You are on page 1of 282

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

LANZAMIENTO PERFECTO

de JC Wilder

CRÉDITO/RECONOCIMIENTOS y DESCARGOS DE LA AUTORA: Esta es
una historia de un inusual romance lésbico, destinada para lectores
maduros mayores de 21 años.
Esto traerá recuerdos para algunas personas. Es un Uber-Xena iniciado en
el verano de 1998. También estoy basándome en gran medida en una
novela escrita por Colleen McCullough (y una película) llamada ―Tim‖. Esto
es un fan fiction, no ficción original. Tal vez sea más una adaptación que
otra cosa. Y es un esfuerzo sin fines de lucro. No se pretende infringir
ningún derecho de autor.
J.C. Wilder

2

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

CRÉDITOS, COMENTARIOS Y DESCARGOS DE TRADUCCION

Copyright de la traducción: LeiAusten Jun 2016
Corregido por: Charo
Diseño de portada y documento: Lei Austen
Título Original: Perfect Pitch
Categoría: Uber XWP/Original
Resumen: Marseline Madson es una poderosa abogada que ha sido
encargada de la recaudación de fondos para el equipo de béisbol de la liga
menor femenina. Christine Alexander, una de sus vecinas que tiene una
discapacidad mental, resulta ser una de las mejores candidatas para la liga.
Cuando Marsi se manifiesta en contra de la aceptación de Chris en la liga, ¿es
simplemente por ser protectora del propio bien de Chris, o hay algo más?
Nota de la traductora: La historia original en que se basa esta traducción
quedo inconclusa y no creo que sea terminada pues originalmente se publicó
por el 2000 y, que yo sepa, la autora no ha escrito nada reciente. Pero como
comentó una aficionada en un foro en inglés, tal como se quedó la historia
puede pasar por un final, así que creo no quedaran disgustadas. Además
debo agregar es uno de los fics más dulces (sin ser empalagoso) y humanos
con que me he topado. Lo he leído en infinidad de ocasiones y su lectura
siempre logra conmoverme. Por esto creo que merecía ser traducido así que,
aquí esta.
Descargo de Traducción: Esta es una traducción libre al español y es
totalmente

gratis,

solo

para

su

entretenimiento

particular,

no

para

comercializarse. Si más adelante desean publicarla en otra parte solo les pido
que mantengan intacta la traducción original y los créditos de la misma. Sin
más que agregar les dejo continuar y disfrutar de la lectura :o)
3

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Sinopsis
En este relato JC Wilder hace un gran trabajo en traer a la vida a
dos personajes totalmente entrañables, muy humanos. Esta historia es
acerca de una reservada e implacable abogada Marsi Madson, poseedora
de una firma de abogados y descendiente de una prestigiosa familia de la
alta sociedad y Christine Alexander, una joven mujer que tiene un retraso
mental y trabaja como manitas en el edificio del que su padre es el
encargado. Marsi adquiere un departamento en ese edificio y es así como
ambas mujeres se conocen, llegando a formar una gran amistad, que solo
se irá fortaleciendo y evolucionando con el paso del tiempo, hasta
convertirse en algo mucho más intenso.

4

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

LANZAMIENTO PERFECTO
de JC Wilder
Versión corregida por Charo

“Si podemos encontrar al mundo en un grano de arena,
también podemos hallar el alma misma en ese pequeño punto de la
vida en que se cruzan los destinos y entrelazan los corazones”.
Thomas Moore.

UNO
El Alcalde Paine entró en la oficina de Marseline Madson con un solo
propósito en mente y el conocimiento de cómo cebar a la pequeña
abogada. Después de sólo unos minutos de discusión la tenía donde
quería.
—Marsi, ¿por qué estás tan en contra de esto? —preguntó con una intensa
pero secreta expresión.
—No estoy en contra de que las mujeres jueguen al béisbol Don, créeme.
—Haciéndola lucir como sus cuarenta años, las negras gafas de montura
negra se cernían sobre la mitad de su nariz mientras sus ojos verde mar se
asomaban por encima de ellas—. Pero tú estás haciendo la suposición de
que la ciudad en su conjunto va a apoyar la idea. Yo no lo creo. —Si su
cabello como el maíz no se mantuviera en un apretado rollo francés, este

5

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

se elevaría alrededor de sus hombros con la fuerza de su desacuerdo—. No
cuando tener un equipo de ligas menores femenino significaría impuestos
más altos.
—Nuestra ciudad tiene un corazón Marseline. Un corazón que se mueve
por el más débil. —Su mano haciendo un gesto flotaba sobre su cruzada
chaqueta negra antes de descansar sobre su corazón—. Nos encanta el
pobre hombre bajo el tótem... o en este caso la pobre mujer. Esto sería un
epítome de eso.
—Sólo realmente amamos a los de abajo cuando no nos cuesta nada. —
Ella frunció el ceño—. Si quieres complacer al segmento deportivo de las
mujeres, primero tendrás que encontrar apoyo financiero del sector
privado. De lo contrario te costaría un segundo mandato.
El Alcalde Paine sonrió. —He aprendido a contar con nuestra amistad y tu
lucidez. —Las comisuras de sus ojos centelleantes se arrugaron—. Y es por
eso que te estoy nombrando Presidenta de la Comisión para el
establecimiento del equipo de béisbol de la liga menor femenina de nuestra
ciudad. Será estupendo, y todo lo que tienes que hacer es conseguir doce
millones de dólares para ayudar a construir el estadio.
—¿Qué? —La distante Marseline Madson fue tomada por sorpresa—.
Sabes que no tengo experiencia en la recaudación de fondos.
—Tienes los contactos y sabes cómo jugar duro. Tienes el trabajo Marsi.
—¿Tengo una opción aquí? —ella preguntó. Los labios del Alcalde aún
estaban erizados por su sonrisa y él ignoró su pregunta. Sus ojos se
estrecharon con fastidio—. No puedo creer que siquiera este hablando de
esto. Otra persona... alguien más, sería más adecuado. ¿Qué pasa con
Mark Vandever? Él es un fanático de los deportes con el tipo de
experiencia que necesitas.

6

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Y él es un abogado de la ciudad, lo que presenta un conflicto. Además,
no tiene la pasión por el béisbol femenino.
—¿Y yo sí? —Sus labios se adelgazaron—. Ni siquiera me gustan los
deportes.
—Eres una mujer...
—Oh, esto es ridículo... —su vestido negro entubado no mostraba arruga
alguna cuando se levantó para poner más distancia entre ellos.
—Y no te darás por vencida hasta que el trabajo se haga, —continuó—.
Discúlpame por decirlo, pero eres un verdadero culo-duro, Marsi. Como un
favor a mí, lleva este proyecto adelante.
Ella volvió a su silla y se inclinó hacia delante. —Si realmente crees que
soy un culo-duro entonces acepta esta respuesta. —Quitándose las gafas,
lo miró directamente a los ojos—. No.
Su sonrisa se mantuvo. —No puedo aceptar eso, como tu respuesta final.
—Pero el ceño fruncido regresó a su rostro. Cuando el Alcalde vio que ella
estaba exasperada más que molesta, su expresión se volvió seria—. ¿Por
favor Marsi? —Una nota casi imperceptible de súplica entró en su voz y en
silencio hizo hincapié en la melancolía que sentía Marseline. Era una tensa
molestia, dolorosa alojada en el centro de su pecho.
Estudió al hombre hecho a sí mismo ante ella. Era uno de los chicos
buenos. ¿Por qué en el mundo quería complacer a este particular grupo
con un interés especial... amantes de los deportes femeninos? ¿Y por qué
creía que podía ayudarle? quería negarse, pero Dios la ayudara, a ella le
agradaba mucho él. Se puso las gafas. —Dios, —suspiró con resignación—
, vas a deberme una tan grande...

7

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Cualquier cosa, —le devolvió la carismática sonrisa, mostrando la propia
ampliamente.
—Por supuesto que quiero a tu primer hijo, —ella dijo sombríamente.
—Ah, ya está tomado. Negociaremos más tarde. Ahora quiero escuchar tus
ideas sobre estrategias de campaña para las elecciones del próximo año.
—Aceptó su victoria rápidamente.
Marseline escuchó y le aconsejó y, no por primera vez, se preguntó por qué
este hombre mayor y su fallecido padre pudieron hacerse tan amigos
cuando habían sido tan diferentes uno del otro. Tal vez porque eran muy
diferentes.

* * *

Después de que sus dedos se enroscaran con frustración contra el frío
metal que cubría un termostato inútil, llamó al gerente.
—Sr. Alexander...
—Sra. Madson...
—No me sorprende que reconozca mi voz. Todavía estoy de pie en un
apartamento frío Sr. Alexander y si no consigo un poco de calor aquí
pronto...
—Me disculpo por las molestias. Hemos estado muy ocupados esta noche
señora, pero estoy seguro de que es la siguiente en la lista.
—Ya he oído eso de usted... —Se detuvo cuando oyó el timbre—. Solo un
minuto. —Sosteniendo el teléfono, se dirigió a la puerta y miró a través de
la mirilla, la ventana de visualización de media pulgada. Vio un gran ojo
8

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

azul al otro lado, tan cerca del vidrio como el suyo. Ella retrocedió un paso
y se alisó el discreto collar de perlas de buen gusto envuelto alrededor de
su cuello delgado antes de abrir la puerta. Una mujer alta con una camisa
de mezclilla azul y pantalones vaqueros, botas de trabajo de color marrón
y una gorra de béisbol de los Yankees estaba de pie más allá del umbral,
mirándola en silencio con sus grandes ojos.
—¿Sí? —preguntó Marsi.
La joven señaló a los números en la puerta. —512. Este es el número de
apartamento 512. —Su discurso era lento y exacto.
—Lo es. ¿Puedo ayudarle?
—Nooo. —Sus ojos eran muy claros y muy azules, Marsi no pudo dejar de
notarlos, y que estos brillaban alegremente cuando sonreía—. Estoy aquí
para ayudarle Señora Madson. —Ella levantó un cinturón cargado de
herramientas—. Papá me envió para ver cómo conseguirle un poco de
calor. ¿Estás lista para comer?
—Aún no. —Ella levantó el auricular—. ¿Envió a su hija?
—Chris es una buena trabajadora Sra. Madson. Llámeme si necesita
cualquier otra cosa.
Marseline plegó su teléfono y abrió más la puerta. —Por favor, entre voy a
mostrarle el aparato.
—Puede mostrármelo si quiere Sra. Madson pero sé dónde está. —
Christine Alexander entró y esperó—. He estado aquí antes. Es un bis.
Extraño. Marseline miro hacia arriba y se encontró con sus ojos. —Está
bien. Voy a estar en la cocina.
—Bien Ricochet.

9

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Disculpe?
Chris se mordió el labio. —Está bien, señora Madson. —Pasó un momento
antes de que Chris señalara detrás de Marseline hacia el pasillo.
—Por supuesto. —Se trasladó para dejarla entrar en la sala y la miro
mientras caminaba, observando su largo pelo negro, atado en una cola de
caballo debajo de su gorra. La joven alta se volvió y le sonrió cuando llegó
al termostato.
—No se preocupe. Lo arreglaré para usted señora Madson.
Marseline realizó una media vuelta rígida sin arrugar su vestido y
desapareció de la vista. La sonrisa de Chris se desvaneció y se volvió hacia
su trabajo, empujando hacia arriba el ala de su gorra. Quitó la tapa del
termostato. Los cables estaban conectados pero la bobina estaba rota.
Volvió a colocar el medidor y el aire caliente fluía a través de los
conductos. Era buena para hacer que las cosas funcionaran. Ella lo
disfrutaba. Encontró a la inquilina preparando la cena en su cocina.
—Lo arregle. ¿Siente el aire caliente? —Ella tenía que decirlo— ¿Fred
Astaire? —Las palabras fueron juntas. Esperó pacientemente mientras
Marseline se trasladó directamente debajo de la rejilla de ventilación,
observándola.
—Sí. Fred no está aquí, pero lo siento. Ahora voy a ser capaz de obtener
una buena noche de sueño. Gracias señorita Alexander. —Supuso que la
joven extraña no estaba casada ya que no tenía ningún anillo.
—No, ese es el nombre de mi madre. Soy Chris, Sra. Madson. Llámeme
Chris.
—Muy bien, Chris. Y yo soy... bueno, yo no soy la señora Madson.
—¿No es la señora Madson? Pero... pero usted vive en el apartamento 512.
10

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sí, y mi nombre es Madson.
Sus redondos ojos azules la miraron confundidos.
—Quiero decir, no estoy casada. No soy una señora de ese tipo.
—Oh. —Chris volvió a sonreír—. Está bien. Bueno, Adiós Miz Madson. —
Hizo una mueca mientras trataba de imitar la pronunciación de Marseline
y sus características se miraron bufonescas por un momento, como si
estuviera burlándose de la palabra. Ella siguió su camino a la puerta.
—No se vaya todavía.
—Bien. —Ella se detuvo—. ¿Por qué no?
—El grifo de la cocina tiene una fuga. ¿Piensa que puede arreglarlo
también?
—Eh, umh. Claro, probablemente.
Chris giro el grifo y luego con firmeza lo apago. El agua goteaba lentamente
en el lavabo de cerámica negra. —Bloqueado. Tiene una válvula bloqueada,
creo. —Cerró el suministro principal del agua para el apartamento, luego
desmantelo el aparato usando su llave spud ajustable. Un grupo de
minerales endurecidos se habían alojado dentro de la entrada de agua,
bloqueando el flujo—. Sí. ¿Quiere ver?
No siendo capaz de pensar en una razón para no hacerlo, Marseline quitó
la cena del microondas y fue a mirar. —Ya veo.
—Mire, —utilizando la punta de un destornillador desalojo el material
encostrado—. Se puede cerrar ahora, fácil.
—Gracias. Vuelvo en un minuto.
—Bien.

11

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Cuando Marseline regresó de su dormitorio Chris había vuelto a montar el
grifo.
—¿Necesita algo más arreglado Miz Madson? ¿Qué tal en su habitación?
Marseline se tensó. —No, nada más necesita arreglarse. —Ella cambio de
parecer sobre darle una propina. Se dirigió a la puerta y la abrió.
—Bueno. —Chris se detuvo brevemente en su salida—. Deje saber a papá
si necesita ayuda de nuevo. Me gusta arreglar cosas. Buenas noches Miz
Madson.
Qué joven tan extraña, pensó Marseline mientras asomaba la cabeza al
pasillo para ver. Su mirada perpleja fue interrumpida.
—¡Bueno por fin! Hola. —Se dio la vuelta. Una mujer se presentó como su
vecina de al lado, Danielle Akar.
—Bienvenida a la mejor casa de piedra rojiza en Upper West Side. —
Danielle intentó hacer una cita para comer con ella, quejándose de que su
marido estaba fuera del país de nuevo y estaba aburrida. Marseline explicó
que todavía se estaba asentando y se mantenía demasiado ocupada con el
trabajo en el distrito financiero.
—Suenas igual que mi marido. No me digas, ¿también eres una socia de
un bufete de abogados?
—No, soy la dueña de un bufete de abogados.
—Oh. Eres esa Madson. Fascinante.
—He estado esperando conseguir este apartamento durante varios años y
estaba empezando a preguntarme por qué. No tuve ninguna calefacción
hasta esta noche. —Danielle siguió la mirada de Marseline y ambas

12

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

observaron a Christine Alexander de pie, alta con sus pulgares metidos en
su cinturón de herramientas de cuero, mientras esperaba el ascensor.
—Me pregunto lo que Dios estaba pensando cuando él la hizo. Apenas me
parece un desperdicio dar a alguien con su apariencia la mente de una
niña. —Danielle sacudió la cabeza—. Pobrecita.
La sorpresa se extendió por Marseline. Eso explicaba su comportamiento
inusual. La hija del Sr. Alexander era deficiente mental. De repente estaba
irritada con su vecina. —No sé, tal vez ella está más satisfecha con su vida
que nosotras con la nuestra. Dudo que necesite nuestra compasión. —Los
bordes de varios billetes nuevos se presionaban en su mano—. Disculpe
señora Akar, le veré más tarde.
Llamó a la joven justo cuando el ascensor llegó y abrió la puerta. —Lo
siento Chris, quería darle esto antes. —Puso los billetes en la mano más
grande.
—No es necesario pagarme. —Agarrando gentilmente la mano de
Marseline, le devolvió el dinero—. Me dan una mensualidad.
—Insisto. —Los puso de nuevo en su mano—. Considéralo una propina a
un trabajo bien hecho. Tal actitud debe ser recompensada. Por favor.
—Está bien. Papá dice que debo ser amable con las personas mayores. —
Ella puso el dinero en su bolsillo.
Por primera vez en su largo día, Marseline sonrió. —No soy tan vieja, pero
agradécele a tu padre de mi parte.
—Está bien Miz Madson. ¿Está segura de que no tiene nada más que
pudiera arreglar?
—No, no esta noche. Pero voy a llamar a su padre cuando necesite su
ayuda.
13

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Está bien. Usted es agradable.
Marsi sonrió. —Le diré a su padre que hizo un buen trabajo.
—Adiós. —Chris sonrió y saludó con la mano hasta que las puertas se
cerraron. Marseline regresó a su apartamento y llamó al Sr. Alexander.
Comió la cena en silencio, preguntándose acerca de en qué pensaba Dios.

14

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

DOS

—Llegas tarde, cebo de cocodrilo.
Masticando un gran bocado de pizza de pepperoni, mientras su hermano,
David, se acomodaba en el asiento junto a ella, Chris se las arregló para
enfrentarse a su llegada atrasada, luego esbozó una blanca sonrisa,
mostrando sus dientes que evidenciaban su perdón.
—Eso es correcto, —él le sonrió.
Los sábados por la tarde los tres Alexander siempre reclamaban el mismo
reservado en Fanelli, un pub a tres cuadras de su edificio de
apartamentos. Era tradición sentarse en dicha ubicación exacta, a medio
camino entre la barra y las dianas electrónicas. Si tuvieran que, jugar a los
dardos y disfrutar de una cerveza o dos, estarían a su alcance. Esta noche
había estado vacío cuando Chris y su padre llegaron por lo que ordenaron
sin esperar a David. Ahora la comida casi había desaparecido. Ella terminó
su cerveza Foster de un trago rápido y cogió otro pedazo de pizza. —Te ves
bien, Davie.
—Tenía una cita con Susan en un lugar muy elegante. —David enganchó
la gorra de su cabeza—. Y se te olvidó quitarte la gorra, poeta.
Su padre había retirado a su hermana mayor de la escuela cuando no
parecía estar haciendo ningún bien. Había sido su ayudante desde
entonces. Ella no leía ni escribía muy bien, pero trabajar con sus manos
era algo que podía hacer. Y tenía una extraña habilidad para componer
rimas por lo que su hermano más joven la llamaba 'poeta'. Adoraba a
David, y era mutuo. A veces él todavía le leía cuentos por la noche, aunque

15

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

no tan a menudo como lo hacía antes. Y pronto, eso estaría llegando a su
fin. Le revolvió el pelo, negro como el suyo, y tomó el último trozo de pizza.
—¿Tienes un dólar para una cerveza papá?
—Voy a comprarla, —Chris le informó, metiendo la mano en el bolsillo y
sacando lo que quedaba del dinero que Miz Madson le había dado hace
unos días.
—¿Sí? Pensé que estabas ahorrando para una nueva bicicleta. Recuerdas
¿la de Eddy Merckx?
Él sabía que lo que Chris realmente quería era una motocicleta, pero sin
una licencia de conducir no sería de ninguna utilidad. Ella entendía que,
conseguir una bicicleta era ‗lo suficientemente real‘.
—Está bien. —Ella se deslizó fuera del reservado para conseguir una ronda
de bebidas.
David miró a su padre. —No me refería a...
—Deja que tu hermana tenga su camino por una vez, hijo. Se lo puede
permitir esta noche. Gastaste todo tu dinero en tu chica ¿verdad?
—Esta noche fue la noche, papá. Conseguí el anillo y le pedí que se casara
conmigo.
—¿Y...?
—Dijo que sí.
—Maravilloso hijo, eso es maravilloso. —Se le formo un nudo en la
garganta—. Tu madre está sonriendo sobre nosotros. —Él puso sus manos
endurecidas por el trabajo sobre las de su hijo y las apretó—. Susan es
una chica maravillosa. ¿Cuándo ataran el nudo?

16

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No tardaremos mucho. Sus padres pasan sus veranos en Inglaterra, así
que pensamos tener la boda en primavera... —David tomó una respiración
profunda y lentamente exhalo—. En tres meses. Decidimos que sería mejor
hacerlo más pronto que tarde.
Su padre quitó las manos y se secó los ojos. Pensó en su hija y suspiró, de
repente sintiéndose mayor de sus cincuenta y ocho años. —Esto va a ser
duro para Chris. Era demasiado joven para recordar a tu madre irse, pero
ella te ama David. —Él sacudió la cabeza y se acercó más, pasándose las
manos por el cabello gris—. No va a entender que te casaras y…. te
marcharas.
—Lo sé, —dijo David—. Nos puede visitar, pero estaré en la Universidad la
mayor parte del tiempo. —Un año más y recibiría su título. Entonces su
suegro le daría una posición en el negocio de bienes raíces de la familia.
Estaba a punto de entrar en una nueva clase social.
—No va a ser lo mismo. Los cambios son difíciles para tu hermana.
El camarero puso su orden en el mostrador y tomó el dinero de Chris.
Antes de que pudiera ponerse de pie otro cliente entró y se puso a su lado.
—¿Planeando hacer un montón de bebida esta noche? —Admiro los rasgos
sensuales de Chris. Tenía los pómulos de una modelo de alta costura. Los
pantalones vaqueros azules y la blanca camisa de manga larga, no
ocultaban su escultural figura.
—Tres.
—Así, eso veo. ¿Sola?
—Tres, ves, —repitió. A ella le gustaba cómo sonaban las palabras. Nunca
había visto a este hombre—. No hablo con extraños aquí.

17

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Ella hablaba lentamente y con cuidado. Estaba borracha, pensó. —Pero
hablar es la única manera de llegar a conocernos unos a otros. —Él puso
su mano en su antebrazo.
—Tengo que irme. Chris suavemente lo empujó hacia atrás y se levantó.
Era muy alta, y le gustaba eso. Cuando se dio la vuelta para recoger las
bebidas puso su mano en su brazo de nuevo. —Espera un minuto. Yo
solo...
—¡Hey señor! —El camarero interrumpió—. Deja a la mujer tranquila.
Su cara se puso roja. —Lo siento, —dijo, y dejó caer la mano.
Tan pronto como David lo vio bloquear el camino de Chris se dirigió hacia
ella y en el momento en que llegó a su lado el hombre había desaparecido.
—¿Viste eso Davie? Mike se enojó.
Tomó una de las bebidas de ella. —No contigo Chris. Eres una buena niña,
¿verdad, Mike?
—No es una niña, —el camarero respondió a Dave antes de mirar a su
hermana—. No, Chris. Por supuesto que no hiciste nada malo. Ese tipo
estaba fuera de lugar, eso es todo.
—Está bien ahora, —ella se dio cuenta.
Cuando los tres dejaron Fanelli, Chris les impulsó a seguir su ejemplo y,
riendo, ella soplaba el aire lleno de vapor en el frío de la noche. Era algo
que le enseñó a hacer cuando era un niño. Y ella no se cansaba de ello. No
podía parecer como una niña, pensó, pero una niña es lo que siempre
sería.

18

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

TRES

—¿Ellen?
—¿Sra. Madson?
—Vamos a ver lo que podemos hacer para adelantar mi agenda. Necesito
un fin de semana de tres días.
Desconcertada, observó el altavoz en su escritorio. ¿Estaba la mujer de
acero en realidad planeando tomarse algo de tiempo libre? El pensamiento
la hizo sonreír mientras detenía el programa principal en la pantalla del
ordenador.
—A las diez: Reunión del Comité de béisbol de la liga menor femenina.
—Dáselo a Thibodeaux. —Marsi había mantenido a la joven y ambiciosa
abogada informada sobre su estrategia para hacer uno de los proyectos
favoritos del Alcalde convertirse en una realidad.
—No funcionará. Estará en la corte todo el día de mañana.
—Entonces reprográmalo.
—A la una: El caso del Hospital Mercy, la cruzada de examen médico del
director.
—Remuévelo para Hickman. —Ron sabía el Código de bienestar e
instituciones mejor que ella.
—A las tres: reunión con Loyd Bremer para discutir la disolución de su
empresa.

19

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Mantenlo. Muévelo a cualquier ranura disponible la próxima semana.
Haz las llamadas, ¿quieres?
—Está hecho. Sabes, sin embargo, —Ellen expresó su preocupación—,
tienes algunos grandes nombres en el Comité de la liga menor de béisbol
femenina.
Fue la primera vez en una década que Marseline había dejado que el
sentimentalismo la hiciera aceptar algo en lo que no quería participar. Le
tomó un breve matrimonio a la edad de treinta y pagar por un psiquiatra,
que lo llamaría una crisis de la mediana edad, para aceptar que ella no
tenía que ser alguien que no fuera quien era. Y eso significaba aceptar su
preferencia por una vida solitaria. Ahora, no sólo lo aceptaba, la abrazaba.
Sabía que no era capaz de mantener la intimidad emocional que se
esperaba encontrar en las relaciones íntimas, ella no tenía ningún deseo
para este tipo de apegos fastidiosos, y estaba agradecida de que su vida no
los incluyera. Nadie le pedía que sintiera cosas que no podía sentir. No
tenía que complacer a nadie. Y, sin embargo, cuando llegó a ella, no le
gustaba la idea de decepcionar al Alcalde Paine. Era uno de los chicos
buenos.
—Borra eso. —Sería un error táctico incomodar a la gente que estaba en el
proceso

de

convencimiento

para

las

contribuciones

monetarias

y

concesiones de tierras, era en su propio mejor interés, pues una victoria
para la liga menor femenina era su victoria también. La causa necesitaba
mucho, mucho más de lo que nunca había logrado. Estaba aprendiendo de
primera mano cuan poco apoyo estaba disponible para las ligas menores,
dejando a los deportes femeninos abandonados—. Voy a acudir tan sólo
para la reunión y después saldré por el fin de semana.
—¿Dónde será posible contactarte?

20

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Desvía las llamadas a mi teléfono celular en primer lugar, después a
Seaborn.
—Oh, ¿la cabaña? —Era la forma humorística que Ellen se refería a la
casa de campo en la playa de Marseline. Si Marseline tenía un punto débil,
este lo era.
En los últimos años, sus bisabuelos amasaron una fortuna en el negocio
de ventas al por menor, habían vivido sus vidas allí, disfrutando de la
serenidad de Long Island. Algunos afirmaban que el ambiente de Seaborn
‗el aire‘ poseía propiedades curativas que renovaban el alma. La casa fue
suya cuando su madre murió hace varios años. No tenía más hermanos
para compartir el viejo lugar y, aunque prefería la potente energía de la
ciudad, todavía la utilizaba para una escapada y para agasajar a un cliente
especial de vez en cuando. Mientras que la mayoría de los propietarios
habían convertido sus casas en un complejo turístico, que estimulaban a
costosos restaurantes y boutiques de moda a echar raíces, ella no tenía
intención de hacerlo. La antigua casa con estructura de madera era todo lo
que quedaba de su familia. Eso y el nombre ‗Madson‘. Aunque la cadena
de tiendas había sido vendida hace mucho tiempo, el nombre era todavía
bien conocido en el círculo social como dinero viejo. Y cuando comenzó su
propio negocio, no fue difícil que fuera un éxito, gracias a su nombre. Pero
el trabajo duro era lo que mantenía al bufete de abogados avanzando y
Marseline prosperó en una dieta de logros.
—El jardinero está teniendo una cirugía de corazón mañana y quiero verlo
cuando se despierte.
Esa fue una admisión inesperada de preocupación de su jefa.
—No ha sido capaz de hacer el trabajo por algún tiempo me temo, y ahora
no hay duda que se retirará. Estaré pasando tanto tiempo en Seaborn
como pueda hasta que haya encontrado un sustituto satisfactorio. —
21

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Incluso en invierno los turistas circulaban por la zona y no le gustaba que
la casa estuviera descuidada.
—Quiero tomar el puesto.
Ellen la oyó reírse. —Una persona joven como tú se aburriría hasta la
muerte. Por no hablar de todos los setos que tienen que ser mantenidos de
la forma correcta, cercas que tienen que ser pintadas y...
—Whoa. Me hago una idea, —se rió—. Pero si alguna vez te preguntas lo
que me gustaría como regalo de felicitación al pasar algún día el examen
de abogacía, es un verano afuera en la cabaña. Para que lo sepas.
—No podría, posiblemente, remplazarte Ellen. Ni siquiera por una semana.
—¿Un fin de semana de tres días, entonces? —declaró, sólo medio en
broma.
—Lo tendré bajo consideración, —Marseline respondió gratamente,
trayendo una sonrisa que no podía ver a los labios de su asistente.

* * *

Después de estacionar su negro Bentley Continental se puso de pie con su
maletín bajo el brazo y comenzó a quitarse los guantes de conducir
mientras esperaba el ascensor. Antes de que llegara recordó que esta
noche era el comienzo del atracón de una semana con la Dieta de la
Clínica Mayo, con la intención de deshacerse de las cinco libras que se
adhirieron a ella durante las vacaciones y se negaban a dejarla. Se volvió y
salió al frío, a la vuelta de la esquina y al otro lado de la calle hacia el
Mercado Cellar donde llenó una cesta con pomelo, tocino, huevos,
22

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

vegetales verdes y rojos, pescado congelado y más pomelo. Pago la cuenta
y se dirigió hacia la casa de piedra rojiza con el maletín colgando de su
mano derecha y una pesada bolsa de comestibles agarrados fuertemente
contra su pecho con su brazo izquierdo. Se subió a la acera y chocó contra
algo duro e inesperado, lo que la hizo perder el equilibrio. Ella se salió
hacia la acera, dejando caer automáticamente el maletín y la bolsa
mientras sus manos trataron de detener la dramática e inevitable caída.
Su abrigo era demasiado corto y delgado para absorber gran parte del
impacto y su cadera y la rodilla derecha se llevaron la peor parte de su
aterrizaje sin gracia.
—¡Cuidado!
Marsi escuchó la advertencia de Christine Alexander a tiempo de mirar
hacia arriba y rodar fuera del camino, esquivando la rama que caía.
Chris bajó por la escalera de quince pies en cuestión de segundos. Colocó
su podadera en la acera de cemento y se arrodilló junto a la inquilina.
—¡Ay! —Marsi gimió cuando vio su media rasgada. La sangre goteaba a la
superficie manchando a través de su rodilla.
Chris puso una gran mano sobre su hombro. —No mires eso Miz Madson.
No dolerá mucho si no lo ves. —Pero la visión de la sangre de color rojo
manando en la rodilla de la mujer agradable la hizo sentirse algo enferma.
Tomo una respiración lenta y profunda como su papá le dijo que hiciera.
La atención de Marseline se desvió del dolor agudo por la mano en su
hombro. Miró hacia arriba en un par de ojos azules angustiados, y Chris la
quitó.
—Siento que te lesionaras.

23

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Dios, esa escalera no estaba ahí hace unos minutos. —Con cautela
considero su cadera y el dolor agudo y punzante en la rodilla—. ¿Qué en el
mundo estás haciendo a ese árbol? —Se incorporó con precaución.
—Cortar dos ramas. Estaban listas para caer después de los vientos que
tuvimos esta mañana. Dos ramas. Papá dijo que podía hacerlo antes de
que hirieran a alguien. No fue mi intención hacerte daño Miz Madson. Me
gustas.
La abierta, incondicional preocupación tan evidentemente mostrada en los
rasgos más llamativos de Christine era sorprendente. —Debería haber
estado buscando por dónde iba, —ofreció Marseline. Christine aún se veía
bastante preocupada—. No es tu culpa que yo no viera la escalera.
—Es sólo un error.
—Fue mi error. ¿Me ayudarías a poner los comestibles de vuelta en la
bolsa?
Contenta de tener algo que hacer para ayudar, Chris recogió la bolsa rota.
—Se rasgó el cierre.
—Ciertamente lo está.
—Está bien. —Soltando su chaqueta de mezclilla Chris se la quitó y la
puso abajo como si se tratara de una manta. Comenzando a llenarla con el
díscolo pomelo y las hortalizas esparcidas.
Todavía sentada en el frío cemento, Marseline recuperó la caja de cartón
de huevos.
—Increíble. Humpty Dumpty tuvo una gran caída y los huevos no se
rompieron.

24

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris extendió su largo brazo hacia ella. —¿Lista para subir? —Ella tomó
la mano ofrecida y se dejó ser medio levantada del suelo. Christine
Alexander era un joven muy fuerte.
Marsi recogió su maletín y cojeo junto a Chris, que llevaba los comestibles
envueltos en su chaqueta y juntas esperaron el ascensor.
—Eso no es lo que pasa Miz Madson.
—¿Qué?
—El huevo se rompe también. ‗Humpty Dumpty se sentó en un muro,
Humpty Dumpty tuvo una gran caída. Ni todos los caballos ni todos los
hombres del Rey, pudieron a Humpty recomponer’. Eso es lo que pasa.
Se subieron al ascensor y Marsi sonrió con tristeza. Preguntándose qué
giro despiadado del destino había causado que Chris tuviera retraso
mental. ¿Un gen defectuoso? Tal vez ella no recibió el oxígeno suficiente a
través de la placenta durante el proceso de su nacimiento. Se acordó de
una demanda por negligencia médica con respecto a daño cerebral como
resultado del uso de fórceps. Chris sonrió hacia ella.
—Eso es lo que pasa, —dijo de nuevo.
—Sí, eso es todo. Pero yo quería decir que los huevos en la caja de cartón
se me cayeron y no se rompieron. —La despeinada abogada sacudió los
restos de una arrugada hoja marrón de su abrigo color beige.
—Oh. —La sonrisa de Chris se desvaneció mientras pensaba—. A veces no
entiendo cosas.
—¿Puedes leer, Chris? —Sentía curiosidad acerca de la inusual joven
mujer.

25

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Se encogió de hombros, —Puedo leer y escribir algo, pero no hay cincuenta
y dos cartas en mi baraja, Davie puede decirte eso.
—¿Quién es Davie?
—Mi hermano, —sonrió.
Marseline respondió de forma automática a la sonrisa feliz con una suya.
—¿Fuiste a la escuela?
—Si seguro.
—¿Y te graduaste?
—No, no estaba aprendiendo, así que me quedé en casa después de
cumplir dieciséis años, —explicó mientras su sonrisa, con su gloriosa
alegría se desvanecía.
Ella dejó la escuela y trabajó para su padre, Marseline entendió. —Y ¿qué
edad tienes ahora?
—Veinticinco, —sonrió de nuevo—, casi veintiséis años.
Una vez Marseline y sus pertenencias estaban a salvo dentro de su
apartamento dio las gracias a Chris por su ayuda y se despidió. Pero antes
de cerrar la puerta una idea le vino a la cabeza todavía un poco sacudida.
—¿Estarías interesada en ganar más dinero?
—¿Necesitas algo arreglado Miz Madson?
—Tengo una casa en Seaborn que no ha sido adecuadamente cuidada por
un tiempo, la cerca y quién sabe qué más necesita atención. Mi jardinero
está enfermo… Él está enfermo y se retirará, voy a ir allí para el fin de
semana antes del mediodía de mañana...
Chris se quedó en silencio mirándola, con los ojos redondos.
26

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marseline añadió, —te voy a pagar por la ayuda.
—Voy a tener que preguntarle a papá. ¿Podrás llamarlo y contarle lo que
has dicho?
—Sí. Entonces tal vez nos veamos mañana, si tu padre dice que todo está
bien.
—Me gustaría ir contigo Miz Madson. —Miró hacia abajo—. ¿No vas a
arreglar tu rodilla?
—Voy a hacer eso tan pronto como salgas. —Y ella lo hizo.

* * *

Marseline consiguió bajar su cena de pescado blanco y verduras con el
zumo de pomelo y luego llamó al Sr. Alexander.
—Hola Sra. Madson. He estado esperando su llamada. Chris me habló de
su casa y que necesita un poco de ayuda ya que su hombre está enfermo.
—Ha estado enfermo por algún tiempo. Es su corazón. Si Chris viene
conmigo va a reunirse con él en el hospital de camino a Seaborn.
—Ha estado ahorrando su dinero para comprar una bicicleta. Bueno, has
sido buena con ella señora Madson. Ella dice que quiere ayudarle por lo
que por mí está bien. Sólo déjeme saber la dirección y número de teléfono
y déjela llamarme el viernes y sábado por la noche.
—Lo haré. Gracias Sr. Alexander. ¿Puede poner a Chris en el teléfono?
—Claro. Adiós, señora.
—Adiós.
27

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris se situaba cerca del teléfono y se puso feliz cuando su padre se lo
dio. —Yo voy, Miz Madson.
—Sí. Empaca suficiente ropa y todo lo que necesites para dos noches.
—¿Debo llevar herramientas?
—Las tengo en la casa. Sólo tienes que traer lo que necesites para ti
misma.
—De acuerdo. Entonces, Buenas Noches Miz Madson, —dijo en un tono
ligeramente más bajo.
—Mi nombre es Marseline.
—Está bien. Buenas noches, Mar-se-line.
—Llámame Marsi, que sería lo mejor, creo.
—Buenas noches Marsi. Me gusta más eso también.
—Buenas noches Chris.

* * *

La proximidad traía claridad y en ocasiones antagonismo, Marseline
reflexionó mientras escuchaba los argumentos lanzados encima de la
mesa. Si se tratara de un partido de tenis entre Everett Wade, editor de un
periódico deportivo con cierta fama sobre sus hombros de golpear duro, e
Isabelle De Santi, una mujer excéntrica y muy rica que estaba obsesionada
con la salud física y los deportes femeninos, la resolución sería fácil.
Isabelle ganaría indiscutiblemente. Pero este no era el caso actualmente.

28

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Ella tendría que abordar la cuestión ahora para prevenir una fractura
permanente en la comisión que presidia.
—Si tu madre hubiera considerado el deporte femenino tan insignificante
como lo haces Everett, nunca hubieras nacido —Isabelle sonrió con
dulzura.
Mascando con dureza en un palillo de dientes en sustitución de un
cigarro, el editor no quería nada más que confrontar sus preferencias
homosexuales, pero a ella le gustaría eso. —Estás malinterpretando mi
punto una vez más. Yo no creo que las actividades deportivas de las
mujeres sean insignificantes, pero no hay suficiente interés en las mujeres
que juegan al béisbol como para justificar la construcción de un estadio.
¿Cómo puedo ser un defensor de algo que no tiene una oportunidad de...
que no tiene una plegaria de éxito?
—El Alcalde cree que lo hace, Everett, —Marsi tomó la abertura—. No
importa si nosotros creemos o no que hay suficiente interés ahora.
Estamos construyendo el futuro. Depende de nosotros establecer las
chispas de interés que vayan a arder hasta que las llamas se enciendan.
Podría ser una serie de historias de interés especial, perfiles de las mujeres
que viven para el béisbol. Con quien nosotros quisiéramos reunirnos,
conocer sus orígenes, incluso identificarnos de alguna manera con ellas.
Queremos explotar el ángulo de los oprimidos y tocar los corazones... —La
pequeña abogada retiró sus gafas y las bajo una fracción de pulgada
dejando que sus ojos verde mar tocaran a cada miembro del comité. Los
ojos marrones de Isabelle De Santi se dilataron en respuesta al contacto y
Marseline rápidamente se trasladó—. Eso es un ángulo. El otro ángulo es
el talento que está siendo ignorado. Talento desperdiciado debido a la falta
de oportunidades. Queremos apelar al corazón liberal y también al corazón
conservador. La identificación conduce al interés. El interés conduce a la
propaganda de oportunidades y a una respuesta a nuestros esfuerzos de
29

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

recaudar fondos. En pocas palabras, al dinero. El dinero que conseguirá el
trabajo hecho.
La sonrisa de Isabelle era sincera en esta ocasión. —Conozco a mujeres
que estarían encantadas de darte sus historias.
—¿Eres una de ellas? —el editor de noticias preguntó. No estaba seguro de
que quería asumir esa tarea.
—Por favor, —una nube de alerta se instaló en las características de
Isabelle—, todo el mundo sabe acerca de mí. Me refiero a las mujeres que
van a ser parte de la liga.
El resto de la reunión continuó en una atmósfera de creciente cooperación
y nuevas ideas para eventos de recaudación de fondos. Marseline asigno a
Isabelle la responsabilidad de organizar la lista de invitados, fijaron la
fecha de la próxima reunión y levantaron la sesión con una nota alta. El
Alcalde estaría satisfecho.
Isabelle llamó la atención de la abogada en la puerta. —Estoy tomada por
tu discreta capacidad de persuasión. Me alegro que Don te seleccionara
para encabezar el comité.
—Él me engañó, —sonrió—. Nunca, nunca confíes en un abogado.
—Oh, —la mujer elegantemente vestida le tocó el brazo—, yo confío en ti
en cualquier momento, y soy casi ingenua.
Marseline miro hacia la mano en su brazo. Le agradaba la mujer
excéntrica, probablemente varios años más joven que ella, y la mirada que
estaba recibiendo de ella llevaba un interés sexual, si no, una invitación
directa. Era lamentable que no fuera capaz de devolver el sentimiento. —
Me pregunto si dices eso a todos los abogados que defienden el béisbol.

30

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Desearía saber más de ellos. —La mujer atlética capturó sus ojos
mientras quitaba lentamente su mano—. Me gustaría escuchar más de tus
pensamientos acerca de los deportes femeninos.
—Me temo que no sé mucho, —el tono de Marseline era frio y profesional—
. Estoy aprendiendo todo lo que puedo para el comité.
—Y estas haciéndolo muy bien, —Isabelle entrecerró los ojos—. Estoy
teniendo una velada mañana por la noche. ¿Por qué no vienes y descubres
más?
—No soy del tipo fiesta, pero gracias Isabelle, —declinó cortésmente.
Isabelle conocía a las de tipo conservador como Marseline Madson. —
Piensa en ello como trabajo, entonces, —sugirió a la abogada.
—No puedo. Dejare la ciudad para trabajar en mi casa este fin de semana.
—La próxima vez entonces, —dijo con determinación—. No se puede saber
demasiado, ya sabes.
—Yo solía pensar eso... —Marsi se detuvo, melancólica de repente.
—¿Pero no lo haces ya? —El interés de Isabelle en la abogada inteligente,
rígida y maravillosamente rubia estaba creciendo.
La mujer más pequeña miró más allá de Isabelle, a través de las grandes
ventanas detrás de ella. Edificios, monumentos a la economía del mundo
moderno las rodeaban, bloqueando la mayor parte de la luz del sol. —Tal
conocimiento no lo es todo, —explicó Marseline lo mejor que pudo.
—Hay todo tipo de conocimientos, —una media sonrisa se posó en el
rostro de la rica socialité.
La abogada volvió su mirada a Isabelle, saliendo de la extraña melancolía
que la había agarrado. —Y un tema que vale la pena explorar, pero tengo
31

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

que encontrarme con alguien ahora. —Se dirigió a la puerta—, nos vemos
en dos semanas.
—Si no oyes de mí antes, —Isabelle De Santi dijo detrás de ella.
Cuando Marseline llegó a su apartamento regó sus plantas, puso su pre
empacada maleta junto a la puerta y llamo a Christine Alexander.
—Estás lista.
—Sí. He estado viendo la televisión y esperándote Miz... Marsi.
—Recordaste, —ella estaba complacida.
—No olvide tu nombre. Sólo tienen que explicarme algunas cosas a veces.
—Había un pequeño grado de dolor en su voz.
—Por supuesto Chris. ¿Puedes reunirte conmigo en el vestíbulo para que
podamos ir al garaje y conseguir mi coche juntas?
—Sí, adiós.
Marseline oyó el clic y sonrió antes de colocar el receptor en su soporte.

32

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

CUATRO

El maletero se abrió con un suave ‗bwip‘.
Chris dio a Marseline su bolso y apoyó la cabeza dentro para ver mientras
ella lo acomodaba en el interior del oscuro Bentley de edición limitada.
Entonces, veía en la ventana del pasajero. —Es realmente oscuro, —dijo
mientras abría la cremallera de su chaqueta de franela, revelando una
sudadera azul debajo. La punta de su tenis Nike tocó el borde de un caro
neumático—. Golpea el neumático y enciende el fuego, —sonrió hacia
Marsi. Sin la gorra de béisbol adornando su cabeza parecía mayor—. Mi
papá dice eso... él dice eso todo el tiempo.
Marseline asintió con la cabeza hacia la puerta, haciéndole saber que
estaba bien si entraba. —Se calienta rápido, —dijo, y puso su abrigo de
ante en el coche primero. Siguiendo su ejemplo Chris deslizó la mochila de
los hombros y abrió la puerta de atrás.
—Espera Chris.
—Bien. —Cerró la puerta del coche y levantó la mirada alerta, su ceja
izquierda subió una fracción—. ¿Por qué?
—No me quiero sentir como un chofer, —explicó Marseline—. ¿Por qué no
te sienta delante?
Chris entró. El coche olía a cuero nuevo. A ella le gustaba la idea de usar
un uniforme de chofer y conducir un coche. Con una mirada de anhelo en
su rostro serio, y admirable, se volvió hacia la mujer mayor. —Me gustaría
poder conducir Marsi. Sería una buena conductora.

33

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Creo que serías una buena conductora también, —estuvo de acuerdo
Marsi.
Cinco minutos y algunas millas más adelante, varios altavoces trajeron el
concierto para violín de Vivaldi Las Cuatro Estaciones a sus oídos. —Debe
ser verde. —Chris chasqueó los dedos—. Una máquina verde.
—¿Hmm? ¿Que debe ser verde? —Marsi había estado pensando en un
asunto pendiente que quedaba en la oficina—. Ah, ¿quieres decir que el
coche debería ser verde? —Se metió un mechón de pelo haciéndole
cosquillas en la parte posterior del cuello que se había escapado de su
rollo apretado.
—Sí.
Cambió su mirada momentáneamente de la carretera a su pasajera. Su
disposición agradable comenzó a desarmarla. —¿Qué te hizo pensar en
verde?
—Debido a… No sé por qué.
Marsi sonrió, —Tu padre dijo que estás pensando en comprar una
bicicleta.
—Sí. —Abrió la cremallera de su mochila para sacar una desgastada
revista—. Aquí hay una foto de ella. —Marsi dio un vistazo a la fotografía
ofrecida.
—Es

de

carreras…

una

bicicleta Eddy

Merckx,

—Chris

continuó

entusiastamente—. Tiene un asiento elevado y una verdaderamente alta
dirección también. ‗Construida para la velocidad‘, lo dice allí, —señaló la
leyenda debajo de la fotografía.
—¿Y te gusta ir rápido?

34

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Uh huh, —ella asintió—. Debo usar mi casco. Tuve un accidente el
verano pasado. —Una mueca se dibujó brevemente en sus animadas
facciones—. Las almohadillas y mi casco me salvaron. Mi bicicleta se
rompió sin embargo. Ella se rompió pero no me lastime, —señaló la parte
inferior de la barbilla—, excepto aquí. Sin dolor, no hay ganancia.
La cicatrizada rodilla derecha de Marsi latía con empatía cuando vio la
delgada cicatriz. —Así que ¿no tienes una bicicleta?
—No, no la tengo. Nop. ¿Por qué la gente dice eso?
La curiosidad se encendió en las bellas características de la joven,
capturando el interés de Marsi. —¿Qué dice la gente, Chris? —le preguntó.
—Lo qué dice Davie cuando lloro... ‗sin dolor no hay ganancia‘. Él siempre
dice eso.
Por un momento Marseline pensó que podía estar interesada en debatir el
importante papel que juega el dolor en el crecimiento y el desarrollo
humano. Luego se imaginó el rostro inocente de la mujer sentada en el
coche junto a ella y como debería haberse mirado cuando se dio cuenta
que su capacidad de ir rápido se había roto sin posibilidad de reparación.
—Bueno, empujarnos a nosotros mismos para hacerlo mejor o ir más
rápido de que lo hemos hecho anteriormente a veces nos duele. Es por eso
que es importante estar preparados y decimos ‗sin dolor no hay ganancia‘
para recordarnos a nosotros mismos, o a alguna otra persona el no darse
por vencido cuando duele, que valdrá la pena el dolor cuando alcancemos
nuestro objetivo, cualquiera que sea.
—Oh. —Ella reflexionó un momento, y luego asintió con un gesto tenso de
su oscura cabeza y una enorme sonrisa estalló en la cara de Chris—. Es

35

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

como cuando le grito al pitcher1. Que quiero que lance la bola más duro,
más rápido y más rápido y no me importa si su brazo le duele. No
entonces, quiero decir.
Marsi sonrió. —En pocas palabras, sí, por eso decimos ‗sin dolor no hay
ganancia‘. —El violín interpretaba con sensibilidad Invierno de Vivaldi que
coincidía con el paisaje deslizándose—. Hay bicicletas en Seaborn. No
bicicletas de carreras, pero puedes montar una si lo deseas.
—Voy a estar trabajando, Marsi. —Los ojos azules de Chris miraron a la
cara de Marseline—. Voy a estar trabajando en tu jardín.
—No las doce horas seguidas. La gente dice que es un buen lugar para
relajarse y disfrutar de la vida. Es probable que tengas que bombear aire
en los viejos neumáticos antes de llegar demasiado lejos, sin embargo.
—Davie dice que puedo hacerlo en cualquier lugar.
—¿Poner aire en los neumáticos?
—No, —sonrió ante la pregunta de Marsi—, Davie dice que puedo disfrutar
de las cosas en cualquier lugar. Pero siempre se necesita una bomba para
poner aire en los neumáticos. Todo el mundo necesita una bomba para
hacer eso.
Fue inesperado y la cogió por sorpresa. La melancolía, durmiendo
profundamente en su pecho, se agito despierta. Una pequeña voz dentro
de Marseline expresó su deseo que ella pudiera ‗disfrutar de las cosas en
cualquier lugar‘. Ella nunca había disfrutado de lo que disfrutaban la
mayoría de la gente. Ciertamente no las fiestas, a menos que fuera una
cena que tuviera un comienzo definido y que terminara con un acuerdo
1

En el béisbol, un pitcher o lanzador, es el jugador que lanza la pelota desde el montículo hacia el

cátcher/receptor con el objetivo de sacar al bateador e impedirle anotar.

36

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

con una agenda de por medio. Y se mantenía lejos de los eventos
deportivos recreativos. Había demasiados rayos ultravioletas rebotando
afuera, y la gente siempre parecía incómodamente sudorosa incluso
practicando deportes bajo techo. Ella nunca se preocupó por ello. ¿Cuál
era el punto, en realidad?
No le gustaba el teatro tampoco. No con todo el mundo sentado tan cerca
juntos. Pero… se dijo… a ella le gustaban los museos y un ocasional
concierto de música clásica. Le gustaba trabajar y estar sola cuando el
trabajo estaba hecho por el día, para pensar y planificar la siguiente
ronda. Así era como vivía. Ese fue el estilo de vida que disfrutaba. La
mayoría de la gente no diría que era divertido. Ciertamente no la mujer
joven sentada a su lado, a pesar de que ella miraba todo con un interés de
otro mundo. No, nadie describiría su vida como ‗divertida‘. La mirada de
Marsi descanso sobre el perfil bien definido de Chris por un momento.
Chris parecía estar absorta en la vista por delante, pero luego se volvió
hacia Marsi y se recostó de lado en su asiento, ofreciéndole de repente,
una llamativa sonrisa.
—Gracias por traerme contigo hoy, —dijo, entusiasmada, llena de afecto y
deleite.
—Gracias a ti... por venir conmigo, —respondió Marsi, sintiendo una
oleada de algo que no podía definir. Por una vez en su vida estaba
desconcertada.
La blancura de la sonrisa de Chris, incluso no se desvaneció hasta que
llegaron al gran centro médico, donde estaba hospitalizado su ex jardinero.
Marseline preparo para la visita a Chris con una explicación.
—No vamos a permanecer mucho tiempo. Sólo tengo que ver que el Sr.
Bernard este bien, luego nos dirigiremos a Seaborn.

37

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Es él de tu familia, Marsi? ¿Es el señor Bernard tu familia?
—Supongo que está cerca de ser eso. Yo en realidad no tengo una familia.
Los ojos azules de Chris se pusieron muy grandes. —¿Es por eso que vives
sola?
—No, realmente no. —El interés de Chris era un poco inquietante. O tal
vez la respuesta a sus preguntas lo era. Marsi no estaba segura—. He
vivido sola durante años antes de la muerte de mi madre.
—¿Lo hiciste?
—No es tan inusual. Algunas personas prefieren vivir por sí mismas. Voy y
vengo como quiero y no estoy preocupada por... —tu no necesitas
proporcionar detalles—. Me gusta la libertad que tengo.
Christine observó la carretera y lo consideró. —No quiero vivir en cualquier
lugar excepto con papá y Davie. Papá y marinero-Davie. Siempre estaré
viviendo en casa con ellos.
—Siempre es un tiempo muy largo, Chris.

* * *

Cerca, detrás de Marseline, es donde Chris se quedó mientras se abrían
camino al ascensor hasta el piso doce y una enfermera les permitiera
entrar a la unidad de cuidados intensivos cardiológicos. —No más de cinco
minutos, —advirtió—. Él debería estar durmiendo. —Se detuvo en la
apertura de la estación del paciente.

38

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Usted tiene compañía Sr. Bernard. Pueden permanecer hasta que vuelva
con su medicamento.
Sus ojos se posaron en el pequeño marco de Marseline y sonrió. —Casi no
puedo hablar, —quería señalar a su cuello, pero su brazo era demasiado
pesado para levantarlo—. Ellos pusieron un gran tubo por mi garganta,
dijo con voz áspera.
—Y ahora tendrá cicatrices que presumir en la segunda mitad de su vida,
—sonrió Marsi.
—Más bien como la séptima.
—Lo hizo.
—Soy terco. —Algunos de los traumas por los que su cuerpo había pasado
eran evidentes en su voz débil y la palidez de su cara y los brazos.
Marseline envolvió suavemente su mano alrededor de él—. Es bueno verle.
Siento no haber podido hacer justicia al lugar últimamente.
Chris fue absorbida por la gran cantidad de tubos y cables vinculados a
más de una docena de máquinas en la pequeña habitación. Sus ojos
siguieron cada línea, tratando de adivinar un propósito para ellos. El tubo
que se extendía debajo de la nariz del señor Bernard y se unía a la pared
llevaba el aire, lo sabía, para ayudarlo a respirar mejor.
—Tomó un maravilloso cuidado de la casa durante mucho tiempo. Usted
debería haberse retirado cuando cumplió sesenta y cinco años, pero se
quedó porque yo quería que lo hiciera. Sólo descanse ahora, y deje que yo
me preocupe por el lugar. Además, he encontrado a alguien para ayudar.
—Hizo un gesto a Chris para que se acercara—. Conoce a mi vecina. Ella
va a Seaborn conmigo este fin de semana. Chris, este es Bernie.

39

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Hola, —Chris sonrió y luego habló seriamente—. ¿Le duele Sr. Bernard?
¿El tubo le hace daño a su nariz?
La morfina hizo que sus ojos se sintieran pesados, pero se dio cuenta de
su alta figura. Parecía como un hermoso ángel oscuro para él. —Me duele
todo, jovencita. Cuidado con las espinas en el árbol del cepillo.
—¿Qué cepillo?
—Está hablando de un matorral en la casa, Chris. Arbustos.
—Oh. Sé que un montón de arbustos tienen espinas. Voy a tener cuidado
Sr. Bernard.
—Él tiene que descansar ahora, —dijo la enfermera cuando entró con una
pequeña taza blanca que contenía varias píldoras—. No me gusta poner fin
a la fiesta, pero es mi trabajo.
Marseline se inclinó y le dio un beso en la mejilla por primera vez en su
vida. —Adiós Bernie. Nos vemos el domingo.
—De acuerdo.
—Adiós señor Bernard.
—Adiós. —Su mente era cada vez más vaga y lamentó no poder recordar el
nombre del ángel saliendo.
Una vez en la carretera, las selecciones musicales parecían sombrías.
Después de varios intentos Marsi apagó el estéreo.
—¿Estas enojada? —Chris le preguntó.
—¿Qué?
—¿Estás enojada... por algo?

