You are on page 1of 28

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE

C U A D E R N I L L O
“CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE
CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

Plataforma ChileCrea de Fundación Crea
www.fundacioncrea.cl
Equipo Editor
Carla Amtmann
Eduardo Ocampo
Felipe Pimentel
Francisco Espinoza
Héctor Testa
Ismael Puga
Valentina Olivares
Diseño y Diagramación
Angel Spotorno
Dibujos
Amaranta Carrasco
Año 2016, Chile.

3

INDICE
INDICE ............................................................................................................ 3
INTRODUCCIÓN ..........................................................................................4
I. FUNDAMENTOS DEL PENSAMIENTO
CONSTITUCIONAL MODERNO ......................................................... 5
II. INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA
CONSTITUCIONAL DE CHILE .......................................................... 9
III. ¿POR QUÉ DEBEMOS SUPERAR
LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE 1980? ................................. 13
IV. PUEBLOS CONSTITUYENTES.
LOS PROCESOS CONSTITUCIONALES RECIENTES
EN AMÉRICA LATINA ...................................................................... 15
V. EL PROCESO CONSTITUYENTE
EN EL CHILE DE HOY ....................................................................... 20
VI. ELEMENTOS PROGRAMÁTICOS
PARA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN ......................................... 23

4

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

INTRODUCCIÓN

E

l cuadernillo que tienes en tus manos, es un material que pone a disposición
Fundación Crea a través de su plataforma Chile Crea una Nueva Constitución, para aportar
a la construcción una fuerza y voluntad constituyente en nuestro país, que impulse transformaciones estructurales.
Viviendo en un modelo económico y social
que concentra la riqueza, que produce las más
vergonzosas desigualdades, que nos priva de
los derechos sociales, y que destruye el medio
ambiente, y en una democracia altamente restringida, que reduce al mínimo las posibilidades de las mayorías sociales de participación
política e incidencia directa en los asuntos públicos; los movimientos sociales y las fuerzas
democráticas han logrado instalar la necesidad de un auténtico proceso constituyente.
Un proceso que exige de la más amplia movilización y organización social y popular, y
del conjunto de las fuerzas democráticas, si lo
que buscamos es la superación definitiva de la
Constitución Política de 1980, de la democracia restringida y del neoliberalismo.
Este cuadernillo entonces, acompañado de la
Escuela Nacional Constituyente, espera con-

tribuir a esa voluntad y fuerza, particularmente a través de contenidos mínimos en torno a
seis módulos: Fundamentos del Pensamiento Constitucional Moderno, Introducción a la
Historia Constitucional de Chile, Los procesos
constitucionales recientes en América Latina,
¿Por qué debemos superar la Constitución de
1980?, El Proceso Constituyente en el Chile de
hoy y Elementos programáticos para una Nueva
Constitución.
Todo proceso constituyente es una disputa, y
sin duda alguna para estos siguientes años, es
una de las más importantes que debemos enfrentar. Para ello, quienes consideramos que
nuestro país necesita un nuevo rumbo, con democracia y justicia social, siendo necesaria la
elaboración de una Nueva Constitución a través de una Asamblea Constituyente, debemos
estar preparados, para conformar esa columna
vertebral de la fuerza y voluntad constituyente
indispensable para avanzar en estos cambios
tan necesarios.
Es a ese propósito que busca aportar este cuadernillo. Los invitamos a esta trayectoria, para
ser parte de quienes contribuyan a cambiar
Chile.

5

I. FUNDAMENTOS DEL


PENSAMIENTO

CONSTITUCIONAL
MODERNO

Preguntas Guías

¿Cuáles son los
principales procesos
históricos y políticos
que sientan las bases
del pensamiento
constitucional
moderno?
¿Cuáles son los
fundamentos
del pensamiento
constitucional
moderno?

Palabras Claves
Proceso inglés
- Independencia
de los Estados
Unidos - Revolución
Francesa - Poder
Constituyente
Originario Soberanía Popular Poder Constituido

P

ara introducirnos al debate constitucional, un buen punto
de partida es conocer el origen y la trayectoria histórica de los fundamentos del pensamiento constitucional moderno que se generaron
hace ya varios siglos.
La cuestión constitucional, en sus orígenes en Europa, estuvo motivada por la búsqueda de limitaciones al poder de las monarquías. Se
trataba de limitar la soberanía absoluta de los reyes, oponiendo a ella
reglas políticas que dotaran de derechos básicos a otros grupos. Si
bien existen antecedentes y reflexiones filosóficas y jurídicas previas,
el pensamiento constitucional occidental comienza a tomar su forma
entre los siglos XVI y XVIII, y el surgimiento de las constituciones y
el constitucionalismo es una de las características del nacimiento de
nuestra época.
Tres procesos revolucionarios fueron especialmente importantes en el
desarrollo de los principios constitucionales modernos en Occidente:
el Inglés, que abarca desde la “Guerra Civil” (1642-1651) hasta la llamada “Revolución Gloriosa” (1688-1689), la “Guerra Revolucionaria”
e Independencia de los Estados Unidos (1775-1783), y la Revolución
Francesa (1789-1799). Estas tres trayectorias históricas fueron antecedentes decisivos de los ejercicios constitucionales que luego se llevarían a cabo en las nuevas repúblicas y la construcción de los Estados
en nuestro continente, al obtenerse la independencia del dominio de
los imperios español y portugués.

