You are on page 1of 8

Áccir¡n

DIOS

- PATRlA-

Corlisra

FUEROS- REY

ORGANO INFORMATIVO DEL CARLISMO TRADICIONALISTA NAVARRO - 3.'T. 85 - Dep. LeS. NA. 62S.19g5

A IASOMBRA
DEL PILAR

¡Adelante Cailistas!

Crónica urgente desde Taragoza
Durante los días sábado

14

y domin-

¡AUftREftA!

go 15 de Septiembre se reunieron en
Zaragoza representantes de Unión

Carlista y Com u nión Tradicion alista para tratar el tema de la unidad del carlismo y establecer unas vías @ncretas.
Si largas y trabajosas fueron las conversacionesy eldesarrotlo de los deba-

El carlismo no ha muerto. La Tradición española sigue v¡genle
en elcorazón de muchos españoles, conscientes de que elúníco

tes en gue se abordaron diversos temas ideológicos, mereció la pena.
Por Ia trascendencia y significado político que sin duda ha de tener en el
renacer del Carlismo no dudamos en
transcribir, de entre los acaardostomados, eltormalizado en los términos siguientes:
Se acuerda lacreación de unaComisión Gestora para la unidad del Carlismo a nivel naeional. Sus funciones se-

rán:

*

-

lmpulsar los procesos de unidad
regionales.

Coordinar actos, publícaciones, y
trabajos tendentes a la unidad.
Preparar una vez reestructuradas
las Juntas Regionales un congre-

so nacional para:

a)

La aprobación delideario y el
progtama.
b) El nombramiento de la Junta
Nacional.
El plazo para realizar los cometidos
apuntados y celebrar el Congreso se
fijó para los dfas 1 al 4 de Mayo de 1 986.
Nos acnsfa existió total unanimídad
en los nombres propuestos para integrar la Comisión, concretándase igualmente en la reunión la convocatoria
mnjunta, tema, y oradores para el Acto
delCeno de los Angeles.

,

remedio social, polftico y económico de España es que se encuentre con ella misma.
¿Y cuál el ser y orgullo de España?
Haber puesto a DIOS como fundamento y principio de la vida
social y política, a la PATRIA como comunidad de hombres libres
cuyas leyes nacían de la experiencía del vivir cotidiano -FUEROS-, y a una autoridad responsable, REY, que ordenaba el bien
común de todos, siendo el primero entre los iguales.
España no puede ser el calco caricaluresco de una Europa que
por buscar primero la añadidura se queda sin espiritu.
Hoy, como nunca, se siente España herida en sus fundamentales esencias. Hoy, el hedonismo burgués y el pasotismo desesperanzado apenas son un bostezo.
España, toda la sociedad, está atacada desde el Estado y sus
Instituciones: en su entraña familiar, en sus sentimientos religio.
sos, en su fé católica, y conducida a su ruina moral y material.
lgnorar la situación refugiándose en una polílica de avestruces
a nada bueno puede eonducir.
Una acción política sin moral se arrumbará por carecer de
fundamento. Una actitud reducida al lamento sin la acción polílica,
signíficará dejar vacío el espacio políüm cuya ocupación reclama
el presente.
Para hacer pósible la restauración moral y malerial de España,
el Carlismo os urge a la acción política y os invita al Acto de
Afirmación Carlista que tendrá lugar D.M. el próximo día 6 de
Octubre en el Cerro de los angeles.
Pamplona,25 de Septiembre de 1985
Festividad de San Fermín
Comisión Gestora para la unidad
del Carlismo en Navarra

LIBROS
LOS TRADICIONALISMOS SIN TRADICION
El estremecedor cataclismo que supuso para Francia

la Revolución, obligó a una serie de mentes, sin duda,
privilegiadas a reaccionar instintivamente conlra sus
devastadores efectos.
Pero los estallidos revolucionarios no son el fruto de
un día agitado;sino la manifestación de un largo período
que larvada y lentamente va desmoronando los fundamenlos de un pueblo. Francia recogió la cosecha en
breve tiempo, pero la siembra y maduración se había
realizado durante dos siglos.
Cuando tuvo que reaccionar, la Francia de la Cristiandad era forma sin contenido. Delsubsuelo popular había
desaparecido la única sustancia que paraliza la Revolución: la sociedad cr¡stiana tradicional. La urgencia de
contraatacar empujó a sus pensadores a echar mano de
los fundamentos filosóficos, culturales y sociales en que
se habían formado: el racionalismo cartesiano y el vitalismo sentimental del Romanticismo. lgnoraban la concepción filosófico cristiana del hombre y del mundo. Se