40

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Oh no. —No se había dado cuenta de cómo su estado de ánimo afectaría
a Chris—. No estoy enojada. Me siento… Creo que estoy triste porque
Bernie no estará viviendo en la casa más.
—No estés triste, Marsi. Tal vez podría quedarse en tu apartamento. —Pero
eso no estaba bien tampoco—. Se me olvidaba, no deseas a nadie más allí.
—Esto era difícil.
—Él no querría vivir en la ciudad, Chris. Va a estar viviendo con su
hermana en Florida, un lugar mucho más cálido que aquí.
—No estará solo. Eso es bueno.
—Sí lo es.
El silencio dominó el resto del viaje hasta que el Bentley suavemente se
detuvo junto a un muro bajo de piedra. —Esta es. —Marseline hizo un
gesto indicando la propiedad que se extendía ante ellas.
—¡Guau! —Un suave silbido salió de los labios de Chris—. Es una casa
grande.
—Y un patio más grande, —agregó Marsi.
—Uh uh. No se ve mal.
—Me alegra oír eso, —sonrió la mujer mayor—. Voy a mostrarte tu
habitación y luego te voy a dar una gira. Podemos decidir en el transcurso
la manera en qué trabajaras.
El edificio de tres pisos tenía vigas a la vista, paredes de piedra y suelos de
tablones de madera. La mayoría de las habitaciones se calentaban con
chimenea cuando era necesario, pero radiadores estaban disponibles como
respaldo. El piso superior mantenía al dormitorio principal completado con
un jacuzzi, una ducha de alta presión y una terraza que ofrecía una vista

41

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

impresionante del océano más allá de los árboles. La segunda planta
contenía un dormitorio con múltiples camas antiguas no coincidentes y un
estudio. La planta baja contenía la sala de estar, una cocina bien equipada
con puertas francesas que daban a otra terraza con vistas al patio trasero,
y una suite de invitados. Jarrones de cerámica y metal fueron colocados
aquí y allá y, normalmente estaban llenos de flores. La bodega se utilizaba
para el almacenamiento.
Chris siguió a Marseline en el interior, pero se detuvo a mirar el conjunto
de fotografías en una mesa auxiliar.
—Mi familia, —dijo Marsi después de dar la vuelta y encontrar a la alta
mujer joven mirando las fotografías.
—Y tú, también, —Chris señaló varias fotografías de una seria Marseline
mucho más joven—. Pero no estás sonriendo.
—¿De verdad?
—No, —Chris negó con la cabeza—, no en ninguna de ellas.
—Supongo que no era necesario, —sonrió ahora.
Marseline le mostró la primera suite de invitados. —Creo que estarás más
cómoda aquí, Chris. —Miró alrededor de la gran habitación decorada con
antigüedades y suaves estampados florales—. ¿Todo bien?
La habitación era bastante grande. —Seguro. —Coloco su mochila y la
maleta en el suelo junto al escritorio. Marsi le dio un recorrido por el resto
de la casa, y luego comenzó un fuego en la sala de estar y en la chimenea
de la cocina. Después Chris se puso las botas de trabajo y camino
alrededor del patio, tomando nota de las cosas que había que hacer.
En un breve periodo de tiempo Chris estaba en lo alto de una escalera,
cortando las ramas secas de los densos árboles, mientras que Marsi con
42

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

las manos enguantadas quitaba las enredaderas marchitas de las plantas
en el jardín de Bernie. Después de una hora Marsi deposito la última de
las descoloridas hortensias en el cubo de basura y le preguntó a Chris si le
gustaría un poco de té caliente.
—Está bien. —Chris nunca bebía té, pero creía que era como el café.
Marsi trajo una olla de té caliente y galletas que encontró en la despensa a
la terraza y llamó a Chris. La joven se trasladó con agraciada energía a
través del patio, enrollando las mangas de su sudadera y usando sus
dedos para poner orden en su largo cabello negro antes de sentarse a la
mesa de hierro forjado. Tenía las mejillas encendidas con un brillo
saludable del aire del océano y sus ojos iluminados. —Huele bien.
Marsi sirvió el té para ambas y luego observó cómo Chris puso cucharada
tras cucharada de azúcar en su taza. Se detuvo y lo probó y después
añadió más azúcar. —Ahora es lo suficientemente dulce, —ella respondió a
la mirada de Marsi. En un breve periodo de tiempo Chris se comió varias
galletas—. ¿No quieres ninguna?
—Estoy a dieta, así que son todas tuyas.
—No me importa compartirlas contigo.
Marsi sonrió. —Gracias, pero no estaré comiendo galletas por un tiempo.
Necesito bajar de peso.
—¿Por qué necesitas hacer eso?
—Si no pierdo cinco libras, ahora el año que viene voy a tener diez libras
de sobrepeso, y el año siguiente quince o veinte.
—¿Bailas?
—¿Bailar? No. ¿Por qué lo preguntas?

43

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Eso es lo que hace mi padre para mantenerse ‗delgado y en forma‘. Dice
que todo el mundo debería bailar.
¿El Sr. Alexander era un bailarín? Eso parecía fuera de lugar, Marseline
reflexionó. —¿Tu bailas, Chris?
—No como papá. Mi madre era una bailarina sin embargo. Mi madre lo
era. —Ella bajo su taza y Marseline vertió más te—. Los miércoles por la
noche papá va al Palladium y enseña. Es profesor de baile. Es un
instructor para las cosas ‗Clásicas‘. Si no sabes cómo hacerlo, él podría
enseñarte.
—Estoy segura de que podría, —ella frunció el ceño ligeramente y Chris
notó su preocupación. Sintiéndose cohibida, se detuvo en solo tres
cucharadas de azúcar, revolviéndolas hasta que estuvo segura de que
estaba bueno y mezclado—. Pero el baile nunca me ha interesado.
—Está bien. Pero si cambias de opinión, puedes aprender. —Tomando más
tiempo para masticar, se comió otra galleta, pero engulló el té ya frio—.
Gracias Marsi, eso estaba bueno.
—De nada, Chris.
—¿Dónde quieres la leña apilada?
—En la leñera... El mismo lugar donde se almacenan las herramientas.
Mientras haces eso voy a ir al mercado. ¿Te gustaría algo en particular
para comer?
Chris sonrió. —Para el desayuno me gustan los Wheaties2, —dijo.
—Wheaties serán.

2

Wheaties: Cereal

44

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Al anochecer, la madera se elevaba apilada y los arbustos estaban todos
bien recortados. Marseline había guardado los comestibles de la tienda y
leía el periódico Wall Street Journal, a la espera de la entrada de Chris.
Encontró a su ayudante en el cobertizo, colgando un cortasetos eléctrico.
—Allí estas, —dijo—. Estaba empezando a preocuparme.
Chris comenzó a envolver el cable en un rollo. —He terminado poco antes
de que oscureciera, Marsi.
—Lo hiciste. Y has hecho un trabajo muy bueno.
—¿Estará feliz el Sr. Bernard?
—Estoy segura de que lo estará. —Marsi cerró la puerta y se dirigieron a la
casa—. ¿Por qué no tomas un baño y luego puedes decidir lo que quieres
para la cena?
—No soy tiquismiquis. Voy a comer lo que comas.
—¿Te gusta la toronja?
—No del tipo amargo.
—Ya veremos.
Veinte minutos más tarde Marsi encendió el estéreo en la cocina y
selecciono la mejor pieza de cubiertos para cortar las verduras.
—Puedo hacer eso. —Chris la sorprendió y ella saltó.
—¡Dios! —Ella puso su mano sobre su pecho y exhalo—. Me asustaste.
—No era mi intención hacer eso. Sólo quería ayudar. —Chris tiró de la
bata de felpa apretándola más sobre su pijama de algodón—. Lo siento.
¿Debo irme?

45

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No, estoy bien. Aquí, —le dio a Chris el cuchillo—, corta las verduras y
voy a preparar el pollo.
Chris se tomó su tiempo, cortando los pimientos rojos y verdes en
longitudes iguales, luego, las cebolletas y el brócoli. Pero sabía la siguiente
canción que sonó en la radio y siguió repitiendo el clásico de Chubby
Checker, Twist... —Vueltas y vueltas y vueltas y vueltas. —Cortar
legumbres tomó un ritmo—. Eww whop whop. —Sus pies y las caderas se
unieron—. Vamos señorita y has el giro, vueltas y vueltas y vueltas y
vueltas...
Marsi sonrió mientras sacaba la piel de la carne. Pensó que a Chris podría
gustarle la estación de oldies3 y no estaba decepcionada por su reacción.
—Ooooh sí, 'justo como eso... —Chris canto, ahora Chris retorcía su cuerpo
con todo su corazón y apenas prestaba atención a las verduras—. Vueltas
y vueltas y vueltas y vueltas. —Su cabello largo y húmedo rebotaba y
Marsi se rió, encontrándose encantada con el disfrute de la joven. Chris
puso el cuchillo en la tabla de cortar y tomó una de sus manos
resbaladizas con la grasa de pollo, y felizmente bailo el twist—. Mi papá
está durmiendo, eww whop whop, y mamá no está alrededor eww whop
whop... —Marsi no pudo evitar sentir el ritmo del baile cuando fue tirada
en broma—. Sí papá está durmiendo y mamá no está alrededor eww whop
whop. Nosotros atacaremos girando y girando hasta derribar la casa,
vueltas y vueltas y vueltas y vueltas.
Las piernas y los brazos de Marseline se movían y Chris se aferraba a sus
dos manos, realmente cantando la canción por todo lo que valía la pena. —
Ven y gira, sí bebe gira, eww sí, justo» como eso... —Las dos estaban
bailando y mientras Marsi estaba riendo, Chris tenía una sonrisa tan
grande que apenas podía cantar—. Oooh sí, justo como eso, vueltas y
3

Oldies: Canciones clásicas populares

46

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

vueltas y vueltas y vueltas. Vamos señorita, y haz el giro. Ee yeah, vueltas y
vueltas y vueltas y vueltas...
Chris la dejo ir y Marseline siguió bailando, sin perder el ritmo mientras el
saxofón tomaba la delantera. —Sí, debes ver… a mi hermanita, eww whop
whop. Debes ver a mí, a mi hermanita. Ella realmente sabe cómo brincar,
sabe cómo hacer el twist. Vamos gira, sí, bebe gira, oooh sí justo como eso.
Vamos señorita y haz el giro. Sí, eso está bien, vueltas y vueltas y vueltas y
vueltas. Sí, gira toda la noche, gira y vueltas y vueltas y vueltas. —La
canción terminó y el baile también lo hizo, mientras las dos mujeres
volvieron a sus tareas sin dejar de reír.
—Mis manos están grasientas, —Chris se quejó.
—No es mi culpa, —se rió entre dientes Marseline. Bailar no era
desagradable.

* * *

—Sí. Lo haré. Te amo también papá. Está bien. Adiós. —Chris colgó el
auricular.
Marsi se acercó a ella. —¿Está todo bien en casa?
—Sí. Él me echa de menos. Lo extraño también y a Davie, pero estoy
teniendo un buen tiempo aquí contigo Marsi. Estoy teniendo un tiempo
realmente bueno.
La mujer más pequeña sonrió. —Me alegro. Voy a leer un poco en mi
habitación antes de ir a dormir. ¿Quieres ver la televisión?
—No, estoy muy cansada.
47

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—De acuerdo. —Marseline se volvió y se dirigió a su habitación—.
Entonces te veré en la mañana, Chris.
—Buenas noches Marsi, —Chris respondió.
Media hora después, los dedos de Chris encontraron la enorme superficie
de madera y tocaron un panel empotrado antes de llamar ligeramente. —
Adelante —Marseline gritó y Chris giro el pomo de metal.
Marseline sintió un movimiento al final de su cama y miró por encima del
escrito legal en sus manos. —Hola. ¿No puedes dormir?
—No. —Chris negó con la cabeza y el largo flequillo negro oculto casi la
mitad de sus ojos azules.
Marsi se quitó las gafas y coloco los papeles sobre la mesa de noche. —
Extrañas a tu padre.
—Sí. Y también a Davie. Por lo general me lee… antes de ir a la cama.
—¿Te gustaría que hiciera eso?
—¿Podrías? —La joven se iluminó—. Traje uno. Sólo uno. Está en mi
mochila.
—Por supuesto, Chris. —Dejando a un lado las mantas, sacó las piernas
de la cama y deslizó la bata sobre su camisón de seda verde.
Una vez abajo, Marseline se instaló en el sofá de la sala de estar y Chris,
después de recuperar el libro, entró en la habitación para sentarse en el
suelo junto a ella. Le entregó un pequeño libro. —Se trata de ‗El pequeño
libro de instrucciones de Pooh‘. Papá lo consiguió para mí, pero no lo he
leído todavía.

48

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi lo examinó. —No es una historia, —advirtió, mirando hacia abajo a
la cabeza oscura sólo a unas pocas pulgadas de la propia—, es una
colección de pensamientos.
—Sí, instrucciones, —dijo Chris—. Instrucciones de Pooh.
Marseline se preguntó cuan avanzadas sus habilidades de lectura eran. —
En vez de leer esto para ti, ¿por qué no me lo lees, Chris?
—No leo rápido. Va a tomar mucho tiempo.
—Eso está bien. Aquí, —palmeó el cojín al lado de ella—. Porque no te
sientas aquí y voy a escuchar mientras lees esto para mí.
—¿Estás segura?
—Estoy segura.
—Bien. —Chris levanto su cuerpo alto desde el suelo para sentarse a su
lado y empezó a leer—. ‗Cuando ha-habla un oso de-de-muy poco cerebro,
re-recor-recordar las palabras largas pueden mo-molestarlo‘. —Mirando
por encima del libro hacia Marsi—. Las palabras largas me molestan
también. Me molestan mucho.
Marsi asintió. —A veces me molestan.
—¿Lo hacen? Pero eres inteligente.
—Fui a la escuela por un tiempo muy largo para aprender a utilizar
grandes palabras. Todavía estoy aprendiendo cómo usar las palabras. No
creo que alguna vez dejemos la necesidad de aprender.
—Pero no vas más a la escuela.
—Pero lo hago, y tú también. Vivir la vida es como una escuela para todos
nosotros. Así que, en cierto modo creo que todos estamos todavía en la

49

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

escuela. Has leído muy bien Chris, pero ¿por qué estás sosteniendo el libro
tan cerca?
—Así puedo ver las palabras.
—¿Tienes gafas? —Marseline nunca la había visto usar gafas.
—¿Anteojos? No.
—Quizás deberías.
—No lo sé.
—¿Han sido tus ojos examinados?
—Tuve un montón de pruebas cuando era una niña.
Se veía tan saludable que probablemente no había visto a un médico desde
que era una adolescente. —¿Por qué no le preguntas a tu padre acerca de
ver a alguien que pueda decidir si necesitas gafas o no?
—Suena como un montón de dinero Marsi, —Chris negó con su oscura
cabeza—. Y estoy ahorrando mi dinero. Estoy ahorrando para una nueva
bicicleta.
—¿No tienes seguro?
—No lo sé. No lo creo.
Marsi frunció los labios y asintió levemente con la cabeza. —Bueno, ¿Te
importaría si hablara con tu padre al respecto?
—No me importa. Puedes hablar con él si quieres.
—Lo hago. Las gafas podrían ayudarte a leer mejor.
—¿Puedo leer un poco más ahora?
—Sí, estoy lista.
50

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Bien. —Chris se concentró en el libro de nuevo—. ‗Sólo porque un animal animal es grande, eso no quiere decir que no quiere bon-bondad; Sin
embargo tan gran-grande Tigger parece ser, re-cuer-da recuerda que él
quiere tanta bondad como Roo‘. —Chris cambió su atención a Marsi—. Roo
es muy pequeño.
—Ya veo, —la abogada sonrió, y la joven le devolvió la sonrisa antes de
volver a su lectura.
—‗No todos podemos, y algunos de nosotros no. Eso es todo lo que hay‘.
Eeyore dijo eso. ¿Qué significa eso?
Que significaba, Marseline se preguntó. —Creo que Eeyore está diciendo
que no todos somos iguales.
—No todos somos iguales y ¿eso es todo lo que quería decir?
—Sí, —Marseline sonrió—, eso es todo lo que tenía que decir al respecto.
Satisfecha, le dedicó una encantadora sonrisa antes de volver de nuevo al
libro con determinación. —‗No hay- No hay que sub-es-timar el va-lor de
no hacer na-da, nada...‘ —Ella comenzó de nuevo—. ‗No hay que subesti-mar el valor de no hacer nada, solo ve a lo lar-go, es-cu-cha escucha
todas las cosas que no puedes oír, y sin fas-ti-di-arte fastidiarte‘.
—¿Quién dijo eso? —preguntó Marsi.
—No sé. Pooh lo dijo, creo. ¿Cómo podemos oír cosas que no escuchamos?
—Buena pregunta. Tal vez cuando estamos relajadas podemos oír cosas de
las que no nos daríamos cuenta si estuviéramos ocupadas.
—Creo que eso es cierto, Marsi. Realmente lo creo. No hacer nada puede
ser una buena cosa para hacer.

51

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Y siguieron exactamente de esa manera, interesadas en lo que la otra tenía
que decir acerca de los pensamientos que se presentaban en el libro
infantil hasta que el pequeño libro había sido leído.
—Eso es todo. Estoy lista para la cama ahora, —dijo Chris, cerrando la
tapa—. Nunca había estado fuera de casa antes.
—No lo sabía.
—Uh Huh.
A diferencia de la primera vez que se metió en la cama, la segunda vez
Chris se sentía segura en la casa grande, porque Marseline apagó la luz
para ella.
—Buenas noches Chris, —le dijo Marseline por segunda vez en la noche.
—Buenas noches Marsi. Me gustas. Nadie nunca estuvo de acuerdo
conmigo antes, que iba a ser una buena conductora. Nadie nunca hizo eso
antes.
Chris era buena en muchas cosas. Marseline estaba segura de que podía
conducir un coche si se le daba la oportunidad de aprender. —Me gustas
también. Chris. Nadie nunca me hizo querer bailar twist antes. Nos vemos
en la mañana.
La luz se apagó y poco después, Chris se quedó profundamente dormida.
Una hora más tarde, antes de irse a dormir, Marsi verifico a Chris y
permaneció en el umbral de la puerta abierta por un momento,
maravillada por la pureza de corazón que irradiaba de ella, incluso
mientras dormía.

52

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

CINCO

La luz se filtraba en la cocina a través de las puertas francesas y Marseline
las abrió para probar el aire fresco de la mañana invernal.
—Hola Joe, ¿Tú sabes?
Marsi se subió a la terraza y miró alrededor de la esquina. Una espátula se
extendía desde el bolsillo trasero de los pantalones vaqueros de Chris
mientras trabajaba de rodillas al lado del macizo de flores, rastrillando con
un pequeño cultivador de mano través de la tierra. Ella continuó hablando
consigo misma, sin darse cuenta de que alguien la observaba y escuchaba.
—Necesitamos un hit4 por lo que aquí voy. ¡Bola uno yay! ¡Bola dos, hurra!
Strike… ¡boo! Strike dos... ¡maten al árbitro! Un hit… hurra.
Llevaba el pelo recogido en una larga cola de caballo y se detuvo para
ajustar su gorra de béisbol de los Yankees.
—Soñamos con Joey en el bate de color marrón claro ‗Joe Di Maggio, te
queremos en nuestro lado, somos los campeones, no hay tiempo que
perder porque somos los campeones‘ —Las horquillas de su herramienta
se engancharon en una raíz y ella tiró de la espátula de su bolsillo para
cavar a su alrededor—. Demasiado profunda, —dijo y se levantó para
conseguir una pala del cobertizo. Sonrió cuando vio a Marsi apoyada en la
pared.
—Buenos días.

4

Hit: Batazo que no es interceptado por la defensa del equipo contrario y permite al bateador alcanzar una
base.

53

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Buenos días. ¿Cómo puede alguien estar tan alegre tan temprano en la
mañana? ¿Cuánto tiempo has estado trabajando?
—Desde que salió el sol.
—¿Siempre te levantas tan temprano los fines de semana?
—Uh huh. A las cinco y media o seis. Siempre lo hago. —Se quitó los
guantes y estudió a Miz Madson más de cerca.
—¿Qué? —Marseline se miró a sí misma y tocó la lana de su suéter de
túnica.
—Estas diferentes esta mañana. Es tu pelo… pienso. No eres vieja ya.
Marsi sonrió a través del cumplido sin artificios que se le dio tan
libremente. —Lo dejé suelto.
—Es lindo. Te ves bien esta mañana.
—Gracias. ¿Lista para el desayuno?
—Ya comí. —Con un gesto apologético de sus labios explicó—, No sabía
cuánto tiempo ibas a dormir Marsi, y estaba muy hambrienta.
Aparte de las citas de negocio, siempre comía su comida sola. Qué extraño,
pensó, el sentirse decepcionada. —Por supuesto, Chris. Me alegro que no
hayas pasado hambre esperando por mí. —Miró más allá de la optimista
figura—. Has hecho más en menos de veinticuatro horas por este lugar de
lo que he visto en un año.
—No es difícil, Marsi. Me gusta trabajar de esta manera, —su sonrisa era
brillante.
—La valla en la parte trasera necesita pintura. Quiero pintarla enseguida.

54

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi colocó una mano en su cadera. —Oh, no. Cuando hayamos
terminado con el patio, será todo. Puedes relajarte después de eso… tal vez
tomar la bicicleta y hacer turismo alrededor de Seaborn.
—¿Sola? —Parecía defraudada—. Tenía la esperanza de que pasearas
conmigo. Tenía la esperanza de que vendrías conmigo y mostrarme los
alrededores. No quiero ir sola Marsi.
—Lo siento. —Sacudió su cabeza—. No ando en bicicleta.
—Te puedo enseñar. Por favor Marsi. —La apelación de sus ojos azules era
inocentemente directa—. ¿No tienes tiempo? —Tenía la mayor parte del día
y las objeciones de Marseline se consumían, al ver lo mucho que
significaba para ella.
—Es sólo que prefiero conducir. Pero hay varias bicicletas en el sótano.
Podemos montar dos de las viejas cosas alrededor y almorzar en la playa.
¿Está bien? —Fue recompensada con una sonrisa feliz antes de regresar a
la casa.
—¡Está bien! Traeremos la bomba, por si acaso, —dijo Chris y se bajó la
visera de la gorra mientras se dirigía hacia el cobertizo para obtener la
pala. A mitad de camino se detuvo y tomó una postura cómoda antes de
comenzar a enrollar y tirar su pierna. Lanzó una imaginaria bola curva en
el aire. Su seguimiento y consolidación la habría dejado frente a la primera
base, si hubiera habido una—. ¡Sí!

* * *

Después de comer en Rose‘s Kitchen, un acogedor restaurante sobre
decorado, las dos mujeres desbloquearon sus bicicletas, Chris añadió más
55

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

aire a los neumáticos y siguieron adelante con la gira. Marsi señaló y
explicó brevemente cada una de las tiendas especializadas que recubrían
ambos lados de la calle hasta que llegó a detenerse delante de una librería.
—Esta es probablemente la más antigua junto al mercado de Waterfront.
No he estado aquí en años. Vamos a entrar.
—Seguro.
Aseguraron las bicis y entraron en la pequeña tienda que olía a papel viejo
y nuevo, justo como debería. Chris comenzó a aventurarse a la sección
infantil, pero se detuvo en la hilera de libros de deportes. Comprobando
cada libro, pasó sus dedos ligeramente a través de la portada de uno que
mostraba las imágenes de leyendas del béisbol desde Willie Mays, Babe
Ruth y Joe DiMaggio hasta Mickey Mantle y Jackie Robinson. Observó el
precio y sacó su billetera.
Marseline recogió el Wall Street Journal, leyó detenidamente la sección de
libros más vendidos y no encontró nada de su agrado. Se unió a Chris que
estaba contando su dinero. —Mira esto, Marsi, —dejó de contar y recogió
el libro grande para mostrárselo—. Voy a comprarlo. Es la historia del
béisbol.
—Ya lo veo, —sonrió.
—Va a ser duro, pero divertido de leer. Me gusta mucho el béisbol.
—Me di cuenta. Eres una gran fan de los Yankees.
—Sí, pero me gustan un montón de equipos. Papá jugó en las menores
hasta que conoció a mama y se casó. —Mantuvo la cantidad de dinero que
necesitaba y puso la cartera en su bolsillo—. ¿Encontraste algo?
—Sólo lo de costumbre. —Ella sostuvo el periódico doblado.

56

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Lees mucho todos los días?
—Leo mucho, sí. Pero sólo las partes interesantes del periódico.
—¿No tienes que leerlo todo para hacer eso? ¿Para encontrar las partes
interesantes?
—En realidad no. Echo un vistazo por encima de todo, pero en realidad
sólo leo lo que llama mi interés.
—Al igual que cuando fui a buscar un libro. Miré todos los demás, pero no
voy a leerlos. Sólo este.
—Exactamente.
El sol se acercaba en el horizonte cuando salieron de la tienda. Ataron sus
compras a la parte trasera de sus bicicletas y subieron a lo largo de la
playa en su camino de regreso a la casa de campo. A sugerencia de Chris
se detuvieron a escuchar las olas del mar.
—Estoy segura que me gustaría buscar una concha para llevar a casa.
—Está muy oscuro ¿no te parece?
—Voy a encontrar una rápido.
—¿Por qué no volvemos mañana por la mañana antes de regresar a la
ciudad?
—Sí. Está bien, vamos a hacer eso.
Cuando Chris llamó a su padre Marseline le preguntó si podía hablar con
él antes de colgar. Ella mencionó su preocupación de que Chris podría
necesitar gafas. Estuvo de acuerdo en que era importante, pero ella no
tenía seguro médico, y él tampoco. —No estoy a punto de dejar que ellos le
den una etiqueta de discapacitada sólo para obtener el seguro. Todo
depende de si Chris quiere primero conseguir sus ojos checados o
57

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

conseguir una bicicleta. De cualquier manera, voy a contribuir en lo que
pueda.
—Tal vez ella pueda hacer un poco de pintura y trabajar más aquí para
ganar el dinero señor Alexander. —Miró a Chris, que asintió con
entusiasmo—. Ya ha ganado lo suficiente este fin de semana para hacer
una cita con un optometrista.
—Dios la bendiga Sra. Madson. Fijaré una para ella mañana.
A la mañana siguiente había poco que hacer excepto decidir qué color de
pintura comprar para la cerca, y también, Marsi decidió rehacer el interior
de la casa. Ya era hora. Ambas planearon el transcurso de los próximos
seis fines de semana. Después, pusieron sus maletas en el coche y se
detuvieron en la playa en su camino de regreso.
Chris habría ido a nadar si no hiciera tanto frío. En su lugar, se contentó
con llevar a Marsi a lo largo de la playa mientras peinaba la playa en
busca de conchas.
—Es tan bonito aquí, —dijo mientras utilizaba un palo para reorganizar un
grupo de algas varadas y observó los diminutos cangrejos de arena
correteando por la cubierta entre un grupo de rocas.
—Mira, Chris, un intermaereal, —comentó Marsi—. Anémonas de mar, —
señaló a la flor que vivía en los charcos de agua cubriendo las antiguas
rocas que sobresalían a través de la arena—. Ellas viven toda su vida en
esta roca. La marea del océano entra y les trae la comida dos veces al día.
—Flores afortunadas. —Chris se puso cerca detrás, mirando en la piscina
de agua—. No me importaría estar aquí si alguien me trajera comida dos
veces al día. —Ella puso una mano sobre el hombro de Marsi—. No me
importaría estar aquí. —Marsi sintió la cercanía del cuerpo alto detrás de

58

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ella, el calor de la mano en su hombro, y se estremeció ante el fantasma de
un recuerdo.
El tío Arthur. Si lo permitía, podía escuchar su voz hablándole. El
hermano de su madre, muerto desde hace mucho tiempo, había estado
con ella aquí en esta playa. No tenía más de siete años de edad cuando
comenzó a hacer cosas con ella, llamándola su pequeño secreto. Marsi
sacudió la cabeza y se alejó. —Volvamos.
Chris sintió el cambio en la mujer mayor. —¿Qué pasa?
—Nada. Simplemente no me gusta que me toquen. No desde atrás.
—Lo siento Marsi. Vámonos. Vámonos y no voy a hacer eso de nuevo.
El trayecto hasta la ciudad era sombrío, como lo fue la visita a Bernie en
su camino.
Chris sentía que había hecho algo mal y no sabía cómo hacer las cosas
bien. Cuando aparcaron en el garaje mientras recogía su mochila y la
maleta y cruzaban la calle a su edificio de apartamentos. Chris tuvo
problemas para expresarse.
—No fue mi intención hacerte daño.
—¿Hacerme daño? ¿De qué estás hablando Chris? —Marseline estaba
realmente confundida. Había estado pensando en el calendario de la nueva
semana. Pero el fin de semana había ido bien. Ella y Chris habían logrado
más de lo que esperaba.
—No, no es lo mismo. Desde que fuimos a la playa. No es lo mismo. No
eres la misma. No lo eres. Hablas diferente. Y no sólo conmigo. No sólo
conmigo, sino también con el Sr. Bernard en el hospital.
Marsi se detuvo a escuchar.

59

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Tú no eres feliz. No lo eres. No tienes que llevarme contigo. Siento
haberte

tocado y no hay nada que pueda hacer al respecto ahora. No

ahora.
Marsi había dejado de escuchar. —Oh, Chris, —explicó con pesar—, no me
has

hecho

daño.

Simplemente

recordé

algunas

cosas

malas

que

sucedieron hace mucho tiempo. No me di cuenta que estaba actuando de
manera diferente, pero supongo que lo he hecho. ¿Nosotras no disfrutamos
de bailar al twist? lo hice. No estoy acostumbrada a tener a otra persona
alrededor todo el tiempo, eso es todo. ¿Me perdonas por ser grosera?
Chris parecía dudar y los extremos de sus cejas se arquearon hacia arriba
pero perdonó a Marseline sin reservas.
—¿Entonces el próximo sábado vamos a hacer un poco de pintura?
Finalmente, sonrió. —Está bien, seguro. Voy a estar lista. Voy a pintar
hasta que me desmaye. —Marsi se subió al ascensor y Chris le dijo adiós
hasta que las puertas se cerraron.

60

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

SEIS

Isabelle De Santi comió una deliciosa rebanada de pizza a la parrilla y
comprobó el resultado del partido de fútbol. Su estudio estaba lleno de
mujeres. Doscientas, al menos. Un ‗Jammin Jumber‘ inflable en forma de
un campo de fútbol dominaba el centro de la habitación que estaba llena
de luz debido a tres paredes de ventanales. Televisores de pantalla grande
colocados en cada esquina eran los objetivos de las que eran fans del
Super Bowl, y muchas de las que no lo eran. Al mirar hacia arriba, vio a la
rubia abogada. Isabelle estaba encantada.
Después de lograr hacer contacto con sus ojos a medio camino a través del
cuarto, encontró a Marseline cerca de la entrada. —Estoy tan contenta de
que hayas decidido venir, —dijo, lanzando una mezcla de relajados rizos
castaños y otros rizos rebeldes de los hombros y tomó a la mujer más baja
por el brazo—. Esto no es realmente una fiesta de Super Bowl, —explico
con un movimiento de su brazo—, pero la mitad de ellas no estaría aquí a
no ser que el juego estuviera en marcha. Tengo que preguntar, todavía
tenemos algunas camisetas gratis. Así que ¿eres fan de los Falcons o los
Broncos?
—Ninguno.
—Pensé que aún estabas trabajando en tu casa durante los fines de
semana. ¿Qué te hizo cambiar de opinión acerca de venir?
—El Alcalde. —Isabelle la llevó a la mesa cargada de comida—. Se las
arregló para hacerme sentir culpable por no reunirme con la comunidad
que ha presionado tan duro para el comité. —La comida tenía buena
pinta—. Así que aquí estoy, tomando un respiro de Seaborn este domingo.

61

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Saltándose la pizza, chili y patatas fritas, llenó un plato con pollo y
verduras.
La rica belleza italiana tenía una gran variedad de bebidas. Marsi pasó por
encima de los vinos, el Leinenkugel Honey Weiss, las cervezas Wicked Ale y
Pauli Girl, pero tomó la botella de Perrier. Isabelle levantó una ceja y la
favoreció con una risa gutural. —Las más cautelosas son las que resultan
ser las más aventureras.
—No hay ningún misterio aquí. —La ensalada era buena y la saboreó por
un momento mientras Isabelle se sentó junto a ella—. No, —dijo
finalmente—, lo que ves es lo que obtienes. Soy una mujer de negocios,
seria hasta los huesos.
Con el pelo suelto, vestida con pantalones vaqueros de diseño y una blusa
poeta perfectamente adaptada, la abogada parecía casi accesible hoy.
Definitivamente no seria. El bronceado ligero en sus mejillas hacia que su
cabello rubio se viera aún más ligero y parecía haberse quitado algunos
años de encima.
—Todo lo que has estado haciendo, te recomiendo que sigas así. Te ves
maravillosa, Marsi. —Nunca la había visto luciendo tan viva. La curiosidad
pudo más que ella—. ¿Qué has estado haciendo?
—Montar en bicicleta, renovar y disfrutar de Seaborn. —Un recuerdo sobre
la colocación de papel tapiz decorativo cruzó por su mente. Con toda y la
experiencia pegajosa no sabía que empapelar podría ser divertido.
Sonriendo ligeramente, tomó una bebida.
—¿Por ti misma?
—No. Una mujer joven, una vecina, ha estado yendo conmigo.

62

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Había varias caras conocidas en la gran sala. Una jugadora de baloncesto
nacional ampliamente conocida por haber sido una vez pareja de Isabelle,
y evidentemente, todavía su amiga. Una actriz de comedia de televisión se
sentaba cómodamente rodeada por un grupo de admiradoras en un
extremo de la habitación y en otro una ganadora del Grammy apoyaba una
guitarra en su muslo, cantando una versión de una canción de su último
disco.
—¿Esa es Toni Cartwright?
—Sí. Cuando termine te la voy a presentar y a su media naranja. Y hay
varias escritoras de revistas y una editora que me gustaría que conocieras.
Tres artículos que presentan la vida de algunas de nuestras futuras
jugadoras de ligas menores estarán saliendo pronto.
—Has hecho un buen trabajo Isabelle.
—He seleccionado un lugar para que las mujeres se conozcan y compartan
intereses, entonces dejo que la naturaleza siga su curso natural.
—Oh, eso es todo, —sonrió Marseline.
—Entonces, ¿cómo está yendo el proyecto renovador?
—Maravillosamente. Chris y yo deberíamos terminar en dos semanas más.
—Parece que estás disfrutando mucho de tu proyecto de fin de semana.
¿La aprobaría? —Isabelle estaba molesta con una chispa de celos.
—¿A Chris? Estoy segura de que la aprobarías Isabelle, ama el béisbol.
—Oh. —Elevo las cejas inquisitivamente—. ¿Por qué no la trajiste contigo,
entonces?
—Ella no es como la mayoría de la gente. —No había descrito antes a Chris
y esperaba hacerle justicia—. Es más sensible en algunos aspectos. Puede
63

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

arreglar un calentador roto y hacer las cosas más complejas parecer muy
simples, pero tendrían que pasar días para que leyera el periódico y no lo
entendería todo.
Isabelle puso los ojos. —Diablos, yo tampoco consejera.
—Chris no entendería mucho de esto. Francamente, yo misma no sabía
qué esperar de esta fiesta.
—¿Es ella retrasada mental o algo así?
—Ligeramente. Sí.
—Oh, —Isabelle sonrió y asintió con la cabeza, mientras que el monstruo
verde retrocedía.
Una mujer con el pelo corto, puntiagudo, piel pálida e intensos ojos
oscuros se presentó ante Marsi. —No te he conocido todavía y estoy
haciendo un punto para conocer a todas hoy.
Isabelle puso su brazo alrededor de la mujer vestida de cuero y tiró de ella
más cerca. —He estado buscándote Katie. Quiero que conozcas a la
presidenta del comité de la liga menor Marseline Madson. Marsi, esta es
Katherine Lund, trabaja en los medios de comunicación y es una activista
extraordinaria. ¿Tal vez viste la película que dirigió el año pasado, ‗Amando
la Verdad‘?
—No asisto al cine, —explicó Marsi mientras se daba la mano con Katie.
—No es un problema, —Katie le hizo un guiño—, ya está disponible en
video.
—Tal vez pueda obtener una copia entonces.
—Sí, pero tendrías que ordenarla. Soy vanguardista sabes. Está en la
categoría ‗especial‘ de madres lesbianas.
64

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No es un problema, —devolvió el tono de complicidad de la joven con
una sonrisa.
—Termina de comer y vamos a hablar acerca de hacer un documental.
Uno detrás de las cámaras durante el desarrollo de todo esto.
—¿Todo esto?
—Armar la liga menor de mujeres. Ya tengo algunas cosas buenas con las
potenciales jugadoras. Me gustaría seguirte un poco también, si se
pudiera.
—¿Una entrevista?
—No formalmente, simplemente pasar el rato aquí y allá contigo, disparar
un poco de vídeo, ese tipo de cosas.
—Conozco esa mirada Marsi, —dijo Isabelle—. Por favor, no digas que no.
¿Recuerdas lo que dijiste sobre tirar de las fibras del corazón liberal y
también del conservador? No puedes negar que tienes un cierto atractivo
conservador.
—Voy a pensar en ello, —dijo y se estremeció por dentro ante la posible
invasión.
—¡Estupendo! —Katie estaba segura que Marsi Madson podría hacer una
contribución efectiva—. ¿Tal vez podría encontrarme contigo en un
ambiente más relajado para hablar de ello?
—Está bien. —Nunca sin recursos, le entregó una tarjeta—. Llama a mi
oficina.
Marseline se reunió con decenas de personas y conversó superficialmente
con una variedad de mujeres jóvenes y mayores, famosas y oscuras. Justo
cuando comenzaba a ir a la derivar en una neblina aburrida mientras

65

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

hablaba con una estrafalaria escritora que parecía obsesionada con temas
misóginos, la sala estalló en pitidos, alaridos y gritos de —¡Touchdown!
Durante el medio tiempo Marsi con firmeza se negó a unirse a las
saltadoras que se divertían en el campo inflable, de mini-fútbol. Cuando
Katie e Isabelle trataron de tirar de ella dentro del enorme colchón
amenazó con demandarlas a todas por conducta antideportiva. A pesar de
que ella no lo hizo, se imaginó que a Chris le hubiera gustado esta parte de
la fiesta y podría haber sido la última mujer en permanecer en el inflable.
La segunda mitad de la fiesta fue de lo más esclarecedora cuando Isabelle
le presentó a una mujer tras otra que estaban interesadas en convertirse
en un miembro del equipo de la liga menor. Muchas habían desempeñado
una variedad de deportes en la escuela secundaria y algunas habían ido a
la

universidad.

Todas

estaban

entusiasmadas

y

parecía

sentirse

intimidadas por ella, por razones que Marsi no podía imaginar hasta que
una de ellas le dio las gracias varias veces por ayudar a realizar su sueño
de jugar béisbol profesional. La mayoría tenían muy poco, o ningún apoyo,
aparte de las amigas que tenían en esa habitación. De hecho, identificó un
patrón de familias que desalentaban sus esperanzas.
—Bueno, —explicó Marseline—, estamos haciendo una buena cantidad de
avances para tener el dinero del estadio y parece que la liga femenina será
internacional, por lo que debemos tener temporadas completas. Al llegar al
equipo, estén preparadas para viajar. —Muchos pares de ojos adoradores
siguieron a la pequeña abogada. Y la mirada adoradora de Katherine Lund
siguió a Isabelle.
Cansada y ansiosa por volver a su apartamento, Marsi condujo a casa y
pensó que el Alcalde tenía razón. Era importante saber para quienes se
estaba trabajando.

66

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

* * *

Chris leía a Marsi de su libro, la historia del béisbol. Estaban en su
camino a Seaborn y había estado conduciendo durante media hora. Chris
estaba tropezando con las palabras que eran fáciles, incluso para ella, y
Marsi se interesó.
—¿Sucede algo Chris? ¿Las gafas lastiman tus ojos?
—Sí, quiero decir no. Las gafas están bien, —dijo con voz forzada y baja y
se las quitó con cuidado. Suspiró y las colocó en su caja, antes de
introducirlas en su mochila—. Simplemente no me siento bien. No puedo
leer ahora. Yo no puedo.
—¿Estás enferma? —Marsi estaba preocupada.
—Creo que sí. —Miró por la ventana, sin ver el paisaje deslizándose.
Lágrimas silenciosas comenzaron a correr por sus mejillas.
Tirando del Bentley a un lado de la carretera, Marsi se volvió hacia ella y le
tomó la mano. —¿Qué es? ¿Cuál es el problema? —la cara de Chris mostro
un aspecto devastadoramente triste cuando se giró hacia ella. Marsi puso
su otra mano sobre su hombro—. ¿Qué pasa Chris? —Al mismo tiempo,
Chris se inclinó hacia ella, y Marsi la tomó en sus brazos—. ¡Oh! —Sostuvo
la cabeza oscura debajo de la barbilla y le habló con dulzura—. Oh, Chris.
—Pronto instintivamente mecía, el fuerte cuerpo tembloroso. Cálidas
lágrimas caían sobre su cuello y luego su suéter. Marsi acarició el cabello
de Chris a la ligera. La tormenta no duró mucho tiempo—. ¿Qué está
haciéndote tan infeliz? —preguntó en voz baja mientras se separaban sólo
un poco.
Chris alzó la vista. —Él se va a ir.
67

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Quién se va a ir?
—Davie, —Chris estaba tranquila y muy seria—. Se va a casar. No quiero
que se case y se vaya a vivir a otro sitio.
Marsi apretó su hombro, igualmente seria, pero mostrándole la ternura
que sentía. —Eso es parte de casarse. Eso no quiere decir que no va a
amarte como siempre lo ha hecho.
Se miraron a los ojos, de alma a alma. —¿Tú no vas a irte lejos o sí?
—No. No, a menos que muera o algo así.
—¿Qué es 'morir' Marsi? Nadie me lo ha dicho. No papá o incluso Davie.
¿Es 'muertos' y 'morir' lo mismo?
—En cierto modo, —Marsi contemplo su respuesta. Cogió una mano más
grande de Chris y la colocó sobre el corazón de la joven, cubriéndola con la
suya—. Dentro de tu pecho tu corazón late cada minuto, día y noche. Al
igual que está haciendo ahora. ¿Lo puedes sentir, no?
—Sí.
—Y mientras que esté haciendo eso, aún estás viva. Tú has visto a las
cosas desgastarse. Tus herramientas. Los relojes que no dan la hora más.
Bueno, la gente se desgasta y sus corazones se detienen. Le pasa a todo el
mundo. Eso pasa un día, y luego estás muerto. —Su nariz casi tocaba la
de Chris.
—No hay nada que temer.
—¿Va a pasar eso con nosotras? Yo no quiero que mueras.
—Morir es como irse lejos y decir adiós. Le pasa a todos y cada uno de
nosotros. Morimos y nos vamos.
—Davie se va a ir.
68

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Eso es diferente. Él se va a casar. Todavía serás capaz de verlo. No seas
infeliz por ello. Prométemelo.
—Lo prometo, —respondió Chris, impactada por su tacto y sus palabras.
Marsi dejó caer la mano y abrazó a Chris hacia ella. —Bien.
—¿Marsi?
—¿Qué?
—Justo ahora, cuando me has abrazado. Bueno, cuando yo era una niña y
lloraba mi padre solía abrazarme, pero cuando me hice más grande no lo
hizo más. Pero lo hiciste.
—Bueno, no importa lo grande que seamos, ¿verdad?
Con una amplia sonrisa, Chris se apartó un poco. —Me gustas. Me gustas
igual que papá. —Su voz bajo—, No me agrada Davie tanto como me
agradas.
—Chris...
—No, me gustas más de lo que me gusta Davie.
Marsi rió en voz baja. —Me gustas también Chris, mucho.
—¿Más de lo que te gusta tu propia mamá y papá?
—No tengo una mamá y un papá. Ellos murieron hace años.
—Así es, eso es correcto, lo hicieron.
Marsi continuó abrazándola hasta que Chris finalmente se enderezó.
—Somos buenas amigas, ¿no es así?
—Sí, —Marsi sonrió y encendió el motor—. Lo somos.

69

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

SIETE

Su trabajo estaba casi terminado en la casa de campo y Marseline sintió
una punzada de pesar en su último trayecto a Seaborn. Conocer a Chris le
había enseñado a confiar en la joven que, a su vez, era muy confiada. La
perspectiva de la abogada había cambiado. Se transformó. Estaba
disfrutando más de su vida y entendía que tenía que agradecérselo a la
compañía cándida de Christine Alexander. Se planeó devolver algo a Chris
si podía. Algo más que el dinero que había ganado. Cuando se acercaban a
la casa de campo, Marsi le pidió que buscara en la guantera.
—Algo que recogí para ti está allí, —le dijo.
—¿Tienes algo para mí? —preguntó, y Marseline asintió—. Soy una VIP, —
las cejas de Chris se elevaron con curiosidad y una gran sonrisa se posó
en sus labios mientras miraba dentro y sacaba algo—. Una linterna.
Gracias.
—No, no es eso, —Marsi sonrió—, el folleto.
Chris devolvió la linterna y recuperó un folleto. —Manual del conductor del
Depar- departamento de Vehículos Motorizados. Gracias Marsi, pero ya
sabes que no conduzco. No puedo.
—Es por eso que lo conseguí Chris, para que puedas aprender. Me
gustaría ayudarte a aprender a conducir para que obtengas tu licencia.
Ningún sonido salió de la boca abierta de Chris.
—Creo que puedes hacerlo, pero sólo hay una forma de averiguarlo,
¿verdad?
Ella no podía creerlo. —¿Tú-tú lo dices en serio?
70

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

La primera vez que Chris había revelado su profunda vulnerabilidad
emocional era cuando le dijo lo mucho que deseaba poder conducir. Para
la mayoría de la gente ser capaz de conducir un coche iba más allá de la
práctica y se convertía en un símbolo de independencia. Probablemente no
era diferente para Chris. La mujer sentada a su lado apenas refrenaba su
emoción. Marsi sabía lo que significaba su oferta.
—Sí, quiero ayudarte.
Un sinfín de expresiones se desplazaron en su cara atractiva, sólo algunas
de las cuales Marseline podía ver. Sorpresa, después incredulidad, alegría,
ansiedad y finalmente aceptación. Chris cuadró los hombros y agarró el
folleto. —Me gustaría eso más que nada, —dijo, y tuvo problemas con las
siguientes palabras porque estaba tensa por la fuerza de su emoción—.
Gracias. Gracias, Marsi.
—Gracias por ayudarme, Chris. Me hubiera gustado haber empezado esto
hace un mes, —Marseline pensó en voz alta, mientras aparcaba el Bentley
en el borde de la carretera—, pero mejor tarde que nunca. —Era media
mañana y la carretera estaba despejada. Puso las llaves del coche en la
mano de Chris—. Este es un buen lugar para comenzar. —Después de
desabrochar el cinturón de seguridad intercambiaron lugares y Chris
descubrió cómo hacer ajustes en el asiento, y en los espejos para su
cuerpo más alto.
—Eres una bateadora emergente Marsi.
—Gracias, creo. —Marseline señaló a los pedales y le pidió que los
nombrara, así como al panel de instrumentos y las funciones de la
consola. Y cuando Chris comenzó a conducir sin problemas por el camino
Marsi se sorprendió—. Has hecho esto antes, ¿verdad? —le preguntó.

71

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Te refieres a conducir? —Chris volvió la cabeza durante una fracción de
segundo antes de regresar con diligencia su feliz mirada a la carretera.
—Sí.
—No, —Chris estaba radiante—. Esta es mi primera vez. Sólo veía a la
gente conducir es todo. Esto es divertido, —hizo un giro suave—,
realmente divertido. Más que una bicicleta. Sabía que iba a serlo, al igual
que el Gran Prix.
Chris había

recogido la mecánica

de la conducción

simplemente

observando a los demás. Su mente no tenía problemas con la coordinación
visual-espacial. De hecho, su capacidad en esa zona parecía superior.
Podía conducir. Era la prueba escrita la que sería la parte más difícil,
Marsi se dio cuenta.
—Probablemente es más divertido que una motocicleta, —Chris continuó—
, pero eso es lo que quiero comprar si consigo una licencia.
—¿Quieres conducir una motocicleta?
—Por supuesto, —respondió la joven llena de júbilo, y agregó—... roulette5
—con un suspiro de placer que no podía contener.
—Bueno, —Marseline se sorprendió a sí misma resoplando—. Eso sí que
sería como jugar a la ruleta rusa.
—¿Qué es eso? —Estaba pensando en la rueda redonda... la que gira
alrededor cuando las personas hacen apuestas y esas cosas.
—Ruleta rusa es un juego peligroso donde la posibilidad de ser herido de
gravedad es muy alta. Estás jugando con tu vida.
—Pero sería una conductora segura.
5

Roulette: Modelo de motocicleta

72

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Ella se turbó por la idea de Chris manejando una motocicleta en las calles
de la ciudad. —Es posible que manejaras una motocicleta de forma segura,
pero las personas que conducen coches no ven las motocicletas, así como
lo hacen con otros coches. Mucha gente se lastima a bordo de motocicletas
debido a que otras personas cometen errores.
—Yo sería muy cuidadosa. No tienes que preocuparte, de verdad.
—Espero que hables con tu padre acerca de esto.
—Voy a hacerlo Marsi. Hablamos de todo.
Intrigada y sabiendo que era imposible estar tan cerca con otra persona,
Marseline no pudo evitar preguntar. —¿No tienes un secreto o dos? —Ella
empujó el control eléctrico y bajo la ventanilla. El aire energético del
océano tocó su cara y llenó sus pulmones. Chris bajó la ventana también y
Marsi reconoció la confianza cada vez mayor con que dirigía el coche.
Puede no haberlo hecho bien en la escuela pero era una estudiante rápida
en el departamento ‗práctico‘. El pelo largo y negro se movió suavemente a
través de su hombro cuando Chris ladeó la cabeza, obviamente, teniendo
en cuenta la pregunta que Marsi había pedido—. ¿No hay algo que sabes y
que no le hayas dicho a alguien más? —preguntó de nuevo.
—No, no puedo pensar en nada. El Sr. Akar no quería que dijera algo una
vez, pero lo hice. Debería decirte sobre él también porque tu apartamento
se encuentra junto al suyo. Papá dijo que es importante.
—¿Qué es?
—Cuando sustituí un grifo de la cocina en su apartamento trató de
besarme. —Chris mantuvo sus ojos en la carretera, pero su voz hacía
juego con sus palabras afectadas—. Él quería que fuera un secreto, pero
papá me dijo que lo dijera y me alejara si alguien alguna vez hacia algo
como eso. Así que eso es lo que hice. Vive al lado tuyo. Yo no iría a su
73

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

apartamento a menos que la señora Akar este allí. Eso es lo que papá dijo
que hiciera. No creo que deberías tampoco. Es importante no estar a solas
con

él,

Marsi.

—Marseline

estaba

familiarizada

con

el

Sr.

Akar

profesionalmente e intercambiaron saludos en el vestíbulo un par de
veces, parecía un hombre respetable. La mayoría de las personas lo
hacían. Lo imaginó tratando de seducir a Chris, un depredador a la caza
en un inocente. Eso tocó una fibra sensible y dio un respingo en su
interior. Nadie tenía derecho de quitar algo tan precioso.
—Tu papá esta en lo correcto. Gracias por decírmelo. —Chris era una
mujer joven y bella y se imaginó la preocupación que su familia debía
tener por ella. Se preocupaba también—. ¿El señor Akar…te beso?
—No. Me dijo que iba a hacerlo. No dejaba ir mi brazo cuando le dije que lo
hiciera. Obtuvo su cara... cerca, demasiado cerca de la mía y le di un
puñetazo. Un gancho de izquierda a la mandíbula. Papá dijo que debería
hacerlo si tenía que, así que lo hice. Soy una buena chica. El Sr. Akar
estaba bastante sorprendido pienso, porque lloró un poco.
—¿Qué dijo tu padre al respecto? —Se preguntó por qué seguía viviendo en
su edificio.
—Papá estaba molesto y habló con él directamente. El Sr. Akar dijo que
nunca lo habría hecho si hubiera sabido cómo era yo, pero no sé. Cuando
alguien dice ‗no‘, lo dice en serio. Incluso si tuviera cincuenta y dos cartas,
si dijera ‗no‘ debería haber dejado que me fuera, ¿verdad?
—Eso es exactamente correcto. —Probablemente significaba que no habría
tratado de asaltar sexualmente a Chris si hubiera sabido que podía
golpearlo, Marsi reflexionó irónicamente.

74

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sí. Papá dijo que el propietario del edificio es amigo de él, por lo que
todavía está alrededor. De lo contrario, el Sr. Akar sería historia grasienta
y desagradable.
—¿Es eso lo que dijo tu padre?
—Sí, más o menos. Así que por favor ten cuidado Marsi, ¿de acuerdo?
—Lo haré.
—Bueno, porque... —pensó Chris un momento y luego continuó—, porque,
sé que tienes un montón de cartas en tu mazo Marsi, pero no eres muy
grande.
—¿Ah no? —sonrió—. Tu simplemente no han visto mi gancho de
izquierda, eso es todo.
—No, no bromees ahora. Por favor, no. Tienes que estar segura también.
Estoy hablando en serio Marsi. Lo estoy.
—Puedo verlo. Ambas tendremos cuidado entonces. —Marseline se quedó
tranquila, sólo absorbiendo la calidez de la preocupación inesperada de su
joven amiga.
Cuando Chris aparcó con cuidado el coche al lado del bajo muro de piedra,
Marsi se quitó las dudas que habían salido brevemente a la superficie.
Chris merecía todas las oportunidades para crecer. En realidad, nadie
sabía cuáles eran sus limitaciones y haría todo lo posible para ayudarla a
conseguir la licencia de conducir.

* * *

75

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Pintura húmeda se filtró a través del guante de Marsi.
Chris escuchó un gemido y vio el ceño fruncido en su rostro. Se detuvo de
seguir pintando el techo de la cocina y se bajó de la escalera. —¿Qué pasa?
Marseline retiro un guante para sostener su dedo manchado con pintura
color crema y exclamó —¡Un agujero!
—Oh, eso no es nada, —dijo Chris y levantó los brazos y las manos
manchadas de pintura—. Es de esperar conseguir algo de pintura en ti.
Los guantes simplemente acaban de ponerse en el camino. —Tocó la nariz
de su amiga con un dedo índice, dejando un punto al final de la misma.
—¡Oh! —exclamó la mujer mayor.
Chris rió. —Se va a lavar, —dijo y empezó a subir la escalera cuando una
mano en su muñeca la detuvo en seco.
—¡Lo mismo ocurrirá con esto! —Marsi pasó su brocha a un lado de la
frente, nariz y barbilla de Chris. De pie en alto y sin habla por un
momento, sus ojos azules estaban redondos por la sorpresa hasta que un
brillo apareció. Marsi retrocedió pero Chris la atrapó y deslizo su brocha
por una de sus mejillas, la nariz y luego la otra mejilla.
—No. Ahora estamos a mano. —Comenzó a subir por la escalera de nuevo,
pero su brazo quedó pintado desde la muñeca al bíceps.
—¿Estás pensando en dejar que la pintura se seque en tu cara? —
Marseline señaló con el dedo a su alta compañera y entre risas dijo—:
Estas cubierta de pintura por todos lados.
—No, no lo hago, —Chris respondió. Se movió rápidamente, sumergiendo
sus dos manos en la bandeja del rodillo de Marsi antes de adherirlas a los
brazos expuestos.

76

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¡EW! —Marsi gimió mientras que poco a poco fue manchada con pintura.
Cada dedo fue recubierto antes de que Chris hubiera terminado.
—No estoy cubierta con ella, pero tú lo estás, —Chris rió de buena gana.
Un golpe en la puerta sobresaltó a los dos e impidió que Marseline hiciera
algo más de pintura en el cuerpo que lo merecía delante de ella. —Por
suerte, estás a salvo.
—No, tú estás a salvo Marsi, —se detuvieron por un momento antes de
estallar en risas de nuevo.
—¡Dios! —Ella se dobló en dos—. Será mejor que lo dejemos Chris, o no
seré capaz de dejar de reír, —finalmente se rió alegremente después de
otro golpe en la puerta.
Chris se dio la vuelta. —Ejem, —se puso seria antes de volverse—.
¿Piensas que es la gente de la que me hablaste?
—Probablemente.
—¿Quieres que les deje entrar?
—¿Podrías? No, espera, —dijo después de tomar una respiración—. Vamos
a ir juntas. —Dejaron la cocina juntas y Marsi abrió la puerta de par en
par mientras que Chris estaba a su lado.
—Hola, —dijo con gran calma y dignidad—. ¿Puedo ayudarte?
—Uh... —Isabelle De Santi miro de las dos personas pintadas a Katherine
Lund y luego de regreso—. ¿Marseline? ¿Marseline Madson?

77

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

OCHO

—Llévame al juego de pelota, sácame con la multitud… —Chris cantó
felizmente

bajo

la

ducha

de

alta

presión

de

Marsi,

mientras

meticulosamente lavaba toda la pintura que se había aplicado a su piel
justo antes de la llegada de las invitadas de su amiga. A ella le gustaba
cuando el trabajo se convertía en lúdico, como era más y más con Marsi—.
Cómprame unos cacahuetes y galletas... —se lavó el pelo por tercera vez
para quitar la pintura de su flequillo—, no me importa si nunca volvemos...
—La canción murió en su garganta. El trabajo estaba casi terminado y
después de este fin de semana no iba a venir más a Seaborn.
Minutos después se peinaba el cabello largo y oscuro. El reflejo en el
espejo de cuerpo entero era satisfactorio. Metió la camisa blanca de manga
larga en sus vaqueros y se dirigió a la cocina para ayudar a Marsi, que
había sido la primera en limpiarse.
Los días generalmente se estaban haciendo más cálidos conforme la
primavera se acercaba pero ahora la temperatura estaba bajando junto
con la lluvia impulsada por ráfagas de viento, salpicando con fuerza contra
las ventanas. Marsi saludó a Chris con una sonrisa. Había estado
hablando con Isabelle y Katie mientras calentaba la sopa de pescado.
Sirvió un poco de vino para la recién llegada antes de volver a sus deberes.
—Se está poniendo frío. ¿Podrías iniciar el fuego Chris?
—Seguro, —respondió Chris, decidida a no decir nada que rimara. Tomó
un trago de la copa ámbar, luego la coloco sobre la mesa de la cocina
antigua, donde se sentaban las dos mujeres desconocidas. La del pelo
corto se sentaba en un banco de madera y la del pelo largo y rizado estaba
envuelta en una silla de respaldo alto al lado. Chris prefería la cerveza,
78

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

pero se estaba acostumbrando a beber vino de vez en cuando. Isabelle y
Katie ambas la observaban y sonrió brillantemente en sus respectivas
direcciones. Todavía sintiéndose caliente de la ducha, se arremangó los
puños hasta la mitad del antebrazo antes de colocar leña y varios troncos
en la chimenea de la cocina. Después de conseguir un resplandor
agradable se fue al servicio de la sala de estar.
Katie susurró, —Wow, —y levantó las cejas para dar énfasis antes de
añadir—, ella es poesía en movimiento, ¿no lo es?
—¿Chris? —Marseline apago la hornilla y comenzó a servir la sopa en
tazones soperos.
—¿Quién más? Los ojos. Esa sonrisa. —Todo ese cuerpo, Isabelle estaba
también maravillada—. Es absolutamente preciosa. Una no sabría al
mirarla que,… bueno, simplemente no lo sabrías.
—Lo que no sabrías con sólo mirarla es la persona maravillosa que es. —
Marseline sonrió y colocó los tazones en la mesa junto con una barra de
pan Shepherds y gruesas rebanadas de mantequilla—. Es la persona más
pura, más amable que he conocido. Alguien que está llena de asombro, y...
y diversión.
—Y... —Isabelle pinchó, ganando un ceño fruncido y una ligera patada
debajo de la mesa de Katie.
—Va a conseguir su licencia pronto. Es difícil de creer que nadie se tomara
el tiempo para ayudarla a conducir hace años.
Tomando un sorbo de Chardonnay, Isabelle entrecerró los ojos. —¿Pero te
estás tomando el tiempo?
—Sólo necesita un poco de ayuda, realmente. Y me ha ayudado más de lo
que jamás podría devolverle.

79

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿En la casa, quieres decir? —Ahora era Katie quien tenía curiosidad
acerca de ellas.
—Con la casa y... es difícil de explicar. Chris me ha hecho montar en
bicicleta y disfrutar de ello. Me ayudó a relajarme.
—Ah, sí, —Isabelle apreciaba el cambio en Marseline. El brillo en sus
mejillas y la nueva energía en su andar hablaban de la nueva dimensión
en la vida de la abogada—. Bueno, estoy a favor de cualquier cosa que
estimule la apreciación de la actividad física.
El énfasis puesto en la selección de las palabras de Isabelle no se perdió en
Marsi, que cuestionó a Isabelle con el levantamiento de una ceja.
—Relájate querida, —la excéntrica socialité cubrió su mano con la suya—.
Sabes que yo estoy de tu lado. Siempre.
—¡Oh Dios! —Enderezando el suéter verde sobre sus pantalones ajustados.
Miró alrededor de la habitación para confirmar que Chris no hubiera
regresado, luego se volvió a Isabelle. Se inclinó más cerca y susurró con
vehemencia—, Isabelle, Christine Alexander no es mi amante. —Isabelle
ladeó la cabeza con una expresión de entendimiento paciente que sólo
alimentó la ira de Marseline—. ¡Lo digo en serio! Dios mío, aunque me
atrajeran las mujeres, es quince años más joven y no sabe nada acerca de
ese tipo de cosas, créeme.
Katie se sintió aliviada. El enamoramiento de Isabelle con Marsi nunca
llevaría a buen puerto ahora que había declarado ser hetero.
—Está bien, está bien, —Isabelle se animó de forma extraña—. Puedo ver
que he tocado un punto sensible. Pero incluso los niños saben sobre ‗ese
tipo de cosas‘ Marsi, así que ¿por qué no lo haría Chris?

80

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Su familia la ha protegido... tal vez demasiado en algunos aspectos. Pero
el hecho es que ella es completamente inconsciente de su buena
apariencia. —Sacudió la cabeza, inquieta con el pensamiento del atractivo
de Chris y cómo afectaba a algunas personas—. Es realmente una
inocente, Isabelle.
—La vida de Chris podría ser una gran historia, —Katie se dio cuenta—,
Sobre la supervivencia de la inocencia. —Las dos mujeres se miraron
fijamente—. Bueno, tal vez. El potencial está ahí. ¿Te importaría si la
entrevisto mientras estoy aquí?
—Sí, lo haría. —Las cejas de Marsi se fruncieron juntas—. Es muy fácil de
explotar a alguien como Chris y ella todavía está descubriendo quién es.
—Estoy herida Marsi. ¿No sabes que nunca haría daño a alguien por una
historia?
—No intencionalmente. Pero Katie, sabes tan bien como yo... que una vez
que algo está ahí fuera en el ojo público, realmente no tienes control sobre
su respuesta. —Los ojos de Marseline la inmovilizaron—. Y no tienes
control sobre sus efectos.
—¡Ten misericordia! Eres una abogada, sin lugar a dudas.
—¿No lo es ella? —sonrió Isabelle.
—Estás aquí para entrevistarme Katie, —Marseline le recordó—. Chris no
es parte del trato.
—Sabes, no me importaría tener a alguien siendo tan protectora conmigo,
—Katie miró a Isabelle brevemente—, pero cualquiera puede ver que Chris
es una mujer adulta Marsi.
—Sí, es una adulta, pero dice exactamente lo que está pensando y
sintiendo, y cree que otras personas harán lo mismo. No está preparada
81

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

para lidiar con el tipo de atención que la exposición a los medios de
comunicación traería, cualquiera que fuera la razón.
—Sólo soy una artista. No significaba ningún daño, ¿de acuerdo?
—Lo sé. —La abogada pasó una mano por su pelo, tirando de las hebras
rubias de la frente—. Mira, por supuesto, puedes hablar con Chris pero te
recomiendo solicitárselo a su padre si quieres ir más allá de sólo hablar de
una historia o podrías encontrarte pagando daños.
—Veo tu punto, Marsi. No te preocupes.
Cuando Chris volvió Marseline encendió las altas velas verdes en ambos
extremos de la mesa y las cuatro mujeres compartieron el almuerzo
rodeadas por paredes de piedra que hacían parecer a la casa de Marseline
más como un castillo que una casa de campo. Desde que Isabelle De Santi
era la hija de un aristócrata italiano, apreciaba su estilo del viejo mundo
mientras disfruta de los mariscos cremosos y las patatas. Chris estaba
resultando ser más para lo que había estado preparada y, con el aumento
de los celos, mezclados con el asombro echo un vistazo a la alta y llamativa
mujer sentada en la mesa. Así que, pensó, simple inocencia era la llave al
corazón de Marsi. Ella no podía competir en ese terreno. Ni creía que la
convencional Marseline Madson reconocería lo que realmente deseaba. Al
no ser una de alejarse de un desafío, tomó en cuenta otros terrenos que
podrían encontrar un camino para ablandar su corazón. Después de
meditar en silencio Isabelle finalmente aprovechó un momento de calma
en la discusión sobre las tendencias de los medios de comunicación entre
Marsi y Katie para hacer frente a su competencia.
—Marsi dijo que te gustaba el béisbol
—Uh Huh. —Chris respondió y mostró sus dientes blancos antes de
morder en una gruesa rebanada de pan con mantequilla.

82

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Juegas?
—Claro, puedo jugar. Mi padre y yo jugamos todo el tiempo.
—Y canta más canciones de béisbol que nadie que yo haya conocido, —
Marseline ofreció, todavía sintiéndose protectora pero queriendo que la
conocieran—. Chris, ¿no dijiste que tu padre jugó en la liga menor antes
de casarse con tu madre?
—Oh, sí. Sí, él lanzó por seis temporadas y ganó ciento ocho partidos con
la Liga Internacional en Buffalo. Veintiséis juegos su última temporada.
Tenía un buen brazo. Realmente un buen brazo.
—Impresionante. —A pesar de las declaraciones interesantes de Marseline,
Isabelle era una exploradora natural y comenzó a percatarse del potencial
de Chris como una jugadora de béisbol. Tenía el fondo y la fuerza. El genio
no era necesario. A ella le gustaría ver a la joven mujer lanzar una pelota.
La pistola de radar en el maletero de su coche mediría la velocidad—. ¿Por
qué no siguió en ello?
—Los viajes eran demasiado lejos de casa.
—Suena a que pudo haber estado en las mayores.
—Sí, pero él es feliz. Papá dice que no tiene nada que lamentar. Nada en
absoluto.
—¿Qué hace ahora?
—Es un manitas. Lo soy también. Le ayudo.
—Y él enseña a bailar, —Marsi añadió el detalle incongruente que se había
pegado en su mente.

83

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Los ojos marrones de Isabelle brillaron con reflejos de bronce. —Tengo algo
de equipo en mi coche. Cuando esta tormenta se despeje me encantaría
lanzar la bola contigo. ¿Qué te parece, Chris?
—Claro, voy a jugar a la pelota contigo Isabelle. Eso me gustaría mucho.
El entusiasmo de Isabelle era evidente y Marseline se preguntó a lo que,
sin saberlo, había expuesto a su joven amiga por invitarla a ella y a Katie a
Seaborn.

* * *

Desde el refugio de la terraza de su habitación, Marsi observó a Chris e
Isabelle jugar capturando la pelota.
Había realmente algo idílico en el modo en que Chris se movía. Era alta y
grácil y lanzaba la pelota controlándola con la poderosa facilidad de un
profesional. Su padre le había enseñado bien. Después de calentar durante
veinte minutos, Isabelle puso las manos en la posición tradicional del
cátcher6 y le dijo a Chris que lanzara la pelota lo más fuerte que pudiera.
—Dámelo Chris. Dame todo lo que tienes.
—¿Estás segura? —preguntó Chris.
—Sí. Lo más fuerte y más rápido que puedas tirar.
—Bien. —Relajó su postura, encontrando un cómodo equilibrio y afronto a
Isabelle. Agarro la bola con sus dos primeros dedos a través de las
costuras en su punto más ancho, Chris posiciono su pulgar contra la
6

Cátcher/Receptor: Jugador de béisbol que tiene como misión coger la pelota que el pitcher/lanzador lanza
con fuerza, procurando que el bateador adversario no pueda golpearla con el bate.

84

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

costura inferior mientras cerraba los dedos anular e índice a lo largo de un
lado. Las yemas de los dedos lejos de su palma, extendiéndolos lo
suficiente como para permitir la acción de la muñeca que quería y dio una
especie de paso atrás, la pelota en su guante por encima de su cabeza.
La belleza de su forma de alguna manera era noble, mientras que su
respiración formaba vapor en el aire frío. Pivotando, levantó el pie y trajo la
rodilla a su pecho, tomando impulso. Llevó las manos hacia abajo y
cambió su peso a la pierna pivote. Cuando su patada estaba en su punto
más alto, comenzó a cambiar su peso hacia la cátcher, con lo que su
pierna bajo en una gran zancada y se plantó con el pie apuntando hacia la
mujer en cuclillas. Su brazo lanzador se elevó alto detrás de la cabeza, la
muñeca se ladeó hacia atrás. Sus caderas se abrieron ante sus hombros,
volviendo a hacer frente a un home7 imaginario. Bajando su magnífico
cuerpo y empujando su pie trasero, trajo su brazo lanzador alrededor,
trazando un amplio arco en un movimiento de tres cuartas partes, y su
mano enguantada se adelantó. Lanzó la pelota hacia Isabelle. Ella siguió el
movimiento, su brazo lanzador barriendo a través de su cuerpo en una
diagonal y dejándola en una posición de fildeo8 perfecta.
Isabelle atrapó la bola rápida y se sacudió hacia atrás por la fuerza del
golpe. Katie, que sostenía la pistola de radar, gritó —¡Noventa y nueve!
¡Waaau-hoo! Noventa y nueve putas millas por hora. —Corrió hacia la
cátcher caída que se había quitado el guante para frotarse la punzante,
mano magullada.
Chris y Katie llegaron a Isabelle al mismo tiempo. —¿Estás bien? —
preguntó Chris.

7

Home: Pentágono con una Base de goma sobre el suelo, detrás del que se coloca el cátcher y, a un lado del
bateador.
8
Fildeo: Es el anglicismo que describe la acción de defender el campo de juego y atrapar la pelota, bien sea
una bateada por la ofensiva del equipo contrario o la recibida de otro jugador del mismo equipo.

85

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Estoy en estado de shock, —Isabelle se quedó sin aliento antes de
agarrarse a las manos que la ayudaron a poniéndose en pie—. No puedo
creer lo que acabas de hacer. Eso fue más rápido que la mayoría de los
mejores lanzadores en las Grandes Ligas. ¿Qué opinas sobre jugar al
béisbol profesional?
Al oír la pregunta, Marsi de repente sintió como si la bola hubiera
aterrizado en su estómago.
—¿Pelota profesional? —Chris parpadeó sorprendida.
—Sí. ¿Alguna vez has pensado en ello?
—N-no. Es sólo algo que me gusta, eso es todo, Paul.
—¿Eh?
—A mí me gusta jugar. Eso es todo lo que es… Isabelle.
—Creo que podría ser mucho más que eso, si tú quieres que sea. Vamos a
entrar y hablar mientras remojo mi mano en hielo. ¡Menos mal!
Antes de que terminara la tarde, Isabelle había convencido a Chris para
hablar con su padre acerca de unirse a la capacitación de otras mujeres
para la liga menor.
—Y el Alcalde te quiere en la recaudación de fondos de la cena-baile de
este mes, Marseline, —agregó a la tranquila dueña del castillo—. Los dos
seréis los grandes oradores y está esperando que seas su pareja de baile.
¿Por qué no traes a Chris y a su padre?
—Creo que el Alcalde Paine estaría mejor contigo como pareja, Isabelle. Yo
no sé bailar.
—Papá te puede enseñar, —Chris añadió con entusiasmo—. Vamos, Marsi.
Suena divertido. Vamos a ir por favor
86

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Allí, —Isabelle sonrió—, ahora ¿cómo puedes decir ‗no‘?
Marseline Madson no podía.

* * *

—¿Por qué estas molesta Marsi? —Su último fin de semana en Seaborn
había terminado y antes de que regresaran a la ciudad Chris podía sentir
la tensión irradiando de su amiga—. Estoy contenta de que tu casa está
terminada, pero voy a extrañar estar contigo los fines de semana. ¿Te
siente triste por eso también?
Por una vez, algo que era difícil para Marseline poner en palabras llegó
fácilmente a Chris. —Sí, lo estoy. Y si tienes el tiempo, todavía me gustaría
que vinieras a Seaborn de vez en cuando.
—Voy a tener el tiempo Marsi. Yo quiero, y vamos a ir a la cena-baile
juntos, nosotros tres.
—Sí, —se quejó Marsi.
—No te preocupes. Papá es un buen maestro. —Chris apartó la vista de la
carretera durante un segundo para hacer contacto con los ojos Marsi.
—Gracias por dejarme llevarte a casa.
—Gracias por conducir, —Marsi le devolvió la sonrisa antes de abrir el
maletín y revisar más de los escritos.
—¿Marsi?
—¿Sí?

87

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Crees que podría jugar béisbol profesional?
Marseline respiró profundo contando hasta cuatro y lo dejó escapar
lentamente.
—¿Sabes lo que significa hacer eso, Chris?
—Algo así, sí. Creo… sí.
—¿Y crees que puedes hacerlo?
—Tal vez. —Entonces Chris negó con la cabeza—. No, yo no quiero estar
fuera de casa la mitad del tiempo. No me gustaría eso en absoluto. Puedo
lanzar, batear y correr, pero no puedo hacer el resto. No, no puedo hacer
eso Marsi. Los extrañaría y estaría nostálgica todos los días. Davie se va a
casar y si no tuviera a papá, no sé lo que haría. No estarías allí tampoco,
no como ahora que vives en el mismo edificio. Me gusta estar en el mismo
edificio contigo.
—Me gusta también, Chris.
—Sí, estaría nostálgica todo el tiempo si jugara béisbol profesional. Es por
eso que papá no lo hizo más… porque amaba a mi madre. Me gusta
Isabelle, pero no voy a hacerlo.
—Pero es bueno tener opciones para hacer, ¿no te parece? —No podía
mantener el tono de alivio en su voz.
—Sí. Ahora me siento mejor, ¿Y tú?
—Lo hago.
—Bien.

88

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

NUEVE

Era mitad de semana y después de llegar al Palladium con Chris,
Marseline entró en la habitación donde su padre, Ron, daba clases de
baile. Sería su tercera lección. La música llenaba la habitación y el Sr.
Alexander bailaba con una pareja invisible.
Solo tú, puedes hacer que este mundo se vea bien, solo tú puedes hacer la
oscuridad brillante.
Solo tú y tú solamente puedes emocionarme como lo haces y llenar mi
corazón con amor solamente por ti.
—Él hace eso, a veces, actúa como si mamá siguiera aquí. Era su canción,
—Chris susurró, gustándole la manera como el vestido de su amiga
abrazaba su cintura y luego conseguía un vuelo. Marsi era muy bella. No
había pensado mucho en ello hasta que su padre dijo que lo era. Ahora se
dio cuenta cada vez más que era verdad. Su padre parecía hacer eso
también. Ella frunció el ceño cuando el pensamiento de cómo Marsi y su
padre siempre se tocaban entre sí, más de lo habitual para las clases de
baile, ella creía.
—¿Su canción? —preguntó Marsi, momentáneamente distraída por la
preocupación de que tenía algo en el labio inferior dado que Chris iba
estrechando sus ojos en esa dirección. Se pasó la lengua por los labios
lentamente varias veces sólo para estar segura, luego tomó unas mentas
de su bolso, ofreciendo una de las pastillas para el aliento a su amiga a
quien sabía le gustaban.

89

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris la sorprendió moviendo la cabeza con un ‗no‘, y Marsi coloco la
menta en su propia boca. Sus ojos se encontraron de nuevo y Marsi estaba
un poco desconcertada por una mirada que nunca había visto antes.
—Sí bueno, ya sabes su canción ‗especial‘, —Chris continuó—. Las
personas que se aman consiguen una canción especial. ‗Only You‘9 era su
canción, Marsi.
Se quedaron en silencio y observaban. Como él con los ojos cerrados,
maniobraba a su compañera invisible con gracia a través del piso.
Solo tú puedes hacer este cambio en mí, ya que es verdad tú eres mi destino
Cuando tomas mi mano, comprendo la magia que haces, eres mi sueño
hecho realidad mi única, solo tú
Cuando la canción terminó Marseline aplaudió y el Sr. Alexander se dio la
vuelta. Había sido una grata sorpresa cuando la Sra. Madson hizo una cita
para las clases hace tres semanas. La había vinculado por una solterona
de buen corazón. Solterona no era la palabra que venía a su mente cuando
él

la

veía

ahora.

Cayendo

de

sus

hombros,

su

cabello

rubio

complementaba su vestido azul de cuello recogido y sus ojos verdes
estaban muy animados. Había resultado ser bastante diferente de lo que
imaginaba.
—Hola papá. Traje a Marsi.
—Hola a las dos.
Él tenía el ajuste y la misma altura que Chris, pero su cabello era casi
blanco y sus ojos azules no eran del mismo azul claro. Miró a la pequeña
mujer bonita en la pista de baile. —Después de todos estos años todavía
extraño bailar con la madre de Chris, pero lo recuerdo como si fuera ayer.
9

Only You: Solo tú

90

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Se reunieron aquí, —Chris ofreció—, aquí en el Palladium.
Observó el manual que Chris tenía en sus manos. —¿Estás lista para la
prueba?
—Sí, papá. Más o menos.
—Chris mi chica, eres una jugadora excepcional. De cinco herramientas,
—dijo y le revolvió el flequillo a la ligera.
—Gracias, —respondió ella, alisando el cabello en su lugar con una
mueca—, estás bien también.
—Me alegro que trajeras tu libro de conducir esta noche ya que estarás
tomando la prueba mañana, —su padre volvió a sonreír antes de ponerse a
trabajar y Chris se sentó en un banco al lado de la habitación.
—Gracias por ofrecerte a llevar a Chris al Departamento de Vehículos
Motorizados.
—Es lo menos que podía hacer desde que la animé a ir a por ello. Ella ha
puesto un gran esfuerzo.
—Lo ha hecho. Hace un mes no hubiera creído que podía pasar la prueba.
—¿Y ahora?
—Creo que va a pasarla bien.
—Lo hará, Ron. ¿Qué es un jugador de cinco herramientas? ¿Jerga de
béisbol?
—Sí. Es alguien que es rápido, fuerte y preciso. Chris es todas esas cosas
cuando está en su elemento.
—Sí, lo es.
—Ahora tú eres un 'perro caliente', —dijo con seriedad a Marseline.
91

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Quieres decir que soy una presumida? —preguntó, fingiendo estar
ofendida.
Ron rió, —Estoy seguro de que sabes cómo ser grandilocuente cuando
estás en la sala del tribunal. Antes de que termine la noche serás
grandilocuente también en la pista de baile. ¿Estás lista para tu última
lección?
—Sí, pero no habrá lucimientos. No voy a arriesgarme nada más que con
bailes lentos. Todavía tengo dos pies izquierdos.
Ron rio. —Sabes, eres... mejor de lo que pensé, si no te importa que lo
diga.
—Gracias Ron. Sé que puedo ser abrupta. Podrías decir que Chris ha sido
una buena influencia, —Marsi señaló con la cabeza a su hija que estaba
sentada con la espalda en el banco, y parecía estar absorta estudiando en
su libro—. Debes ser un buen padre.
—Y sé que has sido una buena influencia para mi hija. Ella no dice tantas
palabras extrañas en estos días. Su hermano realmente lo ha notado
porque él no la ve tan a menudo como antes y ella quiere leerle ahora. En
realidad podría estar un poco celoso de ti, —se rió—. Bueno, vamos a
empezar, ¿de acuerdo?
Only Have Eyes For You10 comenzó a escucharse y le tendió los brazos.
Marsi colocó sus manos suavemente sobre sus hombros y siguió su
ejemplo.
Chris levantó la vista de su lectura para mirar a los bailarines. La cabeza
de Marsi se apoyaba en el hombro de su padre. Incómoda con la manera
en que se sentía cuando les vio abrazados de nuevo, se enderezó y se quitó
las gafas.
10

Only Have Eyes For You: Solo tengo ojos para ti

92

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Sólo tengo ojos para ti. No sé si estamos en un jardín o en una avenida,
llena de gente estas aquí... yo también. Tal vez millones de personas pasan,
pero todos desaparecen, solo tengo ojos para ti.
La canción se detuvo y Marseline se retiró. —Eso fue mucho más fácil que
la semana pasada.
—Bien. —Él hizo una pirueta—, ¿Otra vez?
—Sí.
Una vez más bailaron la lenta melodía, casi hipnótica y Chris los
observaba este tiempo, sus nudillos se blanquearon mientras sus largos
dedos apretaban el banco.
La siguiente canción fue más rápida y Ron alentó a Marsi mostrándole los
pasos antes de invitarla a unirse y bailar al ritmo de ‗Why Do Fools Fall in
Love‘11
—¿Dónde está Chris? —Marsi preguntó cuándo la lección terminó.
—Probablemente fue a buscar un refresco.
—Podría necesitar uno también. —Marseline se estiro y sentía su cuerpo
ágil—. Gracias Ron. Pienso que lo lograre ahora.
—Vas a hacerlo bien. Un pie izquierdo y el otro pie derecho, —sonrió,
recordándole a Marseline a Chris.
—Gracias.
—Y gracias por preocuparte por mi Chris. A veces me preocupa lo que va a
pasar con ella cuando me haya ido.
—¿Lo haces?

11

Why Do Fools Fall in Love: ¿Por qué los tontos se enamoran?

93

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sí. Su madre murió en un accidente de coche después de que David
naciera. Chris era demasiado joven para recordarla. Siempre me he
preguntado ¿por qué Dios permitió que esto sucediera, sabes? Ella nunca
tuvo la oportunidad de aprender mucho más de lo que yo podría mostrarle.
Sin embargo, he hecho todo lo posible para mantenerla a salvo, lejos de las
cosas que le harían daño.
—Ella te ama y a David. Nunca la he oído quejarse. Todo lo contrario, de
hecho. Ella no puede imaginarlo de otra manera.
Ron sonrió. —Es una chica maravillosa. Pero no sobreviviría bien por su
cuenta. Tal vez la he protegido demasiado, pero no quiero que nadie se
aproveche de ella. —Se detuvo y Marseline asintió con la cabeza—. De
todos modos, he guardado algunas de sus ganancias y he añadido cuanto
puedo. Me gustaría pedirte que la ayudes a administrarlo si pudieras.
—Me encantaría… pero tienes un montón de años por delante.
—Tal vez. Tal vez no. Voy a iniciar la quimioterapia para el cáncer que los
médicos me encontraron. No tengo el dinero para eso por mi cuenta, pero
me aceptaron en un programa experimental. Deberías haberme conocido
antes de todo esto. Ha sido duro mantener mi mente en los negocios que
tengo entre manos. Ellos no piensan que se ve muy prometedor, pero vale
la pena intentar la quimioterapia.
Marsi palideció. —¿Qué tipo de cáncer, Ron?
—Es mi hígado.
—No le he dicho a Chris todavía. No quiero que se preocupe. No estoy
seguro de que puedo decirle. Tal vez voy a vencer esta cosa, aunque hay
veces que no quiero nada más que estar con Bárbara en el otro lado. Si no
fuera por Chris... —su voz se convirtió en ronca.

94

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Puedes vencerlo. Los médicos no lo saben todo.
—Pero si no lo hago, ¿vas a cuidar de Chris? Su hermano tendrá una
nueva esposa para cuidar.
—Sí, con mucho gusto. De cualquier forma que pueda.
—Sentí que dirías eso. Eres una buena persona, Marsi Madson.
Chris entró en la habitación a tiempo para verlos abrasarse y a Marsi
colocar un beso en su mejilla. Logró una apariencia tranquila pero su
estómago se contrajo dolorosamente en un nudo. A Chris no le gustaba la
forma en que se sentía y quería irse. —¿Lista para irte Marsi? —le
preguntó a su amiga cuando el beso terminó.
—Sí. Estoy muy contenta de que sugirieras las lecciones. Estoy deseando
que ese baile llegue, —Marsi se secó una lágrima.
Chris estaba muy tranquila en el camino de vuelta a su edificio de
apartamentos y parecía que nada iba a hacerla hablar.
—¿No has conseguido una fiebre o sí? —Marsi no podía pensar en ninguna
otra razón para el cambio en ella.
Chris se obligó a abrir la mandíbula. —No lo sé.
—Bueno, esperemos que no, estamos programadas para ir al DMV12 por la
mañana. Déjame sentirte, —tomó el brazo de Chris y tiró de ella hasta
detenerla antes de que llegara a poner una mano en su frente. Chris se
apartó.
—¡No me toques! —dijo y comenzó a caminar de nuevo.
Marseline se quedó atónita. —Espera. —Chris siguió caminando hasta que
Marsi corrió y se paró frente a ella—. ¿Qué pasa?
12

DMV: Departamento de Vehículos Motorizados

95

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

La agonía llenaba a Chris, que cerró los ojos antes de girar su oscura
cabeza lejos, pero no antes de que Marsi viera en su perfil la miseria
inarticulada. El sufrimiento era evidente en cada línea de su figura.
—¡Nada! —ella respondió.
Marsi vio todo su tormento desesperado y la golpeó como el vendaval de un
fuerte viento. —Oh, Chris, por favor. Puedes decirme cualquier cosa, —dijo
con ferocidad con ganas de consolarla, pero Chris se apartó de ella otra vez
apoyándose contra la superficie fría de una farola—. Por favor, —Marsi
repitió en voz baja, y puso su mano en la espalda de su chaqueta de
mezclilla. El alto cuerpo de Chris se puso rígido.
—Yo… yo no puedo, —dijo con desesperación entre los dientes apretados.
—Sí puedes. Siempre has sido capaz de decirme cómo te sientes.
—No, —susurró y se dio la vuelta, su angustia claramente visible—. No sé
lo que está mal. Sólo sé que no te gusto nunca más. Te gusta mi padre
más de lo que te gusto. Has sido diferente, desde que te reuniste con él.
Los ojos de Marsi se abrieron. —Oh no, Chris. Nunca podrías dejar de
gustarme. ¿Cómo podrías dejar de gustarme?
—Lo hiciste cuando conociste a papá.
—No. Me agrada tu padre, pero nunca podría gustarme tanto como me
gustas. De hecho, me gusta sobre todo porque él es tu papá. Porque él te
hizo.
—Quiero que me abraces, —Chris continuó—, pero tu no. Pero lo
abrazaste. Es el quien te gusta ahora. Tú piensas que soy una niña.
Chris estaba celosa. Ardiente y posesivamente, creyendo que su padre era
su rival. Marseline se sorprendió y se quedó muy quieta. Su primer

96

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

impulso fue el de responder a la llamada angustiosa de amor, pero no
estaba preparada para ello y simplemente se quedaron mirando la una a la
otra. Marseline tembló. Buscó las palabras correctas. —Chris, siempre he
pensado en ti como una adulta... y lo que voy a decir es algo que sólo le
diría a una mujer adulta. No puedo decir exactamente por qué he abrazado
a tu padre y no te he abrazado, excepto que no es porque eres una niña.
Es porque él es viejo. Lo has entendido al revés. ¿Puedes ver eso? Oh
Chris, sé que vas a extrañar a tu hermano cuando se haya ido. Tu papá va
a echarlo de menos también, pero tú eres joven, y él es viejo. El todavía
extraña a tu madre. Es por eso que lo abrace.
—Sé cómo se siente papá. Él quiere estar con ella otra vez.
—Él la extraña como lo extrañarías si muriera, —dijo Marseline con
profundo sentimiento, y no del todo percatándose de lo que estaba
reconociendo.
Chris miró fijamente dentro de sus ojos y comprendió. Había oído charlar
a su padre acerca de su amor por su madre durante toda su vida. Ella
parecía crecer aún más alta por un momento. —Marsi, —la tomó en sus
brazos y Marseline la agarro con firmeza. Ellas encajaban perfectamente.
Aliviada, lágrimas silenciosas corrían por las mejillas de Marseline. Se
separaron un poco y se miraron profundamente a los ojos de la otra.
Chris sabía qué hacer, y más que cualquier cosa quería besar a Marsi
como había visto un montón de veces en la televisión. Lentamente Chris
movió la cabeza hacia abajo hasta que sus labios rozaron la mejilla
húmeda y presionó suavemente. La mejilla de Marsi era suave y su piel
olía dulcemente. Se movió otra vez hasta que encontró la esquina de la
boca de Marsi. Presionando los labios suavemente contra ella otra vez, y
luego otra vez, besándola con ternura hasta que Marsi respondió
desplazando los labios hasta que se posaron sobre los de Chris. Nunca
97

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

nada se había sentido tan correcto o tan bien. Ella movió los labios
amorosamente contra la boca de Marsi y cuando oyó un gemido en
respuesta su corazón martilleaba con fuerza en sus oídos.
Marseline Madson sin duda había sido besada antes, después de todo,
estuvo casada muchos años atrás… pero nunca en su vida había soñado
con que un beso podría ser tan emocionante. Vulnerable y en carne viva,
su respuesta inicial a la dulzura de la sensualidad franca de Chris fue una
de alguien que estaba hambrienta de ella. Sus manos se levantaron desde
los fuertes hombros hasta enredar sus dedos en el pelo oscuro y tirar de
Chris aún más cerca, dando rienda a los deseos que eran ajenos a ella.
Chris se sintió débil y fuerte al mismo tiempo, inspirada de nuevo cuando
Marseline puso las manos en su pelo. Y cuando Marsi suspiró suavemente
en su boca una ola de calor se extendió en su vientre. Cada vez más
apasionado, el beso continuó.
La respiración de la joven era irregular y era muy consciente de todos los
lugares donde el cuerpo de Marsi la tocaba. Se sentía increíble. Quería
sentirlo

por

todas

partes.

Espirales

de

éxtasis

se

arremolinaban

violentamente a lo largo de su cuerpo. El tiempo se detuvo mientras se
besaron y cuando Chris sintió la necesidad de más, una de sus manos
encontró la cadera de Marsi y dibujó la parte inferior de su cuerpo
descansando firmemente contra la suya. La otra mano derivó hacia su
cuello, sus dedos tocando ligeramente antes de moverse hacia abajo en la
parte delantera de su vestido escotado por lo que sus nudillos podrían
rozar la piel suave que encontró allí.
Esta nueva intensidad de la exploración de Chris despertó a Marsi de su
estado de ensoñación como una alarma de incendio. El choque y la culpa
siguieron rápidamente. Ella rompió el beso exclamando de repente —¡Ah!
—y se apartó—. ¡Oh Dios mío!

98

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris se esforzó un momento para recuperar el aliento. —¿Qué está mal?
¿Qué está mal? ¿Qué está mal? Marsi sintió el silencio de la calle, y estaba
agradecida de que estuviera vacía. ¿Qué está mal? Todo había cambiado.
¿Cómo había sucedido esto? Ella esperó hasta que sintió la calma
suficiente para hablar.
—Por favor, Chris, —dijo seriamente mientras miraba en un par de
preocupados ojos azules—. Tenemos que ir a casa.
—Bien, —dijo con confusión en su voz—. Vamos a necesitar un montón de
sueño para mañana, ¿no es así?
—Sí, vamos, —dijo Marseline, ya sabiendo que habría poco o ningún sueño
esperando por ella. Le debía una explicación Chris. Si solo pudiera pensar.
No estaba acostumbrada a este tipo de problema. No quería hacerle daño a
Chris, y lo había hecho. Sus abruptas palabras la estaban hiriendo ahora.
Ella se estremeció.
—¿Estás... Estás bien Marsi? —preguntó Chris mientras se quitaba la
chaqueta para colocarla sobre los hombros de Marseline. Ella se apartó de
nuevo, pero agarró las dos manos de Marsi, llevándolas a los labios para
soplar aire caliente sobre ellas.
Marseline cerró los ojos. La dulzura de Chris le derritió el corazón, como el
hielo arrojado a un fuego ardiente. Sacudió la cabeza para aclarar sus
pensamientos y abrió los ojos. —Sí. Lo estoy. Pero ha sido un largo día y
realmente no deberíamos estar de pie aquí de esta manera. ¿Estás bien,
Chris?
Chris bajó las manos e inclinó la cabeza. —Nunca me he sentido así, no
con nadie. Me gustó besarte Marsi. Me gustó mucho. Me gustaba más que
nada. —Puso su mano contra el jersey de canalé negro que cubría su
pecho—. Mi corazón latía como loco… como un tambor, —dijo ella y la
99

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

tristeza tiño su media sonrisa aun así no disminuyendo su increíble
encanto—. Pero no creo que te haya gustado como lo hice. Nunca lo he
hecho antes. ¿Lo hice mal?
El corazón de Marsi estaba corriendo también, y le dolía el pecho de modo
que dio un grito ahogado, deseando ser insensible, deseando poder
deshacer los acontecimientos de esta noche. En primer lugar la inesperada
noticia de la enfermedad de Ron y entonces... ¿Cómo podía haberle hecho
esto a Chris? ¿Cómo podía haber animado a los dulces, inocentes besos
para convertirlos en algo para lo que la joven no tenía ninguna referencia?
Y la cruda intensidad de la pasión de Chris le dio miedo. ¿Cómo podía
explicar sus acciones cuando no las entendía ella misma?
—Oh, no Chris. No, pero las dos fuimos demasiado rápido... —¿Cómo
podía explicarlo?— Es mi culpa que... que las cosas se salieran de control.
—¿Las cosas se salieron de control?
—Sí. Me diste un beso dulce y te abrace y anime a más como si estuviera
bien entre nosotras. No debería haber hecho eso.
—Me gusto lo que has hecho, Marsi. Me gusto más que abrazarte. ¿Cómo
es que no está bien?
Dios, ella se angustio en silencio por un momento, ¿de dónde habían
salido estos sentimientos? Ella amaba a Chris y ahora ese amor se había
vuelto impredecible y algo aterrador. —Besar no está mal, pero un beso
como el que existió entre tú y yo, es erróneo. Como besas a tu hermano
David, así es como deberíamos besarnos.
—Yo no beso a Davie. Y tampoco a papá ya. Marsi, nunca había querido
besar a nadie así antes. Nunca.
—Y yo no tenía derecho a conducirte a eso Chris.

100

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No me condujiste. No lo hiciste. Te besé.
—Me besaste primero, pero yo soy la que... —no estaba segura de sí Chris
entendería la palabra ‗sexual‘ pero no podía pensar en otra palabra para
ello—, hice que fuera sexual. Te sostuve demasiado cerca y demasiado
tiempo. Eso es lo que te excitaba.
—Pero ¿por qué es malo? —La mujer más joven quería entender lo que
Marsi quería decir.
—Por un lado, las dos somos mujeres, y eso por sí solo puede ser un
problema…
—No me importa si no tienes un willie13, Marsi, —Chris la interrumpió,
creyendo que la diferencia entre un hombre y una mujer era una tira de
carne que los hombres tenían entre sus piernas que hacían que los bebés
crecieran dentro de las mujeres. 'Willie' era todo lo que recordaba ahora.
Eso es lo que su hermano lo llamó. Davie le mostró una foto una vez
cuando aún eran niños. La gente en la imagen no tenía la ropa puesta y su
padre estaba enfadado cuando se enteró. Él le explicó la diferencia entre
hombres y mujeres poco después—. Me alegro de que no lo tengas. No
necesito tener un bebé.
Marseline se quedó sin habla.
—¿Quieres un bebé? —El pensamiento acababa de ocurrírsele a Chris.
—No, —ella negó con la cabeza—, no. Estoy un poco vieja para eso. Y solo
besar no hace a una persona embarazarse. Oh, por favor, no te preocupes
por eso. —¿Cómo había conseguido su conversación desviarse así?
—Lo sé. Papá me dijo cómo sucede esto. Me lo dijo hace mucho tiempo.

13

Willie: Pene

101

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Bien. Y me alegro de que las dos seamos quienes somos también, Chris.
—La agitada abogada, antes más dura que los clavos, se pasó una mano
temblorosa por el pelo en un intento de poner orden en la situación—. Lo
que estoy tratando de decir es que en su mayoría no tenía derecho a
besarte porque soy mucho mayor que tú. No quiero decir que eres
demasiado joven, soy demasiado vieja. Si lo piensas, tengo casi la edad
suficiente para ser tu madre. Si otras personas supieran de esto, ellos
dirían que me aproveché de ti, y puede que tengan razón. Lo siento mucho.
Por favor, créeme.
—Tú lo lamentas. No lo lamento sin embargo. No creo que seas demasiado
vieja. Eres simplemente correcta. —Chris no entendía todo esto y la luz de
sus ojos azules se desvaneció—. ¿Lo sientes porque no soy inteligente?
—No estoy explicándome bien en absoluto, —Marsi tenía ganas de llorar.
La diferencia en su mentalidad era un problema, pero no el principal. Eran
buenas amigas que disfrutaban de la compañía de la otra. Eso tendría que
ser suficiente. No estaba preparada para hacer frente a los sentimientos de
deseo que acababa de experimentar y todas las ramificaciones morales,
permitiría que Chris afrontara sola su floreciente sexualidad. Ella
necesitaba un poco de tiempo y distancia—. No puede haberse sentido
mal, pero créanme que lo era. No podemos besarnos o incluso abrazarnos.
Tienes que creerme, porque si no lo haces, no podemos seguir siendo
amigas. No podremos vernos.
—Pero dijiste que no importa lo grande que seamos, todavía necesitamos
abrazos. Tú lo dijiste una vez.
—Lo sé, y es difícil de entender, pero a veces las cosas cambian. La gente
cambia. —Tal vez no estaríamos teniendo esta conversación ahora si
nunca hubiera consolado Chris en el pasado. Pero lo hecho, hecho está,
razonó.

102

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Necesito un abrazo en este momento Marsi. Realmente lo hago. Pero si te
abrazo entonces, ¿no puedo verte más?
—Eso es correcto.
—Eso apesta.
—Me gustas más que nadie en el mundo entero Chris, y no quiero dejar de
verte, pero eso es un límite para nosotras. Una nueva regla.
Chris estaba derrotada. —Prefiero verte que abrazarte y no vernos. —Ya
estaba extrañando lo que no podía tener de Marseline, pero estaba
decidida a mantener todo lo que podía—. Está bien. No besar o incluso
abrazar.
Marsi fue capaz de sonreír. Pero otra de las preocupaciones se acercó a
ella. —¿Vas a decirle a tu padre?
Chris abrió ampliamente sus ojos azules. —No, yo no quiero. Esto es entre
nosotros. Yo..., —señaló con el dedo a su propio pecho antes de dirigirlo a
Marsi— y tú. —Pensó por un momento—. Eso significa que tenemos un
secreto ahora. Algo que no vamos a decirle a nadie más.
Marsi se encogió interiormente por las inquietantes palabras. —Puedes
hablar con tu padre si así lo deseas. Todo depende de ti Chris. Pero quiero
que sepas que si tienes alguna pregunta voy a hacer mi mejor esfuerzo
para darte una respuesta sincera.
—Lo sé. Yo también Marsi. Puedes preguntarme cualquier cosa.
—¿Lista para irte ahora?
—Sí, —Chris respondió—, ¡Qué noche! —Ella había estado más enojada y
luego más feliz de lo que podía recordar y ahora… estaba contenta de ser
amiga de Marsi—. Vamos a casa.

103

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿De verdad te gusto más que nadie en el mundo entero, Marsi? —
preguntó después de haber caminado una cuadra. Quería sostener la
mano más pequeña de su amiga en la suya.
—Sí. De verdad.
—Yo también. Me gustas más que cualquier otra persona también.
—Entonces es una buena cosa que seamos amigas, ¿no es así?
—Sí, —Chris rió.
—Pero eso podría cambiar un día. Algún día vas a encontrar a alguien que
te guste aún más, y si lo haces, estará bien.
—Eso no va a suceder. Nunca. Jamás, Marsi.
—Nunca digas nunca, Chris.
—Es posible que conozcas a alguien también… que te guste más que yo.
Por favor, no hagas eso, Marsi. No lo hagas.
Marseline se rió. —Soy mucho mayor que tú y mis caminos están fijados.
No creo que vuelva a casarme de nuevo.
—¿Estabas casada? —Su garganta de repente se sintió apretada.
—Sí lo estaba, por un corto tiempo cuando era mucho más joven.
La voz de Chris se enronqueció. —No me dijiste eso antes.
—No había ninguna razón para que te dijera al respecto, Chris. No era un
buen momento en mi vida. Algunas personas no deben casarse y soy una
de esas personas. Eso es todo.
—¿Porque te gusta vivir sola?
—Esa es una razón.
104

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Me alegro de que no estés casada Marsi, yo realmente lo estoy.
—¡Yo también! —sonrió con tristeza.
—Pero…
—¿Pero qué, Chris?
—Deseo… Desearía que no vivieras sola. La mayoría de la gente no vive
sola.
—Entonces no soy como la mayoría de la gente, eso es todo.
—Tú no lo eres, —Chris estuvo de acuerdo, pensando que Marsi era mejor
y más bella que cualquier otra persona que conocía.
—No soy como la mayoría de la gente tampoco. Soy diferente. Tal vez por
eso nos gustamos tanto.
Marseline se quedó tranquila.
—¿No te vas a casar de nuevo, Marsi?
—No lo creo. —Ella no tenía ningún deseo de repetir ese proceso tortuoso.
—Bien. No quiero que te vayas como Davie va a hacer. No nos veríamos
durante mucho tiempo. Tal vez nunca más.
—Nunca digas nunca.
—Tú también, Marsi. Ahora mismo lo dijiste. Y dijiste que nunca podría
dejar de gustarte, recuerdas.
—¡Ah! —Marsi se rió a su pesar—. Mi error. —Y si ella juró decir toda la
verdad, tendría que añadir que nunca podría dejar de amar a Christine
Alexander, aunque el cuadro completo de ese amor no era claro. Tendría
que tener cuidado de ahora en adelante.

105

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Marsi?
—¿Qué?
—¿Puedo tomar tu mano?
Su corazón y su cabeza no podían ponerse de acuerdo sobre la respuesta
correcta. La vida solía ser tan fácil, pensó.
—No te voy a besar de nuevo. Voy a cumplir mi palabra. Por favor.
—No estoy preocupada de que rompas tu palabra, Chris. —Ella miró a los
grandes ojos azules, tan llenos de amor que contuvo el aliento y por un
corto espacio de tiempo no le importaron los límites. Chris tenía razón,
esto apestaba—. ¿Te tomas de la mano con Davie?
—No.
—Entonces no lo haremos.
Creyendo que no tenía otra opción, aceptó la decisión de Marsi. —Está
bien, —dijo ella, una vez más, en un antiguo patrón, dócil familiar.

* * *

Igual que un trueno, el eco de la puerta cerrándose resonó en el
apartamento de la abogada. Marsi giro la manija del cerrojo y habría
encendido la luz, pero falló. Sus ojos se cerraron. Apoyó la cabeza en la
superficie de madera dura, repitiendo el beso en su mente. —¿Sucedió
realmente? —susurró en la oscuridad. Si sucedió—. ¿Quién soy yo? —
susurró de nuevo, frotando el tejido de mezclilla azul de la chaqueta de

106

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris cubriendo sus extremidades frías. No había pensado en devolvérsela
de nuevo después de que regresaran desde el Palladium.
‘Tenemos un secreto ahora’ Chris había dicho, y el dolor de eso se apoderó
de la pequeña abogada. Su manera de llevar las cosas a la ligera,
buscando y venciendo a todos en su camino con la fuerza de su pie… era
el resultado de haber llevado la carga una vez de un ‗pequeño secreto‘. El
secreto era el abuso sexual de su tío Arthur y se había sentido como su
culpa. Confiaba en su tío antes que convirtiera su vida en una pesadilla
cuando era una niña. Muchos años después comprendió que ella no era
culpable. Era solo una pequeña niña. Pero no tenía ilusiones de que
alguna vez estaría completamente libre de los efectos de años de ser
coaccionada en un comportamiento para el que no estaba preparada, física
o mentalmente. No le gustaba la implicación emocional. Su ex marido le
había llamado frígida, y la etiqueta no era injustificada.
Entonces, ¿cómo habían llegado ella y Chris a este lugar, no sólo ansiaban
la implicación emocional, sino también encontraron algo que se asemejaba
a un romance erótico que tuvo que cortar de raíz? Cuan inquietantemente
irónico era que su familia pensara en Chris como una niña.
La culpa la abrumaba y se enderezó, dispuesta a no sentir nada para
poder simplemente trasladarse del umbral de su apartamento al cuarto de
baño. La luz se encendió y vio su rígido reflejo en el espejo.

107

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

DIEZ

—Un brindis, —sugirió Ron y esperó a sus dos hijos… Chris y David,
Susan su futura nuera y a Marseline, todos levantaron sus copas—. Por
Chris, dijo.
—¡Sí Chris! ¡Hoot, hoot! —David gritó y los otros vitorearon a lo largo de la
mesa de la familia en el interior del pub Fanelli.
Ron hizo un gesto con la mano para tranquilizarlos. —No he terminado
todavía, así que calmaos. Por Chris, —dijo de nuevo—: Felicitaciones.
¡Tienes ahora una licencia de conducir! Por lo tanto, que los caminos por
los que... —un claro esfuerzo por su paternidad orgullosa y algo más
temblaba en su voz baja. Se aclaró la garganta y continuó, con sus ojos
brillantes de humedad—, que los caminos por los que viajes siempre te
lleven con seguridad de regreso a casa. —Más vítores y felicitaciones con
palmadas al hombro siguieron, pero Marsi debió darse la vuelta,
esperando hasta que el peligro de ceder a las lágrimas que amenazaban
con apoderarse de ella pasara.
—Gracias papá, —dijo Chris—. Y gracias a mi buena amiga, —Chris se
volvió hacia Marsi sentada a su lado—, por ayudarme. No tendría la
licencia de conducir si ella no me hubiera ayudado. Gracias Marsi, por
creer que podía conducir. —Añadió seriamente—. Gracias por creer en mí.
Marseline asintió con la cabeza y puso su mano sobre el brazo de Chris. —
En realidad hiciste esto por tu cuenta Chris. Yo simplemente te anime.
—Hiciste más que eso. Me diste el manual, me explicaste el material y me
dejaste conducir tu coche también. Y me llevaste al DMV, —Chris fue
insistente.
108

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Muy bien, —sonrió Marsi—, entonces de nada.
Los ojos de David se estrecharon a la vista de la mano de Marsi apoyada
en el brazo de Chris debajo de la mano más grande de su hermana. Creyó
ver el aumento de color en las mejillas de la mujer mayor. Susan siguió su
línea de visión y apretó su mano debajo de la mesa. David era
sobreprotector con su hermana, pero ver a su prometido pagar el precio
por ello, ahora que había otra persona en la vida de Chris, hería. Ella sólo
podía imaginar lo que estaba pensando.
—¿Te gusta Fanelli? —Chris preguntó minutos más tarde a Marsi. Estaba
comiendo la cena con la gente que amaba y la felicidad brillaba en sus ojos
y su sonrisa.
—Sí, —respondió Marsi después de probar la pizza de pepperoni y queso—.
La comida es buena. Puedo entender por qué vienes aquí tan a menudo los
sábados.
—Sí, es el mejor. —El apetito de Chris era abundante como siempre, pero
tomó mordiscos regulares de la comida en vez de los más grandes posibles
y bebía de su cerveza Foster sin engullirla. No había añadido la típica
gorra de béisbol a su conjunto de camisa de manga larga y pantalones
vaqueros, sino que dejó la preciada posesión en casa. En su regazo una
servilleta se mantenía haciendo imperturbable su trabajo. David vio todo
esto y se acordó de otros cambios en Chris.
Desde que pasaba tiempo con Marsi Madson, Chris maduró en algunos
aspectos. Era menos dependiente de él. Le leía historias cuando tenían el
tiempo para compartir, en lugar de al revés. Regularmente se enteró de las
cosas que ella y Marsi hacían juntas. ‗Marsi dijo esto‘ y ‗Marsi hizo
aquello‘. Incluso su vocabulario estaba cambiando.

109

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Esta noche celebraban que aprobara la prueba para conducir. Estaba feliz
por Chris. Finalmente conseguiría la motocicleta que quería, ¿pero estaba
a salvo? Era muy consciente de las limitaciones de su hermana y si su
padre no podía superar el cáncer, sería su responsabilidad velar por ella,
como lo había sido la mayor parte de su vida. Y lo haría porque amaba a
Chris. No dejaría que nada malo le pasara. No a su hermana.
Pero ¿por qué estaba Marsi interesada en alguien como Chris?, se preguntó.
Había asumido que era una rica anciana que necesitaba ayuda para
arreglar su casa en Seaborn. Pero parecía bastante joven, tal vez treinta y
cinco años, y era bonita. A pesar de que estaba vestida casualmente ahora,
era una mujer profesional y él la imaginó en un sobrio traje negro clásico.
Encajaba. ¿Qué podía ella y Chris tener en común? Ahora que veía a
Marsi, se preguntó por qué eran amigas. No tenía ningún sentido. Razonó,
no tenía ningún sentido a menos que la mujer mayor apreciara los activos
físicos de Chris. Su hermana no había sido defraudada si se trataba de
belleza. Era alguien que podía hacer voltear las cabezas. El hecho de que
Marsi no se parecía al prototipo de lesbiana no significa nada. ¿Para qué
había estado pagando a su hermana cuando la contrató para trabajar en
su casa junto al mar todos los fines de semana? El pensamiento lo puso de
mal humor. Pobre Chris, podía ser fácilmente manipulada por alguien tan
inteligente como Marseline Madson. La mujer corría un bufete de abogados,
por el amor de Cristo.
—Entiendo que los dos se van a casar pronto —Marsi se dirigió a la joven
pareja frente a ella, consciente de la mirada de David. La pizza se había
terminado y tenían una pequeña charla mientras terminaban sus bebidas.
—Es en sólo dos semanas de hecho, —respondió Susan, con ganas de
hablar sobre el día que había planeado tan a fondo—. Después de la

110

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ceremonia en St. Michaels, la recepción se llevará a cabo en la finca de mis
padres en Centerport.
—Eso suena maravilloso Susan. Felicitaciones a los dos por encontrarse.
En vez de agradecer a Marsi, David le preguntó. —He oído a Chris que se
reunirán después de la boda para ir a su casa en Seaborn.
—Así es, —dijo Ron—. Chris y yo pensamos que sería una buena idea
preguntar a Marsi si podía acompañarla, ya que habrá tanta gente en la
recepción.
—Seaborn es tan genial, Davie. Ojalá pudieras visitarlo algún día, —Chris
dijo—, tú y Susan.
—Bueno, yo también, ya que pareces estar viviendo allí la mitad del
tiempo, —respondió con un cinismo inusual en él cuando hablaba con su
hermana—. ¿Qué haces cuando estás allí, de todos modos?
Chris se encogió de hombros. —El gran trabajo está hecho. Todo está
hecho, así que sólo ayudo a Marsi con el patio y esas cosas. Entonces
nosotras andamos en bicicleta y vamos a la playa. La próxima vez vamos a
nadar en el océano, ¿verdad Marsi?
—Ese es el plan. Y Chris prometió enseñarme algunas cosas sobre el
béisbol.
—Oh, sí, —arrastrando las palabras David dijo—. Estás organizando una
especie de liga femenina.
—Y Chris y yo iremos a la recaudación de fondos el próximo fin de
semana, —agregó el Sr. Alexander—. La enseñe a bailar el tango, —
susurró a su hijo, levantando las cejas y sonriendo con humor.

111

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Tango? —Chris parecía confundida. ¿Se había perdido algo? Miró con
curiosidad en la dirección de Marsi.
—Sabes que a tu papá le encanta divertirse, Chris. —Marsi enderezó el
borde de su sudadera color beige con cuello en V y movió su largo cabello
rubio por encima de su hombro—. Las lecciones no fueron más que un
escalón por encima del baile lento. Pero estoy segura de que no voy a pisar
los pies del Alcalde y eso es todo lo que cuenta, aparte del hecho de que
llegué a conocerte mejor, Ron. Eres un bailarín maravilloso y un maestro
paciente. —Marsi lo tomó de la mano y se percató que parecía haber
perdido peso. La quimioterapia había comenzado. Él no sería capaz de
posponer contarle a Chris sobre su enfermedad por mucho más tiempo.
—Gracias por el cumplido Marsi. Eras una estudiante dedicada.
—¿Vas a aprender a jugar al béisbol? —David le preguntó, sus sospechas
acerca de la mujer mayor crecían por cada segundo—. ¿Tienes un equipo
esperándote en la playa o algo así?
—No, nada de eso. Sólo pensé que sería divertido aprender más sobre el
juego, y Chris sabe mucho sobre él...
—¿No tienes hijos propios para jugar? —preguntó con dureza.
—¡Corta eso! —Ron le espetó a su hijo—. ¿Qué te pasa tan de repente,
muchacho?
—Papá, ¿no puedes ver lo que está pasando aquí? Sólo porque alguien
tenga dinero y conozca al Alcalde, no significa que tenga bondad en su
corazón. —Su cara era oscura—. Ella está usando a Chris.
—¿De

qué

demonios

estás

hablando?

—Ron

estaba

enfadado

y

sorprendido por el comportamiento de David—. Marsi ha mostrado una

112

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

enorme cantidad de cuidado por tu hermana. Ahora es mejor que pienses
cuidadosamente acerca de lo que quieres decir, hijo.
Chris miró hacia atrás y adelante de su hermano a su padre y luego a
Marsi cuya cara estaba pálida excepto por dos brillantes puntos rosados
resplandeciendo en sus mejillas.
Su hermano parecía pensar que estaba mal que ella fuera amiga de Marsi.
Él estaba enojado. Pero ellas no estaban haciendo nada malo. Marsi dijo
que no podían y estuvo de acuerdo. Ella no quería, pero le dio su palabra.
—¿Qué te ocurre Davie? Marsi es la mejor. La mejor persona que conozco.
Y es mi invitada. ¿Por qué estás enfadado con ella?
—Todo está bien Chris, —dijo Marsi con calma—. Puedo cuidar de mí
misma. —Quería ser tranquilizadora a pesar de que dudaba de que
hubiera sentido tanto miedo desde que era una niña—. Si crees que tengo
malas intenciones ocultas, por pasar tiempo con Chris, estás joven muy,
muy equivocado. ¿Cuestionarías nuestra amistad si tuviéramos la misma
edad o el mismo coeficiente intelectual? ¿No sabes que quién es Chris,
hace esas cosas irrelevantes? Ella tiene un espíritu puro. Es un placer
tenerla cerca.
La actitud fría de Marsi intensifico la diatriba que había sido preparada
para entregar, pero él no había terminado. —Por supuesto que la conozco.
La conozco mejor que tú. —Susan puso su brazo alrededor de él.
—Debes conocer la conclusión que algunas personas pueden sacar, —
agregó en apoyo de su prometido.
—Francamente, estoy decepcionado de los dos, —dijo Ron con tristeza—.
Todo el mundo necesita personas que se preocupen por ellos. Chris
necesita más que solo a ti y a mí, hijo. Necesita a Marsi también. Sé un
hombre y supera tus celos. —El tomo a Chris en un abrazo—. Eres una

113

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

gran chica, —dijo, y mirando a Marsi—. No dejes que nadie estropee
vuestra amistad. Es una cosa preciosa.
—No lo haré, papá, —Chris dijo con seriedad y abrazó a su padre a
cambio.
La celebración había terminado. David tomó a Susan a casa mientras
Marsi, Chris y su padre caminaban las tres cuadras a su edificio de
apartamentos. No estando lista aun para darle las buenas noches a su
amiga, Chris montó el ascensor con ella. Los hombros de Marsi
comenzaron a temblar y su cara parecía graciosa.
—¿Estás riendo o llorando, Marsi? —le preguntó con preocupación.
Marseline rodó sus ojos. —Oh dios, no lo sé. —Apenas se conocía a sí
misma ahora. Había sido fría e incluso calculadora una vez. Algo
insensible quizás y ciertamente no sentimental. Una mujer de negocios
justa, pero indiferente a la emoción. Lo había sido una vez. Y lo sería una
vez más, ahora. En el momento en que llegaron a la puerta, estaba
compuesta. Miró hacia arriba, lista para decir buenas noches a Chris.
Durante toda la noche Chris quería abrazarla. Sobre todo después de las
cosas que David le dijo. Y cuando se echó a temblar en el ascensor. Quería
consolarla y no sabía cómo hacerlo. Miró a los ojos verdes.
—Tus ojos son hermosos, Marsi. Como el océano.
Marsi se sorprendió por el uso de Chris de la analogía. —¿Por qué son
como el océano?
—Bueno, a veces son más azules y a veces más verdes. Y cuando estás
molesta se oscurecen. Como ahora. Davie era malo. No lo es por lo general.
Él piensa que soy como una... una niña. Yo no solía pensar en ello, cómo

114

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

el piensa. Pero se preocupa por mí. Él realmente cree que soy sólo una
niña. No lo soy.
—Lo sé.
—Lo siento por las cosas que Davie dijo, la manera en que lo hizo.
—Sé eso también, Chris. No te preocupes por eso. No voy a hacerlo.
—Me gustaría que nunca te hubiera dado mi palabra de no abrazarte,
porque quiero abrazarte. Creo que eso haría que te sientas mejor. Siempre
me sentí mejor cuando me sostenías.
Chris estaba rompiendo su corazón. Allí de pie, mirándola de esa manera.
Esto en cuanto a ser fría e insensible, Marseline se encogió de hombros. —
¿Alguna vez has escuchado el dicho ‗hay una excepción a toda regla‘?
—Creo que sí. Creo que sé lo que eso significa.
—Significa que de vez en cuando, cuando ambas nos sintamos seguras de
hacerlo, podemos darnos un abrazo.
Chris esbozó una gran sonrisa blanca. —Me siento segura para abrazarte
en este momento. ¿Te sientes segura?
Seria, Marsi asintió y Chris la tomó en sus brazos, sosteniéndola con
suavidad. Era cálido y reconfortante y ella apoyó la cabeza debajo de la
barbilla. Fue afecto bajo control. Era un bálsamo para sus nervios
deshilachados.
—Estoy contenta por esta excepción. Voy a recordar la excepción a la
regla, Marsi.
—Me alegro también.
Permanecieron juntas hasta que pareció que Marsi estaba parcialmente
segura.
115

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Te veré el viernes por la noche.
—¿Lo harás? —Preguntó Chris, brillando intensamente.
—Sí. Para la cena-baile de recaudación de fondos.
—Oh, sí. Se me olvidó. Nos veremos entonces. Buenas noches Marsi.
—Buenas noches Chris. —Ella abrió la puerta.
—Oh, espera, —Chris buscó en el bolsillo de sus vaqueros y sacó un sobre.
—Esto es para ti. —Le entregó la tarjeta, dio las buenas noches y se fue de
nuevo a su apartamento de abajo. Marsi se preparaba para acostarse y
antes de revisar la pequeña pila de escritos sobre la mesilla de noche,
abrió el sobre para encontrarse una tarjeta hecha a mano.
Era un dibujo coloreado de la ensenada en Seaborn. La playa, con las
rocas y las anémonas de mar y el agua verde del mar más allá. La leyenda
era en letras negras y decía simplemente, Gracias Marsi. Te amo. Tú amiga
siempre, Chris.

116

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ONCE

—La Srta. De Santi está aquí para verle Señora Madson.
Marsi estaba sentada en su oficina rodeada de símbolos sofisticados de
sabiduría, leyendo los frutos de una búsqueda en Internet sobre el tema
del desarrollo en el retraso mental. Permitió a su interés crecer debido a
que la tarjeta de ‗agradecimiento‘ que Chris le dibujó había revelado otro
talento. Chris a menudo le gustaba emparejar palabras que rimaran,
probablemente su forma de hacer frente al estrés, y ahora sabía que su
amiga no sólo era experta en trabajo manual y el béisbol, sino que también
dibujaba notablemente bien. Ella utilizo la ilusión óptica para representar
artísticamente tres dimensiones, una vez más, mostrando una excelente
percepción visual-espacial.
¿En qué pensaba Chris mientras había dibujado?, se preguntó. ¿Que
había sentido? ¿Recordaba a Marsi señalando las pozas de marea y luego
alejándose de ella después de que Chris la tocara? ¿Fue la tarjeta la
manera de Chris de decirle que ella entendía?, o ¿estaba leyendo
demasiado en la elección de la joven de algo para dibujar? Tal vez lo que
Chris pensara no debería importarle tanto como lo hizo.
A Marsi todavía le dolía la acusación groseramente arrojada sobre ella la
noche anterior. David y Susan ambos dijeron que creían que estaba, o
había... seducido a Chris. Y dios, si no fuera por la inesperada pasión que
estalló entre ellas una vez, la desconfianza de David no estaría
atormentándola ahora. Ayudaba mucho saber que Ron creía que su
amistad con su hija era buena para Chris.
La simple verdad para Marsi era que Chris le tocaba el corazón de una
manera que nadie más hacia, tal vez de una manera que nadie más podía.
117

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Ver el mundo a través de los ojos de Chris y ser capaz de compartirlo
juntas era un tesoro de valor incalculable.
Su relación podría no ser convencional, no obstante era preciosa para ella.
Sintió una trampilla abrirse en el fondo de su estómago ante la idea de no
tener a la joven mujer en su vida. Vacío. Se quitó las gafas. No, ella no
quería perder a Chris.
Pero ahora había un negocio que tratar. Cuadrando los hombros, cerró la
pantalla del ordenador y se dirigió a su asistente. —Por favor, déjala entrar
Ellen.
Marseline estaba en el borde y su asistente daría el sueldo de una semana
por saber lo que estaba pasando. ¿Era la socialité italiana esperando
detrás de ella responsable de los cambios en su mercurial jefa? No era
ningún secreto que Isabelle De Santi estaba en las mujeres, y ella venia
alrededor mucho más a menudo que los otros miembros de la comisión.
Sabía que Isabelle había estado en ‗la cabaña‘ al menos una vez. Y vio a la
abogada florecer después de cada fin de semana en Seaborn. Pero
últimamente las interacciones más afables de su jefa se habían
desvanecido junto con su color de piel. ¿Era esto evidencia de una relación
rocosa?
Por lo que sabía su asistente, Marsi no había salido en serio con nadie
desde que comenzó a trabajar para ella tres años atrás. Y si los chismes de
oficina tenían algo de verdad, no había tenido un amante desde que se
divorció hace más de 10 años. De hecho, hasta hace poco, Ellen pensó en
la emocionalmente distante Marseline Madson como asexual, desviando
toda su energía en su negocio.
Ellen observó a la morena de ojos marrones caminar al interior del
despacho de Marsi, con el aspecto de una mujer fatal, vestida con un

118

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

elegante traje blanco con lentejuelas sobrepuestas en el tercio superior de
su espalda y los hombros. Perlas remataban el borde a través de su pecho.
Una falda apretada terminaba muy por encima de sus rodillas dejando al
descubierto piernas ilimitadas y bien formadas. La Srta. De Santi se movía
como una tigresa y cerró la puerta tras de sí con un refinamiento rápido.
Conociendo algo acerca de los signos físicos de impaciencia, Ellen decidió
que la mujer estaba en una misión - y si eso era cierto, entonces Marseline
querría que interrumpiera su reunión en poco tiempo.
—Isabelle, —Marsi se movió desde detrás de su escritorio para encontrar a
la mujer vivaz.
—Gracias por recibirme Marsi, —Isabelle tomó su mano y tiró de ella para
sentarse en el sofá—. Quiero asegurarme de que estás planeando asistir a
la cena de esta noche.
—Estaré allí. —El calor de la mano de Isabelle encerraba la suya—. No te
preocupes, ya he preparado un discurso. —Con una sonrisa recuperó su
mano y se levantó para verter un poco de agua, ofreciendo un vaso a su
visitante.
—No me puedo imaginar que alguna vez no estés preparada, —sonrió la
morena—. ¿Vendrá Chris Alexander y su padre?
—Sí, ninguno de los dos se lo perdería. —Un indicio de molestia surgió en
los ojos de Marsi—. ¿Por qué?
—Porque le he hablado al Alcalde Paine de ella y espero que pueda influir
en ellos para unirse a nuestros esfuerzos.
Sacudiendo la cabeza, la abogada la inmovilizó con sus intencionales ojos
verdes. —Chris ya te ha dicho que no quiere ser una jugadora de béisbol
profesional, Isabelle. Tiene suficiente para hacer frente como están las
cosas.
119

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Suficiente para afrontar? —La italiana repitió las palabras de la
abogada, degustándolas—. Hmmm. ¿Qué significa eso?
—Sabes muy bien lo que quiero decir... Me alegro de que no quiera ser
echada a los lobos.
—¿Eso es lo que piensas? ¿Qué no podría sostener su posición si se
entrenara con las demás?
—Ella puede lanzar una bola rápida... ambas hemos visto eso. Pero no está
equipada para hacer frente a un manipulador. —Marsi no podía recordar
haber visto nunca antes a Isabelle con el ceño fruncido. No era un buen
vistazo—. Isabelle, —Marsi rompió el breve pero tenso silencio—, Chris
nunca había estado fuera de casa antes de venir a Seaborn conmigo. —Un
tono duro encontró su camino en su conversación—. Solo déjalo, y ve a
buscar a alguien de tu tamaño.
—Ouch. Sabes que yo podría decirte lo mismo, pero no lo hare porque no
quiero hacerte daño. No quiero hacerle daño a Chris tampoco. —Isabelle
miró hacia otro lado; sus ojos se posaron en un libro titulado ‗Béisbol para
tontos‘. Ella lo tomo—. Ahora bien, esto parece interesante. ¿Lo escogiste
con Chris en mente?
Marsi la fulminó. —Es para mí, —respondió ella, y tomó el libro de las
manos de Isabelle.
Isabelle se relajó y sonrió. —Se te ha ocurrido que te estás convirtiendo en
sobreprotectora de Chris como tú misma has dicho que su familia ha
sido... con miedo de exponerla a las cosas... intentando protegerla de ser
herida, pero tratándola como si ella no pudiera manejar cualquier cosa
más allá.... más allá de su hogar.
—Eso es ridículo, —declaró Marseline.

120

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Lo es? —Isabelle le preguntó, claramente dudosa.
—Animo su independencia. —La abogada inclinó su rubia cabeza—. Le
ayude a obtener su licencia de conducir.
Isabelle levantó una ceja mientras inclinaba la cabeza también, imitando el
movimiento de Marseline. —¿Y a dónde va a conducir además de a
Seaborn? —La morena sacudió la cabeza—. ¿De qué tienes miedo? Ella no
va a romperse como un fino cristal si la gente aplaude el hecho de que
puede lanzar una pelota a cien millas por hora. Entonces, ¿qué si quieren
preguntarle cómo lo hace?
—Noventa y nueve millas por hora, —Marsi corrigió y se irguió de nuevo.
Ambas sabían que había algo más en ser un jugador profesional que su
capacidad física y responder una pregunta. —El mundo puede ser muy
cruel con las personas que no pueden defenderse a sí mismas. Sí, quiero
protegerla. Pero más que eso, quiero que decida por sí misma lo que
quiere, y ha hecho eso.
—No, —Isabelle sonrió lentamente—. No creo que ella realmente lo
considerara, Marsi. Y no creo que lo hiciera, porque sabe que tú no quieres
que lo haga. Y apuesto a que está acostumbrada a complacer a la gente
que le gusta, la gente que piensa que necesita.
—¿Estás diciendo que estoy interponiéndome en el camino entre Chris y
su realización?
—Creo que es posible que no la veas por quién es en realidad, eso es todo.
Tal vez la has colocado en una especie de ‗pedestal de inocencia‘ y quieres
mantenerla allí por alguna razón. —Isabelle dio unas palmaditas a su
flequillo y continuó—. La ves de la forma en que quieres que sea. Eso es
muy humano.

121

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Debo llamarte Dr. Freud? —Marseline se paró junto a la ventana,
visualizando la vasta extensión de la ajetreada ciudad.
—Sólo si te pones en el sofá, —rió Isabelle—. Mira, ¿qué sí recibe un par
de golpes difíciles en la vida? Nos pasa a todos. Incluso ella podría dar un
par de golpes. Se llama crecer. Vive y aprende.
La abogada negó con la cabeza. —Si no supieras acerca de la capacidad
física de Chris, que puede lanzar tan rápido como lo hace, no estarías
diciendo nada de esto. Estás empujando tu propia agenda, y sé lo que es,
—Marsi se sentó detrás de su escritorio donde se sentía más cómoda.
—¿Soy realmente tan transparente?
—Al igual que yo, eres humana

también,

—Marseline

la

evaluó

graciosamente.
—¡Gracias! —la italiana se rió, una vez más impresionada por la aguda
mente de la abogada y fue golpeada por algo más sobre Marsi—. ¿Tienes
alguna idea de lo diferente que es tu personalidad cuándo estás con Chris?
—¿Qué quieres decir?
—Eres la quintaesencia de la madre tierra cuando ella está cerca, —
ronroneó Isabelle—. Es realmente muy dulce.
—No voy a morderlo. —Marseline alisó el borde de su chaqueta cruzada a
rayas—. No lograras distraerme, —añadió mientras metía un imaginario
mechón de sedoso pelo rubio en su apretado rollo francés—. Eres la que
está encabezando verdaderamente la liga femenina Isabelle...
—No, —ronroneó—. En realidad creo que el título de esa lanza es un viejo
amigo del Alcalde.

122

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Un amigo? —La curiosidad de Marseline la distrajo. ¿Por qué no fui
informada?— ¿Qué amigo? ¿Quién es él?
Isabelle sonrió. —Ella. La senadora Hampton.
—¿Ella es la que encendió el fuego bajo Paine? ¿Qué hay en esto para ella?
—Lo descubrirás esta noche, querida.
A Marsi le disgusto la burla, y no la siguió. —No, probablemente eres la
que plantó la estrategia del ‗desvalido‘ en el oído del Alcalde el año pasado
y ahora para colmo estás pensando que Chris haría la representación
perfecta de la bella campeona oprimida. Una mujer, no demasiado brillante
según el mundo. —Marsi dibujó un gran círculo en el aire con ambos
brazos—, Pero Chris en una valla publicitaria sería la imagen de una bella
atleta tirando un lanzamiento perfecto. Que más se podría desear.
Isabelle cruzo una de sus piernas tonificadas sobre la otra. —Creo que
tienes razón. Eso probablemente ayudaría a aumentar el interés en la liga
y conseguir nuestro estadio construido. No me siento culpable por querer
que Chris sea parte del equipo. Por favor, deja de tratar de protegerla,
Marsi. Déjala tener una vida.
—Ella ya tiene una. Por supuesto, si se tratara de repente de un ídolo, por
así decirlo, todo tipo de gente querría un pedazo de ella, ¿no es así? ¿Cómo
iba a protegerse de eso? ¿Cómo iba a sobrevivir?
—Las jugadoras se protegen mutuamente de los lobos. Así es como
funciona. Es como una familia.
Marseline tamborileó las uñas en la superficie barnizada de su escritorio.
—Estás asumiendo que Chris tendría poco o ningún problema en
adaptarse. No estoy dispuesta a hacer esa suposición, pero es su elección.
Sólo quiero que ella considere cuáles son sus opciones. No estoy
123

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

interponiéndome en su camino, pero tampoco estoy empujándola. No
empujes, Isabelle. O bien el Alcalde, para el caso. No voy a tolerarlo.
—Nunca empujo, únicamente defiendo.
Marseline la observó con recelo. —¿Dónde estudiaste derecho?
—No querida, acabo de mirar y aprender. De ti, porque eres mi abogada
favorita y me fascinas. ¿Estoy empezando a emularte?
—No mis buenas cualidades, no.
La italiana se inclinó hacia delante en su silla. —Bueno, vamos a tener el
almuerzo y puedes decirme todo sobre esas buenas cualidades.
—Eres una coqueta. —Y será una pérdida de tiempo, pensó Marsi.
—Algunas

mujeres

dicen

que

es

mi

mejor

cualidad,

y

bastante

encantadora, —dijo Isabelle, esperando poder ser más convincente que
ahora.
—¿Crees qué me puedes comprar con el almuerzo?
—Permíteme tratar, sí.
Marseline ofreció una advertencia. —No creas que voy a bajar la guardia
cuando se trata de Chris.
—Esto no tiene nada que ver con ella, Marsi, sólo nosotras.
Marseline se echó hacia atrás. —Entonces debería hacerte saber que soy
en realidad...
—¿Hetero?
—O con demasiados problemas para ser lesbiana, —dijo mirando casi con
perplejidad mientras consideraba sus sentimientos. No estaba a punto de

124

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

dar cabida a otra persona dentro—. No quiero que tengas la impresión
equivocada.
—¿Pero me dejas pagar por ello? —La italiana preguntó esperanzada.
—¿El almuerzo? Mientras que no esté motivado por tu deseo de ser
dominante como ahora, —sonrió Marsi.
—Soy la dominante en este momento.
—No, no. Un empate, en el mejor de los casos.
—¿Señora Madson? —La voz de Ellen las interrumpió.
—¿Sí?
—El Sr. Letgo está en la línea y quiere saber si está programado reunirse
con él para el almuerzo.
—Uh... No Ellen, no estamos programados hasta el martes, de la próxima
semana.
—Está bien. Yo le recuerdo, —Ellen colgó.
—¿El Sr. Letgo? —Isabelle levantó una ceja cuestionándola.
—Sí, Nunca escribe sus citas, —respondió ella. Quien sabía de dónde Ellen
saldría con el gesto considerado, pero se sorprendió de que su asistente no
tuviera más fe en su capacidad de manejar sus asuntos.

* * *

El penetrante y rico aroma del café preparándose no estimuló al Sr.
Alexander a levantarse. Hoy en día el olor del ritual de la mañana tuvo el
125

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

efecto opuesto, mientras que un dolor profundo latía en sus entrañas. Su
médico no era optimista sobre el resultado de la quimioterapia y Ron
estaba listo para creer que no ayudaría. Todas las mañanas, le era más
difícil levantarse cuando las náuseas y el cansancio se instalaban. Los
efectos secundarios del tratamiento eran peores que el cáncer.
No le importaba mucho el dolor físico, no cuando eso significaba que
estaría con Bárbara pronto. Pero el dolor que lo acompañaba en su
preocupación por Chris era otra cosa. —Chris, —susurró mientras las
lágrimas se reunían bajo sus párpados cerrados.
Chris había estado levantada por mucho tiempo, pero su padre aún estaba
en su habitación. Puso su oído cerca de su puerta y golpeó con los nudillos
contra la dura y pintada superficie.
—Buenos Días papá, hora de levantarse. Davie ya se ha ido a su clase y se
está haciendo tarde. Dijiste que vendrías conmigo a mirar la motocicleta
BMW color Havana gold en ‗perfecto estado‘ esta mañana. —Llamó de
nuevo—. ¿Papá? ¿Estás ahí en alguna parte?
—Dame unos pocos minutos Chris, —dijo—. Para salir.
Habían sido un equipo en casa y en el trabajo durante casi una década. A
pesar de que Chris había crecido en muchos aspectos durante el pasado
invierno y que estaba haciendo cosas que no le había creído capaz de
hacer antes, ella todavía no sería capaz de hacer todo el trabajo manual
necesario en el edificio cuando él se hubiera ido. Sobre todo cuando se
trataba de tratar con la gente. Tenía que creer que iba a estar bien.
Que ella viviera con David y Susan no era una buena idea. Por mucho que
él amara a Chris, su hermano siempre se había pasado de la raya,
haciendo cosas por ella que ella podía y debería haber estado haciendo por

126

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

sí misma. Sus celos de Marseline Madson mostraron lo difícil que fue para
David. Eso podría causar problemas en su matrimonio, y para Chris.
No, esperaba que ella fuera capaz de encontrar un trabajo como obrera y
vivir en una agradable casa de huéspedes. Y si Marseline Madson era la
amiga que él creía que era, continuaría ayudando a su hija, incluso si ya
no vivían en el mismo edificio. Con alguien como Marsi de su parte, sería
difícil para cualquiera tomar ventaja de ella. Chris podría tener una vida
buena y segura. Pero los cambios necesarios para ella serían difíciles de
lograr. Habían desarrollado rituales durante años con los cuales estaba
cómoda y funcionaba mejor cuando las cosas se mantuvieron iguales. Tal
vez sería de ayuda si tuviera un ‗lugar propio‘, cuando aún estaba allí para
ayudarla a ajustarse.
Finalmente salió de su habitación y se sentó en la pequeña cocina al estilo
de los años cincuenta, colocando sus manos sobre la formica de la mesa
con manchas de gris y blanco. Se miraron mientras saboreaba el sabor
amargo de la fuerte bebida, desde su taza favorita.
Sus ojos estaban ligeramente inyectados en sangre, añadiendo fatiga en su
rostro sin afeitar.
El contraste entre el hombre mayor y la joven mujer sana era grande.
Chris fue repentinamente golpeada por esto y por primera vez comprendió
lo que Marsi quiso decir cuando dijo que su padre era viejo. El necesitaba
volver a la cama.
—Todavía te ves cansado papá. ¿Estás enfermo?
Ron miró a su hija, cuya preocupación por él hizo su cara aún más bella, y
una parte de él no quería dejarla. Pero había llegado el momento de decirle
todo.

127

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sí lo estoy. —La miró profundamente a los ojos, la inquietud prestaba
un tinte que nublaba el brillo en sus ojos azul claro—. La verdad es, —
confesó—: Yo tendría que haberte dicho al respecto hace meses, pero no
sabía cómo. —Tomó una de sus manos cuando ella dejó la taza, con los
ojos muy redondos—. Necesitas saber todo, para que podamos hacer
planes juntos: Tú y yo.
Le habló de su enfermedad, y que la medicina le hacía sentir mal. Él le dijo
que sólo había una pequeña posibilidad de que el medicamento pudiera
ayudar. Podía morir en cuestión de meses.
—¿Cáncer, papá? ¿Cáncer de hígado?
—Sí.
—¿Estás usando esto para salir por qué has querido estar con mamá
durante tanto tiempo?
—Me quedaría aquí contigo si pudiera, Chris. Ya lo sabes. Pero no depende
de mí. Sólo podría ser mi tiempo para unirme a tu madre.
—No quiero que te vayas, —Chris se sentó en el suelo junto a él y lo
abrazó.
Él era delgado, ya estaba empezando a desaparecer. —Quédate conmigo
aquí papá. Quédate aquí. Creo que tengo miedo de dejarte ir. Estoy llena
de miedo. —Sus hombros empezaron a temblar mientras lloraba—. No te
mueras, no me dejes. —Bajando la mano, la pasó por el pelo negro
medianoche. El suyo había sido así de oscuro, en otro tiempo.
—Todo va a estar bien, —la calmó—. Lo será. Voy a ayudarte a obtener tu
propio lugar en una pensión. Será muy cerca, para que puedas ver a Marsi
cuando lo necesites. Va a ayudarte a manejar tu dinero. Ella cuidara de ti.

128

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Y una vez que estés instalada, podemos empezar a buscar el trabajo
adecuado para ti.
Chris pasó la manga por sus húmedas mejillas, sentándose en su silla de
nuevo para poder mirarlo a la cara.
—Pero, ¿por qué tengo que salir de aquí?
—Es el tiempo para que estés por tu cuenta. Ya eres lo bastante mayor y
pienso que estás lista para hacerlo. Pero por hoy, sólo vas a comprar una
motocicleta. No te preocupes por lo demás, sólo quería hacerte saber lo
que viene para los dos. —Ella no censuro sus sentimientos mientras se
deslizaban por su rostro—. Te amo Chris, —dijo en voz baja.
—Te amo también, papá, —dijo después de una serie de cortos espasmos
en su diafragma—. Hipo. —Él se echó a reír, y ella finalmente se unió a él.
—Vamos a echarnos de menos, ¿no?
—Todos los días. Pero vamos a vernos todos los días también, mientras yo
esté vivo.
—Bien.
—Eres una buen... —estaba a punto de decir que era una buena niña,
pero eso no le parecía bien ya. Ella no era una niña, ciertamente había
crecido, y esperaba que asumiera las responsabilidades de alguien que era
un adulto—. Eres una buena persona Chris. Estoy orgulloso de ti.
—Gracias. Tú también papá, eres una buena persona también. —Ella se
estremeció cuando la intensidad de su emoción salió e inclinó su cabeza—.
Creo que deberías descansar más mientras voy a mirar la motocicleta. No
es tan lejos. Si decido comprarla, voy a volver para un chequeo. ¿Está
bien?

129

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Él realmente quería acostarse de nuevo, y tenían una gran noche planeada
que no quería perderse.
—Está bien. Me alegro de que quieras hacer esto. Sólo asegúrate de que el
vendedor firme una nota de que él va a devolver el dinero si el 'ciclo‘ del
motor se rompe dentro de los treinta días. Aquí, —dijo—, consigue mi
libreta y voy a escribirla para que puedas llevarla contigo antes de salir.
—La escribiré papá. Voy a escribir la nota. Sólo tienes que comprobar por
mí si está bien
—Realmente eres una niña hermosa, —dijo, incapaz de evitar deslizarse al
viejo

cariño—.

Siempre

serás

mi

niña

hermosa.

—Sus

ojos

se

humedecieron mientras la observaba escribir la nota, pronunciando cada
sílaba, mientras que creaba los símbolos apropiados en el papel. Ella iba a
estar bien. Tenía que estarlo.

130

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

DOCE

Todo iba a estar bien. Marsi pulso el timbre y luego dio un paso atrás
mientras esperaba en el pasillo fuera del apartamento de los Alexander. Un
aleteo en el estómago la impulso a inhalar lentamente mientras contaba
hasta cuatro. Contuvo el aliento y luego lo dejó escapar mientras contaba
hasta cuatro de nuevo.
Estaba cumpliendo con su deber cívico. Después de la cena y discursos
bailaría con su viejo amigo, el Alcalde, y Chris probablemente compartiría
un baile o dos con su padre. Todos ellos tendrían una noche agradable. Así
que ¿por qué estaba nerviosa?
—Hola, —dijo el padre de Chris, con aspecto distinguido, pero con su tez
pálida, llevaba una incuestionable sonrisa cuando abrió la puerta de par
en dar para concederle el paso a Marseline al interior.
Una solitaria almohada descansaba en un gastado sofá de espiga que
competía con una antigua televisión de gabinete por la preeminencia en la
habitación. El apartamento en el sótano era considerablemente más
pequeño que el suyo muchos pisos por encima, pero estaba bien cuidado y
cada superficie se veía libre de polvo.
—Buenas noches Ron. —Su vestido iba y venía alrededor de su pequeña
figura cuando entró en el modesto apartamento. Su cabello rubio estaba
cautivo en un clásico rollo francés, dejando todo su cuello expuesto y
aumentando el contraste entre el color de su piel y el largo, vestido rojo.
—Luces radiante esta noche, y tocaste el botón correcto, —dijo con
aprobación mientras sostenía una de sus manos en su palma curtida.

131

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Gracias, —ella fue tocada por su calidez—. Nunca he entendido la
necesidad de estar elegantemente tarde. El tiempo de todos es valioso, ¿no
es así?
Su agarre de repente se fortaleció. —El tiempo ahora es más valioso que
nunca para mí. Le dije a Chris esta mañana.
Su corazón se encogió al ver la mirada atormentada en sus ojos. —¿Le
dijiste…? —preguntó tentativamente.
—Sí. Le dije todo. —Volvió la cabeza hacia un lado y un mechón de pelo
gris cayó sobre su frente arrugada—. La quimioterapia no está ayudando.
La verdad es que era un experimento condenado y me está matando más
rápido que el cáncer. Tenía miedo de esto.
—Oh no, Ron, —susurró y llegando hacia arriba, movió su mechón de pelo
rebelde nuevamente en su lugar—. ¿Estás seguro…?
—Los médicos no lo niegan. No hablan de un modo u otro. —El dejo ir su
mano pequeña—. Ahora lo único que importa es ayudar a Chris a
conseguir un lugar propio, y un trabajo regular en alguna parte.
El corazón de Marsi lloraba por ellos: El padre que le enseñó a su hija todo
lo que pudo, y la hija que necesitaba más de lo que él podía darle. Su
hermano se iba a casar y ahora iba a perder a su padre. —¿Cómo esta
ella? —Chris no quería vivir en otro sitio que aquí, con ellos—. Tal vez no
es una buena idea que salgas esta noche, Ron.
—No, está bien. Yo... nosotros, queremos ir. Ella está siendo un auténtico
soldado en este momento. Lo está tomando mucho mejor de lo que
pensaba. Además, no he estado en un picnic como este en mucho tiempo,
y Chris nunca lo ha hecho. Siempre lo recordará. En realidad, ella va a
estar bien. —Sus ojos húmedos encontraron los de Marsi—. Tiene que
estarlo, Marsi. —Ellos se unieron, buscando así como dando comodidad.
132

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

El pelo oscuro de Chris brillaba de un buen cepillado cuando salió de su
dormitorio. Llevaba un vestido de terciopelo negro con un escote fuera del
hombro y acarició el collar de oro que se frotaba ligeramente contra su
clavícula. Le había costado mucho trabajo ponerse el largo vestido, y
entonces siguió la delicada joyería y el calzado estrecho con divertidas y
finas correas. Nada de eso era cómodo. Arreglando nuevamente la joyería
en su cuello, levantó la vista y lo que vio hizo que sus dedos cesaran su
movimiento.
Marsi y su padre se abrazaban de nuevo. Sabía por qué. Su padre era
viejo. Él estaba enfermo y se iba a morir. Pero no lloraría. Eso haría que él
se sintiera peor. Haría lo que quería que hiciera. Viviría lejos de casa e iba
a conseguir un trabajo regular. Tenía la edad suficiente, dijo, por lo que
debe ser cierto. Pero su pecho dolía y sus ojos ardían. Tenía que hacer algo
o iba a llorar de nuevo.
—¡Oh! —Marsi se sobresaltó por la sorpresa cuando Chris envolvió sus
fuertes brazos a su alrededor y de Ron. Ella estrecho a Ron y a Chris antes
de alejarse para mirarla—. Ese es un hermoso vestido Chris. Te ves
impresionante.
—¿Lo hago? —Chris se irguió—. ¿Luzco impresionante? —bajó la mirada
hacia la ropa poco familiar—. ¿Estoy bien?
—Por supuesto que sí, —Ron aseguró a su hija, sosteniéndola por la
cintura mientras Marseline asentía con la cabeza—. Tu madre se veía
espectacular en él también, —continuó su padre—. Ella está sonriendo
sobre nosotros, ¿puedes sentirlo?
—Si, tal vez, —dijo Chris incierta al principio, luego estalló en una
sonrisa—. Sí, puedo sentir su sonrisa. Sabe que vamos a bailar, papá.
Creo que sabe.

133

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Absolutamente lo hace. Soy el hombre más afortunado en toda la ciudad
esta

noche,

—proclamó

Ron—.

Estoy

cenando

con

dos

mujeres

impresionantes.
—¿Impresionante significar bonita? —preguntó Chris.
—Sí, hermosa, —explicó su padre—. Más que hermosa. Magnífica.
Chris sonrió torcidamente. —¿Lo haces, Marsi? ¿Crees que soy hermosa?
Más allá de cualquier duda, tanto por dentro y por fuera, su joven amiga
era la persona más hermosa que ella conocía. Y la forma en que los ojos
azules de Chris la miraban ahora, revelaban un amor profuso mezclado
con tan intensa esperanza que hicieron a Marseline olvidarse de respirar
por un momento. Dios, ¿qué le estaba pasando? —Yo... lo hacemos, —
asintió intencionadamente incluyendo a Ron.
—Absolutamente cariño, lo hacemos, —su padre estuvo de acuerdo una
vez más—. Realmente lo hacemos. —Sus ojos brillaban con orgullo. No
había querido que la forma como su hija se veía fuera un problema cuando
era pequeña. Por un lado, había demasiadas personas como el Sr. Akar en
el mundo, o algo peor. Gente que usaría a alguien vulnerable como su hija.
Él podría haber ido demasiado lejos en la otra dirección algunas veces,
dándole todo el atuendo de béisbol que razonablemente podía permitirse y
más tarde, un uniforme de obrero. Es posible que eso la haya mantenido
fuera de peligro. La había advertido y le enseñó a boxear con eficacia con
la esperanza de que sería suficiente para mantenerla a salvo de cualquier
daño. Preocuparse era un hábito difícil de romper, pero esta noche era
para celebrar—. Por cierto, —preguntó—, ¿Cuánto estás pagando por
nuestra cena Marsi?
—Mil quinientos dólares el plato, eso es normal en este tipo de cosas.

134

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Whoa. Nos aseguraremos de que comerlo todo, ¿verdad? Chris —sus
ojos estaban sorprendidos por encima de su sonrisa—. Y guardar las
servilletas.
—¿Mil quinientos dólares? —Chris repitió, usando los dedos de una de sus
manos dos veces mientras contaba hasta quince—. Eso es un montón de
dinero. Podrías haber comprado unas tres motocicletas como lo hice hoy
por mil quinientos dólares, Marsi. Tú podrías.
—¿Compraste tres motocicletas hoy? —la mujer mayor estaba atónita.
—No, —Chris rió—. Sólo una. Casi no puedo esperar para darte una
vuelta.
—Oh no, —la abogada agitó su mano—, es auto o bicicleta para mí, no
motocicletas.
—Pero tengo dos cascos. Tengo dos, y uno es para ti. ¿Por favor? Por favor,
¿ven a dar una vuelta conmigo?
Ron palmeó el brazo ante ellas conduciéndolas a la puerta. —Creo que el
casco adicional es mío chiquilla, —dijo en un tono conciliador.
—Pero lo pensarás ¿verdad? ¿De acuerdo Marsi? —Sorprendentes, ojos
muy abiertos buscaron suplicantes en la dirección de Marseline, mientras
que su padre las condujo.
—Está bien. —¿Era realmente su voz diciendo está ‗bien‘? Ella era
mantequilla en las manos de la joven—. Voy a pensar en tomar un paseo,
una vez que estés acostumbrada a montar por ti misma.
—Estoy acostumbrada ya, —Chris respondió—, Lo soy. Tendré cuidado. Sé
conducir con cuidado.
—Sé que eres una buena conductora, —le aseguró Marsi.

135

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Bien. ¿Vas a ir a dar un paseo conmigo mañana, entonces?
¿Qué sería lo siguiente?, se preguntaba Marseline Una breve visión brilló
en su mente de sí misma mascando una goma de mascar en una chaqueta
de cuero ajustado, mientras que una motocicleta se detenía a su lado y
Chris, en su camiseta blanca y ropa de mezclilla, le tendía la mano,
invitándola a subir a bordo de la bestia rugiente.
—¿La harás, Marsi? —Chris estaba ansiosa por mostrarle la motocicleta
tan pronto como fuera posible—. Es una Máquina Infernal.
—¿Compraste una motocicleta malvada? —Fingiendo temblar de miedo,
dijo—, Ah, eso suena muy aterrador, Chris.
—No estás asustada, —se rió y señaló de su melodramática amiga a su
padre—. ‗Infernal‘ significa que es mala, ya sabes, cuando mala significa
que es muy buena. Es así. Es una buena motocicleta. Es realmente
agradable. Y es color Havana dorada. Eso significa marrón, —les informó—
. Davie dijo que el motor es ‗supremo‘, y suena muy bien. —Ella cerró los
ojos, recordando vívidamente lo que parecía. Brillando con una intensidad
casi cegadora, el cromo de su caballete lateral y los silenciadores eran
nuevos—. Y tiene una tanque de cinco punto ocho galones... y justo en el
tanque, tiene unas tiras doradas.
Al ver su entusiasmo, Marseline comenzó a ceder. Chris finalmente realizó
el sueño de poseer una motocicleta y compartía su felicidad, sonriendo
cálidamente hacia ella. —Veremos cómo nos sentimos mañana. Será una
gran noche esta noche, ya sabes.
—Uh huh. Mis pies ya duelen, —Chris se percató—. Son estos, zapatos
finos, creo. ¿Cómo puedes usar zapatos como estos todos los días, Marsi?
Marseline bajó la mirada hacia los zapatos de tacón alto con correas.

136

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Práctica.
Sintiendo una nueva actitud protectora, Chris cogió a su padre del brazo y
salieron de su edificio de apartamentos para dirigirse hacia el garaje donde
el

coche

de

Marseline,

y

ahora

su

propia

motocicleta,

estaban

estacionados. Chris pensó en lo que quería hacer al día siguiente. —Si
vienes a dar la vuelta conmigo, voy a comprar el almuerzo, ¿de acuerdo?
—Está bien, Chris, —respondió Marseline, un poco impresionada por la
forma glamorosa en que la joven mujer lucia en terciopelo negro. Alta y
esbelta, se movía con una facilidad agraciada mientras su largo cabello
negro se agitaba detrás de ella en la brisa, parecía una modelo posando
para la portada de la revista Vogue.
—Te gustará Marsi, espera y lo veras, —Chris sonrió cuando la atrapó
observándola. Marsi no había querido ir en bicicleta con ella tampoco,
recordaba. Pero una vez que lo hizo realmente le gustaba hacerlo, Chris
podía decirlo. Sería lo mismo con la motocicleta. Su motocicleta era una
buena máquina, sólida. Estarían a salvo. Quería que Marsi sintiera lo
bueno que era cuando el viento corría por su cuerpo apoyándose en todo
momento.
Después de convencer a las dos mujeres que iba a estar más cómodo en la
parte trasera del Bentley, Ron se acomodó en el asiento de cuero y se
dirigieron hacia el centro de la ciudad. Mientras escucha a Chris y Marsi
hablar en la parte delantera sobre quién estaría presente en la cena y lo
que se podía esperar, él se deleitaba en la estimación mutua entre ellas.
Era evidente en la forma considerada en que se comunicaban.
Por improbable que pareciera, su hija, que algunos llamarían de clase
obrera y lerda, había encontrado una amiga de clase alta, afilada como
una navaja. Ellas no tenían nada en común, sin embargo, que se
encontraran entre sí en un terreno común era notable. El hecho de que su
137

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

hija necesitaba a alguien como Marsi en su vida era obvio para Ron. Lo
que no era tan claro para él era la razón por la que Marsi necesitaba a
Chris. No creía que ella estaba simplemente en una misión para ayudar a
alguien y eligiera a su hija.
En respuesta al estallido inesperado de David, dijo que Chris tenía un
espíritu puro y divertido, que hacia las diferencias entre ellas sin
importancia. Su hija no albergaba ningún motivo oculto. El carácter de
Chris era firme y honesto. Tal vez Marseline Madson se divertía con Chris,
tal vez incluso ‗necesitaba‘ pasar tiempo con ella porque había visto
demasiada

de

la

barbarie

opuesta

en

personas

que

mentían

y

manipulaban. Se imaginó que podría sucederle a una abogada con
escrúpulos. Podría pasarle a cualquiera.

* * *

Se sentaron en una mesa en la parte delantera de la sala decorada, y
Marsi mostro su espíritu competitivo, ordenando la cena para sus dos
invitados y para sí misma en italiano, al igual que Isabelle había hecho
antes. Al no ser fluido en italiano, el Alcalde Paine, que estaba sentado a
su derecha, no se molestó en tratar de impresionar a nadie por hablar una
lengua romance. En su lugar, encontró el tiempo para complementar a
cada mujer de la mesa por su apariencia, comenzando con la senadora
Margaret Hampton.
—Estas más hermosa cada vez que nos encontremos, Margaret, —
canturreó con una voz cautivadora de barítono a la mujer de sesenta y dos
años de edad—. Tu marido es un hombre afortunado. ¿Y dónde está, por
cierto?
138

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—En casa con los nietos, —respondió la senadora—. Y tú eres todavía
demasiado joven para mí Don, así que no tiene nada de qué preocuparse
en donde quiera que esté, —bromeó.
—Sin embargo, somos de la misma edad, —protestó—, estudiamos
Derecho juntos. Nos graduamos de Stanford el mismo año, por amor de
Dios.
—Yo tenía una beca. Estudié, tú jugabas..., —ella comenzó.
—Lo sé, lo sé. No es necesario decirlo, —se volvió hacia Charleen, nieta de
la senadora Hampton. Era bonita y llevaba el pelo castaño corto. El Alcalde
Paine sonrió irónicamente, entonces le hizo un guiño—. Es por eso que ella
es la senadora y yo soy el Alcalde. Ten en cuenta la importancia de tomar
en serio la escuela. —Se volvió de nuevo a la mujer mayor—. Gracias por
venir a mi pequeña ciudad de todos modos, —se rió—. Tu madre estaría
orgullosa de ti.
—Lo estaría, —estuvo de acuerdo la senadora.
El Alcalde Paine se volvió hacia Marsi a su derecha. —La madre de la
senadora Hampton era una de las jugadoras All American Girl de la liga de
béisbol profesional de Wrigley.
—¿En serio? —Chris exclamó, sentada entre Marsi y su padre. Leyó sobre
la liga de las mujeres de hace más de una generación en su libro de la
historia del béisbol—. ¿Cuál era su nombre? ¿Cuál era el nombre de su
madre senadora Hampton?
Marseline tenía curiosidad acerca de la identidad de su madre también,
después de haber escuchado de Chris la dramática historia de la liga que
duró once años.

139

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

La emoción en la voz de la joven trajo una sonrisa a los labios de la
senadora, y también en su nieta. A la edad de veintiún años, Charleen
Hampton había abandonado la escuela de medicina con la esperanza de
seguir los pasos de su bisabuela. Esperaba que su prometido entendiera
su decisión, y él dijo que lo intentaría. Charleen simplemente tenía una
pasión por el béisbol durante toda su vida, y soñaba con jugar
profesionalmente. Ahora eso iba a suceder, mientras estaba joven y en
forma para disfrutar de ello. Siempre podía conseguir un título médico,
pero el tiempo se acababa para el béisbol.
—No mucha gente recuerda la AAGPBL14, —su abuela explicó—, pero
entonces esto se trata de un encuentro para apoyar el béisbol profesional
de las mujeres, ¿no? Su nombre era Margaret Miller.
Chris cerró los ojos con fuerza por un momento y luego recordó el nombre.
—¡Wow! Ocho temporadas. Ella jugó ocho temporadas en las grandes. —
Chris se volvió hacia Ron que le había señalado que redujera la velocidad
tocando su rodilla debajo de la mesa—. Lo sé, pero ella era una jugadora
de cinco herramientas, papá. Estuvo allí en mil novecientos cuarenta y
ocho. Fue entonces cuando las chicas atrajeron multitudes más grandes
que los chicos hicieron. ¿Alguna vez la viste jugar? ¿Lo hiciste?
Ron negó con la cabeza. —Vi noticiarios sobre la liga femenina cariño, pero
nunca las vi jugar.
—He visto esos noticiarios, —dijo Charleen—. Me gustaría poder haberla
visto jugar en persona.
—Sí, mi madre estaba allí, Christine, —la senadora Hampton estuvo de
acuerdo con la extraña y atractiva joven mujer que no era típica a
cualquier otra persona en la mesa, o en la sala para el caso.

14

AAGPBL: All American Girls Professional Baseball League

140

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Soy Chris… simplemente Chris, senadora Hampton.
—Y soy Margaret. Recuerdo ese año muy bien. Era una vida dura. De
muchos viajes por lo que tenía que dejarme con mis abuelos. Casi no
puedo creerlo mirando hacia atrás. Pero necesitaba el dinero y mi madre
amaba el béisbol. Sabes, ella siempre hablaba del Sr. Wrigley con
agradecimiento por hacer posible para ellas jugar profesionalmente. Si no
hubiera vendido la liga... quién sabe.
—La liga podría haber sobrevivido, —sugirió Marseline.
—Tal vez. No ha habido una atmósfera con ese apoyo patriótico para los
deportes tanto en hombres o mujeres desde esa época, —los ojos de la
senadora parecían mirar a través de Marsi, mientras recordaba y
escuchaba los aplausos de una multitud extasiada como si fuera ayer en
lugar de hace cuarenta y un años—. Todo se conjugo, durante y después
de la gran guerra. Las cosas han cambiado mucho, pero sí, creo que la liga
femenina podría haber sobrevivido si hubiera sido tratada como algo más
que un reemplazo temporal. Wrigley vendió la liga y los nuevos
propietarios dejaron al interés desvanecerse. No hicieron nada en absoluto
por alimentarla.
—Ese es el estigma que estamos tratando de superar, —Isabelle se unió a
la conversación—. No queremos que los equipos que estamos formando
ahora se doblen después de algunos años como las Ladies Professional
League o las Silver Bullets de Colarado. Bueno, las Silver Bullets fueron a
Japón, ¿no es así? —Isabelle se detuvo mientras un camarero colocaba su
‗risotto con Gamberi e Asparagi‘ sobre la mesa.
Chris susurró a su padre cuando vio lo que venía, —Es sólo arroz,
camarones y espárragos. Eso es lo que estoy teniendo papá, lo mismo que
Isabelle.

141

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Disfrútalo, —Ron animó a su hija. Apreciando la etiqueta de la vendimia
de Villa Rosa, italiano, llenó las copas de las mujeres con el vino. En
cuanto a él, tomó sólo un poco, no queriendo que nada entorpeciera sus
sentidos esta noche, mientras esperaba la oportunidad de abordar a Dale
Eddington, un miembro del Salón de la Fama de béisbol sentado a varios
asientos de distancia.
—Tal vez las Silver Bullets se unirán a la liga internacional y vamos a
verlas aquí algún día, —continuó la socialité italiana—. Pero necesitamos
algo especial para conseguir despertar el interés público. ¿Qué opinas
senadora?
Una mano extendida con la palma hacia arriba hizo de su siguiente frase
una pregunta.
—¿Tal vez si trajeran de vuelta los uniformes de falda?
—Esa es una idea maravillosa Margaret, —coincidió el Alcalde.
—Fue una de las principales diferencias hace cuarenta años. Las ‗All
American Girl‘ tenían las piernas contra las que los hombres simplemente
no podían competir, —rió la senadora.
—¿Estás diciendo que debemos utilizar el sexo para vender el béisbol
femenino? —Marsi preguntó directamente, seguida de una respuesta
similar de Charleen.
—En cierto modo, sí, —defendió—. De una manera sana.
—Conseguiría las piernas peladas sin pantalones, —Chris señaló de una
manera más práctica—. Sería más difícil deslizarse en la base.
—Por decir lo menos, —estuvo de acuerdo Charleen.
—¿Juegas al béisbol, Chris? —preguntó la senadora Hampton.

142

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sólo con mi padre y esas cosas, —respondió mientras decidía que
camarón debía comer primero.
Isabelle agarró la apertura de la senadora y se concentró en su objetivo.
—Si quisieras Chris, podrías tener una carrera en el béisbol profesional. —
Se volvió hacia la senadora—, Marque su lanzamiento en noventa y nueve
millas por hora. —La líder política miró a Chris con un nuevo respeto,
mientras que Isabelle devolvió la mirada a la joven atleta una vez más—.
Sé que te gusta el juego, ¿por qué no te unes a nosotras? Pasas un buen
rato y ganas dinero al mismo tiempo. Eso es lo que planeas hacer, ¿verdad
Charly?

—La

italiana

sonrió

a

Charleen,

sin

inmutarse

por

el

deslumbramiento en la mirada hostil de Marsi.
—Quiero divertirme jugando un deporte que amo Isabelle,

—dijo

Charleen—. No es algo con lo que planeo hacer un montón de dinero. —Se
volvió hacia Chris—. Piensa en ello, si te gusta el juego.
—Pero cuando estás en la liga, no es todo diversión. No todo es divertido al
hacerlo, ¿verdad? papá —Chris se volvió hacia su padre.
Cuando Chris le dijo que Isabelle De Santi pensó que podía jugar
profesionalmente, también dijo que ella no quería hacerlo. Él sabía de la
presión bajo la que había estado cuando él estaba en las menores y creía
que su hija se vería abrumada. Era mejor para Chris no intentarlo y fallar.
Necesitaba éxitos en su vida, no fracasos.
—No Chris, no lo es. Si todo lo que tuvieras que hacer fuera jugar, eso
sería genial. Pero todo tipo de otras cosas van junto con él. Como ha dicho
senadora Hampton, hay un montón de viajes y es una vida dura. Mi hija
puede jugar béisbol muy bien, pero eso no significa que deba tratar de
hacer una carrera de ello.

143

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi encontró la mano de Chris debajo de la mesa y suavemente la
apretó. Fue recompensada con una sonrisa que decía que estaba bien.
La cena continuó y cuando era casi la hora que los discursos comenzaran,
Chris se excusó y fue a la sala de mujeres. Isabelle le siguió y la atrapó
antes de que volviera a la mesa.
—¿Estás pasándolo bien? —preguntó la mujer alta.
—Sí, seguro. Gracias por decirle a Marsi que debería traernos a mi padre y
a mí. ¿Y tú? ¿Estás teniendo un buen momento Isabelle?
—El mejor. —Vio su reflejo en el espejo de cuerpo entero y reorganizo su
pelo perfectamente rizado.
Chris la observó y se preguntó si debía esperarla.
—Bueno, —Chris decidió—, Te veré más tarde, en la mesa.
—Espera un minuto. Me gustaría hacerte una pregunta primero. ¿Te
importa?
—No, —Chris se relajó—. Está bien.
La mirada de Isabelle viajó a través de la hermosa mujer delante de ella.
—Marsi te ha ayudado mucho, ¿no?
La joven sonrió, —Sí, lo ha hecho. Marsi es una muy buena amiga.
—Y realmente te gusta ella, ¿verdad?
—Sí. —Amaba a Marsi, tanto como a su padre. Pero era también, muy
diferente.
—¿Alguna vez te ha parecido que te tratara como si fueras más joven de lo
que eres en realidad?

144

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—A veces... no lo sé. Tal vez lo hace. No como mi hermano sin embargo. No
como Davie. Pero no soy la baraja completa. Lo sabes, ¿verdad?
—La gente te trataría como si lo fueras si participas en la liga, —Isabelle
levantó la ceja para dar énfasis—. Especialmente Marsi.
—¿Ella lo haría? —El corazón de Chris latió más rápido en el
pensamiento—. ¿Crees que lo haría?
—Sí, —Isabelle mantuvo sus claros ojos marrones pegados a los
interesados, azules de Chris.
—¿Pero por qué? —Chris estaba desconcertada.
—Debido a que la gente siempre te respeta más cuando tienen un trabajo
profesional, —dijo en un tono que le indicaba a Chris que pensaba que
todo el mundo sabía eso—. Es simplemente la naturaleza humana. La
gente piensa mejor de alguien si es un profesional.
—¿En vez de alguien como yo? Hago obra. —Ella disfrutaba su trabajo—.
La gente dice que lo hago bien. La gente dice eso.
—Quiero decir en lugar de alguien que permite a otras personas tomar
decisiones por ellos, —replicó Isabelle.
—Puedo tomar decisiones por mí misma, Isabelle. Lo hago todo el tiempo.
—Entonces, ¿por qué no vienes a conocer a las mujeres que están
entrenando para la liga, Chris? Sólo reúnete con ellas. Dales la
oportunidad de conocerte. ¿Qué haces el lunes por la mañana?
—Voy a buscar una habitación en una casa de huéspedes. Mi padre dice
que es hora de que me mudé por mi cuenta.

145

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Oh, estoy de acuerdo. —La socialité estaba encantada—. Ven conmigo en
primer lugar, conoce a las demás y luego te ayudaré a encontrar justo lo
que estás buscando.
—No lo sé. Voy a preguntarle a mi padre...
—Chris, —Isabelle sacudió la cabeza—, ¿puedes o no puedes tomar
decisiones por ti misma?
—Puedo, he dicho que lo hago todo el tiempo.
—¿Quieres qué Marsi crea eso? Porque no creo que realmente lo haga en
este momento. Pero si ella te viera hacer más decisiones por ti misma
como un adulto, lo haría. Te vería de otra manera. —Ella aguardó,
esperando que sus palabras se hundieran.
—¿Pensará qué soy como ella?
—Sí lo haría, y así lo haría yo, —dijo Isabelle.
Chris recordó a Marsi decir que pensaba en ella como una adulta. Pero
también dijo que era demasiado mayor para que ella se sintiese segura si
se abrazaran mucho. Marsi podría sentirse segura abrazándola con más
frecuencia si no creyera que era mucho mayor. Tal vez debería hacer lo
que dijo Isabelle. ¿Qué era? —Puedo tomar mis propias decisiones, pero a
veces me olvido de las cosas.
Isabelle sonrió. —Me gustaría ayudarte, porque me gustas y sé que puedes
ser una profesional también, como todo el mundo en nuestra mesa.
—¿Al igual que mi padre? Él era un jugador de béisbol profesional por seis
años, —dijo Chris con un toque de orgullo.
—Eso cuenta, —estuvo de acuerdo Isabelle.

146

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Varios minutos después, Marseline se dirigió hacia la estancia. Encontró a
Chris e Isabelle haciendo su camino de regreso a la mesa. Entrelazó
interesados, ojos verde mar sobre Chris. —¿Todo está bien?
—Sí. —Chris sonrió a su amiga—. Y adivina qué, Marsi, el lunes Isabelle
me va a llevar a conocer a otras mujeres que quieren unirse a la liga
menor. —Chris esperaba poder hacerlo. Ella iba a tratar muy duro—.
Quiero unirme también. E Isabelle dijo que sería mi patrocinadora.

