INTRODUCCIÓN

:
El término Haemophilus se deriva del griego y significa “ que ama la sangre” , las especies de Haemophilus son pequeños bacilos gram ( - ); a menudo coco bacilos. Son móviles y esporulados, que requieren uno o dos factores de crecimiento específicos presentes en la sangre. Algunos necesitan el factor X, que consisten en hem, hematina u otros tetrapirroles. En general las colonias son lisas con hemólisis; también forman colonias planas y rugosas con escasos surcos, granulares y cohesivas densas. ( 3) Haemophilus influenza: Es el de mayor importancia médica; Bacilo muy pequeño, se presentan solos, en pares, algunas veces en forma bacilar y otras formando largos filamentos. Es inmóvil, no forma esporas, y se presenta en forma capsulada y otra no capsulada; presenta tendencia a la coloración bipolar. Son aeróbicos y anaerobios facultativos, la presencia de CO2 puede favorecer el desarrollo en un primer cultivo. Requiere un pH ligeramente alcalino y la temperatura óptima es de 37º C . (6) En el hombre H. Influenza fue aislado por Pfeiffer en 1892; este autor lo considero como agente etiológico de la gripe epidémica o influenza hasta que se demostró que esa enfermedad era causada por un virus. Hoy se sabe que el microorganismo puede dar origen a conjuntivitis agudas, otitis media, faringitis, sinusitis, neumonías y meningitis especialmente en niños. ( 4 ) Haemophilus ducrey: Es la causa del chancroide ( chancro blanco), una enfermedad transmitida por contacto sexual. Consiste en una úlcera de bordes irregulares sobre los genitales, con inflamación notable y dolor. Los ganglios linfáticos regionales están hipertrofiados y dolorosos. Los pequeños bacilos gram ( - ) se presentan formando cordones en las lesiones, habitualmente junto con otros microorganismos piógenos. (3) Haemophilus aegyptius: También conocido como H. Conjuntivitis o bacilo de Koch–Weeks, es el agente causal de una conjuntivitis ( 4 ) Haemophilus parainfluenza: Puede ser causa de faringitis y, en ocasiones de endocarditis bacteriana subaguda.( 2 )

Haemophilus hemolyticus y H. Parahemolyticus: encuentran presentes en las vías respiratorias, usualmente patógenas, pero pueden ser causa de endocarditis y faringitis. ( 3)

Se no

PRUEBAS BIOQUIMICAS

1. MUESTRAS
Las muestras consisten en exudado nasofaríngeo, pus, sangre y líquido cefalorraquídeo, para frotis y cultivos.

2. IDENTIFICACIÓN DIRECTA
Cuando los microorganismos son abundantes en una muestra se pueden identificar por inmunofluorescencia o mezclarlos directamente con antisuero específico de conejo (tipo b) para una prueba de tumefacción de la cápsula. En la identificación inmunitaria de antígeno de H. Influenzae en líquido cefalorraquídeo; una prueba positiva indica que el líquido contiene concentraciones altas del polisacárido específico de H. Influenzae del tipo b. ( 1 )

3. CULTIVO

Las muestras se incuban en agar chocolate enriquecidos con IsoVitaleX hasta que aparecen las colonias típicas (24 a 48 hrs.). El H. Influenzae se diferencia de los bacilos gram negativos semejantes por su requerimiento de factor X y V y por la ausencia de hemólisis sobre agar sangre. Las pruebas para requerimiento de los factores X (hem) y V (dinucleótido nicotinamida adenina) pueden efectuarse de varias maneras. Las especies de Haemophilus que requieren factor de crecimiento V, crecen alrededor de las tiras de papel o de los discos que

contienen factor V, colocados sobre la superficie de agar, el cual se ha esterilizado en autoclave antes de añadir la sangre (el factor V es termolábil). El crecimiento de Haemophilus en la parte situada entre las tiras indica requerimiento de ambos factores. Una mejor prueba para el requerimiento de factor X se basa en la incapacidad del H. Influenzae ( y de otras especies de Haemophilus) para sintetizar hem a partir del ácido delta-aminolevulínico. Los microorganismos Haemophylus que no requieren factor X sintetizan porfobilinógeno, porfirinas, protoporfirina IX y hem. La presencia de florescencia roja bajo luz ultravioleta (aproximadamente 360 nm) indica la presencia de porfirinas y prueba positiva. Las especies de Haemophylus que sintetizan porfirinas (y por tanto Hem) no son H. Influenzae.( 1,4 ) El crecimiento optimo a PH 7.6 y en medios líquidos, puede estimularse por aeración. En el aislamiento primario crecen algunas cepas en presencia de 5% de CO2. Las reacciones de fermentación de Hinfluenzae son demasiados variables como para tener la utilidad diferencial.(2 ) CARACTERÍSTICAS DIFERENCIALES DE LAS ESPECIES DEL GENERO HAEMOPHILUS(3)
ESPECIE S FACTOR REQUERIDO X Y HEMÓLISIS GLUCOSA SACAROS A LACTO SA PRESEN CIA DE CATALA SA CO2 FAVORECE EL CRECIMIE NTO

H. infl uen zae H. haemol yticus H. ducreyi H. paraha emolyti cus H. parainfl uenzae

+

+

-

+

-

-

+

-

+ + -

+ +

+ +

+ +

+

-

+ D

D

-

+

-

+

+

-

D

(3)

IMPORTANCIA CLÍNICA
Aunque muchos Haemophillus son habitantes normales del tracto respiratorio superior del hombre, pueden convertirse en invasores primarios y secundarios, H.influenzae del tipo b es el responsable del 95% de las infecciones causadas en niños de edades comprendidas entre los seis meses y 3 años. La infección comprende en meningitis, epligotitis aguda, faringitis , sinusitis, neumonía, otitis media y bacteremia, algunas veces también causa endocarditis bacteriana y artritis séptica, con menor frecuencia produce infecciones similares en los adultos. En los adultos las enfermedades de vías respiratorias superiores son causadas por Haemophillus Influenzae son el resultado de la invasión secundaria de este microorganismo, siguiendo la infección vírica ( 4) . La neumonía por H. Inflhuenzae ocurre con mayor frecuencia en niños de menos de 5 años de edad y en personas de edad avanzada con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, otros factores importantes son el cáncer, alcoholismo, desnutrición y diabetes sacarina.(6)) VIRULENCIA Los influenzae del H. no producen ninguna exotoxinas demostrable el papel directo de la endotoxina en meningitis o el bacteremia es no entendible, aunque el liposacaridos externo de la membrana de la bacteria gram-negativa se piensa para desempeñar un papel en la inflamación asociada a media del otitis. Todas las tensiones virulentas producen el neuraminidase y un proteasa de IgA, pero el papel de estas enzimas extracelulares en la invasión está no probado. El aumento de Fimbria la adherencia de bacterias a las células mucosa humanas in vitro, y ellas se requieren para la colonización acertada del nasopharynx. El antígeno de Antón, según lo definido en células de sangre rojas, aparece ser el receptor. La virulencia, por lo menos en el caso el bacteremia y meningitis, del se relaciona directamente con la formación de la cápsula. Virtualmente todas estas infecciones son causadas por el serotype del tipo b, y su polisacárido capsular, conteniendo el ribose, ribitol y fosfato, es el determinante probado de la virulencia. El material de la cápsula es antiphagocytic, y es ineficaz en inducir el camino alternativo del complemento, de modo que la bacteria pueda invadir la sangre o líquido cerebroespinal sin la atracción de fagocitos o provocar una respuesta inflamatoria y bacteriolisis complemento-mediado. Por esta razón, el anticuerpo anticapsular, que promueve fagocitosis y bacteriolisis, es el factor principal en defensa inmune contra infecciones de los influenzae .

