You are on page 1of 69

UNIVERSIDAD YACAMBÚ

VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO
INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO

LINEAMIENTOS PARA LA OPTIMIZACIÓN DEL PROCESO DE
PRESERVACIÓN Y RESGUARDO DE LA ESCENA DEL CRIMEN
CASOS DE DELITOS DE HOMICIDIOS DIRIGIDOS A
LOS FUNCIONARIOS DEL CUERPO DE
POLICÍA DEL ESTADO LARA

Autora:
Abg. Magaly Perozo
C.I: 9.551.859

BARQUISIMETO, AGOSTO 2015

UNIVERSIDAD YACAMBÚ
VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO
INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO

LINEAMIENTOS PARA LA OPTIMIZACIÓN DEL PROCESO DE
PRESERVACIÓN Y RESGUARDO DE LA ESCENA DEL CRIMEN
CASOS DE DELITOS DE HOMICIDIOS DIRIGIDOS A
LOS FUNCIONARIOS DEL CUERPO DE
POLICÍA DEL ESTADO LARA

Proyecto Especial de Grado presentado como requisito parcial
para optar al Grado de Magíster en Ciencias penales y criminológicas

BARQUISIMETO, AGOSTO 2015
ii

UNIVERSIDAD YACAMBÚ
VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO
INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO

LINEAMIENTOS PARA LA OPTIMIZACIÓN DEL PROCESO DE
PRESERVACIÓN Y RESGUARDO DE LA ESCENA DEL CRIMEN
CASOS DE DELITOS DE HOMICIDIOS DIRIGIDOS A
LOS FUNCIONARIOS DEL CUERPO DE
POLICÍA DEL ESTADO LARA
AUTOR: MAGALY PEROZO
FECHA: AGOSTO 2015
RESUMEN

El presente Proyecto propuso lineamientos para la optimización del
proceso de preservación y resguardo de la escena del crimen en casos de
delitos de homicidios, dirigidos a los funcionarios del Cuerpo de Policía del
estado Lara. Se fundamenta en el paradigma cuantitativo, a través de un
proyecto factible apoyado en una investigación de campo con características
descriptivas. Para quienes practican este tipo de actuaciones de protección y
resguardo de sitios de suceso donde se perpetró un delito de homicidio que
por lo general no existe en la policía del estado Lara unos lineamientos por
los cuales se deben regir los funcionarios que realizan tareas de resguardo y
preservación de la escena del crimen, por lo que estos funcionarios poseen
solo los conocimientos básicos para realizar esta actividad y estructuralmente
no es su función. Se estructuró por fases: I Estudio Diagnóstico; II Estudio de
Factibilidad y III, generar lineamientos. La población objeto de estudio, estuvo
integrada por (70) funcionarios del Cuerpo Policial del Estado Lara.

Descriptores: Lineamientos, preservación, resguardo, escena del crimen,
homicidios, Cuerpo de Policía del estado Lara.

iii

INTRODUCCIÓN

El lugar en donde se ha cometido un hecho punible se le denomina de
muchas formas, entre ellas: a) lugar de los hechos, b) lugar del suceso, c)
sitio del crimen, d) escena del crimen, e) escena del delito o escenario del
delito, entre otros, aunque todos se refieran a lo mismo “El lugar donde se
cometió un hecho que la Ley ha tipificado como ilícito penal”.
Entre las diligencias urgentes, ocupa el primer plano la protección del
sitio de suceso la cual está por lo general a cargo del funcionario de la policía
preventiva, quienes son los primeros en hacer presencia en la escena del
crimen, disponiendo como primera medida que no haya alteración alguna de
todo cuanto se relaciona con el objeto del crimen y el estado del lugar donde
se cometió.
Una vez que el funcionario investigador ha adoptado todas las medidas
adecuadas para que no se altere nada relacionado con el objeto del crimen y
el estado del lugar donde se cometió, debe arbitrar los medios para facilitar la
inmediata intervención del equipo de auxiliares técnicos, para que sean ellos
los primeros en visitar la escena del delito en procura de los indicios que les
suministraron “los testigos mudos”, tendientes a constatar que realmente se
ha cometido un hecho considerado delictuoso por la legislación penal vigente
y todo aquello que conduzca a la positiva identificación de su autor o autores.
Ese equipo de auxiliares técnicos del investigador no actúa en forma
indiscriminada, sino siguiendo un ordenamiento que permita su actuación
ponderable y eficaz para alcanzar e mejor de los resultados.
De allí que la presente investigación, propuso lineamientos para la
optimización del proceso de preservación y resguardo de la escena del
crimen en casos de delitos de homicidios, dirigidos a los funcionarios del
Cuerpo de Policía del estado Lara está estructurada por capítulos, de la
siguiente manera:

En el Capítulo I corresponde El Problema: Planteamiento del Problema,
Objetivos de Investigación y Justificación. El Capítulo II comprende el Marco
Teórico: Antecedentes de la investigación, Bases Legales, Bases Teóricas y
Definición de Términos Básicos. En el Capítulo III incluye el Marco
Metodológico: Diseño de la investigación, Tipo de Investigación, Nivel de la
investigación, Población y Muestra, Técnicas e Instrumentos para la
recolección de datos, Validación de los instrumentos y las Técnicas de
Análisis de Datos.

2

CAPÍTULO I

EL PROBLEMA

Planteamiento del Problema

En el ámbito universal, como en el contexto local la investigación criminal
ha

alcanzado un

desarrollo tangible,

apresurado,

a

través

de la

criminalística, esto se ha percibido con más énfasis en la década de los 90 y
principios del Siglo XXI, al coincidir los avances y logros científicos con la
implementación de esta ciencia, permitiendo una perfecta congruencia entre
estas interdependientes áreas del saber, como lo son la Investigación y
aplicación criminalística por una parte y las ciencias fácticas o exactas por la
otra.
Resulta precisamente de este proceso de integración del conocimiento
científico, el logro de las “praxis” que van a originar la aplicación efectiva de
técnicas, métodos y conocimientos que permiten fortalecer y perfeccionar el
proceso de la investigación en el área criminal, por lo que se hace ineludible
el aseverar que el investigador y operador criminalístico en general, deban en
el ejercicio de sus conocimientos ceñirse a normas que le indiquen o
delineen el camino a seguir durante el proceso.
Por ello, el logro exitoso del proceso de investigación, va ha depender en
buena parte de la observación de lineamientos estrictos que en forma
científica señalen los procedimientos para el tratamiento del sitio o escena
del crimen y que garanticen la preservación y originalidad por una parte, el
levantamiento y colección efectiva por la otra de la mayor cantidad de
elementos relacionados o comprometidos con el hecho.
De aquí,

que una mala evaluación y preservación de la escena del

crimen, traerá como consecuencia que no se pueda establecer como ocurrió
el hecho motivado a que no se colectarán evidencias que realmente aporten

3

información para la solución del caso, haciendo necesario de los entes de
seguridad su presencia inicial en la escena del crimen, así como el
investigador y el experto en inspecciones técnicas, motivado al deber de
observar e implementar en el tratamiento técnico-criminalístico de un sitio, lo
que se reflejará en forma directa en el resultado final del proceso
investigativo, ya que todas las partes y fases de este complejo recorrido
científico tienen un carácter estricto de interdependencia funcional.
Lo antes señalado, conduce al establecimiento e implementación estricta
de lineamientos en lo concerniente al procedimiento técnico que deben
enmarcar el trabajo criminalístico desplegado directamente en el lugar de los
hechos, como lo es la preservación o conservación original del lugar, lo cual
redunda en el resultado final del proceso y la confiabilidad de los análisis
obtenidos.
En este orden de ideas, la policía preventiva una vez que tiene
conocimiento de la situación social relevante que despierta el interés y la
eventual implementación del proceso de investigación criminal, dentro del
marco jurídico señalado a tal efecto, debe proceder a hacer presencia en el
lugar de los hechos y aplicar las primeras medidas dirigidas a conservar la
originalidad del sitio y la obtención de elementos materiales relacionados con
el victimario, el medio/s de comisión, el lugar y la víctima, como elementos
criminalísticamente existenciales del hecho y estudiados en la ciencia como
el “tetraedro de la criminalística”, tópico que se le dará un oportuno
tratamiento en este estudio.
Es correcto considerar, como elemento de primordial importancia el
tratamiento inicial del sitio, que será único e irrepetible en oportunidad
cronológica y espacial, debido a que luego de “levantado” el lugar nunca se
obtendrán en un cien por cien igual las condiciones originales, elementos
involucrados o comprometidos, siendo algunos de estos elementos
inevitablemente alterados, como por ejemplo el propio cadáver que sufre la

4

afectación del proceso de la muerte (putrefacción, licuefacción, reducción
esquelética, entre otros).
Es posible como lo destaca: Montiel (1998), que el delito se resuelve en
el propio sitio del suceso, de esta afirmación se desprende la importancia de
la implementación efectiva, eficaz y eficiente de la preservación del sitio de
suceso ya que de esto se desprenderá la inspección técnica del lugar, lo cual
resulta vital para la resolución del hecho la identificación e individualización
de los autores.
Es palpable la carencia de un método estricto que limite y regule la
implementación de las actividades de índole criminalístico fundamentales
para la preservación del lugar de los hechos, así como de la inspección
técnica del sitio de suceso, más aun en el caso de la investigación iniciada
ante el delito de homicidio cuyo medio de perpetración a sido el uso de arma
de fuego.
En tal sentido, se encuentra una dispersión legal que puede incluso en
algunos casos y dependiendo del operador o interprete de la ley para el
momento, generar una incoherencia entre lo realmente necesario en el sitio y
lo legalmente establecido, no obstante se observa con orgullo el éxito en la
aplicación y uso de estos instrumentos legales por parte de los expertos.
En la actualidad, resulta prácticamente común la contaminación como
consecuencia de mala preservación en los sitios de suceso, productos del
homicidio por arma de fuego, donde no se existe un método que pueda ser
utilizado para la preservación y resguardo del sitio donde se cometió el
hecho, así como también, se observan incluso excusas ya comunes por parte
de los órganos de carácter preventivo quienes generalmente son los
primeros en llegar al lugar de los hechos, y que son llamados a implementar
este primer y decisivo paso como es la protección del sitio del hecho, incluso
con el reiterado señalamiento de la existencia de un marco legal establecido,
que le señala responsabilidades que pueden ser penales, civiles y
administrativas.

5

No obstante, persisten estas invasiones innecesarias en la competencia
de los órganos especializados en la investigación criminal, originando
resultados negativos las definitivas del proceso, que repercute en forma
directa en las decisiones emitidas por los órganos jurisdiccionales, por lo
tanto, la labor policial en el lugar debe contar con un método sustancialmente
adecuado para la preservación y reguardo del lugar de los hechos así como
la aplicación eficaz de la Inspección Técnica.
No obstante, esta situación continua presente con sus nefastas
consecuencias para el proceso de investigación criminal, donde son muchos
los culpables que quedan en libertad y hasta algunas veces hay inocentes
que van a la cárcel a cumplir una pena por un delito que no cometió.
Es por ello, que los expertos en materia de investigación criminal deben
evitar circunstancias que pudieran de influir de forma negativa en los
resultados y conclusiones, debiendo apegarse a un estricto procedimiento en
lo concerniente al manejo y preservación de la evidencia física, de manera tal
se eviten resultados negativos o erróneos, los cuales pudieran desviar la
investigación a una dirección incorrecta, no permitiendo la identificación del
autor o autores del hecho punible, imposibilitando la aplicación justa de la
justicia.

Interrogantes de la Investigación

De todo lo anterior, surgen las siguientes interrogantes: ¿Cuál es el
procedimiento aplicado por los funcionarios del Cuerpo de Policía del Estado
Lara para el resguardo y preservación del sitio de suceso de hechos donde
se suscitó un delito de homicidio?, ¿Cuáles son los elementos que influyen
de forma negativa en el Cuerpo de Policía del estado Lara, en el proceso de
preservación y resguardo de sitios de suceso donde se perpetró un delito de
homicidio?, ¿Cuáles son los lineamientos aplicables, de parte de los
funcionarios del Cuerpo de Policía del estado Lara, para optimizar el proceso

6

de preservación y resguardo de sitios de suceso donde se perpetró un delito
de homicidios.

Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Proponer lineamientos para la optimización del proceso de preservación
y resguardo de la escena del crimen en casos de delitos de homicidios,
dirigidos a los funcionarios del Cuerpo de Policía del estado Lara.

Objetivos Específicos

Diagnosticar el procedimiento aplicado por los funcionarios de la policía
del estado Lara, para practicar el proceso de preservación y resguardo de la
escena del crimen en casos de delitos de homicidios.
Determinar los elementos que influyen de forma negativa por parte de los
funcionarios del Cuerpo de Policía del estado Lara, en el proceso de
preservación y resguardo de la escena del crimen en casos de delitos de
homicidios.
Generar los lineamientos aplicables al personal policial del Cuerpo de
Policía del estado Lara, que permitan optimizar el proceso de preservación y
resguardo de la escena del crimen en casos de delitos de homicidios.

Variable de Estudio

Las variables, son definidas según Hernández, Fernández y Baptista
(2000), como “un eje fundamental en todo trabajo de investigación de campo
porque es una propiedad que tiene cambios y se puede medir y observar” (p.
144).

7

Así también, Tamayo y Tamayo (1996), definen variables como un
aspecto o dimensión de un fenómeno que tiene como característica la
capacidad

de

asumir

distintos

valores

ya

sea

cualitativamente

o

cuantitativamente, de ellos se infiere que es la relación causa – efecto que se
suscita entre uno o más fenómenos estudiados (p. 50). Además, Sabino
(2003), afirma que un sistema de variables lo conforman una serie de
característica por estudiar definida de manera operacionales decir, en función
de sus indicadores o unidades de medidas (p.20).
Para esta investigación, la variable está representada por los
lineamientos aplicables en el proceso de optimización por parte del personal
policial del Cuerpo de Policía del estado Lara en lo concerniente a la
preservación y resguardo de la escena del crimen en casos de delitos de
homicidios, apoyándose en la fundamentación teórica y en los objetivos
propuestos. En tal sentido, Jiménez (2012), señala que dado a que el estudio
presenta una sola variable no es necesaria la realización de la
operacionalización de la misma, ya que esta se desarrollará a través de tres
fases que no requieren su elaboración como lo son diagnóstico, factibilidad y
diseño respectivamente.