147

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

TRECE

El sábado por la mañana el aire acariciaba la cara de Marsi tan
vigorosamente que su piel hormigueaba, y se alegró de no haber cambiado
de idea. Unos minutos antes el ruido estruendoso de la motocicleta de
Chris le molestaba hasta el punto de casi retirarse de su acuerdo para ir a
montar con ella, pero ahora el ruido en tono bajo vibrando a través de sus
extremidades no era desagradable. Anticipando las vueltas que Chris
estaba haciendo y cuando se sentía más segura, aflojó su agarre en las
caderas de su amiga. No era desagradable, excepto por el casco bastante
grande que llevaba.
Chris no tenía palabras para describir lo que estaba sintiendo. ‗Bien’ no
era lo bastante cerca. Tal vez se sentía impresionante. Eso significaba más
que bien. Eso podría ser cierto. Rompiendo en una amplia y abierta
sonrisa que nadie podía ver, condujo por las calles de la ciudad, mientras
Marsi se sentaba cerca detrás de ella. Por una vez, no quería correr.
Quería que el viaje durara mucho tiempo. Por lo que parecía demasiado
pronto para la joven cuando llegaron a Diner Katz para un desayuno-café
menos de quince minutos después.
Después de colocar sus cascos sobre el asiento, Chris se quitó la chaqueta
y observó a Marsi frotarse sus mejillas sonrosadas por el viento mientras
ella se sentaba en la mesa leyendo un menú. Su pelo rubio parecía un
poco desaliñado sobre los hombros. Estaba incluso más guapa que la
noche anterior.
Coincidían el día de hoy, pensó Chris. Los pantalones vaqueros de la
mujer mayor y su cuello de tortuga de color rojo se parecían mucho a sus
propios jeans gastados y brillante camiseta roja. Cuando un mechón de
148

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

cabello de Marsi cayó hacia adelante, Chris tuvo el impulso de llegar y
cepillarlo, preguntándose cómo se sentiría el pelo color amarillo pálido.
El roce suave de unos dedos causó que Marseline detuviera su movimiento
de frotarse las mejillas ligeramente quemadas por el viento.
El cabello de Marsi era suave. Más suave que cualquier cosa, y cuando lo
tocó, Chris retuvo inconscientemente la respiración. Su piel se llenó con la
piel de gallina, como había sucedido cuando Marsi apretó sus brazos
alrededor cuando se sentó por primera vez detrás de ella en Argo. Sentía
cosas cuando estaba con Marsi. Sentía cosas para las que no tenía
palabras. —Yo... Marsi,... Yo,... Yo —Chris tartamudeo—. Yo... yo... —Lo
intentó de nuevo, y luego se dio por vencida, tirando de su mano hacia
atrás.
Marseline levantó la vista del manchado menú a tiempo de ver las largas
pestañas negras cerrándose sobre la pendiente de los pómulos altos de
Chris. Su belleza parecía súbitamente sensual y apasionada cuando su
piel se sobresaltó por el músculo apretado a lo largo de su mandíbula.
—¿Qué es Chris? —preguntó Marsi. Chris no tartamudeaba, ni siquiera si
leía una nueva palabra. Debajo de la mesa, Marsi empujó el tenis de Chris
con su mocasín de cuero con borlas hecho a mano—. ¿Qué es? —preguntó
de nuevo, y esta vez fue recompensada cuando un par de claros ojos
azules adoradores, con más de un toque de frustración, se abrieron para
ella.
—P-pastel de picadillo, —Chris respondió. Eso no era lo que quería decir,
pero de alguna manera se sentía mejor y se relajó cuando Marsi apoyó la
barbilla en su mano con una sonrisa perpleja en los labios—. Te ves
bonita, Marsi... —dijo Chris en un susurro—. Me impresionas. Lo haces, —
Chris continuó—. Lo sentí todo el camino hasta aquí. —Ella añadió,

149

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

porque era cierto—. Me alegro de que seas mi amiga, Marsi. Gracias por
venir aquí conmigo.
Marsi sintió un flujo cálido resplandecer a través de ella. Las cosas que
Chris decía, en ocasiones, casi la hacían pedazos. Miró alrededor del
restaurante lleno de gente. No le gustaban las muestras de emoción en
público, pero nadie parecía interesado en ellas.
Sin esperar o con expectativas de una respuesta de su amiga, Chris
rápidamente se absorbió en el esfuerzo que le tomó leer su propio menú.
Tratando de recuperar la compostura, Marsi se aclaró la garganta. —¿Has
estado aquí antes, Chris? —preguntó a la ligera. Esta mañana había
decidido no plantear el tema del béisbol o Isabelle De Santi hasta que ya
no estuviera tan enojada con la italiana, si eso era posible. Sólo la idea de
la conducta de anoche de Isabelle hizo a Marsi apretar los dientes. ¿Qué le
pasaba a esa mujer?
—¿Qué está mal? —Chris preguntó cuándo vio la expresión de enojo.
Marsi sacudió la cabeza para aclarar sus pensamientos de nuevo. —
Estaba pensando en algo que voy a tener que atender más tarde. —Pero no
demasiado tarde—. ¿Alguna vez has estado en Diner Katz antes, Chris?
—Uh huh, —la joven alta respondió, dejando el menú—. Davie y yo... —Se
alisó el flequillo negro con una de sus manos—, solíamos venir aquí.
Tomábamos el autobús para ver una película. Hay una sala de cine, un
teatro de cine en la calle. Es una delicia. Luego, después de la película,
veníamos aquí al Katz. Echo de menos hacer eso, Marsi. Realmente lo
hago. Papá no quiere ir al cine, y Davie está ocupado. Está ocupado todo el
tiempo ahora. Está demasiado ocupado.

150

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi sonrió, sin darse cuenta de la profunda ternura en su expresión. —
Sé que extrañas pasar tiempo con tu hermano. —Era lamentable que
Chris no tuviera otros amigos.
—Podríamos ir, Marsi. Podríamos ver una película hoy. —Se veía tan
esperanzada—. ¿Q-qué dices?
Marseline sacudió la cabeza. —Bueno, no sé Chris. Creo que soy como tu
padre. No me gusta ir al cine.
—¿No? —Chris parecía abatida.
—Me temo que no, —dijo sintiéndose compungida—. Los asientos son
incómodos.
—No, en el Bijou, sin embargo. —La sonrisa de Chris era un poco torcida
complementando su encanto—. Y hay una buena hoy. Están mostrando
una buena, creo.
Marsi percibió una estratagema y se sorprendió. —¿Eso crees?
—Uh huh. Comprobé el periódico. Es una película que se llama Stuart.
Stuart es un pequeño ratón que quiere ser adoptado. A los niños y a los
adultos les gusta. Tanto a los niños como a los adultos. Estaba en el papel.
—Ya veo, —dijo Marsi—. Bueno, deberías haberlo mencionado antes si
querías ver una película esta mañana.
—Pensé que dirías que no, —Chris se miró las manos—. Pero ahora que
estamos tan cerca y, bueno, tal vez no dirías que no si la ves... si ves la
sala de cine. Los asientos son buenos.
—Lo siento Chris, pero no puedo. Voy a ir a mi oficina después de que
volvamos. Esto no es un buen día para ver una película.

151

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Está bien. ¿Pero tal vez te gustaría ir conmigo alguna vez algún día...?
Cuando no tengas que trabajar.
—Tal vez. Pero sólo no lo sugieras de repente.
—Lo sé... Sé que es importante planificar. No soy buena en eso.
—Oh, creo que lo eres, —dijo Marsi—, pero tengo que estar preparada para
que pueda planificar el futuro. —Incluso el intento de manipulación de
Chris había sido dulce. Se aseguraría de que vieran la película en otra
ocasión.
—Sí, —Chris asintió con la cabeza en acuerdo, pero un ceño fruncido
empañaba su rostro—. Quiero estar preparada también.
—¿Estás pensando acerca de tu padre? —Se preguntó cuándo Chris
hablaría de su enfermedad.
—Algo así. Sí. Él no se siente bien, Marsi. Está muy enfermo.
—Lo sé.
—Él tiene cáncer de hígado.
—Siento mucho que este enfermo. Tu padre es un hombre fuerte, valiente.
Ahora, más que nunca.
—Piensa que va a morir... —Los ojos de Chris eran grandes, muy redondos
y tristes, pero no se veía como si estuviera a punto de llorar—, y no se ve
fuerte. Ya no. —Marsi se inclinó sobre la mesa y tomó la mano de su amiga
en la propia, dejando que continuara sin interrumpirla—. Gracias por
hablarme sobre la muerte y los moribundos, Marsi. Pero espero que no
suceda. No a papá. Ni a ti tampoco.

152

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi quería quitar el dolor que Chris estaba pasando a causa de la
enfermedad de su padre. Esperaba que no empeorara antes de mejorar. —
Le pasa a todo el mundo.
—Lo sé, —Chris suspiró pesadamente—. Es sólo que no quiero que lo
haga. No quiero que le suceda a él.
—Yo tampoco. Al menos no pronto —Marsi sonrío a pesar del dolor—. Y
me alegro de que dispongan de este tiempo juntos ahora. Tal vez el
medicamento ayudará después de todo.
—Sí, —la joven se iluminó—. La medicina todavía podría ayudar, ¿verdad?
—Así es, —Marsi sonrió. Si hay un dios escuchando, rezó, por favor deja al
papá de Chris vivir una vida saludable de nuevo.
Chris bajó la mirada hacia la pequeña mano cubriendo la suya, y empezó
a mover el pimentero alrededor con la mano libre. —¿Te gusta Argo? —
Preguntó.
—¿Argo?
—Sí. Así es como llamo a mi motocicleta. Tiene un nombre. ¿Te gusta?
Ella sonrió. —Es una buena moto. —Marsi apretó la mano de Chris con
afecto y la liberó—. Me sentí segura todo el camino. ¿Qué te hizo pensar en
darle un nombre? —Y un nombre griego, Marsi se preguntó.
Chris echo de menos el cálido contacto. Deseaba que Marsi todavía
estuviera sosteniendo su mano. —No lo sé. —Se lo preguntó a sí misma.
Sólo le gustaba el nombre—. Bueno, está bien... supongo que he oído Argo
en alguna parte. En la televisión. Es el nombre de un caballo. Un caballo
de guerra supremo. Argo es inteligente. Y Argo va de la mano con dominó,
y ‗Hey Joe, que saben‘.

153

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Lo hace, —Marsi se rió entre dientes—, y banjo. No te olvides de banjo.
—No lo haré. Y no olvides tallyho15 o mi dedo gordo, Marsi. —Chris rió.
—Nadie dice ‗tallyho‘ a menos que sean de Inglaterra, —Marseline se
calmó.
—Eso no es cierto, Marsi.
—¿No? —levantó una ceja rubia en incredulidad curiosa.
—Soy alguien.
—¡Oh, sabelotodo! —Marsi la amonestó, sabiendo ahora lo que venía de la
lógica concreta de Chris.
—Pero lo soy. Soy alguien y acabo de decirlo. Dije tallyho y nunca he
estado en Inglaterra.
—Me tienes, —a Marsi no le importaba rendirse ante la joven genuina—.
Me gusta Argo.
—Bueno. Yo esperaba que lo hiciera. Tenía la esperanza.
La camarera llegó y sacó un lápiz de su cabello, a punto de anotar su
orden. —¿Qué tendrán señoras?
—Voy a pagar, recuerda Marsi. —Chris sonrió a la mujer alta esperando su
orden—. Estoy lista. —Mirando a través de su amiga, dijo—: Tu primero,
¿de acuerdo?
—¿Qué va a querer señora? —Su camarera preguntó.
—Intentaré el waffle belga, gracias, —respondió Marsi—, y un expreso.

15

Tallyho: Expresión utilizada principalmente por los británicos en la caza del zorro.

154

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Y usted señorita? —preguntó a Chris.
—Una tortilla española, tostadas y café, por favor. Me gusta su café. De
verdad.
—Bueno, está caliente, eso es todo lo que puedo decir, —reventó su chicle
y le guiñó un ojo a Chris antes de continuar.
El viaje a casa era bastante agradable, montando a Argo y con el estómago
lleno. Pero cuando Chris la acompañó a su apartamento y le preguntó a
Marseline si saldría con ella otra vez, Marseline respondió, —sólo si
tomamos un coche. Que tengas una buena tarde Chris, —dijo, le palmeó el
brazo y le entregó el casco extra que era un poco grande.
—Espera, —la mujer más joven la llamó.
—¿Sí? —Marsi hizo una pausa en su puerta.
—Bueno... uhm...
—Sabes que puedes decirme cualquier cosa. ¿Qué es, Chris?
—Sí... está bien. Bueno,... —Chris sostuvo los cascos detrás de su
espalda—, Sólo quiero decir que me siento segura.
—¿Te sientes segura?
—Ajá. Me siento lo suficientemente segura en este momento, —la joven de
cabello oscuro dijo con confianza cada vez mayor y luego preguntó—: ¿Y
tú? ¿Te sientes lo suficientemente segura?
Marsi estaba desconcertada hasta que recordó la última conversación que
tuvieron en su puerta y se dio cuenta que Chris estaba pidiendo un
abrazo. ¿Se sentía segura? No. Su joven amiga parecía demasiado atractiva
esta mañana. Chris irradiaba salud y belleza. Había disfrutado demasiado
de aferrarse a ella mientras atravesaban la ciudad, se admitió a sí misma
155

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ahora. ¿Era ella, Marseline Gabriella Madson, lesbiana? ¿Era posible? Sea
cual sea la respuesta, abrazar a Christine Alexander no parecía una cosa
segura de hacer en ese momento. El contacto físico sin duda tendría
connotaciones sexuales para ella, si no para Chris. —¿Te conformarías con
un raincheck16?
—¿Qué es eso? —la mujer más joven le preguntó, la decepción se apodero
de ella mientras asimilaba que era muy probable que no fueran a
abrazarse.
—Eso significa que me gustaría abrazarte en otra ocasión, porque no me
siento lo suficientemente segura en este momento. Me agradaría guardarlo
para un día lluvioso. ¿No has oído a alguien decir que querían guardar
algo para un día lluvioso?
—No. —Chris se encogió de hombros, deseando que su amiga pudiera
sentirse segura—. Está bien, me conformo con un raincheck. Pero, —
añadió con tristeza—: puede que no llueva durante mucho tiempo. Un
tiempo realmente largo. Adiós Marsi, —dijo y se dirigió hacia el ascensor,
el abatimiento era evidente en sus hombros caídos, de su forma de andar
normalmente elegante.
Marsi cerró la puerta detrás de ella y se apoyó en la misma. Lo último que
quería hacer era causar más dolor a Chris, pero lo había hecho, y sabía
que no sería la última vez. Sin dolor no hay ganancia. La frase estaba llena
de una ironía que nunca había apreciado antes de conocer a Chris.

* * *
16

Raincheck: Expresión que se usa para decir ‘en otra ocasión’ ‘otro día’

156

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—La quiero fuera de la comisión. —La voz de Marseline era dura.
El Alcalde Paine dejó su taza de café y dejó escapar un largo y audible
suspiro en el teléfono. De repente parecía el lunes por la mañana que era
en realidad. —¿Qué ha hecho Isabelle?
—Está manipulando a Christine Alexander. Es algo que le advertí que no
debería hacer. O ella se va, o me voy, pero no voy a trabajar con ella.
—Isabelle es un comodín, pero ha sido un activo muy valioso. ¿Estas
segura que estás siendo objetiva acerca de su relación con Chris? —
preguntó.
Isabelle había llegado a él, se dio cuenta Marsi. —Es evidente que te ha
dicho acerca de su plan para explotarla. Ella no tiene derecho de usar a
Chris, y yo no voy a cruzarme de brazos y dejar que lo haga.
—Marsi, por favor... —su voz contenía una fuerte sugerencia de reproche.
—O sea, Don. Explotar a alguien que es discapacitada no es tu estilo.
¿Estás tan obsesionado con complacer a la senadora Hampton...
El

Alcalde

se

sorprendió.

Isabelle

le

advirtió

que

Marseline

era

sobreprotectora con Chris, pero no había esperado esta ferocidad. —Eso
no es justo, Marsi. Después de conocer a Chris, tengo que decir que parece
capaz... muy capaz de elegir lo que quiere hacer. Ella hizo preguntas al
respecto la noche del viernes, y capturo el aliento de Isabelle y los demás.
No me gusta la idea de excluir a Isabelle por ser una buena cazatalentos.
—¿No? Entonces renuncio a la comisión, —dijo y colgó. En cuestión de
segundos su teléfono sonó.

157

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No me gusta esa idea tampoco, Marseline. —Una parte de él deseaba
poder decirle que Isabelle era historia. Pero no podía hacer eso. Desde
luego no ahora.
—Ya somos dos. —Había llegado hasta aquí, y estaban a punto de
conseguir el estadio—. Tengo una reunión esta semana con Loyd Bremer
para discutir una importante donación de tierra. Él tiene justo lo que
necesitamos para construir y nosotros podríamos darle la rebaja de
impuestos que necesita después de la venta de su última empresa. Sería
una buena publicidad. Él sería un tonto de no hacerlo.
—Bien. —El Alcalde disfrutaba realizando ofertas y Marsi le oía sonreír.
—Ahora, tengo una idea... una sugerencia acerca de la situación de Chris.
—No voy a aceptar nada menos que una garantía de que Chris no se verá
afectada por nada de esto, —Marseline dio al viejo amigo de su difunto
padre una advertencia firme, mientras se lamentaba del día en que
presentó a Chris a Isabelle. Sería su culpa si Chris salía lastimada.
—El béisbol no ha tenido contratos de reserva durante veinte años. Las
cosas son diferentes que en mis días. Así que si Chris quiere ser parte de
la liga entonces elabora un contrato especial para ella. Trabaja con los
propietarios. Haz un contrato que le de la libertad de salir cuando quiera.
—El silencio le dijo que su idea tenía una oportunidad—. Y tiempo extra en
casa o lo que te parezca bien. Piensa en ello.
La abogada ya había comenzado a reflexionar sobre esto, formulando en
su mente las piezas de un acuerdo contractual como si se tratara de un
documento.
—Habla con ella y su padre, Marsi, —el Alcalde aconsejó—. Con los tres
trabajando en él, ella no tiene nada que perder y tal vez algo que ganar, —
razonó—. Y si Isabelle tiene razón sobre su talento, entonces nuestra
158

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ciudad tiene algo que ganar con ella. Los dueños están dispuestos a
negociar, toma mi palabra en esto.
—¿Para explotar su talento y apariencia?
—Esta es la tercera vez que has utilizado esa palabra Marsi. No creo que
aceptarla en un equipo de la primera liga menor de béisbol de mujeres de
la ciudad sería explotar a una mujer con discapacidad. Chris va a caminar
a través de una puerta que podría ayudarla a ser vista como algo que no
sea discapacitada. ¿Has pensado en eso?
—No pienso en ella como discapacitada.
—Ella es tu amiga... pero sí, sí lo haces. Discapacitada y fácil de explotar.
—Estás retorciendo mi significado, —él era un abogado—. Ella es más
vulnerable que la mayoría de los adultos. —E Isabelle sabía eso, si no lo
hacia el Alcalde—. Ella es feliz ahora, Don. Y la felicidad es algo. Es algo
que el dinero y la publicidad no pueden comprar. No quiero que pierda
eso. —¿Qué pasaría con la sencilla y confiada inocencia de Chris? ¿Qué
pasaría con ella si se tomara todo lo que le era familiar y seguro? Ella
odiaba ver a su amiga ponerse en riesgo—. Entonces, ¿quiénes son los
propietarios ahora, de todos modos?
—La senadora Hampton, por ejemplo. Y es la principal, pero está
manteniendo un perfil bajo.
—¿Y…? —¿Quién más era dueño del equipo de béisbol de nueva creación
de su ciudad? Su vacilación hizo surgir las sospechas de Marsi—. ¿Quién
más, Don?
—Isabelle.
Minutos después, Marseline pasó por delante de la mesa de su auxiliar
administrativa sin molestarse en mirar hacia abajo en los montones
159

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

dispersos de papel o en la joven mujer sentada detrás del desorden
desorganizado. —Voy a comer, —dijo ella, apretando el broche de oro en el
cuello de su chal de su clásica chaqueta marrón antes de tomar un par de
gafas oscuras de su bolso.
Ellen levantó la vista. Eran solamente las nueve y media. —Es un poco
temprano ¿no?
La pregunta detuvo a Marsi en medio de su paso. —¿No es tu negocio, —
respondió bruscamente—. Puedes comunicarte conmigo en el teléfono
celular. —Delgadas Ray Ban cubrieron los ojos de la apresurada abogada,
incluso antes de que saliera del edificio.
Ellen dejó su escritorio y se paró en la enorme ventana de la oficina,
mirando hacia abajo. El Bentley de Marseline entró en la calle llena de
gente. —Bienvenida de nuevo dama de hierro, —suspiró. La aventura o lo
que fuera que estaba pasando con Isabelle De Santi, debe haberse
caldeado. Ellen estaba tremendamente curiosa.

* * *

Isabelle estaba encantada con la práctica de bateo. Su hallazgo estaba
haciendo lo que ella le había pedido, y mucho más. Quitándose la gorra,
dejó que la brisa fresca aireara su pelo castaño rizado, atado sin apretar
en la parte posterior de su cuello con una fina tira de cuero. Letras azules
audaces declaraban el logotipo de su equipo contra el fondo blanco de su
camiseta de béisbol denominada: Yankees Alcott. —¿Qué piensas de ella?
—Isabelle le preguntó a la corpulenta manager parada a su lado.

160

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

El lanzamiento era el producto más valioso en el béisbol y el mito del brazo
de oro parecía cobrar forma esta mañana en una belleza alta y de pelo
negro. Helga Spengel, un testimonio en el mundo del béisbol durante más
de medio siglo, había visto pocos hombres lanzar una bola rápida como
esta joven mujer, y nunca antes había visto un lanzamiento con tal poder
controlado en una mujer. —¿Me está preguntando lo que pienso? Por
supuesto, creo que es buena, —respondió ella, golpeando su pluma gris
metálica contra su pelo corto antes de hacer una anotación en su
portapapeles—. Tan buena como has dicho. Tiene talento. Podría incluso
ser genial... —Helga asintió de mala gana en la dueña del equipo—. De
hecho, —agregó cuando otra bateadora fue eliminada—, en este momento
estoy pensando que es demasiado buena para ser verdad.
—No le mires los dientes al caballo regalado, Spengel, —advirtió De Santi—
. Chris tiene todo lo que estamos buscando. —Unas horas antes, la
italiana había tenido prisa para recoger a Chris. Ahora entrecerró los ojos
en el sol de la mañana, lamentando haber olvidó llevar sus gafas de sol—.
No necesitamos un científico espacial, necesitamos su brazo. —Habían
visto a la joven superar el rendimiento de las jugadoras durante los
ejercicios de calentamiento y al correr carreras cortas. Se frotó los brazos,
imaginando que sería lo mismo en el trabajo con pesas libres. Chris era
una atleta natural.
—Su padre le enseñó bien, pero yo apostaría mi fortuna... o parte de ella,
—Isabelle se corrigió a sí misma—, que es una jugadora instintiva. Ella es
un tesoro. Basta con mirarla allí afuera Helga, —Isabelle suspiro
impresionada. A diferencia de las otras, Chris no tenía un uniforme.
Llevaba una camiseta azul, pantalones vaqueros y su gorra de béisbol
favorita. Su largo pelo negro caía por su espalda en una cola de caballo
mientras tomaba la clásica pose relajada antes del lanzamiento.

161

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

La bola dejó las yemas de los dedos de Chris lentamente esta vez. Tiro un
lanzamiento de nudillos inesperado que giró y bailó, confundiendo a la
bateadora cuya oscilación duraría durante días, si no semanas. En la
próxima lanzó un slider, y luego una curva perfecta y eliminó a Charleen
Hampton.
La ex estudiante de medicina cerró la boca, parpadeando varias veces y
dejo el home plate, uniéndose a las otras jugadoras en el banquillo que
estaban todas mirando con una mezcla de admiración y horror como Chris
dominaba el montículo del lanzador.
—Ven acá Alexander, —Stengel gritó a Chris desde la banda.
—Tómate un descanso Katie, —dijo Isabelle a Katherine Lund, que apagó
la cámara de video. Katie tenía un montón de cinta y no estaba siendo
tacaña con ella. Una tonelada de edición tendría que hacerse antes de que
la historia del nacimiento de las Yankees Alcott fuera mostrada al público.
Chris entró suavemente hasta quedar de pie alta al lado de Isabelle y
Stengel enfrentándolas. Ella tenía una presencia física impresionante,
espléndida en el campo. —Por lo tanto, ¿quieres ser parte del equipo? —La
manager continuó evaluándola.
Chris sonrió. —Sí. Sí, quiero.
—No va a ser fácil para ti, —Helga le advirtió.
Inconscientemente la frente de Chris se frunció. —Sé que no soy la baraja
completa...
—Eso no es lo que me preocupa Chris, —respondió ella.
—¿No lo hace?

162

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No, —la manager se rió—. Me refiero a que las chicas no serán amables
contigo si no les das algo que puedan golpear de vez en cuando. Esta es
una práctica de bateo, no la Serie Mundial. Aligérate un poco. No hay
necesidad de ser una guerrera hoy.
—Oh. —Chris estaba desconcertada—. Isabelle me dijo que golpeara a
todas fuera. De entrada y salida, como la pesca de truchas. —Volvió sus
ojos confundidos a su nueva mentora—. ¿Lo he hecho mal, Isabelle?
—Lo hiciste bien. Lanzaste realmente bien, —dijo la italiana, incapaz de
mantener la emoción en su voz—. Lo que les diste lo fumaron. —Chris era
buena como el oro y tenía mucho más que una rápida bola caliente para
ofrecer—. Está bien, nos has demostrado que puedes lanzar, ahora es el
momento de ser una jugadora de equipo. No lo hagas demasiado fácil, sin
embargo. Guarda un poco de calor, pero permite que salga un golpe aquí y
allá.
—Está bien, —Chris entendió. Ella realmente quería ser parte del equipo.
Se enfrentó a Stengel—. Gracias, entrenadora. ¿Estoy en su equipo?
¿Puedo llamarte entrenadora?
Helga miró a Isabelle, que giró los ojos entonces asintió con la cabeza. —
Sí, —respondió la manager, contenta de tener a alguien con tanta
habilidad estando tan deseosa de seguir instrucciones—. Sí, estás en el
equipo y sí, me puedes llamar entrenadora. Ahora ve a lanzarles a las
chicas.
Sonriendo ampliamente, Chris se acercó al montículo y se enfrentó a la
siguiente bateadora.
Calli Rocco no podía recordar alguna vez estar tan hambrienta de un hit.
Entrecerrando los ojos, ella agarró la madera a través de los guantes de
bateo y tomó una postura abierta. Su forma delgada hervía con exceso de

163

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

energía. —Espera... espera, espera, espera, —dijo y se alejó de la
almohadilla, los ojos de todas en ella. Se quitó los guantes, lanzándolos a
Charleen con un guiño—. Quiero sentir la madera contra mis dedos, —
explicó, y luego dio un paso atrás en la caja de bateo. Tenía un caso
ardiente de conseguir un hit, y se disponía a conseguir un poco de
satisfacción de la nueva mujer. Alexander era taaaan bueeena. Calli
susurró una promesa que sólo ella pudo oír—. Ahora mi perra bonita, voy
a ser la que te detenga… ahora mismo. —Dios, amaba su papel en este
drama jugoso. Vivía para momentos como este.
La sonrisa de Chris se desvaneció mientras se concentraba en la zona de
strike a sesenta pies de distancia. Entonces notó a Marsi hablar con
Isabelle cerca de la zona de entrenadores. Marsi parecía enfadada, lo
mismo que Isabelle.
—Estoy esperando, carne dulce, —Rocco gritó con impaciencia, sus ojos
marrones brillaban. Giro bruscamente el bate para dar énfasis antes de
esperar con expectación una vez más.
Se quedó en el centro del diamante, pero con ganas de saber que estaba
mal, Chris emitió un lanzamiento fácil. La pelota conecto con el bate de
Calli Rocco que bateo la pelota rebotándola hacia la lanzadora.
Mientras sus ojos buscaban a su amiga, la pelota golpeo a un costado de
la cabeza de Chris y dividió su cuero cabelludo. La sangre rápidamente se
extendió en la tierra debajo de la lanzadora caída. Marseline, Isabelle, y
Spengel corrieron hacia Chris, mientras que Katie continuó grabando.
—Qué idiota, —se burló Rocco.
—Cierra la boca Calli, —dijo Charleen.

164

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¡Hey! Estaba soñando despierta por ahí, —Rocco casi gritó—. No es mi
culpa, —añadió con ojos ardientes mientras que las jugadoras comenzaron
a tomar partido.

* * *

Rodeada de pálidas cortinas, Marseline estaba casi abrumada por el deseo
de envolver sus brazos alrededor del cuerpo inmóvil. Ella quería con
urgencia proteger a Chris y consolarla mientras estaba de pie al lado de
Ron, sentado junto a la cama del hospital en la sala de emergencia donde
yacía su hija. Un vendaje blanco entre el pelo negro ocultaba las suturas
por encima de la oreja de Chris. El médico creía que no había nada peor
que una simple contusión. Y que recuperaría la conciencia pronto, estando
fuera del hospital en veinticuatro horas. Ese era el pronóstico. Marsi tragó
con fuerza, con ganas de que se despertara en este momento.
—Ella se ve... joven, —el Sr. Alexander dijo con la voz quebrada—, y tan
parecida a su madre. —Sus lágrimas no eran sólo para Chris, sino por la
omnipresente pérdida de su esposa. Lamentó que Chris y David nunca
llegaran

a

conocer

a

su

madre.

Y

lamentó

que

Chris

creciera

comportándose muy parecida a él en lugar de a ella. ¿Cómo sería Chris si
su mujer hubiera vivido?, se preguntó, colocando una de sus manos
desgastadas sobre la de ella fuerte y juvenil—. Despierta Chris, —la insto
Ron—. Todo está bien, basta con que abras los ojos, ahora. —Y para su
sorpresa, lo hizo.
—¿Marsi? ¿Papá? —Tenía los ojos curiosos en remolinos azules cuando
despertó con la luz molestándola—. ¿Qué pasa?

165

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Ron secó una lágrima extraviada y sacudió la cabeza, demasiado aliviado
para hablar mientras Marseline sonrió suavemente y sin poder frenar el
impulso, amorosamente le tocó la cara. —Oh, cariño, —ella dijo con
ternura—, hemos estado preocupados por ti. ¿Cómo te sientes?
Chris tenía un poco de náuseas y tenía el peor dolor de cabeza en toda su
vida, pero no le importaba. Marsi la llamó cariño. Ella todavía debía
gustarle. Debía gustarle mucho para llamarla así. —Me duele la cabeza, —
dijo en una lenta, media sonrisa. Con cautela se tocó el vendaje,
recordando un zumbido metálico en la cabeza que parecía hacerla
desaparecer—. Permití recibir un golpe, no. La pelota me golpeó... me
golpeó, no lo hizo. —Ella no lo estaba preguntando, lo sabía.
Ron encontró su voz y tuvo que preguntar: —¿No viste la pelota… venir?
—No, —dijo con gran pesar—. Creo que no estaba mirando a la pelota. No
la estaba mirando, papá.
Los ojos de su padre se abrieron con asombro. —Entonces te olvidaste de
lo más importante en el campo. Cuando se está lanzando, eres uno con la
pelota. Es parte de ti, y siempre sabes dónde está. Siempre sabes lo que
está haciendo y hacia dónde se dirige.
—No lo hice. No mantuve la concentración en la pelota. Lo siento papá. —
Había cometido un error, y ellos estaban preocupados por ella—. Lo siento,
Marsi.
Marseline se mordió el labio. Ella era la que lo sentía. Ella era responsable
de la lesión de Chris.
—Lo sé, —dijo sombríamente su padre. Era difícil ver a su hija tomar sus
golpes—. Escucha azúcar, no te preocupes por ello. Vas a vivir... y apuesto
a que nunca te olvidaras de mantener la concentración por ahí después de
esto, ¿verdad?
166

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Nunca, —afirmó con vehemencia—. No lo hare. La próxima vez voy a
verlo venir. Lo haré. Voy a estar preparada todo el tiempo.
—¿La próxima vez? —preguntó Marsi, un sentimiento de temor constriño
su pecho—. Chris, ¿sigues pensando en unirte a la liga?
—No lo estoy planeando, no Marsi. Lo hice. Ya me uní... ay, —Chris hizo
una mueca cuando una punzada aguda se unió a su palpitante dolor de
cabeza. Ahora era una profesional, como Isabelle dijo, pero no se sentía
diferente. Sí, lo hago, se dio cuenta con una especie de tristeza que era
nueva. Ella se sentía diferente. Sola. Estaba con las personas que más
quería en el mundo, pero comprendió que no siempre estaría con ellos.
Sabía eso en el interior. Su cuerpo lo sabía. Era una sensación física, un
conocimiento físico distinto que era independiente de ellos. Tomó una
respiración profunda para frenar el llanto repentino surgiendo en su
garganta.
—¿Y es eso lo que realmente quieres? —Marsi contuvo la respiración.
Lo que la herida joven mujer tumbada en la cama quería más que nada
eran cosas que no podía decir. Algunas que no podía nombrar. Quería
estar con Marsi. Quería dormir a su lado durante la noche y ser la primera
persona en decirle buenos días todas las mañanas. Pero sabía que su
amiga no quería eso. Ella no quería vivir con nadie en absoluto. En
especial, no alguien con quien no se sentía segura. Alguien como ella.
Chris sabía que ella le gustaba a Marsi, pero también sabía que nunca le
gustaría tanto como a ella le gustaba Marsi.
Por supuesto, Marsi estaba realmente haciéndole una pregunta sobre el
béisbol, Chris se dio cuenta. Y para eso, tenía una respuesta. Conocía las
palabras para eso. —Sí, —Chris respondió con firmeza, con la cara llena
de una determinación recién descubierta—, Quiero jugar a la pelota.

167

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marseline dejó escapar un suspiro decepcionado. —¿Y tú, Ron? —No podía
querer que Chris continuara con esto, ¿verdad?
Ron colocó la mano de su hija contra su mejilla sin afeitar. —Veinticinco
jugadores de Grandes Ligas consiguieron abollados el año pasado. Yo fui
golpeado en el montículo una vez. Tuve mi mejor temporada después de
eso. Mis amigos en Buffalo dijeron que la bola golpeó algún tipo de sentido
dentro de mí. —La besó en el dorso de la mano, y luego la dejó abajo—. Si
estar en ese equipo es lo que quieres, tienes mi apoyo, Chris.
—Gracias. —A pesar de su error y el dolor de cabeza, su confianza estaba
creciendo. Pensó en lo que había ocurrido durante la práctica de bateo—.
Tú e Isabelle estaban enojadas hoy... ¿Por qué estabas enfadada, Marsi?
¡Déjala crecer, Marseline! Eso es lo que Isabelle le había lanzado ese día en
la mañana. Justo antes de que Chris recibiera una conmoción cerebral.
Un dolor apretó el corazón de Marseline. Si la cabeza de Chris se hubiera
vuelto un poco más, podría haber muerto. Es mi culpa, Marsi continuó
torturándose con ese pensamiento. Si sólo nunca le hubiera pedido a Chris
que fuera con ella a Seaborn. Si sólo nunca hubiera conocido a Isabelle. Si
sólo el Alcalde nunca le hubiera pedido encabezar el comité. Si solo...
—¿Qué estás pensando, Marsi, —Chris quería saber.
No estando dispuesta a revelar su culpa, Marseline eligió moverse en una
dirección diferente. —Isabelle no me dijo que era una de las dueñas del
equipo, y también una de las principales patrocinadoras de la liga. Siento
tener que decirlo, pero no confío en ella.
Ron palmeó el hombro de Marsi. —Nadie confía en ellos, —se rió—. Nunca,
nunca lo hagas.
—Me gusta, —dijo Chris—. Me gusta Isabelle.

168

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Ron se pasó una mano por el pelo gris. —Los propietarios no son lo que yo
llamaría amigos Chris quieren hacer dinero... un beneficio. Y eso es todo.
—Demasiados recortes salariales y promesas rotas salpicaron sus
recuerdos de su primera carrera.
—Es por eso que quiero que los dos me dejen ayudar en la elaboración de
un contrato, —dijo Marsi, a la vez alentada y deprimida por su
declaración. Miró de Chris a Ron. Marseline deseaba poder incorporar una
cláusula de seguridad para Chris. Por supuesto que era imposible, pero
quería una garantía de que nunca fuera golpeada con una pelota de nuevo.
Otro si solo le vino a la mente. Si sólo hubiera una manera de hacer un
trato.
—¿Un contrato sobre el dinero? —preguntó Chris—. ¿Acerca de cuánto me
pagarían? ¿Es eso lo que quieres decir? Chris le preguntó.
—El dinero sería parte de él, y también estaría un acuerdo para que
puedas tener más tiempo libre. Incluso para dejar el equipo si alguna vez
decidieras que quieres hacer eso ¿Has firmado algo ya? —Marseline le
preguntó.
—Nop. No lo he hecho. No he firmado nada. ¿Todas tienen eso? ¿Todas las
mujeres tienen contratos de ese tipo?
—Contratos, sí. Pero no como el tuyo. El tuyo sería un contrato especial,
Chris.
—No quiero ser especial. No, Marsi. Quiero ser como el resto de ellas.
Quiero ser como ellas...normal, exactamente igual.
—Yo no las llamaría normales, Chris. —En especial, no la mujer que había
golpeado la pelota directamente hacia ella. La lesión de Chris destruyó la
garantía de Isabelle que las jugadoras se cuidaban entre sí. Estaba claro
que no lo hacían.
169

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi le preguntó a Ron las cosas que le gustaría incluir en un contrato
para Chris, y alentó a Chris a pensar en sus ideas, pero Chris fue
sorprendentemente terca insistiendo en que ella no quería ningún tipo de
tratamiento especial.
—Soy diferente. Ya soy diferente. No quiero ser más diferente, Marsi. Sólo
quiero estar en el equipo y... y quiero jugar a la pelota igual que todas.
Marseline no quería ceder, pero esta era la decisión de Chris. —Veo lo
importante que es para ti, pero por favor... al menos déjame leer cualquier
documento antes de firmarlo. ¿Me dejaras hacer eso?
—Uh huh. Claro. A ti, y también a papá. Quiero que hagas eso. Gracias,
Marsi.
Más allá de la cortina, Katherine Lund estaba perdiendo una discusión con
la jefa de enfermeras de la sala de emergencias. Isabelle deslizó un brazo
tonificado alrededor de Katie, que estaba al lado de la autoritaria
enfermera y acepto volver a la sala de espera, con su asociada.
—Quiero que le digas a Isabelle que estoy bien, —dijo Chris—. Sé que
estás enojada con ella, Marsi, pero no estoy enojada con ella, —explicó.
Marseline no estaba enojada, se dijo a sí misma. Sus sentimientos hacia
Isabelle se habían enfriado durante su conversación con el Alcalde, y
cuando Ron se trasladó a hablar con la enfermera le dijo que se quedara
con Chris. —Voy a encargarme de eso, —hizo un gesto hacia él para que se
sentara, cubriendo la mancha de sangre de Chris en su chaqueta marrón
con la palma de su mano.
Era temprano en la tarde y la sala de espera tenía poca gente. Marsi vio a
Isabelle hablar con Katie y Charleen quien con ansiedad pasaba sus dedos
por su corto pelo rojo, cerca de la entrada. Reconoció a la nieta de la

170

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

senadora Hampton desde la cena que compartieran tan sólo unos días
antes.
Cuando Charleen notó su enfoque se dirigió resueltamente a Marsi con
una expresión preocupada, pero cuando se acercó a ella parecía incierta.
Su voz fue un susurro. —¿Cómo está Chris?
—Oh, ella vivirá para volver a jugar, —y lastimarse de nuevo, Marsi añadió
para sí misma.
—¿Está despierta? —preguntó Charleen—. ¿Podemos verla?
—Sí, está despierta. La enfermera no permitirá a más de dos a la vez. Su
padre permanece con ella, y Chris quiere ver a Isabelle, —Marsi añadió con
voz inexpresiva. Esto es lo que le dijo Charly a Isabelle y Katie cuando se
encontraron con ella.
La italiana sabía que se había pasado de la raya ante los ojos de la
abogada. Ella no podía cambiar eso, y no lo cambiaría si pudiera. No se
disculparía por sus conexiones, y Chris realmente merecía la oportunidad
de jugar al béisbol profesional. Era lamentable que Chris se lesionara, pero
ella haría cualquier cosa en su poder para mantenerla en el equipo. En su
equipo. Era funesto que Marseline estaba jugando a la mamá gallina, pero
no tenía nada que ver ya con su deseo de tener a la abogada en su cama.
Esta era una cuestión de honor. El honor de una atleta. —Lo siento…
—Por favor, —Marseline la interrumpió—, Ahórranos eso y guárdalo para
alguien que pueda creer que estás diciendo la verdad. —Sus ojos barrieron
con frialdad a Isabelle—. No cometas el error de pedirle que firme
cualquier cosa antes de que su padre y yo lo hayamos revisado.
—Está bien, puedo vivir con eso, —la respuesta de Isabelle sonó algo
dolida—. No voy a quedarme mucho tiempo, —dijo a Katherine antes de
entrar en la sala de emergencias.
171

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Katie tenía que decir algo. —No es un monstruo, Marsi. Ella es como yo en
ese sentido... una vez que le llega una inspiración, no va a dejarla ir.
—¿Quieres decir que no va a dejar que se vaya, —la abogada modifico,
presionando con más firmeza contra la mancha bajo su mano—. Chris no
ha nacido para ser el trofeo de la inspiración de Isabelle De Santi.
—¿No crees que ella debería estar en el equipo? —Charleen entró en la
conversación.
—Respeto la decisión de Chris, pero no creo que ha tomado la mejor
elección.
—¿Por qué es retrasada mental o, usando el término políticamente
correcto, con retraso en el desarrollo? —la ex estudiante de medicina
preguntó, claramente sorprendida—. Lanzó mejor que nadie que yo haya
visto en mi vida. Ella tiene un don.
—Estoy de acuerdo, Charleen...
—Hey, no estamos en una cena formal, —la joven sonrió hacia Marsi—.
Llámame Charly.
—Muy bien, —Marseline no devolvió la sonrisa—. Estoy de acuerdo,
Charly. Chris es dotada de muchas maneras. Eso no significa que esté
lista para viajar por el mundo, para ser una jugadora de béisbol
profesional, o manejar una multitud. Ella salió herida hoy. Espero que no
vuelva a suceder, pero a juzgar por lo que he visto esta mañana... —la
mirada de Marseline nunca apartó su enfoque de Charly—, el mayor
peligro está en su propio equipo.
—Calli Rocco no representa al equipo, Marsi. Desde luego no me
representa a mí. Por supuesto, algunas de las mujeres pensaron que Chris

172

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

se estaba luciendo y merecía ser derribada, pero eso es porque no la
conocen.
—¿Y tú crees qué lo haces? —Marsi estaba tratando de no irritarse.
Sin dejarse intimidar, Charleen continuó. —La verdad es, que no tan bien
como me gustaría, —ella sonrió—, cuando Isabelle me dijo que Chris
estaba buscando un lugar propio, decidí pedirle que sea mi compañera de
cuarto. Espero que vaya a tomarlo.
—¿Tu compañera de cuarto? —Ambas Marseline y Katie repitieron juntas.
—Sí. Me vendría bien una. Tengo una habitación extra... es más espacio
del

que necesito. Mi apartamento está cerca del campo que estamos

utilizando para entrenar, ¿así que, por qué no?
—Suena muy bien para Chris, —Katie dio su aprobación—. ¿Pero que hay
en esto para ti? —Al darse cuenta demasiado tarde de la rudeza de su
pregunta, Katie se encogió—. Quiero decir que eres la nieta de una
senadora… no eres exactamente alguien que necesita una compañera de
piso para llegar al fin de mes.
Diversión brilló en los ojos de Charleen, su color verde contrastaba
bellamente con su corto pelo castaño rojizo. —La abuela no paga el
alquiler, Katie. —Era una reacción típica cuando la gente sabía que estaba
estrechamente relacionada con la popular política—. Necesito el dinero, y
también me vendría bien la compañía. —Estaba decidida a no casarse
hasta que su aventura amorosa con el béisbol siguiera su curso. Fue su
primer amor. Pero dado el aplazamiento de su boda, habría tenido la
tentación de invitar a su novio a vivir con ella. Tener otra compañera de
habitación reduciría la tentación de vivir en pecado, como su familia lo
vería.

173

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi dudaba que Charleen Hampton pudiera ser una buena compañera
de habitación para su amiga. Eran de la misma generación y compartían el
interés en el béisbol, pero esas cosas eran superficiales en comparación
con los muy diferentes mundos de que venían. ¿Tomaría ella ventaja de la
confianza, y la naturaleza trabajadora de Chris? Por otro lado, a ella
parecía agradarle Chris, y tenía una mejor comprensión de su situación
que el promedio de la gente. Pero ¿querría Chris incluso compartir piso con
alguien que acababa de conocer? —Hmmm, —el comentario de la abogada
sonaba poco entusiasta en el mejor de los casos cuando colocó un mechón
rebelde de su pelo rubio en su ajustado rollo francés.

174

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

CATORCE

Sus habilidades como administradora y abogada habían sido notablemente
aburridas durante una semana muy larga. Eligiendo volver antes de lo
habitual a la serenidad que su apartamento le ofrecía con sus altas
paredes de color beige y baldosas de mármol fresco, Marseline puso su
maletín en la mesa del vestíbulo y derribó un jarrón lleno de rosas
blancas.
Una maldición poco característica se deslizo en voz alta a través de su
mente mientras las flores destrozadas y piezas rotas de lo que una vez fue
un valioso cisne de cerámica nadaban sobre las baldosas. Sus ojos le
dolían y su visión era borrosa, como si se hubiera pasado el día llorando.
Cerró los ojos y los frotó suavemente, luego dejó que sus dedos viajaran
hacia los pasadores que sostenían su cabello firmemente en su lugar. Con
un suspiro, comenzó a eliminarlos, caminando pesadamente a su
dormitorio. Se puso ropa cómoda y limpió la decoración destrozada del
suelo. Era el tiempo para ayudar a su ex-psiquiatra a comprar otro coche o
el tiempo para obtener un par de lentes bifocales. Ambas posibilidad eran
desagradables.

* * *

—¡Aja! —Satisfecha, Charleen levantó una vieja cacerola para magdalenas
después de sacar su cabeza y hombros desde adentro de un armario de
cocina—. Sabía que estaba aquí.

175

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Wow, —Chris pronunció. Platos, ollas, sartenes y recipientes de comida
se esparcían en las encimeras—. Este es un auténtico revoltijo. —Silbando
bajo, Chris pensó en su acuerdo. Cada vez que compartían comidas Charly
cocinaba y Chris limpiaba. Parecía ser un buen acuerdo, hasta ahora—.
Esto es una parada a un lio de prensa.
Su compañera de cuarto cepillo su frente, secándose el sudor con el
antebrazo mientras examinaba el desorden. Un destello de humor cruzó su
cara. —¿En serio? ¿Crees que es lo suficientemente malo para detener a la
prensa?
—¡Sí! —Chris asintió, su pelo largo y oscuro se movió libremente sobre sus
hombros—. Creo que sí, Charly.
—Pero mis magdalenas valen la pena, —prometió—. Ya verás. —Para
Charleen cocinar era una forma de expresión artística. La actividad fue
una parte importante de una fiesta sensorial que disfrutaba de principio a
fin. Al igual que los juegos previos, cada parte de la preparación era para
ser saboreada… no sólo el momento culminante cuando la comida entraba
en tu boca—. ¿Tal vez te gustaría ayudarme a hacer la receta secreta de mi
familia?
La nueva lanzadora de las Yankees Alcott se encogió de hombros. —
Entonces no sería un secreto, Charly. No sería el secreto de tu familia.
Consiguiendo los huevos de la nevera, respondió con una sonrisa, —Sí, lo
sería. —Encontró un tazón grande de color amarillo—. Tú serías parte de
la familia, porque nos gustaría compartir el secreto.
—Oh, —dijo Chris—. Pero no sería de tu familia. En realidad no.
—Serías de mi familia de amigos para cocinar, ¿qué te parece? —Miró a
Chris que parecía especulativa alrededor de la cocina construida en

176

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

1920—. Y voy a ayudar con la limpieza, —añadió Charleen—. ¿Quieres
unirte a mí?
Comenzaba a sonar un poco divertido. Tal vez. Lo consideró un poco más.
—Está bien. Pero ¿puedo invitar a mi padre a cenar? ¿Puedo invitarlo
primero?
—Sí. Estoy sacando el asado y poniendo las magdalenas en un rato, así
que tendrá que darse prisa... y pídele que traiga un vino de borgoña.
—No le puedo pedir que se apresure, Charly, —los ojos de Chris se
tornaron tristes—. Está enfermo. Él piensa que va a morir. Quería que yo
me mudara. Quiere que tenga mi propio lugar porque piensa que va a
morir. —Le dijo a su nueva amiga acerca de la enfermedad de su padre en
los términos más simples, que era todo lo que sabía, y los antecedentes
médicos de Charleen llenaron las partes que Chris dejo fuera. Su padre
podría ser un hombre muy enfermo, por cierto. No iba a ser fácil para él o
su compañera de cuarto, y se dio cuenta de que debía ser especialmente
difícil para el padre de Chris no tenerla viviendo con él. En los últimos días
Charly fue testigo de cómo la estructura era importante para su
compañera

de

cuarto.

Ella

trató

de

organizar

sus

pertenencias,

ajustándolas con las de Charleen, tal como había sido cuando vivía con su
padre. Charly había perdido la cuenta del número de veces que Chris
había dicho que no era la forma en que ‗papá y yo‘ arreglamos las cosas,
no era la manera en que ella y su padre hacían alguna cosa en particular,
o no era el canal de televisión que les gustaba. Era como tener de repente
una hermana pequeña. Pero Charly no se arrepentía de invitar a Chris a
vivir con ella. Ella solía querer una hermana. Es curioso cómo suceden las
cosas, pensó.
Chris quería que su papá viniera en su motocicleta, pero se dio cuenta de
que hacia demasiado frío para que él la montara. —Hey, voy a llamar a

177

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi. —Chris se iluminó—, Tal vez ella pueda conducir. Ella podría
hacerlo. Podría si está en casa y no tiene que trabajar hasta tarde. —
Estando ansiosa por que tanto su padre, y Marsi vieran dónde vivía, pensó
que ésta era la mejor idea—. ¿Habrá suficiente para comer?
—Más que suficiente. —Charleen se preguntó acerca de la relación entre
Chris y Marseline Madson. Eran opuestos directos. Cuando la vio por
última vez, la abogada estaba impecablemente vestida, emocionalmente
fría y dura en la sala de emergencias. Tal vez Marsi simplemente tenía una
necesidad altruista que se satisfacía por sí misma en relación con Chris y
su padre, pero dudaba que algo sobre Marseline fuera simple. Algo intenso
parecía estar jugando en su relación con los Alexander.
‗Los opuestos se atraen‘ era más que un cliché para Charleen. Sabía lo que
significaba de primera mano, habiendo conocido a su prometido en una
tienda de motocicletas. Un vistazo a la forma en que su mano bronceada
acariciaba la nueva motocicleta cromada de su hermano más joven,
mientras evaluaba el costo de la reparación y se sentía atraída
instantáneamente por el chico agradable. No podía hacer que él o sus
manos salieran de su mente. La atracción se convirtió en mucho más
cuando se encontraron de nuevo en el campus universitario y ella supo
que estaba trabajando en un título de ingeniería. ¿Seguiría amándolo si
continuara siendo un mecánico de motocicletas? A ella le gustaba pensar
que sí. Una mejor pregunta se dio cuenta, era si él iba a seguir amándola
ahora que ya no era una estudiante de medicina, sino una atleta, que
pronto estaría viajando por todo el mundo sin él.
Pero Marseline Madson era diferente. Ella actuaba como una sofisticada
mujer de mundo más que su abuela, que había sido senadora durante
muchos años. Marseline vestía sin lugar a dudas con clase. Y parecía muy
poco probable que la rica abogada hubiera caído por el padre de Chris,
aunque obviamente se preocupaba mucho por él y su hija. Charleen
178

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

verbalizo parte de su observación, diciendo: —A Marsi realmente le gustas
tú y tu padre.
—Sí, —Chris respondió con una sonrisa sincera—, me gusta Marsi
también. Me gusta mucho. Ella es una buena amiga... mi mejor amiga.
Parecía que la intensidad era en ambos sentidos. —Bueno, es mejor que
hagas esa llamada antes de empezar a mezclar esta... mmm, mmm, mmm...
dulce fragancia de cereza y después vainilla, —sugirió Charleen.

* * *

Cansada y hambrienta, Marsi considero sus opciones de comida congelada
que quedaban en la nevera cuando su teléfono sonó musicalmente. No en
el estado de ánimo y con la esperanza de que no era una emergencia de un
cliente, respondió con un tono profesional, sin regalar nada. —¿Hola?
—¡Hola! Hola Marsi. —Alegría burbujeaba en la voz de Chris.
—Bueno, hola a ti también Chris, —sonrió Marsi, toda su actitud cambió
hacia la calidez y preocupación—. ¿Está todo bien? ¿Cómo está tu cabeza?
—Chris comenzó a responder tan rápido que tuvo que pedirle que redujera
la velocidad.
—Estoy emocionada, —explicó Chris—. Estoy muy emocionada. Charly me
quito hoy los puntos de sutura. Va ser una doctora algún día, ¿sabías eso?
—Sí, lo sabía. —Marsi sintió una pizca de incomodidad—. Tener un lugar
propio por primera vez es emocionante, ¿no es así?
—Sí, —Chris tomó una respiración lenta y profunda—, supongo que sí.

179

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Quiero invitarte a ti y a papá a cenar. Aquí... aquí con Charly y conmigo.
Si no tienes que trabajar en cosas esta noche, tal vez podrías venir. Tal vez
tú conducirías hasta aquí y traerías a papá. —Entonces se acordó de algo
más—. Y tengo algo para que tú y papá lean después de la cena, así que
debes venir también, Marsi.
—¿Algo para leer? Oh, ¿tu contrato de ligas menores con las Yankees
Alcott? —Marseline preguntó con creciente interés.
—Si eso es. Los papeles tienen demasiadas desconocidas y grandes
palabras. Eso es lo que es, el contrato.
—Me encantaría. —Marsi agradeció la invitación sin lugar a dudas—. ¿A
qué hora te gustaría que estemos allí?
—De inmediato, Marsi, de inmediato.
—¡No te olvides del borgoña! —su compañera de habitación grito desde la
cocina.
—Y no te olvides de traer una botella de borgoña, ¿de acuerdo? Es para
Charly, —añadió Chris.
—Está bien, —se rió Marsi, con ganas de verla. Chris se había recuperado
rápidamente de su lesión y se mudó con Charleen unos pocos días
después de haber sido dada de alta del hospital. Marsi no la había visto
desde hace más de una semana. Varias veces había llamado para hacer
planes para ver la película de la que le habló Chris pero o no estaba en
casa o el teléfono estaba ocupado. Chris ya no era tan accesible como lo
fue una vez—. ¿Debo llamar a tu padre? —la abogada le preguntó.
—No, lo haré, lo haré. Tú simplemente ven a Rover, —Chris instruyó—. El
asado está saliendo y las magdalenas van a estar muy pronto, —ella logro

180

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

detenerse de añadir la palabra 'junio'. Estaba emocionada y se recordó a sí
misma que debía calmarse o no sería capaz de comer.
Antes de una hora Marseline y Ron llegaron. Chris devoro a ambos con los
ojos, pensando que Marsi era la mujer más bonita del mundo, dio a su
padre un abrazo de bienvenida. Después Chris encabezó un breve
recorrido por el anticuado pero limpio y bastante cómodo apartamento, los
cuatro se sentaron alrededor de la mesa del comedor y disfrutaron de la
apetitosa comida. Incluso Ron estaba comiendo bien.
—Te ves bien papá, —dijo Chris. Su color ya no era pálido, sino un aspecto
rejuvenecedor de color rosa coronaba sus mejillas.
Sus ojos se arrugaron alegremente en las esquinas. Chris había
comenzado un nuevo viaje en la vida y creía que iba a ver a su hija jugar al
béisbol profesional. —¡Me has inspirado chica! —dijo con la más cálida de
las sonrisas—. Estás siguiendo los pasos de tu padre, y si no es demasiado
tarde, me gustaría ofrecer un brindis. —Él levantó su copa llena de vino
borgoña—. Brindo por la medicina experimental... y porque la buena
fortuna de todos nosotros continúe.
Charleen tintineo su copa con la suya. —Oh, nunca es demasiado tarde
para un brindis así, Sr. Alexander.
—Ron, —le recordó con un guiño—. No es demasiado tarde, siempre y
cuando el vino fluya, ¿eh? —se rió entre dientes.
—¿Qué buena fortuna, papá? —Chris quería saber, antes de brindar.
Mirando a Marsi, sacudió la cabeza y luego miró al otro lado de la mesa a
su increíble hija. —Tu buena fortuna. Tu nuevo trabajo, tu nuevo
apartamento con la señorita Charly aquí... y bien, mi amor... como le
estaba diciendo a Marsi en nuestro trayecto, el medicamento ha estado
ayudando después de todo... por fin. —Él sonrió cálidamente a Marsi,
181

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

entonces a su hija—. Me has enseñado una lección de perseverancia a la
antigua usanza... no darse por vencido demasiado pronto, no importa lo
que parezca, agregó cuando Chris se quedó perpleja.
Chris pensó que entendía, pero tenía que estar segura. —¿No estás
enfermo? ¡Papá! ¿Tú no estás enfermo más?
Su sonrisa se desvaneció, pero sus ojos azules todavía brillaban de
felicidad. —El medicamento me hizo sentir peor, pero ya no. Detuvo el
crecimiento del cáncer, incluso lo redujo algo. ¿Y adivina qué? —Contuvo
la respiración, esperando.
—¿Qué? —Chris preguntó, con los ojos abiertos.
—Los médicos me dicen que sólo podría mantenerse disminuyendo hasta
desaparecer. —Su rostro desgastado estaba lleno de fuerza—. Entonces yo
no estaría enfermo. —Él nunca había visto tan tranquila a su hija como lo
hizo entonces, y se echó a temblar de una emoción desconocida.
Chris se puso de pie y se dirigió a él, envolviendo los brazos alrededor de
sus

hombros

y

presionando

su

mejilla

contra

la

suya.

—¡Está

funcionando, papá! —Clamores de alivio se separaron de su garganta—.
Está funcionando.
Él apretó sus manos durante varios minutos mientras Marseline y Charly
vieron su intimidad sin avergonzarse, apreciando la grandeza de la
relación entre padre e hija y la alegría que la noticia trajo. Reuniéndose a
sí misma, Chris secó los ojos con el puño de su camisa blanca, de manga
larga y se dirigió a Marsi antes de recordar que no podía abrazar a su
amiga. Pero ella lo recordaba, y dejó que sus brazos colgaran a los lados en
lugar de envolver a la mujer que tanto adoraba. —Tenías razón sobre la
medicina. Bien como la lluvia en la medianoche, —ella dijo con sobriedad y
regresó a su asiento.

182

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

A Marseline le dolía ver la rapidez del cambio de Chris de estar llena de
alegría a estar inmovilizada. Sentía las emociones como las suyas, y tal vez
lo eran. ¿Cuánto tiempo pasaría antes de que ella pudiera estar con Chris
y no hacerle daño? —Sí lo era, —dijo, mirándose tan subyugada como
Chris—, gracias a tu padre y sus médicos. —De lo que Ron le dijo en el
coche, había tomado la decisión de vivir la tarde que Chris estaba en el
hospital. Ya no estaba dispuesto a dejar a su hija. Marsi entendía su
decisión muy bien y sus ojos siguieron todos los matices de la expresión en
los bellos ojos azules de Chris, su propio rostro era un espejo del tormento
de Chris.
Concentrándose en Ron, Charly levantó su copa de nuevo. —¡Eso es
maravilloso! Su programa de terapia debe ser algo bastante maravilloso.
Por la vida, —agregó, y los cuatro se aseguraron que sus copas se tocaran
antes de tomar la bebida—. ¿Qué medicamentos estás tomando?
—No puedo pronunciar cualquiera de eso, pero si estás interesada,
querida, llámame a casa y te deletreare las botellas, —ofreció—. ¿Vas a ser
una futura doctora?
—Sí, y también miembro de la liga menor, —Charly respondió en serio.
Ella era una mujer que amaba tanto al béisbol como a la medicina. No era
un gran problema.
—¡Ah! —Ron continuó con su acento pseudo-alemán—, Entonces estás
consiguiendo una última noche de llamada mi amiga.
El corazón de Chris se ilumino con la alegría de su padre. Sin embargo, su
estado de ánimo parecía estar cambiando más y más a menudo. Se sentía
como una adolescente de nuevo, todavía en la escuela. Tantas cosas
nuevas. Sin defensa, duras y complicadas.

183

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Gracias. —Charleen se dio cuenta de la buena voluntad de Ron y
mirando a la cara de Chris dijo—, ahora estoy empezando a entender por
qué juegas con el sonido de las palabras. —Ella le tendió la taza de puré de
patatas a Chris.
Fascinada, Marsi observó a Chris enrojecer avergonzada cuando la joven
respondió diciendo, —No quiero decirlo, Charly.
—Oh, no, yo no quise decir nada malo. Tus rimas son encantadoras, la
mayor parte del tiempo.
—¿Encantadoras? ¿Te refieres a agradablemente encantador o loca como
una margarita encantadora...? —Chris quería saber, tomando el plato de
comida de las manos más pequeñas de Charly—. ¿...Una locura como una
margarita perezosa?
—Agradablemente encantador, —respondió Charly y ambos Marsi y Ron
estaban satisfechos con la compañera de habitación de Chris—. Igual que
Tigger en la película que vimos ayer.
—No sé nada de eso, Charly, no lo sé. —Tigger no era real. A ella le
gustaba pero él era inventado. La gente se reía de las cosas que decía. A
veces las personas se reían de ella también. La forma en que hablaba la
hacía diferente y no siempre podía controlar las cosas que decía. Pero si a
Charly le parecía que estaba bien, entonces se alegraba—. Estas son
buenas patatas. Eres una buena cocinera. —Chris le sonrió bellamente a
Charleen, aunque sabía que Charly estaba siendo más amable con ella de
lo que debería ser. A ella le gusta Charly. Charly se había enfrentado por
ella cuando regresó a la práctica por la mañana en el campo, y Calli Rocco
fue la única que se burlaba de ella después de eso. La receptora rubia dijo
que lo sentía por golpearla, pero la culpaba al mismo tiempo. Y tenía
razón. Sabía que tenía que estar alerta todo el tiempo, sobre todo con ella.
Rocco le recordaba a Chris a un lobo. No iba a cogerla con la guardia baja.
184

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marseline observó a las mujeres jóvenes llevarse bien juntas, y mientras
esperaba que continuara, reconoció que estaba celosa. Había querido que
Chris tuviera amigos de su misma edad, pero ahora que estaba sucediendo
con Charleen Hampton, se dio cuenta que ella era innecesaria para Chris.
No era una visión agradable.
—Chris me dijo que su hijo se va a casar el próximo fin de semana, —dijo
Charly a Ron después de una pausa en la conversación llena con el suave
tintineo de sus utensilios de metal sobre la porcelana—. Debes estar muy
contento.
—Sí, lo estamos, —respondió, agradecido que las cosas estaban saliendo
tan bien después de temer que Chris tendría problemas con eso.
—Iba a casarme este otoño, —Charly les dijo.
—¿Qué pasó? —preguntó Marseline.
—Vamos aplazarlo hasta que esté lista para sentar cabeza, y unos pocos
años de jugar en la liga menor, probablemente lo hará. Eso es lo que mi
novio y yo esperamos, de todos modos. Bueno, —dijo con una risita
nerviosa— Keith… mi prometido en realidad espera que sea una
temporada, pero creo que van a ser, al menos, dos años, quizás tres.
—Es bueno no tener prisa. —Marsi sabía por qué se sentía aliviada, y no le
gustaba la parte de sí misma de donde venía el alivio.
—Pienso eso, —sonrió Charleen—. Me encanta Keith, pero me encantaba
el béisbol mucho antes de que me encontrara con él.
—A causa de Margaret Miller. Te encanta el béisbol, debido a ella,
¿verdad? —preguntó Chris.
—¿Debido a mi bisabuela?

185

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Uh Huh. —Chris se limpió la boca con una servilleta, recordando el
ejemplo de Marsi—. Ella era una jugadora de las All American Girls de la
liga de béisbol profesional por 8 grandes temporadas.
—Está bien. —Charlene sonrió ante la notable memoria de Chris para la
trivia de béisbol—. Lo era. Pero nunca la conocí. No, aprendí acerca del
béisbol de mi madre.
—Oh, —dijo Chris—. Y lo aprendí de ti, ¿no es así papá?
—Seguro que lo hiciste. Todo lo que sé, y algo más. —Él negó con la
cabeza—, Siempre y cuando mantengas tus ojos en la bola, juegas mejor
de lo que yo lo hice. Deben ser mil y una veces que nos hemos sentado en
el estadio de los Yankees, observando las mayores.
—No, eres tú papá. Eres un buen maestro... el mejor.
—Y tu una buena estudiante, Chris. Cuando se trata de algunas cosas,
eres la mejor.
—¿Cómo qué, papá? —quería saber, ya que él nunca le dijo eso antes.
Ron tomó una respiración profunda, comenzando a cansarse. Parecía ser
hace mucho tiempo desde que disfrutara de una comida con su hija. Él no
quería darlo por sentado de nuevo. Cosas tan simples como comer, y
sentirse casi sin dolor. —Velocidad, cariño, —tiró una pelota imaginaria
sobre su cabeza—. Y a veces es como se pudieras leer mi mente, cuando
lanzas en el terreno de juego algo que sabes no me esperaba.
—Tú me enseñaste eso papá, —su hija se rió y retiró sus mechones negros
brillantes de la frente con aire ausente, pero el pelo volvió a caer en su
lugar como si nunca hubiera sido perturbado—. Tú me enseñaste.

186

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No, —respondió Ron serio—. Tienes un sexto sentido... eres consciente
de las cosas que la mayoría de nosotros no somos. Como un pájaro sabe
cómo volar sin que nadie se lo diga.
—¿Acaso su madre no acaba de empujarlo fuera del nido? —Marseline
preguntó secamente.
—Sí, —Chris gruñó—. ¡Así es, Marsi, vuela o muere! —Los otros tres se
rieron, y Chris se sentía como Tigger—. Eso no es lo que siento cuando
lanzo, —ella dijo a la defensiva. Excepto quizás cuando le lanzaba a Rocco,
recordó.
—Lo siento, —dijo Ron—. Pero ellos no vuelan. Sólo toma mi palabra en
ello, Chris, eres buena.
Su compañera de cuarto asintió con la cabeza. Chris era una cátcher
natural en el montículo, también. La forma en que atrapaba la pelota
tantas veces sin apenas mover la parte superior de su cuerpo era extraña,
casi sobrenatural. Especialmente teniendo en cuenta la forma en que
Rocco le lanzaba a ella en el campo de práctica cuando Spengel no estaba
mirando. Algo iba a tener que hacer al respecto con Rocco-palo-de-golf si
ella no llegaba a comportarse más como una jugadora de equipo. —Tiene
razón, Chris. Me alegro de que estés en el equipo.
Marsi quería que Chris fuera feliz, y estaba lejos de estar convencida de
que su nueva carrera podría realmente proporcionar eso. Desde luego, no
podía proporcionarle seguridad. Ella tuvo que ser llevada al hospital en
una ambulancia su primer día. Pero desde luego volvió a su estado
normal, sana en este momento. Chris era dulce y honesta. Demasiado
guapa, si eso fuera posible. Realmente era un espectáculo para sus ojos
doloridos. —¿Eres feliz, Chris? —las palabras se deslizaron sin control
desde su corazón a su boca.

187

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris se volvió a Marsi, cuya mirada estaba buscándola, envolviéndola en
un calor invisible. La mujer más joven se quedó sin aliento por el
hormigueo en la boca del estómago. Estaba aprendiendo a asociar la
sensación abrumadora al estar cerca de Marseline. —Yo... yo lo soy. —Era
tan feliz como se esperaba que fuera—. Papá esta mejor, Davie es feliz... Yo
lo estoy haciendo bien, Marsi. ¿Y tú? ¿Eres Feliz?
Marseline no respondió. No sabía lo que estaba sintiendo, pero no era
felicidad. Fuera lo que fuera, tal vez era normal a su edad. Una crisis de
mediana edad, tal vez. —¿Estás emocionada por la boda de David? —
Pregunto cómo una distracción.
—Por supuesto. Pero no tan excitada como Davie, —ella sonrió—. Voy a ir
a la recepción, también, Marsi. Voy a todos los eventos de la boda.
—¿Lo harás —preguntó Ron. El único tipo de gente que le gustaba estaba
en un estadio de béisbol.
—Sí. Puedo manejarlo. No me importaba en la cena de recaudación de
fondos. Tengo que acostumbrarme a estar con más gente, —explicó.
Grandes ocasiones sociales creaban una gran cantidad de ansiedad en
ella, pero estaba decidida a ser como los demás adultos—. ¿Todavía
quieres que vaya a Seaborn después? Será más tarde, pero realmente
quiero ir contigo. Quiero, Marsi.
Marsi sabía que era arriesgado para ella y Chris estar solas juntas por un
fin de semana en Seaborn. Porque no podía negar la atracción que sentía,
no sería correcto. Si estuvieran solas durante dos días ella podría no ser
capaz de conquistar sus reacciones involuntarias a las miradas suaves y
amorosas de Chris. —Vamos todos de paseo el fin de semana, —sugirió—.
Puedo recoger a Charly alrededor de la una, luego los recogemos en la
recepción, —agregó esperanzadamente—. Podemos relajarnos en la playa
las tres. ¿Puedes venir? —preguntó, mirando a Ron.
188

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

—Creo

que

sí.

—Tenía

la

ayuda

Traducción: LeiAusten

de

un

asistente

personal

de

mantenimiento a tiempo parcial desde que Chris abandonara el edificio de
apartamentos—. Me gustaría ver tu casa en Seaborn y va a ser una buena
manera de relajarse después de la boda y todo. Gracias, Marsi.
—Yo sólo iba a quedarme en casa de todos modos, —respondió Charleen—
, así que no veo por qué no. —Su prometido estaría metido trabajando en
la tienda de motocicletas, y se había llevado su coche después de prometer
fijar el carburador ese fin de semana.
—Bien, entonces está arreglado, —dijo Marsi con satisfacción, si no
felicidad—. Todos iremos a Seaborn.

189

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

QUINCE

—Hay

mucha

nerviosamente

gente

aquí

papá,

—Chris

susurró

a

Ron.

Frotó

su mano por el hombro de su vestido entubado con

chaqueta—. Un montón. —La boda formal era un motivo de alegría, pero la
hermana del novio se sentía incómoda sentada al lado de su padre. Ella
quería ver a Davie casarse y su amor por su hermano le ayudaba a
soportar la incomodidad de estar allí.
Varios cientos de personas llenaban St. Michaels, junto con plantas muy
verdes y blancos arcos de cintas adornando los pasillos. Cuando las
puertas se cerraron con firmeza contra un marco de piedra dura en la gran
iglesia, el sonido anuncio que la boda estaba a punto de comenzar.
Ron puso su brazo, más fuerte de lo que era hace unas semanas,
alrededor de sus hombros. —Sé que lo parece mi amor, pero todos ellos
han sido invitados, al igual que nosotros. Imagínate que esto es un estadio
de béisbol, —sugirió, sabiendo que estaba acostumbrada a los estadios—.
Pertenecen aquí como si todos los boletos hubieran sido comprados. Cada
uno de ellos. Susan y sus padres tienen un gran grupo de amigos. —Una
empresa internacional de bienes raíces conocería a un número mayor de
personas que alguien que da clases de baile una vez a la semana. Él sabía
que esta boda sería enorme, y sólo esperaba que su hijo fuera lo
suficientemente maduro para manejar los cambios que su matrimonio con
Susan traería. Él apretó el hombro de su hija, susurrando con orgullo
paternal que le gustaba su vestido azul.
—Sí, —Chris arrastro las palabras—. Está bien. Es una buena cosa que
hay espacio para nosotros también, papá ¿verdad?

190

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Él sonrió y la abrazó de nuevo. Ella era encantadora. A pesar de que esta
celebración no se trataba de Chris, estaba orgulloso de ella. Se estaba
enfrentando a nuevos desafíos con coraje. Sin decir una palabra, sino por
quién ella era y en quien se estaba convirtiendo. Su hija lo motivó a vivir
más tiempo en este mundo.
Él estaba ganando hoy en día una nuera, que era una maravilla. Hace
mucho tiempo acepto la probabilidad de que nunca tendría un yerno. No
importaba, siempre y cuando él supiera que Chris iba a estar bien. Ella lo
haría, la certeza de esto se estaba convirtiendo en una parte de él ahora.
Era más independiente cada día. Había salido de su apartamento.
Marseline ayudaría a Chris a velar por sus asuntos si no era capaz de
hacerlo. Y su hija iba a vivir de jugar a la pelota, al menos por un tiempo.
Nunca nos imaginamos que nuestro chico se casaría con alguien de bienes
raíces y nuestra chica sería una jugadora de béisbol, en silencio se dirigió a
su esposa. Divertido, cómo suceden las cosas, ¿eh?
—Estás pensando en mamá, —Chris se dio cuenta—. Estás pensando en
ella, ¿no es así?, —susurró.
—Sí, lo estoy. Ella es feliz hoy. Muy feliz.
—Estoy feliz también, porque Davie es feliz. —Una mirada interrogante
cruzó por sus rasgos—. ¿Por qué la gente se casa? —Chris nunca quiso
preguntar, hasta ahora—. ¿Por qué te casaste tú y mamá?
—Bueno querida, nos enamoramos...
—Conozco esa parte, ya sé esa parte. —Sabía que él quería a su madre, y
David amaba a Susan. Y cuando alguien amaba, querían vivir con ellos—.
Pero, ¿por qué te casaste? ¿Porque querías niños?
—Queríamos niños y los tuvimos, a ti y a David.

191

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Y eso es todo? ¿Es por eso?
—Esa no es la única razón por la que me casé con tu madre. —Una vez
más una mirada lejana se apoderó de su rostro. Él vio a la madre de Chris
el día de su boda, una visión preciosa demasiado dulce para expresarse
con palabras. Ella era demasiado buena para este mundo, y por eso Dios
se la llevo temprano—. Sólo quería estar con ella. Todos los días, desde el
día en que nos conocimos, eso es lo que quería. —Todavía era lo que
quería—. Tenía que compartir mi vida con ella. Yo sabía en mi corazón,
que era la única para mí, con niños o sin ellos. —Miró a los ojos azul claro
de su hija—. Tú y tu hermano fueron un gran bono.
—Ella está en tu corazón, —dijo Chris, y él asintió con la cabeza—. Y
tenías que casarte, papá ¿verdad?
—Sí, —reconoció—. Yo le di mi corazón y todavía le pertenece. Siempre lo
hará.
—¿Y es por eso? ¿Es por eso que Davie y Susan se van a casar? ¿Se dieron
sus corazones el uno al otro?
—Seguro que se ve como eso, —susurró.
La madre de Susan fue acompañada a tomar asiento en la primera fila.
Entonces el ministro, David y su padrino entraron desde un lado para
pararse al frente, de cara a la parte de atrás de la iglesia con tal
inconfundible anticipación que Chris quedó atrapada en ella también. Su
corazón latía en su pecho cuando la procesión comenzó.
Fue una marcha tradicional de boda… con los testigos vestidos con
corbata blanca y traje negro de cola larga llegando por el pasillo, seguidos
de las damas de honor en seda amarilla con mangas abombadas en el
hombro, al estilo de Shakespeare. La niña de las flores alegremente
arrojaba pétalos de rosas detrás de las damas de honor mientras que un
192

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

niño pequeño, caminaba con cuidado a su lado, llevando un anillo en una
almohada elegante.
La música cambió, haciéndose más pronunciada con la melodía ‗Here
Comes The Bride17’, y después de una gran pausa Susan finalmente entró
del brazo de su padre por el pasillo.
Susan era una hermosa novia, sonrojándose bajo el velo que fue levantado
brevemente mientras su padre le daba un beso, y luego anuncio a todos
que él era el que daba a Susan en matrimonio. Cuando se sentó al lado de
su esposa, toda la atención se centró en la novia y el novio.
En el temor, Chris les observó. Davie era moreno y apuesto y Susan
parecía un ángel de blanco.
Ron lloro en silencio junto a Chris. Se dio cuenta de que muchas otras
personas estaban sollozando y secándose los ojos. Los adultos lloraban en
las bodas. Pero no lloró. Parecía que fuera hace mucho tiempo que le
prometiera a Marsi que no estaría triste de que él se iba a casar. Pero lo
recordaba ahora como si acabara de pasar, y no estaba triste en este
momento.
La voz de Davie sonaba graciosa, repitiendo las palabras después del
ministro, diciendo que él la amaría, valoraría y protegería hasta que la
muerte los separara. Davie estaba sudando cuando puso el anillo en el
dedo de Susan, Chris se dio cuenta, y pensó que debía estar más nervioso
que nadie. A continuación, el ministro dijo que estaban casados. Su
hermano levantó el velo de su esposa y besó a Susan, al igual que las
personas hacían en la televisión. Igual que ella había besado a Marsi.
Chris contuvo la respiración hasta que David y Susan caminaron por el
pasillo juntos, los dos sonriendo en todas partes que veían. David hizo un
guiño a Ron y Chris cuando los pasó, y Chris comprendió que Susan y
17

Here Comes The Bride: Aquí viene la novia

193

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

David estaban más unidos de lo que eran antes. El ministro había dicho
que los dos se convirtieron en uno. Por eso la gente se casaba, para poder
convertirse en uno para el resto de sus vidas.
Chris y Ron habían tomado un taxi a la iglesia, pero recogieron sus
maletas desde el cuarto de atrás y se dirigieron a la recepción en la finca
de los padres de Susan en Centerport con el padrino, Jeff que practicó el
brindis de boda una docena de veces a lo largo del camino.
—¿Qué tal este?, —preguntó—: Por David y Susan, porque siempre
recuerden las tres frases más importantes en un matrimonio, ‗Te amo‘,
‗eres tan hermosa‘, y ‗por favor, perdóname‘.
Ron rió. —¿Siendo un joven soltero, como se te ocurrió eso?
—Mi padre lo sugirió, —respondió en serio.
—Recuerdo lo que mi suegro, dijo... después de casarme con su hija, —dijo
Ron con una mirada lejana en sus ojos azules desvaídos—. Un buen
matrimonio requiere enamorarse muchas veces, siempre de la misma
persona. ‗Mira, y hazlo‘, me dijo. —Los ojos de Ron se nublaron con el
recuerdo y el pensamiento subyacente que había tenido la suerte de
casarse con alguien tan fácil de enamorarse, una y otra vez. Todos estos
años después de su muerte, todavía no se sentía separado de ella. Chris se
inclinó hacia delante para poner una mano en el hombro de su padre. Él
sonrió en respuesta y le acarició la mano, volviéndose hacia ella sentada
en el asiento trasero—. Tu madre está sonriendo, Chris.
—¿Qué hay de éste?, —Jeff intentó de nuevo—: Salud para ti, riqueza para
ti, y lo mejor que la vida puede darte. Y que la fortuna todavía sea amable
contigo, la felicidad verdadera y la vida sea larga y... buena contigo... es el
brindis de todos tus amigos para ti.

194

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Está bien, —Chris decidió—. Pero se te olvidó decir amor. La palabra
amor. Esa es una palabra muy importante. El amor es importante, verdad
papá.
—Chris, —dijo Ron—, un brindis de boda puede ser casi cualquier cosa
que desees. Pero ahora el matrimonio en sí mismo debe ser sobre crecer
juntos y sí, el amor... siempre el amor.
—¿Cuál sería tu brindis de boda para ellos? —el padrino le preguntó a
Chris. Había asistido a la escuela secundaria con David y convivido el
tiempo suficiente con Chris para saber que tenía una manera de convertir
en ocasiones una frase en algo memorable—. ¿Qué? dime.
Chris cerró los ojos y pensó en su hermano y Susan. Pensó en una mamá
que conocía de los recuerdos de su padre y pensó en Marsi, que se volvía
más bonita cada vez que la miraba. Marsi. El pensamiento de ella, su
nombre, hizo a Chris sentirse impresionante. Ella levantó una copa
imaginaria para hacer un brindis. —Por Davie y Susan... —Chris
comenzó—, Son uno, por lo que siempre recuerden lo fuerte que son.
Juntos. Pero si es así, si tienen miedo en algún momento, recuerden, y no
se olviden, de abrazarse. Recuerden que son uno, y abrásense todos los
días. —Una sonrisa nostálgica se había formado en sus labios, pero
desapareció poco después de que su padre capto su atención—. Eso es lo
que diría a Davie y Susan… ellos no están solos. Que no están más solos,
que están casados hasta los huesos, —terminó—. ¿Verdad? papá
Ron vio la expresión de anhelo. ¿Chris se sentía abandonada? —Seguimos
siendo una familia, amor, incluso si ya no estamos viviendo juntos.
Chris asintió. Echaba de menos a su padre y a su hermano. Ella añoraba
vivir con ellos y tener a Marsi cerca como solía ser.

195

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¡Hey! ¡Eso es Chris!, —dijo Jeff—. ¿Me prestas tu brindis? Es muy
bueno.
—Sí, claro, —Chris respondió al padrino, con sus ojos azules cabizbajos—.
Yo no lo necesito.
Después de llegar a Centerport y felicitar a los recién casados, bebieron
varios brindis durante el extravagante almuerzo. La pareja recibió muchos
buenos deseos para su luna de miel en Hawai y el resto de sus vidas. Pero
el brindis que se llevó la mayor aprobación fue el que ofreciera el padrino –
el que Chris le sugirió. Ron todavía no podía olvidar la mirada melancólica
que había visto en el rostro de Chris. Esto retorno… una triste, melancolía
mientras ella observaba a Davie y Susan bailar juntos en el bien recortado
césped verde obscuro de la lujosa finca, mientras que una banda en vivo
tocaba Danny's Song18. La cantante le recordaba a Ann Murray. La canción
y el baile eran preciosos, incluso si la letra, sobre unos amantes amándose
a pesar de su falta de dinero, no encajaba en la escena.
Un poco más tarde Ron intercambiaba champán burbujeante por agua fría
y observó a sus hijos mayores bailar juntos. Incluso mientras sonreían y
reían, comenzó a darse cuenta de que una parte profunda de Chris se
sentía sola. Había hecho preguntas sobre el amor y el matrimonio. ¿Se
sentía sola?, le parecía. Algo faltaba en su vida y no podía ayudar a su
propio corazón de fracturarse a causa de eso. Ahora se daba cuenta de que
había temido que esto mismo le ocurriera a su hija.
A ella le agradaba su compañera de habitación y había dicho que quería
ser jugadora de béisbol, pero tal vez pensaba en tener más, pensaba en
casarse y tener hijos, y creía que no era posible para ella. Por supuesto
que lo pensaría. David estaba casado ahora, y su compañera de cuarto
estaba comprometida. Sería un pensamiento natural. Pero nunca había
18

Danny's Song: La canción de Danny

196

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

mostrado ningún interés en el amor o en las citas. Nunca se había
enamorado como una adolescente o un adulto. Eso era algo que le había
preocupado años atrás, a causa de su apariencia. Él le enseñó a boxear
por esa misma razón.
Era atractiva y sería vulnerable a un chico que mostrara interés, si a ella le
gustaba. Pero ni siquiera parecía tener curiosidad por nada de eso hasta
hoy. Un inquilino mayor había tratado de maltratarla una vez y ella lo
puso en su lugar, pero eso era todo. Nunca le hizo preguntas después de
que él le había dado la charla de los pájaros y las abejas y nunca había
demostrado estar interesada cuando se hizo mayor. Sin embargo, ¿Qué fue
lo que vio en el rostro de su hija? Chris tenía la necesidad de una persona
especial para ella después de todo.
A lo largo del resto de la recepción observaba a Chris con una perspectiva
reflexiva, y modificada, aprovechando la oportunidad para aflojar su
corbata y el cuello un poco más, cada vez que tomaba una bebida. Si
sentía la necesidad de alguien especial, entonces tal vez ella fuera capaz de
ser una esposa con el hombre adecuado. Tendría que ser un hombre muy
especial, sin embargo, un hombre que fuera gentil y no se intimidara por
su habilidad mecánica, su afición por el béisbol y por vestir vaqueros o se
decepcionara que su belleza e inteligencia no eran claramente iguales. Un
hombre que amara Chris y viera la maravillosa persona que era.
La idea de Chris teniendo la responsabilidad de los niños era algo extraña,
y él no podía imaginarlo, aunque con el marido correcto, un niño o dos
podrían estar bien. Era sólo que Chris misma era todavía como una niña
en algunos aspectos. La había visto madurar desde que conociera a Marsi
pero ella siempre sería lenta para comprender tantas cosas que la mayoría
de los adultos daban por hechas, si es que las entendía en absoluto. Sus
hijos dejarían de hacerle preguntas y empezar a explicarle cosas antes de
entrar en la escuela secundaria. ¿Sería justo para los niños? No podía
197

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

responder a eso, no porque él no lo supiera, sino porque se dio cuenta de
que no era su pregunta para responder.
Chris se dejó caer en una silla junto a él y lo invitó a bailar. Cuando se
negó suavemente se sorprendió. —Estás muy tranquilo papá. —Le
preocupaba que estuviera enfermando de nuevo, pero vio que su color era
bueno—. ¿Qué pasa? ¿No te sientes bien para llevar?
—Estoy bien cariño, pero hay un montón de otras personas con las que
podrías bailar, —él asintió con la cabeza hacia un grupo de personas de
pie en la piscina—. Vi a algunos de esos jóvenes preguntarte.
—Sí, —dijo lentamente—. Bailé con Jeff, pero él es el único. El único y sólo
él. No quiero a nadie más. A nadie más, a menos que seas tú, papá. —Ella
no conocía a nadie más allí.
—¿Qué pasa si Jeff pregunta de nuevo? —él quería saber. Jeff era de la
edad adecuada, tenía un buen trabajo y era un buen hombre.
—No, —dijo con firmeza—. Sólo tú, —tiró de su mano—. Vamos papá, es el
día de la boda de Davie. Vamos a bailar. Tú y yo. Sólo tú y yo. —Incapaz de
resistirse a su sonrisa, aceptó su invitación y se unió a los juerguistas
bailando bajo el dosel en el césped. Bailaron fluidamente, como antiguos
compañeros, mientras que la cantante interpretaba dulcemente una
melodía.
—¿Te has divertido Chris? —Le preguntó.
—Hmmm, —tarareó—. No está mal. Está bien, pero espero que Marsi
venga muy pronto, papá. —Cuando hablo de Marsi todo su rostro se
iluminó.

198

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sí, —respondió él, con ganas de quitarse su traje tanto como él
imaginaba a Chris esperaba con interés ponerse una camisa y pantalones
vaqueros. Miró su reloj—. Estará aquí pronto, son casi las dos.
—Bien. Eso es bueno, —ella respiró profundamente, cerrando los ojos
mientras se apartaba el pelo largo y negro de sus hombros y continuaba
bailando con facilidad con él.
Marsi era una persona importante en la vida de su hija. Hasta que conoció
a Charleen recientemente, Marsi era su única amiga. De repente, Ron
creyó entender. Era Marsi quien había tomado un interés en Chris y le
animaba a crecer más allá de lo que él pensaba que era posible para ella.
David y Susan sugirieron una vez que Marsi utilizaba a Chris para favores
sexuales, pero él sabía que no era cierto. Fue su condenable, imaginación
equivocada, se acordó de la tarde en Fanelli y alisó el pelo oscuro de Chris
con su mano. Ella le sonrió cálidamente. Estaba agradecido de que a
Marseline le importara, era atenta y amable con Chris. Ella era una mujer
maravillosa. Claro, Chris era diferente en estos días, y Marsi tenía algo que
ver con eso, pero era una buena diferencia. Ella era como una hermana
mayor para Chris, y no precisamente la figura materna que había
imaginado antes de que se conocieran. Pero ¿qué pensaba Chris?
La canción terminó y la banda comenzó a tocar una canción lenta. Él tiró
suavemente a su hija en sus brazos y apoyó su mejilla fácilmente en el
hombro, lo que provocó fuertes sentimientos de proteccionismo en él junto
con un torrente de recuerdos.
Después de que naciera Chris, él y su esposa leyeron un libro que
explicaba el desarrollo del niño y las etapas que las niñas a menudo
pasaban. Su esposa le habló de una maestra de la que tuvo un
enamoramiento cuando tenía trece años de edad. La conversación lo había
sorprendido lo suficiente como para recordarlo. El apenas podía recordar
199

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

haber tenido trece años, y mucho menos tener un flechazo a esa edad.
Pero podría explicar los cambios del estado de ánimo de Chris y sus
preguntas. ¿Su hija pensaba en Marsi tan sólo como una amiga, o estaba
experimentando su primer amor? Si fuera un flechazo, ¿cómo reaccionaría
Marseline si lo supiera?
No creía que su amistad terminaría. Marseline se ocuparía de Chris, y la
desalentaría con bastante facilidad. Tal vez un capricho temporal con
alguien como ella era lo que Chris necesitaba para hacer algunos cambios.
Si Marsi tenía la paciencia suficiente, Chris lo superaría. Las cosas
estaban cambiando rápidamente para su hija en estos días, y pronto
estaría viajando con el equipo. Los sentimientos de su hija seguirían
cambiando a lo largo de su vida. Él esperaba que su amistad con
Marseline Madson perdurara. A Ron le agradaba la mujer, y ella no parecía
tener amigos fuera de su profesión. Chris ofrecía a Marseline el tipo de
relación sencilla que probablemente necesitaba. A mitad de la canción el
padrino tocó el hombro libre de Ron.
—¿Te importa si interrumpo señor? —preguntó Jeff.
—¿Qué dices Chris? —preguntó Ron.
—Está bien, —respondió ella, y el padrino tomo el lugar de Ron, tomando a
Chris en sus brazos. Ron estaba seguro de que vio un signo revelador de
interés en los ojos del joven, cuando aterrizaran en su hija. No hubiera
prestado atención a una cosa tal a esta hora. El mundo parecía más
colorido, más lleno de posibilidades y le habló a su esposa en silencio,
diciéndole la noticia de que su hija iba a tener a alguien especial en su
vida algún día.
Chris se alegró cuando vio a Marsi y Charleen observándola desde más
allá de los árboles. —Disculpa. Tengo que irme. —Ella se separó del

200

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

padrino—. Me voy ahora, Jeff, —dijo alegremente y corrió a buscar a su
padre para que pudieran despedirse de Davie y Susan.

* * *

Inicialmente, el viaje a Seaborn había sido ocupado por la conversación
acerca de la boda, con Charleen preguntando por los pequeños detalles
que Chris y su padre tenían poca dificultad para recordar. Luego, el tema
fue las nuevas gafas de conducción de Marsi ‗bifocales‘, admitió ella, pero
pronto se convirtieron en un grupo más relajado de viajeros, gozando de
los cambios en el paisaje mientras se sentaban en el Continental de lujo de
Marseline.
—¡Mira, papá! ¡Mira Charlie! —Cuando Marsi condujo el Bentley y se
acercó a la casa, Chris señaló—. Es la casa de Marsi. ¿No es algo?, —dijo.
Ron silbó en su sorpresa mientras Charleen estuvo de acuerdo con Chris.
Contagiada por el entusiasmo en la declaración de Chris, Marsi rió.
—Parece como si amaras Seaborn tanto como yo, —y sin pensarlo se
inclinó para darle un toque ligero a Chris en el brazo. Chris capturó su
mano debajo de la palma de la mano y la apretó contra sí misma, la
emoción de la carne caliente contra la carne caliente afecto a las dos.
Marseline, sólo consciente de su propia sensación, fue sorprendida por el
impacto del simple apretón suave antes de que Chris dejara ir su mano.
—Creo que yo también lo amo, —dijo Chris con una intensidad inusual,
mientras el mundo se convertía en encantador alrededor de Marsi—. El
aire huele bien y se siente bien. Me gustaría que el aire fuera como aquí en
todas partes, —Chris continuó, rompiendo en una sonrisa sensacional. Su
encanto estaba consumiendo a Marseline, que podría fácilmente perderse
201

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

en el camino de la miraba imposiblemente clara, de sus ojos azules.
Esperaba que los pasajeros en la parte trasera, y especialmente Chris
sentada a su lado, no pudieran oír el ruido sordo de su ridículo corazón.
Sus sentimientos no tenían nada que ver con la razón, y pasarían. Al
menos ellos no se harían más fuertes. No podía permitirlo. Recogió su
cabello de los hombros sobre su blusa de lino de cuello cuadrado,
mientras miraba a lo lejos.
Por supuesto Marseline sabía que la gente bailaba en las recepciones de
bodas, pero había estado completamente desprevenida para verla bailando
en los brazos de un hombre desconocido. Chris poseía una belleza no
forzada mientras bailaba sobre el césped con una gracia sin pretensiones.
Se veían bien juntos y parecían estar disfrutando el uno del otro pensó que
querrían seguir bailando. Pero Chris lo dejó inmediatamente cuando la vio
a ella y a Charleen esperando. El alivio que Marsi experimentó la asombró.
Los celos eran una cosa terrible, y algo que estaba haciendo un esfuerzo
consciente por superar. Alégrate que ella sea feliz, se recordó. Ella va a
encontrar a alguien... tal vez el joven con el que bailaba hoy, o alguien que
vaya a conocer al otro lado del mundo. Pasará. Y cuando lo haga, voy a ser
muy feliz por ella.
Al ver el amor que brillaba en los ojos de su hija mientras miraba a Marsi
hizo

a

Ron

sentirse

triste,

y

sin

embargo,

extraordinariamente

esperanzado. Sí, Chris iba a llevarse una decepción. Marseline no podía
perderse el significado de esa expresión por mucho tiempo. Tienes que
pasar por esto sola ahora cariño, pero encontrarás al más adecuado, quería
tranquilizarla. Está esperando en alguna parte. ¿Debería tener una charla
con Marseline durante el fin de semana? Se preguntó si ayudaría.
Una vez fuera del coche, Chris estaba ansiosa por mostrarle a su padre las
cosas que ella y Marsi habían hecho para remodelar la casa, y eso es
exactamente lo que hizo mientras Marseline le daba a Charly su elección
202

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

de camas no coincidentes en la habitación que iba a compartir con Chris.
Media hora más tarde, Ron recordó a su hija que tenían que cambiarse su
indumentaria de la boda.
—¡Oh sí! —Chris se rió de sí misma—. Lo siento, papá. Lo siento. Me dejé
llevar, ¿verdad?
—Has hecho un buen trabajo aquí, y no te culpo un poco cariño, pero
tengo que salir de este traje de mono o voy a explotar, —bromeó con
exageración—. Y probablemente debería tomar una pequeña siesta. ¿De
acuerdo, Chris?
—Está bien, papá, está bien. Sígueme, árbitro, —le instruyó. Ella lo llevó
de regreso a la habitación de invitados, y luego subió a cambiarse.
Charleen encontró una cómoda sala de estar en la terraza del patio trasero
y estaba tomando el sol cuando Chris le preguntó dónde se encontraba
Marsi. —Está en su habitación, creo. Ella pensó que todos tomaríamos un
descanso, para después cenar en un restaurante en la playa.
—O podríamos comer aquí. —A Chris le gustaba la bien organizada y gran
cocina de la casa de campo. Y había una parrilla para barbacoa en el
sótano que quería utilizar—. Somos buenas cocineras, ¿verdad?
—Sí, pero somos cocineras de vacaciones, y Marsi va a invitar. —El
ambiente de la casa y sus alrededores era relajante y Charleen estaba
disfrutando el modo vago en que se encontraba—. Despiértame en una
hora. Tendremos tiempo para hacer algo de práctica de lanzamiento antes
de la cena. Tal vez tu papá se una a nosotras.
—Está bien Charly, pero yo sabría cocinar. Podría, Charly. Voy a
preguntarle a Marsi, —dijo—. Voy a preguntarle si podemos tener una
barbacoa. —Dejando a su amiga a punto de dormirse en el sol de la tarde,
se dirigió hacia el interior y subió las escaleras de nuevo, de dos en dos.
203

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Determinada a no tener más reacciones caprichosos hacia Chris,
Marseline se estaba tomando unos minutos para fortificarse a sí misma
iniciando un nuevo capítulo en Cuarenta y más fácil, un libro que su
psiquiatra le recomendara para ayudarla a hacer ‗oportunos, y necesarios
ajustes‘. Con una sonrisa irónica recordó que en realidad se estremeció
cuando le preguntó si la compra de un costoso automóvil deportivo rojo la
curaría con mayor rapidez. El libro, tal vez, era mejor y más barato que
una sesión con él, pero tal vez él tenía razón en algunas cosas.
Sugirió que su relación con Chris representaba una forma fácil para que
ella recuperara su infancia perdida, mientras evitaba las etapas del duelo
que eran una parte normal de la adaptación a la mediana edad.
Especialmente para los solteros y sin hijos… alguien como ella. El meollo
fue que, su relación con Chris no era fácil. Ya no.
Le parecía que debía haberse pasado toda su vida quedándose atascada en
la negación, en duelo por la pérdida de su inocencia, pero ya no estaba
entumecida. Sus sentimientos y su vida misma parecían haber sido
incoloros, vacíos hasta que conoció a Chris. Incluso su carrera. Ella era
una abogada con una cabeza para los negocios... pero sin un corazón, fría
y distante. ‗La dama de Hierro’. Eso era lo que la llamaban, y lo sabía. Pero
no había nada distante sobre sus sentimientos por Christine Alexander.
Un golpe en la puerta la saco de su meditación.
—Adelante, —dio la bienvenida, poniendo el libro de autoayuda sobre la
mesita de noche.
Chris entró en la habitación y se sentó en el borde de la cama. —Gracias
por invitarnos, Marsi, —le sonrió.
—Gracias por venir, —le devolvió la sonrisa, tomando sus gafas y
colocándolas junto a su libro—. Me agrada compartir Seaborn con gente

204

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

que me gusta. —Disfrutaba especialmente cuando Chris se quedaba con
ella, pero la atracción lo había vuelto complejo y se presentaba peligroso.
—¿Lo haces? —Chris preguntó, su mirada fija en el rostro de Marsi
mientras la mujer mayor asentía en la confirmación.
—Lo hago.
—Pero te gusta vivir sola. Me dijiste eso, también. ¿Te gusta tenernos aquí
más que estar sola? —Chris quería muchísimo saberlo.
Cuan hermosa se veía Chris en sus pantalones vaqueros favoritos y una
camisa blanca, pensó Marsi. Su largo pelo negro parecía único, y hacía
juego con sus sorprendentes ojos azules y su mandíbula curva. Marseline
se aclaró la garganta, haciendo como si no estuviera afectada por su
cercanía. —Me gustan las dos, Chris. —Se movió en la cama, levantando la
cabeza del soporte sólido de un grupo de almohadas y se incorporó. Pero la
mirada de Chris viajó lentamente por su cuerpo y de repente Marsi se
preguntó si su blusa transparente y shorts eran una mala elección para
hoy, sintiéndose que revelaba demasiado a la joven mujer. Su corazón se
aceleró, y sus mejillas se encendieron sin su permiso.
La respuesta de Marsi confundió a Chris porque no parecía ser en
absoluto una respuesta. No lo entendía, pero rápidamente decidió dejarlo
ir. Ella dejaba una gran cantidad de cosas deslizarse porque era mejor que
estar frustrada. —¿Estabas tomando una siesta? —Preguntó.
—No, estaba leyendo.
No veía el maletín de Marsi en cualquier lugar. —¿Cosas del trabajo? —
sentía curiosidad. Marsi siempre leía los papeles de trabajo en su
habitación en Seaborn.
—No, un libro, —respondió Marsi.

205

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Éste? —Chris preguntó, alargó la mano y cogió el libro.
—Sí, —dijo Marsi—, ese uno, —sorprendida por su vergüenza adicional
cuando Chris leyó el título, después la cubierta interior.
—Desearía tener cuarenta, —los ojos azules de Chris la miraban con
anhelo indecible.
—Oh no, Chris, —Marsi respondió y tomó el libro de sus manos—. Tendrás
la oportunidad de tener mi edad lo suficientemente pronto, —dijo y se
levantó, ya no siendo capaz de soportar estar tan cerca de ella en la
cama—. Tu vida acaba de comenzar.
Ella abrió las puertas de la terraza y una brisa fresca entró en su
habitación, haciendo que su cabello se agitara sin cesar alrededor de sus
hombros. Se dirigió a la terraza, tomando una respiración profunda antes
de permanecer en la barandilla. Miró a lo largo de los árboles más allá del
océano. El llamado de las gaviotas atrajo su atención, mientras varias
aterrizaron en el césped. Sí, la vida de Chris estaba comenzando, mientras
la de ella parecía más pequeña de lo que fue hace un año. Se dio una
sacudida mental, odiando sentir lástima de sí misma. Tenía mucho que
agradecer.
—¿Eres feliz, Marsi? —le preguntó Chris. Su amiga no había respondido a
esa pregunta la última vez que estuvieron juntas, y no parecía feliz ahora.
Algo andaba mal. Ella cerró la distancia entre ambas, deteniéndose tan
cerca que Marseline sintió su calidez… el calor de su cuerpo fuerte.
Chris tomó tiernamente su mano en la suya mientras estaba parada junto
a ella. Marsi alzó la vista y el corazón le dio un vuelco nuevamente, al ver
los ojos de Chris brillando con lágrimas contenidas. —¿Lo eres? —Chris
volvió a preguntar—. Necesito saber. —La mano que sostenía con tanta

206

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ternura se levantó hacia la mejilla de Chris—. Porque te amo, Marsi. Te
amo y necesito saberlo.
Sólo había una respuesta. Ella había hecho suficiente daño a Chris. —Sí,
—dijo, adolorida—. Estoy feliz. —Quitó su mano de la mejilla cálida Chris y
se apartó—. Y yo también te amo Chris. Somos buenas amigas, ¿no es así?
—Sí, —respondió ella, pero todavía sentía que algo no estaba bien. Se
quedaron en silencio hasta que Chris recordó por qué había venido a la
habitación de Marsi—. Bueno, me preguntaba si podía usar la parrilla
para barbacoa para cocinar la cena. ¿Podría, Marsi?
—¿Quieres hacer eso? —Marsi se reunió a sí misma, aliviada por el cambio
de tema y se dirigió a su tocador, sentándose frente al espejo—. Pensé que
iríamos a comer en uno de los restaurantes en la playa esta noche.
—Papá esta algo cansado después de la boda. ¿No nos podemos quedar
aquí?
—Está bien, pero voy a ayudar en la cocina, —dijo, usando un broche
verde-enjoyado para arreglar su cabello en una cola de caballo, luego,
comenzó a retocar su maquillaje. Mirando en el espejo a la figura de pie
detrás de ella, cogió a Chris observándola con una expresión de asombro
en una cara aún más abierta de lo habitual. Con el corazón palpitante,
luchó con la noción de que ambas estaban atrapadas en una especie de
dilema trágico. Pero lo estaban, se dio cuenta, incluso antes de que se
conocieran.
Echaba de menos la forma en que solía ser, cuando había burlas y se
divertían, antes de que fueran tan físicamente conscientes una de la otra.
—Dime lo que vamos a necesitar del mercado y voy a hacer que lo
entreguen, ¿qué te parece? —le preguntó a su amiga enamorada.

207

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Bien, —Chris sonrió finalmente—, eso es bueno. Me gusta estar aquí
contigo... Más que estar con Charly. —Se volvió ligeramente—. Me gusta
más que nada. —Marsi se volvió hacia Chris y cuando sus ojos
encontraron a la joven mujer alta no podía pensar en otra cosa, pero en
que siempre querría estar con Marsi—. Quiero estar contigo todo el tiempo,
—dijo con voz ronca. Marseline no sabía cómo responder a la declaración
pues temía que hacía juego con su propio deseo.
—Está bien, —dijo Chris finalmente, mirando hacia abajo—. Bueno, creo
que voy a hacer una lista de las cosas. —Ella salió precipitadamente de la
habitación

y

Marsi

continuo

sentada

durante

varios

minutos,

preguntándose qué podría haber dicho. Sin una respuesta, volvió para
terminar su lectura, sabiendo que no era del todo feliz, y por primera vez
no había sido honesta con Chris.

* * *

Ron y Marsi hicieron la mayor parte de la cocina de la noche, mientras que
Chris y Charleen se lanzaban la una a la otra. Después de comer
hamburguesas y patatas fritas con salsa, Chris y Charleen convencieron a
Ron y a Marsi de unirse a ellas. Chris incluso encontró un viejo bate de
béisbol en el sótano, y se turnaban para lanzar y batear, incluso corrieron
las bases hechas de cojines de los muebles al aire libre cubiertos de vinilo.
Las mujeres jóvenes eran suaves y Ron se mantuvo firme. Incluso Marsi
estaba teniendo cierto éxito en el juego, pero cuando se encontró a la
espera de que Chris realizara un lanzamiento, se acordó del accidente de
Chris y no podía golpear la bola. Al percibir el problema, Chris se acercó a
ella y le dijo que no tuviera miedo. —Mantengo la vista en la pelota todo el
208

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

tiempo, Marsi, todo el tiempo. No me puedes hacer daño, lo prometo, —
dijo. Pero para Marsi, la diversión se había ido.
—No puedo jugar más, —le dijo a Chris—. Además, se hace de noche. No
es seguro.
Chris miró al cielo. —¡Oh! Es una hermosa puesta de sol, Marsi. ¡Mira! —
dio instrucciones a los otros dos. Chris quería sentarse y poner sus brazos
alrededor de Marsi mientras todos observaban los diferentes tonos de
rosas iridiscentes, naranjas y morados en la puesta de sol sobre el océano.
Lo más que pudo hacer fue convencer a Marsi de sentarse a su lado
durante unos minutos antes de que la mujer mayor se levantara y
declarara que iba a limpiar.
Después de que todo, se lavara y fuera puesto de nuevo en su lugar, se
reunieron en la sala de estar, Ron y Marsi consumían café mientras que
Chris bebía de su cerveza Foster favorita y le decía a Charleen que probara
la cerveza australiana. Nadie se sorprendió cuando Charleen hizo más
preguntas sobre la boda. —Y ¿a dónde van de luna de miel?
—A Hawái, ¿verdad? papá —preguntó Chris.
—Eso es correcto. A la gran isla por dos semanas. David va a tener mucho
que hacer en la universidad cuando vuelvan, —respondió Ron.
—¿Cómo es qué tantas personas lloraron en la boda? —Preguntó Chris—.
No creí que fuera triste. Tenías razón, Marsi. —Marsi estaba generalmente
en lo correcto sobre las cosas—. No había nada por lo que estar triste.
—Lloré un poco, —admitió Ron—. Me quedé pensando en tu madre, y que
nuestro hijo se casaba. Las cosas nunca serán las mismas. Davie ahora
pertenece a Susan y su familia. —Miró a Chris—, quiero decir que sigue
siendo nuestro, pero es más de ellos ahora, —dijo, como si se disculpara.

209

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Pero yo estaba feliz por ellos también. Van a construir sus propias vidas
juntos, ¿sabes?
—Creo que la mayoría de la gente llora en las bodas porque son felices, —
ofreció Marsi, y Charleen estuvo de acuerdo con ella.
—Es por eso que mi familia va a estar llorando, —dijo Charleen—. En este
momento se preguntan si alguna vez va pasar.
—¿La gente llora porque son felices? —Chris preguntó, desconcertada.
—¡Oh sí! —Marseline respondió. Esperó hasta que Chris estuviera
mirándola antes de sonreír, y agregar—: Espero que un día estés tan feliz
que eso te haga llorar, Chris. —Marsi sostuvo la mirada de Chris durante
mucho tiempo, mientras que Ron y Charleen observaban expectantes, a
pesar de que no sabían lo que estaban esperando. Chris sabía, de alguna
manera ella sabía, que Marseline nunca había llorado porque fuera feliz.
Todas las fotografías de la casa le dijeron que Marsi nunca había hecho
eso. Aún no—. Espero que tú también, Marsi, —dijo—, Espero que ambas
lo hagamos. —Miró a Charleen—. ¿Alguna vez lo has hecho, Charly?
Charleen corrió sus delgados dedos por su corto cabello color rojo, segura
de que lo había hecho, simplemente no podía recordar cuándo. —La última
vez que lloré, era porque me estaba riendo demasiado fuerte. También me
hice pis encima. ¿Eso cuenta? —preguntó, mirando esperanzadamente a
los demás.
—No. —Marseline dijo y el resto estuvo de acuerdo. Chris tomo una
almohada decorativa y se desplomó en su asiento, riendo.
—¡Oye! —Chris dijo con entusiasmo, dirigiéndose a Ron—. Si haces el
juego de las sombras con las manos conmigo papá, podemos mostrarles la
boda completa. ¿Quieres?

210

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Hacía mucho tiempo que no habían hecho sombras con las manos juntos.
No desde que había enfermado. Ron examinó la habitación, tomando nota
de la mejor pared para usar. —Está bien, cariño, si a Marsi y a Charly no
les importa, vamos a tratar de entretener a las damas. —A Las damas no
les importaba y tenían curiosidad, así que Ron instruyó a las mujeres de
adónde mover los muebles, y luego le pidió a Marsi que apagara todas las
luces excepto la que estaba al lado de él y Chris.
Cuando la habitación se oscureció, Marsi y Charleen se sentaron detrás de
ellos y esperaron mientras Chris expuso la bombilla de luz restante al
eliminar la pantalla de la lámpara. Entonces Chris y Ron ajustaron la
distancia de sus manos en la pared con la lámpara hasta que las sombras
de las imágenes que reflejaran en la pared eran claras. Ron coloco una
mano en la parte superior de la otra y ajusto los dedos y los nudillos hasta
que la sombra de sus manos hizo en la pared una imagen de un hombre
con una nariz grande, una mandíbula alargada y una cabeza llena de
cabello.
—¡Bill Clinton! —Charleen adivinó.
—¡Oh! —Marseline tuvo que admitir la sombra tenía un notable parecido
con el perfil del presidente y se sorprendió.
Chris golpeó el hombro de Ron a la ligera. —No estaba en la boda, —Chris
reprendió a Ron, estando a su izquierda. Comenzó a tararear la marcha
nupcial, indicando a la audiencia que participara. Luego se llevó ambas
manos al lado de la otra con las palmas de sus manos y los dedos
apuntando hacia arriba y movió sus manos hacia la izquierda al tiempo
que sus dedos iban hacia adelante y hacia atrás en una forma de
movimiento de onda que simulaba los testigos y las damas de honor
caminando por el pasillo.

211

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Los testigos, y las damas de honor, —anunció Ron. Marseline y Charleen
aplaudieron.
Después, Ron arrancó algunas flores colocadas en la mesa de café, inclinó
la mano izquierda y cruzó los dedos, manteniéndolos entre la luz y la
pared para crear una imagen. Chris anunció —La niña de las flores, —y
luego arrojó pétalos de flores hacia el público.
—Cuidado, allí, —rió Marsi—. No olvides que sé cómo demandar y no
tengo miedo de utilizarlo.
Entonces Ron utilizo ambas manos para hacer otra figura. —Viejo,
poniendo los ojos... —Chris anunció—. Él es el ministro, ¿correcto, papá?
—Preguntó.
—Nadie más, —respondió—. Es una boda, así que mantengan la marcha
nupcial niñas, —les recordó a Marsi y Charly que retomaron el tarareo.
Chris tomó el centro de atención y creo una sombra que podría haber sido
una novia y eso fue lo que Ron declaró: —Susan. —Con la otra mano
formó otra figura con una nariz y la barbilla más pronunciada y una
cabeza plana—. David, —anunció Chris a su padre. Chris trajo a la novia y
al novio juntos para estar delante del ministro de Ron, y Ron decidió
improvisar—. Detengan la música ya. Bueno ahora. Ejem... Queridos
hermanos, estamos reunidos...
—No lo hagas demasiado largo papá, —Chris advirtió—, mis dedos tienen
calambres.
—¿Qué? No a los dedos de mi pitcher favorita, —su padre fingió terror—.
Está bien. Amados, bla, bla, bla... ¿El novio, prometes recordar las tres
frases más importantes en un matrimonio, ‗Te amo, eres tan hermosa, y
por favor, perdóname‘. —Sonriendo diabólicamente, Ron hizo un guiño a
su audiencia.
212

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris rió con las demás, y luego dijo —¡Cálmate! —antes de convertirse en
seria nuevamente—. Lo hago, —Chris murmuró con una voz profunda, y
temblorosa.
—Respuesta correcta, —el ministro de Ron rodó los ojos y dio su
aprobación—. ¿Y la novia, prometes recordar que no estás sola, sino que
tú y el novio son uno?... Y abrazarse todos los días, sobre todo si alguna
vez tienes miedo... y también, el novio
Marseline reprimió un jadeo mientras que Charly se enderezó para captar
la pequeña obra agradable.
—Lo hago, —Chris respondió en una voz aguda, luego agregó— Lo hago, —
de nuevo, en voz baja y temblorosa.
—Más respuestas correctas, —la sombra del ministro dio su aprobación de
nuevo—. Eso es bueno. Entonces yo declaro que los dos no están solos.
No, están casados hasta los huesos, —concluyó.
La novia y el novio se besaron, mientras que el ministro puso los ojos otra
vez y luego desaparecieron. —El fin, —dijo Chris, ella y su padre hicieron
una reverencia mientras Marsi y Charleen vitorearon y aplaudieron.
—Oh, Chris... Ron, —dijo Marseline asombrada—, nunca he visto algo así
antes. Fue adorable. —Miró a Chris—. Simplemente encantador.
—Mejor que una cinta de vídeo, —Charleen acordó.
—Gracias chicas, —dijo Ron—. Pero ahora saben que solo somos un par
de actores histriónicos, Chris y su viejo. —Chris abrazó a su padre y
comenzó a poner la habitación en orden, recogiendo los pétalos de flores
en el suelo.
—La boda no era así, —Chris tenía que decir—. Sin embargo, fue un poco
como eso.
213

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Cuando Ron estaba a punto de poner la pantalla a la lámpara, Marsi le
pidió que le mostrara cómo hacer la sombra de Bill Clinton. —Nunca se
sabe cuándo una habilidad como esa podría ser útil en una reunión, —se
rió en silencio ante la idea.
—Me encantaría, pero estoy agotado. Chris sabe cómo hacer a Bill sin
embargo, —dijo—. Ella puede enseñártelo. —Cuando Marsi declinó esa
oferta, su sospecha de que Marseline sabía que Chris estaba encaprichada
con ella creció. Parecía nerviosa cada vez que ella y Chris estaban
físicamente cerca. Se sentía incómoda con Chris. Le gustaría poder hacerle
saber que no tenía que preocuparse. Su hija superaría su amor platónico.
Más tarde esa noche, unos golpes en la puerta de la casa despertaron a
todos. Ron fue el primero en saludar al prometido de Charleen, y el
primero en tratar de explicarle que Charly no estaba siendo infiel.
—¡Keith! —gritó Charleen—. ¿Qué ocurre? ¿No recibiste mi mensaje?
—Recibí tu mensaje, es por eso que estoy aquí, Charleen. —Él nunca la
llamaba Charleen a menos que estuviera enojado.
—¿Qué? —Charly se acercó a Keith mientras que el resto se alejaba un
poco más—. ¿No está bien que yo pase un fin de semana con mi
compañera de cuarto y su padre? ¿No confías en mí más que eso? —Keith
empezó a dudar de la razón de su cólera.
—El mensaje solo decía que te ibas de fin de semana, y dabas esta
dirección, —dijo con menos ira y un poco a la defensiva—. ¿Qué se supone
que debía pensar?
—Se supone que tienes que confiar en mí, Keith, —dijo Charly con un tono
plano de decepción—. Y ese no es el mensaje que pensé que te había
dejado. Llamé a la tienda y le dije a Randy que te hiciera saber a dónde
iba, cómo iba estar aquí, cuando y con quien me dirigía. —La pareja
214

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

comprometida continuó hablando mientras Marsi, Chris y Ron fueron a la
cocina y compartieron un surtido de bebidas, desde el té hasta la leche con
chocolate. Después de un tiempo Charly y Keith se unieron a ellos.
Avergonzado, el joven mecánico se disculpó.
—Cuando Charly pospuso nuestra boda, bueno, supongo que me sacudió
más de lo que quería admitir. Siento haber perturbado a todos tan tarde,
—su cabeza rubia se hundió un poco—. Adiós, —dijo y se habría ido si
Marsi no lo hubiera detenido.
—Espera Keith, —pidió Marseline—. Es tarde. Si a Charly no le importa,
¿por qué no pasas la noche?... —Miró a Charly y levantó las cejas—.
...podemos poner una cama en la habitación de Ron, —añadió, poniendo
fin a cualquier otra posible noción.
—Eso suena perfecto para mí, —dijo Charleen—. Gracias Marsi.
—De nada. —Marseline enderezó las arrugas invisibles de su bata que
cubría su camisón de seda—. Simplemente no me llames una mojigata, —
sonrió—. Pasada de moda, pero no una vieja mojigata.
—¿Qué es una mojigata, Marsi? —Chris quería saber, lista para volver a la
cama, pero no queriendo ser la primera en hacerlo.
—Mojigata, —Marsi explicó—, es una persona, por lo general una mujer,
que está demasiado preocupada por hacer lo correcto.
—Eres una mojigata, Marsi, —Chris dijo con tristeza—: Creo que lo eres. —
Todos, incluyendo a Keith rieron, y Chris se sentía como Tigger una vez
más. Se estaban riendo de ella o era gracioso que Marsi fuera una
mojigata, se preguntó. Ella no pensó que fuera divertido.

* * *
215

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Al día siguiente Charleen convenció a Keith de quedarse en Seaborn para
el día. Su novia se comprometió a regresar con él a la ciudad por la noche
si estaba de acuerdo en pasar la tarde en la playa con ellos. A pesar de que
iba a faltar al trabajo, se merecía el tiempo libre, por lo que aceptó la
invitación para relajarse bajo el sol con su chica y sus inusuales amigos.
Después de que Chris y su padre jugaron a capturar la bola al amanecer,
la primera parte del día se dedicó a trabajar en el patio iluminado. Ron
insistió en ayudar, y para media mañana, cuando los otros se preparaban
para ir a la playa, el deseaba una tarde pacífica y tranquila, descansando
dentro de la casa.
Así que fueron sólo Marsi y Chris, Charly y Keith, quienes prepararon un
almuerzo y montaron en bicicleta a la espléndida playa de Seaborn. Las
dos jóvenes jugadoras y Keith empezaron a construir un castillo de arena
mientras Marseline se limitó a apoyarse contra una roca ligeramente
amortiguada por su toalla de playa, leyendo su libro. Al mediodía
compartieron un almuerzo de bocadillos y manzanas, luego, Charleen y
Keith tomaron sus toallas de playa y se alejaron a un lugar más apartado
de la playa.
Chris volvió a la construcción del castillo de arena y Marsi a su libro. Pero
era básicamente un libro aburrido y, finalmente, Marseline estaba viendo
más a Chris trabajar de lo que estaba leyendo.
Chris lleno con arena húmeda el lugar con esmero, y la mirada de
concentración que venía regularmente a través de sus características
fascino a Marseline. Pantalones vaqueros cortados y la camiseta de
tirantes azul mostraban a la perfección los músculos tonificados
moviéndose bajo su suave piel. Isabelle De Santi había descrito a Chris
como poesía en movimiento. Ella era decididamente eso y más.
216

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris captó a Marsi mirándola y sonrió, luego se levantó para conseguir
un cubo de agua de mar. Por la playa vio a Charly y a su prometido
salpicándose entre sí en las olas, su compañera de cuarto se rió cuando
logró esquivar el intento de Keith para abordarla. Chris volvió a su castillo,
pero no podía dejar de mirar a los amantes de vez en cuando, mientras se
turnaban persiguiéndose uno al otro, luego se tendieron en la playa.
Marsi vio lo que atrajo la atención de Chris, y causó que apareciera una
mirada anhelante en su cara, cuando Charly se puso a horcajadas sobre
las caderas de su prometido para darle un masaje en la espalda. Para
distraer a Chris, y tal vez a sí misma también, Marseline le propuso ir a
nadar.
—El agua no podía estar demasiado fría, ¿verdad? —Marsi lo esperaba,
colocando el libro en su bolsa de playa, se enderezo para quitarse los
capris y su blusa de algodón. Su traje de baño en jade verde de una sola
pieza se mantuvo, abrazando su figura muy bien sin hacerla sentir
demasiado expuesta.
Todavía doblada por la cintura, mientras guardaba la ropa en un
compartimento de su bolso, Marsi vio los pies desnudos de Chris y sabía
que esperaba a su lado. Piernas largas y bien formadas dieron paso a la
parte inferior de un bikini negro, un abdomen dulcemente musculosos y a
la parte superior del bikini bien llena. Finalmente Marseline se encontró
con los ojos azules felices y deseosos que la miraban con aprobación. Chris
le parecía más alta que nunca, y más una belleza clásica que cualquier
estatua griega.
—Te ves impresionante, —Chris le dijo suavemente.
—Gracias, —respondió Marsi igual de suave—. Lo haces también, Chris. —
Sin pensar, Marseline aceptó la mano que Chris le ofrecía y caminaron por
la cálida arena que se hundía ligeramente con cada paso hasta que se
217

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

convirtió en húmeda, y luego mojada. Antes de que ella supiera lo que
venía, Chris la salpicó y ella gritó ante el choque del agua fría cayendo
sobre ella.
—¡Ah! Eso está muy frío, Chris. No deberías haber hecho eso, —dijo Marsi
en el filo de la verdadera indignación, antes de salpicarla de regreso. Pero
ella no podía competir con la mujer más joven, que la levantó en sus
brazos y la llevó dentro del agua mientras Marseline gritaba— ¡no!
—No, no Nanette. No se puede ir a nadar sin mojarse, —dijo a la mujer en
sus brazos.
—¡Chris! —Marseline se esforzó por escapar, pero cuando el agua se elevó
desde su cintura hasta su pecho envolvió sus brazos con fuerza alrededor
del cuello de Chris. Los largos brazos la sostuvieron. El cuerpo de Chris
era cálido y una cálida mano presionaba suavemente contra la parte baja
de la espalda de Marsi, sosteniéndola en su lugar. Su otra mano ahuecaba
la parte posterior de su cabeza, presionando hasta que el lado de su cara
descansaba contra la mejilla de Chris.
—Te tengo, —Chris le dijo al oído, y poco a poco comenzó a acariciar su
espalda. Marsi se estremeció, pero no de frío—. No tengas miedo, —la voz
de Chris estaba entrecortada—, por favor, no tengas miedo.
En la playa, Keith amasaba los músculos de la espalda y los hombros de
Charleen. Y ella nombraba cada uno cuando manipulaba su cuerpo, y él
sabía que podía nombrarlos hasta dormida, como cualquier buen
estudiante de medicina debería. Bajó las manos. —Redondo mayor... no
pares... ohhm infraespinoso, dorsal ancho... uhm... Hey. —Los ojos medio
cerrados, se levantaron con curiosidad—. ¿Porque te detuviste? —preguntó
en un tono somnoliento.

218

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Los ojos de su prometido estaban muy abiertos y su boca colgaba
estúpidamente.
—¿Qué...?, —Charly comenzó a preguntar qué le pasaba, cuando ella
siguió su línea de visión, y vio a Chris y Marseline hombro y pecho
sumergidas en el océano, encerradas en un abrazo y besándose con
pasión—. Whoa-ho, —pronunció ella, completamente despierta.
—¿Miraste eso? —Keith exclamó finalmente, incapaz de apartar los ojos.
Charleen tiró de él hacia abajo sobre la manta a su lado de modo que
ambos estaban sobre sus espaldas.
—No es educado mirar, —dijo.
—¿Sabías acerca de ellas?
—No, —le respondió, cerrando los ojos.
—¿Y bien?
—¿Y bien qué? —Ella preguntó.
—¿No te parece que es... raro?
Al abrir los ojos, volvió la cabeza para mirarlo.
—Es decir, que son lesbianas, Charly, —sonaba exasperado.
—Sí. Así como lo es tu hermano.
—Randy es gay, no lesbiana.
—Es gay, mi compañera de cuarto es gay, lo que sea. No necesitan nuestro
juicio. —Se inclinó y le dio un beso en la nariz—. Somos lo que somos, —
suspiró, dándose cuenta de que probablemente no debería pensar en Chris
como su hermana pequeña a partir de ahora. Se obligó a dejar de
preguntarse qué estaban haciendo ahí fuera en el agua. A pesar del
219

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

pequeño discurso que le diera a su prometido, se preguntó si Chris
realmente entendía lo que estaba haciendo. Después se rió.
—¿Ahora qué? —preguntó Keith.
—Me he dado cuenta de que soy la mojigata, no Marsi.
Marsi sintió la sensación embriagadora de unos labios húmedos y firmes
contra su cuello, devoradores y urgentes, luego exploratorios y ligeros
como un susurro. Los besos de Chris cantaban por sus venas hasta que
sus propios labios se separaron, emitiendo un gemido que la sorprendió
cuando lo oyó. —¡No! —Con el corazón locamente acelerado y respirando
con dificultad, tiró de la melena de pelo oscuro debajo de su barbilla,
dejando a Chris al nivel de sus ojos—. No podemos, —ella se quejó en voz
ronca, irreconocible como la suya.
Sintiéndose embriagada de deseo, Chris le suplicó con la mirada y dijo, —
no lo sientas, Marsi. —Ella se inclinó para capturar la boca de Marsi
nuevamente, pero Marsi la detuvo.
—No podemos, Chris, —repitió.
—Podemos, —Chris persistió hasta que Marsi se retiró completamente de
ella—. Bueno, yo puedo. Puedo Marsi. —Chris se deslizó rápidamente bajo
el agua, y luego salió a la superficie sacudiéndose el agua de la cara.
Pequeñas perlas colgaban de las largas y oscuras pestañas que
enmarcaban sus ojos claros e intensos—. ¿Me tienes miedo? —preguntó
despacio.
—No entiendes... —Marseline comenzó e hizo el intento de tocarla, pero
Chris la interrumpió de repente.
—¡Yo no! Sé que no lo hago. —Chris sabía que no entendía, y ese era el
problema—. Está bien, —dijo tratando de mantener la calma sin lograrlo—

220

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

. Dijiste que eres demasiado mayor y esas cosas. Eso es lo que piensas. Así
que no puedes. Y sientes que nos hayamos besado. Está bien, Marsi. Pero
nunca lo lamentare. Nunca, —dijo, y nadó alejándose, pateando con fuerza
contra el agua hasta que llegó a la orilla. Se puso las ropas secas sin
molestarse en usar su toalla en primer lugar, luego se subió a su bicicleta
y se dirigió a la casa de campo.
Cuando Charly y Keith continuaron mirando inocentemente hacia el cielo,
la pequeña abogada no tenía ninguna duda de que la pareja comprometida
escuchó la mayor parte del discurso de despedida de Chris.
Dolía, indeciblemente, cuando Chris sugirió a su padre permanecer con
Marsi en Seaborn para el resto del fin de semana, mientras que ella cogía
un viaje a casa con Charly y Keith. Pero lo que más le dolía era la
explicación de Ron para el comportamiento cambiante de su hija. No sabía
lo que pasó, pero se dio cuenta que había habido algún tipo de
enfrentamiento entre Chris y su amiga.
—Es un flechazo el que tiene, Marsi. Estoy seguro de que lo has intuido.
Un enamoramiento adolescente. Es una etapa que mi chica está pasando.
Lo superará, —trató de ser tranquilizador—. No lo tomes a pecho. Antes de
que te des cuenta ella estará en otra cosa. Ya sabes muchas cosas son
nuevas para ella últimamente. —Él ayudó a Marseline a construir un fuego
en la sala de estar, mientras que su anfitriona en ocasiones parecía
perdida en sus pensamientos—. Por favor, se paciente con ella, y las cosas
saldrán, ya lo verás. Ella no es por lo general grosera. Es una buena chica,
pero ya sabes eso. Simplemente es difícil, su hermano se casó y todo.
Marsi se sentaba a su lado y se quedó mirando las llamas que oscilaban
en una noche que parecía fría para los dos.
—¿Todavía quieres ver a Bill Clinton? —preguntó finalmente.

221

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi sonrió ligeramente. —Sí. Ahora sería un momento tan bueno como
cualquier otro. —Pero la imagen de Chris saliendo sin mirar hacia atrás
fue la que se quedó con ella esa noche.

222

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

DIECISEIS

—Te sentirías mejor si hablaras de ello, —le dijo Charly con dulzura.
—No puedo, —Chris respondió en un tono apagado, y se volvió para
regresar a su dormitorio con su taza de café. Su compañera de cuarto la
detuvo suavemente poniendo una mano en su brazo.
—¿No puedes o no quieres? —le preguntó. Chris se encogió de hombros,
negándose a mirarla mientras cepillaba con sus largos dedos su pelo negro
distraídamente. Charleen no dejaría a su compañera de equipo fuera del
gancho—. No voy a fingir más contigo, Chris... Vi a Marsi y a ti besándose,
y escuche lo que dijiste en la playa. —Contuvo el aliento, sabiendo que
estaba pisando territorio desconocido—. ¿Todavía estás enojada?
Habían pasado días desde que regresaran de Seaborn y Chris no era la
misma. Su habitual sonrisa fácil estaba ausente y pasaba su tiempo en su
habitación o en la caja de bateo, cuando no estaban en el campo de
entrenamiento. Ya no comían juntas y se preguntaba si Chris estaba
comiendo. Charleen estaba preocupada.
Chris apretó la mandíbula y se encontró con la mirada de su compañera
de cuarto, con sus tristes ojos azules. —No estoy enojada, no lo estoy. Yo
sólo... no sabía que algo podría lastimar tan... tan fuerte... como esto, —
apretó por un momento los labios con desagrado antes de levantar la
barbilla y tomar una profunda respiración—. Lo siento Charly. Siento que
me vieras besar a Marsi, pero no siento haberla besado. —Ella cerró los
ojos—. No puedo... no puedo hablar al respecto. —Cuando volvió a abrir
los ojos, estaban llorosos y Charly tomó su mano, dándole tiempo para
dejar que la emoción abrumadora fuera menos intensa.

223

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Lo que vi fue a dos mujeres besándose, —Charly dijo en voz baja—.
Chris, ¿eres lesbiana?
—¿Qué es eso? —la joven alta se veía desconcertada.
—¿Nunca has oído la palabra ‗lesbiana‘ antes? —Charleen estaba
asombrada.
—No, —respondió, sentada en la mesa de la cocina para beber el café
negro—. No lo creo. ¿Qué es una lesbiana, Charly?
—Hmm. —¿Por dónde empezar? Charleen se preguntó—. Bueno... una
lesbiana es una mujer que ama a otras mujeres, uhm... que ama a otras
mujeres sexualmente.
—¿Quieres decir el tipo de amor de un matrimonio? —Los ojos de Chris se
convirtieron en agudos y evaluadores.
—Sí. Alguien que es lesbiana siente ese tipo de amor por otras mujeres, no
por los hombres, —respondió la ex estudiante de medicina.
—Me casaría con Marsi si pudiera, ¿es eso? Ella es una mujer. —La
curiosidad invalidó la renuencia de Chris para hablar—. Sólo Marsi sin
embargo, no otras mujeres —explicó seriamente con el ceño fruncido
cuando Charleen sonrió. Luego Charly rió con humor cuando no pudo
contenerse más por la aclaración de Chris. Transcurrieron más que unos
pocos segundos para que la joven de pelo rojo pudiera calmarse.
—Lo siento. No me estoy riendo de ti, Chris, —dijo—. Sólo te veías tan
linda cuando dijiste eso. —Pero Chris se veía muy triste ahora, y toda la
alegría huyó del corazón de Charleen—. Lo siento.
—Bien. Está bien. Pero no quiero a nadie más, —Chris continuó—. Nunca
quise besar a nadie antes Charly, no antes de que besara a Marsi. Me
lastima estar con ella y... y no abrazarla o besarla. Me duele mucho.
224

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Sintiendo como si Chris fuera su hermana, Charly puso sus brazos
alrededor de ella. —¿Y no puedes porque Marsi cree que es demasiado
mayor para ti?
—Eso es lo que dice. Creo que Marsi no quiere amar a nadie así...
especialmente no a alguien como yo. ¿Soy una lesbiana? —Ella se apartó
del contacto para hacer frente a Charly directamente—. ¿Soy una lesbiana
si sólo quiero a una persona... a una mujer así, Charly?
—¿Qué opinas, Chris?
—Soy lesbiana. —Añadió patéticamente—, soy lesbiana pero Marsi no lo
es.
—¿Qué te hace pensar que no lo es? —Seguro que parecía que la abogada
estaba en el mismo barco de amor con Chris en ese gran océano azul el
pasado fin de semana.
—Estuvo casada, —explicó Chris celosamente—. Se casó con un hombre
una vez.
Charly se inclinó hacia delante. —Pero ella no permaneció casada,
¿verdad?
—No, —la mujer de cabello oscuro sacudió la cabeza con un suspiro—. Sé
que no lo hizo. Pero amaba a un hombre. Y nunca me besó primero ni
nada. Me dijo que parase, sin embargo. Y me dijo que no entendía por qué
no podíamos besarnos. Pero lo entiendo. Ves, Charly, —Chris volvió las
dos fuertes palmas de sus manos hacia arriba en un gesto de rendición—,
Lo entiendo. Lo hago, ahora. Marsi no es lesbiana. Ella no me puede amar
como yo la amo. No con el tipo de amor de un matrimonio, porque no soy
un hombre. —Ella se encogió de hombros—. Entiendo eso. No soy
inteligente, pero lo entiendo.

225

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Creo que las dos necesitan hablar, Chris.
—¡No! —dijo con firmeza—. De ninguna manera, José. No quiero que
Marsi... sienta lástima por mí. —Chris negó con la cabeza—. Mira, es
mejor así. Pensé una vez... pensé que era mejor verla y no tocarla a no
verla en absoluto. He intentado eso, Charly. Ya lo he intentado, y no puedo
hacerlo. —Era demasiado. Se puso de pie, se metió el dorso de la blanca
camiseta aún más en sus pantalones vaqueros y buscó en el bolsillo
delantero izquierdo las llaves—. Voy a ir a golpear algunas pelotas, —dijo y
se fue sin terminar su café.
Poco después Charly escuchó el ruido sordo de un motor de motocicleta
desvaneciéndose en el fondo cuando sonó el teléfono. Pensó que sería
Keith, por lo que se sorprendió al escuchar la voz de la propia persona de
la que ella y Chris habían estado hablando.
—Hola,

Charleen

—El

tono

que

Marsi

estaba

utilizando

era

inconfundiblemente profesional. Marseline había dejado de llamar a Chris
todo el tiempo que pudo soportar—. ¿Cómo estás?
—Estoy preocupada por Chris, —Charly respondió con honestidad.
—¿Ha pasado algo? —la fachada fría de Marsi se tornó en alarma.
—Nada de lo que no sepas ya, excepto quizás que Chris no está comiendo
bien y no es feliz de que no seas lesbiana.
Hubo silencio durante varios segundos. —¿Dijo eso? —la abogada
preguntó sin aliento.
—Cuando le sugerí que las dos necesitaban hablar, dijo no, que ahora
entiende que no eres lesbiana y no quiere que sientas lástima por ella.
—¡Querido Dios! —Marsi gimió de dolor—. Por favor, dime, ¿está ahí?

226

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No, acaba de irse a la caja de bateo. —Charly vaciló, luego siguió
adelante—. ¿Eres lesbiana?
—Yo... no lo sé. Por favor, ¿dónde se encuentra la caja de bateo?
—Sportsworld, en la tercera, —dijo Charly, y luego añadió con pesar—,
pero ella realmente no quiere verte, Marsi.
—Necesito explicarle…
—Sé que no quieres oír esto, pero dijo que ya te has explicado, y que es
demasiado doloroso para ella estar a tu alrededor. —Oyó la respiración
trabajosa de la abogada y se preguntó por qué una mujer de su edad, en la
cima de su profesión, no podía hacer frente a la situación de mejor
manera, sin ni siquiera saber su propia orientación sexual.
—Mira, ¿por qué no le das un poco de tiempo?
—Parece que no tengo otra opción, —su voz sonaba entre lágrimas.
—Charly... su padre dijo que ha desarrollado un flechazo... y que ella va a
superarlo.
—Me imagino que eso es lo que le gustaría creer. ¿Es lo que quieres creer?
—Yo…. —Marseline estaba desgarrada—. Sí, —dijo finalmente—. Sí lo es.
—Entonces dale tiempo para superar los sentimientos que tiene por ti. No
la puedes ayudar con esto.
—No, supongo que no. —Ni siquiera podía ayudarse a sí misma. Se sentía
tan sola, tenía que ser aún peor para Chris en este momento—. Pero, por
favor, le dirías que llame para desearle lo mejor, y para decir que lo siento.
—Haré eso, Marsi. Cuida de ti misma.
—Gracias. Gracias... Adiós, Charly.
227

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Adiós.
El silencio que quedara era insoportable, por lo que Charly puso su CD
favorito de Alison Krauss, Forget About It19, y comenzó a buscar su bandeja
para magdalenas. Chris no sería capaz de resistirse a sus magdalenas
cuando regresara. Mientras cantaba la letra de la primera canción, empezó
a cocinar.
Dónde has estado mi amigo perdido hace mucho tiempo, es bueno verte de
nuevo, Ven y siéntate por un rato, he echado de menos tu sonrisa... hoy es
el último adiós. El tiempo no puede borrar el abrazo de un amante. Puedes
oír la llamada, un nuevo día amanece ardiendo en deseos de encontrarte.
El estado de ánimo abatido provocado por la relación de Chris y Marsi se
arraigó más.
El amor que tomaste lejos de mi corazón y yo he estado aquí todo el tiempo.
Haz lo que tus ojos fracasaron en encontrar, llevándose mi visión
desvaneciéndola en el tiempo. Pero navegaste lejos, muy lejos un día de
verano porque has oído la llamada de un nuevo día amanecer, ardiendo en
deseos de encontrarte.
Hay una manera de hacer que te quedes. Cariño no rechaces. No dudes de
tu corazón y nos mantengas separados. Quédate... Estoy justo donde te
encuentras... Quédate.
Antes del final, se preguntó si no debería ocultar el cd de Chris, y
enviárselo por correo urgente a Marsi o simplemente olvidarse de él y
pasar la noche con su prometido. Después de colocar el molde en el horno
llamo a Keith.
—Hola bebé, ¿qué haces? Estudiando... sólo quería decir que te amo.

19

Forget About It: Olvídalo

228

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

* * *

—Es una oportunidad, chicas, —la voz enérgica y elevada de Spengel llegó
a cada miembro del equipo en el banquillo—. Un gira de exhibición de seis
semanas en cinco países. La financiación y los arreglos se hicieron, gracias
a las conexiones de Isabelle De Santi.
Aplausos emocionados estallaron espontáneamente de las mujeres. La
fornida entrenadora rió, algo que ninguna de ellas la había visto hacer
antes. Era extraño, pero se sumó a la emoción.
Ella hizo un gesto con las manos y se calmaron. —En dos semanas
estaremos en México, luego Australia, Japón, China e Italia antes de
regresar para la ceremonia de inauguración de nuestro propio estadio y el
juego de apertura de temporada con las Silver Bullets aquí en Alcott.
Finalmente conseguiremos la publicidad que hemos necesitado. Pero lo
que voy a decir es más importante que la publicidad. —Se quitó la gorra y
jugó con el ala, mientras hacía contacto visual con ellas seriamente. —
Vamos a estar frente a un campo diferente, diferentes condiciones, incluso
una raza diferente de personas, casi en todos los juegos.
—Ustedes se cansarán. De hecho, se encontraran a sí mismas más
agotadas, más malditamente cansadas de lo que nunca imaginaron que
podrían estar. A todas les pido que hagan un compromiso... un
compromiso, no una promesa. —Las ganadoras se comprometen, las
perdedoras hacen promesas, el cliché era a menudo utilizado por
Spengel—. Así que les estoy pidiendo a todas que hagan un compromiso
con ustedes mismas, con las demás y conmigo, de que pondrán al equipo
en primer lugar, por encima de cualquier gloria personal o inquietud, e
229

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

incluso cuando estén cansadas hasta los huesos, tengan prisa, esto les
importe un carajo.
—Necesito su corazón, todo de él. Su pasión. Si cada una de ustedes hace
este compromiso, vamos a hacer a nuestro país orgulloso, y regresaremos
a casa siendo ganadoras, no importa lo que pase. ¿Lo harán? —Spengel les
preguntó en voz alta.
—¡Sí entrenadora! —las Yankees Alcott gritaron, algunas jugadoras con
menos sentimiento que otras.
—¿Pasión? —Chris apenas escuchaba por encima de sus compañeras de
equipo.
—Ella quiere decir que quiere que nosotras sigamos amando el juego, —
susurró Charly.
—Sí, —Rocco añadió—, más que cualquier otra cosa, incluyendo el sexo.
—Varias jugadoras se rieron.
—Así es, —Stengel asintió—. Cuando estén en el campo no quiero que
piensen en otra cosa que el béisbol. Quiero que sientan su amor por él y
su deseo de ganar, y nada más. Quiero que sean como un niño, enfocado
en una sola cosa: el juego.
Rocco se inclinó tan cerca de Chris como pudo para susurrarle, —no
tendrás ningún problema con eso ahora, ¿verdad cielo?
—Nop, es genial —Chris respondió con buen humor—. De ninguna
manera, José, —terminó y Calli se rió de ella. Ella escuchó a Chris decirle
a Charleen que se sentía ‗como Tigger de nuevo‘ como al principio del día
cuando alguien se rió de algo que dijo, y Rocco estaba lista para las burlas.
Era un escenario perfecto.

230

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Stengel continuó, —El béisbol es nuestra pasión, o ninguna de nosotras
estaría aquí. Y tenemos suerte. Nos hemos encontrado mutuamente en el
momento y el lugar correcto. —La risa de Rocco y unas cuantas de sus
seguidoras resaltaron negativamente la charla de la entrenadora.
La entrenadora Stengel estaba exponiendo su corazón, y este hecho le
hirió, dejándole saber que no era tan dura como creía. Quería inspirarlas,
no intimidarlas con un estilo de respirarles en el cuello. La diferencia entre
ganar y perder podría reducirse a demasiada tensión en el banquillo. El
equilibrio era esencial.
—Algunas de ustedes no creen lo que digo. —Stengel desafió—. No han
visto lo que he visto. Les digo que crean que tenemos suerte de estar
juntas ahora, porque sé que es verdad. Estoy hablando con ustedes de
mujer a mujer, desde mi corazón. —Rocco se movió en el banco mientras
Stengel continuaba—. Estamos viviendo un sueño que la mayoría de las
mujeres no pueden, incluso si quisieran. Tenemos una ardiente pasión... Y
este es nuestro momento de brillar, Oliver Wendell Holmes, Jr. dijo una
vez: ‘En nuestra juventud nuestros corazones estaban tocados por el fuego’.
Bueno, mi corazón aún es joven, chicas. Mi corazón es joven, y está en
llamas... y estaré con ustedes hasta el final. ¿Están conmigo?, —Preguntó
con innegable pasión, y las mujeres respondieron a ella en especie.
Volviendo a su comportamiento habitual, la entrenadora Stengel se puso la
gorra nuevamente. —Entonces vamos a jugar algo de béisbol. —Se dirigió
a Chris—, Tú vas a abrir. —Nunca tuvo alguna duda de que Chris
Alexander sería su lanzadora estelar. Ella era lenta en algunos aspectos,
pero Chris era la mejor jugadora de cinco herramientas que había visto
nunca, hombre o mujer. Era simplemente genial para cualquier cosa que
tenía que ver con el béisbol. Y tenía una presencia y carisma en el campo.
Había algo en ella que daban ganas de seguir viendo. Stengel buscó la
manera de apoyar a Chris sin dar pie a favoritismos, pero no era fácil
231

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

cuando Chris levantó la vista con expectación, llena de confianza inocente.
Stengel se aclaró la garganta antes de darle instrucciones.
—Estos días las multitudes se aburren con demasiados outs por potencia
Alexander, así que mantente controlada, por lo menos tres lanzamientos
que puedan tirar strikes, y concentrarte en eso durante la gira. Mantente
enfocada y usa ese calor tuyo, pero no todo el tiempo. Y trabaja en el
cambio de velocidad y en el movimiento hasta que puedas poner la bola en
cualquier lugar que desees. Trabaja en tu slider y en las curvas... y
recuerda siempre que debes mantener tu muñeca floja. No quiero que
termines con un codo dañado.
—Está bien, entrenadora, —Chris asintió.
—Rocco, trabaja con Alexander y se coherente con tus señales y
devoluciones. Cuando leas a la bateadora, deja saber a Alexander qué
lanzamiento crees que va a trabajar. —Spengel esperaba que la tensión
entre su pitcher y cátcher se desvaneciera. Su relación era quizás el
eslabón más débil del equipo. Había advertido a Calli después de que
golpeara a Chris su primer día en el campo: el béisbol era un deporte de
equipo, y esperaba que Calli respetara eso. Calli tenía los ingredientes de
una excelente jugadora, a excepción de su actitud. Tenía unas piernas
fuertes y un alto umbral para el dolor, lo que la hacía una cátcher
resistente. Ella tuvo una vida muy dura, creciendo en las calles después de
que sus padres murieran en un incendio en su casa, y todo el mundo
merece una oportunidad, Spengel había decidido. Calli hizo un gesto a la
entrenadora, sus ojos oscuros e insondables.
Antes de salir del banquillo Spengel dio instrucciones a cada jugadora,
incluyendo a Charly desempeñándose como paradora en corto. —Tienes
una gran cantidad de territorio a cubrir, Hampton. —Charly era pequeña
para su posición, pero era rápida y tenía un poderoso brazo lanzador.

232

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Mantén el buen trabajo.
Calli sonrió después que Spengel saliera, pensando en cómo los malvados
tentáculos de la política llegaron al banquillo. La única en el recorrido de
la entrenadora a la que dijo algo positivo era la nieta de la senadora.
Todavía en plena ebullición cuando Chris pasaba, Rocco a propósito la
hizo tropezar. Chris aterrizó con fuerza sobre sus manos y rodillas. —
Juegas torpe, Tigger, —rió Calli.
El intento de Charleen para ayudar a Chris a levantarse del suelo encontró
resistencia dado que Chris movió con cautela sus muñecas hacia atrás y
adelante, asegurándose de que no había nada roto.
Charly se volvió a Rocco. —Su nombre es Chris, —dijo. Una nube de
advertencia se posó en sus rasgos—. Has oído a la entrenadora. Es hora de
dejar la mierda, Calli.
Rocco se puso de pie y empujó a Charleen, haciéndola tropezar hacia
atrás. —Tú y tu Tigger son patéticas, —escupió y Chris logró ponerse entre
ellas, mientras el resto de los miembros del equipo se dispersaba.
—Tú no eres una buena persona, —dijo Chris mirándola—. No eres
agradable. Eres una máquina infernal, pero no quiero hacerte daño. Yo no,
Rocco.
—Bueno, —dijo con dulzura Calli, después se burló—, ese es tu problema,
Tigger. Una jugadora de pelota tiene que ser agresiva, —empujó a Chris,
que permaneció inmóvil.
—Dile a Charly que lo sientes, —Chris dijo lentamente, su voz suave y
clara.
—Lo único que le diré es —Calli se enfrentó a Charleen—, ...vuelve a la
escuela pequeña doc, no estás para las grandes ligas.

233

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Olvídalo, Chris, —dijo Charleen, sabiendo que la violencia sólo escalaría
desde aquí. Pero Chris levantó la mano, indicándole a Charly que debía
quedarse fuera de esto.
—¿Crees que me puedes tomar? —Calli miró a Chris—. Crecí en
Brooklyn... en las calles.
—Te puedo tomar, —Chris regresó el fulgor—. Puedo llevarte adelante sin
una sartén. Te reto a una pelea, Rocco. Una pelea justa.
Calli dio un paso atrás. —¿Con qué? ¿Quieres qué nos tiremos animales
de peluche la una a la otra? —se burló con desprecio.
—No, —dijo Chris lentamente, con sus claros e inexpresivo ojos azules, sin
dar ninguna indicación de los nudos en su estómago—. De boxeo. Un
combate de boxeo.
—¿Oh en serio? —Las cejas de Calli se alzaron de manera espectacular
hasta la pinta de sus rubios mechones. Esto se estaba poniendo
interesante—. ¿Tú boxeas?
—Sólo sparring. Acabo de hacer sparring con mi padre. —Pero el boxeo
podría ser una buena pelea, una pelea justa como su padre siempre dijo—.
¿Tú boxeas? —Chris le preguntó a la mujer más pequeña.
—¿Estas de broma? Soy de Brooklyn, Tigger.
—¿Eso significa que boxeas o no boxeas? —preguntó Chris.
Ella era una idiota, Calli sonrió. —Ellos me llamaban Road Warrior20. —
Eso era cierto—. Boxeo. —Sonrió—. ¿Tienes miedo?
—No, —Chris le devolvió la sonrisa y añadió—, es una broma.
—¿Una broma cómo qué tienes miedo de pelear conmigo ahora?
20

Road Warrior: Guerrera de la carretera

234

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No, yo quiero pelear. Quiero. —Chris se dio cuenta de repente que quería
lastimar a Rocco, porque simplemente seguía hiriendo a otras personas y
no se detendría—. Vamos a tener un combate de boxeo, Rocco. Si gano, le
dirás a Charly que lo sientes y no me llamaras Tigger más. Sólo Chris.
—¿Y si gano?
—Me puedes llamar Tigger si quieres.
—No, necesito más, —suspiró Rocco—. Quiero esa linda motocicleta tuya,
también.
Chris frunció el ceño. ¿Cómo iba a moverse si Calli tomaba su motocicleta?
—Está bien, Rocco, —finalmente accedió—. Pero tiene que ser una pelea
limpia. Una justa.
—Me parece muy bien, Tigger.
Chris entrecerró los ojos. —¿Dónde? ¿Dónde quieres pelear?
Esto era demasiado bueno para ser verdad. —¿Qué hay aquí, en este
momento, —sugirió Calli, balanceándose adelante y atrás sobre las puntas
de sus pies.
—Oh, no —Spengel dijo en voz alta. Había visto el intercambio desde
afuera del banquillo, al igual que la mayoría del equipo. No quería detener
la pelea, simplemente controlarla. Por extraño que pareciera en un
principio, un combate de boxeo podría ser una buena manera de limpiar el
aire antes de que salieran de gira. Sólo esperaba que ninguna de ellas se
lesionara más allá de algunas contusiones—. Union Square Garden.
—¿Qué? —Las mujeres la miraron.
—Un combate de boxeo entre ustedes dos en Union Square Garden, —la
entrenadora

respondió—.

Mi

hermano

235

dirige

el

lugar,

—ella

dijo

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

estoicamente—. Podemos tenerlo durante una hora o así, cuando no pasa
nada. Y vamos a llamar a este encuentro ‗una sesión de sparring‘. Voy a
buscar un árbitro. ¿Qué hay de esta tarde, es decir, aproximadamente a
las cinco?
Chris y Rocco se miraron, luego de nuevo a su entrenadora. —Está bien,
—Chris consintió y Calli, dijo—, Puedes apostar. Voy a estar allí al sonido
de la campana.
—Esta todo arreglado entonces. No coman nada hasta después de la pelea,
—les dijo—. Ahora vamos a romper el entrenamiento, todas pueden irse. —
Nadie se movió—. ¡Despedidas! —agregó, y Charly saltó.
Vamos, Mohamed Alí, —dijo Charleen a Chris, sacudiendo la cabeza y
añadiendo un— ‗terca’ —por lo bajo—. Vamos a ponerte lista.
—¿Ponerme lista? —Chris preguntó, siguiendo a su compañera de cuarto.
Lista resultó ser un par de shorts con bastilla y una blanca playera de
tirantes para el encuentro, bebió medio litro de una bebida deportiva para
balancear electrolitos y consiguió un masaje de relajación muscular. Chris
protestó por la primera preparación, pensando que no había nada de malo
en sus recortados pantalones vaqueros. Charly dijo que no quería que
nadie se confundiera acerca de quién era la ‗chica buena‘, y la buena
siempre vestía de blanco.
—¿Qué pasa si Rocco viste de blanco, también? —preguntó Chris.
—Ni en un millón de años, —respondió Charly—. Confía en mí, —dijo
mientras procedía a trabajar en sacar la tensión del cuerpo de Chris. Ella
se pondría a calentar cuando llegara a Union Square Gardens.

236

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris nunca había tenido un mensaje antes, y cuando terminó, le dijo a
Charly que le gustaría tener un masaje todos los días después de la
práctica.
—A ti y a mí, a ambas, —Charleen dijo riendo y se levantó del sofá—. Le
pediremos a la entrenadora Spengel si puede conseguir una masajista
profesional o algo así.
—Nosotras podríamos hacernos masajes, —dijo Chris pensativamente
todavía descansando en un estado de cómoda felicidad—. Simplemente
podríamos hacer eso.
—No es una buena idea, —respondió su compañera de cuarto.
—¿Por qué no? —Parecía más fácil que pedírselo a un extraño.
—Debe haber una razón especial para que los amigos se toquen entre sí de
esa forma. No es algo que debemos hacer todo el tiempo.
Eso era algo de lo que su padre le habló sobre tocar, y por qué Marsi se
detuvo de abrazarla. —¿Pero por qué no?
—Es por respetar los límites de la gente, porque dar a alguien un mensaje
se parece mucho a la forma del contacto de un amante a otro.
—Oh. Bueno, Charly, pero seguro que se siente bien. Uhuh, tan bueno,
como un bosque virgen.
—Coincido. Ahora no te atrevas a planear otra pelea sólo para obtener un
masaje en la espalda, ¡lo tienes! —Charleen le advirtió en un tono
simuladamente serio. Chris era una persona tan dulce y atractiva. Ella
encontraría la persona adecuada para amar con el tiempo. Si vivía a través
del combate, es decir. Chris sobresalía en el campo de béisbol, pero no era
una boxeadora, y Calli sabía todos los trucos. Eso, y además las palmas de
Chris estaban heridas de su caída.
237

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Lo tengo, —Chris sonrió, cerrando los ojos—. Entiendo. —Pero su
sonrisa se desvaneció y desapareció cuando una visión entró en su mente.
Estaba en la playa de nuevo, pero esta vez sola, nadando sin su traje. Se
sentía diferente. Una buena clase de diferente. Fue hacia la costa y se
encontró a Marsi esperando por ella, tendida sobre su estómago. Ella no
tenía su traje tampoco. Era hermosa. Marsi abrió los ojos y le sonrió, luego
pidió un masaje. Fue perfecto, porque eso era justo lo que quería hacer.
Quería darle masajes a Marsi. Ella sí que lo hizo.
—¡Hola! Tierra a Chris, —Charleen la llamó—. Abre los ojos y bebe un poco
más de Gatoraide, campeona.
Chris se sonrojó. Sabía que no debería estar pensando en Marsi así. No lo
haría. Se incorporó y arregló su largo cuerpo casualmente en el sofá y
palmeó su vientre plano. —He tenido demasiado ya Charly. No quiero tener
que hacer una escapada después de que arranque la pelea. No creo que se
pueda.
Recogieron a Ron en su camino hacia Union Square Garden. Él
desaprobaba la pelea hasta que se enteró de cómo empezó. —Bueno,
cariño, no podías correr de esto, puedo verlo. Estás haciendo lo correcto al
tratar de refrenarla, Chris. Pero si ella es una luchadora callejera, se
moverá como nunca has visto. —A él le hubiera gustado tener tiempo para
prepararse. No había hecho sparring con Chris durante mucho tiempo.
—Sólo recuerda bloquear y buscar una apertura.
—Está bien, papá. Lo haré.
—¿Estará Marsi allí? —quería saber. Pensó que iba a ser ella la que los
llevaría, que su hija habría conseguido rápidamente superar su reacción
emocional por ahora.

238

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No lo sé, —Chris se encogió de hombros.
—¿La invitaste?
—No, papá.
—¿Está fuera de la ciudad?
—No lo sé. —Chris se sentía fatal—. ¿Qué pasa si ella viene y no gano? No
quiero que vea eso.
—Pero es tu amiga. Al igual que Charly, va a querer animarte no importa
quién gane, ¿no? —Marsi era casi como de la familia.
—No lo sé, —Chris deseó poder decirle a su padre cómo se sentía. Pero no
sabía lo mucho que podría decir sin hacer todo peor—. No estoy pasando
tiempo con ella más, papá, ¿de acuerdo?
—Oh, —Ron absorbió la inesperada noticia. Tal vez esto que Chris estaba
pasando no era solo un enamoramiento adolescente—. No estoy seguro de
lo que está pasando. Creo que este no es el momento, pero me gustaría
que me dijeras lo que pasó entre las dos, Chris.
Charly se mordió el labio mientras conducía, preguntándose qué diría
Chris.
—Soy lesbiana, papá. No podemos seguir siendo amigas porque soy
lesbiana y Marsi no lo es. —Chris bajó la cabeza durante unos segundos.
Ron se estremeció y Charly agarró el volante. Las cosas simplemente iban
de mal en peor.
—Me duele. —Chris se volvió y lo miró a los ojos—. ¿Entiendes, papá?
—No, —su voz era áspera, como papel de lija—, en realidad no. —Él pensó
que lo hacía, pero era obvio ahora que no era así—. Podemos hablar de ello
más adelante.
239

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Bien.

* * *

—Isabelle De Santi está en la línea, —Ellen le informó a su jefa—. ¿Quieres
que la comunique?
¿Por qué no?, Marseline razonó. Incluso Isabelle era una distracción
bienvenida de sus propios pensamientos. —Sí, Ellen, la tomo... Hola
Isabelle.
—¡Marsi! —El excelente estado de ánimo de Isabelle se extendió como si
fueran las mejores amigas—. ¿Vienes a la pelea de boxeo?
—No asisto a eventos de boxeo.
—Lo sé. ¿Pero ni siquiera a esta pelea entre tu amiga Chris y su némesis,
Calli? No puedes decir que soy la villana esta vez. ¿Por qué no vienes?
Todo el equipo va a estar en primera fila en Union Square Garden. Incluso
mi editor deportivo favorito, Everett Wade.
—¿Qué?
—Sí, Chris y Calli. Un combate de boxeo, van a enfrentarse entre ellas.
Calli es la jugadora que golpeó con la bola a Chris en ese memorable
primer día. ¿Seguro que recuerdas el día en que tuvimos una pelea a
gritos...? —Su pregunta fue recibida con silencio, y la socialité continuó.
—Bueno, esto parece como un combate de ajuste de cuantas. ¿Nadie te
dijo al respecto?

240

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No, —la abogada logró croar, sintiendo una terrible tensión barrer por su
cuerpo.
No puedo creer que vas a perdértelo, Marsi. En lo personal, creo que Chris
va a ganar, pero las dos son mujeres fuertes y promete ser muy
entretenido. Se inicia en cuarenta y cinco minutos. —Ella colgó el teléfono
del auto y dijo para sí misma—: Hasta pronto, consejera, —mientras pulía
sus uñas en el cuello de su blusa de seda.
—¿Qué? —preguntó Katie, sentada a su lado.
—Ella viene, —respondió la italiana.
Horrorizada, Marseline interpreto lo que le dijeron por el receptor que
acababa de colgar. ¿Chris boxeando? ¿Un ajuste de cuentas con esa mujer
ofensiva? Tenía que detenerlo. Su Bentley estaba en el establecimiento de
su mecánico para su servicio de mantenimiento y no podía esperar un
taxi.
—¿Ellen? —llamó a su asistente por el intercomunicador.
—¿Sí señora Madson?
—Necesito que alguien me lleve a Union Square Garden, de inmediato.
¿Puedes hacer eso?
—Sí, por supuesto. Pero van a ser las cinco y tengo mi clase de ética
jurídica a las seis y media. ¿Le tomara este asunto mucho tiempo?
—Oh sí, tu clase, —la abogada tamborileó sus uñas pintadas contra su
escritorio—. Bueno, no es necesario que esperes por mí, Ellen. Si me llevas
allí, voy a tomar un taxi a casa.
El auto de Ellen era viejo y pequeño, pero su asistente administrativa
maniobraba a través del tráfico de hora pico como un conductor

241

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

profesional. Mirando a su callada pasajera, se fijó en sus manos
temblorosas.
—¿Estoy conduciendo demasiado rápido? ¿Está enferma, Sra. Madson?
Marsi había estado pensando en la forma en que Chris se veía cuando la
vio por última vez. Tan alta y muy enojada, entrando en el coche de Keith.
Ron le había pedido ser paciente con Chris, pero era su hija, la que era
impaciente. Una característica de la juventud. Ella sacudió su cabeza. —
¿Hmmm? ¿Dijiste algo?
—Pregunté si estabas enferma.
—¿Yo? No, ¿por qué lo preguntas?
—Porque estas pálida y tus manos... míralas, —contestó Ellen.
Marsi cruzó sus manos. —Me salté el almuerzo. Azúcar baja en la sangre,
—dijo.
—¿Estás encontrándote con un cliente para la cena? —le preguntó su
asistente.
—¿En Union Square Garden? —Marsi rió nerviosamente, lo que hizo a
Ellen más curiosa—. Sin cena, no. Voy a un combate de boxeo. Dos
mujeres en el equipo de béisbol, se supone que deben estar teniendo un
ajuste de cuentas. ¿Puedes imaginarlo?
—¡De ninguna manera!
Marseline hizo una mueca y alisó un suelto mechón de sedoso pelo rubio
en su rollo francés. —Me gustaría que no estuviera pasando, pero me temo
que probablemente lo sea. —Chris no quería hablar con ella, pero tenía
que intentarlo.
—Eso es genial, —comentó Ellen—. No hay muchas mujeres boxeadoras.
242

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No son boxeadoras, —son jugadoras de béisbol.
—No hay muchas de ellas tampoco, ¿verdad?
—Oh, no lo sé Ellen —Marsi tomo una respiración profunda para calmar
sus nervios—. Probablemente no.
—¿Puedo quedarme y ver?
—¿Qué hay de tu clase?
—Sólo estaré un poco tarde... Voy a decir que tenía que trabajar hasta
tarde porque mi jefa es una negrera, —sonrió Ellen.
—¿Dos mentiras? —Le preguntó Marseline—. Sabes Ellen, no deberías
dejar saber a la persona que puede despedirte que sabes mentir con tanta
libertad.
—¿Mentiras? ¿Cuáles?
Marsi sonrió, pero no había rastro de humor en su voz. —Voy con la
esperanza de detener la pelea. Dudo que tenga éxito. Si quieres ver, hazlo.
Pero el boxeo es un deporte muy brutal... especialmente para las mujeres.
—¿Puedo hacer un comentario? —le preguntó Ellen.
—¿Alguna vez he podido detenerte?
—Algunas personas dicen que practicar la ley es un deporte brutal...
especialmente para las mujeres. Pero yo creo, que la vida misma es un
deporte brutal. —Un giro rápido en el volante hizo a Marsi agarrarse del
polvoriento tablero—. Es decir, cualquier cosa puede pasar, en cualquier
momento.
—Este no es momento para la filosofía. —La voz de Marsi era
anormalmente alta.

243

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Pero puede, y no sólo en teoría. Son cosas que pasan. Catástrofes
naturales... un terremoto, una inundación, un huracán... algunas
personas se han visto afectadas por un rayo, y no sólo una vez, sino dos
veces. Entonces esta la muerte súbita infantil, síndrome de down, defectos
de nacimiento, asaltos, asesinatos, residuos nucleares,

terrorismo,

resfriado común… para el cual todavía no hay cura, la disminución de la
fertilidad en las personas de sociedades modernas gracias al plástico y sus
efectos en las hormonas, tasas de natalidad en aumento en las naciones
hambrientas, SIDA, herpes, falta de vivienda y accidentes de auto...
—¡Ellen! Has el favor de guardar silencio e ir más rápido
Mirando el perfil elegante pero bastante sombrío de su jefa, Ellen se dio
cuenta de que hablaba en serio, y se preguntó por qué estaba tan
desesperada por detener a dos jugadoras de béisbol de pelear entre sí. Y
pensó que la Dama de Hierro había regresado. No realmente.
Marsi suspiró pesadamente y se quitó las gafas, pero dejó una mano en el
tablero. Miró apenada hacia su ayudante. —Mira Ellen, sé todo eso, y
mientras también estoy tratando de lidiar con mi propia mortalidad, me
gustaría ayudar a otra persona a vivir una buena vida. —Ella se frotó los
ojos ligeramente, después se puso las gafas—. Alguien que seguiría siendo
mi amiga si no hubiera hecho...
—¿Qué? ¿Si no hubieras qué?
—Si simplemente no hubiera…. —Marseline dijo con nostalgia—. Ahora
simplemente conduce. No puedo hablar al respecto.

244

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

DIECISIETE

Mirando furtivamente a través del visor de su cámara de vídeo, Katherine
Lund siguió al editor de deportes, Everett Wade, mientras se abría camino
hacia Isabelle, ya sentada en primera fila.
Como el agua y el aceite, los dos miembros del comité no se mezclaban
bien pero mantenían una relación semi-saludable para sus respectivas
posiciones. Moviendo el cigarro a un lado de la boca, Everett saludó a
Katie y se sentó junto a Isabelle. —¿Cualquier persona tomando apuestas?
—le preguntó a la excéntrica italiana—. ¿Dónde está el Alcalde?
—No está aquí, y esta no es ese tipo de pelea, —Isabelle no pudo detener a
su nariz de arrugarse cuando el rancio olor a humo del hombre la alcanzó,
moviéndose tan lejos de él como pudo sin dejar de estar en su asiento—.
Esto es importante Everett, asegúrate de que tu artículo registre esto como
una ‗sesión de sparring‘, no un ‗combate‘. No queremos a la comisión de
boxeo en nuestro c... en pie de guerra.
Él sonrió. —Ibas a decir en el culo, ¿no es así, De Santi? —preguntó—.
¿Cuándo te convertiste en la señorita Manners21?
Divertida, pero indiferente a su réplica, le golpeó la espalda, —¿Cuándo te
convertiste en el National Enquirer22? —La duda de que su abogada
preferida se mostraría entro en su mente, aumentando con cada minuto
que pasaba. Su mirada se movió para comprobar la posición de Katie unas
filas más arriba—. Vamos a concentrarnos en lo que va a ocurrir aquí, si
no te importa.
21

Manners: Educada, con buenos modales.
National Enquirer: Tabloide estadounidense conocido por sus artículos y chismes relacionados con las
celebridades.
22

245

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—No me importa en absoluto, —replicó el editor—, cualquier cosa por
nuestra hacedora de milagros, —agregó mientras hacia lo posible para no
mirar a la morena bien proporcionada de arriba a abajo. Se veía tan
profundamente femenina. Toda una mujer. Se afligió con la sorprendente
conciencia de que era una mujer excitante. Siendo un hombre, él no era su
tipo y ella lo confundía, pero Isabelle había logrado conseguir una gira de
exposición mundial para el equipo y admiraba esa hazaña. Por supuesto
que lo hizo con el dinero no ganado y las conexiones de su padre como
diplomático internacional, pero lo hizo.
Ahora el equipo de ligas menores de mujeres estaba destinado a llamar la
atención internacional, aumentando considerablemente el interés del
público y los fondos para completar el estadio. De cualquier forma en que
lo mirara, todo era bueno para Alcott. Lo más importante, era bueno para
su negocio. —Por lo tanto, esta pelea entre dos de tus jugadoras es un
ajuste de cuentas, ¿verdad?
—Sí, pero no imprimas eso, tampoco, —ella sacudió la cabeza provocando
que sus largos rizos se movieran con facilidad alrededor de su trigueño
rostro europeo—. Di que es un ‗desafío competitivo entre atletas‘ o algo con
un giro que suene igualmente positivo... ya sabes. —Sus ojos marrón
líquido lo inmovilizaron.
—Lo hago. —Tenía en la punta de la lengua la pregunta de si estaba
completamente segura de que era lesbiana, pero su mejor juicio se lo
impidió—. ¿Y pueden boxear?
—Estamos a punto de descubrirlo, —respondió la socialité. Si no era así,
Katie tendría que quemar todo lo que consiguiera en la cinta de esta
noche.

246

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Espero que sí, —apretó los dientes sobre su cigarro sin encender—.
Sabes, hay más interés en el boxeo femenino en estos días que en la liga
menor de béisbol.
—Bueno este pequeño evento todavía es sobre el béisbol Everett, y vamos a
utilizarlo para promover al equipo.
Everett se encogió de hombros, metió la mano en su chaqueta sacó un
bolígrafo y un bloc de notas. —Me parece bien. Ahora dime, ¿quiénes son
estas dos ‗atletas competitivas’?
Charly dejó a Chris en un cuarto trasero, recibiendo instrucciones de
última hora de su padre, y se encontró a Keith en el auditorio. —Me alegro
de que hayas venido, —le dio un beso, luego examino a la pequeña
multitud, que consistía principalmente de mujeres.
—Me di cuenta que la única manera en que estarías de acuerdo en pasar
la noche conmigo era si me presentaba aquí, —admitió su rubio
prometido.
—¿Oh? —la paradora en corto le sonrió—. Bueno, yo también lo siento. Ha
sido un largo tiempo, no —Le tocó la mejilla.
—Demasiado tiempo, —estuvo de acuerdo, tomando su mano y dándole un
beso rápido—. ¿Ven conmigo después? Todavía tengo el cepillo extra... Voy
a prepararte el desayuno por la mañana, —su declaración era una mezcla
de una promesa y una súplica.
—De acuerdo, —dijo Charly, sin necesidad de considerar cualquier otra
cosa, solo los arreglos de transporte—. Le pediré a Chris que lleve a su
padre de regreso a su lugar y conduzca mi coche a casa después de la
pelea. O, puede ser que quiera quedarse con su padre esta noche.
Entonces podre irme contigo... es decir, si Chris es capaz de conducir.

247

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿De verdad crees que va a salir herida? —preguntó el joven.
—Ah, sé que va a salir lastimada. No estarán usando casco protector. La
pregunta es a qué grado. Mira, ese debe ser el árbitro, —Charly señaló a
un hombre pequeño con un mal corte de pelo y un nudo de moño,
caminando al lado de la entrenadora Spengel—. Es mejor que sepa cómo
llevar una pelea o por dios, lo haré por él, —juró.
Keith puso un brazo alrededor de sus hombros. —Sé paciente nena. Por lo
que me has contado de Chris y toda esta cosa, ella no quiere tu protección.
—No me importa. Si ella o Calli, para el caso, parecen meterse en
problemas y el árbitro o Spengel no lo detienen, lo detendré yo misma. No
están incluso llamando a esto un combate de boxeo, Keith, porque no
pueden. —Charleen tenía una mano pequeña en su corto cabello color
rojo—. No fue hace tanto tiempo que una mujer boxeadora estuvo a punto
de morir en el ring. El centro médico de la universidad la trató cuando
cayó en coma inmediatamente después de su primera pelea profesional. Se
requirió cirugía por una importante hemorragia craneal. La última vez que
la vi todavía no podía alimentarse por sí misma. —Fue realmente un caso
desgarrador.
—¿No es un riesgo que todos los boxeadores toman cuando suben al ring?
—Preguntó.
—Claro que lo es, pero Chris y Calli no son ni siquiera boxeadoras
profesionales, Keith, —explicó Charly, con un dejo de ansiedad—. Y si
alguien sale lastimada probablemente será Chris. —Su compañera de
habitación no era el tipo de herir a otra persona a propósito, mientras Calli
había estado obstinadamente haciendo daño a Chris de un modo u otro,
comenzando el primer día que se conocieron—. Sólo tengo un mal
presentimiento sobre esto.