La cápsula del fosfato del ribitol del polyribosyl (PRP) es el factor más importante de la virulencia porque hace influenzae del tipo b H. resistentes a la fagocitosis por los leucocitos polimorfo nucleares en ausencia del anticuerpo anticapsular específico, y reduce la susceptibilidad de los bacterum al efecto bactericida del suero. Sin embargo, la susceptibilidad al efecto bactericida del suero depende de la presencia anticuerpos a un número de otros sitios antígeno, incluyendo como de los el liposacaridos y las proteínas externas de la membrana .señaladas .

IDENTIFICACIÓN EN EL LABORATORIO
La base del diagnostico se encuentra en el aislamiento en medios especiales o placas de agar sangre. Las cepas sospechosas se estudiaran en sus caracteres morfológicos, exigencias de cultivo y pruebas serologicas ( 5 ) Si se examinan inmediatamente, pueden observarse bacilos pleomórficos gram negativos, con concentración bipolar del sedimento del líquido cefalorraquídeo en frotis teñido por tinción de Gram. El tipo B se puede identificar de inmediato por la prueba de intumescencia capsular o por la técnica directa de los anticuerpos fluorescentes. Actualmente se dispone de los contrainmunoelectroforesis (CIE) para la detección de los antígenos polisacáridos del Haemophylus influenzae en líquido cefalorraquídeo. (2,5 ) El diagnostico de laboratorio de meningitis por Hib se basa en la visualización directa de PMN y coco bacilos gram negativos en muestras de LCR; la comprobación de niveles bajos de glucosa y altos de proteínas en muestras de LCR; la demostración inmunológica de material capsular de Hib en sangre, LCR o muestras de orina, y el cultivo de microorganismos Hib en muestras de LCR.( 1 ) Se cuentan con diversas pruebas inmunológicas para detectar la presencia de material capsular. La mayor parte de los laboratorios emplea una prueba de aglutinación de látex (LA) o la prueba de coaglutinación de proteína A estafilocócica (COA). Estas incluyen el uso de anticuerpos anti – PRP que se une con las perlas de látex en la prueba LA y con los estafilococos en la prueba COA. Se agrega una muestra pequeña de sangre, LCR u orina al conjugado y las perlas o estafilococos se aglutinan al ponerlos segundos o minutos si hay PRP. Parece que la prueba LA es la prueba inmunológica de mayor sensibilidad disponible. Sin embargo, un ensayo inmunológico enzimático que se realizó en fecha más reciente que las pruebas LA o COA demostró ser más específico para detectar el antígeno capsular Hib. (3) Como los microorganismos de H. Influenzae son muy sensibles a los cambios de ambiente, las muestras clínicas que van a cultivarse se

recolectan antes de administrar antibióticos, se transportan al laboratorio tan rápido como sea posible y no deben refrigerarse. Las muestras de sangre, LCR y exudado se cultivan sobre agar color chocolate o en cualquiera de los diversos medios selectivos para H. influenzae. Cada medio de selectivo incluye sangre desfibrinada de caballo, la cual contiene los factores X y V. Se agrega bacitracina a la mayor parte de los medios selectivos para inhibir el crecimiento de otros microorganismos que quizá se encuentren en la mucosa oro faríngea y nasofaríngea. (1,5 ) Tras efectuar el cultivo de la muestra de Haemophylus, se utiliza un panel de pruebas bioquímicas para determinar la especie y el biotipo de los microorganismos.( 4 )

BIBLIOGRAFÍA: 1) Brooks, F.G. , Butel., Morse, A.G, Microbiologia Medica de Jawetz, 16 Edicion, 1999, cap. 19, pp:301,302,303,304. 2) Davis, D. B., Tratado de microbiología, cuarta Edición,1996,Cáp..31, pp.:592. 3) Divo, A, Microbiología Medica, Editorial Interamericana, Cáp..16,pp.:129,130. 4) Pumerola, A, Microbiología Y Parasitología Medica, segunda Edición, Editorial M asno, Cáp.. 44486. 5) Spaulding,.H.E, Truant,P.J,manual de microbiologia clinica,1981, cap..26,pp:305.
6) Stuart,T.W, Microbiologia, Editorial Mc Graw Hill, 1998,cap.. 6, pp:149,154,155.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful