El Guetto de Varsovia Mila, 18

16 de octubre de1940 - 16 de mayo de 1943

EL GUETO DE VARSOVIA
Varsovia está ubicada en el centro de Polonia, es su ciudad de mayores dimensiones y su capital. Durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, los alemanes la ocuparon al igual que el resto del país, pero Varsovia fue el lugar elegido para el gueto principal. En el artículo referido al Holocausto, hemos hecho referencia a los guetos, lugares separados del resto de la población donde se enviaba a vivir a los judíos en condiciones infrahumanas. En este gueto ingresaron 400.000 personas y sobrevivieron 50.000. El resto de los judíos polacos, aproximadamente 2.500.000, se alojaron en otros guetos. El gueto de Varsovia se inauguró el 16 de octubre de 1940 y exactamente un mes más tarde, quedó ese territorio aislado del resto de la comunidad polaca y del mundo, por un cerco de púas. Más tarde un muro de 3 metros de alto circunscribió el horror en un trayecto que abarcaba un recorrido de 18 km. El responsable de la construcción y administración del gueto era Hans Frank, designado por el estado alemán de ocupación como Gobernador General en Polonia. El judenrat, entidad judía creada por los propios alemanes, debía participar en el sostenimiento, organización y funcionamiento del gueto, ayudando en la entrega de comida, y pronto adquirió el rango de gobierno local. Estas entidades de enlace entre los judíos y los alemanes eran concejos de ancianos, creados en torno a un líder comunitario, que facilitaban a los alemanes la administración de los guetos, ya que ellos además, comunicaban a la comunidad alojada allí las órdenes de los líderes nazis y estaban obligados a mantener el orden. En el Gueto de Varsovia el elegido para esta función como presidente del consejo, que contaba con 24 miembros. Fue Adam Czerniaków, un ingeniero químico que había participado en la función pública polaca. Gracias al judenrat funcionaban escuelas, prensa, oficios religiosos, bandas de música, guarderías, hospitales, que intentaban poner un poco de cordura a una situación humillante y que privaba a las personas de los más elementos derechos que hacen a la dignidad humana. Estas manifestaciones algunas veces podían hacerse sin restricciones, si eran organizados por los judenrat, pero en otros casos se hacían en forma clandestina. La entrada de alimentos era muchas veces ingresada a los guetos a escondidas sobre todo al principio, pero luego la vigilancia se hizo más estricta y los soldados alemanes abrían fuego cuando veían algún movimiento sospechoso. El hacinamiento, las enfermedades como la fiebre tifoidea, las raciones alimentarias insuficientes, hacían necesaria la presencia de una vida cultural, que aunque precaria les recordara que aún eran personas. La documentación de estas actividades fue obra de los propios internos del gueto, que los escondieron de los alemanes, y sirvió para que las generaciones futuras conocieran lo que había sucedido. La etapa de aislamiento en los guetos era la primera fase del macabro plan de Hitler. Cuando se puso en marcha “la solución final al problema judío”, surgieron los campos de exterminio. Treblinka, una pequeña aldea al noroeste de Polonia, funcionó como máquina de matar a partir de julio de 1942 y hasta octubre de 1943. Allí fueron deportados los judíos del gueto de Varsovia. Hubo también otros dos campos de exterminio en Varsovia: Sobibor y Velsec. Fueron los propios judíos, encargados de la administración del gueto, los judenrat, quienes debieron organizar a las personas alojadas allí para abandonar el gueto y prepararlas para dirigirse hacia el este. Día tras día, a partir del 23 de julio, 6.000 judíos eran llevados, a partir de las 16 hs. hacia las vías del tren que los conduciría hasta su destino fatal, aunque ellos aún lo desconocían. Se exceptuaban los integrantes del Judenrat, el personal sanitario, los empleados de fábricas alemanas, y la policía local. Czerniaków intentó pactar con los alemanes para lograr más exenciones. No logró salvar a los niños del orfanato pero sí a los alumnos que concurrían a la escuela de oficios y a las mujeres trabajadoras, lo que le dio la idea de conseguir más puestos de trabajo para ellas. La tarea era agotadora y el tiempo nulo.

Abrumado por la situación esa misma noche se suicidó. Fue reemplazado por Marek Lichtenbaum, que no vaciló en cumplir sin protestar las imposiciones alemanas. El gueto de Varsovia siguió funcionando pero con otras características, las de un campo de concentración. Ahora era mucho menos numeroso, sólo quedaron 55.000 personas, pues la mayoría había sido deportada a Treblinka.

Al principio no se sabía hacia donde eran conducidos, pero con el correr del tiempo las dudas crecieron y originaron un sentimiento de rebelión, comenzando a gestarse la resistencia, que había logrado reunir armamentos, ingresándolos de modo clandestino. Así se formaron dos organizaciones de lucha de aproximadamente 300 integrantes cada una. La segunda etapa de deportaciones sucedió el 9 de enero de 1943, luego de que Himmler, comandante de las SS visitara el gueto, y diera esa orden. La resistencia estalló el 18 de enero, con buen resultado ya que lograron detener las deportaciones, que alcanzaron a durar cuatro días. Transitoriamente el mando del gueto quedó a cargo de los sublevados, quienes ejecutaron a los judíos que habían colaborado con los nazis. Cuando el día 19 de abril, los alemanes entraron a retomar el control del gueto, los judíos los estaban esperando escondidos, en túneles subterráneos, y armados, así logaron poner en retirada a los más de dos mil soldados nazis. Los nazis disgustados quemaron el gueto. El 16 de mayo ya no quedaba nada de él, ni siquiera la sinagoga que estaba fuera del gueto, que fue destruida por los alemanes. Era lógico que esto sucediera. Ya había sido milagroso poder haber vencido en un principio a una poderosa organización asesina, por parte de un grupo de personas sin entrenamiento militar, con hambre y tantas privaciones. Fue más bien un acto de desesperación, un intento de supervivencia, cuando comprendieron que todo estaba perdido.

Wladyslaw Szpilman, escribió sus memorias sobre los días que vivió en el gueto. Era un famoso pianista que debió soportar el cautiverio pero que finalmente recibió la ayuda de un alemán que le salvó la vida. Su historia fue llevada al cine por Roman Polanski, bajo el título “El pianista”. En 1939 los Nazis invaden Polonia, para octubre de 1940 confinan a 400.000 judíos polacos en un área de menos de 6 Kilómetros cuadrados en la capital de Polonia, Varsovia donde normalmente vivían unos 160.000 polacos. El área es rodeada por un muro de 4 metros. Los que se atrevieran a salir morirían. Seguro que algunos pensaban que esa era una forma mas rápida de morir que quedarse dentro del Ghetto, donde morían entre 300 y 400 personas al día por falta de comida (el ingreso de comida permitido por los alemanes era mínimo) y cuidados médicos. Para Julio de 1942 cuando se comenzó a sacar a los Judíos del Ghetto para enviarlos principalmente a Treblinka, 80.000 habían muerto. En Septiembre de ese año solo quedaban 60.000 judíos en el Ghetto. Primera Victoria En Enero de 1943 Himmler dio órdenes de que para el 15 De Febrero ya no debían quedar más judíos en el Ghetto. Los judíos sabían que el traslado significaba la muerte, debían resistir. Ahora ya casi no quedaban ancianos o niños, a los que tanto se protegía de las temidas represalias nazis, fuerte razón para no comenzar combates. En esas fechas Mordecai Anielewicz llegó al Ghetto, Anielewicz pertenecía al ya disuelto grupo de resistencia juvenil anti-fascista polaco, y se encontró con que solo quedaban 60.000 judíos (según algunas fuentes un poco mas de la mitad de esta cifra) entre ellos dos pequeños grupos de resistencia, el Zydowska Organizacja Bojowa (Organización de Combate Judía) que se había armado mayoritariamente de armas cortas y grandas gracias al Armia Krajowa y al mercado negro. El ZOB estaba formado por unos 600 hombres divididos en 22 grupos de unos 20 a 30 hombres cada uno. Y al Zydowski Zwiazek Wojskowy (Unión de Combate Judía). El 18 de enero los alemanes comenzaron a reunir a los polacos para hacer los últimos viajes y eliminar a todos los residentes del Ghetto. Algunos miembros del ZOB liderados por Anielewicz se infiltraron armados en una de las columnas que iban en dirección a los trenes. Otros miembros se subieron a las azoteas en la intersección de las calles Niska y Zamenhoff. Cuando la columna llegó a la intersección y después de oír una señal, los miembros del ZOB en la calle rompieron filas y comenzaron a atacar a sus guardias alemanes al mismo tiempo que lo hacían los de las azoteas. El resto de los judíos se dispersó y escapo de la deportación, la mayoría de los hombres de Anielewicz murieron en la calle, se desataron dos o tres batallas abiertas en otras calles, pero se vio que los enfrentamientos abiertos no daban resultado, los judíos se escondieron en azoteas y sótanos, escapando así de la deportación, en cuatro días los alemanes detuvieron la operación.

Después de las acciones de enero se detuvieron significativamente las ejecuciones ya que los alemanes tenían miedo de entrar a los sótanos, se levantó el toque de queda ya que los alemanes también tenían

miedo de estar dentro del Ghetto por la noche. Los judíos prácticamente tenían el control. El ZOB comenzó a implantar la ley y a ejecutar a informantes y delatores. Se hicieron colectas con del poco dinero que quedaba en el Ghetto y cosas de valor para poder conseguir mas armas en el mercado negro. Comenzaron a hacerse Molotov, entrenarse y prepararse, cada insurgente tenía una pistola y granadas o Molotovs, pero solo había menos de 20 fusiles en todo el Ghetto Y tan solo una ametralladora. Aquellos que no combatían preparaban los refugios anti aéreos creados por los alemanes para usarlos como Bunkers, creando pasajes subterráneos para unirlos. No había planes para escapar del Ghetto, era resistir o morir.

El

Alzamiento El 18 de Abril el SS-Brigadefuhrer Jürgen Stroop fue nombrado comandante de la guarnición de Varsovia. Stroop había participado en la primera guerra mundial y dirigido un regimiento en la División “Totenkopf”, luego había servido en el Sipo y el SD. El 19de Abril tomó el mando de las fuerzas de Varsovia reemplazando al Dr Ferdinand von Sammern-Frankenegg. El 19 de Abril comenzaron las deportaciones masivas nuevamente y estalló el alzamiento. Cuando los alemanes comenzaron a entrar en el Ghetto se encontraron con una feroz resistencia desde ventanas y azoteas desde donde llovían improvisadas granadas y Molotovs. Algunas unidades del AK intentaron abrir agujeros en las paredes del Ghetto usando minas anti-tanque desde afuera, pero los alemanes lograron impedírselo. Los ataques del AK afuera del Ghetto continuarían hasta el 23 de ese mes. Los polacos eliminaron varios soldados alemanes e incendiaron dos tanques el primer día. Los alemanes no pudieron vencer la resistencia a la que se enfrentaban. El ZOB resistió y las tropas del ZZW tuvieron que retirarse a la plaza Muranowski en los primeros dos días, donde pudieron crear una fuerte defensa. Para el tercer día Stroop ordenó que se incendiaran las casas, y así se hizo. La lucha abierta del ZOB casi había terminado. Los judíos viendo su ventaja estratégica eliminada tuvieron que crear una guerra de guerrillas. En los siguientes días se hicieron varios ataques por parte de los judíos, se tacaban columnas con minas y camiones de transporte. Para el 24 solo se atacaba por la noche y la mayor parte del tiempo estaban escondidos en los bunkers, los alemanes comenzaron a incendiarlos y algunos fueron enterrados vivos. En esas fechas un comandante de una de las unidades del ZZW envió un mensaje al AK informando que estaba mal herido y que necesitaban armas y municiones. El 27 Henryk Iwański miembro del AK, tomó

al “Państwowy Korpus Bezpieczeństwa” (Cuerpo de Seguridad) que consistía de 18 combatientes y entró al Ghetto por un túnel para apoyar a los combatientes judíos. Entre los combatientes estaba su hermano Wacław y su hijo Roman, traían armas y municiones. Cuando llegaron decidieron quedarse para combatir junto a los miembros del ZZW en la plaza Muranowski. Wacław murió en el combate, Henryk y su hijo fueron gravemente heridos, su hijo letalmente, su otro hijo Zbigniew moriría el 3 de Mayo escoltando a un grupo de judíos fuera del Ghetto. Henryk logró salir y volvió por lo menos una ves a llevar municiones y suministros.

En esos días Stroop escribió “Los judíos se quedaban en los edificios en llamas hasta que por miedo a morir quemados saltaban desde las ventanas. Con los huesos rotos trataban de arrastrarse por la calle hasta algún edificio que no había sido alcanzado por las llamas. A pesar del peligro de morir quemados, los judíos y bandidos prefieren retornar a las llamas que ser capturados por nosotros.” El 29 de Abril los alemanes lograron aplastar la resistencia en la plaza Muranowski. Los alemanes continuaron eliminando los Bunkers sistemáticamente, usando grandas de humo, gases lacrimógenos e incluso gas venenoso según algunas declaraciones. Muchas veces los judíos salían de los Bunkers abriendo fuego y lanzando granadas. El 8 de Mayo los alemanes llegaron al 18 de la calle Mila, donde se encontraba el cuartel general del ZOB, lograron capturar el Bunker luego de tres días de combate, Anielewicz murió en la batalla, así como gran parte de su estado mayor, muchos cometieron suicidio y otros escaparon por las cloacas. Para el 16 Stroop dio como finalizado el alzamiento. Las bajas judías van desde 13.000 a 7.000, las cifras que dio Stroop sobre las bajas alemanas son de 16 muertos y 86 heridos, los polacos sostienen que eliminaron a más de 100 y cerca de 1000 fueron heridos.

FUENTES:
www.avizora.com/publicaciones/guerras/textos/0068_gueto_varsovia.htm www.historyplace.com www.jewishvirtuallibrary.org www.ushmm.org www.socialismtoday.org www.holocaustresearchproject.org www.wikipedia.org

Personajes que participaron en el Guetto de Varsovia

PRINCIPALES PERSONAJES QUE INTERVINIERON EN EL GUETO DE VARSOVIA Josef Jürgen Stroop,
nació el 26 de septiembre de 1895 en Detmold, Alemania y fue ejecutado en Varsovia el 6 de marzo de 1952, después de ser sometido a juicio por crímenes contra el pueblo polaco. Teniente general de las SS nazis. Stroop sirvió en la Reichswehr (Ejército Alemán) durante la Primera Guerra Mundial, en un Batallón de Infantería siendo herido y condecorado con la Cruz de Hierro de segunda clase así como con la Medalla de Herido en Negro (tercera clase). Después de la Guerra, Stroop trabajó en el Registro de Tierras en Detmold hasta 1933. En julio de 1932 se unió al Partido Nazi y el 7 de julio de ese mismo año se unió a la Schutzstaffel (SS) en su pueblo natal. Desde julio a octubre de 1932, él sirvió con el Standarte SS 3/IV/19, en esa época dejó el pelotón y fue promovido a SS Scharführer (Jefe de Sección) el 22 de octubre de 1932, siendo nombrado Comandante del Standarte SS II/72 hasta mayo de 1934 cuando es ascendido a SS Truppenführer (Jefe de Tropa) y es comisionado como SS Haupsturmführer (Capitán) el 8 de marzo de 1934. Desde mayo de 1934 hasta junio de 1935 es encargado de la Abschnitt XVII hasta el 20 de abril de 1936 que es ascendido a SS Obersturmbannführer (Teniente Coronel) y posteriormente a SS Standartenführer (Coronel) el 12 de septiembre de 1937. Entre 1936 y 1938, Stroop recibió varios cursos de Funciones de Comando, educación política y Administración en la Escuela de Equitación de la SS en Múnich, recibió cursos de educación racial en Berlín y de Liderazgo militar en la Escuela de Dachau. Cuando se inició la Guerra en 1939, Stroop dirigió la Policía en Posen, siendo ascendido a SS Oberführer (General) en 1939. En 1941 pasó a comandar un Regimiento de Infantería de la 3ª SS División Totenkopf en Rusia donde estuvo hasta 1943. El 19 de abril de 1943, Heinrich Himmler lo transfiere a Polonia para que destruya el Gueto de Varsovia, tarea que el General von Sammern-Frankenegg no había podido cumplir con éxito. El General Stroop enfrentó una resistencia armada violenta que ese día pasó a ser una insurrección, la cual aplacó de manera sangrienta el 16 de mayo de 1943 (ver Alzamiento del Gueto de Varsovia). Al aplastar la resistencia judía en el gueto de Varsovia, Stroop escribió un reporte a Himmler, donde describía las acciones de los SS bajo su mando. Dicho reporte sería luego utilizado como evidencia en su contra en los juicios que sufrió en la post-guerra. Luego fue nombrado jefe de las SS y Policía en Grecia, hasta noviembre de 1943. La administración civil de Grecia consideró entonces que el comportamiento de Stroop era inaceptable, así como sus métodos, y prohibió a la Ordnungspolizei que cooperara con él. Por esta razón, Stroop fue transferido al Rin, donde estuvo hasta el final de la guerra. Después de la guerra, Stroop fue juzgado en el Tribunal Militar Internacional en Dachau, conducido por los Estados Unidos y fue declarado responsable de una serie de ejecuciones ilegales de tropas aerotransportadas estadounidenses en Alemania. El 21 de marzo de 1947 fue condenado a muerte. No obstante, inmediatamente después fue extraditado a la República Popular de Polonia, donde fue juzgado de nuevo, esta vez por crímenes cometidos contra los polacos. Fue declarado culpable, y el 6 de marzo de 1952, fue ejecutado en la antigua localización del Gueto de Varsovia. En 1949, cuando se encontraba encarcelado en la prisión de Mokotow esperando juicio, compartió celda con el escritor y resistente polaco Kazimierz Moczarski quien, años después, escribiría un libro titulado Conversaciones con un verdugo que trata sobre las confidencias que Stroop le hizo a Moczarski durante el cautiverio.

Mordejai Anielevich,

nacido en 1919 y muerto en combate el 8 de mayo de 1943, fue el comandante del Organización de Lucha Judía (Żydowska Organizacja Bojowa, en polaco), también conocida como ŻOB, durante el levantamiento del Gueto de Varsovia, durante la Segunda Guerra Mundial. Anielevich nació en Wyszków, al noreste de Varsovia. Su madre Charel y su padre Abraham eran entonces dueños de un pequeño almacén. Se mudaron después del nacimiento de Mordechai a Povishla, un barrio pobre en los suburbios de Varsovia junto al río Vístula. Anielewicz, se unió al movimiento juvenil sionistasocialista "Hashomer Hatzair" después de finalizar los estudios secundarios en el Gimnasium de Wyszków. El 7 de septiembre de 1939, una semana después de que Alemania atacara a Polonia, Anielewicz escapó con sus camaradas al Este, con la esperanza de que el ejército de Polonia frenara el avance alemán. Cuando la Unión Soviética invadió a Polonia desde el Este, tres semanas después que Alemania, Anielewicz intentó abrir un paso hacia Rumania, con la intención de ayudar a los judíos a escapar a Palestina. Sin embargo, su plan fracasó, y fue capturado por los soviéticos, dejado en libertad poco tiempo después. Entonces Anielewicz se fue a vivir algueto de Varsovia. Cuando escuchó que los principales grupos judíos polacos habían escapado a Vilna, enLituania, en aquel entonces bajo control soviético, Anielewicz viajó para allá e intentó convencer a sus compatriotas de que regresaran a Polonia a ayudar en la lucha contra la ocupación nazi. Regresó a Varsovia en 1940 con su novia Mira Fuchrer, donde organizó grupos guerrilleros en el Gueto, además participó en la elaboración de publicaciones clandestinas, organizó reuniones y seminarios, y viajó a otras ciudades para establecer contacto con otros grupos insurgentes. En el verano de 1942, Anielewicz estaba en el suroeste de Polonia, -en aquel entonces anexionado a Alemania, con el nombre de Provincia de Alta-Silesia-, intentando organizar a las fuerzas defensivas judías. Cuando regresó a Varsovia, descubrió que durante su ausencia había ocurrido una deportación masiva de judíos al campo de exterminio deTreblinka, y sólo 60.000 judíos de los 350.000 originales permanecían en el Gueto. Se unió a la ŻOB, y en noviembre fue elegido comandante en jefe. A inicios de 1943, estableció comunicación con el Armia Krajowa, el Ejército Territorial Polaco, recibiendo armas de este grupo polaco en el exilio. El 18 de enero de 1943, los alemanes intentaron llevar a cabo el segundo envío deportando a los judíos restantes a los campos a los campos de concentración, pero la ŻOB y la ŻZW expulsaron a los sorprendidos alemanes. Éste incidente en el que Anielewicz jugó un papel fundamental, fue el que dio inicio a este reconocido heroico levantamiento del Gueto de Varsovia. El 19 de abril los alemanes iniciaron su contraataque, logrando reducir a la resistencia judía. Pero los defensores del gueto siguieron escondiéndose en los desagües y los sótanos del mismo, aunque ya sin prestar una resistencia organizada. El 8 de mayo, Anielewicz, su novia Mira Fuchrer y muchos de los líderes de la ŻOB se suicidaron en su búnker ubicado en el Gueto, poco antes de que los alemanes capturaran el edificio de la calle Mila 18. El 16 de mayo la lucha en el Gueto finalizó, si bien algunos insurgentes permanecieron escondidos allí hasta el verano. El cuerpo de Anielewicz nunca fue encontrado, se cree que fue llevado junto con el de otros judíos hasta los crematorios, donde fueron incinerados. Sin embargo, la inscripción en el monumento erigido al lado del bunker de Mila 18, dice que está enterrado allí. Así está escrito: "Tumba de los combatientes del levantamiento del Gueto de Varsovia ... Estas ruinas del búnker de calle Mila 18 son el último lugar de descanso de los comandantes y combatientes de la Organización de combate Judía, así como de algunos civiles. Entre ellos se encuentra Mordechai Anielewicz, el comandante en jefe ... El búnker ... es el lugar de descanso de más de un centenar de combatientes, sólo algunos de los cuales son conocidos por su nombre. Aquí el resto, enterrado en donde cayó, nos recuerda que toda la tierra es su tumba." En el inicio de 1944 el gobierno constitucional de Polonia, exiliado en Londres le otorgó post-mortem la cruz militar polaca, Virtuti Militari.

Un Kibutz ubicado en Israel, aparte de haber erigido allí una estatua de Mordechai Anielewicz, tomó el nombre de Yad Mordechai en recuerdo a su heroísmo y entrega y, en Wyszków, su ciudad natal, también fue levantado un monumento en su memoria.

Icchak Cukierman de sobrenombre Antek
(Vilna, Lituania, 1915 – Lohamey Geta'ot, Israel, 1981) fue uno de los líderes del Levantamiento del Gueto de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial. Es conocido también como Yitzhak Zuckerman, adaptación al inglés de su nombre. Nacido en Vilna en una familia judía. De joven se hace simpatizante del socialismo y del sionismo. Durante la invasión alemana y soviética de Polonia de 1939 se encuentra en el área de control del Ejército Rojo. Permanece inicialmente en la zona de ocupación soviética , donde tomó parte activa en la creación de varias organizaciones clandestinas socialistas judías. Al comienzo de 1940 se trasladó a Varsovia, donde se convirtió en uno de los líderes del movimiento de juventud de Dror Hechaluc, junto con su futura esposaZivia Lubetkin. En 1941 fue uno de los comandantes de la organización de la resistencia de laOrganización Judía de Combate (Żydowska Organizacja Bojowa en polaco, ŻOB). Sirvió principalmente como enlace entre los comandantes del ŻOB y los comandantes las organizaciones polacas de la resistencia de la Armia Krajowa y de Armia Ludowa. El 22 de diciembre de 1942atacó junto con otros dos cómplices un café en Cracovia que era utilizado por la SS y la Gestapo. Cukierman aunque herido, logró escapar por los pelos. Sus dos camaradas sin embargo fueron localizados y muertos. Durante 1943 trabajó en el sector “ario” de Varsovia para proveer de armas y munición al Levantamiento del Gueto de Varsovia cuando éste estalló. Aunque incapaz de entrar en el gueto y unirse sus camaradas, resultó ser un enlace fundamental entre las fuerzas de la resistencia de dentro del gueto y las del lado ario. Junto con Simcha “Kazik” Rotem, organizó la huida de los combatientes supervivientes del ŻOB a través de las alcantarillas. Durante el posterior Levantamiento de Varsovia de 1944, dirigió una pequeña tropa de 22 supervivientes de la sublevación del gueto con los que luchó contra los alemanes en las filas del Armia Ludowa. Después de la guerra formó parte de la red de Berihah, que llevaba refugiados judíos de Europa del este y central a Palestina de forma clandestina. En 1947 él mismo hizo ese viaje, asentándose en lo que pronto sería Israel. Allí, junto con su esposa Zivia, veteranos del gueto y otros partidarios anteriores fundaron el kibutz Lohamey ha-Geta'ot y el museo Casa de los Combatientes del Gueto que conmemora a los que lucharon contra los Nazis. La casa tiene un centro de estudios que lleva su nombre y el de su esposa.

Marek Edelman (31

de diciembre de 1922 - 2 de octubre de 2009 ) fue un activista político y social judío polaco, cardiólogo de profesión, conocido por su papel en el levantamiento del Gueto de Varsovia, durante la Segunda Guerra Mundial. Edelman nació en Gómel, hoy en día parte de Bielorrusia y posteriormente se mudó con sus padres a Varsovia. En 1939, Alemania invadió Polonia, por lo que el nivel de vida de los judíos se deterioró rápidamente. En 1942, se convirtió en líder juvenil del partido Bundista o la Unión General Laboral Judía, ayudando también a formar la organización judía de lucha (Żydowska Organizacja Bojowa) o ŻOB. Edelman participó como dirigente en el levantamiento del Gueto de Varsovia entre mayo y abril de 1943, luego tomó el control completo del ZOB, cuando su comandante en jefe Mordechai Anielewicz se suicidó junto con otros líderes para evitar ser detenidos por los nazis. Edelman logró escapar de la destrucción del gueto de Varsovia pese a que falló la ayuda prometida por el Armia Krajowa, el Ejército Territorial polaco. En el verano de 1944 tomó parte en el levantamiento de Varsovia, que también fracasó. Al finalizar la guerra, Edelman estudió medicina en Łódź. En 1976 se unió al Comité de Defensa de los Trabajadores, cuyo objetivo era prestar ayuda legal a los obreros que habían participado en la huelga de ese mismo año, y que ahora eran perseguidos por el gobierno comunista de Polonia. Luego se unió al movimiento antisoviético Solidaridad. Durante el periodo de la ley Marcial en Polonia, Edelman fue arrestado. En 1989 participó en las negociaciones entre el gobierno comunista y Solidaridad. Ese mismo año se convirtió en miembro del Sejm hasta 1993. El 17 de abril de 1998, Marek Edelman recibió la mayor condecoración de Polonia, la Orden del Águila Blanca.

Otros líderes del levantamiento fueron: Dawid Apfelbaum Paweł Frenkiel Zivia Lubetkin Henryk Iwański
(Sin datos sobre ellos)

La Żydowska Organizacja Bojowa (ŻOB en polaco, en castellano : Organización Judía de Combate; en Yiddish ‫ - )ידישע קאמף ארגאניזאציע‬fue uno de los principales movimientos de resistencia judío en el Gueto de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial, que fue fundamental en dirigir la sublevación del Gheto de Varsovia (la otra organización de lucha judía en el gueto eran los combatientes de ŻZW). La organización participó en otras actividades de la resistencia, incluyendo el Levantamiento de Varsovia. Las semillas del ŻOB fueron plantadas el 22 de julio de 1942, cuando los Nazis publicaron un decreto con respecto a los judíos del ghetto de Varsovia: Todas las personas judías que viven en Varsovia, independientemente de la edad y el sexo, [serían] reasentadas(repobladas) en el Este. Así comenzó las deportaciones masivas de los judíos, que duraron hasta el 12 de septiembre de 1942. En total deportaron a unos 300.000 judíos, muchos de quiénes fueron enviados al campo de exterminio de Treblinka. Las deportaciones y su posterior genocidiodisminuyeron a la comunidad judía de Varsovia (que originalmente estaba conformada por 500.000 individuos y era una de las más prósperas de Polonia) a 55.000-60.000 habitantes. Los grupos juveniles hebreos, que eran el principal instrumento en la formación del ŻOB, habían anticipado las intenciones alemanas delTercer Reich de aniquilar a los judíos del Gueto de Varsovia y comenzaron a cambiar su posición de un foco educativo y cultural, a la autodefensa y a la lucha armada eventual. La más vieja generación creyó ingenuamente lo que decían los informes alemanes (cuyos eufemismos ocultaban la intención del exterminio), en cambio los grupos de la juventud tomaron estos informes seriamente y no tenían ninguna ilusión sobre las intenciones verdaderas de los Nazis. Un documento, publicado tres meses antes del comienzo de las deportaciones, por la agrupación Hashomer Hatzair declaró: Sabemos que el sistema de Hitler del asesinato, la matanza y el robo conduce constantemente a un callejón sin salida y a la destrucción total de los judíos. A causa de su capacidad de ver la situación objetivamente, un número importante de los grupos de juventud sionista de izquierda como Hashomer Hatzair propusieron la creación de una organización de defensa propia en una reunión de Varsovia con líderes judíos en marzo de 1942. La oferta fue rechazada en principio por el Bund (movimiento judío comunista no-sionista) que creyó que una organización de lucha fallaría sin la ayuda de los grupos polacos de la resistencia que rechazaban proporcionar cualquier ayuda a tal organización. Los otros dirigentes del Judeenrat (consejo de dirigentes judíos) rechazaron la noción de resistencia armada argumentando que no había ninguna prueba de una amenaza de deportación. Además ellos indicaron que cualquier resistencia armada provocaría a los Alemanes a tomar represalias colectivas contra la comunidad judía. Las facciones políticas subterráneas se reunieron secretamente el 23 de julio de 1942, pero no pudieron alcanzar un consenso. El 28 de juliode 1942, representantes de las organizaciones sionistas Hashomer Hatzair, Habonim Dror y Bnei Akiva se reunieron por separado de los partidos políticos y establecieron el ŻOB. Icchak Cukierman, uno de los líderes del ŻOB, describió las condiciones que rodeaban la creación de esta organización: En esa reunión [los grupos de la juventud] decidíamos establecer la organización de lucha judía. Apenas nosotros mismos sin los partidos [políticos] ni el apoyo del Judenraat.