Justificación de la Investigación

La base fundamental de toda investigación criminal es pertinente la
preservación del lugar de los hechos, resguardando los indicios que puedan
constituir los elementos de convicción o medios probatorios que contribuirán
al esclarecimiento del caso, tomando en cuenta que el éxito de las
investigaciones criminales depende de la atención que se le brinde a la
escena criminal al momento de su protección.
En este orden de ideas, es necesario acotar los organismos de seguridad
del estado, entre los que se encuentra el Cuerpo de Policía del estado Lara,
deben contar con conocimientos, métodos y técnicas científicas que permitan

8

lograr la perfecta preservación y resguardo del lugar de los hechos, puesto a
que son órganos facultados para proteger el escenario del suceso, antes de
la intervención del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y
Criminalística, el cual a su vez constituye la unidad auxiliar que coadyuva al
Ministerio Publico en su investigación para, de este modo, aclarar el hecho
delictivo.
Es el hecho que en la actualidad, los funcionarios de la policía del estado
Lara como órganos preventivos pareciera no conocer o aplicar las medidas
adecuadas para el resguardo del lugar de los hechos, lo que trae como
consecuencia la contaminación y deterioro de los indicios y evidencias que
puedan encontrarse en dichos escenarios, lo que conlleva al incorrecto
desarrollo de las investigaciones para obtener los elementos de convicción
que se requieren y aplicar las medidas necesarias para lograr un efectivo
esclarecimiento del caso y aplicar las medidas necesarias para sancionar el
hecho delictual que se investiga.
Ante tal hecho, se hace necesario abordar este tema para una mejor
formación, y de esta forma desarrollar lineamientos estrictos para lograr
resultados efectivos y de este modo evitar las modificaciones de la escena
del crimen, y de esta forma coadyuvar en el proceso de resolución del hecho.
El objetivo central de este trabajo de grado se orienta precisamente a
generar lineamientos que contribuyan a evitar tal problemática

en lo

concerniente a resguardo a preservación del sitio de suceso de delitos de
homicidios ocurridos en el estado Lara.
Asimismo, se pretende precisar la relevancia de salvaguardar las
evidencias físicas en la escena del crimen, y de esta forma lograr mediante la
aplicación de los principios de la criminalística el esclarecimiento eficaz del
hecho y de esta forma demostrar como ocurrió realmente el hecho, a través
del estudio de los rastros, huellas u objetos que el victimario pudo haber
dejado en el sitio de suceso, y de esta forma poder fundamentar la
acusación, que es el fin mediato del proceso; de igual manera se desea

9

afrontar la problemática que trae consigo la posible contaminación de la
escena del crimen por parte de los efectivos de la policía del estado Lara,
debido a la inobservancia en cuanto a la adecuada preservación del sitio de
suceso, por lo que se debe hacer frente a la necesidad social de contribuir
con una adecuada investigación criminal para lograr el desenlace exitoso de
los casos que se presenten y de esa manera lograr alcanzar la tan ansiada
justicia, conforme a lo establecido por las normas penales vigentes.
De acuerdo a los razonamientos planteados, la presente investigación
contiene aportes a nivel jurídico y crea escenarios capaces de facilitar a los
funcionarios de la policía del estado Lara, en lo concerniente a la forma de
proceder o actuar para la preservación y resguardo de la escena criminal,
disminuyendo los errores que puedan presentarse, evitando la contaminación
de las evidencias y por ende, asegurar el cumplimiento del debido proceso
como derecho consagrado en el artículo 49 de la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela (1999) y así mismo, garantizar la óptima
administración y ejecución de justica.
Finalmente, este trabajo se orienta en el programa de la Maestría en
Criminología, específicamente dentro del área de investigación “La
Criminalística y la Investigación criminalística”, ubicada en la Línea de
Investigación “Las Pruebas y la Investigación Criminalística Indicios físicos
encontrados en el sitio y su importancia Criminalística”. El ámbito espacial se
ubica en la sede del Cuerpo de Policía del estado Lara en los meses de
Octubre-Noviembre-diciembre del 2013. Desde el punto de vista científico, el
estudio constituye una referencia para futuras investigaciones sobre el tema, ya
que permite obtener un marco de referencia sobre la aplicación adecuada de
los peritajes.

10

CAPÍTULO II
MARCO TEÓRICO

Antecedentes Históricos

El ser humano por excelencia, en razón a la necesidad de organizase por
la acción de las agrupaciones que conforman la sociedad, impulsa la
creación de fórmulas básicas para su convivencia pacífica, idónea del deber
ser que permita asegurar en lo posible el mejor desenvolvimiento del
colectivo, por lo que el Estado en virtud de la gran responsabilidad que tiene
con todos sus habitantes ha creado Instituciones capaces de dar respuestas
a los múltiples problemas que afectan la sociedad.
En este orden de ideas, la protección y resguardo de la escena criminal
tiene sus inicios junto al nacimiento de la criminalística, esta ciencia data de
finales del siglo XVIII, con la aparición de Eugéne François Vidocq, el cual es
considerado uno de los primeros investigadores privados y creador de la
Sûreté Nationale (oficina de Investigación Criminal de la Policía francesa),
establecida en 1812 y encabezada por Vidocq hasta 1827.
En este sentido, Posada (2000), en su manual de investigación criminal
hace referencia a una historia que trata sobre el esclarecimiento de un
homicidio suscitado en París en el año de 1882, es en la primavera de este
año cuando se encontró en la mansión del conde D` Aroy el cuerpo sin vida
de la condesa medio desnuda, con las piernas y los brazos extendidos sobre
la cama de la habitación. El sargento Rioux de la Sûrete, era el funcionario
encargado

de

la

investigación

de

ese

delito,

que

sin

profundas

investigaciones ya había arrestado al conde por el homicidio de su esposa,
tomando como elemento probatorio una caja que poseía dos pistolas de
duelo pertenecientes al esposo de la condesa, que como aseguraba el
sargento Rioux, con una de ellas fue asesinada; en cuanto al móvil del

11

crimen, Rioux no tenía dudas que la condesa, por ser mucho más joven que
su esposo tenía un amante, el Conde se dio cuenta y la mató.
Es por ello que, según De la Rosa, M. (2012), Vidocq expone las razones
por las cuales pensaba que el sargento Rioux estaba equivocado; por la
forma en que se encontraba vestida la Sra. Indicaba que esperaba un
amante y no al esposo, de igual modo podía observarse que la cerradura
había sido forzada y además el orificio de la herida no concordaba con el
tamaño de la lesión que ocasionaría una pistola del conde. Finalmente
Vidocq localizo a un jugador y ladrón, llamado Deloro, se encontró el arma y
localizó al comprador al cual el delincuente vendió un anillo de diamantes de
la condesa, ante las pruebas, Deloro confesó al homicidio.
El relato anteriormente narrado, constituye un claro ejemplo de la
importancia que tiene para la investigación criminal y por ende para la óptima
aplicación de justicia, llegar a la verdad de los hechos y que los mismos
puedan ser comprobados a través de elementos probatorios, de lo cual se
deduce la necesidad de conservar las evidencias de interés criminal, a través
de una buena preservación en la escena del crimen, protegiendo el estado
de las cosas e impidiendo que las evidencias del hecho delictivo
desaparezcan.
En este sentido, la criminalística nace de la medicina forense en el siglo
XVII, cuando los médicos toman parte de los procedimientos judiciales.
Según la historia jurídica, la primera disciplina precursora de la criminalística
fue la que en la actualidad se conoce como dactiloscopia, según Montiel (ob.
cit.), expone lo siguiente: “Algunos de los primeros usos prácticos de la
investigación mediante las impresiones dactilares son acreditados a los
chinos, quienes las aplicaban diariamente en sus negocios y empresas
legales, mientras tanto el mundo occidental se encontraba en el período
conocido como la edad oscura” (p. 19).
Resulta oportuno señalar que, el Doctor Hans Gross nació en Graz,
Austria en 1847, fue Juez de Instrucción en Stejermark y Profesor de derecho

12

penal en la Universidad de Graz, Gross reunió y aporto conocimientos muy
valiosos para ser aplicados a la pesquisa criminal y estaba convencido que la
solución de los crimines debía ser resuelta mediante la intervención de los
conocimientos científicos, haciendo a un lado la intuición y las suposiciones,
estos razonamientos fueron plasmado en su libro “Manual del Juez de
Instrucción”, que fue publicado en 1894 y por primera vez fue quien se refirió
a los métodos de investigación criminal como criminalística.

Antecedentes de Investigación

Efectuada una revisión bibliográfica exhaustiva acerca de investigaciones
anteriores referentes a la temática del estudio planteado, como lo es el
procedimiento para la preservación y resguardo de la escena criminal, se
encontraron algunos estudios que se presentan a continuación por
considerar que los mismos dan fundamento al tema planteado.
A este respecto, se tiene que: Colmenárez (2009), realizó una
investigación titulada “Conservación y preservación de las evidencias
encontradas en la cadena de custodia en el Cuerpo de Investigaciones
Científicas Penales y Criminalísticas para el proceso de juicio y posterior en
una apelación, Caso Específico CICPC-Lara, Barquisimeto”, el mismo se
efectuó a través de un trabajo documental en el que se investigaron cuáles
eran los problemas por los cuales el CICPC Sede Barquisimeto, tienen al
momento de realizar su labor de conservación y preservación de las
evidencias. Utilizando las fuentes doctrinales, jurídicas y legales se
determinará a importancia de la conservación, preservación de las evidencias
para el momento del juicio y posterior a la apelación, se encontró que existen
algunos problemas en cuando al manejo de evidencias físicas, por lo que se
propone actualizar los materiales, equipos y al personal encargado de
realizar dichos procedimientos.

13

Este estudio, es relevante para la investigación, porque hace referencia a
la conservación y preservación de evidencias, hecho que es parte importante
de este estudio, puesto que los técnicos encargados de realizar estos
procedimientos deben tener los conocimientos y saber manejar los equipos
necesarios para realizar esta labor.
Por su parte Graterón y Yépez (2010), quienes hicieron un trabajo
documental titulado “Análisis a la norma y procedimental de cadena de
custodia en los delitos de sustancias psicotrópicas y estupefacientes”, donde
plantean que en las últimas décadas de la sociedad ha experimentado un
proceso de cambio, denominado globalización, donde se establecen nuevos
paradigmas en el ámbito social, cultural, político, económico, entre otros; esta
gran transformación reta nuestra capacidad de supervivencia, de adaptación
y nos obliga a encontrar renovados arquetipos para explicar la convivencia
social.
Determinó que, uno de los principales problemas que enfrenta la
sociedad del siglo XXI, es el tráfico de sicotrópicos y estupefacientes, el cual
se ha transformado en un crimen organizado, trasnacional de enormes
dimensiones, penetra y controla cada vez más las economías, la sociedad
así como también los sistemas políticos y los gobiernos de muchos países,
contribuyendo a descomponer y a desestabilizar a la humanidad.
Las autoras concluyeron, que el Estado venezolano con el fin de proteger
a los ciudadanos, apoyar las decisiones de las autoridades competentes,
buscan asegurar el pacífico disfrute de las garantías y derechos
constitucionales, así como garantizar el debido proceso en la administración
de justicia, establece un mecanismo con el fin de resguardar la prueba,
principalmente todas aquellas evidencias de interés criminalístico y
mantenerlos desde el inicio de las diligencias hasta su llegada a los
tribunales competentes.
Tal como se puede apreciar de este estudio, la investigación en
criminalística adquiere un carácter de importancia, por lo que debe ser

14

apoyada en todos sus aspectos, partiendo del Estado la responsabilidad
principal, lo que apoya este estudio, debido que como funcionarios de un
cuerpo del Estado deben estar capacitados para realizar la labor que
realizan.
En este orden de ideas Cañizalez (2011), realizó un trabajo documental
titulado “La Contaminación y el deterioro de las evidencias físicas o
materiales en el escenario criminal” tuvo como propósito analizar la
contaminación y el deterioro de las evidencias físicas o materiales en el
escenario criminal

para obtener la información teórica sobre esta

problemática se recurrió a fuentes doctrinarias jurídicas y legales, se
estableció con claridad que consecuencias trae la contaminación de las
evidencias físicas y materiales en el escenario criminal, cual es la forma
adecuada que se debe implementar para manejar desde la perspectiva
jurídica una nueva evidencia que haya sido alterada en el procedimiento
criminalístico, y a su vez profundizar el estudio del trabajo de los órganos
correspondientes al resguardo del escenario criminal.
Teniendo como planteamiento todo lo antes expuesto, se concluyó que
los procedimientos a seguir para asegurar la correcta labor de los cuerpos
correspondientes, para evitar la contaminación y el deterioro de las
evidencias que conllevarían a la consideración de la obtención de una prueba
ilícita en el proceso judicial del país teniéndose un total rechazo por parte del
Ministerio Público, ya que se estarían violando las garantías constitucionales
bien sea a las víctimas o al imputado por la cual, se debe evitar que esta
situación continúe suscitándose.
El aporte de esta investigación al estudio, es que la cadena de custodia
debe permitir que las pruebas colectadas en cualquier procedimiento
criminalístico puedan ser mantenidas y preservadas de manera eficiente para
que puedan ser de utilidad para la investigación criminal, lo que aporta un
aspecto de gran importancia al tema que se trata.

