al baño ¿Puedes hacer eso?"
Él abrió los ojos y miró su nuevo espacio. Estaba claramente intrigado por la presencia de
otra cama en la habitación "¿De quién es ésa?"
"Esa es de un niño llamado Jonah cuando viene de visita" dijo Anna "Pero sólo serás tú esta
noche ¿Está bien?"
Él no respondió. Sus ojos seguían vagando por la habitación, la que Lily había decorado
con carteles de coches y figuras de cómics. El nuevo mobiliario, todo en madera de pino,
consistía en las camas, un pequeño escritorio, un mueble con cajones y una estantería, ya
repleta de historias que un niño pequeño podría disfrutar.
Lily abrió el cajón superior y sacó un par de pijamas.
"Andy ¿por qué no vas al baño? Cuando termines, lávate las manos y el rostro y yo
prepararé tu cama"
Anna encendió la luz del baño y se apartó cuando Andy pasó junto a ella hacia el baño,
donde levantó tanto la funda del asiento como el asiento. Se sintió intrigada al ver a Lily en
el papel de madre, sobre todo porque ella siempre había sido inflexible acerca de no querer
hijos propios. Gracias a todo su trabajo con las familias, la maternidad parecía ser natural
en ella.
"Quédate aquí con él. Ya regreso" Lily se precipitó escaleras abajo y volvió con dos
grandes bolsas de basura.

"¿Para qué son?"
"Leí las notas de la señora Shull de camino acá. Ella dice que Andy a veces moja la cama.
Mañana conseguiré un forro plástico para el colchón, pero éstas servirán esta noche"
Rápidamente, quitaron las sábanas y extendieron las bolsas de basura, terminando justo
cuando Andy salió del baño. Por su camisa mojada, estaba claro que al menos, había
tratado de lavarse.
Lily lo guió de regreso a la cama, que ellas habían arreglado "Andy ¿puedes cambiarte en
tu pijama mientras preparo tu cepillo de dientes? Entonces estarás listo para la cama"
Anna estaba lista para escapar cuando Lily llamó su atención.
"¿Lo ayudarías con los botones?"
Se arrodilló para ayudarle a deslizar su camiseta por encima de su cabeza "Listo, amigo"
los pijamas se hicieron especialmente para los más jóvenes y le ayudó a cerrar los tres
botones grandes en la parte delantera de la camiseta.
Cuando él terminó con la camisa, se sentó en el suelo y se quitó los zapatos y los calcetines.
Anna recogió el montón de ropa mientras intercambiaba sus pantalones cortos por los
pantalones del pijama.
"Aquí tienes, Andy" Lily le tendió su cepillo de dientes "Hagamos esto último y te leeré un
cuento antes de ir a dormir"
Anna se retiró a la habitación principal para llamar a Holly, pensando que sería mejor darle
a Andy unos días para ajustarse a la casa antes de traer de regreso a Chester. Cuando
terminó, Lily estaba de pie en la puerta sosteniendo a Andy en sus brazos. Una vez más, fue
conmovida por la manera maternal de Lily y la forma en que Andy parecía aceptarlo
"¿Algún problema?"

"No, sólo estoy mostrándole a Andy donde dormimos" ella entró y lo bajó al descanso "Si
despiertas esta noche y necesitas algo, solo entra en esta habitación. Pero ten cuidado aquí.
No quiero que caigas por las escaleras"
Anna estaba saliendo del baño cuando Lily regresó a su habitación "¿Ya lo acomodaste?"
"Sí, pero estaba tan emocionado cuando empecé a leerle. Dijo que nadie había hecho eso
anteriormente"
Lily se apresuró en su aseo para alistarse para la cama "¿No es adorable? Mi corazón solo
se derrite cada vez que lo miro"
"Me sorprendió lo pequeño que es"
"Viene de familia"
"Y me alegró ver que se calmara tan rápidamente con el coche. Espero que pase un buen
rato mientras esté aquí"
El rostro de Lily se endureció al instante.
"¿Qué pasa?"
"Nada...sólo que…" ella golpeó un cajón con evidente irritación "…acaba de llegar, Anna
¿Podríamos no hablar de él yéndose?"
"No estaba…"
"Lo sé" Lily alzó las manos "Lo siento. Olvida que dije eso"
Anna agarró su codo mientras pasaba "También lo siento. No quise decir nada con eso"
atrajo a Lily en un abrazo "Te amo"
"Yo también te amo. Y de verdad te agradezco que me permitas traerlo aquí. Prometo que
me pondré a trabajar para encontrarle una familia. Él tiene mucho que ofrecer para que
termine con alguien como Karen Parker"

Por el bien de Lily, Anna quería ceder y ofrecerle que Andy se quedara el tiempo necesario
mientras encontraba el hogar correcto, pero sus reservas fueron más fuertes. No tenían idea
en lo que se estaban metiendo y con Lily a punto de tomar un nuevo trabajo y Anna siendo
candidata para la vice-presidencia de la Cámara, ellas apenas tendrían tiempo para estar
juntas. Además, no sería bueno para Andy permanecer demasiado tiempo con ellas, ya que
sería más difícil para él adaptarse a un nuevo hogar.
Vió como Lily se ponía una camisa de dormir, una larga camiseta color púrpura con un
agujero en el lateral "Supongo que tengo que ponerme algo para dormir ¿eh?"
"Sólo por un par de noches. Le dije que entrara aquí si tenía algún problema. Más adelante,
le enseñaré acerca de tocar puertas y pedir permiso" arqueó sus cejas dos veces y sonrió
"Entonces podremos dormir desnudas otra vez y frotar nuestros cuerpos uno sobre el otro"
"Esperemos que él aprenda rápido"

Capítulo 7
Lily se sorprendió al encontrar a Andy ya despierto "Hola, cariño" se sentó en el borde de
la cama y le acarició el cabello "¿Has dormido bien?"
Tiró de las mantas hasta su barbilla.
Ella tiró de la manta con cuidado "Bajemos para que podamos tomar el desayuno con Anna
antes que se vaya a trabajar"
Él retrocedió como si tuviese miedo.
"¿Te preocupa algo, Andy? ¿Mojaste la cama en la noche?" preguntó ella haciendo todo lo
posible por evitar cualquier signo de reproche en su voz. Las lágrimas corrieron por sus
ojos y ella se apresuró a añadir "No pasa nada si lo has hecho, cariño. Esas cosas pasan"
"No fue mi intención"
"Lo sé. Y no puedes evitarlo porque aún sigues siendo pequeño. Cuando seas mayor, no va
a suceder nunca más" sacó las mantas y encontró la cama empapada "Vamos a limpiar un
poco y encontrar algo cómodo para que te lo pongas ¿de acuerdo?"
Andy le siguió hasta el baño, donde ella le ayudó a quitarse su ropa mojada. A él no pareció
importarle cuando ella le quitó la ropa interior. Suavemente, lavó sus piernas y sus nalgas
con una toalla y luego se la entregó "¿Puedes lavar esta parte tú mismo?" ella hizo un gesto
hacia su área privada "No debes permitir que otras personas te toquen allí ¿de acuerdo?"
"Es privado" dijo él.
"Eso es correcto" Lily se sintió aliviada al ver que ya había recibido un poco de
entrenamiento con eso anteriormente. Muchos de los niños que había encontrado en su
trabajo, no habían tenido tanta suerte.
Ella le ayudó a ponerse un par de pantalones cortos de mezclilla y una camiseta de
Spiderman. Su sonrisa cuando bajó la barbilla para estudiar el adorno fue la señal que
necesitaba para saber que había tomado las decisiones correctas.

"Vamos a ver a Anna"
Tomaron las escaleras lentamente al principio, con Andy agarrándose de la baranda. A
medida que su confianza crecía, él apresuró sus pasos, saltando finalmente por encima de la
anterior.
"Realmente te gusta saltar" pensó en Mary Beth y sus rígidas reglas.
Aun demostrándolo, saltó tres veces hacia la cocina, donde Anna levantó la vista de su
desayuno.
"Buenos días, Andy"
Lily pudo sentir su diminuta mano apretando la suya mientras él se orientaba a sí mismo
para ver a Anna nuevamente "¿Puedes saludar a Anna?"
"Hola" dijo humildemente escondiéndose detrás de su pierna.
"Alguien se siente avergonzado esta mañana" ella lo guió hacia la mesa "Ve y siéntate con
Anna mientras te traigo algo para desayunar"
Anna movió el periódico del banco acolchado que bordeaba el ventanal.
Sus ojos se agrandaron cuando se subió en el asiento y vió hacia la piscina "¿Qué es eso?"
Lily trajo su cereal y jugo y siguió su dedo que apuntaba hacia la piscina "Eso es una
piscina ¿Te gusta nadar?" por su reacción en blanco, supuso que nunca había nadado
anteriormente.
"La probaremos más tarde, pero necesito que me prometas algo ¿de acuerdo? La piscina es
muy divertida cuando podemos ir juntos, pero nunca debes salir solo, ni siquiera en la acera
¿me lo prometes?"
Él asintió con la cabeza vigorosamente.
Anna miró su reloj y se levantó "Tengo que ir a trabajar. Ustedes dos diviértanse" miró a
Andy y le dio a Lily un rápido beso en los labios.

Lily tiró de su camisa cuando comenzaba a alejarse. Ser prudentes con el asunto de dormir
desnudas, no significaba que no podrían demostrar afecto "Sé que puedes hacerlo mejor
que eso"
Anna sonrió y le dió un beso adecuado.
Cuando se apartó, Lily le detuvo nuevamente. Sacudió su cabeza discretamente hacia
Andy, susurrando "Despídete de Andy"
Anna vaciló antes de inclinarse y plantar un beso torpe en la parte superior de la cabeza de
Andy "Diviértete hoy"

Anna dejó escapar un suspiro de alivio cuando Kim rodó la silla de paseo en la sala de
exposición "Hal, tus hijos están aquí"
Él salió de su oficina hacia el balcón y saludó mientras Jonah subía alegremente por las
escaleras "Tenía la sensación de que vendrían uno de estos días. Has estado escondida en tu
oficina toda la semana meditando sobre algo"
Ella frunció el ceño antes de bajar para conseguir ayuda de uno de sus vendedores para
llevar a la silla de paseo hacia arriba. Kim avanzó acunando al bebé Alice.
"Tu jefa está teniendo otro mal día" dijo Kim a su marido "Y eso significa que tienes que
cuidar a los niños nuevamente, pero sólo a Jonah. Tu niña tiene hambre"
Hal cargó a su jubiloso hijo y arrulló a su hija pequeña "¿También has traído mi almuerzo,
Alice?"
"La Pizza está en camino" dijo Anna "Hola, Jo- Jo"
Se retorció en los brazos de su padre para que lo bajaran y darle un abrazo a Anna. En ese
instante, repentinamente fue consciente de la diferencia entre su reacción con Jonah y su

reacción con Andy. Con su sobrino, la demostración de afecto era claramente automática.
Ella nunca tenía que detenerse y pensar lo que debía hacer. Le salía de manera natural. Con
Andy, medía sus palabras y sus caricias, cuestionando cada coyuntura de cómo interactuar.
Kim se sentó en el sofá de la oficina de Anna y abrió su camisa para Alice.
Anna se acercó para ver a su hermana amamantando. Siempre le había conmovido ver ese
vínculo íntimo entre Kim y sus bebés.
"Así que ahora tienes al pequeño en casa ¿eh?"
"Sí, lo trajimos a casa el domingo por la noche" tres días, dieciséis horas y nueve minutos.
"¿Cómo te fue?"
"Bien, supongo"
"¿Entonces por qué estabas hiperventilando esta mañana cuando me llamaste?" Kim
claramente se divertía con la incomodidad de Anna "No puedo esperar para conocer a este
pequeño individuo. Sólo te he visto nerviosa un par de veces y la última vez fue cuando te
diste cuenta que querías tener relaciones sexuales con Lily"
"No estoy nerviosa. Sólo estoy…" puso los ojos ante la expresión de su hermana "…no soy
buena con los niños"
"Eres genial con Jonah"
"Hasta que algo va mal. Entonces soy una inútil"
"No, no lo eres. Solo necesitas un poco de práctica. Jonah hubiese estado bien contigo si él
no hubiese estado tan preocupado de que le diéramos todo nuestro amor a Alice. Estaba
celoso ¿Te dije que quiso volver a amamantar? Gritó tan fuerte que casi lo dejo. No quiero
ni imaginar lo que los vecinos estaban pensando"
Por mucho que odiaba admitirlo, le resultaba reconfortante saber que Kim también había
sufrido una rabieta "Andy adora a Lily, pero actúa como si me tuviese miedo"

"Y es probable que también actúes como si estuvieses asustada de él"
Anna se encogió de hombros "Tal vez lo estoy un poco"
"¿De qué tienes miedo?"
"No lo sé ¿De hacer algo mal?"
"¿Cómo qué?"
"Como hacerle llorar...hacer que salga lastimado...asustarlo" empezó a caminar cuando su
mayor temor salió a la luz "Tengo más miedo de hacer algo equivocado con Lily"
"¿Con Lily?"
"Lily…quiere a ese niño, Kim. Lo sé por la manera en que lo mira. Ya está enamorada de
él"
"Conozco ese sentimiento" Kim pasó el dedo a través de la pelusa negra sobre la cabeza de
su hija "Se apodera de ti de la nada y no hay nada que puedas hacer al respecto"
Anna podía sentir como su frustración crecía "Esto me está volviendo loca. Se supone que
sería temporal pero ¿qué voy a hacer si ella me pide que deje que se quede?"
"¿Por qué eso sería tan terrible?"
"No estoy preparada para eso" esa era la respuesta fácil y la única que podía compartir,
incluso con su hermana, que le conocía mejor que nadie. La verdad más profunda era que
no se sentía atraída por Andy de la misma manera que lo hacía Lily. Él era lindo y
obviamente necesitaba un hogar lleno de amor, pero eso no significaba que quería
compartir su vida…o a Lily…con él "Entonces ¿cómo se lo digo a Lily sin que se resienta
conmigo por ello?"
Kim cerró su camisa y llevó a Alice hacia su hombro "No estoy segura que puedas hacerlo"
respondió ella, sin el usual tono divertido en su voz "Andy no es un perrito de la perrera
que se puede regresar o intercambiar por otro que te guste más. Él es el hijo de su hermana,

y ella siente un vínculo con él. Sea lo que sea estás atascada, probablemente tendrás que
superarlo"
"En otras palabras, no tengo ningún derecho sobre mis sentimientos"
"Por supuesto que sí. Pero tienes que preguntarte si tus sentimientos son más importantes
que los de ella, porque no hay un compromiso y Lily no puede cambiar cómo se siente"
Anna suspiró con abatimiento. El riesgo de pedir consejo era que estaba recibiendo lo que
no quería "Al menos ella se está encargando de todo el asunto maternal"
"Tal vez por eso ella está formando lazos con él y tú no"
"No es lo mío. Además, a ella le gusta"
"Siéntate aquí y escúchame" Kim palmeó el asiento a su lado "Esa actitud de lo tuyo tiene
que irse ¿Quieres que Andy sienta que le importa a Lily pero a ti no? Porque te garantizo
que él se dará cuenta. Y también Lily, y no importa cuánto tiempo se quede contigo, ella
siempre va a recordar que la decepcionaste con esto"
"No voy a decepcionarla" pensó brevemente en fingir un dolor de cabeza para que Kim se
ablandara con ella "Pero lo haré si arruino esto"
"La única manera en que arruinarías esto es si pretendes que no eres parte de ello. Me
encanta hacer cosas por mis hijos. Pero quiero que Hal las haga también, porque al
compartir esas experiencias nos unimos aún más. No sólo eso, sino que mis hijos
aprenderán que pueden contar con que su papá estará allí para ellos"
En toda su vida, Anna nunca pudo recordar haber recibido un asesoramiento tan serio de su
hermana ocurrente ¿Por qué demonios pensaría que Kim sería su aliada en esto? "¿Sabes de
lo que me acabo de dar cuenta? Que te gusta Lily más de lo que yo te gusto"
"Eso es porque ella es mejor persona que tú"
Alice escupió sobre la tela en el hombro de su madre.

"Te lo merecías por decir algo tan malvado" dijo Anna.
"Mira lo divertido que son los niños"
Anna limpió la boca de Alice con el paño y le tendió las manos "Me quedo con ella ahora
que ha sacado todo eso. Soy la tía de los buenos tiempos"
"Te perderás de las cosas divertidas"
"¿Como el vómito? Voy a arriesgarme"
"Así que ¿estabas pensando en invitarnos a una comida al aire libre este domingo al
mediodía?"
Anna frunció el ceño y repasó las palabras en su cabeza dándose cuenta que la pregunta de
Kim no era realmente una pregunta "¿Estaba pensando que quizás el domingo…al
mediodía?"
"¡Una gran idea! Debería haber pensado en eso ¿Deseas que lleve algunos de los juguetes
de Jonah?"
"Claro. Ya compramos unos cuantos para Andy ¿Sabes lo que más le gusta? Los carros"
"Eso es un presagio si alguna vez escuché uno. Será mejor que te acostumbres a tenerlo
cerca"
Anna acarició a Alice y saboreó el olor a bebé "¿Por qué no me robo este?"
"En serio, Anna...si no te sientes cercana a Andy, al menos sigue todo el procedimiento por
su bien y por el de Lily. Incluso podrías descubrir que te gusta. Los niños necesitan muchas
cosas, pero algo mágico sucede cuando se las das" se puso de pie y alisó sus pantalones
"Ahora, si me disculpan, voy a dejar que la abraces mientras voy al baño sola. Incluso
podría cerrar la puerta y leer un libro...tal vez la Guerra y la Paz"

Anna disfrutó la oportunidad de acunar a Alice durante más de un minuto o dos. La bebé
apenas tenía un mes de edad y ya Anna se sentía unida a ella. Eso tenía que ser lo que Lily
sentía por Andy, una conexión que trascendía el tiempo. Amor instantáneo.

Anna miró por encima de su revista hacia Andy, quien con el permiso de Lily, había
tomado varios libros de su oficina para usarlos como edificios en la ciudad de fantasía que
estaba construyendo en el suelo de la sala de estar.
Había unido todos los segmentos de plástico para hacer un camino sinuoso para sus coches,
y estaba colocando señales de alto y señales de cruces de ferrocarril en lugares estratégicos.
Quedó impresionada por su comprensión de la simetría y las relaciones espaciales y cuando
comenzó a distribuir los coches Matchbox en las diversas "casas" no pudo resistirse a
unirse a él en el suelo.
"Andy ¿recuerdas los colores de los coches?"
Miró al que tenía en la mano "Rojo"
"Eso es correcto. Ese coche rojo es un Mustang"
Él repitió y cogió otro.
"Ese otro se llama Porsche y es plateado"
Uno a uno, nombró los coches y los colores y cuando Lily se unió a ellos desde su oficina,
él mostraba la correcta identificación de casi la mitad. Cada vez que luchaba, le mostraba el
coche a Anna por una pista. Entonces Lily le ayudó a desarmar su pequeña ciudad y a poner
los juguetes en la caja que mantenían al lado del sofá. Era el momento para su baño y su
historia.

Anna se relajó en el sofá y hojeó unos pocos canales antes de decidirse por un programa de
finanzas. Kim estaría orgullosa de ella esta noche y tenía que admitir que se sintió un poco
menos incómoda de tener alrededor a Andy después de jugar con él en el suelo. Aún estaba
muy lejos de sentirse cómoda, algo que no había pasado desde que él había llegado aquí,
pero era mejor que enfurruñarse en su habitación.
Lily regresó después de una media hora y se tendió a su lado en el sofá "Fuiste muy dulce
por jugar con Andy"
"Como le gustan tanto los autos, imaginé que le gustaría saber sus nombres"
"¿Cómo aprendiste los nombres de los coche cuando eras pequeña?"
"Mi papá me hacía preguntas todo el tiempo. Cuando tuve los ocho años era yo quien le
interrogaba a él"
"¿Por qué no me sorprende?"
"Lo miraba mientras él jugaba. Es muy inteligente"
Lily sacudió la cabeza con altivez "Por supuesto que lo es. Él tiene mis genes"
"Sin mencionar tu amor por los perritos calientes y los helados. Lo que notaba era lo
cuidadoso que era con todas las calles y edificios. Apuesto a que crecerá y se convertirá en
un planificador de ciudades o un arquitecto, algo que le permita diseñar cosas"
"Si él va a diseñar cosas, algo me dice que serán autos. Está tan fascinado como tú. Tal vez
puedas llevarlo a la concesionaria algún día y mostrarle los alrededores ¿No te gustaría
eso?"
A Andy puede que le guste, pero la idea de tener a Andy por su cuenta le ponía nerviosa
"Tal vez ustedes dos puedan venir a visitarme alguna tarde. Lo llevaré al garaje y le
mostraré el esqueleto de un par de coches"
"Entonces él querrá un coche que puede desarmar"

"Hablando de llevarlo a alguna parte, mamá nos invitó a cenar mañana por la noche.
Quieren conocerlo antes de la comida al aire libre del domingo, pero ya que normalmente
conservamos los viernes para nosotras mismas, le dije que te llamara"
"Creo que es una buena idea que él los conozca antes. Estará muy abrumado el domingo"
ella tomó el teléfono portátil "Pero tendremos que hacerlo temprano porque quiero llegar a
casa a tiempo para llevarlo a la cama a las ocho. Él duerme tan bien, odiaría estropearlo"
Anna asintió mientras Lily fue a la otra habitación para llamar. Se había preguntado cómo
Lily respondería a la invitación. El viernes en la noche siempre había sido un momento
especial entre ellas, una noche para salir juntas o para relajarse en casa y poner en marcha
el fin de semana. Tener a Andy cambiaba todo.

Lily estaba encantada con la facilidad con la que Andy se había adaptado a estar en casa.
Con Anna tirando de algunos hilos, había conseguido su inscripción en un programa
preescolar de medio día cerca de Westwood Village, donde iban a hacerle algunas pruebas
para determinar si tenía alguna necesidad especial. Estaba previsto que comenzara el lunes,
y tenía tres días para que se asentara en su nueva rutina antes de que terminaran sus
vacaciones.
Anna se reuniría con ellos en la casa grande después de salir del trabajo, así era como ella
llamaba la mansión de sus padres en Beverly Hills "Mira, Andy. Anna ya está aquí. Ese es
su coche"
Su asombro mientras se dirigían a través del portón de entrada, le hizo recordar su primera
visita a esta casa casi cuatro años atrás, cuando su futuro suegro le había insultado con sus
declaraciones intolerantes. Cuán lejos habían llegado, pensó ella.

Ayudó a Andy a salir de su asiento para el coche y sostuvo su mano mientras caminaban
hacia la puerta principal. Anna y su madre se encontraron con ellos en el vestíbulo, donde
Martine se agachó para saludarle.
"¿Quién es este compañerito?" dijo George en voz alta cuando irrumpió en la habitación
"¿Has traído a alguien para jugar conmigo?"
Andy se escondió detrás de las piernas de Lily mientras Anna convencía a su padre para
que bajara el tono de su voz.
Poco a poco, Andy salió de su escondite, sonriendo cuando George admiró su camiseta de
Spiderman.
"Vamos, Andy. Vamos a dejar a estas mujeres y fumemos un cigarrillo"
"¡Papá!"
George ignoró el regaño de su hija y tomó la mano de Andy guiándolo hacia la guarida.
Lily sabía por sus reuniones familiares en la casa grande que George había acumulado una
colección de juguetes para mantener distraído a Jonah. Andy de seguro estaría fascinado
con otra colección de coches.
"Es muy pequeño para un niño de cuatro años de edad" dijo Martine. Y luego le susurró a
Lily a su lado "Viene de familia"
"Eso no es lo único" dijo Anna "A los dos les gusta la comida chatarra y la ropa andrajosa"
Mientras Martine daba los toques finales a la cena…su receta de pastel de carne que era la
favorita de Jonah…Lily y Anna fueron a ver a "los muchachos"
"No puedo creer ver a mi padre así" susurró Anna "Le encanta este asunto del abuelo"
Lily sonrió por la asociación, preguntándose si realmente Anna lo veía como el abuelo de
Andy o si era sólo una referencia a su relación con los niños. En cualquier caso, tenía sus
propios recuerdos del funeral de su madre cuando George le dijo que los Kaklis serían su
familia. Era difícil no esperar que ahora también fuesen la familia de Andy.

Martine y George estaban claramente emocionados por conocerlo y lo acribillaron con
preguntas durante toda la cena acerca de sus alimentos y juguetes favoritos y si le gustaba
su nueva habitación. Andy parecía desconfiar de ser el centro de atención. No hablaba
mucho, pero comía bien y respondió la mayoría de las preguntas con un movimiento de
cabeza, un encogimiento de hombros o una sacudida de cabeza.
Se fueron en caravana a casa y Anna se reunió con Lily en la puerta del coche "Yo lo llevo
arriba" llegaron unos minutos tarde a casa y en el corto viaje de Beverly Hills, él se había
quedado dormido en el asiento trasero.
"Lo bueno es que ya le di su baño" Lily estuvo gratamente sorprendida por su oferta de
ayudarle, tanto como lo había estado cuando Anna había jugado con él la noche anterior.
Ese había sido el primer acercamiento de Anna hacia él desde su regreso a casa cuando ella
había comprado el asiento para el coche y el Z8. A pesar de que había sido de apoyo de
manera general, hasta ahora parecía contenta con dar un paso atrás y permitir que Lily
manejar todas las tareas para cuidarlo.
Lily era quien siempre ayudaba a Andy a colocarse su pijama y le leía tres páginas de un
cuento antes de dormirse. El hecho de que durmiera bien le daba tranquilidad por más de
una razón.
"¿Cerraste la puerta?" preguntó Anna.
"Uh -huh" Lily le dirigió una mirada seductora.
"¿Y Andy sabe que se supone debe...?"
"Uh -huh"
"¿Así que podemos...?"
"Uh -huh" en su camino a la cama, Lily se quitó el suéter y lo arrojó descuidadamente en el
suelo.
Anna no perdió tiempo despojándose de su ropa "Te he echado de menos"

Cayeron juntas en la cama, una maraña de brazos y piernas se retorcieron.
Lily se preocupó sólo por un momento acerca de ser escuchada antes de perderse a sí
misma bajo las caricias ardientes de Anna.

Lily levantó la vista de la parrilla, donde crepitaban las hamburguesas y los perritos
calientes. La escena del patio trasero era tan idílica como cualquiera pudiese imaginar.
Anna, Hal y George lanzaban a Andy y a Jonah en la piscina mientras los jóvenes gritaban
de alegría. Martine y Kim vitorearon con entusiasmo desde debajo del paraguas, donde
estaban sentadas con la bebé Alicia. Suzanne tomaba sol en el diván, mientras Sandy
realizaba su inspección a la casa para John Moss.
Lily se había emocionado con la idea de Anna de realizar una comida al aire libre junto a la
piscina, sobre todo por su afán de lograr que Andy y Jonah jugaran juntos. Aunque reacia a
leer demasiado en esto, albergaba una débil esperanza de que Anna se estuviese
acostumbrando a la idea de que Andy fuese parte de su familia.
Después de una semana de tener a Andy en casa, los sentimientos de Anna todavía eran
difíciles de leer. Generalmente se mantenía distante, sobre todo cuando se trataba del baño
y la hora de dormir de Andy, pero había aflojado desde mediados de semana. Cuando
Chester regresó el sábado de su visita con Holly, Anna había enlistado a Andy para que le
ayudara con su alimentación y sus caminatas. Y ahora, parecía tan cómoda con Andy en la
piscina como lo estaba con su sobrino.
"Estoy feliz de informarte que pasaron la inspección" declaró Sandy dejando caer su
portapapeles en la mesa con la sombrilla "¿Estás segura que él nunca ha estado alrededor de
una piscina anteriormente? Anda sin miedo por ahí"
"Jugamos un poco con él ayer" respondió Lily "Tuvo miedo al principio, pero luego se
relajó y dejó que Anna lo llevara alrededor" como Jonah, llevaba flotadores para

mantenerse a flote, pero no parecía importarle estar sumergido. Estaría nadando por su
cuenta en cualquier momento si se quedaba, pensó ella.
"Él y Anna parecen estar llevándose bien"
"Hmm... creo que todavía el jurado está indeciso con eso. Tienen momentos como éste y lo
siguiente es que actúan como si estuviesen medio muertos de miedo el uno por el otro"
"Toma un tiempo arreglar las cosas, pero parece que se dirigen en la dirección correcta"
"Sí, supongo" su optimismo era más reservado que el de Sandy "A veces me pregunto si
ella está sacando lo mejor de esto, tratando de aguantar hasta que podamos encontrarle a
Andy una familia"
"¿Así que definitivamente decidieron eso? ¿No lo van a adoptar?"
"No hemos hablado más de eso, pero fue lo que le prometí"
"¿Y cómo te sientes al respecto?"
Lily sintió que las lágrimas picaban sus ojos "Como si perderlo rompería mi corazón"
Sandy miró brevemente la acción en la piscina "¿Por qué no pides la custodia permanente?"
"No puedo hacerle eso a Anna. Ella no está cómoda con esto"
"Pero de seguro ella puede ver…"
"Es una decisión muy importante, Sandy. No puedo obligarla. Ella no siente como yo"
"¿Has oído algo de John?"
"Recibí un correo electrónico el viernes. Dijo que el abogado de Karen Parker lo llamó
queriendo saber la ubicación actual de Andy. Le dió evasivas...dijo que no podía informarlo
sin una orden judicial. John cree que el abogado cederá si encuentra mucha resistencia,
especialmente si podemos lograr que Andy sea adoptado por una persona que el estado no
le haya arrebatado dos hijos"

"¿Crees que hay alguna posibilidad de que Karen realmente quiera a Andy?"
Lily soltó un bufido "De ninguna manera. Investigué a su abogado. Es un cazador de
fortunas. Huele el dinero de la ciudad por la muerte de Kristy y la única manera que un
jurado pueda dárselo, es si ella cría al pobre huérfano"
Sandy puso los ojos y asintió "Justo lo que se espera de su especie ¿Cómo están las cosas
con respecto a la adopción? ¿Tiene John alguna perspectiva?"
"Se reunirá con algún grupo católico la próxima semana" bajó la voz "Le dije que se tomara
su tiempo"
"¿Así que vas a trabajar con Anna?"
Ella negó con la cabeza "No, sólo quiero ganar tiempo y ver si viene de ella, por su cuenta.
A largo plazo, lo que importa es que Andy termine en una buena casa...y no me importaría
si pudiese encontrar una manera de estar en su vida, tal vez a través de una adopción
abierta"
Sandy agarró los hombros de Lily y la volteó hacia la piscina "¿Puede Andy terminar en un
hogar mejor que éste?"
Por la manera en que todos reían y jugaban, era difícil imaginar una vida mejor para Andy.
Lily dudaba que alguna vez él hubiese tenido tanta diversión o que alguna vez hubiese
estado cerca de personas que realmente se preocuparan por él como la familia de Anna lo
hacía. Eso por sí solo le daba esperanza de que creciera en Anna y que ella se diera cuenta
que nadie podría darle lo que ellas podían.
Suzanne se unió a ellas, mirando la carne en la parrilla "Me gusta mi hamburguesa término
medio"
Lily se dió la vuelta y empezó a mover las hamburguesas "¿Por qué no llamas a todos para
que vengan a almorzar?"

