You are on page 1of 1

LA MONEDA

La moneda es una pieza de un material resistente, de peso y composición uniforme,
normalmente de metal acuñado en forma de disco y con los distintivos elegidos por la
autoridad emisora, que se emplea como medida de cambio (dinero) por su valor legal
o intrínseco y como unidad de cuenta.1 También se llama moneda a la divisa de curso
legal de un Estado. Su nombre en lenguas romances proviene del latín “moneta”,
debido a que la casa en donde se acuñaban en Roma estaba anexa al templo
de Juno Monetadiosa de la Memoria, encontrándose esta actividad bajo su
protección.2 La

ciencia

que

estudia

las

monedas

físicas,

metálicas,

se

denomina numismática.
El lugar donde se realiza la acuñación de monedas se le conoce con el nombre de
"ceca" o "Casa de Moneda". El nombre proviene de una voz del árabe clásico (sikkah),
que significa troquel.3
Por extensión, también se denomina moneda al billete o papel de curso legal.
El trueque es el intercambio de objetos o servicios por otros equivalentes, y se
diferencia de la compraventa habitual en que no intermedia el dinero en la
transacción.4 Este sistema presentaba dificultades para las transacciones, por lo cual
comenzaron a aparecer distintas formas de "mercancías-moneda" como unidad de
cuenta. Estas mercancías como medio de pago tampoco eran prácticas, ya que
muchas eran perecederas, y eran difíciles de acumular. Como solución se sustituyeron
pronto
por
objetos
o
materiales
realizados
en
metales
preciosos.
Estos metales preciosos tomaban muchas formas dependiendo del lugar, por ejemplo
ladrillos (lingotes), aros, placas, polvo, navajas ocuchillos. Por razones prácticas y de
uniformidad se adoptó la forma circular, en forma de discos de diferentes tamaños
pero fácilmente transportables. Nace de esta manera la moneda.
Las primeras monedas acuñadas con carácter oficial fueron hechas en Lidia,
(hoy Turquía), un pueblo de Asia Menor, aproximadamente entre los años 680 y 560 a.
C. Fue probablemente durante el reinado de Ardis de Lidia cuando los lidios
empezaron a acuñar moneda, aunque algunos numismáticos han propuesto fechas
anteriores o posteriores, como el reinado de Giges de Lidia o el de Creso "El
Opulento". Estas acuñaciones llevan como símbolo heráldico un león representando a
la Dinastía Mermnada a la cual pertenecían los reyes. La pieza fue acuñada
en electrum (aleación natural de oro y plata) y con un peso de 4,75 gramos y un valor
de un tercio de Estátera.
Después de la experiencia de Lidia comenzaron a acuñarse monedas por orden
de Darío de Persia, luego de la conquista de Lidia, y posteriormente en Grecia.