15

Contexto Organizacional

Breve Reseña Histórica

A partir de la Constitución de 1830 Venezuela los cuerpos policiales han
ido evolucionando, ya que en dicha norma facultaba a los Alcaldes
municipales

y

parroquiales

para

aprehender

a

los

delincuentes

preventivamente y luego remitirlos al fiscal o juez competente para el caso, el
18 de noviembre de 1.834, la diputación provincial de Barquisimeto, mediante
resolución determina la creación de una ronda de Policía a caballo,
compuesta de cuatro Soldados y un Cabo, y se le asignan una serie de
actividades y tareas seguridad y orden público esta normativa se mantuvo
hasta la promulgación del Código de Policía Nacional en 1835, donde se
separa

el

cuerpo

policial

en

diversas

modalidades,

tales

como:

administrativa, judicial y municipal. Con el pasar de los años, el 29 de
Febrero de 1.940, la Asamblea Legislativa del Estado Lara, conformada por
su Presidente: J. M. Pérez Coronel y puesto el ejecútese por el Gobernador
Honorio Sigala, decreta el primer: "Código de Policía", contentivo de 270
Artículos, donde se unifican los procedimientos policiales, en fecha 23 de
Enero de 1.941, la Asamblea Legislativa, bajo la Presidencia de J. María
Lozada, decreta la reforma parcial del Código de Policía, y es a partir del año
1.968, fecha en que se les da la gran responsabilidad a los Oficiales de la
Guardia Nacional de dirigir las diferentes Policías, es de allí donde comienza
un proceso de reorganización de las Policías, dispersas en los diferentes
Municipios y con fecha 30 de Abril de 1.976, mediante Gaceta Oficial
Extraordinaria Nro. 106, la Asamblea Legislativa del Estado Lara, decreta: El
Código de Policía del Estado Lara, y establece:

Artículo 3 del Código de Policía del Estado Lara; La Policía del
Estado Lara, dependiente de la rama Ejecutiva del mismo, salvo
las excepciones de Leyes especiales queda integrada como un
16

servicio Gubernativo y Administrativo único organizado dentro del
Poder Público Regional, con el nombre de Fuerza Armada Policial
del estado Lara, bajo la suprema autoridad jerárquica del
Gobernador del Estado Lara.
De lo anterior expuesto, con el Código de Policía del Estado Lara se
materializa la unificación de las Policías Municipales, y crear una nueva
estructura, que a paso lento ha logrado un crecimiento sostenido y en forma
desarrollada hacia un futuro promisor, con una visión, de una institución con
un alto sentido del deber, espíritu de cuerpo y vocación de servicio, que con
llevan a conformar una policía eficiente y eficaz en el manejo de los
Procedimientos Científicos.
En el mismo orden de ideas, en 1863 se publica el Código de
Procedimiento Criminal, otorgándole competencia a la policía para iniciar los
procedimientos de investigación y en el año 1882 cuando se promulga el
Código de Enjuiciamiento Criminal. Cabe agregar, que para finales del año
1947 en Venezuela no existía ningún órgano de policía destinado
especialmente a coadyuvar a los jueces penales en su labor de persecución
y detención de los delincuentes y por lo tanto, la protección y resguardo del
lugar de los hechos, no se encontraba legalmente establecida.
En este orden de ideas, cabe hacer mención que la investigación de los
delitos de acción penal en Venezuela se institucionaliza el 20 de febrero de
1958, cuando el presidente provisional

de la Junta de Gobierno

Contralmirante Wolfgang Larrazábal, promulga el decreto Nº 48 con Fuerza
de Ley, que estableció la base legal para la creación de un cuerpo de policía
especializado para la investigación de los delitos de acción penal, este
organismo dependería directamente del Ministerio de Justicia bajo el nombre
de Cuerpo Técnico de Policía Judicial.
En efecto, es en el año 1975 cuando se crea la Ley de Policía Judicial,
esta legislación concede a los funcionarios adscritos a las Fuerzas Armadas
Policiales el carácter de órgano auxiliar de la policía judicial, sin embargo
esta normativa limitaba a estos cuerpos auxiliares a impedir que las huellas
17

de los hechos fueran alteradas y que el estado de la escena criminal fuera
modificado, por ende es esta ley de Policía Judicial donde implícitamente se
consagra la protección y resguardo de la escena criminal con rango legal, ya
que se evidenció la imperiosa necesidad de crear una norma que regule los
procedimientos a seguir por los órganos de apoyo para salvaguardar
correctamente el lugar de los hechos.
Con referencia a lo anterior, la ley de policía judicial fue reformada y por
consiguiente, derogada por la Ley de Policía de Investigaciones Penales
publicada en Gaceta Extraordinaria Nº 5.262 del 11 de septiembre de 1998,
esta ley otorgaba el carácter de órganos de policía de investigaciones
penales del Cuerpo Técnico de Policía Judicial, a los órganos de las Fuerzas
Armadas de Cooperación y demás autoridades competentes.
Del mismo modo, con la aprobación de la Ley Orgánica, del Servicio de
Policía y del Cuerpo de Policía Nacional en el año 2007 nace el Sistema
Integrado de Policía, se crea la Universidad Experimental de la Seguridad,
para el Servicio de Policía y así también, el Consejo General de Policía
adscrito al Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia,
el cual

se instalo con el propósito de adelantar una serie de políticas

públicas que estandarizaran los cuerpos policiales para su adecuación al
nuevo modelo policial.
De lo anterior expuesto, nace un nuevo modelo que se caracterice por el
humanismo, la solidaridad, la participación ciudadana, el respeto a los
derechos humanos, para desarrollar el nuevo modelo policial y de esta
dignificar la función policial, mediante un marco jurídico institucional y de
gestión que permita concebir la policía como una institución pública, de
función indelegable, civil, que opera dentro del marco de la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela y de los tratados y principios
internacionales sobre protección de los derechos humanos, orientada por los
principios de permanencia, eficacia, eficiencia, universalidad, democracia y
participación, control de desempeño y evaluación, de acuerdo con procesos y

18

estándares definidos y sometidos a un proceso de planificación y desarrollo
conforme a las necesidades dentro de los ámbitos político territoriales
nacional, estadal y municipal.
Sin embargo, en enero de 2007 es aprobada una reforma parcial del
decreto y se publica en Gaceta Oficial Nª 38.598 de la República Bolivariana
de Venezuela la Ley del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y
Criminalísticas, en el cual se nombra a todas las policías del país como
auxiliares del Ministerio Publico, esta ley estuvo vigente hasta el 14 de junio
de 2012; la referida ley tipificaba, en sus Art. 12 y 14, la designación a los
órganos

con

competencia

especial

y

a

los

órganos

de

apoyo,

respectivamente, los cuales tienen como atribución principal, garantizar la
protección de la escena del crimen y las evidencias hasta que se haga
presente lo funcionarios del CICPC, es decir, evitar la modificación en la
escena del crimen.
En otro orden de ideas, se cran las normas relativas al proceso de
homologación y reclasificación de grados y jerarquías de los funcionarios
policiales, a partir de la resolución número 39.453 de fecha 25 de Junio de
2010, y publicada por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones
Interiores y Justicia como Órgano Rector en materia policial y de las leyes del
Estado venezolano.
En efecto, la intención del Consejo General Policía y del Ministerio del
Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, como Órgano Rector en
materia de seguridad ciudadana, es realizar un proceso de Homologación y
Reclasificación de las y los funcionarios de los cuerpos policiales a nivel
nacional, a fin de garantizar la idoneidad de este proceso único, novedoso e
inédito en el proceso de transformación policial en el país, por lo que se
crean las nuevas jerarquías clasificada en tres niveles, las cuales son las
siguientes:
El primer nivel; con responsabilidades en la ejecución de actividades de
contacto inmediato y operacional con la ciudadanía, estará integrado, en

19

orden ascendente, por: los y las oficiales, los y las oficiales agregados y los y
las oficiales jefes, el segundo nivel, con responsabilidades de dirección
media, diseño de operaciones, supervisión y evaluación a nivel táctico, estará
integrado, en orden ascendente, por: los supervisores y supervisoras, los
supervisores y supervisoras agregados y los supervisores y supervisoras
jefes, el tercer nivel, con responsabilidades de alta dirección, planificación y
evaluación estratégica, estará integrado, en orden ascendente, por: los
comisionados y comisionadas, los comisionados y comisionadas agregados y
los comisionados y comisionadas jefes.
Es de hacer notar que esta homologación para el otorgamiento de
responsabilidades y además para distinguir las diferentes jerarquías entre el
primer nivel, los agregados y jefes, las rosa-marinas en las barras del
extremo de la charretera; La Barra Plateada es para oficiales; con 1 Rosa
Marina Oficial, con 2 Rosa Marina Oficial Agregado, con 3 Rosa Marina
Oficial Jefe, la barra dorada es para supervisores; con 1 Rosa Marina
Supervisor, con 2 Rosa Marina Supervisor Agregado, con 3 Rosa Marina
Supervisor Jefe; La Barra en Forma de Laurel Dorado es para Comisionados;
con 1 Rosa Marina Comisionado, con 2 Rosa Marina Comisionado Agregado,
con 3 Rosa Marina Comisionado Jefe, las charreteras de la Policía estadales
son azules.

Misión
Garantizar y velar por el cumplimiento del ordenamiento jurídico y los
derechos humanos como organismos de seguridad ciudadana, integrado por
hombres y mujeres con principios éticos-morales, vocación de servicio y
sentido de pertenencia.

Visión
Conformar un organismo de seguridad ciudadana, con proyección
nacional e internacional, defensores de los valores y principios éticos

20

universales, generadores de activos de conocimiento y vinculados a las
necesidades sociales.

Valores Organizacionales
- Responsabilidad
- Eficiencia
- Cooperación
- Equidad
- Ética
- Imparcialidad
- Responsabilidad
- Lealtad
- Corresponsabilidad
- Solidaridad

Estructura organizativa y descripción de las unidades

Sobre la estructura organizativa y descripción de las unidades, el artículo
164 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela reza lo
siguiente: Es de competencia exclusiva de los Estados: Ordinal 6to “La
organización de la policía…”
Por otra parte todo lo concerniente con su organización jerárquica se
realizara de conformidad con lo que establece el artículo 56 de la Ley
Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana,
el cual comprenderá una escala de tres niveles dividida en pasos conforme lo
prevea el estatuto de la Función Policial.
Por otro lado, para el abordaje de la escena del crimen, a partir del 15 de
junio de 2012 entra en vigencia el Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley
Orgánica del

Servicio

de

Policía

de

investigación,

el

Cuerpo

de

Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y el Servicio Nacional

21

de Medicina y Ciencias Forenses, esta última normativa legal nombrada, en
sus Art. 22 y 45 señala la protección del y cuidado riguroso de la escena del
crimen, por parte del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y
Criminalísticas y los cuerpos de policía debidamente habilitados por el
Órgano Rector para ejercer atribuciones y competencias en materia de
investigación penal.
En la actualidad, todas las policías tienen atribución en materia de
investigación criminal, de acurdo a lo dispuesto en el Decreto con Rango
Valor y Fuerza de Ley Orgánica del Servicio de Policía de investigación, el
Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y el Servicio
Nacional

de

Medicina

y

Ciencias

Forenses,

según

gaceta

oficial

extraordinaria Nº 6.079, de fecha 15 de junio de 2012.

Bases Teóricas

Las bases teóricas, constituyen el corazón del trabajo de investigación,
pues es sobre este que se construye todo el estudio. La misma formará la
plataforma, en la cual se edifica el análisis de los resultados obtenidos,
presenta una estructura sobre la cual se diseña el estudio, sin esta no se
sabe cuáles elementos se pueden tomar en cuenta, y cuáles no. Sin una
buena base teórica todo instrumento diseñado o seleccionado, o técnica
empleada en el estudio, carecerá de validez.
En este sentido, Hernández, Fernández y Baptista (2000), afirman que:
Es importante señalar en el proyecto la estrecha relación entre
teoría, el proceso de investigación y la realidad o entorno. Esta
puede iniciar una teoría nueva, reformar una existente o
simplemente definir con más claridad, conceptos o variables ya
existentes. Por tanto los fundamentos teóricos o el marco de
referencia, es donde se condensara todo lo pertinente a la literatura
que se tiene sobre el tema a investigar. (p. 45).

22

Lo anterior denota, que debe ser una búsqueda detallada y concreta
donde el tema y la temática del objeto a investigar tengan un soporte teórico,
que se pueda debatir, ampliar, conceptualizar y concluir. Ninguna
investigación, debe privarse de un fundamento o marco teórico o de
referencia. Por ello, el objetivo general de la presente investigación fue:
Proponer lineamientos para la optimización del proceso de preservación y
resguardo de la escena del crimen en casos de delitos de homicidios,
dirigidos a los funcionarios de la Policía del Estado Lara.

Criminalística

La criminalística según Montiel (1998), es la ciencia auxiliar del derecho
(penal, civil, laboral, administrativo, entre otros), que utiliza o emplea los
recursos técnicos y científicos en la búsqueda y análisis de los elementos
materiales de prueba, a fin de establecer si hubo un delito, otorgando a los
investigadores y al criminalista bases científicas sobre el análisis del lugar de
los hechos y determinar las posibles causas o móviles de lo sucedido.
Por otro lado, Del Giudice (2000) la criminalística “es en realidad el
conjunto de ciencias que estudia la naturaleza y desarrollo de los hechos
punibles, los cuales son denominados genéricamente como crímenes, de allí
el término” (p. 56). La criminalística, involucra ciencias disímiles como la
física y la matemática con la química y la anatomía, por nombrar solo
algunos ejemplos, lo cual hace de ésta una ciencia por demás extensa, por lo
que se requiere especialidades muy específicas tales como medicina
forense, patología forense, odontología forense, balística y en la última
década se incorpora la genética y su estudio relacionado con el ADN.
Ahora bien, en razón de esta especialización, los cuerpos de
investigación policial deben contar con los servicios de profesionales
especializados en las diversas áreas que se involucran tales como médicos,
biólogos, físicos, químicos, antropólogos, psicólogos, entre otros.

