You are on page 1of 1

GACETILLA DE PRENSA

Restablecimiento del Registro de Trabajadores Rurales y Empleadores
RENATEA informó sobre el fallo judicial definitivo que ordena la vuelta del histórico RENATRE
El director general del RENATEA (Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios),
Ranulfo Eduardo Bazán, informó sobre el fallo definitivo de la sala IV de la Cámara Nacional de
Apelaciones del Trabajo, ratificando la inconstitucionalidad dispuesta por la Corte Suprema de
Justicia, de los artículos 106 y 107 de la ley 26.727 de Trabajo Agrario que crearon este organismo.
La sentencia ordenó al estado nacional, a través del ministerio de Trabajo, que cumpla con lo
resuelto por la jueza del Juzgado Nacional de primera instancia, lo que en la práctica significa el
restablecimiento del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores).
El histórico RENATRE fue creado por el gremio de los peones rurales (UATRE), por la ley 25.191, y
durante más de una década, hasta el 23 de enero de 2012, su conducción y administración estuvo
a cargo de un directorio integrado por cuatro directores de la Unión Argentina de Trabajadores
Rurales y Estibadores (UATRE), y cuatro directores en representación de las entidades empresarias
agropecuarias: Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), Confederaciones
Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA), Sociedad Rural Argentina (SRA), y
por dos síndicos representantes del ministerio de Trabajo.
Bazán, designado el pasado 22 de diciembre de 2015 por el presidente Mauricio Macri, informó a
lo largo de dos meses de gestión que en sus cuatro años de existencia el RENATEA triplicó el
personal con que contaba el RENATRE, además de numerosas contrataciones indirectas,
efectuadas a través de convenios con municipios, universidades y otros organismos estatales.
Comunicó también que una auditoría en curso ha detectado numerosas irregularidades
administrativas, contables y financieras, y que en sus cuatro años de existencia fueron
desvirtuadas las dos funciones principales del Registro: la registración laboral limitada a una
función meramente formal, y la prestación por desempleo, sin actualizar en cuatro años.