ASESORAMIENTO COLABORATIVO El asesoramiento colaborativo puede ser externo e interno, prevaleciendo con el tiempo el interno con la figura del

orientador. Cuatro dimensiones del asesoramiento: Comunicación; asesor y asesorado deben mantener una buena comunicación, para conseguir el objetivo fijado que es el cambio a una escuela para todos. Formación; el proceso de asesoramiento puede ser entendido como formación o aprendizaje. Planificación; la planificación en el asesoramiento es entendido como una planificación flexible ya que este tipo de planificación es la que mejor responde al dilema en el que se encuentran las escuelas entre la estabilidad y la turbulencia. Sirve para dar respuesta a las circunstancias cambiantes. Innovación; esta dimensión es el corazón del asesoramiento, que es su función transformadora, pasar de una forma a otra diferente. El cambio es, una meta. “No sólo se persigue que los profesores resuelvan sus problemas sino también que sean capaces de dotarse de un modo de trabajar, que los haga cada vez más autónomos, más colaborativos, más flexivos, en fin, más profesionales.”