inventaron un Tradicionalismo sin Tradición. Esquema
racionalque pretende interpretar subjetivamente la naturaleza de las cosas, pero no comprenderlas segrJn
son.
En España no ocurrió lo mismo. La socisdad había
conservado sus esencias cristianas. Argurnentar contra
las revoluciones era observar la vida religiosa, cultural y
polfticade nuestro pueblo, en susfueros, usosycostumbres. El Carlismo surge como movimiento popular que
reclama a la par el derecho legítimo de un Rey y el
respelo al modo de ser histórico de nuestra Patria.
Desde la distancia ignorante todo puede parecer lo
mismo, como a los gatos los hace pardos la noche. El
profesor Alsina ha realizado una labor eminentísima en
su obra El Tradlclonalismo filosófico en España. Ha
encendido la luz.

El Carlismo es el Tradicionalismo (doctrina) de la
Tradición española (naturaleza histórica de nuestra Patria).
Los tradicionalistas españoles de la escuelafrancesa,
brillantes y bien intencionados los más, pero siempre
atentos a los programas concretos del poder político del
momento y desenganchados de la única y exigente
Tradición, terminaron por la vía del pacto {quieras que
no lucralivo) en elala moderada de los conseruadores
de la Revolución. Son los tradicionalistas que terninaron
desconociendo o ígnorando la "santa tradición",

I ENSAYOS DE

I EL TRADICIONALISMO

N APUNTES Y DOCUMENTOS

TEORIA POLITICA

FILOSOFICO EN ESPAÑA

PARA LA HISTORIA DEL THA.
DICIONALISMO

Por: Alvaro d'Ors
Ed.: Eunsa -.Pamplona

Por José Alsina Roca.
Ed.: Bibl¡oteca Universitaria
de Filosofía - Barcelona

Por: Manuel de Santa Cruz
13 vol. editados
Pedidos: Aptdo. 1269
Pamplona

A nuestros lwtores y amigos
Aeión
Carlisk
Apdo. 1268
31080 Pamplona

Estímado amigo:
En sus manos el número de Acción Carlista correspondiente al g.* trimestre 85. Un
modesto bolelín que desea contribuir a la unidad, vitalización y relanzamiento del
carlismo en Navana y España.
Los 1.000 ejemplares de su tirada actual se distribuyen fundamentalmente en
Navarra, si bien se hace llegar también a Aragón, cataluña, Madrid, vascongadas y otras
regiones españolas, siendo nuestro propósito aumentar el número de eje=mplarés, rebajando costos y logrando una mayor difusión.
Nos cpnsta la buena acogida que está teniendo y confiamos tenerle, también a Vd.,
entre los-amigos deseosos de suscribirse, cooperando económicamenle a su implantación y difusión.
A la espera de sus noticias, queda de Vd. s. affmo.

Don
20 Apsll¡do

calle
n.o

distritopostal
población

Desea*-"-*

teléfono

La inclusión de España en alguna de las estructuras

económicas de Europa ha sido presentado a nuestro
pueblo como el final de una historia mentecata, oscurantista y canallesca, que al fin nos va a permitir alcanzar la luz de la civilización, de la que durante siglos permanecíamos margiqados. La desproporción
enlre el tratado económico realizado y las conclusiones políticas e ideológicas que a bombo y platillo nos
proclaman debiera advertirnos de que el galo encerrado lleva el sello delviejo trágala antiespañolSi quieres comprarme el lrigo ¿por qué presumes
del cambio de mis vestidos y del demtmbamiento de
mi conciencia?. Si quieres negociar, por qué alardeas
de que nos tienes que cambiar el corazón?. Vete al
pueblo vecino; cómprale las cebollas y diles: -por fin
habéis alcanzado la dignidad de ser como nosotros,
vuestras creencias vergonzantes han desaparecido,
ya gozáis de la luz. Aunque no menciones las exigencias económicas de los cincuenta mil folios, date por
ahogado en el canal si nadar no sabes. Sin embargo,
perplejos, los españoles callamos.