Los representantes del ŻOB fueron enviados al lado “Ario” de Varsovia, en un esfuerzo de procurar los lazos y de establecer conexiones con los grupos polacos de la resistencia antifascista como el Armia Krajowa (AK), que pudo ayudar en la lucha armada judía. Con pocas excepciones, el ŻOB por el momento no podía asegurar conseguirse cualquier arma de fuego y los grupos de polacos eran renuentes a perder sus pequeños recursos que tenían dándolos a los judíos inexperimentados. El General Rowecki, comandante del AK, divulgó lo siguiente: Los judíos de todas las clases de grupos… están pidiendo ayuda a nosotros como si nuestros depósitos estuvieran llenos. La cuestión de la ayuda del AK al ŻOB no fue más a fondo - y no en el favor del ŻOB - por el hecho de que el ŻOB era un grupo izquierdista, con muchas condolencias a la Unión Soviética. El AK creyó que la Unión Soviética y los grupos comunistas eran sus obstáculos y los enemigos siguientes de la independencia polaca después de los Nazis, así que la orientación izquierdista de los grupos constitutivos del ŻOB lastimaron su causa a los ojos de mucha gente del AK. El ŻOB comenzó a publicar la propaganda que llamaba a que los judíos tomen las armas y no se dejen aniquilar. Una letra del ŻOB fechó cuatro meses después que el final de las deportaciones exigió a todo judío que debe ir al tren [de la deportación] para su traslado a los campos de concentración y exterminio. La letra se cerró con la resolución severa: Ahora nuestro lema debe ser: ¡dejad a cada uno ser listo y morir como un hombre! ¡no seamos asesinados como ovejas al matadero! A pesar de una carencia seria de armas, el ŻOB pudo herir seriamente al jefe de la policía judía (un colaboracionista de los nazis). Los judíos que vivían en el ghetto de Varsovia miraron a la policía judía, que estaba formada por judíos pero supervisada por los alemanes, con desprecio y repugnancia, tachándolos de traidores y asesinos al servicio del Nazismo. El ŻOB los consideraba colaboradores y publicaron decretos proclamando que ejecutarían a cualquier persona que ayudara a los Nazis. Durante las deportaciones, los Nazis habían tenido éxito en capturar a un número de funcionarios importantes de ŻOB, dejando a la organización en un estado caótico. La estabilización vino cuando otros grupos de la juventud sionista tales como Gordonia y Noar Zioni se ensamblaron al ŻOB. El acontecimiento más crítico de consolidar el ŻOB vino cuando los no-sionistas del Bund, los comunistas y un número de partidos políticos se congregaron juntos bajo la bandera de ŻOB con Mordechaj Anielewicz (el jefe anterior del Hashomer Hatzair) como nuevo líder. El ŻOB inmediatamente intentó ejecutar a cualquier individuo que había colaborado con los Nazis durante las deportaciones. Entre esos individuos estaba el Dr. Alfred Nossig, hombre venerado en la comunidad que se había convertido en un informador de los nazis. Aunque las ejecuciones fueron motivadas por la venganza, tenían el efecto secundario de silenciar a cualquier individuo que hubiera colaborado con los alemanes. El 18 de enero de 1943, los Nazis comenzaron una segunda ola de deportaciones. Los primeros judíos que los alemanes enviaron incluyeron un número de combatientes de ŻOB que se habían arrastrado intencionalmente en la columna de deportados. Conducido por Mordechaj Anielewicz esperaron la señal apropiada, después caminaron en la formación y lucharon contra los Nazis a punta de pistolas. La columna se dispersó y las noticias de la acción del ŻOB se propagó rápidamente a través del ghetto. Durante esta deportación pequeña, los Nazis deportaron solamente a cerca de 5.000 a 6.000 judíos aproximadamente, que posteriormente terminaron asesinados. Las deportaciones duraron cuatro días durante los cuales los alemanes resolvieron otros actos de la resistencia del ŻOB. Cuando salieron del ghetto el 22 de enero de 1943, los judíos restantes lo miraron como una victoria, no obstante, Israel Gutman, un miembro del ŻOB que se convirtió posteriormente en uno de los autores principales de la Varsovia judía escribió: no [era] sabido por parte de la mayoría de los judíos que los alemanes se habían propuesto liquidar el ghetto entero por medio de las deportaciones de enero. Sin embargo, Gutman concluye quelas deportaciones [de enero]… tenían una influencia decisiva en los meses pasados del ghetto. Artículo principal: Levantamiento del Gueto de Varsovia Hasta ese momento la popularidad de los movimientos juveniles en el gueto no era demasiado grande, ya que la gente en general confiaba en los ancianos dirigentes del Judenrat. Sin embargo, cuando a principios de 1943 el líder del consejo Adam Czerniaków se suicidó (por negarse a entregar una lista a los nazis que contenía los miles de nombres de los niños que debían ser deportados y masacrados), los judíos de Varsovia perdieron toda esperanza, por lo que inevitablemente lograron descubrir en las

organizaciones juveniles, como el ŻOB y el ŻZW, un nuevo modo de actuar frente al genocidio: la rebelión armada. La deportación final comenzó por la víspera del Pésaj, 19 de abril de 1943. Las calles del ghetto estaban vacías; la mayor parte de los 30.000 judíos restantes se ocultaban en bunkers cuidadosamente preparados incluyendo a sus jefaturas situadas en Ulica Mila 18, muchos de los cuales no tenían electricidad y agua corriente, no obstante no ofrecían ninguna ruta del escape. Cuando los soldados alemanes marcharon en el ghetto, recibieron una feroz resistencia armada de los combatientes que atacaban desde las ventanas abiertas en apartamentos desocupados. Los defensores de la Guerra de guerrillas utilizada en el ghetto tenían la ventaja estratégica, no sólo de la sorpresa, sino también de poder mirar abajo de sus enemigos. Esta ventaja fue perdida cuando los alemanes comenzaron sistemáticamente a quemar todos los edificios del ghetto, lo cual forzaba a los combatientes a salir de sus posiciones y buscar refugio en los bunkers subterraneos. Los fuegos de arriba consumieron mucho del oxígeno disponible bajo tierra, convirtiendo a los bunkers en trampas de la muerte que sofocaban a los que en ellos luchaban. Una a una las posiciones de la resistencia fueron cayendo sin que los judíos dejaran de combatir hasta el último hombre. Mordechaj Anielewicz, el último combatiente, quien pensó por un momento en escapar, decidió quedarse con sus compañeros hasta morir en el búnker Mila 18. Los nazis tardaron dos semanas en sofocar la sublevación, el mismo tiempo que les llevó ocupar toda Polonia hacía casi cuatro años. Por el 16 de mayo de 1943, el general nazi Jürgen Stroop, que había estado a cargo de la deportación final, declaró oficialmente lo que él llamó el Grossaktion (el final de la rebelión judía). Para celebrar lo realizado hizo volar la gran sinagoga de Varsovia. El ghetto fue destruido y la sublevación fue suprimida. Incluso después de la destrucción del ghetto, una pequeña cantidad de judíos podrían todavía ser encontrados en las bunkers subterráneos, en ambos lados de la pared del ghetto. De hecho, durante los meses posteriores del ghetto unos 20.000 judíos huyeron al lado Ario. Algunos judíos que escaparon a la destrucción final del ghetto, incluyendo los miembros y los líderes Kazik Ratajzer, Zivia Lubetkin, Icchak

Cukiermany Marek Edelman del grupo Varsovia en 1944 contra los Nazis.

de

la

juventud,

participarían

en

la sublevación

de

Mientras que muchos miembros y líderes de los grupos de la juventud fallecieron en el ghetto de Varsovia, los movimientos de juventud que ellos mismos iniciaron siguen siendo vivos y prósperos por todo el mundo. Uno puede todavía encontrar a los grupos Hashomer Hatzair yHabonim Dror de la juventud izquierdista sionista en países como: La Argentina, Australia, Chile, Israel, Italia, México, Sudáfrica, el Reino Unido y los Estados Unidos, recordando siempre la valentía de aquellos rebeldes. El grupo derechista Betar de la juventud (que había participado en la rebelión del gueto con el ŻZW) goza también de una gran fama en el pueblo judío, especialmente en Europa occidental y los Estados Unidos, mientras que Bnei Akiva es el movimiento de juventud sionista religiosa más grande del mundo, con otras ramas en muchos países.

Żydowski Związek Wojskowy (ŻZW,

en polaco, castellano unión militar judía) era una organización subterránea de la resistencia judeosionista que funcionó durante la Segunda Guerra Mundial en el área del ghetto de Varsovia y que luchó durante la sublevación del ghetto de Varsovia. Fue formado por casi antiguos oficiales del ejército polaco en finales de 1939 (poco después del comienzo de la ocupación alemana de Polonia) además de miembros destacados del Betar, células del Irgún y otros miembros independientes. El comandante de la organización era Paweł Frenkiel. Debido a sus lazos cercanos con el Armia Krajowa (AK), después de la guerra las autoridades comunistas de Polonia suprimieron la publicación de libros y artículos sobre el ŻZW, para que su papel en la sublevación en el ghetto fuera infravalorado, en comparación con la organización judía izquierdista Żydowska Organizacja Bojowa (organización judía de combate), cuyo papel en la lucha contra los nazis se cubre mejor en monografías modernas. La Unión Militar Judía se constituyó a partir de tres núcleos separados: “Betar”, “Brit Hajaial” y células del “Irgún Tzvaí Leumí”.

Inmediatamente después de la derrota del ejército polaco por los invasores alemanes, el co mando del “Betar” emprendió actividades para la salvación material y espiritual de sus miembros, dispersos por todo el país. El primer paso consistió en buscar vías de escape de Polonia para anticiparse a los nazis. El comando del “Betar” en Varsovia mandó enviados suyos a Hungría y a la frontera rusa y trató de ponerse en contacto con Turquía, pero todos sus esfuerzos fueron vanos. To dos los caminos estaban cerrados. En consecuencia, la atención volvió a centrarse en la misma Po onia. Tras una serie de averiguaciones e intercambios de cartas, supieron que había algunas propiedades rurales en las proximidades de la ciudad de Hrubiescbov donde hacían falta trabajadores. Los alemanes no controlaban tan rigurosamente esa zona y los judíos del ghetto de Hrubieschov gozaron de libertad para organizar su vida interna. Se estableció un contacto entre el comando y los dirigen tes de ese ghetto, como resultado del cual pasaron hacia allí 600 miembros del “Betar”, que tra bajaban en las chacras y mantenían una actividad social y partidaria. El proyecto era trasladar a todos los miembros del “Betar” a las proximidades de Hrubieschov, para crear y mantener allí una gran fuerza anticipándose a cualquier peligro. Simultáneamente, León Rodal, quien había de ser uno de los tres miembros de comando de la Z.Z.W., propuso crear una organización para la lucha en el ghetto de Varsovia. Rodal recomendó oponerse a tiempo a la intención alemana de destruir por completo al pueblo judío. De resultas de esta propuesta, Péretz Lásker preparó un plan de reclutamiento y ejercitación y un presupuesto para la compra de armas. Del “Brit Hajaial”, organización de veteranos judíos del ejército polaco, surgió un núcleo de la Organización Militar Judía, pero su origen se debió a la iniciativa del oficial polaco Henryk Ivanski y algunos de sus compañeros. Ivanski, conocido en la resistencia por su apodo “Mayor Bystry”, unió su destino al de los judíos y fue declarado por ello persona indeseable por las autoridades alemanas. Pasó entonces a la clandestinidad y su organización prestó diversos servicios a los combatientes judíos. Cuatro de estos -David (Mortiz) Epelboim, Henryk Lifschitz, Bialoskore y Kalman Méndeíson- solicitaron su ayuda para todo lo relacionado con la organización de una fuerza clandestina judía y su equi pamiento. Ivanski se mostró entusiasmado por la idea y proveyó de inmediato a los cuatro de fusiles. A fines de diciembre de 1939, cuando ya se habían formado seis células, se realizó con la participa ción de Ivanski una reunión fundadora en la que participaron 39 judíos, entre ellos cinco mujeres. Prestaron juramento de fidelidad a la organización de resistencia judía y le dieron el nombre de “Swit” (Aurora). Ivanski proporcionó a la organización 29 pistolas y organizó después la brigada “V”, que debía ayudar al grupo judío, en especial para la obtención de armas. Esta brigada estableció tres bases en la calle Ziotz 56, en Zelazna 48 y en el recinto del hospital San Estanislao. Allí fueron ocultados judíos fugitivos que luego eran enviados hacia el Este, fuera de la zona de dominio alemán. Los judíos llegaban hasta el lugar mediante una señal convenida, a través de un depósito de hojas y de un túnel en la calle Gensia, que conducía al cementerio. La brigada “V” también aportó medicamentos para el hospital del ghetto: drogas caras y también alimentos, más raros aún en el ghetto; harinas, carne y arroz. Las provisiones eran pasadas directamente al hospital y, en momentos de peligro, por la calle Sliska al punto de concentración de la calle Komitetowa 2. Posteriormente la organización judía tomó el nombre de Organización Militar Judía (siglas en polaco: Z.Z.W.). Sus miembros se entrenaban con armas por las noches. Además de los ejercicios mili tares, la Organización también actuaba en el plano civil. Introdujo médicos y proporcionó medicamentos y comida a judíos evacuados que vivían en condiciones sanitarias y alimentarias insoportables. El “Irgún Tzvaí Leumí” (Organización Militar Nacional) había dado instrucción militar antes de la guerra a grupos de jóvenes con la idea de que pasarían a engrosar las filas de la organización en Eretz Israel. Con igual destino también había adquirido una partida de mil fusiles, que al estallar la guerra fueron cedidos al ejército polaco. Al crearse el ghetto, organizó en Varsovia un grupo de combate a las órdenes de Pavel Frénkel. Estos tres factores: “Betar”, la asociación de soldados ayudada por la resistencia polaca y el “Irgún”, integraron la mayor parte del Z.Z.W. A ellos se sumaron diferentes grupos de personas vale rosas de diversos estratos de la población judía. Encabezaba la Organización Militar un comando, secundado por dos subcomandos que supervisa ban diferentes áreas geográficas y por 10 unidades de combatientes. La representaban políticamente el doctor David Wdowinski, el doctor Strikowski y León Rodal, este último a cargo de los contactos con el sector ario. El comando superior estaba integrado por David Epelboim, Pawel Frénkel y León Rodal, y co laboraban con ellos diversas secciones: de propaganda e información, que obtenía esta última mediante un receptor clandestino de radio; de organización, qué reclutaba y equipaba nuevos combatientes; de

equipo, responsable de las existencias de armas y municiones; de finanzas; de relaciones, que mantenía el contacto con la resistencia polaca en el sector ario, con otros grupos judíos dentro del ghetto y fuera de éste, con las concentraciones de judíos en todo el territorio de Polonia; de medicina, que se ocupa ba de almacenar medicamentos e impartir nociones de primeros auxilios, encabezada por el doctor Iosef Tzahlmeister; de asuntos legales, que juzgaba a las faltas de disciplina internas, pero principal mente se ocupaba de juzgar a los renegados y agentes de la Gestapo. La presidía el abogado David Schulman y contaba con una unidad ejecutora de sus sentencias; de rescate, que trasladaba niños al sector ario para ocultarlos en conventos o en casas de familias polacas y proveía de documentos arios a los adultos que debían pasar a ese sector, y finalmente la sección militar, encargada del entrenamiento de los combatientes. Antes del Levantamiento la Organización contaba con dos batallones y tenía organizados en es quema otros dos para integrarlos con los voluntarios que se sumarían durante la lucha. También había construido una red de refugios y pasajes subterráneos, incluidos dos túneles que llevaban por la calle Okopowa al terreno del cementerio y un refugio en la iglesia de la calle Leszno. Durante las deportaciones esto se descubrió y hubo que cavar nuevos túneles. Se excavó un túnel hacia el refugio de la iglesia, que para entonces ya había quedado fuera del ghetto, y otro que condu cía de la iglesia al otro lado de la calle Leszno. Igualmente se abrió un pasaje subterráneo desde los schops de la misma calle, pasando por el edificio de tribunales hasta una casa derruida en sus inmedia ciones, y un túnel desde Karmelicka 4, a través del terreno del hospital carmelita, con salida al sector polaco. En las entradas a los túneles se colocaron puertas que cerraban herméticamente y se aposta ron guardias para custodiarlas. En Malewki 29, en el sótano del hotel “London”, se instaló un refu gio con fines militares, que hacía de intermediario entre las unidades de la Organización y el taller de reparación de armas. El refugio central de la Organización se construyó en Muranowska 7. Era amplio y estaba bien equipado. UN túnel conducía desde allí al sector ario. La excavación del túnel demandó tres me ses y tropezó con numerosas dificultades. El empedrado cedía y era de temer que se hundiese bajo el constante movimiento de la calle Muranowska. A mitad de camino, los excavadores dieron con los caños de la red urbana de canalización. Pero más que nada pesaba la preocupación por disimular los trabajos del túnel y ocultarlo a los ojos inquisidores de la Gestapo. El peligro era mayor debido a la densa población, de modo que se mantenían guardias para prevenir a los que cavaban ante cualquier movimiento sospechoso, y estos empleaban sus dedos en vez de implementos más adecuados, para evitar todo ruido. Pese a todos los obstáculos, los trabajos se llevaron a cabo gracias al celo de quienes participaron en la operación, particularmente su iniciador y planificador Szlamek. Este era un muchacho de unos veinte años, de maravillosa capacidad para planear obras, y fue él quien logró superar todos los inconvenientes técnicos surgidos durante la excavación. Este túnel fue considerado por él mismo como la gran obra de su vida, vida que perdió durante el Levantamiento. Uno de los graves problemas de la Organización fue la obtención de armas. Gracias a sus con tactos con la resistencia polaca, el Z.Z.W. era el grupo mejor armado del ghetto y en sus depósitos se ocultaban armas ligeras y también pesadas. Se las recibía de cinco procedencias distintas. Entre los combatientes de la resistencia polaca que ayudaron a obtener armas se destacó Adolf Rudnicki (su verdadero nombre: Kazimierz Ostkowicz), quien se relacionó con el Z.Z.W. por interme dio de Emilka, hija de su amigo Iosef Kosóver, la cual se desempeñaba como correo entre las organizaciones clandestinas gracias a los rasgos arios de su fisonomía. La estación ferroviaria Este servía de centro a los combatientes del Z.Z.W. en el sector ario; allí los emisarios de la Organización recibían armas y las trasladaban al ghetto, sin ser molestados por gen darmes polacos y alemanes previamente sobornados. Los proveedores de armas eran allí: Fogel, hijo del director de una escuela “Talmud Tora”, Mosche Mélnik, Simja Holtzberg, “Vládek”, Béniek Kaiser y Szymon Kaminski. También la fábrica de Tabens era lugar convenido para el tráfico de ar mas: en un rincón acordado esperaba a los emisarios de la Organización un hombre que les entregaba latas de doble fondo: arriba, arenques en salsa de tomate; abajo, granadas de mano y municiones. La producción propia de armas estaba a cargo de técnicos y profesionales miembros de la Orga nización, quienes fabricaron bombas incendiarias, repuestos para fusiles y explosivos. Los talleres funcionaban en diversos puntos: Nalewki 29, la calle Gensia y los sectores de las fábricas de brochas y de Tabens-Schultz. El precio de las armas era muy alto entonces. Cuando ya el dinero y objetos de valor de los propios combatientes se hubo agotado, la Organización, al igual que el Z.O.B., impuso contribuciones a los más acomodados, de acuerdo a su situación económica. En los casos en que la apreciación resultaba errónea, se devolvía el dinero a sus donantes. Los testimonios indican que se recaudaron fuertes sumas entre comerciantes y también del Banco Judío, al que se impuso un aporte de 130.000 zlotys. La Organización dejaba un recibo que tenía dibujado un muro de ladrillos con una brecha por la que se veían dos manos que se estrechaban. Todo esto se hacía respetando un acuerdo entre las organizaciones clandestinas, según el cual nadie pagaría más de una vez. El Z.Z.W. confiscó dinero de traidores y también de alemanes. Un oficial alemán fue despoja do de medio millón de zlotys cuando salía de un Banco. Al igual que la otra organización, tomaba re presalias contra renegados y hombres de la Gestapo y publicaba mediante comunicados los resulta dos de sus operaciones.

El Z.Z.W. formó una sección especial para rastrear traidores y agentes de la Gestapo. La enca bezaba Kúperman (apodado ”Balbina,”), que había prestado servicios en el espionaje polaco. El ghetto fue dividido en zonas y en cada zona se apostó un hombre encargado de vigilar a los agentes. Su labor se concentraba mayormente en los cafés y clubes nocturnos, parte de los cuales era regentea do por los alemanes. Cuando se reunían pruebas sobre actos de traición de alguno de los agentes, un tribunal especial lo juzgaba. El 16 de abril de 1943 fue ejecutado el director del schop de Hallman, acusado de instar a judíos a dejarse trasladar a cambio de una promesa escrita de que no se les haría daño. En marzo de 1942 había sido baleado en la calle el agente de la Gestapo Adolf Burenstein. El 29 de octubre cayó el reemplazante de Iozef Szerynski al frente de la policía judía, Iakov Leikin. Esta operación causó gran impresión en el ghetto. Leikin era conocido y odiado por todos los judíos por su dureza y crueldad. La Organización anunció al mismo tiempo más represalias contra miembros del Judenrat, directores y administradores de talleres y cuantos colaboraban con el ocupante en la tarea de explotar y oprimir a la población. En la primavera de 1942 fueron descubiertos en el club “Sztuka” (Arte) dos agentes de la Ges tapo. Dos oficiales del servicio de información del Z.Z.W. se hicieron “amigos” de los agentes, y una noche, habiendo bebidos éstos, los hicieron salir y les dieron muerte. En el verano del mismo año fue muerto un gendarme que buscaba las instalaciones subterráneas de la Organización. Lo denunció una mujer, miembro de la misma, que trabajaba como camarera en el café donde aquel pasaba sus horas libres. En junio fueron apresados, juzgados y ejecutados once traidores. Pocas semanas después corrieron igual suerte dos muchachas que servían a la Gestapo, pero al ser apresada una de ellas disparó contra sus captores, hiriendo a uno, que murió a los pocos días. Toda operación de este tipo era comunicada al público mediante cartelera fijados en las paredes de negocios y talleres. En todas estas actividades la Organización se servía de una serie de contactos que la comunicaban también con el sector ario. Un sistema de contraseñas e identificaciones asegura ba la eficacia de este sistema de informaciones. Las dos organizaciones clandestinas enfrentaron numerosos problemas al constituirse y en su desenvolvimiento. En el ghetto actuaban muchos partidos políticos que antes de la guerra habían vivido un conflicto permanente. La hostilidad entre partidos y las diferencias ideológicas dificulta ron la constitución de las organizaciones clandestinas y se hicieron notar particularmente en la es tructura del Z.O.B.: unidades integradas según la afiliación partidaria. Estos problemas se soluciona ron sólo al hacerse inminente el estallido de la rebelión. Entonces también desaparecieron las vallas en tre ambas organizaciones, aunque cada una conservó su estructura y luchó en el sector que se le asig nó. Desde su creación misma, los grupos clandestinos se plantearon una cuestión que ya antes había apremiado a los movimientos juveniles: ¿Qué es preferible? ¿Permanecer en el ghetto o huir al sector ario? ¿Luchar en una batalla perdida dentro del ghetto o sumarse a la guerra de guerrillas en los bos ques? Evidentemente, la perspectiva de salir del ghetto parecía más viable y menos peligrosa y tentaba a muchos, también desde el punto de vista de las posibilidades de combatir a los alemanes mediante la guerrilla. La salida del ghetto permitiría conservar un núcleo combatiente de jóvenes judíos, dispues tos a emprender luchas y a triunfar en ellas. Pero muchos de los combatientes consideraban que la sa lida del ghetto equivaldría a una figuga que podría precipitar el derrumbe definitivo de los judíos. La existencia de una organización combatiente dentro del ghetto daba una cierta seguridad al grupo ju dío, mientras que su salida corría el riesgo de interpretarse como una acto de cobardía. Así fue que se impuso entre los combatientes la tendencia partidaria de luchar desde dentro del ghetto, entre la po blación civil, aunque esa lucha tuviese posibilidades mínimas en comparación con la guerra de guerri llas. Esta decisión ya se notó en el primer enfrentamiento con los alemanes, la acción de enero de 1943. El Armia Krajowa o AK (literalmente Ejército Nacional, Ejército Territorial o Ejército del País) fue el principal movimiento de resistencia polaco de la Segunda Guerra Mundial en la Polonia ocupada por los nazis, y uno de los mayores de la guerra; operó en todas las regiones del país desde septiembre de 1939 hasta su disolución en enero de 1945. Este movimiento formó el brazo armado de lo que más tarde se llamaría el "Estado secreto polaco" (państwo-podziemne). El AK se formó a partir del Służba Zwycięstwu Polski (Servicio de la Victoria de Polonia), creado el 27 de septiembre de 1939 por el GeneralMichał Karaszewicz-Tokarzewski. El 17 de noviembre de 1939 el General Władysław Sikorski reemplazó esa organización por la Związek Walki Zbrojnej (Unión para la Lucha Armada), que, tras fusionarse con la Polski Związek Powstańczy (Unión de Resistencia Polaca) se convirtió en el AK el 14 de febrero de 1942. Si bien esas dos organizaciones fueron las fundadoras del AK, también existieron otros movimientos de resistencia en Polonia, la mayoría de los cuales terminaron incorporándose al AK: Narodowa Organizacja Wojskowa(Organización Armada Nacional; otoño de 1942/verano 1943, parcialmente), Konfederacja Narodu (Confederación de la Nación; otoño de 1943), Narodowe Siły Zbrojne (Fuerzas Armadas Nacionales; verano de 1944, parcialmente), Bataliony Chłopskie (Batallones Populares; parcialmente), Gwardia Ludowa (Guardia del Pueblo; 1943, parcialmente). El principal movimiento que no se integró en el AK fue el Armia Ludowa (Armada Popular).

Stefan Rowecki (seudónimo Grot,

o "Punta de flecha"), sirvió como primer comandante del AK hasta su detención en 1943; Tadeusz Bór-Komorowski fue el comandante desde julio de 1943 hasta su captura en septiembre de 1944. Leopold Okulicki, seudónimo Niedźwiadek ("Osezno") dirigió las operaciones en sus últimos días. Aunque el AK no causó una rebelión general, sus fuerzas realizaron una intensa campaña de sabotaje armado y económico, además de ocupar fuerzas enemigas con sus ataques de guerrilla. En 1944 actuó a mayor escala, notablmente al iniciar el Alzamiento de Varsovia, que comenzó el 1 de agosto de 1944 con la meta de liberar Varsovia antes de la llegada del Ejército Rojo soviético. Si bien los insurgentes liberaron a varios cientos de prisioneros del campo de concentración de la calle Gesia y combatieron calle por calle, los alemanes terminaron por derrotarlos e incendiaron la ciudad, sofocando la rebelión el 2 de octubre de 1944. Durante su existencia las unidades del AK realizaron miles de ataques armados y audaces operaciones de inteligencia, pusieron bombas en cientos de trenes de mercancías y participaron en muchos combates entre los partisanos y la policía y el ejército alemanes. El AK también efectuó operaciones de represalia para asesinar a oficiales de la Gestapo en respuesta a las tácticas terroristas impuestas por los nazis sobre la población civil polaca. El AK ha sido acusado a veces de acciones negativas contra minorías étnicas, especialmente contra los lituanos (ver más abajo). Las principales operaciones militares y de sabotaje incluyeron:  Operación Cinturón  Operación Tempestad  Alzamiento de Wilno  Alzamiento de Lwów  Alzamiento de Varsovia El Armia Krajowa proporcionó información valiosa a los Aliados, por ejemplo sobre las bombas volantes V1 y V2. Las bajas del Eje causadas por la resistencia polaca, constituida en su mayor parte por el AK, se calculan en torno a 11.000-150.000. El AK se disolvió oficialmente el 19 de enero de 1945 para evitar conflictos con los soviéticos y una guerra civil. No obstante, muchas unidades decidieron seguir combatiendo en las nuevas circunstancias. La URSS y los comunistas polacos consideraban a la resistencia clandestina leal al Gobierno de Polonia en el exilio como una fuerza que debía eliminarse para garantizar un control absoluto de Polonia. Se dice que el futuro Secretario General del PZPR, Władysław Gomułka, afirmó lo siguiente: "Los soldados del AK son un elemento hostil que debe suprimirse sin piedad". Otro prominente comunista polaco, Roman Zambrowski, dijo que el AK debía ser "exterminado".

CAMPOS DE CONCENTRACION Y EXTERMINIO
Durante la Segunda Guerra Mundial se construyeron muchos campos de concentración, tanto por los aliados como sobre todo por el Eje para encerrar a los prisioneros capturados. Sin embargo, en el caso de la Alemania nazi, se crearon además campos de trabajo forzado y campos de exterminio, que a veces se confunden con los primeros, pero cuyo objetivo era diferente. Los campos de exterminio nazis tenían como fin exterminar a los judíos, que eran asesinados apenas ingresaban en el campo, lo que a partir de 1942 y hasta 1945 dio lugar al Holocausto o shoá, y que produjo la muerte de aproximadamente seis millones de judíos. En algunos casos, como en Birkenau (junto a Auschwitz) o Majdanek, se construyó un campo de concentración además de uno de exterminio.

• • • • • • • • • • •

Campo de concentración y exterminio de Auschwitz (Polonia), con sus campos dependientes, como el de Fürstengrube Campo de concentración de Dachau (Alemania) Campo de concentración de Mauthausen-Gusen (Austria) Campo de concentración de Buchenwald (Alemania) Campo de concentración de Sachsenhausen (Alemania) Campo de concentración de Bergen-Belsen (Alemania) Campo de concentración de Les Milles (Francia ocupada por Alemania) Campo de concentración de Theresienstadt (Checoslovaquia ocupada) Campo de concentración Ravensbrück (Alemania) Campo de exterminio de Treblinka (Polonia ocupada por Alemania) Campo de exterminio de Sobibor (Polonia ocupada por Alemania)

Auschwitz-Birkenau (en alemán Konzentrationslager

Auschwitz-Birkenau, en polacoOświęcim-Brzezinka) fue un complejo formado por diversos campos de concentración, deexperimentación médica1 y de exterminio en masa de prisioneros construido por el régimen de la Alemania nazi después de invasión de Polonia de 1939, durante la Segunda Guerra Mundial. Situado a unos 43 km al oeste de Cracovia (50°4′N 19°21′E), fue el mayor centro de exterminio de la historia del nazismo, donde se calcula que fueron asesinados entre 1,5 millones y 2,5 millones de personas, la gran mayoría de ellas judías, además de eslavos,prisioneros de guerra, etc,1 además de medio millón por enfermedades y hambre.1 En la puerta de entrada a uno de los diversos campos que componían el complejo (Auschwitz I) se puede leer el lema en alemán Arbeit macht frei (el trabajo os hace libres) con el que eran recibidos los deportados por las fuerzas SS que custodiaban el centro durante el periodo de funcionamiento, desde su apertura en mayo de 1940 hasta el 27 de enero de 1945, cuando fue liberado por el ejército soviético. Bajo la dirección superior de Heinrich Himmler, el oficial SS Obersturmbannführer Rudolf Hößfue su director hasta el verano de 1943, siendo reemplazado por Arthur Liebehenschel yRichard Baer. Höß capturado por los aliados, daría testimonio en los Procesos de Núrembergantes de ser procesado y condenado a muerte por ahorcamiento en 1947 delante del crematorio de Auschwitz I. Liebehenschel fue también juzgado por un tribunal polaco y ejecutado en 1948. Baer logró evadirse y vivir bajo una identidad falsa en Hamburgo, hasta que fue reconocido y arrestado, cometió suicidio en prisión poco antes de iniciarse su proceso en1963. Al ser uno de los lugares de mayor simbolismo del Holocausto o Shoah, en 1979 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hubo tres campos principales y 39 campos subalternos. Los tres campos principales fueron: • Auschwitz I, el campo de concentración original que servía de centro administrativo para todo el complejo. En este campo murieron cerca de 70.000 intelectuales polacos y prisioneros de guerra soviéticos. Era un campo de flores violetas. • Auschwitz II (Birkenau), un campo de exterminio y el lugar donde murieron entre 1,5 y más 4 millones de personas. En esta sección eran ubicadas las mujeres. • Auschwitz III (Buna - Monowitz), utilizado como campo de trabajo esclavo para la empresa y sus correspondientes empresarios. IG Farben. La Alemania nazi construyó a partir de 1940 varios Campos de concentración y un campo de exterminio en Auschwitz, que, al igual que el resto de los campos de concentración, eran manejados por las

Schutzstaffel (SS) dirigidas por Heinrich Himmler. Los comandantes del campo fueron Rudolf Höß (a veces escrito "Hoess") hasta el verano de 1943, al que le siguieron Arthur Liebehenschel y Richard Baer. Cerca de 6.500 miembros de las SS sirvieron en Auschwitz realizando pequeñas o grandes tareas con el objetivo de lograr la denominada solución final al "problema judío" o "cuestión judía". La mayoría de ellos sobrevivieron a la guerra. Con las primeras prisioneras, llegaron también las primeras vigilantes al campo en marzo de 1942 trasladadas desde el campo de Ravensbrück en Alemania. El campo femenino fue mudado a Auschwitz Birkenau en octubre de 1942, y María Mandel fue nombrada jefa de vigilancia. Cerca de un total de 1.000 hombres y 200 mujeres de las SS sirvieron de vigilantes en todo el complejo de Auschwitz. De entre todos los funcionarios, solamente 750 fueron llevados a juicio, casi todos en relación con crímenes contra la población polaca. Höß dio una descripción detallada del funcionamiento del campo durante su interrogatorio en el Juicio de Nuremberg, detalles que complementó en su autobiografía. Höß fue ejecutado en 1947 en frente de la entrada al crematorio de Auschwitz I. Desde 1940, Witold Pilecki, un soldado de la Armia Krajowa (organización de resistencia polaca a la ocupación nazi) fue voluntario para ser llevado como prisionero a Auschwitz y obtuvo una considerable cantidad de información que fue llevada a Varsovia y de allí a Londres. Por otra parte, los aliados tenían información aérea detallada de los campos desde mayo de 1944. Dos prisioneros fugados (Rudolph Vrba y Alfred Wetzler) habían reunido descripciones precisas y mapas que llegaron a los aliados durante el verano de 1944. El 13 de septiembre de 1944, bombarderos de los Estados Unidos atacaron la fábrica de Buna Werke asociada con Auschwitz III, destruyéndola parcialmente. El 17 de enero de 1945, ante la inminente llegada del Ejército ruso, el personal nazi inició la evacuación de Auschwitz. La mayoría de los prisioneros debieron marchar hacia el oeste. Aquellos demasiado débiles para caminar fueron dejados atrás. Cerca de 7.600 prisioneros fueron liberados por el ejército Rojo el 27 de enero de 1945. Durante los años de funcionamiento del campo, cerca de 700 prisioneros intentaron escapar del mismo, de los cuales sólo 300 lo lograron. La pena aplicada por intento de fuga era generalmente la muerte por inanición y sus familias eran arrestadas e internadas en Auschwitz para ser exhibidas como advertencia a otros prisioneros. El número total de muertes producidas en Auschwitz está todavía en debate, pero se estima que entre un millón y un millón quinientas mil personas fueron exterminadas allí. Auschwitz I fue el centro administrativo de todo el complejo. Fue fundado el 20 de mayo de 1940, a partir de barracas de ladrillo del ejército polaco. Los primeros prisioneros del campo fueron 728 prisioneros políticos polacos de Tarnów. El campo fue utilizado inicialmente para internar miembros de la resistencia e intelectuales polacos, más adelante llevaron allí también prisioneros de guerra soviéticos, prisioneros comunes alemanes, elementos antisociales y homosexuales. Desde el primer momento llegaron asimismo prisioneros judíos. El campo albergaba generalmente entre 13.000 y 16.000 prisioneros, alcanzando la cifra de 20.000 en 1942. La entrada de Auschwitz I tenía las palabras Arbeit macht frei, "el trabajo os hace libres". Los prisioneros del campo salían a trabajar durante el día para las construcciones o el campo, con música de marcha tocada por una orquesta. Dicha inscripción fue robada por 5 desconocidos el viernes 18 de diciembre de 2009 y recuperada por la policía apenas 4 días después. Las SS generalmente seleccionaban prisioneros, llamados kapos, para supervisar el resto. Todos los prisioneros del campo realizaban trabajos, y excepto en las fábricas de armas, el domingo se reservaba para limpieza, duchas y no se asignaba trabajo. Las durísimas condiciones de trabajo, unido a la desnutrición y poca higiene, hacían que la tasa de mortalidad entre los prisioneros fuera muy grande. El bloque 11 de Auschwitz I era la prisión dentro de la prisión; allí se aplicaban los castigos. Algunos de ellos consistían en encierro por varios días en una celda demasiado pequeña para sentarse. Otros eran ejecutados, colgados o dejados morir de hambre. En septiembre de 1941, las SS realizaron en el bloque 11 las pruebas del gas Zyklon B en las que murieron 850 prisioneros polacos y rusos. Las pruebas fueron consideradas exitosas y en consecuencia se construyeron una cámara de gas y un crematorio. Esta cámara de gas fue utilizada entre 1941 y 1942, para luego ser convertida en un refugio antiaéreo. La primera mujer llegó al campo el 26 de marzo de 1942. Entre abril de 1943 y mayo de 1944 se llevaron a cabo experimentos de esterilización sobre mujeres judías en el bloque 10 de Auschwitz I. El

objetivo era desarrollar un método sencillo que funcionara con una simple inyección para ser utilizado con la población esclava. El Dr. Josef Mengele experimentó con gemelos en este mismo complejo. Cuando un prisionero no se recobraba rápidamente, solía ser ejecutado aplicándole una inyección letal de fenol. El campo burdel se creó el verano de 1943 por órdenes de Himmler. Estaba ubicado en el bloque 29, llamado ´´Frauenblock´´ y se utilizaba para premiar a prisioneros privilegiados. Los guardias seleccionaban prisioneras polacas para este campo, pero podían aceptar voluntarias atraídas por las mejores condiciones alimenticias. Auschwitz II (Birkenau) es el campo que la mayor parte de la gente conoce como Auschwitz. Allí se encerró a cientos de miles de judíos y allí también se ejecutó a más de un millón de deportados y decenas de miles de gitanos. El campo está ubicado en Birkenau, a unos 3 km de Auschwitz I. La construcción se inició en 1941 como parte de la Endlösung (solución final). El campo tenía una extensión de 2,5 km por 2 km y estaba dividido en varias secciones, cada una de ellas separada en campos. Los campos, al igual que el complejo entero, estaban cercados y rodeados de alambre de púas y cercas electrificadas (algunos prisioneros utilizaron las cercas electrificadas para suicidarse). El campo albergó hasta 100.000 prisioneros en un momento dado. El objetivo principal del campo no era el mantener prisioneros como fuerza laboral (como era el caso de Auschwitz I y III), sino más bien el exterminio. Para cumplir con este objetivo, se equipó el campo con 4 crematorios con cámaras de gas. Cada cámara de gas podía recibir hasta 2.500 prisioneros por turno. El exterminio a gran escala comenzó en la primavera de 1942 como resultado de la aceleración de la Solución Final tratada en la Conferencia de Wannsee. La mayoría de los prisioneros llegaba al campo por tren, con frecuencia después de un terrible viaje en vagones de carga que duraba varios días, durante el que no se les facilitaba comida ni agua. A partir de1944 se extendió la vía del tren para que entrara directamente al campo. Algunas veces, al llegar el tren, los prisioneros eran pasados directamente a las cámaras de gas. En otras ocasiones, los nazis seleccionaban prisioneros, frecuentemente bajo la supervisión del SS Hauptsturmführer Dr. Josef Mengele, para ser enviados a campos de trabajo o para realizar experimentos. En general los niños, los ancianos y los enfermos eran enviados directamente a las cámaras de gas, las cuales eran coordinadas por el SS Hauptscharführer Otto Moll. Cuando un prisionero superaba la selección inicial, era enviado a pasar un período de cuarentena y luego se le asignaba una tarea o era enviado a alguno de los campos de trabajo anexos. Aquellos que resultaban seleccionados para el exterminio eran trasladados a uno de los grandes complejos de cámaras de gas/crematorio hacia los extremos del campo. Dos de los crematorios (Krema II y Krema III) tenían instalaciones subterráneas, una sala para desvestirse y una cámara de gas con capacidad para miles de personas. Para evitar el pánico, se les informaba a las víctimas que recibirían allí una ducha y un tratamiento desinfectante. La cámara de gas incluso tenía tuberías para duchas, si bien nunca fueron conectadas al servicio de agua. Se les ordenaba a las víctimas que se desnudaran y dejaran sus pertenencias en el vestidor, donde supuestamente las podrían recuperar al final del tratamiento, de manera que debían recordar el número de la ubicación de sus pertenencias. Una vez sellada la entrada, se descargaba el agente tóxico Zyklon B por las aperturas en el techo. Las cámaras de gas en los crematorios IV y V tenían instalaciones en la superficie y el Zyklon B se introducía por ventanas especiales en las paredes. Una vez arrojado el Zyklon B se esperaba unos 25 minutos y se observaba en una mirilla la ausencia de actividad, se procedía a evacuar y ventilar el recinto y se retiraban los cuerpos a un sector para una revisión final. En esta revisión se les extraían los dientes postizos de oro, anillos, pendientes u otros objetos y se

revisaban los orificios corporales en busca de joyas. Una vez revisados, los cuerpos eran llevados a una sala de hornos o crematorios anexa por prisioneros seleccionados, llamados Sonderkommandos, donde eran quemados. Una chimenea alta expulsaba los gases hacia la atmósfera. Los alemanes ocuparon Hungría en marzo de 1944; entre mayo y julio de 1944, cerca de 438.000 judíos de Hungría fueron deportados hacia Auschwitz-Birkenau y la mayoría fueron ejecutados allí. Había días en que los hornos no daban abasto y se tenía que quemar los cuerpos en hogueras al aire libre. Familias enteras de gitanos fueron encerradas en una sección especial del campo. Pasaron por las cámaras de gas en julio de 1944, y el 10 de octubre de ese año se procedió a la exterminación de los niños gitanos restantes en Birkenau. El 7 de octubre de 1944, los Sonderkommandos judíos (los prisioneros mantenidos separados del resto y que trabajaban en las cámaras de gas y hornos crematorios) organizaron un levantamiento. Las prisioneras habían logrado extraer explosivos de una fábrica de armas y los utilizaron para destruir parcialmente el crematorio IV y tratar de escapar en la confusión. Los 250 prisioneros fueron capturados e inmediatamente ejecutados. Por otra parte, todos los miembros de los Sonderkommandos eran ejecutados periódicamente y sustituidos por otros nuevos. Las cámaras de gas de Birkenau fueron destruidas por las SS el 24 de noviembre de 1944 en un intento por esconder las actividades del campo a las tropas soviéticas. Los campos subalternos de trabajo instalados en el complejo de Auschwitz estaban estrechamente relacionados con la industria alemana, principalmente en las áreas militar, metalúrgica y minera. El campo de trabajo más grande era Auschwitz III Monowitz, que inició sus operaciones en mayo de 1942. Este campo estaba asociado con la planta Buna-Werke de la empresa IG Farben y producía combustibles líquidos y goma sintética. A intervalos regulares, se hacían revisiones sanitarias por parte del personal médico de Auschwitz II, con el fin de enviar enfermos y débiles a las cámaras de gas de Birkenau.

CAMPOS DEL COMPLEJO AUSCHWITZ
Czernica Dziedzice Freudenthal (Jesenik) Auschwitz I (Oświęcim) Friedenshütte Auschwitz II (Birkenau - Brzezinka) Gliwice (Gleiwitz) Auschwitz III (Monowitz - Monowice) Goleszów (Golleschau) Babice (Babitz) Hajduki I-II Bieruń - Beruń Harmeze (Harmensee) Blechhammer (Blachownia Śląska) Zabrze (Hindenburg) Bobrek Jawiszowice (Jawischowitz) Brno (Brünn) Jaworzno Bruntal (Braunau) Kobiór (Kobior) Budy Lędziny (Arbeitslager Buna Günthergrube) Chełmek (Chełmek) Lesslau Chorzów (Arbeitslager Libiaz Maty (Janinagrube) Bismarckshütte) Łagiewniki Śląskie Chrzanów (Hohenlinde, Czechowice Hubertushütte) Łagisza Cmentarna (Lagischa) Monowice (Monowitz) Prudnik (Neustadt) Pyskowice (Peiskretscham) Pławy (Plawy) Pszczyna (Pleβ) Radostowice Rajsko Rydułtowy (Arbeitslager Charlottegrube) Sachsenhausen Siemianowice (Laurahütte) Sosnowiec (Sosnowitz) Stara Kuźnia (Althammer) Stara Wieś Świetochłowice (Arbeitslager Eintrachtshütte) Trzebinia Wesoła (Fürstengrube) Zittau Żywiec

Después de la guerra, los rusos detuvieron a la mayoría del Personal del campo de concentración de Auschwitz. Éstos fueron juzgados por las autoridades rusas o entregados a las Cortes judiciales polacas. El principal responsable de las operaciones del campo, SS Obersturmbannführer Rudolf Höss, fue capturado por los británicos y enviado aPolonia donde fue juzgado por sus crímenes contra la humanidad, no sin antes haber sido testigo de descargo contra Ernst Kaltenbrunner en el Juicio de Nuremberg. Höss fue condenado a muerte y ahorcado el 16 de abril de 1947 en las instalaciones de Auschwitz. Entre el 24 de noviembre y el 22 de diciembre de 1947, 40 antiguos oficiales y soldados de la SS que habían prestado servicio en el campo fueron juzgados en el primer juicio de Auschwitz, realizado en Cracovia. Varios fueron condenados a muerte y los demás a largas penas de prisión. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial ha habido intentos por negar la historia oficial y se han aportado datos al respecto. Se ha afirmado que sería imposible quemar un tal número de cuerpos o que las instalaciones que pueden ser visitadas en la actualidad fueron reconstruidas después de la guerra para que estuvieran en concordancia con lo que se ha contado sobre Auschwitz desde el final del conflicto. Dicha reconstrucción se refiere a la cámara de gas que se muestra a los turistas en Auschwitz I como una cámara de gas homicida original. Las autoridades del campo, tras los escándalos provocados por algunos revisionistas, reconocen ya que efectivamente se trata de una reconstrucción, aunque sólo parcial y usando para ello piezas originales. David Irving fue procesado y multado en Alemania varios años antes por decir que se trataba de una reconstrucción. La mayor parte de los historiadores revisionistas alegan por su parte que dicha reconstrucción se hizo sin disponer de pruebas sobre la existencia de la misma.

Prisioneros más conocidos:

   

      

Józef Cyrankiewicz, presidió el gobierno de la República Popular de Polonia entre 1947 y 1952, y entre 1954 y 1970. Fue también Presidente entre 1970 y 1972. Ana Frank fue internada en Auschwitz-Birkenau entre septiembre y octubre de 1944; luego fue trasladada a Bergen-Belsen donde murió de fiebre tifoidea. Maximilian Kolbe, santo polaco, fue prisionero en Auschwitz I. Fue voluntario para morir de hambre en lugar de otros prisioneros en 1941. Witold Pilecki, soldado polaco del Armia Krajowa, voluntario para internarse en Auschwitz, organizó la resistencia en Auschwitz (Związek Organizacji Wojskowych, ZOW) e informó a los aliados sobre las atrocidades que allí ocurrían. Luego formó parte del levantamiento de Varsovia. Edith Stein, monja católica y santa alemana de origen judío que murió en las cámaras de gas de Auschwitz II. Elie Wiesel sobrevivió a su reclusión en Auschwitz III Monowitz y escribió sobre sus experiencias. Petr Ginz (1928–1944), joven editor de Vedem, conocido por el diario escrito antes de su deportación, descubierto sólo recientemente, y editado por su hermana Chava Pressburger Primo Levi, escritor italiano de origen judío. Capturado y deportado a Auschwitz en el invierno de 1944, sobrevivió y escribió Si esto es un hombre, estremecedor relato de la vida diaria del campo y de la cruel lucha por la supervivencia. Władysław Bartoszewski Olga Lengyel habitó el campo para mujeres en Auschwitz-Birkenau, colaboró en la resistencia, en la cual fue destruido uno de los hornos crematorios de dicho campo y escribió el célebre libro Los hornos de Hitler. Viktor Frankl, psiquiatra, fue recluido en el campo de Theresienstadt, en el que ingresó en 1942. En 1944 fue trasladado a Auschwitz y después fue destinado a dos subcampos de Dachau. En su reclusión planteó una terapia psiquiátrica llamada logoterapia. Relata su experiencia en El hombre en busca de sentido.

   

Violeta Friedman, a los 14 años de edad ingresó en Auschwitz junto a su hermana. Violeta Friedman sobrevivió a las selecciones alemanas debido a que dentro del campo se sentía segura y decidió no salir de él, escapándose día tras día cuando era elegida para morir debido a su incapacidad de realizar trabajos forzados. Después fue trasladada al campo de Bergen-Belsen. Destacan sus memorias. Imre Kertész, escritor húngaro, premio Nobel de literatura. Fue deportado en 1944 a Auschwitz y a Buchenwald con 15 años de edad. Su novela Sin destino se localiza en el campo de concentración. Vladek Spiegelman, aunque por sí mismo no llegó a alcanzar la fama, es uno de los protagonistas de la novela gráfica Maus, obra de su hijo Art Spiegelman y que es el único cómic ganador de un premio Pulitzer. Dunia Wasserstrom, de origen ruso, trabajó como intérprete del campo desde 1943 hasta la liberación del campo en 1945, escribio el libro llamado "Nunca Jamas...", donde narra sus vivencias en los campos de concentración, fue parte de la resistencia, vivio en México. Gisella Perl, médica de origen húngaro-judío, que afrontó un dilema ético al abortar a más de 1.000 bebés para que las madres no fueran asesinadas y no experimentaran con sus hijos. Estuvo, asimismo, trabajando en la enfermería de la sección de mujeres húngaras del campo, desde donde ayudó a muchas de sus compañeras. Sus memorias, I Was a Doctor in Auschwitz, fueron llevadas al cine en 2003 con el título Out of the Ashes. La Dra. Pearl testificó en el juicio contra Irma Grese, la supervisora de su sección, tristemente célebre por la brutalidad con la que trataba a las prisioneras y por sus conductas sexuales perversas.

Treblinka fue

un campo de exterminio construido por los nazis como parte del Holocausto, el aniquilamiento sistemático de judíos y otros grupos. Estuvo funcionando desde julio de 1942 hasta octubre de 1943 en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Algunas estimaciones actuales dicen que 850.000 personas fueron asesinadas en ese lugar. Treblinka es el nombre de dos campos de exterminio, Treblinka I y Treblinka II, construidos respectivamente en 1941 y 1942, cerca de la aldea polaca de Treblinka al noroeste de Polonia. Treblinka fue uno de los tres campos de la Operación Reinhard. Los otros dos fueron Belzec y Sobibor. El campo de Chelmno fue construido originalmente como un proyecto piloto para los otros tres campos. La Operación Reinhard fue concebida por Heinrich Himmler (alto oficial del gobierno nazi y comandante de las Tropas de Seguridad--Schutzstaffel, mejor conocidas como las SS). A diferencia de otros campos de concentración, los campos de la Operación Reinhard informaban directamente a la oficina de Hitler (la Oficina de Cancillería del Reich) en Berlín. Hitler mantuvo el control del programa muy cercano a él pero delegó el trabajo a Himmler. La Operación Reinhard utilizó el programa de eutanasia (T-4) para la selección del lugar, construcción y entrenamiento del personal. Las Einsatzgruppen eran unidades móviles de las SS cuyo único propósito era ejecutar judíos en los territorios ocupados por la Wehrmacht, dado que no podían manejar los millones de judíos, especialmente de los guetos más grandes ubicados en Varsovia y Lvov. Treblinka estaba especialmente diseñada para el rápido exterminio de judíos en los guetos. Sobibor estuvo listo para operar el 1 de agosto de 1942. El campo estaba ubicado a 38 km al noreste de la capital de Polonia, Varsovia, a 500 m de la carretera Malkinia-Koskow y a cerca de 1,5 km de la estación de trenes de Treblinka. El campo estaba organizado en dos subdivisiones: Treblinka I y Treblinka II.

Treblinka I contaba con una sección Administrativa. También había barracas para las tropas de las SS, los guardias Ucranianos, el comandante del campo de barracas, una cocina, un almacén y barracas para los 1.000 prisioneros que eran utilizados en labores de intendencia del campo. Un camino a la izquierda de este campo salía y se conectaba con la carretera. La otra sección de Treblinka I era el área donde se recibía a los prisioneros. Treblinka II se encontraba en una pequeña colina. Desde el primer campo había una ruta de subida delineada con barreras de alambre electrificadas – el embudo – que llevaba directamente adentro del edificio de las cámaras de gas. Detrás de este edificio existía una fosa de un metro de fondo por veinte metros de largo, dentro de la cual había hornos para quemar los cuerpos. Las vías estaban tendidas a lo largo de la fosa y los cuerpos de las víctimas gaseadas eran puestos en las vías para arder. También había una barraca para los 500 prisioneros que operaban el segundo campo. Treblinka estuvo listo el 24 de julio de 1942, cuando comenzó la deportación de judíos: “De acuerdo al informe de las SS Brigadeführer Jürgen Stroop", un total de aproximadamente 310.000 judíos fueron transportados en trenes de carga desde el gueto de Varsovia a Treblinka durante el período comprendido entre el 22 de julio de 1942 y el 3 de octubre de 1942”. La vía del tren se extendía desde la estación ferroviaria de Treblinka hasta dentro del campo. Había dos barracas cerca de las vías del tren que eran utilizadas para almacenar las pertenencias de los prisioneros. Una estaba disfrazada para parecer una estación de tren. Había otros dos edificios a 100 m de las vías. Contenían las ropas y pertenencias de los prisioneros. Una era utilizada como un cuarto para que las mujeres se desvistieran, en donde de la misma manera recibían un corte de cabello. Había un oficial de caja, quien recolectaba el dinero y las joyas para “guardarlas en un lugar seguro”, una enfermería, donde los enfermos, viejos o ya fallecidos eran llevados, y una pequeña barraca con el símbolo de la Cruz Roja. Ahí, los prisioneros eran llevados a la orilla de una hoguera para ser quemados. Tenían que hacer este viaje desnudos antes de que les dispararan detrás de la cabeza. Desde su entrevista con el SS Unterschaführer Franz Suchomel, Claude Lanzmann en nos cuenta sobre los primeros días de Treblinka enagosto de 1942: “Cuando llegué, Treblinka estaba operando a toda su capacidad. El gueto de Varsovia estaba siendo vaciado para entonces. Tres trenes llegaron en dos días, cada uno con tres, cuatro, cinco mil personas a bordo, todas de Varsovia... Así que llegaron tres trenes, y desde que la ofensiva contra Stalingrado estaba en su apogeo, los convoyes de judíos eran dejados a un lado de la estación de tren. Lo que es más, los vagones eran franceses, hechos de acero. Así que mientras cinco mil judíos llegaban a Treblinka, tres mil morían en los vagones. Tenían las muñecas cortadas, o simplemente estaban muertos. De los que bajaban del tren, la mitad estaban muertos y la otra mitad locos. En los otros trenes que venían de Kielce y otras partes, al menos la mitad estaba muerta. Los apilábamos [en la rampa]. Miles de personas apiladas una encima de la otra en la rampa. Apiladas como madera. Además de esto, otros judíos, aún vivos, esperaban ahí durante dos días: las pequeñas cámaras de gas no podían dar abasto. Funcionaron día y noche durante aquel período.” El trabajo era llevado a cabo por cuadrillas especiales (“Sonderkommandos”) de prisioneros judíos. La cuadrilla azul era responsable de descargar el tren, cargar el equipaje y limpiar los vagones. La cuadrilla azul tenía la tarea de desvestir a los pasajeros y llevar sus ropas al área de almacenamiento. Los Goldjuden – judíos de oro – se encargaban de administrar el dinero, oro, acciones y joyería. Efectuaban una búsqueda minuciosa en los prisioneros antes de enviarlos a las cámaras de gas. La dentista abría las bocas de los muertos y sacaba el oro de los dientes. Uno de los oficiales de la SS más crueles y responsables de crímenes contra la humanidad en el campo de Treblinka fue el SSUntersturmführer Kurt Franz. Existía una regla: si un prisionero había sido golpeado en la cara, le disparaban esa tarde al pasar lista, o a la siguiente mañana si es que la contusión aún no había aparecido antes. Muchos prisioneros, en su desesperación por las horribles muertes de sus familiares y ya sin deseos de vivir, se suicidaban colgándose en las barracas con sus cintos (Steiner 84). Normalmente, los 1500 trabajadores eran totalmente reemplazados cada tres a cinco días. Muy al comienzo, la gente era enterrada en fosas comunes o apilada en el campo II, debido a que los trabajadores no tenían tiempo suficiente para enterrarlos. El hedor de los cuerpos en descomposición se podía oler hasta a diez kilómetros de distancia (p.54). Los judíos que esperaban en los vagones del tren

sabían lo que sucedería y miles se suicidaban en los convoyes. En septiembre de 1942 se construyeron nuevas cámaras de gas. El 2 de agosto de 1943, los prisioneros de los comandos de trabajo se rebelaron. Fabricaron pequeñas armas, rociaron queroseno en todos los edificios y los incendiaron. En la confusión, muchos alemanes murieron pero muchos más prisioneros fueron asesinados. De los aproximadamente 1000 prisioneros que había en los campos I y II de Treblinka, unos 600 consiguieron salir del campo y solamente unos 40 sobrevivieron a la revuelta y a las posteriores persecuciones sufridas por alemanes, ucranianos y campesinos polacos, así como a otros acontecimientos propios de la guerra. El campo detuvo sus operaciones. El comandante del Campo Kurt Franz dijo durante su testimonio: “Después de la rebelión en agosto de 1943 sólo operé el campo por un mes. Sin embargo, durante ese período no hubo gaseos. Fue durante ese período cuando el campo original fue nivelado y se plantaron los altramuces.” Esta revuelta fue planificada durante algo más de un año. A la cabeza de la misma un comité del que fue miembro destacado el kapo Galewski, quien durante la revuelta defendió las posiciones dentro del campo permitiendo la huida de los prisioneros junto a un pequeño grupo de hombres que resistieron durante bastantes minutos y, con su acción, ayudaron a crear la confusión necesaria para que la "REVOLUCIÓN EN BERLÍN" (consigna con la que se inició la revuelta) fuese un notable éxito, habida cuenta que, con toda la esperanza prácticamente perdida y sintiendo ya cercano el final de la vida del campo y de las suyas propias, lo que buscaron fue dejar testimonio al mundo de todo lo que habían sufrido durante ese largo año en Treblinka, donde el reloj siempre marcaba las 3 de la tarde. Después de la revuelta en Sobibor, que sucedió casi al mismo tiempo (14 de octubre de 1943), se decidió cerrar los campos de exterminio de la "Operación Reinhard". “El comandante de la Operación, Odilo Globocnik, escribió a Himmler el Oct. 19 de 1943: 'He completado la acción Reinhard y cerrado todos los campos”. En 1965, después de un informe del Dr. Helmut Kraunsnick, director del Instituto para la Historia Contemporánea en Múnich, la Corte de Casación en Düsseldorf concluyó que el número de personas asesinadas en Treblinka ascendía al menos a 700.000. En 1969, la misma corte, después de tener nueva evidencia revelada en un informe por el experto Dr. Sheffler, elevó el número a 900.000. De acuerdo con los guardias alemanes y ucranianos que estaban estacionados en Treblinka, se cree que el número de víctimas estuvo entre 1.000.000 y 1.400.000. Entre aquellos que perecieron estuvo Lidia Zamenhof, hija del iniciador del Esperanto, L. L. Zamenhof. Es muy complicado tener una cifra correcta del número real de personas, pues muchos testigos fueron asesinados posteriormente durante la guerra (que terminaría dos años después de que los campos habían sido cerrados, en 8 de mayo de 1945). Muchos registros se perdieron o fueron destruidos, especialmente los concernientes a los transportes ferroviarios, los cuales fueron duramente bombardeados por la aviación aliada. Menos de cien sobrevivientes de Treblinka fueron encontrados al terminar la guerra. En Israel, John Demjanjuk fue sentenciado a muerte en 25 de abril de 1988 por los crímenes de guerra cometidos en el campo. Fue acusado de ser un guardia notorio conocido como “Iván el Terrible” por los sobrevivientes y absuelto en 1993. Su deportación de Estados Unidos fue ordenada en 2006, pero no es hasta el 2008 que el investigador jefe de crímenes de guerra nazis, Kurt Schrimm, solicitó a la fiscalía de Múnich - donde Demjanuk vivía antes de emigrar a EE UU- que se le acusara de la participación en el asesinato de 290.000 judíos. Desde entonces, su caso ha estado sumergido en entramados y aplazamientos legales. En la actualidad Treblinka es Monumento Nacional de Polonia.

SOBIBOR

Fue un campo de exterminio nazi, creado en marzo de 1942, que formaba parte de la Operación Reinhard. Es también el nombre de la aldea junto a la que fue construido. Actualmente es parte del voivodato de Lublin, en Polonia. Allí llegaron judíos, mayormente judíos soviéticos capturados en el Frente del Este, prisioneros de guerra y gitanos. Transportados a Sobibor en trenes de ganados en muy duras condiciones, finalmente fueron intoxicados en cámaras de gas que eran alimentadas con un motor de gasolina (para producir CO) pero posteriormente se introducía unos cristales de un pesticida comercializado con el nombre de Zyklon B que era mucho más efectivo, y rápido. El sistema para lograr que entrasen a la cámara era hacerles creer que se trataba de duchas de desinfección e infundir confianza a los presos. Se calcula que hasta 200.000 personas murieron en Sobibor, en su gran mayoría judíos. El 5 de julio de 1942, Himmler ordenó que se cerrara el campo como centro de exterminio, y que se convirtiera en un campo de concentración. Se construyó el Campo IV para almacenar munición soviética capturada. El campo estaba ubicado a 67 kilómetros al sureste de Varsovia, a 4,8 kilómetros al oeste del río Bug y al sur de Wlodawa. Inició operaciones en abril de 1942 y finalizó en octubre de 1943, estimándose que

en sus instalaciones murieron entre 225.000 y 250.000 personas, todas judías de diferentes nacionalidades. Fue diseñado y construido con forma de un rectángulo de 400 por 600 metros. Rodeado por una valla de alambre espino de tres metros de alto con ramas de árboles enganchadas al alambre para camuflar el campo, estaba dividido en tres áreas distintas cada una de las cuales estaba separada del resto por más alambre de espino. Estas áreas eran: 1. El área administrativa y el Campo I, formada por el campo delantero, la parte más cercana a la estación de tren, y el Campo I, además del andén de ferrocarril, con espacio para veinte vagones de mercancías, y de las viviendas del personal alemán y soviéticos del campo (antiguos presos de guerra). El Campo I, con una valla que le separaba del resto, contenía las viviendas de algunos prisioneros judíos y los talleres en los que trabajaban. 2. El área de recepción, o Campo II. Éste era el lugar al que se llevaba a los judíos al llegar al campo. Aquí pasaban por diversas etapas antes de ser asesinados: se les quitaba la ropa, se le cortaba el pelo a las mujeres y se confiscaban los objetos de valor. 3. El área de exterminio, Campo III. Estaba situado en la zona noroeste del campo, y era la parte más aislada. En él estaban las cámaras de gas, las fosas, y las viviendas de los prisioneros judíos que trabajaban allí. Un camino de entre tres y cuatro metros de ancho y 150 metros de largo unía el Campo II y el área de exterminio. Estaba rodeado a ambos lados por alambre espino, y camuflado con ramas de árboles para ocultarlo a la vista. El camino, o «tubo», era utilizado para conducir a las víctimas desnudas a las cámaras de gas tras ser «procesadas». Había además una vía estrecha que unía el andén con las fosas; se utilizaba para transportar a aquellos que llegaban demasiado enfermos o débiles como para andar, y para los que llegaban muertos. Las cámaras de gas estaban en el interior de un edificio de ladrillo. Inicialmente había tres, con una capacidad de entre 160 y 180 personas. Entraban a través de puertas situadas en una plataforma enfrente del edificio de ladrillo, y se utilizaba una segunda puerta para sacar los cadáveres una vez finalizaba el asesinato. El gas,monóxido de carbono, era producido por un motor de 200 caballos situado en un cobertizo cercano. Las fosas estaban cerca, siendo cada una de entre 50 y 60 metros de largo por 10 a 15 metros de ancho por 5 a 7 metros de profundidad. La primera prueba del sistema de ejecución tuvo lugar a mediados de abril, cuando 250 judíos, sobre todo mujeres, del campo de trabajo de Krychow fueron asesinados ante la presencia de todo el contingente de las SS.

Sobibor tuvo tres Comandantes:

• • •

Richard Thomalla, SS Hauptsturmführer (Capitán), Arquitecto y constructor de los tres campos de la Operación Reinhard. Fue el primer Comandante con rango interino de Sobibor, una vez que estaba en funciones para operar entregó el mando. Franz Stangl, SS Hauptsturmführer, fue el primer comandante del Campo entre marzo y septiembre de 1942. Franz Reichleitner, SS Hauptsturmführer, fue el segundo y último comandante desde septiembre de 1942 hasta diciembre de 1943.

En el campo de exterminio de Sobibor tuvo lugar la mayor huida de presos judíos de un campo de concentración nazi en la Segunda Guerra Mundial. Los prisioneros, organizados por Leon Feldhendler y Alexander Pechersky (prisionero de guerra soviético apodado Sasha) planearon la fuga mediante la llamada Organización de la Resistencia. Sasha mantuvo siempre una postura rebelde ante las SS para subir la moral de los prisioneros. La fuga del campo se llevó a cabo el 14 de octubre de 1943, antes que las autoridades del campo finalizaran la Operación Reinhard como se estimaba según las informaciones que manejaba el comité clandestino de Resistencia del campo. Stanislaw 'Shlomo' Szmajzner tuvo la función de infiltrarse en la armería de las SS, robando allí un pequeño número de rifles. También consiguieron cizallas para romper las alambradas, aunque después no sirviera de nada. Acabaron con varios hombres de las SS haciéndoles entrar de algún modo en una pequeña construcción del noreste del campo y propinándoles golpes en la cabeza con hachas. A la hora del mediodía se hizo reunir a todos los prisioneros del campo para que se pusieran en fila y Alexander Pechersky gritó el anuncio de la rebelión. Entonces todos empezaron a correr hacia las puertas y cercas del campo, y la fuerte presión de la masa de gente que empujaba echó abajo la puerta de alambrada de espino, todo esto mientras el SS Oberscharführer Karl Frenzel trataba de barrer el mayor número de prisioneros que le fuera posible con una ametralladora fija. Los prisioneros empezaron a salir por la brecha abierta, consiguiendo salir cerca de cuatrocientas personas. El problema fue que en el bosque que rodeaba Sobibor no había muchas posibilidades para sobrevivir, con lo que solo un número de entre 100 y 200 prisioneros pudo sobrevivir a la última gran guerra. Algunos prisioneros pasaron el resto del tiempo tratando de esconderse de los alemanes, y otros se

ofrecieron voluntarios para crear un grupo de partisanos judíos, que se dedicaron a hacer sabotajes y a combatir en la retaguardia del frente ruso. Hubo algunos prisioneros que tras acabar la Segunda Guerra Mundial fueron internados en campos de concentración soviéticos. Como resultado de la primera y última fuga masiva de prisioneros, Heinrich Himmler abandonó la idea del campo de exterminio y ordenó que fuera cerrado el campo. Se destruyeron los edificios y se aró la tierra, que fue cultivada. A finales de 1943, no quedaba ningún resto. La zona es hoy en día Santuario Nacional de Polonia donde grupos de niños van a visitarlo con sus escuelas. Franz Stangl fue comandante de los campos de Sobibor y Treblinka simultáneamente. Por este motivo se le podrían atribuir de 950.000 a 1.000.000 muertes. Gustav Wagner fue un miembro de las SS que cometió las peores atrocidades llevadas a cabo en Sobibor. Se cuentan testimonios de que arrancaba a los hijos de sus madres para golpearlos hasta la muerte o de todo tipo de humillaciones hacia la religión judía. Por ejemplo hacia comer a los judíos mas religiosos en el día del ayuno, o por la falta mas nimia (cansarse del duro trabajo) alrededor de 40 asesinatos personales y 200.000 muertes indirectas por gaseamiento. Técnicamente no tenía la enfermedad mental asesina de Gustav Wagner, pero no por eso se le puede exculpar de la participación en la barbarie. También fueron empleados como guardias del campo numerosos soviéticos del campo (antiguos presos de guerra) que, alimentados por su odio a los judíos, participaron en los actos de violencia. Muchas veces los soviéticos del campo (antiguos presos de guerra) utilizaron más violencia que los hombres de las SS. Algunos capos del campo también utilizaron la violencia, aunque a estos se les pueda exculpar en mayor medida que a los alemanes y soviéticos del campo (antiguos presos de guerra), ya que solamente era un intento de sentir superioridad, aunque lo que pasara en su exterior se alejara kilómetros de la realidad que el capo se creaba haciendo inferiores a otros reclusos mediante la violencia física.

COMPLEJO DE MAUTHAUSEN

(Campo de concentración y exterminio)

El campo de concentración de Mauthausen (desde el verano de 1940, Mauthausen-Gusen) fue un grupo de campos de concentración nazis situados en torno a la pequeña localidad de Mauthausen en Austria, aproximadamente a 20 km de Linz. Inicialmente había un solo campo en Mauthausen, pero con el tiempo se expandió hasta convertirse en uno de los complejos de campos de concentración más grande de la zona nazi de Europa. Aparte de los cuatro subcampos principales en Mauthausen y la cercana Gusen, más de 50 subcampos, localizados por toda Austria y el sur de Alemania, utilizaron a los ocupantes como esclavos. Algunos campos subordinados al complejo de Mauthausen incluían fábricas de munición, minas, fábricas de armamento y plantas de ensamblaje del avión Me 262. En enero de 1945, los campos, dirigidos desde la oficina central en Mauthausen, contenían unos 85.000 prisioneros. Se desconoce el número de víctimas, aunque la mayoría de las fuentes las cifran entre 122.766 y 320.000 en todo el complejo. Los campos formaron uno de los primeros campos de concentración masivos en la Alemania nazi, y fueron los últimos en ser liberados por los Aliados Occidentales o la Unión Soviética. Los dos campos principales, Mauthausen y Gusen I, fueron los dos únicos campos de toda Europa etiquetados como campos de "Grado III", lo que significaba que eran los campos más duros para los "Enemigos Políticos Incorregibles del Reich". A diferencia de muchos otros campos de concentración, que eran para todo tipo de prisioneros, Mauthausen fue utilizado principalmente para tareas de exterminio de la intelligentsia, gente ilustrada y miembros de las clases sociales altas de países subyugados por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

KZ Mauthausen
El 7 de agosto de 1938, prisioneros del campo de concentración de Dachau fueron enviados al pueblo de Mauthausen, cerca de Linz, Austria, para empezar la construcción de un nuevo campo. El lugar fue escogido por su proximidad a la red de transportes de Linz, pero también porque era un área escasamente p oblada. Aunque el campo estaba controlado por el Estado alemán desde el principio, fue fundado por una compañía privada como una empresa económica. El propietario de la cantera Wienergraben (la Marbacher-Bruch, y canteras Bettelberg), que estaba por todo Mauthausen, era una

compañía DEST: acrónimo de Deutsche Erd- und Steinwerke GmbH. La compañía, dirigida por Oswald Pohl, que también era un oficial de alto rango de las SS, compró las canteras desde la ciudad de Viena y empezó la construcción del campo de Mauthausen. Un año después, la compañía ordenó construir el primer campo en Gusen. El granito extraído de las canteras había sido utilizado previamente para pavimentar las calles de Viena, pero las autoridades nazis planearon una completa reconstrucción de las principales ciudades de Alemania, de acuerdo con los planes de Albert Speer y otros arquitectos de la arquitectura nazi, para la que se precisaban grandes cantidades de granito. El dinero necesario para la construcción del campo de Mauthausen fue reunido de diversas fuentes, incluyendo préstamos comerciales delDresdner Bank, del banco de Praga Escompte Bank, del fondo Reinhardt (que era el dinero robado a los presos en otros campos de concentración) y de la Cruz Roja alemana. Mauthausen sirvió en un principio como un campo de prisioneros para criminales comunes, prostitutas y otros "Criminales Incorregibles". El 8 de mayo de 1939 se convirtió en un campo de trabajo utilizado principalmente para el encarcelamiento de prisioneros políticos.

KL Gusen
A finales de 1939, el campo de Mauthausen, con su mina de granito de Wiener-Graben, estaba ya saturado de prisioneros. Su número había crecido de 1.080 a finales de 1938 a 3.000 un año después. Sobre esa época empezó a construirse un nuevo campo en Gusen, a unos 4,5 km de distancia. El nuevo campo (más tarde llamado Gusen I) y su cantera Kastenhofen fueron acabados en mayo de 1940. Los primeros prisioneros fueron trasladados a las dos primeras cabañas (números 7 y 8) el 17 de abril de 1940, mientras que el primer transporte de prisioneros (la mayoría de los campos de Dachau y Sachsenhausen) llegaron el 25 de mayo del mismo año. Al igual que el cercano Mauthausen, el campo de Gusen utilizaba a los prisioneros como esclavos en las canteras de granito, pero también los alquilaba a varios negocios locales. En octubre de 1941, algunas cabañas fueron separadas del subcampo de Gusen con alambre de espino y se convirtieron en un Campo de Trabajo de Prisioneros de Guerra aparte. Este campo albergaba un gran número de prisioneros de guerra, la mayor parte oficiales soviéticos. En 1942, la capacidad de producción de Mauthausen y Gusen había llegado a su límite. Gusen fue ampliado para incluir al depósito central de las SS, en el que numerosos bienes robados de los territorios ocupados eran almacenados y luego enviados a Alemania. Las canteras y negocios locales necesitaban constantemente más mano de obra mientras más y más alemanes se alistaban en la Wehrmacht. En marzo de 1944, el antiguo depósito de las SS fue convertido en un nuevo subcampo, llamado Gusen II. Hasta el final de la guerra el depósito fue un campo de concentraciónimprovisado. El campo tenía de 12.000 a 17.000 presos, privados de las necesidades más básicas. En diciembre de 1944, se puso en

funcionamiento otra parte de Gusen en la cercana Lungitz. En este lugar, partes de una infraestructura de una fábrica fueron convertidas en un tercer subcampo de Gusen, Gusen III. El aumento del número de subcampos no podía absorber al incipiente número de presos, que llevó a la superpoblación en todas las cabañas de todos los subcampons de Mauthausen-Gusen. De finales de 1940 a 1944, el número de presos por cama ascendió de 2 a 4. Desde 1940 Mauthausen contó con varios Kommandos exteriores o subcampos. El primero fue el de Gusen, situado a 5 km del campo central y que llegó a albergar un número de presos incluso superior al de aquél. Más adelante se añadieron muchos otros Kommandos, destacando por el número de presos los de Ebensee y Melk. Varios subcampos de Mauthausen incluían fábricas de armas y municiones, canteras, minas y fábricas. Además, los internos fueron usados como esclavos en granjas cercanas. También eran empleados en la perforación de túneles, como enLoibl-Pass, donde se llevó a cabo la conexión por túnel entre el territorio austriaco y Eslovenia. La utilización de los presos en la producción bélica adquirió una importancia creciente a partir de 1942, cuando la marcha de la guerra acrecentó las necesidades nazis de armamento. En Mauthausen y sus subcampos se hallaban varias fábricas relacionadas con las armas secretas, las también llamadas VWaffen (con V de Vergeltung, venganza). Así, en el Kommando Schlier (situado en Redl-Zipf) hubo una planta de desarrollo del combustible empleado por los misiles V2. En Ebensee se construyó una fábrica de elementos para esos mismos cohetes, tras haber sido bombardeada la factoría cerca de Viena. En Gusen se ensamblaba el Messerschmitt Me 262, el primer avión de combate a reacción). El trabajo se realizaba en condiciones particularmente duras, hasta quedar los presos totalmente agotados. Algunos eran transferidos al campo cetral para ser exterminados, o bien eran eliminados con una inyección letal en el propio campo, e incinerados en un crematorio local. Desde el 6 de agosto de 1940 también hubo grupos de republicanos españoles que fueron transferidos al campo provenientes de los stalags, campos de prisioneros de guerra. Se trataba de exiliados españoles que, tras salir de España en 1939, habían sido encuadrados en el Ejército francés y que en el momento de la invasión de Francia por la Wehrmacht fueron capturados por las tropas alemanas. Entre 1940 y 1945pasaron por Mauthausen y sus subcampos en total cerca de 7.200 españoles, de los cuales fallecieron en torno a 5.000. A finales de 1941 llegaron numerosos prisioneros de guerra soviéticos. Era el primer grupo destinado a morir en las cámaras de gas, a principios de 1942. Antes, los prisioneros que ya estaban exhaustos habían sido transferidos al Castillo de Hartheim, donde la cámara de gas y un horno crematorio llevaban funcionando desde 1940. En 1944 fue internado un numeroso grupo de judíos húngaros y holandeses. La mayor parte de ellos murieron como consecuencia de los trabajos forzados y las nefastas condiciones, o fueron arrojados por la cantera de Mauthausen (apodada como Muro de los paracaidistas por los guardias de las SS). Durante los meses finales de la guerra, aproximadamente 20.000 prisioneros de otros campos de concentración fueron llevados al complejo. El número estimado de los prisioneros que pasaron por todo el conjunto del campo central y los subcampos es de 235.000; la mayor parte de ellos fueron obligados a hacer trabajos forzados en la cantera de granito Wienergraben. Unos 122.000 fueron asesinados. Las condiciones de vida eran sumamente sórdidas; todos fueron mal alimentados, y las enfermedades sin una asistencia médica apropiada causaban estragos. Además se abrió un campo para mujeres en Mauthausen en septiembre de 1944, coincidiendo con la llegada de prisioneras desde Auschwitz. Más mujeres y niños fueron internados en Mauthausen procedentes de Ravensbrück, Bergen Belsen, Gross Rosen y Buchenwald. Con ellos llegaron también algunas matronas. Se sabe de al menos 20 que sirvieron en el campo Mauthausen, y 60 en todo el complejo. Hoy se conocen los nombres de todas las guardianas femeninas de las SS: Jane Bernigau, Margarete Freinberger, Marie Herold, Anna Kern, Maria Kunik (sirvió también en Lenzing), Hildegard Lachert, Marianne Paegel, Albine Pallaoro, Amalie Payrleitner, Therese Pichler, Eleonore Poelsleitner, Antonia Rachbauer, Elsa Rascher, Anna Reischer, Hildegard Reiterer, Anna Schbesta, Edda Scheer, Aloisia Schekolin, Hermine Schmied y Rosa Seyringer. Las guardianas femeninas también trabajaron en los subcampos de Mauthausen situados en Hirtenberg, Lenzing (el principal subcampo de mujeres en Austria) y St. Lamprecht. En este campo de concentracion murieron muchos españoles republicanos que huyendo de la guerra civil española fueron apresados en Francia y los mandaron allí. En agosto de 1940 llegaron al campo de concentración, en vagones de carga, 470 presos españoles, primera tanda de los 7.300 inscritos en el campo hasta 1945. Estos españoles procedían de laFrancia ocupada, concretamente del campo de Les Alliers(Angulema) y pertenecían a la expedición conocida como Convoy de los 927.11 Formaban parte del medio millón de republicanos que cruzaron la frontera en los últimos meses de la guerra civil, tras la caída de Cataluña. En Francia, fueron internados en campos de concentración distribuidos por el sur de país: el Campo de Argelès-sur-Mer, el Campo de Le Vernet d'Ariège, Barcarès y Septfonds. Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, muchos de ellos fueron enviados al frente con uniforme francés —en las filas de la Legión Extranjera o en escuadrones de choque—, o integrados en Compañías de Trabajadores Extranjeros. La mayor parte de éstos acabaron capturados por los alemanes en los primeros momentos de la invasión de Francia (mayo–junio de 1940). Tras un

paso por los campos de prisioneros de guerra (Stalags) fueron enviados a Mauthausen, donde integraron el grueso del contingente español. Requerido por las autoridades alemanas para determinar el destino de los prisioneros, el Gobierno de Francisco Franco replicó que no existían españoles allende las fronteras; de ahí que los republicanos de Mauthausen llevaran el triángulo azul de los apátridas, con una S —de Spanier— en el centro. En una segunda fase (después de 1943) los republicanos españoles que llegaban a Mauthausen eran personas detenidas por su actividad en la resistencia francesa. En total, alrededor de 35.000 españoles participaron en la guerra mundial junto a los aliados: cerca de 10.000 acabaron en los campos de concentración alemanes. Mauthausen pronto comenzó a ser conocido entre los deportados como «El campo de los españoles». Aunque los primeros barracones se remontan a 1938, fueron albañiles españoles quienes construyeron Mauthausen. De ahí que un superviviente francés haya llegado a afirmar que «cada piedra de Mauthausen representa la vida de un español». La mayoría de los españoles llegó al campo a partir del Armisticio francés, entre la segunda mitad de 1940 y el año 1941. Muchos fallecieron entre 1941 y 1942; por ejemplo, en septiembre y octubre de 1941 una gran parte de los muertos de Gusen —un Kommando o campo auxiliar destinado al exterminio de los presos más débiles— fueron españoles. El eje de la vida en Mauthausen era la cantera de granito, en la cual trabajaban los prisioneros hasta su muerte por extenuación. Una escalera de 186 peldaños separaba la cantera de los barracones. Los deportados debían subirla diez o doce veces por día, cargados con grandes piedras a la espalda, mientras los kapos —prisioneros que ejercían como capataces— les empujaban, zancadilleaban y golpeaban con bastones. Cuando falleció el primer español, el 26 de agosto de 1940, sus compatriotas, ante la sorpresa de los verdugos, guardaron un minuto de silencio, situación que se repetiría en numerosas ocasiones. Con el paso del tiempo, algunos españoles pasaron a desempeñar trabajos especializados: albañiles, peluqueros, administrativos, sastres, intérpretes o fotógrafos, pues tenían más posibilidades de sobrevivir que los trabajadores de la cantera. También podían acceder a más información y disponer de más autonomía para sostener la organización clandestina republicana que funcionaba desde mediados de 1941. La labor de la organización española fue crucial, porque cuando en 1942 comenzaron a llegar deportados procedentes de la resistencia francesa y del frente ruso, los españoles eran los veteranos del campo, expertos estrategas en la lucha por la supervivencia, dispuestos a transmitir sus conocimientos a los recién llegados. Por otra parte, al desempeñar diversas actividades en la gestión de Mauthausen, podían ayudar a otros prisioneros. Los españoles que cuidaban la sala de duchas —por poner uno entre otros muchos ejemplos— salvaron la vida a más de un compañero cuando los nazis llevaron a cabo allí ejecuciones masivas mediante la inmersión de grupos de prisioneros durante horas y horas en naves repletas de agua helada hasta la altura de la cintura. La organización clandestina española, además, repartía medicinas robadas de la enfermería y redistribuía la escasa comida que llegaba a los presos, con el fin de asignar más alimentos a los débiles y enfermos. Sin embargo, el recuerdo más vivo en la memoria de los supervivientes de otros países, sobre todo de los franceses, al hablar del Campo de Mauthausen, es la fe española en la derrota del nazismo, incluso en los peores momentos de la guerra. Quizá porque los republicanos españoles llevaban luchando contra la Alemania nazi y sus socios desde el inicio de la Guerra Civil Española, en 1936. «Una victoria más», explicó en una ocasión un superviviente francés, era la frase que pronunciaban los presos españoles cada vez que llegaban al último de los 186 peldaños de la escalera de la cantera. Convencidos de la victoria aliada, los republicanos decidieron conservar pruebas de la barbarie, para el posterior juicio a los verdugos. Así, por ejemplo, Francisco Boix, fotógrafo del campo, hizo copia de todas las fotos que pasaron por sus manos y logró esconderlas hasta el final de la guerra. Gracias a ellas, Boix pudo probar durante los juicios de Núremberg la presencia de los jerarcas Albert Speer y Ernst Kaltenbrunner en Mauthausen y demoler así su alegato de que desconocían los campos de exterminio. Cuando el Ejército norteamericano entró en Mauthausen, el 5 de mayo de 1945, banderas republicanas habían sustituido a las banderas nazis y la puerta del campo estaba cubierta por una gran pancarta en la que se podía leer: «Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas libertadoras». La liberación del campo, sin embargo, no significó para los republicanos el final de la guerra comenzada en 1936. Muchos no pudieron volver a la España del franquismo, aliada ideológica de los nazis que habían combatido en Mauthausen, y habrían de encontrar asilo en otros países, sobre todo en Francia.

Los métodos de exterminio incluían:
Celdas de castigo — estancias de unos 7 m² en las que los prisioneros no recibían comida ni bebida y solían morir al cabo de unos 12 días.  Flagelación — consistía en azotar al prisionero con 25 latigazos que él mismo debía contar en voz alta y en alemán; si se equivocaba, volvía a empezar el castigo.  Trabajo como esclavo en las canteras — además debían acarrear piedras de unos 20 kg por una larga escalinata compuesta por 186 escalones.  Cámaras de gas  Cámaras de gas móviles — un camión con un tubo de gases dirigido al interior, que iba y venía entre Mauthausen y Gusen  Duchas heladas — aproximadamente 3.000 internos murieron de hipotermia debido que eran forzados a quedarse bajo una corriente de agua helada durante varias horas  Tiroteos masivos  Experimentos médicos  Sangrado — varios cientos de internos fueron desangrados hasta la muerte y la sangre extraída fue enviada al Frente del Este  Ahorcamiento  Hambre — sólo en el campo de Mauthausen aproximadamente 2.000 prisioneros por semana eran privados de comer hasta la muerte  Fusilamientos por las SS. Por otro lado, las raciones de alimentos eran muy limitadas y en el período 1940–1942 un interno pesaba 42 kilos de media. El tratamiento médico era prácticamente inexistente debido a las normas alemanas.

En total, cerca de 122.000 personas fueron asesinadas durante la guerra en el complejo de campos de concentración Mauthausen-Gusen. Sólo unos 80.000 sobrevivieron la guerra. Las SS, antes de retirarse el 4 de mayo de 1945, trataron de destruir pruebas, incluyendo la documentación sobre los presos. Por ello sólo aproximadamente 40.000 víctimas han podido ser identificadas.

Internos famosos:

       

Joaquim Amat-Piniella, escritor catalán que escribió en 1946 K.L. Reich, relato en forma de novela sobre su vivencia de los campos nazis. Francisco Boix, fotógrafo; autor de algunas de las más impactantes imágenes sobre el cautiverio y la liberación de este campo. Fue el único testigo español en los juicios de Núremberg. José Cabrero Arnal, dibujante de comic, creador del personaje Pif. Józef Cyrankiewicz, primer ministro polaco (1947–1952 y 1956–1970). José Ester Borrás, resistente en Francia del Grupo Ponzán; en la posguerra, Secretario General de la Federación Española de Deportados e Internados Políticos en Toulouse y después en París. Stanisław Grzesiuk, poeta polaco. Artur London, militante comunista checo, Viceministro de Asuntos Exteriores de Checoslovaquia. Marcelino Bilbao Bilbao, conocido entre otras cosas por su testimonío como superviviente de los experimentos del doctor Aribert Heim.

         

 

José María Aguirre Salaberría, en sus últimos años de vida se dedicó a difundir la historia de Mauthausen en los medios de comunicación españoles, así como a dar conferencias. Gilbert Norman, agente de fuerzas especiales. Antonin Novotny, presidente de Checoslovaquia. Kazimierz Proszynski, inventor polaco. Ota Sik, economista y político checo. Stanisław Staszewski, poeta y escritor polaco. Peter Van Pels (Peter van Daan, en el libro de Ana Frank), joven que murió el 5 de mayo de 1945 en Mauthausen y que convivió junto a Ana Frank en su escondite en Amsterdam (Holanda). Simon Wiesenthal, cazador de criminales de guerra nazis y autor. En 1946 publicó el libro KZ Mauthausen, Bild und Wort (Campo de concentración de Mauthausen — Imágenes y palabras). Eusebio Pérez Martín, mecánico de aviones español. Antonio García Barón, anarquista aragonés. Luchó en la Columna Durruti en la Guerra Civil española y tras terminar esta fue internado en el campo de concentración. Tras su libertad se asentó en la selva boliviana llevando una vida naturista. El periodista Manuel Leguineche escribió un libro sobre su vida. Se tituló "El precio del paraiso". Es un documento impactante. Contiene fotos del fotografo Francisco Boix. Lope de Besenguer, anarquista catalán. Escribió una biografía sobre sus experiencias en el campo de concentración y en la España revolucionaria. Antoni Garcia Alonso, tortosino republicano. Fotógrafo autor de muchas fotos del campo. Trabajo en el estudio fotografico y gracias a él junto a Boix se pudieron sacar muchas fotos.

PRINCIPALES ARTIFICES DE LA SOLUCION FINAL

Fuentes: Wikipedia mejorada y comprobada. Info-Tzión

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful