P. 1
Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico (2009)

Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico (2009)

|Views: 15,895|Likes:
Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico

Adoptadas por el Tibunal Supremo de Puerto Rico el 4 de septiembre de 2009
Remitida a la Asamblea a la Legislativa el 17 de septiembre de 2009
Enmendadas por la Ley Núm. 220 de 29 de diciembre de 2009
En vigor a partir del 1 de julio de 2010


In re:
Aprobación de las Reglas de Procedimiento Civil de Puerto Rico

RESOLUCIÓN
San Juan, Puerto Rico, a 4 de septiembre de 2009.

Al amparo de la facultad inherente que nos confiere el Art. V, Sec. 6, de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, L.P.R.A., Tomo 1, este Tribunal adopta unas nuevas Reglas de Procedimiento Civil para el Tribunal General de Justicia.

En virtud de la Resolución EC-2005-01, In re:Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil, 165 D.P.R. 536 (2005), designamos al Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil con la encomienda de evaluar las Reglas de Procedimiento Civil de 1979 a la luz de la Ley de la Judicatura de Puerto Rico de 2003, Ley Núm. 201 de 22 de agosto de 2003, 4 L.P.R.A. sec. 24 et seq., según enmendada, y con el propósito principal de agilizar los procedimientos. El Comité fue constituido porlos y las juristas siguientes:
Lcdo. José A. Andréu García, Presidente
Lcda. Lady Alfonso de Cumpiano
Lcdo. Francisco G. Bruno Rovira
Hon. Héctor J. Conty Pérez
Lcdo. José A. Cuevas Segarra
Lcda. Waleska Delgado Marrero
Lcdo. Rafael Hernández Colón
Hon. Luis E. Maldonado Guzmán
Lcdo. Manuel Martínez Umpierre
Lcdo. José E. Otero Matos
Lcdo. Harold D. Vicente González
Lcda. Sylvia Vilanova Hernández

Desde su creación en el 2005, el Comité Asesor Permanente trabajó arduamente y con dedicación para el cumplimiento de la encomienda que le delegamos. El Comité enmarcó el intenso proceso de revisión y análisis en el estudio de la jurisprudencia alusiva a las Reglas; las recomendaciones propuestas en los Informes de Reglas de Procedimiento Civil de 1994 y 1996; las Reglas de Procedimiento Civil Federal; las reglas de procedimiento civil de algunos estados de los Estados Unidos; y las últimas tendencias en otras jurisdicciones. Además, tomó en consideración las recomendaciones sugeridas por la Comisión Futurista de los Tribunales en su Informe Visión en Ruta al Futuro; las investigaciones de las asesoras legales del Secretariado de la Conferencia Judicial y Notarial y el insumo recibido de distintos sectores de la
comunidad jurídica. Así, también, el Comité consideró los proyectos de ley para enmendar las Reglas vigentes presentados en la Cámara de Representantes y en el Senado de Puerto Rico.

Como parte del proceso de revisión, el Comité se enfocó en transformar el procedimiento ordinario civil tradicional en uno más dinámico y proactivo y de diseñar unas reglas que le permitirán al juez o jueza tomar el control del caso desde una etapa temprana. Además, se propuso establecer mecanismos que faciliten que los casos y las controversias se tramiten de una forma más ágil y eficiente, evitando así la dilación de los procedimientos de naturaleza civil y los altos costos que han caracterizado al ordenamiento procesal vigente.

Igualmente, el Comité tuvo como norte la creación de unas nuevas reglas que fomenten el más amplio acceso de la
ciudadanía a su sistema de justicia con el reconocimiento de la representación por derecho propio y una revisión
integrada de los procesos de descubrimiento de prueba, en especial, la intervención del tribunal cuando éstos se
convierten en opresivos y abusivos. Se concibió además insoslayable la adaptación de las reglas al Siglo XXI,
incorporando los avances tecnológicos en los medios de comunicación, indispensables para la agilización y flexibilización de algunos trámites procesales y, el desarrollo de la evidencia electrónica como parte de lo que se puede descubrir en la etapa del descubrimiento de prueba.

Concluida su encomienda, el 26 de diciembre de 2007, el Comité Asesor Permanente .......
Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico

Adoptadas por el Tibunal Supremo de Puerto Rico el 4 de septiembre de 2009
Remitida a la Asamblea a la Legislativa el 17 de septiembre de 2009
Enmendadas por la Ley Núm. 220 de 29 de diciembre de 2009
En vigor a partir del 1 de julio de 2010


In re:
Aprobación de las Reglas de Procedimiento Civil de Puerto Rico

RESOLUCIÓN
San Juan, Puerto Rico, a 4 de septiembre de 2009.

Al amparo de la facultad inherente que nos confiere el Art. V, Sec. 6, de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, L.P.R.A., Tomo 1, este Tribunal adopta unas nuevas Reglas de Procedimiento Civil para el Tribunal General de Justicia.

En virtud de la Resolución EC-2005-01, In re:Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil, 165 D.P.R. 536 (2005), designamos al Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil con la encomienda de evaluar las Reglas de Procedimiento Civil de 1979 a la luz de la Ley de la Judicatura de Puerto Rico de 2003, Ley Núm. 201 de 22 de agosto de 2003, 4 L.P.R.A. sec. 24 et seq., según enmendada, y con el propósito principal de agilizar los procedimientos. El Comité fue constituido porlos y las juristas siguientes:
Lcdo. José A. Andréu García, Presidente
Lcda. Lady Alfonso de Cumpiano
Lcdo. Francisco G. Bruno Rovira
Hon. Héctor J. Conty Pérez
Lcdo. José A. Cuevas Segarra
Lcda. Waleska Delgado Marrero
Lcdo. Rafael Hernández Colón
Hon. Luis E. Maldonado Guzmán
Lcdo. Manuel Martínez Umpierre
Lcdo. José E. Otero Matos
Lcdo. Harold D. Vicente González
Lcda. Sylvia Vilanova Hernández

Desde su creación en el 2005, el Comité Asesor Permanente trabajó arduamente y con dedicación para el cumplimiento de la encomienda que le delegamos. El Comité enmarcó el intenso proceso de revisión y análisis en el estudio de la jurisprudencia alusiva a las Reglas; las recomendaciones propuestas en los Informes de Reglas de Procedimiento Civil de 1994 y 1996; las Reglas de Procedimiento Civil Federal; las reglas de procedimiento civil de algunos estados de los Estados Unidos; y las últimas tendencias en otras jurisdicciones. Además, tomó en consideración las recomendaciones sugeridas por la Comisión Futurista de los Tribunales en su Informe Visión en Ruta al Futuro; las investigaciones de las asesoras legales del Secretariado de la Conferencia Judicial y Notarial y el insumo recibido de distintos sectores de la
comunidad jurídica. Así, también, el Comité consideró los proyectos de ley para enmendar las Reglas vigentes presentados en la Cámara de Representantes y en el Senado de Puerto Rico.

Como parte del proceso de revisión, el Comité se enfocó en transformar el procedimiento ordinario civil tradicional en uno más dinámico y proactivo y de diseñar unas reglas que le permitirán al juez o jueza tomar el control del caso desde una etapa temprana. Además, se propuso establecer mecanismos que faciliten que los casos y las controversias se tramiten de una forma más ágil y eficiente, evitando así la dilación de los procedimientos de naturaleza civil y los altos costos que han caracterizado al ordenamiento procesal vigente.

Igualmente, el Comité tuvo como norte la creación de unas nuevas reglas que fomenten el más amplio acceso de la
ciudadanía a su sistema de justicia con el reconocimiento de la representación por derecho propio y una revisión
integrada de los procesos de descubrimiento de prueba, en especial, la intervención del tribunal cuando éstos se
convierten en opresivos y abusivos. Se concibió además insoslayable la adaptación de las reglas al Siglo XXI,
incorporando los avances tecnológicos en los medios de comunicación, indispensables para la agilización y flexibilización de algunos trámites procesales y, el desarrollo de la evidencia electrónica como parte de lo que se puede descubrir en la etapa del descubrimiento de prueba.

Concluida su encomienda, el 26 de diciembre de 2007, el Comité Asesor Permanente .......

More info:

Published by: Giovanni Figueroa Rodriguez on May 19, 2010
Copyright:Public Domain

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/24/2015

pdf

text

original

No se concederá, modificará, anulará, ni se tomará
providencia alguna sobre un remedio provisional, sin notificar a la
parte adversa y sin celebrar una vista, excepto según se dispone
en las Reglas 56.4 y 56.5.

Cuando se solicite un remedio bajo esta regla antes de haber
sido emplazada la parte promovida, la parte peticionaria deberá
notificar a la parte adversa copia de la orden que señala la vista,
así como copia de las alegaciones, de la moción de remedios
provisionales y de cualquier documento que la apoye.

Regla 56.3. Fianza

Un remedio provisional sin la prestación de fianza podrá
concederse en cualquiera de los casos siguientes:

(a) si aparece de documentos públicos o privados, según
definidos por ley y firmados ante una persona autorizada para
administrar juramento, que la obligación es legalmente exigible,
o

(b) cuando sea una parte litigante insolvente que esté
expresamente exceptuada por ley para el pago de aranceles y
derechos de presentación, y a juicio del tribunal la demanda
aduce hechos suficientes para establecer una causa de acción
cuya probabilidad de triunfo sea evidente o pueda demostrarse, y
haya motivos fundados para temer, previa vista al efecto, que de
no obtenerse inmediatamente dicho remedio provisional la
sentencia que pueda obtenerse resultaría académica porque no
habría bienes sobre los cuales ejecutarla, o

(c) si se gestiona el remedio después de la sentencia.

En caso de que el tribunal conceda el remedio provisional sin
la prestación de fianza conforme lo dispuesto en esta regla, podrá
excluir en su orden determinados bienes.

En todos los casos en que se exija una fianza bajo esta regla,
el tribunal exigirá la prestación de una fianza suficiente para
responder por todos los daños y perjuicios que se causen como

128

consecuencia del aseguramiento. Una parte demandada o
querellada podrá, sin embargo, retener la posesión de bienes
muebles embargados por una parte demandante o reclamante
prestando una fianza por la suma que el tribunal estime suficiente
para responder por el valor de dicha propiedad. El afianzamiento
por la parte demandada de la suma embargada dejará sin efecto
el embargo.

En toda fianza bajo esta regla el fiador o fiadora se somete a
la jurisdicción del tribunal y designa irrevocablemente al
Secretario o Secretaria del tribunal como su agente para recibir
cualquier notificación, emplazamiento o escrito relacionado con
su responsabilidad como tal fiador(a). Mediante moción podrá
hacerse efectiva la responsabilidad del fiador o fiadora, sin que
sea necesario instar un pleito independiente. La moción y
cualquier notificación de la misma que el tribunal ordene podrán
entregarse al Secretario o Secretaria del tribunal, quien remitirá
inmediatamente por correo copias al fiador o fiadora, si conoce su
dirección.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->