You are on page 1of 3

LA SERPIENTE Y LA CHICA

En un tiempo desconocido en el campo había una chica, ella iba a pastear a su
ganado todos los días en a mañanita y como el lugar donde ella pasteaba su
ganando era un lugar desolado donde no había mucha gente, ella para no
quedarse triste y en silencio cantaba bonitas canciones y a veces silbaba. Un día
la chica estaba muy feliz pasteando a su ganado y también estaba cantando feliz
de la vida y una serpiente se sintió atraída por esta chica y se puso delante de
ella, esta serpiente de un color dorado y cuando la chica vio a la serpiente sin
pensarlo dos veces le empezó a lanzar piedras hasta que una le dio y la serpiente
se retiro. Al regresar la chica a su casa después de pastear a su ganado de
ovejas, no le conto a sus padres lo que se había encontrado con una serpiente en
la mañana pero sus papas notaban que algo le sucedía a su hija y se notaba la
preocupación en su cara. En la noche cuando la familia estaba cenando
repentinamente tocaron la puerta y la chica fue a ver quién era, cuando abrió
había un hombre bien parecido, de piel blanca como si fuera europeo, alto y de
piel blanca, la familia lo invito a cenar con ellos. El hombre les dijo que se había
perdido en el campo, el hombre vio a la chica y él le dijo: “Hola no te acuerdas de
mí, nos vimos en la mañana”, la chica estaba un poco confusa porque en la
mañana no se encontró con nadie. Los padres de la chica le dieron hospitalidad al
joven hasta el día siguiente, el hombre trabajaba en un pueblo muy cerca de la
casa de la chica y poco tiempo después se hizo muy amigo de la familia. Este
joven y la chica se enamoraron y el joven pidió la mano de la chica a sus padres y
estos aceptaron muy contentos y se hizo una bonita boda. La chica no tenía ni
idea de que su amado esposo era la serpiente que tan mal había tratado pero que
al serpiente le seguía amando. Cuando ya eran esposos y vivían buenos tiempos
la chica no trabajaba, ella solo cuidaba y limpiaba la casa y por supuesto hacia la
comida para su esposo, el hombre que era la serpiente paraba todo el día en su
casa y cuando se ocultaba el sol iba a trabajar hasta el día siguiente y esto era
porque la serpiente podía transformarse en hombre por un tiempo limitado y para
dormir cómodamente hizo un hoyo en la cocina de su casa. La chica no se daba
aun cuenta que su esposo era la serpiente luego de un largo tiempo quedo

Autor: JET SAR A TI MADRE .embarazada de la serpiente y ella estaba muy feliz con su embarazo porque ella siempre había deseado tener hijos. entonces la serpiente maldijo a su esposa por haber puesto comida envenenada en donde el dormía. la chica pensaba que se iba más temprano porque tenía otra mujer o peor aun una familia con muchos hijos. la chica se volvió loca y un par de años después murió. La serpiente que estaba transformado en hombre también estaba muy feliz por el embarazo pero por alguna razón ahora se podía transformar en hombre por menos horas y se iba más temprano diciendo que iba a trabajar. enfadada empezó a buscar alguna prenda de mujer que no sea de ella y empezó a ordenar la casa completa y encontró el hoyo que había hecho su pareja para dormir todas las noches y ella pensó que lo habían hecho una familia completa de ratones y puso en ese hoyo comida envenenada y cuando al serpiente fue a dormir en la noche al hoyo comió la comida envenenada y murió lentamente y de la peor manera. La maldición de la serpiente fue que su esposa se vuelva loca y que su hijo se vuelvan en miles de serpientes que al crecer estos también se conviertan en hombres y que enamoren a las chicas y que luego estas serpientes envenenen a las chicas para que estas mueran lentamente igual como murió esta serpiente y se cuenta que estas serpientes que son los hijos de la chica no envejecen y siguen envenenando a las chicas vengando la muerte de su padre. A la mañana siguiente la chica despertó un poco enojada y se dio cuenta que de su cuerpo salían serpientes muy pequeñas y la chica salió huyendo del lugar.

I Te fuiste de mi lado. AUTOR: JET SAR . en silencio fue tu partida. V Sé que en el cielo estas y me esforzare para ganarme el cielo para no perderte mas. velando por mí estas porque solo me dejaste esperando el día en que nos volvamos a encontrar. III Ahora eres un ángel. mientras tanto ilumina mi senda madre querida. II Tu alma lucha madre querida por seguir viviendo pero las fuerzas no te alcanzan para poder vivir. IV Sin embargo ya no puedo aguantar tengo ganas de abrazarte y nunca más volverme a separar de ti madre querida. mi corazón se ha desangrado por tan súbita despedida. VI Que tu presencia me rodee y que me ilumine siempre hasta que se cumpla mí destino de volverte a encontrar.

Related Interests