Un día por Teotihuacán. La verdad es que es impresionante la cantidad de cultura que existía en esa época.

Como dominaban perfectamente la astronomía, hasta tal punto que sus construcciones se basaban en ella. Fue un día espectacular donde aprendí muchísimo de la ciudad de los Dioses. Al estar ahí; primero sentí admiración; al saber que esta ciudad está hecha por nuestros antepasados sin ningún tipo de tecnología más que el péndulo. También sentí orgullo por que es patrimonio mexicano y al estar el frente de este lugar tan majestuoso hasta la piel se te pone chinita. Rosy Rangel Helú

Las pirámides de Teotihuacán representan: la cultura de nuestros ancestros la majestuosidad de su arquitectura inteligencia respeto grandeza

impresión imaginación para crear tal belleza sentimiento de felicidad y orgullo Carla Vaquero Chávez.

La visita a Teotihuacán para mi significo mucho, desde el momento en el que entre a dicho lugar sentía toda esa buena energía, sentí la grandeza que corría en el aire, al subir las pirámides sobre todo la del Sol, podía sentir grandeza, y una vez estando abajo me sentía pequeña, rodeada de grandeza, de exactitud, de excelencia. También había personas vendiendo silbatos con sonidos de diferentes animales, y esto colaboraba a que el ambiente fuese más ameno, a que la imaginación fluyera más. Es hermoso poder disfrutar hoy día de estas construcciones, ver como hasta ahora se conservan tan bien, a pesar de que lleva miles de años, en el aire corre un mismo sentimientos de grandeza y majestuosidad de las cosas que ahí se encuentran. Uribe Rodríguez Ana Karen.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful