You are on page 1of 295

Los dados de Eros

Antología de poesía
erótica griega
In tro d u cció n , trad u c ció n y notas de

AURORA LUQUE
Edición b ilingüe

poesía Hiperión

Desde los grandes poetas épicos, con Hornero y Hesíodo a la cabeza, pa­
sando por los líricos arcaicos: Arquíloco, Alemán, Mimnermo, Alceo,
Safo, íbico, Solón, Anacreonte, Teognis, Simónides, Píndaro; continuan­
do por los grandes autores dramáticos: Esquilo, Sófocles, Eurípides,
Aristófanes, Menandro; siguiendo por los helenísticos: Apolonio de
Rodas, Teócrito, Mosco, Bión, Calimaco, Asclepiades, o Melágro; hasta
acabar con los poetas tardíos como Filodemo, Marco Argentario, Rufino
o Marco Silenciario, el último de los poetas paganos, Aurora Luque reali­
za un recorrido a través de la poesía clásica, seleccionando en cada uno
de ellos aquellos poemas o fragmentos centrados en el amor, a menudo
representado por Eros o Afrodita. A los textos griegos originales acompa­
ñan sus propias versiones, tan exactas filológica como poéticamente, ya
que los recrea como poemas en nuestro idioma, logrando así una antolo­
gía especialmente sugerente de la poesía griega clásica, presentada en
una esclarecedora Introducción y complementada con unas notas finales
que puntualizan y redondean sus versiones.
El resultado es un libro que sin duda va a interesar a un amplio abani­
co de lectores, a cuyas expectativas responderá con creces.
Licenciada en Filología Clásica y profesora de griego, Aurora Luque
(Almería, 1962) es autora de una valiosa obra poética, premiada y antolo­
gada en numerosas ocasiones.

Ediciones Hiperión

LOS DADOS
DE EROS
ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA GRIEGA
In tro d u cció n , tra d u cció n y n otas
d e AURORA LUQUE
E d ición b ilin g ü e

<8

Hiperión

poesía Hiperión, 386
LOS DADOS DE EROS
ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA GRIEGA

poesía Hiperión
Colección dirigida por Jesús Munárriz
Diseño gráfico: Equipo 109

1.a edición: septiembre, 2000
2.a edición: febrero, 2001
© Copyright Aurora Luque, 2000
Derechos de edición reservados: EDICIONES HIPERIÓN S.L.
Calle de Salustiano Olózaga, 14 · 28001 Madrid · Tfno.: 91 577 60 15
http://www.hiperion.com · e-mail: info@hiperion.com
ISBN: 84-7517-636-4 · Depósito legal: M-6791-2001
Artes Gráficas Géminis, C. B. · San Sebastián de los Reyes · Madrid
La reproducción total o parcial de este libro, no autorizada por la editorial,
vulnera derechos reservados. Cualquier utilización debe ser previamente concertada.
IMPRESO EN ESPAÑA · UNIÓN EUROPEA

C on r iñ a s y lo c u r a s j u e g a a los d a d o s E ros A N A C R EO N T E .

fértil y cambiante. al esplendor de la belleza. De este discurso. la experiencia poética y la erótica compartían un origen semejante: hay un trastorno. La temática erótica fascinó y fatigó a los escritores griegos. En los textos primeros los poe­ tas dieron nombre. a los efectos de la pasión. no es solam ente Cipris. el trágico nos informa mejor que nadie del talante proteico del eros entre los griegos. que se refleja — si las palabras reflejan— en el carácter polimórfico de los discursos sobre eros. jóvenes. es Fuerza inagotable. por vez primera.EROS Y LOS PO ETAS Cipris. Para ellos. sino el sobrenom bre de otros m uchos nombres. una enajenación en la raíz 9 . a los disturbios del deseo. es el Infierno. es Furia qu e enloquece y Pasión incom batihle y es Dolor Só fo c les OR QUÉ el severo Sófocles en el umbral de un muestrario de poesía erótica de la Grecia Antigua? Con esta cita torrencial. entresacam os aquí las voces de los poetas a lo largo de un periodo de más de diez siglos. Y es ese sabor a cosa recién nombrada lo que sigue resultando atracti­ vo en las nuevas lecturas.

Dioniso. las Musas. De Eurípides. invasores y manipuladores de la voluntad de los amantes. Platón. además de tina enfermedad humana lamentable. Lo secunda el también bucólico Bión. Eros. un morbo divino que cuatro grupos de dioses se encargaban de suministrar a los elegidos: Apolo. que insuflaba los delirios pro fóticos. por ejem plo. se conserva un fragmento revelador: Pues en verdad las artes d e las Musas Eros te las enseña p o r m ás que no bayas sido artista nunca. El erotismo se describe com o una enajenación pues­ ta a la misma altura que otras m anifestaciones irracionales de prestigio. Platón formula la experiencia erótica con el viejo lenguaje religioso. que provocaba los éxtasis mís­ ticos. que las musas a Eros traigan io . La locura podía ser. hizo decir a Sócrates que nues­ tros mayores bienes nos llegaban a través de la locura (244 a). categórico. con el vivo deseo de que los dos territorios sigan comunicados: Que a las Musas llam e Eros. en el Pedro. y Eros y Afrodita. Otros poetas — la prosa de Platón tiene casi siempre calidad de poema — abundaron en la relación más o menos amigable entre poesía y eros y reflexionaron sobre el asunto dentro de sus propios textos. La poesía de Safo es una conversación permanente con Afrodita y con las Musas. instruye a los poetas. que no hay más medicina contra el amor que las Piérides. que penetraban al poeta para inspirarlo a su capricho. pues. El canto com o remedio para los sufrimientos amorosos se co n ­ vierte en un tópico entre los poetas helenísticos: Teócrito escri­ be.de ambas.

Y Posielipo. o la ola púrpura que ocultan la cópula de los inmortales. La T eog o n ia de Hesíodo es un texto fundacional en el que se bautizan para siempre fuerzas y entielaeles ele la psique humana. con ironía canallesca. se demora en las escenas en que una diosa seduce a un mortal (Calipso y Circe a Odiseo) o a otro dios (Hera a Zeus). pero el Eros primi­ genio y la Afrodita hesiódica perm anecerán indeleblemente trazados en el imaginario de los griegos. Homero. En la poesía lírica que inaugura Arquíloco en el siglo VII. Más adelante. Una es la fuerza plástica de las descrip­ ciones. Pero la seducción es en todo caso un medio. Eros es una de las fuerzas incontrolables que actúan sobre el ser humano: II . sobre todo en sus aspectos más traumáticos y violentos. Y ello por dos razones. ¿Y cóm o registran la experiencia erótica — con qué peculia­ ridades y en qué tono— los diferentes géneros poéticos? ¿Qué faceta del eros importa en cada época? En la poesía épica lo erótico constituye siempre un episodio transitorio. nunca un fin. La segunda razón es el diálogo cons­ tante que los poetas posteriores mantienen con la lengua y con el múñelo hom éricos. pinta a un delicado poeta brutalmente torturado por el deseo y disgustado con un dios tan enojoso (ΑΡ XII 9<S). Era necesario incluir algunos pasajes de Homero a pesar del carácter episódico del elem ento erótico. no obstante. los poetas utilizarán la T eog o n ia com o una biblia flexible que discuten y corrigen. aun en su fugacidad: la nube dorada. sustituyendo los valores heroicos por los privados (Safo) y erotizanelo con fines paródicos determinados episodios (Dioscórides y Rufino). goteante ele rocío. reciclando epítetos. la experiencia erótica adquiere protagonismo temático. Hay una fantástica colaboración de la naturaleza en los asuntos c a r n a le s ele los dioses.

este se ve a sí mismo desamparado. También es un anacronism o hablar de subjetivismo y privacidad en relación a los poetas arcaicos. expuesto a la intervención de las fuerzas y poderes naturales y sobrenaturales (Fránkel. En Esquilo y en Sófocles aparece subordinado al tema del poder. Pero ya Eurípides en las últimas décadas del siglo había obligado a caminar sobre la escena a una multitud de impulsos no racio­ 12 . el eros entra­ ñaba el peligro de desestabilización de la polis. p i e l c o ir e ligero. Eros es un dios temible. 1993 (1962): 488) Los efectos de Fros pueden ser devastadores com o los del viento del norte o aniquiladores com o los del rayo. Su canto nunca es un soliloquio: siempre interpela a una segunda persona y se ejecuta frente a un público que escucha. Eros sube a la escena. En la Atenas del siglo V prevaleció la concepción negativa del am or com o ele­ mento irracional opuesto al n om os y contrario a los ideales de equilibrio y de mesura. Hay sin em bargo un poeta de esta época. materiales básicos del arm azón ideoló­ gico de la ciudad. Lo que luego se convirtió en trillada metáfora fue al principio convic­ ción y creencia. com o en un cam po abier­ to y desprotegido. que no se dejó arrasar: en sus textos da cuenta de un juego sofisticado e irónico de acer­ cam iento y retirada. Como toda fuerza irracional. De la lírica arcaica está ausente el sentimentalismo: se confiesa el estupor ante el poder del deseo y hay autodescripciones del cuerpo trastornado (Arquíloco: b a s ta los m ism os h u eso s p e r fo r a d o . Safo: fu e g o b a jo la.). La poesía va siempre acompañada de música: es letra de can­ ción. de una erótica elegante de banquete cuya antorcha iluminará algunas estancias de la poesía helenística posterior. pero sin com placencias. La separación entre cuerpo y psique aún no se ha formulado claramente. Anacreonte. En el periodo clásico.

Los coros de Eurípides piden a voces que Afrodita les llegue con mesura. Con sus palabras. Eros abandona los teatros y se refu­ gia en los libros y en las casas y jardines particulares. com o viene a decir Sófocles. Deja de ser un peligro público. los excesos y las pasiones producen horror en el espectador. 13 . El largo viaje de eros a través de la poesía griega revela una incesante metamorfosis: fue. en Medea (el deseo de venganza y el orgu­ llo herido) o en Fedra (la psique poseída por Kros). pero los protagonistas se dignifican (y se justifican en cierta medida) a través del sufrimiento. en las bacantes (el arrebato extático). presentaba fronteras simultáneas con la vicia inextinguible y con la muerte. los poetas trataron de delimitar ese esp a c io que. según en qué texto. un peligro público. En los siglos siguientes. El erotismo es más explícito y se instala en la esfera de lo humano-sin-dioses. Al conver­ tirse en materia del drama. La interiorización es progresiva. y toda­ vía la Medea de las A rg o n á u tic a s recuerda el vendaval incon­ trolado de la época arcaica. En la poesía epigramática se neu­ traliza la parte amarga de Eros y se realzan la sensualidad y el encanto. un trastorno envia­ do por los dioses o un asunto individual. por más que se sigan utilizando com o meros reclamos los nom bres de las antiguas divinidades. una incon­ trolable fuerza natural.nales encarnados en Heracles (la locura).

Eros era concebido com o una fuerza hos­ til. casi com o un obstácu­ lo.UROS. Alceo lo hace hijo de Iris d e b o n ita s s a n d a lia s y del viento del oeste. en un tercer vértice. En los textos de los poetas arcaicos. En ninguna época los poetas griegos nos abruman hablando desde un yo que focaliza el dis­ curso. El amado perm anece a menucio en la penumbra. com o tiránicos responsables o com o destinatarios de quejas y reproches. De acuerdo con esta red de relaciones. una conven­ ción. de espaldas a las teogonias precedentes o en abierta colisión con ellas. la figura de Eros se habrá vaciado para ser una mera fórmula. Hay poco acuerdo en la búsqueda de progenitores. o bien com o una reflexión ante terceros acerca del poder incontestable del dios o de la diosa. de súplicas y plegarias. Las apariciones de Eros o Afrodita no conllevan una ads­ cripción mecánica a la esfera religiosa. el amado y. El amante suele hablar de su propio trastorno en tercera persona: es Eros quien actúa. los poem as se estructuran o bien bajo la forma de alocución del am ante a la divinidad. No siempre el poeta los piensa en su configuración antropomórfica. se desbordó a la hora de imagi­ nar genealogías para Eros. ASUNTO DE D IO S US Kn tocia la lírica griega erótica subyace un ineludible trián­ gulo más o menos oculto: el amante. elem ental e irrehuible. el más perni­ 14 . El árbol genealógico de Eros es verdaderamente elástico. Cacla lírico insiste en alguna de sus facetas funestas. La fantasía de los poetas. o Eros o Afrodita com o interlocutores. Unos siglos más tarde. Ni siquiera son en todo m om ento personificaciones consistentes. el Céfiro d e c a b e llo s dorados·.

Madre e hijo se reparten las zonas ele influencia: Cipris encarna la atracción hacia las mujeres y Eros la preferencia por el sexo masculino (ΑΡ XII 86). La plástica — sobre tocio la pintura de la cerám ica— nos brinda básicam ente dos representaciones ele Eros. Entre los poetas helenísticos se reitera el motivo ele la rela­ ción cada vez más conflictiva entre la madre Afrodita (a veces casi una matrona impotente) y el pérfido y picaro retoño. El hijo se subleva definitivamente en Eros fu g itiv o : M osco hace pregonar a Afrodita la huida de su vástago. alado y pertrechado de aljaba y de arco. Apolonio presenta a una Afrodita que incluso debe engatusar con regalos al caprichoso Eros para que deje de jugar y actúe contra Medea. alacio a veces.cioso ele los dioses nace de un viento inconstante y de una diosa menor. Simónides destaca la truhanería de los padres: Afrodita e m b a u c a d o r a y Ares fra u d u len to . con adverten­ cias para quien lo encuentre ele los riesgos que corre. En otro epigrama. prevalece la figura del eros-niño travieso. Eros es un efebo. De un huevo puesto por la Noche en el principio de los tiempos nació Eros en la paródi­ ca teogonia avícola relatada por Aristófanes en su comedia Las aves. todavía en la falda materna. Eros. nacida del oleaje. Otras divinidades invoca­ das son la Persuasión ( P eitho) y el Deseo (/lim ero s). Meleagro se extraña ele que Cipris. Hasta la época helenística. haya parido fuego (ΑΡ V 176). Eurípides es el único que lo hace nacer de Zeus. A partir del siglo IV (pero ya hay prece­ dentes literarios en Alemán). un adolescente esbelto y grácil. ya juega a las tabas con el alma del poeta (ΑΡ XII 97). la Noche 15 . Pero no están solos Eros y Afrodita al frente ele los asuntos pasionales que manejan los poetas. a quien des­ cribe com o un niño insolente. travieso y cruel. gorclezuelo.

Así. Simónides previene contra el agu ijón fortísim o d e A frodita y Eurípides describe a Fedra h erid a p o r los agu ijones d el deseo. Safo lo compara al viento q u e se a b a te en el m onte sobre las en ci­ nas. De su carácter pun­ zante y doloroso habla la com paración habitual del ataque eró­ tico con un aguijón. Hesíodo recuerda que el Amor y el D eseo han acom pañado a Afrodita desde que. El sirio Meleagro mani­ pula frívolamente el antiguo cortejo. Euríalo. uiientras que Eros lleva el timón y el D eseo pro­ voca tempestades. recién nacida. En otro de sus epigramas. Pero es el viento el agente natural más a menudo identificado con el impulso arrasador de Eros. e íbico confiesa que la pasión le sacude las entrañas com o un imparable Bóreas que no le da descanso. para referirse al trastornado cuerpo de Medea. En un epigrama (ΑΡ XII 157) integra a los dioses en un cuadro náutico: nombra su capi­ tana a Cipris. Eros mismo. el cuadro es culi­ nario: los Deseos. y. el amado de Ibico (7 P).y la Aurora. Apolonio 16 . es adorable porque las Gracias y las Horas lo han cuidado con mimo. dejó las olas y pisó la hierba por vez primera. según Aristófanes. las Horas y las Gracias: son los colaboradores de Afrodita y conforman su cortejo. EROS Y EL CUERPO Los efectos de Eros sobre el cuerpo del amante se describen siempre com o un em bate físico y violento. y la Seducción y la propia diosa Cipris lo han criado entre pétalos. es com o un torbellino de viento huracana­ do. la Persuasión y las Gracias permitirán a Eilocles prepararse una surtida e n sa la d a de amantes.

una por una. por vez primera. La pasión es dolencia. La noción de desmayo y languidez se encuentra exacerbada en la leyenda que relata Pausanias (II.despliega con fruición la imagen de la furia del viento y del fra­ gor inacabable que produce en los árboles. Eurípides hizo subir a la escena ática. La nodriza de Fedra se alarma ante los silencios m orbosos de su ama. p. En el Fragmento 31. ( Hipólito . a una enferma cie pasión: Feclra. la languidez de los miembros son otros efectos de Eros sobre el amante frecuentemente destaca­ dos. El desmayo del cuerpo.3): en Trecén. El epíteto lysim elesC qu e desmaya el cuerpo”. 199) Pero el catálogo definitivo de los síntomas de la pasión lo confeccionó. Fedra no com e. y el deseo lo perfora hasta los huesos — otra vez la idea de pene­ tración hiriente— . con rotunda maestría. Eurípides recu­ rre a un verbo de la misma raíz que este adjetivo. En Arquíloco es posible leer una de las más intensas descripciones de las sen­ saciones de l u í cuerpo atacado por el deseo: Eros ciega e inuti­ liza los ojos del poeta de Paros com o una densa niebla. no duerme y delira evocando los lugares agrestes que su amado frecuenta. El intento de curación le acarreará la muerte. La enamorada las había ido agujereando. la ciudad de Feclra. que he titulado La pasión . 32. Safo ele Lesbos. 263 ) se aplica a Eros desde el texto fundacional de Hesíodo. pionera absoluta en este aspecto. en su tiem po de amor infinito. con un alfiler. examina m inuciosam ente las alteraciones ele su cuerpo en presencia de la persona deseada: cam bio de color 17 . su Fedra se queja así: Se b a disuelto la lig a z ón d e mis p o b res m iem bros. v. No tiene fuerzas. podía contemplarse una planta ele mirto con todas y cada una de sus hojas perforadas en el centro. “que deja el cuerpo lánguido”: ver Notas a la traducción.

y le sobre­ viene algo de los temores de antaño y. p o th o s o him eros (Adrados. Encom io a Teóxeno d e Ténedos). Esquilo recuerda cóm o se cifra en la mirada de la mujer su experiencia de Eros: la mujer que acaba de gozar de un varón tiene los ojos i8 . Una infinidad de textos nos recuerda que la mirada es el camino uti­ lizado por Eros para penetrar en el amante. La mirada de Astimelesa hace desfallecer m ás q u e el su eñ o y la m uerte ( Alemán. o entrevé.” La hermosura del cuerpo provoca el enamoramiento.de la tez. imposibilidad de articular palabra. y si no tuviera miedo de parecer muy enloquecido. sensación de proxi­ midad a la muerte. acaloram iento y frío simultáneos. Tanto los poetas líricos com o los trágicos se detienen a des­ cribir morosa y amorosamente las miradas turbadoras de los amados.. una idea que imita bien a la belleza. 1995: 44): “Los amados son descri­ tos con adjetivos derivados de esos nombres: son deseables en definitiva. 'lodo ello vertido en un lenguaje rico. estrem eci­ miento. El amado y la amada tienen en sí una cualidad cjufínica. un agente de enamoramiento que se denomina charis..aquel cuya iniciación es todavía reciente (.. ofrecería a su amado sacrificios com o si fuera la imagen de un dios” ( Fedro 251 a). una sus­ tancia. al mirarlo. 3 P )· Los ojos de Teóxeno despi­ den rayos fulgentes com o gemas y hacen sucumbir en un mar de deseo (Píndaro. Pero Eros también asedia desde el cuerpo del amado.. Platón lo explica con pormenor: “. después. La imitaron Teócrito y Apolonio. en el cuerpo. sudor. com o a un dios. pre­ ciso y refinado y en una forma estrófica cuya invención se atri­ buye también a ella: la estrofa sáfica. lo venera. y Catulo la tradujo de modo libérrimo a su latín.) cuando ve un rostro de forma divina. se estrem ece primero.

un gran porcentaje de los elo­ gios corresponde a los muslos del amado: Solón centra el deseo en la boca y en los muslos de un joven.” escribe Lasso de la Vega (1985: 81) . En el drama esquileo Los M irm idon es. 'Panto la estatuaria com o la pintura sobre cerámica (que recoge de m odo más fiel las preferencias reales del público) representan exhaustiva­ mente en los siglos VI y V el desnudo del cuerpo masculino joven. y el am ante acaricia los genitales del muchacho. ΑΡ XII 31). en esta 19 . Se registra un curioso fenómeno: la mujer suele apare­ cer vestida. A menudo el poeta no describe los ojos de un amado concreto. Asclepiades lo compara a una caña punzante. y el extranjero de las B a c a n te s de Eurípides seduce con sus ojos color de vino.chispeantes. donde se asientan las gracias de Cipris. Las pintu­ ras de la cerám ica representan a menudo escenas que corres­ ponden a estos textos: el erastés y el er ó m e n o se miran frente a frente. Kl coro de la A n tig on a de Sófocles canta el triunfo del deseo que irradia de los ojos de una joven de lecho deseable. El vello muy crecido era un obstáculo antierótico: suponía el rebasamiento de la edad ideal del eró m en o . Cuando el vello se vuelve fron­ doso en muslos y mejillas. La imagen más sensual es la de Ibico: con lánguidas pupilas que asoman bajo párpados oscuros som ete Eros al poeta. sino los de Eros mismo. Pero no es menos cierto que. mientras que a las jóvenes inexpertas el pudor les entorna los ojos. en la poesía pederástica masculina. Aquiles reprochaba a Patroclo el desdén hacia la gloria de los muslos y los besos. y Anacreonte solicita en un brindis los muslos delgados de un amigo. el joven se inclina hacia las relacio­ nes heterosexuales (Fanias. y cuando se dibuja su desnudo muestra. “La alabanza de los ojos del e ró m e n o fue sin duda el moti­ vo más reiterado en la poesía hom osexual griega.

También. el brillo de su torso y de su piel. El atuendo que viste Afrodita en el juicio de Paris está perfumado con una gran variedad de esencias florales ( C iprias. sino que remi­ tiría a una percepción y a un lenguaje específicam ente fem eni­ nos (1989: 21) . un cuerpo casi efébico. la aprendiza de hechicera. masculinizado. Jan e Snyder destaca en el Fragmento 31 de Safo una forma diferente de contemplar el cuerpo. la joven Simeta. Si el cuerpo desnudo y la mirada que lo contempla consti­ tuyen el núcleo de la atracción. Acerca del modo de mirar y valorar la belleza del cuerpo desde una óptica femenina tenem os muy pocos testimonios literarios. Las coronas de flores se hallan en todas las cabezas: las Gracias estiman más a quienes 20 . Pero Simeta.época. La poetisa lesbia otorga mayor énfasis a las actividades de la amada — hablar. Los jugadores cuentan con un buen arsenal ele recursos. no lo olvidemos. al evocar el atractivo cuerpo de su amado el atleta Delfis. prendas y objetos propiciatorios. ungüentos y perfumes. se evocaban dos rasgos dinámicos de la amada Anactoria: el caminar y la vivacidad del rostro. Snycler consi­ dera que esta selección de rasgos no es casual. en Lo q u e u n a a m a . reír— que a sus características estéticas. es una cre­ ación de un caballero. En el Id ilio II de Teócrito. Sólo a partir clel siglo IV se reconocen estéticam ente los atributos clel cuerpo fem enino en su plenitud. No faltan los finos vestidos calificados a menudo com o resp la n d ecien tes. ni las joyas artísticamente trabajadas. del juego de Eros no están ausentes los demás sentidos. 4). Las diosas se preparan con un baño y se aplican después aceites. destaca siempre. com o rasgo muy atrayente. El olfato es un motor de seduc­ ción no desdeñable.

invencible. Eros es un animal a m e c h a n o n . Los líricos arcaicos insisten desde sus primeros versos en la imposibilidad de ofrecer resistencia a Eros. el tiempo. No sabem os en qué consistía exactam ente el artefacto estimulante que la hábil cortesana entrega com o ofrenda en el epigrama de Asclepiades (ΑΡ V 203). El intento de enfrentarse al dios omnipotente puede llevar al amante a com eter una falta de bybris. Abundan las declaraciones de impotencia y de aceptación incondicional de la derrota. 130 V).5 PAGE ) y que ha escandalizado a tantos filólogos era un falo artificial. esa modalidad de pecado imperdonable que consistía 21 .ciñen coronas ( Safo. un consolador fabricado con cuero. De sus agudos dolores Arquíloco responsabiliza a los dio­ ses. v.153). inexpugnable. formula con sarcasmo la solución radical: A la pasión el ham bre la liquida. Crates de 'lebas. EROS INVENCIBLE Eros incom batible. Mas si estos dos rem edios no apagaran la llama. la receta fin a l es que te cuelgues. es decir. sí se sabe que el olishos que aparece en un mutilado fragmento de Safo (99. que imponen su voluntad. irresistible. La h ech icera . 81 V ) y los amantes corren a colgarlas de noche ante las puertas de sus amados (Teócrito. el filósofo cínico. no hay recurso posible contra él (Safo. si no. La única estrategia verdadera­ mente eficaz contra Eros es la muerte del que ama.

No cumplió los preceptos de la diosa. Con redes imaginarias Afrodita inmoviliza y atrapa a sus víctimas. cóm o no. Hipólito. El fuego. ser fugitivo de ese frente de com bate (Sófocles. Safo pide a Afrodita que sea su aliada en la lucha: la amada la rehuye ahora com o se rehuye al enem igo. Antes de su desgaste y de su conversión en tópico se dieron soluciones felices a la com paración. En sus contiendas Eros es invencible por definición: nadie puede. Privitera ha des­ cifrado una alusión a Afrodita c a z a d o r a en el epíteto dolop lok e que Safo le atribuye. la frontera que separa lo humano de lo divino. que al huir con Paris se había limitado a ceder a Afrodita. es otra de las imágenes que ayuda a los poetas a describir el dominio de Eros. el joven casto y piadoso que desprecia las labores de Afrodita. 787). A. en los textos líri­ cos. en series de imágenes. querer traspasar. v. será muy duramente castigado: sus propios caballos. siquiera. El sofista Gorgias redactó todo un tratado justificando la actitud de Helena. que le exigían som eterse al amor. El carácter avasallador de Eros se traduce. Calimaco temerá las brasas que laten bajo la ceniza aparentem ente fría: sospecha que su pasión va a reavi- 22 . captura con una red de angustias y desvelos a la enamorada ( I V ) . enloquecidos. pero con la colaboración de la diosa se invertirá el sentido y la amada buscará y perseguirá a Safo (1 V). Desde esta posición de la p o d e r o s a A fro d ita se entiende la ambigüedad de los griegos ante la trayectoria de Helena de Troya. íbico se ve arrojado una y otra vez a las redes inextricables de la diosa. La red era un instrumento de caza.sistía en querer violentar. Abunda la terminología del campo de batalla. en sunra. el orden establecido por los dioses. A n tigon a. La diosa domina. lo despeñan. en un exceso ele soberbia y de inso­ lencia.

Muchos siglos después.varse (ΑΡ XII 139). Giacom o Leopardi evocaba a una m elancólica suicida en su Ultimo c a n to d i S affo. Como recurso contra los ataques nocivos de Eros. fue ganando adeptos literarios con el correr del tiempo. El tema del suicidio de Safo por amor a Faón. una dramaturga semiolvidada. Se convirtió en una especie de metáfora del desamor. En España. Safo lo siente deslizarse bajo la piel (31 V) y el oportunista visitante de Simeta refiere cínicam ente que el fuego de Eros en el cuerpo puede ser mayor que el que enciende Hefesto bajo el volcán de Lipari (Teócrito. 23 . Ovidio recrea m orbosamente la agonía de Safo ( H ero id a s. incorpo­ rando también el prestigioso motivo romántico — pero históri­ camente falso— del suicidio de la poetisa. ¿Era la muerte la verdadera curación o se creía en la eficacia de un baño ritual? Anacreonte apunta a lo segundo en un frag­ mento (31 P) al aludir a lo reiterado de la zambullida: Tras su b ir— otra vez — a lo alto d e la roca de Léucade en las canosas olas me sumerjo d e pasión em briagado. a principios del XIX. componía una pieza titulada S afo. Según una leyenda que explotaron los com ediógrafos del siglo IV. En las distintas ver­ siones del relato se confunden los efectos curativos y aniquila­ dores de tal baño o salto. 11). se confi­ guró la solución ritual del Salto de Léucade. XV). Safo se habría suicidado arro­ jándose desde la Roca de Léucade por desesperación amorosa. Rosa de Gálvez. despeñada desde la Roca de Léucade.

53 P). Los perdedores de este juego de azar son los desafortu­ nados mortales. C on riñ a s y lo c u r a s juega Eros a los dados (Anacreonte. 1995: 49). Los impulsos irracionales no constituían una causa prestigiosa: la postura es claramente antirromántica. íbico teme los á sp ero s d elirio s de Eros. el místico y el profeta. sinónimo de enamorarse (Adrados. en el Trineo. el filósofo detalla cóm o las enferm edades del alma — los fu r o r e s — tienen un origen corporal: se producen cuando los 24 . loco m e vuelvo y no me vuelvo loco. Anacreonte. Eros tuvo com o nodrizas a las locuras ( m a n ia i) que lo amamantaron (v. pues. que no consiguen más premio que conflictos y desvarios. El enamorado sufre la misma perturbación privilegiada que el poeta. Según Teognis. en un juego que sabe arriesgado. En otro diálogo. embriaguez. delirio y extravío parecen formar un cortejo que secunda a Eros en sus actuaciones. Platón dio dignidad a la locura erótica situándola entre los estados de éxtasis provocados por los dioses (F ed ro 259 e).EROS COMO LOCURA Sorprende en la lectura — tanto de los textos en prosa com o en verso— la asociación sistemática y sostenida entre eros y la familia de palabras de la locura: trastorno y perturbación. pone en parale­ lo los procesos de enamoram iento y de locura: 1231 Me en am oro otra vez y me desenamoro. Enloquecer viene a ser. Los poetas hablan de este parentesco en un tono cauteloso o francamente hostil. Sófocles lo expresa con una sentencia contundente: e l q u e lo tien e (a Eros) q u e d a en lo q u ec id o . ).

humores internos no encuentran las salidas adecuadas. bajo la fórmula de un brindis. los poetas parecen olvidar sus facetas gratificantes o lúdicas. Y otro poeta anónimo dirá en un epigrama (ΑΡ XII Π 5): He bebido dem encia concentrada (.el desenfreno sexual es una enferm edad del alma en gran parte porque una única sustancia se encuentra en estado de gran fluidez en el cuerpo y lo irriga a causa de la porosidad de sus huesos. Ocupados en los aspectos nocivos.) bien equipado voy d e locura en la ruta... una justificación fisiológica: “. La asociación entre manía y eros fue renovando sus fórmu. cu an do yo sea sensato. pues. que el amado comparta también su locura: Vuélvete loco cu an do y o esté loco. el poeta anónimo pide. NORMA DE VIDA En muy pocos textos se admite de modo explícito la bon­ dad de Eros. En un escolio o canción de banquete (902 P).' las a lo largo de los siglos. sé sensato. EROS. 86 d).” ( T im eo. La explicación platónica está muy vinculada a las teorías de Hipócrates (Seres.. Por ello resultan sorprendentes declaraciones categóricas com o la de Nosis de Locros: 2-5 . 1996: 21 λ La insania amorosa tiene..

Para Safo (16 V). la poetisa de Mitilene enuncia la suprema excelencia del ideal erótico. Bión canta la ventura de los amores compartidos y cita tres ejem plos — los tres hom oeróticos— de parejas dichosas: Palroclo y Aquiles. En este sentido cabe hablar de un relativismo.. frecuen­ te epíteto de Eros. Pílades y Orestes. Teseo y Pirítoo. A pesar de su carácter desestabilizador.N ada h ay m ás dulce que el amor. unos pocos poetas ensalzan a Eros com o eje vital incontestable. amargos y dulces. sino sentim ental. Según Lasso de la Vega (1985: 148). que es peor incluso que la muerte: Muerto quisiera estar cuando y a no me importen ni la p asión furtiva ni la cam a ni los fav ores dulces com o miel 26 . no noético com o el protagórico. lo más herm oso es lo que una ama. “un Absoluto harto relativo (. Safo propone la inclinación erótica de cada uno com o valor absoluto de la vida. Esta unión de cua­ lidades opuestas se recoge en el adjetivo glykypikros. habría en este texto un anticipo del relativismo de Protágoras: El s e r h u m a n o es la m e d id a d e to d as las cosas. en cam ­ bio. Más habitual es que el poeta destaque la mezcla de ele­ mentos gratos e ingratos. Frente a los ideales gue­ rreros y los valores masculinos de una sociedad aristocrática controlada por varones. si queda sin cumplir. Teognis especifica los extremos: el deseo cumplido es lo más placentero.). y el rechazo sin paliativos de la vejez. Las dem ás alegrías son secundarias. es lo más doloroso..” Pero no es la de Safo la única formulación radical: impre­ siona tam bién la lucidez de la apuesta sin concesiones de Mimnermo por la juventud y por los placeres y labores de Eros que la acom pañan.

es un problema para los modernos. el ultravio­ leta de lo espiritual y el infrarrojo de lo sexual.Y.” El escritor suizo añade que Europa ha designado un conjunto infinitamente variado de fenóm enos con el mismo término de am or. Pites sin p lacer ¿qlié vicia de mortal. la afirmación orgu llosa de Simónides. Y es de aquí de donde surgen innumera­ bles obstáculos en ese dialogar inacabable que es la tarea de traducir. no mueve a envidia la etern idad siquiera de los dioses. hace la vida de los mortales más valiosa y deseable que la eternidad misma de los dioses. “Ese término único es lo que falta en griego. qué encum bram iento resulta deseable? Desprovista d e aquél. com plejo y m olesto. que era un dios para los antiguos. y lo ilustra con una imagen plástica: en los extremos del espectro. encantador y secundario. casi en el tono arriesgado de quien com ete una falta de hybris: el placer. Era un dios alado. Las voces resultan extrañamente lejanas y cerca­ nas a un tiempo. para terminar. He aquí una parte de ese discurso polifónico de los griegos sobre el eros. “¿Quién nos garantiza la constancia y 27 . del co n tin u u m griego habla Barbara Cassin en la presentación de 1a obra colectiva N uestros grieg os y su s m odernos·. De la cercanía cóm plice. el problema es serio. com o en todas las lenguas de Asia sin excep ció n ”. De la lejanía nos habla Denis de Rougemont: “Eros. aun en su fugacidad.

no com o viejas reliquias. a íbico o a Anacreonte en sesión pri­ vada. prosificada. esa “tantálica y casi luzbélica faena” de la que habla Mariano Roldan (1999:27) Si se pudiera interrogar a los antiguos.fiabilidad del corte entre antiguo. no sabrían ocultarnos su estupor ante la mera posibilidad de una versión amétrica. además de tan­ tálica y proteica. Lo personal de esta opción no m erece más comentarios. cuando se trata quizá de anamnesis. ESTA TRADUCCIÓN Inicié esta traducción para le er m e algunos autores. moderno y contemporáneo? ¿Y por qué sospecharnos a nosotros mismos de apropiación. La antología resultante es. La variedad de registros exige un ensayo continuo de metamorfosis. me sumo a la definición de la tra­ ducción como una literatura diferida. El ejercicio de traducción de un poema debe querer des­ em bocar en un poema análogo. para releer lentamente a Safo. com o todas las antologías. A pesar de los riesgos. Ellos desearían que sus poemas siguieran funcionando com o tales. El corto 28 . de roza­ miento?” Apunta la autora que tal vez la Antigüedad se haya apropiado de toda la continuación de la historia. y no al revés. es pre­ ferible traducir el verso en verso. con todas las reservas sobre qué cosa sea funcionar en el terreno de la poesía. La tarea de traducir tantas voces diferentes. de afloramiento. un acto de lectura. resulta obviam ente temeraria. Como lectora. esa literatura p a r a le la de la que habla Jaim e Siles (1999: 10) en la que el traductor cuida la temperatura artística tanto com o la exactitud y la precisión.

En cuanto a la selección de los autores. Con cons­ ciente inconsecuencia. Quisiera. Francisco Ruiz Noguera y Vicente Fernández. Los títulos ele los poemas son míos: me amparo en la tradi­ ción y en el deseo — tal vez imprudente— de adelantar alguna de sus claves. debo aclarar que por hallarse ya editados en esta misma colección. He usado y abusado tal vez de las longitudes más clásicas: heptasílabos. exce­ lentemente traducidos por Luis Antonio de Villena. pene­ trantes y enriquecedoras de Herminia Luc]ue. salvo excepciones. la isosilabia de la métrica eolia me ha permitido mantener el juego del núme­ ro de sílabas. María López Villalba. agradecer las valiosas aportaciones y sugerencias que este libro debe a las lecturas pacientes. me ha pare­ cido redundante incluir epigramas de Estratón de Sardes.placer que. por último. no he querido seguir el mismo criterio frente a la obra ele Safo: una antología de poesía erótica griega sin esta autora quedaría tan mutilada com o un Siglo ele Oro español sin Garcilaso. 29 . A Juan Antonio González Iglesias debo la laboriosa corrección del texto griego. También con Safo y con los autores que más deteriorados han llegado hasta nosotros he jugado a retener esa sugerencia de línea abierta que hay en sus versos rotos: a estas alturas de la historia estamos suficientem ente acostum­ brados a leer fragmentos com o textos autónomos. se obtiene de las arduas versio­ nes arqueológicas me ha hecho desistir de cualquier aproxi­ mación a la métrica cuantitativa. endecasílabos. Sólo en algunos fragmentos de Safo . ale­ jandrinos.

vol. Oxford.l (1959: vol. ALLEN. A nacreonte. — Para Arquíloco. Odisea·.R.BIBLIO GR A FÍA 1) Ediciones seguidas en la traducción: — Para H om ero: /Viada·.W.W. Simónides. 2. C.L. T. P raxila y esco ­ lios áticos an ón im os: PAGE.M. Fragmenta. Oxford. F.Ü920): Homeri opera. Oxford. (1971): Sappho et Alcaeus. Himno a Afrodita·. (1948) : H om eri opera .5.B. (1983): Hesiodi Theogonia Opera el Dies Scutum. D. Oxford. E. T. (1956): Líricos griegos. — Para Alem án. Barcelona.W. — Para Hesíodo: SOLMSEN. vol.Q955): Poetarum Lesbiorum Fragmenta. — Para Safo: VOIGT.(1962): Poetae Melici Graeci. T. (1917): Homeri opera. Oxford.2). D. íb ico. — Para Pindaro: BOWRA.5.-PAGE. Amsterdam. — Para Estasino de Chipre: ALLEN. Oxford. MUNRO. ALLEN. M im nerm o. F. vol.3. Solón y Teognis: ADRADOS.W. vol. 3i . (1947): Pindari carm in a cum fr a g ­ mentis. Oxford. y ALLHN. Elegiacos y yam hógrafos arcaicos.M. vol. E. T. ( 1948): Homeri opera. — Para Alceo: LOBEL. D. Oxford.

A.F. 11. — Para el A nónim o de G renfell: CUNNINGHAM. A. — Para Teócrito. — Para Q uerem ón y los fragmentos de Eurípides: NAUCK. (I960) : A nthologiepalatine. Londres.l. (1884): Com icorum Atticorum Fragmenta. (1900-1901): Aristophanis Com oediae. vol. A.L. 32 .S.C.0. Leipzig — Para Aristófanes: HALL. M arco A rgentario y Pablo Silenciario: WALTZ.-GELDART.S. — Para Sófocles: PEARSON. Oxford.W. Appendix fragm entorum mimorum p ap y ra­ ceorum. D.Nueva York. (1889): Tragicorum Graecorum Fragmenta. (1975): Epigram m ata Graeca. E.OYD-JONHS. Medea: MURRAY.: LI. — Para Crates: LLOYD-JONES. Bacantes: DODDS.(1987): Ilero d a e Mimiambi.-PARSONS.Q952): Bucolici Graeci. — Para Apolonio: SEATON. H. P. — Para M en an d ro: KOCK. Oxford. F. K. ϊ. Oxford.— Para Esquilo. Oxford.R. — Para Rufino. (1964): Jlippolytos. — Para Eurípides: Hipólito: BARRE'IT. G . (1983): Supple-mentum Flellenisticum. Leipzig. Oxford. (1924): Sophoclis Fabulae. Oxford. Berlín.W. P.(1967): The Argonautica.(1971): Londres.C1944): B acchae. — Para los epigram atistas h elenísticos. París. Filodem o y Crinágoras: PAGE.0 9 0 2 ): Euripidis Fabulae. Oxford.0. Leipzig. M osco y Bión: GOW.

2 ) Estudios y obras citados: ADRADOS. trad. GALIANO.AA. esp.A. E. Al "ENEO DE NÁUCRATIS (1980): Sobre las mujeres. en El descubrim ien­ to del am or en Grecia (W . idem. R . H. am or y p oesía en la Grecia an ti­ gua. ed.). E. (1995): Sociedad. Emérita. Madrid. Munich.AA. Madrid. trad. E. Libro XIII de la Cena d e los eruditos. Madrid. /rad. GANGUTIA. en El descubri­ miento del am or en Grecia (W . Madrid. (1985 h): “El amor helenístico”.L. M. Madrid. California. GANGUTIA. Madrid. (1986): Bucólicos griegos. E.). (1962): Poesía y filosofía en la G recia Arcaica. bilingüe. esp. trad.0951): Los griegos y lo iiracional. de Ricardo Sánchez Ortiz de Urbina. CALIMACO (1980): Himnos. ADRADOS. de L. (1985 a): “Safo y el amor sáfico”. 40. de José Alsina. (19H5): “El amor en Eurípides''. R. CxALIANO.Sanchís Llopis. no especi­ ficada . F. E. I RÁNKEL. DODDS. F. BRIOSO. de Cuenca y M. M. ANÓNIMO (1985): Sobre lo sublime. Madrid. 33 . epigram as y fragmentos. (1972): “Poesía griega de am igo y poesía arábigo -española”. trad. de J. (1994) : Cantos de mujeres en Grecia. Brioso. Barcelona. Μ. R.

PLATÓN (1993): Fedro. Madrid. A reading of the hellenislic love epigram”. de Jaime Ferreiro. M. (1985 a ): “El amor dorio” en El descubri­ miento d el a m o r en Grecia. ROLDAN. Palermo. (1999): Noventa poem as d e Catulo . GENTILI. de A. (1989): “Sappho and the heroic ideal”. Guzmán. de Francisco Lisi. An introduction to the study o f ancient lesbian poetry.).1. Madrid. Hermes 41. Bari. GENTILI. RILKE. M. G. D. Madrid. A. J. Madrid.Barí. D. LASSO DE LA VEGA. S. J. (1999): Nueva antología p oética . Madrid. J. esp. Madrid. /rad. Arrigoni (ed. (1974): La rete di Afrodita. KIRK. B. Pamplona. E. (1978): “Mild Frenzy. ídem. (1985 a ): Poesía e piibblico nella C recía antica: da Omero a l Vsecolo. (1969): Los filósofos presocráticos. PRIVITERA. MARRY. en Le don n e in Grecia. B. prólogo de Jaime Siles. Roma. PAGE. PLATÓN (1992): Timeo . H.-RAVEN. Arethusa 12. PLUTARCO (1990): Sobre el amor. J. esp. esp.GARRISON. L. esp. de Jesús García Fernández. trad. (1985 b ): “El Eros pedagógico de Platón”. 34 . (1955): Sappho a n d Alcaeus. Oxford. R. de Emilio Lledó. trad. G. LASSO DE LA VEGA. trad. (1985 b) “Nel tiaso saffico”. trad. esp.

esp. D. ed. WINKLER. trad. MiGAL. J. París. (1989): “Sapphic Nossis”. Dioses.Q986): La transform ación de los am antes (Im ágenes del am or d e la Antigüedad a l Siglo de Oro). Arethusa. J. M.B. (1997): La forta lez a asediada. (1961): Los mitos del amor. 17.0989): !b e Woman a n d the Lyre.de Barbara Cassin. de Horacio Pons. de Manuel Serrat Crespo. Barcelona. SKINNER. (1979): La Couronne et la Lyre. esp. YOURCENAR. Antropología del sexo y d el género en la antigua Grecia. J. Buenos Aires. CH. Buenos Aires. VVAA (1992): Nuestros griegos y sus modernos. Estrategias contem ­ porán eas de apropiación de la antigüedad. G. Mí RES. Salamanca. M . de Irene Goff. (1990): Las coaccion es del deseo. trad. esp. Bristol. 22. héroes y mujeres poderosas en el mito griego. (1984): “Underreading and Intertextuality: Sappho. SNYDER. trad. Arethusa. WULFF.KOI IGUMO NT. M . Anthologie de la poésie grecqu e ancienne. 35 . Simaetha and Odysseus in Theocritus’ Second Idyll”. F.

386 LOS DADOS DE EROS ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA GRIEGA .poesía Hiperión.

.

δ τι φρ^σι σήσι μενοινας. XIV. τούτον ιμάντα τ€ω έγκάτθ^ο κόλπω. ή τ ’ έκλ€ψ€ νόον πΰκα π£ρ φρον€0ντων. έν δ’ όαριστύς πάρφασις. ποικίλον. τον ρά οί έμβαλβ χερσιν έπος τ ’ έφ ατ’ έκ τ ’ όνδμαζ£· «τη νυν.» 11.» ΊΗ.HOMERO i Την δ’ αΰτ€ προσέ£ΐπ€ φιλομμβιδής ’Αφροδίτη«ούκ έ σ τ ’ ούδέ έοικ€ τ€ον έπος άρνήσασθαιΖηνός γάρ του άρίστου έν άγκοίνησιν ιαυ€ΐς. και από στη'θ€σφιν έλΰσατο κ€στόν ιμάντα ποικίλον. 211-221 38 . ω ένι πάντα τ€τεΰχαται· ούδέ oe φημι άπρηκτδν γ€ νέεσθαι. ένθα τ έ οί θ€λκτη'ρια πάντα τέτυκτοένθ’ ένι μέν φιλότης. έν δ’ ίμερος.

Desató de su pecho el cinturón polícromo y bordado. el que roba la mente incluso a los sensatos. Se lo puso en las manos y le dijo: — Toma este cinturón bordado y cíñelo debajo de tu seno. allí el deseo. pues duermes en los brazos del poderoso Zeus. ardiente.HOMERO i El cin tu rón d e A frod ita Afrodita. 39 . la q u e a d o r a la risa. así contestó a Hera: — No es ni conveniente ni posible negar lo que me pides. Te advierto que no va a quedar sin cumplimiento nada de lo que anhelas. Con él sucede todo. en tus entrañas. aquel que encierra hechizos de todas las especies: allí se halla el amor. allí el contacto tierno y el seductor consejo.

» "Ή ρα. 40 XIV. II. έπι δέ νεφέλην έ'σσαντο καλήν χρυσείην στιλπνα'ι δ’ άπέπιπτον έερσαι. ώς μιν έρως πυκινάς φρένας άμφεκάλυψεν. 11. οΐον ότε πρώτον περ έμισγέσθην φιλότητι. δς από χθονός ύψόσ’ έεργε. και άγκάς εμαρπτε Κρόνου παις ήν παράκοιτιν τοΐσι δ’ ύπό χθων δια φΰεν νεοθηλέα ποίην.ϊδε δέ νεφεληγερέτα Ζευς. λωτόν θ’ έρσήεντα ίδέ κρόκον ήδ’ υάκινθον πυκνόν και μαλακόν. φίλους λήθοντε τοκήας. ώς δ’ ϊδεν. 292-29Ó III «Ήρη. 342-351 . οΰ τ ε και όξυτατον πέλεται φάος εισοράασθαι. XIV.II Γ/Ηρη δέ κραιπνώς προσεβήσετο Γάργαρον άκρον ’Ί δ η ς υψηλής. τώ ένι λεξάσθην. μήτε θεών τό γε δείδιθι μήτε τιν ’ άνδρών όψεσθαι.τοΐόν τοι έγώ νέφος άμφικαλυψω χρΰσεον ούδ’ αν νώϊ διαδράκοι Ήέλιός περ. ε ις εύνήν φοιτώντε.

y flores de azafrán y de jacinto abundante y mullido que del suelo los alza. encima se tendieron. Hera. Así habló y en sus brazos tom ó el hijo de Cronos a la esposa — y la tierra sagrada crió hierba muy fresca debajo de sus cuerpos y loto con rocío. y al mirarla.. e l ju n t a d o r d e nubes. unidos.1 hasta la cumbre O del altísimo Ida. 41 . de súbito el deseo le envuelve las entrañas com o cuando se unieron en am or por vez primera y se acostaron juntos a escondidas de sus progenitores.. mirarnos. con una hermosa nube dorada se arroparon — rocío titilante de ella g oteaba. dios o varón alguno de los mortales: porque voy a envolverte en una nube dorada y ni siquiera el sol podría penetrarla — el dueño de la más punzante luz— para. III El le c h o d e Z eus y H era — No temas que nos vea.I P rim er a m o r Hera con vehemencia al Gárgaro subió. Allí Zeus la vio.

ζηλήμονες έξοχον άλλων. τόφρα οί ήγάασθε θεοι peía ζώοντες ήος έν Όρτυγίη χρυσόθρονος Ά ρ τε μις άγνή οις άγανοΐς βελέεσσιν έποιχομένη κατέπεφνεν. 116-124 42 . ρίγησεν δέ Καλυψώ. ήν τ ίς Te φίλον ποιήσ€Τ’ άκοίτην. ώς μέν δ τ ’ Ώρίων’ έ'λετο ροδοδάκτυλος Ήώς. καί μιν φωνήσασ’ έπεα πτερόεντα προσηυδα· «Σχέτλιοί έσ τε. δια θεάων. Od. V.IV 'Ώ ς φάτο. οι τ € θεαΐς άγάασθε παρ’ άνδράσιν εύνάζεσθαι άμφαδίην. θεοί.

Envidiáis a las diosas que comparten con un mortal un lecho no furtivo. Así. con sus dardos amables lo persiguió y le dio muerte en Ortigia.. 43 . la d e tro n o d e oro. qué crueles sois y qué terriblemente celosos. si es que alguna lo hace amante suyo. se sintió estrem ecer y así les dirigió aladas palabras: — Dioses.M as Calipso. la d e d e d o s d e r o s a .. cuánta envidia sufríais los dioses de plácido vivir hasta que Ártemis casta. cuando a Orion lo eligiera la Aurora.IV Los celos de los dioses . divina entre las diosas.

αύτάρ έπ εί ρ’ έτελ εσ σ ε θεδς φιλοτήσια έργα. κυρτωθεν. XI. ούρεϊ Τσον. επει ούκ άποφώλιοι εύναι αθανάτων σύ δέ τούς κομεειν άτιταλλεμεναί τε. τώ δ’ άρα είσάμενος γαιήοχος έννοσίγαιος εν προχοής ποταμού παρελέξατο δινήεντοςπορφύρεον δ’ άρα κυμα περιστάθη. δς πολύ κάλλιστος ποταμών έπι γαιαν ΐησι. Ένιπήος θείοιο. φή δέ Κρηθήος γυνή εμμεναι Αίολίδαοή ποταμού ήράσσατ’. γυναι. Oci. 235-250 44 .V Έ ν θ ’ η τοι πρώτην Τυρώ ΐδον εύπατερειαν. φιλότητι. κρυψεν δέ θεόν θνητήν τ€ γυναίκα. περιπλομενου δ’ ενιαυτού τ ε ξ ε ις αγλαά τε'κνα. ή φάτο Σαλμωνήος άμύμονος έκγονος είναι. καί ρ’ έπ ’ Ένιπήος πωλεσκετο καλά ρεεθρα. εν τ ’ άραοί φυ χειρι έπος τ ’ έφ ατ’ εκ τ ’ ονόμαζε«Χαιρε. κατά δ’ ύ'πνον έχευεν. λυσε δέ παρθενίην ζώνην.

porque nunca son hueros los abrazos de un dios. el Enipeo divino. Suelta su cinturón de virgen e infunde sueño en ella y cuando el dios cumpliera sus trabajos de amor la cogió de la mano y la llamó y le dijo: — Alégrate. junto a su cauce hermoso ella vagaba. mujer. el más hermoso que fluye sobre el mundo. con este amor.V Los amores acuálicos de Tiro Y divisó. Pasado un año parirás dulces hijos. Poseidón. com bándose. a Tiro de alta cuna que dijo descender del noble Salmoneo y ser la esposa cie Creteo Eólida.. e l cjue a b r a z a y h a c e te m b la r la tierra. Suplantando a Enipeo. al dios y a la mujer oculta dentro. Ella cayó en amores por un río. primera. se acostó en el estuario del ondulante río.. Una ola de púrpura igual a una montaña en torno descendió y. 45 .

HESÍODO i ’Ήτοι μέν πρώτιοτα Xáoc γ ε ν ε τ ’· αυτάρ έπειτα Γ α ΐ’ εύρυοτερνοο. πάντων έ'δοο άοφαλέο αϊει αθανάτων οι έχουοι κάρη νιφόεντοο Όλυμπου. [Τάρταρά τ ’ ήερόεντα μυχω χθονδο εύρυοδείηο. δεξιτερή δέ πελώριον έλλαβεν άρπην. φίλου δ’ από μήδεα πατρόο έοουμε'νωο ήμηοε. δς κάλλιοτοο έν άθανάτοιοι θεοΐοι. λυοιμελήο.] ήδ’ Έροο. n ácac δέξατο Γαΐα· περιπλομε'νου δ’ ένιαυτου γείνα τ’ Έρινυο τε κρατεράο μεγάλουο τε Γίγανταο. νόον και έπίφρονα βουλήν. πάντων τε θεών πάντων τ ’ ανθρώπων δάμναται έν στήθεοα. άμφι δέ Γαίη ίμείρων φιλότητοο έπέοχετο και ρ’ έτανυ'οθη πάντη· δ δ’ έκ λοχέοιο πάιο ώρεξατο χειρι οκαιή. 46 . πάλιν δ’ έρριψε φε'ρεοθαι έξοπίοω. τά μέν οΰ τι έτώσια έ'κφυγε χειρό<τ occai γάρ ραθάμιγγεο άπέοουθεν αίματόεοοαι. Teog. 116-122 II ηλθε δέ νύκτ’ έπάγων μέγαο Ούρανόο. μακρήν καρχαρόδοντα.

el qiA. anhelante de amor. y concluido el círculo de un año. asiento desde siempre inconmovible de los dioses. Al padre. dio a luz a las soberbias Erinias y a los magnos 47 . y junto a Gea. el más hermoso entre los inmortales. segó los genitales y hacia atrás los arroja con violencia. No escaparon en vano de su mano: las gotas sanguinolentas que iban salpicando todas recibió Gea. Y luego nació Eros. presuroso.e d e s m a y a el c u e ip o y de los dioses todos y los hombres somete. cubriéndola se tiende.HESÍODO i Eros en e l orig en Al principio ele todo existió el Caos. su voluntad prudente y su sentido. colosal y de dientes afilados. los dueños de las cimas del Olimpo nevado. después surgió la Tierra de ancho seno. en las entrañas. con la izquierda su hijo lo alcanzó y la hoz monstruosa tomó con la derecha. Fuera de su refugio. II El n a c im ie n to d e A frod ita Llegó el altivo Urano imponiendo la noche.

μήδεα δ’ ώο τδ πρώτον άποτμήξαο άδάμαντι κάββαλ’ απ’ ήπείροιο πολυκλυοτω έιΛ πόΐ'τω. 48 . παρθενίουο τ ’ oápouc μειδήματά τ ’ έξαπάταο τε τέρψιν τ ε γλυκερήν φιλδτητά τ£ μειλιχίην τ£. Νΰμφαο δ’ ac MeXíac καλέουσ’ έ π ’ άπειρονα γαΐαν. ταυτην δ’ έξ άρχήο τιμήν εχει ήδέ λέλογχε μοίραν έν άνθρώποιοι και άθανάτοοι θεοΐοι. 7'eoff. δτι προοέκυροε ΚυθήροιοΚυπρογενέα δ’. ώο φ έρετ’ αμ πέλαγοο πουλυν χρόνον άμφι δέ λευκόο άφρόο απ’ άθανα'του χροόο ώρνυτο· τώ δ’ έ'νι κουρη έθρέφθη· πρώτον δέ Κυθήροισι ζαθέοιοιν έπ λ η τ’.τεύχεοι λαμπομένουο. δτι μηδέων έξεφαάνθη]. έκ δ’ έβη αιδοίη καλή θεόο. ένθεν έπ€ΐτα περίρρυτον ικετο Κύπρον. τή δ’ Έροο ώμάρτησε και "Ιμεροο έ'οπετο καλόο γεινομένη τά πρώτα θεών τ ’ ec φυλον ioúcr). δολίχ’ έγχεα xepciv έχοιπαο. 176-206. δτι γέντο περικλυοτω ένι Κΰπρω [ήδέ φιλομμηδέα.άτάρ Κυθέρειαν. ουνεκ’ έν άφρώ θρέφθη. άμφι δέ ποιη ποσσιν ύπό ραδινοιοιν άέξετο.τήν δ’ Άφροδίτην [άφρογενέα τε θεάν και έυοτέφανον Κυθέρειαν] κικλήοκουσι θεοί τ ε ε και άνέρεο.

Gigantes de armas fúlgidas que empuñan altas lanzas. y a las Ninfas que llaman Melias sobre la tierra ilimitada. dulcísimo placer. y también Citerea. fingimientos. 49 . espuma blanca clel órgano inmortal iba brotando. delicias y ternuras. El mar dejó la diosa hermosa y venerable. A la sagrada isla de Citera arribó en un principio. La acompaña el Amor y el hermoso Deseo la ha seguido recién nacida y luego. lejos ele tierra firme lanzó los genitales al mar de olas revueltas y así son largamente llevados por el mar. Una mujer en ella llegó a cuajar. porque entre las espumas se formó. En torno. Amputados por medio del acero. sonrisas. porque arribara a la isla de Citera y Ciprogénea otros porque naciera en Chipre que baña en torno el mar. Y la llaman a ella Afrodita los dioses y los hombres. y después marchó a Chipre ceñida de corrientes. al integrarse al grupo de los dioses. y alrededor la hierba bajo sus delicados pies iba creciendo. Desde el principio goza este tributo y tiene designada esta parcela del destino entre hombres y dioses que no mueren: intimidad con jóvenes.

ESTÁSINO DE CHIPRE i Εΐματα μέν χροι έ'στο τά o í Χάριτ<Ξς τ <ξ και ^Ωραι ποίησαν και Ιβαψαν év άνθ€σιν €ΐαρινοΐσι. ev Te κρόκω ev θ’ ύακίνθω ev τ£ ΐω θαλ€θοντι ρόδου τ ’ ένι avBe'i καλω ήδει νεκταρέω. ev τ ’ άμβροσίαις καλυκ€σσι άνθ€σι ναρκίσσου καλλιρρόουδ’ οι’ ’Αφροδίτη ώραις παντοίαις τβθυωμ€να εΐματα έ'στο. 4 50 . Ciprias. οια φορουσ’ "'Ώραι.

suavísimo y de néctar. de todas las que aportan por costum bre las Horas: azafrán y jacinto y violeta lozana. y el herm oso capullo de la rosa. 51 . y los cálices llenos de ambrosía del narciso y del lirio: tales atuendos se vistió Afrodita bañados en perfumes de estaciones diversas.ESTASINO DE CHIPRE i Sobre la piel se ajusta los vestidos que por ella las Horas y las Gracias tejieron y em paparon en esencias de flores.

Vv. ή τε θεοΐσιν έπι γλυκύν ίμερον ώρσε και τ ’ έδαμάσσατο φυλα καταθνητών ανθρώπων. 69-74 52 . οι δ’ άμα πάντες σΰνδυο κοιμήσαντο κατά σκιόεντας έναΰλους. οιωνούς Τ € διιπ ετέα ς και θηρία πάντα.ANÓNIMO Himno h om érico a Afrodita I Μουσά μοι έννεπε έργα πολυχρυ'σου ’Αφροδίτης Κύπριδος. ή μέν όσ’ ήπειρος πολλά τρέφει ήδ’ δσα πόντος· πάσιν δ’ έργα μέμηλεν έϋστεφάνου Κυθερείης. 1-6 II Οι δέ μ ετ ’ αυτήν σαίνοντες πολιοί τ ε λύκοι χαροποί τε λέοντες άρκτοι παρδάλιές τε θοαι προκάδων άκόρητοι ήισαν ή δ’ όρόωσα μετά φρεσι τέρπετο θυμόν και τοΐς εν στήθεσσι βάλ’ ίμερον. Vv.

53 . ella al verlos sentía placer en su interior y dentro de sus pechos les infunde deseo. de la dorada Afrodita de Chipre que en los dioses excitó el deseo dulce y sometió la raza de los hom bres sujetos a la muerte y las aves que cruzan los cielos. los leones de ojos chispeantes. los osos y las ágiles panteras insaciables de corzos caminaban. y a un tiempo y por parejas se unen y copulan en parajes umbrosos. los lobos cenizosos agitando la cola. Musa. II El co rtejo d e fie r a s Tras ella. y las fieras y todo lo que cría la tierra en abundancia y lo que cría el mar: a todos les atañen los asuntos de la bien coronada Citerea.ANÓNIMO H im n o h o m é r ic o a A frod ita I In v o c a c ió n a la M usa Cuéntame los asuntos.

ού σάφα είδώς. 84-91 IV “Ως είπών λάβε χεΐρα. λυσε δέ οί ζώνην ιδέ εϊματα σιγαλόεντα έκδυε και κατέθηκεν έπι θρόνου άργυροήλου ’Αγχίσης· ό δ’ έπ ειτα θεών ιότητι και α’ίση άθανάτη παρέλεκτο θεα βροτός. ειχ ε δ’ έπιγναμπτάς έλικας κάλυκας τε φαεινάς. 54 155- . κόσμον μέν οί πρώτον από χροός ειλε φαεινόν. πόρπας τ ε γναμπτάς θ’ έλικας κάλυκας τε και όρμους. Ά γχίσην δ’ ερος ειλεν. θαύμα ίδέσθαι. Vv.Ill ’Αγχίσης δ’ όρόων έφράζετο θαύμαινέν τε εΐδός τ € μέγεθος και εϊματα σιγαλόεντα. οί δ’ έπ ει ουν λεχέων εύποιήτων έπέβησαν. δρμοι δ’ άμφ’ απαλή δειρή περικαλλέες ήσαν καλο'ι χρΰσειοι παμποίκιλον ώς δέ σελήνη στήθεσιν άμφ’ άπαλοισιν έλάμπετο. Vv. δθι περ πάρος έσκεν άνακτι χλαίνησιν μαλακής εστρωμενον αύτάρ ύ'περθεν άρκτων δέρματ’ έκειτο βαρυφθόγγων τ ε λεόντων. πέπλον μεν γάρ εεστο φαεινότερον πυρός αύγής.φιλομμειδής δ’ ’Αφροδίτη έ'ρπε μεταστρεφθεΐσα κατ’ δμμματα καλά βαλουσα έ ς λεχος εΰστρωτον. τούς αύτδς κατέπεφνεν έν οΰρεσιν ύψηλοΐσιν.

los collares. Así. IV La s e d u c c ió n Así le dijo y le tomó la mano. Y la pasión se apoderó de Anquises. la a m ig a d e sonrisas. Y encima se extendían las pieles de los osos y de los rugidores leones que en las altas montañas él matara. se insinuaba volviéndose con los hermosos ojos entornados al bien cubierto lecho. admiraba. y com o el de la luna era el brillo en sus pechos delicados: un prodigio era verlo. Y una vez que subieron a la alcoba com enzó a retirarle el aderezo brillante de su cuerpo. al mirarla. su presencia y figura. Le soltó el cinturón. le quitó los espléndidos vestidos y en un sillón de plata tachonado Anquises los dispuso. 55 . ponderaba. filigrana de oro. sus atuendos radiantes. se acostó con la diosa no mortal un mortal que no la reconoce. por voluntad de las divinidades. que estaba de ordinario recamado con suavísimas mantas para el dueño. Pues un peplo vestía más fulgente que el fuego de la aurora.Ill A n qu ises Y Anquises. Y Afrodita. los broches torneados. portaba brazaletes torneados y broches fulgurantes y en torno al tierno cuello espléndidas cadenas. las hebillas curvadas.

386 LOS DADOS DE EROS ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA GRIEGA .poesía Hiperión.

POETAS LÍRICOS ARCAICOS .

ώταΐρε. 58 . III δΰστηνος εγκειμαι πόθω άψυχος. 95 ADR. χαλεπήσι θεών όδΰνησιν εκητι πεπαρμενος δι’ όστε'ων.ARQVÍLOCO Τοιος γάρ φιλότητος ερως ύπδ καρδίην έλυσθείς πολλήν κατ’ άχλυν όμμάτων εχευεν κλέψας έκ στηθεων άπαλάς φρενας 86 ADR. II άλλα μ’ ό λυσιμελής. 90 ADR. δάμναται πόθος και μ’ οΰτ’ Ιάμβων οΰτε τερπωλεων μελει.

con agudos dolores — los dioses lo han querido— hasta los mismos huesos perforado. miserable de mí. III H asta los h u esos El D eseo me tiene rodeado y exánime. me domina el Deseo que deja el cuerpo lánguido y no me importan ya ni yambos ni placeres. II Ni y a m b o s n i p la c e r e s Pero a mí. 59 . com pañero.ARQUÍLOCO i N iebla en los ojos Un ansia tal de amor al corazón metió en un torbellino y derramó en los ojos niebla espesa robándom e del pecho las más tiernas entrañas.

V ει γάρ ώς έμοι γένοιτο χ£ΐρα Νευβουλης θιγειν. ή δέ οί κόμη ώμους κατεσκίαζε και μετάφρενα. 204 ADR.IV έχουσα θαλλόν μυρσίνης έτέρ π ετο ροδής τε καλόν άνθος. 104 ADR. 6ο . VI και πεσεΐν δρήστην έττ’ ασκόν κάττί γαστρ'ι γαστέρα προσβάλειν μηρούς τε μηροις 205 ADR.

Su cabello caía cubriéndole de sombra los hombros y la espalda. cumplidor.IV Su largo pelo Disfrutaba llevando una rama de mirto y una flor exquisita de rosal.! VI C um plidor Y caer.. V La m an o d e N eóbule ¡Si pudiera tocar la mano de Neóbule! ¡Si eso me sucediera.. 61 . sobre el odre y ajustar el vientre sobre el vientre y los muslos encima de los muslos.

τώ κυπαιρίσκω.ALCMÁN i Άφροδίτα μέν ούκ εστι. 58 Ρ II Έρω ς με δηύτ£ Κΰπριδος FeKan γλυκύς κατείβων καρδίαν laívei 59a Ρ III λυσιμ€λ€ΐ τ€ πόσωι. τακερώτερa δ’ ύπνω και σανάτω ποτιδ€ρκ€ται· ούδ€ τι μαψιδίως γλυκήα κήνα· 62 . άκρ’ έ π ’ άνθη καβαΐνων. μάργος δ’ Έ ρω ς οια (παις) παίσδει. α μη μοι θίγηις.

pero.ALCMÁN i Evos ju g u e te a No está presente Afrodita.un deseo que desmaya el cuerpo dirige una mirada que hace desfallecer más que el sueño y la muerte: sin vanidad alguna. II M e a b la n d a Otra vez a mí Eros — porque Cipris lo quiere— derramándose dulce me ablanda el corazón. alocado. es ella dulce. Eros juguetea dejándose llegar — ¡no vayas a tocármelas!— hasta las altas flores de la juncia. III A stim elesa Con. 63 .

]ία ]α ιδοιμ ’ α’ί πως με. ούτως Ά]στυμελοισα κατά στρατόν έρχεται] μέλημα δάμωι τι]μάν έλοΐσα ]λεγω· ]εναβαλ’ αΓι] γάρ άργυριν ].ον φίλοι ασ]σον Γιο]ΐσ άπαλάς χηρός λάβοι. αιψά κ ’ [έγών ί[κ ετις κήνας γενοΐμ α ν 64 ..Ά[σ]τυμε'λοισα δέ μ’ ούδέν α μ είβ ετα ι άλλα τό]ν πυλεών1 έχοισα [ώ] τ ις αίγλά[ε]ντος άστήρ ώρανώ δ ια ιπ ετή ς ή χρύσιον ερι^ος ή άπαλό[ν ψίλ]ον ]ν ].[. διεβα ταναοις ττο[σί·] ]ομος νοτία Κινυρα χ[άρ]ις ώ τ ’ έτΓι π]αρσενικάν χα ίτα ισιν ισδει.

Con pies esbeltos cruza. Recoge la guirnalda com o un astro que vuela por un cielo radiante com o un tallo dorado. 65 . Y com o brilla el bálsamo de Chipre sobre las cabelleras de las jóvenes. com o una pluma suave.Astimelesa nada me responde. Si acaso me viniera y me tomara de la tierna mano. así. camina Astimelesa entre la gente y alcanza un gran honor. yo al instante sería un suplicante suyo. solicitada.

ό τ ’ αισχρόν όμω ς και καλόν άνδρα τιθ ει. ά τίμ α σ το ς δέ γυν α ιξίν οΰτως άργαλεον γήρας εθηκε θεός. κρυπταδίη φ ιλότη ς και μείλιχα δώρα και εύνή. ο ι’ ήβης άνθεα γ ίγ ν ετα ι άρπαλέα άνδράσιν ήδέ γ υ ν α ιξίν έ π ε ι δ ’ οδυνηρόν έπελθη γήρας. α ιεί μιν φρε'νας άμφι κακαι τείρουσι με'ριμναι. τεθναίην.MIMNERMO I Τ ί ς δέ βίος. ού δ’ αύγάς προσορών τερ π ετα ι ήελίου. άλλ’ εχθρός μέν παισίν. τ ί δέ τερπνόν άτερ χρυσής ’Αφροδίτης. δτε μοι μ η κετι ταυτα μελοι. 6 6 . 1 ADR.

MIMNERMO i Sin A fro d ita ¿Qué modo de vivir o qué placer habrá sin Afrodita? Muerto quisiera estar cuando ya no me importen ni la pasión furtiva ni la cama ni los favores dulces com o miel — flores de juventud tan codiciables para hombres y mujeres. 67 . y desprecio se gana entre las jóvenes. Y es que cuando penosa se abate la vejez que vuelve repugnante incluso al hombre hermoso le desgastan sin tregua el corazón los sórdidos problemas y no siente placer al ver el sol radiante: a los muchachos se hace odioso. Así de dura hicieron los dioses la vejez.

.. κ[άλ]λιστος ττοτάμων πάρ Α[ινον έξΐ[η σ θ’ ές] πορφυρίαν θάλασσαν Θραικ[ίας έρ]£υγόμ£νος ζ ά γαίας .]. II καιν[. Τροΐω δ’ [ύ]ττ’ άν[δρος έκμάν^ισα ξ[€ν]ναπάτα ’ττι ττ[όντον έσ π € το ναι.]α· θέλγονται το. 68 .]ιππ[.]ων.ππ.υν[ ων€νον.ALCEO i Έ β ρ € .[ ]ν[ ] κ ’ ’Αλένας έν στήθ[€]σιν [έ]πτ[όαισ€ θυμόν Ά ρ γ εία ς.]λων μήρων άπάλαισι χέρ[σι . .ον ώ ς άλ€ΐ[ττπα θή[ΐο]ν ύδωρ 45 L-P.]γ καί σ€ πόλλαι παρθένικαι ’π€ττ[οισιν .[.....

tú el más hermoso de los ríos. por el varón de Troya enloquecida. y al huésped alevoso por el mar en la nave ha seguido 69 . II H elen a El corazón volcó dentro del pecho de Helena la de Argos.ALCEO i I-Iebro — Hebro. en los muslos se aplican com o bálsamo tu agua divina. que alcanzas junto a Eno el mar de púrpura tras cruzar bramando tierra tracia rica en caballos a ti van muchas jóvenes y con sus manos suaves. fascinadas.

]υσ. . 70 . φόνω δ. .[ 83 L-P. ττό[λ]λοι δ ’ έλίκωπ€[ς ]οι ’στ[€{]βοντο. III δ^ινότατον θέων <τδν> γ έν ν α τ1 εϊιττέδιλλος τΙρ ις χρυσοκόμαι Ζεφυρωι μίγ€ΐσα 327 L-P. ]. ττόλ]λα δ’ άρμ α τ’ έν κονίαισι[ ήρι]π€ν.τταΐδά τ ’ έν δόμ[ο]ισι λίττοισ’ [έρήμαν κάνδρος εϋστρωτον [λΐέχος. μανι[ κ]ασιγνήτων πόλεα ς μ[έλαινα γα]Γ €χ€ΐ Τρώωι πεδίωι δά[μ€ντας έν]ν€κα κήνας. ώ[ς F ’ υπείκην ττέΐθ'1 έρωι θυμο[ς διά τάν Διώνας παιΐδα Δ[ίο]ς τ€ ]πΐ€.[ Ά]χί[λλ]€υς.

71 . a muchos. el nacido de Iris de bonitas sandalias y de su unión con Céfiro de cabellos dorados. A quiles. el más funesto entre los dioses. de la masacre. fueron pisoteados muchos hom bres de ojos vivos..dejando tras de sí a la hija en casa y el arropado lecho de su esposo: porque su corazón — mediando está la hija de Zeus y Dione— de entregarse al deseo la convence.. En Troya a sus hermanos los retiene la negra tierra. III Eros Eros. derribados en el llano por ella y en el polvo se hundieron muchos carros.

72 . ά δ’ ώρα χαλεπα. το γάρ άστρον π ερ ιτελ λ ετα ι. πάντα δέ δίψαισ’ ύπά καύματος. <θέρος> όπποτα φλόγιον |Κ(χθ€ταν έπ ιπ τά μενον καταυδείη| < > άνθει δέ σκόλυμος· νυν δέ γυναίκες μιαρώταται.IV τ ε γ γ ε πλευ'μοι/ας οϊνωι. πτερύγων δ’ ΰπα κακχε'ει λιγΰραν <πΰκνον> άοίδαν. άχ€ΐ δ’ εκ πετάλω ν άδεα τ έ τ τ ιξ . λεπ τοί δ’ άνδρες. έ π ει <δή> κεφάλαν και γόνα Σ είριος άσδεκ > < > 347 L-P.

El cardo ya está en flor. bajo la insolación sediento se halla toelo. 73 . que retorna la estrella elel verano. Ahora son más perversas las mujeres. Es áspera la época. y es que Sirio reseca su cabeza y sus rodillas.IV El v in o y el v eran o Empápate ele vino los pulmones. en la fronda retumba la cigarra cantora. más débiles los hombres. y de sus alas esparce un canto claro y persistente.

A lÍ j OC δ ο λ [ ό π λ ο κ € . ώ μ ά κ α ιρ α . ώ . τυ ίδ ’ €λιθ’. n«TpoLc δ€ δόμον λίττοιοα X jp ú cio v rjX 0Le c ά p j μ ’ ύ ττα ο δ € ι_ ΰ ξα ιο α · cújK € € 0 CTpo\jL0 o i ττυ. o v ía ic i ce..ν τ ο · δ τ τ[ι yac μ €θθω · μ ε ιδ ια ί^ α ιο ’ ήϋρ€ κάλοι π €ρι μ ά λ ιο τα ι. προοώ πω ι π ε 'π ο ν θ α κώ ττι κ [ά λ ]η [μ μ ι ίμ ο ι μ ^ ιν ό λ α ι ο .SAFO i n o i j K iX ó 0 p o Lv ’ nocij μή ά θα νά τ’ Α φ ρ ό δ ιτα . cáv θ€λω τ ίν α δη ύ τ€ ψ ιλ ό τ α τ α . δάμνα.. αΐ ττοτα κάτ<Ξρωτα a X X já T a je ι.θυ μ ω ιLe c Ψ ά /π φ ’. μ^ a c a ic i TTÓTVjia. θ ϋ ι. 74 y evecB ai t íc π € ΐθ ω c ’.ο ά γ η ν π τέρ’ έ ξ ί κ ο . ίά δ ίκ η ο ΐ.μ η δ ’ λ ίο ο ο μ α ί εμαο a u L6 a c πήλοι a ío ic a €KjXu€c.κνα 6ÍV LV€VT€C pOjC a ij^ s a δ ιά δ’ δ η ]ΰ τ € κ ]ώ τ τι δ€ c ’ άγον μ € λ α ίν α ο απ’ ώ ρ ά ν ω = = α ϊθ £- ου' άθανά τω ι δη ΰτ€ δ ’.μ ο ν .

oh Safo. Veloces te traían los herm osos gorriones hacia la tierra oscura con un fuerte batir de alas desde el cielo atravesando el éter: de inmediato llegaron. preguntabas qué sufro nuevamente. si es que otras veces antes cuando llegó a tu oído mi voz desde lo lejos te pusiste a escuchar. hija de Zeus que enredas con astucias. y por qué nuevamente te invoco y qué anhelo ante todo alcanzar en mi pecho enloquecido: ¿A q u ié n esta otra v ez s e d u z c o y llevo a tu p a sió n ? ¿Q uién es. feliz con la sonrisa abierta en tu rostro inmortal. Tú. la q u e le p e rju d ica ? 75 .SAFO i H im n o a A frod ita Inmortal Afrodita de polícrom o trono. mas ven aquí. viniste. no dom ines con penas y torturas soberana. te imploro. mi pecho. uncido el carro de oro. y dejando la casa de tu padre.

occa δέ μοι τέλεοοαι θυμοΰ ιμέρρει.| ναυον ]| χάριεν μέν aXcoc μαλί[αν].ν^ κελάδει δ ι’ ύοδων μαλίνων. άλλα δώοει. Ιί ..)piv|voict ανθεοιν.. τα χ έω ς διώξει.. a i δέ μή φίλει. cú δ ’ αΰτα ουμμαχοΰ έcco. χαλε'τταν δέ λυοον έκ μέριμναν. έ'λθε μοι και νυν.καΛ y LOíp αι φ εύγει.(. αιθυοοομένων δέ φυ'λλων| κώμα| κα τα ιριον έν δέ λείμων| ίππόβοτοο τέθα λε tTa)T. a i <δ’> άηται μέλλι|χα πν[έο]ιοιν [ [ ] 7 6 . τέλεοον.| βώμοι δ ’ έ<ν>ι θυμιάμενοι [λι]|βανώτω<ι>· έν δ ’ ΰδωρ ψΟχροι.ανοθεν κατιου[ο[· |δευρυμμεκρητεοιπ[. a i δε δώρα μή δ έ κ ε τ ’. 1 V. ταχεω ο φιλήοει κωύκ έθελοιοα.| βρόδοισι δέ παΐο ό χώροο έοκί|αοτ’.]ρ[ άγνον δππ[αι ]|.

p r o n to h a b r á d e bu scarte. Las brisas soplan con olores de miel. hasta mí. fluye un sueño letárgico. Ven a mí también hoy. líbrame de desvelos rigurosos y todo cuanto anhela mi corazón cumplir. II D esd e C reta D escendiendo del cielo ven aquí. cúm plelo y sé tú misma mi aliada en esta lucha. de las hojas. Aquí murmura un agua fresca por la enramada de manzanos. p r o n to ten d rá q u e a m a r te a u n q u e n o q u ie r a ella. 77 .P orq u e si b o y te rehu ye. desde Creta a este templo puro donde hay un bosque placentero de manzanos y altares perfumados con incienso humeante. si reg alos n o a cep ta. en c a m b io los d a r á y si no sien te am or. procuran los rosales sombra a todo el recinto. Aquí verdece un prado donde pacen caballos con flores de estación. mecidas.

ένθα δή συ tcu'avf| eXoica Κΰπρι X pucíaiciv ev κυ|λίκ€θθΐν άβρωο <ό>μ<μ€>μ£ΐ|χμ€νον θαλίαιοι| νέκταρ o iv o xó eica 2 V..[.]ν . [-] 78 . οι δέ πέΰδων. III 0]ί μέν ιπττήων οτρότον. ά γάρ πόλυ TrepcK€0oica κάλλος [άνθ]ρώπων Έ λένα [τδ]ν άνδρα τδν [ aplicTov [-1 καλλ[ίποι]<?’ €βα ’c Τροίαν ττλ€θΐ[ςα κωύδ[έ πα]ιδοο ουδέ φίλων το[κ]ήων ττά[μπαν] έμνάοθ<η>·. άλλα παράγαγ’ αΰταν ]cav [-] ]αμπτον γάρ [ ].κου'φωοτ[ ]οη.]μ£ νυν Άνακτορί[αο ό]ν€μναι_ c ’ ού] παρεοίσαο. οί δέ νάων φαιο’ έττΓι] γάν μελαι[ν]αν έ]μμ€ναι κάλλιοτον... έγω δέ κήν’ δττω t i c έραται· [-] πά]γχυ δ 1 €ΐίμαρ€θ οΰν^τον πόηοαι ττ]άντι τ[ο]υτ’.

Y es muy fácil hacerlo com prensible a todos: pues aquella que tanto destacaba en belleza entre todos los humanos. Porque ahora me has hecho recordar a Anactoria que no está junto a mí 79 . diosa Cipria. a su muy noble esposo dejándolo tras sí marchó a Troya embarcada y en nada de su hija o de sus padres amados se acordó. sino que la sedujo Cipris. III Lo q u e u n a a m a Dicen unos que una tropa de jinetes. y en doradas copas escancia delicadamente néctar entrem ezclado de alegrías. otros la infantería y otros que una escuadra de navios. Helena.Ven aquí. sobre la tierra oscura es lo más bello: mas yo digo que es lo que una ama.

τό μ’ η μάν καρδίαν έν οτήθεσιν έπ τ ό α ιο εν ώ ς γάρ <εο σ ’ ιδω βρόχε’ ώο με φώνηc ’ ούδέν έ τ ’ εικει. IV Φ αίνεται έμ μ ε ν ’ μοι κήνοο ico c θε'οιοιν ώνηρ.ιοίαο εμ μ ι. λεπτόν δ ’ αΰτικα χρώι πυρ ύπαδεδρόμακεν. τεθι. [-] 16 V. όππάτεοοι δ1 ούδέν όρημμ’. 8ο . o ttic ένάντιόο τοι ιοδάνει και πλάοιον άδυ φωνείc a c ύπακοΰει και γελαίοαο ιμέροεν. αλλά |καμ| μέν γλώοοα f e a y e f .ερα δέ π. έπιβρό" μειοι δ ’ άκουαι. έ π ει |και πε'νητα| 31 V. γλωροτι. τρόμοο δέ παιοαν άγρει. Ί'ε'καδεΙ μ ’ ΐδρωο κακχεεται. αλλά πάν τόλματον.νάκην δ’ όΑίγω ’π ιδε^ η ο φαΛνομ’ έ μ ’ αϋτ[αι.T a ]c <ιοε βολλοίμαν έρατόν τ ε βάμα κάμάρυχμα λαμπρόν ϊδην προοώπω ή τά Λυδων άρματα καν όπλοιοι πεοδομίάχενταο.

me desborda el sudor. la lengua queda inerte y un sutil fuego bajo la piel fluye ligero y con mis ojos nada alcanzo a ver y zumban mis oídos. y más pálida me vuelvo que la hierba. Miro hacia ti un instante y de mi voz ni un hilo ya me acude. No falta — me parece— mucho para estar muerta. toda me invade un temblor. IV La p a s ió n Un igual a los dioses me parece el hombre aquel que frente a ti se sienta de cerca y cuando dulcemente hablas te escucha.y de ella quisiera contemplar su andar que inspira amor y el centelleo radiante de su rostro antes que los carruajes de los lidios y antes que los soldados en pie de guerra. 81 . y cuando ríes seductora. Esto — no hay duda— hace mi corazón volcar dentro del pecho.

82 .V Και ποθήω και μάομαι 36 ν. VII ταιο κάλαιο’ ύμμιν <τό> νόημμα τώμον ού διάμειπτον 41 V. VI οττταιο αμμ€ 3(S V. VIII €γω δ ’ έπ ι μολθάκαν τυλαν <κα>σπολ€ω tM X ca · καν μέν τ^τύλαγκαο acmóXeaf 46 V.

.siento deseo y busco con ardor... VI Me estás abrasando. 83 . V III R eposo Sobre un blando almohadón te acom odaré los miembros.V . . V II Lo in m u ta b le Para las bellas — para vosotras— mi pensam iento nunca es mudable.

IX Έροο δ ’ έ τ ίν α ξ έ (j)pevac. ώ ο <μοι> ά ν εμ ο ο κάτ opoc δρυοιν έμ π έτω ν 47 V. XI Ή ράμαν * * μ έν €γω c e 0ev. πάλαι π οτά * ομίκρα μοι πάιο εμ μ εν ’ έφαίνεο κάχαριο 49 V. ώ[ Δίκα. X ή λ θ εο . πϋ€ρθ£θι_θ1 έράτοιο φόβαιοιν δρπακαο άνήτω cuv^jeLppjaKpL’ άπάλαιοι x c p civ euáv0ea t yap π€λ€ται 1' και X ápiTec μάκαιρα<ι> μάλλον t προτερην |> άοτέφανώτοισι δ ’ άπυοτρέφονται. 81 V. Ά τ θ ι . X II ού δέ οτεφάνοιο. 84 . €μ α ν βγω φρ€να δέ σ' έμ α ιό μ α ν . δν fK a lf δ ’ €φ υξαο έπ ό η σ α ς. κ α ιο μ εν α ν πόθω ι 4cS V.

X P len itu d Llegaste. Dica. XI Atis Me enamoré de ti. hiciste bien — te buscaba con ansia— refrescaste mi pecho que ardía de deseo.IX La violencia de Uros Eros ha sacudido mis entrañas com o un viento abatiéndose en el monte sobre las encinas. ciñe coronas a tus bucles adorables trenzando tallos de eneldo con tus manos delicadas: todo está pleno de flor y las venturosas Gracias en más lo estiman: se apartan de quienes no se coronan. 85 . Atis. Me parecías niña desgarbada y menuda. XII C o ro n a s Tú. un día lejano.

τάν δ’ έγω τά δ ’ άμ€ΐβόμαν χαίροιο1 epxeo κάμ€θ€ν μέμναιο’...XIII Εύμορφοτέρα Μναοιδίκα tocc άιτάλαο Γυρίννωο <S2 V.. ή μάν c ’ άέκοιο’ άττυλιμπάνω.10 - U L fai ] και κάλ’ έπ α οχομ εν ττό[λλοιο γάρ οτεφάνίοιο ϊων και βρ[όδων . Ψάττφ’.7 .[ .· αλλά c ’ έγω θέλω δμναιοαι oc[ . οιοθα γάρ ώο <c>e π^δήπομεν αί δέ μ ή .] πάρ έμοι π<€>ρ€θήκα<ο> 86 . XIV τ€θνάκην δ’ άδόλω ο θέλω· ά μ€ ψιοδομένα κατ£λίμπαν€ν <-> πόλλα και τό δ ’ ££ΐπέ [μοι· ώ ιμ ’ ώο δ€ΐνα π£ττ|ονθ]αμ€ν.]κίων τ ’ ύμοι κα.

. más bella por tus formas que la tierna G irino. Ella me abandonaba entre sollozos y ante mí repetía sin cesar: — ¡Ay de mí. Mas si no. qué cruelmente sufrimos! Mas no dudes que te abandono. a mi lado. 87 . XIV D on es d e la m em o r ia De verdad yo quisiera verme muerta. yo quisiera traerte los recuerdos de aquellas experiencias hermosas que vivimos: pues con muchas coronas de violetas y de rosas y ñores de azafrán te ceñiste. sin quererlo..XIII C o m p a ra c io n e s — Mnasidica. Safo. Y yo le respondía de este modo: — Márchate alegre y tenme en tu memoria porque bien sabes com o te mimábamos.

... τγ.και πόίλλαιο imaj0u[. XV Γλυκηα πόθω ι ματ€ρ.ii6ac τιÁ€klt a ic άμφ’ ά/πάλαι δέραι άνθεων έ[ . 88 ...poc Ιψ ο φ ο ο ] ..[ € ξ α λ < € > ίφ α ο μυρω ι ]ρ υ [. <-> ούκ aXcoc .ν ίδ ω ν <-> κωΰτε t i c [ ο υ ]τ € τι ιρον ούδ’ ύ[ ] €πλ€τ’ δππ[οθ€ν άμ]μ€ο άττέοκομεν. δ ά μ ε ιο α ού τοι π α ΐδ ο ο δύναμαι β ρ α δ ίν α ν κρ€κην δ ι’ τον ic t o v Ά φ ρ ο δ ίτ α ν 102 V. [ β ρ ε ν θ ε ίω ι .ο ιδ ια ι 94 V...]ν κ α [ί ιβ α ο Λ ιλ η ίω ι <-> και ο τ ρ ώ μ ν [α ν άπ άλαν ¿ξ ίη ο παρ[ ττόθο[ν έ]π ι μ ο λ θ ά κ α ι/ ονω ν ]. <-> και ].] πεποημέναιο.[ J..6 .

XV L a b or d e A frodita — D u lc e m a d r e .y a b u n d a n te s g u ir n a ld a s e n la z a d a s a lr e d e d o r d e l c u e l lo d e lic a d o p u s is te . 89 . y c o n b á ls a m o d e r e y e s y s o b r e b la n d o s le c h o s d e lic a d a s a c ia b a s e l d e s e o y n o h a b ía n in g ú n r e c in to o s a n tu a r io d e l q u e n o s m a n t u v ié r a m o s a u s e n t e s . q u e n o p u e d o e n v e r d a d t e je r e s ta la b o r : e l d e s e o d e u n jo v e n m e tie n e d o m in a d a p o r c u lp a d e A fro d ita la su til. h e c h a s d e flo r e s y c o n e se n c ia flo ra l te u n g is te ...

έπι δ ’ ’Ανδρομέδαν πότηα> 130 V. γλυκΰπικρον άμάχανον δρπετον Ά τ θ ι . coi δ ’ €μ€0€ν μέν ά π ή χ θ € Τ 0 φροντίοδην. XVIII Έροο δηυτέ μ ’ ό λυσιμέληο 6óvei.XVI ά λ λ ’ έων φίλοο άμμιν λέχοο apvuco vecoTepov ου γάρ τλά οο μ ’ έγω cuv <τ’> οικην e c c a γίρ α ιτέρ α 121 V. 90 . XVII δαΰοισ(’) άπάλαο έτα<ί>ραο έν cTf)0€Civ 126 V.

A tis. c o m p a ñ e r a ele l e c h o b ú s c a t e u n a m á s jo v e n . p r e o c u p a r t e d e m í. X V II De u n a a m ig a .d u r m ie n d o e n tr e lo s p e c h o s d e u n a tie r n a a m ig a . X V III D ulce a n im a l am a rg o M e a rra s tra — o tra v e z — E ro s . S e te h a h e c h o o d io s o . 91 .. y v u e la s h a c ia A n d r ó m e d a . d u lc e a n im a l a m a r g o q u e r e p ta irr e s is tib le .XVI Yo m ás vieja A u n q u e s e a s m i a m ig o .. q u e d e s m a y a lo s m ie m b r o s . P u e s n o s o p o r ta r ía v iv ir c o n t ig o s ie n d o y o m á s v ie ja .

XXI Λάτω και Νιόβα μάλα μέν φίλαι rjcav έταιραι 142 V.XIX Ζά ο έλ^ξάμαν οναρ Κυπρογενηα 34 V. XXII Τάδ£ T a lc έμ α ιο νυν έτ α ίρ α ιο t T£ p "n v a t κάλωο aeícoo 60 V. 92 . XX οτάθι |κά'ντα| φίλοο και τάν έ π ’ o cco ic’ όμπέταοον χάριν 38 V.

XX Q u édate Q u é d a te fr e n te a m í c o m o u n a m ig o y d e s p lie g a tu g r a c ia a n te m is o jo s . e s t o s p l a c e r e s v o y a c e le b r a r c o n u n h e r m o s o c a n to . 93 . XXI In tim id a d E ra n N ío b e y L e to m u y ín tim a s a m ig a s . d io s a d e C h ip r e .XIX En su eñ os H e co n v ersad o en su eñ o s c o n t ig o . X X II P a ra mis com p añ eras — A h o ra . p a ra m is c o m p a ñ e r a s .

ϊνα Παρθένων κήπος άκήρατος. ÍBICO ι ήρι μέν αϊ τ ε Κυδώνιαι μηλ(δ€ς άρδόμεναι ροαν έκ ποταμών. αϊ τ ’ οινανθίδες αύξόμ£ναι σκιεροισιν ύφ’ epveoiv οίναρέοις θα λέθοισιν έμοι δ ’ έρος ούδβμίαν κατάκοιτος ώραν <άλλ’ άθ’> ύπό στερ οπ α ς φλέγων θρ η ίκ ιος Βορέας άίσσων παρά Κΰπριδος ά ζαλ έα ις μανίαισιν έρεμ νός άθαμβής έγ κ ρ α τέω ς πεδόθεν τιν ά σ σ ει ή μ ετέρ α ς φρένας. 94 . έγω δέ μόνα κατεΰδω 16<S V. παρά δ’ έ ρ χ £ τ ’ ώρα.X X I ÍI Δέδυκ€ μέν ά θ€λάννα και Πληίαδεο· μέοαι δέ νυκτ€C. 5 Ρ.

la lu n a : m e d ia d a e s tá la n o c h e . v o la n d o d e ja a C ip ris. la h o r a p r o p ic ia e s c a p a . y o d u e r m o s o la . P e r o E ro s c o n m ig o e n n in g u n a e s t a c ió n s e d a r e p o s o : c o m o si fu e r a e l B ó r e a s d e T r a c ia p o r u n ra y o e x c it a d o . ÍBICO i Com o el B óreas E n p r im a v e r a lo s m e m b r ille r o s r e g a d o s c o n e l a g u a d e lo s río s — a llí d o n d e e s tá e l h u e r to in m a c u la d o d e la s V ír g e n e s — y la flo r d e la v id a la s o m b r a c r e c id a d e p á m p a n o s v in o s o s a lc a n z a n lo z a n ía .XXIII D uerm o sola S e h a n o c u lt a d o ya a s P lé y a d e s . y c o n d e lir io s á s p e r o s . 95 . t e n e b r o s o e in tr é p id o y p o d e r o s a m e n t e y d e s d e e l fo n d o s a c u d e m is e n tr a ñ a s .

7 Ρ. ώστ€ φ €ρέζυγος ίπ π ο ς α€θλοφόρος ποτ'ι γήραι άεκων συν όχ£σφι θοοΐς έ ς άμιλλαν έ'βα.II Έ ρ ο ς αύτ€ με κυανέοισιν ύπο βλ€φάροις τα κ έρ ’ δμμασι δ€ρκόμ€νος κηλήμασι παντοδαποΐς 4ς άττ€ΐ_ ρα δίκτυα Κύπριδος έσβάλλ€ΐ· ή μάν τρομέω νιν €π€ρχόμ€νον. 96 . III Εύρΰαλε γλαυκέων Χαρίτων θάλος (Ώραν) καλλικόμων μ€λ<Ξδημα„ σέ μέν Κυπρις ά τ ’ άγανοβλεφαρος I l€ r θώ ροδέοισιν έν άνθ€σι θρέψαν.

a ti sin d uela C ip ris y S e d u c c ió n ele p á r p a d o s a m a b le s e n tr e flo r e s r o s a d a s te h a n c r ia d o . T ie m b lo c u a n d o se a c e rc a c o m o a ñ o s o c a b a llo ele c a r r e r a s q u e al lle g a r la v e je z u n c id o a c a r r o s r á p id o s s in q u e r e r lo m a rc h a ra h a c ia e l c e r ta m e n . III Enríalo — E u ría lo . m im a d o ele la s H o r a s d e h e r m o s a c a b e lle r a . 97 . r e n u e v o ele la s G r a c ia s r e fu lg e n te s .II A las redes de Cipris V u e lv e a m ira rm e E ro s c o n s u s p u p ila s lá n g u id a s q u e a s o m a n b a jo p á r p a d o s o s c u r o s y c o n m ile s d e g e s t o s s e d u c t o r e s a la s re d e s ele C ip ris s in s a lid a m e a rra s tra .

. ά τ ίθ η σ ’ ι.μοι φίλα Kaij Διονύσου ίΚαι Μουσέων. 98 .. II έ'ργα δέ ι.Κυπροϋγ£νους νυν ι. 12 ADR.SOLÓN Έ σ θ ’ ήβης έρατοΐσιν έν ανθεσι τταιδοφιλήση μηρών ίμείρων και γλυκεροί) στόμ α τος.άνδράσιν €Ϊ^φροσΰνας. 20 ADR.

II Labores d e p la c e r D e la n a c id a e n C h ip r e m e c o m p la c e n a h o r a s u s la b o r e s — y la s d e D io n is o y las d e la s M u s a s — la b o r e s q u e p r o c u r a n p la c e r e s a lo s h o m b r e s . e n p le n a lo z a n ía .SOLÓN i Sus muslos y su b o c a H asta q u e s e e n a m o r e . 99 . d e a lg ú n jo v e n su s m u s lo s d e s e a n d o y su b o c a ta n d u lc e .

τήν μεν εμήν κόμην. κα ταμ εμ φ εται. ώι δαμάλης Έ ρ ω ς και Νΰμφαι κυανώπιδες πορφυρή τ ’ ’Αφροδίτη συμπαίζουσιν. προς δ ’ άλλην τινά χάσκει. δεχεσθαι. σύ δ’ ευμ ενής ελ θ ’ ήμίν. έσ τιν γάρ α π ’ εύκτίτου Λέσβου. 13 Ρ.ANACREONTE I ώναξ. λευκή γάρ. τον έμόν γ ’ ερατ τ ’. έπ ισ τρ έφ εα ι δ’ ύφηλάς όρέων κορυφάς· γουνουμαί σε. II σφαίρηι δηυτε με πορφυρήι βάλλων χρυσοκόμης Έ ρ ω ς νήνι ποικιλοσαμβάλωι συμ π α ίζειν προκαλεΐταν ή δ’. ώ Δεόνυσε. 12 Ρ. ιο ο . κεχα ρισμ ενης δ ’ ευχω λή ς έπ α κούειν Κλεοβοΰλωι δ ’ αγαθός γενεο σύμβουλος.

o h D io n is o .ANACREONTE Plegaria a D ioniso — S e ñ o r al q u e a c o m p a ñ a n e n s u s ju e g o s E r o s el d o m in a n te . II La d e Lesbos O tra v e z s u p e lo ta c o l o r p ú rp u ra m e a rro ja e l r u b io E ro s y m e in v ita a ju g a r c o n u n a n iñ a q u e c a lz a u n a s s a n d a lia s d e c o lo r e s . la d e s p r e c ia y e n t r e a b r e su b o c a e n p o s ele o tra . ιοί . h a z te b u e n c o n s e je r o d e C le ó b u lo y q u e al m e n o s m i a m o r. la s N in fa s d e a z u la d a p u p ila y A fro d ita r o s a d a c o m o p ú rp u ra y q u e v a s r e c o r r ie n d o las e le v a d a s c im a s d e lo s m o n te s . P e r o e lla — q u e e s d e L e s b o s la d e las n o b le s c a lle s — c u a n d o v e m i p e la m b r e y a b la n c a . a tie n d e e l r u e g o y q u e d e s a tis f e c h o . tu s r o d illa s a b r a z o : v e n b e n é v o l o a m í. a c e p t e .

31 Ρ. 15 Ρ. V αρθείς δ η ύ τ’ από Λευκάδος π ετρ η ς έ ς πολιόν κυμα κολυμβώ μεθύων έρωτι. IV ώ παι παρθένιον βλέπων δίζημαί σε.Ill Κλεοβούλου μέν έ γ ω γ ’ έρέω. ούκ εϊδώς ό'τι τ ή ς εμής ψυχής ήνιοχεΰεις. σύ δ’ ού κλύεις. Κλζοβοΰλωι δ ’ έπιμαίνομαι. Κλεόβουλον δέ διοσκε'ω. 102 . 14 Ρ.

a C l e ó b u lo m is o jo s lo p e r s ig u e n . IV El jo v en au rig a — -Jo v e n c ito q u e tie n e s u n a m ira d a v ir g e n tr a to d e c o n s e g u ir t e p e r o tú n o m e e s c u c h a s . V Salto d e L éu cad e T r a s s u b ir — o tra v e z — a lo a lto d e la r o c a d e L é u c a d e e n la s c a n o s a s o la s m e s u m e r jo d e p a s ió n e m b r ia g a d o . p o r C le ó b u lo e s t o y a u n m á s q u e lo c o . Y e s q u e n o e re s c o n s c ie n te d e q u e e n tu s m a n o s lle v a s la s r ie n d a s d e m i a lm a . 103 .Ill C leóbulo D e C le ó b u lo e s t o y e n a m o r a d o .

VI άναπετομαι δή προς' ’Όλυμπον π τερ ύ γ εσ σ ι κούφηις διά τον Έ ρ ω τ ’· ού γάρ έμοι <παΐς ο θ ε λ ε ι συνηβαν. 33 Ρ. VII <Έρως. φέρε <δ’> ά νθεμ όεντα ς ήμιν στεφάνους. 104 . ώ παΐ. φ€ρ’ οίνον. 34 Ρ. V III φ(ίρ’ ύ'δωρ. ώ ς δή προς Έ ρ ω τα πυκταλίζω. ενεικον. 51 Ρ. δς> μ’ έσιδών yéveiov ύποπόλιον χρυσοφαεννων πτ€ρύγων ά ή τα ις π α ρ α π έτετα ι.

Eros tiene la culpa: pues un chico no quiere pasar su tiempo a mi vera. tra e v in o y tr á e n o s g u ir n a ld a s e n flor! ¡Q u e s e a p r o n to . p a s a d e la rg o . m u c h a c h o .VI Alzo el vuelo al Olimpo con unas alas tenues. c o n d o r a d o r e v u e lo d e s u s a la s e s p lé n d id a s . al c o n t e m p la r a g ris a d a m i b a r b a . V II Mi b a r b a gris E ro s. V III B o x e a r con tra Eros ¡T ra e a g u a . q u e e s t o y m id ie n d o ya m is p u ñ o s c o n t r a E ro s! 105 .

IX άστραγάλαι δ’ Έ ρ ω τ ό ς €ΐσιν μανίαι Τ€ και κυδοιμοί. μηρούς. 55 Ρ. X τταρά δηΰτ£ Πυθόμανδρον κατέδυν ’Έ ρ ω τα φευγων. XI καλόν έ σ τ ι τώ ι Έ ρ ω τ ι τά δίκαια. 62 Ρ. 57 Ρ. ώ φίλ€. 53 Ρ. X II άλλα πρόττινβ ραδινούς. ίο 6 .

IX

Los dados de Eros
C o n riñ a s y lo c u r a s
ju e g a a lo s d a d o s E ro s.

X

E s q u iv a n d o a l A m o r
m e d e s p lo m é — o tra v e z ai la d o d e P itó m a n d r o .

XI

El equ ilibrio
B e llo e s e n e l a m o r e l e q u ilib r io .

X II

Brindis
E n e l b rin d is o f r é c e m e , a m ig o ,
tu s m u s lo s d e lg a d o s .

10 7

XIII

μεγάλωι δηΰτε' μ ’ Έ ρ ω ς έκοψεν ώ σ τε χαλκεύς
πελε'κει, χ ειμ ερ ίη ι δ’ έ'λουσεν έν χαράδρηι.
68 Ρ.

XIV
πώλε Θρηικίη, τί δή με
λοξόν δμμασι βλέπουσα
νηλέω ς φ εύ γ εις, δοκεις δε
μ ’ ούδέν είδεναι σοφόν;
ϊσ θι τοι, καλώς μέν αν τοι
τον χαλινόν έμβάλοιμι,
ήνΐας δ’ εχων στρέφοιμί
σ ’ άμφι τε'ρματα δρόμου·
νυν δέ λειμώνας τ ε βόσκεαι
κουφά τ ε σκιρτώσα π α ίζεις,
δεξιόν γάρ ίπποπείρην
ούκ έ'χ εις έπεμβάτην.
72 Ρ.

ιο8

XIII

Com o un h errero
M e lia d e r r ib a d o E ro s — o tra v e z —
c o m o u n h e r r e r o c o n su e n o r m e m a z a .
Y d e s p u é s m e a r r o jó a u n b a r r a n c o h e la d o .

X IV

In dóm ita
¿P o r q u é , p o tr illa tra cia ,
m e o b s e r v a s d e r e o jo
y m e h u y e s , im p la c a b le ,
cre y en d o q u e n o soy
e x p e r t o e n n a d a útil?
P u e s s a b e q u e h á b ilm e n te
e l f r e n o te p o n d r ía
y to m a n d o tu s rie n d a s
d o b la r ía s c o n m ig o
las lin d e s d e l e s ta d io .

A h o ra p a c e s e n p ra d o s ,
b r in c a s c o n lig e r e z a
r e to z o n a : n o t ie n e s
n in g ú n jin e t e d ie s tr o
q u e a tu s lo m o s s e s u b a .

109

XV

¿ρέω τ ε δηΰτε κούκ έρέω
και μαίνομαι κού μαίνομαι.
83 Ρ.
XVI

<τόν> Έ ρ ω τα γάρ τον αβρόν
μέλομαι βρΰοντα μ ΐτρα ις
πολύανθε'μοισ’ ά ε ίδ ε ιν
οδε και θεών δυνάστης,
όδε και βροτούς δαμάζει.
60 Ρ.

ΙΙΟ

XV

C o n tra d iccio n es
iMe e n a m o r o o tra v e z y m e d e s e n a m o r o ,
lo c o m e v u e lv o y n o m e v u e lv o lo c o .

XVI

A ése q u e a v asalla
A l d e lic a d o E ro s
q u e s e c u b r e d e c in ta s flo r e a d a s
m e d is p o n g o a c a n ta r :
a é s e , m a n d a ta r io e n tr e lo s d io s e s ,
a é s e q u e a v a s a lla a lo s m o r ta le s .

II I

Τ ί μοι πλούτος τ ε και αιδώς. έχθαίρειν.TEO G N IS I I’Ev δ’ ηβη πάρα μέν ξύν όμήλικι πάννυχοι/ εύδειν ίμερτών έργων έ ξ ε σ τ ι δέ κωμάζοντα έρον ίέμ εν ο ν μ ε τ ’ αύλητήρος ά είδ ειν τούτων ούδέν το ι άλλ1 έπιτερπ νότερον άνδράσιν ήδέ γυναιξί. 112 . Τερπωλή νικα πάντα συν εύφροσύΐΊΓ). γινώσκων χαλεπόν μέν. Μανίαι σ ’ έτιθηνήσαντο λαβουσαι· 231 ADR. ΠΙ Σ χ έ τ λ ι’ Έ ρ ω ς . 091-1094 ADR. 063-1068 ADR. χαλεπόν δ ’ ούκ έθέλοντα φιλειν. II Ά ργα λέω ς μοι θυμός έ χ ε ι περι σ ή ς φιλότητος· ούτε γάρ έχθα ίρειν ούτε φιλεΐν δύναμαι. όταν φίλος άνδρι γένητα ι.

y e s q u e n o p u e d o o d ia r te n i q u e r e r te . ¿ Q u é m e im p o r ta n h o n o r e s y riq u e z a s? El g o c e c o n el g o z o s ie m p r e v e n c e . 113 . las L o c u ra s te h a n d a d o d e m a m a r e n s u s r e g a z o s . n o c o n o c e n n in g ú n m a y o r p la c e r. B ie n s é q u e e s m u y d ifíc il c u a n d o a lg u ie n s e h a c e a m a r o d ia r lo . II Ocli et a m o E n c u a n t o a tu q u e re r. m a s ta m b ié n e s d ifíc il a m a r al q u e n o o to r g a . p u e d e u n o e n las r o n d a s y fie s ta s c a n ta r c o n fla u tis ta s . m i v o lu n ta d lo t ie n e c o m p lic a d o . e s c ie r t o .TEO G N IS i Ni h o n o r e s n i r iq u e z a s P u e d e u n o e n la e d a d ju v e n il c o n u n c a m a r a d a p a s a r u n a n o c h e c o m p le ta y s a c ia r el d e s e o d e fa e n a s d e a m o r. Y e s q u e h o m b r e s y m u je r e s . III Las n od rizas d e Eros — E ro s a b o m in a b le .

1241-1242 ADR.IV Χ α ιρ ήσ€ΐς τη πρόσθε παροιχομένη φιλότητι. σόν δ ’ είδος πασι νέοισι μέλει. οΰποτέ οί θυμός έν εύφροοΰνη. ούδ’ εΐ μοι μόρσιμόν έ σ τ ι θανεΐν. οΰποτε σαίνων παΰσομαι. 1319-1322 ADR. 1255-1256 ADR. V II ΤΩ παΐ. 1327-1328 ADR. τ ή ς δέ παρερχομέι/ης ού κέτ’ έση τα μ ίης. Π4 . VI παΐ. τώ νδ’ έπάκουσον επών και έμήν χάριν ένθεο θυμφ. έ ω ς αν έ χ η ς λείαν γένυν. V "Ο σ τις μή παΐδάς τ ε φιλ€ΐ και μώνυχας ίππους και κΰνας. ¿ π ει τοι δώκε θεά χάριν ίμερόεσσαν Κΰπρις. γνούς έρος ώ ς χαλεπόν γίν ετα ι άνδρι φέρειν.

m ientras tengas tan suave la barbilla. mas no adm inistrarás el qu e a tu lado pasa. V R a z o n es d e l g o z o Quienquiera que no sienta pasión por los muchachos. VI D u ro d e llev ar — Niño. a los jó v en es tod os tu herm osura interesa: atiende mis palabras y sém e favorable. por caballos solíp ed os y perros. con scien te de lo duro para un hom bre que es llevar un amor. 115 . co m o te ha d ad o la diosa Cipris gracia seductora.IV Hi de ayer y el de boy Podrás sentir p lacer con el am or ya ido. no la voy a dejar de acariciar. ni aunque esto m e llevara destinado a la m uerte. jam ás su corazón tendrá g ozoso. VII No te voy a d e ja r d e a c a r ic ia r — M uchacho.

IX Ό λβ ιος. έμοί τ ’ ούκ αισχρόν έρώντι α ίτ ε ΐν αιδεό έ ξ ε ις άλλα γονέων λίσσομαι ήμετέρων. 1335-1336 ADR. παιδός έρώ άπαλόχροος. δς με φίλοισι πάσι μάλ’ έκφαίνει κούκ έθέλοντος έμοΰ. ei ποτ€ κα! συ Κυπρογενους δώρον ιοστεφάνου χρηΐζων και ε π ’ άλλον έλ εύ σ εα ν αλλά σ€ δαίμων δοίη των αύτών α ντιτυχεΐν έπέω ν. ώ παΐ <καλέ>.V III Σοί τ € δίδουν ε τ ι καλόν. διδους χάριν. X Αιαΐ. ιι6 . ό σ τις έρών γυμνάζεται. 1341-1344 ADR. μ’. Τλήσομαι ού κρυψας άεκούσια πολλά βίαια· ού γάρ έ π ’ αικελίω παιδί δαμε'ις έφάνην. 1329-1334 ADR. οϊκαδε <δ’> έλθών εύ'δει συν καλώ παιδί πανημέριος.

VIII Q ue lo q u e n o m e d es y no le p i d a Aún es para ti digno el ced er y para mí — qu erién d ote— pedir no es vergonzoso: por mis antepasad os te lo ruego. 117 . IX B eatu s Ule Feliz aq u el q u e estan d o en am orad o se adiestra en el gim nasio. si tú las co n cesio n es de la nacida en Chipre. la o r n a d a d e violetas. indigente. si has de ir. niño. con sid éram e. Soportaré atropellos n o querid os sin siquiera guardarlos en secreto : no por un joven vil se me vio dom inado. que perm ita la diosa que te en cu en tres de frente co n tus propias palabras. en pos de otro. has de alcan ­ zar un día. X En e v id e n c ia Estoy en am orad o de un joven d e piel suave que — n o q u erien d o yo— m e p o n e en evidencia de cara a los am igos. c o n céd em e un favor. vuelve a casa y reposa todo el día con un joven herm oso.

XI Πικρός και γλυκΰς έ σ τ ι και άρπαλέος και απηνής. ιι8 . 1353-1357 ADR. καλός δ’ άποθεσθαιπολλόν δ’ εύρέσθαι ρήτερον ή τελέσ α ι. όφρα τ έ λ ε ιο ς έη. Μυρία δ ’ ε ξ αύτου κρέμαται κακά. γλυκύ γ ίν ετ α ι. 1375-1376 ADR. νέοιοιν έρως. XIII Ό λβ ιο ς ό σ τ ις παιδός έρών ούκ οιδε θάλασσαν. 1369-1372 ADR. ’Ήν μέν γάρ τελ έσ η . μυρία δ’ έσθλά άλλ’ εν τοι τοΰτω καί τ ι ς ε ν ε σ τ ι χάρις.ήν δε διώκων μή τελ έσ η . Κυ'ρνε. πάντων τ ο ύ τ ’ άνιηρότατον. XII Παιδός έρω ς καλός μέν έχ ειν . ουδέ οί εν πόντω νύξ έπιουσα μέλει.

del mar no sab e nada ni le im porta la n o ch e q u e c a e en alta mar. y es h erm oso declinarlo tam bién. más fácil es hallarlo que llevarlo a buen fin. dulzura se te h ace. Mil m ales p en d en de él.XI R ela tiv id a d Dulce y am argo y cruel y cod iciable antes de con su m arse. 119 . XIII D e e sp a ld a s a l m a r Feliz aquel q u e. Si lo cum p les. si obstin án d ote en él no llegas a cum plirlo. es la m ayor de todas las torturas. estan d o enam orad o. oh Cirno. es el d eseo. pero tam bién mil bien es: precisam en te en esto hay un cierto deleite. XII Un cierto d eleite El am or por un ch ico es h erm oso tenerlo.

120 . τον ’Ά ρ ηι Ί'δολομηχάνωι τεκ εν 36 Ρ. τα σ δ ’ ά τερ ούδέ θεών ζηλω τός αιών. II σ χ ε τ λ ιε παΐ δολομήδεος Ά φροδίτας. 79 Ρ. III τ ι ς γάρ άδονας άτερ θνα_ των βίος ποθεινός ή ποι­ α τυραννίς. 36 Ρ.SIMONIDES I ού γάρ έλαφρόν έσθλ[όν εμμεναι· ή γ]άρ άε'κοντά νιν βιαται κε'ρ]δος άμάχητον ή δολοπλ[όκου μ ε]γασθενής οίστρος Άφροδίτ[ας ερ]ίθαλοί τ ε φιλονικίαι.

n o m ueve a envidia la eternid ad siquiera de los dioses. II Sin p l a c e r Pues sin placer ¿qué vida de m ortal. qué en cu m bram iento resulta d eseable? D esprovista de aquél. 121 . al qu e en gen d ró co n Ares fraudulento. Incluso al que resiste lo fuerza la avaricia in com batible o el aguijón fortísim o de Afrodita que enreda con en gañ os y el ím petu qu e arrastra a las disputas. III A Eros H ijo cruel de Afrodita em baucad ora.SIMÓNIDES i El a g u ijó n d e A /rod il a — Q u e n o es asunto leve ser un hom bre de bien.

τ ά σ δ ’ έ κ α τ ι κηρός ώ ς Ιράν άλλ’ εγώ δ α χ θ ε ις έ'λα μ έλισ σα ν τάκομαι.. . θυμέ.. 108 122 Β. σ θεις εξ ά δά μ α ντο ς ή σιδά- μέλαιναν καρδίαν προς δ ’ Ά φ ρ ο δ ίτ α ς άτιμα - ελικογλεφάρου ή π ερ ι χ ρ ή μ α σ ι μ ο χ θίζει β ια ίω ς ή γυ να ικ είω θράσει ψυχάν φ ο ρ ειτα ι πάσαν όδόν θεραπεΰων. ε ύ τ ’ αν ΐδω παΐδων νεόγυιον έ ς Π ειθώ τ ’ έν α ιεν υιόν . ή'βαν εν δ 1 άρα και Τ ε ν έ δ ω και Χά ρις Ά γ η σ ίλ α . συν άλικία· τά ς δέ θεοξένου α κτίν α ς προς όσσων μα ρ μ α ρ υ ζο ίσα ς δρ α κεις δς μή πόθω κυμαίνετα ι. ρου κ ε χ ά λ κ ε υ τ α ι ψυχρά φλογί.PÍNDARO i χρήν μεν κατά καιρόν ερ ώ τω ν δρέπεσθα ι.

en desgracia caído ante Afrodita la de vividos párpados. 123 . com o cera de sagradas abejas me derrito por causa de Afrodita cuando pongo mis ojos en los cuerpos frescos y adolescentes de los jóvenes: en Ténedos al hijo de Agesilao han dado residencia Persuasión y la Gracia. alma: en la juventud. Pero aquél que fijándose en los rayos fulgentes com o gemas del mirar de Teóxeno no sucumbe a las olas del deseo. con acero o con hierro el negro corazón tiene forjado en una llama gélida. o bien por la riqueza ferozmente se afana o audacia de mujer le va arrastrando el alma. sumisa en toda ruta. En cam bio yo por el calor mordido.PÍNDARO Encom io a Teóxeno d e Ténedos Debe ser cosechada en su estación la fruta del amor.

754 Ρ. PRAXILA ι διά των θυρίδων καλδν εμβλέπουσα παρθένα τάν κεφαλάν τ ά δ ’ άνερθε νύμφα. 124 . θυμέ. δφρα συν Χ ειμ ά ρ ω Άγάθωνί τ ε βάλλω <τε> μεθΰω κότταβον. 113 Β.ειη και έραν και έ ρ ω τ ι χ α ρ ίζ ε σ θ α ι κατά κ α ιρ ό ν μή πρ εσ β υ τέρ α ν αριθμού δίωκε. 1 1 2 13. πράξιν. III χ ά ρ ιτ ά ς τ ’ Α φ ρο δ ισίω ν ερώτω ν.

corazón.. I2 5 .y placeres de amores que vienen de Afrodita. III El có ta b o .II Λ'ο rebases Que amar y abandonarse en el amor en su estación nos lleguen.. virgen por la cabeza y por debajo casada. para em borracharme junto a Químaro y en honor de Agatón echar un cótabo. PRAXILA i M ujer en la ventan a — Oh. No sigas. una aventura que rebase esa cuenta. tú que miras con gracia por la ventana.

901 Ρ. μαινομε'νωι μαίνεο. III συν μοι π ίν ε συν μοι συνήβα συνερα συ στεφ α ν η φ ό ρ ει. 126 . 902 Ρ. 900 Ρ.ESCOLIOS ÁTICOS ANÓNIMOS ε ίθ ε καί λυρα καλή γενοίμην με ελ εφ ά ν τιν η καλοί π α ΐδ ε ς φ εροιεν Διο νύσιον ε ς χορόν. συν σώφρονι σωφρόνει. ε ί θ ’ άπυρον καλόν γεν ο ίμ η ν καί μεγα χρυσίον με καλή γυνή φοροίη καθαρόν θ εμ έ ν η νόον.

ama conmigo. cuando yo sea sensato sé sensato. III C a m a ra d a — Bebe conmigo. ponte conm igo las guirnaldas. vuélvete loco cuando yo esté loco. 127 . pasa tu juventud conmigo.ESCOLIOS ÁTICOS ANÓNIMOS i La lira d e m arfil Ojalá que pudiera convertirme en una hermosa lira de marfil y unos chicos muy guapos me llevaran al baile de Dioniso. II El cu en co d e oro Ojalá que pudiera convertirme en un cuenco de oro no estrenado y una hermosa mujer de mente limpia me portara en sus brazos.

386 LOS DADOS DE EROS ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA GRIEGA .poesía Hiperión.

.

ESQ VILO i αίδοΐ <γάρ> ά γ ν α ΐς π α ρ θένο ις γαμήλιων λέκ τρ ω ν ά π εΐρ ο ις β λ ε μ μ ά τω ν ν έ α ς γυ ν α ικό ς ου οφθαλμός. 130 . φιλώ γάρ. Los Mirmidones 66-67 L-J. μή λάθη φλέγων άνδρός ή γ ε γ ε υ μ έ ν η · τ ο ύ τω ν θυμόν ίππογνώμονα. II μηρών τ ε και τώ ν σών ε υ σ ε β ή ς ομιλία μην. ά β δ έλ υ κ τ ’ έμο ι τά δε. έχω δέ ή τις με ρ έ π ει βολή. Las Arqueras 133-134 L-J.

oh tú ingratísimo ante mis copiosos besos. No se me ocultan. Y eso — porque te quiero— no puedo aborrecerlo. los ojos chispeantes de una joven que acaba de gozar a un varón. inexpertas en los lechos nupciales.ESQ U ILO i H a b la n los ojos Les entorna los ojos el pudor a las jóvenes puras. 131 . Tengo mi corazón experto en ese asunto. II P a lab ras d e Aquiles — No sentiste respeto por la gloria pura de los muslos. no.

132 . δέ γαΐαν λαμβάνει γάμου τ υ χ ε ΐ ν όμβρος έκυσε δ 1 α π ’ ε ύ ν ά ε ν τ ο ς ούρανου π εσώ ν γ α ΐα ν μήλων τ ε ή δέ τ ί κ τ ε τ α ι β ρο τοΐς β οσκάς καί βίον Δ η μ ή τ ρ ι ο ν δ ε ν δ ρ ώ τ ις ώρα δ ’ εκ ν ο τ ίζ ο ν τ ο ς γάμου τέλ ειό ς έ σ τ ι· τώ νδ’ εγώ π α ρ αίτιος. Las Danaides 55 L-J.Ill έρα έρως μέν α γνός ουρανός τρώ σα ι χθόνα.

que engendra. los prados pastoriles y el fruto de Deméter.Ill Pasión de la tierra Anhela el cielo sacro seducir a la tierra y a la tierra la invade una pasión de nupcias: una lluvia que fluye del cielo reclinado deja encinta a la tierra. 133 . Y de todo yo soy la responsable. La estación de los árboles por la húmeda cópula madura está. para el hombre.

φ ο ιτ ά ς δ ’ υ π ε ρ π ό ν τ ιο ς εν τ ’ άγρονόμοις αυλαΐςκαί σ ’ out ’ αθανάτων φ ΰ ξ ιμ ο ς ο ύ δεις οΰθ’ ά μερίω ν σ ε γ ’ άνθρώ- πων. δς εν κτή νεσι π ίπ τεις. σύ και δικαίων αδίκους φρ ενα ς π α ρ α σ π α ς έ π ι λώβασύ και τ ό δ ε ν εικ ο ς άνδρών ξυναιμον ε χ ε ι ς τα ρ ά ξα ς· νικα δ ’ ε ν α ρ γ ή ς βλεφάρων ίμερος εύλεκτρου νΰμφας. δ δ ’ ε χ ω ν μεμηνεν. Έ ρω ς. δς εν μ α λα κ αις π α ρ εια ΐς νεάνιδος έ ν ν υ χ ε ύ ε ι ς . 134 .SÓFOCLES i Έρως ά ν ίκ α τε μάχαν. τω ν θεσμώ ν ζει θεδς μεγά λω ν πάρεδρος εν ά ρ χα ΐς ά μ α χ ο ς γάρ ε μ π α ί­ Ά δ ρ οδ ίτα . Antigona 781-798 Ü.

tú que te arrojas contra las fortunas y en las mejillas tiernas de una joven pasas toda la noche. ni el inmortal ni el hom bre que sólo un día dura. Tú arrastras a la ruina las almas ya sin juicio de los antes juiciosos e incluso esta discordia has provocado entre varones de una misma sangre.SÓFOCLES i Triunfo d e Eros Eros incombatible en la batalla. por el mar vas y vienes y por los patios de los campesinos: nadie es tu fugitivo. Pero triunfa el deseo que irradia de los ojos de una novia de lecho deseable.. El que a ti te posee por la locura queda poseído.. Eros. Eros que participas del origen de las leyes sagradas: sin resistencia juega la divina Afrodita. 135 .

μελλουο’. τω ν παλαιτερων μοΰοαιο ά ει μέν Ζεύο ώο π ο τ ’ ήράοθη γάμων Σεμε'ληο. i c a c i δ ’ ώο άνήρπαοέν π ο τε ή καλλιφεγγήο Κέφαλον ειο θεούο Έ ω ο ερ ω το ο ού'νεκ’· άλλ’ δμωο έν ούρανώι ναΐουοι κού φεύγουοιν έκποδών θεουο.τ ί τούτο θαύμα. ου τάρα λύει t o i c ocoi τ ε ερώοι τω ν πελαο. ε ο τ ι μεγα. - συν πολλοΐο β ροτώ ν κ ά π ε ιτ ’ έρωτοο ού'νεκα ψυχήν όλεΐζ. ου π ά ν τε ο δοοι ή οπείρουοα έ ο μ έν οί κατά μέν ούν γραφάο τ ε έχουσιν αύτοί τ ’ είοιν έν ’í c a c i χ θ ό ν ’ εκγονοι. δ ’ έν θαλαοοίωι κλΰδωνι Κύπριο.EVRÍPID ES i έράιο . μετέρχετα ι. ei θανεΐν αύτοιιο χρεών. καθύβριοεν. δν δ ’ αν περιοοόν και φρονουνθ’ εύ'ρηι το ύ το ν λαβοΰοα πώο δ ο κ εΐς φ οιται δ ’ α ν 1 α ίθ ε ρ ’. Κύπριο γάρ ού φορητόν ήν πολλή ή τον μέν εϊκ ονθ’ ήουχήι ρυήι. ξυμφοραι νικώμενοι. ο τέρ γο υ ο ι δ ’. Hipólito 439-458 Β 136 . οΐμαι. πάντα δ ’ εκ τα ύ τη ο εφυ· ή δ ’ ε ο τιν και διδοΰο’ ερον.

137 . Ella es la sembradora. Va y viene por el éter y está entre el oleaje del mar: todo brotó de Cipris. ¿Por que te extrañas? ¡Como tantos humanos! ¿Vas a perder la vida por culpa de un amor? Poca ventaja tienen los que aman — y todos los amantes del futuro— si se ven obligados a morir. no se esconden de nadie.EURÍPIDES i El orgullo d e ser d errotad os p o r Eros Nodriza: — Amas. antes pienso que sienten el orgullo de ser derrotados por Eros. Cuantos guardan escritos de los antepasados y ésos que están en trato continuo con las Musas saben que antaño Zeus deseó el lecho de Sémele. Cipris no es llevadera si avasalla con ímpetu: al dócil con dulzura lo acompaña mas al que encuentra altivo y orgulloso a ése — créem e— lo atrapa y lo tortura. y saben que por culpa del amor la Aurora de luz grata raptó a Céfalo y lo acercó a los dioses: habitan en el cielo. la que otorga el deseo del que todos los seres somos hijos.

π έρ θοντα και διά v á c a c ίέ ν τ α ουμφοράο θνατούο όταν έλθηι. elcáyojv γλυκ€ΐαν ψυχαι χάριν oí)c έπ ιο τρ α τ εΰ ο η ι.II τόλμα δ ’ épooca· 9eóc έβουλήθη τάδ€· vocoüca δ ’ €υ πωο τη ν vócov καταοτρέφου. μή μοι π ο τ έ συν κακώι φαν€ΐηο μ η δ ’ άρρυθμοο έ'λθοια οΰτ€ γάρ πυρόο ο ΰ τ ’ άοτρων ύπέρτ€ρον βέλοο οιον τ ό T a c ’Έ ρ ω ο Άφροδίταο ϊηοιν έκ χ€ρών ό Διόο παιο. Hipólito 476-477 Β III Έρωο Έ ρ ω ο . άλλωο άλλωο παρά τ ’ Ά λ φ ε ώ ι Φοίβου τ ’ έ π ί Πυθίοιο τ€ράμνοιο βουτάν φόνον Έ λλ ά ο α ι ’ ά έξ€ ΐ ’Έ ρ ω τ α δ€. τον τα ο φ ιλ τ ά τ ω ν Ά φ ρ οδίτα ΰ θαλάμων κληιδουχον. Hipólito 525-544 Β 138 . τον τύραννον άνδρών. ό κ α τ ’ όμμ ά τω ν CTa^eic πόθον. ού θ€βίζσμ€ν.

Porque el dardo del fuego y de los astros no tiene más poder que el de Afrodita. 139 . III Tirano d e los hom bres Eros. que cuando llega. tirano de los hombres. Si te sientes enferma. som ete a tu favor la enfermedad. muy vanamente. no solem os honrarlo: a él. a orillas del Alfeo y en las moradas píticas de Apolo la sangre de las víctimas nutre la tierra griega. Eros. aniquila y empuja a los mortales por el centro de todas las desgracias. Pero a Eros. hijo de Zeus.II La a u d acia de am ar Nodriza: — Ten la audacia de amar: es lo que quiere un dios. no te aparezcas nunca con dolor ni llegues hasta mí desmesurado. el que arrojan las manos de Eros. el dueño de las llaves de las gratas alcobas de Afrodita. tú que de los ojos el deseo destilas y goce dulce inoculas en el alma de aquellos contra quienes combates. Vana.

140 .IV ώ τλ ήμ ω ν o)C πολλά. εγώ. ε σ τ ιν . ή καλών ά π ειρ ο ς ών ούκ οιδε το ν μ ε γ ισ τ ο ν άνθρώποις θεόν. 269 Ν VI ε ρ ω τ ε ς ύπέρ έλθόντες μέν άγαν ούκ ευδοξίαν ούδ’ ά ρ ετάν παρεδωκαν ά νδρ ά σιν ει δ ’ άλις έλθοι Κυ'πρις. ε π ’ έ μ ο ι χρυσεων τό ξω ν έ φ ε ί η ς ίμ ερ ω χ ρ ί σ α σ ’ άφυκτον οίστόν. ούκ άλλα θ εό ς ε ΰ χ α ρ ις ού'τως. Κυπρί. ώ δ έ σ π ο ιν ’. Fr. μ ή π ο τ ’. Hipólito 1460-1461 Β V Έ ρωτα 6 ’ δσ τις μ ή θεόν κρίνει και τω ν α πάντων ή σκα ιός μεγαν. δαιμόνων ύ πέρτατον. οών κακών μεμνήοομαι.

arrojes un dardo contra mí. o.IV Las m ald ad es d e Cipris — Desdichado de mí. Cipris. si llegan desmedidos. V Inexperto en la belleza. ungido de deseo. ni virtud ni prestigio proporcionan al hombre. Todo aquél que no juzgue fuerte a Eros y omnipotente entre los otros dioses necio es. 141 . de tus maldades. cuánto me acordaré. otra diosa tan llena de gracia no la hay. VI Elogio d e Cipris m esu rada Los amores. ignora al dios supremo de los hombres. Señora. jamás. ineludible. Pero si con mesura arriba Cipris. inexperto en la belleza. De tus dorados arcos.

γ όης έπωιδός Λυδίας από χθονός.στέργοι δέ μ€ σωφροσΰνα? δώρημα κάλλιστον θ€ών μηδέ ττοτ' άμφιλόγους όργάς άκόρ£στά re νβίκη θυμόν έκτιλη'ξασ’ έτέρ οις έττι λέκτροις προσβάλοι δ£ΐνά Κΰπρις. δς ημέρας Te κεύφρόνας συγγίγνεται τ ε λ ε τ ά ς προτείνων εύίους vcávioiv. ξανθοισι βοστρΰχοισιν εύοσμων κόμην. . άτιτολέμους δ1 βύνάς σ€βίζουσ1 όξΰφρων κρίνοι λέχη γυναικών. Bacantes 957-957 Γ) 142. οίνώπας όσσοις χάριτας ’Αφροδίτης έχων. Medea 627-642 Μ VII λέγουσι δ ’ ώ ς τ ι ς €ΐσ€λη'λυθ€ ξένος. Bacantes 233-23Η D VIII Και μήν δοκώ σφας έν λόχμαις όρνιθας ώς λέκτρων €χ€σθαι φιλτάτοις έν epKeoiv.

bien perfumada y rubia. VII El extranjero Se cuenta que ha llegado un extranjero. VIII En redes a n h ela d a s Pienso que ellas ahora entre las frondas com o pájaros hacen el am or en redes anheladas. ni con desavenencias insaciables me arroje a extraños lechos. sus ojos color vino con las gracias de Cipris. 143 .Que me venga a estimar la sensatez. aterradora. el clon más apreciado de los dioses. Cipris. — un cantor de conjuros. Y que nunca trastorne mis entrañas con equívocas iras. un mago— desde Lidia de melena rizada. sino que venerando alcobas sosegadas juzgue con lucidez los lechos de mujeres. Cuentan que con las jóvenes pasa noches y días desplegando ante ellas sus misterios y gritos.

πριν Έ ρ ω ς ξυνε'μεί" άπαντα- ξυμμιγνυμενων δ ’ έτερ ω ν έ τ ε ρ ο ι ς γ ε ν ε τ ’ ουρανός ώκεανός τ ε και γή πάντων τ ε θεών μακάρων γ έ ν ο ς άφθιτον. ε ικ ώ ς ά ν εμ ώ κ εσ ι δίναις. ο ύ το ς δέ Χ ά ει π τ ε ρ ό ε ν τ ι μ ι γ ε ι ς νυχίω κατά Τάρταρον εύρύν ε ν ε ό τ τ ε υ σ ε ν γ έ ν ο ς ή μ ετερ ο ν . listenebea 3 Ν ARISTÓFANES ι Χάος ήν και Νύξ Έ ρ ε β ο ς τε μελαν πρώτον και Τά ρ τα ρ ος εύρυ'ς. και πρώτον ά νή γ α γ εν έ ς φως. Las Ares 693-702 H-G. ώραις ε β λ α σ τ ε ν Έ ρ ω ς ό ποθεινός. σ τίλ β ω ν νώτον π τε ρ υ γ ο ιν χρυσαΐν. πρότερον ξεν δ ’ ούκ ήν γ έ ν ο ς αθανάτων.IX Μουσικήν 6' άρα ’Έ ρ ω ς διδάσκει. καν ά μ ου σ ος ή τό πρίν. γή δ ’ ούδ’ αήρ ούδ’ ουρανός ή ν ’Ε ρέβ ους δ'1 εν άπείροσι κ όλποις τ ί κ τ ε ι π ρ ώ τ ισ τ ο ν ύ πηνεμιον εξ ού π ερ ιτελλ ο μ ε'ν α ις Νύξ ή μ ελ α ν ό π τε ρ ο ς ώόν. 144 .

Eros unido al Caos de alas tenebrosas engendró nuestra raza y la sacó a la luz. el negro Erebo. el Tártaro espacioso. cumplidos los ciclos. En el seno infinito del Erebo la Noche de alas negras pone un huevo sin germen y. la atmósfera ni el cielo. ARISTÓFANES i El hijo d e la N oche Al principio existían el Caos y la Noche. surgió el cielo y la tierra y la estirpe indestructible de los dioses felices. nace adorable Eros. con dos alas de oro brillándole en la espalda igual a un torbellino de viento huracanado.IX Huso Για¡izas de Eros Es cierto que las artes de las Musas Eros te las enseña por más que no hayas sido artista nunca. no existían la tierra. Y en el Tártaro inmenso. No existía el linaje de los dioses hasta que Eros mezcló los elem entos y unidos entre sí surgió el océano. 145 .

π ρ ο σα π οτίν ο υσ ι του χρόνου τόκους. έ τ ’ οΰσι τ ο ύ το οί δ ’ ε ι ς ουτοι μερίδα τ ω δ σ ο ις προστάττ€ΐ π ο εΐν τδ γή ρ α ς άναβολάς ποιούμενοι. έστι φ ειδ ω λ ός σφόδρα άνθρωπος ούδ’ ο ΰ τ ω ς ακριβής τ ο υ ς τρόπους. 235 Κ. 146 . δς ούχι τ ο ΰ τ ω τής νέοις ούσία ς· θεω ν έ μ ε ι μεν οΰν π ρ ά ω ς έχ € ΐ.MENANDRO i € ΐ τ ’ ού μ έγισ το ς και τ ι μ ι ώ τ α τ ό ς έστι γ€ ούδ€ΐς γάρ ο ΰ τ ω ς των θ€ών Έ ρ ω ς τω ν πάντων πολΰ.

MENANDRO i Los im puestos d e Eros ¿No es Eros el más grande de los dioses y el que más se venera por encima de todos? Pues nadie llega a ser tan ahorrativo y tan estricto con sus sentimientos que no tribute al dios con parte de su vida. les obliga a .pagar cuando son jóvenes. 14 7 . Para unos es benévolo. los que hasta la vejez aplazan el impuesto ésos aparte abonan réditos de la edad.

κ α λ λ ίχ ειρ α ς ώλε'νας. 148 . δ ς έλενΐω ν έπι.QUEREMÓN i Έ κ ειτο δ ’ ή μέν λευκόν ε ’ι ς φαίνουσα τής μαστόν λ ε λ υ μ ε ν η ς δ ’ αύ χορεία έλυ σε· γυμνή λευκόν δ ’ α ίθέρ ο ς θεά μα σιν μ ελα ίν η ς δ ’ έγύμνου χρώμα δ ’ όμμασιν εργον ά ν τη υ γ ε ι σκιά ς. συγκλώσαι π τερ ά ή λ ιώ δ ε ς ε ι ς υφά σμα τα πέπ λω ν σ κ ιά ς εΐδωλον έξωμόργνυτο. ά λλ η ς π ρ ο σ α μ π έχ ο υ σ α ή δέ έπ ω μ ίδ ο ς. κ ά ξ ε π ε σ φ ρ α γ ί ζ ε τ ο ώρας γ ε λ ώ σ η ς χ ω ρ ίς ελπίδων έρως. λαγόνα τή ν άριστεράν ζώ σαν γραφήν εφ α ινε. Los Durmientes 14 Ν. άλλη σ ελ η νόφ ω ς θήλυν αυχένα. λ ε ιμ ώ σ ι μαλακοΐς έξέτεινον α υ χένα ς. ρα γεντων χλανιδίων ύττό τιτυ χα ις ε φ α ιν ε μηρόν. ΰπνω μενα ι δ ’ ε π ιπ τ ο ν ίω ν τ ε μελανόφυλλα κρόκον θ ’.

149 . que ha desnudado los brazos tan hermosos. y sobre prados tiernos sus cuellos reclinaron.QUEREMÓN i Las durm ientes Una estaba tendida y a la luz de la luna. a otra desató el costado izquierdo la danza impetuosa y desnuda enseñaba a la visión del cielo un cuadro vivido. Les hacía caer la somnolencia sobre los calamentos y les quiebran las alas negras a las violetas y al azafrán. suelto el broche del hombro. que imprime en el tejido de los peplos su silueta de sol. lo blanco de la piel contrasta luminoso con las negras labores de la sombra. mostraba un pecho blanco. Y otra bajo los pliegues rasgados de su túnica dejaba ver un muslo. al cuello de otra joven se abrazaba. y desesperanzado el deseo marcaba con su sello la hora jovial. Una.

386 LOS DADOS DE EROS ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA GRIEGA .poesía Hiperión.

POETAS HELENISTICOS .

εί δε μη. 152 . 368 L-J. π α ύ ει έάν δέ τ ο ΰ τ ο ι ς λιμός. Arg. ένδοθι δ ’ αίει τ ε ΐ ρ ’ όδΰνη σμυχουσα διά χροός. τό δή νέον ή έ ήέ που έν γαυλώ κεχυται- ώ κ είη ώς έθυιεν. III. χρόνος- μή δυ'νη χρήοθαι. APOLONIO DE RODAS ι Πυκνά δέ οί κραδίη σ τ η θ έ ω ν έ ν τ ο σ θ ε ν ήελίου ώς τις τε δόμοις έ ν ιπ ά λ λ ε τ α ι αίγλη υ δ α το ς έξανιοϋσα.CRATES i Έρωτα. βρόχος. ό π π ό τ ’ α νίας α κά μ α το ι π ρ α π ίδ εσ σ ιν ένισ κ ίμ ψ ω σ ιν Έ ρ ω τ ε ς . άμφί τ ’ άραιάς Τνας και κ ε φ α λ ή ς ύπό νεία το ν ίνίον ά χρις. 755-766 S. έ ν θ ’ ά λ ε γ ε ιν ό τ α τ ο ν δυνει ά χ ος. λε'βητι ή δ ’ ένθα και ένθα σ τ ρ ο φ ά λ ιγ γ ι τ ι ν ά σ σ ε τ α ι άίσσουσα- δέ και έν σ τ ή θ ε σ σ ι κέαρ έ λ ε λ ί ζ ε τ ο δάκρυ δ ’ α π ’ οφθαλμών έλε'ω ρε'εν κου'ρης.

y aquí y allá el fulgor en veloz torbellino tiembla y vibra. infatigables. 153 . Así dentro del pecho el corazón le temblaba a la joven. por lástima. y por dentro. sin pausa. Pero si estos te fallan. una cuerda. el llanto le corría de los ojos.CRATES [ La solución A la pasión el hambre la liquida. que rodea los nervios delicados y penetra hasta el fondo de la nuca. la agota un sufrimiento que le quema la carne. APOLONIO DE RODAS i El co ra z ón d e M edea El corazón danzaba frenético en su pecho lo mismo que el reflejo del sol salta en la casa cuando escapa del agua que está recién vertida en cántaro o caldero. allí donde el dolor se hunde más hiriente siempre que. el tiempo. los Amores clavan en las entrañas su tormento. si no.

ό ιζ υ ν είσοράασθαι δυσίμερον ώρσε φαανθείς.II αυτάρ δ γ ’ ού μετά δηρδν έελ δ ο μ έ ν η ύ φ ό σ ’ άναθρωσκων ά'τε δς δή τ ο ι ά ν τ έ λ λ ε ι. III. δμμ ατα δ ’ α ΰ τ ω ς ήχλυσαν γοΰνατα θερμδν δέ πα ρ ηίδα ς ε ιλ ε ν έ'ρευθος. ά λ λ ’ ύπ ένερ θ ε άμφίπολοι τώ πόδας. δ ’ οϋδ’ όπίσω ο ΰ τ ε έσ θ ε ν ε ν . ή α ΐτε προπάροιΟεν άεΐραι πάγη μετά άλλήλοισιν. οίίρεσιν έρρίζωνται. μακρήσιν έ ειδ ό μ ε ν ο ι παρασσον έκηλοι έ ν νηνεμίη· αί δ ’ άρα τ ε ί ω ς μάλα πα σα ι άπδ σ φ είω ν έλίασθεν. δ ’ α υ τ ις ύπδ ρ ιπ ή ς άνε'μοιο κινυμεναι όμάδησαν ά π ε ί ρ ι τ ο ν ώς άρα τ ώ γ ε μέλλον ά λ ις φ θ έγ ξ α σ θ α ι ύπδ πνοιήσιν Έ ρ ω τ ο ς . ώς καλδς Σ ε ίρ ιο ς μεν ά ρ ίζη λ ό ς τ ’ έσιδ έσ θα ι μήλοισι δ 1 εν ά σ π ε τ ο ν άρα τ ή καλδς μεν έπ ή λυ θ εν Αίσονίδης. έλά τησ ιν . Arg. Ώκεανοϊο. ήκ£ΐ. δ ’ άνεω και άναυδοι έ φ ε σ τ α σ α ν ή δρυσίν. 965-972 S. κάματον δε έφαάνθη. 154 . εκ δ ’ άρα οί κραδίη στηθε'ων π έ σ ε ν .

se mostró sin tardanza lo mismo que se eleva del O céano Sirio — el astro que clarísimo y bello ante los ojos surge. Quedaron frente a frente los dos. El corazón del pecho se le fue. sem ejantes a encinas o a los altos abetos que en los montes con calma despliegan sus raíces serenos. anhelante. y agitados de pronto por la furia del viento resuenan con fragor inacabable: ele igual modo los dos iban a hablar muy largo bajo el soplo de E ro s. En tanto las criadas se retiraban todas. ni hacia atrás ni adelante las rodillas podía levantar: sus pies están clavados. mas al ganado trae inmensa miseria. mudos. sus mejillas tiñó un rubor caliente..¡asó 11 Ante ella. y provocó el dolor del cruel deseo.. sus ojos se nublaron. callados. Así llegó ante ella — era hermoso mirarlo— el vastago de Esón. 155 .

Έ κ ά τ α δ α σ π λ ή τι. δς μοι δ ω δ ε κ α τ α ΐο ς άφ’ ώ τάλας ούδέ ποθίκει. φαινε άσυχα. πα δέ τ ά φίλτρα. στέψ ο ν τά ν κ ελ έβ α ν φοινικε'ω οίός άώτω. φάρμακα τ α υ τ ’ έρδοισα χερείονα μήτε τ ι ξανθας Π ερ ιμ ήδ α ς. νυν δε νιν έκ θυέων καταδήσομαι. δαΐμον. φρένας έ κ π ε π ό τ α σ α ί. 15 6 άνδρα. μήτε δ ειλαΐα. β ασ ευ μα ι ποτ'ι τά ν Τ ιμ α γ ή τ ο ιο αύ'ριον ώ ς νιν ϊδω. Μ ήδεια ς ^Ιυγξ. αλλά. πα τ ά ς Κίρκας τον ά λλ ’ έ π ίπ α σ σ ε . ώ ς το έμόν βαρυν εύ ντα φίλον κ αταδ ήσο μα ι ανδρα. θεσ τυλί. τε'λος ά μμ ιν όπάδει. ούδέ θύρας ά ρ αξεν άνάρσιος· ω χ ε τ ’ έχ ώ ν δ τ ’ Έρως η ρά οί άλλα τ α χ ιν ά ς φ ρ ένα ς ά τ ’ Άφ ροδίτα . και π α λα ίστρα ν μέμψομαι οίά μ€ ποιεί. τα καλόν τ ιν γάρ π ο τα ε ίσ ο μ α ι χθονία θ ’ Έ κ ά τ α .TEÓCRITO í Πα μοι τ α ι δάφναι. φε'ρε. τά ν καί σκ ΰ λ α κ ες έρχομ ένα ν νεκΰων άνά τ ’ ήρία και χ α ΐρ ’. Σελάνα. και έ ς τρομέοντι μέλαν αιμα. . ούδ’ έ'γνω π ό τε ρ ο ν τ ε θ ν ά κ α μ ε ς ή ζοοι είμε'ς. έ'λκε τυ μήτε τι τήνον εμδν ποτ'ι δώμα άλφιτά το ι πρ ά το ν πυρι τ ά κ ε τ α ι. Θ εστυλί.

ni sabe si hemos muerto o si vivimos. ni golpea las puertas indiscreto. tam­ bién a Hécate la subterránea. bríllame bien: a ti te cantaré pausadamente. Primero se consume con el fuego la harina de cebada. ¿se te ha ido la cabeza? Repugnante mujer. Espolvorea. Desde hace doce días ni se acerca el malvado. Téstilis. Luna. Seguro que a otra parte lo han llevado con mente muy liviana o Eros o Afrodita. Miserable. Iré a verlo mañana a la palestra de Timageto. Téstilis. Mas hoy lo ataré a mí con sahumerios. A ese h o m b re mío.TEÓCRITO i La h ech icera — ¿Dónde está mi laurel? Tráelo. Yo te saludo. Hécate terrible. diosa. y le he de reprochar lo que me hace. que preparo estas pócimas no peor ni que Circe ni que Medea o que la rubia Perimeda. ¿Dónde la pócima? Ciñe la copa con un copo rojo com o sangre que así ataré a mi vera a aquel amigo ingrato. arrástralo a mi casa. que cuando va entre tumbas de difuntos y entre la negra sangre hasta a los perros hace temblar. rueda. asísteme hasta el fin. 157 .

δ1 άήταν ανία. μέν π ό ν το ς. χώς δ ινειθ 1 οδε συν δαίμονι τάκω. ε'λκε τύ τετυγμαί. ε μ ’ ά νίασ εν χώς έπ ίχα ρ μ α α ύ τα ς. ε'λκε τύ Δ έλφ ις αϊθω· αυτα Δ έ λ φ ιδ ο ς έγώ λακεΐ δ’ έπι ού'τω το ι και Δ έ λ φ ι ς ν£ίν θυσώ τ ά κ ιν ή σ α ις ό σ τία πά σσω ». τήνον έμόν τι ο τ ι δώμα τον άνδρα. ε'λκε τύ ήνίδε σ ιγ ή τό χαλκέον ά δ 1 έμ ά ού σ ιγ ή σ τέρ ν ω ν τύ ά χει. π ά σ σ ’ άμα μυσαρά. πίτυρα. και τον έν Ά ι δ α άδάμαντα και ε ϊ τ ι π ερ α σ φ α λ ές άλλο- Θ εσ τυ λ ί.« τά Τυγξ. . τήνον έμόν π ο τ ι δώμα τον άνδρα. ρόμβος ό χ ά λ κ ε ο ς έ ξ ι 58 Ά φ ρ ο δ ίτα ς. ένι φλογι σ ά ρ κ ’ άμαθΰνοι. σ ιγ ώ ν τ ι ά λ λ ’ έ π ι τή ν ω ώς με τάλαιναν κακάν και άπάρθενον ημεν. τ α ι κ ύ ν ε ς άμμιν άνά π τό λ ιν ω ρύ ο ντα ιά θεός έν τριόδοισι- ιυγξ. έλκ ε τάχος τήνον έμόν π ο τ ι δώμα τον άνδρα. ώς το ύτον τον κηρόν έ γ ώ ώς τά κ ο ιθ ’ ύ π ’ ε ρ ω τ ο ς ό Μ ύνδιος αύτίκα Δ έ λ φ ις. τύ δ\ ’Ά ρ τ ε μι.ή ρά γε' θην. τήνον έμόν π ο τ ι δώμα τον άνδρα. και τιν και λε'γε τ α ϋ τ α . έ ν το σ θ ε ν πάσα καταίθομαι ός ά ν τι γυ ναικός ε θη κ ε ιυγξ. μ εγ α Δ έλφ ιδι δάφναν καππυρίσασα κ ή ξ α π ίν α ς άφθη κούδέ σποδόν ε ΐ δ ο μ ε ς Τυγξ.

que toda me consumo por aquel que no me hizo su esposa y me ha dejado pobre y desvirgada. ¡Téstilis. Delfis me dio tormento.¿es ([Lie también se ha vuelto para ti mi desgracia una broma? Espolvorea y canta al mismo tiempo: Son los huesos d e Delfis lo q u e esparzo. rueda. Así com o derrito yo esta cera con ayuda divina. ya las perras nos aúllan por toda la ciudad! La diosa está en los cruces de caminos: haz resonar el bronce cuanto antes. diosa Ártemis. rueda. Ahora quem o el salvado. arrástralo a mi casa. A ese h o m b re mío. m ed a . tú que puedes mover el acero del Hades y lo que haya más duro. A ese h o m b re mío. ahora quem o yo laurel por Delfis. arrástralo a m i ca sa . 159 . arrástralo a m i casa. A ese h o m b re m ío. m ed a . Lo mismo que crepita al inflamarse y se arrebata al punto y ni ceniza nos queda clel laurel también así la carne se consuma de Delfis entre llamas. A ese h o m b re mío. así se funda Delfis el mindio de pasión. He aquí que calla el mar y que los vientos callan. Pero tú. Y lo mismo que gira por obra de Afrodita esta rueda de bronce. No calla la tortura dentro de mis entrañas... arrástralo a m i casa.

νυν δέ λαβοισα τύ τ ά θρόνα τ α υ θ ’ ύπόμαξον φ λ ιά ς καθ’ ύπέρτερον ά ς [έκ θυμώ δ έ δ ε μ α ι .δ δέ έτι και νύξ. έ'λκ€ τύ τήνον έμδν π ο τι δώμα τδν άνδρα. τρίψ αισα κακδν ποτδν αύριον οισώ. ά π ο σ π έν δ ω € ΐ τ € γυνά τήνω θύραισιν. τ ί λ ιμ ν ά τ ις Τυγξ. και τ ρ ι ς -ια'δε. πότνια. τό σ σ ο ν έχοι λ ά θα ς δσσον ποκά Θ ησέα έν Δία λασθήμεν έυπλοκάμω ίυγξ. ε λ κ ε σαύραν τ ο ι θεσ τυλ ί. μαινομένω ϊ κ ε λ ο ς καί έ ς τό δ ε λ ιπ α ρ ά ς έκ το σθ € δ 1 έ π ι πά σα ι δώμα π ερ ά σ α ι π α λ α ίσ τρ α ς. ίπ π ο μ α ν έ ς φυτόν έ σ τ ι και πώλοι μαίνονται α ν ’ copea και θοαι ί π π ο ι - π α ρ ’ Ά ρκά σι.ώ ς τήνος δινοϊτο ίυ γξ. ε λ κ ε ές τ ρ ις π ο θ ’ ά μ € τ έ ρ α ισ ι τυ τήνον έμδν ποτι δώμα τον άνδρα. νυν τίλ λ ο ισ α κ α τ ’ άγρίω έν πυρί βάλλω. τώ ώ ς και Δ έ λ φ ιν ιδοιμι. τήνον έμδν π ο τι δώμα τον άνδρα. ιυγξ. φωνώ- π α ρ α κ έκ λιτα ι c’ÍT€ και άνήρ. έ'λκ€ τυ φαντί Ά ριάδνας. tout ’ ώγώ άπδ τ α ς τδ κράσπεδον ώ λ εσ€ Δ έ λ φ ις . μευ λόγον ούδένα ι6ο ποΐ€ΐ] . αία! Έ ρ ω ς έμφυς ώ ς ανιαρέ. τήνον έμδν π ο τι δώμα τδν άνδρα. τας χλα ίν α ς τήνω τύ [ieu μέλαν έκ χροδς αίμα άπαν έκ βδέλλα π έ π ω κ α ς.

rueda. Así viera yo a Delfis entrar en esta casa com o un loco dejando la aceitosa palestra . Téstilis. A ese h o m b re mío. Amasa ahora estas hierbas. 161 . rueda. arrástralo a mi casa. Soberana. tres veces grito así: Si una mujer o un hombre se acostara a su lado tanto olvido le invada com o el que hizo a Teseo en la isla de Día olvidar a Ariadna de cabellera hermosa. Ay. arrástralo a m i casa. que aún es de noche. A ese h o m b re mío. Machacaré un lagarto y te daré mañana un mal brebaje. hilo tras hilo yo la arrojo al voraz fuego. rueda. y pronuncia entre dientes: Son los huesos d e Delfis lo que am aso. Tres libaciones hago.así se vuelva aquel ante mis puertas. rueda. a escondidas bajo el umbral ele aquél. arrástralo a mi casa. Crece entre los arcadlos cierta planta: con ella enloquecen los potros y las veloces yeguas en los montes. Delfis perdió esta orla ele su manto. arrástralo a mi casa. doloroso Amor. ¿por qué te has adherido com o una san­ guijuela para apurarme toda la sangre de mi cuerpo? A ese h o m b re mío. A ese h o m b re mío.

άγχίθυρος ναίοισα κατευ'ξατο και λιτάνευσε τάν πομπάν θάσασθαι· έγώ δέ οί ά μεγάλοιτος ώμάρτευν βΰσσοιο καλόν συροισα χιτώνα κάμφιστειλαμένα τάν ξυστίδα τάν Κλεαρίστας.και λ έ γ ’ έπιτρΰζοισα «τα Δέλφιδος όστία μάσσίο». φράζεό μευ τον έρωθ’ όθεν ικετο. ώ ς από γυμνασίοιο καλόν πόνον άρτι λιπόντων. φράζεό μευ τον έρωθ’ δθεν ικετο. εν δέ λε'αινα. καί μ’ ά Θευμαρίδα θρασσα τροφός. έ'λκε τύ τήνον εμόν ποτ'ι δώμα τον άνδρα. τό δέ κάλλος έτάκετο. ά τά Λυκωνος. ΐυγξ. Σελάνα. έκ τίνο ς αρξωμαί. τα δή τόκα πολλά μεν άλλα θηρία πομπευ'εσκε περισταδόν. πότνα Σελάνα. ά μακαρΐτις. ήδη δ ’ εΰσα μέσαν κ α τ ’ αμαξιτόν. πότνα Σελάνα. πότνα Σελάνα. χ ώ ς ΐδον ώς έμάνην. ούκέτι πομπας IÓ2 . εΐδον Δέλφιν όμου τ ε και Εύδάμιππον Ιόντας· τ ο ις δ’ η ς ξανθοτέρα μέν έλιχρυ'σοιο γ εν ειά ς στήθεα δέ στίλβοντα πολύ πλέον ή τΰ. τ ίς μοι κακόν άγαγε τοίίτο. Νυν δή μώνα έοΐσα πόθεν τον έρωτα δακρυ'σω. ήνθ’ ά τωύβουλοιο καναφόρος άμμιν Άναξώ άλσος έ ς Άρτέμιδος. φράζεό μευ τον έρωθ’ όθεν ΐκετο. ώς μοι πυρι θυμός ΐάφθη δειλαίας.

ajarse mi belleza. mi a m o r d e d ó n d e vino. Llevaban una barba más rubia que helicriso y a él le brillaba el torso más de lo que tú brillas. Y entonces la nodriza tracia de Teumareta — vive puerta con puerta— me imploró suplicando que fuéramos a ver la procesión. Explica. mi a m o r d e d ó n d e vino. No volví a percatarme 163 . a la altura de Licon. con la cesta sagrada. en procesión. Explica. Fue verlo y caer loca. la desgraciada. Ahora que estoy sola ¿por dónde em pezaré a llorar mi amor? ¿De dónde arrancaré? ¿Quién me trajo este mal? Fue Anaxó. envuelta en la finísima túnica de Clearista. Y mediada la calle. com o recién dejadas las hermosas labores del gimnasio.A ese h o m b re m ío. Y yo. rueda. la de Eubulo. lastimarse mi alma con el fuego. regia Luna. regia Luna. al bosque de Ártemis en donde. regia Luna. arrástralo a m i casa. pasean muchas fieras -tam bién una leona. a Delfis vi que andaba con Eudámipo. mi a m o r d e d ó n d e vino. la acom pañé arrastrando mi precioso manto de lino. Explica.

έρρευν δ ’ έκ κεφαλάς πασαι τρίχες. ούδ1 ώς πάλιν οϊκαδ1 άπήνθον έγι/ων. ό δέ χρόνος άνυτο φευγων. και έ ς τίνος ούκ έπε'ρασα ή ποίας ελιπον γραίας δόμοι/ α τις έπαδεν. χοΰτω τα δώλα τον άλαθέα μύθον έλεξα«εί δ’ αγε. άσυχα νευσον. Θεστυλί. φράζεό μευ τον έρωθ’ ό'θεν ικετο. και ύφαγέο τ ε ΐ δ ε ’. καί μευ χρως μέν όμοιος έγ ίνετο πολλάκι θάψω. πότνα Σελάνα. αυτά δε λοιπά ό σ τ ί’ ε τ ’ ή ς και δέρμα. φράζεό μευ τον έρω θ’ όθεν ϊκετο. πότνα Σελάνα- πάσα με έψυχθην χιόνος πλέον. ώς έφ ά μ α ν ά δ’ ηνθε και άγαγε τον λιπαρόχρων ε ι ς έμά δώματα Δ ε λ φ ιν έγώ δέ ι/ιν ώς ένόησα άρτι θύρας υπέρ ουδόν άμειβόμενον ποδι κοΰφωφράζεό μευ τον έ'ρωθ1 ό'θεν ικετο. άλλα με τ ι ς καπυρά νόσος έξεσάλαξεν κείμα ι δ ’ έν κλιντήρι δέκ1 άματα και δέκα νύκτας. κήπεί κά νιν έόντα μάθης μόνον. πότνα Σελάνα.τήι'ας έφρασάμαν. φράζεό μευ τον έρωθ1 ό'θεν ικετο. πότνα Σελάνα. έκ δέ μετώπω 164 . πάσαν έ χ ε ι μοι χαλεπάς νόσω εύρέ τ ι μαχος. άλλ’ ή ς ούδέν έλαφρόν. τη ν ει δε' οί άδυ καθήσθαι. με τάλαιναι/ ό Μύνδιος· άλλα μολοΐσα τήρησον ποτι τάν Τιμαγήτοιο παλαίστραν τηνει γάρ φοιτή. κε’ί φ ’ ότι «Σιμαίθα τυ καλεΐ».

Explica. Cuando lo sepas solo. Y así llegué a contarle mi verdad a la esclava: — Vamos. Esto fue cuanto dije. Contra mí una dolencia extcnuadora arremetió. caían los cabellos y el resto no era más que la piel y los huesos. le agrada allí sentarse. Explica. regia Luna. me quedé más helada que la nieve. Me tiene dominada — por mi mal— el de Mindio. regia Luna. Por allí suele andar. hazle una leve seña. Téstilis. La piel se me volvía sem ejante a la flor amarilla de la tapsia. mi a m o r d e d ó n d e vino. regia Lun a. de la frente un sudor 165 . m i a m o r d e d ó n d e vino.de aquella procesión. sólo con verlo. cruzar con pie ligero el quicio de la puerta Explica. Di: Te invita Simeta. búscale algún remedio a este morbo tan duro. m i a m o r d e d ó n d e vino. ¿A quién no visité? ¿Por qué casa de vieja curandera pasé de largo yo? No era asunto liviano y el tiempo transcurría fugitivo. m i a m o r d e d ó n d e vino. al punto. Ella marchó y me trajo hasta mi casa a Delfis con su piel resplandeciente. Pero vete a espiar cerca de la palestra de Timágeto. Explica. y en cama postrada estuve diez días y noches. y guíalo hasta aquí. regia Luna. ni sé com o volví después a casa.

πότνα Σέλάνα. ηνθον έ φ ’ ύ μ έ α ς . ei μέν μ ’ έδ έχ£σ θ €. ηνθον γάρ κ£ν έγώ . ikcto . μόνον τ δ καλδν στ ό μ α Τ€θς μ ’ ώθ€ΪΤ€ και ά θΰρα £Ϊχ€Τθ κα π € λ έ κ € ΐς και λ α μ π ά δ€ ς φράζ^ό μ^υ τδν έ ρ ω θ ’ o0ev 16 6 ¿φίλησα- μοχλω. ναι τδν γλυκύν ηνθον Έ ρ ω τ α .ίδ ρ ώ ς μ€υ κοχΰδ£σκ€ν ίσ ο ν ουδέ τ ι νο τία ισιν έ έ ρ σ α ις . Ή ρ α κλ έος lepov έρνος. πότνα Σέλάνα. . φω νήσαι δύναμαι/. π ότνα Σ€λάνα. φράζ^ό μβυ τδν έ ρ ω θ ’ δθεν καί ΐκ€το. τδ τ€δ ν κα λ έσα σα τόδ€ σ τ έ γ ο ς φράζ€0 θην ή ’ μέ παρήμεν. κ ’. τόσον έφ θ α σα ς. μ€υ τδν έ ρ ω θ ’ δθεν ικ€Τθ. κρατι δ ’ έ χ ω ν λ€υκαν. τ ά δ ’ ή ς φίλα (και γάρ έλα φ ρ ός και κ αλδς π ά ν τ € σ σ ι €υδόν τ ’ έ ΐ κ€ €ΐ δ ’ άλλα πάντως μ ε τ ’ ά ιθ έο ισ ι καλ€ίίμαι). μέν έν κόλποισι Διωνιίσοιο φυλάσσων. τδν χ α ρ ίε ν τα τρ ά χ ω ν έφΟασσα Φιλΐνον. πότνα φράζ€0 καί μ α τέρα τέκνα- δαγϋδι καλόν χρόα πάντοθ€ν ίσα. ή τρ ίτος μαλα ήέ τέταρτος έών φ ίλ ο ς αύτίκα νυκτός. δσσον έ γ ώ πραν ποκα ές Σελάνα. ούδ’ δσσον έν ίίπνω κ ν υ ζ€υ νται φω νεϋντα φίλαν π ο τι άλλ’ έπάγην μ€υ τδν έρ ω θ ’ δθ€ν ϊκ €Τ 0. μ ’ έσ ιδ ώ ν ώστοργος έπι χθονδς δμ μ α τα έ ζ € τ ’ έ π ι κλιντήρι και έ ζ ό μ ς ν ο ς «ή φάτο πάξας μύθον ρά μ€. Σιμαίθα. π ά ντο θι πορφυρέαισι π€ρι ζ ώ σ τ ρ α ισ ιν έλικ τά ν.

sí.brotaba com o un húmedo rocío. al hacerse de noche. Explica. si la puerta tuviera cerrado su cerrojo. m i a m o r d e d ó n d e vino. vino a sentarse encima de la cama y dijo estas palabras: — Te me has adelantado. Simeta. si me hubieras acogido. guardando en el regazo manzanas de Dioniso y con álamo blanco en la cabeza — planta sacra de Heracles— entrelazado todo con purpúreas cintas. Y entonces. Explica. Explica. regia Luna. siquiera el balbuceo que entre sueños dirigen los niños a sus madres. mi cuerpo herm oso rígido quedó. m i a m o r d e d ó n d e vino. en el suelo clavando la mirada. habríamos marchado contra ella con hachas y con teas. com o un muñeco. regia Luna. con un grupo de dos o tres amigos. Al verme el despiadado. Explica. al invitarme bajo tu techo. 16 7 . de la misma forma que yo al ágil Filino adelanté hace poco en las carreras. Hubiera yo venido. sería un puro goce — se dice entre los jóvenes que soy esbelto y guapo— Bien dormiría sólo con besar una vez tu boca hermosa. no acerté a articular una palabra. y hubiera así venido el dulce amor. regia Luna. regia Luna. m i a m o r d e d ó n d e vino. mi a m o r d e d ó n d e vino. De haberm e rechazado.

νυν δέ χάριν

μέν εφαν τ α

και

Κυπριν τΰ

μ ε τά

τά ν

ώ γύναι, έ σ κ α λ έ σ α ισ α
αύτως

ή μ ίφ λ εκ τον

πολλά κις

φράζεό

με δεύ τερ α

τεόν

Έρως

Ά φ α ίσ τ ο ιο

ώς

χρώς

ώ ς καί τ ο ι
επράχθη

τά

δεμνια

Σελάνα.

θαλάμοιο

θερμά λιποισαν
δε νιν ά τ α χ υ π ε ι θ ή ς

εγώ

έπ'ι χρωτ'ι π ε π α ίν ε το , και τ ά

μή

πρόσωπα

άδΰ.

μακρά φίλα θρυλεοιμι Σελάνα,

μ έγισ τα

τήνος

αύ τήνω.

και έ ς

πόθον ή ν θ ο μ ες άμφω.

εμ'ιν ά π ε μ ε μ ψ α τ ο
ά λ λ ’ ηνθε

μ εσφα το

μοι ά τ ε

ά μ ά ς α ύλητρίδος ά τ ε

σάμερον, άνίκα π ερ τ ε
τά ν

αϊθει-

ή πρόσθε, και έ φ ιθ υ ρ ίσ δ ο μ ες

ούτ’ έγώ

Άώ

φ λ ο γερ ώ τερ ο ν

μαλακών έ κ λ ιν ’ έπ'ι λ ε'κτρ ω ν

κούτε τ ι

μάτηρ τ α ς

δ ’ άρα και Λιπαραίω

δ μέν ε ι π ε ν

θερμότερ’ η ς

ειλευ,

μέλαθρον

μ α ν ία ις και παρθένον εκ

έφα ψ α μένα

και παχύ

ποτ'ι το ύ το

σέλας

και νυμφαν έ φ ό β η σ ’ ε τ ι
χ ε ιρ δ ς

εκ πυρός

μευ τον έ ρ ω θ ’ δθεν ϊκ ετο , πότνα

συν δέ κ α κ α ΐς
ά νερ ος».

Κΰπριδι πράτον όφείλειν,

γ ’ έχθες,

Φ ιλ ίσ τ α ς

Μ ε λ ιξ ο υ ς

π ο τ ’ ώρανδν ετρ α χ ο ν ίπ π ο ι

ροδόεσσαν α π ’ ώκεανοιο φέροισαι,

κ ε ΐπ ε

μοι άλλα τ ε

κεΐτε

νιν α ύ τ ε

πολλά και ώ ς άρα Δ ε λ φ ι ς

γυναικδς

έ'χει πόθος ε ϊ τ ε

εραται.

καί άνδρός,

ούκ έ φ α τ ’ ά τ ρ ε κ έ ς ΐδ μ εν , άτάρ τ ό σ ο ν

α ίέν Έ ρ ω τ ο ς

άκράτω έ π ε χ ε ΐ τ ο

φεΰγων,

και φάτο

και έ ς

τέλος

οί σ τ ε φ ά ν ο ισ ι τ ά

ώχετο

δώ μα τα τή ν α

τα υ τ ά

μοι ά ξείν α

ή γάρ

μοι καί τ ρ ι ς και τ ε τ ρ ά κ ι ς

καί π α ρ ’ έ μ ιν
νυν δέ τ ε

έτίθει

μυθήσατο,

πυκαξεΐν.

ε σ τ ι δ ’ άλαθής.
άλλοκ’ έ φ ο ίτη ,

τάν Δωρίδα πολλάκις ό λ π α ν

δω δ εκ α τα ιο ς

ά φ ’ ώτε' νιν ούδέ ποτεΐδον.

ή ρ’ ούκ άλλο τ ι τερ πνόν ε χ ε ι , άμών δέ λ έλ α σ τα ί;

ι68

Ahora debo un favor primero a Cipris.
Luego ele Cipris tú me sacas ele un incendio,
mujer, con invitarme a entrar en esta casa
medio abrasado ya. Eros enciende a veces
un fuego más intenso C]ue el de Hefesto ele Lípari.
E xplica, reg ia L una, m i a m o r d e d ó n d e vino.
Con delirios funestos de su alcoba a una virgen
hace huir y a una recién casada de la cama
tibia aún del esposo. Eso decía, y yo, pronta a creerlo,
lo tomé de la mano y lo hice reclinar sobre mi lecho.
Y muy pronto una piel se fundía en la otra, nuestros rostros
estaban más calientes, jadeábam os llenos ele placer.
Y para no alargar la historia con detalles, querida Luna,
se llegó hasta el final y saciam os los dos nuestro deseo.
Ningún reproche vino ele él a mí o de mí a él
hasta el día de ayer. Pero hoy me ha visitado
la madre ele Meliso y ele Filista — que es la flautista nuestra—
justo cuando corrían al cielo los caballos
que sacan a la Aurora rosada del Océano.
Me dijo entre otras cosas que anda Delfis sin duda
enamorado: si a una mujer o a un hombre deseaba,
eso no me lo supo precisar, pero que siempre
brindaba por Amor con vino puro y al final se escapaba
y decía que iba a colgar en su casa unas coronas.
Esto es lo que ha contado mi visita - y no es una farsante.
Antes venía tres y cuatro veces y a mi vera dejaba
eso que entre los dorios llaman olpa...
D oce días pasaron, ni siquiera lo he visto.
¿Goza ya otro placer, se ha olvidado de mí?

169

νυν μέν τ ο ι ς
λυπή, τά ν
το ιά

φ ίλ τρ ο ις

οί € ν κ ίσ τα

Ά σ σ υ ρ ίω ,
αλλά τύ

μέν χαίροισα

κά

με

μαθόΐσα.

π ο τ ’ ωκεανόν τ ρ έ π ε

δ ’ οίσώ τον έμόν

Σελανα ία

αστέρες,

αι δ ’ έ τ ι

κακά φάρμακα φαμι φυλάσσ€ΐν,

δέσποινα, παρά ξ είν ο ιο

π ό τ ν ι ’. έ γ ώ
χαιρε,

καταδήσομαι·

Ά ίδ α ο πύλαν, ναι Μ οίρας, ά ρ α ξ ε ΐ-

λιπαρόθρονε,

πώλως,

πόθον ώ σπερ ύ π έστα ν.
χαίρ€Τ£ δ 1 άλλοι

εύκάλοιο κ α τ ’ ά ντυ γα

Νυκτός οπαδοί.
2 GOW

II

Ούδέν π ο τ τ δ ν έ ρ ω τα

π ε φ ΰ κ ε ι φάρμακον άλλο,

Νικία, ο ΰ τ ’ έ γ χ ρ ισ τ ο ν ,
ή τ α ι Π ιερ ίδ ε ς·

έ μ ιν

δοκεΐ, ο ΰ τ ’ έπ ίπ α σ το ν ,

κουφον δέ τ ι το ύ το και άδιί

γ ί ν € τ ’ έ π ’ άνθρώποις, εύ ρειν
γινώ σ κ ειν
και τ α ΐ ς
οΰτω

δ ’ οιμαί τυ

έννέα δή π ε φ ιλ η μ έ νο ν έ ξ ο χ α

γουν ράιστα

όκ’ ηρατο τ α ς

Γ α λ α τ ε ία ς ,

γ ε ν ε ιά σ δ ω ν π ερ ί τό σ τ ό μ α τ ώ ς

ήρατο δ ’ ού
ά λ λ ’ όρθαΐς

Μ ο ίσα ις.

δ ι α γ ’ ό Κυκλωψ ό πα ρ ’ άμιν,

ώ ρ χ α ΐο ς Πολΰφαμος,
άρτι

δ ’ ου ράδιόν έ σ τ ι .

καλώ ς ιατρόν έ ό ντα

μάλοις ουδέ

κροτάφ ως

tc.

ρόδω ουδέ κικίννοις,

μανίαις, ά γ ε ΐτ ο

δέ πάντα

πάρεργα,

πολλακι τ α ι ό ΐ£ ς π ο τ ι τω ΰλιον α ύται άπήνθον
χ λω ρ άς έκ βοτάναςαυτός
έξ

δ δέ

τάν Γ α λ ά τε ια ν άείδων

έ π ’ άιόνος κ α τ ε τ ά κ ε τ ο

άους, έ χ θ ισ τ ο ν

Κυπριδος έκ

φ υ κ ιο έσσα ς

έ χ ω ν ύποκάρδιον έ'λκος,

μεγάλας

τό

οί η π α τ ι π ά ξ ε

17 0

βέλεμνον.

Lo amarraré a mi lado con los filtros. Mas si me hace más daño,
a las puertas del Hades, por las Moiras, habrá ele ir a arañar:
tan fuertes son las drogas que guardo en una caja,
Señora, y que aprendí de un extranjero asirio.
Pero tú, Soberana, dirige tus caballos al O céano.
Yo he de sobrellevar este deseo com o lo vengo haciendo.
Adiós, Luna de trono reluciente, y acliós, estrellas todas,
com pañeras del carro de la Noche pacífica.

II
El C íclope
— Nicias, contra el amor no hay otra medicina
ni en ungüento ni en bálsamo
— creo— que las Piérides: liviano y dulce es
en los hom bres su efecto, mas no resulta fácil encontrarlo.
Pero estim o que tú sí lo conoces — un m édico excelente
y por las nueve Musas adorado— . Con este medio, leve
le fue el paso del tiempo a nuestro Cíclope,
al viejo Polifemo, cuando cayó en amor por Galatea
justo cuando la barba le apuntaba en las sienes...
No se quedaba en rosas su amor, ni en rizos o en manzanas:
era dem encia pura , y secundario creía lo demás.
A m enudo volvían las ovejas al redil ellas solas
desde los verdes prados, que aquel se consumía
cantando a Galatea en la orilla, entre algas,
desde el amanecer, con la llaga más cruel dentro del pecho,
el dardo que de Cipris poderosa se le hincó en las entrañas.

171

άλλα

ίο

φάρμακον εύρε, καθεζόμενος

δ’

έπι π έτρα ς

ύψηλάς έ ς πόντον όρώΐ' άειδε τοιαύτα·
λευκά Γαλάτεια, τι τον φιλε'οντ’ άποβάλλη,
λευκότερα πακτάς ποτιδειν, άπαλωτερα άρνός,
μόσχω γαυροτερα, φιαρωτερα δμφακος ώμας;
φοιτής δ’ αύθ’ οΰτως δκκα γλυκύς ύπνος εχη

με,

οϊχη δ ’ ευθύς ιοισ ’ δκκα γλυκύς ύ'πνος άνή με,
φ εύ γ εις δ’ ώσπερ δις πολιδν λύκον άθρήσασα;
A /£.1-24 GOW.

172

? 173 . b la n c a C a la tea . m ás b la n c a q u e c u a ja d a . ¿por q u é r e c h a z a s a u n o q u e le a m a . Sentado en altas rocas mirando al mar cantaba lo que sigue: Ay..Mas descubrió el calmante. tú a m i vista.. te vas en c u a n to el d u lc e s u e ñ o m e a b a n d o n a y h u y es c o m o la ov eja q u e ve a l lo b o ca n o so. m ás tier n a q u e un co rd ero. m ás altiv a q u e un toro y m ás ju g o sa q u e las u vas verdes? ¿Llegas en c u a n to el d u lc e s u e ñ o m e p osee.

ήν τ υ γ ’ έ'λης τήνον. έπι σπλάγχνοις δέ κάθηται. και πλέον έ ξε ις. μικκΰλα μέν τήνω τά χερΰδρια. νόος δέ οι εύ πεπύκασται. χρώτα μεν ού λευκός πυρι δ’ εϊκελος· όμματα δ’ αύτω δριμυλα και φλογόεντα. άνέρας ήδέ γυναίκας. υπέρ τόξω δέ βέλεμνον- τυτθόν μέ τό βέλεμνον. έ ς αιθέρα δ άχρι φορειταικαι χρύσεον περι νώτα φαρέτριον. ώς δε χολά νόος έ σ τ ί ν άνάμερος. . δόλιον βρέφος. μισθός τοι το φίλημα τό Κΰπριδος· ήν δ ’ άγάγης νιν. έ χ ε ι δ’ ιταμόν τό μέτωπον. δήσας άγε 174 μηδ’ έλεήσης. άδύ λάλημα· ού γάρ ϊσον νοέει και φθέγγεται· ώς μέλι φωνά. γυμνός όλος τό γε σώμα. δραπετίδας έμ ός έ σ τ ι ν ό μανΰσας γέρας έξεΐ. ώ ξένε.MOSCO i 'A Κΰπρις τον Έ ρ ω τ α τον υίέα μακρόν έβ ώ σ τ ρ ει- « ό σ τ ις ένι τριόδοισι πλανώ μενον εΐδεν Έ ρ ω τα . πάντα μέν άγρια ταυτα· πολύ πλέον ά δαίς αύτώβαιά λαμπάς έοισα τον άλιον αύτόν άναίθει. ούδέν άλαθεΰων. άγρια παίσδων. και π τερ ό εις ώς όρνις εφ ίπ τα τα ι άλλον ε π ’ άλλω. βάλλει κεϊς ’Αχέροντα και ε ι ς μακρά δέ βάλλει· Ά ΐδεω βασίλεια. ήπεροπευτάς. εύπλόκαμον τό κάρανον. τύ δ ’. ού γυμνόν τό φίλημα.κακαι φρένες. έ σ τ ι δ ’ ό παις περίσαμος· έν είκοσι πάσι μάθοις νιν. ένδοθι δ’ έντί το! πικροί κάλαμοι τοις πολλάκι κάμέ τιτρώσκει. τόξον έ χ ε ι μάλα βαιόν.

Su piel no es blanca: es ígnea. engañador. Su mirada. bravio. algo añadido. en el interior esas amargas cañas con que me hiere a veces. Tiene un arco minúsculo y una flecha en el arco — parece diminuta. alado com o un ave revuela de uno a otro. la mente bien tapada. bien hom bres o mujeres: en sus entrañas entra. Cabeza bien rizada e insolencia en el rostro. y allí. penetrante. Mala intención y labia deliciosa. Si además lo devuelves. mas cuán lejos alcanzan: llegan al Aqueronte y a los reinos de Hades. encendida. Es un chico notable. picara criatura de atroces diversiones. mas hasta el éter llega— y una aljaba de oro en las espaldas. Cruel es este bagaje: mucho más lo es su antorcha. nunca sincero. no sólo un beso a secas: obtendrás. 175 . forastero. Como miel es la voz y com o hiel la mente. una muy débil lumbre que al mismo sol inflama. Lo reconocerías entre veinte. no te com enta aquello que cavila.MOSCO i Evos fu g itiv o Cipris a su hijo Eros en pregón voceaba: — A quien a Eros vea vagando en las plazuelas se hace saber que ha huido y que es mi esclavo. Todo desnudo el cuerpo. Menudísimas manos. Tendrá su recom pensa el que denuncie: el pago será el beso de Afrodita.

ερ χ ετ α ι ε ι ς Άρεθοισαν άγων κοτινηφδρον υδωρ. ήν δε λεγη. μή τυ θίγης πλάνα δώρα. τά γάρ πυρι πάντα βεβαπ'ίαι. φάρμακον έντί. 3 GOW Y jG .τά χείλεα. κού μίγνυται ίίδασιν υδωρ. τΰ νιν ελκ€. φυλάσσεο μή σε πλανάσηκήν γελάη. και βαθύς εμβαίνει τ ο ις κυμασι τάν δε θάλασσαν νερθεν ύποτροχάει.’ [αΐ άί και τό σίδαρον.κήν ποτίδης κλαίοντα. εδνα φερων καλά φΰλλα και άνθεα και κόνιν ίράν. ά δ’ ούκ οιδε θάλασσα διερχομενω ποταμοΐο. και ήν έθελη σε φιλησαι.κακόν τό φίλημα. «λάβε ταϋτα- χαρίζομαι δοοα μοι δπλα». δ τον πυρόεντα καθε'ξει. φεύγε. κώρος δεινοθετα ς κακομάχανος αινά διδάσκων και ποταμόν διά φίλτρον Έ ρ ω ς εδίδαξε κολυμβην.] 1 GOW II ’Αλφειός μετά ΠΤσαν επήν κατά πόντον όδεΰη.

huye: su beso es tóxico. arrastrando su agua nutridora de olivos. el jovencito m alévolo y perverso. nobles hojas y polvo consagrado. y si lo ves llorar. A la mar hondam ente traspasa: no se mezcla su agua con las aguas. la mar no se da cuenta de que un río la cruza. 17 7 .Si capturas a ése. veneno son sus labios. si pretende besarte. Eros. el maestro temible. Profundo entre las olas se sumerge. tráelo bien atado y no te apiades. tú arrástralo. Y si te dice -Tom a mis armas. Si se ríe. com o arras lleva flores. quiero regalártelas— no toques los regalos fraudulentos: en fuego están bañados. con su hechizo ha enseñado a nadar incluso a un río. cuida no te engatuse. II En p o s d e A re tu sa Después de bañar Pisa el río Alfeo camina bajo el mar y va en pos de Aretusa.

BIÓN i «αίαΐ τάν Κυθέρειαν άπώλετο καλός Άδωνις»· Ά χ ώ δ’ άντεβόασεν. άχρις άττοψΰχης ε ς εμόν στόμα. «άπώλετο καλός ’Άδωνις». θνάσκεις. έμ μι δ ’ έγώ πανάποτμος. έχω δ ’ άκόρεστον ανίαν. λάμβανε. τό δέ παν καλόν έ ς σέ καταρρει. «μεινον Άδωνι. δΰσποτμε μεινον Άδωνι. φ ε ύ γ ε ις μακρόν. ι7 8 . κ ε ίς εμόν ηπαρ πνεύμα τεόν ρεΰση. ως ένόησεν Άδώνιδος άσχετον έλκος. δ μοι θάνε. εγρεο τυτθόν. πόθος δέ μοι ώς όναρ έπτα. εκ δέ πίω τον έρωτα· φίλημα δέ τούτο φυλάξω ώς αυτόν τον Άδωνιν. Κΰπριδος αίνον έρωτα τ ι ς ούκ έκλαυσεν αν αίαΐ. ώς σ ε περιπτιίξω και χείλεα χείλ εσ ι μίξω. τό δ’ αΰ πυματόν με φίλησον. ώ ς ΐδ ε φοίνιον αιμα μαραινόμενα) περι μη ρω. δΰσμορε. ’Άδωνι. Άδωνι. τον εμόν π ό σ ιν έσ σι γάρ αύτά πολλόν έμευ κρέσσων. π ά χ ε α ς άμπετάσασα κινΰρετο. φευ'γεις. τοσσουτόν με φίλησον δσον ζώ ει τό φίλημα. ώ ς ϊδεν. και έρχεαι ε ι ς πάρ στυγνόν βασιλήα και άγριον ’Αχέροντα ά δέ τάλαινα ζώω και θεός έμμι και ου δυ'ναμαί σε διώκειν. και κλαίω τον Άδωνιν. έ π ε ι σΰ με. Περσεφόνα. πανυ'στατον ώ ς σε κιχείω. ώ τριπόθητε. καί σε φοβευμαι. τό δε σευ γλυκύ φίλτρον άμέλξω.

que a ti desciende la belleza suprema. que te abrace y que junte mis labios a tus labios! Despierta un poco. y bésam e otra vez la última vez. cuando vio sangre oscura sobre el muslo rasgado. ay de Citerea: ha muerto el bello Adonis. cuando tú. quédate. que por última vez pueda tocarte.BIÓN i E n d e c h a p o r A d on is — Ay. A mi esposo recíbelo. el que provoca más deseo: mi deseo ha volado com o un sueño. diosa soy y no tengo poder para seguirte. Mueres tú. infortunado. Bésam e tanto tiempo com o viva tu beso hasta que expires dentro de mi boca: a mi entraña venga a fluir tu aliento. Pues este beso habré de conservarlo com o si retuviera al propio Adonis. Adonis. Pues lloro por Adonis — se me ha muerto— y me asusto. Chuparé el dulce filtro de tus labios y agotaré el amor. desgraciada. 179 . Adonis. Y le contesta Eco: — Ha muerto el bello Adonis. ¿Y quién no lloraría el triste amor de Cipris? Cuando lo vio. desdichado. Mi tormento no tiene saciedad. huyas lejos. y al Aqueronte marches junto al monarca cruel y aborrecible. cuando sintió su herida incontenible. Adonis. rodeándolo en brazos sollozaba: — ¡Quédate un poco. Perséfone: más poderosa eres que yo. Soy la más desdichada. Yo. vivo.

ει και άμειλίκτοιο κατήλυθεν ε ί ς ι8ο Άιδαο- . καλός έών τ ι τοσοίίτον εμήναο θηρι παλαίειν. Μοΐσαι τον Έ ρ ω τ α φέροιεν.έπαιάζουσιν Έ ρ ω τ ε ς . τ ά ς φάρμακον άδιον ούδέν.χήρα δ’ α Κυθερεια. όλβιος ήν θ η σ ε ύ ς τώ Πειριθόω παρεόντος. τάν γλυκεράν μολπάν.» ώδ’ όλοφΰρατο Κΰπρις. μολπάν ται Μοΐσαί μοι άει ποθέοντι διδοΐεν. «αίαΐ τάν Κ υθέρειαν άπώλετο καλός ’Ά δω ν ις» 1. 3 GOW III ’Όλβιοι <οί> φ ιλέον τες έπήν ίσον άντεράωνται. τολμηρέ. τι γάρ. κυνάγεις. 36-63 GOW II Μ οίσας Έ ρ ω ς καλέοι. σοι δ’ άμα κ ε σ τ ό ς όλωλε. κενοί δ1 άνά δώματ’ ’Έ ρ ω τ ε ς .

. siendo tan bello.? Así se quejó Cipris y por ella lloraban los Amores: — Ay. ¿Por qué tan arrogante te marchaste de caza? ¿Por qué. 181 .. viuda y los Amores inválidos en casa: contigo se ha perdido también mi cinturón. Bienaventurado era Teseo al lado de Pirítoo cuando bajaba incluso al Hades execrable. el canto grato: no existe más dulce medicamento. III B ie n a v e n tu r a n z a Bienaventurados los que aman y son correspondidos. te obstinaste en luchar contra fieras. II L a m e d ic in a d e las M usas Que a las Musas llame Eros. que las Musas a Eros traigan y a mí — el amante sin tregua — su canto ellas me regalen.Citerea. ay de Citerea: ha muerto el bello Adonis.

ε σ τ ι μά Διώνυσον. νεοι.μή δή με π ερ ίπλεκ ε- σποδιή· πολλάκι λήθει τ ο ίχ ο ν ύποτρώγων ή σ ύ χ ιο ς π ο τα μ ό ς. 12 GOW CALIMACO ι ή'μισΰ μευ ψ υχής ε τ ι τ ό πνεον. ΛΡ XII. .» εκεισ ε γάρ ή λ ιθ ό λ ευ σ το ς και δύσερω ς ούδ’ ό τι που σ τ ρ ε φ ε τ α ι. ναι ναι τον Πάνα. πλήν α φανές. ι 82 τ ι ταυ'τη. κεκρυμμένον. 73 II ε σ τ ι τ ι. παίδων πάλιν ω χ ε τ ο . και μέν άπεΐπον μή νυ δ ε χ ε σ θ ε . πυρ ύπό τ ή ού θ α ρ σ εω . ή'μισυ δ ’ ούκ ο ιδ’ ε ϊ τ ’ ’Έ ρ ο ς € ΐ τ ’ Ά ί δ η ς ή ρά τ ι ν ’ έ ς πολλάκι «την δρήστιν Θ εΰ τιμ ον δ ί φ η σ ο ν κείνη ή'ρπασε.όλβιος ήν χ α λ επ ο ΐσ ιν ώνεκά ήν εν Άξείι/οισιν Ό ρεοτας οί ξυνάς Π υλάδας αρητο κελεύθω ς· μάκαρ Αίακίδας έ τά ρ ω ζ ώ ο ν τ ο ς ’Α χιλλεύς· όλβιος ήν θνάσκων ό οί ου μόρον αίνον άμυνεν.

a esa fugitiva. No me em brolles: a v eces. ¿Se habrá ido otra vez en busca de m uchachos? A m enudo lo prohibí: — No recibáis. Feliz Aquiles m ientras vivió su co m p añ ero y bienaventu rad o en el m om ento de la m uerte pues no salvó al am igo del d estino espantoso. CALIMACO i L a m ita d d e m i a lm a La m itad de mi alma respira todavía. la perdida de amor.B ienaven turad o O restes entre bárbaros porqu e eligiera Pílades cam inos com partidos. un río en calm a arruina una muralla. Porque ella. Pero bu sca a Teótim o. algo queda — q u e sí. chicos. II Las brasas Algo hay — sí. Pero n o he de fiarm e. 183 . por D ioniso— de fuego en la ceniza. por Pan— allí oculto. p ero la otra mitad si el Amor o la Muerte la han raptado. sin indicios. n o sé: no m e aparece. — habrá que lapidarla— a su lado bien sé que se dirige.

ε σ θ ’ άμιν « χ ’ ακαστας·{· άφ€ΐδεα π ο τ τ ό ν Έ ρ ω τ α τουτ’ έίπ α ι.τώ και νυν δείδοικα. €ρωτα κ ατισ χ ν α ίν ο ν τι. ούκ α μ α θ ής ό Κΰκλωψ. ΛΡ XII.» ΛΡ XII. 150 POSIDIPO I τον Μ ουσών τ ε τ τ ι γ α κοιμίζ€ΐν Πόθος δ ή σ α ς έ π ’ άκάνθαις έθ€λ€ΐ πυρ υπό πλ€υρά β α λ ώ ν ή δέ πριν έν βυβλοις π^πονημενη ψυχή. μή μ£ τιαρεισδυς |οσ€ΐγαρνης'ί' eW τον €ρωτα βάλη. άνιηρώ δαίμονι άλλ’ άθ€ρίζ€ΐ μ€μφομένη. 98 184 . ο ΰ το ς Meve^eve. ΑΡ XII. Φίλιππ£· πάντων φάρμακον ά σοφία. πα ιδ ά ρ ιο ν δ € δ ο ίκ α μ ες? αί γάρ έπωδαί χ α λ€πώ τρ α ύ μ α τ ο ς ά μ φ ό τερ α ι. μόνον έ ς τά πονηρά έκκόπτ<Ξΐ τά ν φιλόπαιδα νόσον. « K e íp e u τά ούδ’ όσον ά ττά ρ α γ ό ν τυ οίκοι τ ώ πτ€ρά. δοκ4ω. χά λ ιμ ό ς €χ €ΐ τώγαθόν έπαοιδάν ναι Γαν. 139 III ώς άγαθάν Π ολΰφαμος άνεΰρατο τά ν τώραμ€νω· αί Μ ο ισα ι τον ή πανακές τούτο.

se disgusta y asqu ea. sí. en secreto . 185 .. Puedo decirle a Eros muy tranquilo: — N iñato. córtate ya las alas. Por la Tierra. III C on ju ros co n tra Eros Q ué bu en en can tam ien to d escu brió Polifem o para el enam orado. Filipo. El ham bre y el p oem a son la única terapia — creo yo— para el mal: extirpa la dolencia de q u erer a los c h ic o s . y a una pasión m e arrastre. cincelada de siem pre entre los libros. ése se d eslice. q u ejánd ose de un dios tan en ojo so.. POSIDIPO i P o eta tortu rad o Al poeta — cigarra de las Musas— el deseo lo quiere encadenado. Y el alm a. Las Musas. lo acuesta sobre espinas. Ni una pizca te tem o porqu e tengo en mi casa con ju ros de dos clases para tus golpes crueles. la pasión debilitan: su técn ica es la droga q u e tod o lo rem edia.Por eso tengo m iedo de que. M en éxeno. que no era tonto el cíclope. una hoguera le enciende bajo el pecho.

ά μ ετ α κ λ ή τ ο υ άλλ’ ε τ ι και νυν φρδντισον ήλικίης. ΑΡ XII.οβολεΐ κραδίην.αλλά φύλαξαι μή σ ε και ή πυγή τ α ύ τδ παθούσα λάθη και γνώ ση τής φ ιλ ε ο ν τ ο ς δση σπ ά νις. δ α σ ύ ν ε τ α ι. Νίκανδρε. ΑΡ V. τι τ ι γάρ βαρύς ούκ έττ'ι Θήρας ά λ λ ’ έ π ’ έ μ ή ν ί.ALCEO DE MESENE i έχθα ίρω Toy Έ ρ ω τ α · δρνυται. 10 II ή κνήμη. πλέον ei θ εδ ς άνδρα κ α τ α φ λ ε γ ει. δ η ώ σ α ς α π ’ έ μ ή ς αθλον ε χ ε ι ή τ ι τδ σεμνδν κ εφ α λής. 30 ι86 .

se está esp esan d o el vello. n o le pase lo m ism o a tu cu lo y no te en teres y veas q u é rareza es un am ante. ¿Por q u é ese insoportable no acom ete a las fieras en vez de disparar contra mi pecho? ¿De q u é sirve q u e un d ios ca lcin e a un h om bre? ¿Qué o s te n to s o tro feo gana con mi cabeza cu an d o m e ha destrozado? II Vigila En tu pierna. m edita: la juventud es algo irrevocable. N icandro. Por ahora. 187 . Vigila.ALCEO DE MESENE i C a z a m en o r A borrezco al Amor.

199 II αί μίτραι τό θ ’ ά λο υ ρ γές ύπένδυμα το ί τ ε Λάκωνες π έ π λ ο ι και ληρών οι χ ρ ΰσεοι κάλαμοι. ΑΡ VI. 292 ι88 .HÉDILO οίνος και π ρ ο π ό σ ε ις αί δόλιαι. Πριάπω προχόην. μα στώ ν εκ δ υ μ α τα υπνου και σκυλμών τω ν τ ό τ ε μίτραι. π ά νθ’ άμα Νικονόη Ί'σύν έ κ π ιε| ' ην γάρ και Χ α ρ ίτω ν ή π α ΐς άμβρόσιόν τ ι το ιγ άρ τ ω κρίναντι τ ά κ α λ λ ισ τε ία νεβρίδα και χρυσέην τ ή ν δ ’ έ θ ε τ ο Ερώτω ν θάλος. και έ ρ ω ς ής κ α τ εκ ο ίμ ισ α ν πάρα Κύπριδι τα υ τ α κεΐντα ι. σάνδαλα μυροις έ τ ι παρθενίων υγρά και Ά γ λ α ο ν ίκ η ν ήδύς ό Νικαγόρεω. μαρτυρία. ΑΡ V. μαλακαί π ά ντα μυδώντα λάφυρα πόθων.

largas cuentas doradas. testim onios de un su eñ o y de los v eh em en tes abrazos de aquel día. Y es q u e la chica era un ren u evo inm ortal de A m ores y de G racias. 189 .HÉDILO i In v in o veri las El vin o y unos brindis m uy traidores tum baron a A glaonice ( tam bién el am or tierno de N icágoras). Y sus prendas. II C ertam en Cintas para el cabello . las band as d elicadas qu e d esn u d ó del p ech o. A N icónoe co n tod o esto prem iaron. entre las m enudencias. rociadas de perfum e — los húm edos d esp ojos de u nos d eseos nuevos— son ya ofrend as a Cipris: las sandalias. A Príapo por tanto — el ju ez de los co n cu rso s de belleza— le trajo co m o ofrenda una piel de cervato ju nto a este aguam anil co lo r de oro. roja ropa interior y p ep los de Laconia y.

πυξιι/ον κτ<ένα. γνησία €ν σα ΐς πλατύν τ ίθ η σ ι Καλλίκλεια Κΰπρι. δ€υτ€ρα πά ντα από σ τ ό μ α τ ο ς Xeyei Νοσσίς· δ ’ € π τυ σ α και τό τίνα δ ’ ά Κύπρις ούκ οιδ€ν τ ή ν α ς τάνθεα.LEÓNIDAS i τον άργυρουν Έ ρ ω τ α πέζαν το έ'λιγμα και τό και περίσφυρον πορφυρευν τ€ Λ€σβίδος κ ό μ η ς μηλοϋχον ύαλόχροα. ΑΡ VI. ΑΡ V. π α σ τά σ ιν . 170 190 . 211 NOSIS I άδιον ούδέν €ρωτος· εσ τίν το ύ τ ο α δ ’ όλβια. χά λκεόν τ ’ eaoTTTpov ήδέ τον τρ ιχ ώ ν σα γην€υτήρα. ών ήθ€λ€ν τυχοΰσα. ούκ έφ ίλασεν. ρόδα. ποια μ€λι.

Así habla Nosis: aquél a quien Cipris no ha am ado no co n o c e qu é rosas son sus flores. co m o ha ob ten id o aq u ello que anhelaba. NOSIS i Lo m ás d u lce — Nada es m ás d ulce q u e el amor. la an cha red para el p elo y un peine de m adera de boj. el esp ejo de b ron ce. el b u stier transparente.LEÓNIDAS i El d e s e o c o lm a d o La estatuilla de Eros en plata. Las dem ás alegrías son secundarias. una ajorca. hasta la miel rech azo de mi b o ca. la diadem a de púrpura para el peinad o lesbio. N oble diosa de Chipre. 191 . C aliclea en tus pórticos deposita estos d ones.

55 192 . έπαυρομενα ά π ’ οίκείου σώματος μάλα πολλάι/ αγλαΐας. ό μμ α σι νωθρά βλε'πουσαά μ φ ισ α λ ευ ο μ ε ν η ς μ ε χ ρ ις ά π ε σ π ε ίσ θ η και Δ ω ρ ις τά ετρεμε λευκόν π α ρ ε τ ο ις δ ’ ήύτε ττνευματι φΰλλα πορφυρεα.II έλθο ΐσα ι ττοτι ναόν ίδ ώ μ εθα τό βρετας ώς εΐσα τό μιν ΙΙολυ αρ χις κ τ ή σ ιν τάς Ά φ ρ ο δ ίτα ς χρυσω δαιδαλόεν τ ε λ ε θ ε ί. ΑΡ V. ΑΡ IX. μέν ο ς εξεχυθη ά μφοτεροισιν. μ ελεσι. 332 DIOSCORIDES Δωρίδα τ η ν ροδόττυγον ύττέρ λ ε χ έ ω ν δ ια τ ε ίν α ς άνθεσιν εν χλ ο ε ρ ο ΐς ή γάρ ύττερφυεεσσι α θά να το ς γεγονα. μέσον διαβάσά με ποσσίν ήνυσεν άκλινε'ως τον Κΰπριδος δόλιχον.

justo hasta qu e vertim os la blanca libación de nuestro ím petu. C om o hojas en la brisa.II G ra c ia s a ¡a h e r m o s u r a d e su cu erp o Al llegar al tem plo con tem p lem o s la im agen de Afrodita. con cu án to arte fue labrada en oro. y Doris co n los m iem bros muy lánguidos se cayó derram ada. Ella q u e m e abarcaba con piernas prodigiosas recorrió sin torcerse la carrera de Cipris co n o jo s perezosos. 193 . La erigió Poliarquis p orqu e obtuvo gan an cias sustanciosas gracias a la herm osura de su cuerpo. le tem blaba la púrpura de su carn e agitada. DIOSCÓRIDES D oris cu lo -d e-r o s a C uando q u ed ó tendida D oris c u lo -d e -ro sa so bre el lecho en tre tan frescas flores m e convertí en un dios.

ΑΡ V. ΛΡ VI. δεκ ά τευ μ α . 56 III ριπίδα τ ή ν Π α ρ μ ε ν ις εξ εύνής μαλακοΐσιν ά ει πρηεΐαν ά ή τ α ι ς ήδ ίσ τη θήκε π α ρ ’ Ούρανίη. νεκταρέου πρόθυρα. έΰζυγες ίμ ερ όεν τες τ ε ρ π ν ό τε ρ ο ι άλλα τ ί μηνύω κυσιν ό σ τ έ α . τό δ ’ ήελίου 1"η ταιρΊ' μαλακοΤς ε κ τ ρ ε π ε τ α ι βαρύ θάλπος Ζεφυροις.II έ κ μ α ίν ε ι χ ε ίλ η ψ υ χ ο τα κ ή και γ λ ή ν α ι ροδόχροα. σπλάγχνων και με πάσης δίκτυα και π α γ ίδ ε ς . ποικίλομυθα. 290 194 . στόματος ήμετερων μαζο'ι γ λ α γ ό ε ν τ ε ς εύφυεες. μ ά ρ τυ ρες ε ισ ι κάλαμοι. λασίαισιν ύ π ’ όφρΰσιν ά σ τρ ά π το υ σ α ι. τής ά θ υ ρ ο σ τ ο μ ίη ς οί Μ ίδεω κάλυκος.

. P e ro . ofrend a de Parm énide a Urania placentera. un par arm on io so que llama al d eseo y más placenteros que cualquier ca p u llo .. El d enso ardor del sol co n sus céfiros bland os se retira. ¿a santo de qué m uestro el hueso a los perros? Moraleja de una b o ca sin puerta son las cañas de Midas.. III El a b a n ic o IJn ab a n ico am able de plácido aleteo.. el d iezm o es de su alcoba. 195 .II P elig rosa p r o p a g a i id a Me llevan al éxtasis sus labios locu aces de taclo de rosa que el alm a derriten y sirven de umbral a una b oca que el néctar em papa y aquellas pupilas que relam paguean b ajo negras cejas — son tram pas y redes para mis entrañas— sus muy b ello s p ech o s de láctea blancura.

ώ Παφίη.» έργα. « e p p € T € . νέον δέ π α ΐς δέ.» ΑΡ V.NICARCO I ή πριν Ά θ η ν α ίη ς ύπδ κερκίσι και τά νήμ α τα Νικαρέτη πολλά Κΰπριδι τον κάλαθον τά καθ’ ισ τ ώ ν μ ιτω σ α μ έ ν η τε πηνία και τά συν α ύ το ΐς ά ρ μ ε ν ’ έ π ι προδόμου π ά ν τα πυ ρ ή ς έθ€το. μ € τ ά δ ο ς . χρΰσ£α γ ρ ά μ μ α τ ’ έ χ ο ν «διόλου» δ ’ έ γ έ γ ρ α π τ ο και μή λ υπη θής ήν τ ι ς έχη «φίλ€ΐ μ€> μ ’ έ'τ€ρος.» ΑΡ VI.» και από λάβ€ μ€τά κώμων β ίο το ν λήμματος και οϊσω . €ΐλ€το ή €ΐπ € φω νήσασα. Κ υπρί· τή κ ειν στ€φ άνους Τ€ρπνόν «παντός συ δ’ «κακών άνθος και π ηκ τίδα έχ€ΐν σοι λιμ ηρά έν και θα λία ις δεκάτην έργα σ ίη ν γυνα ικώ ν έ π ισ τ ά μ β ν α . 158 196 . 285 ASCLEPIADES Έ ρ μ ιό ν η πιθανή π ο τ ’ έ γ ώ ζωνίον έ ξ σ υ νέπ α ιζο ν έχουση άνθέων ποικίλον.

q u e antes al pie de lanzaderas y telares de A tenea tejiera tanto hilado. para Cipris los husos. ASCLEPIADES i El cin tu rón d e H e rm io n e Ju g ab a. — ¡Fuera.NICARCO i C a m b io d e o fic io N icáreta. la cesta y los restantes útiles de costura arrojó en una hoguera. en el um bral. fuera — gritaba— fam élicos oficios de míseras mujeres. 19 7 . ca p a ces solam en te de ajar la ed ad lozana! La jo v en eligió las guirnaldas y el arpa y llevar otra vida volu ptuosa en fiestas y rondallas. diosa Cipris. un o ficio por otro. llevaba un cinturón b ord ad o en flores co n dorada leyenda: Á m a m e — se leía— c o n p a s ió n p e r o n o te en tristezcas si otro m e p o see. co n H erm ione la sedu ctora. — Te he de entregar el d iezm o de todas mis ganancias. C ám biam e. diosa Paña.

μίσ€ΐ τ ά ς κοίτη ς τ ή ς παρά σοι φυγάδας. 203 IV αί Σάμιαι Β ιττώ και Νάννιον € ΐς ’Αφροδίτης φοιτάν τ ο ις α ύτής ούκ έθέλουσι νόμοις. Κΰπρι. ού'ν€Κ€ν δπλον σοι κατά μβσσοπΰλης χρΰσ€ον έκρέμασ€ν.II ήδύ θέρους διψώντι χιών ττοτόν. ήν γάρ ακέντητος τελ^οδρόμος. τον ίππαστήρα μΰωπα χρΰσ€ον έύκνήμου κέντρον €θηκ€ ποδός. 207 198 . ουδέ π ο τ’ αυτής μηρός έφοινίχθη κουφά τινασσομένης. ΑΡ V. ΑΡ V. ω πολύν ύ'πτιον ίππον €γΰμνασ€ν. ήδύ δέ ναυ'ταις έκ χειμ ώ νος ιδ€ΐν €ΐαρινόν Σ τέφ α νον ήδιον δ’ όπόταν κρΰψη μία τούς φ ιλέοντας χλαΐνα. 169 III Λυσιδίκη σοί. ΑΡ V. € ΐς δ’ €T€p’ αύτομολουσιν ά μή καλά. και αίνήται Κΰπρις ύ π ’ άμφοτέρων. δ€σπότι Κΰπρι.

aborrece a las tránsfugas que escapan de tu lecho. el aguijón de oro de su espléndida pierna con que dejó extenuado a tanto caballo boca arriba sin que nunca su muslo enrojeciera siquiera al removerse. 199 . en ofrenda. su espuela de montar. Desertan por muy otros cam inos indecentes. III El a rtefa cto Lisídice te trae. a Afrodita no quieren frecuentar según su ley. IV Trán sfugas Bitó y Nanion. dos samias. Regia Cipris. Pues no necesitaba de acicates para alcanzar la meta y por ello ha colgado de tu puerta su herramienta de oro. Pero más placentero es que una colcha recubra a los amantes y que a la diosa Cipris la veneren los dos. Cipris.II La colcha y los amantes Placer para el sediento el agua fría. placer para el marino cuando acaba el invierno ver la constelación de primavera.

χώ σ φ ιγ χ θ εις ούκ έμ εν ε στέφ ανος. ήν γάρ εγώ τ ι πάθω τ ί π ο ιή σ ετε. και κοπιώ ζ ώ ν ώ ρ ω τες. τ ι με φ λ έγ ετε. ΑΡ χ ιι. 36 VI ούκ ε ι μ ’ ούδ’ έτέω ν δύο κεικοσι. ώ ς τό πάρος π α ίξεσ θ ’ άφρονες άστραγάλοις. ΑΡ XII. δηλον. 46 VII οίνος έρω τος έλ εγ χο ς. 135 200 . τι κακόν τούτο. ΑΡ XII.έραν άρνεύμενον ήμΐν ητασαν αί πολλαι Νικαγόρην προπόσειςκαι γάρ εδάκρυσεν και ενύστα σε καί τ ι κα τηφ ές έβ λ επ ε.» και τ ι ς αν εϊποι κρείσσονας αύχμηράς άσταχΰων καλάμας.V νυν α ιτ ε ίς ότε λ επ τό ς ύπό κροτάφοισιν ϊουλος ερ π ει και μηροΐς οξύς ε π ε σ τ ι χνόος· ειτα λ έ γ ε ις «ηδιον έμοι τόδε. Έ ρ ω τ ε ς .

. 201 . cuando ese fino vello debajo de las sienes se insinúa.V Cuestión de gustos Ahora imploras tú. miraba cabizbajo. Lo veo claro. las copas delataron a Nicágoras. ¿Qué maleficio es éste? ¿Por qué me calcináis? ¿Qué vais a hacer si m uero?. y tus muslos los vela ese pelo punzante. Aunque negó que amaba. y no se le quedaba ceñida la guirnalda. VII El d e la to r El vino es el testigo del amor. Vais a seguir jugando. a los dados. Lloró. frívolos. se puso lánguido. Dices que para ti es voluptuoso. Amores. Mas ¿quién admitiría que m ejor que una espiga es la caña reseca? VI El ju e g o in te rm in a b le No tengo ni siquiera veintidós: ya me cansa vivir..

ΑΡ ΧΠ.VIII Δόρκιον ή φιλέφηβος έπ ίσ τα τα ι ως απαλός παις έσθαι πανδήμου Κΰπριδος ώκύ βέλος. βαιός έχ € ΐ τον σόν έρωτα χρόνος· ήδη γάρ και μηρός υπό τρ ιχ ι και γένυς ήβα. και πόθος € ΐς έτέρ η ν λοιπόν ά γει μανίην. άκρήτου και τό σκΰφος ώ σ£σάλ€υμαι. ΑΡ XII. άλλ’ ό τ € <σοι> σπινθήρος έ τ ’ ΐχνια βαιά λέλ€ΐπται. 161 FANIAS ι ναι Θέμιν. Πάμφιλ€. ‘¡'ήδ’ υπέρ ώμωνΊ· συν π ετά σ ω . ίμερον άστράπτουσα κ α τ’ όμματος. καιρός Έ ρ ω τ ι φίλος. 31 202 . γυμνόν μηρόν έφαιι/e χλαμΰς. φ€ΐδωλήν άπόθου.

203 . y por la diosa Temis sí. con aire ele niño delicado dispararles el dardo de la Cipris carnal: hace irradiar deseo de sus párpados bajos. y el deseo se vuelve en pos de otros delirios. FANIAS i Evita el a h o ir o Por la copa del vino que logró conmoverme. Pánfilo. Ahora que te quedan todavía vestigios de esplendor evita el ahorrar: la Ocasión es amiga del Deseo. sabe Dorción. a tu am or le queda un tiempo escaso. con su sombrero ancho y una capa que deja ver el muslo desnudo. Empieza a estar frondoso el vello de tu muslo y tu mejilla.VIII A m b ig ü e d a d Como los quiere jóvenes.

έπ ιπ λέξω δ ’ υάκινθον πορφυρέην. ΑΡ V. πάλιν πάλιν.MELEAGRO έ'γχ€ΐ και πάλιν £ΐπέ. συν άκρήτω τό γλυκύ μ ίσ γ ’ όνομα. ώς αν έπ ι κροτάφοις μυροβοστρΰχου Ήλιοδώρας €υπλόκαμον χαίτην ανθοβολή στέφ α νος. ΑΡ V. πλέξω και φιλέραστα ρόδα. δακρυ€ΐ φιλέραστον. ρόδον. Ήλιοδώρσς· είπ έ. πλέξω δ ’ απαλήν άμα μΰρτοις νάρκισσον. ίδοΰ. καί μοι τον βρεχθέντα μυ'ροις και χθιζόν έόντα μναμόσυνον κέίνας άμφιτίθ€ΐ στέφανον. 147 204 . ού'νβκα κ<:ίναν άλλοθι κού κόλποις ήμ €τέροις έσορα. πλέξω και τά γελώντα κρίνα. 136 II πλέξω λβυκόιον. πλέξω και κρόκον ήδιίν.

en las sienes de Heliodora de rizos perfumados. porque a ella la sabe en otra parte. II P a r a H elio d o ra Trenzaré el alhelí. Mira: la rosa llora. cíñem e la guirnalda. trenzaré azafrán dulce. mi guirnalda le inunde su cabello de flor. en su memoria. empapada de esencia y ya de ayer. cóm plice. añadiré purpúreo jacinto y trenzaré las rosas gratas a los amantes de modo que. Dilo. com bina el nombre dulce con el vino más puro. trenzaré con los mirtos el narciso delicado y trenzaré además lirios joviales. 205 . no en mis brazos. Y.MELEAGRO i B rin d is a solas Llena la copa y clilo una vez más y otra: — P o r H elio d o ra .

ούκετι σοι φαρετρη < > π τερ ό εν τα ς όιστούς κρύπτει. ού σάνδαλον ΊΙλιοδώρας. ού τό μυρόρραντον Δημαρίου πρόθυρον. ΑΡ V. ό δ’ έν κόλποισιν εκείνης ρ ιπ τα σ θ εις κείσθω δεύτερος Ένδυμίων. 198 IV εν τόδε. κοιμάσθω μέν λύχνος. πα μ μ ήτειρα θεών. φίλη Νύξ. ΑΡ V.Ill ού πλόκαμοι/ Τ ιμ ους. κώμων σΰμπλανε πότνια Νΰξ· εϊ τ ι ς υπό χλαίνη βεβλημε'νος Ήλιοδώρας θά λπετα ι ύπναπάτη χρωτι χλιαινόμένος. ού τρυφερόν μείδημα βοώπιδος Ά ν τικ λεία ς. ού τούς ά ρτιθα λεις Δωροθε'ας στεφ άνους. Έ ρ ω ς · εν έμοι πάντα γάρ ε σ τ ι βε'λη. λίτομαί σε. ναι λίτομαι. 165 20 6 .

ni las guirnaldas frescas que luce Dorotea: ninguna de sus flechas guarda ya tu carcaj. te lo pido. 207 . tus dardos clavados en mí todos. sí. arrebatado.. Eros. sí.. ni el pórtico regado de aromas de Demarion — tampoco la sandalia de Heliodora— ni el sonreír lascivo ele Anticlea la de los ojos lánguidos. en su regazo. cual segundo Endimión quede abatid o. gran madre de los dioses. que se apague el candil. IV S ú plica Tan sólo esto te pido. Noche amada.Ill Los dardos de Eros Ni el rizo de Timó. y el tipo. Están. debajo de la colcha de Heliodora se derrite y se funde con su piel hechicera. cóm plice y regia Noche: si alguno.

V ώ Νΰξ. κάμόν όνειρον ψυχαπάτην σ τέρ ν ο ις άμφιβαλοΰσα φιλεΐ. ή νέος άλλος έρω ς. αρά γ ’ έ χ ε ι συγκοιτα τα δάκρυα. 166 V τό σκΰφος ήδύ γέγ η θε. λ έγ ει δ’ ότι τ α ς φιλέρω τος Ζηνοφίλας ψαΰει του λαλιου στόμ ατος. λΰχνε. τ α υ τ ’ έσ ίδ η ς. όλβιον ε ΐθ ’ ύ π ’ έμ ο ις νυν χ είλ εσ ι χείλεα θεΐσα α πνευστί ψυχάν τάν εν έμοι προπίοι. νέα παίγνια. ώ φιλάγρυπνος έμοι πόθος Ήλιοδώρας και '¡'σκολιών όρθρωνί" κνίσματα δακρυχαρή. ε ϊη ς δ ’ ών παρέδωκα φΰλαξ. ΑΡ V. ΛΡ V. 171 2θ8 . μήποτε. καί τι φίλημα μνημόσυνον ψυχρά θ ά λ π ετ’ ένι κλισία. άρα μένει στοργή ς έμά λείψανα.

209 . Ojalá que aplicando sus labios a los míos se bebiera de un sorbo la vida que me anima. VI H u ella d e la b io s El vaso está gozoso: pues dice que ha rozado. jamás. de Zenófila la apasionada.. y en sueño mentiroso contra su pecho quiere rodearme? ¿O acaso un nuevo amor.? No llegues a ver esto. o algún beso se enciende. oh desear que insomne me desea. recordado. sí. el borde de su boca chispeante.. oh desgarros tan gratos a las lágrimas ¿queda de la ternura la reliquia.V Para desdenes Oh noche. un nuevo juego. Afortunado. candil: vigílame a quienes yo rindiera. en cama fría? ¿Tiene al llanto allá por com pañero.

τα χ ύ ς περι κοΐτον ¿ π ίσ τ η ς αρτι φ ίλας Δημοίίς χρωτι χλιαινομενω. ιδού.ούκ αδαής έσ σ ι παλινδρομίης. ώ γλυκύ φως βάλλων ε ι ς εμ έ πικρότατο ν. 174 IX οιδ’ δτι μοι κενός όρκος. ΑΡ V. ώ ς επ ι σοι μηδ’ οΰτος ό και Δ ιός όμματα θελγων φοιτήσαι. είθε πάλιν στρε'ψας ταχινόν δρόμον 'Έ σ π ερ ο ς εΐη ς. 1 7 2 VIII εύ'δεις. μηνύει δ ’ άγρυπνον.Vil ’Ό ρθρε. ΑΡ V. κάτεχον δ ’ αύτός εγώ σ ε μόνος. Ζηνοφίλα. έπ ε ι σε γ ε την φιλάσωτον μηνύει μυρόπνους ά ρτιβρεχής πλόκαμος. δυσε'ραστε. ήδη γάρ και πρόσθεν έ π ’ Άλκμήνην Δ ιός ήλθες άντίος. βεβαρημενον όμμα 210 . τ ι μοι. τρυφερόν θάλος· ε ΐθ ’ επ ι σοι νυν ά π τερ ο ς εισ ή ειν ίίπνος επ ι βλεφάροις.

y sólo a solas yo pudiera poseerte! IX In d icio s Sé que en vano me juras. que hasta embruja la mirada de Zeus. voluptuosa flor. Ya alguna vez. Te delatan tus ojos — ya se ve— cargados de trasnoche 211 . dulce luz que te arrojas contra mí tan amarga. Zenófila. en el lecho justo cuando me ablanda la tibieza de la piel de Demó? Ojalá que girando en tu curso velocísimo tú fueras el crepúsculo.VII D e la b r e v e d a d d e la n o c h e — Alba hostil al amor ¿por qué te me presentas. tu trenza. presurosa. ¡Si yo pudiera ahora penetrar en tus párpados com o Sueño sin alas y ni siquiera éste. por Alcmena y por Zeus al revés caminaste: ¡no eres incapaz de dar la vuelta! VIII Lo q u e e l S u eñ o p o s e e — Duermes. te visitara. libertina. empapada reciente de perfumes. porque a ti. antaño. te delata.

ναι φιλάγρυπνον λύχνον έμών κώμων πόλλ’ έπιδόντα τε'ληβαιόν εχω τό γε λειφθε'ν. είπ ε και εκπτΰσομαι. 175 X κυμα τό μικρόν Έ ρ ω τ ο ς ακοίμητοι τ ε π ν εο ντες ζήλοι και κώμων χειμ έριον πέλαγος. γΰναι πάγκοινε.και σφ ιγκτός στεφάνω ν άμφι κόμαισι μίτοςεσκυλται δ ’ ακόλαστα πεφυρμενος άρ'ΐι κίκιννος. ποι φε'ρομαν. πάντη δέ φρένων οϊακες άφεΐνταν η πάλι τήν τρυφερήν Σκύλλαν έποψόμεθα. ΑΡ V. καλεΐ σε γάρ ή φιλόκωμος π η κ τις και κροτάλων χειρ ο τυ π ή ς πάταγος. ναι πάλιν Ίλ ιά δ ο ς φίλα παίγνια. ναι μυρόπνουν Δ ήμους χρώτα τον ύπναπάτην. ΛΡ V. πάντα δ’ ύπ ’ άκρήτου γυια σαλευτά φορείς. 197 212 . ερρε. 190 XI ναι μά τον εύπλόκαμον Τ ιμ ους φιλερωτα κίκιννον. ΑΡ V. επι χ είλ εσ ι πνεύμαει δ’ ε θ ε λ ε ις και τ ο υ τ ’. Έ ρ ω ς .

celos que me alentáis sin desaliento..y esc hilo enredado de guirnalda en tu pelo. Si lo quieres también. sí. alta mar del deseo tormentosa ¿adonde me arrastráis? Desgobernado queda sin remedio el timón de mi pecho. mujer frívola. ¿Divisaré otra vez a la sensual Escila. desbaratado ya por la lascivia y tus miembros arrastras vacilantes de vino. dime ya que lo exhale.? XI Último a lien to — Que sí. por el candil que vigilaba. sí. ávido. X Ola a m a r g a — Ola de amor amarga. por los adorables jugueteos de Ilia. D eshecho el rizo está.. por la perfumada piel de Demó que hechiza como un sueño. Lárgate. que sí. Eros. 213 . por los trenzados rizos provocativos de Timó. Te reclaman el arpa de las serenatas y el estruendo de manos en los crótalos. me queda ya en el filo de los labios. el acabar de tantas serenatas: escaso aliento.

XII αιεί μοι δύνει μέν εν ούασιν ηχος Έ ρω τος. άλλ’ ύπδ φίλτρων ήδη που κραδία γνωστός ένεστι τύπος. άποπτήναι δ’ ούδ’ δσον Ισχύετε. οϊδατ’. 10ό XIV ήγρεύθην <ό> πρόσθεν εγώ ποτε τοΐς δυσέρωσι κώμοις ήιθέων πολλάκις έγγελάσας· 214 . ώ πτανοί. ΑΡ XII. μή και ποτ’ έφίπτασθαι μέν. Μυ'ΐσκον όραν ταλλα δέ τυφλδς εγώ. έν μοι μόνον οιδε τδ λίχνον δμμα. ΑΡ V. δμμα δέ σΐγα ΓΓόθοις τδ γλυκύ δάκρυ φ έρειούδ1 ή νύξ. Έ ρ ω τες. ού φέγγος έκοίμισεν. 212 XIII εν καλόν οΐδα τδ παν. πάντα δ’ εκείνον έμοι φαντάζεται· αρ’ έσορώσιν οφθαλμοί ψυχή πρδς χάριν οί κόλακες.

¿no me sobrevolasteis otras veces? ¿Por qué no sois capaces de remontar el vuelo? XIII A d u la c ió n d e la m ir a d a Sólo sé de una cosa de absoluta belleza. ¿Es que ya sólo admiran — los muy aduladores— mis ojos lo que grato es a mi alma? XIV D espojos d e C ord u ra Me dieron caza ¡a mí. Todo evoca sus formas. No trajeron sosiego ni la noche ni el fulgor de los días. Mis ojos en silencio a las Pasiones le ofrecen llanto dulce.XII El eco del Deseo Sin descanso me inunda los oídos el eco del Deseo. Amores alados. que antaño tantas veces me he reído de los tristes asuntos de amor de algunos jóvenes! 215 . sólo una cosa sabe mi ávida mirada: contemplar a Miísco. Ay. Para el resto soy ciego. y ya en mi corazón la cicatriz de filtros am orosos instalada se sabe.

74 216 . τετράκι δ’ ευδαίμων παιδοφορών άνεμος· ε’ί θ’ εΐην δελφίς. λίσσομαι. Μυΐσκε. Κλεόβουλε. — τδ γάρ πλέον εν πυρι παίδων βαλλόμενος κείμαι. 23 XV ούριος έμπνεΰσας ναΰταις Νότος.καί μ’ έπι σοΐς ό πτανός Έ ρ ω ς προθυροισι. στήσει/ έπιγράψας «σκϋλ’ από Σωψροσυι/ης». τρις μάκαρες νάες. ΑΡ XII. ώ δυσέρωτες. τρις δ’ όλβια κύματα πόντου. ΑΡ XII. — λείφανον εν σποδιή. 52 XVI ήν τι πάθω. ΐν ’ εμοις βαστακτδς επ ’ ώμοις πορθμευθεις έσίδη τάν γλυκΰπαιδα 'Ρόδον. κάλπιν έπιγράψας «δώρον Έ ρω ς Άίδη». άκρήτφ μέθυσον πριν ύπδ χθόνα θεσθαι. ημισΰ μευ ψυχας αρπασεν Άνδράγαθον. ΑΡ XII.

217 . la isla de los jóvenes dulces! XVI T estam en to Si algo me sucediera. este viento del sur propicio a los mininos me ha secuestrado a Andrágato. Cleóbulo — no es improbable: yazgo derribado en la hoguera de un joven— mis últimas cenizas. triple dicha en las olas y más gozoso aún el viento que lo lleva! ¡Si yo fuera delfín y abrazado a mis flancos lo llevara a ver Rodas. me plantó com o ofrenda con la inscripción siguiente: D espojos d e C ordu ra. ¡Triple felicidad la de los barcos. XV Viento d e l su r — Amantes sin ventura. te suplico. la mitad de mi alma. Miísco.Pero el alado Eros ante tu umbral. embriágalas con vino antes de sepultarlas y pon sobre la urna esta inscripción: O fren d a d e A m o r a los In fiern os.

πυρ δέ γεμισθείςαλλά φίλω. ώ ξεΐνοι. μή μή πρός σε Διός. κάμέ ξενίου πρός Έ ρ ω τος δέξασθ’ όλλΰμενον τον φιλίας ικέτην. κίνησης τέφρη πυρ ύπολαμπόμενον. ΑΡ XII. λήθαργε κακών. μή προς Διός. 85 2ΐ8 . βαιόν έπαρκέσατε. ένθάδ’ όπου τον παΐδα διαστείχοντ’ ένόησα. δέξασθε τον εκ πελάγευς άμα πόντον και κλώπας προφυγόντ’. κωμάζω δ’ ούκ οίνον υπό φρένα. ΑΡ XII.XVII ψυχή δυσδάκρυτε. ξεινοι. αύτίκα γάρ. τί σοι τό πεπανθέν Έ ρω τος τραύμα διά σπλάγχνων αυΟις αναφλέγεται. άρκέσατ’. αύτομάτοις δ’ άκων ποσσι ταχύς φέρομαι. άρτι γάρ έκ νηός με μόνον πόδα θέντ’ έπι γαιαν άγρεΰσας έλκει τήδ1 ό βίαιος Έ ρω ς. εν χθονι δ’ όλλΰμενον. 8 0 XVIII οίνοπόται. ώ φιλάβουλε. ευρών δραπέτιν αΐκίσεται. πάλιν ει σε φυγοΰσαν λήψ ετ’ Έ ρ ω ς.

al que evitó las olas del mar y sus piratas. Ayudad.. extranjeros. pero en tierra se pierde. Eros te atrapa luego huyendo. por Zeus. habrá de torturarte com o a una esclava en fuga. no. auxiliadme un instante. Bajo la advocación de Eros Hospitalario acoged a un perdido que amistad os suplica. veloz y sin querer me llevaban mis pasos. insensata. bebedores. al poner un pie sólo en tierra firme. a un amigo. no.. 219 . extranjeros. Allí donde sentía que el joven caminaba. con anhelo salvaje me arrastra Eros violento. no remuevas el fuego que palpita latente en las cenizas! Si. por Zeus. Pues al bajar del barco. ¿por qué se reaviva en tus entrañas esta lesión de Eros padecida hace tiempo? ¡No. De ronda voy: el vino no llena mis entrañas: voy desbordando fuego.XVII E sclav a fu g itiv a — Alma plañidera. XVIII N á u fra g o en tierra f i r m e Acoged. olvidadiza.

άρσενα δ’ αυτός Έ ρ ω ς ίμερον άνιοχεΐ. Φιλόκλεις. ποτι παΐδ’ ή ματερα. τον δέ τό λειπόμενον ώς γνως οιος έμός νόος άφθονος. ήδυεπής δέ Δίων. έν όμμασι δ’ Ηράκλειτος. τω δέ λάλει. ω δε. έμβλεπε.» Α Ρ X II . 94 220 . ποι ρεφω.ήν δέ Μϋίσκω λίχνος επίβλεψης. όσφυϊ δ’ Ουλιάδης· άλλα σύ μέν φαΰοις άπαλόχροος. 8 6 XX στε'ρνοις μέν Διόδωρος.XIX ά Κιίπρις θήλεια γυναικομανή φλόγα βάλλει. φαμι δε καύτάν Κυπριν έρειν «νικα τό θρασύ παιδάριον. ΑΡ XII. μηκετ’ ιδοις τό καλόν.

Pero com o a Miísco me lo mires goloso. las caderas. Diodoro. jamás disfrutes viendo nada bello. 221 . Empuña Eros las riendas del amor masculino.XIX D ilem a Cipris — mujer— me abrasa de delirio hacia ellas. ¿Adonde he de inclinarme? ¿Al hijo o a la madre? Digo lo que la propia Cipris admite: — De este insolente niño es la victoria. Filocles. de Ulíades. la tierna piel de aquél. hacerle lo demás al otro chico. Heráclito. su habla tan dulce. Sabes qué poca envidia hay en mi mente. charlar con ése. XX El fa v o r ito Por su torso. Puedes palpar. mirar al otro. De Dión. por su mirada.

95 XXII ήδυ τί μοι διά νυκτός ένΰπνιον άβρά γελώντος όκτωκαιδεκετους παιδός έ τ ’ έν χλαμΰδι ήγαγ’ Έ ρ ω ς υπό χλαιναν εγώ δ’ άπαλω περι χρωτί στέρνα βαλών κενεάς ελπίδας έδρεπόμην. δοίη δ’ ήδύ φίλημα Φίλων. ΑΡ XII. 125 222 . ΑΡ χ ιι. ή τε μυρόπνους Πειθώ και κάλλευς άνθολόγοι Χάριτες. ώ μάκαρ. Ούλιάδης δ’ αυτό περισκυθίσαι. παυσαί ποτε και δι’ ονείρων ειδώλοις κάλλευς κωφά χλιαινομενη. θήρων δέ λαλήσαι. άγκάς έ'χοις Διόδωρον. κείσθω δ’ εις γόνυ Καλλικράτης. Ιαίνοι δέ Δίων τόδ’ έυστοχον έν χερι τείνων σόν κέρας. θλίβοις δ’ Εύδήμου τιτθόν υπό χλαμΰδι· ει γάρ σοι τάδε τερπνά πόροι θεός. οΐαν αρτύσεις παίδων 'Ρωμαϊκήν λοπάδα.XXI ε’ί σε Πόθοι στέργουσι. ό δέ γλυκύς άντίος f ηδη| Δωρόθεος. ώ δΰσερως ψυχή. και μ’ ε τ ι νυν θάλπει μνήμης πόθος. Φιλόκλεες. όμμασι δ’ ύ'πνον άγρευτήν πτηνού φάσματος αίέν έχω.

si lo otorgan los Deseos. la Persuasión fragante y las Gracias que escogen la flor de la belleza. tengas entre tus brazos a Diodoro. Alma de amor perdida. 223 . ¡qué ensalada romana te vas a preparar! XXII S im u lacro Un placentero ensueño — un joven con su clámide de dieciocho años y de sonrisa suave— trajo una noche Eros debajo de mi manta: al aplicar el pecho a su piel deliciosa. que Ulíades después te lo despeje. Calícrates repose en tus rodillas. Dión vaya entibiando tensándolo en su mano con pericia tu miembro. cuánta esperanza hueca cosechaba. deja de arder en sueños por vanos simulacros de belleza. Aún es tibio el deseo en la memoria.XXI Una receta — Filocles. Terón te hable con gracia y el pczoncillo a Eudemo roces bajo su clámide. al dulce Doroteo frente a ti. afortunado tú. Filón te dé algún beso muy sabroso. con los ojos a aquel espectro alado siempre quiero dar caza. Si un dios te proporciona estas delicias. y al dormir.

ού'νεκα δή νυν παμφύλω παίδων νήχομαι εν πελάγει.XXIII ά ψυχή βαρύμόχθε. ΑΡ XII. ΛΡ XII. πυρ άμα και ψύχραν δεξαμενή χιόνα. σύ δ’ άρτι μεν εκ πυρός αιθη. 132 Β XXIV Κυπρις έμοι ναύκληρος. ούκ ή'δεις. τι κλαίεις. Έ ρ ω ς δ’ οϊακα φυλάσσει. τον άτεγκτον δ τ’ εν κόλποισιι/ Έ ρω τα ετρεφ ες. νυν γνώθι καλών άλλαγμα τροφείων. όπτω καιομενη μελιτι. ούκ ή'δεις ώς επι σοι τρε'φετο. αύτή ταυθ’ εϊλου· φέρε τον πόνον άξια πάσχεις ών έδρας. 157 224 . άρτι δ’ αναψύχεις πνευμ’ άναλεξαμενη. άκρον εχων ψυχής εν χερι πηδάλιον χειμαίνει δε βαρύς πνεύσας Πόθος.

XXIII In c a u ta Alma de hondas tormentas que al pronto ardes en llamas y después. recobrando el aliento. 225 . mi capitana. Eros vigila el rumbo sosteniendo el timón de mi alma en su mano. Y es que nado ahora en un mar de amor de muchas razas. Tú misma lo elegiste: soporta tu condena y sufre — lo mereces Arde en melaza hirviente por todo lo que has hecho. XXIV Cipris. el D eseo violento provoca tempestades. ¿acaso no supiste que contra ti crecía? ¿No lo supiste? Mira la recom pensa de tu noble crianza: has recibido helada nieve y fuego. m i c a p ita n a Cipris. te refrescas ¿por qué lloras? Cuando ibas nutriendo en tu regazo a Eros implacable.

ΑΡ XII. ήν βάλλη. κωμασομαι· τί δέ μοι βροντέων μέλει ή τί κεραυνών. και πώς. ΑΡ V. ή θεός οΐδε μόνη. σύ δέ <δή> στείχουσα παρ’ αύγάς στηθεα γυμνώσαις καί με πνέοντα λάβοις. έφίλουν. τον έρωθ’ όττλον ατρωτον έχω. 115 226 . 51 II εϊθ ’ άνεμος γενόμην. ΑΡ V. και ης. άγαπώμαι· τ ίς δέ. κατέπραξ’.EPIGRAMAS ANÓNIMOS ΤΙράσθην. έτυχον. 83 III ακρητον μανίην έπιον μεθΰων μέγα μυθοις ώπλισμαι πολλήν εις οδόν άφροσυνην.

227 . bien equipado voy de locura en la ruta. Quién y de quién y cóm o. di besos. lo alcancé. la diosa sólo sabe. ¿Qué me importan los truenos ni los rayos? Si cae alguno. tengo en la pasión mi escudo invulnerable. III D e m en c ia c o n c e n tr a d a He bebido demencia concentrada: ebrio de fantasías. II Im p ossib ilia Ojalá fuera viento y al resguardo del sol desnudaras tu pecho y a mí com o a una brisa me acogieras. gocé y amado soy. Iré de serenata.EPIGRAMAS ANÓNIMOS i S ecreto a m ed ia s Me enamoré.

ΑΡ XII. ε ις δέ με παρθενικής. εν τι ποθεινότατον παιδί φίλημα διδους· οϊμοι. πεπάλαικα πόθοις τρισίν ε ις μέν έταίρης. και κατά παν ήλγηκα. αύτή Κΰπρις έριθος. 284 V ούκέτ’ ερώ. ε ις δε μ1 έκαυσε νέου. ΑΡ VI. 90 228 . γεγΰμνασμαι μέν έταίρης πείθων τά ς έχθράς ούδέν έχοντι θυρας· έστρωμαι δέ κόρης έπι παστάδος αιέν άυπνος.IV λάθρη κοιμηθεΐσα Φιλαίνιον εις Άγαμήδους κόλπους τήν φαιήν ειργάσατο χλανίδα. πώς ε’ίπω πυρ τό τρίτον. έύκλωστον δέ γυναικών νήμα και ήλακάτην αργός έχοι τάλαρος. εκ γάρ εκείνου βλέμματα και κενεάς ελπίδας οιδα μόνον.

2 29 . Extenuado quedé de implorar a las puertas de la hetera. Tendido a todas horas en su pórtico y siempre desvelado llegué a dar sólo un beso delicioso a la niña. He sufrido por todo. La propia Cipris fue la tejedora. ¿cómo relataré el tercer incendio? Del chico aquel sólo alcancé miradas y esperanzas vacías. por una jovencita y otra se me encendió por un muchacho. V No volveré a q u e re r No volveré a querer. Lidié con tres pasiones: por una cortesana. enemigas del que nada tenía. Ay de mí. Que la olvidada cesta guarde rueca e hilados hábiles de mujeres.IV Otras labores Durmiendo clandestina en brazos de Agamedes así tejió Filenion su fino manto gris.

ούκ άπαναίνομαι. άλλ’ έμοι ήν σμυρνης κείνο μελιχρότερον. αυτόν έχουσ’ έν τήι διανοίαι. δταν άναμνησθώ ώς μ€ κατ€φίλ€ΐ ’πιβοΰλως μέλλων μ€ καταλιμπάν[€ΐ]ν άκαταστασίης €υρ€τής και ό τήν φιλίην έκτικώς. ’Ά στρα φίλα και συν€ρώσα πότνια Νΰξ μοι παράπ^μφον έτι μ€ νυν προς δν ή Κΰπρις 230 . 123 ANÓNIMO έξ άμφοτέρων γέγον’ αΐρεσις· έζευγίσμεθα· τη ς φιλΐης Κΰπρις έ σ τ ’ άνάδοχος· όδυνή μ’ έχει.VI πυγή νίκησαντα τον ’Αντικλέους Μενέχαρμον λημνίσκοις μαλακοί ς έστεφάνωσα δέκα. και τρισσώς ¿φίλησα πεφυρμένον αϊματι πολλω. ΑΡ XII. έλαβέ μ’ έρως.

ANÓNIMO La a b a n d o n a d a Brotó un apego mutuo. con diez cintas muy suaves y lo besé tres veces aunque estaba em papado en mucha sangre. Cipris es la fiadora del amor. tramaba abandonarm e buscando este derrumbe quien cimentó el amor. Eros me ha capturado — no lo voy a negar— y a él lo tengo dentro de mi mente. Y me invade un pesar cuando recuerdo cóm o me daba besos mientras. Eso me fue más dulce que la mirra.VI Pugilato de Eros Coroné a Menecarmo. augusta Noche aliada en mis pasiones. Nos hicimos pareja. taimadamente. que en la lucha venciera p o r la esp ald a. 231 . Astros queridos.

γίνωσχ’ ότι θυμόν άνίκητον έχω. 232 . ό γάρ μονιός έρως μαίνεσθαι ποιεί. νυν άν όργισθώμεν. μή μ’ άφήις άποκεκλειμένην δέξαι με· εύδοκώ ζήλωι δουλεύειν. καρτερεΐν. ταυτα μ’ όδυνάι. ούκ ήνεγκε νυν την τυχουσαν άδικίην. στέγειν. εύθύ δει και διαλύεσθαι ούχί διά τούτο φίλους έχόμεν οι κρινουσι τ ίς αδικεί. μόνον άφρων έσει. οις μεμονωμένη χρωτισθήσομαι.έκδοτον άγει με και ό πολύς έρως παραλαβών. ζηλοτυπειν γάρ δει. και ο την Κυπριν ού φάμενος είναι του έράν μεταιτίαν. και κατακα<ί>ομαι καταλελειμμένη. Αύτό δέ τουτ[ό] μοι τούς στεφάνους βάλε. συνοδηγόν έχω το πολύ πυρ τό έην τήι ψυχήι μου καιόμενον.μαίνομ' όταν άναμ[νή]σωμ’ εί μονοκοιτήσω. όταν έρις λάβηι μ ε. σύ δέ χρω τίζεσθ’ άποτρέχεις. μέλλω μαίνεσθαι· ζήλος γάρ μ’ έχει. εάν δ’ ένι προσκαΟήι. ταϋτά μ' αδικεί. ό φρεναπάτης. έπιμανώς έραν μέγαν έχ ει πόνον. ό προ του μεγα φρονώι/. Κύριε.

llevadme en este instante junto a él,
a quien me lleva Cipris ya rendida
y también Eros fuerte de su lado.
Compañero de ruta, el fuerte fuego
que incendia mis entrañas.
Así me perjudica y me atormenta
el seductor, el orgulloso que antes
a Cipris no nombrara cóm plice ele su am or
y ahora no soporta
una ofensa cualquiera.
Voy a volverme loca: los celos me dominan,
me quem o abandonada.
Arrójame guirnaldas
y que a mí, en solitario, me cubran sus colores.
No me excluyas, señor, no me despidas.
Tóm am e. Que te voy a servir con m ucho celo.
Este dem ente amor conlleva gran fatiga
pues hay que sufrir celos, aguantar, ser paciente.
¿Te ocupas ele uno solo? Serás sólo una necia:
la pasión que va sola vuelve locos.
Sé que tengo imbatible el corazón
en las desavenencias, cuando llegan. Y cuando hago memoria
si estoy durmiendo sola me siento enloquecer.
Y tú te vas corriendo a acicalarte...
Si estamos irritados,

233

ι/υν [α]ν μή έπι[
έρώ, κύρΐ€, τον [
νυν μέν ουθ€[
Fragmentum ΟΊνα.fell ia mini,
Mini. Pap. Fr. 1 CUNNINGHAM

234

h a b rá q u e r e s o lv e r lo p r o n ta m e n te .
¿ A c a s o n o te n e m o s a m ig o s q u e d e c id a n
q u ié n e s el q u e ha o f e n d id o ?

(...)

235

poesía Hiperión, 386
LOS DADOS DE EROS
ANTOLOGÍA DE POESÍA ERÓTICA GRIEGA

άλλ1 έμ ά ν η ν εκ τίνος· ούχι θεου. πολιή γάρ ε π ε ίγ ε τ α ι αντί μελαίνης θρ'ιξ ήδη. τ ί ς 6 ’ ούχι.FILODEMO i ήράσθην. έρρίφθω. ΛΡ V. ΑΡ V. και παίζε ιν ο τε καιρός. 1] 2 II και νυκτός μ εσ ά τη ς τον έμόν κλεφασα σύνευνον ήλθον και πυκινη τεγ γ ο μ εν η ψακαδιτουνεκ’ εν άπρη'κτοισι καθήμεθα. 120 238 . κεκώμακα. σ υ ν ετή ς ά γγελος ήλικίης. κούχι λα λεΰ ντες ευδομεν ώ ς εΰδειν το ΐς φιλεουσι θ εμ ις. λ ω ϊτερ η ς φροντίδος άψόμεθα. έπα ιξα μ εν ή νίκα κα'ι νυν ούκετι. τ ίς δ ’ αμύητος κώμων.

A h o ra q u e ya n o . ¿Y q u ié n n o s e e s t r e n ó y e n d o d e ro n d a s ? P e r o e l ju ic io p e rd í. c a la d a p o r u n b u e n c h a p a r r ó n . D isfrutar. e m p r e n d e r e m o s s e r ia s r e f le x io n e s . ¿ Q u ié n n o ? D e r o n d a fu i. d isfru ta m o s c u a n d o fu e su m o m e n to .FILODEMO i H ora d e f ilo so fa r A m é . El p e lo b la n c o o c u p a a to d a p risa e l lu g a r d e l o s c u r o : e s e l h e r a ld o d e u n a e ta p a ju ic io s a . II Ley d e los a m a n te s — H e d e ja d o e n g a ñ a d o a m i m a r id o y e n m e d io d e la n o c h e m e lle g o a q u í. ¿ P o r q u ié n ? ¿ N o fu e p o r a lg ú n d io s? D e s e c h a d o s e a to d o . d u r m ie n d o s in u n ru id o . ¿Y a h o r a n o s q u e d a m o s q u ie t e c it o s . y n o c o m o e s d e le y q u e d u e r m a n lo s a m a n te s ? 239 .

Σελήνη. και βινώ προς τω κρείσσονα και φανερώς. ΛΡ V. πά ντω ς ήτοι εγώ φρενας ούκ εχω ή τό γε λοιπόν το ύ ς κείνου π ελ εκ ει δει δίδυμους άφελεΐν.Ill νυκτερινή δίκερως φιλοπάννυχε φαινε. οΐδα. έ ς τά φιλίΰντων εργα κα τοπ τεΰ ειν ού φθόνος άθανάτη. φαινε δ ι’ εύτρήτω ν βαλλόμενη θυρίδων αϊίγαζε χρυσεην Καλλίστιον. ό λ β ίζεις και τήνδε και ήμε'ας. 123 IV π εν τε δίδωσιν ενός τη δείνα ό δείνα τάλαντα και βινει φρίσσων και μά τόν ουδέ καλήν π εν τε δ’ εγώ δραχμάς των δώδεκα Λυσιανάσση. Σελήνη· και γάρ σήν φυχήν εφ λεγεν Ένδυμίων. 126 240 . ΛΡ V.

O yo no tengo sesos o a ese tío con un hacha tendrían que cortarle los dos. le da cinco talentos se la tira tem blando y no es ni guapa. ilumina y derrámate por airosas ventanas. Por doce a Lisianasa cinco dracmas le doy: me tiro a una más buena y. sé que te alegras por mí com o por ella. por uno. IV C u estión d e n ú m eros Uno a una. sin tapujos.L u n a b ic o r n e Luna de doble cuerno que adoras trasnochar. la dorada. 241 . No da envidia a una diosa asomarse a mirar un trabajo de amantes. A Calistion alumbra. Luna. También a ti Endimión el alma te inflamaba. encima.

ώ κτενός. ώ περιάλλων γλωττισμών. ΑΡ V. ώ των μαίνομαι όμματίων. εν μόλις έκ πρώτης νυκτός ε ς ήελιον. νυν. 30 242 . τ ί ποθ’ ύστερον ήν άφίκηαι ποιήσεις. ώ γλουτών.τούτο τδ Τερμε'ριον. πολλάκι δ’ ήδη ήμιθαλε'ς. ώ χειρών. και Περσεύς Ι ν δ ή ς ή ράσατ’ Άνδρομέδης. δτε νυν ώδε μαραινόμεθα. οϊμοι και τ ο ΰ τ ’ αύτδ κατά βραχΰ. ώ του ραδινοιο τραχήλου. ’Αφροδίτη. Α Ρ XI. ώ των άπόλωλα δικαίως μηρών. 131 VI ό πριν εγώ και π εν τ ε και εννε'α. ώ μαστών. ώ γήρας γήρας. θνήσκει. ώ λαγάνων. ώ κνήμης. ώ ώμοιν.V ώ ποδός. ώ κατατεχνοτάτου κινήματος. ώ τών θϋε με φωναρίων el δ ’ Όπική και Φλώρα και ούκ $δουσα τά Σαπφους.

qué m anos y qué ojuelos. pero ahora uno y a duras penas. cinco o nueve. qué caderas. VI A si d e m ustios Con lo que yo era antes. ay. ¡Ay. qué cuello delicado. ¡Ay. qué expertísimo andar y qué entrelazamientos de lengua cuando besa. qué modo de mirar que me enloqu ece. que muchas veces ya está m edio marchito! Es éste el gran Castigo. a Andrómeda.V F lo ra la ita lia n a Oh que pierna. que poco a poco esto se me muere. qué susurros su víctima me hacen. desde que el sol se va hasta que regresa. qué harás más tarde si ya estamos ahora así de mustios! 243 . vejez. Afrodita. ay. qué muslos que con tocia justicia me perdieron. vejez. qué pie. Y si se llama Flora y es de Italia y no sabe cantar la obra de Safo ¿qué? Tam bién Perseo amó a una india. qué nalgas y qué concha ele pubis. qué hom bros y qué senos.

34 VIII επτά τριηκόντεσσιν επερχονται λυκάβαντες.μισώ ταυτα τα προς μανίην.VII λευκοΐνους πάλι δή και ψάλματα και πάλι Χίους οίνους και πάλι δή σμύρναν £χειν Συρίην και πάλι κωμάζειν και £χειν πάλι διφάδα πόρνην ούκ έ θ ελ ω . άλλ1 ε τ ι μοι ψαλμός τ ε λάλος κώμοί τ ε μελονται και πυρ άπλήστω τύφ ετα ι έν κραδίη· αύτήν αλλά τά χ ιστα κορωνίδα γράψατε. ταύτην ή μ ετερ η ς. 41 244 . ΑΡ XI. σ υνετής άγγελοι ήλικίης. ΛΡ XI. Ξανθίππη. Μουσαι. μανίης. αλλά με ναρκίσσοις άναδήσατε και πλαγίαυλων γ ε ύ σ α τε και κροκίνοις χρίσατε γυια μΰροις και Μιτυληναίω τον πνεύμονα τε'γξατε Βάκχω και σ υζεύ ξα τε μοι φωλάδα παρθενικήν. δεσποτίδες. ήδη μοι βιότου σχιζόμεναι σελίδες· ήδη και λευκαί με κατασπείρουσιν εθειραι.

los heraldos de una edad más juiciosa.a vida nueva Ya no más alhelíes ni canciones ele lira. no más vinos de Quíos. no ir más de serenata ni tratar nunca más a una puta sedienta: esto ya no lo quiero. Mas ponedme coronas de narcisos. VIII C olofón Siete años sobre treinta encima se me vienen: de mi vida ya son páginas arrancadas. Jantipa. ya nunca más comprar mirra de Siria. Blancos m echones siembran mi cabeza. también a mi locura.VII ¡. oh Musas. 245 . de esencias de azafrán ungid mis miembros. Odio lo que me lleva a la dem encia. dadme a probar las flautas. Poned el colofón. soberanas. Pero es que aún me importan las tonadas picantes y las rondas. cuanto antes. empapadme con vino mitilenio el pulmón y casadme con una virgen y bien guardada. y un fuego me arde lento en el pecho insaciable.

μηδ’ ε π ίτ η δ ε ς ισχίον έρχομε'νη συ'στρεφε. Οϋ σε περισφίγγει λ επ τό ς στολιδώμασι πέπλος. El τόδε σοι χαρίεν καταφαίνεται. 104 246 . ΑΡ V. γνώση κοιμηθείς ούχ ύπνον άλλα κόπον. 119 MARCO ARGENTARIO i Αιρε τά δίκτυα ταυτα. πάντα δε σου βλεπετα ι γυμνά και ου βλέπεται. αυτός ομοίως ορθόν εχων βυσσω τούτο περισκεπάσω.CRINÁGORAS i κήν ρίψης επι λαιά και ήν έπι δεξιά ρίψης. ΛΡ V. Λυσιδίκη. κενεου σαυτόν υπερθε λέχους. κακόσχολε. εΐ μη σοι χαρίεσσα παρακλίνοιτο Γεμελλα. Κριναγόρη.

yo de la misma forma con finísimo lino me taparé esta cosa tan derecha. encima de tu cama vacía. no del sueño. si a tu lado no duerme la adorable Gemela sabrás. MARCO ARGENTARIO i 7 ra n s p a ren c ia s Repliega ya esas redes. Se ve todo lo tuyo desnudo y no se ve. 247 . y al anclar no gires tan adrede tus caderas.CRINÁGORAS D u erm o solo Vuelvas hacia la izquierda. Bien te envuelve y te aprieta esa túnica tenue con sus pliegues. Lisídice. mujer de malos ocios. al acostarte. Si algo así te parece divertido. vuelvas a la derecha. Crinágoras. del dolor.

και μεγας αύχήν. τά λοιπά σιγώ. μάρτυς ε φ ’ οις λύχνος επεγράφετο. και σοβαρών ταρσών χρυσοφόρος σπατάλη. 27 248 . τά χρΰσεα και περίοπτα τ ή ς πολυθρυλητου κάλλεα φαντασίης. Α Ρ V. ΑΡ V. Μέλισσα. χείλεά τ ε μαστώ δ ’ εττι μαστόν έρείσα ς γλυκεροΐς χείλ εσ ι συμπιε'σας ’Αντιγόνης και χρώτα λαβών προς χρώτα. 1 2 8 RUFINO ι Που σοι κείνα. παρά ποσσι τ ε τρΰχηταΰτα τά τών σπαταλών τε'ρματα παλλακίδων. που δ ’ όφρΰες.II Στέρνα περί στε'ρνοις. νυν πενιχρή ψαφαρή τ ε κόμη. και γαύρα φρονήματα.

. tus dorados encantos admirables. RUFINO i Ubi su n t ¿Dónde ahora.. Un testigo — el candil— tomaba nota. la piel que yo deslizo hasta su piel. tus pies están envueltos en harapos. 2-49 . Las cortesanas finas tienen estos finales. mi pecho que se estrecha contra el suyo. tus orgullos. Lo que seguía callado lo mantengo. las finuras de oro de tus pies altaneros ? Ahora tu pelo es pobre y quebradizo. Melisa. tu cuello tan altivo. mis labios que los labios cie Antigona comprimen dulcemente.II Voyeur Un cuerpo en torno a otro. aquella ostentación tan renombrada? ¿Dónde ahora tus cejas.

. 250 . καί με κριτήν εϊλοντο· και ώς θεαι αι περίβλεπτοι έ σ τη σ α ν γυμναί. ού κέτ’ αν ούδ’ έσιδεΐν ήθελε τ ά ς προτέρας. των τρισσών τ ί ς έ χ ε ι κρείσσονα μηριόνην. πορφυρέοιο ρόδου μάλλον έρυθροτέρη· ή δέ γαληνιόωσα χαράσσετο κυματι κωφώ. Και 'Ροδόπης μέν έλαμπε μέσος μηρών πολύτιμος οια ροδών πολλώ σχιζό μ εν ος ζεφΰρω. 36 III Πυγάς αυτός έκρινα τ ρ ιώ ν εϊλοντο γάρ αύται. Καί ρ’ ή μέν τροχαλοΐς σφραγιζομένη γελασίνοις λευκή από γλουτών ήνθεεν εύαφίητ ή ς δέ διαιρομένης φοινίσσετο χιονέη σαρξ. τ ά ς τ ρ ε ις άθανάτας ευθύ συνεστεφάνουν. νέκταρι λειβόμεναι. Τ ή ς δε 'Ροδοκλείης ύάλω ίσος. ύγρομέτωπον οια και εν νηω πρωτογλυφές ξόανον Άλλα σαφώς α πέπονθε Πάρις διά την κρίσιν είδώς.. 'Ροδόκλεια. Μελίτη. δείξασαι γυμνήν άστεροπήν μελέων.II ’Ήρισαν άλλήλαις 'Ροδόπη. Ei τα υ τα ς ό κριτής ό θεών έθεήσατο πυγάς. αύτομάτη τρυφερώ χρωτι σαλευομένη. ΛΡ V.

III C on cu rso d e n a lg a s He juzgado las nalgas de tres chicas. que sabía lo que sufriera Paris con su fallo. ya no hubiera querido mirar a las primeras. tersa. Si estos culos hubiera contemplado el que juzgó a las diosas.II C on cu rso ele p u b is Competían Melita. La carne com o nieve de la otra se enrojeció al alzarse y se puso más rosa que una rosa purpúrea. Y la última. recién acabada de esculpir. se turbaba con una ola muda y autónoma vibraba la delicada piel. Como las diosas célebres se levantan desnudas. Ellas me han elegido com o juez mostrándome el desnudo resplandor de sus miembros. Roclope y Rodoclea por ver cuál de las tres tenía el mejor coño y me nombraron juez. Como cristal era el de Rodoclea. húmedo com o imagen en un templo. Una estaba marcada con hoyuelos sonrientes y una blandura blanca florecía en los glúteos. ungidas con el néctar. Brillaba el de Rodope suntuoso en el centro de sus muslos com o hendido por céfiro de rosas. Pero yo. a las tres ya inmortales coroné. 251 .

ΑΡ V. χριίσεα μαζών χρωτι γαλακτοτιαγεΐ μήλα διαινομενη· πυγαι δ ’ αύτόμαται π ε ρ ιη γ ε ε ς είλίσσοντο. θυμέ τάλαν. 60 252 . υδατος ύγροτερω χρωτΙ σαλευόμεναν τον δ’ ύπεροιδαίνοντα κα τεσκεπε πεττταμενη χειρ ούχ δλον Εύρώταν. τ ι ττεττονθας. θάλεια. μηδ’ άττόκαμνε· ζ η τ ή σ ε ι ς ταυ'την την ύπερευτυχίην. 47 V Παρθένος άργυρόπεζος έλοΰετο. 3^ IV Πολλάκις ήρασάμην σ€ λαβών έν νυκτί. ΑΡ V. ττληρώσαι θαλερή θυμόν έρωμανίη· νυν δ’ δτε <μοι> γυμνή γλυκεροις μ ελ εεσ σ ι ττεττλησαι.Α Ρ V. έκλυτος υπναλεω γυΐα κε'κμηκα κόττω. άνέγρεο. άλλ’ δσον ήδυνατο.

Pero ahora. he deseado tomarte alguna noche y mi pecho saciar con impetuoso delirio apasionado. con la piel más jugosa que el agua. Empapaba despacio su piel láctea. Echarás muy de m enos tu grandísima suerte. Sus glúteos redondos rozaban entre sí. desnudas para mí tus formas dulces. V B a ñ ista Se bañaba una joven de pies com o de plata. no desmayes. sus pechos de membrillo. Y lo otro. Mas no toda la cuenca del Eurotas: tan sólo lo posible. cansado desfallezco con un sopor penoso en todo el cuerpo.IV S opor Muchas veces. Talía. lo cubría una mano desplegada. infeliz? Despierta. a mi vera. 253 . vibrantes. ¿Qué te pasa. inundándose.

μαζους ΙΙαφίης. ήμίθεος δ’ ό φιλών. ΑΡ V. τά <τε> χείλεα· τάλλα δε σιγη κρ υπτέον έχθαίρω την άθυροστομίην. 252 254 . 94 PABLO SILENCIARIO i Τίψωμεν. τ ά ς χεΐρας τους Άθηνης. ΑΡ V.VI ’O n μ α τ ’ ε χ ε ι ς "Ηρης. γυμνά δε γυμνοΐς εμπελάση γυίοις γυΐα περιπλοκάδην μηδέν εοι το μεταξύ· Σεμιράμιδος γάρ εκείνο τ ε ί χ ο ς έμοι δοκεει λεπτόν ύφασμα σ έ θ ε ν στήθεα δ’ εζευχθω. τρισόλβιος ό σ τις άκου'ει. τά φάρεα. χαρίεσσα. Ευδαίμων ό βλέπων σε. αθάνατος δ’ ό γαμών. Μ ελίτη. τά σφυρά τ η ς Θε'τιδος.

tus tobillos de Tetis. Lo demás en silencio debe ser ocultado. PABLO SILENCIARIO i M u ralla d e S em iram is Quitémonos. Que no haya nada en medio. Como aquella muralla de Semiramis se me antoja tu túnica tan fina. Que los miembros desnudos se acerquen a trenzarse unos con otros. 2 55 .VI De diosas y dioses Tus ojos son. sem idiós quien te bese y quien te haga el amor un dios com pleto. los de Hera. Melita. Tus pechos los de Pafia. Aborrezco las bocas que no cierran. tus manos de Atenea. Feliz el que te mira y tres veces dichoso el que te escucha. hermosa. nuestras ropas. Que los pechos se ensamblen y los labios.

Πρόκριτός έσ τι. χεΐμα σόν άλλοτρίου θερμότερον θέρεος. Σόν γάρ ε τ ι φθινόπωρον ύπέρτερον εϊαρος άλλης. τό δ ’ άρ’ ή'μισυ δώκεν ’Αθήνη· αύτάρ έγώ μ έσσος τη'κομαι άμφοτέρων. 'Ήμισυ γάρ Παφίη. 272 256 . ΑΡ V. Α Ρ V. Φίλιννα. 25cS III Μαζούς χερσιν έχω. Οΰπω δ’ άφρογένειαν ολην ε λ ο ν άλλ’ έ τ ι κάμνω παρθένον άμφιέπων λέκτρον άναινομένην. τ ε ή ρυτις ή οπός ηβης πάσης· ίμείρω δ’ άμφις έ χ ειν παλάμαις μάλλον έγώ σέο μήλα καρηβαρέοντα κορΰμβοις ή μαζόν νεαρής όρθιον ήλικίης. σ τό ματι στόμα. και περι δειρήν ά σ χετα λυσσώων βόσκομαι άργυφέην.

Filina. Tu otoño es todavía más soberbio que cualquier primavera. tu invierno más ardiente que un verano cualquiera. 25 7 . pues me fatigo persiguiendo a una joven que desdeña la cama. Yo en medio de las dos me estoy fundiendo. lina mitad a Paña y otro tanto a Atenea consagró. No elegí a una afrodita cabal.II Un o to ñ o s o b er b io Preferibles resultan. y me alimento sólo — con furia incontenible— de su cuello blanquísimo. tus arrugas a los jugos de toda juventud. en la boca su boca. III No e r a u n a a fr o d ita c a b a l Los pechos en mis manos. y deseo tener entre mis manos antes la fruta tuya que reposa en racimos que el seno puntiagudo de la edad primeriza.

.

el protagonista ha superado suce­ 261 .POETAS ÉPICOS H om ero Los tres pasajes de la Ilíada son escenas de un mismo episodio: el de la seducción calculadísima que programa llera para engañar a Zeus.. La floración espontánea de la tierra bajo los cuerpos de la pareja divina esconde un eco de un ritual -un bieros gam os— propiciatorio de la fecundidad de la naturaleza. A ello se añade la fuerza mágica que le presta el infalible cinturón de Afrodita. inducida mediante la representación de una unión carnal mimética. Su propósito es provocar el adormecimiento de éste. Está enamora­ da y le propone convertirlo en inmortal si renuncia a Penélope y a su pasado. Pero Odiseo llora de nostalgia mirando al mar.. Uno de estos años transcurre junto a Circe. Hera manipula el deseo de Zeus para lograr su objetivo. La ninfa habita un lugar paradisíaco poblado de árbo­ les y fuentes: allí retiene al héroe contra su voluntad. ungüentos y aceites perfumados. evitando así su intervención en el campo de batalla del lado de los troyanos. Todo está orientado para la esti­ mulación de los sentidos. a pesar del carácter poderosa­ mente carnal de la hierogamia (1979: 21) El viaje de regreso de Odiseo desde Troya hasta ítaca ocupa toda una década. Un elemento importante es el arreglo personal de la diosa: ropas resplandecientes. Yourcenar insiste en la absoluta castidad de Homero: cualquier deta­ lle erótico está ausente de la escena. En esta nove­ la de postguerra que es la Odisea. mientras que la estancia de Odiseo en la isla de Calipso se prolonga nada menos que siete años.

y la capacidad para provocar languidez en los cuerpos. Destaca la desmesura míti­ ca de la relación erótica: Tiro ama a un río. 262 . Tres rasgos distinguen a este Eros pri­ mordial: la hermosura. El deseo erótico de los dioses trastorna la naturaleza: nubes. El episodio de Tiro pertenece al llamado catálogo de las mujeres en el Hades. articulado en catálogos y genealogías. a las fuerzas vitales y a las entidades de la naturaleza que constituyen el universo.sivos riesgos: la muerte — a manos del cíclope— . El poema. Calipso — la tentación de la inmortalidad— representa el último gran peligro: no vencerlo supondría perder su identidad social de héroe. Eros representa la energía creadora. un motivo muy cultivado en la lírica poste­ rior. olas y floraciones súbitas alcanzan en las descripciones de Homero una viveza y una plasticidad inolvidables. Poseidón. un dios. relata los procesos que con­ ducen desde el Caos primigenio hasta el orden vigente establecido por Zeus. el olvido — en la tierra de los lotófagos— . de señor de su isla y de su casa. En el pasaje traducido asoma la queja de la mujer abandonada. el dominio sobre la voluntad de los hombres y de los otros dioses. La mención de los amores de Eos recordaba a los oyentes las consecuencias fatales de los amores entre una diosa y un mortal. Eros es la tercera entidad nombrada. Tras el Caos — el vacío entreabierto— y la Tierra — sede inconmovible de todas las cosas y lógico punto de partida para un cam pesino com o Hesíodo— . la conversión en animal — junto a Circe— y el peligroso deseo de conocim iento ejemplificado en las Sirenas. Hesíodo El propósito del autor de la Teogonia fue asignar una historia y un nombre a las potencias sobrenaturales. noción ésta recogida en el término lysimeles. toma la forma de ese río para poseer a Tiro e infunde sueño en ella duran­ te la cópula — otra vez el sueño en escena. el grupo de catorce sombras con las que Odiseo se encuentra en su descenso a los Infiernos. Una ola de púrpura cubre a los amantes con la misma función que la nube dorada que ocultó a Zeus y a Hera. de tan amplia fortuna posterior.

lo cierto es que Hesíodo trescientos años antes dibujó una Afrodita poderosa con una fuerza plástica rotunda: la diosa emerge de las aguas. Las atribuciones que Hesíodo enume­ ra insisten en la faceta menos perturbadora de la diosa: sonrisas. pla­ ceres e intimidades.500 versos. el autor.El citado epíteto de Eros se traduce de distintas formas: el que debilita/ desata/ afloja los miembros. hace crecer la hierba bajo sus pies y la siguen Hímeros — el Deseo personificado— y Eros. Nos amparamos en algunos ejemplos de poesía mística castellana: mi alma de amor herida que su f uerza le desmaya (Romance de Sor María de la Antigua) Existen dos tradiciones acerca del nacimiento de Afrodita. emasculado por su hijo Cronos. las Ciprias. según una noticia encantadora que Píndaro recoge. En torno a la autoría de las Ciprias circulaban curiosas leyendas. La primera — Afrodita Pándemos— vendría a ser la patrona del amor vulgar. Homero era el propio autor y encontrándose en una situación económica difícil entregó el poema a Estasino como dote de 263 . Estasino de C hipre El Ciclo Troyano daba cabida al conjunto de poemas épicos que narraban acontecimientos relacionados con la guerra de Troya. Uno de estos poemas. Según unas. era yerno de Homero. Pero dejando a un lado las necesidades del filóso­ fo de escindir a su Venus en pandémica y celeste.C. Estasino. la segunda — la Urania— sería la protecto­ ra del amor puro. En la versión hesiódica. la diosa se forma — se condensa— a partir de la espuma del mar y del semen de los genitales de Urano. Constaba de once cantos y 9. Platón recalificó a las dos diosas. l iemos preferido en nuestra traducción el verbo desmayar en su uso transitivo. refería numerosos episodios anteriores a los relatados en la Ilíada. Una la hace hija de Zeus y Dione. va de isla en isla. pero sólo se conservan unos veinte fragmentos y un parco resumen de su contenido realizado en el siglo V d.

Anquises siente espanto. Afrodita lo tranquiliza adelantando que será padre de un héroe — de Eneas— pero le advierte que si hace pública su relación recibirá un castigo de Zeus. se suscita la necesidad de frenar a Afrodita com o representante de la sexualidad y de los e x ce ­ sos del comportamiento femenino no normativo (1997:92). Las Ciprias sv compusieron entre los años 680 y 660 a. Cuando recupera la forma divi­ na. 264 . A nónim o : H im n o h o m é ric o a A frod ita Los llamados Himnos homéricos constituyen una colección de trein­ ta y cuatro piezas anónimas. muy próximas a la épica en su métrica y lenguaje. sale en su búsqueda. El Himno a Afrodita. En el fondo. adopta la figura de una joven mortal. com o señala Wulff. Su datación es difícil: los más antiguos se compusieron en el siglo VII a. bello como los inmortales. lo seduce y se acues­ ta con él en su refugio del monte Ida. El Himno comienza con un recorda­ torio del poder inmenso de Afrodita sobre dioses. hombres y anima­ les. narra una aventura erótica de la diosa con un mortal. Habría que destacar la relevancia de los perfumes en los episodios de seduc­ ción y la presencia de las Gracias y las lloras. uno de los más extensos. La tradición cuenta que Anquises no pudo resistir y divulgó su encuentro con la diosa: quedó debilitado e impotente.su hija. Pero el enamoramiento de la diosa se presenta com o una ven­ ganza de Zeus: ni siquiera ella podrá librarse de la humillante degra­ dación que suponen para los dioses los encuentros sexuales con los mortales. enamorada del pastor troyano Anquises. El tema del fragmento traducido es la preparación de Afrodita para el famoso juicio de Paris en el que resultará vencedora. Afrodita. e ins­ piraron poderosamente a los autores de lírica coral y de tragedias. miembros del cortejo mayoritariamente femenino de Afrodita. C. C.

Las similitudes entre el estilo.. bastardo. Tales paralelismos literarios han lleva­ 265 . donde se ganaba la vida como sol­ dado (Aquí a Tasos vino a parar la basura de toda Grecia). Se vio obligado a emigrar hada el norte ( Olvida Paros y aquellos higos y aquel vivir del mar) a la isla de Tasos. yambos y epodos llenos de sarcasmo. Procedía.PORTAS LÍRICOS ARCAICOS Arquíloco El más antiguo de los poetas líricos (su época de madurez se silúa hacia el 650 a. En el fragmento 3. Licambes. junto a las semisalvajes costas de Tracia. Alemán Alemán vivió en la refinada y aristocrática Esparta del siglo VII a. En unos versos se jacta de haber tirado el escudo en plena campaña a fin de salvar su vida. de Sardes: era pues un lidio emigrado que destacó en la composición de partenios o cantos de doncellas. A su amada Neóbule dirige versos anhelantes. C. rompió su compromiso. C. Los partenios eran ejecutados por coros femeninos en fiestas locales. mercenario y pretendiente abandonado. Cuenta la leyenda que padre e hijas se suicidaron al no poder soportar tal escarnio. la parte cantada por el coro de jóvenes hace un elogio de Astimelesa en un tono claramente homoerótico. al parecer.) fue hijo ilegítimo de un noble de la isla de Paros y de una esclava. pero el padre de ésta. tan distinta de la ciudad militarizada en que se convertiría años des­ pués. igual­ mente su poesía -elegías. las imágenes. los motivos y el len­ guaje de los partenios de Alemán y de los textos de Safo han sido señaladas por Bruno Gentili (1985: 72-77). Arquíloco arremetió contra la familia com poniendo una sátira violentísima. inmediatez y vehem encia— viene a ser el negativo del discurso aris­ tocrático de la épica. Arquíloco concentra sobre sí todos los rasgos del antihéroe. Emigrante.

do a postular semejanzas entre el círculo de Safo y las agrupaciones
de mujeres en Esparta.

M im nerm o
El dulce Mimnermo (así lo calificó Calimaco ) es oriundo de la ciudad
jonia de Colofón y su madurez se sitúa en torno al 630 a. C. Compuso
una elegía narrativa, la Esmirneida, en la que relataba las luchas de
los habitantes de Esmirna contra los lidios. Pero la parte más merito­
ria de su obra — siempre en metro elegiaco— son los versos pesi­
mistas que dedicó a la reflexión sobre la fugacidad del placer y de la
juventud y el espanto y la degradación de la vejez. Hay en Mimnermo
una invitación urgente y desgarrada al goce de la vida y de los cuer­
pos, una mezcla de vitalismo desesperado y de fortísima melancolía.
En la Antigüedad se le consideró inventor de la elegía erótica, y los
alejandrinos pusieron el nombre de su amada — la flautista Nannó—
com o título al frente de la edición de sus elegías.

Solón
Solón de Atenas (640-560) siempre mantuvo su puesto en la presti­
giosa lista de los Siete Sabios de Grecia. Representa com o pocos la
fusión de vida y obra, de acción y pensamiento. Político y legislador,
reflexiona sobre la justicia, el equilibrio social y el buen gobierno en
sus elegías A las Musas y Eunomía . Viene a ser un caso avant la lettre de poesía civil y comprometida. Sobre Solón, que escribió aque­
llo de Mucho falsean los aedos y aquello otro de Envejezco apren­
diendo muchas cosas, se escribió a su vez una anécdota que ilustra
su talante de amante de las Musas. Estando en un banquete, quedó
tan fascinado al escuchar una canción de su contem poránea Safo que
quiso aprenderla de inmediato y juzgó que podría morir tranquilo
después de haberla aprendido.

266

Alceo
Contemporáneo y compatriota de Safo ( y amigo: le dedica unos ver­
sos ), le cuadra muy .bien a Alceo la definición que de los eolios dejó
escrita el teórico de la música I Ieraclides del Ponto: No son astutos,

sino orgullosos y directos. Tienen inclinación por la bebida, una fu er­
te sensualidad y una ilimitada ansia de vivir. En palabras de Frankel
(1993 : 186) vive en la poesía de Alceo la antigua y libre vitalidad,
impetuosa y renovada como una humeante llama. A Alceo lo sabe­
mos directamente implicado en las rivalidades entre las familias aristo­
cráticas de Lesbos. Fue el primero en utilizar en sus versos la imagen,
luego tópica, de la nave del estado : los conflictos políticos son tem­
pestades que zarandean el barco, juguete de las olas da la comunidad.
En otro pasaje (326 LP) dice: No entiendo el conflicto de los vientos.
La poesía de Alceo se caracteriza por el registro de la experiencia
con absoluta inmediatez: da cuenta de los vaivenes políticos de
Mitilene, de su propio destierro en el cam po o de las encendidas
invectivas contra Pitaco y Mírsilo, sus rivales, desentendiéndose de
todo aquello que no sea el aquí y el ahora. El ámbito de su canto es
el banquete entre camaradas y amigos conspiradores: aquí se escu­
charía su invitación al vino, y en este contexto es comprensible su
dibujo de Helena com o figura perturbadora y destructiva y de Eros
com o divinidad funesta, a quien hace descender de un progenitor tan
inestable com o el viento Céfiro, y de una diosa que destaca frívola­
mente por sus sandalias.

Safo
Oriunda de Lesbos — una isla de tradición poética legendaria: Arión,
Terpandro, Orfeo...— Safo vivió entre los siglos VII y VI a. C. Su bio­
grafía generó multitud de leyendas (entre ellas la del suicidio por
am or a un joven). Los datos más seguros los proporcionan sus ver­
sos, a pesar de que en ellos nunca se propuso historiar su propia
vida. Mitilene, su ciudad, era escenario de luchas entre familias aris­
tocráticas. Uno de estos episodios conflictivos la obligó a exiliarse en

267

Sicilia. Sc deduce de sus textos que vivió rodeada de mujeres; los vín­
culos entre Sal'o y sus amigas presentan una gran riqueza de matices:
son, simultáneamente, vínculos de amistad, eróticos, literarios, peda­
gógicos y cultuales. Esta riqueza, históricamente singular, es la que
ha desconcertado a exégetas y lectores de todos los tiempos. Safo
habla com o mujer y para las mujeres, y acierta Winkler (1994: 186) ai
declarar que el discurso violento en torno a Safo se debe, más que al
objeto de su poesía (mujeres y sexualidad femenina), al sujeto de esa
poesía: es una mujer la que habla sobre ese objeto.
H im no a A frod ita (1 VOIGT): es la súplica que Safo dirige a
Afrodita para que sea su aliada en el restablecimiento de un vínculo
de amor recíproco: es, de alguna manera, un poema -conjuro. El
poema sigue el esquema del himno clético, el himno tradicional de
súplica, en el que suelen distinguirse tres secciones: la invocación, la
relación de servicios prestados anteriormente por el dios, puestos de
relieve a veces con ejemplos míticos, y por último, la petición pro­
piamente dicha. El himno de Safo sustituye el mito central por exp e­
riencias personales a las que eleva así a la categoría de mito. Page
(1955: 12-18) destaca el tono de ligera burla con que Afrodita recuer­
da a Safo lo transitorio de su pasión; pero todo está escrito por Safo:
es com o si una parte de la mente de Safo juzgase críticamente su pro­
pio éxtasis y dolor.
Los términos que describen la relación amorosa son los mismos
que Homero emplea para referirse a situaciones en el campo de bata­
lla. Con esta respuesta a la normativa épica, Safo proclama la excelen­
cia de Eros y la validez del erotic style of life, en palabras ele J. Marry
(1 9 8 9 :7 1 ). La fórmula de la plegaria de Safo recuerda en concreto la
que Diomedes dirige a Atenea en el canto V de la Ilíada (115-117):
vuelve a acertar Winkler (1990: 191-199) cuando escribe que Safo, en
este himno, se presenta a sí misma como Diomedes pero en el campo
de batalla de Eros; articula su experiencia en términos tradicionales (en
diálogo abierto con Homero) y demuestra que las mujeres tienen una
areló. Safo reemplaza los intereses del héroe por los suyos propios
manteniendo la estructura prom esa/ plegaria/ intervención.
D esd e C reta (2 VOIGT). A este poema se alude frecuentemente
com o el poema del ostrakon ya que su texto nos llegó grabado sobre

268

un trozo de cerámica, En él, Safo invoca a Afrodita y le pide c|ue
acuda e intervenga en la fiesta que se celebra en su honor en un san­
tuario situado en el cam po. Las apariciones de dioses, tan frecuentes
en la poesía arcaica, dejaron de ser consideradas como meras con­
venciones literarias a partir de los estudios de Dodds (1951: 104): Al

igual que los sueños, fias epifanías) tienden a reflejar esquemas cul­
turales tradicionales. Dichas visiones corresponden a experiencias
personales del poeta. En la línea nueve del texto griego aparece la
palabra koma, que no se refiere al sueño natural, sino al sueño pro­
ducido por un encantamiento o por otros medios sobrenaturales. En
este pasaje alude a un estado de trance provocado por el rumor del
agua y de las hojas dentro del recinto sagrado.
Lo que una am a (16 VOIGT). El poema comienza bajo la forma
de un Priamel o priamela: una expresión de varias afirmaciones
negadas al final por una afirmación principal que las anula o se
opone a ellas. Los poetas (Píndaro, Teognis, Praxila, Nosis) acuden a
este recurso para expresar con fuerza su propio ideal frente a un
canon de valores tradicionales. Aurelio Privitera (1974: 131-136) ha
comentado acertadamente este poema: construido en anillo, la estro­
fa primera presenta de forma genérica (la armada, lo que una ama)
los mismos elementos que la quinta estrofa presenta de modo espe­
cífico (la armada lidia, la amada Anactoria). Lo que una ama no es
una predilección libre hacia una persona, sino el amor inspirado por
Afrodita. Lo más bello es lo que puede amarse en sentido erótico.
Afrodita es la clave del poema: arrastra igualmente a Ilelena hasta
Troya y a Safo al recuerdo de Anactoria. Hay un desplazamiento del
tiempo mítico (ejemplo de Helena) al tiempo cronológico (el pre­
sente de Safo, su nostalgia). Helena es protagonista de una experien­
cia de carácter religioso: su elección no fue libre, la resistencia a la
divinidad hubiera com portado la bybris.
La p a sió n (31 VOIGT). Este poema, que posiblemente conser­
vamos completo, es uno de los menos dañados en su transmisión. Lo
recogió el autor del tratado Sobre lo sublime com o ejemplo del recur­
so a la acumulación com o medio para conceder elevación al estilo.
Transcribimos los comentarios que rodean a la cita del poema por­
que demuestran qué altamente estimada era la poesía de Safo en los

269

años en que se redacta este tratado, hacia el 40 a.C., época culmi­
nante, por otro lado, de la literatura romana:

¿No provoca tu admiración ¡a forma con que Safo solicita, al
mismo tiempo, el alma, el cuerpo, el oído, la lengua, la vista, la tez,
cual si se tratara de cosas que no le pertenecen ya y le fueran extra­
ñas, y cómo, sacudida por sensaciones contrarias, experimenta a la
vez frío y calor, se siente enajenada y dueña de s í—pues está llena
de temor o a un paso de la muerte— y todo de tal modo que no pare­
ce una sola pasión la que exterioriza, sino un cúmulo de ellas?
Todos los enamorados experimentan estos síntomas; pero la elección
de los predominantes y su combinación en un solo cuadro han con­
seguido una obra maestra. (Trad, de J. Alsina, 1985: 107)
En tiempos más recientes, este admirado poema ha sido obstina­
damente interpretado por numerosos eruditos com o un epitalamio
que Safo com puso para la boda de una de sus amigas, lo que es inco­
herente a todas luces a la vista de esa maravillosa descripción de sín­

tomas eróticos enraizados en la más auténtica y atormentada car­
nalidad (Galiano, 1985: 39). Los autores antiguos (Plutarco, Sobre el
amor, 763) consideraban que era la visión de su amada la que pro­
vocaba esta autodescripción. El poema comienza con la fórmula de
un makarismos, una mezcla de plegaria y expresión de buenos
deseos
(Beatus Ule...) com o el que pone Homero en boca de
Nausica dirigido a Odiseo (Od. VI,158-61). Winkler señala el desplie­
gue que hace Safo de una retórica del elogio y de la sumisión: la ala­
banza de la destinataria se opone a la humillación de la que habla.
Pero Safo está en pleno control de sí misma com o víctima: nunca se
describió con tanta elocuencia la paradójica falta de habla de un ena­
morado (1990 : 202).
Jane M. Snyder da una interpretación distinta a la habitual de la
comparación con la hierba del versol4. Chlorotera suele traducirse
com o “más pálida” o “más verde” en la idea de que son los celos o la
envidia los que provocan esta sensación, pero chloros es un adjetivo
conectado siempre con la lozanía y la frescura del mundo vegetal.
Una traducción no incoherente con el resto de los síntomas de la
pasión que Safo acaba de citar sería “más húmeda, más llena de savia
que la hierba” (1989: 21)

270

además de ser Lina profunda turbación de los sentidos. 1985: 7) íbico Ibico (11. de donde se vio obligado a huir tras el asedio persa.. al igual que Anacreonte. Eros actúa com o una fuerza elemental de la naturaleza. según Gentili. De aquí. concretos.) sino que reactualiza de una manera para­ digmática las experiencias comunes y ofrece la certeza de que la vida compartida existe(. La memoria no es solamente la evocadora de emo­ ciones y sensaciones (. Visitó. situada junto al estrecho de Mesina. sin embargo.535) era de procedencia suditálica: su ciudad natal es Regio. Su poesía repre- 271 . Este amor-memoria se presta a interpretaciones idealistas. Residió en Abdera y en las cor­ tes de Polícrates en Samos y de Iiiparco en Atenas. Cultivó dos modalidades de lírica bien diferentes: la poesía coral de tema y aliento épicos.) como una realidad absoluta. parcialmente conservada. Su Oda a Polícrates. la corte de Polícrates. no es un poema brillante. a seres que han impresio­ nado sus sentidos. A n acreon te Anacreonte (572-485) nació en Teos.. según el modelo del siciliano Estesícoro. y la monodia de tema erótico ejecutada tal vez en el ban­ quete. el recuerdo de Safo se refiere siempre a objetos reales.D ones de la m em oria (94 VOIGT). El poder oscu­ ro y obsesionante de Eros consum e a sus víctimas con un constante fuego inextinguible.. (Gentili. y debió verse obligado a com ­ poner poem as cortesanos de alabanza para corresponder a sus anfi­ triones.. arranca la idea de Eros que se popularizará en la segunda mitad del siglo V: la pasión com o enfermedad temible y com o causa de catástrofes (1985 a: 104). En los pobres restos conservados resulta llamativa la insisten­ cia en los aspectos más negativos de la pasión erótica. en Asia Menor. destructiva y hostil. Safo describe muy especial­ mente en este poema -p ero también en otros— el amor que. tirano de Sanios. se configura también como memoria de emociones compartidas.

según Gentili (1985b: 96) los términos lesbis y lesbiadsein tení­ an para los contem poráneos del poeta las connotaciones de fellatrix y felar: las mujeres de Lesbos no estaban asociadas todavía con la homosexualidad femenina.. recordando siempre las relacio­ nes entre los dones de Afrodita. el joven am ado de Teognis. la reflexión sobre el amor en la vejez no lo perturba con los desgarros que acometían a M imnermo. exaltación del cuerpo del amado. Allí actuaba com o maestro de placeres: en contraste con las incivilizadas costumbres de los tracios. de Dioniso y de las Musas. descripción del deseo) se entrelazan con motivos simpo­ síacos: los placeres del canto. En el ámbito siempre de las corles de los tiranos. E sco lio a Pd. el efebo al que aspira a instruir dentro de las convicciones y convenciones de la tradición aristocrática. La temática erótica (reproches y reconciliaciones. los propios fracasos se mencionan con una mez­ cla de ironía elegante y ligera melancolía. Teognis La Colección Teognídea es un conjunto de elegías compuestas entre los siglos VI y V y no atribuíbles a un sólo poeta. los cantos de Anacreonte se destinaban a la ejecución en el banquete. Aborda la temática erótica con un tono inconfundible: el amor es un juego (y Eros un boxeador). Muchas de estas elegías tienen com o destinatario a Cirno.senla el apogeo jonio ele la lírica mélica. El poema La de Lesbos ha merecido diversas interpretaciones: generalmente se expli­ caba el rechazo de la joven por ser lesbiana en el sentido moderno. que antes había descollado en Lesbos y en el sur de Italia. de la amistad y del vino. es el autor genuino de una parte de los textos..Al poeta se le preguntó que por qué componía poemas para jóvenes y no himnos a los dioses. los riesgos de éste y el elogio siempre de la mesura. Istm. el poeta daba normas para beber y com portarse con distinción. que da nom bre a este corpus. y se dice que respondió: Porque ellos son mis dioses. Teognis de Mégara. Lo que la chica buscaba era otra pieza de vello púbico: el verbo entreabrir la boca es la clave del pasaje. pero.2). 272 .

por su alta temperatura lírica en suma. Introdujo innovaciones en algunos géneros líricos com o el epigrama. que un coro cantaba en las ciudades al regreso de los atletas. sino un producto refinado por su riqueza metafórica. el treno y el epinicio.) viajó constante­ mente: conocem os sus estancias en Atenas. acogido por las principales familias nobles. Conservamos completos sólo sus epinicios o cantos de victoria en los juegos deportivos. A él se debe la célebre definición de la pintura com o poesía silenciosa y de la poesía com o pintura que habla. la aristocracia. La poesía pindárica es la cumbre no sólo de la lírica coral sino de toda la lírica griega: representa en cierta medida lo que un Góngora o un Hólderlin en las literaturas de sus países respectivos. encarna la figura del poeta panhelénico que viaja sin cesar por toda la Hélade. La oda de Píndaro no es un mero canto laudatorio. por la complejidad de su arqui­ tectura. Píndaro es un exponente tardío de la ideología de una clase. que en su ocaso político necesitaba un discurso de reafirmación.).C. 273 . y aunque era oriundo de la rústica Tebas. garante de verdad. Hizo de la poesía un oficio remunerado: participaba en concursos musica­ les y recibía encargos de los poderosos. Tesalia y Siracusa. En los fragmentos traducidos se contraponen la faceta negati­ va y engañosa de las intervenciones de Afrodita — la pasión com o obstáculo para ser un hombre de bien— y el elogio sin reservas del placer com o un valor humano más deseable que la eternidad misma de los dioses.Simónides Simonides. Píndaro es un poeta plenamente arcaico. Píndaro se ve a sí mismo com o poeta-profeta.C. Píndaro Aunque su vida se adentra por el siglo V (522-448 a. nalural de la isla de Ceos (556-467 a. por la sutileza de sus redes de alusiones míticas. Fue un precursor de los inte­ lectuales y sofistas del siglo V por su talante cosmopolita y su bús­ queda de un ideal humano alejado del clasismo arcaizante de Píndaro.

En cualquier caso. Praxila es la única mujer que deja oír sus versos a lo largo del período clásico ateniense. P raxila Natural de Sición. E n co m io a T eó xen o de T én ed os: Una leyenda cuenta que Píndaro murió en el gimnasio de Argos. Resulta igualmente insólito que la difusión y el éxito de los poe­ mas de Praxila se produjeran en el ámbito del simposio. El fragmento seleccionado tiene com o destinataria a una mujer en el momento de transición de la adolescencia a la madurez sexual. ditirambos ) y poesía convival (escolios) por la que fue muy admirada en Atenas. la farsa y el mimo) (1972: 379). tan fructífero en otros aspec­ tos. que consistía en arrojar un resto de vino de la propia copa en otro recipiente (llama­ do cótabo) desde una cierta distancia. por ejem­ plo.HI có ta h o : Era un juego propio del banquete. un beso com o premio. la mujer en la ventana era un personaje característico de la comedia. ciudad del Peloponeso. pronunciando a la vez el nom­ bre de la persona amada. que luce sobre nosotros con virginal inaccesibilidad y cuando se oculta es la esposa de Endimión). E sc o lio s á tic o s an ó n im o s En los banquetes de la Atenas de los siglos VI y V existía la costum ­ bre de cantar los llamados escolios: cada comensal. en clave ritual (hay una alusión a una cere­ monia de iniciación) y en clave satírica (según Elvira Gangutia. Compuso poesía cultual (himnos. com o apunta J. De este fragmento se han dado variadas interpretaciones: en clave mito­ lógica (el texto era una adivinanza cuya respuesta es la Luna. una institu­ ción típicamente masculina. Snyder. El que acertaba podía conseguir. en un turno que 274 . reclinado en el hombro de su amado Teóxeno. C. las líneas capturan el encanto juvenil de la inocencia recién perdida combinada con el conocim iento recién adquirido (1989: 57). Su época de plenitud se sitúa en los años centrales del siglo V a.

cantaba algunos versos de algún poeta antiguo. de contar los mitos eróticos en claves que ponen de relieve el tema del poder o el de la injusticia o el del error. efectivamente. XIII. Esquilo Como Adrados recuerda (1995: 257). después de mencionar las paidiká (canciones dedicadas a los favoritos) del poeta Estesícoro. POETAS DRAMÁTICOS DE LOS SIGLOS V Y IV.). Sin embargo. hermo­ sura corporal. la tragedia hace el ejercicio de deserotizar (. Los temas más frecuentes eran el elogio de la amistad. que inclu­ so Esquilo. y Sófocles llevaron a los teatros por medio de sus tragedias ternas amorosos. el segundo el de los muchachos en Níobe.. Como ejemplo serviría el tratamiento de Esquilo de los personajes de Agamenón y Clitemnestra. (Aten. había en muy diversos mitos una presencia del amor trágico antes de la invención de la tragedia. el primero el de Aquiles hacia Patroclo. Ateneo. una relación que en la Ilíada toma- 275 . dice lo siguiente: Tan vehemente era la dedicación a los asuntos amorosos y de tal manera nadie consideraba vulgares a las personas eróticas.. el comentario de episodios míticos o de hechos históricos y la discusión de los valores máximos de la vida (un escolio los cita en este orden: salud. que era un gran poeta. parece que en algunas tragedias perdidas tanto Esquilo com o Sófocles convirtieron un mito erótico en el núcleo del drama. riqueza sin engaño y fiesta con los amigos). improvisaba su canción o bien repetía unas estrofas anónimas y populares. o de las Danaides. El ban­ quete era el lugar privilegiado para el inicio y el cultivo de las rela­ ciones homoeróticas masculinas: es el m arco que da sentido a la complicidad del fragmento 3. 601) El tema de Los Mirmidones era.se marcaba pasando de mano en mano una rama de laurel o de mirlo. la relación homoerótica entre Aquiles y Patroclo. Los otros dos escolios son una curiosa exposición de fantasías sexuales.

Sobre el poder de Eros se reflexiona en las intervenciones del coro: no se asoma a los diálogos. En Las Cretenses. A pesar de ello. al ser alcanzados por las flechas de Apolo. odio. y aun empleando una gran dosis de pudor en su tratamiento. eros es un tema lateral: el centro está reservado siempre para la exposición del conflicto de poderes entre dioses y hombres. fanatismos bélicos y religiosos.. fue un dra­ maturgo incóm odo para sus contem poráneos. arremetía contra las insuficien­ cias de la moral tradicional ateniense. Eurípides Eurípides. El trágico no moraliza. huésped de su marido Preto. Sobre el a m o rlfá D). por ejemplo. sino al contrario. Imbuido de las ideas relativistas del movimiento sofístico. Analizó en sus dramas las fuer­ zas irracionales que a menucio determinan la conducta humana: locura. Pasífae defendía su amor por el toro con el argumento de la fuerza de Afrodita. invocaban el auxilio de sus amantes (Plutarco. La pasión de sus heroínas ena­ moradas se enfrenta a la hipocresía de la ciudad. versaba sobre el eros pederástico: los hijos de Níobe. encarnado en princesas cretenses y en hechiceras bárbaras. etc.ha la forma ele lina profunda amistad con final trágico. y desplegó en esce­ na por vez primera los entresijos del eros. Níobe. ya que Aquiles era el más bello de los héroes. la protagonista declaraba su amor a Belerofonte. alarmada ante el desvelamiento del poder destructivo de eros. Platón corrige a Esquilo: no fue Aquiles el amante de Patroclo. y en Estenebea. supo dibujar inolvidables y complejos personajes de heroínas enamoradas com o Antigona y Deyanira. Sófocles En las tragedias de Sófocles. Una tragedia perdida. En su excelso tratado sobre el eros — el fíaiujuele — . no 276 . el más trágico de los trágicos sagún Aristóteles. imberbe todavía y más joven que su amigo.

Eurípides se vio obligado a rehacer la pieza. humor y sentido lúdico. c[ue cuenta con precedentes y posteriores desarrollos en los tex­ tos cosmogónicos órficos (Kirk-Raven. El hijo de la N oche: este texto es en realidad una parodia. Por eso lo incluye en su crítica. alejado de la mania. excepto en el motivo del huevo primi­ genio. abundan en sus comedias los pasajes erótico-festivos. 1044 y 1053 ) Por otra parte. en clave “avícola”. M enandro Aunque no deja de encerrar un tópico (el de lo inevitable de eros a lo largo de la vida humana). mientras que presenta a Esquilo jactándose de no haber presentado heroínas ena­ moradas en sus dramas {Ranas. los amores moderados que no llegan a la médula del alma. Las mujeres con el alma desnuda que Eurípides hacía subir a la escena también le parecían un elemento perturbador. com o el diálogo entre el joven y la joven de Las asambleístas. Aristófanes aborda el sexo con franqueza. Eros nace “alado”. de los mitos cosmogónicos: la fuente parodiada es sobre lodo la Teogonia de Hesíodo. Para Eurípides los dos aspectos de eros g/ykypikron son separables: exis­ te un eros moderado. Son. libre de exceso y cegu e­ ra. en palabras de la nodriza de Fedra. y sus personajes nunca enmascaran sus impulsos eróticos elementales. La primera versión del Hipólito provocó un escándalo al ser repre­ sentada: en ella. La comedia menan- 277 . Fedra declaraba abiertamente su pasión a su hijastro Hipólito. 1966 : 71-74) Coherentemente con su origen — la Noche de negras alas— .condena abiertamente: se limita a exponer los conflictos. el fragmento de Menandro es original al menos en el tratamiento crematístico del asunto. Aristófanes Al comediógrafo ateniense le preocupaba todo lo que contribuía a corroer los cimientos de su ciudad: ataca con saña a los políticos oportunistas y critica la guerra interminable.

así también Eros. Las Minias. hijos perdidos y reencontrados y esclavos redimidos por el amor son los héroes que pide una sociedad moral- mente postrada en un letargo sin ideales ni heroísmos.) se conservan muy escasos fragmentos. El erotismo franco de la comedia y la pasión desbocada y peligrosa de los trági­ cos ceden el paso al sentimentalismo inofensivo: heteras arrepenti­ das. XIII 562). Su compañera. lón. sin ilusiones ni rebeldías (Galiano. Alfesibea. 1985b: 206).C. I liparquia. Su descripción de un grupo de bacantes dormi­ das.) vivió en Atenas después de la des­ trucción de Tebas por Alejandro Magno. De familia adinerada.C... que cuan­ do se comporta con moderación es gracioso. célebre por su gracia voluptuosa no basta para probar que este “littérateur exquis” fuese un buen dramaturgo (Yourcenar. POETAS HELENÍSTICOS Crates Crates de Tebas (368-285 a. es el más cm el cuando resulta intenso y trastorna a los hombres (Aten. El Centauro. De sus obras ( Las durmientes. compartió con él una vida vaga- 278 . su adhesión al movimiento cínico lo llevó a repartir sus bienes y a vivir a la intemperie renunciando a todas las posesiones. hermana de un discípulo. Ateneo señala que Queremón era aficio­ nado a elaborar comparaciones con flores y recoge sus palabras sobre la graduación de Eros y del vino: Como el vino se mezcla según las maneras de los degustadores. maridos gruñones. Dioniso. Q uerem ón Tragediógrafo del siglo IV a.drea es un exponente del aburguesamiento que invadió la literatura dramática en el siglo IV tras la caída política de Atenas. 1979: 260) En La cena de los eruditos.

una capa y una alforja. un instru­ mento de los dioses para que Jasón consiga sus propósitos. De ahí el remedio expeditivo. estructuralmente. un obstáculo para alcanzar la sensatez a que aspira el cínico. Polemizó con Calimaco sobre las posibilidades y limitaciones de una nueva poesía épica: Apolonio no reniega de las enseñanzas homéricas sino que las asi­ mila y añade. com o Apolonio y Calimaco. C. en el que se entremezclaban la parodia. por la corte ptolemaica y sus proyectos culturales. y llegará a ser director de la biblioteca de su ciudad. atraído. Apolonio Nace en Alejandría hacia el año 300 a. provistos los dos sólo de un bastón. El enamoramiento de Medea es. Grates cultiva el género de la sátira cínica llamado spoitdogeloion. Teócrito A pesar de la importancia de su obra. Así lo testimonia el Idilio XVII.hunda y mendicante. no es posible datar a Teócrito con precisión: su vida transcurre a lo largo de la primera mitad del siglo III a. El poem a de Apolonio narra en cuatro libros las andanzas de Jasón y sus compañeros en la nave Argo en busca del vellocino de oro. en su ambicioso poem a Las Argoncmticas. además. las aportaciones tanto de la lírica y de la tragedia clásica (su Medea es deudora de Safo y heredera de Eurípides) com o de los nuevos prin­ cipios estéticos alejandrinos: la narración no lineal. las dudas. pero la hondura de su deseo. la conmoción física. Vivió largo tiempo en la isla de Rodas. Su ciudad natal es Siracusa. la comicidad corrosiva y la intención moralizante. el gusto por la digresión. la ironía y el humor. el arrebato y la desesperación hacen de Medea un personaje complejo e inolvidable. etc. un homenaje a su mecenas Ptolomeo Filadelfo: las deu­ 279 . C. La pasión es una perturbación de la mente. pero pronto lo encontram os en Alejandría. de donde recibió el sobrenombre de Rodio. en Sicilia.

Este encasillamiento es restrictivo e inexacto. frente al trascendenlalismo de la tragedia o de la poesía coral clásicas. pocio­ nes.. que no traducimos completo. una forma líri­ ca enriquecida con elementos dramáticos ambientada en la ciudad. es posible que la ajetreada vida urbana de Alejandría cons­ tituyera un estímulo.(. El Cíclope es un pastor grotesco enamo­ rado de la hermosa Galatea: el monstruo homérico se 1ra metamorfoseado en un músico inofensivo y sentimental..) Es un arte muy despolilizado y de espaldas a los grandes temas inórales. al que sabemos fraca­ sado de antemano. el poema de tema mitológico. A Teócrito se le suele situar bajo el epígrafe de poeta bucólico. En algunos de sus Idilios los escenarios son campestres y los personajes pastores ena­ morados. y en él se entrelazan dos motivos: el de la poesía com o medicina para los males de amor y el de la bella y la... bestia. El Idilio XI. 31 de Safo le proporciona a Teócrito un modelo para una situación de deseo frustrado: Dos mujeres tan diferentes en el amor) con tales diferencias de entorno. y sus principales preocupaciones son estéticas (1986 : 28).. estatus y orientación sexual sin embargo recuerdan una a la otra en los síntomas de la pasión. pero el grado de idealización es mínimo: a menudo hay un tratamiento humorístico de los modos rurales. Los alejandrinos conta­ ban con toda la tradición literaria griega recogida en su Biblioteca y llevaron a cabo una revisión y relectura muy consciente de los m ode­ los ya clásicos. El poema es un catálogo de recursos mágicos: libaciones. Teócrito cultivó otros géneros: el mimo urbano.das se saldaban con poemas encomiásticos. La joven Simeta pretende retener a su amado Delfis con la ayuda de filtros y conjuros. salmodias. una cierta intrascenden­ cia típica de la literatura helenística. ( 1984 : 204) 280 . El Fr. Simeta se siente heredera de Medea y Teócrito es un deudor de Safo: Charles Segal ha puesto de relieve la sutil manipulación de los modelos literarios. pero nos hace sentir que todo será inútil. y al siracusano le hubiera disgustado sin duda verse catalogado así. El Idilio II pertenece a la modalidad de mimo urbano. Máximo Brioso destaca. la poesía pederástica.. se estructura com o una carta de Teócrito a su amigo el médico Nicias. invocaciones a Ilécate y a la Luna.Teócrito recrea una atmósfera lúgubre y tenebrosa.

Los elementos puramente eróticos se concentran en Eros fugitivo. junto a las de Teócrito y Bión. C. Tenía forma de testículo: Símela lo utiliza con un doble sentido. Ello da pie a una descripción prolija del aspecto y de la conducta de Eros en la que destaca la m ez­ cla de rasgos dulces y amargos y su malignidad y extremada capaci­ dad de engaño. vivió a finales del siglo II a.C. cruza todo el mar para acercarse a su amada. Mosco Nació en Siracusa en torno al año 190 a. 281 . la ciudad natal del poeta. el Alfeo. uno de los padres de la filología. Bión retoma el viejo tema — ya lo había tratado Safo— del lamento por la muerte de Adonis. que brotaba en Siracusa.La olpa era el nombre que recibía en dialecto dorio el frasco de aceite que usaban los deportistas. un breve mimo organi­ zado en estrofas irregulares separadas por estribillos. y vivió en Alejandría. donde se convirtió en discípulo de Aristarco. Bión Nació en Esmirna. la ninfa-fuente Aretusa. y su obra pasó a for­ mar parte del Corpus Bucolicum.. La Endecha por Adonis aquí par­ cialmente traducida es un poem a dramático. El fragmento En pos de Aretusa es un reconocim ien­ to del imperio sobre la naturaleza que ejerce Eros a pesar de no ser más que un jovenzuelo perverso y malhechor: un río de Olimpia. un poema que loma la forma de un pregón callejero: Afrodita denuncia a todos la peligrosa fuga de su siervo y promete una recompensa a quien lo devuelva. el amado de Afrodita. La obra de M osco ap arece integrada en el Corpus Bucolicum. y se recrea en los momentos más mor­ bosos y patéticos: la sangre sobre el muslo de Adonis o el beso de Afrodita al cadáver. Europa es su poema más famoso. un epilio que narra el rapto de la joven Europa por Zeus metamorfoseado en toro con un estilo lleno de plasticidad y fuerza sensual.

1980 : 91).C. Posidipo Oriundo de la ciudad macedonia de Pela.. una colonia del norte de Africa. Fue maestro de escuela en un suburbio de Alejandría antes de entrar al servicio de Ptolomeo Filadelfo com o catalogador de la Biblioteca. en general. y conocem os fragmentos de su poem a Las cansas y del epilio Hécale. una promesa.Calimaco Calimaco (300-2-40 a. una pelea. Calimaco ha de librar. vivió su época de madurez en torno al 310 a.. la hetera de la ciudad de Náucratis amante del hermano de Safo y causante de su mina económica. su arte de la palabra desta­ ca por la contención.) nació en Cirene.. un haiku japonés enriquecido por el azar de un hombre determinado: un viaje. y tuvo una relación estrecha con Alejandría: compuso epigramas oficiales destinados al Faro y al Templo de Arsínoe Afrodita. Más adelante define así el epigrama: El epigrama es. el poder curativo del hambre y de la poesía contra las enfermedades amorosas. (Calimaco. por fuerza. la muerte. 282 . continuas escara­ muzas con el deseo y con la muerte: son los dos grandes signos del sistema cali-maqueo. la mesura y la exquisita elegancia. Al parecer compuso también una obra titulada Etiopía en la que se mencionaba repetidamente a Dórica. distanciamiento y frialdad fingida. De su obra de creación se conservan íntegros sus 11imnos a los dioses y sesenta y tres epigramas. C. el vino y las ofrendas a los dio­ ses constituyen los otros dos vértices temáticos de la colección.Calimaco se enfrenta al lugar común con ironía. Junto a ellos. la duplicidad del alma del amante. Pasa por ser el teórico de la nueva poesía alejandrina. Acerca de sus epigramas ha escrito el poeta Luis Alberto de Cuenca: En ese cotidiano combate con el tiempo expresado en sus Epigramas. Los temas de Calimaco son tópicos sacados de sus rutas habitua­ les: la capacidad destructiva del deseo latente.

C. una agrupación de epigramatistas que comparten rasgos com o el interés por la naturaleza idealizada. Se conservan doce epigramas de Nosis en la Antología Palatina. en la Magna Grecia. junto a Nosis. una especie de canciones de amigo puestas en boca de una mujer. mujeres — sobre todo prostitutas y ancianas— y niños).Por ello mereció el calificativo de tbelyglossos. las apreciaciones sobre el aspecto físico de otras mujeres. C. y su abuela era Mosquine. “de femenina lengua”. una autora de yambos oriunda de Atenas de la que nada ha sobrevi­ vido. poetisa de la que aún hoy es posi­ ble leer un fragmento de tema mitológico.. 283 . en cambio. Fanias. Vivió a comienzos del siglo III a. De Hédilo. Es posible que cultivara también el género de las canciones locrias. Pertenecería. Leónidas Leónidas de Tarento vivió hacia el 250 a. C.. nueve de ellos de carácter votivo. a la llamada escuela dórico-peloponésica-occidental. una orientación filosófica estoica y la elección de personajes marginales (pastores y pescadores. y pertenece a una familia de tradición literaria por rara vía femenina: su madre era Hédile. Nosis Su ciudad natal es Locros Epicefirio. ha llegado a nuestros días una docena de epigramas. Teócrito y Alceo. Frente a la sencillez temática hacen gala de un estilo barroco y artificioso. No tuvo contacto con la Alejandría ptolemaica.Hédilo Ilédilo de Atenas (o tal vez de Sanios) vive en la primera mitad del siglo 111 a. uno am o­ roso y dos funerarios. las ofrendas a Hera o a Afrodita de túni­ cas y redes para el pelo. Un rasgo llamativo de los poemas de Nosis es el protagonismo absoluto de la mujer y de su entorno: aparecen en ellos los objetos cotidianos.

ha decidido cambiar el mal remunerado oficio ele tejedora por el de prostituta y para ello invoca la protección de Afrodita. Nosis da una respuesta similar a la de Safó: lo más hermoso. C.En cl primer epigrama recogido. El eros invocado solemnemente com o eje vital en la época arcaica por boca de Mimnermo o de Safo queda definitivamente muy lejos. el lecho llorido de Zeus y Mera: entre tan frescas flo­ res me convertí en un dios. El citado epigrama de Nosis contiene un rechazo implícito a Píndaro y a su poesía agonística — cuyo arte estaría simbolizado en la palabra miel— y una defensa de una tradición poética femenina encabe­ zada por Safo y aludida aquí mediante la metáfora de las rosas. en clave muy humana. camas y dioses suponía una parodia de la escena homérica. Nosi. la ano­ tación de superpornográfico. El primer epigrama tra­ ducido llevaba al margen. entre los que destacan precisamente los dedicados a episodios biográficos de poetas arcai­ cos com o Safo o Anacreonte y la serie erótica. una mujer pobre. lo más dulce es — con prioridad absoluta— el amor. Para el lector antiguo la evocación de flo­ res. 10) hay en los textos de Nosis una reflexión autoconsciente y programática sobre lo femenino. 284 . Nicárela. C. Según Marilyn B.s recurre al mismo procedi­ miento que Salo empleó en el poema Lo que una ama (16 Voigt ). Nicarco Se ubica probablemente en los comienzos del siglo II a. Se trata del llamado “cuestionario cultural arcaico": la serie de preguntas sobre qué es lo más bello o lo más excelente o lo más noble.). Nótese en los dos casos su carácter de trabajadora autónoma. Presenta influencia de Leónidas. El segundo verso recuerda. Skinner (1989. lian sobrevivido casi cua­ renta epigramas de este enigmático poeta. pero nada más se sabe de su vida. en el manuscrito que lo transmitió. Dioscórides Conocernos su cronología (pertenece a la segunda mitad del siglo III a. En el texto seleccionado.

C. Un ejemplo es Dorción ( el nombre significa pequeña gacela ) . Meleagro Meleagro.Asclepiades Nació en la isla de Sanios hacia el 320 a. Con Meleagro la pasión recupera su condición de for­ midable experiencia interior. en su Idilio VII. Meleagro se incluyó en su propia antología nada menos que con 130 epigramas de su cosecha. En general se percibe un cierto tono de desconfianza hacia las mujeres en los epigramas de Asclepiades: las heteras circulan por sus versos. posturas y miradas las ambigüedades del deseo. cuya vida ocupa las últimas décadas del siglo II a. algunas heredadas de la prestigiosa lírica arcaica: la albada. Teócrilo. y unas técni­ cas que le permiten el retrato visual de la emoción. el himno a un dios.. recogió un elevado número de composiciones. tanto de los amantes com o de los amados y ama­ das. una seductora activa que manipula con prendas. etc. la maldición. que preludian el tipo de relación a la vez receloso y epicúreo entre Horacio y sus amigas. Figura en la historia literaria com o el primer antologo de nombre conocido cuya selección perdu­ ra hasta nuestros días: en su Corona. preciso y disciplinado. nació en la helenizada Gádara — el Ática de Siria la llama el poeta— y vivió después en la fenicia Tiro — el huerto de Cipris— y en la isla de Cos. El poeta sirio enlaza con Platón en la concepción del amor como cualidad del alma y con los trágicos en su 285 .C. el paraclausithyron o canto ante la puerta cerrada del amado. núcleo primario de lo que llegaría a convertirse en la Antología Palatina con el paso de los siglos. Según Garrison (1978 : 48). Su estilo es vivi­ do. Lo descubrimos com o un excelente fotó­ grafo de caracteres. el asclepiadeo mayor y el asclepiadeo menor. Dio nombre a dos tipos de verso. el mimo urbano y coloquial. y las primeras del siglo siguiente. C. la canción simposíaca. En ellos reelabora las variantes del género. lo presenta com o un poeta ilustre y difícil de superar. publicada hacia el año 70 a. Asclepiades aporta al epigrama una ten­ sión y un movimiento propios del lenguaje dramático.

la estructura no estrófica. bebido por el amado. desde el punto de vista formal. La abandonada as un canto dialogado. Meleagro interioriza la experiencia erótica y aborda sus aspectos irracionales: el amante quie­ re absorber y ser absorbido. Filodemo es conocido sobre todo com o pensador de orientación epicúrea. canto — conjuro. Abundan las metá­ foras de la miel y el fuego para ilustrar la sensualidad omnipresente. La abandonada Este poem a pertenece a la tradición de los gynaikeia mele. los can­ tos en boca de mujer cultivados literariamente ya en época arcaica por Estesícoro y Safo y aprovechados . Este género cuente con antiguos precedentes orientales y se difunde por todo el Mediterráneo. POETAS TARDÍOS Filodem o Nativo de Gádara com o Meleagro. 1994: 112). volverá a renacer en las jarchas y en las cantigas de amigo galaico -portuguesas. Como en Teócrito ( Luna soberana) y en Safo (Soberana Aurora) .interés por la exploración elel alma apasionada. un poema plagado de ele­ mentos dramáticos.a menudo en forma paródi­ ca. confidencia a la madre. canto ritual por jóvenes semidioses.— en la com edia y en el mimo. Su a cm é se sitúa hacia el 286 . se invoca aquí a la Noche soberana. etc. En época helenística rebrotan con fuerza en todas sus variantes: albada. Elvira Gangutia destaca. la presencia de cuasi-estribillos y la asimetría y aparente falta de conexión entre los versos para subrayar la ilogicidad de la enajenada protagonista. A nónim o de Grenfell. divinidades todas astrales y de signo femenino que deben ser ganadas para la causa de la mujer y para ello se les confia la his­ toria completa del asunto amoroso (Gangutia.

vida y filosofía. Rufino innova en el tono a la vez festivo y brutal de los 287 . Se conservan cincuenta y dos epigramas suyos que se inspiran a menudo en la vida cotidiana. marchó a Italia hacia el año 80 y tuvo amistad co Calpurnio Pisón. en Jonia. donde dedicará poem as circunstanciales a los hijos de Antonio. ética.C. Más tarde se instaló en Roma. al 10 d. C. música e historia de la filosofía. báquico y funerario . Fue poeta en la corte de Cleopatra y de Antonio en Alejandría.año 50 a. Alumno de Zenón de Sidón en Atenas. M arco A rgentario Vivió en época de Nerón. Escribió diatribas y diálogos sobre retórica. La Antología Palatina conserva 28 epigramas auténticos y 7 dudosos. Es posible que conociera personalmente a Horacio y a Virgilio. Sus epigramas son descarados y voluptuosos: en Hora de filosofar \vdy una consideración demoledora de la relación entre ero­ tismo. Rufino Oriundo de Efeso. Fue un liberto de origen griego: tal vez sea el mismo Argentado que cita Séneca en las Suasoriae y en las Controversiae. Algunos de sus textos aparecieron en los rollos calcina­ dos de Herculano. Se han conservado treinta y siete epigramas de tema erótico. Se conservan treinta y ocho epi­ gramas suyos. C. Filodemo se encuadra junto a su paisano Meleagro en la escuela epigramática siro-fenicia. su datación es difícil. suegro de César y rival de Cicerón. Probablemente pertenezca a los siglos II / III d. C rinágoras Crinágoras de Mitilene o tal vez de Rodas vivió del 65 a. C. Filipo lo incluyó en su Guirnalda. sus epigramas influyeron en la poesía erótica romana.

Se llamó Silenciario porque obtuvo el cargo de “guardián del silencio en torno al em perador”. Pablo Silenciario Vivió en Constantinopla en la época de Justiniano y perteneció a su séquito personal. en el “concours de bijoux". y en muchos aspectos se muestra com o heredero de Meleagro. que lo incluyó en su antología. 288 . puede considerarse a Pablo Silenciario com o el último poeta pagano. en palabras de Yourcenar (1979: 433). El epigrama No era una Afrodita cabal recuerda el fragmento del odre de Arquíloco. Fue amigo de Agatías. Destacan aquellos en que el poeta se convierte en árbitro de bellezas.epigramas inspirados por cortesanas. A pesar de haber abrazado el cristianismo (dedicó largas composiciones a la iglesia de santa Sofía).

.

342 351) Los ce lo s de los d io ses (Odisea V. 4 ALLEN) Anónim o: In v o ca ció n a la Musa (H im n o h o m érico a Afrodita Vv. 39 292-296) 41 El le ch o de Z eus y Hera (II. XIV. 116-124 ALLEN) Los am o res a cu ático s de T iro (Od. 95 ADR.) Su largo p elo (Fr. 69-74) 53 53 A nquises (Vv.. 176-206) Estásino de Chipre: (S o b re la p iel. XI. XIV. 155-167) 55 55 II.) 291 59 59 59 6l .) Hasta los huesos (Fr. 104 ADR. 235-250) 41 43 45 Hesíodo: Eros e n el orig en (Teogonia 116-122 SOLMSEN) 47 47 El n acim ien to de Afrodita (Teog. IV.. 86 ADRADOS) Ni yam bos ni placeres (Fr. 90 ADR. POETAS LÍRICOS ARCAICOS Arquíloco: Niebla en los ojos (Fr. POETAS ÉPICO S H om ero: El cin tu rón de Afrodita (IlíacíaXW. 1-6 ALLEN) 51 El co rtejo de fieras (Vv. 84-91) La sed u cció n (Vv.) (Ciprias. 211-221 MUNRO-ALLEN) Prim er am o r (II.I.

) Para mis com pañeras (160 V.) C um plidor (Fr.) La violencia de Eros (47 V.) Quédate (138 V. 59a P) Aslimelesa (Fr.) Reposo (46 V. 347 L-P) Safo: Himno a Afrodita (Fr.) Lo inmutable (41 V.) Duermo sola (168 V. 204 ADR. 3 P) 63 63 63 M im nerm o: Sin Afrodita (Fr.) 71 73 75 77 79 81 83 83 83 83 85 85 85 85 87 87 89 91 91 91 93 93 93 93 95 292 .) Dulce animal amargo (130 V.) La pasión (31 V.r. 45 LOBEL-PAGE) 69 69 Helena (Fr.) 61 61 Alemán: Eros juguetea (Fr. 283 L-P) Eros (Fr.) Dones de la memoria (94 V.) (Sin título) (36 V .) De una amiga (126 v. 205 ADR.) Coronas (81 V.) Plenitud (48 V.) Intimidad (142 V. 58 PAGE) Me ablanda (Fr.) (Sin título) (38 V.) Labor de Afrodita (102 V.) En sueños (134 V. 1VOIGT) Desde Creta (2 V.La m ano de N eóbule 0 . 1 ADRADOS) 67 Alceo: Helero (Fr.) Yo más vieja (121 V.) Lo que una ama (16 V. 327 L-P) El vino y el verano (Fr.) Comparaciones (82 V.) Atis (49 V.

) Contradicciones (83 P.) (Alzo el vuelo.) Como un herrero (68 P. 5 I’AG l·) A las r e d e s d e C ip ris (Fr.) A ése que avasalla (160 P.) Mi barba gris (34 P.Ibico: C o m o e l B ó r e a s (Fr.) (55 P.) Solón: Sus muslos y su boca (Fr. 12 PAGF.) Boxear contra Eros (51 P.) Cleóbulo (14 P. 12 ADRADOS) Labores de placer (Fr.) Teognis: Ni honores ni riquezas (1063-68 ADRADOS) Odi et amo (1091-94) Las nodrizas de Eros (1231) El de ayer y el de hoy (1241-42) Razones del gozo (1255-56) Duro de llevar (1319-22) No te voy a dejar de acariciar (1327-28) Que lo que no me des y no te pida (1329-34) Beatus ille (1335-36) En evidencia (1341-44) Relatividad (1353-57) Un cierto deleite (1369-72) De espaldas al mar (1375-76) 293 95 97 97 99 99 101 101 103 103 103 105 105 105 107 107 107 107 109 109 111 111 113 113 113 115 115 115 115 117 117 117 119 119 119 .) E u r ía lo (Fr.) Los dados de Eros (53 P.) La de Lesbos (13 P.) Indómita (72 P. 20 ADR.) Brindis (62 P...) (33 P... 7 P.) El joven auriga (15 P. 6 P.) Salto de Léucade (31 P.) A nacreonte: Plegaria a Dionisos (Fr.) El equilibrio (57 P.) ( Esquivando al Amor.

) 127 127 127 III. 133 y 34 LLOYD-JONES) 131 Palabras de Aquiles (Los Mirmidones. 269 NAUCK) Elogio de Cipris mesurada (Medea 627-41 MURRAY) El extranjero (Bacantes 233-38 DODDS) En redes anheladas (Bacantes 957-58 D) Enseñanzas de Eros (Estenebea Fr. 3 NAUCK) 137 139 139 141 141 141 143 143 145 Aristófanes: El hijo de la Noche (Las aves 693-702 HALL-GELDART) 145 294 . Fr. 113 B) 121 121 121 123 125 125 Praxila: Mujer en la ventana (754 PAGE) 125 E s c o lio s á tic o s an ón im o s: La lira de marfil (900 PAGE) El cuenco de oro (901 P. 79 P.1OH B) No rebases (Fr. 70 P. POETAS DRAMÁTICOS DE LOS SIGLOS V Y IV Esquilo: Hablan los ojos (Las Arqueras. Fr. 66 y 67 L-J ) Pasión de la tierra (Las Danaides. 112 130WRA) El cótabo (Fr.Sim ónides: El aguijón de Afrodita (Fr.) Píndaro: Encomio a Teóxeno de Tenedos (Fr.) A Eros (Fr. 55 L-J ) 131 133 Sófocles: Triunfo de Eros (Antigona 781-798 PEARSON) 135 Eurípides: El orgullo de ser derrotados por Eros (Hipólito 439-58 BARRETT) La audacia de amar (Hipólito 476-77 B) Tirano de los hombres (Hipólito 525-44 B) Las maldades de Cipris (Hipólito 1460-61 B) Inexperto en la belleza (Fr. 36 PAGE) Sin placer (Fr.) Camarada (902 P. Fr.

37-63 GOW) La medicina de las Musas (3 GOW) Bienaventuranza (12 GOW) Calim aco: La mitad de mi alma (ΑΡ XII. 139) Conjuros contra Eros (ΑΡ XII. 10) 187 187 Vigila (ΑΡ XII. 11 GOW) El Cíclope (Idilios.Menandro: Los im p u e sto s d e E ro s (Fr. 211) 295 189 189 191 . 235 KOCK) Q uerem ón: Las durmientes (Fr. 14 NAUCK ) 147 149 IV. 292) Leónidas: El deseo colmado (AP vi. 199) Certamen (ΑΡ VI.· In vino veritas (ΑΡ v. POETAS HELENÍSTICOS Crates de Tebas: La solución (Fr. 30) Hédilo. 368 LLOYD-JONES) 153 Apolonio de Rodas: El corazón de Medea (Argonáuticas III 755-66 SEATON) Jasón (Argonáuticas III 956-72 S) Teócrito: La hechicera ( Idilios. 150) 179 181 181 183 183 185 Posídipo: Poeta torturado (ΑΡ XII. 73) Las brasas (ΑΡ XII. XI 1-24 GOW) Mosco: Eros fugitivo (1 GOW) 153 155 157 171 175 177 En pos de Aretusa (3 GOW) Bión: Endecha por Adonis (1. 98) 185 Alceo de M esene: Caza menor (ΑΡ V.

175) Ola amarga CAP V. 212) Adulación de la mirada CAP XII. 23) Viento del sur CAP XII. 136 ) Para Heliodora (ΑΡ V. 166 ) Huella de labios CAP V. J 58) La manta y los amantes (ΑΡ V. 46) El delator (ΑΡ XII. 135) Ambigüedad (ΑΡ XII. 207) Cuestión de gustos CAP XII. 203) Tránsfugas (ΑΡ V.Nosis: Lo más dulce (ΑΡ V. 47) Los dardos de Eros CAP V. 174) Indicios (ΑΡ V. 285) 197 Asclepiades: El cinturón de Ilerm íone (ΑΡ V. 172) Lo que el Sueño posee (ΑΡ V. 106) Despojos de Cordura (ΑΡ XII. 36) El juego interminable (ΑΡ XII. 170) Gracias a la herm osura de su cu erp o CAP IX. 165) Para desdenes (ΑΡ V. 197) El eco del Deseo (ΑΡ V. 169) El artefacto (ΑΡ V. 74) 205 207 207 208 209 209 211 211 211 213 213 215 215 215 217 217 296 . 198) Súplica (ΑΡ V. 290) 193 195 195 N icarco: Cambio de oficio (ΑΡ VI. 31) 203 Meleagro: Brindis a solas (ΑΡ V. l6 l) 197 199 199 199 201 201 201 203 Fanias: Evita el ahorro (ΑΡ XII. 56) El abanico (ΑΡ VI. 171) De la brevedad de la noche (ΑΡ V. 190) Último aliento (ΑΡ V. 55) Peligrosa p ro p ag an d a CAP V. 52) Testamento CAP XII.332) 191 193 Dioscórides: Doris calo-de-vosa (ΑΡ V.

90) Pugilato de Eros (ΑΡ XTI. 231 CUNNINGHAM) V. 120) Luna bicorne (ΑΡ V. 119) M arco Argentario: Transparencias (ΑΡ V. 104) Voyeur (ΛΡ ν. 132) Así de mustios (ΑΡ XI. 125) Incauta (ΑΡ XII. 94) Una recela (ΑΡ XII. 115) Otras labores (ΑΡ VI. 51) Impossibilia (ΑΡ V. POETAS TARDÍOS Filodem o: Hora de filosofar (ΑΡ V. 132 b) Cipris. HO) N áufrago en (ierra firme (ΛΡ XII. 112) Ley de los amantes (ΑΡ V. 30) La vida nueva (ΑΡ XI. 123) Cuestión de números (ΑΡ V. 284) No volveré a querer (ΑΡ XII.41) Crinágoras: Duermo solo (ΛΡ V. 157) R sclavn E p ig ra m a s a n ó n im o s: Secreto a medias (ΑΡ V. 183) Demencia concentrada (ΑΡ XII. mi capitana (ΑΡ XII. 85) Dilema (ΑΡ XII. 123) 219 219 221 221 223 223 225 225 227 227 227 229 229 231 Anónim o: La abandonada (Fragm entum G rení'ellianum .fugitiva (ΛΡ XII. 86) El favorito (ΑΡ XII. 126) Flora la italiana (ΑΡ V. 95) Sim ulacro (ΛΡ XII. 128) 297 239 239 241 241 243 243 245 245 247 247 249 . 34) Colofón (ΑΡ XI.

272) 298 255 257 257 .Rufino: Ubi siuit {A. 36) Sopor (ΑΡ V. 94) P a b lo S ile n c ia r io : Muralla ele Semiramis (ΑΡ V. 35) Concurso ele nalgas (ΑΡ V. 60) De elioses y eliosas (ΑΡ V. 258) No era una afrodita cabal (ΑΡ V. 27) 249 251 251 253 253 255 Concurso ele pubis (ΑΡ V.V V. 252) Un otoño soberbio (ΑΡ V. 47) Bañista (ΑΡ V.

.

NORMA DE VIDA ESTA TRADUCCIÓN BIBLIOGRAFÍA 9 9 14 6 1 21 24 25 28 31 TEXTO S POETAS ÉPICOS POETAS LÍRICOS ARCAICOS POETAS DRAMA 77COS DE LOS SIGLOS V YIV POETAS HELENÍSTICOS POETAS TARDÍOS 237 NOTAS A LA TRADUCCIÓN 259 ÍNDICE DE PASAJES TRADUCIDOS 289 37 57 129 151 ./ χ ί α ί I I Cl INTRODUCCIÓN EROS Y LOS POETAS EROS. ASUNTO DE DIOSES EROS Y EL CUERPO EROS INVENCIBLE EROS COMO LOCURA EROS.

V y tras nueve de trabajos. e impresa en San S eba stiá n de los Reyes por cue nta de E d ic io n e s H ip e r ió n . Madrid y en Salamanca. t r a e v in o .Mediado el año 2000. Y TRÁENOS GUIRNALDAS EN FLOR! . m u c h a c h o . ¡ T r a e a g u a . antología de la poesía erótica griega preparada por A u ro ra com puesta Luque en en Málaga. se finalizó la elaboración de Los dados de Enos.