248

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Keith abrazó a su prometida. —Entonces detén la pelea si empieza a ir
mal, —la apoyó.
Mirándose muy seria, Spengel se sentó en primera fila junto a Isabelle. —
El árbitro y yo les dimos a las chicas las reglas de seguridad.
—¿Entonces por qué la cara sombría? —preguntó la italiana.
La mujer corpulenta de pelo canoso respondió: —Algo pasa con Rocco. —
Recordando el brillo desafiante en los ojos de la cátcher, la entrenadora
tomó una respiración profunda antes de continuar—. Si esto se convierte
en un fiasco, la estoy tirando fuera del equipo, —se volvió a Isabelle—, Al
diablo el contrato.
—¿En serio? Bueno, hay una cláusula de rescisión en su contrato, —
señaló la italiana—, pero tendríamos que pagarle.
—Espero estar equivocada, pero podría llegar a eso. La he aconsejado
varias veces sobre la unión en el equipo. Su actitud dice que todavía no lo
entiende, Isabelle. Y ‗una manzana podrida...‘
—‗Estropea el barril entero‘. Lo sé. Me gusta Calli, —comentó la socialité.
Calli tenía algo, casi como un animal libre y salvaje eso llamó la atención
de Isabelle—. Pero tal vez ella es demasiado como un lobo solitario, y si
toda esa energía suya no pueda ser aprovechada, seria de ninguna utilidad
para nosotros.
El árbitro utilizo un micrófono para anunciar el evento de sparring, a pesar
de que el pequeño tamaño de la audiencia no lo requería, y mientras
hablaba, las boxeadoras entraron en la arena.
Usando shorts blancos y playera sin mangas, el largo cabello negro carbón
de Chris estaba recogido. Una ligera capa de sudor del calentamiento
persistía en su piel enrojecida, que pronto sería reemplazado por una

249

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

evidencia más abundante por el esfuerzo físico. Ron la seguía, sentándose
tan cerca de su esquina como pudo afuera del ring.
Entonces salió Calli, también brillante y reluciente con su pelo rubio
recogido hacia atrás, pero con shorts color rojo brillante y un top negro del
tamaño de un sujetador deportivo.
Chocaron los guantes, mientras Rocco la fulminaba con la mirada, la cara
de Chris parecía tan impasible como un guante de béisbol. Cuando la
campana sonó, Calli Rocco se lanzó hacia Chris y la primera de cuatro
rondas, de tres minutos, comenzó.
Los guantes de Rocco eran casi un borrón mientras se balanceaba en una
ráfaga energética sin fin contra la mujer más alta. Pero pocos golpes
llegaron a su objetivo previsto en un primer momento, mientras Chris
esquivaba, bloqueaba, se agachaba y se cubría.
—¿Esta ella algo tocada? —el editor de deportes preguntó a Isabelle con los
ojos abiertos.
Isabelle sacudió sus rizos a un lado con una sonrisa, sin apartar los ojos
chispeantes de las mujeres en el cuadrilátero. —No hay necesidad de
anfetaminas, —le dijo a Everett—. Se llama un alto natural. Calli Rocco, es
salvaje ¿verdad? —Se volvió brevemente hacia Spengel—. ¿No te dije que
era conocida como la Road Warrior cuando estaba en las calles?
—Sí, —la entrenadora respondió con disgusto—, Lo cambiaría a Speedy23
hoy. —Pero, ¿dónde estaba la competencia atlética de Alexander? Rocco
estaba completamente encima de ella y el público gritaba, sintiendo la
sangre rápida.
—¡Obtén su culo! —una de las seguidoras de Rocco gritó—. ¡Sí! ¡Hazla caer
Calli!
23

Speedy: Rápida

250

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Charleen agarró el brazo de su prometido y gritó en voz alta palabras de
aliento hacia Chris.
La lucha acababa de comenzar, pero el olor de Calli y su propio sudor
llenaban los pulmones de Chris. Era demasiado pronto en la pelea para
estar acorralada, pero Rocco la había sorprendido. Era rápida como el
cristal. Y su derecha aterrizó sobre el corazón de Chris. Oyó la voz de su
padre desde afuera del ring, —¡Sal de las cuerdas! ¡Maldita sea! ¡Sal de las
cuerdas y golpéala Chris! —Su padre nunca maldijo. Nunca lo hizo. Chris
sabía que estaba en problemas. Esto no era como hacer sparring con su
padre. Los golpes de Rocco dolían de verdad. Su boquilla se salió cuando
Calli conectó un gancho de izquierda sólido en su mandíbula—.
¡Maldición, Chris! ¡Lucha! —su padre clamó en el borde de la ira y la
alarma.
Oyó a una de las jugadoras llamarla Tigger. Chris se centró en esa palabra.
A ella le gustaba Tigger, pero no creía que fuera como él. La gente no
debería reírse de ella. Era una persona. Soy una persona. La frase rebotó
en su cabeza. ¡Soy una persona! Más tarde, no sería capaz de articular lo
que pasó, pero en ese momento, con los puños de Calli Rocco golpeando
sus entrañas, se encontró con una pasión distinta de su amor por Marsi o
su amor por el béisbol. Tal vez lo que encontró debajo de su repugnancia
de ser llamada Tigger, era su amor por sí misma, y ella se defendió.
Chris estaba en el momento, y se centró en el momento, percatándose de
las cosas. Parecía como si Rocco se ralentizara. Vio una abertura libre y la
tomó. Un gancho corto a la derecha, duro y pesado, lleno de toda la fuerza
de su hombro y su cuerpo, conecto con la mandíbula de Calli Rocco y,
literalmente, la tiró a la lona en la que aterrizó como un bulto.
—¡Sí! ¡Esa es mi chica! —gritó Ron. Charly y una docena de personas
vitorearon, mientras el árbitro contaba los segundos. Al siete, Rocco se

251

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

levantó. Vacilaba, con la cabeza inclinada y furiosa, entonces la campana
sonó anunciando el final del primer raund... y los tres minutos más largos
de la vida de Chris... hasta ahora.
—¡Tú me maldijiste! —fue lo primero que Chris dijo cuándo se sentó en su
esquina después de escupir su boquilla—. Me gritaste una maldición,
papá.
—¿Lo hice? —Ron se sorprendió y se sintió agotado. Con dos dedos unto
aceite sobre los huesos prominentes en la cara para evitar que la piel se
dividiera fácilmente la próxima vez que un guante de boxeo golpeara allí.
—Aja.
—No lo recuerdo. Lo siento, cariño. Pero encontraste algo, ¿no es así?, —
su padre le entregó a Chris una bolsa de agua—. Tuviste problemas para
empezar, pero encontraste algo.
—Sí, papá, —ella respiró profundamente, chasqueando agua en su boca y
luego escupiéndola en un recipiente—. Encontré algo. No sé lo que es, pero
lo hice.
—Te has encontrado a ti misma, —respondió él, embadurnando la mejilla
con una almohadilla—. Tu madre esta, probablemente, cerrando sus ojos
ahora, pero estoy orgulloso de ti, Chris.
—¿Yo misma?, No estaba perdida.
—Cariño, te perdiste por ahí al principio. Pero ya no lo estás. Tu mente y
tu cuerpo están trabajando juntos nuevamente. —Sonriendo a su hija le
dijo—: Vas a tener un ojo morado. ¿Cómo está tu mandíbula?
—Me dolía, pero no ahora. Estoy lista ahora para luchar nuevamente. —
Bebió un poco de agua—. Rocco pega duro... más duro que tú, papá.

252

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Está furiosa. Va a cometer errores. Baila y mézclate un poco, mantente
atenta a una apertura y dale ese gancho izquierdo tuyo cada vez que
puedas. Es tu mejor tiro.
—Está bien papá. —Miró a Charly, quien le dio una sonrisa y un pulgar
hacia arriba.
Cuando sonó la campana Chris fue la primera y estaba preparada. Sus
sentidos eran agudos. Se movió alrededor del ring con Calli durante treinta
segundos, ninguna de ellas capaz de hacer mucho contacto hasta que
Chris la atrapó con su gancho izquierdo y Rocco se tambaleó, Chris fue
tras ella, aterrizando otro golpe con su derecha, enviando a Calli a las
cuerdas. En lugar de perseguirla, Chris retrocedió.
—¡Wow! Es una luchadora noble, no, —comentó Everett a Isabelle—, ...y
hermosa, también. —Era alta, moldeada como una estatua de la realeza y
a pesar de tener un comienzo lento, parecía que la Pitcher de las Yankee
Alcott iba a tomar a la cátcher.
Para el editor, Christine Alexander de repente parecía una especie de
princesa deportiva. La Princess Warrior24 contra la Road Warrior, Everett
escribió una nota cuando el pensamiento vino a él. —¿Alguien la llamo
Tigger?
—No imprima eso señor Wade, —Spengel se inclinó sobre Isabelle— Chris
puede hablar gracioso a veces, pero eso no es razón para darle una
etiqueta como esa, y a ella no le gusta.
Everett olía un sesgo de interés personal para el desarrollo del artículo.
Gustaran o no, los apodos siempre llevaban significado y una historia iba
con ellos.

24

Princess Warrior: Princesa Guerrera

253

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¡Ve tras ella, Chris! —Ron gritó al ver a Rocco recuperarse, y rápida
como un rayo, Chris ataco a Rocco que ya no era rápida, sólo era capaz de
intentar defenderse, bloqueando un golpe tras otro y tratando de
mantenerse alejada de su oponente. La primera ronda fue para Chris por
tirar a Calli a la lona. La segunda ronda iba a ser de ella también. Lo fue,
hasta que Marsi llegó.
Ellen y Marseline habrían llegado antes de que la pelea se iniciara si Ellen
no hubiera sido detenida y le dieran una multa por exceso de velocidad.
En el momento que llegaron a Union Square Garden, el pánico se
amotinaba en el interior de Marsi. Ella irrumpió en la arena, ajena a todo,
menos a las dos mujeres apretadas juntas en el ring y se imaginó lo peor.
—¡Chris! —ella gritó.
Chris perdió el momento de claridad que había estado viviendo y giró la
cabeza hacia el efusivo y aterrado grito de la mujer que amaba.
Rocco dio un golpe al lado de su cabeza. Podría haber sido el mismo lugar
donde la golpeara con la pelota de béisbol el día que se conocieron en el
campo de juego. Probablemente lo era, y el terrible suceso se repitió. Chris
cayó de rodillas, a la lona.
—¡Chris! —Marsi dijo de nuevo, encontrando el camino a las cuerdas a
tiempo para ver a Chris levantarse a la cuenta de seis.
—¿Marsi? —con la cabeza palpitante, un ojo hinchado, Chris la miro. No
quería que Marsi la viera pelear. Así no. Un corte fino a lo largo de su
mejilla rezumaba sangre—. Vete, no te quiero aquí, —Chris fue hacia las
cuerdas, mientras que el árbitro, le preguntó qué estaba haciendo y Calli
rodaba los ojos, luego dejaba caer los brazos.
—¡Chris! —Ron no podía creer lo que acaba de pasar, o lo que su hija
acaba de decirle a Marsi.

254

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Por favor, vete, Marsi. —Chris repitió—. Por favor.
Estupefacta, Ellen siguió a su jefa con el rostro ceniciento fuera de la
arena.
La pelea no duró cuatro rounds. Chris se había perdido a sí misma de
nuevo. En el tercero, la marea había cambiado a favor de Rocco.
Charly grito para que la pelea se detuviera, y cuando el árbitro intentó
conseguir a Rocco lejos de Chris, que estaba desplomada en las cuerdas, el
mismo sintió un golpe desde Calli. Puso fin a la pelea en ese momento,
pidiendo a Rocco que se quitara los guantes. Cuando se negó, Stengel se
metió en el ring y se los quitó, y luego se los entregó al árbitro. Usando
una navaja de bolsillo, cortó un guante de Calli abriéndolo y sacó una
barra de metal. Otra barra de metal salió del segundo guante. —Puños
americanos, ilegales —dijo—. Un delito: posesión de un arma mortal.
Ron se erizó. No era de extrañar que los golpes de Rocco fueran más duros
que los de él.
—Espera. Whoa, —Isabelle dio instrucciones a Katie para apagar la
cámara y se unió a los otros en el ring. Esto era justo el tipo de publicidad
que no necesitaban. Le preguntó a Chris si se encontraba bien. Chris dijo
que lo estaba, y parecía estar lúcida. Magullada y un poco ensangrentada,
pero bien—. ¿Hay alguien aquí que quiera a Rocco arrestada? —preguntó
Isabelle. Nadie más que Charly levantó la mano, y finalmente la bajo—.
¿Hay alguien aquí que piense que Rocco ha tirado su derecho a ser una
Yankee Alcott? —Chris fue la última jugadora en levantar la mano, pero lo
hizo. Fue una decisión unánime.
—Ya no eres una Yankee Alcott, Calli. —Isabelle sacudió la cabeza,
claramente muy decepcionada.

255

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Tenemos un contrato... —comenzó Rocco, con los ojos recordando a
Isabelle de nuevo a un animal salvaje, pero esta vez un animal atrapado,
no uno libre.
—Tendrás tu dinero por una temporada completa, pero estás fuera del
equipo. Ve a casa y lee el contrato. —Stengel tomó los guantes arruinados
desde el árbitro y se los entregó a Calli.
—Juega limpio a partir de ahora Rocco. Podrías no tener esta suerte de
nuevo, —la entrenadora le aconsejó. El escalofrío que Rocco dejó atrás fue
ominoso, pero Spengel dijo que creía que las cosas salieron como deberían.
El equipo sería más fuerte de lo que era con Rocco. Todo lo que tenía que
hacer era hablar con Charleen Hampton para que fuera la nueva cátcher.
Charly encontró los artículos de primeros auxilios en el cuarto trasero y
despejo la mejilla de Chris. —Tienes suerte de no necesitar puntos de
sutura teniendo en cuenta lo que Calli te estaba lanzando, —le dijo a una
Chris desconsolada—. ¿Estás pensando en Calli o Marsi? —le preguntó
con ternura, antes de enviarla de regreso con su padre para dirigirse a
casa y poner un poco de hielo en su cara magullada. Chris siguió
desenvolviendo sus manos en silencio.
—Marsi ciertamente te distrajo esta noche, —comentó Charly—. ¿Es por
eso que le dijiste que se fuera?
—No. —Chris suspiró—. No lo sé, Charly. No quería que Marsi me viera
pegarle a alguien y recibir un puñetazo. No quería que viera eso, es en todo
lo que podía pensar.
—Marsi es una chica grande, Chris. ¿No crees que ella puede lidiar con
ello?
—¿La has oído gritar mi nombre? Yo la oí. Tenía miedo.

256

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sí, creo que tienes razón. Y eso me dice que se preocupa mucho por ti.
Chris tiró el rollo de cinta en la basura. —Sí, mucho, pero no... no es
suficiente. Ella se preocupa por mí como si fuera una niña o algo así.
Como si no fuera una adulta. Davie solía hacer eso, antes de decidirse a
casarse con Susan. —La consternación de Chris creció—. No soy una niña.
Soy una adulta. Soy completamente adulta.
—Sí lo eres. Todavía pienso que debes hablar con ella, Chris, y decirle
cómo te sientes.
—¿Piensas que este enojada conmigo ahora?
—No, Chris. Pienso que Marsi probablemente este enojada consigo misma.
—¿Por qué?
—Deberías preguntarle eso.
Chris negó con la cabeza. —No puedo. No puedo hacer eso.
—Eres terca. —Charly administró un examen neurológico rápido y no
encontró anomalías. La visión de Chris no era borrosa, las pupilas eran
iguales y reactivas a la luz, no tenía vértigo o náuseas y sus extremidades
estaban calientes—. Está bien, campeona. ¿Crees que puedas conducir a
casa de tu papá? —Charleen quería saber.
—Si seguro.
Charly dio a Chris las llaves del coche y le dijo que volvería a verla la
noche siguiente. —No te olvides de poner un poco de hielo en esos
moretones lo antes posible. ¡Adiós! —dijo, y se fue a buscar a Keith.
Después de abandonar la arena, Isabelle vio a Marsi sentada en el bar
dentro de Union Square. —Sigue adelante sin mí, —instruyó a Katie.

257

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Vine contigo, ¿recuerdas? —la activista rodó los ojos. Estaba lista para
renunciar a su última esperanza de que Isabelle pensara alguna vez en ella
como algo más que una compañera—. Y tengo esta cámara, así que no
estoy tomando un maldito autobús. —Se miraba desafiante, y más joven
que ella con su cabello corto y ropa de cuero.
—Aquí, —Isabelle metió la mano en su bolso y le dio algo de dinero—. Esto
te llevara a donde quieras ir en un taxi de lujo.
—¡Eres una mierda! —Si sólo ella tuviera una bebida en la mano. Podría
lanzarla en el hermoso pecho cubierto de seda de Isabelle y sentirse mejor.
—Por favor, Katie, —la italiana colocó una mano sobre su corazón—. Sabes
que creo que Marsi Madson está caliente. Podría tener suerte.
—Es posible, —Katie asintió con la cabeza, mientras su tono despectivo
marcaba su ira—. Sin embargo, la abogada ‗caliente‘ es un desastre, y
pertenece a alguien más.
—Eso nunca me ha detenido antes, ¿verdad? —Isabelle sonrió, moviendo
su cuerpo con facilidad felina, recordándole a Katie a una tigresa.
—Cristo, Isabelle, —la activista de medios rodó los ojos, haciéndolos
parecer aún más grandes por debajo de su oscuro pelo corto—. Guarda tu
dinero, perra. —Moviéndose fuera de la vida de Isabelle. Tendría que
terminar el documental desde una distancia prudente. Se llamaba
supervivencia.
Isabelle observó a su amiga salir, luego se sentó junto a Marsi. —¿Qué
estamos teniendo, consejera?
Marsi alisó un mechón de pelo en su lugar en su habitual rollo francés, e
inclinó su vaso hacia la italiana. —Alcohol. —Ella tomó un gran trago,

258

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

luego se estremeció y se frotó los brazos, todavía vestida con su sobrio
traje de negocios negro.
—¿Ayuda? —preguntó Isabelle, observando el contraste entre la ropa
oscura, el pálido cabello rubio y la piel sin defectos.
Marseline sentía una miseria de corazón que nunca había conocido antes.
—No, aún no.
—Tomare lo que está teniendo, —dijo la italiana al camarero. Le entregó
un whisky con hielo a Isabelle, que se tornó casi desabrido después del
tercer trago—. ¿Ni siquiera vas a mirarme? —Pinchó a la abogada.
La mano de Marsi se sacudió al levantar la copa a los labios una vez más
antes de girar para hacer frente a la adinerada y exótica mujer. —Te estoy
viendo. ¿Por qué estás siendo tan agradable?
—Parece que podrías utilizar una amiga.
—¿Y? —preguntó Marseline, sabiendo que había más. Ella conocía a
Isabelle.
—Y me gustaría otra oportunidad para seducirte, por supuesto, —la
italiana movió las cejas—. Tú sabes, —advirtió en serio— Sólo lo digo
medio en broma.
Marsi puso las gafas en su bolso y se frotó los ojos. —Eso es halagador,
pero sólo apruebo tu primera motivación.
—¿No la segunda?
—Soy simplemente inmune a la seducción, lo siento.
—Bueno, —Isabelle exhaló un suspiro exagerado—, lo intenté. —Ella
apartó la mirada y preguntó—: ¿Quieres hablar de ello?
—¿Que sucedió después de que me fui? —Marsi quería saberlo.
259

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Honestamente, no se veía bien para Chris después de irte. Creo que tu
grito de Tarzán la sorprendió. Sé que sorprendió el relleno fuera de mí, —
sonrió Isabelle.
La abogada se encogió. —Lo que hice fue horrible... Imperdonable.
—Bueno, interrumpiste la pelea. Pero se volvió más humorística cada
minuto que pasaba, ¿no te parece? —la italiano se rió.
—No, —refutó Marsi suavemente—. No diría que es gracioso en absoluto.
—Está bien, no es divertido para ti ahora. Pero algún día vas a pensar de
nuevo sobre esto y sonreirás. De todos modos, antes del siguiente round el
árbitro descubrió que Rocco estaba usando guantes con insertos metálicos
de acero. Un truco estúpido que le costó. Ella está fuera del equipo.
—¿Acero? ¿Estaba golpeando a Chris con acero en sus guantes?
—Sí, la mocosa desagradecida. —Isabelle confiaba en que las palabras no
se filtraran sobre esto.
—¿Está Chris... estará bien?
—Parecía estar bien. Un poco estropeada por supuesto, pero bien. ¿Estás
enamorada de ella, Marsi?
Marseline vació su copa y la dejó sobre la barra, a un brazo de distancia de
ella. Tornando su mirada fría hacia la italiana respondió, —¿Me estás
preguntando si soy lesbiana? La gente parece querer saberlo últimamente
—Marsi le indicó al camarero otra bebida.
—Muy bien, entonces, —la pierna de Isabelle rozó la rodilla de la
abogada—. ¿Eres lesbiana?
Marseline se frotó los ojos y cuando el camarero colocó otra copa frente a
ella, levanto el cristal hacia su frente dolorida, frotando la frialdad suave a
260

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

lo largo de su piel. —¿Cómo puedo saberlo? —susurró con voz ronca—.
Estoy demasiado ocupada teniendo una crisis de la mediana edad.
—Ya veo. —Isabelle se inclinó hacia ella—. Bueno, tengo una cura para
eso.
—Si se trata de un coche deportivo rojo o el sexo, no quiero cualquiera de
ellos y no quiero oírlo.
—Hey, —Isabelle ronroneó—, no seas tan rápida en descartar el sexo. He
ayudado a más de algunas mujeres que han tenido una aventura conmigo.
Y curar esa dolencia en particular es mi especialidad, de hecho. —Tomó
un sorbo de la bebida, adormeciendo su lengua. Scotch no era su favorito.
—Seguro, —la abogada dijo con sarcasmo—. Una cura que dejó a las
pobres mujeres con sus corazones rotos, sin duda, —Marsi husmeó,
consciente de que estaba arrastrando las palabras—. Así que las dejaste de
luto por perderte, en lugar del hecho de que estaban perdiendo su
juventud.
—Difícilmente, —sonrió la italiana—. Bueno, —ella sacudió sus rizos—, si
logre causar una fractura en cualquiera de sus corazones, tenían los
hombros de sus maridos para llorar.
—Dios, Isabelle. Eso es horrible, para ellas y para ti.
—No, en absoluto, —no estuvo de acuerdo la socialité—. Yo diría que todas
las partes implicadas consiguieron lo que querían.
Las cejas rubias de Marsi se elevaron. —¿Y qué es lo que quieres?
—Sexo caliente con una buena mujer, —ella respondió con honestidad.
—Desvergonzada, —Marsi dijo entre dientes.
—Lo soy, —acepto la italiana.
261

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Cómo puedes? —La voz de Marsi llevaba acusación.
—¿Tener relaciones sexuales con una mujer? —Isabelle sonrió, luego
deslizó un dedo sensualmente sobre la mano de Marsi—. Me alegra que lo
preguntes porque realmente quiero mostrarte.
Marsi contempló el dedo posándose en su mano, y luego al camarero que
estaba a propósito alojándose en el medio de la barra enjuagando copas,
luego a la mujer atractiva que la miraba con deseo inconfundible. No
sentía nada, pero oyó un ligero zumbido en sus oídos que reconoció como
una señal de que había bebido demasiado alcohol. Sin decir una palabra,
tomó el rostro de Isabelle en sus manos y cubrió sus labios con los suyos.
Sentía a Isabelle tensarse por un segundo, y luego poner su mano en la
parte posterior de la cabeza para conseguir acercar más a Marseline. Una
luz vagamente sensual pasó entre ellas y desapareció rápidamente para
Marsi, que se separó del beso con una sensación de decepción.
—Bueno, —la italiana frunció los labios, después los lamió—. Estás llena
de sorpresas.
—No soy una lesbiana, —anunció Marsi con emociones encontradas.
—Bueno, no se decide después de un beso, —insistió Isabelle—. Este no es
el lugar...
—No, —Marsi levantó la mano—. He bebido demasiado, y voy a tomar un
taxi a casa... por mí misma.
—Voy a ir contigo...
—No, —Marsi sacudió la cabeza y habló con firmeza—. Eres bonita. Muy
bonita. E inteligente. Muy inteligente, pero no eres mi tipo. —La abogada
puso su bolso bajo el brazo y se levantó, alisando las pocas arrugas que
estropeaban la perfección de su negro traje a la medida—. Ella puede no

262

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ser atractiva para ti porque está disponible, pero probablemente tendrías
buena suerte con Katie. —Marsi sonrió ante la respuesta con los ojos
desorbitados de la italiana.
—¡Ay! —Isabelle se encogió ante el rechazo—. Simplemente me has
sorprendido por tercera vez. Está bien, yo podría no ser tu cura, pero no
descartes a mi lanzadora estelar, —sonrió con tristeza—. Si sólo pudieras
verla como un ser humano responsable, por una vez, no dudo ni por un
minuto que tendrías buena suerte con Chris, —replicó la italiana—.
Cualquier persona que las haya visto juntas se daría cuenta de eso.
—¿No lo has notado? Chris ni siquiera quiere hablar conmigo. —Eso es lo
que la dueña de las Yankees Alcott sabía. Nada—. Buenas noches,
Isabelle, —dijo Marsi, y salió de la barra.

* * *

Chris apoyó la cabeza sobre la solitaria almohada adornando el gastado
sofá de espiga en el apartamento de su padre. Se preguntó qué estaba
haciendo Marsi, si estaba en casa o no. Era viernes, así que podría estar
en Seaborn.
—¿Cansada, cariño? —Ron le preguntó mientras le entregaba una bolsa de
hielo—. Ponlo en el lado izquierdo, —instruyó. Esa era la parte más
maltratada de su cara. Su ojo izquierdo estaba hinchado, junto con un
corte a lo largo de ese mismo pómulo, un rostro hinchado, un corte en el
lado izquierdo de su labio inferior y el lado derecho del rostro magullado a
lo largo de su mandíbula—. Esa mujer Rocco seguro usó su gancho de
derecha.

263

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—¿Por qué a algunas personas les gusta hacer daño a otras personas? —
Chris preguntó mientras colocaba con cuidado la bolsa de hielo sobre el
costado de su rostro—. ¿Por qué, papá?
—O bien no sienten lo suficiente, o sienten demasiado. Exceso de ira, por
lo general. —Bostezó y rascó su cabeza, levantando las piernas de Chris,
se sentó en el sofá y coloco sus pies en su regazo—. No colocan la ira en
donde pertenece, por lo que la dirigen a donde no pertenece. —Estaba
demasiado cansado para permanecer despierto por más tiempo. Se había
ido a la cama más temprano durante la última semana. Se preguntó si su
período de remisión había terminado, y esperaba que no fuera el caso—.
La ira de Calli Rocco está ahí. La vi en sus ojos cada vez que la observé.
—Sus padres murieron en un incendio, —dijo Chris con los ojos cerrados,
tanto el cubierto y el descubierto—. Un incendio grave. Vivió en las calles
de Brooklyn. ¿Es por eso? ¿Es por eso que esta tan furiosa?
—Podría ser. Los niños necesitan a sus padres.
—Sí. Lo siento por ella. Estaba enojada con ella también, pero ya no.
Ahora no. Yo no quería que hiciera daño a nadie más. Ella es una máquina
infernal, —Chris hizo una mueca y movió la bolsa de hielo en su
mandíbula derecha.
—Tiene suerte de no estar en la cárcel en este momento, —dijo
severamente su padre—. Lo que hizo fue criminal. Me alegro de que la
propietaria le diera una patada fuera del equipo.
—Pero ¿Qué va a hacer?
—Tomar el dinero y salir de la ciudad, es mi esperanza. —Él suspiró—.
Hablando de qué hacer, tenemos que hablar de Marsi.

264

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

El cuerpo de Chris se puso rígido, luego se incorporó. —No sé si puedo,
papá.
—Yo te ayudaré. ¿Por qué has dicho que eres una lesbiana...?
—Debido a que lo soy. Me casaría con Marsi si pudiera. La amo como
amas a mamá. La amo como Davie ama a Susan. Por eso. —El rostro
maltratado de su hija era tan hermoso como siempre para Ron, pero lo que
estaba diciendo no lo hacía feliz.
—¿Alguna vez le has dicho a Marsi lo que sientes por ella? —La manera en
que Marsi irrumpió en la arena de boxeo le dijo que los sentimientos de
Marsi hacia Chris la abrumaban.
—La besé, como Davie beso a Susan... pero ella dijo que no podía hacer
eso, papá. —Los puños de Chris se apretaron y se puso de pie, dejando
caer la bolsa de hielo despreocupadamente al suelo—. Le dije que la
amaba, y me dijo que me amaba también, como una amiga. Éramos
buenas amigas. Buenas amigas. —Chris guardo silencio por un momento.
Sus hombros se sacudieron y Ron podía decir que estaba luchando contra
las lágrimas—. Pero la amo igual que un hombre ama a una mujer, y ella
no me puede devolver ese amor. Así no. Soy lesbiana y Marsi no lo es.
—Siéntate, cariño, —preocupado, su padre dio unas palmaditas al sofá
desgastado.
Se sentó y lo miró con tal desesperación en sus ojos azules que quería
hacerla feliz.
—Vas a superar eso. La forma en que sientes cambiará de nuevo a una
simple amistad.
—Solo se hace más fuerte aquí, papá, —ella puso una mano sobre su
corazón—. El amor no desaparece. No lo hace, papá. Sólo quiero estar con

265

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

ella. Quiero ir a dormir junto a ella y abrazarla y ser la primera en decirle
buenos días cuando se despierte. Pero ella no lo hace. Nunca querrá eso.
Sobre todo con alguien como yo. Pero ella es la única para mí. No habrá
nadie más.
—Eres tan joven, Chris... ¿cómo puedes saber que no habrá otra persona
para ti?
—Sólo lo sé. ¿Cómo sabias qué mamá era la única para ti, papá?
Ron se mordió el labio inferior. Él sólo lo sabía. Como si Dios mismo
escribiera su nombre en su corazón y en el momento en que la mirara
sabía que ella era para él.
Chris bajó la cabeza y lo miró. —Mi corazón simplemente lo sabe. Marsi
siempre estará en mi corazón. ¿Ves? ¿Puedes verlo papá?
—Veo que sólo puedo saber lo que hay en mi propio corazón, pequeña. Si
es que puedo ver algo ¿Por qué le dijiste a Marsi que se fuera hoy?
—Porque... —apuntó a su cara—, Sé que ella se preocupa por mí. Todo lo
que podía pensar era... No podía dejarle verme pelear. No podía.
—Y realmente no podías luchar después de que se fue, —pensó que era
irónico—. Eso es una conserva poderosa.
—Sí. Creo que me perdí de nuevo, papá. Soy una mujer perdida.
—Oh no, Chris. —Recogió la bolsa de hielo y se la dio—. Pero tu relación
con Marsi es complicada. ¿Te importaría que hablara con Marsi al
respecto?
Chris considero su petición. —No se trata de ti, papá. Es un asunto entre
ella y yo. No le digas nada a Marsi, ¿de acuerdo?

266

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Está bien, entonces. Correcto, si eso es lo que quieres. Pero no me
gustaría que siguieras así. Me gusta Marsi. Creo que ambas se están
sintiendo mal en este momento. Si no vas a dejarme hablar con ella,
entonces deberías hablar tu misma con ella. Como has dicho chiquilla, es
entre tú y ella.
—Pero duele. Ves, ya sé cómo se siente, y ya sabe lo que siento. Ella no me
quiere.
—Creo que te quiere. Como amiga, —agregó, pasando sus grandes manos
por su cabello canoso—. Tal vez sea egoísta de tu parte decir que tiene que
ser todo o nada. ¿Has pensado en eso, Chris? Marsi también te extraña,
sabes.
—No lo entiendes, —dijo con inusual enojo—. Papá, ¿podrías estar con
mamá y nunca abrazarla o besarla?
—Tu madre está conmigo todo el tiempo, y no puedo hacer esas cosas.
—Oh, —acepto eso en un primer momento. Luego sacudió la cabeza—. No,
no es lo mismo, porque mamá murió. Está muerta, pero Marsi no está
muerta. —La cabeza de Chris se sentía peor cuanto más hablaba, y sabía
que su padre estaba molesto por la forma en que se mantuvo mordiéndose
el labio—. Lo siento papá. Todo lo que sé, es que duele estar con Marsi. Me
duele cuando no estoy con ella, pero creo que duele más cuando estoy con
ella. —Su cabeza latía—. ¿No podemos simplemente ver la televisión
ahora? —Preguntó.
—Estoy bastante cansado, Chris, —dijo—. Voy a ir a la cama. Puedes
tomar una ducha y dormir en tu antigua habitación si quieres, —ofreció.
Ella aún llevaba su blanca vestimenta de boxeo—. Puedes tomar prestado
un juego de ropa limpia.

267

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Gracias papá, pero tengo que llevar a casa el coche de Charly. Tengo que
hacer eso.
—¿Estás segura?
—Sí.
—Entonces es mejor que te marches ahora antes de que sea mucho más
tarde.
—Sí, está bien, —dijo y se levantó del sofá, dirigiéndose a la puerta.
—Espera, —dijo, caminando hacia ella—. Sabes que estoy orgulloso de ti,
¿verdad?
—¿Todavía soy tu chica hermosa?, —Preguntó ella cariñosamente, sin
dudar de su apoyo—. ¿Soy tu chica, papá?
—Siempre serás mi pequeña. No importa a quien ames o con quien pelees.
—La abrazó—, Te quiero, Chris.
—Yo también te quiero, —dijo en su hombro—. Buenas noches, papá.
Su hija se fue y después de cerrar la puerta detrás de él, miro hacia arriba,
dirigiéndose a su esposa. —¿Qué piensas sobre este desarrollo? Vamos a
dormir. Creo que necesito consultarlo con la almohada.
Marsi pagó al taxista y entró en el vestíbulo de su edificio de
apartamentos, complacida de ver que las puertas del ascensor estaban
abiertas. Se metió en el ascensor y apretó el botón del quinto piso, luego se
apoyó firmemente contra la puerta. Se sacudió por el movimiento y perdió
el equilibrio. No se dio cuenta que se movía hacia abajo, hacia el sótano en
lugar de ir hacia arriba a su apartamento. Se limitó a sonreír, pensando
que habían pasado muchos años desde que había estado tan ebria como
ahora. —GDEV, —se dijo a sí misma—. Gracias a Dios es viernes, —se rió.

268

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

El ascensor se detuvo bruscamente y perdió el equilibrio de nuevo, pero
esta

vez

las

puertas

se

abrieron

y

no

podían

apoyarla.

Salió

tambaleándose, agarrando a la persona de pie en frente de ella.
Fuertes, brazos desnudos se pasaron alrededor de su cintura y la
sostuvieron. El cuerpo al que se aferraba era dolorosamente familiar y su
mirada viajó hasta los ojos más claros y más azules de Alcott.
—¡Oh! —Ella tocó cautelosamente la hermosa mandíbula magullada de
Chris, examinando el daño que era visible. Le dolía el corazón debajo del
pecho—. Oh, no, —susurró, levantándose, besó la parte de la mandíbula
magullada de Chris. El olor almizclado del sudor, el aceite y Chris crearon
una necesidad urgente de estar aún más cerca—. Lo siento, —exhaló en el
cuello de Chris, su voz era más inestable de lo que le hubiera gustado,
pero afectada por una emoción que no podía negar. Se sentía muy alejada
de lo que pensaba que era, de lo que otras personas pensaban que era. Se
sentía como una chica de dieciocho años sin aliento, como alguien que
nunca había sido antes.
Chris movió sus manos de las caderas de Marsi para capturar las manos
más pequeñas posadas sobre sus hombros, y las quitó, apartándose para
mirarla. —Marsi, ¿estás borracha como una cuba?
—Lo estoy, —asintió con una mueca. Varios mechones de cabello rubio
claro fluyeron alrededor de su cara, libres de su apretado rollo francés—.
Soy un zorrillo, y lo siento, —dijo de nuevo. Frotó el codo de su traje negro,
pensando que algo faltaba—. ¿Has visto mi bolso?
—Está en el ascensor. —Chris le tomó la mano—. Aquí, voy a ir contigo
Marsi, —le dijo y la acompañó al interior del ascensor. Cuando se sacudió,
la abogada se inclinó contra el costado de Chris.

269

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Te ves bien en blanco, —le dijo a Chris—. Bien en cualquier cosa, —
agregó Marsi en serio—. ¿Alguna vez vas a hablar conmigo de nuevo? —
deseaba saber—. Siento haberte besado. He sido mala, siento haberte
devuelto el beso y decirte que no podía besarte, y hacer una escena en
Union Square Garden. Siento no ser lesbiana. —Se apoyó contra Chris—.
Siento tanto que estés herida. —Ella se estiró y tocó su rostro de nuevo,
con ternura—. Tienes los ojos más bonitos que he visto nunca.
El ascensor se detuvo en el tercer piso, pero nadie entró y Chris se alejó de
Marsi, empujando el botón del quinto piso tres veces. Marsi la siguió,
apoyándose firmemente en ella de nuevo cuando el ascensor se puso en
marcha hacia arriba. —Como cuestión de hecho, eres la persona más bella
que he visto en mi vida.
—No, no lo soy —Chris retrocedió de nuevo y Marsi la siguió como si la
mujer alta fuera un imán.
—Lo eres. Sí, definitivamente lo eres, —dijo ella y cruzó su corazón—. Lo
juraría bajo juramento en la corte. Y tu pobre ojo morado es hermoso, —la
ebria abogada continuo, presionando contra Chris hasta que la había
arrinconado en el ascensor—. ¿Alguna vez me vas a perdonar?
—Te perdono. Lo hago, Marsi, —dijo Chris, aliviada cuando llegaron a la
quinta planta. Dirigió a Marsi a su puerta y le coloco el bolso en la mano.
—Buenas noches, —dijo Chris, y se dirigió de regreso al ascensor.
—¡Mentirosa! —Marsi exclamo, haciendo que Chris se detuviera—. No me
has perdonado.
Enojada en una manera que ayudó a Chris a enfocarse, regresó hacia
Marsi. —Yo no miento. —Sus ojos azules se clavaron en los azul verdoso
de Marsi—. Nunca te he dicho una mentira, Marsi. Jamás, nunca.

270

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Entonces ven dentro y habla conmigo, —buscando sus llaves, abrió la
puerta y entró—. ¡Entra aquí!, —exigió—, a menos que tengas miedo de mí.
—Chris tomó aire y siguió a Marsi al interior. Marsi encendió la luz, puso
su bolso y las llaves sobre la mesa del vestíbulo, se quitó la chaqueta,
después tomó a Chris de la mano y la condujo al sofá de cuero marrón.
—Yo... no sé qué decir, —Chris admitió después de sentarse.
—Di lo que está en tu corazón, Chris —Marsi le animó.
—Me duele estar contigo, Marsi. —Chris bajó la cabeza, sus mechones
negros cubrieron el área del hematoma alrededor de su ojo.
—Y me duele no estar contigo, —admitió Marsi—. Sentí como si me
mataras cuando me dijiste que saliera hoy. ¿Por qué? ¿Por qué hiciste eso?
—preguntó, su mano cubrió la cima del muslo de Chris. Chris se apartó,
sin confiar en lo que su cuerpo quería hacer. La abogada se dio cuenta—.
¿Por qué sigues alejándote? —Chris apartó la mirada—. ¡Respóndeme,
Chris!
—Sabes por qué, —Chris murmuró por lo bajo.
—¿Qué? ¿Por qué me tratas como si no me conocieras? Solías decirme
todo, —dijo Marsi—. ¡Mírame!
Chris se volvió hacia Marsi, centrándose en ella con su alma en la mirada.
—Te he dicho que sabes por qué. Deja de tratarme como una niña, Marsi.
Soy una mujer adulta. Totalmente crecida. —Se acercó a la abogada, sin
sentirse ya perdida e incómoda—. Te amo como mi padre ama a mamá y
Davie a Susan. Pero tú no quieres que te abrace o te bese. No porque seas
mayor. No quieres eso porque soy una mujer. Nunca he estado enojada,
Marsi. Ves. No estoy enojada contigo. Pero soy una mujer y tú no eres
lesbiana. No soy la baraja completa, pero entiendo eso ahora. —Chris
suspiro, no estando acostumbrada a hablar tanto—. Me llamaste hermosa,
271

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

y me tocaste en el ascensor. Pero estás ebria. Papá dice que la gente dice
cosas que no quieren decir cuando están ebrios.
Ahora era el turno de Marsi de apartar la mirada.
—Solía ser bueno, pero ya no lo es. Simplemente no lo es. Y no quiero que
sientas

lástima

por

mí.

—Chris

se

levantó,

sus

largas

piernas

inquebrantables.
Marsi atrapó su mano fuerte. —No te vayas, Chris.
—Me tengo que ir, Marsi.
—Pero tengo también algo que decirte. Si todavía quieres marcharte,
entonces voy a entenderlo, y no voy a estar enojada tampoco.
Chris se sentó, sus grandes ojos llenos de curiosidad.
—Podría ser lesbiana. Me siento atraída por ti, Chris.
—Pero amabas a un hombre.
—Me gustaba un hombre y me casé con él, pero nunca estuve enamorada
de él.
—Oh. —Chris pensó en lo que Marsi había dicho y sonrió—. ¡Oh!
—Te he estado empujando lejos, porque me sentía culpable.
—¿Culpable?
—Sí. Por la culpa, porque sentía que era responsable de cosas malas que
otro me había hecho cuando yo era una niña.
—¿Cosas malas? ¿Qué tipo de cosas?
—Fui molestada sexualmente por el hermano de mi madre. Ahora está
muerto, pero cuando era pequeña, él me tocó en lugares que no debía.
272

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Crecí, sin dejarme sentir mucho de cualquier cosa sobre el sexo debido a
eso.
Chris pensó en las fotografías de una Marsi más joven sin sonreír en la
casa de campo de Seaborn. —Estabas triste cuando eras una niña. Porque
te hicieron daño, estabas triste.
—Estaba entumecida, como mi lengua se siente en este momento, —dijo
tratando de aligerar sus sentimientos—. No me permití sentir cosas como
el amor o el deseo... abrazos y besos. Y esa era la forma en que quería
permanecer... hasta que te conocí, Chris.
—Eh. Eso es gracioso, —dijo Chris pensativamente.
—¿Gracioso? —Esa no era la respuesta que esperaba—. ¿Por qué es
gracioso?
—Bueno, porque, yo tampoco quería abrazar y besar a nadie... hasta que
te conocí, Marsi. Sólo quiero hacer eso contigo.
—Oh. Eso se sentía bien. ¡Y puesto que te estoy contando todo esta noche,
voy a admitir que estoy contenta por eso! —Marseline se sentía más ligera,
como no se había sentido desde que ella y Chris remodelaran la casa de
campo. Eso parecía hace mucho tiempo. Y estaba segura de que no era
sólo la influencia del alcohol, lo que le permitiera abrirse a Chris. Esto se
estuvo construyendo desde que se conocieron.
—Entonces, ¿todavía tienes que salir?
—Aja, —Chris respondió.
—¡Oh, Dios! ¿En serio? —Marsi había estado segura que estaban a punto
de resolver algo. Algo maravilloso.

273

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Sí, necesito limpiarme..., —Chris retiró la camiseta sin mangas lejos de
su estómago—, darme una ducha..., —se olfateó bajo el brazo—, tomar
una aspirina y conseguir otra bolsa de hielo, —miró hacia Marsi con una
cara de cachorro.
—Tengo todo lo que necesitas aquí, Chris. —Marsi se inclinó y besó a
Chris ligeramente en los labios. La pitcher de las Yankees Alcott gimió, y
luego gritó, echándose hacia atrás—. ¿Te lastimé? —Preguntó Marsi,
preocupada.
—Un poco, —admitió Chris—. Pero fue un dolor agradable, chiquilla, —ella
atrajo a Marsi en sus brazos—. Acabas de besarme primero, no puedo
creer que me besaste primero, —Chris sonrió, empezando a asimilar su
nuevo comienzo—. ¿Puedo dormir contigo esta noche?
—Estoy contando con eso y nunca me llames chiquilla de nuevo, —Marsi
se acurruco a su lado.
—Pero ¿puedo dormir a tu lado y abrazarte?
—Sí, Chris. Estoy invitándote a quedarte de esa manera conmigo, —
sumergió su nariz en el cuello de Chris. Querido Dios, sí.
—¿Sí? —La sonrisa de Chris era cegadora, pero Marsi no podía verla—.
¿Podemos ir a la cama ahora? —Quiero decir, ¿tan pronto como me bañe?
—Sí, —respondió Marseline.
—¡Oh hombre! ¡Oh chico! ¡Hey! ¡Está bien! —Chris se dijo a sí misma y se
separó de la mujer que amaba—. ¿Las toallas están en la ducha?
—Sí, usa cualquier cosa que necesites que este ahí.

274

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Fue una ducha rápida, tal vez la ducha más rápida en la vida de Chris. Se
tomó dos cápsulas de Tylenol del botiquín y se secó el pelo hasta que ya no
estaba mojado, solamente húmedo.
Marseline no sentía ninguna necesidad de su habitual ritual de
preparación a la hora de acostarse. Esta era una noche especial, y añadió
intimidad a la atmósfera encendiendo velas ‗olvidadas hasta ahora‘
alrededor de su dormitorio. Apartó las sábanas de su cama con dosel
tamaño king, y esperó en su camisón de seda verde, con el corazón
latiendo en anticipación como una chica de dieciocho años que descubrió
era una parte de ella.
Usando nada más que una toalla marrón, Chris entró en el dormitorio y el
aire parecía electrificarse. La boca de Marsi se suavizó cuando Chris se
disculpó por no tener nada que llevar a la cama.
—Duermo en pijama o una camiseta. Una camiseta y calzoncillos, pero...
Antes de que pudiera terminar, Marsi sacó el camisón de seda de sus
hombros, arrojándolo sobre una silla cercana y tiró de las sábanas, pero
no antes de que Chris vislumbrara una extensión de piel y unos
montículos de carne que hicieron a su corazón latir más rápido. —
Tenemos todo lo que necesitamos, —la voz de Marsi era un sensual
susurro tranquilizador, llevando su espíritu a la alza. Se quitó la toalla, y
con la mirada de admiración de Marsi sobre ella, se metió en la lujosa
cama.
Incluso después de la pelea brutal en la que había estado, su Chris era tan
dulce, tan guapa, que Marsi no pudo evitar su fuerte reacción a ella. Marsi
se movió hacia el calor de su cuerpo, impulsada por su pasión y un
delicioso escalofrío de deseo. Y Chris la recibió acunándola en sus brazos,
sus cuerpos se moldearon juntos. Pronto manos exploraron y labios
degustaron cálidos y dulces besos.
275

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Suavemente la respiración de Chris acaricio su cara y Marsi se levantó
para encontrar sus labios con los suyos, con suavidad, una y otra vez,
igualando el ritmo que Chris estaba haciendo con sus caderas, y la caricia
ocasional de las manos de Chris entre sus muslos aumentó.
—¡Oh, Chris! —Marsi gimió, besándola con más profundidad, en la
búsqueda de un nuevo mundo del que había oído hablar, pero nunca
había conocido hasta que Chris entrara en su vida. Ella enredó las manos
en el largo y oscuro pelo y buscó llevar a Chris aún más cerca.
Sorprendida al principio, cuando la lengua de Marsi entró en su boca,
pronto sintió que debían conectar sus órganos sexuales entre sus piernas
de alguna manera. Buscó con avidez más de Marsi, sin prestar atención a
las magulladuras y abrasiones. Compartir su cuerpo con Marsi era como
deslizarse sobre las nubes de liso terciopelo, y como un trueno golpeando
al mismo tiempo.
Mientras besaba y exploraba sus pechos, los fuertes y suaves dedos de
Chris masajeaban entre sus muslos. La tierna caricia deshizo a la
abogada.
Marsi jadeó, sus gemidos se convirtieron en trabajosos con temblores
involuntarios y Chris se detuvo, pensando que había dañado a su amor.
Pero con largos y rendidos gemidos, Marsi le rogó que continuara, Chris se
dio cuenta de que, lo que estaba experimentando Marsi estaba más allá de
su comprensión. Cuando comprendió que era placer y no dolor, los
sonidos que Marsi hizo se añadieron a su propia excitación. Ella amaba a
Marsi, y la observó mientras se elevaba más alto hasta que las olas de
éxtasis palpitaban a través de ella, quedándose sin aliento en una dulce
agonía.
El placer fue puro y explosivo y el tierno poder de ellas haciendo el amor
trajo a Marsi hasta las lágrimas. Chris estaba segura, esta vez, que le
276

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

había hecho daño, pero al final descubrió que no era así. —Estoy llorando
porque soy feliz, —dijo Marsi, y le besó los hombros—. Estoy muy feliz.
Tan cansada como estaba, Chris tuvo problemas para conciliar el sueño
mientras sostenía a Marsi. Tenía mucho en que pensar. Una hora después,
Marsi se durmió, Chris se levantó y apagó las velas.
Marsi despertó para encontrar su mejilla pegada al pecho de Chris,
sentada en la cama. Su cabeza latía sin piedad, pero estaba siendo
suavemente y con ternura masajeada. Su mente rápidamente corrió a lo
largo de los acontecimientos de la noche anterior. Se acordó de todo, y
sonrió. Incluso con una resaca, incluso a la mitad de su vida, iba a ser un
gran día. Ella juntó las manos alrededor de la cintura de su amante y alzó
la vista para ver el brillo de las lágrimas en el rostro de Chris.
Marseline se estiró y tocó la húmeda mejilla. —¿Por qué lloras? —Preguntó
a Chris con aprensión. ¿Lamentaba lo qué habían hecho?
—Buenos días, Marsi, —Chris la besó suavemente en los labios—.
Nuestros deseos se hicieron realidad, Marsi. Lo hicieron. He estado
despierta toda la noche, sosteniéndote y pensando.
—Y ¿por qué lloras?
—Porque soy feliz. Estoy llorando porque también soy feliz.
—Oh, Chris... querida, —Marsi se incorporó y la tomó en sus brazos,
acariciándole la espalda—. Gracias... por lo de anoche, —dijo suavemente
Marsi.
—Quiero estar contigo Marsi, —dijo Chris, abrazándola, disfrutando del
sonido y la sensación de ser ‗querida‘ por Marsi.
—Quiero eso también. —Sólo en la fantasía de sus sueños habría creído
que podría estar diciendo esto a alguien. Pero tenía que decirlo. Su corazón
277

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

no podía contener su necesidad—. Por favor, vive conmigo, Chris. Vamos a
tener que explicarle a tu padre y a Charly, pero estoy lista para hacer eso.
—Sí, estoy lista para hacerlo también. —Chris se secó los ojos y le sonrió
brillantemente—. Seguro que lo estoy. Y entonces puedo ser tu jardinera
en Seaborn. Yo podría hacer eso, Marsi.
—¿Mi jardinera? —Marsi dejó de frotar sus hombros.
—Aja. Quiero quedarme aquí, —Chris continuó—. No quiero ir lejos
durante seis semanas. Y después de eso, siempre voy a estar viajando,
como un hombre incoherente.
—¿Estás diciéndome que no quieres lanzar para el equipo?
—Quiero quedarme aquí, contigo... y papá.
—¡Oh no! —Marsi besó la parte superior de la cabeza de su Chris—. Me di
cuenta de algo ayer, acerca de las dos. Necesito que seas una jugadora de
pelota, Chris. No has nacido para ser mi jardinera, o un trofeo de Isabelle,
o la ayudante de tu padre. Naciste para ser lo que tú quieras ser, para
hacer lo que deseas hacer.
—Pero yo quiero estar aquí, contigo... y papá. ¿Ves?
—No, no lo veo. Eres mi amante, no mi jardinera. Firmaste un contrato,
Chris. Dijiste que querías ser una jugadora de béisbol profesional. Tú has
hecho un compromiso, y voy a hacer todo lo pueda para ayudarte a
mantenerlo. Anoche me dijiste que eras una mujer adulta, y eso es lo que
necesito que seas. Te echaré de menos cuando partas con el equipo, pero
no podría pensar bien de tu decisión de abandonar ahora.
—A veces me parecía... —Chris vaciló, con la voz ronca.
—¿Qué te parecía a veces?

278

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

—Pensé que no querías que yo fuera una jugadora de pelota.
—No quería.
—No entiendo. No. ¿Qué te hizo cambiar de opinión?
—Has cambiado. Nosotras cambiamos. Anoche lo cambió, —Marsi frotó
sus manos rápidamente contra el estómago de Chris.
—Me haces cosquillas, —Chris rió, e invirtió sus posiciones—. Está bien,
Marsi. Me iré con el equipo. Pero prométeme que no me olvidarás.
No hay posibilidad de eso, el corazón de Marsi se atascó en la garganta
mientras miraba a los ojos claros de su amante. —Lo prometo, —dijo ella,
y tiro de su cabeza hacia abajo para besarla a fondo.
Interminables momentos más tarde, Chris se apartó. —Tengo que llevar el
coche de Charly de regreso. —Marsi frunció el ceño—. Tengo que hacerlo.
Creo que voy a extrañar sus magdalenas, —añadió Chris.
—Eso es sólo porque nunca has probado las mías.
—¿Tienes también una receta secreta?
—Todavía no, pero lo haré esta noche, —ella se rió.
—¿Eh? —Chris se preguntó que era divertido—. Oh, —dijo finalmente—.
Vas a pedirle la receta, no es así.
—Voy a conseguirla así tenga que rogarle, querida —le prometió,
acariciando el cabello de Chris, cepillándolo con los dedos.
—Me gusta cuando haces eso, —los párpados de la pitcher estaban medio
cerrados.
—Me alegro de que te guste, —dijo Marsi—, Me gusta tocarte.

279

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Chris cerró los ojos. —Llámame de nuevo. Llámame querida, —le pidió
Chris, llevando sus labios a los de Marseline, el calor de su dulce aliento
causo al estómago de la abogada revolotear por la excitación—. Me gusta
cuando me llamas así.
—Chris... mi querida, —Marsi aprecio y capturo los tentadores, aunque
ligeramente hinchados labios con los suyos. Ella quería darle a Chris el
mismo placer que le había dado la noche anterior. Sus manos buscaron y
encontraron lo que necesitaba.
—Oh, Marsi, —Chris gimió en su boca y se recostó hacia atrás, dejando la
iniciativa a su amor. El ritmo errático de su corazón aumentó—. me gusta
esto también, —miró a los ojos intensos y hambrientos por encima de
ella—. Te amo, Marsi, —le dijo, quedándose sin aliento, sintiendo la
creciente ola de nubes de terciopelo y al trueno retumbar, una vez más—.
Te amo, —su voz parecía muy lejana para ella, cuando un calor ondulaba
debajo de su piel, en una necesidad abrasadora que se había ido
acumulando durante meses.
—Te amo, —dijo Marsi, igualmente sin aliento, y se inclinó para besarla.
Después de compartir un beso profundo, Chris se esforzó por recuperar el
aliento. —Marsi, —ella jadeó en el cuello de Marsi, al borde del infarto de
estar satisfecha en un éxtasis divino. Y luego ella lo atravesó.
Nada en la vida de Marsi la hizo sentir tan humilde como la rápida entrega
de Chris a la intimidad de su contacto directo. El grito estrangulado de la
liberación, el agarre de su cuerpo fuerte y suave, o sus lágrimas
silenciosas. Y si Marsi tenía alguna duda la noche anterior, se habían ido
esta mañana mientras comprendía la diferencia entre tener sexo y hacer el
amor. Sosteniendo a su querida Chris, susurró: —¡Te amo, te amo!

280

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Cuando la respiración de Chris se hizo constante abrió los ojos para
encontrarse a Marsi mirando hacia ella, con la cabeza apoyada en su
pecho. —Creo que deberías casarte conmigo, —dijo con una sonrisa
torcida.
Marsi sonrió. —¿Oh en serio?
—Sí, eso creo.
—Ohm. Eso no es posible, de acuerdo con la ley, —su sonrisa se volvió
melancólica—. No somos un hombre y una mujer, somos dos mujeres.
—Lo sé. Pero en nuestros corazones podríamos casarnos... —Chris tocó el
cabello de Marsi, luego su rostro—. Ahí es donde la gente se ama unos a
otros... en sus corazones. —Ella la miró esperanzadamente—. ¿Quieres
casarte conmigo, Marsi?
Marsi sintió algo parecido al vértigo. Ella amaba a Chris, más que a su
propia vida. Quería vivir con ella. Quería compartir su vida con Chris.
¿Pero llamar a su relación un matrimonio? —¿Por qué no nos aseguramos
que podamos vivir juntas antes de usar esa palabra?, ¿de acuerdo?
—¿No te gusta esa palabra? —Chris le preguntó, sorprendida.
—Estuve casada Chris, y me encontré con que no me gustaba... esa
palabra. Sí.
—Oh. Está bien, —Chris se volvió reflexiva—. Voy a pensar en una palabra
diferente.
—¿Qué hay de convivencia?
—Está bien, —dijo Chris un poco a regañadientes—. Está bien, por el
momento, —no comprendía que estaba mal con la palabra matrimonio.

281

Lanzamiento Perfecto (Perfect Pitch) de JC Wilder

Traducción: LeiAusten

Marsi se inclinó y la besó suavemente. —La convivencia es lo que
realmente hace a un matrimonio, Chris.
Chris no estaba segura de que era todo lo que había en el mismo, pero se
dio cuenta que tenía que pensarlo un poco más. No estaba segura de lo
que estaba sintiendo, o la forma de expresarse, por lo que se encogió de
hombros. —No es necesario que le preguntes a Charly. —Le dijo.
—¿Preguntarle a Charly qué? —Marsi le preguntó confundida.
—La receta de las magdalenas. Me la sé. Sé la receta secreta. Y cuando te
la diga, serás de mi familia para cocinar, —Chris le dijo con una sonrisa.
—Acepto, —respondió Marsi, besando su rostro magullado y tirando de
Chris suave y lentamente, hacia abajo en la cama.

Fin... (Hasta aquí llega la historia)

*

*

*

Para descargar está historia y otras más, lo puedes hacer en:

J7 y XWP
(Traducciones al español y demás)
https://j7yxwp.wordpress.com

Si te ha agradado esta historia por favor date unos segundos para
darle a la lectura una manita arriba
282

Related Interests