¿Quieren negociar? Muy bien, negociemos. Pero
¿por qué renunciar a los ideales que han constituido
la esencia de nuestra Nación?. Una vez más deberíamos recordar el "temo a los griegos y a los dones que
nos ofrecen" virgiliano, si es que se puede hablar. de
dones.
Precisamente por la importancia dal acontecimiento
político, hoy más que nunca España debiera ahondar

en la.conciencia de sus rasgos dislintivos, en la afirmación de su personalidad. Sin ernbargo pocas veces

se ha encontrado tan amenazada y tan al borde de la
ruina total.
España no está herida en su unidad por los fraOins
separatismos de las burguesías nacionalislas ni por la
brutalidad despiadada del terrorismo maxista. España
está amenazada por quienes de manera consc¡ente y
premeditada trabajan por borrar de la conciencia de
nuestro pueblo los fundamentos que hicieron posible
esa unidad, induciéndole a avorgonzarse de su historia y olvidarla, dejándola reducida a una realidad sin
sentido.
Una Constitución amañada, partidista y extranjerizante no puede suplir el espíritu de una nación. Una
Monarqufa que no encarna ese espíritu es símbolo de

nada, lujo que no larda en desaparecer. Una y olra
enajenan a un pueblo. No le pueden aportar ni la paz

ni el

bienestar, España se encontrará

a sí

misma

cuando, perdido su complejo de inferioridad, construya su futuro con materiales propios.
El fundamento de nuestra nación no es otro que la
fidelidad histórico política a los principios del Evangelio, alzados como enseña dinamizadora y misionera
de su fe en el hombre y en el mundo, antítesis de la
que ha pretendido construir una Europa racionalisla y
burguesa, rebelde a su historia y con la esterilidad
deshumanizante de las prelensiones de los Promeleos y Sísifos.
Nuestra concepción del hombre y de la vida, siempre del hombre histórico y concroto y no abstracto, dio
aliento común a la diversidad de pueblos y lenguas,
reinos y señoríos, que enriquecen nuestra Patria y el
esfuerzo común por una Fe común crearon el milagro
de una unidad, de otra manera imposible. España, para su.pervivencia, no puede olvidar lo que tantas vecss nos repitieron los grandes pensadores de la Tradición: en España el Catolicismo no ha sido sólo civilizador, sino el constituyente básico de su nacionalidad.
La unidad católica y la confesionalidad del Estado,
sin que sea obstáculo para la tolerancia y el respeto a

todos, son la argamasa de la unidad de pueblos y
gentes de nuestra Patria. Calalanes, Aragoneses, Navarros, Vascos, Cántabros, Astur-leoneses, Gallegos,
Castellanos, Extremeños, Valencianos, Andaluces,
Murcianos, y Canarios tienen una historia común: su
amor a la Virgen y su fidelidad a la lglasia de Cristo.
No es otra nuestra unidad. En tanto no recuperemos
la unidad calólica, España será cuerpo sin alma, armazón resquebmjado de piezas descoyuntadas y a la
deriva. No es otra la causa de nuestra desaliento y
ocaso. Esta es nueslra historia pese a quien pese y
esta nuestra responsabílidad, caiga sobre el que caiga.

Las naciones europeas, en su mayor parle, configu-

raron su peculiaridad patria en.rebeldía a su pasado
cristiano y desde el afán de un mundo hecho a la medida de la voluntad de los hombres. España, que desde Recaredo habfa descubisrto en la confesionalidad
católica, la unidad y la paz de sus gentes, que la habla
confirmado y ratificado en la larga lucha de la Reconquista, cuando llegó la hora de las naciones, optó, fiel
a su historia, por hacerse el paladín de la cristiandad.
Triste final para nuestra Patria, si el plato de lentejas nos ha de arrebatar la dignidad de nueslra historia.

TRADICION Y PROGRESO
Generalmente cuando se habla con alguien
de Carfismo suelen decir gue no se puede marchar hacia atrás, que la historia mira hacia adelante y va de la mano del progreso.
Ese es quizás el mayor fallo inicial de los carlistas, no saber explicar que, ni vamos, ni pretendemos ir hacia atrás y que, por supueslo,
buscamos y apoyamos lo que es progreso. Lo
que ocurre es que, a diferencia de otros grupos
políticos entendemos que se debe ir hacia adelante sin renunciar a la conciencia histórica de
nuestro pasado en cuanto haya representado de
limpio y constructivo. Que la Tradición es el crisol de los logros de la humanidad que ha permitido que determinados valores y mentalidades
resistan los embates del tiempo. Y que queremos ir hacia adelante pero sin que el fin justifique los medios, cuando éstos sean lesivos para
el projimo o para nosostros mismos.
Progreso será todo aquello que sin menoscabo de la dignidad propia y del projimo, mejore la
situación moraly material de la colectividad.

FALSO PROGRESO
Evidentemente cuando, bajo el pretexto del
progreso y vendiendo la mercancía de unas teóricas libertades formales, lo que se implanta es
la explotación de unos, por el bienestar y enriquecimiento de otros, como en su momento
ocurrió con la revolución burguesa, nosotros negamOS que (eSO Sea prOgreSOD-

O cuando con el pretexto de la lucha de cla4

ses, e$pecialmente latente a partir de la revolución del 48, y de acabar con el capitalismo, se
quieren arrancar las libertades concretas e implantar el monopolio del poder político y económico por parte de un partido que es el único que
"debe pensar y decidir" como en el caso de los
comunísmos, nosotros negamos (que eso sea
prOgreSOD.

El necesario progreso de la tecnología es algo

en lo que todos eslamos de acuerdo. Pero el
deterioro y el retroceso de los valores y de la
dígnidad del hombre, comprable, vendible y manipulable, es quizás lo más opuesto al progreso

y lo más practicado en la sociedad en guena
con la tradición.

ESPACTO POLIT|CO VACTO
Esto lo reconoce mucha gente pero indudablemente de forma pasiva. Existe en España
una derecha violenta y una derecha pasiva que
hace su programa a partir de los fallos de la izquierda gobernante. Falta una solución política
que no sea violenta por principio ni meramente
denunciante y aveces hasta "claudicante". Falta
un grupo político constructivo que base su actuación en la defensa de los derechos y de la
dignidad humana. En lo que debe ser, más que
en lo que conviene ser. Y que si se opone a algo, pongamos por caso el aborto, lo haga porque es atentar contra el derecho a la vida y no
por tal o cual lriquiñuela legal o tal o cual garantía.

Evidentemente, como nos dicen, se respeta
que cada madre haga lo que quiera en esos ca-

sos y a nadie se obliga a abortar, ¡Faltaba más!.
Pero no es válido decir que el que se despenalice ei aborto, no implica que tú abortes, porque
sso es tanto como decir que, el que se despenalice el crimen no implica que tú mates.

(CENTRISMO,, SOCIALISTA
Lo único que últimamente se ha vendido bien,
electoralmente hablando, es un socialismo formalmente mo&rado, envuelio en una bandera
roja, coronado por supuesto y que además entrega a cada comprador de su mercancía un
hermoso capullo rojo.
La sorpresa para quien hizo las compras fue
que al llegar a su casa vio que el conlenido no
era lo que anunciaba la propaganda: ni más trabajo, ni más seguridad ciudadana, ni más independencia política, Sólo quedaba apostado el
capullo, las espinas del paro, la bandera roja, el
puño y sorprendentemente la OTAN. Del mercado común mejor no hablar hasta que sepamos
el precio.
Pero no hay que caer en la tentación de las
conclusiones fáciles de esa derecha pasiva que
dice: ¡Ahora se desegañarán!, ¡La juventud se
empieza a dar cuenta!... Quizás. Fero se dan
cuenta de que el PSOE no funciona y ya le están planteando que no funciona porque no es en
realidad izquierda.
Cuarenta años de franquismo y diez de decir
lo malo que era el franquismo, identificándolo
con todo lo que no fuese maxismo (aun cuando
algunos de los que no somos maxistas y nunca
nos hayamos identificado con el régimen ante-

rior sufriéramos cárcel y detención en aquel período), hacen difícil un giro a la derecha.

POSIBILISMOS DE LA IZQUIERDA
Si el PSOE baja en las próximas elecciones,
no es fácil que pierda, puede reforzarse en él la
posición de izquierda socialista que justilicará la
pérdida de apoyo en un incumplimiento del pro"
grama de los oficialistas y el abandono de la ortodoxia maxista.
Y decimos ésto, porque a nivel nacional, fuera
del PSOE sólo hay un PCE roto y poco más. La
política de atracción de antiguos militantes y de
aquellos ya históricos "independientes del PCE"
que lleva a cabo Gerardo lglesias, sólo a medio
plazo puede compensar la pérdida y desgaste
que supone el enfrentamiento con los carrillistas.
En el momento de las elecciones, ese plazo no
se habrá cumplido todavía y el PSOE seguirá
siendo el voto útil de la izquierda.
El grupo de Tamames, presumiblemente unido electoralmente al PCE, no va a ser alternativa al PSOE por la izquierda.
¿Y quién hay más allá?.-. El Movimiento comunista, los troskistas, los seguidores de Galle9o... Es evidente que ninguno de estos grupos
puede tener represenlación parlamentaria alguna.

