You are on page 1of 1

Diario de una mujer en campaña.

Día 17. Volver a creer.
Me parece que soy políticamente incorrecta, pero no puedo dejar de reaccionar ante mis
compañeros adversarios quiénes responden mediáticamente que toda la gente los recibe muy
bien, que los aman, que tienen el voto de todos ellos, cuando la verdad esta muy distante. La
gente está molesta con todo lo relacionado con el tema político, por lo cual nuestro proyecto
es casi una campaña de cultura cívica, el escenario es adverso contra la desesperanza, pero
es ahí ante la complejidad como un oasis que surge y todo cobra sentido .
Todos y todas necesitamos creer. Lupita estaba tan molesta que sus gritos se escuchan en
todo el sobreruedas, cuenta la leyenda que en la elección pasada le rompió un volante en la
cara a la candidata. Solo el viento se llevaba sus palabras graves haciéndolas rebotar en todo
el mercado. Todas me detuvieron y Luis, mi compañero de vida, fue quien se atrevió. Después
de un largo momento Lupita desbordó todo sus sentimiento, coraje y decepción al cabo de
unos minutos de escucharla y conocer su historia de vida, solo atiné a abrazarla y darle las
gracias por volver a creer.
Llegue a casa y todo el tiempo me envolvía la idea que todos necesitamos creer, afianzar
nuestras pasiones a alguien o algo, sentir que el presente es un instante pasado y que el
futuro puede ser de otra manera.