23

Todos ellos, se involucran en la acción investigativa policial, debido a que
la ciencia y la tecnología ha permitido un alto grado de perfeccionamiento en
la comisión de delitos que obliga a la policía de investigación mantenerse al
día en los conocimientos de dichas áreas, para no quedar a la saga del
mundo criminal.
Asimismo, la criminalística, se encarga del estudio de las evidencias
físicas o indicios materiales que se producen en la comisión de un hecho
punible, los cuales proporcionan informaciones de fundamental importancia
que ayudan al esclarecimiento de algún acontecimiento, con el objeto de
aplicarle métodos técnicos y científicos para interpretarlas, analizarlas y
estudiarlas, con el firme propósito de llegar al conocimiento de la verdad, por
lo cual es necesario una adecuada preparación poniendo en práctica los
diferentes procedimientos para llevar a cabo la protección, observación,
fijación, y colección de dichos elementos.
Por ende, la criminalística es la ciencia que, mediante la aplicación
rigurosa del método científico, de los principios de las ciencias naturales, de
sus técnicas y la utilización del más avanzado instrumental tecnológico en la
búsqueda de la verdad criminal, tiene como objeto el reconocimiento,
evaluación, identificación e individualización de las evidencias físicas, con la
finalidad de estudiar y analizar objetivamente las relaciones entre la víctima,
la escena del crimen, el medio de comisión y el victimario, coadyuvando a la
determinación del hecho delictivo, de cómo se cometió, cuándo se realizó y
quién lo ejecutó.

Principios de la Criminalística.

Para lograr los objetivos planteados, según Montiel (ob. cit.), la
criminalística se apoya en principios de índole científica a saber:

24

Principio de Intercambio. Fue creado por Edmond Locard, el cual
plantea que cuando dos cuerpos interactúan, se produce un contacto
inevitable entre dos elementos distintos, que genera una transferencia de
elementos materiales, por lo general de evidencias físicas tangibles o
intangibles, este principio establece en esencia, que cuando dos objetos
llegan a tener algún roce, el material de ambos es cedido entre ellos.
Es decir, un autor deja y se lleva evidencias produciéndose en cambio,
de ahí que siempre que dos objetos interactúan, transmiten parte del material
que lo conforma al otro objeto, produciendo así una modificación de materia.
Cabe decir, que un sujeto en un lugar, deja deliberada o inadvertidamente
indicios de su presencia y a la vez, el lugar aporta elementos al sujeto que
permiten comprobar su presencia en esa zona.
Principio de Correspondencia de Características. Establece la
relación o vinculación que existe entre diferentes elementos, los cuales van a
dejar huellas impresas de sus características particulares; este principio
señala que, cuando se produce un contacto entre dos cuerpos y sobre uno
se generan rastros, producto de dicha interacción, las marcas dejadas sobre
el otro cuerpo pueden determinar la fuente común de origen, así como inferir
la forma del cuerpo u objeto, la trayectoria y el mecanismo como se
originaron, tomando en cuenta la relación de correspondencia que existe
entre las características dejadas y el cuerpo o instrumento que las produce.
Principio de Reconstrucción de Hechos. Consiste en la reconstrucción
de hechos o fenómenos para la búsqueda de la verdad, ya que a través de
ellos, se puede comprobar la veracidad de las hipótesis planteadas, verificar
informaciones aportadas por testigos y principalmente, obtener toda la
información posible de las evidencias físicas que requieran un tratamiento
especial. El estudio de todos los elementos materiales de prueba asociados
al caso, darán las bases y los elementos para conocer el desarrollo de los
fenómenos

de

un

acto

concreto

y

reconstruir

el

mecanismo del

acontecimiento o fenómeno, para acercarse a conocer la verdad del suceso

25

investigado. En muchos casos los hechos no pueden ser analizados,
evaluados ni explicados en su verdadera esencia sino a través de su
reconstrucción o recreación experimental en condiciones de control.
Principio de Probabilidad. Este principio verifica la posibilidad o
imposibilidad de un hecho, en base a las características analizables
disponibles, ya que se basa principalmente en la probabilidad estadística,
particularmente en el número de características observadas durante un
estudio comparativo de muestras, de tal manera que a mayor número de
peculiaridades percibidas y analizadas, mayor será el nivel de certeza en la
que se pueda diferenciar o no, el origen de las muestras, por lo que los
aspectos cuantitativos por efecto de la experimentación permiten obtener
resultados fehacientes.
Principio de Identidad. Señala que una cosa ó persona están definidas
por un conjunto de características, ya sean naturales o adquiridos, que hacen
que sea diferente de todas las demás, aún aquellas de la misma especie.
Este principio, está basado fundamentalmente en que todo cuerpo, cosa o
individuo es idéntico sólo a sí mismo y no existe otro que sea estricta y
absolutamente idéntico al anterior. En materia de criminalística se pueden
apreciar que entre dos materiales “A” y “B” existen una serie de
características que permiten afirmar la fuente común de los mismos, sin
embargo cada uno de ellos es inevitablemente distinto del otro.
Principio de Uso. Esta primicia plantea que en los hechos que se
cometen o realizan, siempre se utilizan agentes mecánicos, químicos, físicos
o biológicos.
Principio de Producción. Este es uno de los principios de la
criminalística, en donde se originan agentes mecánicos, químicos, físicos o
biológicos para la comisión de los hechos presuntamente delictuosos, que
por lo general siempre se producen elementos materiales en gran variedad
morfológica y estructural y representan elementos reconstructores e
identificadores.

26

Principio de Certeza. Según el cual señala que la calidad de los indicios
se puede establecer certezas.

Escena del Crimen

La escena del crimen, es el lugar donde ocurrió el delito, además, se
puede incluir los accesos, zonas adyacentes, vías de escape y sitios de
liberación. La evidencia física la constituyen los objetos, marcas, huellas,
señales, impresiones, por más pequeña sea, que pueda contribuir a la
reconstrucción del delito o conducir a la identificación de los autores,
coautores o su relación con la víctima o con la escena del crimen y que
puede requerir el procesamiento en el laboratorio para presentar como
prueba ante el Juez.
Toda investigación tiene su punto de partida, casi siempre en el lugar de
los hechos, el sitio donde se ha cometido el incidente, es decir, el espacio
físico en el que

se ha producido un acontecimiento susceptible de una

investigación científica criminal, con el propósito de establecer, su naturaleza,
los autores participes del caso y la zona, que se caracteriza por la presencia
de elementos indiciarios o rastros que puedan develar las circunstancias de
lo allí ocurrido.
En este sentido, según Montiel (ob. cit.), la escena del crimen de
cualquier delito, es vitalmente importante para la solución exitosa de un
asunto, por lo general la protección inadecuada del lugar de los hechos
producirá la contaminación pérdida, o desplazamiento innecesario de los
artículos que constituyen pruebas físicas y es probable que cada uno de
estos hechos rindan inútiles resultados a las pruebas.

Clasificación del Sitio del Suceso o Escena del Crimen

27

Los lugares de hechos, se clasifican en tres tipos; de acuerdo con sus
condiciones y características pueden ser: cerrados, abiertos y mixtos.

Sitio del Suceso Abiertos
Es el lugar que no posee límites precisos, cabe decir aquellos cuyos
límites no están claramente delimitados, por lo general el lugar está en
contacto con el medio ambiente que lo rodea y es considerado como el aire
libre por ejemplo una vía pública.

Sitio del Suceso Cerrados
Es aquel que lo circunscriben límites precisos, es decir, aquel que tiene
sus límites demarcados, cuando no existe contacto directo con la luz solar,
lunar y las condiciones atmosféricas naturales, existiendo una interposición
entre el medio ambiente y el lugar del hecho se encuentra cubierto o
protegido por una superficie de madera, cemento, entre otros. Como por
ejemplo un apartamento.

Sitio del Suceso Mixto
Entendiéndose este como aquel en el cual se combinan los sitios del
suceso abiertos y cerrados en un mismo hecho.
Otros autores definen el sitio del suceso en:

a. Típico: Es aquel sitio del suceso en donde el lugar del hecho y el de
hallazgo (cadáver u otros indicios) se encuentran en el mismo espacio.
Ejemplo: Homicidio en una habitación sin traslado de cadáver.
b. Atípico: Al contrario del anterior, este corresponde a aquel en donde
el sitio del suceso y el de hallazgos se encuentran en zonas distintas.
Ejemplo: El homicidio se cometió en una habitación de un domicilio y el
cadáver se encontró en el patio del mismo domicilio. El lugar es el mismo,
pero las zonas son diferentes.

28

Protección del Sitio de Suceso
En la investigación criminal, la protección del sitio del suceso según
López (1999), refiere que todo funcionario policial al llegar al sitio del suceso
debe entre otras cosas:
− Encargarse de la situación al llegar al sitio de suceso.
− Determinar hasta qué punto éste ha sido protegido. Verificar la
seguridad adecuada del sitio, aun estando protegido antes de la llegada,
igualmente obtener información sobre la condición original del sitio.
− No permitir el acceso a personal no autorizado. Tomar las respectivas
notas no fiarse de la memoria.

Inspección Técnica

Es aquella actividad técnica realizada en la escena criminal, por
cualquier funcionario preparado y capacitado para efectuar el trabajo,
tratando de determinar lo que allí ocurrió preliminarmente, así como
preservación de la escena del crimen para facilitar la labor criminalística, la
cual debe ser de manera cuidadosa ya sea de forma horizontal, vertical o
espiral; del mismo modo, debe practicarse de una manera objetiva,
sistemática y metódica en sus procedimientos, debido a que esta fase es un
elemento importante para el desarrollo de la investigación criminalística, por
ser el punto de partida para el análisis y obtención de las pruebas para llegar
al conocimiento y esclarecimiento del hecho.
Por tanto, los funcionarios del órgano principal deben ser los primeros en
entrar en contacto con la escena criminal, luego de que la misma haya sido
preservada por los organismos de seguridad preventiva, protegiendo con una
cinta amarilla con el fin de prohibir el acceso para evitar que el lugar se

29

contamine, y para que a la escena se le aplique la metodología científica
para efectuar un excelente trabajo de observación, fijación y colección.
Sobre las consideraciones anteriores de deduce, que la inspección
técnica, se va a regir por una serie de fases de suma importancia, como lo es
la observación, la fijación y colección; la primera variante hipotética de
interpretación de los hechos criminales, se encarga de captar y comprender
el hecho criminal, la cual se va a realizar de forma metódica, utilizando el
método deductivo que va de lo general a lo particular, de lo particular al
detalle y luego al mínimo detalle, la segunda determina la conservación de
los detalles del lugar del incidente tal cual se observó y se encontró; y la
tercera establece la recopilación de todas las evidencias encontradas en la
escena del crimen.

Evidencia Física

Es todo elemento generador de una acción criminal, capaz de
individualizar al autor del hecho. Por ello, señala De la Rosa, M. (ob. cit.) que
las evidencias físicas se pueden encontrar en el lugar del suceso, ya sea en
posesión de la víctima, cercana o distante a ella y en algunos casos, en
posesión del autor cuando éste es detenido de inmediato en el propio sitio,
en sus ambientes o en otros sitios de investigación. Una vez protegido,
observado y fijado el escenario del suceso, puede realizarse la colección de
evidencias

asociados

al

hecho,

observando

las

técnicas

para

su

levantamiento con el uso de guantes u otros instrumentos, de acuerdo a lo
que se vaya a colectar.

Clasificación de las Evidencias

a. Evidencias Determinadas: Son aquellos, que de acuerdo con su
naturaleza física requieren un análisis minucioso a simple vista; estos

30

guardan relación directa con el objeto o la persona que los produce; como
por ejemplo, armas, huellas dactilares e instrumentos u objetos.
b. Evidencias Indeterminadas: Son aquellos, que por su carácter
sensible requieren de un trato especial como métodos de observación o
reconocimientos

para

estudiarlas

y

analizarlas

para

identificarla

e

individualizar la naturaleza física que la constituye. Son por ejemplo: pelos,
fibras, semen, orina, vómito, manchas o huellas de sangre y pastillas
desconocida con o sin envoltura.
En el campo de la criminalística, existen reglas para la colección de las
evidencias, las cuales son:
a. Levantar toda evidencia física.
b. Levantarla por separado, evitando mezclarla.
c. Manejarla sólo la estrictamente necesaria, a fin de no alterarla o
contaminarla.
d. Evitar contaminarla con los instrumentos que se utilizan para su
levantamiento,

los

cuales

deberán

ser

lavados

y

esterilizados

meticulosamente antes y después de su uso.
e. Marcarla en aquellos sitios que no ameriten estudio ulterior.
f. Embalarla individualmente, procurando que se mantenga la integridad
de su naturaleza.
De lo dicho anteriormente, se puede decir que la recolección, es unos de
los pasos esenciales al momento de resolver un hecho criminal, ya que tiene
por objeto la colección de los elementos indiciarios presentes en el
acontecimiento, el cual se rige por una serie de pasos impuesta por la
criminalística para que se logre el esclarecimiento de forma idónea por los
organismos competentes.
Siguiendo el orden de ideas, entre las evidencias más comunes que se
presentan en el lugar de los hechos, se encuentran las siguientes:
a. Impresiones dactilares, latentes positivas y negativas.

31

b. Huellas de sangre, con características dinámicas, estáticas, apoyo,
embarraduras, entre otros.
c. Huellas

de

pisadas

humanas,

calzadas,

descalzas,

positivas,

negativas.
d. Huellas de pisadas de animales, positivas, negativas y latentes.
e. Marcas de escritura sobre las hojas de papel subyacente a la escrita,
recados póstumos o anónimos, amenazas escritas o denuncias.
f. Armas de fuego, armas blancas, balas, casquillos, huellas de
impactos, orificio por proyectil, rastros de sangre, manchas de sustancias,
entre otros.
g. Pelos humanos o de animal, o sintéticos, fibras de tela, fragmentos de
ropa, polvos diversos, cenizas, cosméticos.
h. Orificios en ropas y piel humana, de quemaduras o fogonazos,
tatuajes

o quemaduras

de pólvora por

deflagraciones,

huellas de

ahumamientos, esquirlas, entre otros.
i. Instrumentos punzantes, cortantes, contundentes, punzós – cortantes,
punzo – contundentes, cortos – contundentes, consumados con arma blanca.
j. Huellas de cemento para pegar suela u objetos diversos (inhalantes
volátiles), anchas de pintura, grasa, aceite, costras de pintura, manchas de
diesel, huellas de arrastramiento, huellas de impactos, acumulaciones de
tierra, fragmentos de accesorios, residuos de marihuana, tóxicos, sedimentos
medicamentosos.
k. Polvos metálicos, limaduras, aserrines, cal, yeso, cemento, arena,
lodo, tierra.
De las características anteriores se establece que las evidencias, son
todas aquellas dejadas por el autor del delito, como huellas o rastros que se
conoce como evidencia física o evidencia material, las cuales son pertinentes
en la investigación criminal y coadyuvan al esclarecimiento de un hecho que
se pretende probar y cuyo manejo inadecuado conduce a su contaminación,
deterioro o destrucción, que deben regirse por ciertas reglas fundamentales

32

relacionadas con el manejo, que todo investigador debe tener siempre
presentes.

Errores más Comunes que se cometen en el Sitio de Suceso

a) Protección inadecuada de la escena del crimen.
b) Demasiados

agentes

presentes

contaminan la

escena

y

las

evidencias.
c) Falta de organización y de comunicación antes de ingresar a la
escena del crimen.
d) Levantar o tocar las evidencias antes de que se efectúen los croquis,
vistas fotográficas y anotaciones.
e) No tomar notas adecuadas y referencias.
f) No examinar la zona atentamente, por si existen testigos.
g) No restringir la información pistas a los investigadores.
h) No darles a conocer a los medios de información.
Cabe decir que en la protección, fijación y resguardo de una evidencia se
pueden cometer muchos errores, ya sea por negligencia o imprudencia del
funcionario

que

lo

realiza,

que

obtienen

como

consecuencia

la

contaminación, alteración o daño de la evidencia y que perjudica la
comprobación del hecho que se investiga.

Cadena de Custodia

La cadena de custodia, la define Pérez (2002), de la siguiente manera:
Es el curso vigilado y controlado que deben seguir las evidencias
materiales que se obtengan en el proceso de investigación,
fundamentalmente en la inspección del lugar del hecho, las cuales
deben ser cuidadosamente preservadas, para que no sean
alteradas ni manipuladas, ni a favor ni en contra de persona alguna
(p. 220).

33

Por lo expresado anteriormente, la cadena de custodia es un proceso
que comienza desde la ocupación del objeto, mediante la reseña detallada
de su hallazgo, con todas las características posibles, su adecuado
sometimiento

a

las

experticias,

reconocimientos

y

comprobaciones

necesarias para la orientación de la investigación o los descartes a que haya
lugar, y finalmente su conservación para su exhibición en juicio en su
totalidad o mediante muestras indubitadas, cuando no se hayan consumido o
alterado durante las experticias. En el caso de la presente investigación, por
ejemplo, ocurre con los apéndices pilosos encontrados en el lugar del
suceso, los cuales deben ser fotografiados a escala y debidamente
reseñados, a fin de que no puedan ser sustituidos por otros, ni para inculpar
ni para exculpar.
Para cumplir con los pasos mencionados, se requiere mantener un
registro minucioso de la posesión, es decir, una cadena de custodia de la
evidencia. Esto puede asegurarse manteniendo la evidencia en un lugar
seguro, protegido de los elementos, que no se permita el acceso a la misma
a personas que no estén autorizadas.
Ahora bien, las evidencias físicas colectadas en la escena del crimen
constituyen uno de los puntos críticos de la aplicación de la ley
contemporánea. Los elementos tangibles que se obtienen en dichas
investigaciones es lo que decide el éxito o el fracaso de un caso presentado
ante el tribunal.
Por otro lado, según Gómez (2001), la cadena de custodia se refiere a la
fuerza o cualidad probatoria de la evidencia física. Deberá probarse que la
evidencia presentada es realmente la misma evidencia colectada en la
escena del crimen, recibida por el testigo, la víctima o sospechoso, o
adquirida

originalmente

de

alguna

forma.

Para

cumplir

con

este

requerimiento se debe mantener un registro minucioso de la posesión, una

34

cadena de custodia, de la evidencia. Esto puede asegurarse mediante un
sistema de recibos y registros minuciosos.
En tal sentido, la cadena de custodia es pieza fundamental en el
desarrollo investigativo y probatorio para el control y/o vigilancia de los
elementos físicos de prueba encontrados en el lugar de los hechos,
cualquiera que estos sean.
En el mismo orden de ideas, Del Giudice (2000), señala que es un
procedimiento establecido por la normativa jurídica, que tiene el propósito de
garantizar la integridad, conservación e inalterabilidad de elementos
materiales de prueba (evidencias físicas) entregadas a los laboratorios
criminalísticos o forenses por la autoridad competente, para el análisis de los
mismos.

Pasos de la Cadena de Custodia
Para Montiel (1998), la colección de las evidencias físicas durante la
investigación del sitio de suceso es uno de los contenidos más importante
que afrontan los órganos de investigación penal. Con la acrecentada
capacidad de las Ciencias Forenses modernas, se debe prestar mayor
atención a la escena del crimen para localizar, colectar, identificar y
documentar las evidencias físicas que luego serán examinadas por los
expertos en el laboratorio y usadas en áreas de la justicia. Desde esta
orientación los pasos que se deben llevar para una buena cadena de
custodia de acuerdo al autor Montiel son las siguientes:

Observación y Reconocimiento.
Esta actividad comienza simultáneamente con la preservación de la
escena del crimen, es una habilidad donde se debe tener muy bien
desarrollado el sentido de la vista, apoyado con los otros sentidos, el
investigador debe observar con paciencia todos los indicios que sean útiles
para el esclarecimiento del hecho que se averigua. En esta fase se

35

recomienda el uso de todos los sentidos, excepto el tacto, ya que este
sentido se utilizará con preferencia en la fase de colección de evidencias, la
cual no procede sino hasta que se realice la fijación de éstas.
En forma simultánea con la observación, ocurre en la mente del
investigador el proceso de análisis, que va a permitir la deducción más lógica
de lo que presuntamente ocurrió en la escena del crimen. El objetivo que se
busca con la observación, es que nada pase inadvertido en la observación
del lugar y búsqueda de indicios, asimismo que se realice una perfecta
fijación del lugar y colección de indicios asociativos.

Principios Fundamentales para el Desarrollo de la Investigación

En cuanto a los principios fundamentales para el desarrollo de la
investigación, Montiel (ob. cit.), acota algunos pasos esenciales para el buen
desarrollo de la investigación. Primordialmente, llegar con rapidez al lugar de
los hechos y tener siempre en mente que entre más tiempo transcurre el
indicio se desvanece y el delincuente puede huir; por lo tanto se debe
proteger sin escatimar esfuerzos y no tocar ni mover nada hasta que el
personal abocado a la investigación haya fijado el escenario.
En caso de lesiones y si la víctima está con vida aún se le prestará
atención médica inmediata, dibujando la silueta en el lugar de posición final
del cuerpo. Asimismo es de gran importancia el trabajo en equipo, porque las
funciones de unos complementa la otra, por lo que el personal abocado para
la investigación, debe cumplir eficazmente con la función de su especialidad.
A los fines de proteger cabalmente el área, los primeros funcionarios que
deben entrar al lugar de los hechos, son: el Fiscal del Ministerio Público, el
perito fotográfico y el criminalista, que instruirá al anterior de las fotografías
que deben tomarse. En concordancia, las tareas de otros peritos que
intervengan, deben hacerse con orden y colaboración mutua, orientando
científicamente todos ellos al personal del Ministerio Público y el Cuerpo de

36

Investigaciones Penales, Científicas y Criminalística, quienes siempre
estarán presentes para dar fe de la inspección del lugar de los hechos.
Por último, se debe evitar de la presencia inútil de curiosos y personas
ajenas a la investigación, a fin de obtener mejores resultados y rapidez en la
investigación. El personal abocado debe cumplir cabal y científicamente con
la inspección ministerial del lugar de los hechos, a efecto de continuar con la
investigación y persecución del hecho presuntamente delictuoso.

Reglas para Proteger y Preservar la Escena Criminal

1. Si el hecho hubiera ocurrido en lugar abierto, se debe establecer un
radio de protección de por lo menos 50 metros tomando como centro el lugar
del mismo.
2. Si el hecho ocurrió en un lugar cerrado, todas las entradas salidas
deben estar vigiladas para evitar la fuga del autor si se encuentra todavía
adentro e impedir el paso de curiosos y personas extrañas.
3. Los primeros funcionarios o agentes de la policía, que tomen
conocimiento de los hechos, deberán abstenerse de tocar o mover algún
objeto, cuidando de la conservación del escenario.
4. Si el funcionario que acude primero al lugar de los hechos necesita
mover o tocar algo, deberá comunicarlo al Ministerio Público y al funcionario
que le corresponde la investigación del caso, indicando correctamente la
posición original que conservaban los objetos, para no desvirtuar las
interpretaciones criminalísticas que de ellos se hagan.
5. Queda absolutamente prohibido tocar o alterar la posición de los
cadáveres si lo hubieren, así como manipular las armas y objetos
relacionados con el hecho, ya sea que estén en posesión, que rodeen o
estén distantes de la víctima.
6. El personal abocado a la investigación debe elegir los lugares que van
a pisar y tocar, a fin de que no borren o alteren las que ya existen.

37

7. Toda huella, marca o indicio, que tuviere peligro de destruirse o
modificarse, deberá ser protegida adecuadamente y a la brevedad posible
deberá ser levantada con las técnicas para el fin, una vez que se fijen en el
lugar de los hechos.
8. Al concluir la inspección ministerial del lugar, quedará a consideración
del agente del Ministerio Público si sellan las puertas y ventanas para su
preservación ya que en un futuro podrían surgir otras diligencias aclaratorias.
La protección y preservación de la escena del crimen, se rigen por una
serie de pasos fundamentales para una buena investigación, ya que es
necesario que los funcionarios resguarden la escena, antes de la primera
intervención del agente autorizado en su inspección, tomando en cuenta que
es fundamental una buena protección para un desenlace exitoso de la
investigación.

Metodología General de Investigación en el Lugar de los Hechos

En el transcurso de la aplicación de pasos con sus técnicas, se estará en
posibilidad en el lugar de los hechos de plantear y resolver científicamente
los problemas que se presentan conforme se descubren y se examinan los
indicios asociados al hecho, se reflexionara para formular la hipótesis de lo
acontecido, rechazando algunas y acentuando una con base en la
experiencia y de comprobación de los indicios, para finalmente tomar las
decisiones preliminares sobre el hecho que se investiga obteniendo los
resultados de los análisis que los indicios haga el laboratorio. En la
criminalística

de

campo,

se

aplican

cinco

pasos

sistemática

y

cronológicamente ordenados, conocidos técnicamente como metodología de
investigación criminalística en el lugar de los hechos los cuales son:

38

La Protección del lugar de los Hechos

La

garantía

de

una

investigación

criminal,

pulcra

y

libre

de

contaminación, parte de una adecuada protección y resguardo preventivo por
parte de quienes inicialmente llegan al escenario del hecho. Como indica
Montiel (ob. cit) señala que:
Cuando se inicia una investigación en la escena del crimen, se debe
proteger siempre el lugar del suceso antes de la primera intervención del
agente del Ministerio Público en su inspección ministerial, coadyuvado por la
Policía interventora y los peritos, teniendo en mente que el éxito de las
investigaciones depende de la exacta protección que se brinde al lugar de los
hechos.
De lo citado anteriormente, se desprende la importancia básica de la
protección de la escena del crimen, la cual radica en encontrar todos los
indicios y evidencias posibles para identificar al sujeto que es responsable
del hecho ocurrido, esta preservación e intangibilidad del lugar de los hechos
es un factor fundamental en la resolución de los delitos; porque así se le
demuestra al juez que las pruebas físicas halladas en el lugar de los hechos
corresponden al sujeto imputado.
En ese sentido, es el juez el que valora de forma procesal todo lo
criminalísticamente investigado y teniendo en cuenta lo que es una
imputación racional de responsabilidad penal. La protección y conservación
del lugar de los hechos es una acción de vital importancia, no llevarla a cabo
implicaría el fracaso de la investigación, ocasionando que muchos hechos
delictuosos quede impunes. La preservación de la escena del crimen se rige
por tres reglas principales, a sabiendas:
1. Llegar con rapidez al lugar, desalojar a los curiosos y establecer un
cordón de protección.
2. No mover ni tocar nada, ni permitirlo hasta que haya sido examinado y
fijado en el lugar.

39

3. Seleccionar las áreas de desplazamiento por donde se va a caminar a
fin de no alterar o borrar los indicios que se encuentran en el lugar.
Al proteger y conservar el lugar de los hechos, se persigue un fin
inmediato y otro mediato. El primero consiste, en tratar de que el escenario
del delito permanezca tal cual lo dejo el autor, a fin de que todo la evidencia
física conserve su situación, posición y estado original. El segundo radica, en
poder llegar a reconstruir los hechos e identificar al autor, mediante el
acucioso y diligente examen de los indicios y su adecuada valoración. Es
importante mencionar, que la primera autoridad policial que llega al lugar de
un presunto hecho delictivo, son los cuerpos de seguridad preventiva, y que
de ellos depende no sólo la protección del lugar, sino también, prestar auxilio
a la víctima o víctimas cuando esté dentro de sus posibilidades; además
debe mantenerse alerta previniendo que el autor del crimen regrese o
permanezca cera.
Para poder proteger y preservar correctamente el lugar, es necesario que
los funcionarios que tenga conocimiento de un presunto hecho delictivo
cuiden que nadie toque o mueva nada del lugar, teniendo en cuenta dos
posibilidades, que el presunto delito se haya llevado a cabo en un espacio
abierto o en un espacio cerrado o mixto.
Esta operación de resguardo de la escena del crimen, es de vital
importancia debido a que su principal objetivo es conservar en forma
primitiva la escena del crimen después de ocurrido el hecho, permitiendo con
ello, que las operaciones y diligencias posteriores, sean oportunas y
verídicas, sobre evidencias originales.

Técnicas de Protección

Si el hecho ocurre en un lugar abierto, según De la Rosa (ob. cit.), su
protección se debe efectuar asilando el lugar, empleando para ello cordeles,
cintas, vehículos, el propio personal o cualquier medio existente al alcance; si

40

el incidente se produjo en un sitio cerrado su resguardo consiste
básicamente, en controlar los accesos, ya sean ubicando personal frente a
puertas, ventanas o sellando dichos sectores, sin que ello, signifique
modificar su posición original; y en dado caso de presentarse el hecho en un
lugar mixto protección se efectuará utilizando los medios y técnicas
señaladas tanto para lugares abiertos como para cerrados. Una vez
protegida la escena del crimen, se procederá a su inspección técnica en
forma deliberada y reiterada, de tal manera que pueda captarse toda la
información indiciaria y asociativa al hecho que se investiga.

La Observación del Lugar

Es aquella, que sirve para captar toda la investigación de indicios del
suceso que se investiga cuya finalidad es si el lugar de los hechos es el
original o si existen otros sitios asociados, paralelamente se encarga de
localizar los elementos asociados con el hecho, para realizar reflexiones
inductivas y deductivas. En consecuencia la observación, es la habilidad que
se debe tener apoyada con otros sentidos; esta se realiza directa y
microscópicamente al lugar de los hechos y a las evidencias materiales, por
lo general es recomendable que utilice solo cuatro sentidos, primeramente la
vista, el olfato y el oído dejando por último el tacto.
En este sentido de ideas, cabe destacar que la observación criminalística
del lugar de los hechos consiste en el escrutinio mental activo, minucioso,
completo y metódico que del propio lugar realiza el investigador, con el fin de
descubrir todos los elementos de evidencia física (material sensible
significativo o indicios) y establecer la relación que guardan entre sí y con el
hecho que se investiga; su observación en forma deliberada y reiterada, de
tal manera que pueda captarse toda la información indiciaria y asociativa al
suceso que se indaga.

41

De lo anterior se deduce, que después de observar meticulosamente el
lugar así como sus respectivas evidencias y seleccionadas las que están
estrechamente relacionadas al caso se estará en la posibilidad de verificar la
realidad del hecho y conocer sus circunstancias y para ello, se recomiendan
los siguientes métodos:

Método para los Lugares Cerrados

Indica Montiel (ob. cit.), que debe realizarse desde la entrada principal
del lugar, primeramente debe dirigirse la vista al interior del inmueble,
observando minuciosamente el mismo, de derecha a izquierda y viceversa,
cuantas veces sea necesario, recibiendo la información indiciaria general de
las características del hecho. De acuerdo con la información que se va
recibiendo, el investigador debe acercarse al centro de la escena del crimen,
seleccionando las áreas por donde se realizará el desplazamiento.
Posteriormente, a partir del centro del lugar, iniciará el riguroso examen del
indicio principal, que puede ser: un cadáver, una caja fuerte violentada, entre
todos, poniendo especial cuidado de identificar todo lo que esté en posesión
de ellos.
Después, en forma de espiral, deben observarse todas las áreas
cercanas y distantes alrededor del indicio principal, efectuando el
desplazamiento con sumo cuidado, sin que quede inadvertida ni un
centímetro del piso y sus muebles, hasta llegar al borde del perímetro
delimitado.
Finalmente, el investigador examinará cautelosamente los muros, las
puertas, ventanas y el techo, dirigiendo la vista de arriba abajo y viceversa.
Acorde se vayan descubriendo las evidencias, se darán las indicaciones para
que sean tomadas las fotografías necesarias con el testigo métrico, y las
cuales irán describiéndose manuscrita y planimétricamente. Asimismo, se
anotarán las ausencias de evidencias, que de acuerdo a las características

42

del hecho se suponía que debía hallarse y no fueron halladas, cabe agregar
que cuando sea necesario, el investigador podrá auxiliarse con instrumentos
de aumentos para una mejor observación de la evidencias.

Método para Lugares Abiertos

Menciona Montiel (ob. cit.), que previamente protegido un área de por lo
menos 50 metros de diámetro, tomando como centro el sitio exacto de los
hechos, se observa primeramente en forma preliminar desde un punto
periférico, mirando de un lado a otro hasta percibir la información general que
se desea. Una vez seleccionada las áreas por donde se realizará el
desplazamiento, el investigador se ubicará en el centro mismo del lugar de
los hechos y procederá a examinar el indicio principal, además dirigirá su
vista en forma espiral, examinando todas las áreas cercanas y lejanas
alrededor del indicio principal hasta llegar a la periferia. En caso de existir
alguna duda, se repite la operación de la periferia del centro, hasta tener
seguridad de que nada ha quedado inadvertido.

La Fijación del Lugar

Una vez detectada la presencia de evidencias físicas, se procurará fijar
cada una de ellas, para hacerlas constar, la cual debe ser realizada por
aquellos agentes responsables de las indagaciones, mediante la inspección
técnica una vez finalizada la observación, porque este puede ser alterado o
desaparecer, detectada la presencia de evidencias físicas asociadas al
hecho investigado.

43

Formas o Modos de Fijación

a. Fotografía. Es el arte o proceso de reproducir imágenes en una
superficie plana, que tiene por objeto, la fijación fotográfica de la escena
criminal, con la finalidad de describir el lugar de los hechos y todos aquellos
elementos que estaban presentes en el acto, así como, el estado en el que
ha quedado la víctima, la ubicación del instrumento del delito, las evidencias
y objetos que fueron encontrados, por ser de gran valor dentro de la
investigación criminal. Las fotografías suministran detalles del sitio donde se
cometió el delito y constituyen constancia permanente, inalterable y valiosa
de cómo estaba la zona en el momento en que ocurrieron los
acontecimientos.
Por ello, el fotógrafo debe ajustarse a la metodología que va de lo
general a lo particular, de lo particular al detalle y del detalle al mínimo detalle
y deben intervenir en el sitio inspeccionado antes de que sean tocados o
movidos los indicios y cadáveres, con objeto de plasmar en las gráficas la
situación primitiva del escenario y de todas las evidencias asociadas al caso
sujeto a investigación.
b. Filmación. Este sistema, a diferencia de la fotografía, permite grabar
imágenes y sonidos y no requiere ningún proceso posterior para su
reproducción

y

exposición.

Estas

características,

son

un

elemento

insustituible en el campo de la investigación.
c. Bosquejo Planimétrico. El método consiste en la confección de un
croquis a mano alzada, donde se registra todo aquello que resulta de interés
para la clarificación y mejor interpretación de lo ocurrido. Se deberá tomar en
cuenta la exactitud de las medidas, empleando el sistema métrico para
establecer la verosimilitud de la reproducción de la escena del hecho,
determinando el norte magnético y orientando con un cuadro de referencia.
d. Planimetría. Montiel (ob. cit.), sostiene que la planimetría puede

definirse como “la objetivación del hecho (delictuoso, culposo o dudoso) en

44

un lugar determinado y su ilustración mediante planos, gráficos, murales,
entre otros, en las distintas instancias del proceso a fin de clarificar el mismo”
(p. 56). De lo citado anteriormente, se puede expresar que la planimetría
consiste en dibujar al hecho investigado permitiendo tener una visión
esquemática, de forma gráfica de lo hallado en el sitio. Esta permite formar
una adecuada reconstitución de la escena, ya que a través de ella es posible
ubicar cada una de las evidencias en el lugar exacto en que fueron
encontradas.
e. Efecto Virtual: Se refiere a la recreación computarizada de la escena
criminal, es un trabajo minucioso y preciso, ya que una dirección exacta, un
ángulo o el cálculo de la trayectoria de una bala pueden dar la pista para
hallar al autor/es o participe/s del delito. Para esta reposición de los hechos,
se ubica informáticamente, en tres dimensiones, la escena del crimen, para
ello se toma en cuenta la más mínima característica, asimismo debe
restablecerse alrededor del cuerpo del delito, los objetos hallados en la
escena original y hasta edificaciones con medidas a escala, así como la
trayectoria del proyectil (de ser el caso), entre otras.

Colección de Indicios

Los especialistas, recomiendan que la colección y conservación de las
evidencias, debe comenzar a una distancia prudencial del lugar mismo en
que se cometió el hecho a investigar, sin precipitación, porque se puede ir
destruyendo pruebas valiosas de la investigación criminal que por una
inapropiada intervención pueden perderse.
El objetivo, es reunir todas las evidencias materiales asociativas
identificadoras y reconstructoras con objeto de estudiarlas y procesarlas
científicamente y utilizarlas como elementos de prueba. Se deben levantar
todas las evidencias físicas, procurando manipularlas lo menos posible para
evitar la destrucción o deterioro de las mismas, para evitar contaminar los

45

instrumentos que se utilizan para el levantamiento, los cuales deberán ser
lavados con sumo cuidado antes y después de su uso. Las evidencias deben
ser alzadas por separado, evitando mezclarla, embalarla individualmente,
procurando que se mantenga la integridad de su naturaleza.

El Suministro de Indicios

Se realiza de los elementos de convicción que se obtengan y que se
hayan coleccionado, y fijado en la escena del suceso o de cualquier otro sitio
cercano o distante de investigación, dependiendo de la circunstancia en la
comisión del ilícito que se investiga. Su función, reside en procesar
técnicamente y científicamente para efectos de reconstrucción así como para
determinar su asociación o participación en el hecho. En el suministro de
indicios al laboratorio se recomienda anotar lo siguiente:
a. La sección correspondiente al laboratorio o departamento de
criminalística a que pertenece el perito que suministra la evidencia.
b. El número de orden correspondiente al hecho que se investiga.
c. El número de averiguaciones previa.
d. El tipo de hecho, ejemplo. Muerte violenta.
e. Describir la evidencia física que se suministra.
f. El domicilio del lugar de los hechos.
g. El lugar preciso donde fue recogida la evidencia física o el indicio
material.
h. El tipo de estudio que se solicita para tratar la evidencia en cuestión.
i. Los aspectos de importancia que desean conocerse en relación a la
evidencia.
j. Las observaciones complementarias que haya del lugar.
k. Fecha y hora del suministro de la evidencia.
l. Nombre y firma del perito.

46

Bases Legales

Una vez establecido el cambio del proceso penal, del sistema inquisitivo
al sistema acusatorio, tanto la carta magna como los diversos tipos penales,
recogen y consagran premisas relativas al debido proceso y al respeto y
garantía de los supuestos que a ella se refieren. En tal sentido, en la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), en su Artículo
7: establece: “Supremacía Jurídica: La Constitución, es la norma suprema y
el fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos
que ejercen el Poder Público están sujetos a esta constitución” (p. 12).
Asimismo, la constitución es la madre de todas las Leyes y por tanto todo
acto que se realice está sujeto a la misma, establece dentro de sus garantías
lo consagrado en el artículo 49, cuando señala la figura procesal del debido
proceso, en los siguientes términos:
El debido proceso, se aplicará a todas las actuaciones judiciales y
administrativas en consecuencia:

1. La defensa y asistencia jurídica son derechos inviolables en todo
estado y grado de la investigación y del proceso. Todas las personas
tienen derecho a ser notificada de los cargos por los cuales se le
investiga, de acceder a las pruebas y de disponer del tiempo y de los
medios adecuados para ejercer su defensa. Será nula la prueba
obtenida mediante violación del debido proceso. Toda persona
declarada culpable tiene derecho a recurrir del fallo, con las
excepciones establecidas en esta constitución y en la Ley (Derecho
a la Defensa).
2. Toda persona se presume inocente mientras no se pruebe lo
contrario. (Derecho a la presunción de inocencia).
Este numeral, es muy explícito en su contexto. En efecto, en la parte
concerniente al proceso judicial determina “…toda persona que tiene derecho
a ser notificada de los cargos por los cuales se le investiga, de acceder a las
pruebas y disponer del tiempo y de los medios adecuados para ejercer su

47

defensa…” (p. 15) lo cual es importante, por cuanto ratifica el principio
acusatorio (probatorio) de la legislación penal nacional, en sustitución del
proceso inquisitivo (demostrativo) que imperó en el país en las últimas
décadas.
A la norma comentada, se le anexa lo siguiente “…Serán nulas las
pruebas obtenidas mediante violación del debido proceso.”. Lo cual también
es fundamental para el tema aquí comentado, por cuanto la cadena de
custodia es el proceso que garantiza la legalidad de las pruebas aportadas al
proceso, constituyéndose en el leitmotiv del proceso judicial y la esencia de
la investigación policial.
Por otro lado, en el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del
Código Orgánico Procesal Penal publicado en Gaceta oficial Nº 6078, viernes
15 de junio del año 2012, establece varias normas que exigen y aseguran la
implementación del debido proceso en cuanto a la temática pertinente a la
cadena de custodia. Un aspecto relevante para el tema aquí analizado se
refleja en el artículo 181 el cual determina:

Licitud de la prueba. Los elementos de convicción sólo tendrán valor
si han sido obtenidos por un medio lícito e incorporados al proceso
conforme a las disposiciones de éste Código. No podrá utilizarse
información obtenida mediante tortura, maltrato, coacción, amenaza,
indebida intromisión en la intimidad del domicilio, en la
correspondencia, las comunicaciones, los papeles y los archivos
privados, ni la obtenida por otro medio que menoscabe la voluntad o
viole los derechos fundamentales de las personas.
Asimismo, tampoco podrá apreciarse la información que provenga
directa o indirectamente de un medio o procedimiento ilícitos. (p.
160)

Esta norma establece que, las pruebas que se aporten a un proceso
penal, deben obtenerse de acuerdo con lo dispuesto en este mismo Código,
mediante procesos idóneos y adecuados que no vulneren los derechos del
imputado y que estén amparados en la ley. En el Artículo 182 se señala que:
48

Libertad de prueba. Salvo previsión expresa en contrario de la ley,
se podrán probar todos los hechos y circunstancias de interés para
la correcta solución del caso y por cualquier medio de prueba,
incorporado conforme a las disposiciones de este Código y que no
esté expresamente prohibido por la ley. Regirán, en especial, las
limitaciones de la ley relativas al estado civil de las personas.
Un medio de prueba, para ser admitido, debe referirse, directa o
indirectamente, al objeto de la investigación y ser útil para el
descubrimiento de la verdad. Los tribunales podrán limitar los
medios de prueba ofrecidos para demostrar un hecho o una
circunstancia, cuando haya quedado suficientemente comprobado
con las pruebas ya practicadas.
El tribunal puede prescindir de la prueba cuando ésta sea ofrecida
para acreditar un hecho notorio. (p. 161)

Este artículo del COPP (ob. cit.), se funda en el Principio de Libertad de
Prueba y por lo tanto todas serían admisibles en principio. Este Código no se
detiene a regular la forma en que deben valorarse los medios de prueba,
pero si alude a una serie de ellos, los cuales como las inspecciones y el
testimonio están expresamente regulados en los artículos del 186 al 222. Así
mismo, este artículo tiene una sustentación adicional con el artículo 183 del
COPP el cual expresa: “Presupuesto de la apreciación. Para que las pruebas
puedan ser apreciadas por el tribunal, su práctica debe efectuarse en estricta
observancia de las disposiciones establecidas en este código” (p. 166).
En tal sentido, esta norma establece que no se apreciarán aquellas
pruebas que se aporten fuera del contexto operativo de la ley, es decir, que
se colecten de forma indebida o ilegal. Indebida por cuanto debe existir un
método, un patrón estándar para su colección y, asimismo, debe existir una
norma legal que le otorgue condiciones pertinencia y validez.
En efecto, la reforma del nuevo código orgánico procesal penal, regula la
materia pertinente a la cadena de custodia, su aplicación “in situ” sí está
contenida en varias normas conexas relatadas al Capitulo II Sección Primera,
titulado “De las inspecciones”.

49

En relación a este trabajo de investigación, la cadena de custodia,
aunque no está expresamente definida, tiene su base en el artículo 186 del
Código Orgánicos Procesal Penal (ob. cit.) el cual reza:

Inspección. Mediante la inspección de la policía o del Ministerio
Público, se comprobará el estado de los lugares públicos, cosas, los
rastros o efectos materiales que existan y sean de utilidad para la
investigación del hecho, o la individualización de los partícipes en él.
De ello, se levantará informe que describirá detalladamente esos
elementos y cuando fuere posible, se recogerán y conservarán los
que sean útiles.
Si el hecho no dejó rastros, ni produjo efectos materiales, o si los
mismos desaparecieron o fueron alterados, se describirá el estado
actual en que fueron encontrados, procurando describir el anterior, el
modo, tiempo y causa de su desaparición o alteración, y la fuente de
la cual se obtuvo es conocimiento. Del mismo modo se procederá
cuando la persona buscada no se halle en el lugar.
Los organismos competentes elaborarán un Manual para la
Colección, Preservación y Resguardo de Evidencias Físicas. (p. 167)

En tal sentido, este artículo se refiere a la inspección del lugar del hecho,
el cual no es una prueba, sino una diligencia de investigación para buscar
elementos materiales que luego podrán ser utilizados, primero, como
sustento de la prueba en la fase preparatoria e intermedia, y luego, como
prueba en el juicio oral. Los elementos obtenidos en la inspección pueden ser
sometidos a experticias, reconocimientos y experimentos de instrucción, así
como otras diligencias de investigación, tales como búsqueda de
procedencia de proyectiles, entre otras. Ahora bien, De la Rosa (2012), define
la inspección del lugar de los hechos, como:

La actividad que desarrollan los órganos de investigación para
comprobar el estado de cosas en los lugares públicos o privados,
donde puedan encontrarse rastros materiales de la comisión de un

50

delito, a los fines de determinar las características de éste y la
posible identificación de los partícipes” (p. 54).
En efecto, el lugar que puede ser inspeccionado para estos fines, no sólo
es aquél donde se ha cometido un delito, sino cualquier otro donde puedan
aparecer evidencias de su perpetración, como delitos de homicidio ocurridos.
De ello, se levantará informe que describirá detalladamente esos
elementos y, cuando fuere posible, se recogerán y conservarán los que sean
útiles. Si el hecho no dejó rastros, ni produjo efectos materiales o si los
mismos desaparecieron o fueron alterados, se describirá el estado actual en
que fueron encontrados, procurando describir el anterior, el modo tiempo y
causa de su desaparición o alteración, y la fuente del cual se obtuvo ese
conocimiento. Del mismo modo, se precederá cuando la persona buscada no
se encuentre en el lugar.
Por otro lado, se solicitará para que presencie la inspección técnica a
quien habite o se encuentre en el lugar donde se efectúa o, cuando está
ausente, a su encargado y, a falta de éste a cualquier persona mayor de
edad, prefiriendo a familiares del primero. Si la persona que presencia el acto
es el imputado y no está presente su defensor, se pedirá a otra persona que
asista. De todo lo actuado, se le notificará al fiscal del Ministerio Público. Los
organismos

competentes

elaborarán

un

manual

para

la

colección,

preservación y resguardo de evidencias físicas.
En el anterior planteamiento, se expone la importancia de las evidencia
que se son localizadas en el lugar de los hechos, las mismas representan
utilidad en la resolución de los casos, y de la responsabilidad que tienen los
expertos de colectar adecuadamente las evidencias físicas que se producen
en sitios de suceso donde se perpetró un delito de homicidio.
Finalmente, según lo expresa el último párrafo del artículo mencionado,
se elabore un manual para la colección, preservación y resguardo de
evidencias físicas, ya que es necesario que todo lo obtenido en la inspección
del lugar del hecho sea sometido a la cadena de custodia, que, como se dijo
51

anteriormente, no está expresada taxativamente por el código con esa
denominación.
Por otro lado, en el Artículo 34 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de
Ley Orgánica del Servicio de Policía de Investigación, el Cuerpo de
Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y el Servicio de
Medicina y Ciencias Forenses, señala lo siguiente:

Se entenderá como investigación penal el conjunto de diligencias
orientadas al descubrimiento y comprobación científica del delito,
sus características, la identificación de sus autores, autoras,
partícipes y víctimas, así como el aseguramiento de los objetos
activos y pasivos. Competencia de los órganos de apoyo a la
investigación penal. (p. 29)
En el Artículo 35, señala
Corresponde a los órganos de apoyo a la investigación penal, en el
ámbito de su competencia:
1. Realizar las actividades encaminadas a resguardar el lugar del
suceso.
2. Asegurar las evidencias, rastros o materialidades del hecho
delictivo y proteger el estado de las cosas de tal forma que no se
modifiquen ni desaparezcan hasta que llegue al lugar la autoridad
competente.
3. Disponer que ninguna de las personas que se hallaren en el lugar
del hecho, o en sus adyacencias, se aparten del mismo mientras se
realicen las diligencias que corresponda.
4. Identificar y aprehender a los autores y autoras de delitos en
casos de flagrancia y ponerlos a disposición del Ministerio Público,
5. Asegurar la identificación de los y las testigos del hecho.
6. Las demás que les sean atribuidas por la ley. (p. 30)
Competencia de los órganos de apoyo a la investigación penal

En el Artículo 38, señala:
Corresponde a los órganos de apoyo a la investigación penal, en el
ámbito de su competencia:
52

1. Realizar las actividades encaminadas a resguardar el lugar del
suceso.
2. Asegurar las evidencias, rastros o materialidades del hecho
delictivo y proteger el estado de las cosas de tal forma que no se
modifiquen ni desaparezcan hasta que llegue al lugar la autoridad
competente.
3. Disponer que ninguna de las personas que se hallaren en el lugar
del hecho, o en sus adyacencias, se aparten del mismo mientras se
realicen las diligencias que corresponda.
4. Identificar y aprehender a los autores y autoras de delitos en
casos de flagrancia y ponerlos a disposición del Ministerio Público,
5. Asegurar la identificación de los y las testigos del hecho.
6. Las demás que les sean atribuidas por la ley. (p. 32)
En el Artículo 39, establece:
Los órganos y entes con competencia en materia de investigación
penal y policial, están obligados a aplicar el procedimiento científico
necesario para garantizar la cadena de custodia de las evidencias
físicas, como modelo necesario dentro del desarrollo de la actividad
criminalística. En consecuencia emplearan con carácter obligatorio
las normas establecidas a tal efecto por el Órgano Rector. (p. 33)
Esta norma, es determinante en dos aspectos conexos. En primer lugar,
la investigación policial debe seguir un método, un patrón de actuación que
obedezca al método científico. En efecto, dado que a investigación es una
ciencia, es lógica al método científico. En efecto, dado que es una ciencia, es
lógica que se apoye en un método que normalice y regularice su ejecución, a
fin de garantizar los mismos resultados mediante la aplicación de
procedimientos diversos.
De lo anterior, se puede citar el concepto de método científico emitido por
el Tamayo y Tamayo (1996), en el cual se expresa: “…Es un conjunto de
procedimientos para describir las condiciones en que se presentan sucesos
específicos, caracterizados generalmente por ser tentativos, verificables, de
razonamiento riguroso y observación empírica”. (p. 26).

53

De tal concepto, por ejemplo, se puede enunciar que la cadena de
custodia es un método por estar regulado por un patrón de actuación, con
propósitos de identificación, los cuales deben ser “verificables, de
razonamiento riguroso y observación empírica”. En su segundo párrafo, la
norma es taxativa al imponer la generación de manuales que formen y
capaciten al personal adscrito a la cadena de custodia así como también, de
manera complementaria, establecer cursos de capacitación y actualización
de dicho personal.

Definición de Términos Básicos

Análisis de la información. El investigador criminal, en conjunto con el
grupo interdisciplinario deben realizar un juicioso y profundo análisis de la
información que se ha recolectado durante el desarrollo del proceso
investigativo.
Cadena de Custodia. Es un sistema documentado que se aplica a los
elementos materiales probatorios y evidencias físicas por las personas
responsables del manejo de los mismos, desde el momento en que se
encuentran o aportan a la investigación hasta su disposición final, lo que
permite no solo garantizar su autenticidad, sino demostrar que se han
aplicado procedimientos estandarizados para asegurar las condiciones de
identidad, integridad, preservación, seguridad y continuidad.
Comprobación del Hecho. Es la diligencia policial que consiste en la
verificación directa en el mismo sitio de ocurrencia del hecho. El investigador
debe orientarse a fin de establecer si realmente está en presencia de un acto
o de la comisión de un delito tipificado por la legislación penal vigente. Para
ello es conveniente proceder con calma, sin apresuramiento y no dejándose
llevar por la rutina.
Conocimiento del Hecho. Es la información, denuncia, flagrancia,
hallazgo o manifestación que llega por cualquier medio circunstancia o

54

conocimiento de la autoridad policial sobre la comisión de un acto delictuoso
o

infracción

punible

o

supuestamente

delictiva,

para

su

posterior

comprobación e inicio de las primeras diligencias.
Conservación de la Escena. Consiste en poder llegar a reconstruir los
hechos e identificar al autor, mediante el acucioso y diligente examen de los
indicios y su adecuada valoración.
Criminalidad. Conjunto de todas las acciones u omisiones punibles
dentro de un determinado ámbito temporal y espacial.
Criminalística. Disciplina que se ocupa fundamentalmente de determinar
en qué forma se cometió un delito u quien lo cometió.
Desarrollo Investigativo. De las actividades de investigación y de las
pruebas técnicas que se hayan ordenado surgen unos resultados que están
consignados en los diferentes informes que llegan al expediente. La
información nueva se analiza de acuerdo con la ya establecida y con la
hipótesis formulada. El desarrollo de la investigación es un ciclo que se repite
hasta la información se va depurando, al punto que alcanzamos un
conocimiento que nos facilita avanzar al siguiente paso.
Delito. Comportamiento punible de una determinada persona.
Escena del Crimen. Es el lugar donde ocurrió el hecho criminal.
Evidencia. Es un conocimiento que se nos aparece intuitivamente de tal
manera que podemos afirmar la validez de su contenido, como verdadero,
con certeza, sin sombra de duda.
Hecho Conocido. Llamado hecho indicante, indicador o causa.
Hecho Desconocido. Es aquel que se procura probar o conocer.
Indicio. Todo objeto, instrumento, huella, marca, rastro señal o vestigio
que se usa y se reproduce respectivamente en la comisión de un hecho.
Inspección Técnica. Es el estudio de la escena del delito, con todo lo que
ello engloba, es lo que normalmente se conoce como inspección técnico
policial. También inspección ocular o reconocimiento judicial, cuando es la
propia. Autoridad Judicial quien la lleva a cabo.

55

Investigación Criminal. Es un conjunto de saberes interdisciplinarios y
acciones sistemáticas integrados para llegar el conocimiento de una verdad
relacionada con el fenómeno delictivo.
Informes de Investigación Criminal. El informe de investigación
criminal debe cumplir todos los requisitos legales y contener los principios
que caracterizan el informe del policía judicial (investigador criminal)
constituyéndose lo allá escrito en las bases para la práctica de pruebas útiles
e indispensables que llevan al funcionario policial a concluir sobre la certeza
del hecho y la responsabilidad de los autores o partícipes.
Lugar de los hechos Abiertos. Es el lugar que no posee límites
precisos y, por lo general, pueden hallarse en un parque, una vía pública, un
potrero, la playa, un desierto.
Lugar de los hechos Cerrados. Es aquel que lo circunscribe precisos
como el interior de una oficina, de un motel, de un supermercado, de una
tienda.
Lugar de los hechos Mixto o Semi-abierto. Tiene las características
del escenario abierto y cerrado.
Lugar de los hechos Primarios. Se denomina al sitio dónde se
encuentra el cuerpo del delito, ya que suele ser dónde se inicia la
investigación.
Lugar de los hechos Secundarios. Cuando hay dos o más lugares de
los hechos, que pueden estar en relación con crimen.
Protección de la Escena. Consiste en tratar de que el escenario del
delito permanezca tal cual lo dejo el autor, a fin de que toda la evidencia
física conserve su situación, posición y estado original.
Resguardo. Guarda o custodia de un sitio, un litoral o una frontera para
que no se introduzca contrabando o matute.
Escena Del Crimen. Es el sitio donde se debe comprobar la comisión de
conductas punibles, producto de un presunto homicidio, suicidio, explosión,
hurto, violación o de cualquiera de los delitos tipificados por el Código Penal.

56

Crimen. Hecho delictivo.
Víctima. Es la persona ofendida por la comisión de un delito.

57

CAPÍTULO III

MARCO METODOLÓGICO

En este capítulo, se destacan todos los aspectos relativos a la
metodología utilizada en el presente estudio, es decir, todo lo concerniente
con el diseño y tipo de investigación, población, muestra, operacionalización
de las variables, construcción y validación de instrumentos finalizando con el
procesamiento de los datos. Por lo tanto, tomando en cuenta la naturaleza
de la investigación, Itriago (2010), señala que “se puede determinar que la
presente investigación es de ciencia aplicada, la “es todo el conocimiento
obtenido mediante la observación y el razonamiento sistemáticamente
estructurado; donde se deducen los principios enfocados en la razón de su
utilidad”. (p. 23)
Por tanto, viene representada en la esencia de la criminalística, bajo una
multiplicidad de estudios para determinar, cantidad, calidad, grado de pureza,
peso y componentes del material problema objeto de estudio, elementos que
formará parte de la convicción de un juez para emitir sentencia condenatoria
o absolutoria, conforme a derecho y bajo los principios de la sana critica, que
se resume en la aplicación de la lógica, la máxima de experiencia y los
conocimientos científicos.

Naturaleza de la Investigación

La investigación planteada, se fundamentó en el paradigma cuantitativo,
que según Itriago (2010), expresa que:

La propuesta parte de la objetividad como única forma de
conocimiento. Búsqueda de un conocimiento que sea inatacable,
búsqueda de la certeza. El conocimiento científico lo toma como
sinónimo de descubrimiento de las relaciones causales que existen y
58

que configuran una realidad dada. En la investigación, entre el sujeto
y el objeto se da una relación de independencia. El investigador
(sujeto), al quitarse de su subjetividad queda en capacidad de
abordar al objeto (realidad social) “desde afuera”, como algo
independiente del pensamiento. (p. 12)

En relación a lo anteriormente planteado, es importante destacar que en
la investigación se desarrolló a través de un tratamiento cuantitativo en el
procesamiento de la información obtenida del diagnóstico, mediante la
aplicación del instrumento lo que permitió ser objetivo en al desarrollar los
procedimientos correspondientes a la investigación.
Según Hurtado y Toro (1998), el sujeto investigador, es concebido como
una persona capaz de sus emociones y sentimientos. Estudia el objeto a
partir de una perspectiva desde afuera, sin involucrarse. Atribuye la
objetividad en la investigación. Por lo tanto, su relación es independiente uno
del otro. (p. 54).
Por otro lado, y haciendo referencia a lo anterior, el investigador no
involucró sentimientos ni emociones al realizar el diagnostico, lo cual permitió
actuar desde una perspectiva clara y objetiva, en la planificación y aplicación
posterior de los procedimientos. Este estudio, propuso lineamientos para la
optimización del proceso de preservación y resguardo de la escena del
crimen casos de delitos de homicidios dirigida a los funcionarios de la policía
del estado Lara.
Tipo y Diseño de la Investigación
Esta investigación, de acuerdo con su propósito, se clasificó como un
proyecto factible, según Hurtado y Toro (1998), en la elaboración y desarrollo
de una propuesta de un plan, programa o modelo, para solucionar
problemas, requerimientos o necesidades de una organización; ya que en
este estudio se generaron lineamientos para la optimización del proceso de
preservación y resguardo de la escena del crimen casos de delitos de
59

homicidios dirigida a los funcionarios del Cuerpo de Policía del estado Lara.
En este orden de ideas, este autor señala que el proyecto factible:
Intenta proponer soluciones a una situación determinada a partir de
un proceso previo de investigación. Implica proponer alternativas de
cambio, mas no necesariamente ejecutar la propuesta. Todas las
investigaciones que conllevan el diseño o creación de algo, con base
en un proceso investigativo, también entran en esta categoría. Parte
de la identificación de un evento a modificar y el diagnóstico
descriptivo en el cual se inicia la investigación se hace con base en
ese evento a modificar. (p. 85)
En relación a lo anteriormente propuesto por el autor, es importante
destacar que en la investigación se generaron lineamientos para la
optimización del proceso de preservación y resguardo de la escena del
crimen casos de delitos de homicidios dirigida a los funcionarios del Cuerpo
de Policía del estado Lara, por ello, se fundamentó a través de este estudio
por medio de creación estructurada detectada a través del diagnóstico.
En tal sentido, la recolección de la información, se desarrolló bajo los
criterios de una investigación de campo, por cuanto los datos fueron
recogidos directamente de la realidad del plantel. Asimismo, señala la
Universidad Pedagógica Experimental Libertador (2010), que se entiende por
Investigación de Campo:
El análisis sistemático de problemas en la realidad, con el propósito
bien sea de describirlos, interpretarlos, entender su naturaleza y
factores constituyentes, explicar sus causas y efectos, o predecir su
ocurrencia, haciendo uso de métodos característicos de cualquiera
de los paradigmas o enfoques de investigación conocidos o en
desarrollo. (p.18).
De este modo, dada su naturaleza el análisis se realizó mediante la
estadística descriptiva, la cual es definida según Hernández, Fernández y
Baptista (2000),…permite describir los datos, valores, describiendo la
distribución de la puntuación o frecuencia.” (p. 650). Por consiguiente, esto
permitió formular el diagnóstico a partir del análisis e interpretación de los
60

datos, que conjuntamente con la fundamentación teórica de la investigación
sirvió de base para generar lineamientos para la optimización del proceso de
preservación y resguardo de la escena del crimen casos de delitos de
homicidios dirigida a los funcionarios del Cuerpo de Policía del estado Lara.
Sin embargo, tomando en cuenta que se requiere profundizar en los
diferentes aspectos que caracterizan el proceso criminalístico, en función de
verificar cómo se desarrolla en el contexto científico objeto de estudio para
comparar su ejecución real con el ideal planteado por los autores que
soportan esta investigación, se requirió de una investigación de carácter
descriptivo. Para fundamentar esta idea se revisó lo expresado por Balestrini
(2002), que plantea que:
Los estudios descriptivos, infieren la descripción con mayor
precisión… acerca de las singularidades de una realidad estudiada,
podrá estar referida a una comunidad, una organización, un hecho
delictivo, las características de un tipo de gestión, conducta de un
individuo o grupales, comunidad, de un grupo religioso, electoral
entre otros. (p.6).
El planteamiento anterior, presenta similitud con lo que expresan, Palella
y Martins (2006), cuando afirman que el diseño de campo, se puede trabajar
a un nivel de investigación descriptiva al afirmar opinan que:

El propósito de este nivel es el de interpretar realidades de hecho.
Incluye descripción, registro, análisis e interpretación de la
naturaleza actual, composición o proceso de los fenómenos...hace
énfasis sobre conclusiones dominantes o sobre cómo una persona,
grupo o cosa se conduce o funciona en el presente (p. 102).
Tomando en cuenta los planteamientos citados, en relación con el nivel
de investigación descriptivo, se consideró el adecuado para el presente
estudio, pues al indagar sobre cómo se debe realizar la preservar proteger el
sitio de suceso en casos de homicidios. Para sustentar teóricamente el
diseño de la propuesta, se adoptó el esquema presentado por Jiménez

61

(2012), quien expone que los proyectos factibles o proyectivos se deben
estructurar por fases que permitan la variabilidad del estudio, entre las que
propone: Fase I Estudio Diagnóstico; Fase II Estudio de Factibilidad y Fase
III, se refiere al diseño de la propuesta.

Fases de la Investigación
Con la finalidad de dar respuesta a los objetivos propuestos en la
investigación planteada se desarrolló el estudio a través de tres fases, las
cuales se describen a continuación:

Fase de Diagnóstico

La Fase de Diagnóstico, según Balestrini (ob. cit), fue realizada
primeramente a través de la recolección de información por medio de
observaciones

en

la

institución,

los

cuales

permitieron

generaron

lineamientos para la optimización del proceso de preservación y resguardo
de la escena del crimen casos de delitos de homicidios

dirigida a los

funcionarios del Cuerpo de Policía del estado Lara. En esta fase se procedió
a la aplicación de la técnica de la encuesta a través de un instrumento cuestionario de opinión de respuestas cerradas, cuyas respuestas serán Si y
No, posteriormente se realizó el tratamiento y análisis estadístico de los
resultados, presentándolos de forma visible mediante de gráficos circulares.
Sujetos de Estudio
Se puede asumir que los sujetos de estudio en una investigación, es el
conjunto de elementos que se someten a una observación determinada y
focalizada, con la finalidad de estudiar un comportamiento específico o
comprobar la presencia de una problemática determinada. Planteamiento

62

que se confirma, cuando se examina el enunciado de Arias (2006), quien
expresa que:

La población, o en términos más precisos población objetivo, es un
conjunto finito o infinito de elementos con características comunes
para los cuales serán extensivas las conclusiones de la investigación.
Ésta queda delimitada por el problema y por los objetivos de estudio.
(p. 81).

En tal sentido, el objeto de estudio, estuvo integrado por setenta (70)
funcionarios policiales que realizan labores de prevención policial en la
ciudad de Barquisimeto en el estado Lara, específicamente municipio
Iribarren.
Técnicas e Instrumentos de Recolección de Datos
Con el objeto de obtener la información requerida, se aplicó un (1)
instrumento de recolección de datos (cuestionario) dirigido a los sujetos de
estudio, con el objeto de generaron lineamientos para la optimización del
proceso de preservación y resguardo de la escena del crimen casos de
delitos de homicidios dirigida a los funcionarios del Cuerpo de Policía del
estado Lara.
Sin embargo, existen tres formas de cuestionarios para recabar datos:
cuestionarios abiertos, cerrados y mixtos. Según Hernández, Fernández y
Baptista (2000), “la decisión del tipo de cuestionario, abierto o cerrado, o del
tipo de pregunta obedece a las diferentes necesidades y problemas de
investigación, lo que origina en cada caso una escogencia de preguntas
diferentes (p. 26).
En tal sentido y refiriéndose a la investigación que se desarrolló, el
instrumento utilizado fue un cuestionario contentivo de 10 ítems cuyas
respuestas cerradas se reflejaron con los referentes dicotómicos Si y No,

63

posteriormente se procedió al tratamiento y análisis estadístico de los
resultados, presentándolos de forma visible mediante gráficos circulares.

Validez y Confiabilidad del Instrumento

La validez, es definida por Morles (2010) como “el grado con el cual un
instrumento sirve al propósito para el cual es destinado” (p. 147). Antes de
aplicar el instrumento, este fue sometido a su respectiva validación,
consistente en la revisión del mismo por parte de tres (3) especialistas en el
área de la temática, con la finalidad de obtener la evaluación del instrumento
respecto a la presentación, pertinencia, claridad de los ítems con los
objetivos de la investigación; para ello, se entregó a cada experto un formato
del instrumento conjuntamente con el propósito y los objetivos de estudio.
Las sugerencias hechas por parte de los expertos con respecto a posibles
modificaciones de algunas preguntas, las cuales fueron tomadas en cuenta al
pie de la letra.
Para la confiabilidad, que se presenta en los anexos, se utilizó la fórmula
de Kuder Richardson, recomendado para ítems dicotómicos, empleando la
formula siguiente:

rtt = n

x

n–1

V t- pq
Vt

En donde:
rtt, es el coeficiente de confiabilidad.
n, es el número de ítems que contiene el instrumento
vt, es la varianza total de la prueba
pq, es la sumatoria de la varianza individual de los ítems

64

Una vez efectuado el cálculo de la confiabilidad del instrumento, se
determinó que el mismo posee muy alta confiabilidad, de acuerdo con la
escala propuesta por Ruiz (2010), ya que se ubicó entre 0,81 y 1:00 según la
siguiente escala:
− Entre 0.81 y 1.00 muy alta
− Entre 0.61 y 0.80, alta
− Entre 0.41 y 0.60, moderada
− Entre 0.1 y 0.20, muy bajo
Técnicas de Análisis de Datos

Después de aplicar el instrumento para recabar los datos, se procesó la
información; codificando, tabulando los resultados de la investigación para
ser analizados, posteriormente, se interpretaron los hechos evidenciados en
la información obtenida. Se contrastó con los antecedentes y con los
postulados de las bases teóricas, se fijó una posición objetiva y crítica por
parte del investigador. La información obtenida fue la base fundamental que
guió las conclusiones y recomendaciones.
En cuanto al análisis e interpretación de los datos, la misma autora (ob.
cit), concluye que; una vez tabulados y elaborados los cuadros, el
investigador procede a analizarlos e interpretarlos para sacar sus
conclusiones “con las esperanzas cifradas de comprobación de sus
supuestos”. (p. 133). Por ello, la investigación desarrollada utilizó la
aplicación de gráficos circulares para presentar de manera más vistosa la
información recabada.

Análisis e Interpretación de los Resultados

El procedimiento de datos incluye las funciones de edición y codificación.
Según Kinnear y Taylor (1993), la edición comprende la revisión de los
65

formatos de datos en cuanto a la legibilidad, consistencia y totalidad de los
datos. La codificación implica el establecimiento de categorías para las
respuestas o grupos de respuestas.
En tal sentido, una vez que se ha realizado la recopilación y registro de
datos, estos deben someterse a un proceso de análisis o examen crítico que
permita precisar las causas que llevaron a tomar la decisión de emprender el
estudio y ponderar las posibles alternativas de acción para su efectiva
atención. Los datos obtenidos, fueron analizados mediante las frecuencias
absolutas y porcentajes, posteriormente organizados para ofrecer la mejor
presentación de la información.
Fase II: Estudio de Factibilidad
Para considerar el presente proyecto como factible, fue necesario realizar
la investigación pertinente, por lo tanto, se efectuó un estudio técnico y
científico, donde se incluyó lo concerniente al proceso a seguir, el personal,
su disponibilidad, entre otros aspectos necesarios para el diseño del mismo.
Fase III: Generar Lineamientos
Consistió en generar lineamientos para la optimización del proceso de
preservación y resguardo de la escena del crimen casos de delitos de
homicidios dirigida a los funcionarios del Cuerpo de Policía del estado Lara.

66