6

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

1. Características de los Procesos
El proceso inglés (1642-1689)

Algunos elementos centrales del proceso inglés
fueron:
- A mediados del siglo XVII, el rey concentraba parte fundamental de los poderes del Estado, pero ya estaba regido
por una “Carta Magna” que establecía
derechos básicos como la prohibición
de las detenciones arbitrarias y la necesidad de contar con la aprobación del
Parlamento en algunas materias como
los impuestos. El parlamento inglés estaba dividido en dos cámaras: La Baja
compuesta por los comerciantes más
ricos y los nobles de menor estatus y la
Alta, por la nobleza.
- En 1634 el rey intenta aumentar los impuestos sin el consentimiento del Parlamento, generando un conflicto entre
poderes, lo que desembocó desde 1642
en una Guerra Civil entre partidarios
de la Monarquía y del Parlamento. En
1651 las fuerzas monárquicas fueron
derrotadas y como resultado Inglaterra
se transformó por un breve tiempo en
una República: La monarquía fue abolida y la Cámara Alta fue disuelta a favor
de una sola “Cámara de los Comunes”.
Se impulsa una reforma agraria y otras
reformas de distribución de la riqueza y
el poder político.
- En 1659 la monarquía fue restaurada
bajo el poder de Carlos II. Y, a pesar
de que las fuerzas más progresistas y
radicales fueron derrotadas, el cuestionamiento del poder monárquico tuvo
consecuencias duraderas. En 1689 se

estableció una Declaración de Derechos
que garantiza que el Parlamento debía
sesionar de manera regular y supervisar
gran parte del poder del rey, estableciendo además nuevos principios constitucionales como la Libertad de Expresión
y la Prohibición de los Castigos Crueles.

La independencia de los Estados Unidos (1765-1783)
Algunos elementos centrales de la independencia de los Estados Unidos fueron:

- En 1765, agrupaciones de colonos norteamericanos, que hasta entonces eran
súbditos de Inglaterra, cuestionaron la
legitimidad del Parlamento inglés para
establecer impuestos en las colonias.
En 1774 formaron el “Primer Congreso
Continental” y a fines de ese año iniciaron un boicot contra el comercio británico. En 1775 se desata finalmente la
llamada “Guerra Revolucionaria” entre
las colonias y el Imperio Británico, y en
1776 aquéllas redactan su Declaración
de Independencia.
- Los británicos habían organizado sus
territorios en Norteamérica en 13 colonias. En todas ellas, los colonos habían tomado el poder político y declarado que se constituían como Estados,
iniciando entonces la elaboración de
sus propias constituciones. En general,
se trató de constituciones republicanas
donde los cargos debían ser electos bajo
el principio de Soberanía Popular.
- La guerra continuó por 8 años hasta que
en 1783 Gran Bretaña reconoció oficialmente la independencia de sus antiguas

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

colonias. Pese a que las colonias se habían
declarado a sí mismas como estados, siguieron compartiendo un Congreso durante toda la guerra y después de ella. En
1787, esta forma de organización se cristalizó en una nueva Constitución Federal. Entre sus principios se encuentran la
Libertad de Culto, la Soberanía Popular,
el Debido Proceso, la Prohibición de los
Castigos Crueles, y sistema de controles
y contrapesos entre los distintos poderes
del Estado.

La Revolución Francesa (1789-1799)

Algunos elementos centrales de la Revolución
Francesa fueron:
- En Francia, hacia fines del siglo XVIII,
el poder del rey era absoluto y no existía
parlamento. Tras años de malas cosechas
y de participación en diversas guerras,
el país se encontraba empobrecido, sus
finanzas en bancarrota, mientras que el
clero y la nobleza gozaban de un estilo
de vida privilegiado y ostentoso, lo que
provocó el estallido de un intenso descontento popular.
- En medio de la crisis social y política
en curso, el Rey convoca a los “Estados
Generales”, un órgano similar a un parlamento que se convocaba de manera
consultiva y excepcional, compuesto de
forma estamental: Clero, Nobleza, y el
llamado “Tercer Estado”, es decir las mayorías no privilegiadas: burgueses, comerciantes, artesanos, campesinos. Este
Tercer Estado decide rebelarse contra el
“Antiguo Régimen”, y reclama para sí el
poder escribir una Constitución, constituyéndose como “Asamblea Nacional
Constituyente”. La Asamblea proclama la
abolición de los derechos especiales de la

7

Nobleza y el Clero, suspende el funcionamiento del sistema judicial monárquico,
establece un parlamento unicameral, y
redacta la “Declaración de los Derechos
del Hombre y el Ciudadano”.
- La Revolución Francesa estuvo caracterizada por una enconada lucha entre clases y las distintas corrientes políticas que
participaron del proceso. Tras redactar la
Constitución de 1791, la Asamblea Nacional Constituyente se disuelve y se forma una nueva Asamblea Legislativa cuya
composición y contenidos insuficientes
mantuvo el descontento de los sectores
republicanos y populares. En 1792 estallan nuevas revueltas y tensiones, y se
celebra una forma más democrática de
asamblea, la “Convención”, cuyos representantes fueron escogidos con voto universal masculino, que redacta un nuevo
texto constitucional en 1793, pone fin
definitivo a la monarquía, y declara Francia una República, junto a otras medidas
democratizantes y redistributivas. Pero
finalmente, los sectores más continuistas y moderados recuperan la dirección
del proceso en 1794, estableciendo un
nuevo Gobierno, el “Directorio”, y una
nueva Constitución en 1795 que elimina
gran parte de los avances democráticos
previos, entre otras cosas, terminando
el sufragio universal y reestableciendo
el voto censitario. Este escenario, con
altas tensiones internas y externas, luego le abrieron paso a la instauración del
“Consulado” encabezado por Napoleón,
que redactó una nueva Constitución autoritaria y sin los derechos fundamentales establecidos en las anteriores, y luego,
declarando el fin de la República y el establecimiento del Imperio.

8

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

2. Principales lecciones de los procesos que dieron
forma al pensamiento constitucional moderno
-

Las constituciones modernas surgen para limitar la concentración del poder y escriturar las normas fundamentales que rigen el Estado.

-

Las constituciones modernas surgen como consecuencia de movilizaciones y demandas por la distribución de la riqueza y el poder político.

-

El protagonismo de las mayorías sociales, en especial de sus fuerzas más organizadas,
ha sido fundamental para el avance de transformaciones constitucionales en un sentido democrático.

-

Bajo presión, los sectores sociales y políticos conservadores generaron aperturas parciales y no vinculantes, pero en estos casos fueron desbordadas, aunque el desenlace
final de los procesos produjo reformas y avances parciales en relación a las propuestas
y actores de vocación más democratizante.

3. Principios claves en la formación
del pensamiento constitucional moderno
El poder constituyente: Con la Revolución

Francesa, por primera vez se establece la idea
de un poder constituyente como base de fundamentación y legitimidad del orden político.
Se entiende el poder constituyente como originario, por no ceñirse a las normas pre-existentes, e ilimitado, por ser expresión de la voluntad popular, sobre la cual no hay instancia
superior alguna.

Soberanía popular: Ya no es la voluntad

del rey ni de ninguna divinidad ni de elites
distinguibles del conjunto del pueblo, en la
que reside el poder. La legitimidad del orden
social se basa en la idea de que el pueblo es
soberano para dotarse de sus propias normas
y régimen político. La Constitución es el conjunto de normas fundamentales que el pueblo
establece, la mayoría de las veces en un texto
escrito.

Republicanismo y representación popular: Bajo la idea de que la Constitución debe

dar forma al gobierno del propio pueblo sobre
sí mismo, los procesos constituyentes modernos intentaron avanzar hacia una representación democrática en las instituciones. Una república es un régimen que se constituye sobre
la base de formas que permiten representar al
pueblo en los órganos de decisión política.

División de poderes y parlamentarismo:

Si en las monarquías el soberano solía concentrar el poder ejecutivo, legislativo y judicial, las
repúblicas tendieron a dividir estos poderes en
distintas instancias. Un poder parlamentario
encargado de redactar las leyes, como órgano
colectivo, plural, donde las diversas expresiones y posiciones políticas debían estar representadas; y un poder judicial capaz de aplicar
independientemente las normas jurídicas,
controlando los abusos de los gobernantes.

9

Preguntas Guías
¿Cuáles son las
características de los
principales procesos
constitucionales de
la Historia de Chile?
¿Cuáles son
sus elementos
transversales y qué
lecciones podemos
extraer de ellos?

Palabras Claves
Constitución
Política del Estado
- Constitución de
1833 - Constitución
de 1925 Constitución de
1980

II. INTRODUCCIÓN
A LA HISTORIA
CONSTITUCIONAL
DE CHILE

L

a Historia Constitucional de Chile consta de la elaboración y vigencia de diez textos constitucionales. Cabe destacar que
siete de estas Constituciones se elaboraron en las primeras dos
décadas de construcción del Estado de Chile, entre 1812 y 1828,
años en los que, junto con consolidar la Independencia, se libraron fuertes disputas entre los distintos sectores independentistas
por hacerse de la conducción del proceso y delimitar el carácter
del Estado y las instituciones, lo que provocó un largo período
de inestabilidad que concluye tras el triunfo del bando “pelucón”
(estanqueros, conservadores) sobre los “pipiolos” (los sectores liberales y más progresistas) en la Guerra Civil de 1829 y 1830. De
ahí en adelante la República de Chile se ha desarrollado sobre la
base de tres Constituciones: La de 1833, la de 1925, y la de 1980,
vigente hasta el día de hoy.

10

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

1. Principales características de las Constituciones más importantes
La Constitución de 1833
- En 1830, los conservadores triunfan sobre los
liberales en la Batalla de Lircay y se pone término a la Guerra Civil. El Senado convoca una
Convención de 16 diputados y 20 ciudadanos,
excluyendo abiertamente al sector vencido en la
Guerra Civil, en un marco de intensa persecución y represión de éste.
- La Constitución de 1833 dota de legitimidad
jurídica al nuevo régimen “portaliano”, conocido así por la alta influencia del comerciante
Diego Portales, quien se erige como líder de
facto de la coalición conservadora gobernante.
Sus principales rasgos fueron: un Estado altamente centralista, con un fuerte autoritarismo
presidencial, donde el sufragio censitario excluía
a la casi totalidad de la población que no fuera
propietaria de bienes inmuebles. En la prácti-

ca, la Constitución de 1833 operó bajo el férreo
dominio conservador hasta 1861, desde cuando
predominó una “fusión liberal-conservadora”
y una tendencia hacia un liberalismo aun fuertemente oligárquico. La Guerra Civil de 1891
mostraba los límites de tal esquema y su compatibilidad con la Constitución vigente, con un
Congreso dominado por las fuerzas oligárquicas
(conservadoras y liberales) que se opusieron a la
intención del Poder Ejecutivo de mayores poderes y un plan de reformas progresistas.

La Constitución de 1925
- Hacia principios del siglo XX, los trabajadores y sectores populares habían logrado instalar
sus demandas de mejoría social y participación
en la conducción política del país. En este contexto, irrumpe el liderazgo de Arturo Alessandri Palma, apoyado por amplias capas medias y

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

populares, con un discurso que enfatiza la crisis del régimen oligárquico y un “populismo”
que recogía los descontentos y malestares que
habían ido creciendo sobre todo desde el Centenario de la República. Durante su Gobierno,
Alessandri apuntó la necesidad de una Constitución que limitara los poderes del Congreso,
convertido en bastión de los sectores oligárquicos y al que acusó de no dejarlo gobernar, al
tiempo que se apoyaba en sectores progresistas
de las Fuerzas Armadas y en los apoyos populares con los que contaba.
- Pese a la significativa movilización ciudadana que demandaba una asamblea constituyente y que había mostrado una creciente capacidad de organización y propuesta en la escena
política, la Constitución de 1925 es elaborada
tras la convocatoria de una comisión de 122
miembros nombrados directamente por el Presidente Alessandri, y aprobada por un 95% en
un plebiscito donde sólo votaron 120.000 personas, menos del 45% del padrón electoral de la
época, el que aún excluía a las mujeres, analfabetos y no videntes, es decir, a una amplia mayoría popular.
- El orden constitucional establecido fue de carácter presidencialista (terminando el régimen
semiparlamentario instaurado en las últimas
décadas del siglo XIX), y mantuvo el sesgo elitista, centralista y librecambista, pero a la vez
estableció normas y principios que permitieron ampliaciones democráticas posteriores,
como la separación entre Iglesia y Estado, la
instauración de un sistema electoral representativo y proporcional, y la consagración de derechos sociales. Los primeros años de vigencia
de la Constitución estuvieron marcados por
la inestabilidad política, con una seguidilla de
golpes militares y gobiernos inconclusos. La
Constitución entra efectivamente en vigencia
1932, con el segundo gobierno de Alessandri.

11

Este texto constitucional fue reformado en siete ocasiones, con especial relevancia de aquéllas ocurridas a partir de la década de los 60’s,
que ampliaron los derechos ciudadanos y el
sufragio, modificaron el régimen de propiedad
abriendo paso a la reforma agraria y al Estado
empresario, y delineaban un Estado con mayor
participación e iniciativa en la economía y la
sociedad, como en el referencial caso de la nacionalización del cobre.

La Constitución de 1980
- Tras el Golpe de Estado de 1973, la Junta Militar convocó a la “Comisión de Estudios de la
Nueva Constitución de la República de Chile”,
conocida como la Comisión Ortúzar, para elaborar un proyecto constitucional. La Constitución fue ratificada por medio del plebiscito de
septiembre de 1980, en el marco del Estado de
Sitio, sin registros electorales ni recuento electoral independiente a la Junta militar, en un
contexto general de persecución y represión de
la oposición.
- En términos políticos, la Constitución Política de 1980 establece un régimen político antidemocrático y antipopular que restringe al mínimo las posibilidades de participación política
de las mayorías, y que consagra en su interior
formas rígidas para su conservación, a través
de mecanismos como los quórums supramayoritarios para una gran cantidad de leyes, el
sistema electoral binominal, y la existencia de
senadores designados y vitalicios, entre otros.
- En términos económicos y sociales la Constitución de 1980 sentó las bases jurídicas e
institucionales para la implementación del
neoliberalismo, a través de la centralidad del
principio de subsidiariedad, la limitación de
la intervención del Estado en la economía, el
máximo resguardo de la propiedad privada, y
una débil protección de los derechos sociales.

12
2.

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

2. Elementos transversales de la Historia Constitucional de Chile
- Las tres principales Constituciones de la Historia de Chile (1833, 1925, 1980) han sido generadas a través de procesos profundamente oligárquicos y antidemocráticos: Por pequeños grupos designados por los jefes de gobierno en contextos de ciudadanía restringida y
de limitación de derechos.
- Las tres principales Constituciones de la Historia de Chile han sido elaboradas como consecuencias de procesos restauradores para consolidar el poder de élites que vieron su poder e intereses amenazados. Sólo la de 1925 pudo dar pie a posteriores aperturas en sentido
democrático y redistributivo.
- Tanto los conservadores en 1833, los alessandristas en 1925 y, más directamente la Dictadura Cívico- Militar en 1980, se han valido del poder militar y el uso de la violencia para
imponer los términos de sus constituciones. Sólo la de 1925 tuvo un, de todas formas muy
restringido, espacio y momento para la divergencia y el debate público.
- De esta manera, han sido las clases dominantes, quienes han ejercido y concentrado el
poder constituyente, con la exclusión de las mujeres, de los pueblos originarios, de las
regiones, de los sectores populares y medios, y los actores políticos de mayor vocación
democratizante y redistributiva. Las mayorías subordinadas y excluidas de la construcción
del Estado han mostrado en varias ocasiones una no menor capacidad de organización
y propuesta política, pero las demandas y anhelos que han logrado movilizar no se ha
plasmado en ninguna de las tres Constituciones que han regido la historia institucional de
nuestro país.

13

III. ¿POR QUÉ DEBEMOS

SUPERAR LA CONSTITUCIÓN
POLÍTICA DE 1980?
La Constitución de 1980 es ilegítima de origen
Preguntas Guías
¿Cuáles son
las principales
características de
la Constitución de
1980?
¿Por qué debemos
superarla?

La Constitución Política de 1980 es consecuencia, en pri-

mera medida, por el Golpe de Estado de 1973. Específicamente, es
elaborada por un puñado de hombres, conservadores, católicos,
vinculados a la élite oligárquica históricamente gobernante en el
país en un contexto de represión e inexistencia de derechos y libertades políticas. Es aprobada mediante un plebiscito fraudulento sin registros electorales ni organismo electoral independiente,
en medio del control del debate público y la censura de los medios
de comunicación, en un marco general de represión, militarización, y uso del terrorismo de Estado por parte de la Dictadura.

La Constitución de 1980 contra la Soberanía Popular

Palabras Claves
Constitución
Política de 1980
- Soberanía Popular
- Democracia Estado Subsidiario
- Neoliberalismo

En la actual Constitución Política, la “soberanía reside esencialmente en la Nación”, y el ejercicio de ella sólo “se realiza por el
pueblo a través del plebiscito y de elecciones periódicas”, en conjunto con “las autoridades que esta Constitución establece”. Es decir,
el pueblo no ejerce la soberanía popular salvo en instancias muy
acotadas, y siempre en conjunto con las autoridades.

La Constitución de 1980 contra la Democracia
Además de sus limitaciones a la soberanía popular, sus contenidos
establecen múltiples mecanismos antidemocráticos, como son los
quórums súper-mayoritarios (de dos tercios o tres quintos de los
miembros del parlamento) para la aprobación, modificación o de-

14

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

rogación de las principales leyes que regulan
la vida política, económica y social del país.
Lo que, conjunto al sistema electoral binominal, que fue parcialmente reformado, ha operado como un auténtico poder de veto de las
minorías conservadoras. A lo que se suma el
funcionamiento del Tribunal Constitucional
que puede rechazar incluso leyes que hayan
sido aprobadas por el parlamento.

La Constitución de 1980 contra los
Derechos Sociales
No sólo los derechos políticos están desprotegidos por la actual Constitución. En su texto,
esta Constitución niega la existencia de derechos sociales. Así, aunque según el Art. 18 la
“acción del Estado estará dirigida a garantizar
el acceso de todos los habitantes al goce de prestaciones básicas”, sin definir las prestaciones
básicas, ni establecerlo como un derecho. En
cambio, insiste constantemente en que las tareas de provisión del Estado han de realizarse
“a través de instituciones públicas o privadas”:
es decir, sienta las bases para la mercantilización de estos derechos.

