You are on page 1of 1

El RENATEA no designó por concurso a ninguno de los más de 500 empleados nombrados en

cuatro años de existencia
Durante sus cuatro años de existencia, el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores
Agrarios (RENATEA), no realizó concurso alguno para más de 500 empleados incorporados a su
planta de personal, ni tampoco logró la ejecución efectiva de centenares de denuncias legales,
efectuadas por trabajo no registrado de trabajadores rurales en distintos puntos de la Argentina.
Así lo informó la gerente Legal, Técnica y Administrativa del RENATEA, doctora Erica Utrera, a
cargo del área en la gestión encabezada por el director general del Registro, Ranulfo Bazán,
designado a fines del año pasado por el presidente Mauricio Macri.
La doctora Utrera afirmó que “ninguna de las actuaciones judiciales iniciadas por el RENATEA por
trabajo no registrado de trabajadores rurales en todo el país, fue ejecutada en sus cuatro años de
existencia.Los únicios juicios de cumplimiento efectivo por trabajo no registrado en la actualidad,
corresponden a presentaciones realizadas por el RENATRE histórico”.
“Estamos investigando una gran cantidad de pagos realizados por el RENATEA-destacó la
responsable del área legal del Registro-, presuntamente por traslados para capacitación de
trabajadores rurales, por ejemplo desde distintas provincias hacia Tecnópolis en Buenos Aires. No
hay detalle alguno de las acciones cumplidas, ni de la nómina y cantidad de trabajadores
involucrados, ni hay constancias de la acreditación de su identidad”.
La doctora Utrera agregó que “tampoco contamos con documentación o certificación fidedigna de
distintas compras de insumos, efectuadas por el RENATEA en todos estos años, con destino a
municipios de distintos puntos del país. En todos los casos estamos recabando la información y
documentación correspondiente, para determinar su procedencia”.
En relación a numerosos expedientes iniciados por reclamo de pagos de convenios realizados con
el RENATEA por distintas actividades o acciones, con municipalidades, universidades u otros
organismos, se remarcó que “hemos suspendido los pagos hasta su constatación y verificación.En
muchos casos estamos esperando las acreditaciones correspondientes, para determinar la
procedencia o no de una denuncia ante la oficina de Anticorrupción”.