Suzanne se acercó a la orilla del agua e hizo el anuncio. Le ofreció una mano a Hal cuando
empezó a subir por la escalera y se encontró navegando de cabeza en la parte más profunda.
Anna guió a Andy a un lado de la piscina, donde Hal lo sacó. Luego se volteó para echarle
una mano a Suzanne, quien estaba azotando y escupiendo dramáticamente "Por cierto, Lily
debió advertirte sobre Hal. No se puede confiar en él"
"Ahora me lo dices"
Anna salió y agarró una toalla del diván "Ven aquí, Andy" le quitó los flotadores y lo secó
con la toalla "¿Fue divertido?"
"¡Sí! ¿Me viste nadar?"
"Claro que sí" le encantaba verlo tan emocionado y se dio unas palmaditas a sí misma en la
espalda por los progresos que habían hecho juntos desde que decidió seguir el consejo de
Kim y hacer más cosas con él. A pesar de que todavía dejaba su cuidado y su alimentación
a Lily, había tratado de construir una relación ayudándole con sus coches de juguete,
llevándolo en las caminatas de Chester y jugando en la piscina y parecía estar funcionando
"Parecías un pequeño pez. Ve y pregúntale a Lily si te vió nadar"
Cuando comenzó a bajar por la cubierta de la piscina, se tropezó y cayó bruscamente en su
rodilla. Anna vió con alarma durante unos segundos mientras él procesaba su desgracia.
Luego dejó escapar un chillido. Ella corrió a su lado para encontrar su rodilla raspada y
sangrante y en ese instante comprendió la magia que Kim había descrito cuando sus hijos la
necesitaban "Pobre Andy. Ven aquí y déjame arreglarlo"
Él la miró por un momento con los ojos llenos de lágrimas y luego apartó sus manos y
corrió a lo largo de la piscina hacia Lily.
Adolorida por el rechazo, vió como Lily lo cargaba hacia adentro.
Hal le entregó otra toalla "No lo tomes como algo personal, Anna. Jonah hubiese hecho lo
mismo conmigo"

El resto de la tarde, charló con Suzanne y Sandy sobre su proyecto de remodelación y tomó
turnos para cargar al bebé Alice. Andy y Jonah regresaron a la piscina después de comer,
esta vez con George y Lily. A medida que el sol se desvaneció, el aire se volvía frío y sus
invitados recogieron para irse.
Anna llevó la bolsa de pañales hacia el coche de Kim y Hal y esperó hasta que Alice estuvo
sentada y asegurada en su asiento.
"Me alegra haber hecho esto"
"Yo también. Andy es adorable. Si tú y Lily no lo adoptan, Hal y yo lo haremos"
Ella sonrió, sopesando si debería poner en evidencia o no a su hermana "Él y Jonah se
divirtieron juntos"
"No puedo creer que Andy tenga cuatro años. Son casi del mismo tamaño"
"Lily dice que probablemente no obtuvo la nutrición adecuada cuando era un bebé, pero
ella piensa que él podría ponerse al día con sus compañeros si come bien"
Hal salió por la puerta cargando a Jonah, quien se había agotado después de jugar en la
piscina todo el día.
"Alguien tiene un nuevo mejor amigo"
"Así que iremos a tu casa la próxima semana" dijo Anna.
Kim le miró con escepticismo "Nos encantaría tenerles allá. Vengan temprano y traigan
productos de limpieza y alimentos"
Anna les despidió con un gesto de la mano mientras regresaba por el camino de entrada.
Había sido un buen día para todos, hasta Andy había caído agotado.
A pesar de que entendía su natural inclinación de correr hacia quien le bañaba, le daba de
comer y le llevaba a la cama, no podía evitar sentirse herida por su rechazo.

Chester se reunió con ella en la puerta lateral, dispuesto a dar su paseo. El agua que caía
arriba era una señal de que Lily estaba dando a Andy su baño.
"Parece que sólo seremos tú y yo, perro cazador"
Su ruta normal era llegar hasta la mitad de la calle y regresar, pero Anna cruzó la calle y
comenzó a bajar hacia la siguiente cuadra. Entre el baño y el cuento para dormir, Lily
estaría ocupada por lo menos durante otra media hora.
Chester disfrutaría la caminata extra, aunque probablemente no tanto como parecía disfrutar
su caminata con Andy, quien saltaba adelante y golpeaba sus manos para que Chester se
diera prisa.
Lo más importante, Anna tenía una excusa para desaparecer, lo que probablemente había
estado haciendo todo el tiempo. No tenía sentido tratar de vincularse con Andy, no cuando
él estaría tan poco tiempo con ellas. Era claro que él no se sentía muy cómodo con ella no
más de lo que ella se sentía con él y no era saludable para ninguno de ellos sentirse muy
cómodos.

Lily mezcló sus carpetas en el sofá, satisfecha por haberse puesto al día y por estar lista
para regresar al trabajo. Debía regresar mañana, pero planeaba pedirle a Tony que le dejara
trabajar hasta mediodía durante las próximas dos semanas. Si Andy se adaptaba bien en el
preescolar, ella podría ponerlo en la lista de espera para que asistiera todo el día. Su otra
opción era contratar a una niñera para que le recogiera al mediodía y lo cuidara hasta que
ella o Anna llegaran a casa. Esa era la opción más práctica, pero odiaba someterlo a otra
extraña.
Por la manera en que su carga de casos penales había crecido, tenía la sensación aprensiva
de que un cambio a tiempo parcial no solo afectaría su cheque de pago. Incluso a tiempo
parcial, el trabajo criminal podría atarla en la corte más allá del tiempo de recoger a Andy.

Martine se había ofrecido a ayudar en caso de emergencia y eso era un alivio, pero Anna no
había hablado en absoluto.
Para su gran decepción, Anna se había retirado un poco durante los últimos tres días, desde
la comida al aire libre, se dirigía a su habitación con su maletín después de la cena en lugar
de invertir tiempo con Andy en la sala de estar. Dijo que estaba trabajando en su discurso
de campaña para la Cámara de Comercio, pero no era propio de ella llevarse trabajo para la
casa.
Lily había decidido ignorarlo, ya que cualquier cosa que dijera podría forzar la situación. Si
Anna tenía dudas acerca de su decisión de dejar que Andy se quedara con ellas, no quería
saberlo.
"¿Lily?"
Sorprendida por la suave voz de Andy, recogió las carpetas para despejar un espacio en el
sofá.
"Hola ¿Tuviste una buena siesta?"
Él asintió con la cabeza, evidentemente todavía con sueño.
"Ven aquí y siéntate conmigo"
Se subió para sentarse junto a ella, pero su deseo de abrazarlo era abrumador y tiró de él
colocándolo en su regazo.
"¿Te gusta vivir aquí, Andy?" preguntó ella con la barbilla apoyada en la parte superior de
su cabeza.
"Sí"
"Ya me lo imaginaba ¿Qué te gusta de eso?"
"Me gusta mi cuarto y mis juguetes y Chester"
"Uh-huh ¿Qué más?"

"Me gusta la piscina"
"¿Algo más?" esperaba que él expresara lo que sentía por ella y por Anna "¿La pasas bien
cuando juegas con Anna?"
"Sí"
"¿Y te gusta cuando te leo una historia en las noches?"
"Sí"
Existía la posibilidad de que él sólo estuviese tratando de complacerla con sus respuestas,
pero al menos no había dudado. Los niños con el pasado de Andy a menudo frenaban sus
afectos por inseguridad a no ser correspondidos "¿Sabes lo que me gusta? Me gustas tú.
Creo que eres un chico muy dulce y me alegra que vivas aquí con nosotras"
Eso generó una sonrisa tímida, que a su vez, le generó a Andy un fuerte abrazo.
"Vamos a la tienda y consigamos algo bueno para la cena ¿de acuerdo?" su apetito había
mejorado considerablemente desde que había llegado a casa, un hecho atribuido a que Lily
lo involucraba en la planificación de los menús.
Su comida favorita era macarrones con queso, una elección irónica, ya que era lo menos
favorito en la lista de Anna. No le importaban mucho las verduras ¿pero a que niño le
importaban? Al menos probaba un par de bocados cada noche en la cena.
John Moss había estado complacido al escuchar que Andy estaba comiendo bien y sobre
todo que no había tenido un ataque de asma desde que había llegado a Los Ángeles. No
sólo eso, no había mojado la cama desde la primera noche. Todo ello, dijo él, significaba
que el niño se había adaptado bien y que estaba más saludable y feliz, lo que escribiría en
su informe. Volvió a preguntarle si ella y Anna considerarían la adopción, una pregunta que
desvió con otra pregunta: ¿si había vuelto a escuchar del abogado de Karen Parker?
Lily sabía que no podía postergar el tema de la adopción con Anna por mucho más tiempo,
sobre todo porque le había prometido que iba a trabajar duro con John para encontrar la

casa adecuada para Andy y hasta la fecha, no había hecho nada en absoluto. Pero primero
parecía que otra conversación estaba en orden, una que presionó el botón de los recelos de
Anna.

Capítulo 8
El teléfono del escritorio de Lily sonó para anunciar un mensaje de Paulina, la secretaria del
consultorio.
"Lily, Tony acaba de regresar de la corte. Está en su oficina"
Había esperado toda la mañana para atrapar a su jefe y sus nerviosos crecían a cada
minuto.
Él había sido más que atento permitiendo que tomara vacaciones en tan poco tiempo de
aviso y no le iba a gustar su próxima solicitud. Estaban inundados de trabajo y Pauline dijo
que nadie tenía tiempo para procesar las solicitudes que habían recibido.
Asomó la cabeza por la puerta de su despacho y llamó suavemente "Oye ¿tienes un
minuto?"
Tony se dejó caer en su silla y suspiró "Eso depende de lo que necesites. Tengo cuarenta
minutos para comer e ir a través de mi bandeja de entrada antes de tener que regresar a la
corte"
No, no le iba a gustar en absoluto, pero no tenía elección "No voy a andar con rodeos.
Necesito reducir mis horas hasta que solucionemos las cosas con Andy. Estaba pensando
quizás desde las siete hasta el mediodía" eso significaba dejar a Andy a las seis y media,
pero su preescolar abría temprano.
Él pasó las manos por su cabello "No podrías haber elegido un momento más ocupado, lo
sabes. "
"Yo no elegí, Tony. Andy me necesita en este momento"
"Lo sé. Es sólo que tenemos un número de casos pendientes. He hablado con tres
candidatos, pero no he tenido tiempo para continuar con eso"
"Yo puedo hacer eso" dijo con entusiasmo "Puedo comprobar las referencias desde casa
esta tarde. Lo pondré todo junto en un informe y lo tendrás para mañana"

"¿Y qué pasa con tu carga de trabajo? ¿Qué pasa si tienes que estar en la corte todo el día?"
"Tengo un plan de respaldo en caso de emergencia. Anna y Martine van a ayudar, pero
Andy necesita tanta estabilidad como la que pueda darle en este momento"
"¿De cuánto tiempo estamos hablando?"
Ella hubiese deseado que él no preguntara eso, no por Andy, si no debido a lo del tutor ad
litem "Realmente no lo sé. Tal vez..." no era justo para Tony que cubriera eso, sobre todo
porque estaba noventa por ciento segura de que se iría en los próximos dos meses "Mira, no
iba a hablar de esto hasta que las cosas fuesen definitivas, pero he estado hablando con la
junta directiva sobre el trabajo de Wes McLean"
Tony negó con la cabeza y gimió "¿Por qué no dijiste nada? Sé que odias el trabajo
criminal, pero no tenía ni idea de que fueras tan infeliz"
"No se trata de eso…aunque odio el trabajo criminal" admitió ella "No fui a buscarlo. Me
reclutaron. Buscaron referencias con algunos de los jueces del tribunal de familia y mi
nombre seguía apareciendo"
Él murmuró algo entre dientes.
"¿Qué?"
"Nada, sólo estaba maldiciendo. No te culpo por estar interesada. Ese sería un trabajo
fantástico para ti y no conozco a nadie que pueda hacerlo mejor"
Ella se hinchó de orgullo por su alabanza. La opinión de Tony le importaba más que casi
cualquier otra.
"No me han ofrecido oficialmente el trabajo y probablemente no decidirán por lo menos
durante un mes más"
"Aun así, voy a necesitar un nuevo abogado inmediatamente y tal vez otro más tarde"
"Así que... ¿significa eso que quieres que empiece la revisión de antecedentes esta tarde?"

Él rodeó su escritorio "Busca un rostro nuevo directamente de la escuela de derecho,
alguien optimista y con ganas de enderezar todo lo malo en el mundo. Alguien que defienda
a las madres y a sus hijos"
Lily sintió que las lágrimas llenaban sus ojos cuando se dió cuenta que él estaba hablando
de alguien como ella "Encontraré el más adecuado, Tony"

Anna avanzó a grandes pasos a través de la sala de exposición del concesionario de
Volkswagen admirando la nueva exposición de vehículos. Le había tomado casi un año
arreglar el desastre que había heredado del anterior propietario, pero ahora estaban
recibiendo una pequeña ganancia. Que su padre hubiese dejado el retiro, después de sólo
unos pocos meses, para tomar las riendas había sido un regalo del cielo.
"Hola, Anna" era Marco, el joven gerente de ventas que había arrebatado de las filas del
concesionario BMW.
"Me gusta la manera en la que has reorganizado la sala de exposición ¿Esta papá en su
oficina?"
"La última vez que lo vi, estaba en el garaje"
Anna no estaba de humor para ensuciar hoy sus manos, pero no pudo resistir ver lo que
había despertado el interés de su padre. Lo encontró inclinado sobre el motor de un
convertible negro Karmann Ghia "¿Nuevo juguete?"
"¿No es una belleza?" exclamó él "Ella es mayor que tú"
"Encantadora" Anna y su padre disfrutaban de la oportunidad de trabajar con los coches
más viejos. La mecánica de los más jóvenes en su tienda dependía casi exclusivamente de
un equipo para el diagnóstico y la reparación, que no estaba disponible para los modelos

clásicos, en especial aquellos tan viejos que el motor estaba en la parte de atrás "Ojalá
tuviese mi mono grasiento"
Su padre llamó al gerente de servicio, que había desaparecido y regresado con un mono
nuevo. Ella se lo puso y subió las mangas "Apuesto a que no he hecho esto en un año"
"Necesitas ensuciarte las manos con más frecuencia. Eso es lo que hace que el negocio de
automóviles sea divertido"
"He traído algo más que lo hace divertido. Te has ganado un premio de la Cámara de
Comercio por tu primer año de patrocinio de Kidz Kamp. Está en esa caja que traje"
Premier BMW había dado dinero cada año para financiar el programa comunitario que
permitía a los jóvenes que estaban en casas de acogida, ir a acampar con los voluntarios de
servicios infantiles. Como jefe del concesionario VW, George había firmado como copatrocinador del año pasado.
Se limpió las manos y abrió la caja para examinar la placa "¿No es gracioso cómo
funcionan las cosas? Todos nos involucramos con Kidz Kamp debido a Lily y ahora nos ha
traído nuestro propio hijo adoptivo"
Se sorprendió al escucharle hablar de Andy de manera tan posesiva "Me alegra que hemos
sido capaces de ayudarlo. Él es un buen chico"
"¿Tú y Lily están pensando en hacerlo permanente? Ella debe sentirse cercana a él ya que
es su sobrino"
Anna ya sentía presión suficiente por Lily sin añadir a la mezcla a su familia "Ese no es
nuestro plan"
George levantó las bujías de sus órbitas y se las entregó a uno de los mecánicos "Ve si
puedes encontrar cuatro de ellas" volvió a limpiar los zócalos "Me dió la impresión por
Martine que Lily tenía otra idea"
Definitivamente no quería tener esta discusión "Es nuevo para mí. No creo estar lista para
tener niños. Sólo estamos cuidándolo para que no termine con su abuela loca"

"¿La madre de Lily?"
Anna había llegado a compartir la vehemencia de Lily sobre Karen Parker "No, Eleanor era
su madre. Resulta que esa señora solo la parió, pero la maternidad terminó allí"
"Bien, no quise decir nada con eso"
Se dió cuenta por su evidente contrición que su voz había sonado áspera "Está bien. Esa
mujer no merece ser llamada madre. Lily tuvo la suerte de escapar de todo eso"
Él asintió con la cabeza "Esperemos que Andy tenga esa suerte. Nos gusta mucho. Si las
dos cambian de idea, tendré a alguien más con quien jugar"
Ella se mordió la lengua para enmascarar su creciente frustración "Tengo que regresar a mi
oficina" dijo ella quitándose el mono "Y hablando de juegos, gracias por el mono"
"Te llamaré la próxima vez que tenga uno de estos. Son los coches como este los que nos
hacen apreciar lo que todos los nuevos pueden hacer"
Ella regresó a su oficina y cerró la puerta, prometiéndose permanecer allí hasta que supiera
que Andy estaba en cama. A nadie parecía importarle que esto no le pareciera bien a ella.

El resplandor de los faros cruzó el techo en la habitación de Andy, señal de que Anna había
regresado a casa del trabajo. Dos noches seguidas había telefoneado para decir que
trabajaría hasta tarde en su discurso de campaña para la vicepresidencia, uno que esperaba
convenciera a sus compañeros de que sus negocios prosperarían sólo si toda la comunidad
lo hacía.
Lily cerró el libro y alisó el cabello de Andy. Era bueno para todos que él se hubiese
quedado dormido tan fácilmente, sobre todo porque eso le daba a ella y a Anna su propio

tiempo después de las ocho. Salió de puntillas y bajó las escaleras para encontrar a Anna en
la cocina preparando un bocadillo "Hice espagueti"
"Hola, bebe. Un sándwich está bien" Anna dejó caer el pan y tiró de Lily en un abrazo
"¿Cómo estuvo tu día? ¿Contrataste tu reemplazo?"
"Lo tengo reducido a dos, pero es decisión de Tony. De la manera en que nuestro trabajo ha
crecido, él podría querer a ambos" agarró el cuchillo y el tarro de mantequilla de maní que
estaba cerca de Anna "Toma asiento y yo te lo llevo"
Anna se quitó los zapatos y se sentó en el rincón del desayuno "¿Cómo estuvo el día de
Andy?"
"Bien. Dibujó eso" hizo un gesto hacia un dibujo en el refrigerador "Claramente se ve que
es él y Chester"
"Por supuesto que lo es. Cualquier persona sabría eso"
Lily sirvió un vaso pequeño de leche y lo llevó junto con el sándwich a la mesa "Necesito
que cuides a Andy por unas horas mañana ¿Podrías hacerlo?"
A pesar de su evidente esfuerzo por mantener la calma, el rostro de Anna mostró signos de
pánico "Iba a decirte que tengo que ir a…"
Ella puso la mano en el antebrazo de Anna para detenerla "No te lo pediría si no fuese
importante. Es sólo que necesito ver a Virginia. He hablado con ella por teléfono, pero no
he estado en una reunión en más de tres semanas"
Anna accedió inmediatamente, como Lily sabía que haría "Claro. Puedo hacerlo por unas
horas. Tal vez demos una vuelta y visitemos a Jonah"
"Apuesto a que a ambos les gustaría eso" Lily notó que el plan de Anna era para evitar estar
a solas con Andy, pero no le importaba. Cada pequeño progreso importaba "¿Puedes comer
más rápido? Hay otra cosa que no he hecho en mucho tiempo y te implica a ti"
"¿Ah sí?"

"Sí. Nuestras batas están colgando en la parte posterior de la puerta del tocador"
"¿El Jacuzzi?"
Lily asintió.
"Supongo que Andy está dormido"
"Muy dormido. Y es viernes por la noche. Este es nuestro momento"
Anna le recompensó con la sonrisa más grande que había visto en mucho tiempo y cuando
se deslizaron en la bañera, fue como en los viejos tiempos.
"Ven y siéntate en mi regazo" dijo Anna. Acercó a Lily y buscó sus labios.
Lily sintió el aumento de su pasión mientras sus lenguas bailaban. Necesitaba esta
intimidad y al parecer Anna también "Te amo"
Anna alzó su barbilla "¿Está todo bien? No estás preocupada por nada ¿verdad?"
"No, en absoluto" aunque nunca había estado cerca de una recaída en lo que se refería a su
bebida, Anna estaba siempre vigilante acerca de hacer que las cosas estuviesen bajo control
"Virginia dice que tengo que aprender a reconocer ciertas emociones y atajarlas"
"¿Quieres decir como cuando tu madre murió?"
"Sí y cuando comencé a sentirme sola" nunca era fácil hablar de aquellos tiempos "Eso no
fue tu culpa, lo sabes. Era sólo el equipaje que traía de cuando era una niña"
Anna ahuecó sus mejillas para mirarla directamente a los ojos "Nunca estarás sola
nuevamente Lily, sin importar qué. Te lo prometí"
"Lo sé" Lily también sabía que su ansiedad por perder a Andy era tan feroz como cualquier
otra que jamás hubiese sentido "Sólo tengo que volver a tierra. Andy realmente me
desestabilizó"

Anna asintió muy ligeramente como demostrando comprensión, pero no acuerdo "¿Qué
necesitas de mí?"
"Solo cuida de él mañana. Eso es todo" lo que más deseaba era que Anna se enamorara de
él tanto como lo estaba ella.
"Puedo hacer eso. No tienes que preocuparte"
"Y regresa a casa desde el trabajo y pasa más tiempo con nosotros"
Anna miró hacia otro lado y luego respiró profundamente y volvió a asentir "Yo
sólo...pensaba que sería más fácil para él si no tenía que compartirte"
"Esa no es su elección. Es mía y te quiero aquí"
"Está bien"
Después de un largo silencio, Lily empezó a acariciar el costado de Anna, permitiendo que
sus pulgares se deslizaran a los lados de sus pechos. Se alejó del regazo de Anna hacia el
otro lado del jacuzzi y le persuadió para que le siguiera "Supongamos que te sientas en mi
regazo durante un rato"
Mientras Anna se sentaba, Lily se encontró con su centro con dos dedos.
"Adoro sentirte dentro de mí" apoyó su frente contra la de Lily y meció sus caderas
lentamente contra la presión.
A medida que se unían en un beso, Lily sintió la mano de Anna entre ellas masajeando su
propio clítoris. En el instante en que ella se quedó sin aliento, Lily sintió una presión
alrededor de sus dedos y se percató de la pulsación. Luego colocó suavemente la otra mano
en el pecho de Anna "Siempre estoy dentro de ti...justo aquí"

Anna se sintió culpable por irrumpir en el fin de semana de su hermana cuando Hal estaba
en casa, pero no lo suficiente como para rechazar la invitación de Hal de llevar a Andy para
que ayudara a Jonah a hacer una fortaleza en el patio trasero. Era la mejor manera que
conocía de pasar varias horas con Andy sin llegar a pasar varias horas con Andy.
Lo ayudó a salir de su asiento para el carro, el pequeño que habían conseguido para el X3
cuando fueron a San Francisco para llevarlo a casa. Lily había sugerido mantenerlo en el
coche de Anna para esos momentos en los que ella necesitara llevarlo a alguna parte. Hoy
había sido la primera ocasión para eso y Andy había estado muy entusiasmado por su
primera oportunidad de montar en su coche deportivo.
"¿Recuerdas cuando jugaste con Jonah en la piscina?"
"Uh-huh" él la sorprendió tomando su mano mientras entraban en el patio trasero, donde
podían escuchar a Jonah y a Hal que ya estaban trabajando en la fortaleza.
Anna los saludó y esperó hasta que Andy empezó a jugar con Jonah. Luego se fue en busca
de su hermana, que estaba doblando pañales de tela en un estante en el cuarto de lavado,
mientras Alice miraba desde su asiento de bebé "¿Necesitas ayuda?"
"¡Hey! ¿Has traído comida y artículos de limpieza como te dije?"
Anna rió entre dientes "No, sólo Andy y yo. Pero estaré encantada de jugar con Alice
mientras haces tú numerito de Cenicienta"
"Muy graciosa ¿Te imaginas lo atrasada que estaría si no tuviese a Consuela dos veces a la
semana?" compartían el ama de llaves, que también limpiaba la casa grande. Anna y Lily la
tenían sólo una vez a la semana.
"¿Qué quieres que haga?"
"Siéntate conmigo y hablemos de algo más que caca ¿Cómo terminaste con eso de los
deberes de niñera?"
"Lily quería ir a una reunión AA. No ha tenido tiempo desde que trajo a Andy"

"¿Le está yendo bien?"
"Sí, pero creo que este asunto de Andy está poniendo presión sobre ella. Me gustaría que
pudiésemos resolverlo de una vez"
"Si me preguntas…y sabemos que no lo haces, pero si lo hicieras…creo que se podría
resolver en un abrir y cerrar de ojos con la decisión de adoptarlo. Es obvio que eso es lo que
ella quiere"
Anna estaba cansada de ser bombardeada por todos lados "Pero no es lo que yo quiero,
Kim. Ni siquiera le gusto a Andy"
"Eso no es cierto. Vi cómo jugó contigo en la piscina"
"¿Y también viste cómo me empujó y corrió hacia Lily después de caerse? ¿Por qué haría
eso si le gusto?"
"Porque ve a Lily como su mami. Si ella no hubiese estado allí, él te hubiese buscado a ti.
Los niños lo hacen todo el tiempo"
Eso era lo que Hal le había dicho "¿Y en que me convierte eso? No sé cómo ser un papi"
"Te hace una madre" dijo Kim bruscamente "No pretendo saber cómo se supone que dos
mujeres manejen todo eso, pero Andy tiene sus propias ideas acerca de lo que hace una
mamá. Tal vez corrió hacia Lily porque ella se ocupa de esas cosas. Eso no quiere decir que
no te necesita. A los cuatro años de edad necesita algo de todo el mundo que conozca"
Anna estaba cada vez más exasperada "¿A alguien le importa que yo no quiero esto? Andy
es un niño lindo y sé que él necesita cosas, pero no quiero pasar los próximos quince años
sintiendo como si estuviese afuera del círculo" se levantó parándose en la puerta de la
lavandería, en caso de que cierto pequeño estuviese al alcance del oído "Tenía otros planes
para mi vida con Lily. Tenemos carreras y las dos queremos viajar"
"¿Crees que sólo porque Hal y yo tuvimos hijos significa que estamos renunciando a todos
nuestros sueños?"

"Ese es exactamente el punto. Tú y Hal tuvieron hijos juntos. Tú lo planeaste de esa
manera. Yo no lo hice"
Alice comenzó a quejarse ante la conmoción y Kim la cargó.
"Te vas a molestar cuando diga esto"
Anna volteó los ojos "¿Cuándo te ha importado?"
"Creo que estás celosa"
"¡No lo estoy!"
Alice chilló.
Si pensara que podía manejar a Andy por su cuenta durante las próximas dos horas, lo
habría recogido y se habría ido "¿Por qué a nadie le importa lo que pienso?"
Kim balanceó suavemente a Alice en su hombro y respondió en voz suave "Debido a que
tienes treinta y cinco años y sin importar lo que pase aquí, vas a aterrizar de pie ¿Quién
sabe dónde Andy aterrizará si pierde esta oportunidad? Y si crees que Lily simplemente va
a retomar las cosas y seguir adelante después que él se vaya, no estás prestando atención.
Ella necesita a ese niño tanto como te necesita a ti"
Anna se acercó a la ventana de la cocina y vió como Andy jugaba. Innegablemente estaba
contento y realmente parecía disfrutar de la compañía de Jonah. Tal vez estaba exagerando
sobre la reacción de Andy del fin de semana pasado. No había manera de escapar de la
verdad de las observaciones de Kim sobre Lily. Ni una sola vez, desde que Andy había
venido a vivir con ellas, habían hablado sobre sus planes para encontrarle otro hogar. La
única manera para que ella lo hiciera, era si Anna insistía y Anna no podía hacer eso, no si
al hacerlo eso pudiese desestabilizar a Lily.
"Entonces ¿cómo puedo hacer esto?"

"Sigue abriéndote a él. No puedes esperar que un niño de cuatro años, tome la iniciativa.
Eres nueva y aterradora. Sólo permanece ahí para él cuando realmente te necesite y
finalmente él cambiará de opinión"
"¿Y si no lo hace?"
Kim se inclinó lo suficiente para que Alice pudiese babear el hombro de Anna "Lo hará.
Eres la persona más amable y dulce que conozco y diría eso incluso si no estuviese a punto
de pedirte que cuides a Alice mientras disfruto de un largo baño"
De regreso a casa, Anna bajó el techo de su convertible y viajó a lo largo de Topanga State
Park, lo que emocionó a Andy "¿Cuál es el mejor coche en la carretera?"
"¡BMW!"

De todas las reuniones que pudo haber elegido ¿por qué ésta? Se suponía que estaban allí
para ayudarse los unos a los otros, pero Lily no tenía palabras que ofrecerle a Diane, que
estaba empezando nuevamente después de su tercera recaída. En lugar de sentirse alentada
por el renovado compromiso de Diane, se sentía desalentada por la realidad de que las
personas caían todos los días. Más de una vez en la última semana, Lily se había
encontrado a sí misma pensando en una copa, no que quisiera una, pero temía derrumbarse
y temía tomar una. Eso sería devastador, no sólo para ella, sino para todas las personas que
habían depositado su fe en ella. Virginia pareció sentir su malestar y le acarició la mano.
Al final de la reunión, se unieron para la Oración de la Serenidad y Lily se escuchó a sí
misma decir las palabras "¡Sigue viniendo!" sabía que tenía que hacer tiempo para esto. Si
Diane se hubiese mantenido en las reuniones, no habría caído de la carreta.
"¿Quieres hablar de ello?" preguntó Virginia mientras salían.
Lily suspiró "Me estoy volviendo loca por las cosas en casa"

"¿Por Andy?"
Ella asintió con la cabeza "No quiero renunciar a él. Eso romperá mi corazón"
"¿Tú y Anna han hablado de ello? ¿Realmente hablado?"
"No, pero ese no es realmente el problema. Si le digo lo que siento, sé lo que va a hacer.
Ella va a ceder, a pesar de que criar a Andy es probablemente la última cosa que quiera
hacer. Simplemente es el tipo de persona que es. Pero entonces este gran muro va a
levantarse entre nosotras y lo siguiente será que estará trabajando hasta tarde otra vez y…"
"No lo sabes a ciencia cierta. Dale una oportunidad"
"Lo sé, porque ya está en marcha. Prácticamente tuve que rogarle que se quedara hoy con él
para poder asistir a una reunión"
Llegaron el coche de Lily y Virginia se apoyó casualmente en el capó "¿Y esto te está
volviendo loca porque tienes miedo de perder a Anna?"
Lily negó con la cabeza "No, siempre tendré a Anna. Estoy segura de ello" hizo girar el
anillo en su mano izquierda, mientras sus lágrimas se formaban "Pero he exigido mucho de
ella. No podría soportar que me diera esto y que le hiciera infeliz"
"Y si pierdes a Andy, entonces tú serías infeliz"
"De cualquier manera..."
"¿Te preocupa que esto afecte tu sobriedad?"
"¿No te preocuparía a ti?"
Virginia balanceó su cabeza de lado a lado como cuestionándolo "Supongo que algunas
personas lo harían. Pero creo que tengo mucha fe en ti, más de la que tú tienes en ti misma.
Puedes tomar cualquier dirección que quieras, pero beber sólo te llevará hacia abajo"

"No me siento tentada a beber. Pero estoy preocupada por lo que hablamos la última vez,
por tener todos esos sentimientos negativos y de arrepentimiento. Tengo miedo de bailar
demasiado cerca de la orilla"
"Siempre vas a tener problemas en tu vida, Lily y no podrás hacer frente si estás borracha.
Sé que lo sabes. Pero si realmente estás preocupada por eso, tal vez deberías hablar con
alguien"
Lily rió entre dientes y miró alrededor del estacionamiento vacío "Pensé que eso era lo que
estaba haciendo ahora"
"Sólo soy una consejera sobre el abuso de sustancias. Si estás luchando con sentimientos
que no puedes manejar, tal vez deberías pensar en ver a un psicoterapeuta"
"No creo que lo que siento sea tan diferente a lo que todos pasamos. Tal vez es sólo que
estos sentimientos traen de vuelta todos esos malos recuerdos de cuando toqué fondo"
"No dudaría que en gran parte es así. La otra parte es que te sientes vulnerable porque has
faltado a las reuniones. Creo que deberías hacer lo que sea necesario para venir a una
reunión al menos una vez a la semana. Necesitas mantenerte en contacto y seguir
trabajando con los pasos. Consigue una niñera si tienes que hacerlo, pero no desaparezcas.
Eso fue lo que Diane hizo y le costó"
Lily asintió "Tienes razón"
"Y regresa a casa y habla con Anna. Cuanto antes resuelvas esto, más pronto podrás dejar
de preocuparte por ello"
O empezar a preocuparme aún más "Gracias, Virginia. Aprecio la manera en la que
siempre estás ahí para mí"
"Eso es lo que se supone hacen los patrocinadores" tendió los brazos para darle un abrazo a
Lily "Todo el mundo tiene miedo y dudas sobre su recuperación y te puedo decir eso por
los años que he trabajado con la gente en el programa. Estás haciendo las cosas correctas.

El alcoholismo nunca desaparece, así que necesitas seguir trabajando en el programa, aún
más cuando te sientes desafiada, porque cada victoria te hace más fuerte"

De regreso a casa, Lily saboreó el elogio y el aliento de Virginia. Sin importar lo difícil de
la situación con Andy, las apuestas eran demasiado altas como para aflojar y perder el
control. Tenía que ser honesta con Anna acerca de lo que quería y esperar que pudiesen
hablar hasta encontrar una solución con la que ambas pudiesen vivir.
Llegó a casa para encontrar a Chester solo y lo siguió hasta el patio trasero, tendiéndose en
un diván para disfrutar de los últimos rayos cálidos del sol. En cuestión de minutos, la
puerta del garaje se abrió anunciando la llegada de Ana y de Andy "¡Estoy aquí atrás!"
Entraron por la puerta trasera y Anna le dió un empujoncito a Andy "Ve y cuéntale a Lily
lo que hiciste con Jonah"
Él era un revoltijo de palabras, pero entendió que habían construido algo en el patio trasero
que tenía ventanas.
Anna se relajó en la silla a su lado "Básicamente, Hal limpió su garaje y construyeron una
fortaleza con todo lo que no era tóxico"
"Al parecer te divertiste un montón, Andy"
Él asintió con la cabeza "Y nos montamos en el coche sin un techo"
Ella miró a Anna, quien se estaba riendo de su descripción "¿Te ha gustado montar en el
coche sin un techo?"
"Uh -huh"
Lily estaba encantada de verlos a los dos sonrientes "Quiero que me cuentes de tu fortaleza
¿Te…?"

"Ese es el teléfono. Yo contesto" dijo Anna.
"¿Te divertiste con Jonah?"
"Uh-huh. Utilizamos un martillo para golpear un palo y bebimos jugo en el fuerte"
"Lily, es para ti" Anna le llamó "Es John Moss"
"¿Un sábado?"
Anna se encogió de hombros y le pasó el teléfono.
"Hey, John ¿Qué pasa?"
"Me temo que tengo malas noticias. Acabo de recibir una llamada y debo presentarme en la
Corte Suprema el lunes para explicar por qué ubicamos a Andy en Los Angeles cuando hay
una petición activa de adopción por parte de un familiar"
"Tienes que estar bromeando ¿Cómo saben dónde está?"
"Tienen una orden judicial. Y al parecer, buscaron tu dirección en la lista de impuestos de
propiedad y no les gusta la idea de que Andy viva en un lugar tan lujoso"
Anna guió a Andy hacia su caja de juguetes en el salón familiar y se apoyó en el mostrador
de la cocina para escuchar.
"¿Alguien incluso llamó para preguntar cómo estaba? No, permíteme responder a eso. A
Karen Parker no le importa, porque no se trata de Andy, se trata del dinero"
"Andy tiene un tutor ad litem, un abogado llamado Tom Greene. Le envié por fax una copia
de la citación, así que estará allí para argumentar nuestra parte. Realmente creo que
deberías venir a la audiencia"
"Se está acostumbrando a su preescolar ¿Qué pasa si no podemos ir?"

"No necesitamos a Andy. De hecho, no quiero correr el riesgo de tenerlo aquí si existe
siquiera una remota posibilidad de que le entreguen la custodia a Karen Haney.
Necesitamos tiempo para apelar sin entregarlo"
Miró a Anna…quien tendría que cuidar a Andy por sí misma…y comenzó a pasearse
"¿Realmente crees que algún juez en su sano juicio le concedería la custodia de un niño?"
El sonido estrepitoso de los juguetes envió a Anna hacia la otra habitación.
"No lo creo, pero no quiero correr el riesgo. Tenemos que devolver el golpe
contundentemente y una de las mejores maneras de hacerlo es que tú le digas al juez lo bien
que le está yendo a Andy. Y no haría daño que él te viera en persona porque la
comparación entre tú y Karen Haney sería bastante definitiva"
"Dios, no creo que pueda estar en la misma habitación con ella sin vomitar"
"Hay algo que no va a gustarte..." se escuchaba como él movía unos papeles al fondo
"...ella dice que es la única pariente viva de Andy"
Sabía a dónde se dirigía "De ninguna manera, John. No voy a decirle quien soy. En primer
lugar, no quiero que se sienta liberada porque me fue bien. Y en segundo lugar, no quiero
que piense en mí como su hija porque eso terminó el día en que salí de la corte con Eleanor
Stewart"
"Hmm... bueno, es tu decisión"
Dejó caer la cabeza hacia atrás y miró hacia el techo, resignada a hacer un viaje a San
Francisco.
"¿A qué hora el lunes?"
"Nueve de la mañana en la Corte Suprema de McAllister"
Tony no iba a estar feliz, pero era la menor de sus preocupaciones. Anna iba a enloquecer
por completo.

Lily entró en el salón familiar y se apoyó en la puerta.
Anna estaba ayudando a Andy a ordenar sus juguetes para que pudiese construir otro
pueblo en el suelo, pero siguió a Lily a la cocina para que pudiesen hablar "¿Qué fue todo
eso?"
"El abogado de Karen Parker presentó una objeción por la ubicación temporal de Andy"
dijo ella en voz baja "Están argumentando que no es bueno para él estar en un lugar como
este, porque tendrá problemas para adaptarse a su hogar permanente, que obviamente
piensa será el de ella"
"Eso es ridículo ¿Realmente cree que un juez va a darle la custodia?"
"Al parecer"
Anna resopló y sacudió la cabeza "Increíble ¿Escuché bien? ¿Tienes que volver allá?"
Ella asintió con la cabeza "John cree que el juez necesita escuchar de mí lo bien que le está
yendo a Andy. El abogado sostiene que Karen Parker es el único familiar de Andy. Ella no
sabe que Andy está conmigo"
"¿Y no quieres que siga siendo así?"
"Sí, pero no si hay una posibilidad de que ella obtenga la custodia"
"Así que tú y Andy tienen que volver a San Francisco"
"No exactamente" bajó la cabeza, respiró profundamente y se encontró con los ojos de
Anna, sus ojos con una mirada suplicante "No puedo llevar a Andy. Si el juez falla en
contra de nosotras, necesito tiempo para presentar una apelación"
"Pero eso significa que…" su estómago cayó en un vacío "…que dejarás a Andy aquí
conmigo"
"No voy a estar ausente tanto tiempo. Puedo tomar el último vuelo del domingo y estar de
regreso a tiempo para su baño de la noche del lunes. Todo lo que tienes que hacer es

llevarlo a la guardería y recogerlo" ella agarró el teléfono nuevamente "No importa. Todo
lo que tienes que hacer es llevarlo. Puedo llamar a Martine. Ella dijo que le llamara si
alguna vez quedaba atascada y ella iría a recogerlo"

Anna caminaba con ansiedad en el descanso afuera de la habitación de Andy. Lily tenía a
Andy en su regazo y lo mecía para calmar su respiración sibilante que había comenzado
casi al instante cuando ella le dijo que se iría por una noche.
Miró nuevamente para ver si la situación había mejorado "¿Puedo ofrecerle algo?"
Lily dió un codazo a Andy "¿Quieres que Anna te traiga un poco de jugo?"
Él asintió con la cabeza, pero nunca hizo contacto visual con Anna.
Bajó a la cocina y llenó un vaso de plástico con jugo de uva. Esto era exactamente lo que
más temía si Lily le dejaba a solas con Andy…que algo sucediera y ella no fuese capaz de
arreglarlo. Nunca hubiese sabido lo de la mecedora y aunque lo hubiese hecho, dudaba que
él hubiese respondido a ella como lo había hecho con Lily.
Luego de más de una hora de balanceo, Lily lo puso en la cama sin su baño.
"Está un poco preocupado porque me voy mañana"
"Eso hace que seamos dos"
"Va a estar bien. Ya hemos hablado de eso. Le dije que tenía que irme para hablar con un
juez para que pudiese quedarse con nosotras en lugar de mudarse a otro lugar"
Anna se tendió en la cama y se apoyó sobre un codo. Dos horas atrás, estuvo a punto de
decirle a Lily que siguiera adelante con lo del arreglo permanente, pero todo eso había
cambiado con la crisis de asma de Andy. Ahora más que nunca, estaba convencida de que
tenía que estar en un hogar donde se sintiera menos ansioso.

"¿Qué vas a decir?"
Como si reflejara el abismo entre ellas, Lily optó por sentarse en el sillón en lugar de unirse
a ella en la cama "Voy a decir lo que sea necesario para evitar que Andy sea ubicado con
Karen Parker"
Anna reconoció a regañadientes el mensaje tácito. Si fuese necesario, Lily desafiaría la
adopción de Karen Parker solicitándola ella misma "¿Cuáles son las opciones?"
"La más importante es que John pueda demostrar…en realidad, no es John. Sino un sujeto
llamado Tom Greene. El tutor ad litem de Andy ¿Qué te parece esa ironía?" siguió sin
levantar la vista "Tom tiene que desarrollar el caso con el hecho de que Karen no está en
condiciones de criar a Andy. Si puede hacer eso, yo no tendría que decir nada en absoluto, a
menos que el juez sienta que Andy no debería estar aquí, porque nuestra casa es demasiado
grande"
"¿Y si lo hace?"
"Entonces le diré lo bien que le está yendo a Andy. Ojalá pudiera decir que no había tenido
un ataque de asma"
"¿Has pensado que...?" Anna vaciló, sabiendo que su pregunta sería perturbadora "¿…qué
tipo de hogar sería el mejor para Andy a largo plazo?"
Lily se quedó mirando el suelo, con el rostro cada vez más rojo. Después de un largo
silencio, ella dijo " No puedo hablar de eso ahora, Anna. Por favor, no me lo pidas"
Con su pregunta, Anna había tenido la esperanza de presionar sobre el tema, para poner sus
cartas sobre la mesa de una vez por todas. Si Lily estaba abierta a encontrarle un mejor
hogar, ella firmemente sentía que debían hacerlo. No tenía nada en contra de Andy, pero si
contra sus dudas acerca de qué tipo de madre sería. Por el contrario, si la adopción era en
última instancia, la única solución que Lily podía aceptar…y sobre todo si sus sentimientos
acerca de Andy pudiesen enlazarse a sus problemas con el alcohol…entonces necesitaban
reconocerlo y encontrar la manera de hacer que todo esto funcionara para los tres. El estrés
y la incertidumbre no eran bueno para nadie.

Más tarde esa noche, Anna se acunó por detrás de Lily en la cama y pasó un brazo
alrededor de su cintura. Lily agarró su mano y la besó.
"Ni siquiera te pregunté cómo estuvo tu reunión"
"Fue un poco decepcionante, pero me alegra haber ido. Tengo que persistir" rodó sobre su
espalda para que pudieran mirarse la una a la otra en la débil luz que entraba por la ventana
de la calle "Anna, nunca he querido que seas infeliz"
La mente de Anna trabajó conectando esas dos cosas, el apoyo que Lily necesitaba y su
preocupación por la felicidad de ambas. Eso sólo podía significar que ella pensaba que se
dirigían a un conflicto de tal proporción que iba a sentirse tentada a volver a la bebida.
Anna nunca permitiría que eso sucediera "Nunca seré infeliz mientras esté contigo"
"¿Y qué pasa con Andy?" su voz fue apenas un susurro.
Anna respiró profundamente "Acabo de decírtelo. Lo que realmente importa es que te tengo
a tí"

Capítulo 9
"Lily, no creo que pueda hacer esto" Anna le estaba siguiendo alrededor de la habitación
mientras terminaba de empacar.
"Por supuesto que puedes. Hemos repasado todo y hasta lo escribí. Es sólo hasta mañana
por la noche y Martine va a recogerlo después de la escuela "Subió la cremallera del bolso
de ruedas y lo colocó junto a la puerta.
"Pero yo no..." Anna estaba claramente frenética "… ¿y si tiene otro ataque de asma?"
Esa era también la mayor preocupación de Lily, que el estrés de Andy por su partida
desencadenara un ataque como el de anoche "Le dije que todo estaría bien. Ha tomado su
baño y está listo para la cama. Todo lo que tienes que hacer es leerle una historia, dejarlo
mañana en la escuela y recogerlo en casa de tu madre después del trabajo"
"Pero…"
"Si empiezan los sibilantes, siéntate con él en la mecedora como yo lo hice hasta que se
calme. Eso sí, no dejes que se excite"
"No entiendo por qué tienes que estar allí ¿No puede John hacerse cargo de esto? Él tiene
toda la información"
"Porque yo puedo responder las preguntas del juez mejor que John. Si no armamos un caso
fuerte, podrían poner a Andy bajo la custodia de Karen Parker. No voy a sentarme y ver
como la vida de Andy se arruina"
Anna había estado enfurruñada todo el tiempo mientras Lily le daba instrucciones sobre
cómo vestirlo, como cambiar la cama y las emergencias.
"Pero sabes que esto va a ser duro para Andy"
Lily no podía soportarlo más. Pensaba que se habían entendido después de la conversación
de la noche anterior, aunque Anna todavía tenía reservas "Me tengo que ir, Anna. Sé que

tienes miedo de hacer esto. Sé que prefieres que me quede en casa. Pero realmente siento
que no tengo otra opción. Por favor, no me hagas sentir culpable por ello"
Anna se mordió el labio inferior con frustración evidente "Lo siento. Es que..." su voz se
desvaneció mientras se desplomaba en el extremo de la cama.
"¿Por qué estás tan preocupada por esto?"
"No lo sé ¿Qué pasa si...? ¿Supón que él...?"
Lily se apiadó de ella mientras luchaba por articular sus temores. Se sentó a su lado en la
cama y agarró su mano "Habla conmigo, cariño"
"Es sólo que estoy preocupada de que Andy se moleste y yo no sea capaz de manejarlo"
"¿Quieres decir como Jonah lo hizo?"
Ella asintió con la cabeza "No estoy preocupada por mí. Estoy preocupada por él ¿Qué pasa
si no puedo tranquilizarlo? No soy buena en eso como lo eres tú"
"Cariño, eres mejor de lo que piensas. Le gustas a Andy. Le encanta cuando juegas con él.
Puedo verlo. Todo su rostro se ilumina cuando te tiras en el suelo con él"
Anna sonrió débilmente ante sus halagos.
"Cariño, en este momento Andy también tiene miedo y lo que necesita es que tu estés allí
para él. Yo también lo necesito. Has sido maravillosa con todo esto y te amo más de lo que
puedes imaginar. Pero necesito que permanezcas conmigo y superemos esto juntas"
"Por supuesto que lo haré" Anna colocó su brazo alrededor del hombro de Lily y la atrajo
hacia ella "Lamento ser tan idiota"
Lily se quedó en silencio pero le devolvió el abrazo, hundiendo su rostro en el cuello de
Anna.
"Se supone que digas: Oh, no estás siendo una idiota"

"Oh, no estás siendo una idiota"

"Buenos días, Anna ¿Se te pinchó un neumático?" preguntó Hal mientras ella pasaba a su
lado en la sala de exposición.
Anna gruñó y subió por las escaleras hacia su oficina, donde dio un portazo y cerró las
persianas de la ventana que daba hacia las personas que daban vueltas en la parte inferior.
Siempre mantenía un cambio de ropa detrás de la puerta en caso de que la tentación de
revisar un motor resultara irresistible.
Se arrancó la chaqueta marrón y la camiseta color marfil, que ahora estaba cubierta por
manchas negras de grasa. La camiseta azul marino que guardaba para emergencias
contrastaba horriblemente con sus pantalones verde oscuro, que estaban mojados hasta las
rodillas, por lo que se vió obligada a cambiarse por una falda color canela. Ese cambio
requería de unos calcetines que guardaba en el cajón de abajo y unos zapatos de tacón que
no tenía. La primera persona que comentara sobre sus zapatos casuales color marrón sería
despedida.
La mañana había sido todo menos ideal, por decir lo menos. Aunque Andy había pasado la
noche sin tener un ataque de asma, su ansiedad por la partida de Lily le había mantenido
despierto hasta casi las once. Como resultado, fue muy difícil despertarlo. Dos veces, Anna
regresó a su habitación descubriendo que se había quedado dormido nuevamente. Cuando
finalmente se levantó, él y su cama estaban empapados. Ella le ayudó a lavarse y lo envió
directamente hacia la ropa que Lily había dispuestas para la escuela. Sin embargo, cuando
él se unió a ella minutos después en la cocina, llevaba una camiseta harapienta con un
agujero a un lado. Lo envió al piso de arriba para que se cambiara, pero cuando regresó, su
humor había empeorado. No ayudó el hecho de que ella le sirviera el mismo cereal de
salvado que ella siempre comía en el desayuno y que a él no le gustaba en absoluto.
Después de mirar cómo le daba vueltas a su cuenco por un rato, ella cedió y lo retiró

descubriendo para su pesar que se habían acabado los copos azucarados que normalmente
comía. Sin más opción de cereales, untó mantequilla de maní y jalea en un pedazo de pan y
lo dobló por la mitad. Andy protestó diciendo que ese era un bocadillo para el almuerzo,
pero se lo comió de todos modos, dejando caer una gran mancha de mermelada en su
camisa limpia y sus pantalones.
Anna pensó seriamente en enviarlo así, pero recordó que su madre lo recogería. Ella no
estaría feliz de saber que él había hecho este lío antes de salir de casa. Así que fue al piso
de arriba y buscó algo nuevo para que se cambiara. Luego Anna lanzó las sábanas y toda la
ropa sucia en la lavadora y lo sacó por la puerta hacia la llovizna diez minutos tarde.
Mientras subían al coche, Andy recordó de pronto su juguete favorito, el Z8 que ella le
había dado en el viaje desde San Francisco, el cual llevaba a todas partes con él. Después
de otros diez minutos de búsqueda, lo encontró debajo del sofá en el salón familiar.
Chester, al ver que ella se arrastraba por el suelo, supuso que estaba jugando y se subió a su
espalda, dejando una huella en medio de su camisa blanca almidonada. Se cambió
rápidamente por la camiseta de marfil y la chaqueta y finalmente se dirigió hacia la puerta.
Cuando llegaron a preescolar de Andy, lo apresuró para que bajara del coche, lo que hizo
que su pequeño Z8 cayera, rodando por debajo del gran Z8. Al ver que estaba al borde del
llanto, ignoró el suelo mojado y se metió debajo del coche para recuperarlo.
El intercomunicador sonó anunciando un mensaje "Anna, Dave Cahill está aquí para verte"
David Cahill...había olvidado su reunión para hablar sobre las elecciones de la Cámara
"Hazlo pasar" ¿se daría cuenta si estaba descalza?

Lily miró su reloj y notó con gravedad que sus perspectivas de regresar a los Ángeles a
tiempo para el baño de Andy eran nulas. Una emergencia había aplazado su audiencia para
la tarde y amenazaba con posponerse hasta el día siguiente.

Había pasado la mayor parte de su tiempo de inactividad, llamando clientes y escribiendo
informes en su computadora portátil, pero ahora estaba atrapada. Si hubiese sabido que
acabaría sentada en el pasillo durante tanto tiempo, habría traído un libro. John estaba
absorto en la documentación, al igual que Tom Greene, a quien le había informado
brevemente sobre lo bien que le estaba yendo a Andy en Los Ángeles.
Al final del pasillo estaba una mujer demacrada de mediana edad, delgada y que había
pasado casi una hora limpiando el esmalte color rojo brillante de sus uñas. Lily supo de
inmediato que era Karen Parker, la mujer que le había traído al mundo y le había dejado
languidecer en hogares de acogida hasta los siete años cuando había sido rescatada por
Eleanor Stewart. Karen había cambiado muy poco desde el viaje de Lily a Oakland dos
años atrás, donde había descubierto que la mujer trabajaba como camarera en el bar de un
hotel. De cualquier manera, el vestido sencillo que Karen llevaba le hacía parecer más
vieja.
A su lado estaba un hombre de unos cuarenta años, probablemente su abogado, vestido con
un traje azul marino con una corbata azul y amarilla. Lily lo visualizó como un adversario,
notando que su maletín desgastado reflejaba que el negocio no iba tan bien. No le pareció
un caza fortunas ordinario. Sus presentación del caso, el cual John le había enviado por fax
a su hotel la noche anterior, era conciso y bien declarado... incluso aunque se trataba de una
sarta de mentiras. Tom, que había trabajado en una serie de casos como el de Andy, nunca
se había encontrado con esa firma en un caso en la corte de familia. La especialidad de esa
firma, dijo él, era lesiones y muertes injustas.
Más de una vez, sintió que los ojos de Karen se dirigían hacia ella y se obligó a
concentrarse en su trabajo. Después de ver la ficha policial de Kristy en las noticias, sabía
que tenía un asombroso parecido con su hermana, pero su cabello rubio corto…en
oposición al cabello marrón largo de Kristy…y su vestimenta profesional planteaba un
contraste considerable.
La audiencia de hoy se llevaría a cabo con la solicitud de que el cuidado de crianza fuese
asumido por Karen Parker como la madre que quería la custodia de su hijo y servicios
sociales argumentaría que las circunstancias justificaban una colocación fuera del hogar.

Era poco probable que el tribunal abordara la petición de adopción de Karen, pero el juez
tomaría en serio la petición de la familia a menos que John y Tom hicieran un caso sólido
acerca de que Karen no estaba en condiciones. John no había compartido con el abogado de
Karen o el juez que Lily era la tía de Andy. Por lo que ellos sabían, ella estaba aquí sólo
para reforzar el argumento del Estado de que la ubicación actual de Andy era ideal para sus
necesidades.
En varias ocasiones, había tenido la tentación de decirle a John y a Tom que ella y Anna
habían acordado adoptar a Andy. En cada oportunidad, recordaba la mirada de angustia en
el rostro de Anna cuando ella salió hacia el aeropuerto. Aunque Anna le había dado el
permiso tácito para proceder, Lily no estaba convencida de que era la decisión correcta para
todos.
John cerró la carpeta, una señal de que también se había atascado con su trabajo "Me
pregunto por qué está tomando tanto tiempo"
Lily se encogió de hombros "Las audiencias de emergencia en la corte de familia por lo
general significa que alguien pasó la noche en la cárcel. Ahora tienen que obtener todas las
órdenes de restricción y asegurarse de que todo el mundo entienda las nuevas reglas" había
participado en decenas de casos como esos.
"No creo que eso sea lo que esté pasando aquí" dijo Tom "Vi a un par de abogados entrar
anteriormente y ninguno de ellos llevaba puesto un traje de estantería. Si tuviese que
suponer diría que alguien está en medio de un divorcio muy desastroso"
John resopló "Muy bien, así que mientras estamos sentados aquí quemando el dinero de los
contribuyentes, ellos están ahí peleando por los Picasso y el caniche francés"
"Ese es aproximadamente el tamaño del asunto" dijo Tom "Si no nos llaman pronto,
tendremos que regresar mañana"
Lily temía hacer esa llamada a Anna, pero mantenía la esperanza de que sería sólo la
noticia de que estaría regresando tarde…no que no regresaría hasta mañana.

De repente, la puerta se abrió y la gente empezó salir. Por lo que Lily podía ver…una mujer
impecablemente vestida con su abogado y un hombre con el ceño fruncido…señalaban que
la predicción de Tom había sido acertada. Dejó escapar un suspiro de alivio porque las
cosas iban por buen camino para que ella llegara a casa esta noche, aunque sin duda no a
tiempo para el baño de Andy. Anna probablemente estaría tan agradecida que no le
importaría la hora.
El alguacil entró en el vestíbulo "¿Las partes de Andrés Parker?"
Lily permaneció detrás de Tom y John, tomando asiento en la fila detrás de la mesa
demandada en el lado izquierdo de la sala de audiencias. Apartó la mirada de Karen, quien
siguió a su abogado hacia la mesa del demandante. Como si no hubiesen esperado el tiempo
suficiente, se sentaron otros veinte minutos antes de que el oficial de justicia les indicara
que se pusieran sobre sus pies y presentara al Juez Max Cruz, un hombre corpulento, de
unos sesenta años con un leve acento que Lily había catalogado como de América Central.
Cruz miró por encima de sus gafas de lectura mientras se disculpaba por el retraso. Luego
se disculpó por no haber leído la denuncia antes de entrar en la sala del tribunal. Luego
frunció el ceño por el archivo ante él, se quitó las gafas y se disculpó nuevamente, para
diferir el caso para la mañana siguiente. Lily hervía de frustración, pero sabía que no podía
sacar de quicio a un juez con una muestra de petulancia. Karen Parker no lo hizo, lo que
provocó que su abogado inventara un súbito ataque de tos para cubrir su suspiro de
indignación.
En su camino de regreso al hotel, donde ahora necesitaba una habitación para esta noche,
hizo una llamada a Tony, preparándose para su decepción "Tony, tengo malas noticias. Nos
hemos retrasado hasta mañana. Probablemente no podré regresar a la oficina antes del
miércoles, pero tengo algunos archivos que puedo enviarte más tarde por correo electrónico
sobre el caso de Washington. Se trata de un primer delito, así que la libertad condicional no
será un problema si logras que Lauren lo elabore con la oficina del fiscal"
"Claro o yo lo hago. No tengo que estar en la corte mañana" sonaba tan alegre que al
principio se preguntó si estaba siendo sarcástico "¿Algo más?"

"Uh, no ¿Has visto el informe que envié sobre los dos candidatos?"
"Claro que sí. Creo que voy a contratar a los dos"
"¿Tony?"
"Acabamos de recibir una subvención comunitaria por un cuarto de millón de dólares"
"¡Eso es fantástico!"
"Sí, así que no me des más malas noticias. Es un gran día y voy a mantenerlo de esa
manera"
Cerró su teléfono y sonrió…durante unos tres segundos. Luego llamó Anna.

Anna limpió el gabinete y apagó la luz de la cocina. Gracias a Dios Lily había dejado
macarrones con queso en el refrigerador en caso de que fuese "muy poco probable" que ella
no regresara a tiempo para la cena. Andy estaba sentado en el suelo en el salón familiar con
sus coches de juguete en fila para visitar la gasolinera. Su estado de ánimo sombrío e
incierto, lo había guardado para sí mismo durante la cena.
"Andy, tengo que ir arriba y tomar una ducha. No tardaré mucho ¿Te quedarías aquí con
Chester?"
Él asintió con la cabeza sin levantar la vista.
"Voy a jugar contigo cuando regrese ¿De acuerdo?"
Él se encogió de hombros.
Era difícil no sentirse herida por su evidente desconfianza. Había hecho todo lo que Lily le
había dicho, le había leído una historia la noche anterior para lograr que fuera a la escuela.

Sin embargo, había dicho apenas una palabra desde que lo había recogido de la casa
grande.
Además de sus responsabilidades con Andy, el día también le había cobrado su precio en el
trabajo. Después de su reunión con Dave Cahill, el jefe de servicio había aparecido en su
oficina para hacerle saber acerca de un coche que acababa de entrar en servicio, un modelo
507, BMW descapotable deportivo de 1959. Consciente del consejo de su padre para
saborear esas raras oportunidades, se había puesto su mono de trabajo y había pasado el
resto del día en el garaje.
En otras circunstancias, habría preferido un baño en el jacuzzi, ya que el cuello y los
hombros le dolían por estar inclinada sobre el motor clásico toda la tarde. Al menos, la
ducha pulsante había favorecido que el agua caliente penetrara sus poros. Otros cinco
minutos de…
Andy le estaba mirando desde la puerta del cuarto de baño.
Anna limpió nerviosamente un círculo de condensación en el cristal para verlo con claridad
¿Cómo se suponía una mujer podría responder a un niño de cuatro años de edad, que la
veía desnuda? "¿Hay algún problema, Andy?"
"¿Podemos ir a nadar?"
Él quería ir a nadar. Era la primera vez que había mostrado interés en algo desde que Lily
se había ido y tenía que ser mientras estaba en la ducha "Andy ¿te importaría sentarte en mi
cama hasta que termine? Saldré en un minuto y hablaremos"
"Está bien"
No podía distinguir sus rasgos a través del cristal…lo que indicaba que por el vapor
probablemente él no podía verla…pero ella si lo vió desaparecer hacia la habitación. Se
apresuró en secarse y se envolvió en una toalla de gran tamaño para recuperar su bata que
estaba en un gancho en la parte posterior de la puerta.
Andy estaba sentado obediente en el extremo de la cama.

"Gracias por esperar aquí, Andy" Anna se ciñó su bata y vacilante se unió a él "Cuando
crezcas, comenzarás a tomar baños tu solo. Para las personas mayores…por ejemplo Lily y
yo…tomar un baño o una ducha es privado ¿Entiendes lo que quiero decir con eso?"
Aunque asintió con la cabeza, su expresión confusa sugería que no estaba haciendo la
conexión.
"Supongo que lo que estoy tratando de decir es que no se debes entrar en el cuarto de baño
cuando una persona mayor está tomando un baño o una ducha ¿de acuerdo?"
"Pero la puerta estaba abierta. Lily dijo que tenía que llamar cuando estaba cerrada"
"Correcto...correcto. Lo olvidé y dejé la puerta abierta"
"¿Estás enojada conmigo?" lucía como si fuese a llorar.
"No, por supuesto que no. No has hecho nada malo" recordando a la mujer severa y distante
con la que había vivido en San Francisco, ella sonrió y lo tranquilizó sacudiendo
suavemente su hombro "Nunca has hecho algo que me haga enojar"
"Me hice pis en la cama dos veces"
"No puedes evitarlo, Andy. Lily no se enoja contigo ¿verdad?"
Él negó con la cabeza.
"Por supuesto que no. Es una tontería enojarse por algo que es un accidente" le dió una
palmadita en la rodilla "Ahora ¿qué era lo que querías preguntarme?"
"¿Podemos ir a nadar?"
Ella se conmovió por su dulce voz y odiaba tener que decir que no cuando pedía tan poco
"No creo que tengamos tiempo esta noche. Es casi la hora de dormir y deberías tomar tu
baño para estar listo"
"Pero si voy a nadar, no tendría que tomar un baño"

Anna se rió entre dientes "No, no funciona de esa manera. Los baños son con jabón Así es
como logras estar limpio. Nadar es solo con agua…no hay jabón"
Andy asintió como si entendiera, pero estaba visiblemente decepcionado por no ir a nadar.
"Déjame decirte algo. Tratare de regresar temprano a casa. Lily ya debería estar de regreso
para entonces y nadaremos juntos antes de la cena ¿Qué te parece?"
"Divertido"
"Eso es correcto. Va a ser divertido" estuvo encantada al ver que su estado de ánimo había
resplandecido "Ahora que tenemos eso resuelto, ve a cepillarte los dientes mientras preparo
tu baño"
Se vistió rápidamente con pantalones de chándal y una camiseta y lo siguió hasta su cuarto
de baño. Lily le había explicado la rutina del baño a través del teléfono. Anna hubiese
preferido terminar su baño lo más rápido posible, pero ella le había dicho que Andy
disfrutaba de su tiempo en la bañera cuando lograba jugar un poco, especialmente con las
burbujas. Anna se inclinó sobre la bañera vertiendo en el agua dos tapas llenas de la jarra
color rosa del baño de burbujas.
Después de decepcionarlo sobre la piscina, no podía restarle a su tiempo de juego. Añadió
dos tapas más, pensando que así las burbujas serían más divertidas, el doble sería doble
diversión "¿Estás listo para tu baño?"
Echó un vistazo con entusiasmo a la creciente masa blanca. Sin una pizca de modestia se
quitó la ropa y la puso en el cesto detrás de la puerta, como Lily le había enseñado. Luego
se metió con cuidado en la bañera, donde las burbujas ya superaban el borde.
"Creo que hice demasiadas burbujas"
Por la expresión de felicidad en su rostro, no estuvo de acuerdo.
A pesar de sus reservas, Anna descubrió que ella también se estaba divirtiendo. Primero
amontonó las burbujas en la parte superior de la cabeza de Andy, incluso le hizo una barba

y un bigote mientras le ayudaba a lavarse el rostro. Cuando las burbujas comenzaron a
desvanecerse, le ayudó a fregar su cuello y orejas y luego la espalda, el pecho y los brazos.
"¿Qué tal si sacas ese pie sucio?" preguntó ella con voz burlona. Lo frotó y le hizo
cosquillas primero en uno y luego en el otro, posteriormente le hizo cosquillas por todo el
camino hasta más allá de sus rodillas. Era una reminiscencia de cuando ella y Hal habían
jugado en la piscina con él y Jonah. Ese día, se había sentido segura y relajada hasta que
Andy se cayó y pasó corriendo junto a ella hacia Lily. Tal vez esta noche sería un momento
decisivo para ellos. Eso esperaba. Pero no tanto como esperaba, que Lily se diera prisa para
llegar a casa.

Lily entró a la corte a un cuarto para las diez, aliviada de que la audiencia de emergencia de
esta mañana no se hubiese convertido en una de todo el día como la de ayer. Tomó asiento
detrás de Tom y John y estudió a Karen Parker desde atrás. Su vestido de hoy era
conservador de color azul hasta la rodilla con un cinturón ceñido. Muy lejos de las medias
elásticas y la minifalda que usaba cuando servía bebidas.
"Estamos aquí para hablar de Andrés Parker" dijo el juez Cruz, mirando el archivo como si
lo viera por primera vez.
El traje oscuro de Lily y su camisa de seda azul era completamente nuevo, del estante de
Nordstrom, comprado justo antes de que cerraran la noche anterior. Lo eligió para que
coincidiera con las zapatillas azules que había usado con el conjunto de ayer. Su objetivo
era lucir responsable, como una cuidadora apropiada para un niño de cuatro años, algo que
Karen Parker nunca podría hacer.
"Tengo una petición de Karen Parker Haney, abuela materna de Andrés, para que se le
otorgue la custodia temporal mientras espera la adopción legal. Tengo una contra-demanda
del estado de California para mantener la ubicación actual en el condado de Los Ángeles

con Lilian Kaklis ¿Están todas las partes presentes?" reconoció a Tom Greene y al abogado
de Parker, James Lafollette "Empecemos con este espectáculo"
Lafollette tomó el podio "Su Señoría, mi cliente está aquí hoy buscando la custodia de su
nieto, su única conexión restante a una hija que murió trágicamente el mes pasado"
"Disculpe, consejero. Esta es una audiencia de ubicación, no una audiencia de custodia"
"Sí, por supuesto, su Señoría. Ella ha presentado una petición de adopción y pide al tribunal
se le otorgue la custodia temporal para facilitar la unión con el niño. Cuanto más tiempo
permanezca en hogares de acogida institucionales, en lugar de con su familia, más difícil
será para él adaptarse a su nuevo hogar, especialmente si la casa en la que reside
actualmente es de varios millones de dólares..."
Lily gimió para sus adentros cuando él presentó su lista de irracionalidades. Nada de lo que
él pudiese decir se podría comparar con el arsenal Tom...como que las dos hijas de Karen
Parker habían sido removidas de su casa por el Estado.
"...su último pariente de sangre. Por esa razón..."
Ella se estremeció ante las palabras. Esa excusa miserable de una madre, como Anna le
había llamado, nunca lograría atrapar a Andy en sus garras mientras Lily respirara.
"¿Qué dice usted, señor Greene?"
Tom abrió las notas en el atril y metió las manos en sus bolsillos "Su Señoría, como
defensor legal del niño, quisiera hacer dos observaciones. En primer lugar, me gustaría
responder a las preocupaciones del Sr. Lafollette respecto a la colocación actual de Andrés
Parker"
A ella le gustaba la actitud relajada de Tom. John dijo que era regular en la corte del juez
Cruz, otro hecho que estaba de su lado.
"Andy está viviendo actualmente en un hogar muy seguro y cómodo, donde tiene su propio
dormitorio. Está matriculado en preescolar y está haciendo nuevos amigos. De acuerdo con

los informes proporcionados por su madre sustituta, Lilian Kaklis…" la señaló al juez
"…su apetito es bueno. Duerme bien y se relaciona adecuadamente con los demás. Lo
mejor de todo Su Señoría, el asma, que fue reportada como un problema frecuente por su
madre sustituta anterior, ahora parece estar bajo control"
"Estoy seguro que la Sra. Kaklis está haciendo un buen trabajo, Sr. Greene, pero por lo
general es la opinión del tribunal que los niños deben estar con sus familias ¿Por qué no
estamos haciendo ese esfuerzo aquí?"
"Ese es mi segundo punto, su señoría. El estado de California tiene un archivo de la señora
Haney. Cuando ella era Karen Parker, el estado retiró a su hija mayor de su cuidado debido
a su negligencia, abuso de drogas, alcohol y actividad criminal y posteriormente sus
derechos de maternidad. Once años más tarde, después de confirmar abandono y continuo
uso de drogas, el estado retiró a su segunda hija, Kristy Parker, la madre de Andrés Parker,
y la colocó en hogares de acogidas. El Estado está convencido de que Karen Parker Haney
carece de las habilidades para criar y no se le puede confiar el cuidado de otro niño. Como
defensor de Andy, me inclino a estar de acuerdo"
El Juez Cruz frotó su barbilla y se volvió hacia Lafollette "¿Tiene una respuesta para eso?"
"La tenemos, Su Señoría" se puso de pie de inmediato y rodeo el podio "La Sra. Haney
admite que no estaba preparada para la maternidad hace años, que cayó en manos de
personas equivocada y tomó medidas desesperadas para apoyar un estilo de vida
lamentable. Pero esa no es la mujer que hoy está aquí pidiendo por su nieto. La Sra. Haney
ahora tiene un trabajo a tiempo completo con beneficios de jubilación en el Holiday Inn y
su esposo trabaja como ingeniero de saneamiento para la ciudad de Oakland, un trabajo que
incluye un seguro de salud para la familia. Ellos han vivido en la misma dirección durante
ocho años y tienen lazos con su comunidad. Si le place al tribunal, a ella le gustaría hablar"
Lily apenas podía creer que Karen Parker tuviese el valor de presentarse ante el juez y
proclamarse a sí misma como una tutora adecuada para un niño.
Karen tomó dócilmente su lugar detrás del podio y esperó mientras Lafollette bajó el
pequeño micrófono que le colocó en el frente. Cuando habló, su voz era temblorosa e

insegura "Estoy avergonzada de mi vida pasada, Juez. No tengo ninguna excusa por ser la
horrible madre que fui. Amaba a mis niñas...a las dos. No sabía cómo cuidar de ellas. Si
hay algo en mi vida de lo que me arrepiento, es de haberlas defraudado" su labio inferior
temblaba "No puedo cambiar eso, pero puedo asegurarle que he cambiado mi vida. Busqué
a Kristy cuando me enteré que estaba en la calle y traté de hacer que regresara a casa
conmigo, pero ella no quiso. Creo que terminó allí porque el sistema de hogares de acogida
falló. No puedo dejar que eso le pase a Andrés, así como le pasó ella. Sé que no merezco
una oportunidad con mi nieto, pero he aprendido mi lección. Por favor, deme esto, Su
Señoría. Nunca se arrepentirá"
Lily hizo todo lo posible para no maldecir en voz alta y escupir en el suelo. Aparte de su
admisión de que había sido una madre horrible, no había habido ni una sola palabra cierta
en todo lo que Karen Parker había dicho.
Tom se puso de pie nuevamente "Respetuosamente, Su Señoría, el estado de California
siempre tendrá dudas en cuanto a aprobar a Karen Parker como una madre adoptiva. De
hecho, por el beneficio de Andy, tengo la intención de desafiar su petición de adopción. La
ubicación de Andrés con la Sra. Kaklis está demostrando ser el mejor arreglo de vida
posible y en sólo dos semanas, él ha avanzado más de lo que nunca se ha documentado"
Cruz juntó las manos y miró hacia abajo desde su posición, señalando con el dedo a John
"Usted representa al Estado en esto ¿verdad?"
John se levantó bruscamente "Sí, señor"
"¿Cuánto tiempo planea dejar a Andrés en esta ubicación?"
"No estamos seguros, Su Señoría"
Miró más allá de Tom e hizo contacto visual con Lily "Sra Kaklis ¿tiene planes para
adoptar a este niño?"
Lily tragó saliva y miró desesperadamente a John, sabiendo muy bien que él no podría
salvarla de contestar.

"No por el momento, su señoría"
Cerró la carpeta, al parecer había tomado su decisión "Me parece que Andrés Parker
necesita un hogar. Me gustaría que el estado me demostrara lo que está haciendo para
facilitar eso y también voy a pedir una evaluación completa de la señora Haney para
determinar su idoneidad como una ubicación permanente. Y señor Moss…" señaló con el
dedo a John "…espero una evaluación objetiva"
"Su Señoría ¿si me lo permite?" Lafollette se puso de pie "Nos gustaría solicitar que la
corte considere la ubicación actual y los derechos de visita. Tomando en cuenta su horario
de trabajo y sus ingresos modestos, la Sra. Haney no puede viajar a los Ángeles con el fin
de llegar a conocer a su nieto. Pedimos que el Estado encuentre una colocación temporal
aquí en el área de la bahía"
El estómago de Lily cayó en un vacío cuando Cruz empezó a asentir "Me parece curioso
que este niño haya sido ubicado en La- La Land (una manera de referirse a los Ángeles)
¿Por qué fue eso, Sr. Moss?"
"Puedo responder a eso" se sorprendió al encontrarse a sí misma sobre sus pies y hablando
"Andy se queda con nosotros porque soy su tía...la hermana de Kristy Parker" podía sentir
los ojos de Karen Parker sobre ella, pero ella se negó a mirarla a los ojos "Soy la primera
hija, Lilian. Me enteré de Andy cuando Kristy murió y llamé al Sr. Moss. Cuando él dijo
que Karen Parker había solicitado la custodia, sabía que no podía dejar que eso sucediera"
El silencio que siguió duró sólo unos segundos, pero el aire crujía en suspenso.
"Ya veo"
Lily podía sentir que su rostro ardía mientras mantenía su mirada con firmeza sobre el juez.
"¿Y no está buscando la custodia?"
"No por el momento, pero estamos abiertos a la posibilidad si Andy continúa ajustándose
bien"

Él la sorprendió con una pequeña sonrisa "Yo diría que eso cambia un poco el campo de
juego ¿Cuánto tiempo cree usted que va a pasar antes de saber si se está ajustado bien o
no?"
"Es difícil de decir"
"¿Un mes? ¿Un año?"
"No lo sé, Su Señoría. Hay otros factores, pero le prometo que el bienestar de Andy es
nuestra principal prioridad"
"Otros factores" Él asintió con la cabeza lentamente "La Sra. Haney le está ofreciendo un
hogar permanente ¿No es eso lo que quiere para él?"
"No con ella. Quiero que tenga algo mejor que eso. Andy necesita un hogar como el que yo
tuve la suerte de encontrar. Cuando tenía siete años, fui adoptada por una madre
amorosa…alguien cariñoso que sabía lo que significaba ser una buena madre. Si no hubiese
sido por ella, podría haber terminado como Kristy. Me comprometo a mantener a Andy
sano y seguro hasta que le podemos encontrar una casa así, ya sea conmigo o con alguien
más, pero no con Karen Parker. La única razón por la que ella lo quiere es para que su
abogado puede demandar a la ciudad por…"
El Juez Cruz le interrumpió con un golpe de su mazo "Este tribunal está preocupado por el
bienestar de Andrés Parker. Otros asuntos pertenecen a otros tribunales"
Lily había pasado suficiente tiempo en frente de un juez para reconocer un tono de regaño
cuando escuchaba uno. Los jueces rara vez apreciaban los consejos.
"Muy bien, no voy a permitir que este pequeño vague con el viento mientras el Estado
descubre lo que quiere hacer con él. Los quiero a todos aquí nuevamente la mañana del
viernes. Lo intentaremos nuevamente con todas las piezas del rompecabezas. Espero ver un
informe sobre la casa de la señora Haney y quiero una respuesta de la Sra. Kaklis acerca de
lo que tiene en mente para este niño y cuándo" golpeó con su martillo y salió a sus
aposentos.

"¿Lily?" los ojos de Karen estaban muy abiertos y su mano cubría su boca abierta "No
puedo creer que seas tú"
Lily la miró fríamente y dijo "Aquí hay algo que puedes creer. Si alguna vez llegas a
obtener la custodia de Andy Parker, será sobre mi cadáver" se giró y salió de la sala de
audiencias, relajándose sólo cuando las puertas del ascensor se cerraron y sellaron su
escape.

Capítulo 10
Cuando Anna vió que era Lily en el teléfono, había esperado escuchar que su avión había
aterrizado nuevamente en LA. En lugar de ello, se encontró suprimiendo un gemido
mientras giraba en su silla del escritorio.
"Lo siento mucho, Anna. Por favor, no te enojes"
Enojo no era la palabra que Anna usaría. Más bien impotente "¿Qué tienes que hacer
mañana?"
"Voy a ir con John a una reunión con la agencia de adopción. Tenemos que regresar a la
corte el viernes y demostrar que hay muchas mejores opciones que Karen Parker"
Se sorprendió al escuchar a Lily mencionar la agencia de adopción. Aunque su acuerdo de
hacer lo que fuese necesario había sido poco entusiasta, esperaba que Lily siguiera
adelante. Tal vez luego de pensarlo bien, Lily se había dado cuenta por sí misma que Andy
podría estar mejor en otro lugar "¿Y el jueves?"
"Tom me pidió que trabajara con él para armar un buen caso en contra de ubicarlo con
Karen. He hecho este tipo de cosas un millón de veces. Si puedo conseguir que la corte me
nombre su tutor, aunque sea temporal, Karen Parker va a desaparecer"
Anna estaba completamente confundida acerca de lo que Lily quería "No lo entiendo ¿Cuál
es el punto de la tutela si Andy se encuentran en vía de adopción?"
"Simplemente me da más influencia. Y le enviaría un mensaje a Karen y a su abogado
canalla para que desaparezcan" su voz se llenaba de desprecio cada vez que mencionaba a
Karen "¿Podrías encargarte tres días más, Anna?"
"Por supuesto " Anna miró el reloj "Supongo que será mejor que vaya a recogerlo"
Hizo arreglos para llamarla más tarde y salió. De camino a casa de sus padres, llamó por
teléfono a Martine y le pidió que tuviese listo a Andy. Tan pronto como entró por el portón,
la puerta principal se abrió y él salió con su padre.

"¿Qué haces en casa, papá? ¿No tienes un concesionario Volkswagen que dirigir?"
"No cuando tengo una mejor oferta. Martine me llamó y me dijo que mi compañero de
juegos estaba aquí, así que empaqué y regrese a casa antes de tiempo"
Anna rió entre dientes. Le encantaba la forma en que su padre adoraba a Jonah y no se
sorprendía al ver que hacía lo mismo con Andy "¿Por qué tengo la sensación de que
extrañas tener un hijo?"
"Tonterías. Tú me has dado todo lo que siempre quise, incluso una nuera"
"Muy gracioso" abrió la puerta del pasajero y sostuvo el cinturón de seguridad "¿Estás listo
para irte, Andy?"
Él se encaminó hacia el coche, pero se volteó cuando George le llamó. Luego se apresuró
en regresar para recibir un fuerte abrazo.
Anna sintió una oleada de celos ¿Qué había en ella que no le gustaba a Andy? Había hecho
todo lo que podía pensar para que él se sintiera seguro y cuidado, pero no le había
demostrado ni un mínimo afecto.
De camino a casa, tuvieron una pequeña charla, preguntándole lo que había hecho en el
preescolar y lo que había jugado con su padre. Sus respuestas fueron cortas, casi hoscas,
una marcada disminución de los avances que pensaba habían hecho la noche anterior en la
bañera. Cuando su estado de ánimo continuó durante la cena, no pudo soportarlo más.
"Andy ¿qué pasa?"
La pregunta hizo que sus ojos se llenaran de lágrimas.
"¿Estás molesto porque Lily no regresó a casa?"
Él asintió con la cabeza.
Genial, pensó ella. La única cosa que no podía hacer nada al respecto "¿Quieres hablar con
ella por teléfono?"

Lo único que logró fue un encogimiento de hombros.
"Ella regresará a casa en pocos días, Andy. Podemos pasarla bien, tú y yo ¿no estaría
bien?"
"Pero dijiste que nadaríamos cuando Lily regresara a casa"
Anna pensó en su conversación de la noche anterior y se dió cuenta de cuál era la verdadera
razón por la que estaba decepcionado "Tendremos que hacerlo sin ella ¿de acuerdo?" su
recompensa fue su primera sonrisa del día.
Durante treinta minutos llevó a Andy de un lado al otro de la piscina, terminando con un
baño en el spa. A él parecía encantarle el agua arremolinada de los chorros.
"Esto es como un baño de burbujas" dijo él.
"No del todo, porque no tiene jabón" se inclinó y apagó los chorros, lo que provocó que las
burbujas se detuvieran inmediatamente "¿Ves? Si apago los chorros, las burbujas
desaparecen. El jabón hace que las burbujas permanezcan"
Él salió de la bañera para mirar por debajo de la maleza hacia las palancas que controlaban
el calentador y los chorros. Mientras los estudiaba, comenzó a temblar por el aire fresco de
la noche.
"Entremos, Andy. Es hora de tu baño real"
Cuando terminaron el ritual, el teléfono sonó.
"Busca tu pijama y escoge un libro. Ya regreso" tomó la llamada en el dormitorio principal.
Como era de esperar, era Lily "Acabamos de regresar. Le prometí a Andy que iríamos a
nadar esta noche, así que lo hicimos después de comer"
"¿Qué preparaste para la cena?"

"No quieres saberlo" la falta de destreza de Anna en la cocina era una broma para todo el
mundo "Tuve el buen sentido de recoger una pizza en Mulberry Street. A alguien le encanta
el pepperoni"
"Una buena elección"
Anna escuchó mientras Lily resumió su día en la corte "Karen Parker es una farsante. Casi
le pregunté cuánto iba a recibir si se quedaba con Andy"
"No puedo creer que algún juez en el país se le ocurra dejar que adopte a un niño"
"Pero está tan arrepentida por todo, Anna" dijo Lily, su voz llena de sarcasmo "Ella le
presentó al juez este gran trabajo de nieve sobre cómo trató de ayudar a Kristy, e incluso
culpó al sistema de cuidado de crianza por el resultado de Kristy. Y tienes que escuchar
esto. Ella quiere ser quien le evite a Andy una vida así"
"¿Dijo todo eso con una cara seria?" Anna sacudió la cabeza con incredulidad mientras Lily
le hablaba de la orden del juez para que la casa de Karen Parker fuese evaluada así como
fue evaluada la de ellas antes de que Andy fuese ubicado con ellas "¿Es en serio?"
"Estoy segura que este juez quiere ver a Andy adoptado. Creo que todos los jueces lo
hacen, porque de lo contrario estos niños seguirían llegando nuevamente a su sala de
audiencias. Pero te puedo decir que él no quiere que sea Karen. Creo que él quiere que…"
"…seamos nosotras" Anna se sorprendió por la calma con la que pronunció las palabras.
"Sí" dijo Lily en voz baja "Pero no he dicho que sí. Le dije que estábamos esperando para
ver cómo Andy se adaptaba"
Anna casi se rió. Andy no era por quien estaban esperando "¿Estamos esperando?"
"Anna, sabes que no puedo hacer esto si tienes dudas al respecto. Tienes que decirme cómo
te sientes"
Como su ansiedad aumentaba, Anna se paseó por la habitación "¿En serio?"

"Por supuesto"
"Me asusta terriblemente, Lily. Apenas puedo lograr que Andy me hable. Quiero que sea
feliz tanto como tú, pero no creo que él esté contento conmigo"
"Eso no es cierto. Sólo que no ha llegado a conocerte tan bien porque he estado allí.
Apuesto a que le gustas más desde que me fui"
"No estoy tan segura de eso. No sé qué hice mal, pero a veces pienso que me tiene miedo"
"Tiene miedo de todo. No entiendes como son las cosas para niños como él. Ellos se
apegan a la gente y luego el sistema los aparta y caen en otra parte. Así que aprenden a
refrenarse un poco. Eso no quiere decir que él no aprenda a quererte si se queda con
nosotras"
No había duda de la súplica de Lily "Si esto es algo que necesitas, sabes que te apoyo"
"Anna, nunca te obligaría a esto. Andy es una persona, no un perrito callejero"
"No me estás obligando. Estoy haciendo una elección. Estoy siendo honesta contigo, pero
también tienes que ser honesta conmigo" recordó a Andy en la otra habitación "Pero ahora
no. Tengo que ir a leerle a Andy una historia y lograr que se duerma. Es tan difícil de
despertar en las mañanas como su tía"
Lily rió y Anna sintió como algo de la tensión se disipaba "Te amo, Anna"
Anna ya sabía que Lily no abandonaría a Andy con su abuela. Tampoco lo haría ella,
aunque se dió cuenta que tenía más que ver por su amor por Lily, que por su preocupación
por Andy. Nunca podría vivir consigo misma si le negaba algo a Lily y eso le causaba dolor
"Estamos casadas Lily y eso es para siempre, sin importar qué. Haremos lo correcto"
Regresó a la habitación de Andy encontrándolo en la cama con un libro. Chester estaba
acurrucado a sus pies "¿Te gusta dormir con Chester?"
Él se estiró para acariciar la cabeza del perro "Me gusta Chester"

"Yo diría que a él también le gustas" Anna tenía que admitir que el hecho de que Chester
durmiera con alguien más además de ella y de Lily tenía un gran atractivo.

Era probable que Anna estuviese imaginando cosas, pero Andy parecía más feliz que de
costumbre esta mañana. Atribuía este avance al tiempo que había pasado con él en la
piscina y que les había dado la oportunidad de relajarse y de disfrutar el uno del otro.
Quizás Lily tenía razón acerca de que ellos podrían acercarse a medida que pasaran más
tiempo a solas.
"Conseguí el cereal que te gusta" dijo ella mientras entraban en la cocina, los dos vestidos y
listos para su día "¿Quieres jugo de naranja o jugo de manzana?"
"¡Manzana!" cantó él.
"Vaya, alguien está de buen humor esta mañana ¿Por qué estás tan…?" Anna se congeló en
seco cuando se volteó mirando más allá de la ventana hacia la impresionante vista en el
patio trasero. Una montaña blanca llenaba su visión "¿Qué coñ…?" bruscamente tapo su
boca con una mano para impedir que saliera la mala palabra. Abrió el cerrojo superior de la
puerta y se dirigió hacia el patio, el sonriente niño de cuatro años estaba justo detrás de ella.
Podía escuchar la bomba del jacuzzi y las ruedas dieron vueltas en su cabeza mientras
recordaba claramente que la había apagado la noche anterior.
"Quédate aquí, Andy. No te muevas" la espesa nube de burbujas sobrepasaba sus rodillas y
se le hacía imposible ver dónde pisaba. Avanzó cuidadosamente a través de la masa
húmeda en dirección al jacuzzi, con cuidado de no acercarse demasiado a la orilla de la
piscina. Nunca en su vida había visto tal desastre. Tendría que llamar al servicio de piscinas
para que la limpiara y averiguara que lo había causado.

Afortunadamente, los controles del jacuzzi estaban situados por debajo de los arbustos, por
lo que fue sencillo localizarlos. Buscó a tientas la palanca de encendido y apagado y lo
accionó, apagando efectivamente la máquina de burbujas.
Poniéndose de pie lentamente, miró desde la masa hacia la casa, donde Andy todavía
sonreía emocionado. Probablemente pensaba que parecía un baño de burbujas gigantes y
tenía razón.
Una sensación de aprensión se apoderó de ella cuando su pie tropezó con algo...algo que
sonaba siniestramente como una jarra de plástico desparramada por todo el hormigón.
Siguió el sonido y recogió la razón de todo este lío…un recipiente vacío del baño de
burbujas "Oh, Dios mío"
Andy estaba prácticamente saltando de arriba a abajo con alegría.
"¿Andy? ¿Vertiste el baño de espuma en el jacuzzi?"
Él asintió con la cabeza, frotándose las palmas de las manos con entusiasmo "Ahora
podemos tomar un baño en la piscina"
Al menos eso respondía la pregunta del por qué. Ahora había que responder el cómo y el
cuándo. Alguien iba a ser castigado...tan pronto como descubriera la mejor manera de
hacerlo sin perder los escasos avances que había logrado los últimos dos días.
"Calma, calma" dijo ella en voz baja mientras caminaba acercándose hacia donde él
esperaba.
Su ceño debió haber enviado una advertencia ya que su rostro se ensombreció y sus ojos se
agrandaron con aparente miedo.
De repente, su pie resbaló por el borde de la cubierta de la piscina y su tobillo se raspó con
el costado de la piscina al caer de cabeza en la parte más profunda. Estaba oscuro debajo de
la superficie, pero encontró la escalera y nadó hacia ella. Cuando salió, un Andy claramente
aterrorizado giró y corrió hacia el interior de la casa.

Mientras cojeaba hacia la casa quitándole peso al tobillo que estaba sangrando, captó su
reflejo en la puerta de vidrio de cuerpo entero. La espuma se aferraba a su traje de pantalón
y a su cabello. Podría haber sido divertido si hubiese sido otra persona.
Entró en la puerta de la cocina y se quitó los zapatos mojados, zapatillas italianas de
doscientos dólares "¡Andy!"
Él se había desvanecido.
Anna comenzó a subir las escaleras, todavía sin tener en claro qué pasaría cuando lo
encontrara. Con cada paso, se preguntaba qué haría Lily.
"¿Andy? ¿Dónde estás?" su primera parada fue en el piso de arriba en el baño principal,
quitándose su ropa empapada, se puso la bata y se ató el cabello a una toalla. Luego, utilizó
un toallita húmeda para detener el sangrado de su tobillo, pero solo funcionaba cuando lo
sostenía en su lugar y necesitaba encontrar a Andy.
Cuando entró a su habitación, casi se rió de la vista. Su pie salía por debajo de la cama y
Chester yacía junto a él, golpeando su cola frenéticamente por el juego del escondite. Anna
se sentó en la cama opuesta y presionó la toallita nuevamente sobre su tobillo.
"Andy, puedo ver que estás debajo de la cama ¿Podrías salir?"
Podía escuchar los sollozos de su aparente llanto, pero no salió. En cambio, el pie que
sobresalía desapareció centímetro a centímetro. Obviamente, su joven mente no procesaba
que ella todavía sabía que él seguía allí.
"Vamos, Andy. Tenemos que tener una charla. Te prometo que no voy a enojarme, cariño.
Sal de ahí"
Su respuesta fue mayormente incomprensible cuando salió de debajo de la cama llorando,
pero Anna escuchó claramente sus palabras: "golpear el trasero"
"Andy, nadie va a golpear tu trasero. Nosotras no hacemos eso. Ahora siéntate en tu cama.
Tenemos que hablar"

Sus lágrimas demostraban que él ya lo sentía, así que no tendría ninguna utilidad
extenderse en ese punto "El baño de burbujas es para la bañera, no para afuera ¿Lo
entiendes?"
Él asintió solemnemente, aparentemente preocupado por la visión de su tobillo raspado.
"¿Cuándo hiciste eso?"
"En la noche" su voz era tan baja que apenas podía escucharlo.
"¿Cuando estaba dormida?"
Él negó con la cabeza "Cuando hablabas por teléfono"
Así que volvió a salir después de su baño. Era un milagro que la montaña no estuviese más
alta que la casa.
"Andy ¿cómo saliste? La puerta estaba cerrada ¿Te subiste a algo y la desbloqueaste?"
Ella sabía que le gustaba subirse a las cosas.
Una vez más, él negó con la cabeza "A través del agujero de Chester"
Anna levantó la mano hacia su rostro inmediatamente para ocultar su repentina sonrisa.
Esto era un asunto serio. Ningún niño debería estar solo en una piscina, nunca.
"Estoy un poco molesta contigo en este momento" tenía que dejarlo en claro, pero no a
costa de romperle el corazón "¿Sabes por qué?"
"¿Porque puse las burbujas en la piscina?"
"Eso estuvo mal, pero no lo sabías, así que no fue tu culpa. La razón por la que estoy
molesta es porque Lily y yo te dijimos que nunca debías ir a la piscina por tu cuenta
¿Recuerdas eso?"
"Pero no me metí en el agua"

"Eso no importa. No dijimos que no entraras en el agua. Dijimos que no fueras a la piscina
solo ¿no es así?"
"Supongo que sí"
"Y la razón por la que te dijimos que no, es porque eres demasiado pequeño para estar allí
solo ¿Y si por accidente te hubieses caído en la piscina y no hubiese nadie allí para
ayudarte? Cualquiera puede tener un accidente, Andy. Incluso yo lo tuve hoy"
"Lo siento"
"No queremos que te pase nada, porque nos importas mucho. Te extrañaríamos si no
estuvieses aquí y estaríamos muy tristes si te lastimaras"
"¿Vas a decirle a Lily?"
Esa reacción de preocupación porque Lily se enterara no debió haberle sorprendido, pero
no obstante fue decepcionante "Tengo que decirle, Andy. Es bastante serio. Ella estará
preocupada porque algo podría haberte pasado"
Su labio inferior sobresalió.
"Ahora vamos a desayunar. Llegarás un poco tarde a la escuela porque tengo que vestirme
nuevamente"
Él bajó su cabeza avergonzado mientras caminaba detrás de ella.
Anna no podía dejar que se preocupara todo el día. Se agachó y lo tomó por los hombros
"Andy, todo estará bien" tocó su mejilla, esperando que eso pudiese animarlo "Me alegra
que no tuvieras un accidente y espero que no vayas a la piscina solo nunca más"
Él negó con la cabeza.
Ella sonrió "Bien. Eso es todo lo que importa" eso y conseguir el personal de la piscina para
que limpie el desorden.

John Moss sostuvo la puerta para Lily mientras salían de las oficinas de Servicios de
Adopción de St. Mary "¿Qué te pareció?" preguntó él.
Ella se encogió de hombros "Siempre me preocupo un poco cuando las familias dicen que
podrían tomar un niño de cuatro años pero que prefieren un bebé"
"Había unos pocos que esperaban un niño mayor"
"Sí, pero esos son los que quieren un compañero de juegos para su otro hijo ¿Qué sucede si
los niños no se llevan bien? Creo que la mayoría de las personas favorecen a sus hijos
biológicos en esos casos y no me gustaría que Andy se sienta como el segundo mejor"
"Acéptalo, Lily. Sólo hay un hogar que es el mejor para Andy y es el tuyo"
Ella trató de reprimir una sonrisa, pero no pudo "Creo que Anna podría estar cediendo"
"¿En serio?" llegaron a su coche y él galantemente abrió la puerta "¿Vas a decirle eso al
juez el viernes?"
"Si es necesario, pero espero que no...al menos no el viernes"
"Lo que dices no tiene sentido ¿Por qué no seguir adelante y poner las cartas sobre la
mesa?"
Lily normalmente no era de las que hablaban de sus cosas personales con personas que
apenas conocía, pero sentía una afinidad con John "Déjame ponerlo de esta manera.
Supongamos que encontramos a una familia adoptiva donde la esposa realmente quiere a
Andy, pero el marido no está muy entusiasmado con la idea. Digamos que sólo va con la
idea para hacer feliz a su esposa. No me gustaría a Andy en un hogar así"
"¿Eso es lo que pasa con Anna?"
"Creo que ahí es donde está ahora. En su corazón, preferiría que encontrara la casa perfecta
para él en otro lugar, pero está preocupada que me resienta contra ella más adelante por no

quererlo realmente" a medida que ponía sus preocupaciones en palabras, recordó su
promesa a Anna de ser honestas acerca de sus deseos y se comprometió a tener esta misma
conversación con ella más tarde "Una parte de mí quiere tomar ventaja de eso, pero no
quiero que ella mire hacia atrás más adelante y lo resienta de mí. Si puedo comprarle a
Andy un poco más de tiempo, ellos tendrán la oportunidad de relacionarse un poco más"
"¿Cómo les está yendo esta semana?"
"Creo que el jurado sigue discutiendo al respecto. Recibí un mensaje de ella esta mañana
que no iba a creer lo que él había hecho, que me reiría hasta orinarme. Eso suena como que
se están divirtiendo"
"Sí, así parece" él se detuvo frente a su hotel "Sé que ya sabes esto, pero creo que al juez
Cruz le gustaría mucho ubicar a Andy contigo y con Anna. Sólo espero que él no sienta
que Karen Parker es su única opción"
"Créeme, si llegamos a eso, voy a hablar"
"Lo sé, pero él tiene que saber que lo dices en serio. Si esperas hasta el último minuto, se
dará cuenta"
Él estaba en lo cierto, lo sabía. Era arriesgado dejar esto como una carta de triunfo para
jugarla sólo en caso de que el juez pareciera dispuesto a trasladar a Andy lejos de su hogar.
Pero tenía que asegurarse de que Anna estaba realmente a bordo.

Anna se sentó en la mecedora y colocó a Andy en su regazo. Había saltado su baño esta
noche, optando por lavarlo rápidamente con un paño para que pudiera ponerse su pijama y
para que tratara de relajarse. Su tos había comenzado poco después de la cena como un
simple cosquilleo en la garganta. Sin embargo, había empeorado mientras jugaba en el
suelo con sus coches, hasta el punto de no poder respirar con facilidad.

"¿Te sientes mejor?" lo acunó lentamente y acarició el flequillo de su frente. Lily le había
dicho que el balanceo ayudaba a calmarlo y lo hacía dormir, especialmente con las luces
apagadas en la habitación. Como último recurso, Anna podría darle la medicina, pero tenía
un efecto estimulante, lo que haría más difícil que él conciliara el sueño.
Él se inclinó hacia delante y volvió a toser. Cuando se recostó contra su pecho, sus dedos se
posaron en su mano izquierda, donde trazó el tejido de su anillo de boda "Es como el de
Lily"
"Shhh... eso es correcto. Trata de dormir"
Él acarició su anillo durante varios minutos antes de que su mano se quedara inmóvil.
Anna se esforzó por escuchar si él jadeaba, pero el ruido en su pecho había desaparecido.
Muy lentamente, lo acunó en sus brazos y lo llevó a la cama, que ya estaba preparada. Él
apenas se movió cuando ella lo acostó y lo cubrió con la manta hasta su pecho.
Chester saltó a los pies de la cama y se acurrucó en su nuevo lugar.
Esperó junto a la cama para asegurarse de que Andy estuviese realmente dormido y después
de varios minutos salió de puntillas. Que se enfermara bajo su cuidado había sido su peor
pesadilla, pero al menos Andy había respondido a ella cuando lo necesitó, lo que le
permitió consolarlo. Eso no quería decir que no estaba preparada para el regreso de Lily a
casa y que tomara el relevo.
Cayó en la silla de su dormitorio y se quitó los zapatos. Lily estaba esperando su llamada,
pero Anna primero tenía que ordenar sus pensamientos para que pudiesen terminar la
conversación que habían comenzado la noche anterior ¿Estaría dispuesta a asumir la
responsabilidad de la crianza de un niño? Había dicho que la idea le aterrorizaba, pero
ayudar a Andy con su ataque de asma le había dado la confianza y el impulso que tanto
necesitaba. Así que si sacaba ese problema de la mesa…ya que ella podría aprender a ser
una buena madre…los otros problemas serían menos intimidantes.
Claro, estaba preocupada de que esto pudiese distorsionar sus vidas, tener a Andy alrededor
les quitaría privacidad y la libertad de hacer otras cosas así por así. Pero no tendría que

significar que nunca estarían solas otra vez y ella y Lily podrían encontrar la manera de
adaptarse.
Su otra preocupación era que pudiese sentirse excluida de la unión que Lily y Andy
pudiesen crear el uno con el otro, pero eso tampoco tenía que ocurrir, no si ella se esforzaba
en seguir participando. Era el pináculo de la inmadurez estar celosa de un niño de cuatro
años de edad.
En conclusión, la suma de todas sus dudas era pequeña en comparación con la necesidad de
Lily de tener a Andy en su vida. Tomando en cuenta todo lo que Lily había perdido y todo
lo que había superado, merecía tener esto. Anna no sería capaz de vivir consigo misma si
le decía que no.
Llamó a Lily y controló sus nervios para hacer la segunda decisión más importante de su
vida, además de pedirle a Lily que se casara con ella "Hola, cariño"

Lily contemplaba la ciudad desde la oficina de Tom Greene en el noveno piso en Hyde
Street "Realmente aprecio el espacio de trabajo"
"No hay problema" dijo él levantando la vista de su escritorio "Tú y tu esposa sólo me
ahorraron unos dos días de trabajo"
"Eso está por verse. Nunca soñé en un millón de años que la casa de Karen Parker pudiese
pasar una evaluación del condado"
"Yo tampoco, pero su abogado probablemente le ayudó a poner en orden las cosas"
Ella había pasado la mañana elaborando la solicitud de adopción. Anna había enviado por
fax su firma en los formularios preliminares después de llamar ayer por la noche para
decirle que estaba dispuesta a adoptar a Andy como su hijo. Dijo que entendía lo que

estaba en juego y que no le importaba nada más que darle a Andy la misma oportunidad
que Lily había tenido con Eleanor Stewart.
En un mundo perfecto, comprometerse a formar una familia habría sido una proclamación
llena de júbilo. Al contrario, Anna había hecho una resolución solemne, lo que indicaba que
había estudiado las cosas una y otra vez en su cabeza y había concluido que lo que ella
pensaba era lo correcto. No era exactamente lo que Lily había esperado, pero tendría que
conformarse con eso.
Apenas había dormido la noche anterior, luchando entre la emoción por Andy y la culpa
por tomar ventaja de la bondad de Anna. Anna le había dado tanto durante sus pocos años
juntas y había pedido tan poco a cambio. No era justo poner esto sobre ella, pero Lily no
tenía elección. No se trataba sólo de apartar al niño de Karen Parker. Se trataba de Andy y
el enorme vacío que sentiría si lo perdía.
Recogió los papeles y los guardó en su maletín "Creo que iré a presentar esto en la corte"
"Puedo hacer que uno de nuestros asistentes legales se encargue de eso si quieres"
"No, está bien" Lily tenía otra misión en mente, algo que había estado en el fondo de su
mente desde que supo acerca de su hermana.
En el exterior, se ciñó el impermeable y abrió su paraguas. Las personas en Nordstrom ya
conocían su nombre a estas alturas, después de haber comprado tres trajes y accesorios, un
par de zapatos, un impermeable y lencería variada.
Lily caminó dos cuadras hacia la corte y presentó los documentos al tribunal general de
Familia para que el Juez Cruz tuviese la oportunidad de revisarlo antes de que volvieran a
reunirse al día siguiente.
Luego entró en la oficina del secretario de la Corte y llenó una solicitud de información.
Después de esperar diez minutos, el empleado regresó con un sobre "Aquí tiene. Esta es la
mujer que fue asesinada por la policía ¿no?"

Lily asintió y tomó el certificado de defunción de Kristy y lo guardó en su maletín. Sólo
cuando llegó al solitario refugio de la parada de autobús se atrevió a abrirlo. Una oleada de
tristeza le cubrió cuando se dió cuenta que esto era todo lo que sabría de su hermana.
Al igual que Lily, Kristy había nacido en Oakland, su padre desconocido. Su última
dirección conocida era un refugio en el distrito de Tenderloin. Causa de muerte:
GSW...herida de bala. Lily se estremeció ante la brutalidad. Como si vivir en la calle no
fuese lo suficientemente difícil. No era extraño que los defensores de las personas sin hogar
se indignaran. Las historias de los periódicos decían que el atracador la había agarrado
mientras buscaba a través de un cubo de basura cerca de la entrada del banco. Cuando él
blandió una pistola, la policía abrió fuego matándolos a ambos, a Kristy y al ladrón. Una
vida miserable...y una muerte trágica.
En la esquina inferior izquierda estaba el nombre de la funeraria que había manejado su
entierro en el cementerio de Oakland. ¿Por qué Kristy había sido enterrada si era indigente?
Las personas sin hogar eran cremados, a menos que…por supuesto. James Lafollette
probablemente había dispuesto que su cliente "doliente" pudiese reclamar el cuerpo de su
hija para un entierro apropiado. Eso hacía más fuerte su caso contra de la ciudad.

Anna colgó el teléfono y gruñó cuando agarró las llaves del coche de su escritorio. Su
madre le había llamado para decirle que se le había roto una corona y necesitaba hacer un
viaje de emergencia al dentista. Eso significaba que Anna tenía que recoger a Andy en su
preescolar y traerlo de regreso a la agencia para pasar con ella la tarde. Tenía previsto
reunirse con el vicepresidente de recursos humanos de Premier, quien venía desde la oficina
en Palm Springs. Era demasiado tarde para posponerlo, así que debía estar allí en menos de
una hora.
"Regresaré en un par de minutos" dijo a Carmen, su recepcionista.

Andy estaba claramente sorprendido de verla en la puerta de su preescolar. De hecho, no
parecía particularmente feliz por eso.
"Tienes que venir hoy conmigo, Andy. Martine tenía que ir a alguna parte, así que
pasaremos el resto del día en mi oficina" le tomó la mano y lo llevó a su Z8, que tenía el
asiento de seguridad en el lado del pasajero "¿Quieres una hamburguesa para el almuerzo?"
Su rostro se iluminó "Y patatas fritas"
Ella sonrió y negó con la cabeza. Daba miedo lo mucho que se parecía a Lily. Se detuvo en
el carril de autoservicio de hamburguesas en Wilshire Boulevard "¿Qué quieres tomar?"
"Un batido de chocolate"
Lily sin duda lo había entrenado bien. Ordenó su combo y un sándwich de queso a la
plancha para ella y se dirigió a la ventanilla. Ya se sentía mal por Andy, que tendría una
tarde larga y aburrida.
"Aquí está nuestro almuerzo" puso la bolsa del pedido en el suelo bajo sus pies "¿Debo
poner el batido en el portavasos o puedes sostenerlo?"
"Yo puedo sostenerlo" dijo alegremente, lamiéndose los labios en anticipación.
"Está bien, pero usa ambas manos y ten mucho cuidado" lo último que quería era que un
batido viscoso cubriera su coche clásico. Afortunadamente, sólo estaban a pocas cuadras de
la concesionaria.
Se metió en el tráfico, viendo a Andy por la esquina de su ojo. Él estaba agarrando el batido
con fuerza, pero inclinándose hacia el soporte de vasos como si hubiese cambiado de
opinión sobre sostenerlo.
"Espera, Andy. Déjame"
"¡Uh-oh!"

Fue demasiado tarde para detener la catástrofe. La bebida se resbaló de sus manos,
cubriendo toda la consola con el batido de chocolate congelado y entre los asientos.
También cubrió la palanca de cambios y el panel de instrumentos del sistema de sonido.
"Uh-oh es correcto" un niño de cuatro años sosteniendo un batido de chocolate en un coche
deportivo de cien mil dólares ¿Cuán estúpida podía ser? "Andy, te pedí que tuvieses
cuidado"
De repente empezó a llorar.
"¡No llores! Fue un accidente" mostrar su molestia sólo empeoraría las cosas, sobre todo si
eso producía un ataque de asma.
Él se calmó, pero estaba claro que estaba molesto.
Pasando de largo su puesto de estacionamiento cerca de la puerta lateral, condujo hacia la
parte trasera donde Javier y Rudy detallaban los coches Premier para llevarlos al comercio
"Hola, chicos. Tengo una emergencia aquí. Necesito limpiar esto antes que se manche"
"Nos pondremos en eso"
Ayudó a Andy con su cinturón de seguridad y le entregó la bolsa pequeña con su almuerzo.
Entraron en la oficina a través de la puerta de atrás y se detuvieron en las máquinas
expendedoras "Te daré un refresco por ahora, Andy. Tendrás otro batido más tarde ¿de
acuerdo? "
Había dejado de llorar, pero no estaba feliz por el giro que había tomado su tarde.
Ella lo llevó a la sala de conferencias, donde los otros se habían reunido para su reunión
"Siento llegar tarde"
"Hola, Andy. No sabía que también estarías en esta reunión" dijo Hal "Debí haber traído a
Jonah para que jugaras con él"
Andy sonrió tímidamente, aparentemente contento de ver un rostro familiar y amable.

"Mamá tuvo que ir al dentista esta tarde, así que Andy va a pasar el rato aquí y nos va a
ayudar con estas preguntas sobre beneficios" Anna lo colocó en una silla al otro extremo de
la mesa de conferencias y extendió su almuerzo "¿Vamos a empezar?"
Una hora

después, notó que Andy, frente a ella, estaba claramente aburrido. Había

terminado su almuerzo y no tenía absolutamente nada que hacer sino escuchar su discusión
sobre políticas de cobertura de salud y contratación.
"¿Me disculpan un momento?" ella tiró la basura en el bote junto a la puerta y tendió la
mano hacia él "Vamos. Veamos si podemos encontrar algo divertido que puedas hacer"
Bajaron las escaleras hasta la sala de prensa, donde los dos DVDs de ventas que había
comprado avanzaban de manera interminable "¿Quieres ver algunas películas sobre
coches?" sabía que los videos que promocionaban las características del BMW eran una
alternativa lamentable en comparación con la caricatura de perro que su madre le había
dicho le gustaba mirar por la tarde, pero tenían que ser mejor que las hojas de cálculo y los
números "Puedes verlos y aprender todo sobre los coches mientras termino mi reunión.
Entonces nos iremos y conseguiremos otro batido de camino a casa ¿de acuerdo?"
"Está bien" Andy se instaló en el respaldo del sofá de cuero, sus ojos ya fijos en la pantalla.
"Como su elegante diseño sugiere, el nuevo 760Li es una maravilla de la ingeniería. En el
interior, la cabina le invita a probar la emoción de un avance de seis litros, 4-30-8 caballos
de fuerza..."
Anna se detuvo ante el escritorio de la recepcionista "Sé que no debería pedirte esto y
prometo no volver a hacerlo nuevamente"
Carmen hizo un gesto con la mano hacia ella "Yo lo vigilo. Probablemente se quede
dormido"
"Gracias"
La reunión se prolongó, pero Anna hizo tiempo para bajar dos veces y ver cómo estaba
Andy. En ambas ocasiones, estaba prestando mucha atención a las películas de

demostración. Si alguien podía relacionarse con su absoluta fascinación por los coches, era
ella.

"Espere aquí, por favor" dijo Lily al chofer de la limusina. Había aprendido el truco de la
limusina de Anna…que los coches privados eran casi tan baratos como los taxis en los
viajes largos con tráfico pesado e infinitamente más cómodo.
El viaje a través del puente de la bahía hasta el cementerio había tomado casi una hora.
El cementerio Hillview no era el de Forest Lawn, pero estaba razonablemente bien cuidado.
Las lápidas eran de granito, lo que facilitaba las cosas para los dolientes y le daban al lugar
un aspecto uniforme.
Dentro de la oficina, un joven estaba sentado detrás de un escritorio. Apenas lo
suficientemente mayor como para afeitarse, estaba vestido con una camisa blanca y unos
pantalones negros y una corbata a rayas. Lily habría apostado a que Hillview era un
negocio familiar y este era el heredero.
"Buenas tardes. Me pregunto si puede ayudarme a encontrar una tumba. Estoy buscando a
Kristy Parker. Murió hace seis semanas"
Él asintió con la cabeza vigorosamente "Sí, Kristy Parker ¿Es usted familia?"
"Soy su hermana"
Él se giró hacia un archivador antiguo en la esquina y sacó una carpeta "Hmm"
Notó su mirada seria mientras hojeaba las páginas ¿Qué tan complicado podría ser señalarle
un lote?
"¿Por casualidad no viene…?" frotó su barbilla "¿…para realizar un pago?"

"¿Perdón?"
Bajó la carpeta y se movió nerviosamente de un pie al otro "Esto es realmente
desagradable. La mujer que nos contrató…una tal Karen Haney…realizó un pago inicial y
financió el resto. Pero de acuerdo a nuestros registros, faltó a su primer pago la semana
pasada"
Por supuesto que lo había hecho, pensó Lily. Karen Parker sólo conocía una manera de
salir del paso y era estafando a las personas "¿Qué pasa si no paga?"
"Desafortunadamente, no tendríamos más remedio que exhumar el cuerpo y hacer los
arreglos para la cremación. La urna podría ser…"
"¿Cuánto le debe?" Lily no necesita saber acerca del sistema de reciclaje del cementerio y
no permitiría otra ofensa en la dignidad de su hermana al ser exhumada por falta de un
pago.
"Uh...aquí dice que pagó la mitad, así que faltarían cinco mil doscientos. Se suponía que
tenía que hacer pagos de trescientos dólares al mes"
Lily le entregó su tarjeta de crédito "Haga el pago de aquí"
Parecía muy emocionada por conseguir el dinero y cuando terminó el papeleo, le acompañó
a una tumba en la esquina del cementerio, cerca de cobertizo del jardinero. Ya, el parche
rectangular en el césped mostraba signos de estar echando raíces en la tierra desigual.
Varias de las lápidas más cercanas tenían baldosas de hormigón, probablemente la opción
menos costosa.
"Quiero una lápida permanente, hecha de granito, que sea bonita y que tenga su nombre y
todas las fechas"
Él se fue para elaborar la orden y ella se comprometió a pagarlo al salir.
Lily se volvió hacia la tumba y respiró profundamente "Desearía haber podido conocerte,
Kristy. Mi madre y yo te hubiésemos ayudado a salir de esa vida que Karen Parker nos

dejó. Hubieses sido mi hermana pequeña" su garganta dolió por reprimir las lágrimas
"Quiero que sepas que tengo a Andy. Es precioso y te prometo que voy a amarlo como si
fuese mío. Él va a crecer y va a ir a la universidad. Tal vez incluso pueda ser un abogado
como yo"
La grava crujió detrás de ella mientras la limusina se detenía cerca.
"Siento que hayas tenido una vida tan dura, pero ahora puedes descansar. No voy a dejar
que Andy te olvide"

"Dale a Lily las buenas noches" dijo Anna tendiéndole la mano con el teléfono. Entonces le
dió un suave empujoncito hacia su habitación.
Andy ya estaba bañado y listo para la cama. Había perdido su siesta esta tarde y apenas era
capaz de sostener su cabeza.
"Se oye agotado" dijo Lily.
"Sí, lo estamos los dos. Fue un día largo" no le contó sobre el ataque de asma de Andy la
noche anterior para que Lily no se preocupara "Le voy a leer una historia e iremos a la
cama un poco más temprano esta noche"
"Te llamaré mañana después de la audiencia"
"Mejor aún, llámame desde LAX y dime que ya estás en casa" Anna devolvió el teléfono a
su soporte y volvió a entrar en la habitación de Andy "¿Quieres una historia esta noche o
sólo quieres ir a dormir?"
Él respondió sacando un libro de la estantería.
"Está bien, vamos meterte en la cama" Anna se deslizó a su lado y se apoyó en la
almohada.

Andy se acercó a su lado para poder ver las fotos. La historia comenzaba en un pequeño
pueblo, donde un niño pequeño...
No tenía idea de cuánto tiempo había dormido. Lo único que sabía era que su cuello estaba
rígido y adolorido por la manera como se había desplomado contra la cabecera. La luz de la
mesilla estaba encendida y el libro se había caído al suelo. Andy seguía acurrucado a su
lado, con el brazo envuelto apretadamente alrededor de su estómago. Su pierna estaba
mojada.
Sin moverse, bajó la mirada hacia el niño dormido. Sea cual sea la reserva que tenía sobre
ella, había desaparecido con el sueño. Sólo entonces él pudo llegar a ella de la manera que
lo hacía con Lily. Sólo entonces se sentía lo suficientemente cercano como para abrazarla.
Estudió las suaves líneas de su rostro y se preguntó si su propio rostro mostraba la paz que
sentía por tenerlo acurrucado tan cerca. Entonces ocurrió, la magia que había anhelado
sentir.
Se dió cuenta, que realmente nunca había sido Andy quien había mantenido la distancia.
Había sido ella. Durante todo este tiempo, ella lo había mantenido a distancia, temerosa de
creer que él también la necesitaba, tanto como él necesitaba a Lily. Mirando ahora, de la
manera en que él se aferraba a ella en sueños, sabía con certeza que quería que este
sentimiento perdurara, no sólo por unas pocas semanas, sino por el resto de su vida.
Con un suave movimiento, lo llamó "Andy. Cariño, despierta"
Atontado, levantó la cabeza.
"Tenemos que limpiarte ¿de acuerdo?"
Sus ojos se abrieron más ampliamente al darse cuenta de lo que había hecho.
"Vamos, cariño" fue hacia su cajón y agarró un nuevo par de pijamas. En el baño, mojó una
toalla y la extendió por el jabón.
Vacilante, Andy se unió a ella y se quitó su ropa mojada "Lo siento, Anna"

"Está bien" trató de mantener su voz alegre "Vamos a arreglarte y podrás volver a dormir"
"Lily dice que no puedo evitarlo"
"Ella tiene razón" movió su cuello para aliviar la torcedura y le entregó la toalla para que
pudiera terminar de limpiarse por sí mismo "Tengo que cambiar la cama"
Él salió del baño unos minutos más tarde con un pijama fresco, aunque los botones estaban
torcidos.
"Ven aquí y déjame arreglar tu camisa. Casi lo haces todo tú solo. Eso es porque eres un
chico muy inteligente" ajustó los botones y le ayudó a regresar a la cama "¿Quieres que me
siente aquí hasta que te quedes dormido?"
Él asintió con la cabeza.
Ella acarició su cabello suave "Andy, cuando desperté, tenías tu brazo alrededor de mí. Me
estabas dando un gran abrazo. Eso fue muy dulce y me hizo sentir muy bien" así lo hizo su
sonrisa, la que pudo ver claramente a través de la luz que se filtraba en la habitación desde
el pasillo "Me gusta cuando nos abrazamos"
Su respuesta fue tan silenciosa que casi no la escuchó "George dice que soy un buen
abrazador"
"Apuesto a que tiene razón, pero ¿sabes qué? No creo que me hayas abrazado cuando estás
despierto"
"Puedo abrazarte ahora"
"Me gustaría mucho y también voy a ser una buena abrazadora"
Él se levantó sobre sus rodillas y echó sus brazos alrededor de su cuello.
Fue la sensación más dulce que jamás hubiese sentido y lo apretó con fuerza "Te amo,
Andy. Estoy tan contenta de que hayas venido a vivir con nosotras"

Capítulo 11
Lily permaneció en la esquina del pasillo mientras esperaban que el alguacil les llamara
para que entraran a la sala. Se estaba pateando a sí misma por no darse cuenta que la toma
corriente de la lámpara de escritorio funcionaba sólo cuando la luz estaba encendida. En
consecuencia, su teléfono no había podido cargarse durante la noche y no tenía manera de
llamar a su oficina o a Anna.
Casi no podía esperar la reacción del juez Cruz por su petición de adopción. Los
documentos oficiales se presentarían el lunes por la mañana después que ella y Anna se
reunieran con Walter Kaplan, abogado de toda la vida de la familia Kaklis. Pero la
declaración jurada que presentó el día de ayer le notificaba su intención, lo que facilitaría
que el juez Cruz fallara en contra de Karen Parker.
Sobre todo, quería ver la expresión en el rostro de Karen cuando se diera cuenta que su caso
de homicidio por negligencia en contra de la ciudad de San Francisco se desmoronaba. Lily
no tenía ninguna duda de que el acuerdo de varios millones de dólares, era lo único que le
importaba a Karen y a Lafollette y le daba una especial satisfacción saber que perderían
miles de dólares en tiempo y gastos. Karen doblaría su tienda de campaña y volvería a su
trabajo de mala muerte y Lafollette encontraría otra víctima que explotar.
El alguacil llamó al grupo para que entrara a la sala de audiencias, donde tendrían que
esperar hasta que apareciera el juez. Por el rabillo del ojo, Lily pudo ver que Karen también
le miraba de reojo. Debe haber sido un shock enterarse que la hija que había descuidado y
que había abusado había regresado para una venganza final.
Después de veinte minutos, el juez Cruz entró y se sentó en el banquillo. Estaba haciendo
malabares con varias carpetas, la mayoría probables movimientos de Lafollette, sus
presentaciones y la evaluación de John "Veo que todos ustedes han tenido una semana de
mucho trabajo"
Lily sonrió al verlo asentir en lo que parecía ser satisfacción mientras hojeaba los
documentos. Entonces su estómago cayó en un vacío cuando de repente frunció el ceño y le
miró directamente a los ojos antes de regresar a sus papeles.