La Constitución de 1980
contra los pueblos originarios
La Constitución de 1980 insiste en que Chile es un país “unitario”, y en que la soberanía
reside en la “Nación” (única). Lo que impide
el reconocimiento de los pueblos originarios
como naciones, y niega por tanto la posibilidad de que ejerzan soberanía sobre sí mismos, con sus respectivas consecuencias políticas, económicas, sociales y culturales.

La Constitución de 1980 por el
neoliberalismo
En el Art. 1 se establece que el “Estado reconoce
y ampara a los grupos intermedios a través de
los cuales se organiza y estructura la sociedad
y les garantiza la adecuada autonomía para
cumplir sus propios fines específicos”, lo que
sumado al máximo resguardo de la propiedad
privada y las libertades económicas entre las
garantías constitucionales, y la reducción de
la intervención estatal en la economía, sientan las bases constitucionales del Estado Subsidiario y el Neoliberalismo.

15

IV. PUEBLOS CONSTITUYENTES

LOS PROCESOS CONSTITUCIONALES
RECIENTES EN AMÉRICA LATINA

Preguntas Guías
¿Cuáles han sido los
principales procesos
constitucionales
recientes en América
Latina?
Palabras Claves
Constitución de
Brasil de 1988 Constitución de
Colombia de 1991
- Constitución
de la República
Bolivariana de
Venezuela de 1999
- Constitución de
la República de
Ecuador del 2008
- Constitución del
Estado Plurinacional
de Bolivia del año
2010

Durante las últimas tres décadas, en diversos países de

América Latina, se han desarrollado procesos constituyentes y elaborado nuevas constituciones que han expresado salidas a profundas crisis políticas y sociales. Estos procesos han tenido la particularidad de un amplio protagonismo alcanzado por la organización
social y popular y las ciudadanías en general, y en especial, por la
elaboración de nuevas Constituciones Políticas a través de la realización de Asambleas Constituyentes democráticamente electas,
y con formas de participación política adicionales al ejercicio del
voto para elegir a asambleístas constituyentes. Tales han sido los
referenciales casos de Colombia, Venezuela, Ecuador y Bolivia.
Antecedentes que son relevantes al momento en que en Chile el
cuestionamiento a la Constitución de 1980 se encuentra en el centro del debate público y se ha abierto un proceso constituyente
restringido impulsado por el gobierno de Michelle Bachelet.

1. La Constitución de Brasil de 1988
A diferencia del resto de nuestro continente, tras su independencia en Brasil se instauró un régimen Imperial, no republicano. Éste
régimen que mantuvo una amplia exclusión social de las mayorías
sólo vino a superarse a fines del siglo XIX, pero conservando todo
lo esencial del dominio oligárquico. Esta realidad de amplias desigualdades fue levantando la demanda de un reformismo social
durante el siglo XX, pero las tensiones provocadas por esto llevaron a las oligarquías a ejecutar un Golpe de Estado en 1964, hito
que da inicio a un nuevo tipo de regímenes dictatoriales y autoritarios en Sudamérica. Esta dictadura cívico-militar perdura hasta

16

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

1985, pero en sus últimos años va realizando
una lenta apertura política, cuestión reforzada
por una creciente movilización social y popular de oposición: sindicatos, cristianismo progresista, campesinos, gremios profesionales
e institutos de pensamiento fueron tomando
cada vez más fuerza.
Este movimiento democratizante primero se
agrupó en torno a la demanda por elecciones directas del Presidente de la República,
pero tras el rechazo del restringido Congreso
en 1984, volcó sus energías a la presión por la
convocatoria de una nueva Constitución vía
Asamblea Constituyente. La Dictadura entrega el Poder Ejecutivo en 1985, y el nuevo gobierno civil cumple el compromiso de activar
el proceso constituyente, dándole el carácter
de “constituyente” al Congreso que se elegiría en elecciones de ese año. Este Congreso Asamblea Constituyente realiza su trabajo en
medio de una activa y masiva participación
popular, y un complejo juego de negociaciones y tensiones entre los distintos sectores políticos y sociales, incluyendo la presión de los
propios militares. De todas formas, la “Constitución Ciudadana” como se le conoció, inicia la llamada “Nueva República” adoptando
buena parte de las propuestas más progresistas
del constitucionalismo europeo post II Guerra
Mundial, con ampliación del catálogo de derechos, normas de incentivo y protección de la
organización sindical, y reconocimientos a la
multiculturalidad, eso sí, en un marco de hegemonía de las propuestas económicas privatizadoras y neoliberales.

sa en un prolongado conflicto armado, que se
extiende hasta el día de hoy, del que participan
las Fuerzas Armadas, guerrillas de izquierda,
paramilitares, grupos de narcotráfico, y la activa intervención de los Estados Unidos. A fines
de la década de los 80’s la realidad política y
social contaba con tres elementos que desataron la crisis institucional y abrieron espacios
para un cambio constitucional en un sentido
democrático: La corrupción política, la violencia y la descomposición social, y el impulso de
la organización ciudadana y popular.
En este contexto, la élite política intenta promover reformas políticas pero fracasa, en darle
solución efectiva a la crisis, y en torno al recrudecimiento de la violencia y las elecciones
municipales y legislativas de 1990, la iniciativa
del movimiento estudiantil y social, se genera
un movimiento por la “Séptima Papeleta”, que
consistía en depositar una séptima papeleta,
distinta del resto de los votos oficiales, para
exigir una Asamblea Constituyente para una
Nueva Constitución. Más de dos millones de
votos fueron contabilizados por la Asamblea
Constituyente, lo que llevó al Presidente Barco, por medio de un decreto, a convocar a un
plebiscito oficial de consulta por la posibilidad
de convocar a una Asamblea Constituyente,
lo que luego fue validado por la Corte Suprema, contando con una alta aprobación popular. En 1990, tras elecciones nacionales para la
elección de delegados, se instala la Asamblea
Constituyente. La Nueva Constitución entra
en vigencia en agosto de 1991.

2. La Constitución de Colombia de 1991

3. La Constitución de Venezuela
de 1999

Uno de los rasgos distintivos de la sociedad colombiana es la existencia de la violencia como
uno de los elementos articuladores de la vida
política nacional, que en el siglo XX se expre-

En febrero de 1989, el gobierno de Carlos Andrés Pérez ejecuta un “paquetazo” de corte
neoliberal que elevó drásticamente el costo de
los servicios básicos y de la vida en general en

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

Venezuela. Esto provocó una rebelión popular
conocida como “El Caracazo”, a pesar de que
las protestas se extendieron por todo el país.
La respuesta del gobierno concluyó en una
masacre: Decide reprimirlas por medio de la
acción de las Fuerzas Armadas y la Guardia
Nacional con un saldo oficial de 276 muertos.
Las fuentes extraoficiales señalan que este número estuvo alrededor de los dos mil. “El Caracazo” fue la principal evidencia de una profunda crisis política y social, producida por la
descomposición de un régimen político bipartidista sostenido por un pacto de alternancia y
exclusividad entre el socialdemócrata Acción
Democrática y el socialcristiano COPEI,
denominado “Pacto de Punto Fijo”, y
una economía controlada por una oligarquía petrolera,
que marginaron a las
mayorías sociales de
la participación política y los beneficios
económicos.
Durante el año 1992
irrumpen a la vida
política nacional una
corriente de militares bolivarianos, perpetrando dos Golpes
de Estado fallidos. A
diferencia de la experiencia histórica
reciente, estos militares se declararon
bolivarianos, y su
levantamiento tuvo
por objetivo enfrentar la crisis social y

17

política desde una perspectiva nacionalista de
izquierda. Rápidamente se convierten en referencia del descontento popular, entre los que
se encontraba Hugo Chávez, quien pasaría a
dirigir el proceso constituyente venezolano.
Estos militares son indultados en 1994 y en
1998 Hugo Chávez ganaría las elecciones presidenciales por una amplia mayoría.
Una de las primeras medidas del gobierno fue
la convocatoria de un plebiscito para la celebración de una Asamblea Constituyente que
elabore una Nueva Constitución. En 1999 se
instala la asamblea, con una composición casi
total del polo bolivariano debido a un nuevo
triunfo electoral y
la fragmentación
de la oposición, y
asume amplios poderes declarándose
“originaria”. A fines
del mismo año, tras
un nuevo plebiscito
se aprueba la Constitución de la República Bolivariana,
dentro de sus contenidos destacan: El
establecimiento de
múltiples mecanismos de democracia participativa,
el control público
de los recursos naturales, entre ellos
los petrolíferos, la
consagración
de
amplios derechos
sociales, y el reconocimiento de los
pueblos originarios.

18

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

4. La Constitución de Ecuador de 2008
La década de los 90’s y el inicio de los 2000’s,
como en muchos otros pasajes de la historia
del país, estuvo marcada por un alta inestabilidad política y fragmentación de las élites,
con la destitución y renuncia de Presidentes,
la crisis económica, y una creciente conflictividad social. En ese contexto surge con mucha
fuerza el impulso constituyente del movimiento indígena organizado en la Confederación
de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), y de un heterogéneo movimiento social, articulado en torno a las consecuencias
de la crisis general del modelo de Estado y su
economía.
En este contexto el economista Rafael Correa,
ex ministro de Economía y Finanzas durante el 2005, y que renuncia a su cargo por las
presiones del Banco Mundial y la complicidad
del gobierno, es electo en la segunda vuelta de
las elecciones presidenciales del 2006, con el
apoyo de partidos de izquierda y sectores del
movimiento indígena y social, con la promesa
de enfrentar a la “partidocracia” y de convocar
a una Asamblea Constituyente para la elaboración de una Nueva Constitución, la cual se
establece tras Consulta Popular y funciona entre los años 2007 y 2008, para ser aprobada en
referéndum constitucional a fines del mismo
año.
Dentro de sus contenidos destacan: Además
de los tres poderes o funciones del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial), la organización
de la institucionalidad de Ecuador suma otros
dos: el electoral y el de transparencia y control
social, este último referido a la participación
ciudadana y control democrático de las instituciones políticas. Incorpora el concepto de
“buen vivir” o “sumak kawsay” recogido de los
pueblos originarios, que supone la integración

de dimensiones económicas, sociales, culturales, y ambientales, para el desenvolvimiento humano y colectivo de la sociedad, lo que
representa una innovación político–filosófica
frente a las concepciones neoliberales que asocian el desarrollo con el crecimiento económico. En otra innovación, establece derechos
de la naturaleza y de las generaciones futuras.
Consagra un “Estado Constitucional de Derechos”, ampliamente “garantista”, es decir que
intenta defender y promover amplios derechos. Además, confiere al Estado la dirección
de las funciones estratégicas de la economía.
Reconoce a los pueblos originarios con sus derechos de autonomía y autogobierno.

5. La Constitución de Bolivia del 2009
Una de las principales características de la sociedad boliviana consiste en su composición
mayoritaria de pueblos originarios, lo que a
su vez ha expresado una dinámica particular
de continuidad del colonialismo y una amplia
exclusión social y política de esas mayorías.
Entre las décadas de los 70’s y los 80’s se desarrolla un proceso de articulación y maduración de la organización social y popular, tras el
liderazgo de las centrales sindicales campesinas y obreras. Donde, a la par de las demandas
económicas y sociales, se desarrolla al interior
del movimiento popular boliviano una creciente identificación como pueblos indígenas,
con reivindicaciones de autonomía, territorio
y cultura. Por otro lado tras la Dictadura Militar a fines de los años 70´s, en Bolivia se instala
un régimen político pluripartidista altamente
oligarquizado, y como en el resto del continente, se implementa un modelo económico neoliberal a través medidas de privatización y desregulación económica y flexibilidad laboral.
En el transcurso de la década de los 90’s y a
comienzos de los 2000’s se manifiestan simul-

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

táneamente la inestabilidad política, las tensiones económicas, y del aumento de la conflictividad social, de la mano del auge de un
movimiento popular hegemonizado por los
sectores campesinos indígenas. Dos acontecimientos son referenciales: La denominada
“Guerra del Agua”, en Cochabamba, el 2000,
en oposición a la privatización del agua, y la
“Guerra del Gas”, el 2003, en oposición a la exportación de gas a mercados extranjeros, por
demandando la prioridad del abastecimiento
del mercado interno y la nacionalización de los
hidrocarburos. En este contexto, Evo Morales,
dirigente sindical cocalero, es electo por mayoría absoluta en la primera vuelta presidencial
del 2005.

19

El 2006 se instala la Asamblea Constituyente con la mayoría absoluta oficialista pero sin
los dos tercios necesarios para la aprobación
del texto, como había sido establecido en la ley
para su convocatoria. Su funcionamiento es
conflictivo y trabado, e implica fuertes tensiones y negociaciones con los sectores opositores
al proceso constituyente. Pero al 2009, a través
de un plebiscito con participación electoral
histórica, es aprobada la Nueva Constitución.
Dentro de sus contenidos destacan: La organización de un Estado Plurinacional basado en el
reconocimiento de los 36 pueblos originarios
del país y sus derechos colectivos y autonomía,
formas de participación social en las instituciones políticas, la prohibición del latifundio, el
control público de los recursos naturales y la
consagración de amplios derechos sociales.

20

V. EL PROCESO

CONSTITUYENTE
EN EL CHILE DE HOY
Preguntas Guías
¿Cuáles son las
características del
proceso constituyente
impulsado por el
gobierno?
¿Qué entendemos por
proceso constituyente
restringido y proceso
constituyente
ampliado?
¿Cuáles son los
desafíos para un
proceso constituyente
ampliado?
Palabras Claves
Crisis de
representatividad
- proceso
constituyente
restringido - proceso
constituyente
ampliado

U

no de los principales compromisos de campaña de Michelle Bachelet el año 2013 fue el de la elaboración de una Nueva
Constitución por medio de un proceso “democrático, participativo e institucional” que permitiera la superación de la Constitución
Política de 1980.
Ya investida como Presidenta de la República, tras un período de
ambigüedad e indefinición, en octubre del 2015, y por medio de
cadena nacional, parte de las dudas fueron disipadas. Chile llevaría
a cabo un “proceso constituyente” a través de las siguientes etapas:
- Una etapa de educación cívica y constitucional.
- Desde marzo del 2016, una etapa participativa, a través de mecanismos individuales, por medio de un formulario en una
página web, y grupales, como los encuentros locales autoconvocados, además cabildos ciudadanos provinciales y regionales, con el objetivo de elaborar las “Bases Ciudadanas para la
Nueva Constitución”, que serán presentadas, a inicios del segundo semestre del 2017, ante el Congreso como un proyecto
de Nueva Constitución.
- A fines del 2016, la presentación de un proyecto de ley que
establezca los mecanismos para la elaboración de una Nueva
Constitución, que habilite al próximo Congreso para decidir,
por dos tercios de sus miembros en ejercicio, entre 4 alternativas: Comisión Bicameral de Senadores y Diputados, una Convención Constituyente mixta de parlamentarios y ciudadanos,
la Asamblea Constituyente, o un plebiscito para consultar a la
ciudadanía la decisión.

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

Pero, ¿basta la iniciativa del gobierno para
explicar la existencia de un proceso constituyente en Chile?
Al menos desde hace una década en Chile se
han venido desarrollando procesos que dan
cuenta de niveles de agotamiento institucional
y, por otro lado, la irrupción de movimientos
sociales que han demandado transformaciones estructurales en el país, lo que ha convertido al cuestionamiento del orden constitucional
en un elemento central de la realidad política.
Agotamiento institucional que se expresa en:
- En la incapacidad de procesar las demandas instaladas por diversos grupos sociales.
- En la crisis de representatividad política
que atraviesa a instituciones como la Presidencia de la República y el Parlamento, y
al conjunto de la élite política y sus principales organizaciones, los partidos políticos
y las principales coaliciones, como son la

21

Nueva Mayoría y Chile Vamos.
- En el estallido de escándalos de corrupción
política y económica, que han involucrado
transversalmente a autoridades de gobierno, parlamentarios, dirigentes políticos,
pero también a parte del gran empresariado
y sus principales organizaciones gremiales.
Movimientos sociales que se expresan en:
- En las masivas manifestaciones callejeras
protagonizadas por trabajadores, mujeres,
estudiantes secundarios y universitarios,
mapuche, comunidades por la defensa del
medio ambiente, regiones y territorios, colectivos de la diversidad sexual, entre otras
y otros.
- En la capacidad de generar planteamientos que han concitado el apoyo de amplios
sectores de la sociedad y que apuntan a la
superación del neoliberalismo y la democracia restringida.

22

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

En estos elementos radica la diferencia entre
un proceso constituyente restringido y un
proceso constituyente ampliado.
El proceso constituyente “restringido” es aquel
que hoy es impulsado por el gobierno de Michelle Bachelet porque no explica el conjunto de las tendencias destituyentes (asociadas
a la crisis de representatividad y a la pérdida
de legitimidad de las instituciones políticas y
los grupos dirigentes) y constituyentes que se
desarrollan al interior de la sociedad chilena,
y porque además restringe la etapa participativa a un ejercicio no vinculante, mientras
que reserva el control del proceso a la élite
política en plena crisis de representatividad,
particularmente al Parlamento, lo que impide
la plena materialización de los principios del
poder constituyente originario y la soberanía
popular.
Mientras que el proceso constituyente “ampliado” consiste en el conjunto de las tenden-

cias destituyentes y constituyentes que se desarrollan al interior de la sociedad, las que se
expresan, por un lado, en la crisis de representatividad política y, por el otro, en la irrupción
de los movimientos sociales y las fuerzas políticos transformadoras, y que además apuntan
a la plena materialización de los principios del
poder constituyente originario y la soberanía
popular.
En este sentido, si nuestro horizonte es la elaboración de una Nueva Constitución a través
del mecanismo más avanzado y democrático
posible, como es la Asamblea Constituyente,
la orientación general debe apuntar a la ampliación del proceso constituyente, lo que implica articular una voluntad constituyente al
interior de la sociedad chilena, no renunciar al
proceso constituyente restringido, sino situarlo
en una perspectiva global que demanda más
organización social y popular, y un nuevo proyecto político para Chile.

23

23

VI. ELEMENTOS PROGRAMÁTICOS

PARA UNA NUEVA
CONSTITUCIÓN
Preguntas Guías
¿Cuáles son
los elementos
programáticos
que deben ser
incorporados en una
Nueva Constitución
para la superación
de la democracia
restringida y el
neoliberalismo?

Palabras Claves
Asamblea
Constituyente Soberanía Popular
- Soberanía
Económica Derechos Humanos y
Sociales

Como hemos señalado, la Constitución es la principal nor-

ma del ordenamiento jurídico de un país, y, como tal, condiciona la
vida política, social, económica y cultural. Además resguarda y proyecta los intereses de determinados grupos quienes, al momento de
elaborar y poner en vigencia la Constitución, han logrado establecer
su dominación frente a los demás.
En este sentido, la Constitución Política de 1980 es una norma que
ha permitido darle forma a un régimen político antidemocrático y
antipopular, y al modelo económico neoliberal, con sus manifestaciones particulares en desigualdades sociales, mercantilización de
derechos y privatización de las actividades económicas fundamentales. La cual ha sido sustentada inicialmente por una Dictadura Cívico-Militar y hoy, en términos generales, por una élite política organizada en las dos principales coaliciones, como son la Nueva Mayoría
y Chile Vamos, y el gran empresariado.
Por lo tanto, cuando nos referimos a los Elementos programáticos
para una Nueva Constitución, estamos realizando planteamientos
mínimos que sirvan para re - definir el ordenamiento jurídico del
país desde los intereses de sus mayorías sociales, con tal de superar la
democracia restringida y el neoliberalismo. Lo que implica inevitablemente una alternativa y un nuevo proyecto político para Chile.

24

1.

1.

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

Sobre el Procedimiento

Inicialmente, debemos apuntar por la celebración de una Asamblea Constituyente, como
mecanismo más avanzado y democrático para
la elaboración de una Nueva Constitución, el
único que permite la materialización del poder constituyente originario y la soberanía popular. Asamblea Constituyente que, como tal,
cuenta con las siguientes características:
- Es convocada y organizada por el Estado, lo que la inviste de reconocimiento
oficial, en términos legales y administrativos.
- Está compuesta de forma representativa del país, lo que implica un sistema

electoral de delegados que garantice la
participación de las mayorías sociales,
trabajadoras, de pueblos originarios,
una representación paritaria entre mujeres y hombres, y equilibrada entre las
zonas del país.
- La cual, en su funcionamiento, debe
concentrar amplios poderes para dotarla de efectividad.
- Proceso que culmina en la celebración
de un plebiscito para la aprobación de
la Nueva Constitución y posteriormente de elecciones generales para validar
los poderes públicos de ella emanados.

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

1.

2.

25

Sobre el Contenido

Soberanía popular
Si bien este principio es recogido formalmente en la Constitución de 1980, sus manifestaciones son limitadas. Por lo tanto una Nueva
Constitución no solo debe recogerlo, sino traducirlo en una amplia y extendida democratización de las instituciones del Estado y las
decisiones políticas, a través de mecanismos
tales como:
- Prácticas reguladas de democracia participativa como la convocatoria a plebiscitos y la iniciativa popular de ley.
- La organización del poder legislativo sobre la base de un sistema unicameral en
su funcionamiento y proporcional en su
generación.

- Instrumentos de ampliación del protagonismo de trabajadoras, trabajadores y
mujeres en la conducción político - institucional.
- La revocabilidad del mandato de los cargos de elección popular.
- El control civil y ciudadano de las Fuerzas Armadas y de Orden.
- El reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado de Chile y de estatutos de
autonomía de los pueblos originarios.
- Aumentar la transferencia de poder político y de facultades administrativas
desde el nivel central del Estado y el gobierno hacia las regiones.

26

ESCUELA NACIONAL CONSTITUYENTE / CUADERNILLO “CHILE CREA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN”

Soberanía Económica: Como una exten-

sión de la soberanía popular, en cuanto provee
de las condiciones materiales para su ejercicio.
La soberanía económica consiste en la disposición de los recursos y medios por parte de la
sociedad para procurar por su desarrollo económico y bienestar general de la sociedad, a
través de mecanismos como:
- El control público de los recursos naturales y las actividades económicas estratégicas.
- El establecimiento de la función social
de la propiedad privada, que la ponga
en función del desarrollo económico y
el bienestar general.
- El fin del Estado Subsidiario.
- El reconocimiento del derecho a un
medioambiente libre de contaminación
y la creación de instrumentos de control y participación que favorezcan a su
cumplimiento.

Derechos Humanos y Sociales: Si bien

los ordenamientos constitucionales contemporáneos tienden a asentarse en los derechos
humanos, esto no ha ido necesariamente de la
mano de la garantía de derechos sociales básicos, lo que se expresa con particular debilidad
en la Constitución de 1980. Lo que se plantea
para una Nueva Constitución es la incorporación de mecanismos tales como:
- Establecer los derechos sociales a la salud, la educación (en sus distintos niveles), la previsión social y la vivienda,
por medio de la provisión del Estado,
lo que supone sustraer estas actividades
del mercado o restringir su participación a un plano secundario.
- Garantizar constitucionalmente el respeto a la diversidad y derechos igualitarios sin importar orientación sexual,
género, origen étnico, nacionalidad o
culto religioso.

w w w. f u n d a cio n c r e a . c l

fundacioncrea@gmail.com