MARXISMO ( NAGIONALISTA
Quizás es disiinto el caso de Navarra y Pafs
Vasco y en menor medida Cataluña. Algunos

A,fternativas al socialismo,,
grupos maxislas han sabido tomar la bandera
del'nacionalismo con no poco éxito. Es evidente
gue el PSOE ó PCE son de por sí, pese a quien
pese,'centralistas. Eso no se vende excesiva.
mente bien en zonas con una gran tradición ant¡centrálista y quizás por ello, Esquerra en Cataluña, Euzkadico Ezquerra y Herri Batasuna en
País Vasco y Navarra, lengan ciertas o seguras
posibilidades de obtener el necesario apoyo para conseguir representación parlamentaria. En
Navarra por supuesto más difícilmenle.

ESPECTRO POLITICO NAVARRO
Acaso el espectro político de Navarra sea singular: AP, no es la primera luerza de la derecha
como ocurre en el resto de la nación. Los votos
van en mayor medida a un partido más índependiente del centro, de obediencia navarra y poco
claudicante en el tema Euzkadi. El PSOE no tiene mayoría, tendría menos sin el fraccionamiento de la derecha y de los nacionalistas. El pCE
por su parte, tiene menos fuerza de lo habitual
en otras regiones.
Sólo nos quedan los nacionalistas PNV, Herri
Batasuna, Euzkadico Ezquerra, y Auzolan.
El primer rasgo de estos grupos es su claro
diferenciamiento ideológico que, va de la derecha a la extrema izquierda.
El segundo, que no hay correspondencia entre la fuerza de estos grupos en País Vasco y
Navarra. Es muy difícil que aquí obtengan representación en las generales aunque puedan seguir siendo decisivos como ya lo han sido, en el
Parlamento y la Diputación.
El tercero es, de cual va a ser el impacto de
una serie de hechos importantes que se han
producido en los últimos años sobre estos grupos.

PNV, crisis en Navarra entre sectores del

PNV y expulsión de destacados militantesl Posterior crisis general por el tema Garaikoetxea.
Posible alarma de los sectores más a la derecha
del PNV que han podido ver que su voto podía
servir al PSOE. Pensamos que el momento de

las elecciones no va a ser el más propicio para
este partido.
Herri Batasuna, si bien algunos observadores
políticos piensan que las últimas acciones de

ETA en Navarra pueden restar fuerza a este
grupo, nosotros lo dudamos. Restarán evidentemente simpatfa hacia ellos de aquellos sectores
que aunque no les deban el voto los intentaban
juslificar, pero poco más. lmpedir su crecimiento
quizás, pero no disminuirán su fuerza porque
siempre han sido claros en lo que se refiere a
su apoyo y justificación de ETA que no nació
ayet.
EUZKADICO EZQUERRA, grupo que en Navarra no se benefició apenas con el aporte de
antiguos militantes del PCE y sí en cambio se
debilitó con la aparición de AUZOLAN, puede
ahora sin embargo, beneficiarse de votos de los
otros grupos nacionalistas aun cuando no creemos que pase de ahí, lo mÍsmo que ocurra con
AUZOLAN.EIIos pueden ser beneficiarios de la
crisis Peneuvista y en menor rnedida de alguna
posible pérdida de apoyo a Herri Batasuna, lo
que en cualquier caso dudamos les sea suficiente.

Las últimas batallas dialécticas

PNV-

EUZKADICO EZQUERRA (Arzallus-Bandrés) no
parecen otra cosa -a nivel electoral- que un inlento de la segunda fuerza de comer un cierto
espacio electoral al PNV. Particularmente y aunque es posible el maquiavélico comportamiento
de Arzallus en el tema ETA eso no implica por
supuesto que Bandrés haya sido precisamente
un apóstol de la no violencia.

RESPUESTA ESPAÑOIE:
EL CARL¡SMO
Con todo lo anterior no cabe duda que el carlismo tendría en España en general pero en Nava-.
rra y País Vasco en particular un espacio tán
claro como diferenciado.
Un espacio en el que defendlera Fueros y Libertades sin renunciar a su españolidad. Justicia
social y libertades concretas sin promesas de
falsos paraísos proletarios y de unos libertades
tan abstractas y lejanas que nunca llegan a
plasmarse cuando se necesitan.
Un carlismo que conjugase tradición y progreso y que con su claro concepto del principio de
subsidiariedad se alejase de peligrosos centralismos y poco racionales separatismos.
A esta tarea y.a esla bandera puedes apuntarte.

Política

JAUNGOIKOA
TA FORUAK
Dmlaración del Carlismo Vasm

Los fueros vascos y navarros constlluyeron la foma legal de unos derechos y deberes fundados en principios de

ce en su caso) y la forma de

derecho natural.
Se ha dado a los Fueros el
nombre de derechos históricos. Eso hace creer a mu-

frutaron nuestros antepasados son necesarios un Estatuto y una Constitución diferentes, que se basen en el
respeto de los principios de
derecho natural y cristiano

chos que la historia es la base del derecho a los fueros.

No es así. Hay unos principios de derecho natural, permanentes, como es permanente la naturaleza humana,
y esos son la base de nuestros derechos.
Esos principios están por
encima de la voluntad de los
hombres, y son anteriores al
Estado.

La Constitución y el Estatu-

to en vigor no respetan

los

principios sobre los que se
fundamentaron nuestros Fueros. La experiencia de cada
día nos está demostrando
que ambos euerpos legales
son incapaces de dar a nuestro pueblo las bases de una
convivencia en p¿u que necesita. La persistencia de conflictos entre los gobiernos de
Madrid y Lakua entre fas diputaciones y ayuntamientos

las banderas, nada más.

Para recuperar los derechos y libertades de que dis-

que fundamenlaron los fueros
ilegítimamente abolidos y en

cuya defensa se han derramado raudales de sangre
carlista.

El desarrollo del actual Estatuto sólo puede conducir a
una tiranía como la que impera en los países comunistas.
Los frutos obtenidos hasta
ahora, como son: la implantación del divorcio, la legalización del aborto, el despilfarro
de bienes públicos y el boato
en que se mueven los gobernantes, que en ocasiones degenera en libertinaje, son una
promesa de lo que nos espera si seguimos por el mismo
camino.

Estamos sometidos al mismo tipo de centralismo que
desde la supresión de los
fueros. Han cambiado los

Bajo el lema Dios, Patria,
Fueros, Rey (Jaungoikoa ta
Foruak) convocamos a todos
los vascos para trabajar por
el logro de un sistema justo
que armonice el orden con la
libertad y que será realidad
con la restauración íntegra y
sin restricciones de nuestros

símbolos externos, como son

Fueros.

lo demuestran claramente.

la titulación de los organismos (empleando el vascuen-

lsusquiza,
22 de Sepliembre de '1985

Los intríngulis
del cambio
Algún autor d{o, c,lo ¡mportante

es camblar todo para que nada
cambie". Actualmente, al sufrido

Juan Español que tras unas gozosas e inconscientes vacaciones no
sabe crímo paganá las letras, los libros y otras menudenc¡es, los se.
ñores de la rosa en puño de hierro
lo bombardeen a través de los

(mass-media> (coniunto de los me-

dios de comunicación), con cifras,
datos y sstadísticas. Todo vale.
En definitiva, los eufridos ciudadanos que ven cómo mengua dla a
día su poder adquis¡tivo y confían
en que el temido fantasma del paro
llamea la puerta del vecino y no a la

suya, ignoran que hace mucho
t¡empo se dijo (la estadística es la
mejor forma de mentir de que disponen los Eoblernosr.
Por ello, impunemente, amparados en sus diez mlllones de volos,

nuestros gobernantes manejen con
gran desparpa¡o y dominio de las
más avanzadas técnicas del Marketing Político, tasas de inflacción, índices de paro, lPC, FNB, gue realmente no se los creen ellos ¡nismos, pero que a fuer de repetidos el
ciudadano medio acaba manelando

como maneja la alineación de su
equipo favorito, eso sl, sin saber
realnente lo que suponen o significan.
Pero mientras tanto, no pasa nada, nuestros gobernanles han he-

cho los cambios para que nada
cambie y siguen lenlendo como los
malos estudlantes varias asignaturas pendientes, como el paro, la In.

llacción, el déficit público y otr¡s,

en tánto se cargan la familia, la en-

señanza, la iusticia, la sanldad... y
olras bagalelas.

Como contrapartida a tanto dls-

parate y puesto que estamos en período pre-electoral, ya tenemos el

carnet de europeos, se implantará
alegremente, a la española, el lVA,

contribuiremos

a la paz en la

OTAN... y eso si, SEREMOS COMO
LOS AMERICANOS PUES NOS VAN
A REDUCIR LOS IMPUESTOS ¡Ja!
¿Ven Vds. qué fácll? ¿l,lo quería-

mos camblo? Pues camb¡o tene-

mos, aunque en realidad poco o na-

da haya cambiado, especialmente

por lo gue se refiere a modos y maneras de gobernar por decreto. Como en los viejos tiempos.

TELON DE FONDO

MINTIERON

HL$|NA$MHL
Deshumanización
democrática,
Pensar que el Mal no existe es una
solemne estupidez. De hecho, nadie lo
piensa de verdad, pues aquellos mismos que lo propalan no dejaron de luchar contra algo -la "burguesía", las
oeslructuras", el
"inmovilismoD, lo que
sea- como un mal^ Sólo que una vez
que se hicieron dueños del cotarro, empezaron a negar la existencia del Mal, y
a negar, naturalmente, que ellos mismos, aunque dominantes, pudieran ser
ese Mal. ¿No serán ellos los inmovilistas?
Pero la consecuencia más grave de
la negación del Males que desarma al
hombre de las posibles reservas para
combatirlo. Porque sabemos, de verdad, que la vida del hombre en la tiera
es toda ella combate, y si eliminamos
ese snsmigo gue es el Mal ¿qué sentido tiene combalir? ¡Pacifismo integral!

I
I
I

I
I

¡

Nuestro deber es, en primer lugar,
combatirel Malque hay siempre deñtro

de nosotros rnismos: el Pecado, que es

siempre personal, y es el Mal número

uno. Luego, debemos combatir el Mal
social, que es la situación de convivencia favorable al Pecado. El respeto a la
libertad que Dios nos hadado no impide
el deber social de favorecer el Bien común, y esto supone, en buena medida,
disponer las reglas de convivencia que
favorezcan ese Bien y disuadan a los
hombres del Mal. Por eso, una sociedad sin penas para el Mal no puede
favorecer el Bien, y de ahl esa impunidad que nos aflige. ¡Ya no hay delincuentes!
La Democracia desarma a la sociedad de las reservas de reacción contra
el Mal, y conduce a la impunidad.
La experiencia actual es elocuente.
Estamos tocando ya elfondo de la Revolución democrática, y del mismo modo que se elimina la diferencia entre los
sexos, lo que equivale a canonizar el
homosexualismo, se elimina igualmente el Bien y el Mal, lo que conduce a la
impunidad yaf desarme moral. Algoabsolutamente contrario a la naturaleza
del hombre. Por eso hablamos*¿quién

puede negarlo?-

ción democrática".

de

"deshumaniza-

En su día y en la medida de sus posibilidades, elCarlismo dio
puntual aviso del contenido real de una Constitución consensuada por diferentes fuerzas políticas.
f!oy, lo que es constitucional está ahí. Guste o no Euste.
Hoy, es constitucional:
la falta de libertad de enseñanza (Lode)
el divorcio y el aborto (reformas de los códigos Oivil y penal
la mofa y el insulto públíco de ta retigión católica (ieatros,
películas..,)
9! Shogo económico de municipios y regiones que imposibilitan el desarrollo de sus tibertades deñko de tá unidád ¿e
la Patria (presupuestos del Estado)

-

_Os

preguntamos, ¿sois felices?, ¿vivís tranquilos?, ¿qué opF

náÍs del estado actual ds cosas en España? En vosoiros lbs
respuestas y la solución.
Paradójicamenle, algunos sectorss de la derecha comienzan a
pronunciarse tímidamente sobre la necesidad de la reforma constitucional.
Flsforma constitucional, decimos nosotros, que no puade detenerse en la simple transformación funcional dsl Senido, porque
viviríamos una nueva farsa.
Mintieron los que ayer, en nombre de laPazy de la Libertad,
pidieron vuestro voto para llsvar a España a la actual Constitución. Seguirán mintiendo cuantos soliciten mañana vueslro volo
sin afrontar una reforma conslitucional a fondo.