"Déjenme recorrer por esta lista. Tengo una certificación del Sr. Moss que dice que la casa
Haney cumple con las normas de cuidado de crianza del estado. Asumo que el Sr.
Lafollette no protestará a eso, así que lo anexaré al expediente" le entregó el archivo al
secretario "Tengo una petición del Sr. Greene para que Lilian Kaklis sea designada tutora
legal de Andrés Parker hasta que se resuelva lo de su adopción. Me gustaría detenerme allí"
Lily se movió incómoda en el banco de madera.
"Tengo una declaración jurada de la Sra. Kaklis que dice que ella tiene la intención de
presentar una petición formal para adopción el lunes. Ya hablaremos de eso después.
Primero me gustaría abordar la moción del Sr. Lafollette donde pone en duda la idoneidad
de la Sra. Kaklis para servir ya sea como tutora o padre de crianza ¿Sr. Lafollette?"
El abogado entregó a Tom una copia de su presentación y tomó el podio.
"Gracias, Su Señoría. Como pueden ver en nuestra presentación, tenemos varias
preocupaciones. En primer lugar, nos gustaría que el tribunal considere la naturaleza de la
relación entre las dos mujeres en el hogar donde Andrés se encuentra actualmente…"
"Ni siquiera vaya allí, Sr. Lafollette" dijo Cruz bruscamente.
Lily exhaló un suspiro de alivio, aunque dejar pasar dicha objeción les hubiese dado
motivos para apelar automáticamente.
"Muy bien" dijo Lafollette, claramente castigado "Sin embargo, nos gustaría hacer otro
punto acerca del hogar Kaklis, ambos adultos trabajan a tiempo completo, lo que
significaría que Andrés requeriría algún tipo de guardería, ya sea en un programa o una
niñera. El Sr y la Sra Haney, por otro lado, tienen turnos de trabajo opuestos, de manera
que Andrés estará constantemente al cuidado de una figura paternal. Si le parece bien a la
corte, nos gustaría presentar estos estudios científicos como evidencia, apoyan todos los
beneficios del cuidado de los padres en contraposición con el cuidado contratado"
El alguacil recogió los paquetes y los distribuyo a Tom y al juez.

"En esa misma línea, le pedimos a la corte que no le asigne una importancia indebida al
hecho de que la familia Kaklis disfruta de una vida de privilegios financieros muy por
encima de la familia media de California. La riqueza no es un requisito previo para la
paternidad biológica. Tampoco debería ser necesario para la adopción"
Eso no era más que un argumento. Tom lo contrarrestaría con la probabilidad de que Andy
podría seguir su ejemplo e ir a la universidad con el fin de seguir una carrera gratificante.
"Además, su señoría, como puede ver en nuestra moción, descubrimos algunas noticias
bastante angustiantes sobre la Sra. Kaklis, una reciente condena por conducir ebria.
Tomando en cuenta las objeciones del Estado contra mi cliente sobre la base de su estado
hace más de veinte años, me parece que el tribunal debería tener cuidado de colocar a un
niño pequeño en un hogar donde la probabilidad de que esté en peligro sea alta"
John se giró ligeramente para darle un pequeño guiño a Lily, aunque su seguridad no
significaba nada si este tipo de cosas era un ultimátum para el juez Cruz. Algunos
jueces…especialmente aquellos como Cruz que eran elegidos para el banquillo…eran
notoriamente duros con los conductores ebrios. Si su expresión severa era una indicación,
esta revelación podría traer problemas.
"¿Algo más, Sr. Lafollette?"
"No en este momento"
"Muy bien ¿Sr. Greene?"
Tom se acercó al podio "Su Señoría, los estudios sobre la crianza de niños han demostrado
muchas cosas…que los padres que trabajan, las parejas del mismo sexo y las familias de
todos los estratos económicos son capaces de producir jóvenes adultos, responsables y
equilibrados que pueden hacer contribuciones significativas a la sociedad"
Luego pasó a citar seis informes…todos los cuales Lily conocía de memoria ya que ella
también los utilizaba en su trabajo…y se comprometió a entregar copias a la corte.

El Juez Cruz levantó la mano para detener la protesta "Permítanme disculparme por no
decir esto con anterioridad al Sr. Lafollette. He sido juez del Tribunal de Familia durante
catorce años y conozco esa investigación tan bien como cualquiera. Hoy estamos aquí para
hablar de un niño, Andrés Parker. Estoy satisfecho de que ambas familias conozcan el perfil
mínimo para la adopción en sentido genérico, pero los detalles todavía están en duda. Me
gustaría escuchar de la Sra. Kaklis sobre su petición de adopción, así como la condena por
conducir ebria"
Tom le cedió la palabra y Lily se acercó, recordándose a sí misma que aquí era una testigo
y no una abogada. No sería bueno tomar una posición de defensa, sin importar lo mucho
que quería hablar sobre la madre terrible que Karen Parker había sido. Era más importante
para ella convencer al juez de que su casa era la adecuada para Andy y que sus problemas
con el alcohol habían quedado detrás de ella.
"Usted tuvo un cambio muy rápido en esta materia de la adopción, Sra. Kaklis ¿Está segura
que ha pensado en esto?"
"Sí, Su Señoría. Tenía muchas ganas de decirlo el martes cuando me preguntó si teníamos
planes para adoptar. Pero tenía que darle a mi esposa unos días más para aclarar sus
sentimientos. Como puede imaginar, es un paso muy grande, pero ambas estamos
comprometidas con ello"
"Así que su esposa…" miró sus notas "… ¿Christianna Kaklis está totalmente de acuerdo
con usted?"
"Sí, lo está. Ella ha cuidado de él esta semana en nuestra casa, en Los Ángeles" donde él
había cubierto su patio trasero con espuma de jabón y había derramado un batido de
chocolate en su coche deportivo de cien mil dólares "También me gustaría añadir que
recientemente he dispuesto trabajar a medio tiempo para poder recoger a Andy del
preescolar y pasar las tardes con él"
"¿Qué tipo de trabajo tiene usted, Sra. Kaklis?"

"Soy abogada en un consultorio de ayuda legal. Manejo una gran cantidad de casos de
adopción y casos de acogidas y he servido más de un centenar de veces como tutora ad
litem para los niños en el sistema. Elegí ese tipo de trabajo porque conocía de primera
mano las consecuencias de la mala crianza de los hijos" si eso sonaba como un testimonio
sobre las habilidades maternales de Karen Parker, lo era.
"Entonces ¿qué me puedes decir acerca de este DUI?"
Lily vió otra apertura para impulsar su punto de origen "Fue un error de mi parte, Su
Señoría. Había perdido recientemente a mi madre y por madre, me refiero a Eleanor
Stewart, la mujer que me adoptó y me ayudó a convertirme en la persona que soy. En mi
duelo, bebí más de lo debido. He completado un programa de tratamiento residencial y no
he tomado una copa en más de dos años"
Él asintió con la cabeza ligeramente y miró hacia Lafollette "¿Tiene algo más?"
"Sí, señor. Me gustaría señalar que a diferencia de los Kaklis, mi cliente ha estado
interesada por el bienestar de Andrés desde que nació. La repentina aparición de Lilian
Kaklis en este cuadro parece más una caprichosa necesidad de castigar a su madre que un
interés genuino en el bienestar de este niño"
Tom Greene saltó de su asiento "Objeción, Su Señoría. La Sra. Kaklis ha declarado que su
madre ha fallecido"
"A lugar"
Lafollette continuó "Lo único que no hemos sido capaces de medir en esta sala es la
capacidad de Karen Parker Haney de amar a su nieto. Si la compara con su hija…"
"Objeción"
"A lugar"
"Lo que quiero decir, Señoría, es que si comparan a los Haneys con los Kaklis, es obvio
quien tiene la casa más grande, las mejores ropas y los vehículos de última generación.

Pero no somos una sociedad que permite a los ricos comprar niños por el solo hecho de ser
capaces de proporcionarles las cosas más lujosas. Los Haneys son personas de clase media,
trabajadoras, que compartirían sus valores americanos tradicionales con Andrés y
enaltecerían la herencia de la que nació. No podemos quedarnos aquí en esta sala y concluir
que los abogados y los dueños de concesionarios de automóviles son mejores padres que
las camareras y los recolectores de basura, o que cada niño debe tener una piscina en el
patio trasero e ir a la escuela privada. Lo que podemos decir es que los niños deben estar
con las personas que les pueden dar amor. Mi cliente ha trasformado su vida y merece ser
recompensada por ello. Lo único que pide es que se le dé la oportunidad de compensar su
pasado, criando a su nieto correctamente"
Lily no podía creer que él tenía el descaro de decir tal cosa o que el juez Cruz estuviese
comprando este numerito de clase media ni por un instante. Andy no era más que un boleto
para ellos, un golpe de suerte.
Tom Greene regresó al micrófono para refutar "Su Señoría, como tutor ad litem de Andy,
me gustaría que fuese ubicado permanentemente con su tía, Lilian Kaklis y su esposa, Anna
Kaklis. Esa también es la recomendación del estado de California, representado aquí por el
Sr. Moss. Si bien puede llegar a ser cierto que la señora Haney ha transformado su
vida…según las palabras de Lafollette, no las nuestras…la Sra. Haney no ha demostrado
habilidades necesarias para cuidar y criar a un niño. Incluso en el poco tiempo que Andy ha
vivido con los Kaklis, ha prosperado. Él es…"
El Juez Cruz golpeó su martillo suavemente "Eso es suficiente, creo. Si las partes están de
acuerdo, me gustaría pasar por alto todas estas mociones acerca de las ubicaciones
temporales y los interdictos de emergencia. Necesitamos ubicar a este niño de una vez por
todas y dejar de trasladarlo de un lugar a otro. Me gustaría verlos a todos nuevamente el
lunes. Sra. Kaklis, si desea ser considerada en este procedimiento de adopción, será mejor
que se asegure que sus papeles estén en orden. También quiero ver…" miró a través de sus
gafas de lectura hacia sus forma "…a Christianna Kaklis y a Charles Haney aquí. Y me
gustaría tener una charla con Andrés ¿Alguien tiene un problema con eso?"

El corazón de Lily se hundió. En cualquier otro tribunal, esto habría sido un jaque mate.
¿Por qué demonios estaba incluso considerando la solicitud de Karen? ¿Era realmente
posible que estuviese creyendo en su canto y danza?

"...una campaña en todo el condado respaldada por la Cámara reduciría la presión fiscal
para las pequeñas empresas. Si me eligen como vicepresidente, voy a hacer de esto mi
máxima prioridad"
Anna escuchaba con admiración la apelación bien elaborada de José Peña, dirigida
directamente al bolsillo de la mayoría de los miembros. Ella sólo podía esperar que fuesen
lo suficientemente progresista como para ver que sus prioridades tenían más sentido a largo
plazo.
Geri Morgan, un aliado cercano del presidente entrante Dave Cahill, subió al podio para
colocar el nombre de Anna en la nominación. Como era de costumbre, Geri recorrió su hoja
de vida empresarial, incluyendo su experiencia como tesorera de la Cámara y su trabajo en
el comité a favor de la comunidad desfavorecida.
Mientras escuchaba la introducción de Geri, recordó el día que se dió cuenta de lo
importante que sería para la Cámara tomar un papel más activo en hacer que la zona de Los
Ángeles fuese un mejor lugar para trabajar y vivir. Fue el día del terremoto y el día que
había conocido a Lily ¿Cuánto había progresado desde entonces? no sólo en su vida sino
también en sus perspectivas. Primero, había recibido su "bautismo de fuego" en una
excursión con Kidz Kamp y luego había seguido la firma de Premier Motors como su
principal patrocinador. Los siguientes dos años, había dirigido la mayor parte de las
donaciones caritativas de los concesionarios, del arte hacia los programas para jóvenes de la
zona, aquellos que Lily había dicho lograban los mejores resultados. Y en su reciente etapa
como presidente del comité de desarrollo comunitario de la Cámara, puso en marcha un

programa de alianzas de trabajo en los barrios de bajos ingresos. Su filosofía empresarial se
había transformado por completo y estaba lista para explicarlo en detalle.
La sala estalló en aplausos corteses cuando se anunció su nombre y se acercó al podio,
dejando atrás su discurso cuidadosamente mecanografiado. No lo necesitaba para dejar en
claro su punto. Los principios eran tan parte de ella como sus logros.
"Gracias, Geri. Y gracias a tí José por delinear tus metas. Me parecieron convincentes y
ciertamente puedo entender por qué muchos de los miembros se inclinarían a apoyar tu
candidatura" se unió a la audiencia en un breve aplauso "Pero si bien entiendo la necesidad
de una rebaja de impuestos para las pequeñas empresas, también pienso que es una pequeña
pieza en un cuadro más grande. El cuadro más grande es la del paisaje social y económico
de toda la comunidad, lo que tendrá un efecto enorme y duradero en nuestro éxito y nuestra
calidad de vida. Una reducción de los impuestos tendría un impacto inmediato, pero
tenemos que mirar hacia adelante, cómo queremos que se vean nuestras empresas dentro de
cinco años, diez años, incluso veinte"
Las cabezas se balanceaban en acuerdo en torno al gran salón de baile.
"Mi objetivo será aprovechar nuestra fuerza y recursos para cultivar más clientes, aumentar
la base tributaria y asegurar una fuerza laboral mejor capacitada" metódicamente destacó
cómo la Cámara podría hacer una diferencia en las vidas cotidianas de los Angelinos
tomando un papel activo en la comunidad, especialmente con los jóvenes. Su voz se elevó
con pasión y determinación mientras compartía sus esperanzas en su mandato como
vicepresidente y en el siguiente termino, como presidente.
Fue sólo cuando Geri golpeó su reloj que Anna se dió cuenta que había estado hablando
durante casi veinte minutos.
"Y por último, si me eligen como su vice presidente, prometo no hablar tanto tiempo nunca
más"
La risa y los dudosos aplausos fueron su recompensa.

Al pasar junto a la salida de la avenida Endicott en su camino a la concesionaria, Anna
recordó una vez más ese fatídico día cinco años atrás, cuando se había desviado de una
reunión de la Cámara en busca de un libro. Sonrió al pensar cómo un cambio de los planes
de último minuto había cambiado su vida para siempre.
Le había llevado un par de días darse cuenta de ello, pero Andy también iba a cambiar su
vida, tanto como Lily lo había hecho…solo que sería más rico, más dulce y lleno de amor.
Por su reloj, Martine ya debió haberlo recogido en su preescolar, pero eso no significaba
que no podía cambiar sus planes para la tarde. Se apresuró a regresar a su oficina para
prescindir de la pila de papeles en su bandeja de entrada. Entonces corrió a casa para
deshacerse de su traje y cambiarse por unos vaqueros y unas zapatillas deportivas. Eran casi
las cuatro cuando se dirigió a la casa grande.
Alertados por la abertura del portón, Martine se encontró con ella en la puerta principal.
"¿Qué haces aquí tan temprano?"
"Vine a recoger a Andy. Pensé que podríamos pasar un poco de tiempo juntos"
"¿Regreso Lily?"
"Todavía no, pero si no vuelve a casa esta noche, vamos a ir a buscarla" siguió a su madre a
través de la casa hacia la guarida, donde Andy estaba sentado en el suelo delante de la
televisión "Hey, amigo"
Andy giró la cabeza en obvia sorpresa.
Siguiendo el ejemplo de su padre, ella había pedido y recibido un abrazo de despedida
cuando lo dejó en la escuela esta mañana. Ahora dió luz verde para otro abrazo cayendo
sobre una rodilla y extendiendo sus brazos.
Él corrió para darle un abrazo.

"¿Quieres ir a pasar un buen rato?"
Sus ojos se agrandaron y asintió "¿Podemos ir a nadar?"
"Creo que todavía tenemos jabón en la piscina. Tengo otra cosa en mente" le ayudó con su
chaqueta y recogió su Z8 "Dile adiós a Martine y dile que la verás más tarde"
"Adiós. Nos vemos más tarde" repitió él. Entonces le dió un abrazo y siguió a Anna. El
techo en el Z8 ya estaba abajo y él ocupo su asiento y esperó a que ella abrochara el
cinturón de seguridad.
"¿Alguna vez has estado en una rueda de la fortuna?"
Él la miró con confusión.
"¿Un carrusel?"
Él negó con la cabeza.
Las palabras en su breve conversación habían sido como cualquiera de las que habían
compartido desde que Andy había ido a vivir con ellas. La diferencia hoy había sido la
actitud, tanto de parte de ella como de parte de él. Sonreían. Se tocaban. Confiaban el uno
del otro.

Lily se reunió fuera de la corte con John y Tom "¿En serio está comprando toda su
mierda?"
John parecía tan perplejo como ella "No creo haber ido a una corte con dos opciones de
ubicación más diferentes y tener al juez arrastrando los pies"

"Es la demanda" dijo Tom "Cruz necesita hacerlo bien, porque Lafollette es casi seguro que
apelara. Si él falla a tu favor, van a argumentar que estaba confabulado con la ciudad para
tratar de evitar el acuerdo de varios millones de dólares"
Lily hervía de frustración "¿Qué pasó con que lo de Kristy estuvo mal y alguien en el
departamento de policía debería rendir cuentas por ello? Y que Karen Parker no merece ser
millonaria sólo por ser tan mala madre que su hija terminó sin hogar"
Tom asintió "Siento que Cruz quiere venir hacia nuestro lado. Pero tenemos que hacer
nuestro caso tan fuerte como pueda ser y darle un poco de cubierta"
"¿Estás absolutamente segura que Anna va a ser convincente?" preguntó John.
"No tanto como que me gustaría estarlo" admitió Lily "Ella quiere hacer lo correcto, pero
estoy bastante segura que está haciendo esto por mí y no por Andy"
"Esperemos que el juez no vea eso el lunes"
"Voy a hablar con ella sobre eso este fin de semana y me aseguraré que sepa lo que está en
juego" Lily no tenía dudas que Anna le apoyaría por completo, pero si Tom tenía razón con
la querella, no había mucho margen para el error.
John la dejó en su hotel donde recogió su bolso y llamó un taxi para ir al aeropuerto. Era
bueno regresar a casa. Mañana a esta hora, para bien o para mal, ella y Anna iban a
presentar su petición de adopción.

Anna tomó la mano de Andy en su paseo por el estacionamiento en el muelle de Santa
Mónica, haciendo una nota mental de que la tarde del viernes era un momento perfecto para
evitar la multitud. Ya era evidente que estaba fascinado por la vista…la playa, las cometas,
las gaviotas y sobre todo, la gigante rueda que se elevaba en la distancia.

Vagamente recordó la última vez que había estado allí, unos siete años atrás cuando su
amiga de la universidad Liz, le había visitado en Los Ángeles con su marido y su hija de
cinco años. Era el paraíso de un niño, no tan grandioso como Disneyland, pero divertido y
emocionante por sí mismo. Lo mejor de todo, era que estaba convenientemente situado
justo en el océano, donde podrían ver una hermosa puesta de sol en una hora.
Al cruzar la calle hacia las escaleras, la música del órgano se filtraba desde la parte de
arriba del muelle "Así que nunca subiste a un carrusel ¿huh?" se detuvo en la taquilla y
compró dos pases ilimitados, que llevaban en forma de pulseras azules.
Era difícil saber si Andy estaba más excitado o intimidado por el bullicioso carrusel. Se
aferró a su mano cuando subieron a bordo y con la guía de Anna seleccionaron un semental
negro que brincaba hacia arriba y hacia abajo mientras daban vueltas.
Anna estuvo junto a él al principio, pero después cuando logro colocarle el cinturón de
seguridad de cuero alrededor de su cintura, se apartó para mirarlo. Era la imagen del placer,
su rostro con una sonrisa fija y sus ojos moviéndose por todas partes alrededor de él. No
tenía dudas que se quedaría allí todo el día, pero si su memoria le funcionaba
correctamente, vendrían mejores cosas "Veamos qué más hay aquí. Podemos regresar más
tarde si quieres"
La siguiente parada fue la sala de juegos. Así como esperaba, Andy fue atraído
inmediatamente por los simuladores de carreras, la mayoría de los cuales eran demasiado
complicados para un niño de cuatro años, pero eso no le impidió probarlo "¡Estoy
conduciendo!"
"Seguro que lo estás" dijo mientras su simulador pasaba por encima de un acantilado
"Juguemos Skee Ball (juego similar a los bolos, excepto que se juega con un carril
inclinado con un puñado de pelotas y el jugador tiene como objetivo conseguir que la bola
caiga en un agujero en lugar de derribar los pinos)"
Él la siguió hasta un espacio que mantenía una fila de rampas, donde el objetivo era rodar
una pelota por la pendiente para que cayera en un círculo. Sostuvo su sudadera mientras él
aprendía cómo funcionaba y parecía funcionar mejor cuando lo ayudaba a oscilar el brazo

con sólo la fuerza correcta. Incluso con su trabajo en equipo, tuvo que alimentar el juego
con casi cinco dólares hasta que pudo anotar los puntos suficientes para ganar un vale para
un peluche que costaba cerca de cincuenta centavos.
"Déjame sostener eso por tí. Creo que te va a gustar lo que hay aquí" lo alejó de los juegos
de arcada hacia la zona denominada Kids Cove, que contaba con varias atracciones para
niños del tamaño de Andy. Su primera parada fue el Barón Rojo, un viaje en avión que
daba vueltas. A partir de ahí, probó el L'il Scrambler, el Submarino Loco y su favorito, la
Patrulla Pier, un pequeño camión que corría a lo largo de una pista.
"¡Estoy conduciendo!" gritaba cada vez que rodeaba la pista.
Anna le hizo un gesto y rió de su obvio deleite. Dudaba que alguna vez él hubiese tenido
tanta diversión en su vida, pero si se salía con la suya, hoy sería sólo el comienzo. Ella y
Lily iban a mostrarle todo el mundo ¿Cómo diablos podía haber estado celosa cuando todo
lo que tenía que hacer era pedir su amor?
"Quiero hacer esto de nuevo" dijo al salir de la carrera de camiones.
"Podemos volver si lo deseas, pero apuesto a que hay otro paseo que te va a gustar aún
más"
Él le tomó la mano sin preguntar y su corazón casi se derritió. Kim tenía razón sobre los
sentimientos. Desde ayer en la noche cuando despertó encontrándose rodeada por su brazo,
las cosas entre ella y Andy habían sido poco menos que mágicas. No era sólo porque le
gustaba estar con él, sino por la felicidad que claramente ambos sentían. Sus celos habían
sido una tontería. Si él necesitaba que Lily cuidara de él incondicionalmente, estaba bien.
Lo que importaba era que él supiera que también podía contar con ella.
"Mira, Andy. Es un coche que realmente puedes conducir"
Él observó con asombro como un niño y una niña se embestía uno al otro en los coches
chocones que sólo eran para niños de su tamaño.

El operador que estaba ejecutando el paseo lo apagó y dijo a los niños en los coches que se
quedaran quietos "¿Quieres conducir uno?" le preguntó a Andy.
Anna no hubiese podido sostenerlo aunque lo hubiese intentado.
Corrió de inmediato al pequeño coche azul, donde el operador lo ató y le mostró los pedales
que hacía que el coche fuese hacia adelante y hacia atrás. Él gritó de alegría absoluta
cuando el coche se tambaleó hacia delante.
Contento sólo por conducir en círculos alrededor de la pista, no se preocupó en absoluto de
los otros niños, que se habían atascado uno al otro en varias ocasiones.
Anna deseó haberse acordado de su cámara. Hizo lo segundo mejor que podía hacer y le
tomó una foto con su teléfono celular y enviándosela rápidamente a Lily. Era curioso que
no hubiese escuchado de Lily en todo el día, pero al menos regresaría a casa esta noche.
Pasó media hora antes de que Andy se cansara de los carritos chocones. El sol se había ido
y una brisa fría venía desde el océano.
"Vamos a ponerte tu abrigo nuevamente" se puso en cuclillas y lo ayudó, en broma pellizcó
su nariz cuando su cabeza apareció a través del agujero "¿Qué tal un helado?"
"Chocolate"
"Por supuesto" definitivamente era sobrino de Lily.
Se sentaron en un banco en el muelle con sus conos y observaron el creciente aumento de la
multitud alrededor. Las luces de colores de todos los juegos eran encantadores en contraste
con el cielo nocturno, pero ninguno como los de la rueda de la fortuna "¿Vas a montarte en
eso conmigo, Andy?"
"Va muy arriba"
"Lo sé. Pero si te sientas en mi regazo, me aferraré a tí. Podremos ver todo desde allá
arriba" limpió su barbilla, sus manos y su sudadera con una servilleta "O podemos ir a casa
y esperar a Lily si estás listo para irte"

Señaló la rueda de la fortuna "Quiero montarme en eso"
Ella rió, reconociendo su decisión como un intento de quedarse y jugar más tiempo. Ya que
no había escuchado de Lily, no había ninguna prisa en regresar a casa.
El muelle estaba ocupado, pero lograron subir en la rueda después de una corta espera.
Afortunadamente para Andy, que obviamente estaba nervioso, los asientos estaban
ubicados en una cabina rodeada por un enrejado y obtuvieron un compartimento completo
para ellos solos. Se acurrucó muy cerca de Anna quien lo sentó en su regazo mientras eran
elevados.
"Mira, Andy. Podemos ver todo"
Sus manos se clavaron en sus antebrazos, sin embargo él estiró el cuello para ver el suelo
debajo de ellos.
"Estamos en lo alto"
"Estamos seguros ¿Ves la playa?"
La montaña rusa pasaba silbando sobre sus cabezas cuando la rueda de la fortuna bajaba.
Andy se acercó más a la orilla, sin soltar en ningún momento su brazo.
"Te tengo si quieres mirar. No dejaré que te caigas"
Poco a poco, se relajó lo suficiente para deslizarse hacia el otro lado por sí mismo. Acarició
los asientos a su alrededor.
"Si regresamos, Jonah podría sentarse aquí"
"¿Dónde se sentaría Lily?"
Palmeó el espacio junto a él.
"¿Y dónde me sentaría yo?"

Él sonrió y dió una palmada en el espacio a su otro lado "Tú y Lily pueden sentarse a mi
lado"
Esa era toda la confirmación que Anna necesitaba. Se felicitó por seguir el ejemplo de su
padre, tomando la tarde libre para jugar con Andy. Ahora tenía que seguir el de Lily y
empezar a ayudar más con las cosas de la casa, como las comidas y los baños...tal vez no
tanto con las comidas. Pero sea lo que hiciera, quería demostrarle a Andy que ella siempre
estaría ahí para él, así como Lily.
"¿Estás listo para ir a casa ahora?"
Lanzó una nostálgica mirada por encima de su hombro en dirección del Scrambler.

El rostro de Lily decayó cuando vio la casa a oscuras. Era sólo las seis y media…Anna a
menudo trabajaba hasta las siete…pero había tenido la esperanza de encontrar a todos en
casa después de su larga semana alejada. Pagó al taxista y arrastró su bolso hacia la sala de
estar, donde Chester le recibió con su exuberancia habitual.
Cuando encendió las luces de la cocina, la puerta abierta de la lavandería llamó su atención.
Una revisión rápida le confirmó sus sospechas de que las sábanas y el pijama de Andy
estaban en la lavadora, junto con algunas de las cosas de Anna. Trasladó todo a la secadora
y la puso a funcionar.
Pobre Anna había sufrido mucho esta semana y Lily decidió que mantendría a Andy
ocupado todo el fin de semana para que Anna pudiese tener algo de tiempo para sí misma.
Se lo merecía después de ser una gran compañera. De hecho, Anna era mucho más que una
gran compañera. Su acuerdo para seguir adelante con la adopción era la declaración de
amor más profunda que Lily jamás hubiese podido imaginar.
"¡Mi celular!" dijo en voz alta mientras lo buscaba en su bolso y lo conectaba en el
cargador de la cocina.

De inmediato, pudo ver que tenía tres mensajes de voz y un mensaje de fotos. El primero
era de Wes McLean, director ejecutivo del programa de tutor ad litem, invitándola a
almorzar el miércoles para que pudiese conocer a dos miembros más de la junta y revisar el
paquete de compensación. Estaban preparando su reunión en dos semanas, cuando iban a
votar por un candidato para hacerse cargo del programa.
Durante los últimos dos días, Lily había llegado a la conclusión de que tendría que rechazar
su oferta. No podía tomar una posición a tiempo completo con tanta responsabilidad y
todavía tener tiempo para atender a Andy. Incluso si contrataba a una niñera para las tardes,
Anna tendría que encargarse en los días largos. Lily no quería pedirle eso. Ya estaba dando
más allá de lo que nadie podría razonablemente esperar.
El segundo mensaje era de Anna "Llámame"
El tercero era de Andy gritando "¡Te extrañamos!" raro...ese era de las cuatro y media ¿Por
qué no estaban en casa?
Chester ladró para anunciar que había un coche afuera cuando la foto se materializó. La
mandíbula de Lily cayó ante la visión de Andy saludando desde un carrito chocón "Que
demonios…"
"Lily está en casa. Ve a darle un abrazo" dijo Anna desde la sala de estar.
Andy corrió a través de la cocina con los brazos abiertos. Su nueva sudadera roja le dijo
donde había montado en los carritos chocones.
Lily lo tomó en un abrazo "Has estado en el muelle de Santa Mónica"
"Manejé un coche y monté en la rueda del oso. Y rodé la bola y conseguí un premio"
Anna estaba apoyada en la puerta, usando la versión adulta de la sudadera de Andy, pero en
color azul "Te he llamado todo el día" la expresión de su rostro era peculiar, como el gato
proverbial que se había tragado el canario.
"Mi teléfono estaba muerto. Acabo de llegar a casa"

"También te compramos una sudadera. La tuya es amarilla" le entregó una de las bolsas de
plástico y le dió a Lily un beso en los labios "Andy, cuéntale a Lily porque estamos usando
nuevas sudaderas"
"Porque vomité en la Scrambler y embarré a todos"
Anna asintió y sostuvo en alto la otra bolsa, presumiblemente sus ropas sucias.
"¡EW! Eso es asqueroso"
Andy arrugó la nariz en acuerdo.
Algo hervía debajo de esta conversación en la que Lily no podía poner su dedo, algo
inesperado o fuera de lugar. Anna había sido exprimida toda la semana, pero no parecía
tener ganas de desconectarse ahora que podía "Te debo una grande, Amazona. Lo que sea,
lo tienes"
"No lo sé, creo que estamos a mano" tendió los brazos hacia Andy "Ven aquí, compañero.
Cuéntale a Lily lo que hablamos en el coche"
Lily se sorprendió al ver que Andy corría hacia los brazos de Anna, donde fue trasladado
hacia su cadera.
"Nos amamos unos a otros" dijo él.
"¿Quién te ama?" preguntó Anna directamente.
"Tú me amas" dijo él poniendo el dedo en su pecho "Y amas a Lily"
"Eso es correcto ¿Y a quién ama Lily?"
"A tí y a mí"
"¿Y a quién amas tú?"
"Te amo a t…" tocó su pecho nuevamente y luego señaló a Lily "…y amo a Lily"

Anna le dirigió una mirada que sólo podía ser descrita como de suficiencia "Así que
definitivamente creo que estamos a mano. Y estoy de acuerdo con cada palabra que Andy
acaba de decir"
Lily parpadeó para contener las lágrimas de pura alegría. Miró por encima de Andy hacia
los ojos sonrientes de Anna "¿Qué he hecho yo para merecerte?"
Anna alargó su brazo y tiró de ella en un abrazo grupal "Creo que los tres ganamos el
premio gordo"

Capítulo 12
Lily rió mientras Andy se adelantaba "Luce como si supiera exactamente a dónde va"
"Eso es porque lo sabe" dijo Anna abriendo la puerta de cristal hacia la sala de exposición
"Estuvimos aquí el día del gran accidente del batido de chocolate"
"Cierto" Lily siguió a Andy al interior, donde él siguió en línea recta hacia un sedán rojo
con su capucha "Debí haberme dado cuenta tan pronto como vi lo mucho que le gustaban
los coches que ustedes dos acabarían siendo los mejores amigos" todavía estaba en las
alturas dando vueltas, con lo que Anna le había explicado la noche de ayer como si fuese
una epifanía. En el momento que se dió cuenta que Andy la necesitaba, ella lo necesitó de
igual manera.
Andy corrió de un coche a otro, finalmente girando por un pasillo "¿A dónde va?" preguntó
Lily.
"A la nueva sala de prensa. Le dejé ver los DVDs de ventas la semana pasada" Anna se rió
al ver su expresión estupefacta "No me mires así. Son emocionantes"
"Si tú lo dices"
"Y Andy, obviamente"
La recepcionista del fin de semana les hizo una señal para que se acercaran al escritorio y
tapó el micrófono del teléfono.
"Walter Kaplan está en su oficina"
Anna encendió las luces en una oficina de ventas vacía al otro lado de la sala de prensa
"Creo que debemos reunirnos aquí para que podamos mantener un ojo en Andy. Voy a
buscar a Walter"
Lily le tomó por la manga "¿Cuándo llegaste a ser tan buena en esto?"
"Nos dejaste por una semana. Era hundirse o nadar"

Mientras Anna corría escaleras arriba, Lily observó a Andy desde la puerta de la sala de
prensa. Estaba sentado inmóvil en el gran sofá de cuero, hipnotizado con el video de ventas
que mostraba las características del sedán de lujo más grande de BMW. De vez en cuando,
repetía las palabras de la presentación, aunque su pronunciación dejaba poco que desear.
Fácilmente podía imaginar a Anna haciendo lo mismo cuando era una niña.
Anna y Walter regresaron y todos entraron en la pequeña oficina. Walter era un viejo amigo
de George y compañero de golf y se ocupaba no sólo de los asuntos legales de Premier
Motors, sino también de los de la familia Kaklis. Lily lo había visto sólo una vez, un día
casi dos años atrás, cuando ella había firmado…por su propia insistencia…un acuerdo
prenupcial.
"¿Encontró todo en orden?" preguntó ella. Había enviado todos los formularios oficiales
para la adopción en la noche desde San Francisco, con la información pertinente a Andy ya
llena.
"Lo hice. Si alguna vez necesitas otro trabajo, ven a verme. Me gusta como trabajas"
extendió los papeles y le indicó a las dos que se sentaran "Como bien sabes Lily, la
adopción es un proceso legal relativamente sencillo para las parejas casadas en California.
Básicamente, presentamos la solicitud y obtenemos una aprobación por parte del Estado.
Tomando en cuenta el día que comienza…todo finaliza a los seis meses. En algunos
casos…y éste podría ser uno de ellos…ya que Andy está siendo adoptado por un
pariente…el juez puede suspender el período de espera o disminuirlo. Normalmente, le
aconsejo a mis clientes que sigan el plazo de tiempo prudencial en caso de que cambien de
idea"
"No lo haremos" dijo Anna enfáticamente "Todos estamos haciendo una promesa aquí"
Lily siempre había amado la contundencia en la voz de Anna cuando estaba segura de sus
convicciones. Sin embargo, tenían que prepararse para lo peor, una adopción impugnada.
"Hay un asunto que lo complica, Walter. Si el juez falla a nuestro favor, el abogado de
Karen Parker probablemente apelará" pasó a explicar la demanda por homicidio culposo
que Lafollette probablemente presentaría si por algún milagro ganaba la custodia.

"Si ese es el caso, entonces probablemente tomará mucho más tiempo, ya que tendrás que
esperar que cambien de corte. Pero la otra parte probablemente sentirá la urgencia de
acelerar las cosas, ya que no sería beneficioso para ellos que Andy fuese ubicado con
ustedes durante ese tiempo"
"Ya lo han intentado. El juez no cayó con nada de eso"
Walter asintió "Nunca se sabe a quién podrían conseguir en la apelación, así que es algo
que tenemos que tomar en cuenta"
"Desearía que hubiese alguna manera para terminar con esto de inmediato" dijo Anna
completamente en su papel gerencial "Que esto esté en el limbo no es bueno para nadie,
sobre todo para Andy"
"Lo mejor que pueden hacer es lograr un juicio definitivo el lunes. Si sienten que necesitan
representación, estaría feliz de ir con ustedes, pero hablé con Tom Greene ayer por la tarde
y parece como si estuviesen en muy buenas manos"
"Creo que podemos manejarlo" Lily estuvo de acuerdo.
Walter colocó el papel hacia ellas y sacó su bolígrafo Lamy "Antes de que firmen esto,
quiero asegurarme de que ambas entienden la seriedad de todo esto. La adopción es
raramente revocable ¿Están seguras que han pensado esto cuidadosamente?" aunque su
pregunta iba dirigida a las dos, sus ojos estaban puestos en Anna "Andy va a ser el hijo de
ambas y su heredero ¿Es eso lo que quieren?"
Lily siguió la mirada pensativa de Anna a través de la puerta, donde podía ver los pequeños
pies de Andy rebotando en el extremo del sofá.
"Sí, es exactamente lo que quiero. Y algo más…" cruzó sus brazos y cruzó sus piernas,
como si estuviese demostrando con eso su determinación.
"Lily firmó un acuerdo prenupcial antes de casarnos. Me gustaría anularlo"
"Anna, eso es una tontería" dijo Lily "Eso no tiene nada que ver con esto"

"Es el principio de las cosas. Fue una idea terrible desde el comienzo y nunca debí haberlo
aceptado"
Walter se aclaró la garganta con suavidad "¿Debo recordarte del acuerdo prenupcial que
firmaste con Scott?"
"Y apuesto que salvó tu culo" dijo Lily.
"¿Mi culo necesitará ser salvado nuevamente?"
"Por supuesto que no"
"Entonces vamos a deshacernos de él. Esas cosas podrían tener su utilidad en un
matrimonio sencillo, pero una vez que los niños están involucrados, todas las apuestas están
fuera"
Lily miró el enfrentamiento silencioso entre Anna y Walter, una batalla tenaz de voluntades
de ambas partes.
"Walter ¿puedo tener un momento a solas con Anna?" cuando él se fue, ella pateó
suavemente el pie de Anna "Son muchos pasos gigantes los que estás tomando y me
gustaría reducir la velocidad"
"Si te preocupa que vaya a arrepentirme, no lo hagas. Te dije lo que sentía y eso no va a
cambiar. Nunca renunciaría a Andy aún más de lo que podría renunciar a este
concesionario"
"Premier Motors ha estado en tu familia desde hace más de cincuenta años. Si algo llegara a
suceder entre nosotras…" levantó la mano "…no que pasara, pero si ocurriera, podría
terminar siendo la dueña de una parte de este negocio"
"Cierto. Y serás la madre de Andy, lo que significa que se lo heredarás a él. Así que de
cualquier manera, termina en el mismo lugar"
"¿Y qué pasa con los niños de Kim? ¿Ellos tienen decisión en esto?"

"Manejaremos eso. Podemos escribir un testamento que distribuya nuestros activos, pero
quiero que este lugar lo herede alguien que lo ame tanto como yo"
Lily rió entre dientes y volvió su mirada nuevamente hacia la otra habitación "¿Quieres
decir alguien como él?"
Anna sonrió "¿Qué crees tú?"
"¿Y si él crece y decide que quiere ser un genio, o un actor de cine?"
"Entonces voy a apoyar esos sueños, así como lo harás tú " Anna se inclinó hacia delante y
tomó las manos de Lily "Sé que esto es un gran paso ¿Recuerdas la noche que te pedí que te
casaras conmigo?"
La noche que había sido atrapada gateando desnuda por la puerta para perros de Chester
"Créeme. Esa es una noche que jamás voy a olvidar"
"Quería pedírtelo antes y siempre lo aplazaba porque estaba esperando el momento
perfecto. Esperé mucho tiempo y casi te pierdo. Nunca voy a cometer el mismo error otra
vez. Queremos lo mismo para Andy, así que no vamos a dudar al respecto. Simplemente
hagámoslo"

Anna se puso una chaqueta de cachemir negra sobre una camiseta y sus vaqueros "Creo que
acabo de escuchar a Henry ¿Estás lista?"
"Dos minutos más" dijo Lily "¿Podrías ayudar a Andy a escoger un par de juguetes que
quepan en la maleta?"
"Por supuesto" se apresuró escaleras abajo para encontrar a Andy arrastrando las piezas
para construir su ciudad "No tenemos tiempo para jugar hoy con los coches, compañero.

Vamos a viajar en avión ¿Por qué no eliges dos o tres coches para que los lleves contigo?"
ella le hizo señas al conductor de la limusina que esperaba afuera.
Como era de esperar, el Z8 fue la primera opción de Andy. Pero entonces sacó seis de los
coches Matchbox más pequeños y los alineó en el sofá.
"Sólo el Z8 y dos más de los pequeños, Andy" dijo ella. Sacó la bolsa de papel que había
utilizado para envolver sus zapatos "Ponlos aquí, para que no ensucien nuestra ropa"
Hurgó en su caja de juguetes y sacó la pelota que había ganado en el muelle y sus
flotadores "¿También puedo tomar estos?"
"No tenemos espacio, compañero. Todo estará aquí cuando regreses"
Su rostro se puso rojo repentinamente y sus ojos se llenaron de lágrimas "¿Cuándo podré
regresar?"
Lily entró justo cuando dejó escapar un sollozo "Andy, escúchame" ella se agachó y lo
agarró por los hombros "Tenemos que ir para pedirle al juez que permita que te quedes con
nosotros. Si él dice que sí, entonces nunca tendrás que mudarte nuevamente"
Él detuvo el lloriqueo y limpió su nariz que moqueaba con el dorso de su mano "¿Puedo
quedarme con mis juguetes?"
"Todos esos juguetes son tuyos para siempre, pase lo que pase"
Se calmó y seleccionó dos de los coches más pequeños. Entonces Lily le dijo que fuera al
baño una vez más antes de irse.
"¿Qué fue todo eso?" preguntó Anna.
"Fue la bolsa de papel. Esa es la maleta no oficial del sistema de cuidado de crianza. Cada
vez que un niño se muda, sus cosas van a una bolsa de papel marrón"
"¿Andy pensaba que se estaba mudando nuevamente?"
"Esa es mi suposición"

Anna se estremeció al pensar en lo devastador que sería para los tres si el juez fallaba a
favor de Karen Parker "¿Crees que haya alguna posibilidad de que no ganemos esto?"
Lily entrelazó su brazo con el de Anna "No puedo prometer que no habrá algunos baches
en el camino, pero me gustan nuestras probabilidades"
"Esperemos que tengas razón"

"...y no dejes que se emocione demasiado, porque podrían comenzar las sibilancias" dijo
Lily en el teléfono. Esbozó una señal con el pulgar elevado hacia Anna, que estaba sentada
en un banco fuera de la corte. John Moss había dispuesto que otro trabajador social se
sentara con Andy en la sala de espera para niños para que Karen Parker no tratara de hablar
con él "Te llamaremos cuando el juez Cruz pida verlo" guardó su teléfono y se colocó en
una posición que bloqueaba a Anna de la visión de Karen.
"¿Ese es su marido?" preguntó Anna.
"Charles Haney. No puedo esperar escuchar cómo se siente acerca de criar a un niño de
cuatro años"
"¿Dónde está su abogado?"
Lily miró a su alrededor en busca de James Lafollette "No lo sé"
"Tal vez está reunido con el juez"
Lily asintió hacia Tom Greene, que estaba trabajando en su computadora portátil y John
que estaba con su teléfono celular "No, si estuviese reunido con el juez, John y Tom
también estarían allí. A ninguna de las partes se les permite hablar con el juez a solas"
"Entonces ¿qué demonios está tomando tanto tiempo?" murmuró ella.

A Lily le preocupaba que la irritabilidad de Ana le provocara una migraña. No había
dormido bien la noche anterior, a pesar de las garantías de Lily de que su caso de adopción
de Andy era sólido "¿Que te está carcomiendo esta mañana?"
Anna frotó su frente "Karen Parker"
"¿Qué?" se sentó cerca para poder mantener su voz baja "¿Por qué?"
"Siento tanta ira hacia ella. Todo lo que siempre ha hecho es dañarte. Me dan ganas de ir
allí y arrancarle la cabeza"
Una de las cosas que Lily siempre había admirado sobre Anna había sido su temperamento
equilibrado. Esta era una rara demostración de ira y al parecer, una que había estado
gestando durante unos días "Ella no puede tocarme nunca más"
"Te está tocando ahora. Es por eso que estamos aquí" dijo con amargura "Las personas
como ella deben ser encerradas bajo llave, donde no puedan joder la vida de otras personas"
Sí, Anna definitivamente estaba en peligro de perder el control. Lily se sentó en su lado
opuesto y le obligó a alejar su mirada de Karen "Mira, cariño. Estoy tan enojada como tú
por esta farsa que ha creado, pero tienes que controlarte por amor a Andy. El juez Cruz no
estará impresionado si pierdes el control. Él quiere ver que Andy está en buenas manos"
Anna miró por encima de su hombro e hirvió "¿Así que crees que si le arranco la cabeza no
mostrará mi lado protector?"
"Estás mostrándomelo a mí y te amo por eso. Es todo lo que importa"
El alguacil apareció y los llamó a la sala del tribunal, pero Lily mantuvo a Anna en su
asiento hasta que Karen y su esposo entraron. Lafollette no estaba presente, pero Karen
tomó su asiento habitual en la mesa de la derecha.
Lily y Anna estaban sentadas detrás de Tom y John a la izquierda.

El juez Cruz apareció momentos después, sorprendiendo a todos con su rapidez. Miró por
encima de sus gafas hacia Karen "Sra. Haney, recibí el aviso de que ha despedido a su
abogado ¿Eso es correcto?"
"Sí, señor"
"Puede o no estar al tanto de esto, pero el señor Lafollette es un funcionario de este
tribunal. No se le permite suspender su representación de forma unilateral" él la miró
fijamente "Eso significa que él no puede renunciar por usted. Hablé con él por teléfono y
me asegura que esto fue su idea ¿Está usted de acuerdo con eso?"
"Sí yo lo despedí" dijo Karen rotundamente.
"¿Puede decirme por qué? ¿Estaba haciendo un mal trabajo?"
Lily siguió la línea de su interrogatorio. Si Lafollette le hubiese abandonado o si ella no
hubiese estado satisfecha con su representación, ella podría alegar una pobre representación
como fundamento para una apelación.
"Él no estaba interesado en Andrés"
"¿Qué quiere decir?"
"Quiero decir que no le importaba cómo le estaba yendo o lo que era bueno para él. Todo lo
que quería era que consiguiera la custodia para poder demandar a la ciudad por haber
matado a Kristy"
"¿No era esa su meta?"
"Nunca" dijo enfáticamente "Pero no podía pagar un abogado de otra manera"
Era una admisión impactante, una que ahora podría hacer que fuese casi imposible para
Karen ganar la custodia, ya que el juez Cruz ya no tendría que preocuparse sobre cómo su
decisión afectaría el litigio pendiente.
"¿Significa eso que su principal interés es lo que es bueno para Andrés?"

"Sí, señor. Siempre he querido eso para Andrés. Cuando Kristy me dijo la primera vez que
tenía un niño, traté de hacer que regresara a casa nuevamente, para así poder ayudarla con
el cuidado del niño. Ella no quiso, así que le pedí que me diera a Andrés, que me dejara
criarlo. Ella dijo que no, que tener un niño hacía que los hombres la dejaran en paz. Lo
mejor que pudo haberle pasado a él fue que el estado lo alejara de ella. De lo contrario,
podría haber estado con ella cuando la mataron"
Lily se estremeció ante tal pensamiento horrible.
"¿Es este caballero su marido?"
"Sí, él es Charles Haney"
Haney se levantó ante la mención de su nombre, un movimiento que Lily atribuía a la
posibilidad de que hubiese estado delante de los jueces anteriormente. Estaba bien afeitado
y vestido con pantalones color caqui, una camisa blanca de cuello abierto y una chaqueta
con solapas anchas que estaban fuera de moda.
"¿Y cuál es su interés principal en este procedimiento, Sr. Haney? ¿Está aquí porque
también quiere lo mejor para Andrés?"
"¿Honestamente?"
"Eso espero" respondió el juez Cruz, con una pizca de humor en su voz.
"Quiero lo mejor para él. Pero le voy a decir la verdad. La razón principal por la que estoy
aquí es porque mi esposa me pidió que viniera. Estoy faltando al trabajo por esto y sólo lo
estoy haciendo porque ella quiere esto más que nada. Ese niño es todo de lo que ella ha
hablado desde que nació"
Lily habría considerado cada palabra como algo falso si no hubiese sido por el hecho de
que Anna podría haber respondido de la misma manera la semana pasada. No podía negar
que sus palabras habían sonado sinceras, incluso cuando se resistía a la idea de que Karen
realmente se preocupaba por Andy.

El juez Cruz sacudió un dedo en dirección a Haney "Gracias por su franqueza. Voy a
regresar a ese punto en un minuto. En nombre del Estado, el Sr. Moss ha presentado una
petición formal de adopción por parte de Christianna y Lilian Kaklis. Buenos días, Sra.
Kaklis" el miró de uno hacia el otro y rió entre dientes.
"Supongo que son ustedes dos"
"Buenos días" dijeron juntas, levantándose.
"He revisado su petición y parece estar en orden. Me gustaría preguntar...aquí dice que la
llaman Anna Kaklis...quiero hacerle la misma pregunta que le hice al Sr. Haney ¿Cuál es su
interés en esto? ¿Está aquí porque Lilian Kaklis es la tía de este niño?"
Anna miró brevemente a Lily antes de dirigirse al juez "Tengo que admitir que empezó de
esa manera, cuando escuchamos por primera vez acerca de Andy. Sabía que Lily quería que
viniera a vivir con nosotras y le apoyé porque la amo. Pero entonces ella vino aquí la
semana pasada y dejó a Andy conmigo. Descubrí lo especial que es. Me enamoré de él y si
ella no estuviese pidiendo la custodia, yo lo haría. Necesitamos a Andy y creo que él nos
necesita"
A pesar de su entrenada seriedad en la sala de los tribunales, Lily no pudo evitar sonreír.
Sabía por sus años de manejar casos de custodia, que las palabras de Anna eran lo que
cualquier juez quería oír. En papel, era fácil demostrar el compromiso y la seriedad para
adoptar a un niño. Pero no había lugar en el formulario oficial de adopción que proclamaba
el amor.
"Gracias" dijo Cruz mientras arrastraba los papeles "Sr. Moss, ya pasaré a su moción en un
momento. Me gustaría regresar a la Sra. Haney"
Ella se puso de pie nuevamente.
"Dice que quiere lo mejor para Andrés ¿Qué es exactamente lo que cree que sea?"
"Creo que necesita a su familia…a toda su familia. Lo dije antes, sé que no fui una buena
madre para mis hijas. Pero ya no soy tan mala persona. He estado limpia y sobria durante

catorce años, sin más que una multa de estacionamiento" señaló con su cabeza hacia su
marido "Charlie, también. Nos aferramos el uno al otro y eso nos mantiene fuertes"
Lily recordó su propia experiencia en Redwood Hills, lo que había sido un punto crítico
para transformar su vida. Había llegado a la conclusión por su registro de servicios sociales
que Karen también había tenido problemas con el alcohol, pero nunca se había vinculado
con alguien que le hubiese guiado a controlar su vida.
Anna agarró su mano y le dió un apretón cálido, como si hubiese leído sus pensamientos.
"Trabajo con los pasos todo el tiempo tratando de ser una mejor persona" miró hacia atrás
por encima del hombro hacia Lily "Nunca trate de hacer las paces con Lily porque sabía
que había ido a un buen hogar y pensé que era mejor que no volviera a verme. Nos dicen
que no hagamos algo que pudiese hacer más daño que bien”
Una de las cosas que Lily había aprendido en su recuperación era que la condición de una
persona en la vida era irrelevante. Lo que importaba era su objetivo común de superar la
adicción y ayudar a otros a hacer lo mismo. Aun así, le resultaba inquietante escuchar los
pasos de recuperación por parte de Karen.
"Pero traté de hacer las paces con Kristy y ella no me lo permitió. La única manera que
puedo hacer eso ahora es a través de Andrés. Quiero ser algo bueno en su vida, bien sea que
lo crie o no y prometo que voy a tratarlo como la cosa preciosa que es"
El juez Cruz apretó la mandíbula firmemente y asintió con la cabeza "Sr. Greene ¿ante la
nueva información expuesta en esta corte, su posición respecto a la ubicación de este niño
ha cambiado?"
"No, su Señoría. Como tutor ad litem de Andrés Parker, estoy a favor de la recomendación
del estado de California de que la custodia permanente de este niño sea adjudicada a Anna
y a Lily Kaklis"
"Entonces creo que es hora de que hable de esto con Andrés"

Todos los ojos se volvieron hacia el fondo de la sala cuando la gran puerta se abrió y entró
Andy. Su mano se aferraba a la del trabajador social, que lo dirigía hacia la parte delantera
para entregarlo a John.
Anna rió entre dientes al ver que la nueva camisa azul de Andy lucía una mancha fresca,
probablemente chocolate de una de las máquinas expendedoras. Ella le dió un pequeño
saludo mientras pasaba a su lado hacia el suelo abierto frente al estrado. Se sintió intrigada
por la expresión en el rostro de Karen Parker, una mezcla entre lo que parecía asombro y
tristeza.
John se puso en cuclillas al lado de Andy "Andy, este es el juez Cruz y quiere hacerte unas
preguntas ¿Estás bien con eso?"
Andy miró hacia atrás a Anna y a Lily y ambas sonrieron y asintieron.
El juez Cruz se quitó las gafas y miró por encima del estrado "Te llaman Andy ¿verdad?"
Por su sonrisa, Andy parecía cómodo en la sala del tribunal, pero su única respuesta fue un
movimiento de cabeza.
"Sube aquí y siéntate conmigo"
Cuando John lo llevó alrededor del estrado y hacia la plataforma, Anna se inclinó y susurró
"Algo me dice que todas esas veces que jugó con papá están a punto de dar sus frutos"
"¿Sabes por qué estamos aquí, Andy?"
"¿Para que yo pueda vivir con Lily y con Anna?" respondió él, como si buscara la
aprobación para su respuesta.
"¿Qué piensas de eso? ¿Eres feliz viviendo con ellas?"
Él asintió con la cabeza.
"¿Qué te gusta de vivir allí?"
"Tengo juguetes y una piscina. Y Chester duerme en mi cama"

"¿Quién es Chester?"
"Él es nuestro perro"
Hasta el momento, el interrogatorio iba tal como Lily lo había previsto, con el juez tratando
de tener una idea general de su relación.
"¿Te gustan Lily y Anna?"
"Sí"
"¿Puede decirme por qué?"
El juez Cruz era natural con los niños. Anna casi podía imaginar al juez en casa con sus
nietos.
"Porque son buenas conmigo. No se enojan conmigo"
"¿Por qué se enojarían contigo?"
"Porque a veces hago cosas malas" respondió tímidamente.
"¿Cómo qué?"
"Coloqué un baño de burbujas en la piscina...y derramé mi batido de chocolate en el
coche...y me orino en la cama"
Anna cubrió su boca para ocultar su sonrisa mientras Lily le empujaba juguetonamente por
el costado.
"¿Has hecho todas esas cosas y no se enojaron contigo? Debes gustarles mucho"
Él asintió con la cabeza vigorosamente "Anna dijo que nos amamos"
"¿Amas a Anna y a Lily?"
"Sí"

"Creo que ellas también te aman. Ellas quieren que vayas a vivir con ellas y que seas su
hijito ¿Te gustaría eso?"
"Sí"
"Está bien ¿por qué no vas y te sientas con ellas mientras terminamos con esto?"
Anna se deslizó haciendo sitio para que Andy se sentara entre ellas. Entonces ella y Lily
apretaron las manos en su regazo.
"Muy bien, creo que estamos listos para resolver este asunto de una vez por todas. Sé que
significa que alguien se va a casa infeliz, pero tal vez podamos encontrar una manera de
mitigar eso" miró directamente hacia Karen "Sra. Haney, tenía mis dudas acerca de usted
cuando empezamos la semana pasada, pero esta mañana ha logrado convencerme de que
usted se preocupa por este niño. Usted y el Sr. Haney son dignos de elogio por los cambios
que han hecho en su vida. Les deseo éxito continuo"
"Gracias"
Desde donde Anna estaba sentada, podía ver un leve temblor en los labios de Karen.
"Usted le dijo a la corte que quería lo mejor para este niño. Aunque el estado ha
determinado que su casa cumple con las normas necesarias para el buen cuidado infantil, es
mi opinión que Andy tiene más posibilidades de prosperar en el hogar Kaklis, donde reside
actualmente"
La respuesta eufórica de Lily fue evidente cuando de repente clavó las uñas en la palma de
la mano de Anna.
El juez Cruz volvió los ojos hacia ellas "La maternidad es un deber sagrado. Como estoy
seguro que descubrirán en los próximos años, el deber que tienen que impartir sus valores
en una mente joven es a la vez desafiante y gratificante. Este niño también puede ser el más
importante legado que dejen en esta tierra y les insto a considerar cada decisión que tomen"
Anna soltó la mano de Lily y cada una de ellas, tomó una de Andy.

"Antes de terminar con esto, me gustaría expresar mi deseo de que las partes presentes el
día hoy, encuentren una manera de resolver sus diferencias en el mejor interés de este niño.
Reconozco las reservas de la Sra. Kaklis, pero también le pido que reconozca los enormes
avances que Karen Haney ha hecho para superar su pasado. Creo que el interés de la señora
Haney en Andrés es sincero y espero que le permitan un contacto razonable"
Miró los movimientos ante él "Parece que esto es todo. Por la presente, ordeno que Andrés
Parker sea ubicado bajo la custodia adoptiva temporal de los Kaklis. El estado recibe la
orden de vigilar su estado por un período de noventa días, después de los cuales, si lo
considera satisfactoria, ordene sea decretada una adopción permanente" golpeó con su
mazo "Buena suerte para todos ustedes"
Mientras Lily abrazaba jubilosa a Andy a su lado, Anna miró a Karen Haney, cuya cabeza
estaba entre sus manos. Su marido tenía su brazo alrededor de su hombro y parecía estar
consolándola. La escena conmovió tan profundamente a Anna que se sintió culpable por la
ira que había expresado anteriormente.
"Vamos, Andy. Vamos afuera y veamos si el carro del perrito caliente está ahí" dijo Lily.
Miró a Anna.
"Le tomará alrededor de una hora al secretario elaborar la orden, así que bien podríamos
pasar el rato"
"Ustedes adelántense. Tengo que verificar algo en el concesionario. Les veré en pocos
minutos"
Salieron con John y con Tom, dejando a Anna a solas con los Haneys. Ella se sentó en
silencio, hasta que ellos se levantaron y se volvieron.
En cuanto a Anna se refería, este momento sólo sería la apertura de Karen para tener un
lugar en la vida de Andy. Ella medio esperaba que la mujer escribiera una despedida a
Andy y caminara hacia la puerta saliendo de sus vidas para siempre. Pero si realmente se
preocupaba por él, abogaría por cualquier migaja que Lily pudiese darle.
"¿Podemos hablar?"

Karen hizo un gesto a su marido para que esperara afuera.
"El juez cree que merece estar en contacto con Andy. Yo no estoy tan segura"
Karen resopló y empezó a alejarse, pero de repente se volteó "No tengo derecho de pedirle
nada a Lily. Sé lo que siente por mí y las cosas que he hecho y no la culpo. Ni siquiera
tengo el derecho de estar orgullosa de ella, porque no tuve nada que ver con eso"
Eso no era cierto en absoluto, pero Anna no necesitaba resaltar el hecho de que toda la
carrera de Lily había sido dedicada a asegurarse de que otros niños no tuviesen que pasar
por los horrores que ella había conocido en su infancia "Creo que ella sería la primera en
decir que Eleanor Stewart fue la responsable de todo lo bueno en su vida. Tuve la suerte de
conocer a Eleanor y era una mujer extraordinaria"
Karen miró hacia otro lado con expresión sombría, como si se avergonzara.
"¿Cuándo fue la última vez que vió a Andy?"
"Kristy le llevó a nuestro apartamento cuando tenía un año de edad. Necesitaba dinero y yo
le di todo lo que pude" abrió su bolso y sacó una foto "Le pedí que lo dejara conmigo ese
día. Le dije que cuidaría de él y que ella podría venir a visitarlo cuando quisiera"
Anna estaba realmente conmovida de que Karen llevara una foto de su hija y su nieto y que
al parecer estaba desgastada por la manipulación. Se sintió cautivada por como Kristy se
parecía a Lily, pero no tanto como se parecía cuando tenía al bebé en sus brazos "Es un
chico tan hermoso"
Karen asintió con la cabeza mientras guardaba la foto.
"¿Qué es lo que quiere que suceda ahora?"
Pasaron varios minutos antes de que Karen respondiera y cuando lo hizo, su voz era mansa
y contrita "Desearía poder conocerlo, pero no espero que Lily me dé eso. Sería feliz si él
supiera que hay alguien más por ahí luchando por él...y que si alguna vez me necesita,
estaré allí"

Anna sopesó su sencilla petición "Lily nunca va a aceptarla como su familia, o como la
familia de Andy. Ella cree que perdió ese derecho hace años"
"Lo sé y desearía poder decir que me he arrepentido todos los días desde entonces. Pero la
verdad es que sólo empecé a hacer un balance de aquello de lo que me he arrepentido
cuando empecé a estar limpia y sobria. Siento como que he vivido dos vidas diferentes"
"Lily probablemente también lo hace. Al menos dos de ustedes salvaron lo mejor de la vida
al final" comenzó a salir de la sala del tribunal "¿Por qué no permanece en el pasillo por un
tiempo? Estaremos matando el tiempo hasta que salga la orden"
Karen no contestó, pero supo por la mirada esperanzada en su rostro, que esperaría.

Lily desesperadamente deseó no haber comido ese perro caliente, ya que ahora estaba
atascado en la parte posterior de su garganta.
Lentamente subió con dificultad la escalera, temiendo lo que tenía que hacer. Andy le
seguía pisando fuertemente con cada paso como si estuviese aplastando un insecto "Vamos,
cariño. Vamos a hablar con alguien por unos minutos"
Nunca en un millón de años se hubiese imaginado tener una conversación con Karen Parker
que no fuese hostil y acusadora. Ni hubiese pensado que Anna sería quien le convencería a
hacerlo.
En toda su carrera como abogado de familia, Lily no había podido recordar un caso que
involucrara una contienda entre dos miembros de una familia que se encontraban…al
menos por definición…determinadas a ser padres y que el juez les animara a tratar de
adaptarse a la otra parte por el bien del niño. Era un protocolo estándar en los problemas de
custodia, pero Lily realmente nunca había pensado seriamente en eso. Además, no había
sido conmovida por la idea de que Karen quisiera un lugar en la vida de su nieto. Un
principio fundamental de su trabajo en la corte de familia eran esos padres que habían

perdido a sus hijos malgastando el derecho de tenerlos en sus vidas y que por lo general
tenían muy poco que ofrecer en el camino de una influencia positiva.
Cuando el juez les concedió la custodia a ella y a Anna, estaba lista para llevarse lejos a
Andy y nunca mirar atrás.
Pero Anna le había instado a mirar hacia el otro lado, le había instado a considerar si había
algo que pudiese salvar y que fuese de utilidad para Andy. Lily lo dudaba, pero accedió a
que Karen viera a Andy por última vez.
"¿Vamos al avión otra vez?" preguntó él mientras saltaba un último paso.
"Sí y eso significa que dormirás en tu propia cama esta noche"
"Con Chester"
Como Anna había indicado, Karen y su esposo estaban esperando en el banco frente a la
sala del tribunal.
Charles se levantó y fue hacia el otro lado de la sala, un signo evidente de que Karen quería
reunirse con ellos a solas.
Lily se inclinó y tiró de Andy hacia ella "Cariño, vamos allá para hablar con esa mujer. Ella
probablemente te hará algunas preguntas y está bien que contestes. Solo se agradable como
siempre lo eres" con la mano de Andy en la de ella, se acercó al banco donde Karen
esperaba "Andy, ella es Karen. Y quiere saludarte"
Los ojos de Karen se empañaron cuando tocó su hombro "Hola, jovencito. Te conocí
anteriormente, pero eras sólo un bebé y no lo recuerdas"
Él negó con la cabeza.
"Tenía la esperanza de que el juez permitiera que regresaras a casa conmigo, pero ahora
veo lo feliz que estás con Lily y con Anna, creo que lo mejor es que te quedes con ellas.
Apuesto a que quieres ir a casa para jugar con tu perro"

"Su nombre es Chester"
"¿Qué clase de perro es?"
Lily dió un paso atrás y permitió que ellos hablaran. Era casi surrealista ver a Karen
interactuar con él.
Su voz era suave y sus preguntas se centraban en todas las cosas que Andy disfrutaba de su
nueva casa. Lily casi podía imaginarla como otra persona, no la mujer que había resentido
la mayor parte de su vida.
"¿Qué te hizo ir a rehabilitación?" le preguntó con brusquedad.
La sonrisa de Karen desapareció al instante y le dió un empujoncito a Andy "Ve y dile hola
a Charlie. También le gustaría hablar contigo. Cuéntale todo acerca de Chester"
"Dijiste que habías cambiado tu vida. Quiero saber por qué te tomó tanto tiempo"
"Tú fuiste la afortunada, Lily. Llegaron a tí muy pronto y te alejaron" suspiró y sacudió su
cabeza con tristeza "Desearía tener un cigarrillo. Dejé de fumar hace un mes cuando nos
decidimos a pedir la custodia porque Kristy nos había dicho que Andy tenía asma y no creía
que él debería estar alrededor de eso. Charlie también. Apuesto a que compramos un cartón
y fumamos la mitad de camino a casa"
Lily casi se rió de su miseria.
"Mi madre me tuvo cuando tenía quince años y el estado nunca me vió ni una vez ¿Todo lo
que viviste cuando eras pequeña? Fue mi vida hasta que tuve dieciséis años y hui para vivir
con un hombre. Era todo lo que conocía"
"¿Ése hombre fue mi padre?"
Ella negó con la cabeza "No supe quién era tu padre. Tenía diecisiete años cuando quedé
embarazada de tí, haciendo trucos para poder comer, viví con diferentes personas hasta que
terminaba mi bienvenida. Te amaba tanto cuando eras un bebé. Sé que probablemente no lo
crees. Siempre fuiste buena...sonriente y feliz. El problema es que cuando bebes y tomas

medicamentos como yo lo hacía y cuando haces casi cualquier cosa para que algún hombre
te deje dormir en su cama en lugar de hacerlo en la calle, no siempre piensas en lo que es
bueno para un bebé. No espero que me perdones por eso, pero así era yo. No fui lo
suficientemente madura como para saber que tenías que poner al bebé primero cada vez que
tenías que tomar una decisión"
De sus vagos recuerdos de apartamentos en mal estado, los hombres que iban y venían y el
contacto regular con la policía, era fácil creer que Karen no había estado dispuesta a cuidar
de un niño en ese entonces "¿Qué pasó con Kristy? Eras mucho mayor cuando ella llegó"
"Todavía no sabía lo que estaba haciendo. Yo sólo me alimentaba de las personas a mí
alrededor y todavía pensaba más en mí misma que en cualquier otra persona. Y Kristy
siempre estaba enferma y con cólicos. Nadie la quería a su alrededor"
"¿Por qué no le dejaste ir cuando el Estado se la llevó? Alguien podría haberla adoptado"
"Todavía estaba tratando de arreglarme. Lo hice bien por un rato, pero ella no era fácil
como tú. Se la llevaron nuevamente cuando cumplió ocho años. Para entonces, nadie podía
manejarla y ella huyó para siempre cuando tenía catorce años. No la vi en cuatro años
después de eso, hasta que se presentó con Andrés"
Lily había visto docenas, tal vez cientos de madres como Karen, mujeres cuyos hábitos con
la bebida y las drogas dictaban no sólo la compañía que mantenían sino todas sus otras
opciones. Con el tiempo había aprendido a sentir compasión por estas mujeres, dándose
cuenta que muchas de ellas estaban allí porque habían venido de un hogar similar y no
habían tenido a una Eleanor Stewart para guiarlas hacia un lugar mejor.
"¿Así que, que pasó hace catorce años?" el punto crítico para Lily había sido la pérdida de
todas las cosas que amaba…su madre, Anna, su trabajo, el hogar y por último, su amor
propio. Quería saber cuál había sido el fondo para alguien como Karen Parker, una mujer
que nunca se había respetado a sí misma, que había perdido dos hijas y que había estado en
la cárcel por asalto.

"Mi madre también murió" dijo en voz baja, con los ojos inundados de lágrimas "Cuando te
lo escuché decir el otro día, mi corazón casi se partió en dos"
Lily se estremeció al pensar que ella y Karen también tenían eso en común.
"No, no fue lo mismo" añadió Karen rápidamente, como si hubiese leído sus pensamientos.
"Mi madre no era nada como la tuya. Ella destruyó su vida. La vi en el hospital la semana
antes de morir y parecía un zombi, su piel estaba amarilla y sus ojos lucían como el de un
vampiro. Sabía que me estaba mirando a mí misma dentro de diez o quince años"
"Así que lo hiciste por tí misma"
"Eso es lo único por lo que puedes renunciar. No me importa lo que digan los demás" hizo
una pausa para mirar a Andy con su marido "Conocí a Charlie en rehabilitación. Hicimos
un pacto de ayudarnos el uno al otro y eso es lo que hemos hecho. Él era el único hombre
que había conocido que me respetaba, pero eso fue porque cuando dejé la bebida y las
drogas, por fin había algo que respetar"
Aunque las paredes del resentimiento de Lily se estaban debilitando, estaba muy lejos de
ampliar su perdón. Sin embargo, a regañadientes sintió una admiración por el cambio de
Karen.
Andy regresó de su visita con Charles y tiró con impaciencia en la mano de Lily "Tengo
que ir al baño"
"Está bien" estuvo agradecida por la interrupción ya que era una excusa sencilla para
retirarse "Creo que tenemos que irnos"
Karen tocó su antebrazo para impedir que se fuera "Aprecio lo que hiciste en el cementerio.
Fui allí el sábado para darles un cheque y me dijeron que habías pagado el resto"
Lily asintió, repentinamente consciente de sus propias lágrimas "También le conseguí una
lápida"

"Eso fue lo que dijo" Karen ahora estaba llorando abiertamente "Sé que vas a cuidar de él.
Él es un niño afortunado" susurró ella.
Mientras Andy le remolcaba y Lily comenzaba a andar hacia la escalera la pared dentro de
ella repentinamente se quebró. Se dió la vuelta y sacó una tarjeta de su bolso "Si me
escribes con tu dirección, te enviaré fotos para que sepas cómo le va" la puso en la mano de
Karen y se alejó a toda prisa.

Capítulo 13
"Creo que está dormido" articuló Anna en silencio a Lily, que observaba desde la puerta.
Anna había mecido a Andy durante casi una hora para calmarlo del ataque de asma que
había estallado cuando regresaron a casa y se había entusiasmado con sus juguetes y
Chester.
Lily se acercó de puntillas a la cama y bajó las sábanas. Andy nunca se movió cuando Anna
lo acostó.
"Es una pena que su asma comience así. Quita toda la diversión verle emocionarse de esa
manera" dijo Anna mientras entraban en el dormitorio principal y empezaban a prepararse
para la cama. Estaba cansada por su mala noche en San Francisco y por tener los nervios de
punta por los emocionantes acontecimientos del día.
"Probablemente lo supere mientras crezca. Yo lo hice. Voy a tener que encontrar un
pediatra y ver si podemos conseguirle alguna medicación preventiva"
"Habla con Kim" Anna estuvo desconcertada por su consejo en ese momento. Apreciaba
que Lily estuviese tomando la iniciativa en el cuidado de la salud de Andy, pero lo justo era
dividir las tareas de crianza de los hijos. Excepto cocinar "O yo puedo llamarla. Voy a
averiguar donde lleva a Jonás y a Alice y haré una cita"
"No me importa hacerlo. Puedo hacer ese tipo de cosas en la tarde. No tienes ese tipo de
flexibilidad"
Anna se quitó la falda y se sentó en la silla de la cabecera "¿Qué pasará cuando tomes el
trabajo de tutor ad litem? Tampoco tendrás tiempo, así que debemos acostumbrarnos a
compartir estas cosas"
"Acerca de eso…" dijo Lily tomando asiento frente a ella en el extremo de la cama "…he
estado pensando que podría no ser una bueno para mí tomar ese trabajo después de todo. Él
está muy pequeño para estar en preescolar durante todo el día. Para cuando lleguemos a

casa, él estará tan cansado que ni siquiera podremos disfrutarnos los tres. La cena, el baño y
la historia. No quiero eso"
"Pero..." Anna cerró los ojos para ordenar los puntos que quería hacer. De la manera en que
ella lo veía, Andy debería añadir a sus vidas, no quitarle "…podemos tener las dos cosas si
trabajamos en ello, Lily. Este es un trabajo que está hecho para tí. No sólo te va a encantar,
sino que vas a hacerlo mejor que nadie. Y estarás ayudando a miles de niños como Andy"
"Créeme, he pensado en todo eso. Pero no es como si ya no estuviese haciendo algo que
valga la pena"
"Es cierto. Pero Andy tiene cuatro años, lo que significa que empezará en la escuela el
próximo año. Entonces va a estar fuera todo el día. Serás libre para trabajar a tiempo
completo nuevamente y habrás perdido esta oportunidad"
"He pensado en todo eso. Una vez que comience en el jardín de infantes, saldrá alrededor
de las dos y media, lo que significa que tendrá que ir a la guardería durante al menos tres
horas más lo que sería un día completo en la escuela. Los niños pequeños no deberían tener
que trabajar más horas como los mayores"
"¿Y si contratamos a alguien para mantenerlo aquí en casa en la tarde? Tal vez puedas
arreglar regresar a casa temprano por un día y yo también puedo hacerlo. Y apuesto que
mamá puede ayudarnos" no quería que Lily tuviese remordimientos por dejar esta
oportunidad que era única en la vida "Incluso puedo llevarlo a la concesionaria un par de
días a la semana. A él le encantaría eso"
Por la expresión de su rostro, Lily no estaba convencida en absoluto.
"Creo que te estás dejando influenciar por eso que dijo Karen en la corte de que las dos
trabajamos todo el día y no deberías, ella no es ninguna autoridad en niños"
Lily dejó escapar un suspiro de frustración "No, pero si dijo una cosa que tiene mucho
sentido y ella se dió cuenta que lo había hecho mal. Ella se puso a sí misma de primera. Se
supone que los padres deben poner a sus hijos en primer lugar, en todo momento" la última
parte, la dijo con énfasis.

"¿Eso significa que también debo trabajar a tiempo parcial?"
Lanzó un zapato en dirección a Anna "Ahora te estás poniendo deliberadamente obtusa"
Una evaluación justa, pero aun así era un punto que Anna quería hacer "Pensaba que la idea
era que estábamos juntas en esto. Las dos somos responsables de Andy y desde su punto de
vista, debemos ser intercambiables"
"No es intercambiables…fiables. Él necesita saber que si una de nosotras no está allí para
él, la otra lo estará. Eso no significa que tengamos que compartir cada tarea. Él decidirá
que querrá de cada una de nosotras"
"¿Debo renunciar a mi candidatura para vicepresidente de la Cámara para así tener más
tiempo para darle?"
"Si eso es lo que quieres, sí. Pero no porque crees que tienes que hacerlo. Si trabajamos
juntas, podremos tener todas las cosas que realmente nos importan"
Anna estudió los argumentos de Lily y de repente se dió cuenta de la verdad "¿Estás
diciendo que este trabajo en realidad no te importa?"
"Eso es exactamente lo que estoy diciendo" dijo Lily. Se levantó y se movió para sentarse
en el regazo de Anna "Puedo manejar algún día el arrepentirme acerca de un trabajo, pero
no acerca de Andy. Además, estoy feliz donde estoy y cuando todo sea dicho y hecho,
prefiero ser una buena madre que alguien grandiosa en todo lo demás"

Lily miró por encima de su hombro hacia el asiento trasero, donde los ojos de Andy
amenazaban con cerrarse en cualquier momento.

"No te vayas a dormir, Andy. Ya llegamos" no podía esperar compartir su gran noticia con
todo el mundo, la que habían decidido compartir en persona esta noche cuando todos se
reunieran en el Empyre para la celebración del cumpleaños de Anna.
"Apuesto a que Jonah ya está aquí" añadió Anna, estirando el cuello para ver por el espejo
retrovisor. Detuvo el X3 en la fila y salió dejando las llaves al valet.
Andy había dominado los pestillos en su asiento del coche y ya se había liberado al
momento de que Lily se colocaba a su lado.
"Te ves tan guapo" dijo ella admirando la camisa blanca y el chaleco que llevaba puesto por
primera vez. Ella y Anna habían hecho apuestas sobre cuánto tiempo le llevaría dejar caer
algo en su ropa nueva. La conjetura de Anna había sido que Lily dejaría caer algo en la de
ella primero que él.
Los condujeron hacia el restaurante y fueron recibidos por el maître, un viejo amigo de la
familia Kaklis "¿Quién es este pequeño caballero?"
Anna puso a Andy frente a ella y apoyó las manos en sus hombros "Él es Andy. Ahora es
parte de la familia, así que vas a verlo muy seguido" se inclinó hacia el oído de Andy
"¿Puedes darle la mano a Nick?"
Cuando Lily había llevado a Andy a su oficina para que conociera a todos, Tony le había
enseñado a dar la mano. Desde entonces, Andy le daba la mano a todo el mundo cada vez
que decía hola, incluyendo a los treinta y dos niños en su preescolar.
"Ya todo el mundo está aquí" dijo Nick "Entiendo que alguien está de cumpleaños"
Lily rió entre dientes y sacudió la cabeza con complicidad mientras Anna hacía una mueca
"Ella no quiere que nadie lo mencione, así que ¿podría llamar a todos los camareros apara
que canten?"
Los llevó a su rincón habitual, donde el resto de la familia estaba sentada en una gran mesa
redonda. Las tarjetas estaban apiladas en el centro y Lily añadió dos. Ella se echó a reír

cuando Andy hizo un recorrido por toda la mesa dando la mano, finalmente tomo asiento
entre ella y Anna.
"Abre tus tarjetas para que podamos comer" dijo Kim empujándolas hacia Anna.
Una por una, Anna leyó los buenos deseos en voz alta. La primera, de George y Martine,
era dulce y seria a la vez "Siempre me doy cuenta cuando mamá escoge las tarjetas"
Jonah se arrastró sobre la mesa hasta la mitad para impulsar su tarjeta hacia adelante "Abre
esta" era hecha en casa, supuestamente un dibujo de Anna y un coche color naranja.
La tarjeta de Kim mostraba una mujer desdentada y arrugada en un traje de baño "Nunca
olvides que siempre serás más vieja que yo" dijo ella.
"¿Cómo puedo hacerlo cuando me lo recuerdas cada año?"
Anna agarró a continuación la tarjeta de Andy pero Lily la interceptó "Creo que deberías
guardar esa para el final. Abre la mía"
Ella sonrió cuando Anna leyó la inscripción y rápidamente la guardó en el sobre y luego
dentro de su bolso "Esa era de Lily. Van a tener que utilizar su imaginación"
Eso dejaba sólo la tarjeta de Andy, que Anna había colocado a un lado, mientras que
ordenaban la cena.
"Gracias por tener otro cumpleaños ya que no tuve que cocinar" dijo Kim cuando el
camarero se fue "¿Por qué no tienes otro el próximo fin de semana?"
Anna se rió "En realidad, estamos celebrando dos ocasiones especiales esta noche"
Lily le dió un empujoncito a Andy "Ve allí y siéntate con Anna"
Él se subió al regazo de Anna y empezó a abrir la tarjeta que Lily le había ayudado a hacer.
"Parece que siempre nos reunimos alrededor de una mesa grande cuando es el momento de
hacer los anuncios importantes" dijo Anna "Creo que voy a dejar que Andy anuncie este"

De repente él se vió envuelto en un manto de timidez y cubrió su rostro con las manos.
"Andy ¿para quién es esa tarjeta?" Lily lo animó.
Él señaló a Anna mientras los demás esperaban con expectación la noticia.
"¿Y qué escribimos en ella?"
"Para mamá"

Anna tocó el punto en el vestido de Lily donde había caído la salsa Tzatziki "¿Crees que
salga?"
"Me trajiste mala suerte"
"No tuve nada que ver con eso. Siempre derramas tu comida"
Lily sacudió su vestido y lo dejó caer en el cesto para el lavado en seco "Tu padre estaba en
las nubes"
"Lo sé. Fue como si les hubiese dicho a todos que iba a tener un bebé"
"Tal vez uno de estos días..."
"No cuentes con ello. La última vez que comprobé, estabas disparando cartuchos sin balas"
Anna sacó su vestido por la cabeza y lo arrojó descuidadamente en la silla "Oh y muchas
gracias por darme esa tarjeta sexy delante de toda mi familia ¿Estabas tratando de
provocarme un ataque al corazón?"
"Claro, como si no supieran que lo hacemos todo el tiempo" Lily presionó sus caderas
contra Anna y desabrochó su sujetador "Te prometí una sorpresa ¿no?"

"Algunos regalos de cumpleaños, mientras te haces mayor, valen la pena" gimió cuando
Lily apretó sus pechos.
"Será mejor que caminemos hacia la cama mientras podamos"
Cuando cayeron juntas, Anna ganó la batalla por el dominio, fijando a Lily debajo de ella,
jugueteando con sus pezones hasta que ella se retorció de deseo. Cuando su mano se deslizó
más abajo buscando su parte íntima, levantó la cabeza para mirar los ojos de Lily. Esta era
la conexión que más valoraba Anna, el último intercambio entre amantes. Luego, con una
caricia experta, llevó a Lily al clímax, tres veces, antes de concederle la liberación.
Los momentos posteriores después de hacer el amor eran los favoritos de Anna, ya que se
deleitaban con su cercanía física y emocional. Aunque pensaba que el amor que compartían
nunca podría llegar a ser más grande, este crecía con el paso de cada día "Me encanta mi
vida contigo" murmuró ella, plantando un suave beso debajo de la oreja de Lily. Eso se
había convertido en su mantra.
Permanecieron acostadas en silencio durante varios minutos antes de que Lily se moviera
"¿Anna?"
Luchando por salir del precipicio del sueño, ella gruñó.
"¿Podrías visualizarnos teniendo un bebé propio algún día?"
Sus ojos se abrieron de golpe "¿Te refieres a que una de nosotras se embarace?" Lily
siempre había sido firme en cuanto a que ella no estaba interesada en dar a luz, de modo
que eso sólo dejaba a "una de nosotras"
"Sí, tal vez juntas...como lo hicieron Vicki y Carolyn"
Anna se apoyó sobre un codo para mirar a Lily a los ojos, sólo para asegurarse que no
estuviese bromeando. Sus amigas de Seattle habían utilizado la fertilización in vitro y Vicki
se había embarazado de un bebé creado con el óvulo de Carolyn "¿Hablas en serio?"
"¿Qué piensas de eso?"

Estaba demasiado aturdida para responder. La posibilidad de embarazarse no le
emocionaba, pero no podía negar que la idea de tener un bebé en casa si lo hacía,
especialmente si era un hijo de Lily "Creo que es algo que deberíamos hablar"
"¿Estás abierta a la idea?"
"Lo estoy...es una de esas...tendríamos que..." se imaginó a sí misma con los malestares de
Kim, los tobillos hinchados, los dolores de espalda y las hemorroide "Curiosamente, creo
que lo estoy"
Lily pasó un dedo por la mandíbula de Anna "¿Qué te parece si soy yo quien tiene al
bebé?"
"¿Tú?" instantáneamente la idea pasó de ser una posibilidad interesante a una certeza
abrumadora "Por mí, podríamos tener una docena si no tengo que llevar a ninguno de ellos"
"¿Hablas en serio?" preguntó Lily.
"¿Hay un eco aquí? ¿Cuándo comenzaste a estar tan repentinamente interesada en
embarazarte? Siempre dijiste que estarías abierta a la adopción, pero no a tener uno propio"
"Lo sé, pero ahora tengo este instinto maternal. Creo que me brotó ese primer día cuando
fui a ver a Andy al hogar de crianza. Me he sentido como una madre a partir de ese
momento. Quiero que tengamos más hijos"
Anna se incorporó repentinamente "No puedo creer que estemos hablando de esto como si
en realidad fuese a suceder ¿No deberíamos esperar un poco y ver cómo nos sentimos al
respecto?"
"Acabas de cumplir treinta y seis años ¿Qué edad quieres tener para cuando tengas que
perseguir a otro niño de cuatro años?"
"No tan mayor" no era perseguir a un niño de cuatro años lo que le preocupaba "No quiero
ser la madre más vieja para cuando se gradué en la secundaria"

Lily besó su barbilla "Apuesto a que todavía serías la más hermosa" Anna cayó de espaldas
sobre la cama y suspiró.
"Ahora ¿cómo se supone que voy a dormir esta noche después de eso?"
"Es mejor que duermas ahora, mientras todavía puedes"

Epílogo
Lily estacionó su X3 en el espacio de Anna en la parte trasera del lote. Ella y Andy habían
dejado a Anna en el trabajo temprano esta mañana, para que pudieran ir a su cita en la tarde
en un solo coche "¿Puedes salir por ti mismo o quieres que te ayude?"
Andy ya había abierto la puerta. Había abandonado su asiento de seguridad prefiriendo el
asiento elevador cuando descubrió que podía entrar y salir del coche por su cuenta.
"Toma mi mano, por favor" esperaron mientras un coche pasaba junto a la zona de
servicio.
Las manos pegajosas de Andy mancharon el cristal mientras abría la puerta de la sala de
exposición.
Lily le acorraló antes de que pudiese tocar cualquier otra cosa y lo ayudó a lavarse en el
baño de mujeres.
A él le encantaba ir a la concesionaria y había aprendido como moverse alrededor. Los días
que Lily estaba atascada en la corte, Anna lo recogía en el preescolar y lo dejaba pasar el
rato entre su oficina, la sala de prensa y una sola vez en el garaje, donde permitió que le
viera trabajar en un motor.
"Anna Kaklis, por favor a la sala de exposición" se escuchó por el altavoz.
"¿Escuchaste eso, Andy? Mamá viene a la sala de exposición, así que no tienes que ir a
buscarla"
Él siguió adelante acercándose a un 760i color Titanio-Gris Metalizado. Su capó estaba
levantado y un apuesto caballero de unos cincuenta años, bien vestido, estaba dándole un
vistazo. Andy se puso de puntillas para echarle un vistazo al motor.
"Hola" dijo el hombre "¿Estás pensando en comprar este coche?"
"Tiene un motor B-doce"

"¿Un V-doce? Eso es bastante grande"
"Uh-huh. Y cuarenta y ocho válvulas" señaló un espacio debajo del colector.
"Creo que él quiere decir válvulas" dijo Lily mientras se unía a ellos, sorprendida de que
Andy supiese esos detalles "¿Qué coche es este, Andy?"
"Es un 760i" dijo él girando sus ojos con indulgencia, como si todos deberían saber eso "Y
tiene una transmisión de 6 velocidades"
"Conviértelo en una transmisión automática Steptronic de seis velocidades" dijo Anna
apareciendo repentinamente detrás de ellos "¿Cómo estás, Dave?"
Él sonrió y le tendió la mano "Estoy bien, Anna. Estás contratando vendedores muy
jóvenes en estos días"
"Andy, este es el Sr. Cahill ¿Puedes decirle hola?" ella sonrió mientras Andy le tendía su
brazo rígido para un apretón de manos "Este es mi hijo, Andy. Ha estado viendo los DVDs
de venta, como puedes notar"
Lily sonrió al escuchar la presentación, la primera desde la semana pasada, cuando la
adopción había finalizado.
Andrés Parker Kaklis, su segundo nombre en honor a su madre.
"Parece que yo también debería verlos" dijo Dave.
"Y ella es mi esposa, Lily" ella puso su brazo alrededor de la cintura de Lily "Lily, me
gustaría que conocieras a Dave Cahill, presidente de la Cámara de Comercio y un buen
amigo"
"Encantada de conocerlo, Dave"
"Lo mismo digo" dijo él "Lo lamento por ocupar gran parte del tiempo de Anna. No pude
encontrar a nadie lo suficientemente crédulo como para ser mi VP"
"Vigílala de cerca, Dave. No puede esperar para hacerse cargo"

"Lo creo. Me retorció el brazo para que viniera e hiciera un cambio por un BMW"
"Tengo todos los papeles listos" dijo Anna "¿Trajiste ese pedazo de chatarra contigo?"
Lily revisó el lote cerca de la puerta principal "Uh -oh, debes conducir un Mercedes"
"Un Jaguar" dijo él "A menos que Anna lo calificara como un pisapapeles de cuatrocientas
libras"
"Andy, dile cual es el mejor coche en la carretera"
"¡BMW!"
Anna levantó las dos manos "Lo tienes de un experto"
Lily paseo por el lote con Andy mientras esperaban que Anna terminara con Dave. Él recitó
los nombres de cada uno de los nuevos modelos y alguno de los modelos habituales que
Premier Motors había sacado para los intercambios. No era difícil en absoluto, imaginarlo
en este mismo lote veinte años después mostrando con entusiasmo la línea BMW para la
nueva generación de conductores.
"¿Alguien está listo para la prueba?" Anna gritó mientras se unía a ellos.
"Si no te conociera, diría que lo estabas evadiendo" contestó Lily.
"Y yo diría que me conoces muy bien. Me muero de hambre"
"Apuesto que sí" el último bocado de Anna había sido un plato de cereal que comió antes
de acostarse la noche anterior "¿Estás aterrada?"
"¿No lo estarías tú?"
Cuando se dirigieron hacia el coche, Andy saltó adelantándose.
"¡Andy!" el tono severo de Anna lo detuvo en seco "Camina con nosotras"
Lo dejaron en la casa grande, donde iba a pasar la noche "de campamento" en el estudio
con George y Jonah.

"Anna ¿te das cuenta que esta será nuestra primera noche a solas desde que Andy vino a
vivir con nosotras?"
"Irónico ¿no es así? Una noche a solas y no tendremos sexo"
"Voto porque pidamos comida china. Luego nos acostaremos juntas en el sofá y veremos
películas hasta que nos durmamos"
"Me parece bien"
Por su tranquilo consentimiento, supo que Anna estaba distraída por su nombramiento
inminente. Lily se inclinó sobre la consola y agarró su mano "¿Estás bien?"
"Por supuesto"
Cuando se detuvieron en el estacionamiento del Centro Médico UCLA, Lily se detuvo "Di
la palabra y aplazaremos lo del bebé"
Anna se rió entre dientes "Nunca voy a estar más lista de lo que estoy ahora"
"Al menos las inyecciones han terminado" le había aplicado a Anna inyecciones de
hormonas los últimos diez días con el fin de estimular la producción de óvulos. El
procedimiento de hoy…la recuperación de los óvulos bajo anestesia general…era mucho
más complicado. La Dra. Beth Ostrov, la especialista en fertilidad que había trabajado con
Kim y Hal, esperaba extraer hoy al menos una docena de óvulos, los que iba a fertilizar
usando el esperma de un donante. Habían elegido a un hombre de ascendencia hispana
porque el padre de Andy había sido latino "Sé que estás nerviosa, pero trata de pensar en
ello de esta manera. Si todo sucede de la manera que se supone debería, nuestro bebé va a
ser concebido esta tarde"
Eso provocó la aparición lenta de una amplia sonrisa en el rostro de Anna "¿Te he dicho
últimamente que me encanta mi vida contigo?"

FIN